Está en la página 1de 3

ASPIRANTE A GUIA MAYOR

MISION ECUATORIANA DEL NORTE


SECCION 1 GENERALES
Punto 9: Leer el libro del Curso de Lectura del año y escribir dos párrafos sobre lo que más le llamo la
atención o considero importante.

NAILA Y EL COCODRILO BLANCO


Autor: Norma R. Youngberg
Editorial: Pacific Publishing Association
Protagonista: Naila, el misionero Yuri

Muchas veces escuchamos cada día a la gente pedir a Dios


milagros como los citados en la Biblia, y la gente se enoja o
se aleja porque Dios no les da tal como ellos quieren; pero
hay otras personas que entendemos y nos han explicado que
los milagros cambiaron y se adaptaron a la vida cotidiana; un
ejemplo es los milagros de sanación que ahora son
transmitidos por las manos de los médicos.
Sin embargo, muchos pueblos necesitan apreciar esos milagros en formas conocidas por
ellos, ya que las mejoras no han llegado a su lugar; es el caso de la historia contada en el
libro.
El milagro de la alimentación de Elías es la más conocida del reflejo del amor de Dios
hacia sus hijos; cada día le alimentaban aves de la fauna local del río; que eran muy
comunes por esos lados.
Es lo mismo que sucedió en las riberas del río de la historia, pero cambia de animal, un
cocodrilo blanco (hasta en estos días es muy raro ver esos animales), que ayudo a la
niña protagonista a entender el amor y la protección de Jesús hacia sus hijos. La gente
del lugar era muy supersticiosa y creían que eran espíritus malignos enviados a
destruirles. Por ellos enviaron a Naila como sacrificio para aplacar la ira del cocodrilo,
lo que no sabían era que dicho animal fue enviado por Dios para su salvación y su
cambio de manera de pensar.
Entra en escena un misionero adventista, llamado Yuri, que pacientemente les enseñó a
apreciar la vida cristiana, mientras el portador del poder de satán hacia de las suyas, el
brujo de la aldea; podemos observar que muchas personas aceptan al señor en su
corazón, pero siguen en sus costumbres (Sidang y su gente) que seguían en fiestas
alcohólicas. Pero el misionero se queda para seguir ayudándoles en su cambio en la
ladea de Sidang ya que el hechicero le expulsa de la aldea de Naila
En su afán de agradar a sus “espíritus” Ladaj (padre de Naila y jefe de aldea) junto a
Malik (hechicero) preparan una gran fiesta en la aldea de estos, donde el licor y la
comida abundan, invitados todas las aldeas de alrededor, llegando a terminar todos
alcoholizados y botados en el suelo; el Señor siempre llama a los que le necesitan y por
ello nos topamos con Sawa, un joven jefe que empieza a herirse estando ebrio a tal
punto que termina rompiéndose la mano, pero llamado por Dios, llega Yuri al rescate y
le atiende con medicina moderna y le venda, por lo cual Sawa le está agradecido.
Creyendo que es un mal presagio, Malik y algunas personas, se enojan nuevamente,
llega un cambio drástico en la vida de todos, Naila es arrastrada por un tronco y
desaparece en el río; pasan varios días y no da señal, todos se unen a la búsqueda y
hasta Ladaj llama a Yuri a consolar a todos.
En esta parte de la narración entra en juego las enseñanzas y principios de dejados a
cada uno de nosotros; el mensaje llega a cada uno y por decisión personal se acepta o
no; muchos de las personas que pertenecen a instituciones religiosas creen que están en
comunión poderosa con el Creador, pero les falla esa soberbia y orgullo hasta tal punto
que muchas veces Dios los abandona; es lo que le paso a Yuri.
El libro termina en un desenlace muy hermoso, Naila es encontrada por Yuri y Sawa,
los dos escucharon el mensaje de dios de donde estaba Naila; ¿Como?, Yuri volvió a
comunicarse con Dios y le abrió nuevamente su corazón y escucho el llamado, mientras
que Sawa acepto a Dios de corazón y el Señor le utilizo como canal de llamado.
Como epílogo termina que en la zona donde fue encentrada Naila se formó una nueva
aldea, para todos, donde Yuri, junto con todas las aldeas, formaron un hospital, un
colegio, una iglesia adventista, entre otras cosas.
Y en este punto, donde entra el cocodrilo, él fue enviado por Dios para advertirles de las
malas cosas que sucedían, como el hundimiento de una playa, y lo más hermoso, fue el
quien ayudo a alimentarse a Naila mientras estaba perdida.
La historia termina contándonos que este es solo un milagro de los muchos que realizó
este animal en su vida y da fe la autora, ya que ella pasó una temporada en esa misión y
vio como este cocodrilo ayuda a todos.
Y Naila, y todos los demás, lo ven siempre en sus riberas y saben que es un presagio de
buena voluntad.

También podría gustarte