Está en la página 1de 3

 

ADMINISTRACIÓN PÚBLICA 826 

LA COLOMBIA DEL 2050 


Un mundo post-apocalíptico 
 

Introducción 
Colombia  posterior  a  la  crisis  del  Covid19  que  duró  hasta  el  año  2025,  convocó  a  una 
Asamblea  Constituyente  para  el  año  2026,  para  ese  momento  todos  los  grupos  violentos 
habían  determinado  unilateralmente  no  seguir  en  guerra, sólo quedaban bandas mafiosas 
dominando  la  producción  cocalera  en  zonas  del  Putumayo,  Nariño,  Chocó  y  Caquetá.  Las 
Fuerzas  militares,  la  policía y la justicia tomó posesión de Arauca, Vichada, Guainía, Vaupés, 
Meta  y  comenzó  a  desarrollarse  un  nuevo  modelo  de  economía  basada  en  la  agricultura 
tecnológica,  la  ganadería  y  porcicultura  sostenible y una piscicultura inteligente, se crearon 

 
 
 
gran  cantidad  de  empleos  y  se  desarrollaron  nuevas  ciudades  en  esas  regiones.  Colombia 
transformó la forma como se dirigía y autodeterminaba. 

La gobernanza de lo público 
La  forma  de  Gobierno  se  transformó  en  un  modelo unicameral de 70 personas (​2 por cada 
departamento  y  representantes  de  Indígenas,  afrodescendientes,  mujeres,  comunidades LGBTI y 
otras  minorías  con  igual  valor  de  voto  para  todos​)  que  elegían  tanto  a  Ministros  por  cada 
cartera  (salud,  hacienda,  tic,  obras  públicas,  transporte,  entre  otras)  y  al  Primer  Ministro 
quien  solo  tenía  capacidad  de  ser  vocero  ante  otros  países  y  organizaciones 
internacionales,  pues  la  “Cámara  Superior”  construía  políticas  públicas  para  cada  5  años  y 
los  Ministros  y  funcionarios  estaban  concentrados  en  determinar  los  presupuestos 
necesarios,  el  plan  de  acción  y  hacerlos  realidad.  La  carrera  administrativa  tenía  una  edad 
de  ingreso  a  los  25  años  y  de  jubilación  a  los  50  años,  posterior a ello podían participar en 
los  procesos  políticos  electorales  en  los  niveles  de  territorios  indígenas,  municipales, 
departamentales,  provinciales,  regionales  y  nacionales.  La  corrupción  se  erradicó  por 
completo  con  penas  de  cárcel  superior  a  30  años  por  cualquier  delito  contra  el  erario 
público.  Como  nación  conformamos  la  Unidad  Territorial  de  América  UTA  a  la  cuál  le 
correspondía  la  gestión  monetaria,  ambiental  y  la  justicia  supranacional  (derechos 
humanos  y  corrupción), también determinaba la inversión necesaria para salud, educación, 
desarrollo científico y tecnológico.  

Seguimos equivocandonos pero ahora nosotros es el pronombre más usado 

Colombia  ocupa  un  puesto  promedio  dentro  de  los  países  del  mundo,  somos  líderes en la 
producción  porcina  y  piscícola,  dejamos  de  producir  petróleo,  nuestra  base  energética  se 
convirtió  en  el  aire,  el  sol  y  la  geotermia  (energía  de  los  volcanes);  la  justicia  evolucionó  a 
un  alto  nivel  y  nuestros  jueces  toman  determinaciones  en  menos  de  72  horas  en  causas 
menores  y  en  128  horas  para  delitos  mayores,  las  cárceles  no  son  la  única  alternativa  de 
castigo  existen  campos  de  trabajos  agrícolas  y  labores  en  las  zonas  selváticas  que  son  los 
castigos  más  usuales;  la  población  está  repartida  en  más  de  30  ciudades  en  todos  los 
territorios,  el  acceso  al  agua  es  gratuito  hasta  cierto  número  de  metros  cúbicos,  las 
empresas  tienen  fuertes  normativas  de  control  y  la  participación  accionaria  de  los 
empleados  es  obligatoria  en un mínimo el 25%, la violencia intrafamiliar, el abuso, el acoso, 

 

 
 
la  violación  es  castigada con el exilio por 20 años a pequeñas islas en el mar pacífico donde 
se producen elementos necesarios para la salud o para la gestión pública.  

Aún hay pobreza, muchas enfermedades no han sido vencidas, las drogas siguen siendo un 
adicción  en  crecimiento  y  miles  de  jóvenes  son  hoy,  subsidiados  por  el  Estado,  para 
disminuir  la  creación  de  nuevas  violencias;  la  educación  aunque  llega  a  todos  aún  tiene 
problemas  de  equidad  y  retos  de  innovación  en  sus  prácticas.  Aunque  todos  tienen  que 
comer y donde vivir, no todos tienen trabajo pues algunas comportamientos de favoritismo 
no  se  han podido erradicar del todo de la cultura, dejando los mejores puestos para ciertos 
grupos. 

Reconocimos  el  valor  de  nuestro  origen  y  eliminamos  la  gestión  individual,  siempre 
trabajamos  y  decidimos  en  equipos  y  por consenso. ​Colombia es reconocido hoy porque 
eliminó la palabra YO de su cultura y todos los verbos comienzan con NOSOTROS.  

“Para mi hoy viejos estudiantes de Administración Pública” 

Wilson Fernando Suárez Ortiz 

Viterbo, Provincia del Eje Cafetero, 2051.  

 

También podría gustarte