Está en la página 1de 6

CORPORACIÓN JÓVENES Y MAÑANA

NIT: 806.007.865-1
Personería Jurídica 1909 de 02 de diciembre de 2011
CENTRO DE ATENCION ESPECIALIZADA VILLA LUZ

COMPONENTES DEL MODELO DE ATENCIÓN

1. TRASCENDENCIA Y SENTIDO DE VIDA:

Este componente busca que el adolescente o joven se confronte en la crisis existencial entre la
opción de que sus conductas estén relacionadas con la ilegalidad o la posibilidad de emprender un
proceso de cambio hacia la construcción de alternativas y expectativas de una vida a partir del
reconocimiento de sus potencialidades y la resignificación de su vida, en últimas, que le dé un
sentido concreto a su existencia personal y familiar en este momento de su trascurrir vital.

Con este componente se garantizan especialmente los derechos relacionados con la categoría de
existencia establecida en la Convención de los Derechos del Niño, que busca que los adolescentes y
jóvenes cuenten con las condiciones para preservar y disfrutar su vida. El ser humano es ante todo
posibilidad de cambio, de transformación, de aprendizaje desde las vivencias por más dolorosas que
estas sean, lo cual evidencia la capacidad de resiliencia. El ser humano es libre de establecer
propósitos a su vida y hacerse responsable de las decisiones que toma. Lo que solemos llamar “el
sentido de la vida”, integra lo que el sujeto es y sus transformaciones subjetivas.

El trabajo en este componente requiere de la sensibilización de los adolescentes y jóvenes frente a


sus formas de relación con la vida y con los otros seres humanos, a fin de potenciar los factores de
resiliencia personal y familiar que han incidido en las decisiones que ha adoptado (aunque no sea
plenamente consciente de ello) y que pueden llegar a incidir en la adopción de unos u otros caminos
de realización personal.

En este marco, el cuidado de sí mismos es asumido como una forma de entender la construcción de
los sujetos desde el cuidado del propio cuerpo y de la vida, orientados hacia el bienestar existencial,
lo cual tiene relación directa con el cuidado de su salud física, mental, emocional y espiritual. Lograr
la propia transformación es un asunto al que le subyace una ética y una estética de la vida. Se trata
de fortalecer la conciencia de sí y de sus posibilidades, el cuidado y la solidaridad consigo mismo,
con el otro y con el mundo, se pueden constituir en la pauta relacional básica del sistema de
relaciones en que transcurre la cotidianidad del adolescente. Cuando el adolescente o joven puede
iniciar la exploración de sí mismo desde el cuidado de su cuerpo, desde un conocimiento
experiencial con un referente práctico de conciencia de sí a través de opciones como la meditación,
el yoga, la danza, la cultura, el deporte, logra empezar a sanar y a superar situaciones de
CORPORACIÓN JÓVENES Y MAÑANA
NIT: 806.007.865-1
Personería Jurídica 1909 de 02 de diciembre de 2011
CENTRO DE ATENCION ESPECIALIZADA VILLA LUZ

sufrimiento, a canalizar el vaivén que la mueve entre la vida y la muerte, fenómeno que no siempre
están interesados en poner en palabras en los espacios formales de intervención propios del ámbito
institucional.

Se ha de propender por instituir relaciones de cuidado con sí y con las demás personas, y con sus
entornos en tanto se logre interiorizar de forma consciente lo que implica el bienestar, en este
proceso, es claro que el equipo de formadores, profesionales psicosociales y representantes del
mundo adulto son altamente significativos para cada adolescente y joven, pues se constituyen en un
punto de referencia práctico y cotidiano con el que les es dable interactuar en los diferentes espacios
de intervención.

En este sentido, desarrollar la temática de educación ambiental tiene profundos beneficios para la
población adolescente, pues educa sobre la responsabilidad del individuo sobre su entorno y el
futuro del país y el mundo y la vida en sí misma, el impacto que tienen las acciones y la importancia
del consumo responsable. Igualmente, la educación y sensibilización ambiental fortalece su vínculo
con la naturaleza, el entorno y promueve el pensamiento crítico.

El abordaje desde este componente permite favorecer que los adolescentes y jóvenes busquen
sentido a su vida, a pesar de las incertidumbres y limitaciones que deben enfrentar, reordenando y
evaluando momentos pasados con sentido y por tanto identificando nuevos sentidos a la vida. De
igual manera el análisis de nuevas maneras de afrontar dichas limitaciones. Es imperativo promover
espacios desde los diferentes niveles que promuevan reengancharse a la vida, desarrollar
habilidades de afrontamiento que les permita trascender y aprender a reconocer entre las
limitaciones que pueden cambiar y/o superar, y aceptar aquellas que no; mejorar la adaptación
psicológica al contexto institucional en el cumplimiento de medidas y sanciones a través de darle
sentido a la vida.
CORPORACIÓN JÓVENES Y MAÑANA
NIT: 806.007.865-1
Personería Jurídica 1909 de 02 de diciembre de 2011
CENTRO DE ATENCION ESPECIALIZADA VILLA LUZ

COMPONENTES DEL MODELO DE ATENCIÓN


2. AUTONOMÍA DESDE LO PEDAGÓGICO:
La autonomía se va conquistando a medida que él y la adolescente o joven se conoce y se siente
capaz de hacerse responsable de sí mismo, volviéndose independiente de otros, lo cual se refleja en
sus particulares formas de ser, estar y hacer en el mundo.
Es necesario empezar por la auto-reflexión, desde una mirada crítica en ese encuentro consigo
mismo y de las relaciones construidas con los otros hasta llegar a asumir de forma consciente la
responsabilidad por las consecuencias de sus propias decisiones. Ese es quizá el logro más
importante al que podría aspirar el proceso de atención de los adolescentes y jóvenes del SRPA.

Para poder proyectarse en un nuevo sentido él y la adolescente o joven en esta transición gradual
hacia los roles adultos, hay que partir y hacer evidentes las capacidades y las áreas personales a
fortalecer, generando productos culturales y simbólicos que le permiten explorar sus posibilidades,
así como desde la experiencia vivencial de los oficios y artes, para llegar a la valoración del trabajo
con una intencionalidad y un trasfondo de creación y de proyección a futuro por una causa propia.

Ser autónomos es asumir la responsabilidad de ser libres, con poder para ejercer los derechos en la
búsqueda del sentido de la vida que se da a través del trabajo que se elige aportando a la propia
realización personal y social y del fortalecimiento de los vínculos con las personas significativas que
dan soporte en esa reconfiguración subjetiva. La autonomía es lograr el autogobierno de la propia
vida, decidir cómo emplear el tiempo y encontrar nuevas formas de significar la vida.

También da cuenta de la capacidad del adolescente o joven para interiorizar las normas sociales y
los límites en la convivencia inmediata y en espacios comunitarios, no como una imposición del otro
sino comprendiendo su importancia en el ordenamiento social. En este sentido, es también la
posibilidad de asumir los conflictos como parte de la vida, tanto en la concertación y resolución
deberá prevalecer el bien común y el acuerdo de cómo queremos vivir en sociedad.

Este componente implica en la atención de cada adolescente o joven, una relación con la
aprehensión del conocimiento y cómo se utiliza para encontrar un espacio en lo educativo y lo laboral
marcando la misión con la vida, parte del saber, las experiencias y las habilidades con que cuenta él
o la adolescente o joven enfocando sus intereses de tal forma que la lleven a tomar decisiones y a
buscar alternativas de proyección para la vida autónoma; por lo que permite la garantía del ejercicio
de los derechos en las áreas de desarrollo y educación.
CORPORACIÓN JÓVENES Y MAÑANA
NIT: 806.007.865-1
Personería Jurídica 1909 de 02 de diciembre de 2011
CENTRO DE ATENCION ESPECIALIZADA VILLA LUZ

En este componente es fundamental el desarrollo de habilidades para la toma de decisiones,


proceso que parece sencillo, pero que en si es complejo y requiere de una serie de pasos que
permita el análisis de consecuencias de las decisiones tomadas. Pasos que deben ser enseñados y
requiere de un entrenamiento consiente hasta que se logra desarrollar las habilidades requeridas.
COMPONENTES DEL MODELO DE ATENCIÓN
3. FORTALECIMIENTO DE VÍNCULOS
El ser humano para sobrevivir necesita ser y sentirse amado, acogido y valorado por otros seres
humanos. La capacidad de sentir apego y construir vínculos duraderos con otras personas se
construye en los primeros años, momento en el que se requiere del calor y la cercanía, el cuidado,
las caricias y el amor de quienes lo rodean.

En el curso de vida hay transiciones importantes, en el caso de la etapa adolescente, los adultos
cambian en la expresión de sus emociones y demostraciones de afecto hacia ellos, lo cual no
siempre pasa por la generación de acuerdos de nuevas pautas afectivas y relacionales, sin embargo,
el o la adolescente o joven comunica de muchas formas su necesidad de amor en comportamientos
de resistencia o en agresiones hacia sí mismo o hacia los otros.

Los adolescentes y jóvenes que han ingresado al SRPA evidencian la necesidad de sentirse
protegidos y amados. Se asume que en ocasiones hay rupturas y pérdidas importantes que hacen
necesaria la reconstrucción de las relaciones afectivas con la familia, la pareja o los hijos/hijas; de
manera que en este componente el trabajo se centra en el análisis de las redes vinculares del
adolescente y joven y de las maneras como las conductas determinan cambios en los significantes
afectivos; de ahí, se sigue con el fortalecimiento de los vínculos existentes y con la activación de las
redes de apoyo que evidencien mayor capacidad para mediar su inclusión.
El sujeto está constituido por múltiples subjetividades, producto de sus vínculos y sus relaciones, su
comprensión del cambio y el desarrollo interno generado por su relación del “adentro y afuera” como
un todo funcionando articuladamente, integrando constantemente la propia experiencia de vida
personal y colectiva y su comprensión de mundo. El desarrollo de este componente supone el
ejercicio de los derechos a la protección que buscan que los adolescentes no sean afectados por
factores perjudiciales para su integridad y su dignidad humana.

En este sentido, el ser humano va tejiendo redes emocionales y redes sociales de comunidad, cada
adolescente y joven cuenta en muchos casos con otro u otra significativa un referente positivo que es
importante identificar ya que puede acompañar su proceso y coadyuvar en el desarrollo de las
capacidades emocionales y sociales que son definitivas para lograr su inclusión social.

Los referentes positivos constituyen uno de los factores protectores de adolescentes y jóvenes,
quienes han sido referidos en un primer momento, los cuales pueden ser personas cercanas de la
CORPORACIÓN JÓVENES Y MAÑANA
NIT: 806.007.865-1
Personería Jurídica 1909 de 02 de diciembre de 2011
CENTRO DE ATENCION ESPECIALIZADA VILLA LUZ

familia o del barrio, quienes los escuchan en los momentos de crisis, comparten actividades lícitas,
los orientan en las decisiones que toman, y las los animan para estudiar, trabajar y basar su proyecto
de vida dentro de la cultura de la legalidad.

COMPONENTES DEL MODELO DE ATENCIÓN


4. CAPACIDAD RESTAURATIVA

Se busca fortalecer la capacidad de los adolescentes y jóvenes para restablecer las relaciones
afectadas por los conflictos no resueltos con los otros. Parte de sensibilizarlos para que aprendan a
ponerse en el lugar del otro desarrollando la empatía, para que sean conscientes de cómo sus
conductas afectan las relaciones con otros y lesionan la ley, para que logren asumir la
responsabilidad personal y social enfrentando las consecuencias de sus actos.

El o la adolescente y joven debe centrar su comportamiento y relaciones en la búsqueda de la propia


dignidad humana y de la dignidad de los otros como una realidad posible para todos. Por lo anterior
en este componente se pone en juego la garantía del ejercicio de los derechos del área de
participación y ciudadanía, es decir, que hombres y mujeres adolescentes y jóvenes sean tratados
como personas capaces de opinar sobre los asuntos que los afectan y de ejercer responsablemente
sus derechos y que tengan las condiciones básicas para la vida en sociedad y para ejercer la
libertad.

El desarrollo de la capacidad restaurativa exige poner en práctica o hacer un uso en todas sus
interacciones con otras u otros adolescentes y jóvenes y con personas adultas, del enfoque
restaurativo, que “visto como una filosofía de vida, (…), apuesta por el fortalecimiento de una ética
de la convivencia y la responsabilidad, ve el delito, la violencia y el conflicto como una oportunidad
para humanizar y dignificar, no puede limitarse a la cuestión de orden penal, exige una coherencia
con los valores y principios que llegan a muy distintas esferas de la vida en sociedad (…), Puede ser
aplicada desde la familia, en la disciplina, en la formación de los hijos, en espacios escolares y
obviamente otros ámbitos de interacción social. (…), Cuando ya el delito ocurre, hay víctimas y
victimarios puede convertirse en un complemento”. -De este modo los principios de justicia
restaurativa son coincidentes con los de la paz, y por ello se logra maximizar su potencial creador
cuando los llevamos a espacios de construcción social” lo cual se constituye en la labor más
CORPORACIÓN JÓVENES Y MAÑANA
NIT: 806.007.865-1
Personería Jurídica 1909 de 02 de diciembre de 2011
CENTRO DE ATENCION ESPECIALIZADA VILLA LUZ

importante de los formadores y profesionales a partir de sus propios comportamientos y relaciones


con ellos y ellas, de tal forma que este tipo de procesos se vuelva inherente a la convivencia
cotidiana y se incorpore a través del desarrollo de prácticas restaurativas, fortaleciendo en la
convivencia, el pensamiento crítico, el respeto por la dignidad humana, su capacidad de resiliencia,
solidaridad, empatía, manejo de conflictos para el restablecimiento de las relaciones afectadas por
sus actos.

También podría gustarte