Está en la página 1de 6

Argentina y el cambio

climático.
Palabras clave: cambio climático – impactos – escenarios – adaptación - mitigación.
Key words: climate change – impacts – scenarios – adaptation - mitigation.

En este artículo se describe el estado del conocimiento sobre el cambio Inés Camilloni
climático a partir de la discusión de las certezas y controversias que
lo rodean. Se presenta el nivel actual de calentamiento del planeta y
la situación de Argentina frente al cambio climático en términos de Universidad de Buenos Aires, Facultad de
Ciencias Exactas y Naturales, Departamento de
cambios producidos, impactos y perspectivas futuras. Finalmente, se
Ciencias de la Atmósfera y los Océanos
realizan consideraciones acerca de los desafíos que impone tanto la CONICET-Universidad de Buenos Aires, Centro
mitigación como la adaptación al nuevo contexto climático. de Investigaciones del Mar y de la Atmósfera
Instituto Franco-Argentino para el Estudio del
This article describes the current state of knowledge on climate Clima y sus Impactos (UMI-IFAECI/CNRS-
change including the discussion of certainties and controversies CONICET-UBA).
around it. It also presents the existing level of global warming and
the situation of Argentina in terms of observed changes, impacts and E-mail: ines@cima.fcen.uba.ar
future climate scenarios. Finally, some considerations are made in
relation to the challenges imposed by both mitigation and adaptation to the new climate conditions.

 1. Cambio climático, con-


sensos y controversias. pírica del nivel sin precedentes del ticularmente a partir de la quema
impacto de la influencia humana en de combustibles fósiles, y que sus
la Tierra lo que ha llevado a muchos riesgos son importantes y crecientes
El cambio climático es uno de científicos a considerar que el pla- (IPCC, 2013). La combustión del pe-
los problemas ambientales globa- neta ha entrado en una nueva época tróleo, gas natural y carbón intensifi-
les más complejos y que mayores geológica denominada Antropoceno ca el efecto invernadero y es la prin-
desafíos presenta a la sociedad, a (Crutzen, 2002; Crutzen y Stoermer, cipal responsable de los cambios
la comunidad científica y técnica y 2000; Gradstein y otros, 2012). observados en el clima por lo menos
a las autoridades políticas. El efec- Entre los cambios que caracterizan desde la segunda mitad del siglo XX.
to invernadero, fenómeno natural a esta era se incluyen el menciona-
que permite la vida sobre el planeta do incremento en la concentración Según un estudio reciente (Cook
tal cual la conocemos, está siendo de CO2 a razón de aproximada- y otros, 2016) cuando se considera
afectado por las actividades antró- mente 20 ppm por década, esto es la opinión de científicos expertos,
picas que aumentan la concentra- cien veces más rápido que cualquier el nivel de acuerdo acerca de las
ción en la atmósfera de dióxido de aumento de CO2 durante los últi- causas humanas del cambio climá-
carbono (CO2) y otros gases inver- mos 800,000 años (Wolff, 2011) y tico se ubica en el rango entre 90
nadero generando en consecuencia la velocidad del calentamiento me- y 100%. Sin embargo y pese a este
efectos sobre el clima. Los impactos dio global que supera ampliamente consenso prácticamente unánime,
del cambio climático son evidentes la tasa de cambio promedio desde el cambio climático y la ciencia en
en ámbitos como salud de la pobla- mediados del Holoceno (alrededor que se sustenta, se han convertido
ción, recursos hídricos y biodiver- de 7.000 años AP) (Marcott y otros, en los últimos años en una cuestión
sidad, y en distintos sectores como 2013). polarizada, politizada y controver-
agricultura, generación de energía, sial aun cuando existen abruma-
infraestructura y transporte, entre Las evaluaciones realizadas por doras evidencias de cambios que
otros, que hacen necesario el diseño el Panel Intergubernamental de incluyen entre otros el incremento
de estrategias para hacerles frente y Expertos sobre el Cambio Climático de la temperatura media del plane-
mitigar sus efectos negativos. (IPCC) ha demostrado con certeza ta, el ascenso del nivel del mar, la
que el cambio climático está cau- retracción de glaciares y al aumento
Es precisamente la evidencia em- sado por la actividad humana, par- de fenómenos extremos. Diversos
6 CIENCIA E INVESTIGACIÓN - TOMO 68 Nº 5 - 2018

estudios confirman que las tenden- Marco de las Naciones Unidas sobre temporal de las anomalías anuales
cias climáticas observadas son cada el Cambio Climático (CMNUCC) de la temperatura media global en-
vez más preocupantes: la pérdida propuso como objetivo mantener tre 1880 y 2017. Estas anomalías
de hielo del Ártico se produce a una el calentamiento global por debajo representan los desvíos respecto de
velocidad superior a la pronosticada de 2° C respecto al período prein- 1881-1900 considerado como re-
(Nandan y otros, 2017), la fusión del dustrial, y apeló a realizar esfuerzos ferencia del período preindustrial.
casquete de hielo en Groenlandia para limitar el aumento de la tempe- Desde 1934 las anomalías son po-
(van den Broeke y otros, 2017) y la ratura a 1.5° C. Este acuerdo inter- sitivas indicando valores superiores
Antártida (Shepherd y otros, 2018) nacional conocido como el Acuerdo al promedio desde entonces donde,
se está acelerando, el aumento del de París entró en vigor en noviem- además, cinco de los años más cá-
nivel del mar se sitúa en la banda bre de 2016, generando un desafío lidos registrados ocurrieron desde
superior de las previsiones del IPCC adicional a la cuestión que implica 2010. Si se estiman las tasas de ca-
(Nerem y otros 2018), y se han ob- hacer frente al cambio climático en lentamiento se encuentra una signi-
servado cambios en intensidad y fre- un momento donde posturas nega- ficativa aceleración que va de 0,07°
cuencia de eventos extremos como cionistas y escépticas parecen tomar C/década para el período 1880-
olas de calor, tormentas e inunda- un nuevo impulso. En particular, el 2017, a 0,17° C/década entre 1960
ciones (Easterling y otros, 2016). Acuerdo pone de manifiesto la ur- y 2017 hasta 0,20° C/década para
gencia de una acción global inme- 1990-2017. En particular, la década
Las controversias que rodean al diata y efectiva para limitar las emi- 2008-2017 registra un incremento
cambio climático están asociadas siones de carbono ya que se estima de 0.95° C respecto del período pre-
a grupos que niegan que el clima que si continuamos emitiendo de la industrial.
esté efectivamente cambiando o a misma forma que como hasta aho-
quienes son escépticos con relación ra, en aproximadamente 20 años se La distribución espacial del ca-
a su atribución, esto es que, si bien alcanzará una concentración atmos- lentamiento no es uniforme. La
aceptan las tendencias observadas férica de CO2 de 450 ppm que de- Figura 2 muestra las anomalías de la
en el clima, cuestionan la contribu- terminaría el calentamiento de 2° C. temperatura media global respecto
ción antropogénica comparada con del período preindustrial. El máximo
otros factores como la variación na-  2. Dónde estamos. calentamiento tuvo lugar en las altas
tural. Es precisamente esta falsa per- latitudes del hemisferio norte con
cepción de una división equilibrada La Figura 1 presenta la evolución valores superiores a los 2° C mien-
entre ambas posturas uno de los fac-
tores que ha entorpecido la imple-
mentación de estrategias de adapta-
ción y de las transformaciones nece-
sarias para reducir las emisiones de
gases de efecto invernadero.

Las posturas escépticas y nega-


cionistas del cambio climático que
contradicen el casi unánime con-
senso de la comunidad científica
afectan particularmente a los países
del sur global que son quienes ma-
yores peligros afrontan y que, aun
siendo los que menor responsabili-
dad histórica tienen en cuanto a las
emisiones de gases de invernadero,
disponen de escasos recursos para
mitigar o prepararse para los riesgos
climáticos.
Figura 1. Anomalías anuales de la temperatura media global (°C) respecto
En 2015, la 21ª Conferencia de del período preindustrial (1881-1900) según la base de datos GISTEMP
las Partes (COP21) la Convención (https://data.giss.nasa.gov/gistemp/).
Argentina y el cambio climático 7

Figura 2. Anomalías de la temperatura media global (°C) de la década 2008-2017 respecto del período preindus-
trial (1881-1900) según la base de datos GISTEMP (https://data.giss.nasa.gov/gistemp/).

tras que extensas regiones continen- causando probablemente el retro- en las provincias de La Pampa, San
tales se calentaron por encima de 1° C. ceso generalizado de glaciares ob- Luis, Córdoba, Chaco y Santiago del
De la misma forma, los océanos han servado entre 37° S y 55° S. A nivel Estero (Barros y Camilloni, 2016).
incrementado su temperatura en estacional, se ha encontrado que los Por el contrario, en las regiones cor-
forma casi generalizada aunque en veranos tienden a ser más prolonga- dilleranas de Cuyo y Comahue, los
menor proporción que las regiones dos y los inviernos más moderados. caudales de los ríos más importantes
continentales. Asimismo, se ha identificado una muestran una tendencia negativa.
disminución en la ocurrencia de he- Por ejemplo, los ríos San Juan, Atuel,
 3. Cambio climático en Ar- ladas y un incremento en la frecuen- Negro, Limay, Neuquén y Colorado
gentina: observaciones, im- cia de olas de calor (TCNCC, 2015). muestran una reducción en sus cau-
pactos y proyecciones. dales anuales a partir de la década
Con respecto a la precipitación, del ’80 que en algunos casos alcan-
Los efectos del cambio climático a partir de la década del ’60 aumen- za al 30%. Estas tendencias son in-
ya están ocurriendo en Argentina, tal taron la lluvia anual y la frecuencia dicadoras de la disminución de las
como lo indican estudios de orden de eventos extremos en regiones masas de agua almacenadas en los
internacional y nacional. Entre 1960 como el centro-este del país. Entre glaciares de alta montaña y ponen
y 2010, la temperatura aumentó las consecuencias de estas tenden- de manifiesto un aumento del ries-
0,5° C en la región centro-norte del cias se encuentran la ocurrencia go de déficit hídrico en estas regio-
país mientras que las temperaturas de frecuentes inundaciones y el nes (TCNCC, 2015). Acompañando
mínimas aumentaron aproximada- anegamiento de terrenos bajos. En el aumento de la precipitación en
mente 1º C y las temperaturas máxi- el centro-este de Argentina, la pre- el centro-este de Argentina, se pro-
mas se redujeron prácticamente en cipitación anual aumentó entre el dujeron numerosas inundaciones
la misma proporción durante ese pe- 10 y 40% entre 1961 y 2016, con en las riberas de los ríos Paraná y
ríodo de tiempo. En la Patagonia el los mayores incrementos en el cen- Uruguay y de llanura que afectaron
aumento de temperatura fue mayor tro de las provincias de Santa Fe y principalmente las provincias de
que en el resto del país, llegando en Entre Ríos y en Misiones (SMN, Buenos Aires, La Pampa, Santa Fe y
algunas zonas a superar 1° C. Las re- 2018). Estas mayores precipitacio- Córdoba (Barros y Camilloni, 2016).
giones cordilleranas de Patagonia y nes dieron lugar al corrimiento de la
Cuyo muestran tendencias al calen- frontera agropecuaria incorporando El clima futuro dependerá de pro-
tamiento en las temperaturas medias miles de hectáreas a usos agrícolas cesos naturales que puedan ocurrir
8 CIENCIA E INVESTIGACIÓN - TOMO 68 Nº 5 - 2018

como por ejemplo, erupciones vol- cas que resulten en emisiones de ga- lizado sobre el funcionamiento del
cánicas o cambios en la energía emi- ses de efecto invernadero y cambios sistema climático es posible cuanti-
tida por el sol, pero cuya influencia en el uso del suelo. Haciendo uso ficar las consecuencias de las accio-
es limitada y de actividades antrópi- del conocimiento científico actua- nes humanas mencionadas estiman-

Figura 3. Cambios proyectados para la temperatura media anual (°C) y la precipitación (mm/día) para el período
2021-2040 (fila superior) y 2081-2100 (fila inferior) según el escenario RCP4.5.
Argentina y el cambio climático 9

do los cambios que introducirían temperatura podrían conducir a es- dificación de pautas de producción
en el clima. Los modelos climáticos tas regiones a frecuentes condicio- y consumo así como la integración
constituyen la herramienta utilizada nes de estrés hídrico. Hacia fin de de infraestructuras, tecnologías, ins-
para realizar estos cálculos y cons- siglo, los cambios de precipitación tituciones y normativas aparecen
truir lo que se conoce como escena- serían semejantes con una reduc- como los principales puntos de la
rios o proyecciones climáticas. Por ción máxima entre 40° S y 45° S. transformación cultural que implica
lo tanto, los escenarios describen la conversión hacia una economía
posibles estados del clima futuro en  4. Consideraciones fina- baja en carbono y que demuestra
respuesta a emisiones de gases de les. más allá de los impactos negativos
efecto invernadero pasadas y supo- del cambio climático, la alta signifi-
siciones sobre las futuras. Si bien alcanzar los objetivos cación social de su mitigación.
planteados en el Acuerdo de París
La Figura 3 muestra las proyec- entraña dificultades tanto políticas Las medidas y políticas de adap-
ciones de cambio de la tempera- como técnicas, éste implica un gra- tación al cambio climático deberán
tura media anual y precipitación do significativo de cambio climático tener por objeto atender los cambios
para Argentina y regiones aledañas inevitable aún en el caso más ambi- ya producidos y los cambios pro-
para un horizonte temporal cerca- cioso de limitar el calentamiento a yectados para el futuro próximo. Sin
no (2021-2040) y para fin de siglo 1.5° C. En consecuencia, todos los embargo, para que las estrategias de
(2081-2100) respecto del período países deben tomar medidas para adaptación a seguir sean realmente
1986-2005. Estas proyecciones fue- adaptarse a él como, por ejemplo, efectivas es imprescindible redu-
ron elaboradas considerando las si- recabar mejores datos sobre los ries- cir las incertidumbres con respecto
mulaciones provistas por un conjun- gos climáticos, crear capacidades de a los cambios previstos y ello sólo
to de 42 modelos climáticos globa- planificación y respuesta, mejorar la puede realizarse si se priorizan in-
les correspondientes a la Fase 5 del gestión de catástrofes y los seguros e vestigaciones en temas relativos a la
Programa de Intercomparación de invertir en tecnología e infraestruc- ciencia climática con el objeto de
Modelos Climáticos (CMIP5) para el tura favorables al clima. evaluar en forma detallada y precisa
escenario de emisiones intermedio los cambios observados y las pers-
RCP4.5 que implica una concen- Sin duda, los países del sur global pectivas futuras y se implementan
tración de CO2 de algo más de 550 son los que mayores riesgos afrontan mejoras en los sistemas de monito-
ppm para fin de este siglo. frente al cambio climático ya que reo y alerta climáticos e hidrológi-
pese a ser los que menor responsa- cos.
Para el futuro cercano se es- bilidad histórica tienen en cuanto a
pera que el calentamiento podría las emisiones de gases de inverna-  Referencias.
alcanzar entre 0.5° C y 1° C en la dero, disponen de escasos recursos
mayor parte del país superando es- para mitigar o prepararse para los Barros, V., Camilloni, I. (2016) La
tos valores en el extremo noroeste. riesgos climáticos. Estas naciones Argentina y el cambio climático,
Hacia fin del presente siglo, la re- deben considerar nuevas políticas de la física a la política. Eudeba,
gión pampeana y la Patagonia po- y estrategias de desarrollo e invertir 286 pp.
drán registrar calentamientos del en capacidades y activos con el fin
orden de 1.5° C, el centro-norte del de superar el desafío que constitu- Cook, J., N. Oreskes, P.T., Doran,
país y Cuyo de aproximadamente 2° ye desarrollarse en un clima más W.R.L,. Anderegg, B., Verheggen,
C y el Noroeste por encima de los adverso, pero con la expectativa de E.W., Maibach, J. S., Carlton,
2.5° C. Con respecto a las proyec- que las inversiones para reducir las S., Lewandowsky, A.G., et al.,
ciones de cambios en la precipita- emisiones de carbono pueden pro- (2016): Consensus on consen-
ción, en el futuro cercano habría un ducir nuevas fuentes de crecimien- sus: a synthesis of consensus es-
aumento en el centro-este del país to y trabajo, aumentar la seguridad timates on human-caused global
de aproximadamente 90 mm/año energética y mejorar el modelo de warming. Environ. Res. Lett. 11:
y una reducción en igual propor- desarrollo económico. En conse- 048002.
ción en Cuyo y la mayor parte de la cuencia, las dimensiones sociales,
Patagonia. Esta tendencia a menores económicas y culturales del cambio Crutzen, P. J. (2002) Geology of
precipitaciones implica cambios sig- climático constituyen un aspecto mankind. Nature 415, 23.
nificativos en términos porcentuales central en la búsqueda de acciones doi:10.1038/415023a.
que junto con el incremento de la para actuar sobre sus causas. La mo-
10 CIENCIA E INVESTIGACIÓN - TOMO 68 Nº 5 - 2018

Crutzen, P. J., Stoermer, E. F., (2000): Plattner, M. Tignor, S. K. Allen, SMN (2018): Tendencias observa-
The Anthropocene. Glob. Chang. J. Boschung, A. Nauels, Y. Xia, das en Argentina 1961-2016.
Newsl. 41, 17–18. V. Bex y P.M. Midgley (eds.)]. Disponible en https://www.smn.
Cambridge University Press, gob.ar/caracterizacion-estadisti-
Easterling, D.R., Kunkel, K.E., Cambridge, Reino Unido y cas-de-largo-plazo
Wehner, M.F. Sun, L. (2016): Nueva York, NY, Estados Unidos
Detection and attribution of cli- de América. TCNCC, (2015): Resumen Ejecutivo
mate extremes in the observed de la Tercera Comunicación
record. Weather and Climate Marcott, S. A., Shakun, J. D., Clark, P. Nacional de la República
Extremes 11, 17-27. U., Mix, A. C. (2013). A recons- Argentina a la Convención
truction of regional and global Marco de las Naciones Unidas
GISTEMP Team, 2018: GISS Surface temperature for the past 11,300 sobre el Cambio Climático.
Temperature Analysis (GISTEMP). years. Science 339, 1198–1201. Secretaría de Medio Ambiente
NASA Goddard Institute for y Desarrollo Sustentable de la
Space Studies. Disponible en Nandan, V., Geldsetzer, T., Yackel, Nación. Disponible en https://
https://data.giss.nasa.gov/gis- J., Mahmud, M., Scharien, R., www.argentina.gob.ar/ambiente/
temp/. Howell, S., King, J., Ricker, R. sustentabilidad/cambioclimati-
and Else, B., 2017: Effect of snow co/comunicacionnacional/terce-
Gradstein, F. M., Ogg, J. G., Schmitz, salinity on CryoSat‐2 Arctic first‐ ra.
M. D., Ogg, G. M., Gradstein, F. year sea ice freeboard measure-
M., All, A., (2012): The Geologic ments. Geophys. Res. Lett., 44, van den Broeke, M., Box, J., Fettweis,
Time Scale, eds. F. M. Gradstein, 10,419–10,426. X. et al., (2017): Curr. Clim.
J. G. Ogg, M. D. Schmitz, and Change Rep. 3: 345. https://doi.
G. M. Ogg Boston, MA, USA: Nerem, R.S.,. Beckley B. D, Fasullo, org/10.1007/s40641-017-0084-8
Elsevier BV doi:10.1016/B978-0- J. T.,. Hamlington B. D, Masters,
444-59425-9.01001-5. D., Mitchum, G. T. (2018): Wolff, E. W., (2011): Greenhouse
Climate-change–driven accele- gases in the Earth system: a pa-
IPCC, Resumen para responsa- rated sea-level rise. Proceedings laeoclimate perspective. Philos.
bles de políticas. en: Cambio of the National Academy of Trans. R. Soc. A Math. Phys. Eng.
Climático (2013): Bases físi- Sciences 201717312; DOI: Sci. 369, 2133–2147.
cas. Contribución del Grupo 10.1073/pnas.1717312115.
de trabajo I al Quinto Informe
de Evaluación del Grupo Shepherd, A. et al., (2018): Mass ba-
Intergubernamental de Expertos lance of the Antarctic ice sheet
sobre el Cambio Climático from 1992 to 2017. Nature, 558,
[Stocker, T. F., D. Qin, G.-K. 219-222.