Está en la página 1de 3

Eugenys Betancourt 3RO A NO.

3
La Tía Doña Chisme

En un pueblito al sur del país, en la calle Acusado esquina querella del sector Don
Condenado donde reside la señora Queja junto a su esposo destacamento y sus dos
hijos Aragonés y Holgazán.
Un día como cualquier otro para esta familia como de costumbre era desayunar
juntos hablar de los por menores de su día reciben la inesperada visita de la tía
Doña Chisme, la cual le encantaba llegar de sorpresa para ver en que anda su
familia y para que no se nieguen a recibirla. Pero esta vez no era como las otras
veces que la tía llegaba esta vez vino acompañada de un mal augurio, el clima
cambió se puso oscuro el cielo, el sol se ocultó, empezaron a presentarse luces
intermitentes en el cielo, relámpagos, empezaron a sonar fuerte golpes, truenos y
callo una fuerte lluvia que duró varias horas,
Destacamento: es increíble tía llega inesperadamente no conforme con eso nos trae
una tormenta. Este era muy supersticioso.
Doña chisme: pero que malo agradecido vengo a darle calor a mi familia y se
quejan porque el clima cambió, acaso no se pasan el año entero quejándose de que
este clima en este pueblo es caluroso y seco, que viven comiendo polvo porque las
calles no están pavimentadas y que la casa vive llena de sucio por el polvo que
entra, parece que viven en un desierto. A lo que contesta
Doña Queja: si tía pero también es sabido que si llueve se hace un lodo color rojo y
un charco de agua que hace que se inunden las calles y las carretera como si fuera
un río para andar en bote, mire como se va poniendo las calles ahora no se pude
caminar y los vehículos se quedan estancado. Es imposible ahora entrar o salir solo
nos queda mirar.
Doña chisme: ¿acaso después de un rato no desaparece el agua?
Doña queja: pues no tía sabes que pasa que este es un pueblo olvidado hasta por la
naturaleza, los políticos se muchos no saben que este lugar existe, aunque cuando
se acercan las elecciones saben hasta donde empieza y termina este sector, muchos
le dicen tierra de nadie y tierra de todos por momentos, porque cuando necesitan el

Eugenys Betancourt 3RO A NO.3


voto vienen y prometen que nos arreglaran las calles nos harán contene, filtrante de
toda una vez que tiene el puesto asegurado todo queda en los recuerdos.
Al pasar las horas la tía Doña Chisme se da cuenta que la acumulación de agua no
baja ya que la tierra no absorbe nada.
Cuando se percató de eso, se dio cuenta que el pueblo no contaba con un sistema
de alcantarillado por el cual pudieran salir las aguas provocadas por la lluvia.
Al otro día, Doña Chisme se paseó por todo el pueblo para observar los daños que
causaban los aguaceros (aunque no eran contantes, generaban muchos daños
estructurales a las edificaciones del lugar).
Luego de su estancia en casa de Doña Queja su hermana, partió hacia la ciudad
más cercana para buscar métodos factibles y erradicar de una vez por todas, la falta
de atención que tenía el pueblo donde residía su hermana. Al pasar de los meses
Doña Chisme regresó al pueblo con soluciones para resolver el problema que por
años les abatía, se reunió con los más altos dirigentes políticos del país y los
comprometió a crear un programa financiero para resolver los principales
problemas que tenían al pueblo sufriendo día a día, construyeron un sistema de
cloaca y alcantarillado y en un año a partir de la visita de la tía Doña Chisme ya el
pueblo pasó hacer uno de los principales centros económicos de esa región.
En el año electoral Doña Chisme aspiró para hacer la alcaldesa del pueblo y ganó
la alcaldía con más de un 78% de los votos computados, durante su gestión trabajo
arduamente para hacer de ese pueblo un modelo a seguir para las demás
comunidades dañadas.

Eugenys Betancourt 3RO A NO.3

También podría gustarte