2010

1

Análisis de vacíos de conservación de los ecosistemas marino-costeros de Nicaragua

1

Citación: TNC-MARENA. 2009. Análisis de Vacíos de Conservación de los Ecosistemas Marino Costeros del Pacífico y Caribe de Nicaragua. The Nature Conservancy Nicaragua (TNC). Ministerio del Ambiente y Recursos Naturales (MARENA). 124 p. Queda autorizada la reproducción de esta publicación con fines educativos y otros fines no comerciales sin el previo permiso escrito, siempre y cuando la fuente sea reconocida plenamente. El proceso de Análisis de Vacíos de Conservación de los Ecosistemas Marino Costeros del Pacífico y Caribe de Nicaragua ha sido posible gracias al aporte técnico y financiero de The Nature Conservancy (TNC). Dirección Norvin Sepúlveda Ruiz

Director de Proyectos, TNC Nicaragua

Documento preparado por: Manuel Pérez Moreno Especialista en Recursos Pesqueros (Consultor) Alejandro Cotto Sánchez Especialista en Recursos Pesqueros (Consultor) Norvin Sepúlveda Ruiz Director Nacional TNC Nicaragua Balbo Müller Foster Coordinador Técnico Análisis GAP Marino Costero / MARENA Carlos Poveda Saborío Análisis espacial y SIG (Consultor) Saúl Reyes Buitrago Consultor de MARENA Con el apoyo del equipo regional de Ciencia de TNC Lenin Corrales Bernal Herrera Marco Castro Néstor Windevoxhel Juan Carlos Villagrán Con el apoyo del equipo nacional de TNC Edgar Herrera Comité Consultivo Institucional de seguimiento de los estudios del Análisis de Vacíos Ecosistemas Marino Costeros de Nicaragua (Ministerio del Ambiente y Recursos Naturales) Carlos Ramiro Mejía Dirección de Biodiversidad Edilberto Duarte Dirección de Biodiversidad René Castellón Dirección Comercio y Medio Ambiente René Incer Dirección de Coordinación Territorial Juliana López Dirección de Coordinación Territorial Nubia Aragón Dirección de Calidad Ambiental Yelda Ruiz Dirección de Calidad Ambiental Elisa Marenco Dirección de Planificación Kenia Salazar Unidad de Asesoría Legal Wilbert Noguera Oficina de Presupuesto Francisco Gadea Dirección General de Patrimonio Natural Abigail Calero Dirección General de Patrimonio Natural 2

Freddy Rivera Germán Cruz Xiomara Medrano Liliana Díaz Ana Julia Silva Mireya Izquierdo Indiana Zepeda Oscar Espinoza José Luís Galeano Fernando Palacios Martha Lucia Sánchez Flavia Valle Rigoberto Valdivia Petrona Gago Edición y publicación Antonio Mijail Pérez Isabel Marina Siria

Dirección de Areas Protegidas Dirección de Areas Protegidas Dirección de Areas Protegidas Dirección de Areas Protegidas Dirección de Areas Protegidas Dirección de Areas Protegidas Dirección de Areas Protegidas Dirección de Cambio Climático SERBSEN PRODEP SINIA SINIA Dirección de Cuencas y Recursos Hídricos Dirección de Cuencas y Recursos Hídricos

Asociación Gaia Asociación Gaia

Fotografías: Fabio Buitrago, Edgar Herrera y Balbo Müller.

3

TABLA DE CONTENIDO LISTA DE ACRÓNIMOS Y ABREVIATURAS................................................................................6 LISTADO DE FIGURAS ..................................................................................................................7 LISTADO DE TABLAS....................................................................................................................9 INTRODUCCIÓN ...........................................................................................................................10 CONTEXTO....................................................................................................................................11 Contexto global. ...........................................................................................................................11 Nicaragua y los esfuerzos de conservación.............................................................................11 Situación actual............................................................................................................................14 El sistema marino y la riqueza de especies en Nicaragua......................................................18 La conservación marino-costera en Nicaragua. ......................................................................20 ¿Que es un análisis de vacíos? .................................................................................................22 METODOLOGÍA ............................................................................................................................23 Pasos del análisis de vacíos.......................................................................................................23 Recolección de la información...................................................................................................26 Análisis de la información. .........................................................................................................26 Estratificación del área de estudio. ...........................................................................................27 RESULTADOS...............................................................................................................................30 Las Unidades ecológicas marinas (UEM). ................................................................................30 Descripción de los estratos para el Océano Pacífico..............................................................31 Descripción de los estratos para el Mar Caribe. ......................................................................36 Los objetos de conservación marina. .......................................................................................42 Objetos de conservación de filtro grueso del Océano Pacífico.............................................42 Identificación y selección de objetos de filtro fino..................................................................45 Objetos de conservación de filtro fino identificados para el Pacífico de Nicaragua. .........46 Las metas de conservación. .......................................................................................................53 Presiones/ amenazas...................................................................................................................64 Los vacíos de conservación. ......................................................................................................77 Prioridades a escala nacional identificadas en talleres nacionales y del análisis de vacíos. ........................................................................................................................................................78 Océano Pacífico. .................................................................................................................................. 79 Mar Caribe. ............................................................................................................................................ 81 PLAN DE ACCIÓN Y ESTRATEGIAS..........................................................................................89 4

Desarrollo de estrategias para el llenado de vacíos................................................................89 OCEANO PACIFICO............................................................................................................................ 89 Objetivos estratégicos.......................................................................................................................... 89 Objetivos estratégicos y sus indicadores de éxito........................................................................... 90 Acciones estratégicas priorizadas.............................................................................................91 MAR CARIBE. ....................................................................................................................................... 95 Acciones estratégicas priorizadas.............................................................................................99 ANÁLISIS DE OPORTUNIDADES PARA EL TRABAJO CON ÁREAS MARINO COSTERAS ......................................................................................................................................................101 ESTRATEGIA DE FINANCIAMIENTO .......................................................................................102 CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES GENERALES ......................................................103 REFERENCIAS............................................................................................................................105 Anexos.........................................................................................................................................107 Anexo 1.- Mapas con algunas características de Nicaragua. ..................................................... 107 Anexo 2.- Resumen de la metodología usada para la definición de las Unidades Ecológicas Marinas................................................................................................................................................. 108 Anexo 3.- Criterios utilizados para la priorización de estrategias. .............................................. 110

5

LISTA DE ACRÓNIMOS Y ABREVIATURAS. AP CPC ENAP FFI FUNDAR GAP GRUN INETER INPESCA MAGFOR MARENA MARXAN MINREX MINSA OdC PROBIOMA RAAN RAAS SERENA SINAC SINAP TNC UEM UICN Área Protegida Consejos del Poder Ciudadano Empresa Nacional de Puertos Flora y Fauna Internacional Fundación Amigos del Rio San Juan Análisis de vacíos de conservación Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales Instituto Nicaragüense de la Pesca y la Acuicultura Ministerio de Agricultura y Forestal Ministerio del Ambiente y Recursos Naturales MARine y SPEXAN (SPatially EXplicit ANnealing). Ministerio de Relaciones Exteriores Ministerio de Salud Objetos de Conservación Asociación de Profesionales en Biodiversidad y Medio Ambiente Región Autónoma del Atlántico Norte Región Autónoma del Atlántico Sur Secretaría de Recursos Naturales Sistema Nacional de Áreas de Conservación Sistema Nacional de Áreas Protegidas The Nature Conservancy Unidades Ecológicas Marinas Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza

6

LISTADO DE FIGURAS Fig. 1.- Mapa con la ubicación de Nicaragua y los límites terrestres. Los límites marítimos de la zona económica exclusiva no han sido geo-referenciados por conflictos limítrofes pendientes Fig. 2.- Mapa de Nicaragua y las áreas protegidas. Fig. 3.- Cuencas y sub-cuencas de Nicaragua. Fig. 4.- Mapa de áreas protegidas con zonas marino-costeras. Fig. 5.- Provincias biogeográficas donde se encuentra Nicaragua. Fig. 6.- Ecoregiones dentro de las Provincias biogeográficas donde se ubica Nicaragua. Fig. 7.- Estratos identificados en el Pacífico de Nicaragua. Fig. 8.- Estratos identificados en el Caribe de Nicaragua. Fig. 9.- Arrecifes rocosos y coralinos del Pacífico de Nicaragua. Fig. 10.- Mapa de los ecosistemas marinos de Nicaragua. Fig. 11.- Mapa de ecosistemas en áreas protegidas al año 2006. Fig. 12.- Mapa del bentos de Nicaragua. Fig. 13.- Distribución de algunas especies marinas de grandes pelágicos (atunes, tiburones y picudos) del Pacífico de Nicaragua. Fig. 14.- Avistamientos de ballenas y tortugas en el Pacífico de Nicaragua. Fig. 15.- Avistamientos de lagartos cocodrilos y caimanes en el Caribe. Fig. 16.- Zonas de importancia de conservación de avistamientos de aves en el Pacifico de Nicaragua. Fig. 17.- Zonas de importancia de conservación de avistamientos de aves en el Caribe de Nicaragua. Fig. 18.- Distribución de pastos marinos en el Caribe norte de Nicaragua. Fig. 19.- Distribución de arrecifes de coral en el Caribe norte de Nicaragua. Fig. 20.- Áreas de presiones sobre los recursos pesqueros en Nicaragua. Fig. 21.- Criterios para el desarrollo de la explotación de hidrocarburos en Nicaragua. Fig. 22.- Áreas y niveles de sensibilidad ambiental a derrames de hidrocarburos en Nicaragua. Fig. 23.- Áreas y niveles potenciales de hidrocarburos en Nicaragua. Fig. 24.- Áreas y perspectivas petrolíferas y gasíferas en Nicaragua. Fig. 25.- Densidad poblacional de Nicaragua (habitantes por km2). Fig. 26.- Concesiones mineras (metálicas y no metálicas) de Nicaragua al 2009. Fig. 27.- Áreas y niveles de incidencia de fertilizantes orgánicos en la zona marino costera de Nicaragua.

7

Fig. 28.- Áreas y niveles de incidencia de fertilizantes inorgánicos en la zona marino costera de Nicaragua. Fig. 29.- Áreas y niveles de incidencia de desechos de nutrientes en la zona marino costera de Nicaragua. Fig. 30.- Áreas y niveles de incidencia del viento en la zona marino costera de Nicaragua. Fig. 31.- Desarrollo de la red vial de Nicaragua. Fig. 32.- Cuantificación de las presiones marino costeras en Nicaragua. Fig. 33.- Cuantificación de las amenazas marino costeras en Nicaragua. Fig. 34.- Zonas de sensibilidad marino costeras identificadas para Nicaragua. Fig. 35.- Zonas de prioridad de conservación propuestas para el área marino-costera identificadas para Nicaragua. Fig. 36.- Resultados de los análisis con el software Marxan indicando las áreas con baja y alta prioridad de conservación en las plataformas continentales de ambos litorales de Nicaragua. Fig. 37.Zonas de prioridad de conservación marina en Nicaragua relacionadas con los

resultados de los análisis con el software Marxan y de talleres de consultas. Fig. 38.- Resultados de un análisis de vacíos de conservación en ecosistemas terrestres realizado en Nicaragua en 2006.

8

LISTADO DE TABLAS Tabla 1.- Número de especies de plantas, invertebrados y vertebrados conocidas y estimadas en Nicaragua (según RUEDA, 2007, PEREZ et al. 2009). Tabla 2.- Relaciones entre las diferentes superficies en hectáreas de las Áreas Protegidas con componente marino costero respecto de los totales (ajustada a 2009 por medio del SIG). Tabla 3.- Objetos de conservación de filtro grueso seleccionados para el Pacífico con sus respectivas metas de conservación. Tabla 4.- Objetos de conservación de filtro fino seleccionados para el Pacífico con sus

respectivas metas de conservación. Existen objetos de conservación que deberían aparecer en algunos estratos pero no se tiene información geo-referenciada documentada, particularmente de algunos recursos pesqueros de importancia comercial. Tabla 5.- Objetos de conservación de filtro grueso seleccionados para el Caribe con sus respectivas metas de conservación. Tabla 6.- Objetos de conservación de filtro fino seleccionados para el Caribe con sus

respectivas metas de conservación. Tabla 7.- Valoración de las presiones generales en el Pacífico de Nicaragua. Tabla 8.- Valoración de las presiones generales en el Caribe de Nicaragua. Tabla 9.- Sitios propuestos prioritarios de conservación marina en Nicaragua (Superficie en ha). Tabla 10.- Resultados del análisis de vacíos de conservación (GAP) por unidades ecológicas marinas o estratos en base a un 30% como meta de conservación para el Pacífico y el Caribe de Nicaragua. Tabla 11.- Resultados del análisis de vacíos de conservación (GAP) por ecosistemas (filtro grueso) para el Pacífico y el Caribe de Nicaragua Tabla 12.- Comparación de los vacíos de conservación (GAP) en hectáreas que quedarían remanentes o por llenar (nuevo GAP) en caso de que se aplicara la propuesta de sitios de conservación descritos en este estudio para el Pacífico y el Caribe de Nicaragua.

9

INTRODUCCIÓN Nicaragua posee una amplia gama de recursos naturales y biodiversidad de valor escénico, investigativo, social, económico y ambiental. Entre los principales recursos destacan los hídricos, con el Lago de Nicaragua como el principal reservorio de agua, además de los costeros y pesqueros se incluyen los esteros, lagunas, manglares, humedales, praderas submarinas y arrecifes de coral. El área de bosques naturales representa el 41 por ciento del territorio nacional, en recursos de biodiversidad concentra el 36.5 por ciento de la diversidad de los ecosistemas de Centroamérica. Igualmente se cuenta con reservas geológicas con variedad de minerales metálicos y no metálicos. El gobierno de Nicaragua con el apoyo de The Nature Conservancy, TNC, presenta el documento Biodiversidad Marino Costera de Nicaragua. Para este trabajo se realizo un análisis de los ecosistemas marinos de la Costa Atlántica y Pacifico, implementando la metodología de análisis de vacíos ecológicos con el fin de contribuir a mejorar la representatividad ecológica y consolidación del Sistema de Áreas Protegidas de Nicaragua y realizar las propuestas técnicas incluyendo los estudios científicos para la creación nuevas áreas marinas protegidas y zonas costeras. De acuerdo a CORRIGAN et al. (2007), el análisis “GAP” o de vacíos se define como el análisis de la extensión a la cual las especies, comunidades naturales y sistemas ecológicos; y los procesos ecológicos que los sustentan, están bien representadas en una red de áreas protegidas. Los mismos autores continúan señalando que mientras una evaluación ecológica identifica las ocurrencias y condición de las características focales de la biodiversidad sobre una escala espacial dada, un análisis de vacíos determina cuanto de la biodiversidad está protegida y cuando existen vacíos de protección. El análisis GAP indica dónde y cómo el diseño ecológico de una red de áreas protegidas puede fortalecerse, ya que en muchas ocasiones los países definen áreas protegidas bajo criterios que no cumplen con los propósitos para los cuales fueron creadas. El significativo crecimiento de las zonas protegidas que conforman el Sistema Nacional de Áreas Protegidas de Nicaragua, se encuentra representado por 55 ecosistemas en la parte terrestre. En cuanto a ecosistemas marinos, los esfuerzos implementados requieren de mayor impulso para la conservación y uso sostenible de estos. Este estudio muestra que los ambientes marinos y costeros son una oportunidad excelente para la intervención con proyectos de investigación y conservación. Este estudio que basado en los requerimientos de sistemas representativos para las áreas protegidas a nivel nacional, ayuda a preservar adecuadamente los ecosistemas marinos10

costeros; contemplando además, que los componentes de biodiversidad son irremplazables para los requerimientos de viabilidad, los requerimientos para la migración de especies, integridad de los procesos ecológicos y servicios de los ecosistemas. CONTEXTO Contexto global. Dentro del marco de la Convención de Diversidad Biológica sobre áreas protegidas ratificada en la 7ª Conferencia de las partes que se realizó en Febrero del 2004, y que fue aprobada por 188 países, cumpliendo con los acuerdos asumidos en la Convención de Diversidad Biológica

(CDB), de establecer un “Sistema representativo de áreas protegidas se presenta el estudio de “Análisis de vacíos de conservación de la biodiversidad” para el Sistema Nacional de Áreas Protegidas (SINAP). Nicaragua y los esfuerzos de conservación. El Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional (GRUN), a través del Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales (MARENA), promueve por medio de su gestión el desarrollo sostenible para la defensa, restauración y protección del ambiente; estableciendo nuevas áreas protegidas o expandiendo las existentes, promoviendo un sistema representativo de áreas protegidas para conservar la biodiversidad y ecosistemas marinos costeros, como también protegiendo áreas muy amenazadas o de alto valor. Además se garantiza la gobernabilidad estableciendo una relación de alianza con los gobiernos municipales y regionales. Igualmente la participación ciudadana permite captar los problemas y las soluciones planteadas por la ciudadanía. Los esfuerzos de conservación requieren de la participación de todos y todas las nicaragüenses, ya que el pueblo como dueño del patrimonio natural, decida cómo cuidarlo, protegerlo, restaurarlo y sostenerlo y sean ellos mismos los que propongan, decidan y fiscalicen el derecho a habitar en un ambiente saludable. Los primeros pasos en conservación marino costero se evidencian con la Declaración las tres millas náuticas marinas contiguo a la línea de playa en el Caribe nicaragüense, este primer esfuerzo garantiza la protección de las zonas de desove de especies costeras y estuarinas, la pesca de subsistencia y artesanal. El establecimiento de un radio de 25 millas alrededor de las Islas del Maíz como zona exclusiva para la pesca artesanal fue otro esfuerzo. Seguido a esto se declara en el Caribe la Reserva Marino Costera de Cayos Miskitos protegiendo más de 80 cayos, zonas de pastos marinos y arrecifes coralinos, sistemas lagunares costeros y estuarinos, zonas de desove y de alimentación de especies acuáticas entre otros. En el Pacífico los esfuerzos se observan en la protección costera con el establecimiento de los Refugios de Vida 11

Silvestre de Chacocente y La Flor, las reservas naturales del Estero Real, Volcán Cosigüina, Estero Padre Ramos y la Isla Juan Venado. Los mas recientes esfuerzos se encuentran contenidos en la Ley General del Medio Ambiente y los Recursos Naturales que declara los 30 metros de tierra partiendo de la línea de pleamar tierra adentro como zona de uso publico. La ley de Zonas Costeras promulgada por la Asamblea Nacional que establece el régimen jurídico para la administración, protección, conservación, uso, aprovechamiento y desarrollo sostenible de las costas y zonas costeras y marítimas, incluyendo las de islas, archipiélagos e isletas, lagos, humedales que forman parte del patrimonio de la nación. El mas reciente de los esfuerzos consiste en establecer el proyecto trinacional entre los Países de El Salvador, Honduras y Nicaragua titulado corredor del mangle, que busca proteger el ecosistema de manglar en el Golfo de Fonseca. esteros, manglares y

Fig. 1.- Mapa con la ubicación de Nicaragua y los límites terrestres. Los límites marítimos de la zona económica exclusiva no han sido georeferenciados por conflictos limítrofes pendientes

12

La biodiversidad marino costera de Nicaragua se encuentra amenazada por actividades que siguen ocurriendo como la pesca sin criterios ecológicos que permitan su sustentabilidad, la contaminación de las aguas por desechos sólidos y líquidos y otros cambios ambientales que no son bien entendidos todavía cómo actúan y cómo se cuantifican sus efectos (e.g. calentamiento global o las variaciones y fenómenos climáticos naturales). La pesca sin criterios ecológicos se refiere a las actividades de pesca que se hacen, por ejemplo, en los esteros y lagunas del Pacífico con artes de pesca como las “bolsas camaroneras” donde se arrasa

prácticamente con todos los juveniles y larvas de muchas especies acuáticas. También se ha estado observando un incremento en la pesca artesanal que utiliza explosivos caseros (bombas artesanales) para la captura de peces. Existen denuncias sobre la pesca no selectiva de

especies en los arrastres camaroneros y el descarte de muchas especies, incluyendo camarones pequeños; esto último particularmente en el Caribe. La actividad del buceo en la pesca de langosta espinosa en el Caribe también es otra actividad que tiene pocos criterios ecológicos ya que se sacan individuos de cualquier talla, hembras grávidas o inmaduras. Existe además toda una problemática no solventada acerca de captura incidental, que en muchos casos se descarta, como la captura de neonatos de tiburones en las redes

agalleras artesanales o en los arrastres camaroneros, así como de peces grandes y pequeños sin valor comercial en esta última actividad. Por otra parte, la pobreza, el aumento de la demanda por alimentos y el aumento en el litoral Pacífico de la demanda de recursos turísticos, ejerce presión de uso de las playas y costas, por lo que resulta importante priorizar las zonas de mayor importancia para su conservación. En general, las áreas marinas protegidas de Nicaragua son un porcentaje mínimo si las comparamos con la extensión de ambas zonas económicas exclusivas dado que sólo un área alrededor de los Cayos Miskitos y Franja Costera Inmediata en el Caribe ha sido declarada como área de reserva biológica marina (Decreto No. 43-91 Declaración de la Reserva Biológica Marina "Cayos Miskitos y Franja Costera Inmediata"). En el Pacífico otras áreas protegidas, pero en la costa, son la playa de Chacocente y La Flor (refugio de vida silvestre), las reservas 13

naturales del Estero Real, Volcán Cosigüina, Estero Padre Ramos y la Isla Juan Venado. Estas reservas, sin embargo, contienen actividades productivas como la pesca, la agricultura y la camaronicultura. Situación actual. En el mundo se han identificado 34 regiones de alta diversidad de especies. Mesoamérica es una de ellas y resalta por varias condiciones: i) su gran cantidad de especies endémicas, ii) el rol que juega como corredor terrestre para las especies entre las dos masas continentales de Norte y Suramérica, y iii) por ser el tercero en tamaño entre los centros de alta biodiversidad (hotspots) (SINAC, 2009). Nicaragua se encuentra localizada en el centro del istmo centroamericano, siendo uno de los países de Mesoamérica que tiene una alta riqueza de especies lo que podría estar dado por su posición geográfica y características topográficas, la ocurrencia de dos costas y numerosos cuerpos de agua continentales, y la extensión de sus plataformas continentales. Tabla 1.- Número de especies de plantas, invertebrados y vertebrados conocidas y estimadas en Nicaragua (según RUEDA, 2007, PEREZ et al. 2009). Grupos Especies conocidas Especies estimadas 5,796 9,000 Plantas vasculares 10,625 15,000 Invertebrados 1,868 1,980 Vertebrados Esta riqueza biológica del país hace que sea prioritario el conservar esta biodiversidad, siendo las áreas protegidas herramientas fundamentales de las estrategias de conservación de la diversidad biológica. Por su propia naturaleza, las mismas proporcionan a los países muchos beneficios como los bienes y servicios ecológicos, preservación del patrimonio, oportunidades de empleo y desarrollo, así como la posibilidad de desarrollar iniciativas de investigación, capacitación, educación ambiental, recreación y turismo, entre otras. Debido a lo anterior, Nicaragua ha desarrollado su sistema nacional de áreas protegidas (SINAP), conformando una red que abarca aproximadamente a la fecha 72 áreas protegidas cubriendo aproximadamente una extensión territorial de 2,208,805 hectáreas (22,088.5 km2) que representa un 17 % del territorio nacional (MARENA, 2008). Desde hace más de una década, las áreas protegidas han sido agrupadas en tres regiones ecológicas que corresponden a las regiones geográficas del país: Pacífico, Central y Atlántico (MARENA, 2008). Además de estas 72 áreas, se han reconocido y aprobado 47 reservas silvestres privadas y se han apoyado las declaraciones y aprobaciones de nueve parques ecológicos municipales.

14

MARENA (2008) continúa señalando que las áreas protegidas presentan extensiones variadas, desde áreas muy pequeñas como la Laguna de Tiscapa, con 25.44 hectáreas, hasta áreas tan grandes como la reserva de la biosfera de Bosawás, cuya extensión supera el millón de hectáreas, entre zona núcleo y zona de amortiguamiento. Existen dos reservas de biósfera, reconocidas por la UNESCO y nueve sitios de importancia internacional para aves acuáticas migratorias, denominados por la Convención RAMSAR, siete de los cuales se encuentran ubicados dentro de los límites de áreas protegidas del SINAP. En la región del Pacífico existen 26 áreas protegidas, con una extensión aproximada de 181.577 hectáreas. En la región Central 23 áreas, con una extensión aproximada de 155,144.03 hectáreas y en la región Caribe 23 áreas, con una extensión aproximada de 1,872,066 hectáreas, incluyendo en este dato la superficie establecida en los Decretos Creadores. La mayoría de las áreas protegidas del SINAP tiene la categoría de manejo: reserva natural. Éstas ocupan más de un millón de hectáreas, representando el 46.4 % del SINAP. Las reservas biológicas, que son la categoría de manejo más estricta, abarcan un 14 % del SINAP. Las reservas de la biósfera, que agrupan un conjunto de áreas (la mayoría son reservas naturales y reservas biológicas), engloban casi al 70 % de la superficie del SINAP (Fig. 2). Tal como plantea MARENA (2008), estos datos que bien pueden ser percibidos como alentadores, deben en la realidad ser totalmente comprobados mediante análisis espaciales, que son parte de los planteamientos de la Estrategia planteada para el desarrollo del Sistema Nacional de Áreas Protegidas.

15

Fig. 2.- Mapa de Nicaragua y las áreas protegidas. De acuerdo a la información disponible, MARENA (2008) indica que en el SINAP se reportan 65 tipos de hábitats, de los cuales los más representativos son los bosques de galería en 16 áreas protegidas, los manglares en 13 áreas, bosque latifoliado denso húmedo en 14 áreas, los pinares en 10 áreas, lagunas y humedales en 10 áreas, lagunas cratéricas en 10 áreas, bosque tropical seco en 9 áreas. El resto de hábitats no son considerados muy representativos, aunque sí de importancia. En cuanto a áreas protegidas marinas, se reconoce a la Reserva Biológica Marina Cayos Mískitos y zonas adyacentes como la principal área protegida marina de Nicaragua, con una extensión aproximada de 8,500 km2 (38 % del total de áreas protegidas). MARENA (2008) indica que actualmente la propuesta de plan de manejo del área protegida, la denomina bajo la categoría de manejo de Reserva de Biosfera de las Comunidades Indígenas y Cayos Mískitos, por incluir un amplio territorio, con ecosistemas terrestres y acuáticos, que conjuga paisajes naturales con altos y diversos valores de biodiversidad natural y cultural de importancia nacional e internacional (MARENA, 2008). La Estrategia para el Desarrollo del Sistema Nacional de Áreas Protegidas de Nicaragua,

busca llevar a efecto una planificación integral y sistemática de las áreas protegidas de 16

Nicaragua, incorporando en la misma la participación activa de instituciones de gobierno, organizaciones no gubernamentales y actores locales con incidencia directa o indirecta en el manejo y uso sostenible de los recursos naturales existentes en las áreas protegidas del SINAP (MARENA, 2008). La línea estratégica 1 (Conservación de la Biodiversidad) del Plan de Desarrollo Operativo de la Estrategia Nacional del SINAP considera como una de las actividades incluir al menos una muestra representativa de cada uno de los ecosistemas

continentales, costeros y marino-costeros no representados en la actualidad en el SINAP. Las investigaciones sobre los recursos marinos costeros del Pacífico de Nicaragua se han realizado sobre algunos grupos de especies presentes en la pesca comercial y que son de importancia en las exportaciones. Se depende casi exclusivamente de datos de desembarques y procesamiento que proporcionan las plantas procesadoras de mariscos y muy poca información se recoge de datos independientes de la pesca (e.g. cruceros de pesca científica, observaciones submarinas, estudios de biología marina, muestreos en alta mar o en sitios de desembarques), por lo que se ha enfatizado en evaluaciones de stocks para camarones y langostas por medio de modelos matemáticos. Existen datos de algunas prospecciones con barcos de investigaciones que vinieron hace ya más de 20 años (e.g. barcos soviéticos que vinieron en los años 80, el B/I Dr. Fridtjof Nansen y el B/I Fengur entre los más importantes), y se han hecho algunos estudios específicos sobre estadios de madurez de langosta y distribución de algunos peces, particularmente pelágicos, pero en su mayoría es información muy desactualizada y los datos originales no están disponibles. Por tanto, la base de datos disponible para estudios es la de desembarques en plantas procesadoras y exportaciones anuales y mensuales de la producción pesquera desde la década de los años 60, principalmente para camarones y langostas. En el caso de la camaronicultura existe desde los años 2000 una base de datos en sistemas de información geográfica con fines de catastro. Sin embargo, existe poca experiencia en el uso de sistemas de información geográfica para planificación integrada de zonas costeras, y la propia presentación sistemática de datos pesqueros en forma de mapas. Muchos de los datos de bitácoras de pesca donde aparecen puntos georeferenciados de pesca, y de donde se pudieran sacar datos para estudios de distribución de especies, áreas de desove o de reclutamiento, no han sido procesados, no están disponibles, o no se colectan. Un análisis “GAP” de ecosistemas marino costeros de Nicaragua es algo que nunca se había hecho anteriormente, por lo que la experiencia es enriquecedora y genera pautas para futuras acciones en el país.

17

El sistema marino y la riqueza de especies en Nicaragua. Nicaragua se ubica en una zona tropical (entre los 11°-15° latitud norte aproximadamente) limitando con el Mar Caribe al este y el Océano Pacífico al oeste, cuenta con una gran extensión de plataforma continental, especialmente en el Caribe, lo cual le confiere al país una gran riqueza marina. De acuerdo a MARENA (2001), la zona marino costera tiene una extensión de 11,954.5 km2 en la parte terrestre que equivalen al 9% del territorio nacional y 100,456.5 km2 de plataforma continental. Posee 835 km de litoral, constituyendo el 13 % de las costas litorales de Centroamérica, tiene una extensión de manglares de 749.8 km2, 1,400 km2 de lagunas costeras y estuarios y más de 250 cayos e islas. En el Caribe Nicaragüense están representados los ecosistemas marinos tropicales con extensas áreas de pastos marinos y 454 km de arrecifes de coral (MARENA, 2001). En general, a nivel de hábitats marinos, Nicaragua posee una gran diversidad: arrecifes coralinos, manglares, fondos lodosos, zonas rocosas, playas, acantilados, praderas de pastos marinos, áreas de surgencia y de hundimiento (Eddy) estacionales, praderas de los pastos marinos Thalassia y Halimeda, entre otros. Se registran aproximadamente 698 especies de peces, de las cuales 584 especies son de peces marinos, agrupados en 109 familias y 261 géneros, unas 1,908 especies de moluscos, de las cuales 1,651 especies son moluscos marinos y 88 especies de crustáceos, siendo las más importantes de estos últimos las especies de camarones, langostas y cangrejos (COTTO, 2006, RUEDA, 2007, PEREZ et al. 2009). En el Pacífico el litoral tiene 372 km, se caracteriza por sus extensas playas de todo tipo, los complejos estuarinos (principalmente en la mitad norte), así como numerosas bahías pequeñas con playas rocosas hacia el sur, entre otros accidentes geomorfológicos. La plataforma continental de Nicaragua en el Pacífico es relativamente angosta y se extiende mar adentro

aproximadamente 30 a 40 millas náuticas aproximadamente Esta y 13,856 cubre km2. tiene

plataforma

profundidades de 200 m en el talud. Después de este límite, la profundidad del agua desciende rápidamente a profundidades de 6,000 m como promedio (ABT, 1998 y MARENA, 2001). 18

La costa del Caribe es de mayor extensión y complejidad (463 km de línea de costa y 86,600 km2 de plataforma continental (MARENA, 2001); presenta extensas playas arenosas y

complejos estuarinos con lagunas costeras. Aqui se encuentran una serie de islas, cayos, bancos, arrecifes, entre otras la isla de San Andrés, isla del Maíz Grande (Great Corn Island), Isla del Maíz Pequeña (Little Corn Island), Bancos Rosalinda, Media Luna, Serrana, Serranilla, Roncador, Quitasueño y Cayos Miskitos y Perlas. En todos ellos se localiza la zona económica más importante de Nicaragua. Hacia el Caribe drenan 13 de las 21 cuencas hidrográficas del país (Fig. 3), lo que asociado al tipo de clima predominante hace que se formen los ríos más largos y caudalosos de Nicaragua, los que descargan el 90 % del volumen total de agua dulce del país, además de contar con más de 40 lagunas litorales, lo que hace que la zona sea rica en variedad de tipos de ecosistemas costeros. En particular, la costa del Caribe alberga ecosistemas con una alta diversidad biológica que son de importancia internacional. Por ejemplo, la plataforma continental de Nicaragua está cubierta con el lecho de pastos marinos más grande del mundo; así mismo, el extenso e interrelacionado sistema de humedales a lo largo de la costa proporciona hábitats para muchas especies marinas en el Caribe.

Fig. 3.- Cuencas y sub-cuencas de Nicaragua.

19

De las 21 Cuencas Hidrográficas, 8 drenan hacia el océano Pacífico, con un área estimada de 12,183 km2; correspondiendo aproximadamente al 10 % del territorio nacional. En ambas vertientes existen cuencas hidrográficas con características transfronterizas. En la del Pacífico la cuenca del Río Negro se comparte con Honduras; en el mar Caribe, la cuenca del río Coco se comparte con Honduras y la del río San Juan con Costa Rica. La red fluvial del Pacifico se caracteriza por: • Ríos que desembocan en el golfo de Fonseca. El río Negro y el Estero Real, que son los más largos e importantes de la vertiente del Pacífico. El primero desemboca en territorio hondureño y nace en este mismo territorio en la confluencia de las quebradas de Cacamuya e Iguazalá a 4 Km de la frontera con Nicaragua. El mayor recorrido de su flujo está en territorio nicaragüense con una longitud aproximada de 73 Km. El segundo nace en la confluencia de los ríos Olomega y Tecomapa, entre los municipios de Villa Nueva y Chinandega, con una longitud de 137 Km. • Ríos que desembocan en el Pacífico. Son todos cortos y de poco caudal; como los ríos Atoya, Ameya, Cosmapa, Posoltega, Telica, Chiquito y Grande (Carazo). Algunos de estos ríos han sido represados para aprovechamiento hidroeléctrico o para riego de cañaverales. • Ríos que desembocan en el lago de Managua. En la ribera norte: Sinecapa, Pacora, San Antonio y Viejo, este último nace entre Estelí y Jinotega con 157 Kilómetros de longitud, cruza el llano de Sébaco y se interna en un cañón donde se encuentra la represa hidroeléctrica de Santa Bárbara, pasa por San Francisco Libre hasta desembocar en el lago de Managua. En la ribera sur no desemboca ningún río, ya que el suelo, de origen volcánico, es muy poroso y favorece la infiltración de numerosas vertientes. • Ríos que desembocan en el lago de Nicaragua. Entre los más importantes: Ochomogo, que nace en el cerro La Pitilla y tiene una longitud de 25 kilómetros; Malacatoya, que nace en el cerro Alegre y tiene una longitud de 122 kilómetros; Tecolostote ,que se forma por la confluencia de los ríos Quisaltepe y Tolinapa y toma su nombre del pueblo de Tecolostote, con 55 kilómetros de longitud; el Mayales, que se forma de la confluencia de los ríos Cuapa y Pirre, con una longitud de 80 kilómetros; y río Oyate, que nace en la loma Las Marías y tiene una longitud de 70 kilómetros. Todos estos ríos reciben aguas de gran cantidad de pequeños tributarios. La conservación marino-costera en Nicaragua. De las 72 áreas protegidas que conforman el sistema nacional de áreas protegidas (SINAP), 8 de ellas tienen zonas marino-costeras; estas representan el 34.5 % del total de extensión del sistema de áreas protegidas a nivel nacional. La Reserva de los Cayos Miskitos en el Caribe 20

Nicaragüense que es la mas grande representa el 28.3 %, seguido de Río San Juan y La Flor con 2.1 y 2.0 % respectivamente, cada una de las restantes áreas protegidas con componentes marinos sus áreas representan menos del uno por ciento (Tabla 2, Fig. 3). Tabla 2.- Relaciones entre las diferentes superficies en hectáreas de las Áreas Protegidas con componente marino costero respecto de los totales (ajustada a 2009 por medio del SIG).
Áreas protegidas (AP) con componentes marino costeros Superficie terrestre en ha Superficie marina en ha Total Superficie TerrestreMarino % terrestre respecto al total terrestre de todas las AP 15.1 % marino respecto al total marino de todas las AP 90.3 % total respecto al total de todas las AP 28.3

Reserva Biológica Marina de los Cayos Miskitos y Franja Costera Inmediata Rio San Juan Isla Juan Venado Rio Escalante Chacocente Estero Padre Ramos Estero Real La Flor Volcán Cosiguina Suma de las AP con componente marino costero Suma de Extensión terrestre de todas las AP en Nicaragua Suma de Extensión marina de las AP en Nicaragua Extensión total de todas las AP en Nicaragua terrestres y marinas

389,027.2

497,845.7

886,872.9

44,517.1 2,933.7 4,742.0 11,099.8 62,024.6 531.0 12,461.6 527,337.0

19,716.2 10,185.6 5,858.2 11,026.2 0.0 6,715.7 0.0 551,347.5

64,233.2 13,119.3 10,600.2 22,126.0 62,024.6 7,246.6 12,461.6 1,078,684.5

1.7 0.1 0.2 0.4 2.4 0.0 0.5

3.6 1.8 1.1 2.0 0.0 1.2 0.0

2.1 0.4 0.3 0.7 2.0 0.2 0.4

2,577,371.8

551,347.5

3,128,719.3

21

Fig. 4.- Mapa de áreas protegidas con zonas marino-costeras. ¿Que es un análisis de vacíos? En el contexto de la conservación, un análisis de vacíos es un método para identificar Biodiversidad (esto es, las especies, ecosistemas y procesos ecológicos) que no está siendo conservada adecuadamente dentro de una red de áreas protegidas o a través de otras medidas de conservación efectivas y a largo plazo. Este se ha ido desarrollando en los últimos 15 años como respuesta al reconocimiento de que, en la actualidad, los sistemas de áreas protegidas de todos tipos y en todas partes del mundo no protegen por completo a la biodiversidad. Basados en la en la metodología de DUDLEY & PARRISH (2005) y experiencia e información acumulada por el equipo de expertos regionales de TNC, se ha trabajado una propuesta de pasos metodológicos para el análisis de vacíos marino costero para las áreas protegidas de Nicaragua.

22

METODOLOGÍA Pasos del análisis de vacíos. Paso 1. Establecimiento de criterios de Análisis: Se identificaron los objetivos de conservación de biodiversidad, sostenibilidad de pesquerías y vulnerabilidad costera dentro del marco del cambio climático. En esta fase se definieron las unidades de planificación. Nicaragua, cuenta con información sobre la delimitación de la zona económica exclusiva en cuanto a su extensión, por lo que se optó por trabajar como límite externo la isóbata de los 200 m de profundidad en ambos litorales. Para representar cartográficamente la distribución geográfica de los objetos de conservación, se consideraron documentos, referencias bibliográficas, cartografía geológica y geomorfológica, imágenes de satélites y capas de información preexistentes (shape files) suministrados por instituciones públicas y no gubernamentales a nivel nacional. Entre estas: ENAP (Empresa Nacional de Puertos), INETER (Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales), INPESCA (Instituto Nicaragüense de la Pesca y la

Acuicultura), MAGFOR (Ministerio de Agricultura y Forestal), MARENA (Ministerio del Ambiente y Recursos Naturales), MINREX (Ministerio de Relaciones Exteriores), MINSA (Ministerio de Salud), FFI (Flora y Fauna Internacional),

FUNDAR (Fundación Amigos del Río San Juan), TNC (The Nature Conservancy). Las imágenes de satélite complementadas con cartografía geológica y geomorfológica, fue utilizada para definir algunos objetos de conservación como playas, manglares o acantilados. También se dispuso de imágenes de clorofila en la superficie del océano y de temperatura superficial para observar y delimitar áreas de surgencia o hundimientos, que en el caso del Pacífico, la dinámica de estos factores se consideró para la propuesta de protección de zonas marinas. Para cubrir el área de estudio en el Pacífico y el Caribe se requirió de diferentes niveles cartográficos con escalas variables dependiendo de la cobertura de los objetos de conservación. La información cartográfica fue implementada en un sistema de información geográfica (SIG) con la finalidad de manejar la información espacial del estudio y generar los mapas de objetos de conservación apoyado con datos espaciales y análisis con el software MARXAN.

23

Paso 2. Identificar la biodiversidad focal y establecer los objetivos principales: Se seleccionaron los objetos de conservación y sus metas de conservación, definidos sobre la base de características Biológicas (ecosistemas, hábitats y agregaciones de especies representativas) y Físicas (batimetría y geomorfología). Estos elementos se agruparon posteriormente como “filtro grueso”1 o “filtro fino”2 , para ello se colectaron datos de diversas fuentes. Paso 3. Evaluar y cartografiar las ocurrencias y el estado de la biodiversidad crítica: Se analizó la información disponible en mapas sobre biodiversidad de ecosistemas y especies del país. En esta fase del proceso desarrolló los análisis de la viabilidad de los objetos de conservación seleccionados y establecieron las metas de conservación para los objetos identificados. En general el análisis de vacíos depende de información sobre: (1) (2) (3) sobre grupos de especies bien conocidas grupos de especies importantes (únicas) representativas de hábitats particulares sobre ecosistemas.

Por esta razón el mapeo se realiza con enfoques complementarios de “filtro grueso” y “filtro fino”. Los criterios de selección de estos elementos incluyen: Extinción inminente (especies en peligro de extinción inminente); Vulnerabilidad (especies globalmente amenazadas); Irremplazabilidad (especies endémicas); Jurisdiccionalidad (especies consideradas

nacionalmente en peligro). Este paso implica la consolidación de diversos conjuntos de datos y estandarizar sistemas de clasificación ecológica de hábitat (sistemas sub-mareales, intermareales entre otros), así como un sistema de estratificación para el análisis que deben tener en común la línea de costa y/o capa batimétrica. En el tema de especies se recomienda identificarlas desde la óptica de las agregaciones y no de las especies individuales (Ej. Sitios de agregación de mamíferos, agregación de tiburones, agregación para desove, agregación para alimentación), la convergencia de cuerpos de agua, las zonas de afloramiento y las características únicas del fondo del mar como montañas submarinas se utilizan como características de filtro fino. Paso 4. Analizar y cartografiar las ocurrencias y el estado de las áreas protegidas: Se requiere contar con una buena base de datos cartográfica que establezca la extensión y la
1

Significa el uso de una unidad de biodiversidad para capturar muchos otros elementos. Puede referirse a amplias extensiones de tierra tales como ecosistemas o sus componentes. 2 Se refiere a las especies o elementos a escala fina tales como especies amenazadas o endémicas.

24

distribución actual de los espacios de las áreas protegidas del SINAP que son o que incluyen área costero-marina, el estado de protección (Categoría de Manejo Nacional y su equivalencia con las categorías internacionales UICN) y el estado de efectividad de manejo administrativo. Uno de los aspectos fundamentales en este paso es analizar el nivel de protección que las categorías nacionales ofrecen (“Estado de conservación”) evaluando la cantidad de cada hábitat o ecosistema protegido en cada categoría de manejo. Paso 5. Usar la información para identificar los vacíos: Se generan para ello tres niveles de información para ser empleados como insumo bajo el software MARXAN (BALL & POSSINGHAM, 2000; POSSINGHAM et al. 2000): • Estratos: los cuales deben ser acordados para ser mapeados, evaluados y establecer

metas de conservación para dichos estratos. Estos estratos son los elementos de filtro grueso basados en una clasificación ecológica del hábitat. • Especies: mapas de agregaciones de especies desarrollados con base en estudios

desarrollados para el área de estudio y a los cuales también se les establecen metas de conservación. • Presiones: Identificación, mapeo y análisis de las principales presiones tanto de manera

individual como en su conjunto lo cual se vuelve posteriormente en la capa de costos para la ejecución del software MARXAN. Este se desarrolla para la parte terrestre como para la parte marina y luego se ponderan e integran. • La integración de dicha información da por resultados las áreas o portafolio de áreas que

llenan los vacíos de representatividad dentro del SINAP y es contra el cual se debe contrastar y evaluar. Paso 6. Priorizar los vacíos a ser llenados: El objetivo final del análisis es reforzar el sistema nacional de áreas protegidas, por lo cual en esta parte se desarrolla un análisis más profundo de amenazas, oportunidades y capacidades para identificar una serie de prioridades para la actuación. Estas prioridades deben ser acordes a las necesidades de los diferentes actores involucrados y a los intereses de la sociedad. La priorización viene dada por los criterios de irremplazabilidad y vulnerabilidad y provienen de interpretar las salidas desde el software MARXAN. Paso 7. Acordar una estrategia: No existe una formula o receta para llenar los vacíos identificados, estos dependerán de la situación y contexto en el cual se está desarrollando el análisis.

25

Recolección de la información. Para representar cartográficamente la distribución geográfica de los objetos de conservación, se realizó una búsqueda de información en la forma de documentos, referencias bibliográficas, mapas ya elaborados, y capas de información preexistentes (shape files) suministrados por algunas instituciones nacionales. Las instituciones visitadas fueron: ENAP (Empresa Nacional de Puertos), INETER (Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales), INPESCA (Instituto Nicaragüense de la Pesca y la Acuicultura), MAGFOR (Ministerio de Agricultura y Forestal), MARENA (Ministerio del Ambiente y Recursos Naturales), MINREX (Ministerio de Relaciones Exteriores), MINSA (Ministerio de Salud), FFI (Flora y Fauna Internacional), FUNDAR (Fundación Amigos del Rio San Juan), y, TNC (The Nature Conservancy). Toda esta información fue enviada por los consultores a la oficina nacional y regional de TNC, la cual ya cuenta, además, con una base de datos regional proveniente de la evaluación ecorregional de América Central. De fuentes extrarregionales, TNC dispuso además de imágenes de satélite complementadas con cartografía geológica y geo-morfológica, que sirvió de base para cartografiar algunos objetos de conservación como playas, manglares o acantilados. También se dispuso de imágenes de clorofila en la superficie del océano y de temperatura superficial para observar y delimitar áreas de surgencia o hundimientos, que en el caso del Pacífico, la dinámica de estos factores es tal que deberá considerarse cuidadosamente si se pretendiera crear zonas protegidas marinas. Para cubrir el área de estudio en el Pacífico y el Caribe se requirió de diferentes niveles cartográficos con escalas variables dependiendo de la cobertura de los objetos de conservación. Análisis de la información. La información cartográfica fue implementada en un sistema de información geográfica (SIG) con la finalidad de manejar la información espacial del estudio para generar los mapas de objetos de conservación, y para apoyar con datos espaciales los análisis con el software MARXAN (BALL & POSSINGHAM, 2000, POSSINGHAM et al. 2000).

26

Estratificación del área de estudio. Nicaragua tiene costas en el Océano Pacífico y el Mar Caribe, por lo que la conservación de la biodiversidad marina debe incluir ambas masas de agua. De acuerdo con SPALDING et al. (2007), se han definido dos provincias biogeográficas: la provincia del Pacífico Tropical Oriental con 543,842 km2 y la Atlántico Tropical Noroccidental con 24,212 km2 (Fig. 5). Dentro de

estas dos provincias se han identificado una ecorregion en el océano Pacífico (ChiapasNicaragua) y una en el Mar Caribe nicaragüense (Caribe Suroccidental) (Fig. 6).

Fig. 5.- Provincias biogeográficas donde se encuentra Nicaragua. Provincia: Áreas grandes definidas por la presencia de diferentes biotas que tienen al menos algún parentesco dentro del mismo marco de tiempo evolutivo. Las provincias tienen algún nivel de endemismos principalmente a nivel de especie. Aunque el asilamiento histórico desempeña un rol, muchas de estas biotas distintivas han surgido como consecuencia de las características distintivas abióticas circunscritas a su distribución. Estos pueden incluir características geomorfológicas (Islas aisladas, sistemas de plataformas, mares semicerrados); características hidrográficas (corrientes, surgencias, dinámica del hielo), o influencias geoquímicas (escalas más amplias en el suministro de nutrientes y salinidad).

27

Fig. 6.- Ecoregiones dentro de las Provincias biogeográficas donde se ubica Nicaragua. Ecoregiones: Áreas relativamente homogéneas en composición de especies, claramente diferenciadas de los sistemas adyacentes. La composición de las especies es probable que sea determinado por el predominio de un pequeño número de ecosistemas y/o conjunto de características topográficas u oceanográficas. La dominancia de agentes biogeográficos definen la ecorregión y varían de locación a locación, pero puede incluir el aislamiento, las surgencias, los aportes de nutrientes, el flujo de agua dulce, los regímenes de temperatura, los regímenes de hielo, la exposición, los sedimentos, las corrientes, y la complejidad costera y batimétrica. Pacífico: El área de estudio del Pacífico se encuentra en la Provincia Pacífico Tropical Oriental, la cual se define por la influencia de las aguas tropicales que fluyen en la corriente ecuatorial del norte, la contracorriente ecuatorial y la corriente ecuatorial del sur. A través de la provincia entera, la plataforma continental es muy estrecha; el área económica exclusiva está sobre el 95 % del agua profunda, con profundidades que sobrepasan los 1000 metros. La provincia incluye dos grupos de islas oceánicas y cinco regiones continentales que se distribuyen de México a Perú. Las comunidades de mangle ocupan una porción significativa del litoral a lo largo de las costas de Centro y Sur América (TNC, 2008). En esta provincia, Nicaragua se ubica en la Ecorregión de Chiapas- Nicaragua. De acuerdo con SINAC (2009), las ecorregiones son las unidades de clasificación marina más pequeñas que representan “unidades fuertemente 28

cohesivas y suficientemente grandes para contener los procesos ecológicos e historias de vida de la mayoría de sus especies sedentarias”. De acuerdo a SULLIVAN & BUSTAMANTE (1999), la Ecorregión Chiapas Nicaragua ocupa 2,638 km de línea costera e incluye las ZEE del sur de México, Guatemala, El Salvador, Nicaragua, y una pequeña porción de Costa Rica. En esta ecorregión, la plataforma continental se ensancha ocupando el 29 % del área. Una planicie costera incluye siete lagunas, la mayoría en la porción mexicana. Hay numerosos acantilados a lo largo de la costa de El Salvador, El Golfo de Fonseca y Nicaragua. Los manglares son extensos y bien desarrollados cubriendo la línea costera desde el límite norte de la ecorregión hasta el sur del Golfo de Fonseca en Nicaragua. Este Golfo es uno de los sistemas costeros más productivos de la ecorregión. Sin embargo existe degradación de los sistemas de manglar en muchos lugares. Hay afloramientos de aguas más frías ricas en nutrientes en el Golfo de Papagayo, al norte de la Península de Nicoya, originados por vientos desde el Atlántico que soplan estacionalmente a través de las montañas desplazando el agua superficial del mar. Se debe mencionar la notable dinámica oceanográfica de esta zona. Caribe: El área de estudio de Nicaragua en el Caribe se ubica en el Atlántico Tropical Occidental que es la provincia marina costera más grande en el hemisferio occidental y que se extiende desde las aguas tropicales del Golfo de México y sur de la Florida hasta la frontera de Brasil con la Guyana Francesa (Sullivan y Bustamante, 1969). Esta provincia es conocida como “el Gran Caribe” y principalmente por el desarrollo de extensos arrecifes de coral a lo largo de las líneas de costa y en los márgenes someros de la plataforma. Esta provincia también es notable por su extensión (5.7 millones de km2), por tener el área más grande de plataforma con aguas poco profundas y por tener el número más grande de islas grandes y pequeñas dentro de una provincia, así como la más grande y diversa inclusión de bahías, golfos y mares encerrados. En el caso de las provincias biogeográficas mencionadas, dado que los límites del área de planificación no corresponden del todo a criterios biogeográficos o ecológicos y además se trata de un área de considerable extensión, es particularmente pertinente subdividirla en estratos, de manera que cada unidad o estrato adquiera una identidad propia. Con ello se asegura que la planeación esté basada en límites ecológicos. Adicionalmente, la estratificación sirve para representar elementos desconocidos de la biodiversidad (e.g. posible variación genética en especies y variaciones al nivel de comunidad en ecosistemas aparentemente muy similares), distribuir sitios para dispersar los riesgos (e.g. evitar que eventos catastróficos locales afecten a

29

toda la representación de un objeto de conservación particular) y crear unidades manejables en el análisis de datos (TNC, 2008a). RESULTADOS Las Unidades ecológicas marinas (UEM). La definición de las Unidades Ecológicas marinas (UEM) se basó en límites ecológicos y no geográficos, tomando como límite externo la isóbata de los 200 m que marca el límite de la plataforma continental. La Estratificación se definió como áreas homogéneas en sus principales componentes ambientales y bióticos, como resultado de la estratificación para Nicaragua se

identificaron 20 UEM: 13 en el Caribe y 7 en el Pacífico (Fig. 7 y 8) (ver Anexo 2).

Fig. 7.- Estratos identificados en el Pacífico de Nicaragua.

30

Fig. 8.- Estratos identificados en el Caribe de Nicaragua. Descripción de los estratos para el Océano Pacífico. Estrato San José: Este estrato se ubica en el Departamento de Chinandega. Tiene un área de 339 km2 y abarca desde la frontera con Honduras hasta la Punta San José en la Península de Cosigüina. Delta controlado por marea, manglar, estuario, planos de arena y lodo. Este estrato contiene la Reserva Natural Delta Estero Real, que es un ecosistema estuarino donde habitan desde mamíferos, aves, reptiles, insectos y una gran variedad de fauna marina que incluyen peces, crustáceos y moluscos. Es una zona de alta productividad biológica por los sistemas de manglar presentes, que son áreas de transición entre el ambiente marino y continental, sirviendo de refugio y fuente de alimentación de muchas especies de importancia económica y ecológica durante su etapa larvaria y juvenil, sirviendo de base del desarrollo sostenible de la pesquería industrial, la camaronicultura y la pesca artesanal, además de brindar beneficios a otros ecosistemas asociados al mismo. Existe un problema constante de sedimentación y contaminación procedente de las partes altas y medias de la cuenca por prácticas agropecuarias inadecuadas, deforestación para abastecer las demandas de leña como combustible y presión sobre la fauna silvestre, sujeta a libre explotación. La pesca es principalmente de camarones en el Estero y en la zona del Golfo, declarada como zona Paz y desarrollo por los tres países que convergen (Nicaragua, El 31

Salvador y Honduras); la pesca de escama se acostumbra aunque en una escala muy reducida y complementaria. La camaronicultura es un importante motor económico en la zona del Estero Real. Estrato Cosigüina: Este estrato se ubica en el Departamento de Chinandega. Va desde Punta San José en el estrato del mismo nombre hasta Punta Ñata abarcando un área de 2,472.7 km2. Una de las particularidades de este estrato es la presencia de una costa rocosa elevada con acantilados/farallones pronunciados, playas ocasionales, porción con ambiente estuarino con transición al marino costero por la influencia de la salida del Río Estero Real. Se encuentran pequeñas playas arenosas, delimitadas por elevados e impresionantes acantilados rocosos con las curiosas formaciones geológicas moldeadas por la naturaleza en diferentes tonos de gris. Se presentan parches de fondos rocosos que son atractivas para la pesca de escamas. Presenta influencia del eddy anticiclónico (hundimiento de aguas superficiales) que ocurre frente al Golfo de Fonseca. Existe gran diversidad de suelos originados a partir de materiales volcánicos cuaternarios y de tierras aluviales y sedimentarias antiguas localizadas a lo largo de las costas marítimas. En este estrato encontramos el área protegida Reserva Natural Volcán Cosiguina y colindando con las Reservas Naturales Estero Padre Ramos y Delta Estero Real. Entre estas tres reservas naturales y sus zonas de amortiguamiento e interconexión, prácticamente toda la zona norte del municipio de El Viejo estaría perteneciendo a una gran red de protección de la biodiversidad. El paisaje dominante en este estrato es el volcán Cosigüina y a como se mencionó, otro rasgo distintivo de la península son los acantilados rocosos llamados Farallones de Cosigüina. Frente a los farallones, internados a 10 km en el golfo de Fonseca se destacan varios islotes rocosos llamados colectivamente “Islas Farallones”. Estos tienen la singularidad de alojar a una población anidante de aves marinas Fregata magnificens (viudas o fragatas), colonias de reproducción del Charrán embridado Sterna anaethethus; además, es una importante ruta por la cual transitan durante su ciclo reproductivo especies de camarones, róbalos, roncos y varios tipos de corvinas hacia áreas de cría al Golfo de Fonseca y el Estero Real. Estrato Corinto: Este estrato se ubica en los departamentos de León y Chinandega. Tiene un área de 3,864.8 k2 y va desde Punta Ñata a Puerto Sandino. Presenta una costa con playas arenosas abiertas, de moderada a alta energía, con entradas a sistemas importantes lagunares estuarinos y de manglares. En este estrato encontramos las áreas protegidas del Estero Padre Ramos y la Isla Juan Venado. Gran parte es un sistema estuarino que penetra por mareas a través de una serie de ramales favoreciendo la vegetación de mangle, presenta grandes 32

extensiones de plantas elevadas, los bancos intermareales y fango predominantemente en las riberas con planicie fluvio–marinas, sedimentos aluviales, terrenos inundados de pantanos y ciénaga. Presenta fondos con zonas rocosas utilizadas para la pesca de peces como pargos, meros y corvinas. En este estrato se ubican colonias de anidamiento masivo de aves acuáticas compuestas principalmente por el ibis blanco Eudocimus albus, la garceta azul Egretta caerulea, garceta amarilla Egretta thula, la garcilla bueyera Bubulcus ibis y el pico cuchara Cochlearius cochlearius. La pesca es el medio de subsistencia para una considerable cantidad de pobladores de las comunidades, los que en determinado momento colectan conchas negras en los manglares o pescan diferentes especies de peces en los esteros y zona costera. La zona estuarina está compuesta por canales mareales y playones los cuales quedan al descubierto durante las mareas bajas y por lagunas estuarinas adyacentes. Existen lugares fangosos, arcillosos o limoarcillosos, en la parte externa de los manglares la cual recibe inundación mareal dos veces al día. El área se ubica dentro de la Planicie Costera del Pacífico de Nicaragua, donde el relieve es en forma de lomas de poca elevación con pendiente moderada. En las áreas bajas de las

subcuencas, los cauces principales se desbordan, convirtiéndose en esteros, aquí se mezclan las aguas dulces, suelos y maleza arrastrada, con las aguas del mar. Estos esteros se caracterizan por ser remansos que acumulan bancos de arena y lodo hasta la salida al océano Pacífico. Estrato Pochomil: Se ubica entre los Departamentos de León y Rivas. Con un área de 2,699.8 km2 va desde Puerto Sandino al Río Escalante. Presenta Litoral bajo con playas arenosas abiertas, de alta energía, ocasionalmente con sistemas estuarinos y manglares. Posee amplias playas arenosas donde existe anidación de tortugas marinas, particularmente hacia el límite sur colindante con el Río Escalante. Partes del estrato presentan un relieve irregular con paisaje de baja altura formado por una franja de playas que se eleva progresivamente hacia las tierras interiores a través de series continuas de pequeñas colinas de 200 a 300 m de altitud. Este relieve pertenece a una formación geológica sedimentaria de origen marino conocida como el levantamiento de Brito, originada en el Eoceno3. Presenta bosque tropical seco y, en general, el bosque es muy diverso debido a la gran variedad de ambientes existentes. La influencia del mar, la humedad de los ríos, los suelos arcillosos, las playas arenosas y las colinas rocosas del interior son ambientes diferentes que
Corresponde al segundo período de la Era Terciaria o Cenozoica que duró entre 34 a 55 millones de años atrás. Se caracterizó por la formación de algunas de las cordilleras más importantes del mundo. Las aves predominaban sobre los demás seres, y los primeros cetáceos comenzaron su desarrollo.
3

33

crean formaciones vegetales diferentes. En este Estrato existe gran actividad pesquera artesanal sobre diferentes especies de peces, principalmente pargos, meros y corvinas. En este estrato encontramos el área protegida Refugio de Vida Silvestre Río Escalante-Chacocente, uno de los sitio más importante en el Pacífico nicaragüense para la anidación masiva de la tortuga paslama (Lepidochelys olivacea). Estrato San Juan del Sur: Este estrato se ubica en el departamento de Rivas. Abarca desde el río Escalante hasta la frontera sur con Costa Rica con un área estimada de 1,190.9 km2. En general, presenta una costa irregular, montañosa, con acantilados rocosos interrumpidos por bolsos de playas. Zona con Influencia de afloramiento de aguas subsuperficiales. La extensión de costas, desde San Juan del Sur hasta la frontera terrestre costarricense, es un área actualmente diversa para el desarrollo de actividades recreativas, productivas y sociales ya que contiene las playas y costas más atractivas por su belleza, acceso y ubicación. También es una zona importante de pesca artesanal y deportiva sobre especies de Pargos, Meros, Corvinas; picudos como el Pez vela, Pez espada, Marlín y Dorados. En este estrato, a distancias no mayores de un kilómetro desde la playa a mar adentro, se ha encontrado la mayor conglomeración de corales en el Pacifico de Nicaragua (Fig. 9). En el tramo de Punta Brito hasta Pie de Gigante se encuentran la mayor y mejor representación coralina del Pacifico de Nicaragua. Así mismo, es importante mencionar que en este estrato existe un importe corredor submarino de corales que va desde Punta Brito hasta la frontera con Costa Rica. En este estrato existe una diversidad de ambientes, encontrando arrecifes de coral, arrecifes rocosos, parches de algas, playones de arena, farallones e islas. Está intricada diversidad, la cual se extiende en áreas considerables hace que coincidan una enorme diversidad de organismos de una gran variedad de tamaños, formas, colores y nichos ecológicos. En la zona, además de la amplia diversidad biológica y la compleja composición ecosistémica existente, se han encontrado especies que son únicas en el país, como es el caso del cangrejo Tiguacal. El cangrejo rojo (Gecarcinus planatus) es una especie insular que en el país solamente se encuentra reportada en esta zona, particularmente en la isla de La Anciana que es reportado por primera vez para Nicaragua.

34

Fig. 9.- Arrecifes rocosos y coralinos del Pacífico de Nicaragua. Aquí encontramos el Refugio de Vida Silvestre La Flor, uno de los sitio más importante en el Pacífico nicaragüense para la anidación masiva de la tortuga Paslama (Lepidochelys olivacea). Otra playa importante con influencia en este estrato más hacia el norte es Chacocente. Las partes más altas del departamento de Rivas se encuentran en las sierras del mismo nombre y constituyen una formación que se inicia en la meseta de San Juan del Sur, comprendida por laderas semi-escarpadas y de topografía irregular que descienden hasta las costas formando colinas y cañadas, cuyas elevaciones oscilan entre 0 y 500 msnm, siendo parte de la cordillera de Brito y prolongación de la cordillera del Pacífico. Estrato Pacifico Marino Norte: Es un estrato marino, sin límites terrestres, tiene un área estimada de 3,635.8 km2 y colinda con los estratos Cosigüina, Corinto y Pochomil desde los 80 a los 200 m de profundidad. Se escogió principalmente por presentar una zona de hundimiento o eddy anticiclónico estacional frente al Golfo de Fonseca caracterizado por una ser una columna de agua marina sujeta a movimientos descendientes que producen hundimientos de masas de agua superficiales producidas por movimientos de corrientes anticiclónicas. Aunque existe actividad pesquera, su riqueza no es tan grande como la del Estrato Pacífico marino Sur, precisamente por el hundimiento de las aguas superficiales. Este estrato no fue considerado en 35

los análisis finales ya que la dinámica oceanográfica y la falta de datos impiden definir áreas de protección que tengan aplicación práctica. Estrato Pacifico Marino Sur: Es un estrato marino, sin límites terrestres, limita mayormente con el estrato San Juan del Sur y una pequeña porción del Estrato Pochomil y va desde los 80 a los 200 m de profundidad abarcando un área total de 6,550.4 km2. Su principal característica es la influencia del afloramiento estacional del domo térmico que trae a la superficie aguas subsuperficiales con gran riqueza de nutrientes. Por tanto es un área de gran riqueza marina pesquera, particularmente de peces pelágicos como el dorado o los picudos mencionados anteriormente en el estrato San Juan del Sur. Este estrato no fue considerado en los análisis finales, ya que la dinámica oceanográfica y la falta de datos impiden definir áreas de protección que tengan aplicación práctica.

Descripción de los estratos para el Mar Caribe. Estrato Edimburgo: Este estrato tiene un área de 6,075 km2 y se encuentra hacia el extremo Nor-noreste de la plataforma continental, limita al norte con el límite marítimo de Honduras, al Este con el borde de la plataforma continental y Oeste con el estrato Bismuna. No tiene límite terrestre. Se caracteriza por presentar bajos fondos uniformes y de sustrato principalmente arenoso, lo que restringe la diversidad de especies marinas presentes en esta zona, sin embargo, se considera una ruta obligada en las migraciones de las tortugas verde y carey, así como una zona de amplia distribución de caracol gigante o concha reina, debido principalmente a la abundancia de cayos y arrecifes que se distribuyen en las zonas de menor profundidad marina. El limite externo marino de este estrato esta definido por la línea batimétrica de los 200 m. Las áreas contiguas al limite externo de este estrato no se desarrollan actividades de pesca por ser muy retiradas de la línea de costa y ante la falta de datos no fue considerada para los análisis finales. Estrato Bismuna: Abarca una extensión de 9,680 km2, se extiende al Norte hasta la línea marítima fronteriza con el Caribe Hondureño, al Este limita con el estrato Edimburgo, al Sur con el estrato de Puerto Cabezas y al Oeste con la línea de costa. Es notable su poca profundidad y además la plataforma continental se extiende más allá de 150 millas de la costa. Este estrato envuelve al estrato de Cayos Miskitos. A lo largo de la Costa se encuentran parches de pastos marinos de las especies Thalassia testudinum y Syringodium filiforme, excelentes lugares para el desarrollo de etapas juveniles de numerosos organismos marinos, particularmente el caracol gigante, 36 langosta espinosa en

etapas juveniles, camarones en etapa juvenil, y variedad de peces, las tortugas marinas y los manatí se alimentan de estas plantas y además utilizan estas extensiones para desarrollarse. El patrón de zonación de estas plantas es: a profundidades menores de 2 m la planta predominante es la de pastos de tortuga, a medida que aumenta la profundidad (2- 8 m) se entremezcla con la hierba de manatí. También, entre los 0.1- 8 m, se encuentran alrededor de los Cayos densos bancos del pasto marino Halodule wrightii, entremezclados junto a pastos marinos de la especie Halophila engelmani a profundidades de 12.5- 40 m en el mar y también en las lagunas internas. La Thalassia crece estabilizando el sustrato arenoso. ZOLOTOFF et al. (2008) señalan la zona de la desembocadura del río Wanki y los manglares de los Cayos miskitos como zonas de congregación y reproducción de aves. En esta zona se encuentran poblaciones de la Concha reina (Strombus gigas) que son explotadas a la par de la langosta que es capturada por medio de buceo. En la zona costera y siguiendo la ribera de los ríos, es posible encontrar dispersos ejemplares de cocodrilos y cuajipales que habitan también las zonas inundables de la costa. En este estrato encontramos un sistema ecológico con playas de grano grueso y fondos de tipo blandos de sub-litoral, con lagunas costeras y presencia de manglares insulares y también de aguas mixohalinas. Las lagunas costeras son sitios donde se desarrollan especies de importancia económica como el camarón blanco y diferentes especies de róbalo. La zona costera contigua a este estrato, en tiempos de lluvia se convierte en zonas anegadas, teniendo un alto nivel de humedad que permanece por mucho tiempo después de pasado el invierno lo que imposibilita que las playas sean utilizadas por las tortugas marinas como sitios de anidación. Estrato Cayos Miskitos: Rodeado por el estrato Bismuna por el Norte, Este y Oeste, y el estrato Puerto Cabezas al Sur, abarca una extensión de 3,117 km2 y no tiene límites terrestre. Concentra aproximadamente 86 cayos entre emergidos y sumergidos, cubiertos de bosque de mangle, aguas someras y cristalinas, el Cayo grande que tiene una laguna en su centro alberga especies en etapas larvales y juveniles. Considerado uno de los sitios más importantes desde el punto de vista biológico, ecológico y económico por ser el sitio de concentración de juveniles de camarones y langostas, además de gran cantidad de peces de arrecifes. En sus arrecifes y bajíos se practica la pesca de tortugas. En este estrato confluyen pescadores de embarcaciones artesanales y pescadores con embarcaciones industriales quienes ante la alta productividad pesquera existente en el sitio y

37

debido a la poca profundidad marina, compiten la extracción de los recursos langosta, caracol, pepino de mar entre otros. Además, es un área de congregaciones de pargos y meros. En la zona norte del estrato y hacia el este, se encuentran las mayores concentraciones de Concha reina o Gambute (Strombus gigas) y de esponjas. Este estrato se considera como un criadero de la etapa juvenil de la Langosta espinosa Panulirus argus y en cierta medida también de los camarones del género Litopeneaus. La zona más importante de pesca de tortuga verde está en los arrecifes y bajíos en los alrededores de Cayos Miskitos, los sitios más mencionados son: Morrison Dennis Shoal, Whipling, Sukra, Deadman´s Shoal, Nasa, Limarka, Los Whitties, London Ref., Aníbal y Diamond Spot, esta es la zona tortuguera más extensa y productiva, siendo los poblados de Cabo Gracias a Dios, Sandy Bay Tara, Dakura y Awastara los que los han explotado por más tiempo. En el caso de Cayos Miskitos, encontramos fondos duros de infralitoral y con manglares insulares que le dan una característica especial. Estrato Puerto Cabezas: Limita al Norte con los estratos de Cayos Miskitos y Bismuna; Estrato Prinzapolka por el Sur; estrato Tasba por el Este y la línea de costa por el Oeste. Con una extensión de 7,131 km2 Su zona costera se considera fuertemente presionada por la extracción pesquera que se extiende en zona hasta profundidades de 30 metros, siendo posible la pesca de caracol gigante, langosta, camarones, tortugas y variedad de peces. En este estrato se resalta la presencia de una zona de rocas aisladas y corales que se encuentra muy cercana a la costa, característica que es aprovechada por los comunitarios del poblado de Wounhta para salir en sus embarcaciones a tender trampas para langosta y también para capturar pepinos de mar. En sus lagunas litorales desovan camarones, róbalos, corvinas y otras especies marinas. Anteriormente en estas lagunas los avistamientos de manatí eran frecuentes, hoy día estos avistamientos han disminuido drásticamente; también se dan reportes de cocodrilos en la desembocadura de algunos ríos. Los manglares de sus costas son lugares de anidamiento de numerosas especies de aves. El plan de manejo del Área Protegida de los Cayos Miskitos menciona la presencia del Delfín Nariz de Botella, cuya distribución se tenía reportada desde Sur América hasta Panamá. El sistema ecológico de la costa presenta lagunas litorales con manglares insulares y arena litoclástica, pero también pueden encontrarse fondos con arena gruesa apta para faenas de barcos arrastreros.

38

Estrato Prinzapolka: Limita al norte con el estrato Puerto Cabezas, al Sur con los estratos Tyra Cay y Tasba, este último también por el Este; por el Oeste se encuentra la línea de costa y tiene una extensión de 10,990 km2. Los pastos marinos, cuya mayor concentración se encuentra en las aguas someras de los estratos Cayos Miskitos y Puerto Cabezas, se extiende hasta este estrato cubriendo los Cayos Perlas. En las desembocaduras de los ríos y en las lagunas litorales se da el desove de los robalos. Este estrato incluye la desembocadura de la Laguna de Perlas, la mayor laguna litoral de la Región Sur donde se desarrolla una intensa actividad pesquera. La zona de pastos marinos de mayor importancia es la que se encuentra frente a la costa entre la Barra del río Grande y la desembocadura de la Laguna de Perlas entre los Cayos Man O´War y Set Net Point. En esta zona hay numerosos pastizales, arrecifes, bajíos y pequeños cayos coralinos, esparcidos en una superficie de unos 1,500 kilómetros cuadrados existen varios cayos diminutos y unos 20 lechos de hierba submarina o “bancos tortugueros” y un número similar de arrecifes y bajíos. Existen en las áreas de pastos abundancia de pargos cola amarilla (Ocyurus chrysurus) en estados juveniles y adultos, esponjas, caracoles y pepinos de mar que por su abundancia pueden ser usados como bio-indicadores de las condiciones ecológicas en la comunidad de los pastos marinos. Marshall señala la importancia como bio-indicadores a las esponjas y caracoles; debido a la abundancia de organismos pequeños, incluyendo camarones y cangrejos que sirven como la parte basal de la cadena (el eslabón entre los productores primarios y los consumidores primarios), esto hace suponer el actual buen estado de salud de este ecosistema (Marshall,1992). En sus lagunas ocurren las migraciones estacionales de los róbalos para realizar los desoves anuales y los manglares aledaños sirven de refugio a variedad de aves. En este estrato se reportan áreas de congregación de la cigüeña jabirú Jabiru mycteria. En la barra del río Grande se produce una pluma de sedimentos que pone en riesgo la salud de los arrecifes y los parches de pastos marinos ubicados hacia el sur, por ser rico en nutrientes y de acuerdo a registros, es el río que mas plaguicidas arrastra debido a que proviene de la zona ganadera y agrícola de la región central del país. Estrato Tyra Cay: Con una extensión de 3,107 km2 Limita al Norte y Oeste con el estrato

Prinzapolka, y al Sur y Este con el estrato Tasba. Se caracteriza por contener la mayor cantidad de arrecifes, bajíos y pequeños cayos que se distribuyen casi paralelos a la costa y en donde se da una gran actividad de captura de tortugas marinas, pescándose también la langosta de forma artesanal.

39

Este estrato incluye los Cayos Perlas donde se desarrolla una importante actividad pesquera. Cayos Perlas se encuentra localizado frente al litoral costero de la bahía de Laguna de Perlas entre Punta de Perlas y las comunidades de Set Net Point y Tasbapauni, el área está conformada por dieciocho cayos: Baboon, Black Mangrove, Bottom Tawira, Button Wood, Columnilla, Crawl, Lime, Maroon, Vincent, Water y Wild Cane. Es en estos cayos donde se tiene identificado los mayores y únicos sitios de playas de anidación de la población de tortuga carey del Caribe Nicaragüense. Estos cayos comprenden treinta y cinco unidades físicas, constituidas por arrecifes de corales emergentes dispersos en agua marina poco profundas y de substrato eminentemente calcáreo. Más hacia el norte, los cayos Set Net, King, Tyara y Man of War son islotes rasos que sobresalen del nivel de las olas durante la bajamar, algunos de ellos forman promontorios rocosos muy superficiales, o están revestidos por lodo o arena. Sus áreas de vegetación sirven de refugio temporal o lugar de descanso a las aves marinas. En este estrato también se encuentran las dos islas del Maíz (Little y Great Corn Island), estas islas son de origen volcánico, arena fina y blanca y se encuentran en una depresión del fondo marino. La Isla Grande de Maíz, que tiene una área de 10 km2 y la Isla Pequeña del Maíz unos 5 km2, estas son islas volcánicas y se caracterizan por presentar suelos sedimentarios a partir de rocas basálticas que ha dado lugar a un bosque húmedo con variaciones de zonas montañosas, zonas intermedias y pantanos. Hay 9 especies de corales que forman arrecifes (hermatípicos) en esta parte del Caribe de Nicaragua: cuerno de alce Acropora palmata, cuerno de ciervo Acropora cervicornis, estrellas cavernosas Montastrea cavernosa, cerebro liso Diploria strigosa, Cerebro Gigante Colpophylia natans, Coral de Hoja Agaricia tenuifolia, Coral de Pilar Dendrogyra cilindrycus, Coral Negro Antipathes pennacea. En las islas volcánicas, más al Sur, se pueden encontrar: cuerno de alce A. palmata, coral de fuego Millepora complanata, coral estrella M. annularis, coral Syderastrea siderea, coral hoja A. tenuifolia. Los extensos arrecifes son refugio, hábitat y fuente de alimento para muchas especies de peces, langosta, y algunas tortugas marinas, especialmente Carey y Caguama, si el lecho está acompañada de pastos marinos estará la Tortuga Verde (USAID, 1996). Es un sistema ecológico del tipo C. Estrato Tasba: Este estrato que no tiene límites terrestres, se extiende al Este de los estratos Prinzapolka y Tyra Cay hasta el borde de la plataforma continental, abarca una extensión de 11,115 km2. Limita al Sur con el estrato de Blowing Rock. Es un área de profundidades que van de los 30 hasta los 200 m en el borde de la plataforma continental, con bajos fondos y rocas distribuidas en toda su extensión. No se desarrollan actividades comerciales en su zona a excepción de largadas de palangres o “long lines” para pesca superficial de peces. Se considera ruta de paso hacia tierra firme de diferentes especies de tortugas. De este estrato no 40

se cuenta con información y datos lo que impide definir áreas de protección que tengan aplicación practica. Estrato El Bluff: Abarca una extensión de 2,593 km2, Limitando al norte con el estrato Prinzapolka, al sur con el estrato Monkey Point, Morris Shoal al Este y la línea costera al Oeste. Incluye la barra de El Bluff, punto de salida de las aguas de la Laguna de Bluefields en donde desemboca el río Escondido, uno de los ríos que acarrean la mayor cantidad de químicos, residuos orgánicos, sedimentos y materia en suspensión que al alcanzar el mar, extiende su pluma varias millas mar afuera. La superficie que ocupan las lagunas y esteros en la RAAS es de 800 km2, siendo las lagunas más notables, la laguna de Bluefields, Top Lock, Big Lagoon y Laguna de Perlas, Estas lagunas son una parte clave en el ciclo de vida de muchas especies marino-costeras, especialmente el róbalo (Centropomus spp), sábalo real (Megalops atlanticus), pargo de manglar (Lutjanus griseus), camarón (Penaeus spp y Trachypenaeus spp) el cangrejo azul (Callinectes sapidus) entre otros. Se presentan fondos mayormente arenosos con grandes peñascos que sobresalen del mar que son lugares de reposo de aves marinas. Entre los peñascos de Pigeon Cay y el French Cay se encuentra una pequeña extensión de pastos marino (Tallasia) en donde los pobladores practican la pesca de la tortuga carey, para obtener de ella las placas de su caparazón. Aquí puede definirse la presencia de dos tipos de sistemas ecológicos, el tipo sublitoral (tipo E) distribuido frente a la desembocadura de la bahía y el de tipo C, duro de infralitoral hacia el sur de la bahía. El tipo de arena predominante es la litoclástica de grano medio fino. Cuenta con la presencia de Islas e islotes. Estrato Blowing Rock: Abarca una extensión de 1,754 km2.Limita al Norte con los estratos de Tyra Cay y Tasba, al sur con el de Punta Gorda, al Este con el borde de la plataforma continental y por el Oeste con El Bluff. Es una zona de fondos regulares y muy extensos que se extienden hasta el borde mismo de la de la plataforma continental conteniendo diminutos y dispersos parches de coral. Estrato Monkey Point: Abarca una extensión de 273 km2.Limita al norte con el Estrato El Bluff, por el sur con el estrato Río San Juan, Punta Gorda por el Este y la línea costera por el Oeste. Se encuentran lugares de fondos rocosos por el norte y lodosos en muchos puntos cercanos a la orilla. Sus aguas son ricas en juveniles de camarones costeros. Zolotoff et al. (2008) señalan las zonas costeras de este estrato como un lugar de reproducción de aves por la presencia de islotes rocosos como la especie de fragata o rabihorcado Fregata magnificens y el piquero pardo Sula leucogaster. Las especies de peces que ordinariamente se capturan en estas aguas 41

son: mojarras, guapotes, sardinas, tortugas y camarones de aguas dulce, también es común la captura de peces marinos con hábitos eurihalinos, o sea que es posible encontrarlos en los sistemas de agua salobre o dulce por determinados períodos o algunos de perenne presencia en estos cuerpos de agua como son el róbalo, los roncadores y palometas y algunos tipos de pargos y roncadores. Predominan los sistemas de fondos duros del circalitoral (tipo D) con playas de granos medio fino de arena litoclástica, sin embargo en ciertas zonas de aguas mansas muy cercanas a la orilla, predominan los lodos bioclásticos. Estrato Punta Gorda: Abarca una extensión de 786 km2.Limita al Norte con Blowing Rock, al Sur con Morris Shoal, al Este con el borde de la plataforma continental y por el Oeste con Monkey Point. Fondos regulares extensos hasta el borde de la plataforma que se encuentra a unas 70 milla náuticas. Estrato Rio San Juan: Abarca una extensión de 756 km2.Se extiende desde el límite con el estrato de Monkey Point, hasta la desembocadura del río San Juan. Es la zona en que el talud continental se acerca hasta a 9 millas de la costa. Aquí se encuentra la playa de El Cocal, único sitio reportado de ser utilizado por la tortuga carey y la tortuga verde para realizar sus desoves. En su límite costero Sur se da una regular actividad pesquera dirigida a langosta, tiburones, peces y tortugas. Es un sistema del tipo E con playas de grano grueso. Es el único estrato en donde se encuentran aun plantaciones de coco. Estrato Morris Schoal: Abarca una extensión de 1,480 km2.Limitado al norte por el estrato Punta Gorda. Por el sur con el límite marítimo con Costa Rica. Al Este por el borde de la plataforma continental y al Oeste por el estrato de Río San Juan. Se considera una ruta obligatoria de paso para los grupos de tortugas que migran de alta mar hacia las playas de El Tortuguero. Se trata únicamente de fondos blandos y extensos hasta la cercana línea de plataforma.

Los objetos de conservación marina. Los Objetos de Conservaron seleccionados se describen por separado para el Pacifico y Caribe Nicaragüense con una diferenciación entre filtro grueso y fino.

Objetos de conservación de filtro grueso del Océano Pacífico. Playas: Formaciones litorales de arena, parcialmente emergidas, con sedimentos gruesos a finos y en zonas expuestas a alto oleaje o zonas de poca a moderada energía. La pendiente es variable, desde fuerte a moderada. Las de grano grueso con poca diversidad de la infauna 42

bentónica, pero suelen ser sitios importantes para alimentación de algunas aves playeras y marinas y para la anidación de tortugas. Las playas de grano medio a fino tienden a ser más anchas con una apreciable diversidad de organismos infaunales, dominada por bivalvos, pequeños crustáceos y poliquetos que sirven de alimento a aves playeras. Las playas lodosas son de sedimentos finos que quedan emergidas durante la bajamar. Se localizan generalmente en zonas deltaicas, donde se depositan sedimentos provenientes de los ríos, por lo cual están sujetos a cambios constantes por la dinámica de deposición-erosión de sedimentos y régimen de corrientes. Su pendiente es muy suave. Son áreas de descanso y alimentación para aves migratorias y playeras. Acantilados: Formaciones litorales, parcialmente emergidas, formadas por rocas masivas de consistencia dura (basaltos, granito, etc.), de pendiente fuerte a escarpada, con una comunidad de organismos sésiles epibentónicos estructurada en zonas verticales más o menos definidas y pozos de marea con comunidades particulares de equinodermos, algas, crustáceos y moluscos. Manglares: Zona boscosa meso y supralitoral que marca la transición entre los ámbitos marino y terrestre formando una franja más o menos amplia en zonas costeras caracterizadas principalmente por planos aluviales influenciados por descargas de aguas dulces y sedimentos. Este sistema controla la erosión costera por su efecto de amortiguación del oleaje y estabilización de sedimentos. Son sistemas de alta producción primaria que brindan hábitat a muchas especies y sirven de refugio a larvas y juveniles de muchos organismos marinos. Son lugares de anidación, alimentación y descanso para aves marinas y migratorias. Estuarios: Cuerpos de agua semicerrados donde ocurre la mezcla de aguas marinas y dulces. Columna de agua generalmente estratificada (cuña salina). En estas áreas confluyen elementos bióticos propios de aguas dulces, de aguas marinas y de aguas salobres y suelen ser áreas de desove de muchas especies marinas y de refugio para sus larvas y juveniles. Áreas de surgencia: Columna de agua marina sujeta a movimientos ascendentes que producen afloramiento a la superficie de masas de agua con temperatura reducida y nutrientes disueltos que desencadenan una alta productividad primaria y dan origen a una concentración de plancton y de peces y mamíferos pelágicos. Islas e islotes: Islotes rocosos e islas con tamaño inferior a 60 hectáreas. Se seleccionó como subrogado para obviar la falta de información sobre sitios de anidación de aves marinas. Los islotes rocosos cercanos a la costa son lugares reconocidos por los ornitólogos debido a su importancia para la conservación de colonias andantes de gaviotas, pelícanos y otras aves. Áreas de hundimientos: Columna de agua en la que se hunden las aguas superficiales producto de eddies o giros anticiclónicos producidos por las corrientes 43

Objetos de conservación de filtro grueso para el Mar Caribe. Cayos (Islas e islotes): Islotes rocosos, arenosos e islas no deltaicas, con tamaño inferior a 60 hectáreas. Los islotes rocosos cercanos a la costa son lugares reconocidos por los ornitólogos debido a su importancia para la conservación de colonias andantes de gaviotas, petreles, pelícanos y otras aves. Por lo general no presentan elevaciones superiores a 15 metros, con una diversidad boscosa no muy variada. Manglares: Zona boscosa meso y supra litoral formada principalmente por mangle rojo Rhizophora mangle que marca la transición entre los ámbitos marinos y terrestre, formando una estrecha franja costera. Las raíces sumergidas del mangle son el sustrato de una compleja, diversa y única comunidad de organismos sésiles (algas, esponjas, anélidos, cnidarios, briozoarios, bivalvos, ascidias etc.) y brindan refugio a larvas y juveniles de muchos crustáceos y peces. La fronda de los árboles también brinda hábitat de anidación, alimentación y descanso para aves marinas. Deltas: Territorio triangular formado en la desembocadura de un río, mediante sedimentos que se depositan a medida que la corriente del río va desapareciendo. Estuarios: Cuerpos de agua semi-cerrados donde ocurre la mezcla de aguas marina y dulce. Columna de agua generalmente estratificada (cuña salina). En estas áreas confluyen elementos bióticos propios de aguas dulces, de aguas marinas y de aguas salobres y suelen ser áreas de desove de muchas especies marinas y de refugio para larvas y juveniles. Sistemas lagunares (lagunas costeras): Cuerpos cerrados de agua, de escasa profundidad, pero con una o más comunicaciones permanentes o esporádicas con el mar, generalmente con salinidad variable y elevada productividad planctónica. Son áreas de alimentación y desove de varias especies de peces marinos. Playas lodosas (Planos intermareales de lodo): Formaciones litorales de sedimentos finos que quedan emergidas durante la bajamar. Se localizan generalmente en zonas de poca o moderada energía o exposición al oleaje, generalmente en zonas deltaicas, donde se depositan sedimentos provenientes de los ríos, por lo cual están sujetas a cambios constantes por la dinámica de depósito-erosión de sedimentos y régimen de corrientes. Su pendiente es muy suave. Son áreas de descanso y alimentación para aves migratorias y playeras. Playas rocosas. Formaciones litorales parcialmente emergidas compuestas por fragmentos líticos de dimensiones y origen variable, que van desde cantos rodados y gravas gruesas hasta bloques. El grado de energía o exposición al oleaje y la pendiente son también variables. La diversidad de organismos intersticiales es alta, especialmente en lugares intermareales donde

44

el tamaño de los fragmentos es grande (peces, moluscos, crustáceos, poliquetos, equinodermos, algas). Praderas de pastos marinos: Lecho marino sedimentario, permanentemente sumergido, por lo general entre cero y diez metros de profundidad, vegetado en gran parte por fanerógamas marinas (e.g. Ruppia marítima) formando praderas. Arrecifes (Formaciones coralinas): Lecho marino sedimentario, permanentemente sumergido, constituido en gran parte por colonias de corales hematípicos ramificadas o masivas que determinan la existencia de una biota particular muy diversa. Identificación y selección de objetos de filtro fino. TNC (2008a) indica que los objetos de conservación de filtro fino están representados por comunidades biológicas (una asociación de especies que tiene un conjunto particular de especies en común y en determinadas densidades) y por especies para las cuales existe información disponible sobre distribución y población. En general, las especies que están amenazadas global o a nivel nacional, las migratorias, las constructoras de hábitat, las raras, endémicas y emblemáticas son elegidas en la selección de objetos de filtro fino. Como menciona SINAC (2009), las especies con amplia distribución geográfica, las muy raras, las endémicas y las carismáticas son, por lo general, las que requieren de estrategias de filtro fino. En este sentido, se siguieron tres tipos de criterios que deben tenerse en cuenta para la selección de especies como OdC: 1. Grado de amenaza global: según las categorías empleadas por la Comisión para la

Supervivencia de Especies de la UICN: en peligro crítico, en peligro, vulnerable y casi amenazada. 2. Irremplazabilidad: que presta especial atención a las especies endémicas (con

distribución restringida a una ecorregión o a una porción de esta) y focales (con amplios requerimientos de espacio y función ecológica importante; e.g. como constructoras de hábitat). 3. Jurisdiccionalidad: que considera aquellas especies que tienen una importancia

relevante en caso de especies compartidas entre las ecorregiones. Adicionalmente, se consideraron aquellas especies que, aunque no figuren en los listados de la UICN como globalmente amenazadas o están incluidas en los listados nacionales de especies amenazadas. También se incluyeron las especies migratorias cuya existencia depende de la calidad de los hábitats “de paso” dentro del área de evaluación. Sin embargo, debe recordarse que algunos de estos elementos de filtro fino. Tanto para el Pacífico y el Caribe, no fue posible incluirlos en el análisis final de vacíos de conservación debido a la falta de datos geo-referenciados. 45

Objetos de conservación de filtro fino identificados para el Pacífico de Nicaragua. Bancos de moluscos de Concha negra (Anadara tuberculosa y Anadara similis) y Barba de hacha (Mytella guyanensis): Zonas de fondos lodosos intermareales

asociadas a manglares en áreas estuarinas donde la abundancia de especies de bivalvos comerciales del género Anadara (PÉREZ et al. 2002) y/o Mytella es notable. Áreas de anidación de tortuga Carey Eretmochelys imbricata: Playas donde la actividad de anidamiento individual o grupal de la tortuga carey es significativa y donde la incubación y eclosión de los mismos tiene lugar. Áreas de anidación de tortuga Verde o torita Chelonia mydas agassizi: Playas donde la actividad de anidamiento individual o grupal de la tortuga torita es significativa y donde la incubación y eclosión de los mismos tiene lugar. Áreas de anidación de tortuga Paslama Lepidochelys olivacea: Playas donde la actividad de anidamiento individual o en masa (arribadas) de la tortuga Paslama es significativa y donde la incubación y eclosión de los mismos tiene lugar. Áreas de anidación de tortuga Baula o Tora Dermochelys coriacea: Playas donde la

actividad de anidamiento individual o grupal de la tortuga Tora es significativa y donde la incubación y eclosión de los mismos tiene lugar. Áreas de congregación y/o reproducción de aves marinas y playeras: Áreas del litoral continental o insular donde suelen concentrarse comunidades mono o multi-específicas de aves playeras o marinas, residentes o migratorias, para descansar o alimentarse. Se destacan especies de gaviotas, pelícanos, fragatas, cigüeñas, ibis y garcetas. Áreas de congregación de pargos y meros: Áreas demersales donde suelen concentrarse individuos de pargos (Lutjanus spp.) y meros (Epinephelus spp.), posiblemente zonas de desove. Áreas de agregación de cocodrilos y lagartos Crocodylus spp. y Caiman crocodilus: Sitios donde se ha registrado la presencia de cocodrilos y lagartos. Áreas de crecimiento de camarones y otras especies: Áreas estuarinas y marinas donde se reproducen y crecen los camarones (Familia PENAEIDAE) y otras especies de interés comercial o ecológico. 46

Áreas de congregación de tiburones y/o otras especies pelágicas4: Areas donde suelen concentrarse individuos de tiburones, posiblemente zonas de reproducción y crecimiento de neonatos, así como zonas de concentraciones de otras especies pelágicas mayores o menores.

Objetos de conservación de filtro fino para el Mar Caribe. Áreas de presencia de tortuga verde Chelonia mydas: Playas donde es significativa la actividad de anidamiento individual o grupal de la tortuga caguama o prieta y donde tiene lugar la incubación y eclosión de los mismos. Áreas de anidación de tortuga carey Eretmochelys imbricata: Playas donde es significativa la actividad de anidamiento individual o grupal de la tortuga carey y donde tiene lugar la incubación y eclosión de los mismos. Áreas de congregación del caracol rosado Strombus gigas: Fondos de la plataforma continental donde suelen congregarse individuos del caracol cambute para desovar. Áreas de congregación y anidamiento de aves marinas: Lugares donde se ha documentado la presencia de colonias de una o más especies de aves marinas anidantes, principalmente especies de cigüeñas, piquero pardo y fragatas. Bancos de ostra Crassostrea rhizophorae: Áreas de fondos lodosos intermareales asociados a manglares en áreas estuarinas, donde se nota la abundancia de bivalvos del género Crassostrea. Áreas de congregación del róbalo Centropomus spp.: Áreas donde se concentran los robalos en determinados períodos del año, generalmente asociados a ríos y lagunas litorales, posiblemente con fines de apareamiento y desove (SÁNCHEZ, 2001). Áreas de avistamiento de manatí Trichechus manatus: Sitios donde se ha registrado la presencia del manatí (JIMENEZ, 2003). Áreas de congregación de cocodrilos y lagartos Crocodylus acutus y Caiman

crocodilus: Sitios donde se ha registrado la presencia de cocodrilos y lagartos. Áreas de concentración de langosta espinosa Panulirus argus y camarones costeros Penaeus spp.: Áreas donde es considerable la abundancia de langosta espinosa y camarones blancos, café y rosados y son lugares importantes para la reproducción de estas especies. Las figuras 10 y 11 muestran los ecosistemas marinos y los presentes en las áreas protegidas. La figura 12 muestra un mapa del bentos.

4

Especies de peces que habitan las capas superficiales del mar, generalmente realizan grandes migraciones.

47

Fig. 10.- Mapa de los ecosistemas marinos de Nicaragua.

Fig. 11.- Mapa de ecosistemas en áreas protegidas al año 2006.

48

Fig. 12.- Mapa del bentos de Nicaragua. La figura 13 muestra un mapa con la distribución de algunos grandes pelágicos en el Pacífico como atunes, picudos y tiburones

Fig. 13.- Distribución de algunas especies marinas de grandes pelágicos (atunes, tiburones y picudos) del Pacífico de Nicaragua. 49

De la figura 14 a la figura 17 se muestran zonas de importancia de avistamientos y de conservación de tortugas, ballenas, cocodrilos y caimanes; así como de aves.

Fig. 14.- Avistamientos de ballenas y tortugas en el Pacífico de Nicaragua5.

Fuente: Flora y Fauna Internacional e Informe final de la investigación de la ballena jorobada (Megaptera novaeangliae) en América Central 2004-2008, incluyendo exámenes de Costa Rica, de Guatemala, y de Nicaragua. Preparado por Erin Falcone, Cascadia Research Collective, Olympia, WA, USA. Enero 2009.

5

50

Fig. 15.- Avistamientos de lagartos cocodrilos y caimanes en el Caribe.

Fig. 16.- Zonas de importancia de conservación de avistamientos de aves en el Pacifico de Nicaragua.

51

Fig. 17.- Zonas de importancia de conservación de avistamientos de aves en el Caribe de Nicaragua. Las figuras 18 y 19 muestran la zona de distribución de pastos marinos y de arrecifes de coral en el Caribe norte de Nicaragua.

Fig. 18.- Distribución de pastos marinos en el Caribe norte de Nicaragua 52

Fig. 19.- Distribución de arrecifes de coral en el Caribe norte de Nicaragua. Las metas de conservación. De acuerdo a TNC (2008a), una meta de conservación es la cantidad (porcentaje o superficie) del Objeto de Conservación (OdC) que debe conservarse para mantener poblaciones y

comunidades viables que representan el amplio espectro de diversidad en una ecorregión. Las metas de conservación son descripciones explícitas de la viabilidad en el tiempo que se desea para un OdC, y estiman el nivel de esfuerzo de conservación requerido para sustentar un OdC viable dentro de un período de tiempo específico. La meta se representa mediante un valor numérico y se estima para cada OdC y por cada estrato o subregión del área de evaluación. Son tres los objetivos fundamentales del establecimiento de metas de conservación: 1. Garantizar la representación total de la biodiversidad del área de planificación en todos

sus niveles y escalas biológicas. 2. Procurar la redundancia; es decir, tratar de conservar ejemplos múltiples de los

ecosistemas, hábitats y especies dentro de una red de sitios de conservación que garantice amparar la variación genética y prevenga las pérdidas imprevistas. 3. Diseñar con la intención de obtener resiliencia; esto es, en procura de que los sistemas

ecológicos soporten las presiones y los cambios. Para el establecimiento de metas de conservación, en el análisis de vacíos de conservación, se tienen generalmente en consideración tres variables o criterios: • Extensión del sistema ecológico o del hábitat de la especie que se pretende conservar. 53

Tamaño mínimo de cada ocurrencia de un sistema o hábitat de la especie, y en caso de

contar con la información, el tamaño mínimo de la población de dicha especie. • Distribución de ocurrencias a lo largo de su rango natural de distribución.

El establecimiento de metas de conservación en los ambientes marinos es uno de los pasos más importantes y difíciles de todo el proceso de planeación. Muchos de esos procesos parten de la relación especies-área y del postulado que señala que cuando un hábitat se reduce por debajo del 20 %, sobreviene la mayor pérdida de riqueza de especies. En la Tabla 3 se muestran para el Pacífico los objetos de conservación de filtro grueso y las metas de conservación identificadas de acuerdo a la metodología descrita en TNC (2008a). Tabla 3.- Objetos de conservación de filtro grueso seleccionados para el Pacífico con sus respectivas metas de conservación. En los espacios en blanco no se encontraron datos disponibles.
Estratos Objeto de conservación Estado actual Vulnerabilidad Arreglo espacial Grado de representación (polígonos) Grado de representación (líneas/ puntos) ESTERO REAL Manglares Estuarios Playas COSIGUINA Acantilados Playas Islas e islotes CORINTO Manglares Estuarios Playas Islas e islotes POCHOMIL Manglares Estuarios Acantilados Playas Islas e islotes SAN JUAN DEL SUR Manglares Estuarios 0.75 0.75 0.5 0.1 0.1 0.1 0.75 0.75 0.5 0.75 0.75 0.75 0.5 0.5 0.75 1 1 0.1 0.1 0.1 0.1 1 1 0.7 0.1 1 1 0.1 0.7 0.7 0.7 0.7 1 1 1 1 0.85 0.85 0.5 1 0.85 0.85 1 0.5 1 0.6 0.6 1 0.85 0.85 1 0.4 0.6 0.4 0.85 0.6 0.6 0.1 0.4 1 3.05 3.05 2.6 2.05 2.05 2.2 3 3.2 2.1 2.7 3.2 3.2 1.7 2.1 3.45 76 76 65 51 51 55 75 80 53 68 80 80 43 53 86 SUMA %

54

Estratos

Objeto de conservación

Estado actual

Vulnerabilidad

Arreglo espacial

Grado de representación (polígonos)

Grado de representación (líneas/ puntos)

SUMA

%

Acantilados Playas Áreas de surgencia Islas e islotes PACIFICO MARINO NORTE PACIFICO MARINO SUR Áreas de surgencia Áreas de eddy (hundimiento)

0.5 0.5 0.5

0.35 1 0.1

0.7 0.5 0.85

0.4 0.4 0.6

1.95 2.4 2.05

49 60 51

0.5

0.1

0.85

0.6

2.05

51

0.5

0.1

0.85

0.4

1.85

46

En la Tabla 4 se muestran también para el Pacífico los objetos de conservación de filtro fino y las metas de conservación identificadas de acuerdo a la metodología descrita en TNC (2008a).

55

56
Tabla 4.- Objetos de conservación de filtro fino seleccionados para el Pacífico con sus respectivas metas de conservación. Existen objetos de conservación que deberían aparecer en algunos estratos pero no se tiene información geo-referenciada documentada, particularmente de algunos recursos pesqueros de importancia comercial. En los espacios en blanco no se encontraron datos disponibles.
Estrato Objeto de Conservación Estado actual Vulnerabilidad Arreglo espacial Grado de representación (polígonos) Grado de representación (líneas/ puntos) SUMA %

ESTERO REAL

COSIGUINA

Bancos de conchas (Anadara spp, Mytella sp..) Áreas de congregación y/o reproducción de aves marinas y playeras Áreas de congregación caimanes y lagartos Áreas de crecimiento de camarones y otras especies Áreas de anidación de Chelonia mydas agassizi Áreas de anidación de Lepidochelys olivacea Áreas de congregación de

1

0.7

1

1

3.7

93

0.5

0.35

0.85

1

2.7

68

0.75

1

1

0.85

3.6

90

0.75

1

0.7

0.4

2.85

71

0.75

0.7

1

0.1

2.55

64

0.75

0.7

1

0.1

2.55

64

0.75

1

1

0.6

3.35

84

56

Estrato

Objeto de Conservación

Estado actual

Vulnerabilidad

Arreglo espacial

Grado de representación (polígonos)

Grado de representación (líneas/ puntos)

SUMA

%

CORINTO

aves marinas y playeras Áreas de reproducción de aves marinas Áreas de congregación caimanes y lagartos Bancos de conchas (Anadara spp, Mytella sp.) Áreas de anidación de Eretmochelys imbricata Áreas de anidación de Lepidochelys olivacea Áreas de anidación de Dermochelys coriacea Áreas de congregación de aves marinas y playeras Áreas de reproducción de aves marinas Áreas de congregación de

0.75

1

1

0.6

3.35

84

0.75

1

1

0.1

2.85

71

1

1

1

0.85

3.85

96

0.75

1

0.85

0.85

3.45

86

0.75

1

0.85

0.85

3.45

86

0.75

1

0.85

0.85

3.45

86

0.75

1

0.85

0.6

3.2

80

0.75

1

0.85

0.6

3.2

80

0.75

1

0.85

0.6

3.2

80

57

Estrato

Objeto de Conservación

Estado actual

Vulnerabilidad

Arreglo espacial

Grado de representación (polígonos)

Grado de representación (líneas/ puntos)

SUMA

%

pargos y meros Áreas de congregación caimanes y lagartos: Áreas de crecimiento de camarones y otras especies Bancos de conchas (Anadara spp, Mytella sp.) Áreas de anidación de Eretmochelys imbricata Áreas de anidación de Lepidochelys olivacea Áreas de congregación de pargos y meros Áreas de congregación caimanes y lagartos Áreas de anidación de Chelonia mydas agassizi Áreas de anidación de 0.75 1 1 0.6 3.35 84

1

1

0.7

0.6

3.3

83

POCHOMIL

1

1

1

0.6

3.6

90

0.75

1

0.85

0.1

2.7

68

0.75

1

0.85

0.1

2.7

68

0.75

1

0.85

0.6

3.2

80

0.75

1

1

0.1

2.85

71

SANJUAN DEL SUR

1

1

0.7

0.2

2.9

73

1

1

0.7

0.2

2.9

73

58

Estrato

Objeto de Conservación

Estado actual

Vulnerabilidad

Arreglo espacial

Grado de representación (polígonos)

Grado de representación (líneas/ puntos)

SUMA

%

Lepidochelys olivacea Áreas de anidación de Dermochelys coriacea PACIFICO MARINO NORTE PACIFICO MARINO SUR

1

1

0.7

0.2

2.9

73

0 0

En la Tabla 5 se muestran para el Caribe los objetos de conservación de filtro grueso y las metas de conservación identificadas de acuerdo a la metodología descrita en TNC (2008a)

59

60
Tabla 5.- Objetos de conservación de filtro grueso seleccionados para el Caribe con sus respectivas metas de conservación. En los espacios en blanco no se encontraron datos disponibles.
Estrato Objeto de conservación Estad o actual Vulnerabilidad Arreglo espacia l Grado de representación (Polígono) Grado de representación (Líneas y puntos) ARRECIFE EDIMBURGO Cayos Arrecifes Cayos Manglares Deltas y estuarios Sistemas Lagunares Playas lodosas Playas rocosas Pastos marinos Arrecifes CAYOS MISKITOS Cayos Manglares Pastos marinos Arrecifes PUERTO CABEZAS Manglares Deltas y Estuarios Sistemas lagunares Playas lodosas Playas rocosas Pastos Marinos Arrecifes PRINZAPOLKA Cayos Manglares Deltas y Estuarios Sistemas lagunares Playas arenosas Pastos marinos Arrecifes TYRA CAY Cayos Islas Playas 0.1 0.5 0.5 0.1 0.1 0.1 0.1 0.1 0.5 0.5 0.5 0.75 0.5 0.5 0.1 0.1 0.1 0.1 0.1 0.5 0.5 0.1 0.5 0.5 0.1 0.1 0.5 0.5 0.5 0.5 0.5 1 0.7 0.35 0.35 0.35 0.7 0.1 0.1 0.1 0.35 0.7 0.35 0.1 0.7 0.1 0.35 0.35 0.1 0.1 0.1 0.35 0.35 0.35 0.7 0.35 0.1 0.1 0.35 0.7 1 0.35 0.7 1 0.5 0.5 0.85 0.85 1 1 0.7 0.85 0.5 0.5 0.5 0.5 0.5 0.85 0.85 0.85 0.85 0.7 1 0.85 0.7 0.7 0.5 0.35 0.85 1 0.7 1 0.85 0.6 1 0.85 0.85 1 0.85 0.85 0.85 0.1 0.85 0.6 0.6 0.6 0.85 0.85 1 1 0.6 0.6 0.2 0.6 0.4 0.4 0.6 1 0.85 0.85 0.85 0.85 0.1 0.1 2.65 2.8 1.95 1.55 2.15 2.5 2.2 2.2 1.9 2.3 1.9 2.2 1.5 2.1 1.3 2.3 2.15 1.9 1.9 2.15 1.95 1.4 2.4 2.9 1.8 1.4 2.3 1.95 2.5 3.5 2.55 66 70 49 39 54 63 55 55 48 58 48 55 38 53 33 58 54 48 48 54 49 35 60 73 45 35 58 49 63 88 64 SUMA %

BISMUNA

60

Estrato

Objeto de conservación

Estad o actual

Vulnerabilidad

Arreglo espacia l

Grado de representación (Polígono)

Grado de representación (Líneas y puntos)

SUMA

%

Arrecifes Manglares Pastos marinos Cayos Arrecifes Manglares Pastos marinos Cayos Islas Manglares Deltas y Estuarios Sistemas lagunares Playas lodosas Playas rocosas Pastos Marinos Arrecifes BLOWING ROCK MONKEY POINT Arrecifes Deltas y Estuarios Playas lodosas Playas rocosas Arrecifes RIO SAN JUAN Manglares Deltas y Estuarios Playas lodosas Playas rocosas MORRIS SHOAL Cayos Arrecifes

0.5 0.5 0.5 0 0 0 0 0.5 0.75 0.5 0.5 0.75 0.5 0.1 0.75 0.5 0.75 0.1 0.1 0.1 0.5 0.5 0.1 0.1 0.1 0 0

0.7 0.7 0.35 0 0 0 0 0.35 0.7 0.35 1 0.7 0.35 0.7 0.7 0.35 0.1 0.1 0.1 0.1 0.1 0.35 0.1 0.35 0.35 0 0

0.85 1 1 0 0 0 0 0.7 1 0.7 0.7 1 0.7 0.85 1 0.85 0.85 0.85 1 1 1 1 1 0.85 1 0 0

0.4 0.85 0.6 0 0 0 0 0.2 0.1 0.85 0.85 1 0.85 0.85 1 0.1 0.1 0.85 0.6 0.4 0.1 1 1 0.6 1 0 0 0 0

2.45 3.05 2.45 0 0 0 0 1.75 2.55 2.4 3.05 3.45 2.4 2.5 3.45 1.8 1.8 1.9 1.8 1.6 1.7 2.85 2.2 1.9 2.45 0 0

61 76 61 0 0 0 0 44 64 60 76 86 60 63 86 45 45 48 45 40 43 71 55 48 61 0 0

TASBA

EL BLUFF

En la Tabla 6 se muestran también para el Caribe los objetos de conservación de filtro fino y las metas de conservación identificadas de acuerdo a la metodología descrita en TNC (2008a).

61

Tabla 6.- Objetos de conservación de filtro fino seleccionados para el Caribe con sus respectivas metas de conservación. En los espacios en blanco no se encontraron datos disponibles.
Estrato Objeto de conservación Estado actual Vulnerabilidad Arreglo espacial Grado de representación (Polígono) Grado de representación (Líneas y puntos) ARRECIFE EDINBURGO Tortuga verde Tortuga carey Caracol gigante Aves BISMUNA Tortuga verde Tortuga carey Crustáceos Caracol Gigante Bancos de ostiones Desove de robalos Aves Manatí Cuajipal CAYOS MISKITOS Tortuga verde Tortuga carey Crustáceos Caracol Gigante Aves PUERTO CABEZAS Tortuga verde Tortuga carey Crustáceos Caracol Gigante Desove de robalos Aves Manati Cocodrilos PRINZAPOLKA Tortuga verde Tortuga carey Crustaceos Desove de robalos Aves Bancos de ostiones 0.75 1 0.5 0.5 0.5 0.5 0.5 0.5 0.1 0.5 0.1 1 1 0.75 0.75 0.5 0.5 0.1 0.5 0.5 0.5 0.5 0.5 0.1 1 1 0.5 0.75 0.5 0.5 0.1 0.5 0.35 0.7 0.35 0.1 1 1 1 0.7 0.1 0.7 0.1 1 1 0.7 1 1 0.7 0.1 1 1 1 1 0.7 0.1 1 1 1 1 0.35 0.35 0.1 0.1 1 1 0.7 1 0.7 0.7 0.7 0.7 1 0.85 0.5 1 1 0.5 0.5 0.7 0.7 0.35 0.7 0.7 0.7 0.7 0.7 0.5 1 1 0.7 0.7 0.7 0.7 0.5 1 0.6 0.6 0.6 0.6 0.4 0.1 0.85 0.4 0.4 0.1 0.2 0.4 0.4 0.4 0.6 0.6 0.6 0.4 0.1 0.1 0.6 0.2 0.1 1 1 0.2 1 0.4 0.4 0.2 0.2 0.1 3.1 3.7 1.75 2.6 2.6 2.6 2.4 2.1 1.3 2.65 0.9 3.1 3.85 2.35 2.65 2.3 2.1 0.95 2.6 2.6 2.8 2.8 2.5 1.1 3.1 3.1 2.8 3.05 2.15 2.15 1.1 1.7 78 93 44 65 65 65 60 53 33 66 23 78 96 59 66 58 53 24 65 65 70 70 63 28 78 78 70 76 54 54 28 43 SUMA %

62

Estrato

Objeto de conservación

Estado actual

Vulnerabilidad

Arreglo espacial

Grado de representación (Polígono)

Grado de representación (Líneas y puntos)

SUMA

%

Manati Cocodrilos TYRA CAY Tortuga verde Tortuga carey Crustaceos Aves TASBA Tortuga verde Tortuga carey EL BLUFF Tortuga verde Tortuga carey Crustaceos Desove de robalos Aves Banco de ostiones Manati Cocodrilos BLOWING ROCK Tortuga verde Tortuga carey MONKEY POINT Tortuga verde Tortuga carey Crustaceos Aves Manati Cocodrilos PUNTA GORDA Tortuga verde Tortuga carey RIO SAN JUAN Tortuga verde Tortuga carey Crustaceos Desove de robalos Aves Manati Cocodrilos MORRIS SHOAL Tortuga verde Tortuga carey

1 0.75 0.5 0.5 0.5 0.1 0.5 0.5 0.75 0.75 0.5 0.5 0.1 0.5 1 0.5 0.5 0.5 0.75 0.75 0.5 0.1 1 0.75 0.5 0.5 0.5 0.5 0.5 0.5 0.1 0.5 0.5 0.5 0.5

1 1 1 1 0.35 0.1 0.1 0.1 0.7 0.7 0.7 0.7 0.1 0.7 1 0.35 0.7 0.7 0.1 0.1 0.35 0.1 1 0.35 0.35 0.35 0.1 0.1 0.35 0.7 0.1 0.7 0.7 0.1 0.1

1 0.85 0.7 0.7 0.7 0.5 0.85 0.85 0.5 0.5 0.7 0.7 0.35 0.85 1 0.85 0.85 0.85 0.85 0.85 0.7 0.35 1 0.85 1 1 0.85 0.85 0.85 0.85 0.35 0.85 0.7 1 1 1 1 0.85 0.85 0.85 0.85 0.6 0.6 0.4 0.85 0.85 0.85 0.85 0.4 0.4 0.4 0.4 0.6 0.6 0.85 0.85 0.4 0.4 0.4 0.4 0.4

0.1 0.2

3.1 2.8 2.6 2.6 2.15 1.3 2.3 2.3 2.35 2.35 2.3 2.3 0.95

78 70 65 65 54 33 58 58 59 59 58 58 24 54 78 48 73 73 64 64 49 24 78 51 68 68 58 58 58 66 24 54 50 65 65

0.1 0.1 0.2

2.15 3.1 1.9 2.9 2.9 2.55 2.55 1.95 0.95

0.1 0.1

3.1 2.05 2.7 2.7 2.3 2.3 2.3 2.65 0.95

0.1 0.1

2.15 2 2.6 2.6

63

Presiones/ amenazas. El análisis de amenazas busca la identificación de las presiones y de las fuentes de presión a los elementos de conservación. Se define presión al daño o degradación de los factores clave de un elemento de conservación, que origina la reducción de su viabilidad. Por otro lado, las fuentes de presión también conocidas como amenazas, son los usos incompatibles de recursos naturales que dan origen a las presiones (TNC, 2008c). Algunas de las presiones potenciales incluyen la disminución en el tamaño del área, disminución de poblaciones de fauna y flora acuática, alteración en la composición y estructura de las comunidades, alteración del régimen hidrológico, o alteraciones físico-químicas al medio. Así mismo, algunas de las fuentes de presión potenciales incluyen las prácticas agrícolas incompatibles, pesca excesiva, especies invasoras o exóticas, descarga de aguas servidas, alteración del régimen hidrológico, o el turismo insostenible. Una presión puede tener muchas fuentes, y el análisis de presiones y fuentes es crítico para establecer prioridades. TNC (2008c) indica que el análisis de presiones incluye dos pasos. Primero se identifican las presiones principales a los elementos de conservación, es decir, el daño potencial en un número determinado de años en el futuro. Seguidamente se “califican” las presiones en cuanto a la severidad y el alcance del daño. Severidad es el nivel de daño que puede esperarse para el elemento de conservación durante los años estimados en el futuro bajo las circunstancias actuales. El Alcance es la cobertura geográfica de la presión sobre el elemento de conservación que puede esperarse para los próximos años estimados en el futuro bajo las circunstancias actuales. El análisis de las fuentes de presión también a su vez requiere dos pasos (TNC, 2008c). Primero se identifican las fuentes más próximas de cada presión en forma precisa. Es posible que cada fuente pueda requerir una estrategia distinta. Y en segundo lugar se “califican” las fuentes de presión en base al grado de contribución a la presión y su nivel de irreversibilidad. Contribución mide el grado de

contribución de la fuente a la presión, qué se puede esperar para los

próximos años. Irreversibilidad es el grado de dificultad con que los

cambios producidos por la fuente de 64

presión pueden ser revertidos. La sobreexplotación de recursos, la alteración física de hábitats, la contaminación, las invasiones biológicas y el cambio climático son reconocidas como las causas principales de pérdida de biodiversidad marina. A su vez, estas cinco amenazas tienen su origen en cinco fuentes de presión: aumento de la población, consumo de recursos, conocimiento insuficiente, sub-valoración e institucionalidad deficiente (SINAC, 2009). No obstante, cada amenaza sobre la biodiversidad marina es compleja, ya que constituye una agregación de múltiples factores. Por ejemplo, la contaminación marina abarca desde innumerables sustancias tóxicas y exceso de nutrientes hasta diversas formas de basuras sólidas y una gran cantidad de fuentes, frecuencias y amplitudes de ruido. Las amenazas son el principal componente para evaluar la viabilidad económica de las áreas y proceder con los esfuerzos de conservación; por ello, el análisis cartográfico de sus impactos es un paso fundamental. Es de suma importancia analizar en detalle las actividades humanas actuales y futuras (al menos en un horizonte de diez años) que ejercen algún tipo de presión sobre los OdC. Una presión es un factor originado en una fuente (generalmente una actividad humana) que produce cambios en el tamaño, la condición o estado, el contexto paisajístico o conectividad funcional de un OdC; en consecuencia, se reduce su integridad ecológica o su viabilidad a largo plazo (GROOVES et al. 2000). Por otra parte, todos los sistemas naturales están sometidos de una u otra forma a perturbaciones causadas por factores naturales más o menos frecuentes y de intensidad variable; aunque en muchos casos las actividades humanas pueden exacerbar la frecuencia e intensidad de tales perturbaciones. Las amenazas y presiones a identificar y analizar deben estar ocurriendo en el presente, o tener una alta probabilidad de ocurrencia en los próximos diez años. Por lo tanto, para determinar la viabilidad de los OdC (tamaño, condición o estado, contexto paisajístico o conectividad funcional) es necesario identificar las actividades humanas que los están afectando o probablemente los afectarán a mediano plazo. Al final, es posible expresar la situación de riesgo en forma espacial asociando los factores relacionados con la ubicación del sitio donde se da la presión con la distribución de las magnitudes numéricas de las presiones. Dicha superficie resulta de la suma de los valores individuales de afectación (intensidad, área y permanencia) de cada una de las presiones originadas en actividades humanas (amenazas). La Tabla 7 muestra los análisis para el caso del Pacífico de Nicaragua y la Tabla 8 el análisis para el Caribe.

65

Tabla 7.- Valoración de las presiones generales en el Pacífico de Nicaragua.
CATEGORIA ACTIVIDAD HUMANA O FENOMENO NATURAL Áreas de vivienda, comerciales, industriales y portuarias Actividad portuaria y dragados Actividad pecuaria Acuicultura marina y de agua dulce PROBABILIDAD DE OCURRENCIA COBERTURA SEVERIDAD PERMANENCIA TOTAL GRADO

Desarrollo residencial, turístico y comercial

Alta 3

Dispersa 2

Media 2

> 100 años 4

11

Tolerable

Existente 4 Existente 4

Local 1 Dispersa 2

Baja 1 Media 2

> 100 años 4 < 5 años 1

10 9

Tolerable Tolerable

Agricultura y acuicultura Exploración y explotación de hidrocarburos y minería

existente 4

Local 1

Media 2

< 5 años 1

9

Tolerable

Transporte y corredores de servidumbre

Explotación minera Carreteras y líneas de ferrocarril Líneas de conducción, oleoductos y gasoductos Navegación Pesca y recolección de recursos acuáticos Actividades recreativas Guerra, conflictos civiles armados y ejercicios militares Trabajo y otras actividades Represas y manejo/uso del agua Otras modificaciones de hábitats (puertos, dragados) Invasoras exóticas Especies nativas problemáticas Desechos domésticos y urbanos Efluentes industriales, portuarios y militares Efluentes de actividad agroindustrial

Baja 1

Local 1

Baja 1

16-100 años 3

6

Leve

Alta 3

Local 1

Media 2

> 100 años 4

10

Tolerable

Media 2 Existente 4

Local 1 Amplia 3

Baja 1 Media 2

< 5 años 1 < 5 años 1

5 10

Leve Tolerable

Extracción de recursos biológicos

Existente 4 Existente 4

Extendida 4 Dispersa 2

Muy alta 4 Baja 1

5-15 años 2 < 5 años 1

14 8

Crítica Tolerable

Intervención humana y perturbación

Baja 1 Baja 1

Local 1 Local 1

Baja 1 Local 1

< 5 años 1 < 5 años 1

4 4

Leve Leve

Modificación de los sistemas naturales

Baja 1

Local 1

Media 2

> 100 años 4

8

Tolerable

Baja 1 Baja 1 Existente 4

Local 1 Local 1 Local 1

Muy alta 4 Media 2 Baja 1

> 100 años 4 16-100 años 3 < 5 años 1

10 7 7

Tolerable Tolerable Tolerable

Invasiones biológicas y especies problemáticas Contaminación

Alta 3

Dispersa 2

Alta 3

5-15 años 2

10

Tolerable

Alta 3

Local 1

Alta 3

16-100 años 3

10

Tolerable

Existente 4

Amplia 3

Media 2

16-100 años 3

12

Crítica

66

CATEGORIA

ACTIVIDAD HUMANA O FENOMENO NATURAL Basuras y desechos sólidos Terremotos y tsunamis Avalanchas y derrumbes Alteración de hábitat Temperaturas extremas (El Niño) Huracanes, tormentas e inundaciones

PROBABILIDAD DE OCURRENCIA

COBERTURA SEVERIDAD PERMANENCIA TOTAL

GRADO

Existente 4 Media 2 Media 2 Media 2

Dispersa 2 Dispersa 2 Local 1 Dispersa 2

Baja 1 Baja 1 Media 2 Baja 1

< 5 años 1 < 5 años 1 < 5 años 1 < 5 años 1

8 6 6 6

Tolerable Leve Leve Leve

Eventos geológicos

Cambio climático y eventos meteorológicos severos

Alta 3

Extendida 4

Muy alta 4

< 5 años 1

12

Crítica

Media 2

Local 1

Alta 3

< 5 años 1

7

Tolerable

67

Tabla 8.- Valoración de las presiones generales en el Caribe de Nicaragua.
ACTIVIDAD HUMANA O FENOMENO NATURAL Áreas de vivienda, comerciales, industriales y portuarias. Actividades portuarias y dragados. Actividad pecuaria Agricultura y acuicultura Acuicultura marina y de agua dulce PROBABILIDAD DE OCURRENCIA

CATEGORIA

COBERTURA SEVERIDAD PERMANENCIA TOTAL

GRADO

Baja 1

Dispersa 2

Media 2

> 100 años: 4

9

Tolerable

Desarrollo residencial, turístico y comercial

Existente 4

Dispersa 2

Alta 3

> 100 años: 4

13

Crítiica

Baja 1

Local 1

Baja 1

5 a 15 años: 2

5

Leve

Media 2

Dispersa 2

Media 2

5 a 15 años: 2

8

Tolerable

Exploración y explotación de hidrocarburos y minería.

Explotación minera

Baja 1

Local 1

Media 2

15 a 100 años: 3

7

Leve

Carreteras y líneas de ferrocarril

Baja 1

Local 1

Media 2

> 100 años: 4

8

Tolerable

Transporte y corredores de servidumbre

Líneas de conducción oleoductos y gasoductos

Media 2

Local 1

Baja 1

5 a 15 años: 2

6

Leve

Navegación

Existente 4

Amplia 3

Media 2

< de 5 años: 1

10

Tolerable

Extracción de recursos biológicos

Pesca y recolección de recursos acuáticos

Existente 4

Amplia 3

Alta 3

5 a 15 años: 2

12

Crítica

Intervención humana y perturbación

Actividades recreativas

Existente 4

Dispersa 2

Media 2

< de 5 años: 1

9

Tolerable

Guerras conflictos civiles armados y ejercicios militares

Baja 1

Local 1

Baja 1

< de 5 años: 1

4

Leve

68

CATEGORIA

ACTIVIDAD HUMANA O FENOMENO NATURAL Trabajo y otras actividades

PROBABILIDAD DE OCURRENCIA

COBERTURA SEVERIDAD PERMANENCIA TOTAL

GRADO

Baja 1

Local 1

Media 2

5 a 15 años: 2

6

Leve

Represas y manejo-uso del agua Modificación de los sistemas naturales

Baja 1

Local 1

Media 2

> 100 años: 4

8

Tolerable

Otras modificaciones de hábitats (puertos, dragados)

Media 2

Local 1

Alta 3

> 100 años: 4

10

Tolerable

Invasiones biológicas y especies problemáticas

Invasoras exóticas Especies nativas problemáticas Desechos domésticos y urbanos

Baja 1

Local 1

Media 2

15 a 100 años: 3

7

Leve

Media 2

Local 1

Media 2

5 a 15 años: 2

7

Leve

Alta 3

Dispersa 2

Media 2

5 a 15 años: 2

9

Tolerable

Contaminación

Efluentes industriales portuarios y militares

Baja 1

Dispersa 2

Alta 3

15 a 100 años: 3

9

Tolerable

Efluentes de actividad agro industrial Basuras y desechos sólidos Terremotos y tsunamis Avalanchas y derrumbes Alteración de hábitat

Baja 1

Dispersa 2

Alta 3

15 a 100 años: 3

9

Tolerable

Existente 4

Dispersa 2

Media 2

15 a 100 años: 3

11

Tolerable

Baja 1

Amplia 3

Baja 1

< de 5 años: 1

6

Leve

Eventos geológicos

Baja 1

Local 1

Baja 1

< de 5 años: 1

4

Leve

Baja 1

Local 1

Media 2

< de 5 años: 1

5

Leve

Cambio climático y eventos meteorológicos severos

Huracanes, tormentas e inundaciones

Muy alta: 4

Extendida: 4

Media 2

5 a 15 años: 2

12

Crítico

69

Las figuras 20 hasta la 31 muestran diferentes ejemplos de presiones y amenazas biodiversidad y a la conservación de los recursos marino-costeros en Nicaragua.

a la

Fig. 20.- Áreas de presiones sobre los recursos pesqueros en Nicaragua.

Fig. 21.- Criterios para el desarrollo de la explotación de hidrocarburos en Nicaragua.

70

Fig. 22.- Áreas y niveles de sensibilidad ambiental a derrames de hidrocarburos en Nicaragua.

Fig. 23.- Áreas y niveles potenciales de hidrocarburos en Nicaragua.

71

Fig. 24.- Áreas y perspectivas petrolíferas y gasíferas en Nicaragua.

Fig. 25.- Densidad poblacional de Nicaragua (habitantes por km2).

72

Fig. 26.- Concesiones mineras (metálicas y no metálicas) de Nicaragua al 2009.

Fig. 27.- Áreas y niveles de incidencia de fertilizantes orgánicos en la zona marino costera de Nicaragua. 73

Fig. 28.- Áreas y niveles de incidencia de fertilizantes inorgánicos en la zona marino costera de Nicaragua.

Fig. 29.- Áreas y niveles de incidencia de desechos de nutrientes en la zona marino costera de Nicaragua. 74

Fig. 30.- Áreas y niveles de incidencia del viento en la zona marino costera de Nicaragua.

Fig. 31.- Desarrollo de la red vial de Nicaragua.

75

Toda la información relevante permitió cuantificar las presiones y amenazas (Fig. 32 a 34) y constituye una base inicial que ayuda a la identificación y priorización de áreas con propósitos de conservación.

Fig. 32.- Cuantificación de las presiones marino costeras en Nicaragua.

Fig. 33.- Cuantificación de las amenazas marino costeras en Nicaragua. 76

Fig. 34.- Zonas de sensibilidad marino costeras identificadas para Nicaragua. Los vacíos de conservación. El análisis de los vacíos de conservación en Nicaragua se vio limitado por ser la primera experiencia de este tipo en el país, y es notoria la carencia de contar con información documentada, sobre todo en los componentes marinos. Es necesario distinguir el tema de vacíos en cuanto a los vacíos de conservación, de los vacíos en cuanto a la información disponible documentada para realizar un análisis de vacíos de conservación. Si bien en la parte pesquera se cuenta con información en el tiempo de desembarques y esfuerzo de pesca de algunas de las pesquerías más importantes, es muy limitada la información sobre distribución de los recursos pesqueros con datos geo-referenciados. Fue imposible definir la mayoría de los elementos identificados de filtro fino, e.g. sitios de agregación de desove o crecimiento de las especies marinas explotadas o en peligro. Tampoco se cuenta con información actualizada sobre los tipos de fondos (la información disponible data de los años 70), distribución completa de pastos marinos y otros tipos de algas en toda la plataforma, o de la distribución espacial de especies marinas de interés. En el tema de corales, la información sobre la plataforma continental del litoral Pacífico no pasa de ser anecdótica. Aparte de los vacíos de la conservación propiamente, para estudios futuros deberán considerarse seriamente los vacíos de datos e información existentes para realizar un análisis 77

GAP. Las instituciones encargadas deberán hacer esfuerzos por contar con investigaciones que generen información geo-referenciada. Algunos vacíos de conservación identificados en el Pacífico se refieren a la nula existencia de áreas protegidas marinas o de áreas protegidas terrestres con componentes marinos que sean efectivas en su manejo. Se conoce de áreas que debieran tener algún grado de protección y manejo. Por ejemplo existen zonas de agregación y/o reproducción de ciertas aves marinas, cocodrilos y cuajipales. También hay zonas de reproducción y crecimiento de una serie de especies de organismos marinos, algunos de mucha importancia comercial como los camarones y ciertas especies de peces como pargos, corvinas y otros. En el Pacífico también todo lo que se refiere a fondos rocosos coralinos y la fauna asociada es un tema pendiente de conservación que debe ser profundizado. En el caso del Caribe, a pesar de la existencia del AP Cayos Miskitos, en el resto del Caribe no existen otras áreas protegidas marinas, o terrestres con componentes marinos. Se han identificado preliminarmente zonas de anidación de tortugas que no están siendo protegidas, así como áreas con arrecifes coralinos que contienen gran variedad de flora y fauna, que en algunos casos son corredores para las tortugas marinas. También es un tema pendiente, la identificación de zonas de agregaciones de desove de peces como los pargos y meros, los cuales debieran tener algún grado de protección. Por ejemplo, un vacío de conservación importante en ambos casos en la parte marina, es que la no existencia de sitios identificados y geo-referenciados sobre sitios de agregaciones de

desove o hembras grávidas no permite definir medidas de ordenación pesquera como vedas espaciales en vez de vedas temporales a como se hace actualmente. La definición de vedas espaciales tiene la ventaja de que no sería necesario parar la pesca obligadamente, si se cuentan con ciertas condiciones para la vigilancia y control. En el acápite siguiente abajo se indican algunos de los sitios que se pudieran considerar preliminarmente como zonas prioritarias para la definición de nuevas áreas protegidas y criterios de manejo donde se consideran algunos de los aspectos descritos arriba.

Prioridades a escala nacional identificadas en talleres nacionales y del análisis de vacíos. En diferentes talleres de consulta realizados con diferentes expertos y actores locales, se identificaron y propusieron como sitios donde se debieran proponer nuevas áreas protegidas marinas costeras los lugares que se describen y listan abajo. Puesto que esta acción tendría efectos en las comunidades costeras, debe hacerse un amplio programa de consultas y concertación antes de definir criterios legales sobre utilización o no de los sitios propuestos. 78

En el Anexo V se muestran los nombres de los participantes y talleres realizados tanto en el Pacífico como en el Caribe, donde asistieron pescadores, delegados regionales, científicos, pescadores, miembros de ONGs, Universidades.

Océano Pacífico. Islas Farallones de Cosigüina: Se incluye este sitio debido a la importancia de las zonas de ocurrencia de aves acuáticas marinas en las Islas Farallones de Cosigüina, la presencia de fondos rocosos albergan una serie de moluscos y crustáceos como las ostras y langostas que si no se protegen pueden disminuir considerablemente. Toda la zona del Golfo de Fonseca es un área muy importante de crianza de recursos acuáticos que cumplen parte de su ciclo de vida juvenil y como tal debe protegerse de prácticas inadecuadas en el uso de los recursos naturales en el propio mar o tierra adentro. Esta zona propuesta debe revisarse y validarse, sin embargo, ya que en el plan de manejo de la Reserva Natural Volcán Cosigüina aparece, áreas de protección que aparentemente incluye lo que se propone ahora. De existir esta área se aseguraría una conexión con la Reserva Natural Padre Ramos. El plan de manejo de la RN Volcán Cosigüina establece una zona de amortiguamiento que incluye las islas y la zona marina entre las islas y los farallones. La riqueza existe en la zona es imperante para considerar una ampliación de la Reserva Natural como un Área Protegida Marino costero en vista que funge como un corredor y/o ruta de doble vía para las especies durante su ciclo reproductivo, alberga importantes especies de aves residentes y migratorias, además de ser una de las zonas donde se produce un mayor tráfico y comercio ilegal de especies marinas. Puerto Sandino: Esta zona se caracteriza por el bosque seco tropical con características semejantes a las descritas anteriormente para la reserva Isla Juan Venado. En general el relieve es plano con vegetación arbustiva espinosa. Son importantes los manglares los que ocurren en masas conspicuas en el espacio intermareal con las características típicas de zonas de manglares limosos. La cantidad de especies de la fauna de este tipo de ecosistemas no es muy numerosa, pero brinda refugio a especies, particularmente aves, que se alimentan en ecosistemas vecinos. La ensenada de Tamarindo, donde está Puerto Sandino, es el accidente geográfico más notable. Comunica por el estero del mismo nombre con el de Juan Venado, el cual está separado del mar por una alargada “isla” o barrera arenosa que se extiende entre Salinas Grandes y Las Peñitas. El estero de Poneloya conecta a su vez con el de Doña Paula que se prolonga hasta la bahía de Corinto y está separado del mar por la alargada barrera-península 79

de Castañones. Por estas razones anteriores, con el área propuesta se aseguraría una conexión con la Reserva Natural Isla Juan Venado. La anciana: Esta zona propuesta

presenta muchos de los objetos de conservación de filtro grueso y fino que se han mencionado en este estudio, desde zonas de manglares pasando por playas arenosas y rocosas, formaciones de islotes y ecosistemas de arrecifes coralinos no reportados hasta el

momento que se han determinado en observaciones recientes frente a las costas rocosas de Brito, frente a Guasacate, playas rocosas de Popoyo y frente a Rancho Santa Ana. Por tal motivo se debe considerar que el área protegida marina puede cubrir una extensión aproximada de unos 20 kilómetros de costa hasta alcanzar los treinta metros de profundidad. Además se puede considerar distancias entre las tres y seis y en algunas ocasiones un poco más para cubrir la ruta de las ballenas que aparecen durante los meses de enero a mayo con la presencia de las corrientes de aguas heladas proveniente del norte o lo que se llama como la época de afloramiento. Observaciones recientes sugieren la urgencia de proteger la pequeña área sublitoral que se encuentra entre los islotes de La Anciana o La Vieja y la línea playa, ya que ésta es la zona con formaciones coralinas más impresionantes por la variedad y abundancia de corales y sus especies asociadas. Por otra parte, se ha tenido la oportunidad de registrar in situ el impacto que las redes de trasmallo están ocasionando en estos fondos. Ostional: En el taller de consulta celebrado en Carazo los participantes mencionaron la importancia de incluir la zona de El Ostional por ser un sitio que alberga mucha langosta, existencia de parches de corales asociados a bancos rocosos, presencia de conchas y crustáceos incluyendo el percebe. Sin embargo, es necesario recolectar más información de esta zona. Esta zona actualmente está considerada como zona de amortiguamiento del Refugio de Vida Silvestre La Flor, cuyo principal objetivo es la conservación y protección de las playas de anidación de tortugas podría extenderse a la protección de los arrecifes y ecosistemas asociados.

80

Mar Caribe. Zona de Cayos Perlas: Considerada a partir de la línea costera de Set Net Point y hacia el Este hasta la isobata de los 20 metros de profundidad. Se caracteriza por ser una zona de cayerías y arrecifes donde se da una alta tasa de anidación de tortugas marinas, así como de extensiones y parches de pastos marinos. La mayoría de los cayos presenta una de sus caras cubierta por vegetación de manglar. Este sitio es de mucha importancia para la pesquería artesanal de los pobladores étnicos creoles y Miskitos. Zona de las Islas del Maíz (Corn Islands): Esta zona se considera de gran importancia para su protección debido a la gran variedad de corales existentes en los fondos alrededor de las islas, también por las zonas de pastos marinos y de manglares, los crustáceos que se desarrollan en los fondos rocosos de sus alrededores, así como también por ser un lugar de refugio y anidación de aves. Desembocadura de Laguna de Bluefields: Esta zona marina se extiende al Este de la desembocadura de la boca de la laguna de Bluefields, abarca propiamente desde Cayo Guano hasta Cayo Francés, incluyendo los Sister Cays y Cayo Paloma a profundidades que van de los 10 a los 20 metros. Su valor radica en que los grandes cayos sirven de lugares de anidación de gran variedad de aves, además que se reporta como lugares de tránsito para las tortugas marinas y de los crustáceos como la langosta y que además en las zonas costeras se dan avistamientos esporádicos del manatí. Zona de Monkey Point: Esta zona se ubica propiamente al Este de Monkey Point, desde Cayo Silk Grass hacia el Sur abarcando Great y Little Palmenta Cays hasta la isla de Pájaro Bobo a profundidades que varían de los 7 a 12 metros. Los cayos y la isla son lugares de anidación de numerosas aves marinas. Se considera un área con arrecifes que contienen gran variedad de flora y fauna y es un corredor para las tortugas marinas que se abren camino a las costas. Zona de El Cocal: La importancia de esta zona radica en sus playas, donde anidan tortugas marinas, y por otra parte, en la vegetación a lo largo de las costas se encuentra refugio para variedad de aves marinas. Hacia la parte Sur, en las desembocaduras de los ríos se da la presencia de manatí y de cierta población de cocodrilos. En esta zona se cuenta con las

únicas playas reportadas para la animación de tortuga verde y la tortuga carey. De los resultados del análisis con el software MARXAN y de las consultas realizadas en talleres con diferentes actores, la figura 15 muestra las prioridades de zonas de conservación marinas, así como las propuestas de áreas identificadas para el Pacífico y el Caribe que fueron descritas más arriba. El área de los sitios de priorización de conservación los muestra la Tabla 9.

81

Tabla 9.- Sitios propuestos prioritarios de conservación marina en Nicaragua (Superficie en ha). Sitio Área (ha) CARIBE 44,729.2 Islas del Maíz 63,515.7 Cayos Perlas 19,442.5 Desembocadura Laguna Bluefields Monkey Point 14,954.0 17,090.2 El Cocal PACIFICO 16,207.0 Cosigüina 8,488.2 Puerto Sandino 1,458.7 La Anciana TOTAL 26,153.9

La figura 35 muestra las áreas propuestas de conservación descritas anteriormente, y las figuras 36 y 37 muestran el resultado el análisis con el software MARXAN con las zonas de conservación propuestas. Un análisis de vacíos realizado para los sistemas terrestres en el año 2009 (vid. PÉREZ et al. 2009) aparece en la Fig. 38.

Fig. 35.- Zonas de prioridad de conservación propuestas para el área marino-costera identificadas para Nicaragua.

82

Fig. 36.- Resultados de los análisis con el software Marxan indicando las áreas con baja y alta prioridad de conservación en las plataformas continentales de ambos litorales de Nicaragua.

Fig. 37.- Zonas de prioridad de conservación marina en Nicaragua relacionadas con los resultados de los análisis con el software Marxan y de talleres de consultas.

83

Fig. 38.- Resultados de un análisis de vacíos de conservación en ecosistemas terrestres realizado en Nicaragua en 2006. La Tabla 10 muestra el análisis de vacíos de conservación por los estratos identificados, tanto en el Pacífico como en el Caribe (Este análisis se hizo únicamente con el objetivo de determinar los vacíos por estratos, ya que en muchos de ellos no se encontró información disponible. Este es un análisis realizado sólo para efectos de comparación). En general se observa que existen 1,883,109 ha de vacíos de conservación marina lo que equivale a un 23.5 % de la superficie total protegida en todos los estratos. El total general protegido por estrato es de 1,062,607 ha que equivale a 13.26 % del área total de todos los estratos. El total de 8,010,387 ha no equivale a toda la superficie marina de Nicaragua, sólo es aquélla que abarca hasta los 200 metros de profundidad. En el Pacifico, en total se muestra únicamente un 6 % de conservación lo que significa que tiene un vacío de conservación de tipo B, menos del 10 %, con lo cual no es posible mantener las poblaciones y ecosistemas representativos. Aunque, en general, la costa Caribe tiene una mayor protección en %, muchos estratos no tienen representación de objetos de conservación.

84

Tabla 10.- Resultados del análisis de vacíos de conservación (GAP) por unidades ecológicas marinas o estratos en base a un 30 % como meta de conservación para el Pacífico y el Caribe de Nicaragua.
Nombre del Estrato Superficie protegida total en estrato (ha) San José Cosigüina Corinto Pochomil San Juan del Sur Pacifico Marino Norte Pacifico Marino Sur Subtotal Arrecife Edimburgo Bismuna Cayos Miskitos Puerto Cabezas Prinzapolka Tasba Punta Gorda El Bluff Monkey Point Morris Shoal Blowing Rock Tira Cay Rio San Juan Subtotal TOTAL 62,024.6 12,461.6 35,245.4 10,600.2 7,246.6 0.0 0.0 127,578.4 0.0 580,058.4 311,673.7 0.0 22,565.2 0.0 0.0 0.0 0.0 1,015.4 0.0 0.0 19,716.2 935,028.9 1,062,607.3 30 30 30 30 30 30 30 30 30 30 30 30 30 CARIBE 182,265.7 290,399.3 93,502.1 213,927.2 329,694.6 333,444.7 23,568.7 77,785.4 8,204.5 44,392.4 52,620.1 93,205.8 22,679.0 30 30 30 30 30 30 30 % de conservación Metas de Conservación por estrato (ha) PACIFICO 27,255.3 71,920.1 115,942.7 80,993.5 35,728.2 109,073.7 196,513.2 68 5 9 4 6 0 0 6 0 60 100 0 2 0 0 0 0 1 0 0 26 16 90,851.0 239,733.6 386,475.7 269,978.2 119,094.0 363,578.9 655,044.0 2124,755.4 607,552.4 967,997.8 311,673.7 713,090.6 1098,981.9 1111,482.4 78,562.2 259,284.7 27,348.4 147,974.8 175,400.4 310,686.1 75,596.6 5885,631.8 8,010,387.2 34,769.3 -59,458.5 -80,697.4 -70,393.3 -28,481.6 -109,073.7 -196,513.2 -544,617.6 -182,265.7 289,659.1 218,171.6 -213,927.2 -307,129.3 -333,444.7 -23,568.7 -77,785.4 -8,204.5 -43,377.1 -52,620.1 -93,205.8 -2,962.8 -1338,491.3 -1,883,108.9 % protegido Área Total por estrato (ha) GAP (ha)

La Tabla 11 muestra el análisis de vacíos de conservación

desde la perspectiva de los

sistemas ecológicos (filtro grueso). Para el caso de los análisis de los elementos de

85

conservación de filtro fino no fue posible disponer de información completa georeferenciada y por eso no se incluyeron en este estudio. De acuerdo a la Tabla 11, en el Pacífico solamente en un estrato de los identificados (Estrato San José) todos los elementos de filtro grueso se encuentran protegidos, mientras que en el resto de estratos existen vacíos de conservación, particularmente en el Estrato Corinto donde se identificaron los mayores. En el caso del Caribe sólo el Estrato de Cayos Miskitos no presenta vacíos de conservación en relación con los elementos de filtro grueso. Se destaca, en general, los vacíos de conservación en el caso de los pastos marinos, componente muy importante en la distribución y sobrevivencia de muchos recursos marinos. Tabla 11.- Resultados del análisis de vacíos de conservación (GAP) por ecosistemas (filtro grueso) para el Pacífico y el Caribe de Nicaragua. En los espacios en blanco no se encontraron datos disponibles.
Nombre del estrato Objetos de conservación % protegido con respecto al estrato Meta de conservación en % Meta de conservación en ha Área total del estrato GAP

Ha protegidas

PACIFICO San José Manglares Estuarios Playas Cosigüina Acantilados Playas Islas e islotes Corinto Manglares Estuarios Playas Pochomil Estuarios Playas: San Juan del Sur Estuarios Playas: Pacifico Marino Norte Pacifico Marino Sur 0.0 48.3 0 5 80 60 33.2 530.9 1.5 134.0 6 28 80 53 20.4 253.2 6,373.3 2,567.2 1,021.9 38 32 67 75 80 53 12,524.0 6,372.9 804.8 13.39 372.5 0 76 97 0 51 51 100 9.0 195.7 0.4 17,555.6 5,781.4 17,394.3 100 100 100 76 76 65 13,342.3 4,393.9 11,306.3 90,851.0 17,555.6 5,781.4 17,394.3 239,733.6 17.7 383.8 0.4 386,475.7 16,698.6 7,966.1 1,518.6 269,978.2 25.5 477.8 119,094.0 41.5 884.9 363,578.9 655,044.0 0.0 -482.6 -18.8 -119.2 -6,150.7 -3,805.7 217.1 0 0 -0.4 0 0 0

86

Ha protegidas

Nombre del estrato

Objetos de conservación

% protegido con respecto al estrato

Meta de conservación en %

Meta de conservación en ha

Área total del estrato

GAP

CARIBE Arrecife Edimburgo Pastos Arrecifes Bismuna Cayos Manglares Sistemas lagunares Playa arenosa Playas Pastos marinos Arrecifes Cayos Miskitos Cayos Manglares Pastos marinos Arrecifes Puerto Cabezas Manglares Sistemas lagunares Playas Pastos marinos Arrecifes Prinzapolka Manglares Sistemas lagunares Playas arenosas Pastos marinos Cayos y arrecifes Tasba Punta Gorda El Bluff Manglares Sistemas lagunares Playas Monkey Point Morris Shoal 0.0 0.0 0.0 0 0 0 60 85 60 2,170.1 17,630.1 399.5 0.0 0.0 0.0 0.0 0.0 0 0 0 0 0 60 64 35 58 49 2,170.1 13,274.4 233.0 2,721.0 883.4 11,955.9 15,272.9 799.3 0.0 100 100 100 0 33 54 48 54 3,945.5 8,247.4 383.7 119,858.7 706.9 6,991.6 270,932. 9 28,855.4 100 100 100 100 44 44 31 49 311.1 3,076.3 83,989.2 14,139.2 0.0 14,281.4 37,716.2 866.8 3,678.7 0.0 0.0 0 100 100 100 100 0 0 44 33 54 55 55 31 49 85.5 4,712.8 20,366.8 476.8 2,023.3 88,759.0 3,111.0 0.0 0.0 0 0 31 49 12.1 5.9 607,552.4 39.1 12.0 967,997.8 194.4 14,281.4 37,716.2 866.8 3,678.7 286,319.2 6,349.0 311,673.7 706.9 6,991.6 270,932.9 28,855.4 713,090.6 11,955.9 15,272.9 799.3 221,960.6 0.0 0.0 0.0 119,858. 7 -1,589.5 0.0 0.0 0.0 0.0 -85.5 0.0 0.0 0.0 0.0 -88,759.0 -3,111.0 -12.1 -5.9

0.0

0

49

1,589.5

3,243.8 1098,981. 9 3,616.8 20,741.3 665.8 4,691.4 1,803.0 1111,482. 4 78,562.2 259,284.7 3,616.8 20,741.3 665.8 27,348.4 147,974.8

-2,170.1 -13,274.4 -233.0 -2,721.0 -883.4

-2,170.1 -17,630.1 -399.5

87

Blowing Rock Tira Cay Rio San Juan Playas 589.3 100 48 282.9

Ha protegidas

Nombre del estrato

Objetos de conservación

% protegido con respecto al estrato

Meta de conservación en %

Meta de conservación en ha

Área total del estrato

GAP

175,400.4 310,686.1 75,596.6 589.3

La Tabla 12 muestra cuál sería el GAP resultante de aplicarse los sitios propuestos de conservación que se listaron anteriormente en la Tabla 9 en relación con considerar un 30 % como meta de conservación (ver Tabla 10 anterior). Se observa que en el caso del Pacífico, todos los sitios propuestos no cubren el GAP y siempre quedarían vacíos de conservación remanentes. En el caso del Caribe solamente en los Estratos de Monkey Point y Ríos San Juan quedarían cubiertos los vacíos de conservación en cuanto a extensión. Tabla 12.- Comparación de los vacíos de conservación (GAP) en hectáreas que quedarían remanentes o por llenar (nuevo GAP) en caso de que se aplicara la propuesta de sitios de conservación descritos en este estudio para el Pacífico y el Caribe de Nicaragua.
Nombre del Estrato Superfici % de conservación e protegid a total en estrato Metas de Conserva ción por estrato % prote gido Área Total por estrato GAP (ha) Área (ha) de los nuevos sitios propuest os de conserva ción Cosigüina Corinto San Juan del Sur Tira Cay 12461.59 35245.35 7246.64 30 30 30 71920.089 115942.71 3 35728.197 PACIFICO 5 239,733.6 9 386,475.7 6 119,094.0 -59,458.5 -80,697.4 -28,481.6 16,207.0 8,488.2 1,458.7 -43,251.5 -72,209.2 -27,022.9 Nuevo GAP (ha)

CARIBE 0 30 93205.83 0 310,686.1 -93,205.8 44,729.2 -48,476.6

Prinzapolka El Bluff Monkey Point Rio San Juan

22565.24 0 0 19716.2

30 30 30 30

329694.57 3 77785.398 8204.52 22678.965

2 0 0 26

1098,981. 9 259,284.7 27,348.4 75,596.6

307,129.3 -77,785.4 -8,204.5 -2,962.8

63,515.7 19,442.5 14,954.0 17,090.2

243,613.6 -58,342.9 6,749.5 14,127.4

88

PLAN DE ACCIÓN Y ESTRATEGIAS El paso final dentro del proceso de evaluación fue establecer un plan de acción con algunas estrategias, siguiendo el ejemplo descrito por TNC (2008c) para el arrecife mesoamericano. En el Anexo 3 se describen los criterios de priorización de estrategias, los que fueron ocho en total: 1) grado de contribución al objetivo estratégico, 2) nivel de reducción de amenazas, 3) duración del resultado de implementar la estrategia, 4) nivel de influencia, 5) presencia de una institución o persona líder, 6) facilidad de implementación, 7) capacidad de motivar al público clave y 8) los costos de implementación de la estrategia. Una vez más se hace constar que este Plan de Acción y Estrategias están dirigidos a ser una guía para tratar de llenar los vacíos de la conservación y los vacíos de falta de información. No pretende ser un plan de acción para enfrentar toda la problemática ambiental o desarrollar una estrategia ambiental global para Nicaragua.

Desarrollo de estrategias para el llenado de vacíos. OCEANO PACIFICO. Objetivos estratégicos. Los resultados del análisis de vacíos costero-marinos del Pacífico de Nicaragua resultaron en un total de 5 objetivos estratégicos. Los objetivos estratégicos desarrollados pueden agruparse en dos áreas temáticas o ejes: A) investigación y monitoreo Los objetivos estratégicos incluyen: a1. Lograr que desde el gobierno nacional a los locales se obtenga el apoyo para que se desarrollen investigaciones para llenar los vacíos de información identificados en la presente evaluación. a2. Lograr que los programas de investigación georeferenciados y monitoreo sean permanentes, cuenten con financiamiento a largo plazo y que la información que generen sea utilizada en la toma de decisiones. B) conservación de recursos y las áreas protegidas.

Los objetivos de esta área temática son: b1. Desarrollar e implementar mecanismos y espacios formales de manejo con enfoque participativo para los sitios de conservación prioritarios que están fuera de las áreas marinas protegidas, incluyendo los arrecifes, los sitios de desove y crianza, los pastos marinos y los manglares.

89

b2. Declarar áreas marinas protegidas y áreas de uso sostenible; y que los esfuerzos de conservación sean realizados de manera coordinada e integrada por medio de órganos formales, alianzas y la aplicación de los acuerdos regionales. b3. Proponer modificaciones de ampliación de áreas de algunas áreas protegidas ya existentes, principalmente en su componente costero marino Objetivos estratégicos y sus indicadores de éxito. OBJETIVOS a1. Lograr que desde el gobierno nacional a los locales se obtenga el apoyo para que se desarrollen investigaciones para llenar los vacíos de información en los componentes costero marinos a2. Lograr que programas de investigación y monitoreo sean permanentes, cuenten con financiamiento a largo plazo y la información generada es utilizada en la toma de decisiones. INDICADORES Número de investigaciones realizadas para llenar los vacíos, Porcentaje del presupuesto asignado para las investigaciones de llenar los vacíos de información, Número de especies, sitios, temas investigados. Número de vacíos de información llenados.

Número de temas y sitios que se monitorean permanentemente; número de decisiones tomadas en base al conocimiento científico y tradicional; porcentaje de las recomendaciones establecidas en los reportes que son incorporadas en los programas de trabajo gubernamentales; número de investigaciones desarrolladas y aplicadas; número de programas de monitoreo implementados b1. Desarrollar e implementar Número de arrecifes que cuentan con normas de mecanismos formales de manejo; número de áreas declaradas de veda/no conservación en los sitios prioritarios pesca. del portafolio fuera de las áreas marinas protegidas incluyendo arrecifes, sitios de reproducción y cría, pastos marinos y manglares. b2. Declarar áreas protegidas marinas o Número de nuevas áreas marinas protegidas y de de uso sostenible en el Pacífico uso sostenible declaradas b3. Proponer modificaciones de Propuestas de ampliación de áreas en al menos dos implementadas de las áreas protegidas ya existentes, principalmente en su componente costero marino modificación aprobadas e

90

Acciones estratégicas priorizadas. Estrategias de valor jerárquico global muy alto. Acciones estratégicas Beneficios * Factibilidad ** Costo *** Objetivos que ayuda a alcanzar a1,a2

Fortalecer para el 2012 la investigación, Muy alto monitoreo y evaluación de los recursos costero marinos de Nicaragua promoviendo la obtención, revisión y actualización de la información biofísica, incluyendo datos de batimetría, corrientes, mareas, oceanografía física y química. Actualizar los inventarios de distribución y abundancia de especies marinas claves con información georeferenciada. Promover en 2010 la declaratoria de Muy Alto nuevas áreas marinas protegidas estatales, municipales y/o privadas; así como de uso sostenible, a través del desarrollo de estudios técnicos, concertación con usuarios y autoridades, cabildeo, planes de manejo, búsqueda de financiamiento, y la implementación del manejo, con atención particular a las áreas propuestas (ver cuadro abajo) Promover al 2011 los cambios necesarios Muy Alto en la legislación y las políticas relativas a las áreas protegidas marinas para su fortalecimiento y armonización (legislación sobre pesca, uso del manglar y ordenamiento territorial en las áreas marinas protegidas)

Media

Alto

Medio

Medio a Alto

b1,b2,b3

Medio

Medio

b1,b2,b3

91

Desglose de costos estimados en US $ para el establecimiento de un área protegida en el Pacífico. Actividades Ordenamiento del uso de Recursos Naturales Costo en Dólares 50,000.00

Delimitación de los límites marinos del AP Señalización (boyas) de los límites del AP Mapeo del fondo marino Inventario de especies Mapeo de las presiones costeras Elaboración de plan de manejo Aprovechamiento sostenible de los Recursos 75,000.00 Naturales Manejo de recursos pesqueros Aprovechamiento de recursos no pesqueros tales como pepinos, caracoles, conchas, erizos, etc. Control y vigilancia pesquera Investigaciones 35,000.00 investigación básica investigación aplicada Capacitación y Educación Ambiental 15,000.00 125,000.00 Equipamiento Local para Oficina y Bodegas Lanchas y motores fuera de borda (3) Puestos de control Contratación de Personal Materiales y equipos (GPS, binoculares, lámparas, etc.

92

Estrategias de valor jerárquico global alto. Acciones estratégicas Beneficios * Factibilidad ** Costo *** Objetivos que ayuda a alcanzar

Desarrollar para el 2013 un programa de monitoreo de la descarga de sedimentos, nutrientes y agroquímicos en las cuencas que se definan prioritarias Para el 2014 Incrementar vigilancia, mejorar y armonizar regulaciones (vedas de langosta, caracol, camarón, meros) conservar áreas de desove y crianza, y fomentar buenas prácticas y responsabilidad de los pescadores y consumidores con énfasis en las áreas marinas protegidas. Promover y lograr que en 2014 los tomadores de decisión apoyen cambios en políticas y regulaciones que favorezcan sustentabilidad socioeconómica y ambiental de la pesca, mediante documentación de casos exitosos, demanda social organizada y la vinculación política, entre otros. Promover y fortalecer en 2012 autoridades responsables de la implementación de los ordenamientos territoriales y marino-costeros.

Medio

Medio

Medio

a1,a2

Alto

Medio

Muy Alto

b1

Medio

Medio

Medio

a1,a2

Medio

Medio

Medio

a1,a2

93

Estrategias de valor jerárquico global bajo. Acciones estratégicas Beneficios * Factibilidad ** Costo *** Objetivos que ayuda a alcanzar a2,b1

Divulgar permanentemente los resultados de la investigación y monitoreo a los tomadores de decisión en la región y al público en general. Evaluar en 2014 el impacto del incremento del nivel del mar, a través de estudiar su balance con acreción y subsidencia-en las costas, desarrollar levantamientos topográficos a fina escala (sub-metro), modelar escenarios y cuantificar su impacto socioeconómico y ambiental. Fortalecer permanentemente las instituciones encargadas de la aplicación de la legislación ambiental. Implementar acciones y planes de manejo en 2013 para áreas prioritarias fuera del sistema de áreas marinas protegidas, incluyendo corredores de conectividad, formación de alianzas, estudios técnicos, concertación y aprobación de planes, implementación y monitoreo, etc. Promover desde 2010 actividades económicas alternativas como turismo, comercio, manufactura, carpintería, mecánica y reparación de embarcaciones y acuacultura en las comunidades costeras, con el fin de disminuir la presión sobre los recursos pesqueros. Promover para 2014 la creación áreas de veda oficiales y comunitarias y otros instrumentos como concesiones, cuotas y tallas, que protejan las áreas de desove y crianza y sitios importantes para especies comerciales de común acuerdo con los pescadores. Promover permanentemente que los gobiernos nacionales a locales asignen el presupuesto necesario para la conservación de la región basados en el costo real para la conservación.

Bajo

Medio

Medio

Bajo

Medio

Alto

a2, b1,b3

Medio

Medio

Muy Alto

a1,a2,b1

Medio

Medio

Muy Alto

a1,a2,b1,b2,b3

Medio

Medio

Alto

b1,b2,b3

Medio

Medio

Alto

b1,b2,b3

Bajo

Medio

Bajo

a1,a2

94

Estrategias sin valor jerárquico global. Acciones estratégicas Beneficios * Factibilidad ** Costo *** Objetivos que ayuda a alcanzar a1,a2

Asegurar la incorporación de la información recopilada en el Sistema de Información Nacional Ambiental Desarrollar un programa de incentivos y estímulos para la promoción de la protección del ambiente y la producción sostenible (premio / reconocimiento a la conservación; reconocimiento a la producción sostenible). Notas:

-

Alto

Bajo

-

Medio

Bajo

b1

* Beneficios: incluye contribución, duración e influencia. ** Factibilidad: incluye presencia de persona o institución líder, facilidad de implementación, y la habilidad para motivar al público clave. ***Costos = muy alto: más de un millón de dólares; alto: de 100,000 a un millón de dólares; medio: de 10,000 a 100,000 dólares; bajo: menos de 10,000 dólares.

MAR CARIBE. La estrategia y plan de acción deberán estar enfocados hacia la mejora del manejo de las áreas ya existentes y de la integración de nuevas áreas del Caribe en el SINAP. Para hacer esto posible es necesario coadyuvar en el fortalecimiento de las bases de datos de los recursos naturales disponibles y la modernización de los sistemas de control que diversas entidades ejercen en los lugares. Deberá impulsarse una iniciativa que propicie el desarrollo de políticas orientadas a la homogenización de las directrices de manejo y control de las áreas marinas protegidas en ambos litorales y su inclusión en el reglamento de AP emitido por el Marena. Trabajar con los gobiernos regionales de la RAAS y RAAN con la finalidad de empoderarlos sobre la importancia de promover el cuido y desarrollo sostenible de las áreas marinas protegidas. En principio deberá trabajarse en la consolidación del establecimiento de las nuevas áreas propuestas, para esto se prevén las siguientes acciones: Una vez aprobado el documento de propuesta para el establecimiento de áreas protegidas en el Caribe y bajo la aprobación del MARENA, se deberá elaborar un plan de trabajo que contemple las siguientes actividades: 95

Visita a los lugares propuestos para verificación “in situ”. Participantes: Ministerio del

Ambiente y Recursos Naturales (MARENA), Secretaría de Recursos Naturales (SERENA), Instituto nicaragüense de la Pesca y la Acuicultura (INPESCA), Instituto Nicaragüense de Turismo (INTUR), Fuerza Naval, Gobierno Regional, Consejo Regional, The Nature Conservancy (TNC), un consultor en cuestiones marinas, un consultor en ecología de poblaciones. • • Delimitación del área de acuerdo a perfiles de profundidad en el mar y de puntos de

referencia fijos en tierra. Elaboración de una caracterización detallada de cada lugar, abarcando su descripción,

límites circunscritos, geomorfología, recursos bióticos, valoración ambiental, nivel de importancia para los organismos que hacen uso de la zona. Actualización de la información sobre aves, tortugas, peces y manglares en el lugar. • cada Valoración del uso potencial de lugar y delimitación de de

responsabilidades •

autoridades,

ministerios y ONG´s involucrados. Se deberá apoyar al INTUR para

que desarrolle una propuesta de ruta turística marina con énfasis en los lugares propuestos. • • Elaboración y presentación de

propuestas individuales de cada zona para elevarlos a la categoría de área protegida. Cabildeo en la comisión del medio ambiente de la asamblea nacional para apoyo a la

iniciativa.

96

Presupuesto en US $ para el establecimiento de las áreas protegidas en el Mar Caribe. Objetivo Acción Resultado Costo aproximado Gasolina, aceite, motor (2), panga (2), viáticos, consultores, boleto aéreo. 1 Cayos Perlas: $ 6,200 2 Corn Island: $ 5,600

1. Verificación de los lugares.

Visita a cada lugar propuesto

Confirmación del estado actual y verificación de la información general.

3 Laguna de Bluefields: $ 2,700 4 Monkey Point:$ 4,200 5 El Cocal: SUBTOTAL $ 4,500 $ 23,200

2. Delimitación de los lugares.

3. Caracterizació n de cada área.

Contratación de especialista para la georeferenciació n del polígono que delimitará el área. Contratación de consultor

Se establecen los límites de cada área.

$ 30,000

4. Elaboración de la propuesta de área protegida. 5. Aprobación por comunitarios y los gobiernos regionales. 6. Introducción de la propuesta ante la comisión del medio ambiente de la

Contratación de consultor

Un documento (para cada zona) conteniendo la descripción de lo contenido en cada área. Un documento de propuesta para cada área.

$ 15,000

$ 15,000

Cabildeo

Aprobación de la propuesta.

$ 20,000

Cabildeo

Aprobación de la creación de A.P.

$ 10,000

97

Objetivo A.N. 7. Coordinar las acciones para lograr el establecimient o de nuevas A.P.

Acción Partida para gastos operativos, de apoyo y oficina local.

Resultado Seguimiento a las actividades y contrataciones a punto.

Costo aproximado

$ 20, 000

TOTAL

$ 133,200

Las acciones posteriores que se impulsen en esta dirección, tendrán que ver con la estructuración de una iniciativa para la fortalecer los mecanismos de protección y desarrollo de las áreas existentes y de las nuevas áreas propuestas, esto podría incluir: • • Concientización de los potenciales usuarios sobre el buen uso de los sitios. Coordinación con otras instituciones que tienen que ver con actividades que impactan el

ecosistema de las áreas marinas protegidas, como por ejemplo: Inafor, Enap, Ministerio de energía y Minas, Inpesca, Petronic. • • • • Inclusión de diversas ONG´s para desarrollo de planes de manejo y control. Divulgación y visibilidad de la existencia de las áreas protegidas. Inclusión de todas las universidades para facilitar el desarrollo de trabajos de tesis

alrededor de temas prioritarios en las A.P. Empoderamiento de las municipalidades.

Esto podría desarrollarse en tres áreas temáticas o ejes: a) b) c) Fortalecimiento de políticas sobre las áreas protegidas. Incremento del conocimiento científico de la biodiversidad de las A.P. Coordinación inter agencial e inter institucional.

Estas áreas temáticas contarán con sus respectivos objetivos estratégicos: a1) a2) a3) b1) b2) Empoderar a las municipalidades en su papel de beneficiarios. Establecer vinculación entre los usuarios con el organismo regulador. Diseñar planes de manejo en conjunto con los comunitarios. Profundizar el conocimiento de la biodiversidad y ecología de las A.P. Ampliar la apertura de las investigaciones de las A.P. a diversos grupos de interés en

colaborar en el incremento del conocimiento. c1) Coordinar acciones entre los socios cooperantes que conduzcan hacia la

homogenización de criterios y pautas de trabajo en la A.P. 98

c2)

Estructurar planes de trabajo que no solamente preserven las A.P. sino que además las

mejoren y preparen para un tipo de explotación turística y además sostenible de sus propios recursos. Acciones estratégicas priorizadas. Estrategias de valor global muy alto. Acciones estratégicas Beneficios * Muy alto Muy Alto Muy Alto Factibilidad ** Media Media Media Costo *** Alto Medio Medio Objetivos que alcanza b1, c1 a1, a2 ,a3 a2, a3, b2 c1, c2

Establecimiento en 2010 de nuevas A.P. Involucramiento de las municipalidades Fortalecer para 2012 los planes de manejo de las A.P. (Evaluación de los resultados del manejo y la eficacia de la gestión en base a los resultados de un análisis ecológico). Promover desde 2010 el incremento en el conocimiento de la ecología de la A.P. (Rutas migratorias de las especies clave, anidamiento, cría y alimentación, zonas de desove). Manglares, praderas de hierbas marinas. Procesos ecológicos.

Alto

Media

Alto

b1, b2

Estrategias de valor global alto. Acciones estratégicas Beneficios * Muy alto Factibilidad ** Media Costo *** Alto Objetivos que alcanza b1

Desde el 2012 obtener registros de la actividad hidrológica de las A.P. (Corrientes y remolinos, zonas de surgencia, regímenes de energía. Zonas de arrecifes). Desde el 2012 promover la realización de estudios de la biodiversidad. (Población, composición, tamaño, contexto geográfico, conectividad, procesos ecológicos. Creación de corredores entre áreas degradadas y restauración de las A.P. existentes). Para el 2013 fortalecimiento de las estrategias y políticas orientadas al buen uso de las áreas marinas protegidas. (Impulsar otras estrategias de conservación complementarias como políticas para el

Muy Alto

Media

Medio

b2

Muy Alto

Media

Medio

a1, c1, c2

99

Acciones estratégicas

Beneficios *

Factibilidad **

Costo ***

Objetivos que alcanza

manejo de pesca sostenible).

Para el 2012 identificar y cuantificar nuevos vacíos en la ecología y biodiversidad. (Incluir en las descripciones y definiciones características que no están presentes en el sistema o insuficientemente protegidos por la legislación vigente).

Muy Alto

Media

Alto

b1, b2, c2

Estrategias de valor global bajo.
Acciones estratégicas Beneficios * Bajo Factibilidad ** Media Costo *** Medio Objetivos que alcanza b1, b2, c2

Publicar los resultados de estudios biológicos y ecológicos. Involucrar a los usuarios de las A.P. en la definición y estructuración de los planes de manejo. Incidir en la diversificación de actividades en los usos que se pueden explotar sosteniblemente en las A.P. Gestionar fondos municipales para la ejecución y el seguimiento de las actividades en las A.P. que puedan ser re invertidos en el mismo lugar.

Medio

Media

Medio

a3

Medio

Media

Medio

c2

Medio

Media

Alto

a1, a2, c1

Medio Promover áreas de no pesca, solamente para turismo contemplativo.

Media

Alto

a2, c1, c2

Notas:
* Beneficios: incluye contribución, duración e influencia. ** Factibilidad: incluye presencia de persona o institución líder, facilidad de implementación, y la habilidad para motivar al público clave. ***Costos = muy alto: más de un millón de dólares; alto: de 100,000 a un millón de dólares; medio: de 10,000 a 100,000 dólares; bajo: menos de 10,000 dólares.

100

ANÁLISIS DE OPORTUNIDADES PARA EL TRABAJO CON ÁREAS MARINO COSTERAS Oportunidades para crear un ambiente favorable. • • • • • • • • • • Preexistencia de conjuntos de áreas naturales protegidas que se pueden potenciar. Interés multinacional para la conservación de los ecosistemas con una visión integral. Existencia de ONGs, cooperantes, experiencias y algunas alianzas. Aumentar el trabajo en redes de ONGs para que lleven a cabo un trabajo positivo en

beneficio de los ecosistemas. Existencia de posibles mecanismos de financiamiento nacional y regional, pero se

requieren estrategias novedosas y a largo plazo para alimentarlos. Existencia de protocolos, tratados y convenciones para la conservación del medio

ambiente. Aplicación y fortalecimiento de estos instrumentos (participación de las ONGs) Creciente conciencia del sector pesquero de la importancia de sostener las pesquerías y

acercamiento con el sector ambiental. Existencia y empoderamiento de organizaciones de pescadores y comunidades costeras

que facilita la interlocución en los procesos, particularmente en el Caribe. Aunque pueda existir una conciencia social del valor que representan a la economía los

recursos naturales y los servicios que éstos brindan a la sociedad, es necesario reforzarla. Esto se puede realizar utilizando medios masivos de comunicación. Además es necesario realizar estudios que permitan cuantificar el valor de los servicios y utilizar esta información políticamente. • Existencia de para incidir

mercados/incentivos internacionales de productos/servicios certificados en cuanto a su bajo impacto

ambiental.

101

ESTRATEGIA DE FINANCIAMIENTO La ejecución de las actividades identificadas demanda la disponibilidad de recursos financieros indispensables para poner en práctica las acciones propuestas, lo cual implica la adopción de procedimientos y mecanismos que garanticen la apropiación de recursos a nivel regional o local, nacional, e internacional. Es pertinente por lo tanto, definir estrategias de gestión de recursos para garantizar la convergencia de los diferentes canales de financiación en favor de la ejecución del plan. La participación en el nivel regional o local deberá preverse mediante la disponibilidad de los recursos humanos, Institucionales y el apoyo logístico indispensable para el desarrollo de Las actividades, así como la participación comunitaria, la cual representa un aporte importante que garantiza la apropiación por parte de ellos. Las contrapartidas necesarias en el plano nacional están sujetas a los procedimientos previstos en las instituciones correspondientes que tienen que ver con la administración y gestión de los recursos naturales; en el caso de MARENA por ejemplo, es requisito indispensable que las propuestas se incorporen y presupuesten en los Planes de Trabajo Institucionales y accedan a los fondos del presupuesto nacional. Adicionalmente, MARENA debiera analizar este aspecto en conjunto con las otras instituciones involucradas en la gestión de los recursos naturales y las áreas protegidas (e.g. Inpesca, Ineter, las Alcaldías, Concejos del Poder Ciudadano). Puesto que se alienta la participación local e interinstitucional, sería conveniente realizar una reunión liderada por MARENA con todas las autoridades (regionales y locales) y representantes de otras instituciones (e.g. Universidades, ONGs, CPC) a fin de presentar el plan de

actividades y buscar conjuntamente opciones de sinergias e identificación de fuentes de financiamiento distintas a las que pudieran incorporarse via presupuesto. Los recursos externos deberían provenir preferiblemente de fuentes no reembolsables o los que refieren al canje por deuda externa para inversión en medio ambiente. Para el efecto sería procedente la realización de una reunión de financiamiento con la participación de instituciones y organismos internacionales, gobiernos de países interesados en apoyar los propósitos del plan y organizaciones no gubernamentales. La reunión permitirá establecer la viabilidad y disponibilidad de recursos no reembolsables, así como las facilidades y condiciones necesarias para acceder a los mismos. Puesto que los recursos Internacionales son de mayor importancia por ser los que alientan y permiten la concurrencia de los otros (nacionales, regionales y locales), deberán ser gestionados con el apoyo de los altos niveles de las instancias gubernamentales para garantizar

102

que los organismos o países concurrentes a la financiación o inversión en medio ambiente, participen también con delegados que tengan poder de decisión. Como alternativa complementaria a la realización de la reunión, se sugiere la aproximación directa a los potenciales contribuyentes del plan, a lo cual es procedente la realización de visitas y entrevistas personales por parte de las unidades técnicas, con el concurso de las instituciones ejecutoras de cada uno de los proyectos. Como fase previa a la ejecución de las actividades es necesario adelantar los estudios de factibilidad de los mismos, en la cual se prevé el ajuste de cada uno de éstos, introduciendo los cambios institucionales y de políticas que se registren, en caso de darse, garantizando de esta manera la actualización para su ejecución. CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES GENERALES • Este estudio es el primero en su tipo que se realiza en Nicaragua y demuestra los

intereses actuales del GRUN por la conservación de los recursos marino costeros, especialmente si se pretende garantizar una integridad ecológica y viabilidad de las poblaciones. Se recomienda, entonces, fortalecer y mejorar los esfuerzos de conservación en el diseño de nuevas áreas marinas protegidas y la ya existente, a fin de que las mismas cumplan con los objetivos de conservación para los que se establecen. • Este estudio no representa un análisis exhaustivo de todos los problemas de

conservación o ambientales que existen en Nicaragua, ni un análisis del desempeño de las AP existentes. Es una primera aproximación a identificar los vacíos de conservación marino costeros del país a partir de la información disponible, y con la plena conciencia de la enorme limitación de información publicada resultado de investigaciones, y sobre todo, georeferenciada. Sin embargo, genera pautas importantes para trabajos futuros que sean más completos. • Debido a los compromisos internacionales asumidos por Nicaragua en materia de

conservación de sus ecosistemas y recursos marinos; resulta urgente que el país incremente sus esfuerzos de conservación y fortalezca la coordinación interinstitucional e intersectorial, a fin de mitigar las presiones y amenazas identificadas, tanto de origen marino como continental, que afectan la conservación de los recursos marinos del país. Entre las principales amenazas se destacan la contaminación, el desarrollo no planificado de infraestructura costera, métodos no adecuados de extracción; y la extracción ilegal, no reportada y/o no regulada de recursos marinos. • Adicional o complementario al concepto de protección absoluta dentro de un SINAP,

sería recomendable impulsar el desarrollo e implementación de criterios de zonificación marina con enfoque de ecosistemas que faciliten la utilización racional de los recursos pesqueros y 103

marinos con la participación de los usuarios de los mismos, como otro mecanismo de manejo y conservación de los recursos marinos nacionales. Lo anterior se lograría a través de la asignación de categorías de manejo más permisivas desde el punto de vista de intervención humana. Existen ejemplos en otros países como Costa Rica donde se ha definido el concepto de “áreas marinas de pesca responsable” (Luis Dobles, com. pers) que son sitios definidos geográficamente a solicitud de los usuarios de la pesca y la acuicultura, quienes además son los responsables de la aplicación de planes de manejo pesquero y normas avaladas técnica y jurídicamente por las instituciones rectoras de la pesca y del ambiente. Esto pudiera aplicarse en Nicaragua analizando caso por caso y teniendo en cuenta las condiciones socioeconómicas, culturales e institucionales locales y regionales. • Resulta claro que la disponibilidad de información científica sobre ambientes marinos,

tanto a escala regional como nacional, es bastante limitada y desigual. Se recomienda promover la investigación científica marina en general, enfatizando el uso de sistemas de información geográfico (SIG), tanto en zonas costeras como oceánicas, en temas como: i) pesquerías (biología pesquera, mejoramiento de bases de datos y estadísticas pesqueras, distribución de organismos pelágicos, sitios de agregación de desove de peces); ii) oceanografía (física y biológica); iii) conectividad física y biológica de ecosistemas marinos y áreas marinas protegidas, a escalas local y regional; iv) impacto de las principales amenazas identificadas (contaminación, sobreexplotación, cambio climático) sobre el estado de los ecosistemas marinos. • Los resultados de los vacíos terrestres, de aguas continentales y costero-marinos

deberán integrarse con el fin de garantizar acciones lógicas y acordes con la conectividad de los sistemas.

104

REFERENCIAS ABT. 1998. Evaluación de Impacto Ambiental por explotación de Hidrocarburos en Nicaragua. Informe Final de Consultoría. Empresa Abt Consultores. BALL, I. R. & H. P. POSSINGHAM. 2000. MARXAN (V1.8.2): Marine Reserve Design Using Spatially Explicit Annealing, a Manual.

COTTO, A. 2006. Listado taxonómico de los peces identificados en los océanos Atlántico y Pacífico de Nicaragua. Segunda revisión, Managua, Nicaragua. 35 p. CORRIGAN, C., J. ERVIN, P. KRAMER & Z. FERDAÑA. 2007. A Quick Guide to Conducting Marine Ecological Gap Assessments. Protected Area Quick Guide Series. J. Ervin Ed. The Nature Conservancy, Arlington, VA. 21 p. DUDLEY, N. & J. PARRISH. 2005. La creación de sistemas de áreas protegidas ecológicamente representativas. The Nature Conservancy (TNC), Mérida, Yucatán, México. 117 p. FFI. 2006. Estrategia para la conservación de las tortugas marinas en el Pacifico de de Nicaragua. Flora y Fauna Internacional. 99 p. GROOVES, C., L. VALUTIS, D. VOSICK, B. NEELY, K. WHEATON, J. TOUVAL & B. RUNNELS. 2000. Diseño de una geografía de la esperanza: Manual para la planificación de la conservación eco regional. The Nature Conservancy, USA. 236 p. JIMENEZ, I. 2003. Los manatíes del Río San Juan y los canales de Tortuguero. Proyecto Araucaria-MARENA, Managua. 87 p. MARENA. 2001. Informe del Estado del Ambiente de Nicaragua. Ministerio del Ambiente y Recursos Naturales (MARENA). Gobierno de Nicaragua. MARENA. 2008. Estrategia Nacional para el Desarrollo del Sistema Nacional de Areas Protegidas de Nicaragua. Ministerio del Ambiente y Recursos Naturales. 89 p. PÉREZ, A.M., I. SIRIA, M. SOTELO y E. VARGAS. 2002. Norma técnica para regular la

extracción y aprovechamiento sostenible de la concha negra en el Pacífico de Nicaragua. Informe Final, MARENA. Managua. 68 p. PÉREZ, A.M., N. SEPÚLVEDA, A. MEYRAT, C. POVEDA, J. ZOLOTOFF, B. HERRERA, L. CORRALES & A. CALERO. 2009. Análisis de vacíos de conservación en Nicaragua. Informe final, MARENA-DANIDA-TNC. 301 p. + APENDICES. POSSINGHAM, H. P., I. R. BALL & S. ANDELMAN. 2000. Mathematical methods for identifying representative reserve networks. En: S. Ferson and M. Burgman (eds) Quantitative methods for conservation biology. Springer-Verlag, New York, pp. 291-305.

105

RUEDA, R. 2007. Recopilación de la información sobre la biodiversidad de Nicaragua. Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN), Instituto de la Biodiversidad de Costa Rica (INBIO). Norwegian Ministry of Foreign Affairs. Gobierno de Nicaragua. SANCHEZ, R. 2001. Biología pesquera de los Róbalos (Centropomus spp.) en las lagunas costeras de la RAAS, Nicaragua. Proyecto DIPAL, Nicaragua. 105 p. SINAC. 2009. Sistema Nacional de Áreas de Conservación (SINAC) del Ministerio de Ambiente, Energía y Telecomunicaciones (MINAET). 2008. GRUAS II: Propuesta de Ordenamiento Territorial para la conservación de la biodiversidad de Costa Rica. Volumen 3: Análisis de Vacíos en la Representatividad e Integridad de la biodiversidad marina y costera. San José, CR. 60 p. SULLIVAN, K. & G. BUSTAMANTE. 1999. Setting geographic priorities for marine conservation in Latin America and the Caribbean. The Nature Conservancy, Arlington, Virginia. Library of Congress Catalog Card Number: 99-76801. ISBN 1-886765-09-X. TNC. 2008a. Evaluación de ecorregiones marinas en Mesoamérica. Sitios prioritarios para la conservación en las ecorregiones Bahía de Panamá, Isla del Coco y Nicoya en el Pacífico Tropical Oriental, y Caribe Suroccidental de Costa Rica y Panamá. Programa de Ciencias Regional, Región de Mesoamérica y El Caribe. The Nature Conservancy, San José, Costa Rica. 165p. TNC. 2008b. Proceso Metodológico para la Evaluación Ecorregional Marina en Mesoamérica. Ecorregiones Bahía de Panamá, Isla del Coco y Nicoya en el Pacífico Tropical Oriental, y Caribe Suroccidental de Costa Rica y Panamá. Programa Regional de Ciencias, Región de Mesoamérica y El Caribe. The Nature Conservancy, San José, Costa Rica. 110 p. TNC. 2008c. Evaluación ecorregional del arrecife mesoamericano. Plan de Conservación. 99p. ZOLOTOFF-PALLAIS, J., S. MORALES, M. GUTIERREZ & M. TORRES. 2008. Áreas

Importantes para Aves en Nicaragua. Fundación Cocibolca y Conservation Internacional, Managua. 19 p.

106

Anexos

Anexo 1.- Mapas con algunas características de Nicaragua.

Distribución de las etnias en el Caribe de Nicaragua.

Zonas y niveles de precipitación (mm) en Nicaragua.

107

Anexo 2.- Resumen de la metodología usada para la definición de las Unidades Ecológicas Marinas6. Los estratos, o Unidades Ecológicas Marinas, son un conjunto de sistemas marinocosteros que tienen patrones distintivos en algunas variables ambientales y biológicas, tales como temperatura, profundidad, aportes continentales, morfología costera y composición de especies. El uso de las UEM asegura que la planeación se base en límites ecológicos y no geográficos. La estratificación del área es un proceso que se realiza con la participación de científicos conocedores. El procedimiento consistió en definir con rigor las áreas homólogas y el cuadro regional en cuyo interior se infiere que determinados atributos naturales son comunes o cierta información tiene validez. Así, se supone que en cada uno de los estratos definidos los principales componentes ambientales y bióticos presentan un grado de homogeneidad apreciable a determinada escala. El resultado de la estratificación dio como resultado un total de 20 UEM: 13 en el Caribe y 7 en el Pacífico. El Cuadro siguiente contiene los principales criterios considerados. Prácticamente ninguno de ellos opera de manera independiente; por eso, en varios casos se analizaron las expresiones o consecuencias que tiene su interacción combinada en los estratos.
Niveles de criterios para la definición de las Unidades Ecológicas Marinas.
Nivel 1 Tipo geomorfológico de costa Nivel 2 • Grado de heterogeneidad topográfica • Costa erosiva/acresional • Orientación de barras y espigas • Tipos de delta Nivel 3 • Presencia/ausencia de mosaicos de tipos de fondos • Presencia/ausencia de playas o acantilados • Presencia/ausencia de sustratos firmes duros o blandos • Dirección de corriente de deriva • Aportes sedimentarios / régimen de oleaje

6

Basado en TNC (2008b)

108

Nivel 1

Grado de influencia continental

• Cantidad de ríos que desembocan por tramo de costa • Gradientes de salinidad • Sedimentación / nutrientes

Dirección de corrientes dominantes

Amplitud/topografía de la plataforma continental

Dirección predominante e intensidad del viento

• Grado de influencia oceánica • Conectividad • Dispersión de sedimentos/turbidez • Influencia continental • Presencia/ausencia de cañones submarinos, llanuras • Nutrientes/productividad primaria (combinado con ocurrencia de surgencia) • Tipos de fondo (combinado con oleaje, corrientes, morfología costera • Régimen de oleaje • Ocurrencia de surgencia

• Transparencia/turbidez del agua • Presencia/ausencia de lagunas costeras y estuarios • Presencia/ausencia de manglares • Predominancia de organismos eurihalinos/estenohalinos • Presencia/ausencia de formaciones coralinas/praderas de fanerógamas • Gradientes de salinidad • Nutrientes/productividad primaria

Ni

• Tipos de sustrato • Actividad pesquera de arrastre • Actividad pesquera • Presencia/ausencia de mosaicos de fondos

• Tipo de costa (reflectiva/ disipativa, alta/baja energía) • Tipo de sedimento en playas • Turbidez de aguas litorales • Productividad primaria • Gradientes de temperatura • Tipo de comunidad bentónica • Diversidad de especies • Endemismos

Presencia de corales/manglares/ praderas Grado de aislamiento

• Origen/textura de sedimentos • Disimilaridad biogeográfica • Conectividad (combinado con corrientes) • Predominancia de ecosistemas pelágicos/bentónicos • Fondos someros/profundos

Profundidad

• Estratificación de la columna de agua • Estructura de comunidades • Diversidad

Ocurrencia de actividad pesquera / surgencia

• Disponibilidad de nutrientes/productividad primaria • Gradientes de temperatura

• Actividad pesquera • Aislamiento

109

Anexo 3.- Criterios utilizados para la priorización de estrategias.

1. Contribución al objetivo estratégico es el grado en el cual la estrategia, si se implementa exitosamente, contribuye al cumplimiento del objetivo estratégico. Los niveles de calificación son: • • • • Muy Alto: la estrategia por sí sola permite alcanzar uno o más objetivos estratégicos. Alto: la estrategia contribuye substancialmente al cumplimiento de uno o más objetivos, pero no es suficiente por sí sola. Medio: la estrategia realiza una contribución importante para el cumplimiento de uno o más objetivos. Bajo: la estrategia realiza una contribución pequeña al cumplimiento de uno o más objetivos.

2. Nivel de reducción de amenazas. En esta parte del proceso se seleccionan las amenazas que se verían reducidas por la implementación de la estrategia, si ésta logra reducir la calificación de la amenaza en uno o dos rangos, para todos los elementos de conservación afectados por dicha amenaza.

3. Duración del resultado se califica de acuerdo al grado en el cual la estrategia propuesta, si se implementa exitosamente, puede lograr un resultado duradero. Los niveles de calificación son: • • •

Muy alto: resultado duradero, más de diez años. Alto: resultado relativamente largo, de cinco a diez años. Medio: resultado de duración moderada, de tres a cinco años. Bajo: resultado de corta duración, un año.

4. Nivel de influencia de la estrategia se califica como el grado de influencia en el cumplimiento de otras estrategias. La escala de calificación es de acuerdo a la siguiente escala: • • Muy Alto: la estrategia ejerce una influencia clave en el desarrollo de otras estrategias (proporciona marco de trabajo) Alto: influencia grande 110

• •

Medio: influencia moderada Bajo: no ejerce influencia.

5. Presencia de persona o institución líder se calificó de acuerdo a si existen sujetos capaces de implementar una determinada estrategia, de acuerdo a la siguiente escala: • Muy Alto: una persona o varias con tiempo suficiente, talento comprobado, experiencia relevante y apoyo institucional están presentes y comprometidas en liderar la implementación de la estrategia Alto: una persona o varias, con tiempo suficiente, talento promisorio, alguna experiencia relevante y moderado apoyo institucional están presentes y comprometidas a liderar la implementación de la estrategia Medio: una persona o varias, con tiempo suficiente y talento promisorio están disponibles para liderar la estrategia, pero carecen de experiencia y apoyo institucional. Bajo: no existen personas disponibles para liderar la estrategia.

• •

6. Facilidad de implementación de la estrategia, se calificó de acuerdo a la siguiente guía: • • • • Muy Alto: la implementación es muy viable, pues la estrategia ya ha sido aplicada varias veces Alto: la implementación es relativamente viable, aunque sus resultados generan cierta incertidumbre. Ya ha sido aplicada antes. Medio: la implementación es compleja, pues genera mucha incertidumbre y ha sido aplicada pocas veces. Bajo: la implementación es muy compleja, nunca ha sido aplicada en otros sitios.

7. Habilidad para motivar actores relevantes para implementar la estrategia. Fue calificada de acuerdo a la siguiente escala: • • Muy alto: los actores clave y sus motivaciones se conocen muy bien, y la estrategia es seguro que apelará a sus intereses. Alto: los actores clave se conocen, y la estrategia es muy probable que apele a sus intereses.

111

Medio: los actores clave no se conocen bien, pero la estrategia podría apelar a sus intereses./ Los actores clave se conocen bien pero es poco probable que la estrategia apele a sus intereses. Bajo: los actores clave no se conocen, y es incierto que la estrategia apele a sus intereses

8. Costos de implementación de la estrategia, calificada de acuerdo a la siguiente escala: • • • • Muy alto: más de un millón de dólares Alto: de 100,000 a un millón de dólares Medio: de 10,000 a 100,000 dólares Bajo: menos de 10,000 dólares.

Las calificaciones se agruparon bajo tres indicadores, beneficios, factibilidad y costos: • •

Beneficios, incluyendo las calificaciones de contribución, duración e influencia. Factibilidad, incluyendo las calificaciones de presencia de persona o institución líder, facilidad de implementación, y la habilidad para motivar al público clave. Costos, se ordenaron de menor a mayor.

112

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful