REPÚBLICA DE COLOMBIA TRIBUNAL SUPERIOR DEL DISTRITO JUDICIAL DE BOGOTÁ SALA PENAL

Magistrado Ponente: Radicación: Procedencia: Imputado: Delito: Motivo de alzada: Decisión: Acta No: Fecha: JOSÉ JOAQUÍN URBANO MARTÍNEZ 11001600028200702662 02 Juzgado 22 Penal del Circuito RODOLFO SEBASTIÁN SÁNCHEZ RINCÓN Homicidio Apelación sentencia Modifica sentencia 088 28 de julio de 2009

I. OBJETO DEL PRONUNCIAMIENTO Resuelve la Sala el recurso de apelación interpuesto por la Fiscalía contra la sentencia proferida el 14 de abril de 2009 por el Juzgado 22 Penal del Circuito y por medio de la cual condenó a RODOLFO SEBASTIÁN SÁNCHEZ RINCÓN como autor de dos delitos de homicidio culposo, cometidos en concurso. II. SÍNTESIS DE LOS HECHOS Hacia las 4:15 de la mañana del 23 de agosto de 2007, en el cruce de la Avenida 19 con calle 116 de esta ciudad, la camioneta Toyota Prado de placas BYG 321, que se movilizaba por la Avenida 19 en sentido nortesur, conducida con exceso de velocidad por el señor RODOLFO SEBASTIÁN SÁNCHEZ RINCÓN, quien había consumido bebidas alcohólicas y sustancias estupefacientes, después de hacer caso omiso del la luz roja del semáforo, impactó la camioneta Nissan de placas CFQ 393, que se movilizaba por la Calle 116 en sentido occidente-oriente,

2

conducida por RICARDO ALEJANDRO PATIÑO, el que, al igual que el acompañante, JOSÉ LIZARDO ARISTIZÁBAL VALENCIA, falleció de forma instantánea. III. SÍNTESIS DE LA ACTUACIÓN CUMPLIDA 1. El 24 de agosto de 2007, ante el Juzgado 7º de Control de Garantías, se realizaron las diligencias de imputación del delito de homicidio simple doloso -con dolo eventual- en concurso homogéneo, cargo que no fue aceptado por el imputado, e imposición de medida de aseguramiento de detención domiciliaria. 2. El 20 de septiembre de 2007, la Fiscalía presentó escrito de acusación en contra de SÁNCHEZ RINCÓN como autor de dos delitos de homicidio cometidos con dolo eventual. El 12 de octubre de ese año la Fiscalía adicionó el escrito. Su conocimiento le correspondió al Juzgado 22 Penal del Circuito. 3. En sesiones de 17 de octubre de 2007 y 16 de enero de 2008, se realizó la audiencia de acusación. 4. El 6 de febrero de 2008 se realizó la audiencia preparatoria. En esta, entre otras determinaciones, el juzgado negó múltiples pruebas solicitadas por la defensa. Esta recurrió y esta Sala, el 17 de abril de 2008, al resolver la apelación, declaró la nulidad de lo actuado a partir de ese acto procesal por violación manifiesta de la estructura probatoria del proceso y sus implicaciones en el derecho de defensa. 5. El 23 de mayo de 2008 se volvió a realizar la audiencia preparatoria. 6. El 20 de junio de 2008 el Juzgado 57 de Control de Garantías le concedió libertad provisional a SÁNCHEZ RINCÓN por vencimiento de términos. 7. En sesiones de 27 de junio y 31 de julio de 2008 y 16 de enero de 2009, se realizó la audiencia de juicio oral. Al final del mismo, el juzgado

3

anunció que la sentencia era absolutoria por los delitos de homicidio con dolo eventual y condenatorio por los delitos de homicidio culposo. 8. El 14 de abril de 2009 el juzgado dictó sentencia. En ella sintetizó los hechos, la identificación de SÁNCHEZ RINCÓN, la acusación y el trámite del juicio oral y a continuación expuso los argumentos jurídicos y probatorios de su decisión. En este punto, tras varias citas doctrinarias y la alusión a la prueba practicada, concluyó que la Fiscalía no demostró su teoría del caso pues nada permitía estimar que SÁNCHEZ RINCÓN haya contemplado un quehacer atentatorio contra la vida y que lo haya dejado librado al azar una vez cruzó por la intersección de la Avenida 19 con Calle 116. Con mayor razón si sus afirmaciones posteriores al accidente obedecieron al estado en que se encontraba y al impacto del golpe recibido y si ante la psiquiatra que le evaluó afirmó que no quería matar a nadie. Desde su punto de vista, en cambio, sí estaba acreditado un obrar culposo pues aquél se encontraba en estado de embriaguez, conducía con exceso de velocidad e irrespetó el semáforo en rojo. De acuerdo con ello, concluyó, está demostrada una responsabilidad culposa por la infracción de los reglamentos de tránsito y a ese título debe responder SÁNCHEZ RINCÓN. Luego procedió a la dosificación de la pena. Para ello se ubicó en el primer cuarto punitivo, partió de 40 meses de prisión, 38 salarios de multa y 56 meses de privación de conducción de vehículos automotores y, en razón del concurso, hizo unos incrementos con base en los cuales las penas quedaron en 48 meses de prisión, 42 salarios de multa y 60 meses de privación de la facultad de conducir automotores. Finalmente, en razón de la aceptación de cargos por la que optó SÁNCHEZ RINCÓN al inicio del juicio oral por los delitos de homicidio culposo, reconoció una rebaja de la tercera parte de la pena y concedió la condena de ejecución condicional. La Fiscalía apeló el fallo.

. AUDIENCIA DE DEBATE ORAL El trámite de la audiencia de debate oral fue el siguiente: 1. con mayor razón si existe un clamor social para que en supuestos como el presente se imparta verdadera justicia y si. el haber irrespetado la luz en rojo del semáforo y la total indiferencia con la suerte corrida por las víctimas al punto que se interesó más por el cuidado de sus pertenencias que por la vida de aquellas.4 IV. debe ser condenado como autor de dos delitos de homicidio cometidos con dolo eventual y no como autor de dos delitos de homicidio culposo. De acuerdo con la Fiscalía. y. estas circunstancias son indicativas de que SÁNCHEZ RINCÓN asumió como probable la producción de un resultado antijurídico y lo dejó librado al azar. una condena por delitos imprudentes sería injusta. la condena por esos delitos pero a título de dolo eventual. de un supuesto de dolo eventual y no de culpa con representación. Finalmente. tratándose. la Fiscalía expuso que. 2. por lo tanto. en concurso. Como circunstancias de las que se infiere tal modalidad de culpabilidad indicó el hecho que SÁNCHEZ RINCÓN haya tomado la decisión de conducir su camioneta a pesar de estar afectado por la ingestión de bebidas alcohólicas y el consumo de sustancias estupefacientes. en su lugar. Siendo así. incluso el legislador se ha mostrado dispuesto a tomar medidas para evitar la impunidad. El Ministerio Público se expresó en sentido similar. estimada pericialmente en 97 kilómetros por hora. ante ello. La Fiscalía solicitó la revocatoria de la sentencia condenatoria proferida en contra de SÁNCHEZ RINCÓN por el delito de homicidio culposo. la alta velocidad a la que se movilizaba. dada la gravedad del comportamiento. Para ello argumentó que en el juicio demostró que no se estaba frente a conductas punibles cometidas con culpa con representación sino con dolo eventual.

al violar de manera manifiesta los reglamentos de tránsito.5 Desde su punto de vista. V. tal como lo hizo conocer al inicio del juicio oral. 3. no es administrar justicia sino buscar venganza. en el que concurren particulares circunstancias en el obrar de SÁNCHEZ RINCÓN y en el que. en consecuencia. es posible formular una imputación y. los aceptó y estos efectivamente concurrieron. justo. Finalmente. sino dolosa. Desde su perspectiva. colocando en serio peligro la vida de otras personas. seguida de la producción de un resultado que era previsible y que pudo evitarse. Es decir. como se ha visto. La actitud de aquél. Por lo tanto. no constituye solo un evento de conducta punible imprudente. pero que pretender que se le condene por dos homicidios dolosos no resulta ni jurídicamente fundado. ni. FUNDAMENTOS DE LA DECISIÓN . se está ante un caso en el que una persona conoció los hechos que sobrevendrían. impartir una condena por dos delitos de homicidio con dolo eventual y no simplemente culposo. mucho menos. concluyó. el defensor se opuso a la pretensión de la Fiscalía. el Tribunal debe proferir condena por dos delitos dolosos de homicidio. como lo pretende la Fiscalía. Aparte de ello. se está ante un caso sumamente grave. finalidad inconcebible en un sistema de justicia. gracias a ellas. Como fundamento de su postura. argumentó que SÁNCHEZ RINCÓN tiene claridad sobre lo sucedido y que llegó al punto de aceptar la responsabilidad que le asiste como autor de dos conductas de homicidio culposo. la defensa argumentó que se trataba de un caso grave de conducta imprudente pero que frente a ello se debía impartir justicia profiriendo condena por el delito de homicidio culposo y no por el delito de dolo eventual pues no existe ningún fundamento para afirmar que SÁNCHEZ RINCÓN tuvo la intención de quitarles la vida a dos personas o para decir que aquél se representó tal resultado. optar por esta alternativa. respaldada por el Ministerio Público.

Por último. De otro lado. establecerá si se está ante un proceso válido y.6 Para resolver el recurso de apelación interpuesto. de ser así. preparatoria y juicio oral y se emitió el fallo de rigor. se respetaron los derechos de los intervinientes. SÁNCHEZ RINCÓN siempre estuvo asistido por defensores sucesivos y estos tuvieron una activa participación a lo largo de todo el juzgamiento. El Tribunal aprecia que en este evento se respetaron las reglas de competencia. los fiscales. Finalmente. jueces de control de garantías y jueces de circuito son competentes para conocer de actuaciones como la presente. la estructura lógica del proceso y los derechos de las partes. Así. la Fiscalía presentó escrito de acusación y. se pronunciará sobre la inocencia o responsabilidad de SÁNCHEZ RINCÓN en los delitos de homicidio doloso imputados por la Fiscalía. se respetó la estructura lógica del proceso pues SÁNCHEZ RINCÓN fue puesto a disposición de un juez de control de garantías. Según lo establecido por el artículo 34. ante el Juez 22 Penal del Circuito. se realizaron las audiencias de acusación. Competencia 1. A. Validez de la actuación 2. En este punto hay que indicar que si bien en la audiencia preparatoria se incurrió en irregularidades que trascendieron al derecho de defensa. B. En efecto. los familiares de una . ante él se realizaron las diligencias de formulación de la imputación e imposición de medida de aseguramiento. ellas se subsanaron por esta Sala al resolver el recurso de apelación interpuesto por la defensa. el Tribunal es competente para conocer de este caso dado que se trata de un recurso de apelación interpuesto contra una sentencia proferida por un juzgado penal de circuito. el Tribunal determinará su competencia.1 del CPP.

Luego contextualizará el ámbito de la discusión orientada a la decisión del problema jurídico. en tanto que los familiares de la otra víctima. vi) Por último. el Tribunal considerará los siguientes temas: i) ii) En primer lugar. iii) Posteriormente pruebas practicadas. cometidos en concurso simultáneo.7 de las víctimas fueron indemnizados. iv) v) Después precisará los hechos demostrados. se determinará la punibilidad de los comportamientos. Sobre esa base. determinará el problema jurídico a resolver. Por lo tanto. 3. Acerca de la inocencia o responsabilidad de SÁNCHEZ RINCÓN en los delitos de homicidio doloso por los que fue acusado. no comparecieron. se resolverá el problema jurídico. a pesar de haber sido oportunamente citados. si hay lugar a ello. C. i) Problema jurídico establecerá los hechos estipulados y las . se inferirá el tipo subjetivo imputable al actor. En este acápite. es decir. se está ante un proceso penal legítimo y el Tribunal puede pronunciarse de fondo sobre el recurso interpuesto contra el fallo condenatorio proferido contra RODOLFO SEBASTIÁN SÁNCHEZ RINCÓN como autor de dos delitos de homicidio culposo.

el deber del Tribunal en este caso consiste en definir. la Fiscalía formuló imputación en contra de RODOLFO SEBASTIÁN SÁNCHEZ RINCÓN como autor de dos delitos de homicidio con dolo eventual. se condene por dos delitos de homicidio con dolo eventual. Por el mismo cargo la Fiscalía solicitó medida de aseguramiento. en su lugar. se confirmará. según el artículo 103 del CP. el juzgador de primera instancia absolvió a SÁNCHEZ RINCÓN por esos cargos y lo condenó por dos delitos de homicidio culposo. Ahora bien. si hay conocimiento más allá de toda duda acerca de los dos delitos de homicidio con dolo eventual imputados por la Fiscalía a SÁNCHEZ RINCÓN y acerca de la responsabilidad de éste por haber previsto como probable la infracción penal y por haber dejado su no producción librada al azar. el delito de homicidio consiste en matar a otro y según el artículo 22 de ese Estatuto. la Fiscalía pretende que el Tribunal modifique esa condena para que. En estas condiciones. la sentencia recurrida se revocará y. presentó acusación y formuló alegatos de apertura y conclusión. en su lugar. ii) Contextualización de la discusión 5. fundado en las pruebas debatidas en el juicio.8 4. Para resolver el problema jurídico sometido a consideración del Tribunal. según el artículo 381 del CPP. con base en las pruebas practicadas en el juicio. se lo condenará por homicidios dolosos. Con ocasión de la colisión de dos vehículos automotores acaecida en la madrugada del 23 de agosto de 2007 en la intersección de la Avenida 19 con Calle 116 de esta ciudad y en la que perdieron la vida RICARDO ALEJANDRO PATIÑO y JOSÉ LIZARDO ARISTIZÁBAL VALENCIA. No obstante. acerca del delito y de la responsabilidad del acusado. la conducta también es dolosa cuando la realización de la infracción penal ha sido prevista como probable y su no producción se deja librada al azar. De no ser así. De ser así. para condenar se requiere el conocimiento más allá de toda duda. A través del recurso de apelación interpuesto. lo primero que se debe anotar es que el debate que se plantea . Por otra parte.

Al efecto. debe determinarse si se trató de un caso de infracción del deber objetivo de cuidado seguido de la producción de resultados antijurídicos. Es decir. o. No obstante lo expuesto. Es decir.Su profesión de piloto de aeronaves comerciales. en lugar de ello. para hacer claridad sobre lo que debe ser objeto de valoración por parte del Tribunal. la decisión se circunscribe a la forma de tipo subjetivo a la que se adecuan esos hechos. . se tiene: a. .La identidad de RODOLFO SEBASTIÁN SÁNCHEZ RINCÓN. En efecto. Fueron objeto de estipulación los siguientes hechos: . es preciso recordar las estipulaciones acordadas y la prueba practicada en el juicio.Su historia como conductor. sino con la valoración jurídica de que esos hechos son objeto. o como un caso de dolo eventual. no hay ninguna duda sobre el tipo objetivo al que se adecuan las conductas imputadas a SÁNCHEZ RINCÓN. de un evento de previsión y aceptación de una probable infracción penal dejando su no producción librada al azar. iii) Estipulaciones suscritas y pruebas practicadas 6. . los supuestos fácticos con base en los cuales se debe determinar si se está ante homicidios culposos o dolosos son los mismos: ellos se contraen a la colisión de vehículos automotores en la que perdieron la vida RICARDO ALEJANDRO PATIÑO y JOSÉ LIZARDO ARISTIZÁBAL VALENCIA.9 no es en relación con los hechos. como lo pretenden la Fiscalía y el Ministerio Público. lo que es lo mismo. En cambio. O. lo que varía es el juicio de valor de que esos supuestos son objeto pues pueden asumirse como constitutivos de un evento de culpa con representación. tal como lo hizo el juzgador de primera instancia.

. secretaria del colegio de propiedad de la madre de SÁNCHEZ RINCÓN. A través de estos testigos y peritos se introdujeron el reporte de historial de comparendos de SÁNCHEZ RINCÓN. y LUIS HERNEY OTAVO JIMÉNEZ. a cuya fiesta de cumpleaños acudió aquél en la noche de los hechos. el informe y el video .Los hallazgos de las necropsias practicadas a las víctimas. . .Los testimonios de los integrantes del grupo de trabajo del laboratorio de criminalística de la policía que llegaron al lugar de los hechos: CARLOS RAMÍREZ USMA. topógrafo.El testimonio del taxista MARIO ALFONSO PERALTA ÁLVAREZ.La propiedad de los automotores y la existencia de los documentos exigibles a los conductores por las autoridades de tránsito.La ocurrencia material de la conducta. . y GUILLERMO BALLESTEROS. coordinador del laboratorio de física que tuvo a cargo la reconstrucción del accidente.La posición final de los occisos y de los vehículos involucrados.Los peritazgos de la médico forense ROSA AMELIA SIERRA FAJARDO. ERWIN PARRA GÓMEZ.Los testimonios de BEATRIZ TINOCO. . el croquis. de la clínica farmacéutica PATRICIA HEREDIA.El porte y consumo de estupefacientes por parte de SÁNCHEZ RINCÓN. de la psiquiatra NANCY DE LA HOZ y de LEONARDO BERNAL TOBÓN. coordinador. TATIANA PEÑA GUTIÉRREZ. . secretario de la Escuela de Aviación Aerocentro. FRANK REYES LEYTÓN. . La Fiscalía practicó las siguientes pruebas: .10 . en la que SÁNCHEZ RINCÓN recibió formación como piloto comercial de aeronaves. fotógrafo. . b.Las características del lugar donde sucedieron los hechos. DIEGO URBINA NARVÁEZ. investigador.

en su hoja de vida como conductor. a los pilotos les está prohibido el consumo de bebidas alcohólicas y sustancias estupefacientes dadas las graves implicaciones que puede tener en el ejercicio de tales actividades y especialmente en el cumplimiento de su labor. Ahora. El señor SÁNCHEZ RINCÓN. En razón de su formación. en la que SÁNCHEZ RINCÓN se formó como piloto. iv) Hechos demostrados 7. quien dio cuenta del pasado de las víctimas como conductores de vehículos automotores. de acuerdo con el testimonio rendido por GUILLERMO BALLESTEROS. químico. La defensa ofreció el testimonio del investigador JAIRO HUMBERTO LÓPEZ ORTIZ. los hechos procesalmente demostrados son los siguientes: a. otra por . aparte de ello. biólogo y psicólogo que hizo alusión a la posible pérdida de conciencia previa al accidente en SÁNCHEZ RINCÓN y con base en la cual se pretendió acreditar su inimputabilidad. del programa de formación hace parte una materia denominada “Programa de prevención de alcohol y drogas” y. otra por no utilizar cinturón de seguridad. Es más. El señor SÁNCHEZ RINCÓN es piloto de aeronaves comerciales. un experticio médico legal. b. otra por conducir motocicletas de forma indebida. c. cuatro experticios técnicos y el pensum de la Escuela Aerocentro de Aviación. A través de estos testigos se incorporaron dos informes elaborados por ellos. secretario general de la Escuela de Aviación Aerocentro de Colombia. reporta ocho órdenes de comparendo: una por bloquear una intersección o calzada de forma indebida. tiene especial conocimiento de las condiciones en que deben ejercerse actividades peligrosas susceptibles de poner en riesgo los bienes jurídicos de terceros.11 del accidente. y el peritazgo de ORLANDO PÁEZ HENAO. otra por no reducir la velocidad al transitar por una zona escolar en horario de clases.

Además.12 usar celulares mientras conducía. en su proceso de adaptación y en su vida familiar y laboral. SÁNCHEZ RINCÓN acudió a una fiesta en la que se celebró el cumpleaños de TATIANA PEÑA GUTIÉRREZ. resultó infructuoso pues. SÁNCHEZ RINCÓN. Como se lo acreditó. al momento de los hechos se encontraba en capacidad de comprender la licitud o ilicitud de su comportamiento y de determinarse de acuerdo con esa comprensión. antes de tomar el vehículo. 181 mililitros por ciento. En momentos previos a los hechos. c. En razón de esto. Llegó a las once de la noche y permaneció hasta las cuatro de la mañana. otra por llevar menores de 10 años en el asiento delantero. e. SÁNCHEZ RINCÓN se movilizaba por la Avenida 19. al punto que recuerda la fiesta a la que acudió. la cantidad de licor ingerido y la hora y detalles de la salida. d. en sentido norte-sur. presentaba un alto grado de concentración de alcohol en la sangre. aparte de las limitaciones profesionales del perito. en tanto que las víctimas lo hacían por la Calle 116. con percepción suficiente para ponerse en marcha y reconocer la realidad. En la noche del 23 de agosto de 2007. ni mucho menos psiquiatra. Aparte de ello. el juicio y la memoria se conservaron en su integridad pues recuerda también su estado físico. el pensamiento. en sentido occidente-oriente. estaba orientado. Aunque se estaba en la noche. Ello es así por cuanto había mostrado normalidad en su desarrollo psicomotor. otra por conducir a una velocidad superior a la permitida y otra por estacionar un vehículo en zona prohibida. el que no es médico. Allí consumió bebidas alcohólicas y sustancias estupefacientes e ingirió pocos alimentos. lo que corresponde a tercer grado de alcoholemia. él se limitó a especular con base en datos sin soporte empírico específico para el caso y solo a instancias de una evaluación hecha varios meses después de la colisión. . se estableció la integridad de sus funciones cognoscitivas. su cansancio y su desempeño. el esfuerzo de la defensa por demostrar la presencia de un cuadro de síncope desencadenado por múltiples factores. Es decir. la visibilidad era buena porque ese sitio cuenta con adecuada iluminación.

hizo un giro en U en la intersección con la Avenida 19 y dado que el separador de aquella se prolonga hasta el punto de intersección con esta. Para el momento en que aquél hizo el cruce sobre la Calle 116. El taxista PERALTA ÁLVAREZ escuchó el impacto. entre ellas derrumbaron tres postes de energía eléctrica y finalmente quedaron sobre la Avenida 19.13 f. se bajó y se dirigió hacia el lugar del accidente. únicamente se encontraron huellas del desplazamiento lateral de los vehículos. Para el momento en que PERALTA ÁLVAREZ hizo esa maniobra. l. se dirigió al otro vehículo y se dio cuenta de que allí estaba una persona ya fallecida. de manera instantánea fallecieron RICARDO ALEJANDRO PATIÑO y JOSÉ LIZARDO ARISTIZÁBAL VALENCIA. el vehículo conducido por SÁNCHEZ RINCÓN estaba a una distancia que oscilaba entre 54 y 80 metros de la intersección con la Calle 116. La camioneta conducida por SÁNCHEZ RINCÓN envistió a la camioneta en la que se movilizaban las víctimas. La velocidad a la que conducía SÁNCHEZ RINCÓN oscilaba entre 65 y 97 kms. En el sitio de los hechos no se encontraron huellas de frenado. k. quien se movilizaba por la Calle 116 en sentido occidente-oriente. bajó a SÁNCHEZ RINCÓN de la camioneta que conducía. El taxista MARIO ALFONSO PERALTA ÁLVAREZ. transitaba SÁNCHEZ RINCÓN. aproximadamente 3 segundos antes de la colisión. ante lo cual éste le . el semáforo instalado en el lado derecho de la Avenida 19 se encontraba en rojo. Como se sabe. transitó por la calzada por la que. g. detuvo el vehículo. j. i. por hora. h. las dos cambiaron de rumbo. Así se infiere del tiempo transcurrido entre el paso del taxi y la colisión y de la velocidad a la que conducía el imputado. en sentido contrario.

con suma precisión. Al Tribunal le resulta llamativo que la Fiscalía y el juzgado no le hayan prestado a esta prueba la atención que merece. Aparte de lo expuesto. a. no sometió ese registro a un examen técnico altamente especializado que -tras colocar las imágenes en tiempo real y a través de un análisis avanzado que. las circunstancias en que se presentó el accidente. comprendiera la sucesiva congelación de las imágenes. En razón de ello. lo que indignó al taxista. apoyadas . respondiendo este último que no. El caso ameritaba un estudio de esa índole orientado a establecer con mayor precisión aspectos como la velocidad a la que se movilizaban los automotores. el tiempo transcurrido entre el paso del taxi y el momento en que la camioneta conducida por aquél impactó con aquella en que transitaban las víctimas. etc. como se encontraba sin zapatos. recibiendo como respuesta que estaban en la camioneta. De un lado. 8. SÁNCHEZ RINCÓN reconoció que era el conductor de ese vehículo.14 manifestó que no había pasado nada. No obstante. la distancia a que en ese instante se encontraba SÁNCHEZ RINCÓN. en los que la investigación criminal ha dado un giro desde las limitadas concepciones tradicionales. entre otras cosas. m. que estaba tranquilo y que era hijo de URIBE. la Fiscalía. El agente CARLOS RAMÍREZ USMA llegó pocos minutos después y le preguntó a SÁNCHEZ RINCÓN si era el conductor de la camioneta Toyota Prado. Luego de ello. el tiempo transcurrido entre el último cambio de la luz del semáforo y el momento en que el taxista hizo la irregular maniobra. a pocos metros del cruce con la Avenida 19. se presenta una situación sobre la que el Tribunal debe hacer énfasis: existe un registro de video del accidente proveniente de la cámara de seguridad ubicada en el establecimiento comercial El Dolarazo. este es un caso excepcional en el que se cuenta con un registro video gráfico de la colisión que se presentó entre los vehículos. le preguntó que dónde estaban estos. En otros contextos. localizado en la Calle 116.permitiera determinar.

la siguiente narración de la secuencia se basa en la percepción de los cambios ocurridos en el semáforo ubicado sobre la Calle 116. c. 9. el semáforo cambia a verde. Al registro 00:00’10. Al registro 00:00’06. la Fiscalía no reparó en ello y se limitó a aportar un dictamen pericial de un perito físico que explicó lo que se percibía en el video. está hecho a alta velocidad.15 fundamentalmente en relatos de testigos. b. esa prueba hubiese sido obvia. aunque. se aclara. el semáforo de la Calle 116 pasa a rojo. De otro lado. el semáforo cambia a rojo. Al registro 00:00’03. Al registro 00:00’17. Al registro 00:00’18. . el juzgado no hizo una apreciación detenida de ese registro y no advirtió el aporte que suministra para determinar el hecho psíquico nuclear que interesa al proceso. en la intersección con la Avenida 19. entendiendo que la autorización de tránsito en dicho semáforo implica la restricción sobre la Avenida 19: a. el semáforo cambia a rojo. sentido oriente-occidente. en el caso presente. g. En el CD aparecen dos registros. un vehículo pasa por la Avenida 19 irrespetando el semáforo. b. e. hasta concepciones apoyadas en los aportes altamente especializados ofrecidos por la ciencia y la técnica. siendo relevante el primero de ellos. que tiene una duración de 40 segundos. Al registro 00:00’00. el semáforo de la Calle 116 está en rojo. Sin embargo. f. h. Al registro 00:00’01. el semáforo cambia a verde. el semáforo cambia a verde. d. Ahora. Al registro 00:00’11.

cruzando la Calle 116 cuando el semáforo está en rojo y golpeando el vehículo de las víctimas. Al registro 00:00’31. Al registro 00:00’21. c. que se prolonga desde la Autopista Norte en sentido occidente-oriente. el semáforo cambia a verde. 10. dada la iluminación de la zona. éste indudablemente tuvo que ver el . el separador de la Calle 116. las condiciones de visibilidad y las luces encendidas tanto del taxi como de la camioneta conducida por SÁNCHEZ RINCÓN. De un lado. Al registro 00:00’32. para tomar la Avenida 19 en sentido norte-sur. si ello es así. estando el semáforo en rojo. el taxi. a. justo al concluir el giro del taxi. Al registro 00:00’28. estuvo por unos instantes frente a frente con el vehículo conducido por SÁNCHEZ RINCÓN. lo hizo sobre la intersección de la Calle 116 con la Avenida 19 y por lo tanto. k. de forma inevitable. realiza un giro en U para tomar el sentido oriente-occidente. En segundo lugar. El taxi inicia el giro cuando su semáforo está cambiando de rojo a verde y lo termina cuando el mismo ya está en verde. Al registro 00:00’25. que se dirigía por tal vía en sentido occidente–oriente. el semáforo cambia a rojo. En tercer lugar.16 i. Las incidencias de esta secuencia son muy relevantes. al girar en U. aparece la camioneta conducida por SÁNCHEZ RINCÓN. j. el que se movilizaba sobre la Avenida 19 y estaba en ese momento a una distancia que oscilaba entre 54 y 80 metros. l. concluye a la misma altura de la línea paramental de la Avenida 19. realiza un cruce prohibido. un vehículo que se moviliza sobre la Calle 116 en sentido oriente-occidente. b. m. como se aprecia en el croquis y en el informe del accidente. el taxi conducido por el testigo MARIO ALFONSO PERALTA ÁLVAREZ transita por la Calle 116 en sentido occidente-oriente y sobre la intersección con la Avenida 19.

lejos de frenar o de detener la marcha ante la señal en rojo del semáforo. . dejó al azar la producción o no de un resultado antijurídico. el azar.17 taxi. sino altamente probables. quien iba en compañía de JOSÉ LIZARDO ARISTIZÁBAL VALENCIA. de tal forma que esos hechos ya no solo eran posibles. En efecto. a pesar de todas esas dramáticas circunstancias. hizo que fuera atropellado por la camioneta conducida por aquél y que tanto él como su acompañante. Con mayor razón si por un momento los dos vehículos estuvieron de frente y si las luces de los vehículos se cruzaron. d. mantuvo las condiciones en que conducía. f. aquél. es claro que SÁNCHEZ RINCÓN pudo advertir que por lo injusto de su forma de conducir. Tal conductor no se encontraba bajo el influjo de bebidas alcohólicas o sustancias estupefacientes. se encontraba ante la altísima probabilidad de colisionar con otro vehículo y de producir un resultado antijurídico. sino también por la actualización de la injusticia de su obrar derivada del encuentro con el taxi ya aludido. le dio la oportunidad de conocer con mucha mayor claridad los hechos sobrevinientes y sus graves consecuencias. En cuarto lugar. Con esta forma de proceder. Aquí se impone precisar que si bien este panorama ya era previsible en razón de la manifiesta infracción de las normas de tránsito en que aquél incurría en ese momento. se movilizaba la camioneta conducida por RICARDO ALEJANDRO PATIÑO. Como se sabe. el azar hizo que ese resultado se presentara: por la Calle 116. En quinto lugar. SÁNCHEZ RINCÓN no hizo absolutamente nada para evitar un resultado antijurídico no solo advertible por la manifiesta violación de las normas de tránsito en que incurría. No obstante. la maniobra hecha por el taxista pocos segundos antes del accidente. conducía a una velocidad reglamentaria e hizo un cruce en momentos en que la luz verde del semáforo lo habilitaba para ello. e. al que SÁNCHEZ RINCÓN dejó librada la producción del resultado. al punto que el taxista no fue atropellado por cuestión de muy pocos segundos. dada esa situación. perdieran la vida de manera instantánea. en sentido occidente-oriente.

se preocupó sí por hacerle un reclamo a un muchacho que le había despojado de una cadena que llevaba consigo. Una vez determinados los hechos estipulados. negó ser el conductor de la camioneta Toyota. Tenía formación como piloto de aviones comerciales. aceptó esa calidad. Este proceder indignó a las personas que empezaron a reunirse en el lugar. con conciencia de los hechos en que había incurrido y de la responsabilidad sobreviniente. SÁNCHEZ RINCÓN se mostró indiferente ante el resultado producido al punto que no mostró el menor interés en la suerte corrida por las víctimas. con un proceder altanero. v) Solución del problema jurídico: determinación del tipo subjetivo imputable a RODOLFO SEBASTIÁN SÁNCHEZ RINCÓN 12. Solo ante la insistencia del policial. luego de los hechos. al punto que fue necesario que los agentes de policía trasladaran a SÁNCHEZ RINCÓN hasta una patrulla policial para que no fuera agredido. cuando fue requerido por el agente CARLOS RAMÍREZ USMA. el Tribunal debe determinar si hay conocimiento más allá de toda duda acerca de los dos delitos de homicidio con dolo eventual imputados por la Fiscalía a SÁNCHEZ RINCÓN y acerca de la responsabilidad de éste por haber previsto como probable la infracción penal y por haber dejado su no producción librada al azar. Pues bien. Articulando todos los elementos de juicio desarrollados hasta este momento. increpó a los policiales que estaba dispuesto a comprar otra camioneta para reponer aquella en que se movilizaban las víctimas. Ahora. el Tribunal aprecia que se está ante una persona que: a. las pruebas practicadas y los hechos demostrados con base en ellas.18 11. Además. contaba con conocimientos especiales sobre las implicaciones inherentes al ejercicio de actividades peligrosas como la conducción de aeronaves y vehículos . Aparte de ello. Antes bien.

se destaca el estimativo pericial de acuerdo con el cual SÁNCHEZ RINCÓN se movilizaba a una velocidad que oscilaba entre 67 y 97 kilómetros por hora y la diferencia evidente que se aprecia en el video entre la velocidad de otros conductores y la que llevaba aquél. al que no atropelló solo por una diferencia de tiempo de pocos segundos. por no utilizar cinturón de seguridad. Tuvo la oportunidad de mirar de frente a un taxi que hizo una maniobra indebida. . Después de asistir a una fiesta y permanecer en ella durante cinco horas. c. por conversar por teléfono celular.19 automotores y tenía prohibida la ingesta de bebidas alcohólicas y sustancias estupefacientes en razón del riesgo que generaba para su actividad laboral. Conducía con evidente exceso de velocidad no solo en relación con el límite máximo permitido en una zona urbana. consumiendo bebidas alcohólicas y sustancias estupefacientes. Sobre este tema. se está ante una persona que de manera reiterada ha infringido. Reportaba múltiples comparendos de tránsito. b. Es decir. y que le mostró en ese momento la altísima probabilidad de lesionar bienes jurídicos de terceros si continuaba con su manifiesto desconocimiento de las normas de tránsito. por exceder los límites de velocidad en zonas urbanas y una de ellas en una zona escolar y en horario de clases. incurriendo así en un obrar irresponsable que dista mucho de la conducta asumida por el señor JOSÉ LIZARDO ARISTIZÁBAL VALENCIA. tomó la decisión de conducir su camioneta. e. entre otras cosas. las normas de tránsito generando peligro para los bienes jurídicos de terceros. por llevar niños menores de 10 años en la parte delantera del vehículo y por conducir motocicletas de manera irreglamentaria. d. quien si bien reportaba 23 comparendos en su hoja de vida como conductor y había consumido licor en esa noche. sino incluso en relación con los conductores que aparecen en el registro de video en momentos anteriores a los hechos. en algunos casos de forma grave. tomó la decisión de confiar la conducción a una persona sobria.

que segundos antes de la colisión tuvo la oportunidad de advertir la probable realización de una infracción penal y de actualizar el conocimiento del riesgo real que su conducta comportaba.20 f. a pesar de todo ello. 13. al punto que no le mereció ningún interés la suerte de las víctimas y que. intentó pasar como un peatón ajeno a los hechos. por los derechos de terceros protegidos por ellas. al punto que. por esa vía. Se está ante un supuesto en el que se evidencia una absoluta indiferencia por las normas jurídicas y. que en razón de su ocupación como piloto de aviones comerciales tenía prohibido el consumo de bebidas alcohólicas y sustancias estupefacientes. la conclusión a la que llega el Tribunal es que SÁNCHEZ RINCÓN. ni respetó la luz en rojo del semáforo. que. que tomó la decisión de conducir aún en esas condiciones. teniendo en cuenta que se trataba de una persona que contaba con una formación especializada que le capacitaba para advertir las consecuencias de su proceder como conductor. Finalmente. también lo hacía con evidente exceso de velocidad e irrespetando la luz en rojo del semáforo. A pesar de esa circunstancia. no hizo absolutamente nada por impedir un resultado antijurídico. infructuosamente. que en la noche de los hechos había permanecido durante cinco horas en una fiesta en la que consumió licores y estupefacientes. teniendo en cuenta todos estos aspectos. dejó librada al azar la producción de un resultado antijurídico y que este resultado efectivamente se produjo. que éste se produjo y que fue indiferente ante él. al punto que no frenó. en algunas de ellas de manera grave. Entonces. . que en varias oportunidades había infringido las normas de tránsito. que tenía información explícita sobre las incidencias de tales sustancias en el desarrollo de actividades peligrosas. habiéndose representado los hechos sobrevinientes como probables. no hizo nada para evitar un resultado antijurídico. aparte de conducir bajo el efecto de aquellas sustancias. el Tribunal está ante una persona que se mostró indiferente ante el resultado producido. se dice. que en momentos previos a los hechos estaba desconociendo de manera manifiesta las reglas de tránsito. g.

su irresponsable decisión de conducir en el estado en que se encontraba. En este contexto. sus antecedentes como conductor. No obstante. como según el artículo 103 del CP. Lejos de ello. Ahora bien. a pesar de esa situación. la forma de acreditarlo radica en el reconocimiento expreso del acusado o en el suministro de hechos objetivos a partir de los cuales. el Tribunal cuenta con elementos de juicio suficientes para resolver el problema jurídico sometido a su consideración: el señor SÁNCHEZ RINCÓN es penalmente responsable de los hechos imputados por la Fiscalía pero no a título de concurso de homicidios culposos. la conducta también es dolosa cuando la realización de la infracción penal ha sido prevista como probable y su no producción se deja librada al azar. la valoración integral de todas las circunstancias que concurrieron. como el resultado se produjo. En torno a ello hay que afirmar que el dolo eventual es un hecho psíquico.21 En efecto. 14. Por lo tanto. suministra fundamento suficiente para inferir que las condiciones personales de SÁNCHEZ RINCÓN. En este punto. comportamiento indicativo de que aceptó la probable producción de la infracción penal y la dejó librada al azar. acaecido en la interioridad volitiva y cognoscitiva de una persona. de forma compatible con el sistema de . aquél mantuvo su forma de obrar. el Tribunal destaca el argumento planteado por el juzgado en el sentido que la Fiscalía no demostró el dolo eventual imputado a SÁNCHEZ RINCÓN. obrando con total indiferencia por el respeto que le merecen las normas jurídicas y los derechos de terceros. el delito de homicidio consiste en matar a otro y según el artículo 22 de ese Estatuto. No se trata solo de un caso de imprudencia en la conducción de vehículos automotores. sino a título de concurso de homicidios cometidos con dolo eventual. se satisfacen los presupuestos para su imputación a título de dolo eventual. le evidenciaron con mucha claridad la altísima probabilidad de que en razón de su comportamiento se presentara un resultado antijurídico. la manifiesta inobservancia de las normas de tránsito y el evento sucedido solo momentos antes de la colisión.

en esta sede. la Fiscalía optó por la segunda opción y cumplió la carga por ella impuesta al punto que. el acusado está amparado por el privilegio contra la autoincriminación. sino la no realización. argumenta que las afirmaciones hechas por SÁNCHEZ RINCÓN cuando fue abordado por el taxista MARIO ALFONSO PERALTA ÁLVAREZ y por el agente CARLOS RAMÍREZ USMA se explican por el impacto que le produjo el accidente y que aquél.22 imputación penal de un régimen democrático. de inferencias razonables. Desde otra perspectiva. indistintamente de que le perjudiquen . Pues bien. la regla consiste en que el órgano de acusación acuda a la segunda alternativa. negó que hubiese tenido la intención de matar. compatibles con el sistema de imputación penal. el Tribunal considera que se ha superado esa deficiencia. pues. 15. incluido un registro en video de la colisión de los automotores. mediante la detenida valoración de las pruebas aportadas por la Fiscalía. al menos en supuestos como el presente. en el proceso penal de las sociedades civilizadas. en el caso presente. Con todo. a la Fiscalía no le serían imputables graves deficiencias en el deber de aportar medios de conocimiento orientados a la demostración de su teoría del caso. como se indicó. Lo primero que se debe hacer en torno a estas reflexiones de la defensa. Ahora. para demostrar un hecho psíquico como el dolo eventual. como lo estimó el juzgador de primer grado. al momento de la evaluación psiquiátrica a que fue sometido. Así. Por lo tanto. ante él. se pueda inferir su concurrencia. Siendo así. ya que SÁNCHEZ RINCÓN ejerció su derecho a guardar silencio. aportó múltiples medios de conocimiento. en la práctica judicial es muy difícil que la primera de esas alternativas concurra. es precisar que las afirmaciones hechas por SÁNCHEZ RINCÓN fuera del juicio y llevadas a él por terceros. la defensa hace énfasis en que los puntos en que se apoyó la Fiscalía para acusar por homicidio con dolo eventual son cuestionables.

o imponerla. sí haya estado en capacidad de cuidar sus pertenencias para que no fueran hurtadas por terceros y de negar su calidad de conductor de la camioneta Toyota Prado. no estuviera en capacidad de mostrar siquiera una mínima consideración por las personas que se movilizaban en la camioneta Nissan. tras la colisión. en relación con la afirmación hecha por el defensor en el sentido que pretender una condena por dos delitos de homicidio con dolo eventual. derecho que. tal situación no se presenta cuando quien hace las afirmaciones es el acusado pues éste está en capacidad de contradecirlas en el juicio. de ello no se sigue que sus explicaciones posteriores que nieguen su responsabilidad necesariamente han de ser el fundamento de las decisiones judiciales. Con mayor razón si el agente CARLOS RAMÍREZ USMA dice haber encontrado a SÁNCHEZ RINCÓN de pie. no se orienta a que se administre justicia. también le asiste. pues si bien éste está amparado por el privilegio contra la autoincriminación. y que. Precisada esa situación. Ahora. desde luego. 17. Como se sabe. De un lado. al mismo tiempo. sin desconocer el impacto que el accidente pudo producir en SÁNCHEZ RINCÓN. algo nervioso y con aliento alcohólico. lo cierto es que no es razonable que. el Tribunal debe decir que los referidos argumentos de la defensa son desvirtuables. no constituyen prueba de referencia. en sus cinco sentidos. la determinación de un hecho psíquico como el atinente al dolo eventual debe hacerse con base en el análisis de todos los elementos de juicio que concurrieron al momento de los hechos y no únicamente con base en las explicaciones posteriores del acusado. 16. la ilegitimidad de tales pruebas radica en la imposibilidad de ejercer el derecho de contradicción. de otra parte. al punto que el taxista dice haberlo encontrado como “atontado”.23 o favorezcan. con todo. sino a tomar venganza. con el evidente propósito de desvirtuar su responsabilidad. Y. . Cosa distinta es que renuncie a esa posibilidad absteniéndose de declarar como testigo en su propio juicio. el Tribunal debe decir que no la comparte.

la postura de una parte procesal o una decisión judicial que de manera motivada y razonable se incline por esa alternativa es legítima. Sentencia del 23 de marzo de 2001. El conductor apeló la sentencia en la que se lo condenó por los delitos de homicidio y lesiones culposos y esta Sala. Ahora. motivo por el cual perdió la vida un pasajero y resultaron lesionados diez más. “los hechos podrían incluso haberse calificado como dolo eventual”1. en este evento. En otro evento. habiendo el acusado interpuesto recurso de casación. al resolver el recurso. produciendo como resultado la muerte de uno de los conductores de éstos y graves lesiones a 5 ocupantes. Desde luego. la función de la jurisdicción consiste en emitir decisiones con pretensión de corrección jurídica y justicia material y en hacerlo de manera compatible con la Constitución y la ley. Sala de lo Penal. puede disentirse de ella. Siendo así. no le es ajena la imputación de un homicidio a título de dolo eventual. a la jurisprudencia. un microbús de servicio público. luego de una maniobra ejecutada por el conductor. con mayor razón si ésta está afectada por la falibilidad de todo lo humano. en el curso de las instancias se profirió sentencia condenatoria por los delitos de homicidio y lesiones imprudentes. desde la perspectiva de esta Corporación. b. No obstante. El Tribunal debe precisar que. confirmó el fallo pero advirtió: 1 Tribunal Supremo Español. Pues bien. 18. juzgado por la justicia española. .24 Ello es así porque. el Tribunal Supremo lo rechazó pero advirtiendo que tratándose de “una falta de cuidado tan evidente y grave”. ello no habilita a la defensa para descalificar tales posturas o decisiones con argumentos emotivos. como pasa a indicarse. en casos como el presente. Un conductor introdujo el automóvil en un carril preferente. a alta velocidad e irrespetando la señal de pare que lo obligaba a detenerse. motivo por el cual colisionó sucesivamente con dos vehículos y estos a su vez con otros dos. extraños al universo jurídico. golpeó el andén y luego se volcó. En efecto: a. yendo a parar contra un poste.

le imprimió a la acusación”2. en cumplimiento de su rol funcional. aquél fue capturado por la policía y se determinó 2 Tribunal Superior de Bogotá. pero gracias a la interposición solidaria de algunos taxistas. dolo eventual. Ante ello. es claro que ni la fiscalía. al punto que ello alertó a los pasajeros del autobús. “15 de diciembre del año de 1994. se trata. Esta indiferencia ante la producción de un resultado antijurídico. es obvio que en este momento el Tribunal debe atenerse al alcance que la fiscalía. del despliegue de una conducta en la que la producción del resultado típico se deja librado al azar y esto es. quien murió cuando gravemente herido era trasladado a un centro asistencial. Sala Penal. más exactamente. Finalmente. que en los improperios que dirigió al conductor del otro vehículo se planteó la posibilidad de chocar los carros si éste no lo dejaba pasar. sino con dolo eventual: El actor venía conduciendo de forma manifiestamente imprudente. es decir. ni el juzgado de conocimiento fueron rigurosos en la imputación pues existía un fundamento razonable para imputar los resultados antijurídicos producidos no con culpa. el señor JOSÉ DE JESÚS PINTOR CRUZ conducía a exceso de velocidad el bus ejecutivo de placas SFF 463. precisamente. le fue indiferente la producción de resultados antijurídicos. mucho más en ejercicio de una actividad tan peligrosa como la conducción de vehículos de servicio público. El conductor del autobús se propuso alejarse del lugar. Tan cierto es ello. Sentencia del 15 de septiembre de 2006. no es una simple imprudencia. por la troncal Caracas de esta ciudad y en dirección al barrio Monteblanco –sentido norte-sur-. cuando en la intersección con la calle 27 sur. quienes de manera airada y reiterada le hicieron notar que podía causar la muerte a alguno de ellos. c.25 “…para la Sala. Radicado 11001310400220010018802 . el conductor continuó con su irresponsable proceder. continuó apresuradamente la marcha y atropelló entonces la motocicleta maniobrada por el señor JORGE LADINO SANABRIA. Con todo. más adelante hizo evacuar a los pasajeros. a pesar de que el semáforo estaba en rojo.

porque el mismo juzgador se encarga de distinguir la situación. “dada la naturaleza de la máquina que dirigía”. pues el actuar reiterado en tan lamentables condiciones. En torno a este particular. La defensa recurrió en casación. en este evento. entre otras razones. por haberse condenado por un delito de homicidio doloso cuando se trataba de un delito culposo. ahora acrecentado por la nota adicional y grave de la conducción voluntaria en estado de intoxicación producida por el alcohol y la droga. cuando afirma que la responsabilidad dolosa se infiere no de la transgresión última de las reglas de tránsito ni de la conducción en estado de intoxicación producida por el alcohol y la marihuana. así se ofrezca discutible.26 posteriormente que en la ocasión estaba bajo los efectos de la embriaguez producida por el alcohol y la marihuana”3. entre otras cosas. Pues bien. Sentencia del 17 de agosto de 2000. sino de lo que la experiencia trágica anterior podría determinar no sólo en la consciencia sino también en la voluntad del procesado. quebrantamiento simultáneo de dos reglas de tránsito (luz roja del semáforo y exceso de velocidad) que produjo resultados trágicos (muerte y lesiones). Sala de Casación Penal. mientras que para la demandante y el Procurador. también sería evidencia de la 3 Corte Suprema de Justicia. no sólo nutre el conocimiento de un resultado antijurídico de gran probabilidad sino que también impulsa la voluntad. traducida en el el Tribunal estima racionalmente (así pueda controvertirse el juicio por el mismo medio) vivencia precedente. no está sentada sólo sobre los datos probatorios que igualmente indicarían una culpa con representación. la experiencia anterior simplemente refuerza la consciencia o la capacidad de previsión del agente (como elemento dinamizador no sólo en el dolo eventual sino también que esa en la culpa con representación). en el curso de las instancias el conductor fue condenado por el delito de homicidio con dolo eventual. la Corte Suprema de Justicia no casó la sentencia y. y la reiteración de dicho comportamiento peligroso en el caso examinado. . Así. expresó: “Se notará que la imputación a título de dolo eventual que hizo el Tribunal.

que. el sentenciador. Para ello se precisa que concurran circunstancias que le indiquen al autor que no solo está infringiendo el deber objetivo de cuidado. el desprecio y la falta de respeto hacia la vida y la integridad de los demás. sus graves infracciones como conductor. se encuentra ante la inminente producción de un resultado antijurídico y que. no obstante ello. piensa con argumentos en que se trata de una expresión ulterior de comportamiento. en cambio. mantenga su línea de conducta. a pesar de su formación como piloto de aviones comerciales. anticipada de los resultados dañinos por parte del 4 Ibídem. pero que nada revelan sobre el propósito ex ante de incluir un resultado eventual en el plan de acción. según el criterio del Tribunal. Para la demandante y el Procurador tales son manifestaciones de conducta posteriores al hecho. junto con las anteriores y las concomitantes ya reseñadas. revelado. devela la aceptación procesado”. lo que aquí ocurre: SÁNCHEZ RINCÓN. Ese “consciente desprecio por la vida de los demás”. con las consecuencias ya conocidas. para averiguar por la suerte de la víctima y prestarle auxilio. también la infirió del hecho de que el conductor no haya detenido la marcha del automotor. entonces. con indiferencia o desprecio por las normas jurídicas y los bienes jurídicos de terceros. por la concurrencia de riesgosos factores de culpa y la repetición conductual de semejante puesta en peligro. tanto en el derecho comparado como en la jurisprudencia nacional se tiene claridad en cuanto a la posibilidad de imputar homicidio con dolo eventual en supuestos como el aquí planteado. su estado de embriaguez. Y ello es. su manifiesto irrespeto de las señales de tránsito y el paso de un vehículo que le indicó la inminente producción de un resultado antijurídico. suficientemente punidas como circunstancias de agravación del homicidio culposo.4 Como se ve. precisamente. y más bien prefirió huir del lugar. inmediatamente después de la tragedia.27 desconsideración. sino que. además. mantuvo su línea de conducta. de su conocimiento privilegiado de los riesgos inherentes al ejercicio de actividades peligrosas. .

Ahora. De acuerdo con lo expuesto. la pena deberá determinarse en el primer cuarto punitivo. En ese entendido. en su lugar. En este caso. vi) Punibilidad de los comportamientos 20. 21. asumiendo que se encuentra ante una sentencia condenatoria por dos delitos culposos. como la Fiscalía no imputó circunstancias de mayor punibilidad. la modificará para. el primer cuarto punitivo oscila entre 208 meses y 268 meses y 15 días de prisión. Entonces. que implicó la muerte de dos seres humanos. condenar por dos delitos de homicidio doloso. los cuartos intermedios entre 268 meses y 16 días y 389 meses y 15 días de prisión y el último cuarto entre 389 meses y 16 días y 450 meses de prisión. en su lugar. de tal forma que se absuelva por algunas de ellas y se condene por otras. con base en los argumentos jurídicos expuestos en precedencia. modificado por el artículo 14 de la Ley 890 de 2004. cometidos en concurso simultáneo y homogéneo. advirtiendo que se trata de unos mismos hechos susceptibles de dos adecuaciones típicas. Esta Corporación considera que ese proceder no es adecuado porque la decisión judicial debe tomarse en relación con los hechos objeto de imputación y no en consideración a las distintas calificaciones jurídicas de que esos hechos fueron objeto en el proceso. se modificará la sentencia recurrida. El artículo 103 del CP. sanciona el delito de homicidio con pena de 208 a 450 meses de prisión. condenará a RODOLFO SEBASTIÁN SÁNCHEZ RINCÓN como autor de dos delitos de homicidio con dolo eventual.28 19. Dentro de estos extremos. el Tribunal. entonces. Se impone recordar que el juzgado absolvió a SÁNCHEZ RINCÓN de dos delitos de homicidio con dolo eventual y que lo condenó por dos delitos de homicidio culposo. el Tribunal considera que para la dosificación de la pena resultan relevantes la gravedad de la conducta. el daño real creado. el Tribunal modificará el fallo recurrido y. dado que con ella se .

la afectación de su derecho fundamental a la libertad queda supeditada a si la presente sentencia adquiere o no el valor de cosa juzgada. prevención especial en tanto resocialización moderada del delincuente que no interfiera con su autonomía ética y retribución justa por la injusticia cometida. ya que esta decisión no solo puede estar afectada por la falibilidad de todas las obras humanas. 23. Además. como uno de los aspectos más complejos de la teoría del delito. se hará un incremento de 12 meses más dado el concurso de conductas punibles. De esta forma. el Tribunal pone de presente que respecto de los legitimados para . en el entendido que se trató de un supuesto en el que SÁNCHEZ RINCÓN previó como probable la realización de la infracción penal y dejó su no producción librada al azar y la necesidad de la pena con miras a la realización de las funciones de prevención general en tanto protección de bienes jurídicos de terceros. Finalmente. pues aquél supera los límites punitivos previstos en estos institutos como presupuestos objetivos de procedibilidad. la intensidad del dolo. el Tribunal advierte que concurren razones para disponer que la captura del señor SÁNCHEZ RINCÓN se haga efectiva una vez la sentencia se haya ejecutoriado. Dado el monto de la pena privativa de la libertad. 208 meses de prisión. Como penas accesorias se impondrán la inhabilitación para el ejercicio de derechos y funciones públicas por 220 meses y la prohibición del derecho a conducir vehículos automotores por el término de 3 años. para esta Corporación.29 despojó a sus familiares tanto de sus seres queridos como de los rendimientos de su capacidad productiva. sino que además gira en torno a un caso que remite a la distinción entre la culpa con representación y el dolo eventual. esto es. Pues bien. a pesar de que este punto no fue objeto de apelación. las implicaciones de todas estas circunstancias resultan adecuadamente estimadas con la imposición del mínimo de la pena. ni sustituirá la pena privativa de la libertad en establecimiento carcelario por prisión domiciliaria. el Tribunal no concederá ni la condena de ejecución condicional. No obstante. 22.

inhabilitación de derechos y funciones públicas por el mismo término y privación del derecho a conducir vehículos automotores durante tres años. SEGUNDO.6 de la Constitución Política y desarrollado por el artículo 114. Debe recordarse que éste es también un fin constitucional del proceso penal y que la Fiscalía tiene el deber de procurar su realización. ni sustituir la pena de prisión en establecimiento carcelario por prisión domiciliaria. No conceder a RODOLFO SEBASTIÁN SÁNCHEZ RINCÓN la condena de ejecución condicional. DECISIÓN Con base en la argumentación expuesta en precedencia. Condenar a RODOLFO SEBASTIÁN SÁNCHEZ RINCÓN a las penas de 220 meses de prisión. En lugar de lo allí dispuesto. la Fiscalía.30 constituirse como víctimas con ocasión del deceso de JOSÉ LIZARDO ARISTIZÁBAL VALENCIA. habiendo la Fiscalía incurrido en esa omisión. RESUELVE: PRIMERO. el Tribunal Superior de Bogotá. ni el Tribunal se encuentran legitimados para condenar oficiosamente a la indemnización de los perjuicios causados a tales personas pues de hacerlo desconocería el principio acusatorio y la consecuente distribución de roles procesales. . No obstante. se declara penalmente responsable a RODOLFO SEBASTIÁN SÁNCHEZ RINCÓN de los delitos de homicidio con dolo eventual cometidos en contra de RICARDO ALEJANDRO PATIÑO y JOSÉ LIZARDO ARISTIZÁBAL VALENCIA. ni el juzgado. TERCERO. VI. no cumplió el deber impuesto por el artículo 250.12 del CPP en el sentido de solicitar la reparación integral de los efectos del injusto. administrando justicia en nombre de la República de Colombia y por autoridad de la ley. Modificar la sentencia proferida el 14 de abril de 2009 por el Juzgado 22 Penal del Circuito.

se ordenará su captura.31 Ejecutoriado este pronunciamiento. JOSÉ JOAQUÍN URBANO MARTÍNEZ Magistrado ÁLVARO VALDIVIESO REYES Magistrado JORGE ENRIQUE VALLEJO JARAMILLO Magistrado . CÚMPLASE. Contra ella procede el recurso de casación en los términos del CPP. Esta decisión queda notificada por estrados.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful