Está en la página 1de 69

Attempts on her life / Martin Crimp / Trad: Rafael Spregelburd 1

ATENTADOS CONTRA SU VIDA1


ATTEMPTS ON HER LIFE
Martin Crimp

Traducción de Rafael Spregelburd

17 escenas de teatro

1. Todos los mensajes borrados


2. Tragedia de amor e ideología
3. Fe en nosotros mismos
4. Al morador
5. La cámara te ama
6. Mamá y papá
7. El nuevo Anny
8. Física de partículas
9. La amenaza del Terrorismo Internacional MARCA REGISTRADA
10. Medio gracioso
11. Sin título (100 palabras)
12. ¡Qué raro!
2
13. Jungfrau (Asociación libre) / Comunicándose con
extraterrestres3
14. La chica de al lado
15. La declaración
16. Pornó
17. Previamente congelado

1
El título presenta no pocos problemas en castellano. La palabra “attempts” en esta frase
puede querer decir tanto “atentados” como “intentos”. Asimismo, el adjetivo posesivo “her” es
exclusivamente femenino, por lo cual el “su” del castellano sería insuficiente: creemos
importante señalar que se trata “de ella”. Lo menos que podemos hacer es tratar de acompañar
el sentido poético e irónico del título original, aunque en castellano esto implique incurrir en
ciertos barroquismos y excesos. “Atentados contra su vida” podría ser también “Intentos de
contar la vida de ella”.
2
“Virgen”, en alemán en el original.
3 El autor ha escrito dos escenas alternativas, y él prefiere que se utilice sólo la segunda.
Ofrecemos ambas en esta traducción.
Attempts on her life / Martin Crimp / Trad: Rafael Spregelburd 2

Esta es una pieza para una compañía de actores cuya composición debería
reflejar la composición del mundo más allá del teatro.

Que cada escena hecha de palabras –el diálogo- se despliegue sobre un


mundo particular –un diseño- que sea el que mejor saque a relucir su ironía.

Un guión (-) al comienzo de línea indica un cambio de hablante. Si no hay


guión después de una pausa quiere decir que sigue hablando el mismo
personaje.

Una barra (/) marca el punto de interrupción en diálogos superpuestos.


Attempts on her life / Martin Crimp / Trad: Rafael Spregelburd 3

1. TODOS LOS MENSAJES BORRADOS


pip

- Ana. (Pausa) Soy yo. (Pausa) Te llamo de Viena. (Pausa) No, perdón... te
llamo de… Praga. (Pausa) Es Praga. (Pausa) Casi seguro que es Praga.
Igual, bueno... (Respira) Ana... (Respira) Te quiero pedir disculpas.
(Respira) Me doy cuenta cuánto te hice sufrir, mi amor mi vida, y... (Respira)
Ah. Pará. Pará, me llaman por la otra línea, Ana. Yo te juro te juro, lo siento
mucho, pero te juro te juro que tengo que atender. Te llamo después.
Lunes 8:53 a.m.

pip

- Ana. Hola. Escuchame. Tengo un minuto, nomás. ¿Estás? ¿No? Bueno.


Mirá. Es esto. ¿Lo que estábamos discutiendo? ¿Te acordás? Bueno, qué
te parece que, qué te parece que, qué te parece si, digamos, digamos, nada
más digamos... que los árboles tienen nombre. ¿Estamos? Eso: los árboles.
Pensarás, ya sé, pensarás que enloquecí4. Pero aceptemos por un
momento, ¿querés?, que los árboles tienen nombre. Entonces qué pasa si,
qué pasa si, que pasaría si éste árbol fuera de ella. Mierda. Perdón. Mirá,
tengo que subir al avión. Pero pensalo. Los árboles tienen nombre. Y uno
de ellos es suyo. Tengo que correr.
Lunes 9:35 a.m.

pip

- (Dicho en checo, por ejemplo) Ya sabés quién soy. Dejá el artefacto en una
camioneta atrás del edificio. La camioneta te la va a dar Barry. Barry te va a
ubicar para darte más instrucciones.
Lunes 11:51 a.m.

pip

- ...Uy. ¿Hola? Soy mamá...


Lunes 1:05 p.m.

pip

- Qué tal, le habla Sally, de Coopers. Es para decirle que el vehículo ya está
en la concesionaria, listo para que lo pase a buscar. Gracias.

4NdelT: “that I’m crazy”: “que estoy loco/a”. Dado que el autor no señala el sexo de sus
personajes, en general hemos preferido buscar estructuras equivalentes en sentido donde no
se revele el género del hablante (que es una información que en inglés puede quedar
escondida sin mayores problemas), pero por supuesto que una vez decidido por el director si
se trata de un actor o una actriz, puede volver a la forma original si le resulta más simple.
Attempts on her life / Martin Crimp / Trad: Rafael Spregelburd 4

Lunes 1:06 p.m.

pip

- Sabemos dónde vivís, hija de remil putas. Estás muerta, básicamente.


Tanta mierda que hiciste. Nosotros no olvidamos. (Pausa) Vas a rogar no
haber nacido.
Lunes 1:32 p.m.

pip

- …¿Ana? ¿Hola? Es mamá, de nuevo. (Pausa) Recibí la postal. (Pausa)


Qué linda. (Pausa) Y la foto. ¿Esa sos vos, de verdad? (Pausa) Qué bueno
que hagas amigos y todo eso. (Pausa) Lo que pasa es, Ana, que ya no hay
plata para mandarte. Hablé con tu papá, y él dice que no, de ninguna
manera.
(Se oye una voz de hombre de fondo: “Ni un solo centavo. Dejáselo bien
clarito.” Mamá le contesta: “Y se lo estoy diciendo, se lo estoy diciendo”.
Después otra vez al teléfono.)
Lo siento mucho, de veras, Ana, querida. Pero no podemos seguir mandando.
(La voz del hombre otra vez: “Si no se lo decís vos, hablo yo de una buena vez
con ella”.)
Mirá, ahora me tengo que ir, querida. Papá te manda cariños. ¿Sí? Dios te
bendiga.
Lunes 2:20 p.m.

pip

- ¿Ana? ¿Estás? Agarrá el teléfono, Anita. (Pause) Bueno... Son las diez y
cuarto acá en Minnesota y te estamos llamando para decirte que todos
nuestros pensamientos y todas nuestras oraciones están con vos, Anita. Y
que te queremos mucho.
Lunes 4:13 p.m.

pip

- ¿Ana? Excelente. Es conmovedor. Es oportuno. Es inquietante. Es cómico.


Es sexy. Es profundamente serio. Es entretenido. Es revelador. Es críptico.
Es oscuro. Veámonos. Llamame.
Lunes 10:21 p.m.

pip
Attempts on her life / Martin Crimp / Trad: Rafael Spregelburd 5

- Ana. Muy buenas noches. Te voy a decir lo que te pienso hacer. Primero
me vas a chupar bien la pija. Después te voy a coger por el orto. Con una
botella rota. Y eso es nomás el aperitivo. Conchudita.
Lunes 10:30 p.m.

pip

- ¿Ana?
Agarrá el teléfono. (Pausa) Ya sé que estás. (Pausa) No tiene sentido
esconderse, Ana. ¿Esconderse de qué? (Pausa) ¿Del mundo? ¿Esconderse
del mundo, Ana? No me vengas. Madurá. Madurá, Ana, y agarrá el teléfono.
(Pausa)
A ver, ¿qué es esto? ¿Un pedido de ayuda? No me digas que es un pedido de
ayuda. Porque entonces ¿qué se supone que tengo que hacer yo con tu pedido
de auxilio? ¿Mm? (Pausa)
¿Y si estás ahí tirada, Ana, si ya estás muerta? ¿Mm?
¿Es ése el guión que me tengo que imaginar?
¿El guión de un cadáver que se pudre al lado del contestador?
(Risa leve. Pausa.)
¿Las –cómo se dice- las larvas de moscas escuchándote los mensajes?
O si volaron tu edificio.
O si volaron tu ciudad.
Los aeropuertos y las zapaterías. Los teatros y los cafés recancheros con luces
halógenas que ahora son una plaga en lo que eran talleres que no se usan más
al lado de los canales que no se usan más. ¿Mm?
(Risa leve.) Así que las únicas que escuchan tus mensajes son las larvas de
insectos. Me están escuchando, Ana, mientras se hunden en tus restos.
(Pausa)
Me estoy poniendo morboso, Ana.
Me parece que tendrías que levantar el tubo y hacerme sonreír, hacerme
sonreír como me hacías antes, Ana.
Sé que estás.
Sé que estás, Ana. Y sé que si tengo paciencia al final me vas a contestar.
(Pausa)
Me vas a contestar, ¿no, Ana?
Martes 12:19 a.m.

Ése fue su último mensaje.


Para guardar todos los mensajes oprima 1.
(Pausa)
Todos los mensajes han sido borrados.
Attempts on her life / Martin Crimp / Trad: Rafael Spregelburd 6

2. TRAGEDIA DE AMOR E IDEOLOGÍA


- Verano. Un río. Europa. Son los ingredientes básicos.

- Y un río que corre.

- Un río, exacto, que corre por una fantástica ciudad europea, y una pareja al
borde del agua. Son los ingredientes básicos.

- ¿La mujer?

- Joven y hermosa, obviamente.

- ¿El hombre?

- Mayor, afligido, sensible, obviamente.

- Un hombre obviamente sensible pero no obstante un hombre de poder y


autoridad que sabe que esto está mal.

- Los dos saben que está mal.

- Los dos saben que está mal pero no pueden / refrenarse. Exacto.

- Están haciendo el amor en el departamento del hombre.

- ¿Haciendo qué?

- Haciendo el amor. Haciendo el amor en el departamento del hombre. Un


departamento lujoso, obviamente, con vista sobre toda la ciudad. Son los /
ingredientes básicos.

- Un panorama total de la ciudad. La geometría encantadora de los tejados.


Las claraboyas y las exquisitas chimeneas ancestrales. Y más allá de las
parabólicas están los monumentos de la cultura: el Duomo de Florencia y el
arco de la Défense, la Columna de Nelson y la Puerta de Brandenburgo /
por mencionar nada más que cuatro.

- La mujer estalla en llanto. Su pelo dorado cae en cascada por así decir por
el canto de la cama. Se agarra del respaldo. Los nudillos se le ponen
blancos. Tiene lágrimas / en los ojos.

- El departamento está amoblado que es una maravilla.

- Bueno, obviamente el departamento estaría amoblado de maravilla.


Obviamente tendría cielorrasos altos y largas ventanas y sería con toda
seguridad sería de finales del siglo XIX cuando al auge en construcciones
especulativas coincidía con las aspiraciones de la burguesía liberal de crear
esquemas arquitectónicos monumentales como por ejemplo lo estoy
pensando ahora estoy pensando en la Ringstraße de Viena, que tanto
Attempts on her life / Martin Crimp / Trad: Rafael Spregelburd 7

impresionó al joven Adolf Hitler cuando se paró una mañana / frente a la


Ópera.

- O uno de los fabulosos boulevards / parisinos.

- O uno de los fabulosos, exacto, boulevards / parisinos.

- Y mientras, como vos decís, su pelo dorado cae por así decir en cascada
por el borde de la cama. Se agarra del respaldo. Los nudillos de le ponen
blancos y se le agrandan las pupilas, a la vez que él...

- Digamos que gruñe.

- ¿Gruñe?

- Digamos que gruñe, sí, pero con sensibilidad. Digamos que es el gruñido
sensible del hombre atractivo, de poder y autoridad, no por ejemplo el
gruñido cerdo y vulgar de un mecánico tirado en un espacio diminuto
tratando de aflojar una tuerca de rosca cruzada con una llave inglesa
aparatosa que no es del tamaño.

- No, definitivamente.

- No, definitivamente, sino el gruñido magistral de un hombre que desayuna


en un continente y almuerza en otro, que vuela en primera clase con una
servilleta de lino y una lista de vinos más o menos amplia.

- Ese tipo de hombre.

- Ese tipo de gruñido.

- Ese tipo de luz.

- ¿Qué tipo de luz?

- El tipo de luz que entra como una correntada. Una correntada por las
ventanas altísimas transformando los cuerpos de ellos en una especie de
masa dorada.

- Una masa en contorsión.

- La luz, la masa dorada, son los / ingredientes esenciales.

- Pero ahora un gesto surca el rostro de ella.

- ¿Un qué?

- Un... gesto, una mirada.

- Una duda.
Attempts on her life / Martin Crimp / Trad: Rafael Spregelburd 8

- Una mirada de duda, sí, bueno, surca el rostro de Ana.

- Incluso ahora.

- Incluso ahora en la / intensidad de la pasión.

- Incluso ahora en la intensidad de la pasión una especie de sombra surca su


rostro.

- Una sombra premonitoria.

- ¿Premonitoria?

- Una sombra premonitoria, sí, surca su rostro.

- ¿Eso es una palabra?

- ¿Qué cosa es una palabra?

Pausa.

Bueno, sí, claro que premonitoria / es una palabra.

- Más tarde. De noche.

- Las luces de la ciudad de noche. Cordones de luces colgados como


estrellas a los lados del río y en la estructura de los puentes. Extrañas y
soporíferas luces rojas de alarma como pulsos intermitentes en los topes de
los edificios y las transmisoras de TV. El hombre en el teléfono. Su voz
atenuada. Su mirar, afligida.

- Ana se despierta en la cama de sólido nogal oye débilmente su voz


masculina en al cuarto contiguo. El exquisito reloj Luis XIV a su lado da las
tres en su diminuto diminuto pastorcito áureo y desnudo que golpea una
diminuta diminuta campana dorada que pende de los dientes de un lobezno
esmaltado, sin duda una referencia a un mito antiquísimo plenamente
conocido para la nobleza francesa del siglo XVII pero ahora totalmente
borrado de la conciencia humana.

- Tin tin tin.

Pausa.

- 3 a.m. Ana se despierta. Oye la voz. Prende un cigarrillo. Aparece en el


umbral. Diálogo.

- Quién era, dice ella.

- Nada, dice él.


Attempts on her life / Martin Crimp / Trad: Rafael Spregelburd 9

- Quién carajo era, dice ella. Fin del diálogo.

- Y ahora está enojada, exacto: fin del diálogo, y ahora ella está enojada.
Está enojada porque sabe exactamente quién es.

- Sus dirigentes políticos / llamándolo.

- Sus dirigentes políticos, exacto, que lo llaman. Igual que lo han llamado
siempre. Los mismísimos dirigentes políticos que ella aborrece con cada
una de las fibras por así decir de su ser. Los mismísimos hombres y
mujeres, a los que ella, Ana, en su idealismo de juventud, considera
responsables por la injusticia terminal del mundo.

- Los líderes que, para ella, en su forma naif y apasionada de ver las cosas,
han destruido todo lo que ella valora en nombre de (a) el negocio y (b) el
dale que va5.

- En nombre (a) de la racionalización y (b) / de la empresa.

- En nombre de (a) el así llamado individualismo y (b) / la así llamada opción.

- Los ingredientes básicos, en otras palabras, de una tragedia entera.

- Una entera, exacto, tragedia se desenvuelve ante nuestros ojos en París,


Praga, Venecia o Berlín por no nombrar más que cuatro, mientras la luna,
vasta y naranja, se trepa a las cúpulas renacentistas, los palacios barrocos,
los zoológicos decimonónicos y las estaciones de tren y las lajas
modernistas de la construcción social ejemplificando la sentencia según la
cual la función determina la forma.

- La función determina la forma.

- Toda esta tragedia / de amor.

- Toda esta tragedia de ideología y amor.

- Ella se arranca el cigarrillo.

- Empieza a gritar.

- Empieza a golpearlo con los puños.

- Empieza a morderlo con los dientes.

- Empieza a patearlo con sus blancos pies descalzos.

- Entra a darle y darle / y darle.

5
“Laissez-faire”, en francés en el original.
Attempts on her life / Martin Crimp / Trad: Rafael Spregelburd 10

- Le da y le da. Y el exquisito reloj que ha sobrevivido a dos revoluciones y


tres siglos se hace pedazos en el parquet suavísimo y lustroso mientras ella
golpea, muerde y patea.

- El diminuto diminuto pastor y la diminuta diminuta campana se desvancen –


qué lindo toque, éste – se desvanecen para siempre bajo la / cama de
nogal.

- Hasta que ella se detiene para recobrar aliento. Digamos que ella
finalmente, a ver, se detiene, en este punto, para recobrar aliento.

- ¿La mujer?

- La mujer, Ana, sí, se detiene para recobrar aliento.

Pausa.

- ¿Y él?

- Inclina la cabeza.

- Sí.

- Después la mira.

- Sí.

- Le toma el rostro moteado de lágrimas / con ambas manos.

- Toma el rostro de Ana moteado de lágrimas con ambas manos como un


preciado cáliz.

- O una pelota de rugby.

- Como un preciado cáliz de plata o como decís vos una pelota de rugby
antes de una patada él toma el rostro enojado y lacrimoso de Ana entre sus
manos.

- Él todavía la quiere.

- Pese a todas sus diferencias ideológicas –así es- él todavía la quiere.


Texto.

- Un día, Ana, dice él, vas a entender mi mundo. Un día, Ana, vas a entender
que uno debe pagar por todo, incluso por los ideales uno debe pagar. Fin
del texto. A lo cual él descorre los mechones húmedos de cabello de sus
labios y la besa. Éstos son los / ingredientes básicos.
Attempts on her life / Martin Crimp / Trad: Rafael Spregelburd 11

- Él la besa y la va empujando de vuelta sobre la cama. O ella a él. Mejor


aun: ella lo empuja a él de vuelta sobre la cama, tal es su confusión
emocional, tal su apetito sexual, tal su incapacidad de distinguir lo que está
bien de lo que está mal en esta fabulosa ardiente pasión en el
departamento de altos cielorrasos con la cama de nogal sólido, el piso de
lustroso parquet, el grandioso piano de Pleyel que data de 1923 sin
absolutamente ningún –esto hay que hacerlo notar, a lo mejor- medio visible
de prevención del embarazo en el caso de Ana o en el caso de cualquiera
de enfermedades de transmisión sexual incluyendo el así llamado virus del
“SIDA” más correctamente conocido como virus de inmuno-deficiencia
humana o / directamente HIV en su versión corta.

- Un retrato de una joven dibujando, que alguna vez se pensó había sido
hecho por David pero que ahora se atribuye a su contemporánea femenina
Constance Charpentier, y un cenicero triangular amarillo con la inscripción
“Ricard” que contiene tres colillas y una cantidad equis de finísima ceniza
gris.

Pausa.

- Una gran tragedia en otras palabras / de amor.

- Una gran –exacto- tragedia de ideología / y de amor.

- Éstos son los ingredientes básicos.


Attempts on her life / Martin Crimp / Trad: Rafael Spregelburd 12

3. FE EN NOSOTROS MISMOS
Silencio.

- La totalidad del pasado está allí, en su cara. Está escrito ahí como una
historia. La historia de su familia. La historia misma de la tierra – esta tierra
en la que su familia ha vivido por generaciones.

Silencio.

- Es un valle.

- Es un valle, sí, hondo, entre las sierras.

- Es un valle, hondo, entre las sierras donde la tradición se ha mantenido por


generaciones. Y hay árboles frutales.

- Cada chico que nace en este valle tiene un árbol frutal que se planta en su
nombre. En realidad hay una especie de ceremonia.

- Una ceremonia –exacto- muy formal.

- Una especie de ceremonia formal tiene lugar en el pueblo. Y de generación


en generación esta ceremonia formal de bautismo ha ocurrido con cada
nacimiento de cada uno de esos niños.

- Los árboles, en otras palabras, tienen nombre.

- Tienen nombre de la misma manera que los habitantes tiene nombre. Está
la persona, y está el árbol. Está Anja, la mujer, y está Anja, el árbol.

- Los árboles tienen nombre y también las matas de pasto. Dado que la vida
es tan preciosa, la vida es tan sentida, las cosas son tan vivas, tan
sagradas, que hasta las matas de pasto tienen nombre. Es algo que
nosotros apenas podemos abarcar.

- Nosotros apenas podemos abarcar esta vida sagrada, sagrada, esta


sensación de completitud está más allá de nuestra comprensión, esta
sensación de pavor nos humilla.

- Pero ahora, devastación.

Silencio.

- ¿Qué?

- Devastación. La armonía de generaciones / ha sido destruida.

- Exacto. Este mundo recluido, a salvo, ha sido destrozado.


Attempts on her life / Martin Crimp / Trad: Rafael Spregelburd 13

- La armonía de generaciones, destruida. Han violado a las mujeres. A los


niños los han destripado.

- Violaron a las mujeres, después las destriparon. Los hombres se han


reducido a pedazos unos a otros.

- Hermano contra hermano.

- Primo contra primo. Hermano violando a hermana.

- Hermano violando –sí- a hermana, y ahora los perros limpian los restos.

- La nafta que se usaba para encender los antiguos tractores y generar la


electricidad para los viejos televisores blanco y negro ha sido empleada
para prenderle fuego a la gente.

- Sí.

- Primero para prenderles fuego a los vivos, y ahora, por motivos de asepsia,
para quemar los cadáveres.

- Hombres y mujeres prendidos fuego. El frío vapor de la nafta, después el


ímpetu caliente de la llama. La gente ardiendo que corre llameando entre
los árboles frutales que exhiben sus nombres, chamuscando las hojas,
retorciendo las matas de pasto, mientras los soldados lo presencian todo,
muertos de risa.

- Los soldados se ríen aunque éstos sean sus propios primos, sus propios
padres, sus / madres y sus padres.

- Quemando a sus propios padres en el huerto sagrado. Quemándolos vivos


y riéndose.

- O enterrándolos vivos. Enterrándolos vivos hasta el cuello en la tierra fértil,


para después partirles el cráneo con una pala. Incluso tienen un nombre
para esto.

- “La flor”.

- Se llama “la flor”, exacto.

Silencio.
Y todo esto está ahí, en su cara.

- ¿Qué está?

- Todo ahí. Todo ahí en su cara.


Attempts on her life / Martin Crimp / Trad: Rafael Spregelburd 14

- En la cara de Anja. No hacen falta palabras. Ella está más allá de las
palabras. Su boca, su boca efectivamente tiembla pero no sale ninguna
palabra.

- La impropiedad de las palabras.

- La aterradora, sí, impropiedad de las palabras mientras está parada junto a


un árbol cubierto de delicados pétalos blancos.

- Un ciruelo.

- Un ciruelo cubierto de delicados pétalos blancos, y es en ese momento...

- Sí.

- ...en ese momento nos damos cuenta que éste es su árbol.

- Éste es su propio árbol, el árbol de Anja.

- El árbol de Anja, ¿plantado cuándo?, ¿cuarenta?, ¿cincuenta? años atrás,


el día de su nacimiento. El agujero excavado por su padre, las raíces
extendidas por la madre y regado y cuidado por la familia que ahora yace
muerta.

- Su árbol propio.

- El aire todavía huele a nafta.

- Es primavera.

Silencio.

- Panorama de todo el valle.

- Todo el hondo valle en primavera.

- Los árboles. El pasto.

- Una abeja trepa por el cáliz de una flor.

- Y ahora habla ella.

- Sí. Porque debe hablar. Porque las palabras se arremolinan, ahí, parada,
junto a su árbol.

- El árbol le da la fuerza, la fuerza / para hablar.

- Señala hacia unas maderas chamuscadas. Esa, dice, era mi casa. Mis hijos
se escondían bajo la cama. Los mataron a los dos. Primero al niño.
Attempts on her life / Martin Crimp / Trad: Rafael Spregelburd 15

Después a la niña. Le prendieron fuego al pelo de mi niña. Todavía no sé


por qué le prendieron fuego al pelo de mi niña. Crujió como una pila de leña.

- Después se quiebra.

- ¿Quién? ¿Anja?

- Grita. Se quiebra y se araña las mejillas como algo sacado / de una tragedia
antigua.

- No creo. No creo que Anja grite. No creo que se quiebre ni que se arañe las
mejillas como algo de una tragedia antigua. Yo creo que sus ojos arden.
Creo que avanza hacia la cámara y empieza a putear. Asesinos
comemierda hijos de remil putas, dice. Forros garcha-cerdos chupapijas.
Blasfemos garcha-hermanas asesinos descarados opas mata-niños.
Escupo en sus tumbas y en las tumbas de sus madres y padres y maldigo a
toda generación por venir.

- Qué enojada.

- Qué enojada está.

Silencio.

Está muy enojada. Pero tiene derecho.

- Tiene derecho –bueno, es obvio- a estar enojada. Todo aniquilado. Un


modo de vida aniquilado. Una relación / con la naturaleza aniquilada.

- Y por eso simpatizamos.

- Por supuesto que simpatizamos.

- No sólo simpatizamos, sino que empatizamos. Empatizamos porque...

- Sí.

- ...porque el valle de Anja es nuestro valle. Los árboles de Anja son nuestros
árboles. La familia de Anja es la familia a la cual todos nosotros
pertenecemos.

- Entonces es una cosa universal / obviamente.

- Es una cosa universal en la que nos reconocemos, extrañamente nos


reconocemos. Nuestro propio mundo. Nuestro propio dolor.

- Nuestra propia bronca.

- Una cosa universal que extrañamente... ¿qué? ¿qué? ¿qué?


Attempts on her life / Martin Crimp / Trad: Rafael Spregelburd 16

- Que extrañamente restaura.

- Que extrañamente restaura –y yo creo que es así- nuestra fe en nosotros


mismos.
Attempts on her life / Martin Crimp / Trad: Rafael Spregelburd 17

4. AL MORADOR
- Ella es ese tipo de gente que cree en el mensaje que viene en el ticket de la
caja registradora.

- “Gracias por su compra”.

- Espera siempre detrás de la línea...

- Siempre.

- ...jamás le habla al chofer.

Pausa.

- Cuando una carta viene dirigida al morador, ella lo primero que hace es...

- ¿Qué? ¿Una taza de té?

- Eso. Entonces se sienta en la mesa de la cocina para abrirla. La abre y la


lee con tanto esmero como si fuera una carta de su propio hijo, que ahora
vive en América.

- Canadá, más bien.

- Es el tipo de persona que cree que los números de la suerte han / sido
elegidos...

- Toronto.

- ...solamente para ella. Lo cual, de alguna manera, es cierto. Y que si ella


contesta en diez días va a recibir un regalo sorpresa. / ¿Toronto? ¿Es
Toronto?

- No es un regalo sorpresa, no. Ella marca un casillero, ella marca un


casillero eligiendo el regalo que quiere que le manden: puede ser una radio
reloj portable, una cámara de fotos o un juego / de destornilladores
miniatura.

- Un juego de destornilladores miniatura o una cámara descartable


practiquísima.

- Es no-fumadora.

Silencio.

- Definitivamente es no-fumadora. Aunque pienso que no falta a la verdad


decir que de vez en cuando puede ser que les pida cigarrillos a otros.

- Exacto. En las fiestas.


Attempts on her life / Martin Crimp / Trad: Rafael Spregelburd 18

5. LA CÁMARA TE AMA
La cámara te ama
La cámara te ama
La cámara te ama

Necesitamos simpatizar
Necesitamos empatizar
Necesitamos publicitar
Necesitamos desentrañar
Nosotros somos los buenos
Nosotros somos los buenos

Necesitamos sentir
que lo que vemos es real
No es sólo actuación
hay mucha más exactitud
que en la actuación
Estamos hablando de la realidad
Estamos hablando de la humanidad
Estamos hablando de un plan para ser
SUPERADOS por la pura totalidad
y completamente creíble tercera dimensionalidad
TERCERA DIMENSIONALIDAD
de todas las cosas que Ana puede ser
TODAS LAS COSAS QUE ANA PUEDE SER

¿Qué es Hécuba para él o él para Hécuba?


Una megaestrella
UNA MEGAESTRELLA

La cámara te ama
La cámara te ama
La cámara te ama

Necesitamos fantasear
Necesitamos improvisar
Necesitamos sintetizar
Necesitamos publicitar que
Nosotros somos los buenos
Nosotros somos los buenos

Necesitamos ir a por
el guión más sexy
No se trata sólo de escribir
Es mucho mas excitante,
que escribir
Estamos hablando de la actualidad
Estamos hablando de la contemporaneidad
Estamos diciendo que queremos ser
Attempts on her life / Martin Crimp / Trad: Rafael Spregelburd 19

SUPERADOS por la pura cantidad


SÍ POR LA PURA CANTIDAD
de todas las cosas que Ana puede ser
TODAS LAS COSAS QUE ANA PUEDE SER

¿Qué es Hécuba para ella o ella para Hécuba?


Una megaestrella
(¿Una megaestrella? Qué mierda vas a ser)

La cámara te ama
La cámara te ama
La cámara la cámara
la cámara la cámara
la cámara la cámara
LA CÁMARA TE AMA
Attempts on her life / Martin Crimp / Trad: Rafael Spregelburd 20

6. PAPÁ Y MAMÁ
- No es su primer intento.

- No tendría que ser su primer intento. Ella trató varias veces. Incluso antes
de irse de casa / trata, ¿no?

- Ella trata en varias ocasiones a lo largo de su vida.

- Vemos las otras ocasiones.

- Vivimos a través de las otras veces. Vivimos a través de estas otras veces
desgarradoras.

Silencio.

- Vemos fotos, ¿no?

- Vemos grandes cantidades de fotos.

- Las vemos de cerca, tan de cerca que se puede distinguir el grano. Curioso,
¿no? Cómo todo en cierto punto se transforma en nada más que grano de
la foto, hasta la sonrisa de ella.

- Es una sonrisa de felicidad. Es una sonrisa aceptablemente genuina.

- Claro que sí, es una sonrisa genuinamente / feliz, desde ya.

- Porque nadie la está forzando, nadie la está forzando a sonreír, ¿no?

- Nadie la está forzando a hacer nada. La idea de Anita, la pequeña Anita


forzada a hacer cosas se me antoja francamente ridícula.

- Está fuera de toda cuestión.

Silencio. En el silencio:

“Disfruta como anfitriona de estas vacaciones


porque a ella le encanta conocer gente.
Ella te va a presentar a sus invitados
asegurándose de que todos la pasen fenómeno.”

Absolutamente –y que esto quede claro- absolutamente fuera de toda cuestión


que ella haga lo que no / tiene ganas de hacer.

- Todo en cierto punto se transforma en grano de la foto, en puntitos – ojos,


pelo, sonrisa.

- Sonrisas de todo el mundo.


Attempts on her life / Martin Crimp / Trad: Rafael Spregelburd 21

- Gente de todo el mundo. Gente de todo el mundo fotografiada al lado de


Anita. Sonriendo con Anita. Personajes que supongo entraron y / salieron
de su vida.

- Y después aparecieron de nuevo.

- Y después –sí- aparecieron lo más campantes otra vez.

- Porno, en realidad, algunos de ellos.

- ¿Porno? Vamos. Apenas.

- Bastante pornográficas, en realidad, algunas / de estas fotitos.

- Yo ni siquiera llegaría a llamarlas pornográficas, a lo sumo subidas. Nada


más que lo subido que se puede esperar de una chica que está siempre
sonriendo, siempre riéndose, siempre de aquí para allá, siempre
conociendo a alguno, siempre dejando a alguno, siempre en el hall de
despegue o en una terminal de micros o esperando en la cinta de equipaje
de un aeropuerto o durmiendo en el pasillo / de un tren.

- Siempre a la banquina de la ruta en algún sitio con esta mochila roja,


enorme, suya. En algún sitio de África, digamos, con esa mochila roja de
lona que le regalaron Mamá y Papá al cumplir los dieciséis. En algún sitio
de Sudamérica.

- En algún sitio de Europa con esa enorme / mochila roja.

- Europa, África, Sudamérica, lo que quieras. Brasil.

- Cuba. Brasil. Rumania. / Nigeria.

- Rumania. Cuba. La Florida. Australia.

- Por ahí va. Australia. Nueva Zelanda. Las / Filipinas.

- Marruecos. Argelia. Túnez. El desierto del Sahara.

- El desierto de Kalahari, al pie del Himalaya.

- Al pie de los Alpes.

- Eso, eso, el... ¿cómo se llama?

- El / Piamonte.

- El Piamonte. Siempre al pie de alguna cadena montañosa en alguna parte


con esta enorme mochila roja suya.

- Porque, vamos a tener que asumirlo, ella está comprometida.


Attempts on her life / Martin Crimp / Trad: Rafael Spregelburd 22

- Bueno desde ya que está comprometida. Nos damos cuenta que está
comprometida. Nada más basta verla por ejemplo en esas fotos, la forma en
la que se codea con los pobres. No tiene ningún miedo en esas fotos de
codearse con los pobres.

- Fotos de ella en las villas con los villeros sonriendo.

- Fotos de ella en las laderas de los morros con los habitantes de los morros
sonriendo.

- Fotos de ella –exacto- con los sonrientes habitantes de las laderas, cuyas
tierras han sido erosionadas, simplemente barridas –fuá- por el viento.

- Y en los basurales.

- Fotos de Anita en los basurales al lado de gente que sonríe y que en


realidad viven en los basurales, en realidad viven justamente ahí en los
basurales / con sus chicos.

- Familias enteras de gitanos o de lo que sean, que aparentemente viven, eso


es, claro, justo ahí en los basurales.

- Lo cual no implica –y acá es donde tal vez difiera un poco de los intentos
previos- no implica un grito de auxilio.

- Está bastante claro que ya tomó / la decisión.

- No es un pedido de auxilio. Es muy importante establecer eso, ¿no estás de


acuerdo?, desde un principio. Es muy importante establecer que nadie
podría haberla ayudado / a estas alturas.

- Nadie podría haberla socorrido –ni su Mamá- ni su Papá- y por cierto


ninguno de los por así decir / amigos.

- Ella no hubiera / querido ayuda.

- Ayuda es lo último que hubiera querido.

Silencio. En el silencio:

“Le encanta pasar largos ratos con invitados,


y llega a un estadío de enorme satisfacción
cuando todos lo están pasando bien.
Dice que siempre hay montones de abrazos en la estación
cuando es hora de volver a casa, con los vacacionantes
saludándose y diciéndose a la distancia
‘nos vemos la próxima’ desde la ventanilla del tren.”

Carcajada a lo largo del próximo pasaje:


Attempts on her life / Martin Crimp / Trad: Rafael Spregelburd 23

- Algunas de las cosas rarísimas que dice...

- Algunas de las cosas rarísimas que les dice a Mamá y Papá de chica: “Me
siento como una pantalla.”

- “Me siento como una pantalla.”

- Está ahí acostadita, ¿no?, con el tubo en su pobre brazo, flacucho,


terriblemente pálida, más blanca en realidad / que la almohada.

- “Como una pantalla de TV”, dice, “donde todo parece real y con vida por el
frente, pero por atrás lo único que hay es polvo y unos cables.”

- “Polvo y unos cables.” Qué imaginación...

- Dice no ser un personaje real, no un personaje real como el que hay en un


libro o en la tele, sino una falta de personaje, una ausencia dice ella, ¿no?,
de personaje.

- Una ausencia de personaje, que vaya uno a saber qué quiere decir...

- Entonces es que quiere hacerse terrorista, ¿no?

- Así es. Baja una noche a la cocina con esos ojazos tan sinceros y les dice a
mamá y papá que quiere hacerse terrorista.

- Qué cara ponen...

- Ella quiere su propia piecita y un revólver y una lista de gente.

- “Blancos”.

- Una lista –claro- de por así decirlo “blancos” y sus respectivas fotos. Quiere
matar uno por semana, después volver a la piecita y tomar una taza de té
Earl Grey.

- Así es –tiene que ser Earl Grey- y tiene que ser uno por semana.

- Sus pobres Mamá y Papá están / horrorizados.

- No tiene ni idea de cómo tomar esto.

- Jamás han comprado Earl Grey / en su puta vida.

- A ella le gustaría actuar como una máquina, ¿no?

- ¿Actuar? A ella le gustaría ser una máquina. A veces se pasa días, días
enteros fingiendo ser un televisor / o un auto.
Attempts on her life / Martin Crimp / Trad: Rafael Spregelburd 24

- Un auto o un televisor, una pistola automática o una máquina de coser a


pedal.

Silencio. En el silencio:

“Es buenísima como anfitriona para los que van solos


y le encanta llevar a la gente
en paseos guiados.”

- Una máquina de coser... Las cosas con las que se sale...

- Después por supuesto se las toma por todo el mundo. En un minuto es


África, al próximo es Sudamérica o Europa.

- Algún sitio de Europa.

- Europa, África, América del Sur, lo que quieras. Brasil.

- Cuba. Brasil. Rumania. / Nigeria.

- Rumania. Cuba. La Florida. Australia.

- Por ahí va. Australia. Nueva Zelanda. Las / Filipinas.

- Marruecos. Argelia. Túnez. El desierto del Sahara.

- El desierto de Kalahari, al pie del Himalaya.

- Al pie de los Alpes.

- Eso, eso, el... ¿cómo se llama?

- El / Piamonte.

- El Piamonte, el Piamonte, el Piamonte, por supuesto. Sí. Siempre al pie de


alguna cadena montañosa en alguna parte con esta enorme mochila roja
suya.

- Y el mismo pelo. No se olviden del mismo pelo que le llega / a la cintura.

- El mismo pelo largo que le llega a la cintura a los cuarenta igual que cuando
tenía veinte – todavía como una jovencita, ¿no?, en algunas de / esas fotos.

- Incluso a los cuarenta se viste y tiene aspecto de una chica de la mitad de


edad.

- Pero lo que es realmente definitivo es que la mochila está llena de piedras.

- Lo fascinante, eso es, es que la mochila resulta estar llena / de piedras.


Attempts on her life / Martin Crimp / Trad: Rafael Spregelburd 25

- Las piedras están ahí para mantenerla abajo, no importa cuánto se agite, y
las agarraderas de la mochila están atadas a sus tobillos.

- Queda fuera de toda cuestión en otras palabras que sea un / grito de


socorro.

- En otras palabras, ella planeó todo esto, planeó incluso agitarse, sabía que
se iba a agitar, pero igual sabía que la mochila seguiría arrastrándola para
abajo de cualquier modo. Así que no hay nunca en ningún punto ni una
posibilidad de que el intento falle. No hay nunca en ningún punto ni una
posibilidad de que alguien pueda intervenir – ni Mamá ni Papá, por cierto.

- Bueno, claro que ni Mamá ni Papá – y desde ya ninguno de los por así
decirlo amigos suyos.

- Si es que podés llamarlos / amigos.

- Bueno, es obvio que no podés llamarlos amigos.

Silencio. En el silencio:

“Le gusta ir a clases de gimnasia reductora,


de teatro amateur, y hace
unas muestras de fin de año muy vivaces.
También es socia de
su club local de senderismo.”

- Y estamos tentados de creer, ¿no?, que quizás la mochila estuvo siempre


llena de piedras. Desde el momento en realidad en que se fue de casa, de
la casa de su Mamá y su Papá al cumplir los dieciséis. ¿O no?

Pausa.

Bueno, ¿o no?

- ¿O no, qué?

- O no nos tienta. Nos tienta imaginar que quizás la mochila estuvo siempre
llena de piedras desde el primer día. Desde el momento en que bajó los
escalones de su Mamá y su Papá y cerró el portón de su Mamá y de su
Papá y se tomó un micro. Esa mochila roja de las fotos está llena de
piedras. Que en los camiones y los trenes y las mulas en las que trepaba
por las montañas, y en los basurales y villas miserias y laderas de morros y
plazas Renacentistas tan adoquinadas, la mochila está llena de piedras. Y
en los campos de refugiados en los que posaba a pedido de ellos al lado del
moribundo flaco como un palo mientras posaba aparentemente sin un
susurro al lado de las piletas olímpicas de millonarios barrigones, la mochila
está llena de piedras. Y en las cintas de equipaje de los aeropuertos.
Especialmente en las cintas de equipaje a las dos de la mañana esperando
junto a otros viajeros de otros husos horarios y otras zonas de guerra
Attempts on her life / Martin Crimp / Trad: Rafael Spregelburd 26

esperando que la maquinaria arranque y que el equipaje aparezca por la


cortinita negra de goma en la pista negra de goma, los bolsos y las valijas
de cuero, las Samsonites y las cajas de cartón encintadas, la mochila, esa
mochila roja suya está llena de piedras.

- No hay forma de estar seguros.

- Bueno, obvio que no hay forma de estar seguros. Pero por lo que sabemos
de ella, por lo que vemos de ella, no es / imposible.

- No podemos estar seguros de que la mochila esté llena de piedras. Podría


estar llena de ropa vieja, de drogas... / cualquier cosa.

- ¿Por qué no? ¿Por qué no podemos estar seguros? ¿Por qué no podemos
decir de una buena vez que la mochila está llena de piedras, y que las
piedras explican esa sonrisa?

- Las piedras, es cierto, explicarían la sonrisa.

- Las piedras definitivamente explicarían la sonrisa a partir de lo que hemos


visto de ella. Porque hay un lado muy curioso en esto.

- ¿Un qué?

- Un lado. Un lado curioso.

- Ah, sí. Hay definitivamente un lado curioso.

Silencio. En el silencio:

“Ana siente que a veces hay un problemita


con la palabra ‘solos’, porque a menudo se la interpreta mal.
A ella le gustaría remarcar que estas vacaciones
no son eventos para encontrar pareja, sino que aglutinan en cambio
a gente que piensa parecido en un
contexto informal y amistoso,
permitiéndoles disfrutar de unas vacaciones juntos,
y después irse como amigos.”
Attempts on her life / Martin Crimp / Trad: Rafael Spregelburd 27

7. EL NUEVO ANNY
Cada frase se dice primero en una lengua Africana o de Europa del Este.
Inmediatamente después viene su traducción al castellano6.7

- [frase]
- El auto se contorsiona por el camino bordeando el Mediterráneo.

- [frase]
- Abraza las curvas entre los pintorescos pueblos en las laderas.

- [frase]
- El sol refulge sobre su cuerpo aerodinámico.

- [frase]
- El cuerpo aerodinámico del nuevo Anny.

- [frase]
- Vemos al nuevo Anny serpentear entre los tejados mediterráneos de tejas
rojas.

- [frase]
- Veloz.

- [frase]
- Elegante.

- [frase]
- Libre.

- [frase]
- Ahora se entiende que el Anny estándar viene con levantavidrios eléctricos.

- [frase]
- Ahora se entiende que el Anny estándar viene con airbag para el chofer y
para el acompañante.

- [frase]
- Ahora se entiende que todo lo que otros fabricantes ofrecen como extras...

- [frase]

6 NdelT: Lógicamente al inglés en el original. En el estreno de la obra, se trataba de


serbocroata.
7 NdelT: Como se trata de una traducción simultánea, hemos preferido abusar en la traducción

al castellano de algunos errores de estilo e imperfecciones de expresión bien propias de este


subgénero literario, ya sea en la aparición subrepticia de un castellano excesivamente neutro,
como en el error involuntario de traducir uno a uno de un lenguaje que es un poco distante, en
la firme creencia de que esto es lo que se vería con absoluta claridad en el original en inglés si
no fuera porque el inglés suele estar “antes” que cualquier otro idioma de la Tierra.
Attempts on her life / Martin Crimp / Trad: Rafael Spregelburd 28

- ... en el Anny se ofrecen como versión estándar.

- [frase]
- Aire acondicionado.

- [frase]
- Frenos servoasistidos.

- [frase]
- Y un teléfono móvil.

- [frase]
- Se entiende que nuestros hijos estarán asegurados y felices en el asiento
trasero del Anny a la vez que los adultos estarán relajados y en plena
confianza al volante.

- [frase]
- Felices.

- [frase]
- Seguros.

- [frase]
- En control.

- -frase]
- El Anny acaricia del mundo sus blancas playas con la misma facilidad con la
que se estaciona frente a las zapaterías de iluminación halógena de
magníficas ciudades.

- [frase]
- Cuando llegamos a destino en el Anny...

- [frase]
- ...siempre seremos abrazados por hombres apuestos y mujeres apuestas.

- [frase]
- No seremos traicionados.

- [frase]
- Torturados.

- [frase]
- O baleados.

- [frase]
- El Anny de dos litros logra excelente kilometraje en el ciclo urbano
simulado...

- [frase]
Attempts on her life / Martin Crimp / Trad: Rafael Spregelburd 29

- ...y también está disponible en diesel.

- [frase]
- Como prueba de nuestro constante esfuerzo en aras de un entorno más
limpio, más verde...

- [frase]
- ...no hay gitanos mugrientos en el Anny.

- [frase]
- Ni en el Anny ni en los paisajes de sol por los que surca el Anny.

- [frase]
- En el Anny nadie miente ni hace trampa ni roba.

- [frase]
- Guachos de mierda.

- [frase]
- Gángsters.

- [frase]
- Mal paridos.

- [frase]
- El Anny no tiene espacio para razas degeneradas...

- [frase]
- ...para deficientes mentales...

- [frase]
- ...o los que tienen imperfecciones físicas.

- [frase]
- No hay espacio para gitanos, árabes, judíos, turcos, kurdos, negros o
escoria humana semejante.

- [frase]
- Se entiende que un financiamiento del cero por ciento está disponible.

- [frase]
- Pero hay que apurarse.

- [frase]
- Porque esta es una oferta limitada.

- [frase]
- El Anny cruza el puente de Brooklyn.

- [frase]
Attempts on her life / Martin Crimp / Trad: Rafael Spregelburd 30

- El Anny cruza el Sahara.

- [frase]
- El Anny rasga los viñedos de Bordeaux.

- [frase]
- El Anny rasga al amanecer en los pueblitos del norte de África...

- [frase]
- Veloz.

- [frase]
- Elegante.

- [frase]
- Libre.

- [frase]
- ...donde las mujeres cubiertas por sus velos apenas atisban maravilladas la
inmaculada pintura con cataforesis y sus cinco años de garantía.

- [frase]
- Nadie jamás atesta el Anny de explosivos para lograr un objetivo político.

- [frase]
- Ningún hombre jamás viola y mata a una mujer en el Anny justo antes de
arrojar su cuerpo al parar en la luz roja junto con el contenido del cenicero.

- [frase]
- Nadie jamás es sacado a empellones del Anny por una multitud enfurecida.

- [frase]
- Ninguna pelvis de niño se fractura a causa de una colisión fortuita en el
nuevo Anny.

- [frase]
- El asiento trasero jamás se pone pringoso de esperma.

- [frase]
- Pringoso de sangre.

- [frase]
- Pringoso de cerveza.

- [frase]
- Pringoso de saliva.

- [frase]
- O pegajoso de chocolate derretido.
Attempts on her life / Martin Crimp / Trad: Rafael Spregelburd 31

- [frase]
- Chocolate derretido. Ñam, ñam, ñam.

Letra chica:

- [frase]
- El precio de salida de agencia incluye IVA, chapas patentes, entrega y seis meses de
licencia de circulación.

- [frase]
- Oferta sujeta a estatus bancario.

- [frase]
- Fumar durante el embarazo puede dañar a su bebé.

- [frase]
- Su casa está en riesgo si no paga en término el préstamo bancario mensual.
Attempts on her life / Martin Crimp / Trad: Rafael Spregelburd 32

8. FÍSICA DE PARTÍCULAS
- Te digo qué: ella tiene una especie de cenicero. Uno de los altos, de esos
de pie. Como los que te podés encontrar en el lobby de un hotel berreta, el
tipo de hotel al que se va por un par de horitas un día de semana por la
tarde en una ciudad desconocida con un hombre que / acabás de conocer.

- Con un hombre al que no vas a volver a ver más.

- Con un hombre –exacto- que acabás de conocer y al que no tenés


intenciones de volver a ver. Es ese tipo de cenicero, con su taza cromada y
su pie cromado y su aura de sexo repentino y sin protección en
habitaciones de hoteluchos berretas.

- Ella además habla cinco idiomas y con la ayuda del acelerador CERN de
Ginebra descubrió una nueva partícula elemental que llevará su nombre y
que modificará completamente la manera en que vemos el universo.
Attempts on her life / Martin Crimp / Trad: Rafael Spregelburd 33

9. LA AMENAZA
DEL TERRORISMO INTERNACIONAL MARCA REGISTRADA

- A ella no parece importarle. No tiene conciencia. No manifiesta


remordimiento alguno. Dice: “Yo no / reconozco su autoridad”.

- “Yo no reconozco su autoridad”. ¿Qué quiere decir con eso? ¿Quién se


piensa que es? ¿De verdad se imagina que no va a tener que hacerse
cargo de las vidas que destruyó? ¿De verdad se imagina que algo pueda
justificar sus actos de violencia insensata y al azar? Nada en sus ojos revela
ni una sola chispa / de humanidad.

- Ni una sola chispa –así es- de humanidad, ningún sentido de vergüenza.


¿Es esta acaso la misma nena, la misma nena que alguna vez usó vestidito
rosa a cuadritos y sombrero de paja y asistió junto a las hijas de doctores,
dentistas, animadores de televisión y agentes inmobiliarios a la escuela en
lo alto de la loma con la placa de bronce pulida y sus maestras de estricto
traje de tela escocesa? ¿es esta la misma nena que tuvo la Barbie
Fantasía®, el Ken Fantasía® y todos los modelitos: las bombachitas
diminutas y los diminutos zapatitos? ¿La casa, el caballo y el mismísimo /
auto de Barbie®?

- ¿Es esta la misma pequeña Ana que puso todos los diminutos zapatitos en
filita y todos los muñequitos diminutos en filita y todas las diminutas cuentas
y canutillos en filita y lo que es más le rezaba a Dios® todas las noches / sin
un ápice de ironía?

- Que le rezaba a Dios®: “Dios® bendice a mami, Dios® bendice a papi, Dios®
bendice a Wiggy el gatito, Dios® bendice a todos” sin un ápice de ironía sino
más bien en la sentida creencia de que podría invocar allí de rodillas con su
pijama de Minnie® la bendición del Padre y del Hijo / y del Espíritu Santo.

- Amén.

- Que mojó la cama todas y cada una de sus noches hasta que sus padres
desvelados la llevaron al doctor con un pilón de revistas para bajarle con
una sonrisa la bombachita en la alta camilla de cuerina y decir: “Vamos a
echar un vistazo, Ana, / ¿te parece?”

- ¿La misma Ana que volvió del hospital con una cajota de madera con una
campana para poner al lado de la cama, dos cuadrados rígidos de gaza
metálica y un sinnúmero / de cables negros?

- ¿La misma Ana que se despertó cada una de las noches subsiguientes por
el horrendo sonido de la campana en las horrendas / sábanas mojadas?
Attempts on her life / Martin Crimp / Trad: Rafael Spregelburd 34

- ¿La misma Ana que ahora… qué? ¿Se planta ahí? ¿Se planta ahí delante
de hombres y mujeres de lo más serios con testigos y evidencia en bolsas
de plástico selladas –pasaportes falsos y pedazos de carne humana- que se
planta ahí y se niega / a reconocer su autoridad?

- Pedazos de carne humana, pasaportes falsos, listas de nombres, indicios


de explosivos, cintas de llamadas telefónicas, videos de bancos y shoppings
y cajeros automáticos. Informes psiquiátricos que confirman (a) su
inteligencia y (b) su cordura. “Llevó a cabo su trabajo”, dicen, “con la
desafectación terrible de todo artista”. Los testigos estallan / en llanto.

- Los testigos estallan en llanto en cuanto ven que los videos de los bancos y
los shoppings muestran a Ana como una más del montón de gente que
anda por ahí haciendo sus cosas bajo videovigilancia permanente hasta que
a los veinte minutos de haberse ido la vidriera de una zapatería estalla en
completo silencio y las figuras diminutas de color gris que se hacen pedazos
y vuelan por el aire en completo silencio con sus zapatitos diminutos,
voladores, no son más que seres humanos de verdad mezclados con vidrio.
Nadie logra discernir / qué razones la mueven.

- Nadie logra dar con las razones de Ana.

- ¿Vive sola?

- Vive sola.

- ¿Trabaja sola?

- Trabaja sola.

- ¿Duerme sola?

- Aparentemente sí.

- ¿Mata / sola? ¿Come?

- Vive trabaja duerme mata y come en la más absoluta soledad. De hecho,


sus llamadas telefónicas grabadas consisten casi exclusivamente en
pedidos de comidas desde los cuartos que alquila con vista a calles
populosas en los suburbios de las metrópolis: una pizza grande, fainá8, y
una Pepsi Light® de litro y medio, todo por nueve / con noventa y nueve.

- Llamadas que al principio se suponen / mensajes en código.

- Llamadas que al principio, exacto, se suponen mensajes en código pero


que resultan ser nomás pedidos de comida entregados a domicilio por
chicos en moto y / pagados en efectivo.

8
NdelT: “Garlic bread”, pan de ajo, en el original.
Attempts on her life / Martin Crimp / Trad: Rafael Spregelburd 35

- ¿Se trata de la misma pequeña Ana que ahora tiene a los testigos
estallando en llanto? ¿Que ahora tiene a oficiales con años de servicio de
ambos sexos en sesiones de terapia por los sudores nocturnos, impotencia,
amenorrea, temblor de manos e imágenes recurrentes de cabezas
humanas abriéndose como corchos en cámara lenta y el largo, larguísimo,
terrible aullido de un niño enterrado, inalcanzable, que se repite como una
especie de ¿cómo es que se dice?

- ¿Alucinación auditiva?

- Eso. Por la que ahora reclaman / una compensación.

- ¿La misma Ana que se despertaba al tañido de la campana y miraba las


sombras del avellano moverse en la pared de su pieza con los / pijamas
empapados?

- ¿La misma Ana que soldó intrincados mecanismos de reloj e interruptores


de inclinación de mercurio a tableros de circuitos impresos con la boca llena
de / pizza de molde?

- Que captó el espíritu / de toda una generación.

- Que salió dos veces en la tapa de / la revista Vogue®.

- Que vendió los derechos para cine en dos millones y medio / de dólares.

- Que estudió en detalle los protocolos de manejo de equipaje y memorizó los


horarios internacionales de las principales / aerolíneas.

- Que era abre comillas una solitaria / cierra comillas.

- Que escucha abre comillas inexpresiva cierra comillas la descripción de una


abre comillas atrocidad cierra comillas tras otra abre comillas atrocidad
cierra comillas tras otra abre comillas atrocidad cierra comillas por ella
perpetrada.
Attempts on her life / Martin Crimp / Trad: Rafael Spregelburd 36

10. MEDIO GRACIOSO


Es medio gracioso y es medio triste.
Supongo que es medio agridulce.
Supongo que es una de esas cosas medio agridulces, una de esas cosas de
llorar de risa.
Después de tanto tiempo, después de tantos años, por fin él vuelve a su mamá.
Y primero es medio como que “¿Y este quién es?”
Después viene el momento de darse cuenta: “Dios mío: es mi propio hijo”.

Y van y se abrazan ahí nomás en la cocina y ¿ves? es tan conmovedor.


Lo que digo es que es tan conmovedor ver que haya encontrado eso, esa
fuerza, para perdonar a su mamá.
Que le haya perdonado su alcoholismo.
Que le haya perdonado el haberse rajado con otros hombres.
Que le haya perdonado el destruir la confianza del papá en sí mismo y el
llevarlo directo al suicidio.
Y ahí están los dos medio llorando y riendo y llorando de nuevo todo a la vez
en la misma cocina donde de chico se sentaba a escuchar las peleas
tremendas de sus padres. Su papá llorando a mares volcando las botellas de
ella en la pileta de la coicna a las diez de la mañana mientras ella le gritaba que
si él fuera un hombre de verdad con un ápice de autorrespeto ella no
necesitaría emborracharse hasta morir, ¿o no? Y ahí hay en la mesa estos
rayones diminutos que recuerda haber hecho en secreto con el tenedor. Y sos
consciente de la continuidad de las cosas, de lo agridulce de las cosas.

Y entonces él le dice: “Ey, mamá, te tengo una sorpresa.” Y mamá se


recompone un poquito y se seca los ojos y dice: “¿Qué sorpresa?”

Y él dice: “Mirá por la ventana, mamá.”


Y al otro lado de la ventana hay una de estas camionetitas llenas de polvo con
dos chicos chiquitísimos atrás que medio que la miran. Mirando a cámara.
Y ella apenas puede creer que sean sus propios nietos.
Y entonces él dice: “Mamá, quiero que conozcas a Anita”.

Y ahí es donde esta mujer Anita se baja de la camioneta y es como alta y rubia
y de miembros fuertes con estos ojos de un azul clarísimo que te miran directo
al alma, y es como… bueno, supongo que es como el sueño de todo hombre,
como todo hombre sueña que es una mujer buena, y como toda madre sueña
será la mujer que ella elegiría para su hijo
.
Y resulta que él y Anita y los chicos están empezando esta nueva ¿esta qué?
Bueno, vida. Están empezando esta nueva vida, sí, lejos de la ciudad. Viviendo
de la tierra. Cultivando sus cositas. Cazando sus cositas. Perforando la tierra
para sacar agua limpia y pura. Educando por sí mismos a sus chicos. En la
creencia de que el Hombre es libre ante Dios de forjar su propio destino y
aprovechar todos los medios necesarios para proteger a su familia.
Attempts on her life / Martin Crimp / Trad: Rafael Spregelburd 37

Y durante el almuerzo, que es básicamente un salpicón de ave, nos enteramos


de cómo él es de hecho el comandante de todo un grupo de individuos que
piensan parecido y que se han armado no por sed de venganza sino por
necesidad, porque es la guerra. “¿Guerra?”, dice mamá. “¿Cómo ‘guerra’?”

Entonces Anita le tiene que explicar a mamá que ellos no creen en impuestos
ni obra social ni nada de esa mierda. Que la guerra es una guerra contra un
gobierno que le saca al obrero el pan de la boca para dárselo a los pornógrafos
y a los abortistas de este mundo.
Es una guerra contra los maricones abandonados de la mano de Dios.
Es una guerra contra los traficantes de crack y los Negros.
Es una guerra contra los Moishes conspiradores y sus intentos de reescribir la
historia.
Es una cruzada contra las imágenes degeneradas que se hacen pasar por arte.
Es una guerra contra todos aquellos que nos van a negar nuestro derecho a
portar armas.

Y Anita tiene como esta luz interior.


Es como si, epa, hubiera, hubiera, hubiera encontrado un atajo a través de
tanta confusión y tanto parloteo en estas vidas nuestras y en estos tiempos
nuestros y hubiera llegado a dar con esta especie de… esta ¿qué sería?
Cosa, ponele.
Esta cosa, esta especie de cosa absoluta.
Es como si hubiera dado con esta cosa.
Es como si –caramba- Annie hubiera dado con esta cosa, esta clave, sí, esta
suerte de clave, este secreto, esta certeza y esta simplicidad, esta cosa secreta
y simple que todos buscamos a lo largo de la vida y que es, supongo, la
verdad.

Sí. Y es medio conmovedor ver lo atento que está él a los chicos.


Cómo es él el que les corta el pollo y les limpia la boca con una servilleta de
papel; la imagen, ¿no?, de este topo enorme camuflado haciendo todas estas
cositas de cariño doméstico.
Porque la familia es el corazón de todas las cosas, supongo.

Y uno de los chicos chiquitísimos levanta la vista del pollo y dice: “Papi, ¿y ella
por qué llora?”
Y es cierto.
Su madre está llora.
Sentada ahí a la mesa familiar contemplando esta familia que jamás supo que
tenía –el hijo y su preciosa esposa jovencísima, sus chicos fuertes e inocentes
con toda la vida por delante- ella, sí, por cierto, está llorando a moco tendido
como si ella misma fuera una nena muy chiquita.
Y Anita acaricia el pelo del chiquitín, que está cortado bien cortito, como un
joven soldado de verdad, y dice: “Porque está tan feliz, hijo. Porque está tan
feliz.”
Attempts on her life / Martin Crimp / Trad: Rafael Spregelburd 38

11. SIN TÍTULO (100 PALABRAS)


- Lo que vemos aquí son varios objetos asociados con los intentos de la
artista de matarse en estos últimos meses. Por ejemplo: frascos de
remedios, fichas de admisión en hospitales, polaroids de varios hombres
con HIV positivo con los que ha tenido intencionalmente relaciones sin
protección, pedazos de vidrios rotos…

- Notas de suicidio.

- …sí, y las paredes de la galería han sido forrados por supuesto con sus
muchas notas de suicidio. Además de las polaroids hay algunos muy videos
muy desagradables –lo tengo que decir- donde están grabados los intentos
en sí.
En fin, yo no sé el resto de la gente, pero después de unos minutos de todo
esto a mí me dio por desear que hubiera tenido éxito de primer intento.

Silencio. En el silencio:

cabeza
verde
agua
cantar
muerte
largo
barco
pagar
ventana
amigable
mesa
pedir
frío
tallo
bailar
pueblito
lago
enfermo
orgullo
cocinar

- La verdad me parece que es un comentario imperdonablemente de lo más


frívolo sobre lo que es claramente una obra que se convertirá en un hito. Es
conmovedora. Es oportuna. Es angustiosa. Es divertida. Es enfermiza. Es
sexy. Es profundamente seria. Es entretenida. Es esclarecedora. Es oscura.
Es altamente personal y a la vez plantea cuestiones vitales sobre el mundo
en que vivimos.
Attempts on her life / Martin Crimp / Trad: Rafael Spregelburd 39

- A mí lo que me fascina es cómo usa ella las texturas. Creo que acá hay una
sensibilidad extraordinaria en la yuxtaposición de materiales: cuero y vidrio,
sangre y papel, vaselina y acero, que evocan en el que mira una reacción /
casi visceral.

- Me temo que lo que estamos viendo acá es puro narcisismo. Y creo que
nos tenemos que hacer la pregunta: ¿quién podrá aceptar este tipo de
exhibicionismo indigesto como obra de arte?...

- Sí, pero con más razón, eso es exactamente lo que ella está tratando de
puntualizar: ¿Dónde está el límite? ¿Qué es aceptable?...

- ....porque es pura / autoindulgencia.

- …¿Dónde termina la “vida” –literalmente, en este caso- y dónde empieza la


“obra”?

- Con respecto a usted a mí me da la impresión de que a ella todo este


asunto de “tratar de puntualizar” le resultaría ridículamente demodé. Si se
está puntualizando algo definitivamente es que el punto de que el punto que
se está puntualizando no es el punto y que de hecho jamás lo ha sido. Es
definitivamente que el punto de que la búsqueda de un punto no tiene
gollete y que todo el punto del ejercicio –es decir, estos intentos, estos
atentados contra su propia vida- apuntan a eso. Y traigo a colación aquel
proverbio chino: el sitio más oscuro está siempre bajo la lámpara.

Silencio. En el silencio:

tinta
enojado
aguja
nadar
viaje
azul
lámpara
pecar
pan
rico
árbol
pinchar
lástima
amarillo
montaña
morir
sal
nuevo
hábito
rezar
Attempts on her life / Martin Crimp / Trad: Rafael Spregelburd 40

- ¿El qué?

- El lugar más oscuro. Es / chino.

- ¿Por qué la gente no aprende a dibujar? ¿Por qué no aprenden a pintar? A


los estudiantes hay que enseñarles habilidades, no ideas. Porque lo que
estamos viendo es la obra de una joven que claramente debería haber
ingresado no a una escuela de arte sino a un psiquiátrico.

Silencio. En el silencio:

dinero
estúpido
libro de ejercicios
despreciar
dedo
querido
ave
caer
libro
injusto
rana
separarse
hambre
blanco
niño
prestar atención
lápiz
triste
ciruela
casarse

- ¿Un qué?

- Un psiquiátrico. Un sitio donde pudiera / recibir tratamiento.

- La verdad, tengo que decir que ése es un comentario extraordinario que no


esperaría escuchar fuera de un estado policíaco...

- Ay, hágame el favor.

- ...y que –no, perdón, perdón, pero hay que decirlo- que parece un intento de
reinstaurar la noción de Entartete Kunst9...

- Qué pavada. Qué manera absurda / de sobreactuar.

9
“Arte degenerado”, en alemán en el original, ya que fue el término exacto acuñado por el
regimen nazi para designar a todo el arte moderno.
Attempts on her life / Martin Crimp / Trad: Rafael Spregelburd 41

- …el así llamado “arte degenerado” prohibido -¿pavadas?- a mí no me


parece – prohibido por los nazis. O sea, ¿por qué no se escucha?: está
diciendo que a esta artista no se le debería permitir producir obra sino que
más bien habría que obligarla a someterse a tratamiento psiquiátrico.

- Yo nada más estoy sugiriendo que esta pobre chica…

- “Esta pobre chica”.

- …esta pobre chica, sí, necesita ayuda – y como usted bien sabe no he
sugerido en ningún momento que habría que / “obligarla”.

- ¿Necesita ayuda? ¿Ah, sí? ¿Y según quién? ¿Según Goebbels? ¿A lo


mejor según Joseph Stalin? ¿Acaso Ana no se está adelantando a las
aterradoras consecuencias de ese argumento para interpelarnos sobre el
verdadero sentido de la palabra “ayuda”? ¿Acaso no nos estará diciendo
“no quiero su ayuda”? ¿Acaso no nos estará diciendo “su ayuda me
oprime”? ¿Acaso no nos está diciendo que el único modo de evitar ser
víctima de las estructuras patriarcales del capitalismo de finales del siglo
veinte es transformarse en su propia víctima?
¿Acaso no es ése el verdadero sentido de estos atentados contra su vida?

- Su propia víctima – qué fascinante.

- Ay, por favor, qué razonamiento más fofo.

Silencio. En el silencio:

casa
querida
vidrio
pelear
pieles
grande
zanahoria
pintar
parte
viejo
flor
golpear
caja
salvaje
familia
lavar
vaca
amigo
felicidad
mentira
Attempts on her life / Martin Crimp / Trad: Rafael Spregelburd 42

- Bueno, yo creo que independientemente de las muy variadas agendas


personales que estamos sacando a relucir en esto, estamos todos de
acuerdo en que esta obra marca un hito. Es conmovedora. Es oportuna. Es
angustiosa. Es divertida. Es enfermiza. Es sexy. / Es profundamente seria.
Es entretenida. Es críptica. Es oscura. Es altamente personal y a la vez
plantea cuestiones vitales sobre el mundo en que vivimos.

- (comenzando en “sexy”) La verdad que es un razonamiento de lo más fofo.


¿Su propia víctima? Si realmente está -como parece- tratando de matarse,
entonces sin duda nuestra presencia acá nos convierte en meros voyeurs
en Puro Caos. Si por otro lado sólo está actuando, entonces la obra entera
se vuelve una mera performance cínica y el doble de repugnante.

- ¿Pero por qué no? ¿Por qué no debería ser / “una performance”?

- Exacto: se vuelve una especie / de teatro.

- Es teatro –efectivamente- para un mundo donde el teatro en sí ya está


muerto. En vez de las convenciones pasadas de moda, como diálogos y
eso que llaman personajes, arrastrándose como larvas hacia el vergonzoso
desenlace del teatro, Ana nos ofrece un diálogo de objetos puro: de cuero y
vidrio, de vaselina y acero; de sangre, saliva y chocolate. Nos ofrece nada
más ni nada menos que el espectáculo de su propia existencia, la radical
pornografía –si me es dado usar esa palabra recontrausada- de su propio
cuerpo –quebrantado, abusado- casi como el de Cristo.

- Un objeto en otras palabras. Un objeto religioso.

- Un objeto, sí. Pero no el objeto de unos otros, el objeto de sí misma. Es ése


el guión / que ella ofrece.

- Pero seguro que todo eso ya lo vimos. ¿O no hemos visto ya todo eso en la
tan mentada “radicalización” de los sesentas barra setentas?

Silencio. En el silencio:

deportación
angosto
hermano
temer
cigüeña
falsa
ansiedad
besar
novia
pura
puerta
elegir
paja
conforme
Attempts on her life / Martin Crimp / Trad: Rafael Spregelburd 43

ridículo
dormir
mes
agradable
mujer
abuso

- Visto – por ahí. Pero no lo hemos renovado, no lo hemos visto ahora, no en


el contexto de un mundo post-radical, post-humano donde los gestos de
radicalización adquieren un significado nuevo en una sociedad donde todo
gesto radical es apenas una forma más de entretenimiento, vale decir,
apenas un producto más, en este caso una obra de arte, para / su consumo.

- El teatro no tiene nada que ver con esto y me ofende muy amargamente la
insinuación de que vengo a ser una especie de nazi.
Attempts on her life / Martin Crimp / Trad: Rafael Spregelburd 44

12. ¡QUÉ RARO!

- Ella va dejando atrás la ciudad bombardeada en un Cadillac rojo metálico


modelo 56…

- ¡NOMBRE!

- …y llega a un puesto de control alumbrado por neumáticos en llamas y le


preguntan –exacto- su nombre.

- ¡QUÉ RARO!

- Qué raro que ella no conteste a esta razonable petición sino que desate, en
cambio, una diatriba de improperios. “Hijos de una gran puta asesinos
pedazos de sorete”, dice. “Cogecerdos chupapjias del orto”.

- ¡LA BOQUITA!

- “Matones culea-hermanas, mata-pibes blasfemos, cara de garcha


descerebrados.”

- ¡LA BOQUITA!

- “Me cago en sus tumbas y en las tumbas de sus madres y de sus padres…”

- ¡DOCUMENTOS!

- “…y malditos sean todas sus generaciones futuras.”. Y cuando le vuelven a


pedir una vez más –así es- sus documentos queda sumida en el silencio.

- ¡SILENCIO!

Silencio.

¿QUÉ?

Silencio.

¿QUÉ?

- Y ahí se pone a murmurar no sé qué sobre su jardín y los ciruelos y las


fuentes resecadas de la ciudad. Sobre -¿cómo se dice- el agua que hacía
entibiar en botellas de plástico para no causarles un shock a las raíces.
Murmura algo sobre…

- ¡MÁS FUERTE!

- …murmura algo sobre –correcto: más fuerte, puta- algo sobre unos cortes
de luz, noches en completa oscuridad y la descomposición de la carne
Attempts on her life / Martin Crimp / Trad: Rafael Spregelburd 45

congelada. Sobre las mujeres golpeando tapas de cacerolas por las calles
como una especie de lamento…

- ¡NOMBRE!

- …sobre la quema de bibliotecas enteras llenas de libros y manuscritos


irreemplazables y sobre el pan duro que les tiraban desde los camiones y
dale que dale con los coruelos y las flores blancas…

- ¡MIENTRAS TANTO!

- …y el olor a café de cloaca y restos humanos y mientras tanto –así es:


mientras tanto, gracias, los soldados se reúnen alrededor de esta mujer sin
nombre de pelo gris teñido de sangre y alrededor del Cadillac rojo
alumbrado por las pilas de neumáticos en llamas y le preguntan: ¿a dónde
mierda, a dónde mierda en esta tierra meada por la garcha de dios se
supone que está yendo?

Silencio.

- ¿QUÉ?

Silencio.

¿QUÉ?

- “Al aeropuerto”.

- ¡MÁS FUERTE!

- “Al aeropuerto. Llevo a mi hija al aeropuerto. No hace falta que me griten.


Soy una mujer educada, no una pajuerana del campo que vino a la ciudad a
limpiarles los inodoros a los ricos. Tengo pasaporte y cuenta bancaria en
dólares americanos y llevo a mi hija al aeropuerto.”

- ¡QUÉ RARO!

- “Ahora por favor déjenme pasar”. Pero sí, como bien dice usted, qué raro
que no haya ninguna hija a la vista. ¿Hija? ¿Qué hija? Y las mujeres con
pasaporte no tienen este aspecto. Las mujeres con dólares americanos no
tienen este aspecto. Tienen el pelo teñido profesionalmente en salones de
belleza y con claritos artificiales, no con sangre de humano. No manejan
Cadillacs baqueteados, andan en unos Jeeps japoneses 4x4 con una rueda
de auxilio que nunca van a usar clavada a la puerta de atrás. Alumbremos
con una linterna el asiento trasero, ¿les parece?, y veamos un poco de qué
es que está hablando.

- ¿HIJA? ¿QUÉ HIJA?


Attempts on her life / Martin Crimp / Trad: Rafael Spregelburd 46

- Saquemos la linterna -¿qué hija?, exacto, de goma, y veamos un poco de


qué es que está hablando, a ver a qué se refiere cuando dice “mi hija”, esta
mujer sin nombre de pelo largo y gris y marcas feroces de viruela en la cara.
Y ya que estamos hablando de su aspecto, ¿qué le costaba ser un poco
más atractiva? ¿Qué le costaba ser un poco más solidaria? ¿Qué le
costaba tener algunos dietes más? ¿Qué le costaba inclinarse para
adelante así le podíamos ver el culo? ¿Qué le costaba ponerse a llorar a
mares y hacernos desear confortarla en vez de mirarnos así y escupir?

- ¡QUÉ RAROI

- Así que -¿cómo?... sí… perdón- qué raro, como bien dice usted, que la luz
de la linterna revele en el asiento de atrás del vehículo nada más que dos
bolsas de lustroso plástico negro cerradas con un nudo pero ningún rastro
de ninguna hija..

- ¿HIJA? ¿QUÉ HIJA?

- Y ahora murmura no sé qué sobre…

- ¡MÁS FUERTE!

- …sobre una hamaca en el jardín, algo sobre su hijita, su pequeña Anita, su


Annushka. Algo -¿cómo se dice?- más fuerte –algo como que su Annushka
“estaría en las bolsas” y sobre su necesidad, su imperiosa necesidad de
llevar estas bolsas al aeropuerto con su educación y su cuenta bancaria en
dólares americanos y comprar pasajes de avión. ¿No se da cuenta de que
el aeropuerto está cerrado? ¿No escuchó que la pista fue bombardeada?
¿No vio los misiles inteligentes salpicando todo de asfalto como piedras
tiradas a un charco?

- ¡QUÉ RARO!

- ¿No siente el calor blanco de la nafta de aviación ardiente? No. Qué raro,
como bien dice usted, que parezca creer que el aeropuerto está
funcionando normalmente. Qué raro que parezca creer que las blancas
playas del mundo y las cosmopolitas urbes quedan apenas a unas horitas
de distancia merced a todo tipo de vuelos regulares programados.

- ¡QUÉ RARO!

- Esta mujer sin nombre, qué cosa más rara, parece imaginar que todavía
puede operar una cuenta bancaria con una tarjeta de plástico y volar en
primera con la pequeña Ana, con Annushka, fuera del alcance de los rifles y
los hachazos, hasta una ciudad llena de galerías de arte, lámparas
halógenas, cafecitos encantadores y zapatos exhibidos con primor.

- ¡QUÉ RARO!
Attempts on her life / Martin Crimp / Trad: Rafael Spregelburd 47

Silencio.

- ¡QUÉ RARO!

Silencio.

- ¡QUÉ RARO!

Silencio.

N del T: En la versión publicada por Faber&Faber la escena termina aquí. Sin


embargo, en otras versiones estrenadas, la escena sigue unos parlamentos
más. Habría que averiguar cuál es la versión que el autor considera definitiva:

- Y sí –qué raro- nadie le pregunta qué quiere decir con que Annushka “está
en las bolsas”.

- ¡QUÉ RARO!

Silencio.

- Y sí –qué raro- nadie pide examinar las bolsas.

Silencio.

- ¡QUÉ RARO!

Silencio.

- Y sí; lo más raro de todo, quizás, es que nadie se pregunta por qué una
niña estaría en dos bolsas en vez de una.

Silencio.

- ¡QUÉ RARO!
Attempts on her life / Martin Crimp / Trad: Rafael Spregelburd 48

13. JUNGFRAU (ASOCIACIÓN LIBRE)


- A los trece años tiene una trenza larguísima de pelo caoba brilloso, y en la
mano un cronómetro plateado.
Él tiene barba espesa, una familia, y una lista con cien palabras.
Él dice: “Ana, te amo”.
Ella dice: “Pero Karl, vos estás casado”.
Él le agarra una mano y empieza a lamer sus dedos sin anillo, desde la
punta hasta la base.
Ella dice: “Hoy anduve caminando por primera vez a la orilla del Limmat10,
por ese sendero desolado que corre paralelo a la Promenadenstraße. Fue
sobre todo maravilloso mirar por entre las ramas de esos imponentes
árboles viejísimos que se agachan casi hasta tocar el agua que va
pasando.”

13. COMUNICÁNDOSE CON EXTRATERRESTRES11


- Entonces descubrimos que a ella la están penetrando unos rayos misterios
que la vuelven invisible en todas las fotos.
- ¿Qué? ¿Rayos X?
- No, rayos X no. Es un tipo de rayo nuevo. Un tipo de rayo nuevo producido
por una catástrofe en el espacio / profundo.
- ¿Vos querés decir –a ver- que mediante estos rayos, o sea, ella está en
comunicación con extraterrestres?
- Cero comunicación. No. Los extraterrestres la usan. La usando, pero sin
que ella / se entere.
- Los extraterrestres -correcto- usando su mente como una especie de
Caballo de Troya mediante el cual pueden gradualmente invadir toda la
conciencia / humana.
- Y lo espantoso es que ella podría ser cualquiera de nosotros.

10
N.delT.: El río Limago es el que pasa por el centro de Zurich, en Suiza.
11N del T: JUNGFRAU es la escena publicada por Faber&Faber. Sin embargo, el propio autor
ha publicado otra versión en la que la escena es completamente otra. Preguntado sobre cuál
de las dos es la correcta, Crimp señala esta nueva versión: “Comunicándose con
extraterrestres”.
Attempts on her life / Martin Crimp / Trad: Rafael Spregelburd 49

14. LA CHICA DE AL LADO

Ella es la chica de al lado


Es la falla fatal del sistema
Ella es la llama que quema
Ella es la yegua de Troya.

Es parte de la familia real


El arte es se mayor afición
Ella es la refugiada total
Montada en un sulky a tracción

Ella es una estrella porno en plena noche


Es una asesina y la marca de un coche
¡ES UNA ASESINA Y LA MARCA DE UN COCHE!

Ella es la amenaza terrorista


Ella es tres veces mamá
Es tabaco a precio de lista
Es Éxtasis en lluvia, es maná

Es lo que llaman una femme fatale


El filo voraz del cuchillo candente
Ella es una tipa genial
Ella es Vida Inteligente

Ella es candidata segura a presidenta


De cada pequeño país que esté en guerra
¡DE CADA PEQUEÑO PAÍS QUE ESTÉ EN GUERRA!

Ella pasa el invierno al sur del Ecuador


Y le gusta juntar antigüedades
Ella tiene una boca tamaño buzón
Pero nunca pronuncia verdades.

A ella le dan una pala sin funda


A la entrada de un bosque alejado
Para que pueda cavar su propia tumba
De manos de un encapuchado.

Ella maneja un tanque de guerra


Que arrasa con los recién nacidos
Mientras elige su entidad financiera
Según los intereses más competitivos.

Ella bombardea sigilosamente


Tiene riquezas y banca sin límite
Tiene rodillas blancas, prominentes
Attempts on her life / Martin Crimp / Trad: Rafael Spregelburd 50

¿QUÉ? ¿RODILLAS PROMINENTES?


Sí. Rodillas prominentes
Y habla japonés como lo habla la gente.

O-shigoto wa nan desu ka?


Oku-san wa imasu ka?
OKU-SAN WA IMASU KA?

Ella es bronceado de cama solar


Es la sartén engrasada al calor
Es el film en lata cerrada y sin usar
Es la mierda arrojada al ventilador

Ella es la que rajó de un cuetazo


Cuando empezaron los balazos.

Ella es una niña con un plan de futuro


Ella es un niño con un hombre maduro
Es la tortillera con su dama en apuros
Ella es la van que maneja un tipo duro.

Ella le dedica al fútbol todo su corazón


Con una reducida capacidad de atención
¡REDUCIDA CAPACIDAD DE ATENCIÓN!

Ella es la predadora
Es el dios marcial
Del sistema es la falla fatal
Ella es la chica ella es la chica
Ella es la chica ella es la chica
Ella es la chica ella es la chica
ELLA ES LA CHICA DE AL LADO
Attempts on her life / Martin Crimp / Trad: Rafael Spregelburd 51

15. LA DECLARACIÓN
Silencio.
- ¿Usted dice que ella anda en bicicleta en todos los climas?
- Todos los climas. Correcto.
Silencio.
- Y usa sombrero.
- Sí. Usa sombrero.
- El cual, usted declara, se tejió ella misma.
- Me parece.
Silencio.
- Ella cultiva plantines de tomates en...
- Envases de margarina.
- Envases de margarina.
- Correcto.
Silencio.
O de yogurt.
- Potes de yogurt.
- Sí.
- Ahá.
Silencio.
¿Y a usted por qué le parece que hace eso?
- ¿Qué? ¿Cultivar plantines de tomates?
- Sí.
Silencio.
- Para fiestas.
- ¿Para qué?
- Fiestas. Los vende en fiestas.
- Por supuesto. Y supongo que los lleva a las fiestas en bicicleta.
- Sí, así es.
- En todos los climas.
- Sí, así es.
- En una caja de cartón.
- Sí, así es.
Attempts on her life / Martin Crimp / Trad: Rafael Spregelburd 52

- Ahora bien, ¿usted por qué creería que lo hace? ¿Por qué creería que ella
lleva estos, qué son, plantines, tomates, en potes de yogurt? ¿Por qué creería
que los lleva en bicicleta en una caja de cartón a las fiestas en todos los
climas?
Largo silencio.
Usted declara abre comillas de niña usualmente compartía la cama con dos o
tres de sus hermanos menores cierra comillas. ¿Usted sostiene esa
declaración?
- Sí.
- ¿Por qué?
- Porque lo hacía.
- “Porque lo hacía”.
- Porque lo hacía, sí. Porque eran pobres. Porque no tenían nada.
- Otro mundo, ¿no?
Silencio.
Si fuera tan amable de firmar aquí.
- ¿Qué?
- Sí. Si fuera tan amable de firmar aquí para decir que leyó toda la declaración,
y que la considera exacta.
Silencio.
¿Bueno, no la considera exacta?
- Si me da una lapicera...
De algún lado sale una lapicera, se le quita el capuchón. El papel se firma y es
retornado. Silencio.
- ¿Eso es todo?
- Por el momento. Gracias.
Silencio.
Muchísimas gracias.
Silencio.
Attempts on her life / Martin Crimp / Trad: Rafael Spregelburd 53

16. PORNÓ
La que habla principalmente es una mujer jovencísima. Al hablar, sus palabras
son traducidas desapasionadamente a un idioma Africano, Latinoamericano o
de Europa del Este12.

- Tiene por delante los mejores años de su vida.


- [traducción]

- Ella debe andar por los diecisiete o dieciocho...


- [traducción]

- ...pero idealmente es más joven...


- [traducción]

- ...catorce o por ahí todavía más joven.


- [traducción]

- Es muy pero muy importante entender que ella siempre está en control.
- [traducción]

- Está siempre en control de todo lo que pasa.


- [traducción]

- Incluso cuando parece violento o peligroso.


- [traducción]

- Aunque no lo es.
- [traducción]

- (Leve risa) Es obvio.


- [traducción]
Attempts on her life / Martin Crimp / Trad: Rafael Spregelburd 54

- (Leve risa) Claro que no hay historia que contar...


- [traducción]

- ...o personajes.
- [traducción]

- Por lo menos no en el sentido convencional.


- [traducción]

- Pero eso no implica que no se requiera cierta habilidad.


- [traducción]

- Porque de todos modos necesitamos sentir que lo que vemos es real.


- [traducción]

- No es mera actuación.
- [traducción]

- De hecho es mucho más complejo que la actuación, por la sencilla razón de


que está sucediendo de verdad.
- [traducción]

Una pausa. Parece haber olvidado qué decir y busca que alguien le tire un pie.

- ¿Sí?
- (le tiran un pie) Le gusta mucho su trabajo.
- ¿Cómo?
- (le tiran el pie, más enfáticamente) Le gusta mucho su trabajo.
- Le gusta mucho su trabajo.
- [traducción]

- Es joven y está en forma, y está muy feliz con su cuerpo.


- [traducción]

12 En la producción de estreno, portugués.


Attempts on her life / Martin Crimp / Trad: Rafael Spregelburd 55

- Lo que hace con su cuerpo es decisión suya.


- [traducción]

- Obvio.
- [traducción]

- El porno no la priva de llevar una vida normal.


- [traducción - en la traducción “porno” se debe acentuar de manera distintiva:
“Pornó”]

- Tiene un novio normal....


- [traducción]

-. ..y todos los intereses normales de una joven de su edad.


- [traducción]

- (leve risa) Pilchas.


- [traducción]

- Novios.
- [traducción]

- Maquillaje. Mascotas.
- [traducción]

- Música.
- [traducción]

- La diferencia es...
- [traducción]

- ...es que el Porno le diseña el tipo de seguridad e independencia que muchas


mujeres envidiarían.
Attempts on her life / Martin Crimp / Trad: Rafael Spregelburd 56

- [traducción]

- El Porno...
- [traducción]

- ...es en realidad una forma de asumir el control.


- [traducción]

- El Porno...
- [traducción]

- ...es en realidad lo contrario de lo que parece.


- [traducción]

- Porque en vez de consumir las imágenes...


- [traducción]

- ...ella las está produciendo.


- [traducción]

- Esa, para ella, es una de las bellezas del Porno.


- [traducción]

Nueva pausa. Parece haber olvidado qué decir: pero esto implica una angustia
que jamás deja aparecer en la superficie. Busca que le tiren un pie.

- ¿Sí?
- (le tiran un pie) No es insensible a la luz de la tarde.
- ¿Cómo?
- (le tiran el pie, más enfáticamente) No es insensible / a la luz de la tarde.
- No es insensible a la luz de la tarde cuando pega en la copa de los pinos de
un anaranjado intenso.
- [traducción]
Attempts on her life / Martin Crimp / Trad: Rafael Spregelburd 57

- Tiene mucha vida interior.


- [traducción]

- Responde al mundo de manera sensible.


- [traducción]

- El guión ese, en realidad, de la chica drogada, privada de sensaciones...


- [traducción]

- ...humillada...
- [traducción]

- ...y después fotografiada o filmada sin que lo sepa...


- [traducción]

- ...es una caricatura irrisoria.


- [traducción]

Nueva pausa. Otra vez busca un pie.

- ¿Sí?
- (le tiran un pie) Se pensó en todo.
- ¿Cómo?
- (le tiran el pie, más enfáticamente) Se pensó en todo lo que pudiera necesitar.

Pausa.

- No puedo.
- [traducción de “no puedo”]

Pausa.

- No puedo.
- [traducción de “no puedo”]
Attempts on her life / Martin Crimp / Trad: Rafael Spregelburd 58

Ella se da vuelta. Confusión pasajera. Pero después se hace cargo otra


persona, que toma la palabra. De hecho el resto de la compañía
probablemente aparece por ahí y pueden compartir los parlamentos siguientes,
mientras la primera chica toma un vaso de agua y se normaliza, no debe estar
claro si sufre pánico escénico o verdadera angustia.

El traductor permanece impasible.

- Se pensó en todo lo que pudiera necesitar. Incluso una educación formal.


- [traducción]

- Para cuando cumpla veintiuno todavía tendrá por delante los mejores años de
su vida...
- [traducción]

- ...y además tendrá dinero en el banco, ganado merced al Porno.


- [traducción]

- No todos arrancan en esta vida con tanta ventaja.


- [traducción]

- O con tantas oportunidades.


- [traducción]

- Obvio.
- [traducción]

La joven se reincorpora gradualmente, apoyada por las otras voces.

- Ella podría por ejemplo hacerse modelo...


- [traducción]

- ...o personaje mediático...


Attempts on her life / Martin Crimp / Trad: Rafael Spregelburd 59

- [traducción]

- ...poner su propio bar de pueblo o viajar por el mundo.


- [traducción]

- Podría pintar...
- [traducción]

- ...nadar profesionalmente...
- [traducción]

- ...o estudiar para recibirse en ingeniería química.


- [traducción]

Todos con ímpetu creciente.

- Ana podría cambiar el mundo...


- [traducción]

- ...acabar con el sufrimiento animal...


- [traducción]

- ...acabar con el sufrimiento humano...


- [traducción]

- ...y aprender a pilotear un helicóptero.


- [traducción]

Empieza una pasional música de violines gitanos.

- Ana distribuirá por toda la tierra de manera pareja los recursos mundiales...
- [traducción]

- ...levantará del polvo los rostros de los postergados...


Attempts on her life / Martin Crimp / Trad: Rafael Spregelburd 60

- [traducción]

- ...y al mismo tiempo dará garantías de no acomodarse a los privilegios de la


clase media.
- [traducción]

- Difundirá entre el pueblo la teoría psicoanalítica...


- [traducción]

- ...en artículos semanales en una sección de una revista.


- [traducción]

La música se intensifica.

- Ana ha visto el mundo desde el espacio...


- [traducción]

- ...las arrugas de las montañas...


- [traducción]

- ...y los hilos cobalto de los ríos.


- [traducción]

- Ha excavado las tumbas al ras...


- [traducción]

- ...y ha recogido los cráneos destrozados de los muertos.


- [traducción]

- Ha esparcido información en la fibra óptica...


- [traducción]

- ...y ha bailado con las partículas de luz.


- [traducción]
Attempts on her life / Martin Crimp / Trad: Rafael Spregelburd 61

La música se intensifica. Los hablantes se dividen, creando dos discursos


paralelos, cada corriente sonora es traducida de manera desafectada a un
idioma diferente:

- Ana ha manguereado las calles de


Bucarest…
- [traducción] - Ahora Ana les va a mostrar la
posición del choque…
- [traducción]
- …y ha escuchado el corazón del
feto.
- [traducción] - que hay que adoptar cuando las
azafatas lo indiquen…
- Se ha derretido con los glaciares - [traducción]
de los polos…
- [traducción] - Bajar la cabeza.
- [traducción]

- …y ha fluido hacia los fértiles - Rodillas recogidas.


deltas. - [traducción]
- [traducción]

- En caso de falta de oxígeno…


- Ella en persona ha promovido una - [traducción]
marca de cerveza importada.
- [traducción] - …máscaras de oxígeno caerán
automáticamente.
- Ha comprado una página entera - [traducción]
en un diario…
- [traducción] - Tire de la máscara para iniciar el
oxígeno.
- …para imprimir una disculpa - [traducción]
completa e incondicional.
- [traducción] - No fumar mientras se esté
Attempts on her life / Martin Crimp / Trad: Rafael Spregelburd 62

utilizando oxígeno.
- Ha exterminado a los gitanos… - [traducción]
- [traducción]
- Por favor revise que su cinturón
- …y les ha comprado el brezo de la esté abrochado…
fortuna. - [traducción]
- [traducción]
- …su mesita guardada…
- Ha muerto en la cruz… - [traducción]
- [traducción]
- …y que su asiento esté en
- …y resucitado de entre los posición vertical.
muertos al tercer día… - [traducción]
- [traducción]

- …se ha dejado crecer la barba… - Durante el vuelo…


- [traducción] - [traducción]

- …y ha entrado en La Mecca - …pasaremos con una lista de


victoriosa. productos libres de impuestos.
- [traducción] - [traducción]

- ¡Ana nos librará de la angustia del


siglo… - ¡Ana nos librará de la angustia del
- [traducción] siglo…
- [traducción]
- …y nos guiará a una era en la que
lo espiritual y lo material… - …y nos guiará a una era en la que
- [traducción] lo espiritual y lo material…
- [traducción]
- …lo comercial y lo trivial…
- [traducción] - …lo comercial y lo trivial…
- [traducción]
Attempts on her life / Martin Crimp / Trad: Rafael Spregelburd 63

- …la onda y la partícula…


- [traducción] - …la onda y la partícula…
- [traducción]
- …se reconciliarán de una vez y
para siempre! - …se reconciliarán de una vez y
- [traducción] para siempre!
- [traducción]
Attempts on her life / Martin Crimp / Trad: Rafael Spregelburd 64

17. PREVIAMENTE CONGELADO

- OK, entonces tiene muchas cosas en mente. Las cosas…

- Y sí… es así.

- …las cosas ¿qué? Las cosas cambiaron para ella estos últimos años.

- Y sí… ahí tenés toda la razón.

- O sea que se ve... digamos las cosas como son: se ve que algo ha muerto.

- ¿Que algo ha qué?

- Ha muerto. Algo / ha muerto.

- Siente que fracasó.

- Exacto. Siente que su labor fracasó.

- Pero además personalmente -su labor, sí- pero además personalmente


piensa que algo, algo muy adentro, ha muerto.

- ¿Y es así?

- ¿Qué?

- ¿Ha muerto de veras?

- ¿Ha muerto qué?

- Eso, eso que decís que está muy adentro.

- ¿Eso qué?

- Eso, eso, eso, eso / muy adentro.

- En su caso, sí, digamos que sí ha muerto. Digamos que todo aquello por lo
que trabajó –toda su vida- ha muerto. (Carcajada.) Digamos que su vida
hasta este punto ha sido… ¿qué? ¿Qué? ¿Qué? Como un…

- ¿Libro?

- Como un libro, como un…

- ¿Hilo?

- Como un libro, como un hilo, como un…


Attempts on her life / Martin Crimp / Trad: Rafael Spregelburd 65

- ¿Barco?

- Como un barco. Digamos que toda su vida –sí, muy bien- hasta este punto
ha sido como un barco, como un barquito pequeño…

- A la deriva.

- …a la deriva de lo más contento a través del lago. Pero ahora siente que el
agua…

- ¿Se mete por las rendijas?

- Sube.

- ¿Sube a dónde?

- Su corazón roto.

Carcajada.

- Su corazón -exacto, sí, absolutamente- roto. Siente el agua del lago


subiendo por su / corazón roto.

- Su labor abandonada. Su hogar abandonado por sus hijos.

- Ella misma abandonada por el marido. ¿Y él dónde está ahora?

- ¿París? ¿Praga? / ¿Viena? ¿Berlín?

- ¿París? ¿Praga? ¿Cogiendo? ¿Cogiendo, está, con una que tiene la mitad
de la edad de ella en una ciudad de palacios renacentistas y cúpulas /
barrocas? Llevando a cabo alguna fantasía adolescente, mientras ella
intenta reconstruir su vida.

- Pero nunca tuvo marido.

- ¿Nunca qué?

- Nunca un marido. Nunca creyó en el matrimonio.

- OK. Por ahí nunca creyó, pero igual tuvo un marido.

Carcajada.

- Paul.

- ¿Quién?

- Paul.
Attempts on her life / Martin Crimp / Trad: Rafael Spregelburd 66

- ¿Paul? Paul no era su marido.

Carcajada.

- Bueno, ¿entonces qué era?

- No, no sé. Era una especie de, una especie de, una especie de… / persona.

- Como fumar.

- ¿Qué? Exacto. Sí. Como fumar cigarrillos.

Silencio.

- Hablando de eso, ¿sabías que todavía tiene ese cenicero alto con
pedestal?

- ¿Hablando de qué?

- De eso. Hablando de eso.

- No es cierto.

- Es cierto. Se lo sigue llevando de una pieza / a la otra.

- Es una cosa aterradora.

- No es una cosa aterradora.

- Es como un coso sacado del lobby - Sí. Es como una escupidera. ¿O


de un hotel berreta, el tipo de hotel cómo se llama ese otro coso?
a donde se va un par de horas un
día de semana por la tarde en una - ¿Qué otro coso?
ciudad extraña con un hombre /
que acabás de conocer. - El coso. La palabra. Esa otra
palabra.
- Con un hombre al que no vas a
ver más. - ¿Qué? ¿Un sinónimo de
escupidera?
- Con un hombre –exacto- que
acabás de conocer y al que no - ¿Un humidor?
tenés ninguna intención de volver
a ver. Con ese tazón cromado y - No. No es humidor, pero es
ese pedestal cromado y esa aura parecido.
de sexo repentino sin cuidarse en
piezas berretas de telo. ¿Una - ¿Bacinilla?
bacinilla? ¿Y eso qué es?
- Bacinilla. Eso es. Es como una
bacinilla.
Attempts on her life / Martin Crimp / Trad: Rafael Spregelburd 67

- Un coso. Un coso para escupir.

- Ella no escupe. ¿De qué hablan? No se casa. No tiene chicos. Y por cierto /
no escupe.

- Acá nadie dice que escupa.

- ¿Entonces por qué tiene un coso para escupir?

- No tiene un coso para escupir, tiene un coso que se parece a uno de esos.

- Pero en ese caso, ¿es un humidor?

- Humidor se dice en castellano. Como matador.

- Como conquistador.

- Es una caja para / guardar cigarros.

- Es una caja –así es- para guardar cigarros.

Silencio.

- Ahá. ¿Qué? ¿No trabaja?

- Sí que trabaja.

- Trabajó.

- Puede trabajar.

- Trabajará.

- No trabajará.

- Pero tiene sus habilidades.

- Ah, sí, habilidades tiene, pero sean las habilidades que fueren parecen muy
inapropiadas para el mundo en que vive. El trabajo que hizo, fuere cual
fuere, parece inapropiado para el mundo en que vive. Lo único que le queda
por hacer es andar en círculos alrededor del cenicero o sacar libros a la
bartola de las repisas.

- No me digas: los clásicos.

- Así es; los clásicos que tendría que haber leído de estudiante hace veinte o
treinta años.

- Pero igual que hace veinte o treinta años no pasa de los prólogos.
Attempts on her life / Martin Crimp / Trad: Rafael Spregelburd 68

Carcajada.

- Los fragmentos que subrayó con una birome negra temblequeante...

- Esos fragmentos –exacto- que subrayó con birome porque pensaba que
tenían ¿qué? ¿Sentido?

- O le enseñaron.

- ¿O le qué?

- Enseñaron. No es que ella pensara sino que se le enseñó. Se le enseñó


que tenían / sentido.

- Bueno –si lo pensaba o se lo enseñaron, igual, la cosa es que ella más bien
lee por arribita.

- OK, ¿vos querés decir que leer por encima parece más apropiado al mundo
/ en que vive?

- Es justo lo que quiero decir; prefiere leer por encima. Prefiere leer lo menos
posible de las cosas. Parte de una receta. Parte de una carta. Parte de / un
artículo.

- Parte de una receta. Parte de una carta contestando a una carta que nunca
leyó sobre un artículo que se le pasó.

- ¿Qué artículo era?

- Se le pasó.

- Se le pasó –OK- pero igual nos podemos imaginar lo que se puede haber
perdido.

- Ese asunto del actor.

- Ese asunto del político.

- Ese asunto del salmón fresco.

- Ese asunto del asesino. De cómo


inflingió 37 cuchillazos en total a la - ¿Cómo era eso?
madre del chico mientras el chico
dormía. - ¿Lo del salmón?

- Y era su propio hijo. - Sí.

- No, no era suyo. Pero su hijo - Bueno, sobre cómo definir la


estaba, palabra “fresco”. Qué quiere decir
en realidad la palabra “fresco” en
Attempts on her life / Martin Crimp / Trad: Rafael Spregelburd 69

- Trajo a su hijo para que viera. una frase como “salmón fresco”.

- Trajo a su propio hijo, eso es, para - ¿Decís que puede querer decir
que viera cómo asesinaba a la “previamente congelado”?
madre del otro chico.
- Exacto.
¿Que hizo qué?

- Trajo a su propio hijo. Trajo a su propio hijo en pijama para que viera cómo
lo hacía. Acuchillarla. Sí.

Silencio.

- ¿Y puede?

- ¿Si puede qué?

- ¿Querer decir “previamente congelado”?

Silencio.

Estrenada en el Royal Court Theatre Upstairs, Londres, Marzo de 1997


Traducción de Rafael Spregelburd, enero de 2013.

También podría gustarte