Está en la página 1de 7

La psicología social como disciplina moderna e importante

Psicología social y su importancia

Dentro de la psicología podríamos trazar una división entre la psicología aplicada y la psicología


básica. La psicología básica estudia los procesos psicológicos básicos como la percepción, la
atención, la memoria, el lenguaje y el aprendizaje. Por otro lado, la psicología aplicada está
enfocada al estudio de otras características de la psicología más relacionadas la resolución de
problemas. Dentro de la psicología aplicada existen diferentes vertientes, siendo la psicología
social una de estas.

La psicología social se podría definir como el estudio de la interacción de los seres humanos, sobre
todo en grupos y situaciones sociales, y subraya la influencia de las situaciones sociales en la
conducta humana. Más específicamente, la psicología social se centra en el estudio científico de
cómo los pensamientos, sentimientos y comportamientos de las personas son influidos por la
presencia real, imaginada o implícita de otras personas (Allport, 1985).

¿Qué busca la psicología social?

La psicología social pretende estudiar las relaciones sociales (Moscovici y Markova, 2006). Se
defiende que existen procesos psicológicos sociales que se diferencian de los procesos
psicológicos individuales. La psicología social intenta comprender los comportamientos de los
grupos además de las actitudes de cada persona ante su forma de reaccionar o pensar en el medio
social.

Dicho de otra forma, la psicología social estudia el comportamiento de las personas a nivel
grupal. Trata de describir y explicar los comportamientos humanos reduciéndolos a variables
psicológicas. De este modo, la psicología social busca instaurar teorías sobre los comportamientos
humanos que sirvan para predecir las conductas antes de que se produzcan y poder intervenir. Así,
conociendo qué factores promueven ciertas conductas, la intervención en esos factores podría
cambiar los comportamientos finales.

Temas dentro de la psicología social

La temática que estudia la psicología social es amplia y variada (Gergen, 1973). Por centrarnos en
algunos de los temas que constituyen su objeto de estudio, podemos nombrar la
identidad. La identidad social (Taylor y Moghaddam, 1994) o grado en que las personas se
identifican y comparten características con grupos es un factor muy estudiado por la psicología
social. La identidad social va a determinar los comportamientos de las personas. En concreto,
cuando una persona se identifica mucho con un grupo, sus comportamientos se van a
corresponder con las normas y valores de ese grupo.

Otro tema clásico de la psicología social son los estereotipos (Amossy y Herschberg Pierrot,
2001). Los estereotipos son la imagen que tenemos de otro grupo. Suele ser una imagen
simplificada y generalista que sirve para valorar a todos los miembros de un grupo concreto por
igual. Muy relacionados con el estereotipo aparecen los prejuicios (Dovidio, Hewstone, Glick y
Esses, 2010). Los prejuicios son actitudes preconcebidas que ayudan a tomar decisiones de
manera rápida. Son juicios que se hacen basándose en información incompleta y que,
normalmente, son negativos.

Otro tema de estudio de la psicología social son los valores (Ginges y Atran, 2014). Los valores son
un conjunto de pautas que las sociedades establecen para ser cumplidas. Los valores suelen tener
un consenso social y varían entre culturas. Los valores resultan tan importantes para algunas
personas que se pueden convertir en sagrados y, pese a su irracionalidad, las personas los van a
defender incluso haciendo grandes sacrificios.

Personas importantes dentro de la psicología social

Dentro del estudio de la psicología social han existido personas que han dejado una huella
importante. Algunas de estas personas son las siguientes:

Floyd Allport: es conocido por ser el fundador de la psicología social como disciplina científica.

Muzafer Sherif: conocido por realizar el experimento de la “cueva de los ladrones” donde
dividieron a un conjunto de boy scouts en dos grupos a fin de explorar el prejuicio en los grupos
sociales. A razón del experimento apareció la teoría del conflicto grupal realista.

Solomon Asch: se dedicó al estudio de la influencia social. Destacan sus estudios sobre la
conformidad, en los que usaba dibujos de líneas de distinto tamaño para comprobar cómo los
participantes daban respuestas erróneas… y lo hacían, no porque pensasen que las respuestas que
daban eran ciertas, sino para estar de acuerdo con las respuestas de los demás.

Kurt Lewin: es conocido como el fundador de la psicología social moderna. Hizo aportaciones a
la teoría de la Gestalt, estudio el concepto de distancia social y formula la teoría del campo, según
la cual es imposible conocer el comportamiento humano fuera de su entorno.

Ignacio Martín-Baró: además de psicólogo era sacerdote jesuita. Propuso que la psicología debería
estar relacionada con las condiciones sociales e históricas del territorio donde se desarrolla y,
asimismo, con las aspiraciones de las personas que en él residen. Es el creador de la psicología
social de la liberación

Stanley Milgram: realizó experimentos de dudosa ética. El más conocido es su experimento sobre
la obediencia a la autoridad. En él, un participante aplicaba descargas eléctricas a otro ante la
presencia de una figura de autoridad. El experimento del mundo pequeño también es de su
autoría, también es conocido como los seis grados de separación.

Serge Moskovici: estudió las representaciones sociales, la forma en que el conocimiento se


reformula a medida que los grupos se apoderan de él, distorsionándolo de su forma original.
También es conocido por sus estudios sobre la influencia de las minorías.

Philip Zimbardo: mayormente conocido por realizar el experimento de la cárcel de Stanford donde


dividía a estudiantes entre guardias y presos y los introducía en una cárcel simulada en el sótano
de la universidad. La conclusión fue que era la situación la que provocaba los comportamientos de
los participantes y no su personalidad.

Albert Bandura: para demostrar que la violencia de los medios de comunicación dirige el
comportamiento agresivo de los espectadores realizó un experimento donde un modelo realizaba
comportamientos agresivos sobre un muñeco, lo cual era imitado por los niños, se conoce como el
experimento del muñeco Bobo. Es el creador de la teoría de la auto eficacia.

Bibliografía

Allport, G. W. (1985). The historical background of social psychology. En G. Lindzey & E. Aronson
(Eds.). The handbook of social psychology. New York: McGraw Hill.

Amossy, R., Herschberg Pierrot, A. (2001). Estereotipos y clichés. Buenos Aires: Eudeba.

Dovidio, J. F., Hewstone, M., Glick, P. y Esses, V. M. (2010) «Prejudice, stereotyping and
discrimination: Theoretical and empirical overview», en Dovidio, J. F., Hewstone, M., Glick, P., y
Esses, V. M. (eds.) The SAGE handbook of prejudice, stereotyping and discrimination. London:
SAGE Publications Ltd.

Gergen, K. J. (1973). Social psychology as history. Journal of Personality and Social Psychology, 26,
309-320.

Ginges, J. y Atran, S. (2014) «Sacred values and cultural conflict», en Gelfand, M. J., Chiu, C. Y., y
Hong, Y. Y. (eds.) Advances in Culture and Psychology. New York: Oxford University Press, pp. 273-
301.

Moscovici, S. & Markova, I. (2006). The making of modern social psychology. Cambridge, UK: Polity
Press.

Taylor, D., Moghaddam, F. (1994). «Social Identity Theory». Theories of Intergroup Relations:
International Social Psychological Perspectives (2nd edición). Westport, CT: Praeger Publishers. pp.
80-91.

Tema 1 Desarrollo y evolución histórica del surgimiento de la psicología social

Psicología Social. Es la ciencia que estudia los fenómenos sociales e intenta descubrir las leyes por
las que se rige la convivencia. Investiga las organizaciones sociales y trata de establecer los
patrones de comportamientos de los individuos en los grupos, los roles que desempeñan y todas
las situaciones que influyen en su conducta. Es uno de los campos científicos dedicados al estudio
objetivo de la conducta humana.

Su enfoque particular está orientado hacia la comprensión de la conducta social, sobre la base del
proceso de influencia social. El carácter distintivo de la psicología social es que surge de dos
factores fundamentales: el interés en el individuo como participante social y la importancia que le
atribuye a la comprensión de los procesos de influencia social. Sobre la base del proceso de
influencia social de fenómenos tales como la conformidad, el liderazgo, el prejuicio, la moral
colectiva y el conflicto intergrupal.

La disciplina de la psicología social empezó en los Estados Unidos a principios del siglo XX. El


primer estudio publicado en esta área fue un experimento sobre el fenómeno de facilitación
social. Durante los años 1930, muchos psicólogos de la Psicología de la Gestalt, entre ellos Kurt
Lewin, huyeron de la Alemania Nazi, hacia los Estados Unidos

Fueron instrumentales en el desarrollo del campo como algo distinto a las escuelas de psicología
conductista, comportamental y psicoanalítica que fueron dominantes en ese momento, y la
psicología social ha seguido manteniendo el legado de sus intereses en la percepción y la
cognición. Las actitudes y una variedad de fenómenos de grupos pequeños fueron los temas más
estudiados durante esta era.

Durante la Segunda Guerra Mundial, los psicólogos sociales estudiaron la persuasión y la


propaganda para los militares estadounidenses. Después de la Guerra, los investigadores se
interesaron por una variedad de problemas sociales, incluyendo los asuntos de género y prejuicio
racial. Durante los años sesenta, existió un interés creciente en una variedad de nuevos temas
como la disonancia cognitiva, el efecto espectador, y la agresión.

Sin embargo, por los años setenta, la psicología social en los EEUU había llegado a una crisis. Había
un debate acalorado sobre la ética de experimentación en el laboratorio, si las actitudes predicen
el comportamiento de verdad o no, y cuánta ciencia podría ser hecha en un contexto cultural.
Paralelamente, un enfoque situacionalista radical desafió la relevancia del Yo y la Personalidad en
la psicología.

La psicología social alcanzó la madurez en teoría y método durante los años 1980 y 1990.


Cuidadosos estándares éticos regulan ahora la investigación, y han emergido más perspectivas
pluralistas y multiculturalistas. Los investigadores modernos se interesan por una variedad de
fenómenos, pero la atribución, la cognición social y el concepto del Yo son quizás las áreas que
más han aumentado durante los últimos años. Los psicólogos sociales han mantenido sus intereses
aplicados, con contribuciones a la psicología de la salud y medioambiental, además de la psicología
legal.

Bibliografía

1. Banchs Rodrigues, Ma. Auxiliadora – "Corrientes teóricas en psicología social desde la psicología
social experimental hasta el movimiento construccionista" – Material de la maestría en psicología
social de la Facultad de Psicología UNMdP – 1994.
2. "Concepto de Representaciones Sociales, análisis comparativo" – Revista costarricense de
psicología, Nº8-9, pgs. 27 – 40 – 1986.
3. Moscovici, Serge – "Psicología Social" -"Introducción: el campo de la psicología social" – Editorial
Paidós – Barcelona – 1986.

Tema: 2 Perspectivas en los diferentes enfoques y escuelas psicológicas sobre la psicología


social

La psicología como disciplina separada de la filosofía apareció durante la segunda mitad del siglo
XIX. Normalmente se considera que su nacimiento coincidió con la inauguración del laboratorio de
investigaciones en psicología creado por Wilhelm Wundt en el 1879.
A partir de ese momento, empezaron a surgir diferentes enfoques de la psicología, muchos de los
cuales aparecían como reacción al resto. Son los siguientes.

1. Estructuralismo

Esta corriente aparecida hacia 1890 incluye a los miembros de la tradición de investigación
psicológica inaugurada por Wilhelm Wundt. Edward Titchener fue su principal representante, y
defendió la idea de que el objetivo de la psicología debía ser descubrir los elementos básicos de la
consciencia y el modo en el que interactúan entre ellos para crear los procesos mentales.

2. Funcionalismo

Una de las principales corrientes de la psicología de las aparecidas a principios del siglo XX. El
funcionalismo, que nació en la primera década del siglo XX, supone un rechazo al enfoque
estructuralista; en vez de centrarse en estudiar los componentes de la mente, tenía como objetivo
entender los procesos mentales. No se centraba en las "piezas", sino en el funcionamiento, es
decir las funciones psicológicas que se llevan a cabo dentro de nuestra cabeza (y, por extensión,
dentro de nuestro cuerpo).

Aunque él mismo se desvinculó del funcionalismo, se considera que William James fue una de las
grandes figuras históricas del desarrollo de la psicología que mejor encarnaba los planteamientos y
preocupaciones propios de esta corriente.

3. Psicoanálisis y psicodinámica

La corriente psicodinámica apareció por primera vez a través de la obra de  Sigmund Freud, en los
últimos años del siglo XIX. Se basaba en la idea de que el comportamiento humano, tanto en sus
movimientos, pensamientos y emociones, es el producto de una lucha de fuerzas opuestas que
tratan de imponerse a la otra. Esta lucha es inconsciente, pero según los seguidores de esta
corriente puede ser reconocida a través de la interpretación de sus manifestaciones simbólicas.

Aunque la obra de Sigmund Freud ha dado pie a la creación de muchas teorías psicológicas y
escuelas de terapia diferentes, lo cierto es que actualmente no cuentan con aval científico, entre
otras cosas por la crítica que el filósofo de la ciencia Karl Popper realizó acerca de esta manera de
investigar.

Artículo relacionado: "El ello, el yo y el superyó, según Sigmund Freud"

4. Conductismo

El conductismo se consolidó poco después del psicoanálisis, y apareció siendo una corriente de la
psicología que se oponía a Freud y a sus seguidores, pero también a muchos otros investigadores
con tendencia hacia el mentalismo. Al contrario que estos últimos, los conductistas enfatizaban la
importancia de basar la investigación en elementos observables del comportamiento, evitando al
máximo la especulación no justificada y huyendo de la interpretación de los actos en clave
simbólica.

Fundamentalmente, los conductistas se caracterizaban por considerar que el objeto de estudio de


la psicología debía ser la conducta, y no lo que suele entenderse por "procesos mentales" o, por
supuesto, cualquier tipo de especulación sobre el alma (si bien llegado cierto punto también pasó
a estudiarse los procesos mentales, aunque entendidos como conducta, igual que la conducta
motora). 

Pero a pesar de que los conductistas querían basar su trabajo en el estudio de la materia y no del
alma, eso no significa que se dedicasen a estudiar el cerebro, tal y como haría un neurólogo.

Dos de los representantes más famosos de esta corriente de la psicología fueron Watson y B. F.
Skinner.

5. Gestalt

la terapia Gestalt, nació en Alemania para estudiar procesos psicológicos relacionados con la


percepción y con el modo en el que se llega a soluciones ante problemas nuevos.

Para estos investigadores, tanto al ver una imagen como al tener una idea somos capaces de crear
una imagen global acerca del entorno y sus potencialidades, en vez de limitarnos a acumular
información pieza por pieza acerca de lo que nos rodea y luego hacer que estos elementos
encajen. 

7. Cognitivismo

El cognitivismo se consolidó como corriente de la psicología a finales de los años 60, y fue una
reacción al conductismo de B. F. Skinner. Supuso una vuelta al estudio de los procesos mentales
que no eran demasiado tenidos en cuenta por los conductistas, y esto hizo que apareciese una
nueva preocupación por las creencias, las emociones, la toma de decisiones, etc.

Sin embargo, en lo metodológico esta nueva corriente se vio muy influida por el conductismo,
y utilizó muchas de sus herramientas de intervención y de investigación. Actualmente, el
cognitivismo es la perspectiva dominante.

Bibliografía

psicologiaymente.com/psicologia/principales-corrientes-psicologia

TEMA 3 APLICACIÓN DE LA PSICOLOGÍA SOCIAL EN ÁMBITOS EDUCATIVOS

El Psicólogo Social en la Educación

El Psicólogo Social al atrapar los fenómenos psicosociales ubicados en la intersección entre lo


psicológico y lo social introduce en el estudio del campo educativo la pertenencia grupal de los
sujetos. Es decir, la teoría de las representaciones sociales permite estudiar la constitución del
sujeto social en el contexto escolar, al postular que la subjetividad es una construcción
históricamente situada, que se lleva a cabo en la relación con otros.

Bibliografía

Adamson, Gladys, La Psicología Social frente al tercer milenio, Nobuko, Buenos Aires, 2008.

De Brasi, J.C., "Elucidaciones sobre el ECRO", en Lo Grupal 4, Búsqueda, Buenos Aires, 1986.
Frankl, Viktor, El hombre en busca del sentido, Herder, Barcelona 1991.

Mills, C. Wright;  La imaginación Sociológica, Ed. Fondo de Cultura, España,1999.

Pichon Rivière, E.; El Proceso Grupal. Ediciones Nueva Visión, 1970.

Quiroga, Ana; Apuntes para una teoría de la conducta; Ed. Cinco, Bs.As., 2010.

Rozas, Elena; El contexto es texto. Apuntes metodológicos para el análisis y la intervención en


Psicología Social

Wacquant, Loïc;  Parias Urbanos - Marginalidad en la ciudad a comienzos del milenio, Manantial,
Bs. As., 2000.

Tema 4 IMPORTANCIA DEL ESTUDIO DE LAS ACTITUDES EN PSICOLOGÍA SOCIAL

IMPORTANCIA DE LAS ACTITUDES

PARA LA DINÁMICA SOCIAL: Las actitudes de un individuo se van formando con el transcurso del
tiempo, comenzando en su infancia. Con frecuencia, están ligadas a la personalidad e influyen en
su comportamiento. Entender el carácter y el impacto de las actitudes de los individuos en la
sociedad, puede ayudar a entender ciertas situaciones, para mejor diagnosticarlas y para ofrecer
recomendaciones que permitan conservarlas o mejorarlas a fin de garantizar un mejor
desenvolvimiento.

Una actitud, es la predisposición a responder, de manera consistente a diversos aspectos de las


personas, las situaciones o los objetos. Inferimos la actitud de una persona, a partir de la forma en
que ésta expresa sus creencias, sentimientos o intenciones de comportamiento ante un objeto,
persona o una situación, a partir de las reacciones fisiológicas y de origen perceptivo o a partir de
comportamientos evidentes.

Cuanto más diversa sea la población, tanto mayor es la probabilidad que las personas tengan una
amplia gama de actitudes. Sus creencias, formadas principalmente en razón de sus antecedentes
socioeconómicos y otras experiencias, podrían variar significativamente y en consecuencia
producir diferentes actitudes. Investigaciones recientes realizadas en los Estados Unidos, sugieren
que se están dando cambios sustanciales en las actitudes adoptadas ante diversos grupos
nacionales y raciales, así como diversos roles de los sexos. Estas actitudes divergentes, tendrán
consecuencias significativas en el devenir de esa sociedad.

Bibliografía
psicologiasocial-victortorrealba.blogspot.com/2012/.../importancia-de-las-actitudes.ht.

También podría gustarte