Está en la página 1de 2

07-Enero-2010

Excélsior

Buscan arrebatar al Ejecutivo facultades

Alejandro Sánchez

El PRI impulsará que sea el Legislativo el que fije precios de combustibles; el PRD adelanta su
apoyo, así como el Congreso tiene facultades para fijar el precio de venta del barril de petróleo, la
fracción del PRI en la Cámara de Diputados va a otorgarle facultades al Poder Legislativo para
establecer los precios del gas LP y las gasolinas.

Todo indica que la Secretaría de Hacienda perderá el control de las tarifas porque la fracción del
PRD respalda la medida. El caso de los combustibles sería la primera de varias acciones de este
tipo, pues también se contempla que los legisladores fijen las tarifas eléctricas.

La diputada priista Marcela Guerra adelantó que su bancada, la cual es mayoría en la Cámara baja,
está en la redacción del documento que sería presentado la próxima semana.

Ofreció varios argumentos para hacer las modificaciones legislativas:

1. Dijo que la venta del barril de petróleo se fijó para 2010 en 59 dólares y que actualmente el
precio anda muy por arriba, hasta 83 dólares, lo que permitirá al Ejecutivo captar más de 130 mil
millones de pesos este año.

2. Aseguró que si bien el PAN sostiene que la gasolina es más barata en México que en el
extranjero, hay sustanciales diferencias a la hora de adquirirla. Por ejemplo: para que un
estadunidense compre un litro sólo tiene que trabajar cuatro minutos de su tiempo, mientras que
un mexicano debe laborar una hora para adquirir también un litro.

O, mientras en México un automovilista llena un tanque de gasolina con 370 pesos o 400, en
Venezuela un ciudadano de aquel país lo hace con el equivalente a 40 pesos mexicanos.

3. Sostuvo que en la miscelánea fiscal para 2010 se aprobaron aumentos a impuestos como el IVA,
al pasar de 15 a 16%; ISR, de 28 a 30%; Impuesto Empresarial a Tasa Única (IETU), así como
Impuestos a Depósitos en Efectivo (IDE), para allegar recursos al gobierno federal.

Explicó que a estos incrementos se le suman los impuestos que han decidido subir las
administraciones locales, como es el caso del gobierno del Distrito Federal, donde además el
boleto del Metro cuesta 50 por ciento más que en 2009.

Guerra, legisladora federal por Nuevo León, dijo que el incremento al gas y la gasolina es
inflacionario desde el primer día de su aplicación. “Además de los nuevos impuestos como el IVA,
ha desencadenado ya un incremento a productos alimentarios. La canasta básica ya aumentó
hasta 15% y se espera que en las siguientes semanas se duplique, o sea a 30%, por eso estamos
totalmente en desacuerdo con la forma en que se está manejando la política financiera”, dijo.
Manifestó que la oposición no tiene información del gobierno en la que se haya basado para
oficializar los nuevos precios del combustible.

“Lo que tenemos que hacer los legisladores ahora es cambiar las reglas y cambiar las reglas quiere
decir que así como estamos facultados para poner el precio en carátula, el precio del barril en
materia de ingresos, también lo vamos hacer para las gasolinas y el gas, evaluando si lo vamos
hacer con la luz”, explicó.

Marcela Guerra aclaró a pregunta expresa que no se trata de denostar al Presidente de la


República con esta medida. “Se trata simple y sencillamente de que en el Congreso se discutan los
precios, porque la Secretaría de Hacienda elevó los precios del gas LP y las gasolinas de una forma
discrecional, unilateral y autoritaria”, agregó.

Pero advirtió: “Con las modificaciones ya no lo podrá hacer, porque ahora va a tenerse que topar
con la voluntad colectiva de una Cámara de Diputados. Ese es el espíritu de la iniciativa que
estamos preparando y que vamos a afinar en estos días. Se trata de un simple ordenamiento a
varias leyes”.

Jesús Ortega Martínez, presidente nacional del PRD, adelantó que los legisladores de su partido en
San Lázaro apoyarán la iniciativa del PRI para que sea el Congreso y no el Ejecutivo federal el que
determine los costos y las alzas de los combustibles.

Al señalar que dicha propuesta ha sido formulada por el partido del sol azteca desde hace ya
varios años, Ortega Martínez destacó que al reformar la ley se evitará que el gobierno federal
continúe aplicando una política lesiva contra los ciudadanos al incrementar sin ninguna revisión el
precio de las gasolinas y diesel en el país.

Aunque calificó de demagógicas las declaraciones de Beltrones y de Beatriz Paredes, pues


“intentan lavarse las manos”, ante la sociedad y dejar en el olvido que los priistas fueron
cómplices del PAN para aumentar el IVA.