Está en la página 1de 4

Unidad I Trabajos pendientes

Trabajo 1
Enfoque: en la pedagogía son guías sistemáticas cargadas de ideología, que orientan las
prácticas de enseñanza, determinan sus propósitos, sus ideas y sus actividades,
estableciendo generalizaciones y directrices que se consideran óptimas para su buen
desarrollo.
Práctica docente: Se entiende como una práctica social, (Angulo 1994; Contreras, 1994;
Carr, 1993; Schön, 1997) altamente compleja, apoyada en perspectivas diversas desde las
que se seleccionan puntos de vista, aspectos parciales que en cada momento histórico tienen
que ver con los usos, tradiciones, técnicas y valores dominantes en un sistema educativo
determinado.
Competencia: es la capacidad del individuo donde interviene la fusión de sus
conocimientos, habilidades, destrezas, actitudes y valores, que le permiten desempeñarse
eficazmente, en el desarrollo de situaciones diversas, en un ámbito o área específica.
Conocimiento: el conocimiento es un proceso, porque no está dado, es decir, un objeto
nunca es conocido de manera definitiva, más bien se trata de ir conociendo al objeto poco a
poco.
Habilidad: maña, capacidad y rapidez para llevar a cabo cualquier actividad propuesta
frente a un objetivo asignado.
Aptitud: es la habilidad o destreza que se tiene para algo (aspecto pericial)
Actitud: se refiere al temperamento de una persona frente a ciertas situaciones (aspecto
conductual).
Experiencia: Por experiencia se entiende habitualmente el experimento, la comprobación
de nuestros conocimientos por vía de laboratorio o mediante la observación de los
fenómenos en la realidad circundante.
Valores: definen quienes somos. Conforman nuestras creencias y funcionan a manera de
declaración en cada una de las actividades que llevamos adelante.
Capacidad: El concepto de capacidad es de uso común en el contexto escolar,
relacionándose con la justificación del aprendizaje del alumno. A pesar de ello —o, quizá,
debido a ello— suele utilizarse de forma muy laxa y, en algunas ocasiones, con muy poco
rigor.
Planear: Consiste en fijar el curso concreto de acción que ha de seguirse, estableciendo los
principios que habrán de orientarlo, la secuencia de operaciones para realizarlo, y la
determinación de tiempos y números necesarios para su realización.
Organizar: La planeación consiste en fijar el curso concreto de acción que ha de seguirse,
estableciendo los principios que habrán de orientarlo, la secuencia de operaciones para
realizarlo, y la determinación de tiempos y números necesarios para su realización
Ejecutar: Para la ejecución es necesaria la figura de un gerente capaz de dirigir, tomar
decisiones, instruir y ayudar a los diferentes sectores laborales. En la ejecución se busca dar
el primer paso en las actividades designadas a los grupos de trabajo para que sigan
realizando esas actividades de manera periódica y eficaz.
Dirigir: busca asegurar el éxito de las actividades gerenciales. Centra su atención en la
manera de delegar autoridad y coordinar actividades.
Evaluar: La función de evaluar tiene el papel de garantizar que la empresa esté
encaminada hacia el rumbo del éxito. Si bien cada función puede ser realizada al pie de la
letra, eso no garantizará que el trabajo se incline hacia un camino económico positivo.

REFERENCIAS
Angulo, F., & Blanco, N. (1994). Teoría y desarrollo del currículo. Granada: Editorial
Aljibe.

Contreras, J. (1994). Enseñanza, curriculum y profesorado. Madrid: Editorial Akal.

Reza Becerril Fernando. Ciencia, Metodología e Investigación. México. Ed. Pearson


Educación 1997

Schön, D. (1998). El profesional reflexivo: Cómo piensan los profesionales cuando actúan:
Temas de educación. Barcelona: Editorial Paidós

Wertsch, J.V. (1988). Vygotsky y la formación social de la mente. Barcelona: Paidós


Trabajo 2
Trabajo 3

También podría gustarte