Está en la página 1de 22

COMISIÓN DE LAS COMUNIDADES EUROPEAS

Bruselas, 10.1.2000
COM(1999) 750 final

INFORME DE LA COMISIÓN

Aplicación del Libro Blanco "Enseñar y aprender: hacia la sociedad del conocimiento"
SUMARIO

I. DE LA SOCIEDAD DEL CONOCIMIENTO A LA EUROPA DEL


CONOCIMIENTO: LA CONTRIBUCIÓN DEL LIBRO BLANCO ....................5
1. FAVORECER LA EMPLEABILIDAD Y ADAPTABILIDAD DE LOS JÓVENES Y LOS
TRABAJADORES: CONOCIMIENTOS, APTITUDES, COMPETENCIAS ........................5

2. AUMENTAR EL POTENCIAL DE CONOCIMIENTOS;................................................6

3. CONTRIBUIR A LA CONSTRUCCIÓN DE UNA EUROPA DE LOS CIUDADANOS .........6

II. LOS PRIMEROS RESULTADOS DE LA APLICACIÓN DE LOS CINCO


OBJETIVOS DEL LIBRO BLANCO .....................................................................6

1. LAS EXPERIENCIAS ...........................................................................................7


a) Los test automáticos de evaluación de los conocimientos y
las competencias ............................................................................7
b) Las escuelas de segunda oportunidad .............................................8
c) El servicio voluntario europeo .....................................................10
d) El distintivo europeo para las iniciativas que fomentan el
aprendizaje de idiomas.......................................................................10
2. LAS ACCIONES DESARROLLADAS EN EL MARCO DE LOS PROGRAMAS
COMUNITARIOS .............................................................................................11
Objetivo I: Fomentar la adquisición de nuevos conocimientos;.......................11
Objetivo II: Acercar la escuela a la empresa; .................................................11
Objetivo III: Luchar contra la exclusión .........................................................12
Objetivo IV: Dominar tres lenguas comunitarias ............................................12
Objetivo V: Conceder la misma importancia a la inversión en equipamiento y la
inversión en formación ...................................................................................13
3. EL LANZAMIENTO DE NUEVAS IDEAS Y EL INTERCAMBIO DE EXPERIENCIAS13

III. LA CONTRIBUCIÓN METODOLÓGICA DEL LIBRO BLANCO A LA


GESTIÓN DE INNOVACIONES..........................................................................15

1. LA CONTRIBUCIÓN A LA INNOVACIÓN DE LAS INSTANCIAS COMUNITARIAS .....15


2. LA COOPERACIÓN CON LOS ESTADOS MIEMBROS ............................................16
3. LA CONSIDERACIÓN DE LAS EXPECTATIVAS Y NECESIDADES DEL INDIVIDUO ...17

CONCLUSIONES............................................................................................................18
ANEXOS
Anexo 1 LOS TEST AUTOMÁTICOS DE EVALUACIÓN DE LOS CONOCIMIENTOS Y
COMPETENCIAS ......................................................................................19
Anexo 2 ESCUELAS DE SEGUNDA OPORTUNIDAD (SITUACIÓN)...............................21
Anexo 3 TEMAS PRIORITARIOS PARA EL DESARROLLO Y EL APRENDIZAJE DE LAS
LENGUAS ...............................................................................................23

2
APLICACIÓN DEL LIBRO BLANCO "ENSEÑAR Y APRENDER: HACIA LA
SOCIEDAD DEL CONOCIMIENTO"

El objeto de este informe es presentar1 la fase de experimentación, acciones y reflexiones de


la aplicación de los cinco objetivos que en noviembre de 1995 fijó el Libro Blanco de la
Comisión «Enseñar y aprender: hacia la sociedad del conocimiento»2:

− Objetivo I: Fomentar la adquisición de nuevos conocimientos;

− Objetivo II: Acercar la escuela a la empresa;

− Objetivo III: Luchar contra la exclusión

− Objetivo IV: Dominar tres lenguas comunitarias

− Objetivo V: Conceder la misma importancia a la inversión en equipamiento y a


la inversión en formación. -

A raíz de la aprobación del Libro Blanco, la Comisión Europea tomó la iniciativa de estimular
un extenso debate sobre sus temas. Las instituciones comunitarias, Consejo3, Parlamento4,
Comité Económico y Social5 y Comité de las Regiones6, debatieron también sobre los
problemas planteados por el Libro Blanco. La Comisión informó del estado de estas
reflexiones en 1997, en la Comunicación: «Evaluación de la aplicación del Libro Blanco -
«Enseñar y aprender: hacia la sociedad del conocimiento»7. Además, las instituciones
comunitarias, los Estados miembros, los interlocutores sociales, las instituciones
universitarias y de investigación y las ONG han contribuido también, haciendo posible
experimentaciones realizadas en el marco de los programas de acción existentes en las áreas
de educatión, formación y juventud8.

Dado que buena parte de las acciones emprendidas no han concluido todavía, no se puede
hacer una evaluación final de la aplicación de los cinco objetivos del Libro Blanco. Sin
embargo, una vez destacada la contribución del Libro Blanco al concepto de Europa del
conocimiento (I), es posible presentar los resultados, a finales de 1999, de su aplicación

1
De esta forma la Comisión cumple con el compromiso adoptado con ocasión del Consejo de 27 de junio
de 1997, en cuyas conclusiones (DO C 303, 4.10.97) se establece: "El Consejo toma nota con interés de
que la Comisión ha emprendido una serie de experiencias relativas a los distintos objetivos, sobre las
que informará al Consejo..."
2
(Luxemburgo: Oficina de Publicaciones Oficiales de las Comunidades Europeas 1996.)
3
Conclusiones del Consejo de 6 de mayo de 1996 relativas al Libro Blanco; DO C 195 de 6.7.1996.
4
Resolución sobre el Libro Blanco de la Comisión sobre educación y formación, DO C 115 de
14.4.1997.
5
Dictamen del Comité Económico y Social sobre el Libro Blanco de la Comisión sobre educación y
formación, DO C 295 de 7.10.1996.
6
Dictamen del Comité de la Regiones sobre el Libro Blanco sobre educación y formación, DO C 182 de
24.6.1996.
7
(COM(97) 256 final).
8
Este informe no cubre el conjunto de las acciones comunitarias en los campos discutidos, como por
ejemplo las del Fondo Social Europeo.

3
efectiva (II) y apreciar la contribución metodológica a la gestión de innovaciones a iniciativa
de las instituciones comunitarias, en cooperación con los Estados miembros (III)9.

I. DE LA SOCIEDAD DEL CONOCIMIENTO A LA EUROPA DEL


CONOCIMIENTO: LA CONTRIBUCIÓN DEL LIBRO BLANCO

El debate provocado por el Libro Blanco sobre el lugar que ocupa la educación y la formación
en la Europa de mañana ha contribuido a colocar los cimientos del concepto de «la Europa
del conocimiento». El Tratado de Amsterdam, firmado el 2 de octubre de 1997, recoge en
su preámbulo la voluntad de la Unión de «promover el desarrollo de un nivel de conocimiento
lo más elevado posible para sus pueblos, mediante un amplio acceso a la educación y
mediante su continua actualización». Además en su Agenda 2000, la Unión convirtió en uno
de los cuatro ejes fundamentales de sus políticas internas las que son los motores naturales de
la «sociedad del conocimiento» (innovación, investigación, educación, formación). En el
Consejo Europeo extraordinario de Luxemburgo, de noviembre de 1997, se definió una
estrategia europea coordinada para el empleo, destacando especialmente la importancia de la
educación y la formación.

La Comunicación de la Comisión de noviembre de 1997 (COM(97)563) «Por una Europa del


conocimiento», destinada a presentar las orientaciones de los futuros programas en los
ámbitos de la educación, la formación y la juventud para el período 2000-2006, se orientó
principalmente hacia el proyecto de construir progresivamente un espacio educativo
europeo abierto y dinámico.
La aplicación del Libro Blanco contribuyó a la definición de las tres dimensiones
principales de la construcción de la Europa del conocimiento:
– Favorecer la empleabilidad y adaptabilidad de los jóvenes y los trabajadores;
– Aumentar el potencial de conocimientos;
– Contribuir a la construcción de una Europa de los ciudadanos

1. FAVORECER LA EMPLEABILIDAD Y ADAPTABILIDAD DE LOS JÓVENES Y LOS


TRABAJADORES : CONOCIMIENTOS, APTITUDES, COMPETENCIAS

Se trata de uno de los aspectos principales del Libro Blanco:


– Abrir nuevos métodos de reconocimiento de las competencias que posibilite a
todos que se reconozcan sus competencias gracias a un sistema flexible y
permanente, como la puesta a punto de pruebas de evaluación y validación
creíbles.
– Desarrollar el aprendizaje a escala europea. El Consejo adoptó en diciembre de
1998 la decisión por la que se creaba el «EUROPASS-formación», un
«documento comunitario de información». La Comisión, en colaboración con los
Estados miembros, aplica un plan para garantizar su aplicación a partir del 1 de
enero de 2000.
– Conseguir la reinserción profesional mediante un ciclo pedagógico
«individualizado» para los jóvenes en situación de exclusión social,
encuadrándolos en las escuelas de segunda oportunidad o en otros tipos de
experiencias de los Estados miembros.

9
Los Estados miembros y los actores implicados han llevado a cabo otras iniciativas relativas al Libro
Blanco que no han podido ser incluidas en este informe.

4
– Poner en marcha el Servicio Voluntario Europeo, que constituye un
mecanismo de aprendizaje («learning by doing») muy importante para la
realización personal y la adquisición de experiencia por los jóvenes. Proporciona a
los jóvenes la ocasión de comprometerse personalmente en un proyecto colectivo
y de adquirir a cambio nuevas competencias y habilidades, que pueden aumentar
sus posibilidades de empleo.
– Desarrollar la enseñanza y el aprendizaje de idiomas para facilitar así la
movilidad que permite encontrar un empleo.
– Animar los trabajadores a invertir en sus aptitudes y competencias, con una
perspectiva de educación y formación permanente, y con un espíritu de
«responsabilidad compartida».
2. AUMENTAR EL POTENCIAL DE CONOCIMIENTOS ;

El Libro Blanco propuso los objetivos siguientes:


– Abrir nuevos métodos de validación de los conocimientos mediante pruebas
automatizadas de evaluación de cierto número de conocimientos generales o más
profesionales, como la química, la informática, la gestión y otros, con el fin de
incitar a la adquisición de nuevos conocimientos durante toda la vida.
– Reforzar la cooperación entre la escuela y la empresa, en particular,
desarrollando aún más las asociaciones escolares entre escuela y empresa y
concentrándose en la formación de los profesores, para mejorar sus conocimientos
del medio empresarial.
– Luchar contra la exclusión y favorecer el acceso general a la educación y a la
formación permanente. Puede tratarse de las escuelas de segunda oportunidad,
pero también de los medios al alcance de todos para adquirir los conocimientos de
base necesarios y otros nuevos.
– Dominar al menos tres lenguas comunitarias, mejorar las competencias
lingüísticas de todos, según las aptitudes profesionales.
– Movilizar los medios financieros por medio de los distintos actores interesados,
para permitir adquirir el nivel de conocimientos más elevado posible.

3. CONTRIBUIR A LA CONSTRUCCIÓN DE UNA EUROPA DE LOS CIUDADANOS

Construir un espacio educativo común exige que los europeos tengan un auténtico
sentimiento de pertenecer a un espacio social y cultural común. Este sentimiento se
derivará no sólo de un conjunto de conocimientos y competencias comunes a todos los
europeos, sino también de una práctica que habrán adquirido compartiendo una solidaridad
activa y apoyada en la comprensión mutua de las distintas culturas que componen la
originalidad y la riqueza de Europa.

Consiste también en que todos tengan igual acceso a estos valores y a su vivencia; la Europa
del conocimiento no podría aceptar que algunos tengan acceso al conocimiento mientras que
otros queden excluidos. El Libro Blanco también hizo hincapié en la búsqueda de la calidad y
la eficacia de la enseñanza y el aprendizaje de idiomas y culturas, considerando que el
conocimiento de idiomas y culturas representa un elemento esencial del ejercicio de la
ciudadanía.

5
II. LOS PRIMEROS RESULTADOS DE LA APLICACIÓN DE LOS CINCO
OBJETIVOS DEL LIBRO BLANCO

El Libro Blanco había asignado a la educación y a la formación objetivos muy ambiciosos


como la lucha contra la exclusión o el dominio de tres lenguas comunitarias para todo
europeo pero, al mismo tiempo, había propuesto acciones delimitadas y precisas como la
creación de escuelas de «segunda oportunidad» o la atribución de un distintivo europeo para
fomentar el aprendizaje de idiomas. En realidad, para cada uno de los objetivos generales, el
Libro Blanco presenta, en un recuadro, un proyecto significativo y experimental que puede
lanzarse a escala comunitaria y actuar como impulso y demostración.

A finales de 1999 se constata, en los cinco ámbitos favorecidos por el Libro Blanco para
construir la sociedad del conocimiento, que la Comisión ha podido:
– realizar auténticos experimentos (1), que, por lo que se refiere al Servicio Voluntario
Europeo, se concretaron en un nuevo programa de acción comunitario;
– continuar y profundizar acciones ya iniciadas en el marco de los programas
existentes y enriquecerlos con nuevas acciones (2);
– lanzar nuevas ideas y gestionar estudios para buscar los medios de concretarlas (3).
Se ha esforzado, al mismo tiempo, en dar a conocer y difundir los resultados a los que
había llegado.

1. LAS EXPERIENCIAS

a) Los test automáticos de evaluación de los conocimientos y las competencias

Para el lanzamiento de las iniciativas experimentales, la Comisión recurrió a los actores


interesados, mediante licitación, de acuerdo con el programa Leonardo Da Vinci y por medio
de las redes temáticas universitarias creadas en el marco del programa Sócrates. De este
modo, pudo emprenderse un conjunto de proyectos piloto (véase anexo I) destinados al
desarrollo de prototipos de evaluación y validación de los conocimientos y las
competencias en los siguientes ámbitos:
– Proyectos piloto Sócrates: Derecho, geografía, ciencias del medio ambiente y
ciencias de la alimentación, biología, química, medio ambiente y agua, lenguas,
estadística para ingenieros.
– Proyectos piloto Leonardo Da Vinci: Matemáticas, física, expresión escrita,
informática, competencias clave, comercialización, banca, servicio cliente, montaje.

Estos proyectos expiran a finales de 1999.

La Comisión ha seguido de cerca el desarrollo de estos proyectos con el fin de asegurar:


– la consolidación de la estructura de las pruebas desde el punto de vista del contenido
y la técnica (programa informático);
– la realización de pruebas previas con socios académicos y profesionales, así como
con un número limitado de usuarios potenciales;
– la sensibilización del mundo socioeconómico a esta nueva vía de adquisición de
conocimientos y validación de los resultados de autoevaluación;
– el comentario y la elaboración de guías para los candidatos a las pruebas.

6
Se ha creado un sitio Internet en el servidor Europa, con información general sobre la acción
comunitaria, así como una breve descripción de los proyectos existentes.
Con el fin de garantizar la calidad de los productos, en junio y julio de 1998 los proyectos
fueron objeto de una evaluación provisional por un grupo de expertos independientes,
quienes, tras haber comprobado el enorme potencial de los prototipos desarrollados,
formularon una serie de recomendaciones a varios proyectos en lo que se refiere, por ejemplo,
a la determinación de los grupos destinatarios, el tipo de pruebas (formación, certificación o
mixto) o la integración de un enfoque "local" de las cuestiones y de imágenes para tener en
cuenta las tradiciones culturales de los diferentes países y la diversidad de las lenguas
utilizadas. A raíz de esta evaluación, se pidió a los coordinadores de los proyectos que
finalicen los productos, para que el contenido de las pruebas pueda reforzarse y enriquecerse y
para la consolidación de los aspectos técnicos y tecnológicos. Esta fase de los proyectos estará
completada al final de 1999.
La Comisión, impulsada por el deseo de hacer comprobar la idoneidad de los productos a los
usuarios potenciales, organizó en febrero de 1999 presentaciones de los prototipos
seleccionados para un grupo escogido de las organizaciones europeas de centros de enseñanza
superior y de sociedades académicas, de interlocutores sociales, de organismos profesionales,
de estudiantes y representantes de los servicios competentes de las instituciones europeas.
Los prototipos de pruebas producidos por estos proyectos experimentales pusieron de
manifiesto que las pruebas automatizadas pueden funcionar como instrumento de evaluación,
en concreto, para reconocer las competencias y también:
– como herramienta de autoevaluación de la adquisición individual de
conocimientos, lo que permite introducir aún mayor autonomía individual en la
construcción de cualificaciones; y
− como herramienta de gestión y apoyo a la formación de recursos humanos en las
empresas.
Se refieren a varios grupos destinatarios, en particular:
− estudiantes deseosos de adquirir conocimientos suplementarios en su ámbito de
estudios específico, o en otros ámbitos ajenos a sus programas de estudios;
− jóvenes que no tuvieron la oportunidad de completar sus estudios en un sistema
de educación formal y desean adquirir conocimientos en un ámbito específico;
− adultos:
• interesados en ampliar sus conocimientos con el fin de enfrentarse a las
necesidades del mercado de trabajo o de los cambios de la sociedad en
general,
• deseosos de mejorar o de renovar sus conocimientos para integrarse en el
mercado de trabajo;
− todos los que no han completado el sistema educativo obligatorio o cursado una
educación formal;
− los profesionales que quieren mejorar o ampliar sus conocimientos en ámbitos de
educación específicos.

La Comisión prevé organizar a principios de 2000 una campaña de sensibilización para este
nuevo medio de validación de la adquisición de conocimientos, preferentemente entre las
diferentes "redes", habida cuenta de la función divulgadora de las asociaciones
transnacionales. El fomento de proyectos en este sentido forma también parte de las nuevas

7
actividades previstas en la nueva fase de los programas comunitarios Sócrates y Leonardo da
Vinci.

b) Las escuelas de segunda oportunidad

El proyecto piloto «Escuelas de Segunda Oportunidad» se dirige a los jóvenes en situación de


exclusión social, fuera del sistema educativo, que ya no están sometidos a la obligación
escolar y que no tienen ni las cualificaciones ni las competencias necesarias para encontrar un
empleo o para entrar en los programas de formación profesional existentes. Se trata de
reintegrar a estos jóvenes en una dinámica social y profesional proponiéndoles un amplio
abanico de posibilidades de formación de calidad, adaptadas a sus necesidades individuales y
que tienen el empleo como finalidad concreta.
Es evidente que las características de este planteamiento dependen, en gran parte, de las
condiciones y necesidades locales y nacionales. No obstante, ha sido posible definir algunos
elementos clave que debían respetarse para cada uno de los proyectos:
– orientarse exclusivamente a jóvenes que ya no están, en ningún caso, sometidos
a la obligación escolar ;
– una asociación activa de las colectividades territoriales, de los servicios y
asociaciones sociales y del sector privado;
– un enfoque pedagógico orientado a las necesidades, aspiraciones y capacidades
del individuo, estimulando un aprendizaje activo y constructivo otorgando un
papel central a la adquisición de competencias en informática y en nuevas
tecnologías;
– un horario flexible que permita combinar el aprendizaje de cualificaciones
básicas (leer, escribir, calcular, expresarse) y módulos de formación práctica por y
en las empresas;
– con el fin de favorecer una estrategia integrada de renovación urbana, encaminada
a dar a la vez nuevas perspectivas a los jóvenes y a su medio ambiente, la mayoría
de los proyectos se sitúa en barrios desfavorecidos donde viven y se encuentran
los jóvenes.

La Comisión ha adoptado una estrategia que permite identificar los proyectos piloto en
estrecha colaboración con las autoridades nacionales y locales competentes. Ha seguido un
proceso de definición que puede esbozarse en las dos siguientes fases:
– en una primera fase, la Comisión apoyó, partiendo de la iniciativa de la escuela,
un proyecto piloto por país, en estrecha cooperación con los Ministerios
competentes. España, Francia y Alemania acogieron, cada uno, dos proyectos
piloto;
– luego, visto el gran éxito, la Comisión comenzó, en una segunda fase, a animar a
los países miembros con una importante demanda a crear redes o dispositivos
nacionales que permitieran conectar todas las escuelas de segunda oportunidad o sus
equivalentes. Hay perspectivas muy concretas en Francia (programa "Nouvelles
Chances"), en el Reino Unido (programa "New Start" , iniciativa "Learning Cities")
y en Italia (programa de los Centros de Recursos contra la dispersión escolar), y en
Grecia, mediante una nueva ley de educación, se han introducido las escuelas de
segunda oportunidad en el sistema educativo.
En paralelo, la Comisión estableció en mayo de 1998, el llamado «segundo pilar»,
encaminado a reunir las acciones de mayor éxito en cuanto a la inserción de los jóvenes más
difíciles, con independencia de que estas acciones se hayan realizado a instancias de los

8
Estados miembros, de las colectividades territoriales (regiones o ciudades) o de las empresas.
El 4 de junio de 1999 se creó una asociación europea de las ciudades de escuelas de segunda
oportunidad para facilitar los contactos entre las escuelas, consolidar la originalidad de este
planteamiento y aportar una asistencia a las ciudades que deseen desarrollar una escuela de
este tipo. El objetivo era, también, facilitar los intercambios y las buenas prácticas con el fin
de multiplicar los resultados, detectar los elementos transferibles más pertinentes y suscitar
nuevas experimentaciones.
Como estaba previsto, algunas escuelas de segunda oportunidad se integraron en el Marco de
Acción para un Desarrollo Urbano Duradero en la Unión Europea10. La lucha contra el
abandono y el fracaso escolar constituye una línea directriz de los Planes Nacionales de
Empleo. La asamblea parlamentaria del Consejo de Europa adoptó, el 23 de junio de 1999,
una Resolución en favor de la instauración de los proyectos piloto "Escuelas de Segunda
Oportunidad" en los 41 Estados miembros del Consejo de Europa.
La Comisión elaborará un informe durante el primer semestre del año 2000 sobre los primeros
resultados obtenidos por las escuelas de segunda oportunidad y sus contribuciones teóricas y
metodológicas en el marco de la lucha contra la exclusión social de los jóvenes sin
cualificaciones.

c) El servicio voluntario europeo

La acción piloto "Servicio Voluntario Europeo" desarrolla el concepto ya presente en el


programa «La Juventud con Europa» de facilitar que los jóvenes puedan efectuar un período
de voluntariado de larga duración (entre 6 y 12 meses) fuera de su país de origen, dentro o
fuera de la Comunidad. La acción piloto, que precedió al programa Servicio voluntario
europeo, adoptado en 1998, ha permitido a más de 2 500 jóvenes contribuir al bienestar de la
colectividad de recepción. El joven voluntario participa así, con dedicación exclusiva, en
proyectos que no tienen objetivo lucrativo y que defienden el interés común,
comprometiéndose en un proceso de aprendizaje personal, social o intercultural.
Esta acción piloto ha permitido experimentar métodos de gestión innovadores para la
colocación y el acompañamiento de los jóvenes, así como para su formación antes y durante
el servicio voluntario europeo. Basado en una estrecha asociación entre estructura de envío y
acogida del joven, el servicio voluntario europeo es una ilustración concreta de la solidaridad
de los jóvenes frente a las necesidades de las personas y las comunidades desfavorecidas. Es
también una vía alternativa para permitir al joven construir de manera personal, una
trayectoria de integración y participación social.

d) El distintivo europeo para las iniciativas que fomentan el aprendizaje de


idiomas
En el marco de la aplicación del objetivo n° IV, el Libro Blanco propone la creación de un
distintivo europeo, definido tras un debate con los Estados miembros, como distintivo
europeo que debe concederse, no a cursos europeos, sino a iniciativas europeas en el ámbito
de la enseñanza y el aprendizaje de las lenguas, de tal modo que difunda información sobre
los enfoques innovadores y anime a los iniciadores de tales proyectos. Este enfoque, apoyado
por los Estados miembros, está consolidado mediante una aplicación descentralizada.
En efecto, un Grupo de Trabajo compuesto por representantes de los Estados miembros
contribuyó a la definición del proyecto y a su realización en los distintos países. Las

10
COM(1998) 605 final.

9
autoridades nacionales son así responsables de la aplicación en el ámbito nacional:
pueden completar los criterios europeos elegidos con criterios nacionales; deciden el método
de definición de los proyectos; habilitan una estructura para tratar las candidaturas y
establecen un tribunal, en el que participa necesariamente un representante de otro país de la
Unión Europea. La Comisión garantiza el carácter europeo del distintivo organizando la
recogida y el intercambio de informaciones y apoyando la campaña de información
organizada por los distintos países participantes (la Unión Europea más Islandia y Noruega).
La Comisión favorece además la difusión de la información sobre los proyectos que
recibieron un distintivo.
A pesar del breve tiempo disponible para las campañas de información, así como de los
limitados recursos comunitarios y nacionales, el proyecto piloto de introducción del distintivo
suscitó un gran interés. Las autoridades nacionales competentes recibieron en total
545 solicitudes de atribución del distintivo, entre las que finalmente se concedieron
123 distintivos, distribuidos del siguiente modo (la cifra total representa más del 100%,
puesto que, a menudo, un proyecto incluye a más de un grupo o más de una lengua): 41% a
proyectos dirigidos a alumnos de 13 a 18 años; 30% a la educación o formación de adultos;
18% a escuelas primarias; 4% se entregaron al sector preescolar, un 15% al desarrollo
profesional de los profesores o formadores y 2% a padres de alumnos. Todas las lenguas
oficiales de la Comunidad estuvieron incluidas, a pesar de una neta preponderancia de las
lenguas de mayor difusión: un 50% de los proyectos que recibieron un distintivo se dirigían
(con frecuencia, entre otras lenguas) al inglés, un 43% al francés y un 30% al alemán.
La fase piloto tuvo una conclusión satisfactoria con la organización en Bruselas, en marzo de
1999, de un acto europeo que reunió a 29 proyectos típicos de los que habían obtenido el
distintivo. El acto permitió presentar los proyectos a los colegas de otros países, así como a
los responsables políticos y a los periodistas que también participaron. Con este motivo, se
difundió una publicación de la que puede encontrarse una versión revisada en el sitio Internet
de la Comisión (http://europa.eu.int/en/comm/dg22/language/label.html).
Un proyecto de evaluación de la fase piloto se ha debatido ya con el grupo de representantes
de los países participantes, y está en curso de finalización. La evaluación revela una voluntad
unánime de los países participantes de proseguir la iniciativa en el año 2000 y en los años
siguientes. En concreto, las prioridades futuras serán las siguientes:
– determinar, en cooperación con los Estados miembros, las posibilidades de:
 aproximar la iniciativa a los programas Sócrates y Leonardo, con los que el
distintivo está estrechamente relacionado;
 facilitar la atribución de fondos comunitarios, destinados a sufragar el coste de
las campañas de información, a los organismos de gestión nacionales;
– continuar valorizando el aspecto de «aprendizaje permanente» abarcando todas las etapas
de la educación y la formación;
– seguir garantizando una amplia cobertura lingüística y, en la medida de lo posible,
aumentar el número de solicitudes procedentes de proyectos dirigidos a las lenguas de
menor difusión y menos enseñadas de la Unión Europea;
– elaborar un calendario regular para el distintivo, coherente a escala europea, en particular
alentando a todos los países participantes a lanzar una convocatoria de propuestas anual y
abierta, y a entregar los distintivos y organizar las ceremonias de atribución entre
septiembre y diciembre de cada año.

2. LAS ACCIONES DESARROLLADAS EN EL MARCO DE LOS PROGRAMAS


COMUNITARIOS

10
Además de las experiencias piloto específicas mencionadas anteriormente, es útil recordar una
serie de medidas preconizadas en el Libro Blanco, que se efectúan normalmente en los
programas Sócrates, Leonardo Da Vinci y la Juventud con Europa.

Objetivo I: Fomentar la adquisición de nuevos conocimientos


− La movilidad: Los programas antes citados hacen que cada año más de
250 000 jóvenes se beneficien de una movilidad formativa.
− El reconocimiento de las competencias: El sistema de transferencia de
«unidades de valores» de enseñanza (ECTS «Sistema de Transferencia de
Créditos Académicos de la Comunidad Europea») facilita el reconocimiento de
los estudios emprendidos en el extranjero, y permite, pues, suprimir uno de los
obstáculos a los cuales se enfrentaban los estudiantes deseosos de ir al extranjero.
Varios Estados miembros están adaptando sus sistemas nacionales de créditos,
según el sistema ECTS, para garantizar la compatibilidad.
− La utilización de las nuevas tecnologías de información y comunicación con
fines educativos: A tal efecto, en diciembre de 1996, el Grupo de Trabajo
«Programas educativos multimedia» publicó una licitación conjunta sobre seis
programas de la Comisión: Leonardo da Vinci, Sócrates, Esprit, TAP, TEN-
TELECOM y TSER. La financiación de los proyectos elegidos (47 de las 800
propuestas recibidas) permitió apoyar, en el ámbito del programa informático
educativo y multimedia, sobre todo la innovación, tanto la tecnológica para el
desarrollo de nuevas herramientas y servicios y la pedagógica para servicios
educativos experimentales como la innovación en el ámbito de la formación
profesional para fomentar la eficacia y la diversidad de los enfoques. Alrededor de
500 organizaciones y empresas participan en estas asociaciones de proyectos que
empezaron a principios de 1998, y que están aún en curso.
Objetivo II: Acercar la escuela a la empresa

En el marco del desarrollo de la cooperación escuela/empresa reforzada por un enfoque


transnacional del programa Leonardo Da Vinci, se multiplicaron las acciones de movilidad
transnacional en formación inicial: en cinco años, cerca de 150 000 jóvenes habrán podido
beneficiarse de un apoyo a la movilidad: aprendices o en formación en alternancia, jóvenes
trabajadores en busca de un empleo o estudiantes. Más del 50% del presupuesto para la
segunda fase del programa debería consagrarse a esta movilidad, ya que el objetivo fijado es
que en un periodo de siete años (2000-2006) se llegue a 560 000 jóvenes en movilidad
transnacional de formación profesional inicial.
Varios proyectos piloto destinados a poner en contacto los centros de enseñanza o formación
y las empresas se han desarrollado en torno a los Itinerarios europeos de formación en
alternancia «Europass». En el programa Leonardo Da Vinci II, se hace hincapié en una
mayor participación de las PYME y de la artesanía y el apoyo brindado a los intercambios
entre universidades, centros de formación y empresas ha continuado.
El programa Sócrates también ha facilitado la aproximación de la escuela y la empresa
apoyando numerosas asociaciones escuela-empresa. Se ha hecho también un esfuerzo
particular en dirección de la formación de los profesores, para que se pongan en contacto
con la realidad de las empresas. Por otra parte, sólo en el marco del programa Sócrates, se
realizaron 100 000 períodos de prácticas en empresas por estudiantes cuyos estudios se
dirigen a adquirir una experiencia práctica.

Objetivo III: Luchar contra la exclusión

11
Con la intención de intensificar la lucha contra la exclusión, la Comisión ha adoptado un
doble planteamiento. Por una parte, la Comisión, de acuerdo con los Gobiernos interesados,
prestó su apoyo a las colectividades territoriales para la concretización de proyectos piloto de
«escuelas de segunda oportunidad» movilizando los Fondos estructurales. Por otra parte, la
Comisión emprendió, en el marco de ISPO (Oficina de proyectos de la sociedad de la
información, DG Sociedad de la Información), la explotación en red de los dispositivos y
medidas diversificadas de lucha contra la exclusión establecidos por los Estados
miembros. Próximamente se iniciarán algunos proyectos innovadores realizados en común,
gracias, principalmente, a la ayuda de la acción CONNECT, y destinados a probar, entre otras
cosas, medidas prometedoras para luchar contra el fracaso escolar. Estos proyectos se refieren
por ejemplo, a las competencias sociales o empresariales de los alumnos.
El programa Leonardo da Vinci está financiando un proyecto con el que se pretende
determinar y clasificar por categorías, en un plan de estudios, las cualificaciones que precisan
«los profesores que enseñan en las escuelas de la segunda oportunidad». Asimismo, el
apartado urbano del nuevo objetivo 2, así como el objetivo 3 «recursos humanos» de los
Fondos Estructurales ofrecerán más posibilidades.

Objetivo IV: Dominar tres lenguas comunitarias

Los programas Sócrates y Leonardo Da Vinci han permitido financiar proyectos piloto,
teniendo en cuenta los temas que el Libro Blanco había destacado como prioritarios. Así, la
selección de proyectos, orientada hacia el desarrollo de material didáctico tanto para los
alumnos como para los profesores, se centró principalmente en:
− el aprendizaje precoz con el fin de aprovechar la privilegiada capacidad de los
niños para aprender idiomas;
− la enseñanza de otras materias mediante lenguas extranjeras, también llamada
enseñanza multilingüe / bilingüe;
− la comprensión multilingüe que permite comprender otros idiomas, sin por ello
hablarlos o por escribirlos, explotando las semejanzas entre lenguas de una misma
familia.

Asimismo, se financiaron los siguientes proyectos:


− la publicación, destinada a los responsables políticos y al gran público, que recoge
el análisis de experiencias en el ámbito del aprendizaje precoz y dirigido
principalmente a la determinación de las condiciones para el éxito;
− la creación de una red (Euroclic) de apoyo a las personas que trabajan en la
enseñanza de otras materias mediante lenguas extranjeras, que se ocupa, entre
otras cosas, de la edición de un boletín y de la animación de un sitio Web
(http://www.euroclic.net): foro de intercambio para profesores, base de datos para
materiales didácticos;
− la creación de un sitio Web para difundir la información disponible sobre la
comprensión multilingüe tras la celebración de un seminario de especialistas
(http://inalco.fr/recomu/);
− la publicación de una guía sobre la calidad de los métodos y materiales para el
aprendizaje de lenguas; existe un folleto en el que se expone su estructura y
contenido;
− el desarrollo de un centro de recursos virtual sobre la enseñanza y el aprendizaje
de lenguas (Lingu@net-Europa) cuyo acceso es multilingüe.

12
Los resultados obtenidos hasta ahora pueden juzgarse satisfactorios. Al combinar las acciones
destinadas al terreno de la práctica con las dirigidas a los responsables políticos, el Libro
Blanco ha contribuido a que la promoción de la enseñanza y el aprendizaje de idiomas, que es
un proceso a largo plazo, sea objeto de debates. Asimismo, los proyectos han contribuido a
progresar en la aplicación de enfoques innovadores declarados prioritarios.

Objetivo V: Conceder la misma importancia a la inversión en equipamiento y la


inversión en formación

Este objetivo figura entre las prioridades elegidas para la aplicación del programa Leonardo
Da Vinci. Así, pudieron ponerse en marcha estos últimos años proyectos por los que se
favorecen enfoques innovadores de inversión. Contribuyeron a:
− promover el acceso a la formación continua en la empresa, por medio de
estrategias y planes de desarrollo de los recursos humanos, de planes de carrera
individual, de nuevos enfoques de organización del trabajo que tienen en cuenta
nuevas formas de relación laboral y nuevas herramientas de aprendizaje;
− desarrollar asociaciones entre las instituciones de formación, en particular a
nivel local y regional, con el fin de suprimir los obstáculos que obstaculizan el
acceso a la formación continua de las empresas, en particular, de las PYME;
− implicar a los interlocutores sociales en el desarrollo de dispositivos de
inversión y coinversión.

3. EL LANZAMIENTO DE NUEVAS IDEAS Y EL INTERCAMBIO DE EXPERIENCIAS

Para el objetivo I, «La adquisición de nuevas competencias»: al constatar que en todos los
países europeos se intenta determinar los conocimientos y las competencias clave y encontrar
los mejores medios de adquirirlos, evaluarlos y certificarlos, la Comisión sigue estudiando
cómo confrontar y difundir definiciones, métodos y prácticas interesantes.
Por otra parte, los socios de los 18 proyectos piloto iniciados por la Comisión están
convencidos de que deben fomentarse los tests automatizados para abarcar el mayor número
posible de conocimientos y competencias, pero a un nivel de calidad que esté garantizado a
escala europea. La Comisión ha alentado a los coordinadores de los proyectos piloto a
examinar la posibilidad de crear una estructura europea, gestionada por los propios
coordinadores, entre cuyas tareas estaría la de garantizar la calidad de los proyectos existentes
o futuros.
Para el objetivo II, «Acercar la escuela a la empresa», y en relación con la realización de
este objetivo, el Consejo aprobó el 21 de diciembre de 1998 una Decisión por la que se
establecían los itinerarios europeos de formación en alternancia, incluido el aprendizaje. En
la Decisión se recogía el contenido y los principios comunes que deben seguir los itinerarios
europeos de formación y se creaba el «EUROPASS-Formación». Este es un documento
comunitario de información que certifica que se ha efectuado un curso europeo. El año 1999
fue un año preparatorio; se introducirá a partir del 1 de enero de 2000.
El enfoque adoptado por la Decisión debería desarrollarse para todas las movilidades que
contemplan la formación vinculada al trabajo, incluido el aprendizaje, cualquiera que sea el
contexto en el cual se realiza la movilidad. En lo que se refiere a Europass, el programa
Leonardo Da Vinci es, por el momento, el instrumento privilegiado para el desarrollo de
itinerarios europeos, ya sea en forma de proyectos piloto o bien, sobre todo, como programas
de estancias e intercambios, sin por ello excluir otros entornos.

13
Para el objetivo III, «Luchar contra la exclusión», la Comisión organizó una serie de
reuniones con el fin de facilitar encuentros entre los responsables de las Escuelas de
segunda oportunidad. Se han organizado varios seminarios temáticos que han posibilitado el
lanzamiento de nuevas ideas y su aplicación en proyectos de cooperación, referentes, por
ejemplo, al espíritu de empresa de los jóvenes marginalizados, y al desarrollo en el ámbito
europeo del programa informático «Job Connect» (programa informático de orientación sobre
el mercado de trabajo) o la preparación de un plan de desarrollo de un programa «CVCART»
(que integra nuevos métodos más interactivos y dinámicos de identificación y valoración de
competencias) el cual espera una financiación comunitaria para poder empezar a trabajar.
El reto actual es ofrecer una auténtica dimensión europea a estas escuelas por medio de
intercambios transnacionales para profesores y jóvenes y la organización de acontecimientos
culturales y deportivos para los alumnos, como competiciones deportivas entre los alumnos
de escuelas de segunda oportunidad.
Se franqueó una etapa importante mediante la creación de una red electrónica de los
distintos sitios piloto que permite a las escuelas tener su «sitio Master» y proporciona
también una base de datos que permite evaluar y comparar los datos de las distintas escuelas.
Queda por destacar que la Comisión ha elaborado recientemente un boletín informativo de
los jóvenes, para el que alumnos de distintas escuelas han enviado trabajos, así como una
guía de apoyo sobre la creación de una escuela de segunda oportunidad .
Para el Objetivo IV, «Hablar tres lenguas comunitarias», la Comisión reunió grupos de
expertos con el fin de reflexionar sobre las acciones prioritarias para el desarrollo de cada uno
de los temas elegidos (véase la lista de los temas en el anexo III). Además de estas reuniones
de expertos se han organizado varios seminarios: por ejemplo, la conferencia reunió tanto a
expertos sobre el aprendizaje precoz como a responsables políticos, los cuales raras veces se
encuentran juntos, y de este modo se pudo mantener un debate muy interesante. La
publicación de las Actas ha gozado de gran difusión.
Un seminario en el que se reunieron los no muy abundantes expertos sobre comprensión
multilingüe, cuyas conclusiones fueron resumidas en una publicación y que fue el origen de la
creación de un sitio Internet (véase el punto 2), ha contribuido en gran media a ampliar el
debate sobre el tema y a iniciar otros proyectos. El balance del trabajo realizado desde el
primer seminario podrá hacerse rápidamente y permitirá, con seguridad, progresar en el
desarrollo de una estrategia sobre el tema.
Del mismo modo, varias conferencias y seminarios que se desarrollaron sobre la enseñanza de
otras materias con la ayuda de lenguas extranjeras y que se añadieron al desarrollo de la red
de apoyo (véase el punto 2), han permitido la difusión de información y el perfeccionamiento
de este enfoque.
En el servidor Europa se ha abierto un sitio Web sobre el aprendizaje innovador de lenguas
que da acceso a informaciones sobre las numerosas iniciativas emprendidas por la Comisión
en este ámbito.
En lo que se refiere al Objetivo V, «Conceder la misma importancia a la inversión en
equipamiento y a la inversión en formación», la Comisión, habida cuenta de la complejidad
del tema, había lanzado un estudio, cuyo objetivo consistía en establecer un inventario de
las disposiciones fiscales y contables correspondientes, vigentes en los Estados miembros.
El campo cubierto por el estudio se refería tanto a las empresas como a las inversiones
individuales de los trabajadores - una dimensión tanto más necesaria cuanto que la
adquisición de las competencias a lo largo de la vida requiere que los trabajadores
desempeñen un papel activo en el desarrollo de sus propias competencias.
Teniendo en cuenta los resultados preliminares de este estudio, se organizó un taller de
expertos, en mayo de 1998, con la participación de especialistas de las organizaciones que

14
han hecho un peritaje en ese ámbito (como la OCDE) y de los representantes de los
interlocutores sociales. La conclusión esencial de este taller de expertos fue la siguiente: «Es
necesario garantizar la igualdad de trato de la inversión en los recursos humanos concediendo
una importancia equilibrada a los factores materiales e inmateriales, a pesar de las
dificultades inherentes a este tipo de inversión, por definición incorporal, cuyos efectos,
difíciles de determinar, se distribuyen generalmente entre varios actores (empresas, individuo
y sociedad)». Por otra parte, la estrategia europea para el empleo, a raíz del Consejo Europeo
extraordinario de Luxemburgo de noviembre de 1997, menciona explícitamente la necesidad
de examinar la cuestión de las medidas incentivadoras, en particular, fiscales, para favorecer
las inversiones en recursos humanos.
La Comisión examina actualmente la posibilidad de desarrollar un marco político, con el fin
de dar un apoyo coordinado a un abanico de iniciativas que podrían definirse a cuatro niveles:
• La promoción del desarrollo de los recursos humanos como estrategia de empresa (la
dimensión de gestión y microeconómica) mediante, por ejemplo, la evaluación
comparativa por lo que se refiere a buenas prácticas en las empresas, en relación con su
competitividad, o también los indicadores que destacan los costes de estas inversiones por
una parte, y los beneficios para las empresas y sus trabajadores por la otra.
• La mejora del acceso a los mercados financieros (la dimensión de mercado de los
capitales) y más generalmente, a las fuentes de financiación, mediante la mejora de la
información sobre la «riqueza» de la empresa en términos de capital intangible, y de sus
inversiones en los recursos humanos (ej.: balances sociales de forma voluntaria). Las
redes de cooperación transnacional podrían, por ejemplo, contribuir a establecer métodos
comparables, más allá de los balances tradicionales.
• El refuerzo del empleo y el crecimiento por el desarrollo de los recursos humanos (la
dimensión fiscal y macroeconómica) podría valerse de indicadores macroeconómicos
cualitativos y cuantitativos, que asignen los distintos costes y beneficios a niveles
privados y sociales, mediante estadísticas comunitarias que deberían sobre todo integrar
información sobre las inversiones inmateriales. Además sería necesario el intercambio de
buenas prácticas en las políticas fiscales que promueven la inversión en formación.
• Debería favorecerse el desarrollo de mecanismos de cofinanciación para la formación
permanente (la dimensión de los interlocutores sociales), de acuerdo con los distintos
intereses implicados e integrando el principio de responsabilidad compartida. En este
contexto, podrían desarrollarse y negociarse formas transparentes de financiación, y
podría concretarse el concepto de inversión extendida en el tiempo en condiciones de
trabajo flexible.

III. LA CONTRIBUCIÓN METODOLÓGICA DEL LIBRO BLANCO A LA


GESTIÓN DE INNOVACIONES

Los resultados de aplicación del Libro Blanco, constatados al final del año 1999, permiten
preguntarse sobre el método adoptado para conseguirlos. El método seguido se sitúa, en
realidad, a tres niveles diferentes: en las instancias comunitarias, en los Estados miembros y a
escala del propio individuo. La innovación sólo puede ser un éxito, en el ámbito de la
construcción de Europa del conocimiento, si implica, al mismo tiempo, a la Unión Europea, a
los Estados miembros y a las distintas organizaciones nacionales y locales interesadas y, sobre
todo, al joven o al adulto en función de sus propias necesidades.

15
1. LA CONTRIBUCIÓN A LA INNOVACIÓN DE LAS INSTANCIAS COMUNITARIAS

De acuerdo con el texto del Tratado, la Comisión cumple con su misión cuando propone
acciones innovadoras en cumplimiento del principio de subsidiariedad. Al proponer
experimentaciones que concretaban los objetivos que el Libro Blanco había fijado, la
Comisión innovaba y tuvo que responder a cuestiones de distinta naturaleza.
Tuvo que explicar la importancia del problema que quería afrontar, la pertinencia de las
acciones que proponía y la necesidad de favorecer el nivel europeo.
A pesar de que, en general, los objetivos que había fijado el Libro Blanco encontraron un
amplio acuerdo en todas las instancias comunitarias y en los Estados miembros, las acciones
propuestas necesitaban inevitablemente aclaraciones de conceptos y de planteamientos, lo que
provocó que algunos de las experiencias empezaran con retraso. No obstante, tras un
profundo debate, fue posible, finalmente, avanzar sobre los diferentes objetivos, dentro del
total respeto de la subsidiariedad.
La Comisión demostró también la plusvalía que entraña elegir el nivel europeo para actuar.
Si en el caso de la aplicación de los itinerarios europeos de formación en alternancia o las
acciones de estímulo a la movilidad transnacional resultaba evidente, no lo era tanto en lo que
se refiere a experimentos como las pruebas automáticas de evaluación y validación de los
conocimientos o las escuelas de segunda oportunidad. En realidad, al fomentar estas
innovaciones, contribuyó a darles desde el principio e inmediatamente una dimensión
europea. Así, los responsables pudieron beneficiarse de encuentros e intercambios
transnacionales, aprovechándose de los ejemplos de buenas prácticas y de reducciones de
costes de desarrollo. Para definir lo que debe ser, por ejemplo, una «iniciativa innovadora en
la enseñanza y el aprendizaje de idiomas», en concertación con los Estados miembros, pudo
aprobar una lista de características y criterios comunes a los que deben responder estos
proyectos. La Comisión se hace así garante de la calidad de las experiencias que fomenta.
La Comisión siempre ha actuado en cumplimiento del carácter consustancial a cada proyecto,
según su entorno, y se ha esforzado en aportar una ayuda eficaz a las innovaciones. Esta
ayuda adoptó varias formas.
En la medida en que se trataba de innovar, buscó todo el peritaje accesible. Se basó en
grupos de expertos de alto nivel. Recurrió a asesores elegidos entre los mejores especialistas
de los problemas planteados. Organizó seminarios y coloquios que permitían a los
investigadores y a los actores confrontar sus gestiones. Encargó también estudios que hizo
publicar y difundir.
Generalmente, la Comisión aportó toda la ayuda que sus medios financieros le permitían, a la
difusión de la información, en el lanzamiento de los proyectos, al seguimiento de cerca y a
la difusión de los resultados, a partir de los primeros elementos conocidos. Esta campaña de
información sistemática, realizada con medios multimedia, en particular, en forma de sitios
Web y de redes electrónicas, permitió a los responsables y a los actores confrontar y
enriquecer sus gestiones.

2. LA COOPERACIÓN CON LOS ESTADOS MIEMBROS

La gestión de las innovaciones se efectuó sistemáticamente en cooperación con los Estados


miembros. Los representantes de los Estados miembros, de los distintos Comités, entre ellos
el Comité de la Educación, así como los Directores Generales de Formación Profesional,
fueron regularmente informados y consultados sobre la mejor manera de aplicar las
experiencias. La definición de los conceptos y sus características se decidieron
conjuntamente. En algunos casos, como el de la atribución del distintivo, se descentralizó

16
incluso la responsabilidad de su aplicación en el ámbito nacional y se confió a las autoridades
del país.
Para conseguir llevar a cabo las iniciativas, la Comisión pudo apoyarse en la movilización de
las colectividades territoriales, de los distintos directivos y de todos los responsables, en
los establecimientos, las universidades, empresas, asociaciones, in situ, para obtener su
cooperación y su ayuda. Favoreció voluntariamente un enfoque colaborador y flexible,
procurando tener siempre en cuenta las características consustanciales a cada proyecto según
su entorno.
La Comisión ha adoptado a menudo un doble planteamiento, iniciando experimentos y, en
paralelo, recogiendo y valorizando las medidas ya existentes en los Estados miembros. Tal
es el caso para los métodos de validación de las competencias ya existentes en los Estados
miembros que no se reducen a pruebas automáticas de evaluación y validación. Tal es
también la vocación del «segundo pilar» que da cuenta de los ejemplos significativos de
medidas aplicadas en los Estados miembros con el fin de luchar contra la exclusión social de
los jóvenes que han abandonado el sistema escolar. Puso en red estos dispositivos existentes,
lo que garantizó la promoción de intercambios de experiencias y proyectos de cooperación
transnacionales.

3. LA CONSIDERACIÓN DE LAS EXPECTATIVAS Y NECESIDADES DEL INDIVIDUO

El lugar central ocupado por el individuo y la consideración de sus necesidades específicas


constituyen el elemento más original del planteamiento propuesto por el Libro Blanco, que ha
sido respetado en su aplicación por todos los agentes que han participado.
Se estudiaron específicamente las nuevas necesidades de los jóvenes y de los adultos, en la
Europa del conocimiento, y las acciones lanzadas tuvieron como primer objetivo responder
a estas necesidades de formación permanente, de reinserción social, de mejores conocimientos
de las lenguas, etc. Estas innovaciones sólo encuentran en realidad su utilidad si se utilizan
realmente como respuesta a expectativas reales. Sin embargo, su utilización puede fomentarse
y estimularse. Los individuos deben ser motivados para desarrollar el mayor nivel de
conocimientos posible y para ponerlos al día a lo largo de su vida. Además el estímulo
para aprender sólo puede ser real si el esfuerzo puede valorizarse de forma fácil y sistemática.
Los proyectos pretendieron ofrecer cursos individualizados a todos. Son los individuos los
que deben ser actores y responsables de su planteamiento. Así pues, los métodos de
evaluación de los conocimientos y competencias deben permitir introducir mayor autonomía
individual en la construcción de una cualificación, volver a coger el gusto a la formación e
incitar a aprender a lo largo de la vida. El itinerario europeo de formación en alternancia, cuyo
aprendizaje se efectúa a partir del propio proyecto pedagógico. En las escuelas de segunda
oportunidad, se buscó sistemáticamente la individualización de los cursos: los jóvenes se
beneficiaron de una atención individual durante la cual se evaluaron sus competencias, sus
necesidades y sus aspiraciones; ellos mismos participaron en la definición de su curso
educativo y son invitados a asumir su entera autonomía.
El servicio voluntario europeo ofrece también a los jóvenes la posibilidad de elegir un
medio original de adquirir competencias sociales y personales que faciliten su transición hacia
la vida activa y ciudadana. Cerca de la mitad de los jóvenes voluntarios ven su voluntariado
europeo como un medio de tener una experiencia real de vida activa y de autonomía. La
experiencia así adquirida puede valorizarse, confirmarse o desarrollarse por medio de un
proyecto «capital futuro» para el cual el joven puede recibir un apoyo comunitario al término
de su servicio voluntario. Se trata de una acción «a medida» destinada a promover la
capacidad de iniciativa personal del joven en su evolución personal.

17
Para cada una de las acciones, el marco, la calidad de los profesores, formadores y tutores
así como la elección de los métodos pedagógicos activos fueron objeto de una atención
particular. Así, los jóvenes de las escuelas de segunda oportunidad se beneficiaron de un
seguimiento personalizado, garantizado por un tutor que evalúa los progresos realizados
(incluso en el comportamiento). El éxito del itinerario europeo de formación en alternancia
estará muy condicionado por la calidad del tutor pedagógico y la ayuda personalizada que
sepa aportar. La enseñanza y el aprendizaje de idiomas están también muy influidos por la
calidad de los profesores y formadores que las acciones comunitarias pretenden
sistemáticamente promover.
La individualización de la formación se justifica por el lugar importante que ocupan las
nuevas tecnologías de la información y la comunicación, tanto para autoevaluar sus
conocimientos y sus competencias por medio de Internet como para perfeccionar su
formación. Así, en el marco de las escuelas de segunda oportunidad, se pusieron a punto
algunos programas informáticos para el aprendizaje de las competencias básicas (leer,
escribir, contar) y también para la dirección y la orientación de los jóvenes en el mercado de
trabajo (programa informático «Job connect» desarrollado por la escuela de segunda
oportunidad de Leeds).

CONCLUSIONES

La comprobación de los resultados obtenidos hasta ahora por la aplicación del Libro Blanco,
permite tener en cuenta una serie de proyecciones. Algunas experiencias y ciertas acciones
innovadoras han contribuido muy activamente a la construcción de la Europa del
conocimiento. La Comisión, en cooperación con los Estados miembros, seguirá
profundizando en la reflexión basándose en estudios, seminarios e informes de expertos. En el
momento oportuno se organizarán coloquios para dar cuenta de las evaluaciones definitivas
de las experiencias y proseguir el debate con los Estados miembros sobre los méritos
comparados de las distintas experiencias emprendidas.
Por otra parte, las disposiciones previstas en la segunda fase de los programas Sócrates,
Leonardo Da Vinci y el nuevo programa Juventud (que integra el Servicio voluntario europeo
y La juventud con Europa), introducen nuevas pistas en la educación y formación, formal o
informal, con el fin de permitir la adquisición de nuevos conocimientos y competencias para
todos los grupos de ciudadanos europeos. Otros proyectos innovadores, como el de la
'Universidad flexible' y la 'Escuala de mañana' financiados bajo el programa IDT 'Tecnologias
de la Sociedad de la Informacion', estan basados en el mismo enfoque. La Decisión para la
promoción de itinerarios europeos de formación en alternancia y de aprendizaje ya ha sido
adoptada, y otros textos jurídicos están también previstos o en fase de decisión. La Comisión
ha podido así, inspirándose, entre otras cosas, en el Libro Blanco, dar a la innovación la
importancia que merece.
Los Europeos deben innovar siempre. La Comisión los sostendrá en su planteamiento. Las
batallas del futuro se ganarán en el campo de los conocimientos y competencias.

18
Anexo I

LOS TEST AUTOMÁTICOS DE EVALUACIÓN DE LOS CONOCIMIENTOS Y LAS


COMPETENCIAS

PROYECTOS EN CURSO ÁMBITO COFINANCIADOS


POR EL
PROGRAMA

AEVEM Matemáticas Leonardo

MAC Física Leonardo

EVALING Expresión escrita Leonardo

ECDL Informática Leonardo

MAPS Competencias clave Leonardo

MESAS Comercialización Leonardo

Tarjeta de Competencias Banca Leonardo


Bancarias

REPERES Servicio al cliente Leonardo

MECAM Montaje Leonardo

MEDIA-EVAL Métodos Industriales Leonardo

TEBE Biología Sócrates

EACC Química Sócrates

ISOCRATES Derecho Sócrates

Prueba Agua Medio Ambiente / Agua Sócrates

Ciencias de la Alimentación / Medio Ambiente Sócrates


Alimentación y Medio
ambiente.

Estadísticas para Estadísticas Sócrates


ingenieros

Geografía Geografía Sócrates

DIALANG (15 lenguas Lenguas Sócrates


comunitarias)

19
Anexo II

ESCUELAS DE SEGUNDA OPORTUNIDAD

(Situación)

País Ciudad Número de alumnos Comienzo


(cifra inicial y
capacidad máxima)

Francia Marsella 60 –400 Escuela operativa


(noviembre de 1997)

Burdeos 50 – 150 2000

España Bilbao 40-150 Escuela operativa


(Noviembre de 1997)

Barcelona 300 Escuela operativa


(noviembre de 1998)

Italia11 Catania 80 Escuela operativa


(Febrero de 1999)

Alemania Halle 50 Escuela operativa


(noviembre de 1997)

Colonia 150-600 Escuela operativa


(noviembre de 1997)

Finlandia Hameenlinna 100-100 Escuela operativa


(noviembre de 1997)

Portugal Seixal 60 Enero de 2000


(financiación FSE por
confirmar)

Grecia Atenas 80 Después del verano


1999

Reino Leeds 50 - 300 Escuela operativa


Unido12 (marzo de 1998)

Dinamarca Svendborg 250 Finales de 1999

Países Bajos Heerlen 30-100 (a confirmar) Operativa (abril de

11
Está prevista la creación de una red nacional.
12
Está prevista la creación de una red nacional de 20-30 ciudades, de la que formarán parte los
beneficiarios del programa "New Start".

20
1999)

Suecia Norrköping 30 - 100 Operativa (enero 1999)

Luxemburgo Por determinar Por determinar El inicio de un proyecto


piloto está previsto en el
acuerdo gubernamental

El Estado miembro en cuestión seleccionó el lugar de cada proyecto a propuesta de la CE. En


total, la Comisión recibió más de 90 manifestaciones de interés espontáneas que emanaban
de colectividades territoriales. Un fuerte interés existía, en particular, en el Reino Unido (25),
en Francia (17), España (10), Alemania e Italia (7 cada uno).

21
Anexo III

TEMAS PRIORITARIOS PARA EL DESARROLLO Y EL APRENDIZAJE DE LAS


LENGUAS

– El aprendizaje precoz de idiomas: además del deseo de aprovechar las capacidades


privilegiadas de los jóvenes y niños para aprender idiomas, ampliamente documentadas,
un aprendizaje temprano permite liberar recursos para la continuación del aprendizaje
en una fase posterior.

– La enseñanza de otras materias con ayuda de lenguas extranjeras, llamada también


enseñanza multilingüe/bilingüe: una lengua aprendida puede, a partir de un
determinado momento, utilizarse como herramienta de aprendizaje.

– La comprensión multilingüe: aprender a entender otras lenguas, sin por ello aprender a
hablarlas o escribirlas (desarrollo de competencias parciales), explotando al mismo
tiempo las semejanzas entre lenguas de una misma familia: este enfoque permite
ampliar más fácilmente el número de lenguas conocidas partiendo de las ya conocidas /
aprendidas y constituye una entrada innovadora en la adquisición de competencias
«completas».

– La evaluación de la calidad de los métodos y materiales de aprendizaje: vista la


mayor diversidad en los métodos y materiales de aprendizaje, la necesidad de una
herramienta que recoja indicadores de calidad para los impulsores y los usuarios se hace
cada vez más necesaria.

– El intercambio de información, creación de un centro de recursos virtual: la


multiplicación de recursos para la enseñanza y el aprendizaje de lenguas es la base de
una necesidad de intercambio de información estructurada.

– Las lenguas y las culturas: este tema es transversal a los otros.

En el debate sobre el Libro Blanco se definieron otros dos temas complementarios: los
profesores de lenguas y el aprendizaje de lenguas por los adultos.

22