Está en la página 1de 9

Condiciones que permitieron la vida en la Tierra

Hace aproximadamente 5 000 millones de años se formo la Tierra, junto con el resto del sistema
solar. Los materiales de polvo y gas cósmico que rodeaban al Sol fueron fusionándose y
solidificándose para formar los todos los planetas.
La atmósfera primitiva contenía vapor de agua, metano, amoniaco, ácido cianhídrico y otros
compuestos, los cuales estaban sometidos al calor desprendido de los volcanes y a la radiación
ultravioleta proveniente del sol. Otra característica de esta atmósfera es que carecía de oxigeno libre
necesario para la respiración.
Con el enfriamiento paulatino de la Tierra, el vapor de agua se condeno y se precipito sobre el
planeta en forma de lluvias torrenciales, que al acumularse dieron origen al océano primitivo, cuyas
características definieran al actual.
Además la existencia de varios elementos necesarios para la vida como el oxígeno, carbono,
nitrogeno, azufre, fosforo, calcio, magnesio, hierro y otros que estaban presentes en los sólidos
fueron los responsables, tras una serie de complejas reacciones químicas, que se diese lugar a la
vida.
¿Cómo fueron los primeros organismos?
Los elementos que se encontraban en la atmósfera y los mares primitivos se combinaron para
formar compuestos. Conforme se iban formando estas sustancias, se fueron acumulando en los
mares, y al unirse constituyeron sistemas microscópicos esferoides delimitados por una membrana.
Debido a que esos sistemas precelulares tenían intercambio con su medio, cada vez se iban
haciendo más complejos, hasta la aparición de los seres vivos, sistemas o macromoléculas, a los que
Oparin llamo PROTOBIONTES.
Después, cuando los protobiontes evolucionaron, dieron lugar a los EUBIONTES, que ya eran
células y, por lo tanto, tenían vida. Según la teoría de Oparin, así surgieron los primeros seres vivos.
Estos primeros seres vivos eran muy sencillos, pero muy desarrollados para su época, pues tenían
capacidad para crecer al tomar sustancias del medio, y cuando llegaban a cierto tamaño se
fragmentaban en otros más pequeños, a los que podemos llamar descendientes, estos conservaban
muchas características de sus progenitores.
Estos descendientes iban, a su vez, creciendo y posteriormente también se fragmentaban; de esta
manera inicio el largo proceso de evolución de las formas de vida en nuestro planeta.
VARIAS TEORIAS SOBRE EL ORIGEN DE LA VIDA Y LA EVOLUCIÓN
2. El Creacionismo
Desde la antigüedad han existido explicaciones creacionistas que suponen que un dios o varios
pudieron originar todo lo que existe. A partir de esto, muchas religiones se iniciaron dando
explicación creacionista sobre el origen del mundo y los seres vivos.
3. La Generación Espontánea
Desde la antigüedad este pensamiento sé tenia como aceptable, sosteniendo que la vida podía surgir
del lodo, del agua, del mar. Aristóteles propuso el origen espontáneo para gusanos, insectos, y peces
a partir de sustancias como él rocío, el sudor y la humedad. Según él, este proceso era el resultado
de interacción de la materia no viva, con fuerzas capaces de dar vida a lo que no tenia.
La idea de la generación espontánea de los seres vivos, perduro durante mucho tiempo.
6. La Panspermia
Una propuesta mas la presento Svante Arrhenius, en 1908. su teoría se conoce con el nombre de
panspermia. Según esta, la vida llego a la Tierra en forma de esporas y bacterias provenientes del
espacio exterior que, a u vez, se desprendieron de un planeta en la que existían.
Corrientes y Autores Ideas y Acontecimientos
Primeras ideas transformistas

Épocas de la Tierra (1779) e Historia Buffon establece una escala de tiempos geológicos.
natural (1749-1789), Georges Buffon Desarrolla la idea de la transformación progresiva de los
seres vivos.

Lamarckismo

Filosofía zoológica (1809) e Historia de Lamarck es autor de una de las primeras teorías de la
los animales invertebrados (1815-1822), evolución. Considera que las formas de vida complejas
Jean-Baptiste de Lamarck proceden de formas simples; las especies, bajo la
influencia del medio, se transforman en nuevas especies.

Darwinismo

El origen de las especies por medio de la Darwin explica el fenómeno de la evolución por un
selección natural (1859), Charles Darwin mecanismo de mutaciones aleatorias sucesivas. Los
individuos sufren a continuación la selección natural:
los mejor adaptados sobreviven y se reproducen y los
otros desaparecen.

Mutacionismo

1900 Hugo de Vries, Carl Correns y Eirch Tschermack


redescubren las leyes de Mendel. De Vries se opone al
carácter lento y gradual de la evolución y postula que la
modificación de las especies puede ser drástica.

Neodarwinismo

1920-1950: nace la principal corriente de El desarrollo de la genética (en particular de la genética


los conceptos evolucionistas actuales, la de poblaciones con J. Haldane, E. Mayr, R. Fisher, S.
teoría sintética de la evolución o Wright y T. Dobzhansky), la biogeografía y la
neodarwinismo paleontología aportan base experimental a la teoría de
Darwin. La genética de poblaciones demuestra que la
evolución es consecuencia de la modificación de las
frecuencias genéticas en el seno de una población.

LA EVOLUCIÓN DEL HOMBRE


Los primeros mamíferos se originaron a partir de un grupo de reptiles primitivos hace
aproximadamente 200 millones de años y coexistieron con los dinosaurios durante 130 millones de
años. La extinción de los dinosaurios fue seguida por una rápida radiación adaptativa de los
mamíferos. La evolución de los primates comenzó cuando un grupo de pequeños mamíferos,
semejantes a las musarañas, trepó a los árboles. La mayoría de las tendencias en la evolución de los
primates parecen estar relacionadas con adaptaciones a la vida arbórea.
Los dos grupos principales de primates vivientes son los prosimios (loris, galagos, lémures y
tarseros) y los antropoides (monos del Viejo Mundo, monos del Nuevo Mundo y hominoides). El
análisis presentado hasta el momento sugiere que los gibones, orangutanes, gorilas y chimpancés
constituyen nuestros parientes vivos más cercanos.
Los primeros miembros del grupo de los homínidos, los australopitecinos, se originaron hace más
de 4,2 millones de años. Eran pequeños, tenían cráneos simiescos y caminaban erectos.
La mayor parte de las evidencias, que incluyen el análisis genético, sugieren que los humanos
modernos evolucionaron a partir de una población africana que migró hace aproximadamente 100
mil años y que, a medida que se expandía, fue reemplazando a las poblaciones europeas y asiáticas
del género Homo establecidas previamente.
La línea humana comenzó con las especies fósiles Africanas llamados Australopitecus. Los
posteriores ancestros humanos, el Homo Erectus y luego el Homo Sapiens, también aparecieron
primero en Africa.

Los Homo Sapiens eran completamente humanos. Ellos estaban en Africa menos de 200.000 años
atrás. Emigraron al medio Oriente cerca de 100.000 años atrás, luego se esparcieron alrededor del
mundo. Ellos reemplazaron al Neanderthal y los grupos de Homo Erectus que encontraron,
mediante la lucha o la competencia por el alimento.

Razas
El término raza es utilizado para hacer definir grupos con características hereditarias comunes en
los que se subdividen algunas especies animales. En el caso del homo sapiens es discutido entre los
científicos si existen razas humanas.
La idea de clasificar a los seres humanos en razas humanas apareció en Europa en el siglo XVI y
fue utilizado en Occidente hasta medidos del siglo XX. Estas clasificaciones se realizaron a partir
de ciertas características biológicas visibles, Los colores negro, blanco, amarillo y rojo, utilizados
como base para clasificar a los hombres en «razas », no tiene ninguna significado. El color de la piel
depende de un pigmento llamado melanina, presente debajo de la epidermis. Las diferentes
tonalidades de la piel han sido determinadas en función de la latitud donde los hombres habitan.
Aquellos que viven en los trópicos tendrán una piel más bronceada que aquellos, que habitan en
latitudes menos expuestas y temperadas, independiente del país en el que vivan.

La idea de razas en relación a los seres humanos desata hoy en día fuertes polémicas y hay quienes
cuestionan su uso, alegando que no se puede hablar de diferentes razas entre los seres humanos
porque la diferencia genética entre ellos es mínima. La visión crítica del uso del término ha
destacado la concepción racista que el uso de este término suele acarrear.
Parte de los antropólogos postulan que la especie humana está compuesta por una única raza y que
ésta se divide en diferentes etnias, que a su vez se dividen en pueblos. Estas teorías antropológicas
aparecieron en los años 1960 en parte como reacción frente a las teorías científicas relativas al
predeterminismo biológico que predeterminaron el segregacionismo y la discriminación racial,
presentes por aquel tiempo en el contexto de los países occidentales.A mediados de la década 1950,
la UNESCO recomendó sustituir la noción de raza humana, considerada no científica y confusa, por
la de etnia, basada más en las diferencias culturales (lengua, religión, costumbres, etc.).[cita requerida]
Estas son las razones porque a las razas se les deberían llamar etnias según la Unesco que se
decodio tras una serie de reuniones entre los 50 y 70 en las que un grupo internacional de
antropólogos, zoólogos, médicos, anatomistas y otros promulgaron de común acuerdo cuatro
declaraciones sobre las razas. La última enfatizaba los tres puntos siguientes:
A “Todos los hombres que viven hoy día pertenecen a la misma especie y descienden del mismo
tronco.”
B “La división de la especie humana en ‘razas’ es en parte convencional y en parte arbitraria, y
no implica ninguna jerarquía en absoluto. [...]”
C “El conocimiento biológico actual no nos permite imputar los logros culturales a las diferencias
en el potencial genético, sino que solo deberían atribuirse a la historia cultural de los diferentes
pueblos. Los pueblos del mundo actual parecen poseer igual potencial biológico para alcanzar
cualquier nivel de civilización.”

Aun asi se menciona en varios textos que es necesario saber diferencia entre raza y etnia, ya que no
es lo mismo:
La dificultas en definir él termino "raza" o subespecie aplicado al hombre se debe a los variados y
aun contrapuestos conceptos que, dependiendo de los autores y la época, se han querido expresar
con el mismo. Deben descartarse definitivamente las definiciones que permitan confundir la palabra
"raza" con las palabras: "etnia", "pueblo", "religión", " nación" e "idioma" que corresponden al
ámbito cultural e histórico, en tanto que el concepto de "raza" es fundamentalmente biológico.

"LA HISTORIA Y GEOGRAFÍA DE LOS GENES HUMANOS" (1994) LUIGI CAVALLO-


SFORZA.

Emigración del Humano

La línea humana comenzó con las especies fósiles Africanas llamados Australopitecus. Los
posteriores ancestros humanos, el Homo Erectus y luego el Homo Sapiens, también aparecieron
primero en Africa.

Los Homo Sapiens eran completamente humanos. Ellos estaban en Africa menos de 200.000 años
atrás. Emigraron al medio Oriente cerca de 100.000 años atrás, luego se esparcieron alrededor del
mundo. Ellos reemplazaron al Neanderthal y los grupos de Homo Erectus que encontraron,
mediante la lucha o la competencia por el alimento.

Cuando los humanos modernos abandonaron Africa comenzaron a desarrollar los rasgos raciales
que hoy vemos mediante la adaptación a las nuevas regiones y climas. La primera brecha en la línea
humana tuvo lugar cerca de 100.000 años atrás, entre los grupos que permanecieron en Africa
(ancestros de los Negros modernos) y aquellos que dejaron Africa. Luego, cerca de 40.000 años
atrás, el grupo de abandonó Africa nuevamente se dividió, en los ancestros de los actuales Blancos y
Orientales.

Esta historia de emigrar de África hacia Europa y luego, más tarde, hacia el este de Asia, explica
porqué los Blancos quedan entre los Orientales y los Negros en las variables de historia de vida. La
brecha entre los Africanos y los no-Africanos sucedió primero, casi doblemente más temprano que
la brecha entre Orientales y Blancos.
Es difícil sobrevivir en África. África tiene sequías impredecibles y mortales enfermedades que se
diseminan rápidamente. En estas condiciones, el cuidado paterno es un medio menos apropiado
para asegurarse que un niño sobrevivirá. Una mejor estrategia es simplemente tener más niños. Una
estrategia como esta significa no solo mayor prole y menos cuidado paterno. También significa que
menos cultura se transmite desde los padres al niño, y esto tiende a reducir las demandas
intelectuales necesitadas para funcionar en la cultura. Y el proceso continúa de una generación a la
siguiente.

En contraste, los humanos que emigran a Eurasia enfrentaron problemas enteramente nuevos -
recolección y almacenamiento de alimentos, proporcionarse refugio, fabricar vestuario y criar niños
durante largos inviernos. Estas tareas eran mentalmente más exigentes. Necesitaban cerebros más
grandes y ritmos de crecimiento más lentos. Ellos permitieron menores niveles de hormonas
sexuales, provocando menos potencia sexual y agresividad, y más estabilidad familiar y longevidad.

La evidencia

Los fósiles de los humanos prehistóricos nos dicen que los primeros pasos en nuestra evolución
tuvieron lugar en África Los Homo Sapiens vivieron en África entre 200.000 y 100.000 años atrás,
pero ellos solo llegaron al medio Oriente alrededor de 100.000 años atrás. Los homínidos más
antiguos como los Neanderthal, eran muy diferentes a los humanos modernos. En comparación,
todos los humanos actuales son similares, a pesar de nuestras diferencias.

La arqueología nos cuenta la misma historia. La cruda cultura de la temprana Edad de Piedra
(calificada de Paleolítico inferior) del Homo Erectus, existió más de un millón de años antes que el
Homo Sapiens apareciera. El equipo de herramientas de la Edad de Piedra temprana poseía hachas
de mano, cortadores y masas, todos muy similares en forma. Sin embargo el conjunto de
herramientas de la Edad de Piedra media de los Neanderthal (denominado Paleolítico medio)
incluía herramientas de piedra más avanzadas y utilizaba el hueso.

Cuando los modernos humanos aparecieron primero en escena, 100.000 años atrás, las cosas
comenzaron a cambiar de un modo mayor. El conjunto de herramientas y armas de la Edad de
Piedra tardía era altamente especializado.

La supervivencia en el nordeste de Asia, hace 40.000 años atrás también requirió de ropajes
abrigados. Sabemos que las cálidas pieles eran utilizadas. Los hogares eran cavados en la tierra para
proporcionar aislamiento. Estas grandes moradas eran marcadas por agujeros de postes y tenían
muros hechos de huesos de mamuts. Hogueras y lámparas de piedra eran utilizadas para iluminar la
larga noche invernal del Ártico.

Geografía y Razas

África es más cálida que los continentes septentrionales, pero tiene un hábitat menos estable. Las
sequías, las tormentas y las enfermedades de virus, bacterias y parásitos provocan elevados índices
de enfermedades, incluso hoy.

Sin una moderna atención médica, el asegurar la supervivencia en África significa tener muchos
hijos. En los más estables medioambientes de Europa y Asia, la supervivencia es asegurada al tener
menos hijos, pero cuidándolos mucho mejor.
El medioambiente de Eurasia produjo diferencias físicas entre las razas. La nubosidad del norte de
Europa significó menos luz solar. Esto disminuyó la absorción de vitamina D, por lo que se necesitó
piel y cabellos más claros para dejar que la luz solar penetrara. Como resultado, los Europeos que
nacían con pieles y cabellos más claros eran más saludables. Tenían mayores oportunidades de tener
niños que sobrevivirían y se reproducirían.

El este de Asia es incluso más fríos que el norte de Europa, pero con menos capa nubosa y mayor
luz solar. Entonces una capa más gruesa de grasa ayudó a aislar del frío. Esto le da a muchos
Orientales la apariencia denominada "amarilla", porque se reduce la visibilidad de los vasos
capilares rojos cerca de la piel.

Por otro lado, en Africa, la melanina le da a la piel un color negro que la protege de los tórridos
rayos solares.

Las diferencias climáticas también influenciaron las habilidades mentales. En Africa, el alimento y
el calor estaban disponibles todo el año. Para sobrevivir a los fríos inviernos, las poblaciones que
emigraban hacia el norte tuvieron que volverse más inventivas. Ellos tuvieron que encontrar nuevas
fuentes de alimentos y métodos para almacenarlos. Ellos necesitaron fabricar vestuario y refugios
para protegerse contra los elementos. Sin ellos la gente habría muerto. Ambos padres tenían que
entregar más cuidado para ayudar a los infantes a sobrevivir en los climas más duros.

Hacer herramientas especiales, fuego, vestuario y refugios necesitó de una inteligencia superior. El
salir "Fuera de Africa" significó mayor coeficiente intelectual, cerebros más grandes, crecimiento
más lento y bajos niveles de hormonas. También significó menores niveles de sexualidad,
agresividad y comportamiento impulsivo. Se necesitó mayor estabilidad familiar, planes a largo
plazo, autocontrol, obediencia a las reglas y longevidad.

Conclusión

Los registros fósiles, la arqueología y los estudios genéticos de ADN sobre las razas actuales,
respaldan la abstracción de Charles Darwin que nosotros evolucionamos en Africa. Los humanos
luego se diseminaron hacia el medio Oriente, Europa, Asia, Australia y luego hacia América.
Cuando los humanos abandonaron Africa, sus cuerpos, cerebros y comportamiento cambiaron. Para
enfrentar los inviernos más fríos y las fuentes alimenticias más escasas de Europa y el nordeste de
Asia, las razas Oriental y Blanca se alejaron de la estrategia "r" hacia una estrategia "K". Esto
significó más organización paterna y social, lo que requirió tamaño cerebral mayor y coeficiente
intelectual elevado.
La idea de raza, concretamente las razas humanas, tiene diferente comprensión a lo largo de la
historia. Desde el pensamiento clásico, el cual menos preciaba toda raza que no fuera la “raza”
blanca; hasta el pensamiento más contemporáneo. Aunque hoy en día, las ideas que se tienen sobre
diferencias raciales en el ambiente popular son muy similares al antiguo pensamiento clásico.
Diferencias:
Visión Clásica:
Los grupos de poder utilizaron ideologías raciales para explicar su superioridad frente a las razas
minoritarias, supuestamente, biológicamente inferiores a estos. Dichas características inferiores son
transmitidas de generación en generación.
Por el siglo XIX se plantea la idea de la división de la humanidad en razas, en la que destacó Linneo
con sus obras en las que despreciaba toda “raza” que no fuera l araza blanca. Linneo exponía estas
teorías en un intento de clasificar el mundo. Tener un orden y mantenerlo era una necesidad
humana, de lo contrario aparecería el caos. El clasificar era una forma humana de conocer el
mundo.
Ninguna de estas clasificaciones que se han creado ha sido dictada por la naturaleza. Todas están
basadas en prejuicios, negativos respecto a las “razas” no blancas, de la gente que las ha dictado.
El poliformismo se intenta averiguar a partir de los diferentes fenotipos (la parte que se observa del
individuo), pero esta manera de clasificar fracasa por la gran variedad que hay entre individuos de
la misma población.
A partir de los resultados del experimento con poliformismo destacan 2 IDEAS:
• Existen las mismas razas desde los tiempos más remotos.
• El material genético ha sido compartido.
A la segunda idea se puede añadir el pensamiento de que existen las Razas Puras, mantener el
mismo material genético sin modificarlo durante varias generaciones, método muy empleado con
los planteamientos racistas. Un ejemplo bastante conocido de una sociedad que tiene esta manera de
pensar serían los Nazis.
Visión Actual:
El concepto actual que se tiene de raza es de un conjunto de organismos o población genéticamente
diferenciado en el seno de una especie, con caracteres de tipo hereditario y no adquiridos por el
medio. Lo que hace pensar que todos los seres humanos somos iguales genéticamente aunque nos
diferenciemos en el fenotipo, características que están a la vista. Podemos tener más diferencias con
una persona de nuestra “raza” que con una persona de diferente raza. Se sabe que la división de la
humanidad es una falsa idea. Los que nos distingue son las diferentes etnias que hemos adoptado a
lo largo del tiempo.
Después de intentar establecer diferencias a partir del genotipo y no poder demostrar nada, se
conocen estas conclusiones:
- El entorno cambia el fenotipo sin cambiar el genotipo. Es el caso de las personas con piel oscura,
que les sirve para protegerse del sol, pero esto no quiere decir que también se haya cambiado el
genotipo.
- Los rasgos raciales no se heredan en bloques se heredan unos u otros.
Actualmente se puede decir que el concepto de raza no tiene fundamento biológico. Que se comete
un error al asociar los términos etnia (cultural) con raza (diferencia biológica).
EVOLUCIÓN:
Esta comprobado que el hombre ha evolucionado desde un individuo prehistórico hasta llegar al
homosapiens actual. Ha ido emigrando y extendiéndose por el mundo así como también ha tenido
que adaptarse allí a donde fuera, creando así una raza poliforma debido a la intensidad de radiación,
enfermedades... y con ello creando diferentes etnias entre los distintos grupos.

Las razas no existen, ni biogenéticamente


ni científicamente. Los hombres por su origen común,
pertenecen al mismo repertorio genético. Las variaciones que podamos
constatar no son el resultado de genes diferentes. Si de «razas » se tratara, hay
una sola «raza»: la humana. Sin embargo, podemos afirmar que hay razas de
perros, de gatos o de vacas, que son el producto de manipulaciones genéticas.

Nuestros ancestros, se vieron obligados a migrar y ha desplazarse


constantemente, debido a la variación de los climas, forzados por sus
necesidades alimentarias y obligados a desplazarse también, por la constante
lucha por la sobrevivencia. La historia humana está fundamentalmente anclada
en la historia de las migraciones, migraciones que fueron necesarias. Fue este
desplazamiento de poblaciones, lo que los llevó de África a Europa, de Asia o
desde Oceanía hasta América para poblarlas. En este proceso migratorio algunos
genes se perdieron y otros se multiplicaron, lo que explicaría los diferentes
rasgos, que hoy nos diferencian.

Fuera de Africa

Basado en su teoría de la evolución, Charles Darwin pensaba que Africa era "la cuna de la
humanidad". Él no tenía ningún fósil de Africa para respaldar su teoría, pero concluyó que los
humanos provenían de Africa basado en la observación del chimpancé y el gorila. Si los simios
Africanos eran nuestros más cercanos familiares vivientes, tiene sentido que los humanos
evolucionaran sobre el único continente donde las tres especies vivían.

La evidencia de la genética, el registro de fósiles y la arqueología han desde entonces probado que
Darwin estaba en lo correcto.

Lo he dicho en otras ocasiones, y no me cansaré de repetirlo porque no se trata de una cuestión


menor. La biología descartó hace décadas la existencia de razas humanas. La raza, como categoría
taxonómica, se refiere a la existencia de diferencias genotípicas entre individuos de una misma
especie. Entre los diversos grupos de la especie humana, no se dan este tipo de diferencias en el
genoma. Según David Comas, doctor en biología y especialista en genética de poblaciones
humanas, biológicamente no tiene ningún sentido hablar de razas humanas: “las razas son
categorías estancas. Y eso, lo sabemos con certeza, no existe en nuestra especie. Podemos ver las
diferencias que hay en los extremos de la variación, entre un asiático y un africano, pero no hay
ninguna marca biológica que separe un grupo del otro. Hay una gradación.”
http://www.observatori.org/paula/esfera/recull_premsa/consulta_premsa.php?
esfera=8&lng=cas&id=1175&arxiu=arxiu_1175.xml
Tiene sentido hablar de razas humanas?
Biològicament, cap. Biológicamente, ninguna. Les races són categories estanques. Las razas son
categorías estancas. I això, ho sabem del cert, no existeix en la nostra espècie. Y eso, lo sabemos, no
existe en nuestra especie. Podem veure les diferències que hi ha als extrems de la variació, entre un
asiàtic i un africà, però no hi ha cap marca biològica que separi un grup de l'altre. Podemos ver las
diferencias que hay en los extremos de la variación, entre un asiático y un africano, pero no hay
ninguna marca biológica que separe un grupo del otro. Hi ha una gradació. Hay una gradación.