Está en la página 1de 32

LUNES 06/09/2021

CAPÍTULO 3: NÚMEROS
ENTEROS, INDUCCIÓN
MATEMÁTICA Y DIVISIBILIDAD
3.1 Principio del Buen Orden en N

Dados dos enteros diferentes x, y, sabemos que x < y o y < x.

Sin embargo, esto también es cierto si, en vez de ser enteros, x y y son números racionales
o números reales.

¿Qué hace especial a Z en este caso?

Supongamos que tratamos de expresar el subconjunto Z + de Z, mediante los símbolos de


desigualdad > y ⩾ .

Vemos que podemos definir el conjunto de los elementos positivos de Z como


Z + = { x ∈ Z | x > 0 } = { x ∈ Z | x ⩾ 1 }.
No obstante, cuando intentamos hacer lo mismo con los números racionales y reales, vemos
que
Q+ = {x ∈ Q | x > 0} y R + = { x ∈ R | x > 0 },
pero no podemos representar Q + o R + con ⩾ como lo hicimos con Z + .

El conjunto Z + es diferente de los conjuntos Q + y R + por el hecho de que todo subconjunto


no vacío X de Z + contiene un entero a ∈ X tal que a ⩽ x, para todo x ∈ X es decir, X
contiene un elemento menor (o mínimo).

Esto no ocurre para Q + o R + .

Estos conjuntos n sí mismos no contienen elementos mínimos: no existe un número racional


positivo ni un núm ero real positivo mínimo.
q
Si q es un número racional positivo, entonces, como 0 < < q, tendríamos un número
2
q
racional positivo más pequeño, .
2

Estas observaciones dan lugar a la siguiente propiedad del conjunto Z + ⊂ Z.

Principio del Buen Orden Cualquier subconjunto no vacío de Z + contiene un elemento


mínimo. (Con frecuencia decimos entonces que Z + es bien ordenado.)

Este principio sirve para distinguir a Z + de Q + o R + .

Pero, ¿conduce a algo que sea interesante o útil desde el punto de vista matemático? Sí.

Es la base de una técnica de demostración conocida como inducción matemática.

3.2. Principio de Inducción

El principio de la inducción matemática, nos ayudará con frecuencia para demostrar una
proposición matemática general relacionada con los enteros positivos, cuando algunos
casos de esa proposición sugieran un patrón general.

Ahora estableceremos la base de esta técnica de inducción.

3.3 Teorema de Inducción

Teorema Principio de inducción finita o principio de inducción matemática Sea S(n)


una proposición matemática abierta (o un conjunto de tales proposiciones abiertas), en la
que aparece
una o varias veces la variable n, que representa a un entero positivo.

(a) Si S(1) es verdadera y

(b) siempre que S(k) sea verdadera (para algún k ∈ Z + particular, pero elegido al azar),
entonces S(k + 1) será verdadera;

entonces S(n) es verdadera para todo k ∈ Z + .

Demostración
Sea S(n) una proposición abierta con las condiciones (a) y (b), y sea

F := t ∈ Z + | S(t) es falsa ⊂ Z + .
Queremos mostrar que F = ∅, así que para obtener una contradicción suponemos que
F≠∅

Entonces, por el principio del buen orden, F tiene un elemento mínimo s, s ∈ F o


S(s) es falsa.

Como S(1) es verdadera, s ≠ 1 , por lo que s > 1 y, en consecuencia, s - 1 ∈ Z + .

Corno s - 1 ∉ F , tenemos que S(s - 1) es verdadera.


Así, por la condición (b), se sigue que S s - 1 + 1 = S(s) es verdadera, lo que contradice
que s ∈ F.

La contradicción surge de la hipótesis F ≠ ∅.

Por lo tanto, F = ∅. ⬛

Hemos utilizado el principio del buen orden en la demostración del principio de inducción
matemática.

También es cierto que el principio de inducción matemática nos sirve para demostrar el
principio del buen orden.

Nuestro principal objetivo es comprender y utilizar el principio de inducción matemática.

En el enunciado del teorema, la condición de la parte (a) se conoce como la base de la


inducción, mientras que la parte (b) se conoce como el paso inductivo.

La elección de 1 en la primera condición del teorema no es obligatoria.

Lo único que se necesita es que la proposición abierta S(n) sea verdadera para un primer
elemento n 0 ∈ Z para que el proceso de inducción tenga un lugar de inicio.

Necesitamos que S(n 0 ) sea verdadera como base de la inducción.

El entero n 0 podría ser 5 o 1.


Incluso podría ser 0 o negativo, puesto que el conjunto Z + junto con { 0 } o cualquier
conjunto finito de enteros negativos sigue siendo bien ordenado.

(Si hacemos una demostración por inducción y partimos de n 0 < 0, nos fijamos en el
conjunto de todos los enteros negativos consecutivos ⩾ n 0 , unido con { 0 } y Z + .)

En estas circunstancias, podemos expresar el principio de inducción finita, usando


cuantificadores, como
[S(n0 ) ∧ [∀k ⩾ n0 [S(k) ⇒ S(k + 1)]]] ⇒ ∀n ⩾ n0 S(n).
Podemos comprender mejor la razón de la validez de este método de demostración usando
nuestra intuición, junto con la situación que se presenta en la siguiente figura

En la pane (a) de la figura vemos las primeras cuatro fichas de una disposición (ordenada)
finita de fichas de dominó, cada una puesta en forma vertical.

El espacio que hay entre dos fichas consecutivas es siempre el mismo y es tal que si
cualquier ficha (digamos, la k - ésima) se empuja hacia la derecha, entonces golpeará la
siguiente ((k + 1) - ésima.

Este proceso se representa en la figura (b).

Nuestra intuición nos hace pensar que este proceso continuará: la (k + 1) - ésima ficha
golpeará (a la derecha) la (k + 2) - ésima, etcétera.

La parte (c) de la figura indica que la verdad de S(n 0 ) proporciona el empuje (a la derecha)
de la primera ficha (en n 0 ).

Esto proporciona la base de la inducción y pone en movimiento el proceso.

Como S(k) es verdadera, S(k + 1) es verdadera, lo que nos proporciona el paso inductivo y
continúa el proceso de caída de las fichas.

Entonces, podemos inferir el hecho de que S(n) es verdadera para toda n ⩾ n 0 si


imaginamos rodas las fichas sucesivas cayendo (hacia la derecha).

n
Ejemplo Para cualquier n ∈ Z+ , ∑ i = n(n + 1) .
i=1
2

Demostración

Para n = 1, la proposición abierta


n
n(n + 1)
S(n) : ∑ i = 1 + 2 + 3 +…+ (n - 2) + (n - 1) + n =
i=1
2
1
se convierte en S(1): 1 = ∑ i = 1(1 + 1) = 1 ⋅ 2 = 1 .
i=1
2 2

Así, S(1) es verdadera y tenemos nuestra base para la inducción, un punto de inicio para
comenzar la inducción.

Si suponemos que el resultado es cierto paran n = k (para algún k ∈ Z + ), queremos


establecer nuestro paso inductivo mostrando que la verdad de S(k) “obliga” a aceptar la
verdad de S(k + 1) .

[La hipótesis de la verdad de S(k) es nuestra hipótesis de inducción.]


Para establecer la verdad de S(k + 1) , necesitamos mostrar que
k+1
∑ i = (k + 1)(k + 2) .
i=1
2
Hacemos lo siguiente.
k+1 k
k(k + 1) 2(k + 1)
∑ i = 1 + 2 + 3 +…+ (k - 1) + (k) + (k + 1) = ∑ i + (k + 1) = + ,
i=1 i=1
2 2
ya que estamos suponiendo la verdad de S(k).

Pero
k(k + 1) 2(k + 1) k(k + 1) + 2(k + 1) (k + 1)(k + 2)
+ = = ,
2 2 2 2
lo que establece el paso inductivo [condición (b)] del teorema.

En consecuencia, por el principio de inducción finita, S(n) es verdadera para todo n ∈ Z + .

Antes de presentar más resultados en los que utilizamos el principio de inducción


matemática para establecer su validez, observemos el inicio de la demostración del ejemplo
anterior. Simplemente reemplazamos la variable n por 1, obtuvimos una igualdad sencilla y
verificamos si era verdaderas.

Si consideramos que es definitivamente más complicado establecer el paso inductivo en el


resto de estas demostraciones, tal vez nos preguntemos por qué hay que preocuparse por la
base de la inducción.

Por ello, vamos a analizar el siguiente ejemplo.

Ejemplo Si n ∈ Z + , establezca la validez de la proposición abierta


n 2
+n+2
S(n) : ∑ i =
n
.
i=1
2
Demostración

Esta vez vamos directamente al paso inductivo.

Si suponemos la verdad de la proposición


k 2
+k+2
S(k) : ∑ i = 1 + 2 + 3 +…+ (k - 2) + (k - 1) + k =
k
i=1
2
para algún k ∈ Z+ (particular), queremos ver si podemos inferir la verdad de la proposición
k+1
(k + 1) 2 + (k + 1) + 2 k 2 + 3k + 4
S(k + 1) : ∑ i = 1 + 2 + 3 +…+ (k - 1) + k + (k + 1) = = .
i=1
2 2
Como lo hicimos anteriormente, usamos la hipótesis de inducción y hacemos el cálculo
siguiente:
k+1 k
k 2 + k + 2 2(k + 1)
∑ i = 1 + 2 + 3 +…+ (k - 1) + k + (k + 1) = ∑ i + (k + 1) = +
i=1 i=1
2 2
k 2 + k + 2 + 2(k + 1)
=
2
k2
+ k + 2 + 2k + 2
=
2
2
k + 3k + 4
= .
2
Por lo tanto, para cualquier k ∈ Z + se tiene que S(k) ⇒ S(k + 1) .

Pero antes de decidir si aceptamos la proposición ∀n S(n) como verdadera, reconsideremos


k
el primer ejemplo, donde aprendimos que ∑ i = n(n + 1) , para todo n ∈ Z + .
i=1
2

Por lo tanto, podemos usar estos dos resultados (el primer ejemplo y el recién “establecido”)
para concluir que
n
n(n + 1) n2 + n + 2
∀n = ∑ i= .
2 i=1
2
Así, tenemos que para todo n ∈ Z + ,
n(n + 1) n2 + n + 2
= ,
2 2
lo que implica que n(n + 1) = n 2 + n + 2 ⇒ n 2 + n = n 2 +n + 2 y 0 = 2. (¡Algo está mal!)

n 2
+ n + 2 12 + 1 + 2
Si n = 1, entonces ∑ i = 1, pero
n
= = 2.
i=1
2 2
Así, S(1) no es verdadera.
Pero tal vez pensemos que este resultado únicamente indica que elegimos el punto de inicio
incorrecto.

Tal vez S(n) sea verdadera para todo n ⩾ 3, o todo n ⩾ 7, o todo n ⩾ 137.

Sin embargo, si usamos el argumento anterior, sabem os que para cualquier punto inicial
n0 ∈ Z + , si S(no ) fuera verdadera, entonces
n0
n02 + n0 + 2
= ∑ i = 1 + 2 + 3 +…+ n0 .
2 i=1
n0

del resultado del primer ejemplo, tenemos ∑ i = n0 (n0 + 1) , por lo que nuevamente
i=1
2
tendríamos 0 = 2; así, no tenemos un punto de inicio.

Este ejemplo debe indicar la necesidad de establecer la base de la inducción; sin importar lo
fácil que sea verificarla.

Ejemplo Entre las varias sucesiones interesantes de números que aparecen en las
matemáticas discreta y combinatoria, están los números armónicos H 1 , H 2 , H 3 , … donde
H1 = 1
1
H2 = 1 +
2
1 1
H3 = 1 + + ,
2 3

1 1 1
y, en general, H n = 1 + + +…+ para cualquier n ∈ Z + .
2 3 n

Las siguientes dos propiedades de los números armónicos proporcionan dos oportunidades
para aplicar el principio de inducción matemática.

(a) Para todo n ∈ N, afirmamos que H2 n ⩽ 1 + n .

Demostración

En este caso, la proposición abierta S(n) es H 2 n ⩽ 1 + n ; para la base de inducción,


debemos ver qué ocurre para n = 0.
Tenemos que H 2 n = H 2 0 = H 1 = 1 ⩽ 1 + 0 = 1 + n ⇒ H 2 n ⩽ 1 + n , por lo que S(n) es
verdadera para este primer caso (cuando n = 0).

Si suponemos que S(k) es verdadera para algún k ∈ N (no sólo Z + ), obtenemos la


hipótesis de inducción
S(k) : H2 k ⩽ 1 + k.
Para el paso inductivo, analizaremos ahora S(n) para n = k + 1 .

Encontramos que
1 1 1
H2 k+1 = 1 + + +…+ k+1
2 3 2
1 1 1 1 1 1
= 1 + + +…+ k + + +…+
2 3 2 2k + 20 2k + 21 2k + 2k
1 1 1
H2 k+1 = H2 k + + +…+ .
2k + 20 2k + 21 2k + 2k
1 1
Como 2 k < 2 k + j ⇒ < , para todo 1 ⩽ j ⩽ 2 k , se sigue que
k k
2 +j 2
1 1 1
H2 k+1 = H2 k + + +…+
2k + 20 2k + 21 2k + 2k
1 1 1
⩽ H2 k + + +…+
2k 2k 2k
1
⩽ H2 k + 2 k
2k
= H2 k + 1.

Por tanto, H 2 k+1 ⩽ H 2 k + 1 .

Y ahora, de la hipótesis de inducción se sigue que


H2 k+1 ⩽ H2 k + 1 ⩽ (1 + k) + 1 = 1 + (1 + k)
⇒ H2 k+1 ⩽ 1 + (k + 1),
por lo que el resultado S(n) es verdadero para todo n ∈ N, en virtud del principio de
inducción matemática.
n
(b) Si n ∈ Z +
entonces ∑ H j = (n + 1)H n - n .
j=1
Como lo hemos hecho en los ejemplos anteriores, verificamos la base de inducción en n = 1
para la proposición abierta S'(n):
n
∑ Hj = (n + 1)Hn - n.
j=1
Este resultado se sigue fácilmente de
1
∑ Hj = H1 = 1 = 2 · 1 - 1 = (1 + 1)H1 - 1.
j=1

Para verificar el paso inductivo, supondremos que S'(k) es verdadera; es decir,


k
∑ Hj = (k + 1)Hk - k.
j=1
Esta hipótesis nos conduce a lo siguiente:
k+1 k
∑ Hj = ∑ Hj + Hk+1
j=1 j=1
= [(k + 1)Hk - k] + Hk+1
= (k + 1)Hk - k + Hk+1
1
= (k + 1) Hk+1 - - k + 1Hk+1
k+1
1
= (k + 1)Hk+1 + 1Hk+1 - (k + 1) -k
k+1
1
= (k + 2)Hk+1 - (k + 1) -k
(k + 1)
= (k + 2)Hk+1 - 1 - k
= (k + 2)Hk+1 - (k + 1)
= [(k + 1) + 1]Hk+1 - (k + 1).
En consecuencia, sabemos, por el principio de inducción matemática, que la proposición
∀n S'(n) es verdadera para todos los enteros positivos n.

MIÉRCOLES 08/09/2021
De la ecuación
14 = 3 + 3 + 8
vemos que podemos expresar el número 14 usando solamente treses y ochos como
sumandos.

Ejemplo Para cualquier n ⩾ 14


S(n) : n se puede escribir como una suma de treses y ochos sin importar el orden.
Demostración

Como comenzaremos a verificar S(n) para todo n ⩾ 14, la frase introductoria anterior
muestra que la base de inducción S(14) es verdadera.

Para el paso inductivo, suponemos que S(k) es verdadera para algún k ∈ Z + , donde k ⩾ 14
y veremos lo que ocurre con S(k + 1) .

Si existe al menos un ocho en la suma (de treses y ochos) que sea igual a k, entonces
podemos reemplazar este ocho por tres treses y obtener k + 1 como una suma de treses y
ochos.

Pero supongamos que 8 no aparece com o sumando de k.

Entonces, el único sumando utilizado es un 3 y, como k ⩾ 14, debemos tener al menos


cinco treses como sumandos.

Y ahora, si reemplazamos cinco de esos treses por dos ochos, obtenemos la suma k + 1 ,
donde los únicos sumandos son treses y ochos.

Por lo tanto, hemos mostrado que S(k) ⇒ S(k + 1) ; el resultado se sigue para todo n ⩾ 14
por el principio de inducción matemática.

Vamos a presentar otra forma de la inducción matemática. Esta segunda forma se conoce
como el método de inducción completa o principio de inducción matemática fuerte.

Vamos considerar una proposición d ela forma ∀n ⩾ n 0 S(n), donde n 0 ∈ Z + .

Ahora se establecerá una base de inducción y un paso de inductivo, donde la base de


inducción requiere algo más de verificar la proposición matemática para el primer elemento y
en el paso inductivo, sunpondremos que todas las porposiciones
S(n0 ), S(n0 + 1), S(n0 + 2), … , S(k - 1) y S(k)
son verdaderas, para establecer la veracidad d ela proposicion S(k + 1) :

Teorema Principio de inducción finita, forma alternativa Sea S(n) una proposición
matemática abierta (o un conjunto de tales proposiciones abiertas) donde la variable
n ∈ Z + , aparece una o mas veces. Además, sean n0 , n1 ∈ Z + con n0 ⩽ n1 .
(a) Si S(n0 ), S(n0 + 1), S(n0 + 2), … , S(n1 - 1), S(n1 ) son verdaderas y

(b) Siempre que S(n0 ), S(n0 + 1), S(n0 + 2), … , S(k - 1) y S(k) sean verdaderas para
algún k ∈ Z + , donde k ⩾ n, entonces la proposion S(k + 1) tambien es verdadera.

Ejemplo Después de transcurrir n meses en un experimento de invernadero, el número p n


de plantas (de un tipo particular) satisface las ecuaciones
p0 = 3, p1 = 7, y pn = 3pn-1 - 2pn-2 , para n ∈ Z + donde n ⩾ 2.
[Así, por ejemplo, p2 = 3p1 - 2p0 = 3(7) - 2(3) = 15 y
p3 = 3p2 - 2p1 = 3(15) - 2(7) = 31 .]
Usaremos la forma alternativa de la inducción matemática para mostrar que p n = 2 n+2 - 1
para todo n ∈ N.

Demostración

A quí tenemos la proposición abierta


S(n) : pn = 2 n+2 - 1,
y para establecer la base de inducción, observamos que las proposiciones
S(0) : p0 = 3 = 2 0+2 - 1
y
S(1) : p1 = 7 = 2 1+2 - 1
son verdaderas.

Si suponemos que las proposiciones S(0), S(1), … , S(k - 1) y S(k) son verdaderas para
algún k ∈ Z + , donde k ⩾ 1, consideremos a continuación el caso en que n = k + 1 ⩾ 2 .

Tenemos que
pk+1 = 3pk - 2pk-1
= 3 2 k+2 - 1 - 2 2 (k-1)+2 - 1
= 3 2 k+2 - 3 - 2 (k-1)+3 + 2
= 3 2 k+2 - 2 k+2 - 1
= (3 - 1) 2 k+2 - 1
= 2 1 2 k+2 - 1
= 2 (k+1)+2 - 1.
[En este caso, la sustitución de p k y p k-1 se basa en las proposiciones S(k) y S(k - 1) , las
dos últimas de la lista de k + 1 proposiciones de la hipótesis de inducción.]

Así, por la forma alternativa del principio de inducción matemática, S(n) es verdadera para
todo n ⩾ 0.

3.4 Aplicaciones

El siguiente ejemplo generalizaremos una propiedad asociativa, pero esta vez con conjuntos
en vez de proposiciones.

Extendimos las operaciones binarias ∪ e ∩ a un número arbitrario (finito o infinito) de


subconjuntos de un universo dado U

Sin embargo, estas definiciones no se basan en la naturaleza binaria de las operaciones


implicadas y no proporcionan una forma sistemática para determinar la unión e intersección
de cualquier número finito de conjuntos.

Para evitar esta dificultad, consideramos los conjuntos A 1 , A 2 , … , A n , A n+1 , donde


Ai ⊆ U para todo 1 ⩽ i ⩽ n + 1 y definimos su unión en forma recursiva como sigue:

(1) La unión de A1 , A2 es A1 ∪ A2 . (Ésta es la base de nuestra definición recursiva.)

(2) La unión de A1 , A2 , … , An , An+1 , para n ⩾ 2, está dada por


A1 ∪ A2 ∪…∪ An ∪ An+1 = (A1 ∪ A2 ∪…∪ An ) ∪ An+1 ,
donde el conjunto del lado derecho de esta igualdad entre conjuntos es la unión de dos
conjuntos,
A1 ∪ A2 ∪…∪ An y An+1 .
(Aquí tenemos el proceso recursivo necesario para terminar nuestra definición recursiva.)

De esta definición obtenemos la siguiente “propiedad asociativa generalizada de ∪ ”.

Si n, r ∈ Z + , con n ⩾ 3 y 1 ⩽ r ⩽ n , entonces
S(n) : (A1 ∪ A2 ∪…∪ Ar ) ∪ (Ar+1 ∪ Ar+2 ∪…∪ An ),
donde A i ⊆ U para todo 1 ⩽ i ⩽ n.

Demostración

La verdad de S(n) para n = 3 se sigue de la propiedad asociativa de ∪ , con lo que


obtenemos la base necesaria para esta demostración inductiva.

Si suponemos la verdad de S(k) para algún k ∈ Z + , tal que k ⩾ 3 y 1 ⩽ r < k ,


establecemos ahora nuestro paso inductivo, mostrando que S(k) ⇒ S(k + 1) .

Al trabajar con k + 1( ⩾ 4 ) conjuntos, necesitamos considerar que 1 ⩽ r < k + 1 .

Tenemos que

(1) Para r = k tenemos


(A1 ∪ A2 ∪…∪ Ak ) ∪ Ak+1 = A1 ∪ A2 ∪…∪ Ak ∪ Ak+1 .
Esto se sigue de la definición recursiva dada.

(2) Si 1 ⩽ r < k + 1 , entonces


(A1 ∪ A2 ∪…∪ Ar ) ∪ (Ar+1 ∪ Ar+2 ∪…∪ Ak ∪ Ak+1 )
= (A1 ∪ A2 ∪…∪ Ar ) ∪ [(Ar+1 ∪ Ar+2 ∪…∪ Ak ) ∪ Ak+1 ]
= [(A1 ∪ A2 ∪…∪ Ar ) ∪ (Ar+1 ∪ Ar+2 ∪…∪ Ak )] ∪ Ak+1
= (A1 ∪ A2 ∪…∪ Ar ∪ Ar+1 ∪ Ar+2 ∪…∪ Ak ) ∪ Ak+1
= A1 ∪ A2 ∪…∪ Ar ∪ Ar+1 ∪ Ar+2 ∪…∪ Ak ∪ Ak+1 .
Así, se sigue del principio de inducción matemática que S(n) es verdadera para todos los
enteros n ⩾ 3.

La intersección de los n + 1 conjuntos A 1 , A 2 , … , A n , A n+1 , (cada uno tomado del mismo


universo U) se define de manera recursiva como:

(1) La intersección de A1 , A2 es A1 ∩ A2 . (Ésta es la base de nuestra definición recursiva.)

(2) Para n ⩾ 2, la intersección de A1 , A2 , … , An , An+1 , está dada por


A1 ∩ A2 ∩…∩ An ∩ An+1 = (A1 ∩ A2 ∩…∩ An ) ∩ An+1 ,
donde el conjunto del lado derecho de esta igualdad entre conjuntos es la intersección de
dos conjuntos,
A1 ∩ A2 ∩…∩ An y An+1 .
Vemos que las definiciones recursivas para la unión e intersección de cualquier número finito
de conjuntos proporcionan el medio por el cual podemos extender las leyes de De Morgan
de la teoría de conjuntos.

Mediante la inducción matemática, estableceremos una de estas extensiones en el siguiente


ejemplo.
Demostración La base de la inducción de esta demostración está dada para n = 2.

Se sigue del hecho de que


⏨⏨⏨⏨
A1 ∩ A2 = ⏨
A1⏨
∪⏨A2⏨
,
por la segunda ley de De Morgan (que aparece en las leyes de la teoría de conjuntos).

Si suponemos que el resultado es verdadero para algún k, donde k ⩾ 2, tenemos


⏨⏨⏨⏨⏨⏨⏨⏨
A1 ∩ A2 ∩…∩ Ak = ⏨
A1⏨
∪⏨A2⏨
∪…∪ ⏨
Ak⏨
.
Y cuando consideramos k + 1( ⩾ 3) , usamos la hipótesis de inducción para obtener la
tercera igualdad entre conjuntos en lo siguiente:
⏨⏨⏨⏨⏨⏨⏨⏨⏨⏨⏨
A1 ∩ A2 ∩…∩ Ak ∩ Ak+1 = ⏨⏨⏨⏨⏨⏨⏨⏨⏨⏨⏨⏨
(A1 ∩ A2 ∩…∩ Ak ) ∩ Ak+1
= ⏨⏨⏨⏨⏨⏨⏨⏨⏨
(A1 ∩ A2 ∩…∩ Ak ) ∪ ⏨
Ak⏨+1

= ⏨
A1⏨
∪⏨A2⏨
∪…∪ ⏨
Ak⏨∪ ⏨
Ak⏨
+1

= ⏨
A1⏨
∪⏨A2⏨
∪…∪ ⏨
Ak⏨
∪⏨Ak⏨
+1 .
Esto establece entonces el paso inductivo en nuestra demostración, con lo que obtenemos
esta ley generalizada de De Morgan para todo n ⩾ 2 por el principio de inducción
matemática.

3.5 Divisibilidad

La naturaleza de la teoría de números surge tan pronto como consideramos la relación de


divisiones.

Definición a divide b (a | b) si hay un entero k tal que


ak = b
La relación de ''divide'' surge con tanta frecuencia que varios sinónimos para ella son
utilizado todo el tiempo.

Todas las siguientes frases dicen lo mismo:

➢ a | b,
➢ a divide b,
➢ a es divisor de b,
➢ a es un factor de b,
➢ b es divisible por a,
➢ b es un múltiplo de a.

Algunas consecuencias inmediatas de la definición anterior son que para todos los n
n | 0, n|n y ± 1 | n,
También,
0 | n (n = 0k) IMPLICA n = 0.
Los pitagóricos, una antigua secta de místicos matemáticos, dijeron que un número es
perfecto si es igual a la suma de sus divisores enteros positivos, excluyéndose a sí mismo.

Por ejemplo, 6 = 1 + 2 + 3 y 28 = 1 + 2 + 4 + 7 + 14 son números perfectos.

Por otro lado, 10 no es perfecto porque 1 + 2 + 5 = 8 , y 12 no es perfecto porque


1 + 2 + 3 + 4 + 6 = 16 .

Euclides caracterizó todos los números perfectos pares alrededor 300 aC.

¿Pero hay un número perfecto impar?

Más de dos mil años después, ¡todavía no lo sabemos!

Todos los números hasta aproximadamente 10 300 han sido descartado, pero nadie ha
demostrado que no haya un número perfecto impar esperando solo sobre el horizonte.

La teoría de números está llena de preguntas que son fáciles de plantean, pero
increíblemente difícil de responder.

El siguiente lema recopila algunos datos básicos sobre la divisibilidad.

Lema

(1) Si a | b y b | c, entonces a | c.

(2) Si a | b y a | c, entonces a | sb + tc para todos s y t.

(3) Para todo c ≠ 0, a | b si y solo si ca | cb.

Prueba

Todos estos hechos se derivan directamente de la definición.


(2) Dado a | b, hay algún k1 ∈ Z tal que ak1 = b.

Asimismo, como a | c, hay algún k 2 ∈ Z tal que ak 2 = c, asi que


sb + tc = s(k1 a) + t(k2 a) = (sk1 + tk2 )a = k3 a.
Por lo tanto,
sb + tc = k3 a,
donde k 3 = (sk 1 + tk 2 ) , lo que significa que
a | sb + tc.
Un número de la forma sb + tc se denomina combinación lineal (entera) de b y c.

Entonces, el Lema anterior se puede reformular como


Si a divide b y c, entonces a divide todas las combinaciones lineales de b y c.
Haremos un buen uso de las combinaciones lineales, así que obtengamos la definición
general:

Definición Un número entero n es una combinación lineal de números b 0 , b 1 … , b k si y


solamente si
n = s0 b0 + s1 b1 +…+ sk bk
para algunos enteros s 0 , s 1 … , s k .

Recordando: Si un número no divide uniformemente a otro, obtienes un “cociente” y un


“resto”.

Más precisamente:

Teorema Sean n y d números enteros tales que d > 0. Entonces existe un par único de
números enteros q y r , tal que
n = q⋅d+r y 0 ⩽ r < d.
El número q se llama cociente y el número r se llama resto de n dividido por d.

Usamos la notación q(n, d) para el cociente y r(n, d) para el resto.

Por ejemplo, q(2716, 10) = 271 y r(2716, 10) = 6 , puesto que


2716 = 271 ⋅ 10 + 6.
De manera similar, r(-11, 7) = 3 , puesto que
-11 = (-2) ⋅ 7 + 3.
El resto de la división por n es un número en el intervalo (entero) de 0 a n - 1 .

3.6 Máximo Común Divisor

Un común divisor de a y b es un número que divide a ambos.

El mayor común divisor de a y b se escribe mcd(18, 24).

Por ejemplo, mcd(18, 24) = 6 .

Siempre que a y b no sean ambos 0, tendrán un mcd.

El mcd resulta ser un información muy valiosa sobre la relación entre a y b y para
razonamiento sobre enteros en general.

Algunas consecuencias inmediatas de la definición de mcd son que para n > 0,


mcd(n, n) = n, mcd(n, 1) = 1 y mcd(n, 0) = n,
donde la última igualdad se sigue del hecho de que todo número es un divisor de 0.

LUNES 13/09/2021
Definición Para a, b ∈ Z , un entero positivo c es un divisor común de a y b si c|a y c | b.

Ejemplo Los divisores comunes de 42 y 70 son 1, 2, 7 y 14; 14 es el mayor de los divisores


comunes.

Definición Sean a, b ∈ Z , donde a ≠ 0 o b ≠ 0. Entonces c ∈ Z + es el máximo común


divisor: de a, b si

(a) c|a, c|b (es decir, c es un divisor común de a, b), y

(b) para cualquier común divisor d de a y b, tenemos que d|c.

Preguntas

1) Dados a, b ∈ Z , donde al menos uno de ellos es distinto de 0, ¿existe siempre el máximo


común divisor de a y b? Si existe, ¿cómo podemos encontrarlo?
2) ¿Cuántos máximos comunes divisores puede tener un par de enteros?

Teorema Para cualesquiera a, b ∈ Z + , existe un único c ∈ Z + que es el máximo común


divisor de a, b.

Para cualesquiera a, b ∈ Z + , el máximo común divisor de a, b existe y es único.

Denotamos este número con mcd(a, b).

Aquí mcd(a, b) = mcd(b, a) ; y para cualquier a ∈ Z, si a ≠ 0, entonces mcd(a, 0) = |a | .

También, cuando a, b ∈ Z + , tenemos que


mcd(- a , b) = mcd(a, - b) = mcd(- a, - b) = mcd(a, b).
Finalmente, mcd(0, 0) no está definido.

3.7 Mínimo Comúm Múltiplo

Definición Si a, b, c ∈ Z + , c es un múltiplo común de a, b si c es un múltiplo de a y de b.


Además, c es el mínimo común múltiplo de a, b si es el más pequeño de los enteros
positivos que son múltiplos comunes de a, b. Denotamos c con mcm(a, b).

Ejemplo

(a) Como 12 = 3 ⋅ 4 y ningún otro entero positivo mínimo es un múltiplo de 3 y 4, tenemos


que mcm(3, 4) = 12 = mcm(4, 3) .

Sin embargo, mcm(3, 2) ≠ 12 , ya que aunque 12 es un múltiplo de 3 y 2, existe un múltiplo


más pequeño, a saber, 6. Y como ningún otro múltiplo común de 3 y 2 es menor que 6, se
sigue que mcm(3, 2) = 6 .

(b) Para cualquier n ∈ Z + , tenemos que mcm(1, n) = mcm(n, 1) = n .

(c) Si a, n ∈ Z + , tenemos que mcm(a, na) = na . [Esta proposición es una generalización de


la parte (b).
(d) Si a, m, n ∈ Z + con m ⩽ n, entonces mcm a m , a n = a n . [Y mcd a m , a n = a m .]

Teorema Sean a, b ∈ Z + con c = mcm(a, b) . Si d es un múltiplo común de a y b, entonces


c | d.
Teorema Para a, b ∈ Z + , ab = mcm(a, b) ⋅ mcd(a, b) .

Ejemplo Por el teorema anterior tenemos lo siguiente:

(a) Sabemos que mcd(250, 111) = 1 , y en consecuencia,


mcd(250, 111) ⋅ mcm(250, 111) = (250) (111) = 27 750.
(b) Como mcd(456, 624) = 24 , en consecuencia tenemos que
mcm(456, 624) = (456)(624) / 24 = 11 856.

3.8 Primos

Un entero positivo p > 1 es un número primo si sólo sus divisores son ±1 y ±p, si p sólo
tiene divisores triviales.

Si n > 1 no es primo, entonces n es compuesto.

Observe que si n > 1 es compuesto entonces n = ab donde 1 < a, b < n .

Ejemplo

(a) Los enteros 2 y 7 son primos, mientras que 6 = 2 · 3 y 15 = 3 · 5 son compuestos.

(b) Los primos menores que 50 son:


2, 3, 5, 7, 11, 13, 17, 19, 23, 29, 31, 37, 41, 43, 47 < 50.
(c) Aunque 21, 24 y 1 729 no son primos, cada uno puede escribirse como un producto de
primos:
21 = 3 · 7, 24 = 8 ⋅ 3 = [4 ⋅ 2] ⋅ 3 = [(2 · 2) · 2] · 3 = 2 3 · 3,
1 729 = 7 · 13 · 19
El teorema fundamental de la aritmética establece que todo entero n > 1 puede escribirse
como un producto de primos esencialmente de una forma: se trata de un teorema profundo y
algo difícil de demostrar.

Sin embargo, mediante inducción, en este momento resulta fácil demostrar que tal producto
existe. A saber:

3.9 Descomposición en Productos Primos

Teorema Teorema Fundamental de la Aritmética Cualquier entero n > 1 puede escribirse


como un producto de primos.

Observe que un producto puede consistir de un solo factor, de modo que un primo p es en sí
un producto de primos.

Demostración La demostración es por inducción.

Sea n = 2.

Puesto que 2 es primo, n es un producto de primos.

Suponga que n > 2 y el teorema se cumple para enteros positivos menores que n.

⋅ Si n es primo, entonces n es un producto de primos.

⋅ Si n es compuesto, entonces n = ab, donde 1 < a, b < n .

Por inducción, a y b son productos de primos; por tanto, n = ab también es un producto de


primos.

Ejemplo

(a) 100 = 2 ⋅ 2 ⋅ 5 ⋅ 5 = 2 2 ⋅ 5 2

(b) 641 = 641

(c) 999 = 3 ⋅ 3 ⋅ 3 ⋅ 37 = 3 3 ⋅ 37

(d) 1024 = 2 ⋅ 2 ⋅ 2 ⋅ 2 ⋅ 2 ⋅ 2 ⋅ 2 ⋅ 2 ⋅ 2 ⋅ 2 = 2 10

Euclides, quien demostró el teorema fundamental de la aritmética, también se preguntó si


había o no un primo máximo. Contestó esta pregunta así:

Teorema No hay primo máximo; es decir, existe una infinidad de primos.

Demostración

Suponga que hay un número finito de primos, por ejemplo, p 1 , p 2 , … , p m .

Considere el entero n = p 1 p 2 … p m + 1 .
Puesto que n es un producto de primos (teorema anterior) es divisible entre uno de los
primos; por ejemplo, p k .

Note que p k también divide al producto p 1 p 2 … p m .

En consecuencia, p k divide a
n − p1 p2 … pm = 1
Esto es imposible, y así n es divisible por algún otro primo.

Esto contradice la hipótesis de que p 1 , p 2 , … , p m son sólo primos.

Por tanto, el número de primos es infinito y esto demuestra el teorema.

División de prueba

A menudo es importante mostrar que un número entero dado es primo.

Por ejemplo, en criptología, primos grandes son usados en algunos métodos para hacer que
los mensajes sean secretos.

Un procedimiento para demostrar que un número entero es primo se basa en el siguiente


siguiente:

Teorema Si n es un entero compuesto, entonces n tiene un divisor primo menor o igual que
n.

Demostración

Si n es compuesto, por la definición de un entero compuesto, sabemos que tiene un factor a


con 1 < a < n.

Por lo tanto, por la definición de un factor de un entero positivo, tenemos n = ab, donde b es
un número entero positivo mayor que 1.

Demostraremos que a ≤ nob≤ n.

Si a > n y b> n, entonces ab > n⋅ n = n ⇒ ab > n , lo cual es una


contradicción.
En consecuencia, a ≤ nob≤ n.

Debido a que tanto a como b son divisores de n, vemos que n tiene un divisor positivo no
excediendo n.

Este divisor es primo o, según el teorema fundamental de la aritmética, tiene un divisor primo
menor que él mismo.

En cualquier caso, n tiene un divisor primo menor o igual que n.

Del teorema anterior, se deduce que un número entero es primo si no es divisible por ningún
primo menor que o igual a su raíz cuadrada.

Esto conduce al algoritmo de fuerza bruta conocido como la división de prueba.

Para usar la división de prueba, dividimos n por todos los primos que no excedan n y
concluimos que n es primo si no es divisible por ninguno de estos números primos.

En el siguiente ejemplo, usaremos la división de prueba para mostrar que 101 es primo.

Ejemplo Muestre que 101 es primo.

Solución

Los únicos primos que no superan 101 ≈ 10.05 son 2, 3, 5 y 7.

Como 101 no es divisible por 2, 3, 5 o 7 (el cociente de 101 y cada uno de estos números
enteros no es un número entero), se sigue que 101 es primo.

Debido a que cada entero tiene una factorización prima, sería útil tener un procedimiento
para encontrar esta factorización prima.

Considere el problema de encontrar la factorización prima de n.

Comencemos dividiendo n entre primos sucesivos, comenzando con el primo más pequeño,
2.
Si n tiene un factor primo, entonces por el Teorema anterior, un factor primo p que no exceda
n se encontrará.

Entonces, si no hay factor primo que no exceda n se encuentra, entonces n es primo.

De lo contrario, si un factor primo p es encontrado, continúe factorizando n ∕ p .

Note que n ∕ p no tiene factores primos menores que p.

Nuevamente, si n ∕ p no tiene factor primo mayor o igual a p y que no exceda su raíz


cuadrada, entonces es primo.

De lo contrario, si tiene un factor primo q, continúe factorizando n ∕ (pq) .

Este procedimiento se continúa hasta que la factorización se haya reducido a un primo.

Ejemplo Halle la factorización prima de 7007.

Solución

Para encontrar la factorización prima de 7007, primero realice divisiones de 7007 entre
sucesivos
primos, comenzando con 2.

Ninguno de los primos 2, 3 y 5 divide 7007.

Sin embargo, 7 divide 7007, con 7007 ∕ 7 = 1001 .

Luego, divida 1001 entre primos sucesivos, comenzando con 7.

Se ve inmediatamente que 7 también divide a 1001, puesto que 1001 ∕ 7 = 143 .

Continúe dividiendo 143 por números primos sucesivos, comenzando con 7.

Aunque 7 no divide 143, 11 divide 143 y 143 ∕ 11 = 13 .

Como 13 es primo, el procedimiento termina.

Resulta que
7007 = 7 ⋅ 1001 = 7 ⋅ 7 ⋅ 143 = 7 ⋅ 7 ⋅ 11 ⋅ 13.
En consecuencia, la factorización prima de 7007 es
7007 = 7 ⋅ 7 ⋅ 11 ⋅ 13 = 7 2 ⋅ 11 ⋅ 13
MIÉRCOLES 15/09/2021
3.10 Algoritmo de la División

Teorema El Algoritmo de la División Si a, b ∈ Z , con b > 0, entonces existen q, r ∈ Z


únicos tales que
a = qb + r,
con 0 ⩽ r < b.

Demostración

Si b | a (a = qb), el resultado es válido con r = 0.

Por lo que ahora consideraremos el caso en que b ∤ a (es decir, b no divide a a).

Sea S = { a - tb | t ∈ Z, a - tb > 0 } ⊂ Z + .

⋅ Si a > 0 y t = 0 ∈ Z, por lo que a - tb = a > 0 entonces a ∈ S y S ≠ ∅.

⋅ Si a ⩽ 0, sea t = a - 1 ∈ Z .

Entonces a - tb = a - (a - 1)b = a - ab + b = a(1 - b) + b , con (1 - b) ⩽ 0 , ya que b ⩾ 1 y


b > 0.

Así, a - tb > 0 y S ≠ ∅.

Por lo tanto, para todo a ∈ Z, S es un subconjunto no vacío de Z + .

Por el principio del buen orden, S tiene un elemento mínimo r (r ∈ S), tal que 0 < r = a - qb ,
para algún q ∈ Z .

Si r = b, entonces r = a - qb ⇒ a = r + qb = b + qb = (q + 1)b y b|a, lo que contradice


b ∤ a.

Si r > b, entonces r = b + c , para algún c ∈ Z + y a - qb = r = b + c


a - qb = b + c
c = a - qb - b
c = a - (q + 1)b ∈ Z + ,
luego c = a - (q + 1)b > 0 y también (q + 1) ∈ Z , por lo tanto c ∈ S, lo que contradice que r
sea el elemento mínimo de S.

Por lo tanto, r < b.

Esto establece entonces un cociente q y un resto r, tales que 0 ⩽ r < b para el teorema.

Pero ¿existen otros q y r que también funcionen?

En ese caso, sean q 1 , q 2 , r 1 , r 2 ∈ Z tales que a = q 1 b + r 1 con 0 ⩽ r 1 < b y a = q 2 b + r 2 ,


con 0 ⩽ r 2 < b .

Entonces
q1 b + r1 = q2 b + r2 ⇒ q1 b - q2 b = r2 - r1 ⇒ b(q1 - q2 ) = r2 - r1 ⇒ b|q1 - q2 | = |r2 - r1 | < b,
ya que 0 ⩽ r 1 , r 2 < b.

Si q 1 ≠ q 2 , tenemos la contradicción b|q 1 - q 2 | < b .

Por lo tanto, q 1 = q 2 , r 1 = r 2 y tanto el cociente como el resto son únicos.

Cuando a, b ∈ Z con b > 0, entonces existe un cociente q único y un resto r único tales que
a = qb + r , con 0 ⩽ r < b.

Además, en este caso, el entero b se llama divisor y a es el dividendo.

Ejemplo

(a) Cuando a = 170 y b = 11 en el algoritmo de la división, tenemos que 170 = 15 ⋅ 11 + 5 ,


donde 0 ⩽ 5 < 11. Por lo tanto, al dividir 170 entre 11, el cociente es 15 y el resto es 5.

(b) Si el dividendo es a = 98 y el divisor es b = 7, del algoritmo de la división tenemos que


98 = 14 ⋅ 7 . Así, en este caso, el cociente es q = 14 y el resto es r = 0, y 7 divide
(exactamente) a 98.

(c) Para el caso en que a = -45 y b = 8 tenemos -45 = (- 6)8 + 3 , donde 0 ⩽ 3 < 8. En
consecuencia, el cociente es -6 y el resto es 3, cuando el dividendo es -45 y el divisor es 8.
(d) Sean a, b ∈ Z + .

1. Si a = qb para algún q ∈ Z + , entonces -a = (- q)b. Por lo que, en este caso, cuando


-a( < 0) se divide entre b( > 0) el cociente es -q( < 0) y el resto es 0.

2. Si a = qb + r para algún q ∈ N y 0 < r < b, entonces


-a = (-q)b - r = (-q)b - b + b - r = [(-q)b - b] + [b - r] = (-q - 1)b + (b - r).
Para este caso, cuando -a( < 0) se divide entre b( > 0), el cociente es -q - 1( < 0) y el
resto es b - r , donde 0 < b - r < b .

Ejemplo Dado que es posible ver la multiplicación de enteros positivos como sumas
repetidas, también podemos ver la división (entera) como restas repetidas. Vemos que la
resta sí cumple un papel en la definición del conjunto S en la demostración del teorema
anterior.

Cuando, por ejemplo, calculamos 5 ⋅ 7 , podemos pensar en términos de sumas repetidas y


escribir

Si, por otro lado, deseamos dividir 37 entre 8, entonces debemos pensar que el cociente q
es el número de ochos contenidos en 37.

Al eliminar cada uno de estos ochos (esto es, al restarlos) y cuando ya no se puede eliminar
otro 8 sin obtener un resultado negativo, entonces el entero que queda (restante) es el resto
r.

Así, podemos calcular q y r en términos de restas sucesivas como sigue:

La última línea muestra que podemos restar cuatro ochos de 37 antes de obtener un
resultado no negativo (5) que es menor que 8.

Por lo tanto, en este ejemplo tenemos que q = 4 y r = 5.


3.11 Algoritmo de Euclides

Vimos que mcd(a, b) no sólo existe sino que mcd(a, b) también es el entero positivo más
pequeño que podemos escribir como una combinación lineal de a y b.

Sin embargo, debemos darmos cuenta de que si a, b, c ∈ Z + y c = ax + by para algunos


x, y ∈ Z , entonces no necesariamente debemos concluir que
c sea mcd(a, b);
a menos que también sepamos de alguna manera que c es el entero positivo más pequeño
que puede ser escrito como una combinación lineal de a y b.

Los enteros a y b son primos relativos si mcd(a, b) = 1 ; es decir, cuando existe x, y ∈ Z


con
ax + by = 1.
Ejemplo Como mcd(42, 70) = 14 , podemos encontrar x, y ∈ Z tales que
1
42x + 70y = 14 //⋅ o 3x + 5y = 1 .
14

Por inspección, x = 2, y = -1 es una solución; 3(2) + 5(-1) = 1 .

Pero para k ∈ Z, 1 = 3(2 - 5k) + 5(-1 + 3k) //⋅ 14 , entonces


14 = 42(2 - 5k) + 70(-1 + 3k) y las soluciones para x, y no son únicas.

a b
En general, si mcd(a, b) = d , entonces mcd , = 1.
d d

a b a b b a
Si x0 + y0 = 1 , entonces 1 = x0 - k + y0 + k , para cualquier
d d d d d d
k ∈ Z.

b a
Así, d = a x 0 - k + b y0 + k , lo que produce un número infinito de soluciones
d d
para la ecuación ax + by = d .

El ejemplo y las observaciones anteriores funcionan bastante bien si a, b son pequeños.

¿Pero cómo se puede encontrar mcd(a, b) para a, b ∈ Z + arbitrarios?


Si a | b, entonces mcd(a, b) = a ; y si b | a, entonces mcd(a, b) = b ; en los demás casos,
recurrimos al siguiente resultado, que debemos a Euclides.

LUNES 20/09/2021
Teorema Algoritmo de Euclides Si a, b ∈ Z + , aplicamos el algoritmo de la división como
sigue:

Entonces, r k , el último resto distinto de cero, es igual a mcd(a, b).

Demostración Para verificar que r k = mcd(a, b) , establecemos las dos condiciones de la


definición de máximo común divisor:

1. c | a, c | b

2. Para cualquier común divisor de a y b, d = rk tenenos que rk | c.

Comenzaremos con el primer proceso de divisió.

Si c | a y c | b, entonces como a = q 1 b + r 1 y b = q 2 r 1 + r 2 , se sigue que c | r 1 .

Después, [(c | b) ∧ (c | r 1 )] ⇒ c | r 2 .

Continuando hacia abajo por los procesos de división, llegamos hasta donde c | r k-2 y
c | rk-1 .

Por la penúltima ecuación, concluimos que c | r k , lo que verifica la segunda condición de la


definición de máximo común divisor.
Para establecer la primera condición, seguimos un orden inverso.

De la última ecuación, r k | r k-1 , por lo que r k | r k-2 , ya que r k-2 = q k r k-1 + r k .

Continuando hacia arriba por las ecuaciones, llegamos hasta donde r k | r 2 y r k | r 3 , por lo
que r k | r 1 .

Entonces [(r k | r 2 ) ∧ (r k | r 1 )] ⇒ r k | b y finalmente [(r k | r 1 ) ∧ (r k | b)] ⇒ r k | a .

De aquí que r k = mcd(a, b) .

Un algoritmo es una lista de instrucciones precisas diseñadas para resolver un tipo de


problema particular, no solamente un caso especial.

En general, esperamos que todos nuestros algoritmos reciban una entrada y nos
proporcionen el resultado (o resultados) necesario como salida.

De igual modo, un algoritmo debe proporcionar el mismo resultado si repetimos el valor (o


valores) para la entrada.

Esto sucede cuando la lista de instrucciones es tal que cada resultado intermedio
proveniente de la ejecución de cada instrucción es único y sólo depende de la entrada
(inicial) y de cualquier resultado que se pudiera haber obtenido en cualquiera de las
intrucciones precedentes.

Para lograr esto hay que eliminar toda vaguedad del algoritmo; las instrucciones deben
describirse de forma simple, pero no ambigua, de modo que pueda ser ejecutada por una
máquina.

Por último, nuestro algoritmo no puede continuar por siempre.

Debe terminar después de la ejecución de un número finito de instrucciones.

En el teorema del Algoritmo de Euclides determinamos el máximo común divisor de dos


enteros positivos cualesquiera.

Por lo tanto, este algoritmo recibe los dos enteros positivos a, b como entrada y genera su
máximo común divisor como salida.

Tal como está establecido, no proporciona las intrucciones precisas para determinar la salida
deseada.
Para eliminar esta desventaja del teorema del Algoritmo de la división, indicaremos las
instrucciones en el programa en Pascal.

Ejemplo Determinaremos el máximo común divisor de 250 y 111, y expresaremos el


resultado como una combinación lineal de estos enteros.

Así, 1 es el último resto distinto de cero.

Por lo tanto, mcd(250, 111) = 1 , y así, 250 y 111 son primos relativos.

Si trabajamos hacia atrás en la tercera ecuación, tendremos


1 = 28 - 1(27)
= 28 - 1[111 - 3(28)]
= (-1)(111) + 4(28)
= (-1)(111) + 4[250 - 2(111)]
= 4(250) - 9(111)
= 250(4) + 111(-9),
una combinación lineal de 250 y 111.

Esta expresión de 1 como combinación lineal de 250 y 111 no es única, ya que


1 = 250[4 - 111k] + 111[-9 + 250k],
para cualquier k ∈ Z.

También tenemos que


mcd(-250, 111) = mcd(250, -111) = mcd(-250, -111) = mcd(250, 111) = 1.
Nuestro siguiente ejemplo es un poco más general, ya que se trata del máximo común
divisor d e un número infinito de parejas de enteros.

Ejemplo Para cualquier n ∈ Z + demostraremos que los enteros positivos 8n + 3 y 5n + 2


son primos relativos.

Aquí tenemos que 8n + 3 > 5n + 2 , y como en el ejemplo anterior, podemos escribir lo


siguiente:
Por lo tanto, el último resto distinto de cero es 1, por lo que mcd(8n + 3, 5n + 2) = 1 .

Pero también podríamos haber llegado a esta conclusión si observamos que

Y como 1 está expresado como una combinación lineal de 8n + 3 y 5n + 2 , y ningún otro


número positivo más pequeño puede tener esta propiedad, se sigue que el máximo común
divisor de8n + 3 y 5n + 2 es 1, para cualquier entero positivo n.

Ejemplo Jorge tiene dos recipientes no marcados. Un recipiente contiene 17 onzas y el otro
55 onzas. Explique cómo puede usar Jorge los dos recipientes para medir exactamente una
onza.

Por el algoritmo de Euclides tenemos que

Por lo tanto,
1 = 17 - 4(4) = 17 - 4[55 - 3(17)] = 1(17) - 4(55) + 12(17) = 13(17) + (-4)(55).
Por lo tanto, Jorge debe llenar el recipiente pequeño (de 17 onzas) 13 veces y vaciar el
contenido (las primeras doce veces) en el recipiente mayor.

(Jorge vacía el recipiente mayor cada vez que esté lleno.)

Antes de llenar el recipiente pequeño la 13 a vez, Jorge tiene


12(17) + (-3)(55) = 204 + (-165) = 39
onzas de agua en el recipiente mayor (de 55 onzas).

Después de llenar el recipiente pequeño por 13 a vez, Jorge vaciará 16( = 55 - 39) de este
recipiente, y llenará el recipiente grande.

Quedará exactamente una onza en el recipiente pequeño.

También podría gustarte