Está en la página 1de 8

TUTELA

REPORTE DE CONSULTA

RELEVANTE

SALA DE CASACIÓN PENAL - SALA DE DECISIÓN DE TUTELAS


ID : 558427
M. PONENTE : PATRICIA SALAZAR CUÉLLAR
NÚMERO DE PROCESO : T 94117
NÚMERO DE PROVIDENCIA : STP15305-2017
CLASE DE ACTUACIÓN : ACCIÓN DE TUTELA - PRIMERA
INSTANCIA
TIPO DE PROVIDENCIA : SENTENCIA
FECHA : 26/09/2017
DECISIÓN : CONCEDE TUTELA
ACCIONADO : SALA PENAL DEL TRIBUNAL SUPERIOR
DE ANTIOQUIA Y JUZGADOS
SEGUNDO CIVIL Y SEGUNDO PENAL
DEL CIRCUITO, AMBOS DE RIONEGRO
ACCIONANTE : JUAN DAVID TORRES BAENA,
PERSONERO MUNICIPAL DE
RIONEGRO, ACTUANDO EN
REPRESENTACIÓN DE OFIR CUÉLLAR
BURGOS
VINCULADOS : SECRETARÍA SECCIONAL DE SALUD Y
PROTECCIÓN SOCIAL DE ANTIOQUIA,
SECRETARIO DE LA SALA PENAL DEL
TRIBUNAL SUPERIOR DE ANTIOQUIA Y
UNIDAD DE CUIDADOS INTENSIVOS –
SERVIUCI DE RIONEGRO
ACTA n.º : 317
FUENTE FORMAL : Decreto 2591 de 1991 art. 23, 27
ASUNTO:
PROBLEMA JURÍDICO: ¿El Juzgado Segundo Penal del Circuito de
Rionegro vulnera los derechos fundamentales de la accionante al
abstenerse de iniciar el incidente de desacato formulado por
incumplimiento de la orden emitida en segunda instancia, por el Tribunal
Superior de Antioquia?

TEMA: ACCIÓN DE TUTELA - Cumplimiento del fallo: competencia del


juez de primera instancia para hacer cumplir la orden

ACCIÓN DE TUTELA - Sentencia: término para el cumplimiento del fallo


(c. j.)

ACCIÓN DE TUTELA - Facultades y deberes del juez

Tesis:
«Ha sido pacífica la jurisprudencia constitucional al señalar que cuando en
el fallo de tutela, bien sea en sede primera instancia, impugnación o
incluso en revisión, se ampara un derecho fundamental conculcado, es
deber del funcionario que conoció del asunto en primera instancia, hacer
cumplir la orden que haya sido impartida para resarcir el derecho
fundamental.

Con fundamento en los artículos 23 y 27 del Decreto 2591 de 1991, el juez


competente debe velar por el cumplimiento de la decisión, apreciando, en
los casos en que la obligación del accionado sea de hacer, que su
respuesta no sea simplemente formal, porque así podría mantenerse la
lesión al derecho fundamental o surgir nuevas afectaciones.

En ese sentido, indicó la Corte Constitucional en decisión CC T-458/03,


que el juez de primera instancia "no pierde la competencia hasta su cabal
cumplimiento".

Dijo además en esa providencia el Alto Tribunal que:

"El término para el cumplimiento figura en la parte resolutiva de cada


fallo. Es perentorio. Si fenece el plazo fijado, transcurren 48 horas y el juez
tiene conocimiento del incumplimiento, entonces, el juez encargado de
hacer cumplir la sentencia, se dirigirá al superior del incumplido y
requerirá al superior para dos efectos:

a. Que el superior haga cumplir al inferior la orden de tutela,


b. Que el superior inicie u ordene iniciar un procedimiento disciplinario
contra el funcionario remiso.
`Pasadas otras cuarenta y ocho horas, ordenará abrir proceso contra el
superior que no hubiere procedido conforme a lo ordenado y adoptará
directamente todas las medidas para el cabal cumplimiento del mismo. El
Juez podrá sancionar por desacato al responsable y al superior hasta que
cumpla su sentencia.´

`Lo anterior sin perjuicio de la responsabilidad penal del funcionario en su


caso´. (Parte del artículo 27 del decreto 2591/91).

Si el funcionario público o el particular a quien se dirige la orden no la


cumplen, se vulnera no solo el artículo 86 de la Constitución, sino la
norma constitucional que establece el derecho fundamental que se ha
infringido y la eficacia que deben tener las decisiones judiciales. De ahí las
amplias facultades otorgadas al juez de tutela para que haga respetar la
orden contenida en el fallo que protegió la garantía conculcada (sentencia
CC T-744/03).

Además del cumplimiento del fallo, es posible iniciar el incidente de


desacato, instrumento disciplinario de creación legal que se tramita a
petición de parte, pero no es requisito condicionante para que el juez
ejecute el cumplimiento del fallo de tutela.

Por lo tanto, "el incidente de desacato no es el punto final de una tutela


incumplida. El desacato es un simple incidente que puede o no tramitarse.
Lo que es obligatorio para el juez de primera instancia, en cuanto no
pierde competencia para ello, es hacer cumplir la orden de tutela"».

ACCIÓN DE TUTELA - Aclaración de la sentencia: finalidad

ACCIÓN DE TUTELA - Aclaración de la sentencia: improcedencia de los


incidentes de cumplimiento y desacato con base en la aclaración de la
sentencia

Tesis:
«OFIR CUÉLLAR BURGOS acude a la vía de tutela, con el propósito de que
se ordene a la Secretaría Seccional de Salud de Antioquia cumplir el fallo
de la misma naturaleza dictado por el Tribunal Superior de Antioquia en el
que se dispuso "aclarar que la secretaría seccional de salud y protección
de Antioquia es la que debe asumir la totalidad del costo de los servicios
médicos prestados al señor Fernando Ospina Hernández, sin que se expida
cobro alguno a su cónyuge sobreviviente o grupo familiar".

Explicó, que había formulado incidente de desacato ante el Juzgado


Segundo Penal del Circuito de Rionegro, pero ese despacho, en autos del
20 de octubre, 21 de noviembre de 2016 y 21 de junio de 2017, determinó
no dar apertura a tal trámite porque "… la aclaración del Tribunal
Superior de Antioquia… no es de carácter obligante para esta Judicatura
frente al deber de iniciar un incidente de desacato, en virtud a un fallo de
tutela que no amparó derecho fundamental alguno a la señora CUÉLLAR
BURGO S"

Pues bien, para la solución del caso comienza la Sala por precisar que
cuando el juez de tutela busca explicar algún aspecto del problema
jurídico que pueda generar confusión, tiene la posibilidad de aclararlo, en
aras de hacer más comprensible el fallo. En efecto, la acepción aclarar,
según el Diccionario de la Real Academia de la Lengua, hace alusión a
“disipar o quitar lo que ofusca la claridad o transparencia de algo” y a
“explicar algo, hacerlo fácil de comprender”.

Como la aclaración busca hacer más diáfano el contenido de la decisión y


no, emitir órdenes contra los involucrados en el trámite, no es posible
iniciar, con sustento en esa fórmula, alguno de los trámites incidentales de
cumplimiento del fallo o de desacato».

DERECHO PROCESAL - Aclaración de la sentencia: presupuestos de


procedencia

DERECHO AL DEBIDO PROCESO - Acción de tutela: la aclaración de la


sentencia efectuada por el Tribunal Superior de Antioquia en segunda
instancia, es una verdadera orden de tutela

DERECHO AL DEBIDO PROCESO - Acción de tutela: el juez de segunda


instancia puede complementar la sentencia del inferior, solo cuando la
parte perjudicada la ha apelado

DERECHO AL DEBIDO PROCESO - Acción de tutela: imposibilidad del


fallador de segunda instancia de aclarar el fallo proferido por un juez
diferente a quien emite la sentencia apelada

ACCIÓN DE TUTELA PARA EL CUMPLIMIENTO DE SENTENCIAS DE


TUTELA - El deber de asumir la totalidad del costo causado a favor del
fallecido, fue una orden impartida al ente accionado

ACCIÓN DE TUTELA PARA EL CUMPLIMIENTO DE SENTENCIAS DE


TUTELA - Las afirmaciones contenidas en la parte motiva de la sentencia
configuran la ratio decidendi de la providencia y tienen fuerza vinculante

DERECHO AL DEBIDO PROCESO - Acción de tutela - Vulneración: deber


del Juzgado Segundo Penal del Circuito de Rionegro, como juez de primera
instancia, de iniciar el trámite del incidente de desacato
Tesis:
«(...) al revisar el contenido del fallo de tutela dictado en sede de
impugnación por la Sala Penal del Tribunal Superior de Antioquia, no se
advierte que haya buscado explicar de mejor manera algún punto oscuro
de la providencia emitida en primer grado por el Juzgado Segundo Penal
del Circuito de Rionegro, como para que haya emitido una aclaración.

Se recuerda, para tal efecto, que dentro del proceso de tutela con
radicación 2016-0008, OFIR CUÉLLAR BURGOS invocó el amparo de su
derecho al mínimo vital en razón de que se había generado en su contra
cuenta de cobro por valor de $60’000.000.

El Juzgado Segundo Penal del Circuito de Rionegro negó el amparo


invocado tras señalar que la pretensión de la demandante era de carácter
económico. CUELLAR BURGOS impugnó esa decisión.

Al resolver la alzada, la Sala Penal del Tribunal Superior de Antioquia


expuso, entre otros aspectos, lo siguiente:

"Lo que advierte este Tribunal es que la SSSA Y PS en definitiva desatendió


el fallo de tutela primigenio - del Juzgado Segundo Civil del Circuito de
Rionegro - que en virtud de la protección del derecho a la salud -
tratamiento integral y exoneración de copagos, se profirió en favor del
señor OSPINA HERNÁNDEZ, por lo siguiente:

La referida sentencia de tutela (la del Juzgado Segundo Civil del Circuito
de Rionegro), en la parte considerativa aludió entre otros temas al derecho
a la salud integral de los participantes vinculados al sistema general de
seguridad social en salud, concepto que remite a aquellas personas que
por motivos de incapacidad de pago no se encuentran afiliados al sistema
y mientras logran ser beneficiarios del régimen subsidiado, tienen derecho
a los servicios de atención de salud que prestan las instituciones públicas
y privadas que tengan contrato con el Estado.

En este orden de ideas, y al haberse acreditado la carencia de recursos


económicos del afectado y su grupo familiar para sufragar los costos
derivados de los servicios prestados por la Unidad de Cuidados Intensivos,
la protección que debe darse en ese contexto es TOTAL, en tratándose de
una persona No afiliada a ninguno de los regímenes de seguridad social, y
así lo dispuso el juez Constitucional en el mencionado fallo.

(…)

… no puede aducir el Ente Departamental que el pago parcial que realizó


de los servicios médicos prestados al paciente OSPINA HERNÁNDEZ, se
causaron solo a partir de la fecha de la decisión de la primera tutela, lo
cual es un planteamiento erróneo, puesto que, en virtud de la protección
de la que goza la población vinculada al sistema de seguridad social como
viene de verse, y acreditado como está la incapacidad económica del grupo
familiar del afectado, es claro que, el cubrimiento de los costos de los
servicios brindados abarcan toda la atención desde el ingreso a la UCI el
31 de marzo de 2015, hasta el día del fallecimiento del señor OSPINA
HERNÁNDEZ el 26 de abril de 2015, sin que exista fundamento para la
expedición de un cobro de la magnitud que se facturó a cargo de la viuda
del paciente, el que evidentemente vulnera Derechos Fundamentales,
como el mínimo vital en este caso.

Continuando con la línea argumental, la Corte ha sido suficientemente


enfática al indicar que cuando se trata de la población vinculada o
afiliados al sistema subsidiado en salud, todo cobro que se haga en razón
de la prestación del servicio vulneraría el mínimo vital, que es el punto que
discute el accionante…

(…)

Por lo anterior, acertó el Juez A quo - Segundo Penal del Circuito de


Rionegro - al no acceder a las pretensiones del accionante, toda vez que se
trataba de un asunto ya resuelto en otra tutela, como ya se indicó; sin
embargo, ha sido la SSSA Y PS la que le ha dado una interpretación
equivocada al fallo de aquella primera tutela, ya que en virtud de la
protección extendida a los participantes vinculados al sistema de
seguridad social en salud, como era el caso del señor OSPINA
HERNÁNDEZ, se garantizó el tratamiento integral en salud y la
exoneración en el cobro de copagos, cuotas moderadoras y/o de
recuperación; además el referido tratamiento integral cubre todas las
intervenciones quirúrgicas que requirió el paciente en razón del
diagnóstico (FALLA VENTILATORIA, CHOQUE HEMORRÁGICO Y
HERIDAS OTRAS PARTES) y los medicamentos que le fueron
suministrados.

Sin necesidad de otras consideraciones, y solo con la pertinente aclaración


de que la SSSA Y PS debe asumir la totalidad del costo de los servicios
médicos prestados al señor FERNANDO OSPINA HERNÁNDEZ, esta Sala
confirmará la decisión…"

Concluye la Corte que el Tribunal Superior de Antioquia no emitió una


aclaración, sino que se trata de una verdadera orden de tutela, porque,
además de las motivaciones de esa decisión arriba descritas:

i) La aclaración de la sentencia, a voces del artículo 285 del Código


General del Proceso solo procede, "de oficio o a solicitud de parte, cuando
contenga conceptos o frases que ofrezcan verdadero motivo de duda,
siempre que estén contenidas en la parte resolutiva de la sentencia o
influyan en ella". Solo es posible que el juez de segunda instancia
complemente la sentencia del inferior, siempre que la parte perjudicada
con la omisión haya apelado (art. 287 ejusdem), pero CUÉLLAR BURGOS
no recurrió la decisión del Juzgado Segundo Civil del Circuito de Rionegro.

ii) No podía el Tribunal a quo aclarar el fallo de tutela dictado por el


Juzgado Segundo Civil del Circuito de Rionegro el 21 de abril de 2015 toda
vez que la decisión de ese despacho se emitió en un proceso constitucional
diferente.

iii) Las afirmaciones contenidas en la parte motiva del fallo y que la Sala
atrás destacó no tienen el carácter de obiter dictum sino que configuran la
ratio decidendi de la providencia proferida por el Tribunal Superior de
Antioquia. Es decir, son afirmaciones de carácter vinculante mediante las
cuales estableció lo siguiente:

"… al haberse acreditado la carencia de recursos económicos del afectado y


su grupo familiar para sufragar los costos derivados de los servicios
prestados por la Unidad de Cuidados Intensivos, la protección que debe
darse en ese contexto es TOTAL, en tratándose de una persona No afiliada
a ninguno de los regímenes de seguridad social…

… no puede aducir el Ente Departamental que el pago parcial que realizó


de los servicios médicos prestados al paciente OSPINA HERNÁNDEZ, se
causaron solo a partir de la fecha de la decisión de la primera tutela, lo
cual es un planteamiento erróneo…

… ha sido la SSSA Y PS la que le ha dado una interpretación equivocada al


fallo de aquella primera tutela…

… el referido tratamiento integral cubre todas las intervenciones


quirúrgicas que requirió el paciente en razón del diagnóstico…

… la SSSA Y PS debe asumir la totalidad del costo de los servicios médicos


prestados al señor FERNANDO OSPINA HERNÁNDEZ…"

Por razón de tales argumentos fue que concluyó el Tribunal Superior de


Antioquia vulnerada la garantía del mínimo vital de OFIR CUÉLLAR
BURGOS. Sin embargo, de forma por demás equivocada no procedió a
amparar sus derechos fundamentales, sino que se limitó a aclarar la
decisión proferida por el Juzgado Segundo Penal del Circuito de Rionegro ,
aun cuando de la parte motiva de la providencia que dictó esa Colegiatura,
se desprende con claridad, que impartió una orden específica a la
Secretaría de Salud de Antioquia encaminada a indicar que esa entidad:
"…debe asumir la totalidad del costo de los servicios médicos prestados al
señor FERNANDO OSPINA HERNÁNDEZ, sin que se expida cobro alguno a
su cónyuge sobreviviente o grupo familiar."

Ese mismo mandato lo consignó en el numeral segundo de la parte


resolutiva de la providencia del 30 de marzo de 2016, aplicando la
incorrecta fórmula de la aclaración.

Así pues, cuando el Tribunal indicó, tanto en la parte motiva, como en la


parte resolutiva de la decisión del 30 de marzo de 2016 que la Secretaría
Seccional de Salud y Protección Social de Antioquia debe asumir la
totalidad del costo de los servicios médicos causados a favor del fallecido
esposo de OFIR CUÉLLAR BURGOS, emitió una orden a la referida entidad
.

Y si por razón del presunto incumplimiento de la orden dispuesta en la


sentencia proferida por el Tribunal Superior de Antioquia, OFIR CUÉLLAR
BURGOS formuló incidente de desacato, el Juzgado Segundo Penal del
Circuito de Rionegro ha debido iniciar el trámite a su cargo, como juez de
primera instancia.

Sin embargo, al no dar apertura al incidente, a pesar de existir una orden


dentro del proceso de tutela con radicación 2016 - 00008, vulneró los
derechos fundamentales del debido proceso y el acceso a la administración
de justicia en cabeza de CUÉLLAR BURGOS, lo que impone la
intervención, para el caso concreto, del juez de tutela.

Por tal razón, se dispondrá dejar sin efectos el auto del 21 de junio de
2017 mediante el cual el Juzgado Segundo Penal del Circuito de Rionegro
determinó no dar trámite a la petición de iniciar incidente de desacato por
incumplimiento a lo dispuesto en el fallo de tutela del 30 de marzo de 2016
emitido por el Tribunal Superior de Antioquia.

Ordenar al Juzgado Segundo Penal del Circuito de Rionegro, que dentro


del término de setenta y dos (72) horas contadas a partir de la notificación
de este fallo, se pronuncie sobre la viabilidad de dar apertura o no al
incidente de desacato formulado por el personero municipal de Rionegro
en favor de la demandante, OFIR CUÉLLAR BURGOS, teniendo en cuenta
los lineamientos expuestos en la presente decisión».

JURISPRUDENCIA RELACIONADA: Rad: CC T-458/03 CC T-744/03

También podría gustarte