Está en la página 1de 3

REGIMEN Y SISTEMA POLITICO 1 NOTA:

NOMBRE
Laura Camila Díaz Castañeda

NOMBRE
Angie Paola Valero Huertas

Reseña Memorial de Agravios


En este texto podemos ver que su autor (Camilo Torres) lo único que solicitaba era una igualdad
de privilegios, poder gobernar junto con ellos, más participación, justicia, entre los criollos o
“España americana” (como el lo nombraba) y la “España europea”, y expone todas sus razones,
quejas y exigencias de todos los “españoles americanos”, el no buscaba independencia y tampoco
frenar los abusos de los colonizadores. Quería que los tuvieran en cuenta como lo que eran, hijos
de España, y que se les tomara en cuenta de manera igualitaria en situaciones como en la junta
central en donde solo podían tener un solo diputado por cada “reino o capitanía” cuando a los
representantes de la España Europea se les otorgó de a dos diputados por cada provincia, como
habían tan pocos diputados de la Nueva Granada en comparación con España varios de los
criollos y de la población americana no se sentían representados en esta junta, esta y muchas
injusticias y discriminaciones como la prohibición de la participación de los criollos en altos cargos
públicos, conllevaron al surgimiento de un gran inconformismo y como resultado se escribió el
memorial de agravios como una respuesta un poco mas directa a todas estas situaciones que se
estaban viviendo, todo esto les sirvieron para darse cuenta que estaban siendo discriminados solo
por no haber nacido en la España Europea. Pues el mismo refutaba “somos tan Españoles como
los nacidos allá” este texto revelaba el verdadero y real sentimiento de los criollos.

La igualdad y la justicia es lo que se solicitaba, debido a sus riquezas por lo que argumenta las
diversas razones de igualdad de los españoles peninsulares y los españoles americanos, la junta
central de etapa era la misma junta de Sevilla, unos de los detonantes fue la prohibición de los
criollo en altos cargos políticos, la publicación de los derechos humanos tales como la libertad
individual. a ocupación francesa de Madrid, cuando José Bonaparte, hermano de Napoleón, se
proclamó como nuevo rey de España y las Indias el 6 de junio de 1808, hizo evidente la crisis
imperial, marcando indiscutiblemente un punto de flexión en el curso de la política de España y de
sus colonias. Ante la vacancia en la corona, los diferentes reinos y provincias formaron juntas de
1
gobierno para contrarrestar el poder del rey francés y se erigió una Junta Suprema de Gobierno
que decía representar a todos los reinos, incluidos los de América. Esta Junta emitió, el 22 de
enero de 1809, el decreto que establecía que los vastos y preciosos dominios que España posee
en las Indias no son propiamente colonias o factorías como los de otras naciones, sino una parte
esencial e integrante de la Monarquía española.

Esta igualdad en el decreto estuvo acompañada por una invitación a que solamente un diputado
por cada virreinato o capitanía general de América se integrara al seno de las Cortes, número
insignificante frente al de representantes peninsulares, Camilo Torres redactó por encargo la
Representación del Cabildo de Santafe, conocida como Memorial de Agravios, que aunque nunca
llegó a España circuló entre los granadinos.
América España, son dos partes integrantes constituyentes de la monarquía española, bajo de
este principio, i el de sus mutuos y comunes intereses, jamás podrá haber un amor sincero y
fraterno, sino sobre la reciprocidad e igualdad de derechos. Tan españoles somos, como los
descendientes de Don Pelayo, y tan acreedores, por esta razón, a las distinciones, privilegios y
prerrogativas del resto de la nación. La ley es la expresión de la voluntad general; y es preciso que
el pueblo la manifieste. Este es el objeto de las Cortes: ellas son el órgano de esta voz general

La Instrucción del Cabildo de Quito fue una justificación de la legitimidad de las acciones de la
Junta que en dicha ciudad se había formado el 10 de mayo de 1809: Creíamos que teníamos los
mismos derechos que los pueblos de la Península, porque no somos ni menos hombres ni menos
vasallos de Fernando VII que los españoles europeos. De la Capitanía General de Venezuela se
conoce la Instrucción preparada el 29 de julio de 1809. En ésta se rechazó la invasión de los
franceses, se declaró la lealtad a la monarquía y se reconoció la autoridad de la Junta Central
como depositaria de la soberanía. La Instrucción contiene “ las reflexiones que nos han ocurrido
después de alguna meditación, como que influyen en la regeneración de los derechos y
prerrogativas de los ciudadanos.

Conclusión

En cuanto a la ilustración, la América no tiene la vanidad de creerse superior, ni aun igual a las
provincias de España. Gracias a un gobierno despótico, enemigo de las luces, ella no podía
esperar hacer rápidos progresos en los conocimientos humanos, cuando no se trataba de otra
cosa que de poner trabas al entendimiento. La imprenta, el vehículo de las luces, y el conductor
2
más seguro que las puede difundir, ha estado más severamente prohibido en América, que en
ninguna parte. Nuestros estudios en filosofía, se han reducido a una jerga metafísica, por los
autores más obscuros y más despreciables que se conocen. De aquí, nuestra vergonzosa
ignorancia en las ricas preciosidades que nos rodean, y en su aplicación a los usos más comunes
de la vida. No ha muchos años que ha visto este Reino, con asombro de la razón, suprimirse las
cátedras de derecho natural y de gentes, porque su estudio creyó perjudicial. ¡Perjudicial el
estudio de las primeras reglas de la moral que grabó Dios en el corazón del hombre! ¡Perjudicial el
estudio que le enseña sus obligaciones, para con aquella primera causa como su autor de su ser,
para consigo mismo, para con su patria, y para con sus semejantes! ¡Bárbara crueldad del
despotismo, enemigo de Dios, y de los hombres, y que solo aspira a tener a estos, como manadas
de siervos viles, destinados a satisfacer su orgullo, sus caprichos, su ambición, y sus pasiones!