Está en la página 1de 26

1 Amada mía, en ti no hay mancha

Amada mía, en ti no hay mancha

Cant 4:7 Toda tú eres hermosa, amiga mía, y en ti no hay


mancha.

Por. Pastor Reyman Gómez


Ministerio Cristiano “Volviendo a la palabra”
Volviendoalapalabra.org

El Antiguo Testamento no pudo salvar a nadie. Nadie fue salvo bajo


la ley, por eso Dios envió a su hijo nacido de mujer para que
cumpliera la ley por nosotros los que no podíamos.

Gál 5:18 Pero si sois guiados por el Espíritu, no estáis bajo la ley.

Las citas que a continuación le presento son muy poderosas para que
usted viva arriba de los juicios de este mundo, arriba del pecado,
arriba de la aflicción. Si usted las cree, y las aplica a su vida, usted
puede vivir en total victoria y en total triunfo.
2 Amada mía, en ti no hay mancha

Pero la única forma de vivir en total victoria es aceptar lo que


nuestro amado Señor realizó en el Calvario. Este sacrificio que Él
llevó a cabo en el Calvario puede levantar al peor pecador y hacerlo
vivir en total triunfo en Cristo Jesús.

2Co 5:17 De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es;
las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.

La intención de Dios no es que usted venga al conocimiento del


Evangelio y usted siga siendo la misma persona viaja. Su deseo es
que usted sea un nuevo hombre o una nueva mujer.

Rom 3:7 ¿por qué aún soy juzgado como pecador?

Cuando usted ha aceptado el perdón del Calvario, Dios ya no le ve a


usted como pecador.

Rom 3:24 siendo justificados gratuitamente por su gracia,


mediante la redención que es en Cristo Jesús,

Dice, siendo justificados, lo cual significa que hemos sido


declarados inocentes, nunca pecamos para comenzar, como dice el
profeta en el Mensaje, “El Rapto, 1965”

Rom 3:25 a quien Dios puso como propiciación por medio de la fe


en su sangre, para manifestar su justicia, a causa de haber pasado
por alto, en su paciencia, los pecados pasados,

Pasó por alto fue que no tomó en cuenta sus pecados pasados. Usted
puede vivir tranquilo y reposado de que Dios perdonó y “olvidó” sus
pecados pasados.

Rom 4:7 diciendo:


Bienaventurados aquellos cuyas iniquidades son perdonadas,
Y cuyos pecados son cubiertos.
3 Amada mía, en ti no hay mancha

Rom 4:8 Bienaventurado el varón a quien el Señor no inculpa de


pecado.

Esto es como el niño que quebró la vajilla nueva pero su madre le


dice: No te preocupes, mi hijo, eso no es nada. Es lo mismo que
Dios le dice a usted que ha creído en la salvación por fe y no por
obras: No has hecho nada, todo está olvidado. Amén.

Es nuestra obligación vivir descansados, y sin culpa ante Dios.


Nuestro Padre ya hizo una preparación para nuestra victoria, solo
vivamos confesando la victoria. A pesar de los problemas,
confesemos que todo está bien, que este es el mejor día de nuestra
vida.

Rom 4:14 Porque si los que son de la ley son los herederos, vana
resulta la fe, y anulada la promesa.

Los que viven en ley no pueden ser herederos de ninguna bendición,


solo la gracia de nuestro Señor produce una herencia gloriosa a todo
aquel que cree.

Rom 4:15 Pues la ley produce ira; pero donde no hay ley, tampoco
hay transgresión.

¿De qué lo van acusar a usted si no hay ley? Cristo Jesús vino a
ponerle fin a la ley. Somos ministros de un nuevo Pacto, la gracia.

Rom 4:17 (como está escrito: Te he puesto por padre de muchas


gentes delante de Dios, a quien creyó, el cual da vida a los muertos,
y llama las cosas que no son, como si fuesen.

¿De qué materiales hizo Dios el mundo? De la nada. Él llamó las


cosas por la Palabra. Y el profeta dice que nosotros somos
creadores, si, creadores de atmósferas. Podemos hablar y crear.
4 Amada mía, en ti no hay mancha

Donde no hay nada demos la palabra, eso es llamar las cosas que no
son como si fuesen.

Rom 4:19 (Abraham) Y no se debilitó en la fe al considerar su


cuerpo, que estaba ya como muerto (siendo de casi cien años), o la
esterilidad de la matriz de Sara.

Abraham no se debilitó al ver que él y Sara envejecían y nada


sucedía. Usted también está llamado a no debilitarse, cualquiera que
sea el problema.

Rom 4:20 Tampoco dudó, por incredulidad, de la promesa de


Dios, sino que se fortaleció en fe, dando gloria a Dios,
21 plenamente convencido de que era también poderoso para hacer
todo lo que había prometido;
22 por lo cual también su fe le fue contada por justicia.
23 Y no solamente con respecto a él se escribió que le fue contada,
24 sino también con respecto a nosotros a quienes ha de ser
contada, esto es, a los que creemos en el que levantó de los
muertos a Jesús, Señor nuestro,
25 el cual fue entregado por nuestras transgresiones, y resucitado
para nuestra justificación.

Tampoco dudó. La duda es nuestro peor enemigo. La duda es


contraria a la fe. Recuerde no es por usted que las cosas suceden, es
más bien por aquel que está en vosotros.

Romanos 5:1 Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con
Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo;

Ya estamos en paz con Dios, podemos acercarnos a Él


confiadamente. La ira de Dios fue aplacada en el Calvario. Dios
espera que usted se acerque a Él sin ningún temor.
5 Amada mía, en ti no hay mancha

Rom 5:2 por quien también tenemos entrada por la fe a esta gracia
en la cual estamos firmes, y nos gloriamos en la esperanza de la
gloria de Dios.

Tenemos entrada, no dice, “tendremos”, sino “tenemos”, ahora


mismo. Las puertas del cielo han sido abiertas para usted. Recuerde,
todo es vuestro, todas las cosas se le han sido dadas.

Rom 5:5 Y la esperanza no avergüenza; porque el amor de Dios ha


sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos
fue dado.

¡Que tremendo! El amor de Dios ya ha sido derramado en su vida,


tiempo presente. Su corazón ya está lleno de Su amor.

Rom 5:17 Pues si por la transgresión de uno solo reinó la muerte,


mucho más reinarán en vida por uno solo, Jesucristo, los que
reciben la abundancia de la gracia y del don de la justicia.

Reinando sobre la carne, el diablo y el mundo. Cada vez que alguien


le pregunte, ¿cómo está usted? Usted responda, “Reinando en vida”
Porque esa es nuestra realidad. Jesucristo derrotó a todos nuestros
enemigos, ellos quedaron ahogados en el mar, y nunca más los
volveremos a ver.

Rom 5:19 Porque así como por la desobediencia de un hombre los


muchos fueron constituidos pecadores, así también por la
obediencia de uno, los muchos serán constituidos justos.

Por la obediencia de nuestro amado Señor Jesucristo usted ha sido


declarado justo, inocente, sin culpa. Dios no le ve a usted como
pecador, sino justificado.

Rom 6:4 Porque somos sepultados juntamente con él para muerte


por el bautismo, a fin de que como Cristo resucitó de los muertos
6 Amada mía, en ti no hay mancha

por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en vida


nueva.

Cristo murió para que nosotros andemos en vida nueva. Ya no


aquella vida llena de quejas y lamentos. Si usted vive quejándose,
usted atrae miseria a su vida. Pero si usted vive confesando que todo
está bien, que usted tiene salud, eso es lo que obtendrá.

Rom 6:6 sabiendo esto, que nuestro viejo hombre fue crucificado
juntamente con él, para que el cuerpo del pecado sea destruido, a
fin de que no sirvamos más al pecado.

Nuestro viejo hombre ya fue crucificado, ya fue matado, ya fue


quitado. Cuando Dios lo ve a usted lo ve sin ese cuerpo de pecado.
Él ve su espíritu hecho perfecto. Espero que esto no sea difícil de
creer para usted, porque esto es lo que dice la Escritura. Vea:

Heb 12:22 sino que os habéis acercado al monte de Sion, a la


ciudad del Dios vivo, Jerusalén la celestial, a la compañía de
muchos millares de ángeles,

Monte de Sión, la Jerusalén celestial, la ciudad del Dios vivo es la


Esposa del Cordero.

Heb 12:23 a la congregación de los primogénitos que están


inscritos en los cielos, a Dios el Juez de todos, a los espíritus de los
justos hechos perfectos,

Rom 6:11 Así también vosotros consideraos muertos al pecado,


pero vivos para Dios en Cristo Jesús, Señor nuestro.

Todo depende de lo que usted cree en su mente y corazón, por eso


dice, consideraos muertos al pecado. Usted considere que ese cuerpo
de pecado está muerto y su espíritu está vivo delante de Dios.
7 Amada mía, en ti no hay mancha

Vivimos bajo el Poder fuerte del Calvario, por eso el pecado que ha
sido quitado ya no puede enseñorearse de nosotros. Veamos:

Rom 6:14 Porque el pecado no se enseñoreará de vosotros; pues


no estáis bajo la ley, sino bajo la gracia.
Rom 6:22 Mas ahora que habéis sido libertados del pecado y
hechos siervos de Dios, tenéis por vuestro fruto la santificación, y
como fin, la vida eterna.

Un creyente verdadero cree toda la Palabra de Dios y aquí dice, que


ya hemos sido liberados del pecado. Jesús rompió las cadenas del
pecado

Rom 7:4 Así también vosotros, hermanos míos, habéis muerto a la


ley mediante el cuerpo de Cristo, para que seáis de otro, del que
resucitó de los muertos, a fin de que llevemos fruto para Dios.

En el Calvario Cristo mató la ley y también mató mi cuerpo de


pecado. Dios ya no lo ve a usted pecador, sino salvo por gracia.

Rom 7:6 Pero ahora estamos libres de la ley, por haber muerto
para aquella en que estábamos sujetos, de modo que sirvamos bajo
el régimen nuevo del Espíritu y no bajo el régimen viejo de la letra.

Ya estamos libres de la ley. La ley es el policía que nos metía


presos, nos decía, culpables, rebeldes, etc; pero la Gracia es el
abogado que nos sacó de la cárcel para siempre. Somos libres.

Rom 7:22 Porque según el hombre interior, me deleito en la ley de


Dios;

Rom 7:25 Gracias doy a Dios, por Jesucristo Señor nuestro. Así
que, yo mismo con la mente sirvo a la ley de Dios, mas con la carne
a la ley del pecado.
8 Amada mía, en ti no hay mancha

Viviendo en el Espíritu de la Palabra

Heb 9:26 De otra manera le hubiera sido necesario padecer


muchas veces desde el principio del mundo; pero ahora, en la
consumación de los siglos, se presentó una vez para siempre por el
sacrificio de sí mismo para quitar de en medio el pecado.

¿Lo quitó o no lo quitó o lo quitó a medias? Jesús es el Cordero de


Dios que quita el pecado del mundo.

Heb 2:14 Así que, por cuanto los hijos participaron de carne y
sangre, él también participó de lo mismo, para destruir por medio
de la muerte al que tenía el imperio de la muerte, esto es, al diablo,

¿Lo destruyó o no lo destruyó, o lo destruyó a medias? Esto quiere


decir que el diablo quedó vencido y derrotado en el Calvario. ¿Cómo
va hacerle daño alguien que está noqueado en el suelo? No puede.
En Cristo, usted es más que vencedor.

Rom 8:1 Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están
en Cristo Jesús.

Ya no hay condenación contra su vida, ya no hay acusación, ¿de qué


lo van acusar, si en el Tribunal de Cristo usted fue declarado,
inocente?

Rom 8:2 Porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús me ha


librado de la ley del pecado y de la muerte.

El Espíritu que está en Cristo me ha librado de la ley del pecado y de


la muerte. Ya no estamos sujetos al pecado ni a la muerte. Hemos
pasado de muerte a vida.

Rom 8:5 Porque los que son de la carne piensan en las cosas de la
carne; pero los que son del Espíritu, en las cosas del Espíritu.
9 Amada mía, en ti no hay mancha

Ya no pensemos en las cosas de la carne, podemos vivir arriba de


eso. La carne solo piensa en derrota.

Rom 8:6 Porque el ocuparse de la carne es muerte, pero el


ocuparse del Espíritu es vida y paz.
Ocuparse en las cosas del Espíritu trae vida y paz, lo cual quiere
decir que tenemos que vivir pensando en lo que Cristo logró por
nosotros en la cruz.

Rom 8:11 Y si el Espíritu de aquel que levantó de los muertos a


Jesús mora en vosotros, el que levantó de los muertos a Cristo Jesús
vivificará también vuestros cuerpos mortales por su Espíritu que
mora en vosotros.

¡Qué promesa! Nuestros cuerpos mortales van a ser vivificados,


mientras llega nuestra transformación, nuestros cuerpos recibirán
una vislumbre de gloria viviendo en salud perfecta, la cual ya fue
ganada en el Calvario.

Rom 8:14 Porque todos los que son guiados por el Espíritu de
Dios, éstos son hijos de Dios.

Si usted es guiado por el Espíritu de Dios, usted vivirá bajo los


privilegios concedidos aquel día en el Calvario.

Rom 8:15 Pues no habéis recibido el espíritu de esclavitud para


estar otra vez en temor, sino que habéis recibido el espíritu de
adopción, por el cual clamamos: ¡Abba, Padre!

Ya no estamos en esclavitud ni en temor, sino que hemos recibido el


espíritu de adopción. Y si hemos sido adoptados a cada momento le
decimos a nuestro Dios: ¡Abba, Padre! Eso únicamente hijos
adoptados lo pueden decir.
10 Amada mía, en ti no hay mancha

Rom 8:17 Y si hijos, también herederos; herederos de Dios y


coherederos con Cristo, si es que padecemos juntamente con él,
para que juntamente con él seamos glorificados.

Ya somos herederos de Dios y coherederos con Cristo, lo cual quiere


decir que todo lo que Cristo heredó, lo heredó usted también. Todo
es vuestro. Usted solo tome, ya no tiene que andar pidiendo. Usted
ya ha sido bendecido con toda bendición.

Cuando alguien le diga: Dios te bendiga, usted dígale; ya he sido


bendecido con toda bendición. Veamos la cita:

Efe 1:3 Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo,


que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares
celestiales en Cristo,
Ya fui bendecido. Somos los verdaderos bendecidos. Por muchos
andan diciendo por ahí que son bendecidos y fuman, beben, cometen
adulterio, eso no es estar bendecido, sino que aun están en sus
pecados.

Rom 8:19 Porque el anhelo ardiente de la creación es el aguardar


la manifestación de los hijos de Dios.

Esos hijos de Dios tenemos que ser manifestados. Manifestar la vida


nueva que está adentro de nosotros.

Rom 8:22 Porque sabemos que toda la creación gime a una, y a


una está con dolores de parto hasta ahora;
Rom 8:23 y no sólo ella, sino que también nosotros mismos, que
tenemos las primicias del Espíritu, nosotros también gemimos
dentro de nosotros mismos, esperando la adopción, la redención de
nuestro cuerpo.

Veamos lo que dice el profeta al respecto:


11 Amada mía, en ti no hay mancha

Adopción, parte 3, 1960


158 ¿Qué está esperando todo? ¿Qué está esperando toda la
creación? Las manifestaciones de los hijos de Dios. Está esperando
que la Iglesia llegue a su posición.

¿Quién era el hijo de Dios, cuando Adán, dónde estaba su dominio?


Él tenía dominio en la tierra. Él no era El, Elah, Elohim entonces, Él
era Jehová. Eso es, "Yo soy Dios, y he hecho algunos menores
debajo de Mí.

Y yo les he dado un dominio. Y en su dominio, el dominio bajo


ellos, está la tierra". El hombre tenía dominio sobre la tierra. Y toda
la creación completa está esperando para que los hijos de Dios sean
manifestados. (Fin de la cita)

¿Y si alguna circunstancia nos sucede? ¿Será que se descuidó el


Ángel que me han asignado para que me cuide? No, vea,

Rom 8:28 Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas
les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son
llamados.

Todo ayuda a bien, si algo sucede, es con un propósito, quizás para


que Dios sea glorificado, para acercarlo a usted más a Dios, o tal vez
es Dios dándole alguna pequeña reprensión.

Hemos sido llamados para ser iguales al Hijo de Dios.


Rom 8:29 Porque a los que antes conoció, también los predestinó
para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para
que él sea el primogénito entre muchos hermanos.

Rom 8:30 Y a los que predestinó, a éstos también llamó; y a los


que llamó, a éstos también justificó; y a los que justificó, a éstos
también glorificó.
12 Amada mía, en ti no hay mancha

Dios lo predestinó a usted, según su previo conocimiento, lo vio de


ante mano. Antes que usted naciera en esta tierra, Dios ya lo había
visto. Por eso mismo Dios le llamó, lo justificó, lo declaró inocente
como si nunca ha pecado, y lo glorificó, le dio un cuerpo
glorificado.

Rom 8:31 ¿Qué, pues, diremos a esto? Si Dios es por nosotros,


¿quién contra nosotros?

¿Quién podrá derrotar a un elegido de Dios? Nadie

Rom 8:32 El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo


entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también con él todas
las cosas?

Escatimar: Dar la menor cantidad posible de lo que se


especifica: los vecinos acusan al ayuntamiento de escatimar
recursos para arreglar el barrio.

Rom 8:33 ¿Quién acusará a los escogidos de Dios? Dios es el que


justifica.

¿Seguirá usted permitiendo que alguien lo acuse de pecador? Usted


ha sido declarado justo y salvo.

Rom 8:35 ¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación,


o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o
espada?

¿Quién lo separará a usted de Cristo, si usted es uno con Él?

Rom 8:37 Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores
por medio de aquel que nos amó.
13 Amada mía, en ti no hay mancha

No solo vencedores, sino más que vencedores. Todo lo pueblo en


Cristo que me fortalece, todo. (Filipenses 4:13)

Heb 10:14 porque con una sola ofrenda hizo perfectos para
siempre a los santificados.

Dios ya lo hizo perfecto para siempre a usted. Dios lo ve a usted


perfecto, esto lo hizo nuestro Señor Jesús al poner su vida como
rescate, ya que nosotros mismos jamás podíamos ser perfectos en
nosotros mismos, Él tuvo que venir y tomar nuestro lugar. ¡Gloria a
Dios!

Confesando la Palabra
2Co 4:13 Pero teniendo el mismo espíritu de fe, conforme a lo que
está escrito: Creí, por lo cual hablé, nosotros también creemos, por
lo cual también hablamos,

Si usted es uno que cree usted vivirá confesando la victoria. Si cree


tiene que hablar. Aprenda a confesar de ahora en adelante: Soy
salvo, soy perfecto, soy justo, soy inocente, estoy bendecido, tengo
el cuerpo más sano del mundo. Este será el mejor día de mi vida.
Tengo lo que necesito. Me irá bien en este día. Todo lo que mis
manos tocan es bendecido y prosperado.

Rom 9:13 Como está escrito: A Jacob amé, mas a Esaú aborrecí.

Todo Dios lo hizo por amor. A usted lo amó y a otros aborreció,


¿por qué, acaso hay injusticia en Dios? De ninguna manera.

Lo que sucede es que Dios vio de ante mano que usted si le iba
aceptar y a creer su Palabra. Que usted iba aceptar totalmente el
sacrificio de la cruz. Porque si a alguien no se le abre totalmente la
expiación, este se queda fatua y pasará por la tribulación.
14 Amada mía, en ti no hay mancha

Rom 9:15 Pues a Moisés dice: Tendré misericordia del que yo


tenga misericordia, y me compadeceré del que yo me compadezca.

Aquí muestra plenamente la soberanía de Dios. Él tiene misericordia


de quien Él quiere, se compadece de quien Él quiere. Lo bueno es
que tuvo misericordia de usted y se ha compadecido de usted, y
usted tiene que ser el ser más agradecido sobre la faz de la tierra.

Rom 9:16 Así que no depende del que quiere, ni del que corre, sino
de Dios que tiene misericordia.

No es del que quiere ni del que corre, usted no anda queriendo ni


corriendo y Dios ya tuvo misericordia de usted.

Rom 9:17 Porque la Escritura dice a Faraón: Para esto mismo te


he levantado, para mostrar en ti mi poder, y para que mi nombre
sea anunciado por toda la tierra.

Donde dice, Faraón, ponga su Nombre.

Rom 9:18 De manera que de quien quiere, tiene misericordia, y al


que quiere endurecer, endurece.

Él no va llamar a todo el mundo. A quien quiere endurecer endurece


y a quien quiere ablandarle el corazón lo hará fácilmente. No es
culpa suya que haya pecadores en el mundo. El Señor añadirá a la
iglesia los que tienen que ser salvos. (Hechos 2:47)

Usted hable y presénteles el plan de salvación, dígales lo que Cristo


hizo por ellos y si son predestinados, van a creer, sino seguirán con
un corazón de piedra, y ¿Cuál es el problema?

Rom 9:21 ¿O no tiene potestad el alfarero sobre el barro, para


hacer de la misma masa un vaso para honra y otro para deshonra?
15 Amada mía, en ti no hay mancha

De la misma masa, de la misma tierra, del mismo mensaje hizo unos


vasos para honra y otros para deshonra. La deshonra es que no creen
totalmente el mensaje de la cruz y creen que hay que añadir algo
más al Calvario. Cuando Jesús dijo, Consumado, y consumado
quedó.

Rom 10:10 Porque con el corazón se cree para justicia, pero con
la boca se confiesa para salvación.

En otra traducción dice, con la boca se confiesa para salud. De


nuevo la Palabra nos manda a confesar la Palabra con nuestra boca.
Usted tiene que hablar, tiene que declarar lo que quiere.

Rom 10:11 Pues la Escritura dice: Todo aquel que en él creyere,


no será avergonzado.

No se trata de obrar, sino de creer, y todo el que cree no será


avergonzado, no quedará en ridículo.

No dejando de congregarse
Rom 10:17 Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de
Dios.

Este punto es sobresaliente porque si no nos congregamos no


oiremos, y si no oímos la fe no crece, por el oír viene la fe. Cristo ya
hizo todo para nosotros y lo único que tenemos que hacer es
levantarnos e ir a escuchar lo que Él nos ha concedido. No hay que
ser perezosos, hay que ir a congregarnos.

Rom 11:5 Así también aun en este tiempo ha quedado un


remanente escogido por gracia.

Todas las edades anteriores están durmiendo, pero usted y yo hemos


quedado, somos los sobrevivientes vivos que vivimos por gracia.
16 Amada mía, en ti no hay mancha

Rom 11:6 Y si por gracia, ya no es por obras; de otra manera la


gracia ya no es gracia. Y si por obras, ya no es gracia; de otra
manera la obra ya no es obra.

De nuevo no es por el obrar, sino por gracia, gratuitamente hemos


sido salvos. Hay razones de sobra para agradecer a nuestro Dios por
todo lo que ha hecho por nosotros.

Una pequeña advertencia


Rom 12:2 No os conforméis a este siglo, sino transformaos por
medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que
comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y
perfecta.

No os conforméis a este siglo, en otras palabras, no vivan como vive


la gente de esta edad. ¿Y cómo vive la gente de esta edad perversa?
En preocupaciones, en depresiones, en deleites, en culpa, etc.

Transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento:


Nuestra mente tiene que ser renovada. Si nuestra mente cambia,
cambia todo nuestro ser. Cámbiele la mente a un borracho y dejará
de tomar. Si tenemos la mente de Cristo nunca volveremos a ser los
mismos, pensaremos en grande.

Rom 12:12 gozosos en la esperanza; sufridos en la tribulación;


constantes en la oración;

Siempre gozosos y si viene tribulación, siempre gozosos y


constantes en la oración, lo cual no es una pedidera, sino una
alabanza de agradecimiento por todo lo que Él ya hizo por nosotros.

Ya deje de estar pidiendo tanto, solo tomen, Él ya lo dio todo y si


usted se acerca a Él en oración que sea con el único propósito de
alabarle y agradecerle.
17 Amada mía, en ti no hay mancha

Rom 12:19 No os venguéis vosotros mismos, amados míos, sino


dejad lugar a la ira de Dios; porque escrito está: Mía es la
venganza, yo pagaré, dice el Señor.

Deje que Dios tome venganza de lo que le hacen a usted, usted no


haga nada y vea como Dios pelea por sus hijos.

Rom 13:11 Y esto, conociendo el tiempo, que es ya hora de


levantarnos del sueño; porque ahora está más cerca de nosotros
nuestra salvación que cuando creímos.

Ahora está más cerca de nosotros nuestra transformación. Pronto


dejaremos esta vieja casa de pestilencia y nos vestiremos con un
cuerpo glorificado.

Rom 13:12 La noche está avanzada, y se acerca el día.


Desechemos, pues, las obras de las tinieblas, y vistámonos las
armas de la luz.

Obras de las tinieblas; duda, temor, incredulidad, miedo; hay que


desechar todo esto.

Armas de la luz: La confesión, el gozo, la paz, la oración, etc.

Juzgando al hermano
Rom 14:4 ¿Tú quién eres, que juzgas al criado ajeno? Para su
propio señor está en pie, o cae; pero estará firme, porque poderoso
es el Señor para hacerle estar firme.

No juzgue a nadie, Cristo lo perdonó a usted y de la misma manera


usted tiene que perdonar a su hermano.

Rom 14:5 Uno hace diferencia entre día y día; otro juzga iguales
todos los días. Cada uno esté plenamente convencido en su propia
mente.
18 Amada mía, en ti no hay mancha

Cada uno esté convencido que es salvo, que es perfecto, que ya no


es condenado, que éste es el mejor día de su vida, que tiene salud
perfecta, porque para eso murió nuestro amado Salvador por
nosotros.

Rom 14:10 Pero tú, ¿por qué juzgas a tu hermano? O tú también,


¿por qué menosprecias a tu hermano? Porque todos
compareceremos ante el tribunal de Cristo.
Si aun estamos en ley vamos a juzgar y a menospreciar al hermano,
pero si ya estamos en gracia, lo vamos a amar y aceptar como él es,
porque Dios nos aceptó a nosotros así como somos.

Cuando dice que todos compareceremos ante el tribunal de Cristo,


todos nos imaginamos un juez, una corte, y nosotros en el banquillo
de los acusados. Cuando en realidad el tribunal de Cristo es el
púlpito y desde ahí el juez nos ha declarado justos, inocentes y sin
culpa.

Rom 14:13 Así que, ya no nos juzguemos más los unos a los otros,
sino más bien decidid no poner tropiezo u ocasión de caer al
hermano.

Rom 14:17 porque el reino de Dios no es comida ni bebida, sino


justicia, paz y gozo en el Espíritu Santo.

El reino de Dios no es tristeza ni preocupación, sino justicia, paz y


gozo del Espíritu Santo.

Rom 14:19 Así que, sigamos lo que contribuye a la paz y a la


mutua edificación.

Procuremos estar siempre en paz con todos, esto agrada a nuestro


Dios. Evite las discusiones, contiendas y peleas y usted vivirá más
tranquilo.
19 Amada mía, en ti no hay mancha

Rom 14:22 ¿Tienes tú fe? Tenla para contigo delante de Dios.


Bienaventurado el que no se condena a sí mismo en lo que aprueba.
¡Qué tremenda bienaventuranza! Bienaventurado o feliz el que no se
condena a sí mismo. No se condene usted mismo porque Jesús pagó
el precio por sus pecados, por sus errores, por sus fallas. Ya todo
quedó saldado en el Calvario. Usted no le debe nada a Dios.

Reino unido y fortificado

Mat 12:25 Sabiendo Jesús los pensamientos de ellos, les dijo: Todo
reino dividido contra sí mismo, es asolado, y toda ciudad o casa
dividida contra sí misma, no permanecerá.

Mat 12:26 Y si Satanás echa fuera a Satanás, contra sí mismo está


dividido; ¿cómo, pues, permanecerá su reino?

EL AMOR: Cuanto hace falta este ingrediente en toda


congregación. Se la pasan peleando, discutiendo por tonterías y
Satanás feliz porque los tiene todos divididos. Mientras estén
divididos no prosperarán, no irán más adelante. Es tiempo de
hacernos uno y hacerle frente a las tinieblas.

1Co 6:17 Pero el que se une al Señor, un espíritu es con él.

UNIR: Juntar dos o más elementos distintos para formar un


todo o realizar una misma actividad. 
2   Casar a dos personas

…El que se une al Señor, un espíritu es con Él. El espíritu suyo y el


de Él son uno, son lo mismo.
20 Amada mía, en ti no hay mancha

Heb 13:20 Y el Dios de paz que resucitó de los muertos a nuestro


Señor Jesucristo, el gran pastor de las ovejas, por la sangre del
pacto eterno,
Heb 13:21 os haga aptos en toda obra buena para que hagáis su
voluntad, haciendo él en vosotros lo que es agradable delante de él
por Jesucristo; al cual sea la gloria por los siglos de los siglos.
Amén.

Es Él en vosotros haciendo lo que es agradable.

Rom 15:1 Así que, los que somos fuertes debemos soportar las
flaquezas de los débiles, y no agradarnos a nosotros mismos.

El que se cree fuerte que tolere y sobrelleve a los que son débiles.

Rom 15:7 Por tanto, recibíos los unos a los otros, como también
Cristo nos recibió, para gloria de Dios.

Rom 15:16 para ser ministro de Jesucristo a los gentiles,


ministrando el evangelio de Dios, para que los gentiles le sean
ofrenda agradable, santificada por el Espíritu Santo.

Somos ofrenda agradable al Señor por creer su gracia.

Rom 16:17 Más os ruego, hermanos, que os fijéis en los que


causan divisiones y tropiezos en contra de la doctrina que vosotros
habéis aprendido, y que os apartéis de ellos.

Apártese de los que están en ley

Rom 16:18 Porque tales personas no sirven a nuestro Señor


Jesucristo, sino a sus propios vientres, y con suaves palabras y
lisonjas engañan los corazones de los ingenuos.
21 Amada mía, en ti no hay mancha

Enseñan ley, engañan a la gente ingenua. ingenuo, Se aplica a la


persona que es simple, fácil de engañar

Rom 16:20 Y el Dios de paz aplastará en breve a Satanás bajo


vuestros pies. La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con
vosotros.

Lo aplastará bajo vuestros pies. Ella le arruina el Edén a Satán.

1Co 1:2 a la iglesia de Dios que está en Corinto, a los santificados


en Cristo Jesús, llamados a ser santos con todos los que en
cualquier lugar invocan el nombre de nuestro Señor Jesucristo,
Señor de ellos y nuestro:

La Palabra contra las divisiones entre hermanos


1Co 1:10 Os ruego, pues, hermanos, por el nombre de nuestro
Señor Jesucristo, que habléis todos una misma cosa, y que no haya
entre vosotros divisiones, sino que estéis perfectamente unidos en
una misma mente y en un mismo parecer.

Fuisteis enriquecidos
1Co 1:5 porque en todas las cosas fuisteis enriquecidos en él, en
toda palabra y en toda ciencia;

1Co 1:7 de tal manera que nada os falta en ningún don, esperando
la manifestación de nuestro Señor Jesucristo;

Estamos completos en Él. Nada nos hace falta, todo es vuestro.


Recuerde lo único que usted tiene que hacer es tomar, tomo salud,
tomo gozo para este día, tomo paz; hoy no me preocuparé por nada.
Ya nada me molesta, como decía el hermano Branham.

1Co 1:21 Pues ya que en la sabiduría de Dios, el mundo no conoció


a Dios mediante la sabiduría, agradó a Dios salvar a los creyentes
por la locura de la predicación.
22 Amada mía, en ti no hay mancha

Dios no nos escogió porque éramos los mejores


1Co 1:27 sino que lo necio del mundo escogió Dios, para
avergonzar a los sabios; y lo débil del mundo escogió Dios, para
avergonzar a lo fuerte;

1Co 1:28 y lo vil del mundo y lo menospreciado escogió Dios, y lo


que no es, para deshacer lo que es,

1Co 1:29 a fin de que nadie se jacte en su presencia.

¿De qué vamos a jactarnos? Si todo lo hizo Él por nosotros. Lo


único que hemos hecho es creer y aceptar todo lo que nos dio en el
Calvario.

1Co 2:6 Sin embargo, hablamos sabiduría entre los que han
alcanzado madurez; y sabiduría, no de este siglo, ni de los príncipes
de este siglo, que perecen.
1Co 2:7 Más hablamos sabiduría de Dios en misterio, la sabiduría
oculta, la cual Dios predestinó antes de los siglos para nuestra
gloria,

1Co 2:9 Antes bien, como está escrito: Cosas que ojo no vio, ni
oído oyó, Ni han subido en corazón de hombre, Son las que Dios ha
preparado para los que le aman.

1Co 2:10 Pero Dios nos las reveló a nosotros por el Espíritu;
porque el Espíritu todo lo escudriña, aun lo profundo de Dios.

Que bueno ha sido nuestro Dios que nos ha escogido para revelarnos
sus misterios, misterios que no son para cualquier hombre y los
revela a quienes han alcanzado madurez.

Completos en É l
23 Amada mía, en ti no hay mancha

1Co 3:21 Así que, ninguno se gloríe en los hombres; porque todo
es vuestro:

Por eso ya no decimos: Dios te bendiga, porque ya todo fue dado,


todo es vuestro. Dios te bendiga es si acaso Dios se apiada de
nosotros y nos deja caer un poquito de sus muchas bendiciones, No,
ya todo nos lo dio. Todo es vuestro.
1Co 3:22 sea Pablo, sea Apolos, sea Cefas, sea el mundo, sea la
vida, sea la muerte, sea lo presente, sea lo por venir, todo es
vuestro,

El mundo, la vida, la muerte, lo presente, el futuro, todo está en sus


manos. Dios lo ha entregado todo al creyente.

1Co 3:23 y vosotros de Cristo, y Cristo de Dios.

Israel en el Mar Rojo, 1963


29 Jesús dijo: "Sed pues vosotros perfectos como vuestro Padre en
el Cielo es perfecto". ¿Cómo pudieran Uds. alguna vez ser
perfectos? Pero ante los ojos de Cristo en esta noche, todo Cristiano
nacido de nuevo es perfecto. Yo soy tan perfecto en Dios, como
Cristo lo era. Uds. también, y todo creyente.

Porque no es mi santidad, es Su santidad. Dios no puede aceptar la


mía; yo no tengo ninguna. Pero yo vengo en Cristo, por medio de fe.
Y por medio de Cristo yo estoy en El, y soy perfecto ante los ojos de
Dios. (Fin de la cita)

1Co 4:3 Yo en muy poco tengo el ser juzgado por vosotros, o por
tribunal humano; y ni aun yo me juzgo a mí mismo.

Dice Pablo, ni yo mismo me juzgo, claro, él sabía que había sido


perdonado, justificado, y hecho perfecto. Tampoco usted se juzgue
así mismo, porque usted ha sido declarado inocente delante de Dios.
24 Amada mía, en ti no hay mancha

Ley o Gracia 1954


Jesús todo pagó, todo lo que a El yo debo;
El pecado había dejado una mancha carmesí,
El la lavó dejándola blanca como la nieve.

La Salvación es tan poderosa que no se pierde


1Co 5:5 el tal sea entregado a Satanás para destrucción de la
carne, a fin de que el espíritu sea salvo en el día del Señor Jesús.

Pero no por eso vamos a seguir en deleites y pecados, de ninguna


manera, porque si alguien dice: Puedo pecar, puedo hacer lo que yo
quiera, de todos modos ya Cristo murió por mí, eso quiere decir que
esta persona aun no tiene la mente de Cristo. Cristo no piensa así.

Recuerde que todo lo que el hombre siembra eso cosecha.

Gál 6:7 No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo


que el hombre sembrare, eso también segará.

Tengamos cuidado de los que predican ley


1Co 5:6 No es buena vuestra jactancia. ¿No sabéis que un poco de
levadura leuda toda la masa?

1Co 5:7 Limpiaos, pues, de la vieja levadura, para que seáis nueva
masa, sin levadura como sois; porque nuestra pascua, que es
Cristo, ya fue sacrificada por nosotros.
Mat 16:6 Y Jesús les dijo: Mirad, guardaos de la levadura de los
fariseos y de los saduceos.

Mat 16:12 Entonces entendieron que no les había dicho que se


guardasen de la levadura del pan, sino de la doctrina de los fariseos
y de los saduceos.

La levadura de los fariseos trae esclavitud, hay que alejarse de eso.


25 Amada mía, en ti no hay mancha

Juzgaremos al Mundo
1Co 6:2 ¿O no sabéis que los santos han de juzgar al mundo? Y si
el mundo ha de ser juzgado por vosotros, ¿sois indignos de juzgar
cosas muy pequeñas?
1Co 6:3 ¿O no sabéis que hemos de juzgar a los ángeles? ¿Cuánto
más las cosas de esta vida?

Por eso nosotros no vamos a ser juzgados por nada, ya fuimos


declaramos inocentes en el Tribunal del Calvario, más bien nosotros
vamos a juzgar al mundo.

1Co 6:12 Todas las cosas me son lícitas, mas no todas convienen;
todas las cosas me son lícitas, mas yo no me dejaré dominar de
ninguna.

No me dejaré dominar de nada porque tenemos control y gobierno


sobre la carne. Las cosas no nos controlan, nosotros controlamos
todas las cosas, y no tomamos las que no nos convienen.

Si usted pone su mano sobre la estufa caliente, se va a quemar.

Poseyendo las Puertas de los enemigos 1964


Dios le ha dado su sanidad, pero usted pelee cada centímetro de ella.
(Reclámela por medio de confesión) Todo lo que pisare la planta de
vuestro pie, será vuestro. La huella del pie significa posesión. Todo
es suyo, toda Promesa le pertenece, pero usted pelee cada
centímetro del camino. (Reclame)

Ya salido el Sol 1965


178 Oh, EL VIVIFICARA VUESTRO CUERPO MORTAL. Estaba
tan muerto y tan podrido en el sepulcro; sin embargo, el Poder
vivificador moraba sobre esa tierra. ¡ALELUYA! EL QUE
LEVANTO A CRISTO DE ENTRE LOS MUERTOS TAMBIÉN
VIVIFICARA VUESTROS CUERPOS MORTALES.
26 Amada mía, en ti no hay mancha

Elías y Eliseo. Recuerden a aquel hombre muerto; a aquel profeta


lleno del Poder vivificador puesto en el sepulcro y todo podrido;
pero tenía tanto Poder vivificador que hasta le echaron un cadáver
encima, y éste volvió a la vida.

Él todavía podía imponer sus manos sobre los enfermos; ¿verdad?


¡Amén! Allí lo tiene. Y recuerden: Nosotros somos carne de Su
Carne (Jesucristo); somos carne de Su Carne y hueso de Sus Huesos.

También podría gustarte