Está en la página 1de 143
Dios en la Creencia Yoruba | 1 "Sobre todas las cosas..-Religioso" "Bunter, dijo Lord Peter..."sabes porqué estoy dudoso del éxito de esos expe- rimentos de ratas" "QLos del Sr. Hartman, mi sefior?" "Si, el Dr. Hartman tiene una teoria, En cualquier investigacién es peligro- jamente dafiino tener una teoria." ‘Le he escuchado decir eso, mi sefior.” "Tu lo sabes tan bien como yo. iQue es lo que esté mal con las teorfas del doctor, Bunker?” "Mi sefior, ud. desea que yo diga, que é1 solo ve los hechos que se aconodan 8 su teorfa.” : Este diélogo detectivezco es muy apropiado aqui segim abrimos el primer capi- tulo en un trabajo que envuelve un estudio cientifico cuidadoso. Es de gran Amportancia mantener en mente que es un prerequisito compulsorio de la inves~ tigacién cientifica exitosa, mantener una mente clara y abierta. Sin embargo, esto @s uno de esos entredichos, que a consecuencia de los caprichos de le mente humana, se han tomado como consejos de perfeccién. Es especialmente importante en nuestro campo de investigacién evitar los escollos del prejuicio y nociones preconcebidas; porqué segtin las palabras de William Temple, "Donde Jas condiciones soh prescritas de antemano, el estudio honesto es imposibvie." Una historia folkl6rica Yoruba, que dice sobre un jardin encantado donde pequefias calabazas crecian profusamente. Entrando en el jardin, uno escuchaba el clamor de varias de las calabazas inviténdolo en une. forma 'simpdtica, dnsistente y casi compulsiva, “Arr4ncame! Arrancame! Arréncame! Sin embargo, habla otras que estaban perfectamente clamadas y marcadamente silenciosas. Aquél que fuere sabio y exitoso en la vida, debe ignorar las tentadoras invi- taciones de de los clamorosos; porque en ellad estaban contenido todo lo que avergonzaba, lo que aguijoneaba, lo que causaba sufrimientos. Permitan que arranque una de las clamadas y silenciosas porque al quebrarla , la ri- queza y la prosperidad serdn su suerte. Para aquellos que no pueden ser seducidos fuera del camino de principios por el clamor y el brillo de las cosas, hay una recompensa que el proposito de afirmarse y la busqueda paciente traen. . : En nuestro canpo, habrén muchas cosas clamorosas, tentadoras y fantés- ticas, pero como nuestra bisqueda es la verdad, debemos rechazat todo 10) denis, Ino importa cuén tentador o sensacional, que no ministre la verdad. Debemos estar alertas en encontrar hechos que encajen con ciertas teorias. "Meras colecciones de informacién, se prestan a desvier cualquier cosa, pero gon certeras a lo que es viviente y organico como la religién. Es impor- tante que uno pudiese utilizar las colecciones sabia y provechosanente, y es0 inevitablemente envuelve interpretacién. Intrepetar objetivamente es una tarea dfficil. : . Hay una acosadora tentacién de tomar apariencia por realidad sin verifi-~ cucién adecua Evitar esto no ha sido tarea facil, especialmente para Aguellos que estudian la forma y la sabidurda de gente que vive en mundos de ddeas y creencias que son difierentes a aquellas en las que se han criado. A menudo, han habido errores que han resultado de muchas investigaciones conducidas por tales personas. Por ejemplo, la palabra fetishe, ha sido ‘nplianente uvada para describir 1a religién del Oeste de Africa. acuerdo con la historia de la palabra, fue introducida inicielmente por los portu- gueses para describir tos anuletos y emblemas sagrados del oeste de Africa La palabra significa “aguello que es hecho". Algunos de, los exploradores 2 desctibieron 2 Africa como un lugar enteramente gobernado. por "fetiches insen~ sibles". : Otra etiqueta que se ha difundido indiscriminadamente. es juju. Los franceses debe nhaber pensado que los objetos de culto del cated. frie fo eran més que juguetes ridiculos; ya que se dice que la palabra deriva del francés Jou-jou, que significa juguete. Sin embargo, ha side atlisada ampliamente ‘como expresién comprensiva que da significado @ todo aquello que comunica todo 1o que tiene ue ver con religién en el oeste de Africa’ Gon estas dos ilustraciones vemos que la idea que ha estado eiteulando abierta 'y anchamente aceptada es que la religién del oeste de Africe co alge sreyredet real alguno, algo que en la rudeza barbérica es misericordiocemente qiiviada por un toque de lo ridfculo, Los trabajos de escritores eae Sep gartray © E. Geoffrey Parrinder han alcanzado un gran soplo en este tdvc errénea; pero cuan exitosas han sido, todavia queda por verse. Regundo, la interrogante sobre él origen, es una tentadora. Hay aquellos ue Geseosamente han trazado el origen de cada elemento en nuestra efveness de Beipto uitural de fuentes externas a nosotros. La antigua civiliseciés de Egipto na sido irresistible par tales investigadores, ton atcocune que he ‘sido imposible para ellos siquiera pensar en el respirar de neestras nari~ foun alevarle hasta Egipto para su origen. Este es un exceso at que un Yoruba naruxal, en el deseo de probar 1a nobleza de sus ancectien y lo sano fe mucultira, pods caer victina. Pero un explorador, exploradel europeo inprudente, ‘tambien puede caer en esto. Leo Frobenius se enamor6 tommercy te celigiom de los Yoruba, que sencillamente vié en Ile-Ifé la Atlieice Perdida del romance de Platén. Terceré, al tratar de evitar los dos primeros errores, es facil caor Ten ee gtte ytunaue, menos ebvio, es igualmente peligroso. Es el ceror ic disminucién malsana de cualquier sugerencia de similaridales ¢ identificacién Dean oe encatenoria de terminologias religiosas y otras. En su libss The Dawn of the Religions, Eric S. Waterhouse prdcticamente condo Father Schmide, sin un juicio, de ilegitimamente exportar téenincs teolégicamente syastianos con el propésito de describir el concepte del Ser Suoress mene “razas primitivas". "Los atributos reportadospor Schuidt, parecen ser inter~ pretados facilmente en términos de nuestra teologia, ya que los ofsece teno Gue Wavaeyommisciencia, moralidad, onnipotencia y poder creative, Tal parece gue Waterhouse piensa que las otras razas aparte de ln europea, con incapaces de: poncelir 2a Dexted “en esau ebrminbe, “Seaucaneare no @eiecan Lance y cate- goriés que sean creadas para el monopolio exclusive dc cualquier raza en perticular. éPoqué deberia ser imposible pera 1a Deidad. revelarse a cf de porque ie gnats ¥ a 10s europeos en forma similar? Hay alguna razén de porqué lo que se ha practicado y pensado en un lugar, ne puede ocurrir Con la que jeenttcte alguno entre los dos lugares? Esta es una interrogante son ene gue jands podrenos ser muy cuidadosos, ya que no hay propésite alguno en crear distinciones donde no existen meramente ger acusados falsamente de emplear categorias ext deter ta ee enticas a doctrinas y practicas entre 165 hebreos o loa etruscos feberia ser legitino euplearlas en referencia a la enterior, tales Conn: sjosias, como se han utilizado para describir 1a presente, ‘provieco que se Tas eran ee oO" apropiadas. “No debe haber algo que nos impida el usar jas herramientas adecuadas con las que 1a teolosta'y 1a antropoligia nos haya provisto; honesto no llamar las cosas por su nombre propio ¥ conocido. Estos puntos, que deben pensarse con mucho cuidado cuando uno entra en un ‘reliajo tan delicado. De otra manera, hay peligro de onfusion que nace de

También podría gustarte