Está en la página 1de 9

Nº 181.- COMISO O DECOMISO DE EFECTOS, ESPECIES E INSTRUMENTOS.

EXPLICACION

Artículos 220 - 348 - 468 - 469 y 470 del Código Procesal Penal

En el Libro Primero del Código, no existen disposiciones relativas al Comiso.

***

En el Libro Segundo, dos normas dicen atinencia con el tema.

El artículo 220, relacionado con objetos y documentos no sometidos a incautación que, en


su parte pertinente, refiere a los objetos y documentos que pueden caer en comiso, por
provenir de un hecho punible o haber servido, en general "a" (la ley debió decir "para") la
comisión de un hecho punible. Ver Documentos, objetos e instrumentos y su conservación.

La sentencia del juicio oral, según el artículo 348, entre otras cosas, dispone que, cuando
es condenatoria, debe disponer el comiso de los instrumentos o efectos del delito; o su
restitución, cuando fuere procedente.

***

En el Libro Tercero, sobre Recursos, no hay normas relativas al Comiso.

***

En el Libro Cuarto del Código, el artículo 468, relacionado con le ejecución de la sentencia
condenatoria firme, en su último inciso, ordena el cumplimiento de multas y comisos.

El artículo 469 resuelve acerca del destino de las especies decomisadas. Los dineros y
otros valores, se deben destinar a la Corporación Administrativa del Poder Judicial.

Si el Juez estima necesario ordenar la destrucción de las especies, esto se lleva a cabo
bajo la responsabilidad del Administrador del Tribunal, salvo que él lo encomiende a otro
organismo público.

Las demás especies decomisadas, se deben poner disposición de la Dirección General de


Crédito Prendario, para enajenarlas en pública subasta; o para destruirlas, si no tienen valor.

El producto de la enajenación tendrá el mismo destino: tal Corporación.

Por último, el artículo 470 resuelve el caso de especies retenidas y no decomisadas.

Estas, transcurrido el plazo no fatal, de seis meses, corrido, desde que se puso término al
juicio, sin que las especies muebles no hayan sido reclamadas por su legítimo titular, se debe
seguir el mismo procedimiento dicho en los dos incisos primeros del artículo anterior; vale
decir, si son dineros y otros valores, directamente a la Corporación; y si corresponde
destruirlas, esto se realiza por el Administrador del Tribunal, salvo que ello se
encomiende a otro Organismo público.

Si se trata de especies no reclamadas, el Administrador, previo acuerdo del Comité de


Jueces, las debe vender en pública subasta. Los remates del caso se pueden efectuar dos
veces al año.

El producto de los remates de estos bienes, así como los dineros y valores retenidos y no
decomisados, se deben destinar a la misma Corporación.

Si se ha decretado el sobreseimiento temporal en la causa; o se la decretado (sic) la


suspensión condicional del procedimiento, el plazo no es de un año, sino que es de seis.

***

Las normas sobre COMISO según el Código de Procedimiento Penal anterior que rigen
en las regiones en las cuales no está vigente el Nuevo Código Procesal Penal, son las
siguientes:

En relación con la medida de COMISO, la Ley Nº 18.857 realizó diversas modificaciones al


Código de Procedimiento Penal anterior y paralelo:

1º Por un lado, agregó, al art. 504 de dicha recopilación, un inciso final (3º):
"La sentencia condenatoria podrá disponer también el comiso de los
instrumentos o efectos del delito cuando fuera procedente, o decretar su
restitución cuando no deban caer en comiso".

La última parte de esta nueva norma, se refiere al caso en que la ley obliga a decomisar
especies, como en el caso del delito de tráfico de drogas, en que, además de los fármacos,
caen en comiso otros productos para fabricarlas, incluyendo artefactos y recipientes; e -
incluso- los vehículos, en su caso.

***

2º Agregó un artículo 509 bis, sobre la ejecución de la sentencia a firme, en que consigna
la obligación del Juez de hacer cumplir lo resuelto y -entre otros- constatar el efectivo
cumplimiento del comiso.

En lo que, ahora, interesa, destacamos que una de las obligaciones de oficio del Juez,
consiste en hacer cumplir con el pago de las multas y de los comisos.

***

3º Agregó un Libro IV, al Código Adjetivo Penal cuyo Título I fue "Del Destino de las
Especies". Su párrafo l, "De Las Especies Comisadas; y el párrafo 2, "De las Especies
Retenidas y no Decomisadas".

El Art. 672 dispone:

"Artículo 672. El comiso de los instrumentos y efectos del delito se declarará


en la sentencia, según lo previsto en el artículo 504. Si no se hubiere resuelto
en ella, se podrá decretar en cualquier tiempo, mientras existan las especies
en poder del tribunal. Los incidentes o recursos a que diere lugar dicha
decisión se tramitarán en cuaderno separado y no afectarán al fallo ni
entorpecerán su cumplimiento".

En virtud de esta norma, es obligación declarar el comiso, en la sentencia, sea de primer


grado sea de alzada, sea la Corte Suprema, en su caso. Haciendo excepción a la norma sobre
"cosa juzgada", esta nueva disposición determina que, en asuntos penales, "terminada" la
normal tramitación del proceso, luego, se deben dictar todas las medidas para el fiel
cumplimiento de lo resuelto. Existe esta facultad y obligación de decretar y de hacer cumplir
con el comiso, aunque no se haya dicho nada en la sentencia misma. Pero, es requisito que
las especies existan en poder del tribunal.

Del texto anteriormente transcrito, aparece que es, también, obligatorio que los incidentes
del caso, se tramiten en cuaderno separado; y que las gestiones del comiso no signifiquen
entorpecer las otras gestiones de cumplimiento del fallo.

***

4º El art. 673 es del tenor siguiente:

"Artículo 673. Las armas de fuego, municiones, explosivos y demás


elementos a que se refiere la Ley sobre Control de Armas que sean
decomisados, se remitirán a la autoridad que señala esa misma ley.

Las demás especies decomisadas se pondrán a disposición del Fisco,


para los efectos establecidos en el artículo 60 del Código Penal. Esta
autoridad podrá ordenar la destrucción de las que no tuvieren valor o no
fueren utilizables.

Los dineros y otros valores decomisados en favor del Fisco se destinarán


a beneficio de la junta de Servicios Judiciales".

El texto es, de por sí, muy claro.

Sin embargo, es conveniente recordar que las armas se envían a la Dirección de


Reclutamiento.

Asimismo, que el destino de las especies decomisadas, es el mismo que el de las multas:
la Dirección de Aprovisionamiento del Estado.

Pero los dineros y otros valores (bonos, debentures, depósitos bancarios, vales a la vista),
se envían, para sus fines, a la Junta de Servicios Judiciales.

***
5º La misma ley modificatoria del Código de Procedimiento Criminal, agregó el art. 674:

"Artículo 674. Tratándose de especies corruptibles o perecibles el juez las


pondrá a disposición de un martillero para que proceda a su venta directa
o subasta.

Si se decretare el comiso, se hará efectivo sobre el producto de la


enajenación.

Si en definitiva no fuere procedente el comiso, se entregará el producto de


la enajenación a quien corresponda".

Esta norma, asimismo, no requiere de explicación. Sin embargo, parece conveniente decir
que el Juez tiene libertad para designar al martillero que él elija; pero debe ser uno autorizado.
Si no hay uno designado en ejercicio en el lugar, el Magistrado nombrará un martillero ad-hoc,
el que no puede ser un funcionario del tribunal, ni de otro juzgado, según nuestro parecer.

Cabe alguna duda acerca de si el "producido" se entrega a la Dirección de


Aprovisionamiento del Estado o si se hace a la Junta de Servicios Judiciales. Parece que lo
segundo está más acorde con el texto.

***

6º Por otra parte, la ley en estudio agregó el nuevo artículo 677:

"Artículo 677. Los dineros puestos a disposición de los tribunales que no


caigan en comiso ni hayan sido reclamados dentro de los plazos señalados
en el artículo 675, se girarán a la orden de la Junta de Servicios Judiciales
para sus fines".

Aunque ésta, precisamente, dice relación con dineros que no han caído en comiso,
hacemos presente que tienen el mismo destino que los dineros decomisados: la Junta de
Servicios Judiciales.

***
7º En cuanto a los bienes retenidos y no decomisados, se rigen por los nuevos artículos
675 a 678 del Código Procesal Criminal, que transcribimos sin explicación:

"Artículo 675. Las especies no decomisadas retenidas que se encuentren


a disposición del tribunal y que no hayan sido reclamadas, se subastaran
de acuerdo con la Ley N.º 12.265, una vez transcurridos seis meses a lo
menos desde la fecha en que recayó resolución firme poniendo término al
proceso. Si el sobreseimiento fuere temporal, este plazo será de un año.

Tratándose de especies corruptibles o perecibles se aplicará lo dispuesto


en el artículo 674".

***

"Artículo 676. En la subasta de especies de venta controlada se estará a lo


establecido en los reglamentos vigentes".

***

El artículo 677 fue transcrito más arriba.

"Artículo 678. En el mes de junio de cada año, los secretarios de juzgados


presentarán a la respectiva Corte de Apelaciones un informe detallado sobre
el destino dado a las especies que hayan sido puestas a disposición del
tribunal".

Estas normas son claras.

***

NOTA: "Artículo 220.- Objetos y documentos no sometidos a incautación. No podrá


disponerse la incautación, ni la entrega bajo el apercibimiento previsto en el inciso segundo
del artículo 217:
a) De las comunicaciones entre el imputado y las personas que pudieren abstenerse de
declarar como testigos por razón de parentesco o en virtud de lo prescrito en el artículo 303;

b) De las notas que hubieren tomado las personas mencionadas en la letra a) precedente,
sobre comunicaciones confiadas por el imputado, o sobre cualquier circunstancia a la que se
extendiere la facultad de abstenerse de prestar declaración, y

c) De otros objetos o documentos, incluso los resultados de exámenes o diagnósticos


relativos a la salud del imputado, a los cuales se extendiere naturalmente la facultad de
abstenerse de prestar declaración.

Las limitaciones previstas en este artículo sólo regirán cuando las comunicaciones, notas,
objetos o documentos se encontraren en poder de las personas a quienes la ley reconoce la
facultad de no prestar declaración; tratándose de las personas mencionadas en el artículo
303, la limitación se extenderá a las oficinas o establecimientos en los cuales ellas ejercieren
su profesión o actividad.

Asimismo, estas limitaciones no regirán cuando las personas facultadas para no prestar
testimonio fueren imputadas por el hecho investigado o cuando se tratare de objetos y
documentos que pudieren caer en comiso, por provenir de un hecho punible o haber servido,
en general, a la comisión de un hecho punible.

En caso de duda acerca de la procedencia de la incautación, el juez podrá ordenarla por


resolución fundada. Los objetos y documentos así incautados serán puestos a disposición del
juez, sin previo examen del fiscal o de la policía, quien decidirá, a la vista de ellos, acerca de
la legalidad de la medida. Si el juez estimare que los objetos y documentos incautados se
encuentran entre aquellos mencionados en este artículo, ordenará su inmediata devolución a
la persona respectiva. En caso contrario, hará entrega de los mismos al fiscal, para los fines
que éste estimare convenientes.

Si en cualquier momento del procedimiento se constatare que los objetos y documentos


incautados se encuentran entre aquellos comprendidos en este artículo, ellos no podrán ser
valorados como medios de prueba en la etapa procesal correspondiente".

"Artículo 348.- Sentencia condenatoria. La sentencia condenatoria fijará las penas y se


pronunciará sobre la eventual aplicación de alguna de las medidas alternativas a la privación o
restricción de libertad previstas en la ley.

La sentencia que condenare a una pena temporal deberá expresar con toda precisión el
día desde el cual empezará ésta a contarse y fijará el tiempo de detención prisión preventiva
que deberá servir de abono para su cumplimiento.

La sentencia condenatoria dispondrá también el comiso de los instrumentos o efectos del


delito o su restitución, cuando fuere procedente.

Cuando se hubiere declarado falso, en todo o en parte, un instrumento público, el tribunal,


junto con su devolución, ordenará que se lo reconstituya, cancele o modifique de acuerdo con
la sentencia".
"Artículo 468.- Ejecución de la sentencia penal. Las sentencias condenatorias penales no
podrán ser cumplidas sino cuando se encontraren ejecutoriadas. Cuando la sentencia se
hallare firme, el tribunal decretará una a una todas las diligencias y comunicaciones que se
requirieren para dar total cumplimiento al fallo.

Cuando el condenado debiere cumplir pena privativa de libertad, el tribunal remitirá copia
de la sentencia, con el atestado de hallarse firme, al establecimiento penitenciario
correspondiente, dando orden de ingreso.

Si el condenado estuviere en libertad, el tribunal ordenará inmediatamente su aprehensión


y, una vez efectuada, procederá conforme a la regla anterior.

Si la sentencia hubiere concedido una medida alternativa a las penas privativas o


restrictivas de libertad consideradas en la ley, remitirá copia de la misma a la institución
encargada de su ejecución.

Asimismo, ordenará y controlará el efectivo cumplimiento de las multas y comisos


impuestos en la sentencia, ejecutará las cauciones en conformidad con el artículo 147, cuando
procediere, y dirigirá las comunicaciones que correspondiere a los organismos públicos o
autoridades que deban intervenir en la ejecución de lo resuelto".

"Artículo 469.- Destino de las especies decomisadas. Los dineros y otros valores
decomisados se destinarán a la Corporación Administrativa del Poder Judicial.

Si el tribunal estimare necesario ordenar la destrucción de las especies, se llevará a cabo


bajo la responsabilidad del administrador del tribunal, salvo que se le encomendare a otro
organismo público. En todo caso, se registrará la ejecución de la diligencia.

Las demás especies decomisadas se pondrán a disposición de la Dirección General del


Crédito Prendario para que proceda a su enajenación en subasta pública, o a destruirlas si
carecieren de valor. El producto de la enajenación tendrá el mismo destino que se señala en el
inciso primero".

"Artículo 470.- Especies retenidas y no decomisadas. Transcurridos a lo menos seis meses


desde la fecha de la resolución firme que hubiere puesto término al juicio, sin que hubieren
sido reclamadas por su legítimo titular las cosas corporales muebles retenidas y no
decomisadas que se encontraren a disposición del tribunal, deberá procederse de acuerdo a
lo dispuesto en los incisos siguientes.

Si se tratare de especies, el administrador del tribunal, previo acuerdo del comité de jueces,
las venderá en pública subasta. Los remates se podrán efectuar dos veces al año.

El producto de los remates, así como los dineros o valores retenidos y no decomisados, se
destinarán a la Corporación Administrativa del Poder Judicial.
Si se hubiere decretado el sobreseimiento temporal o la suspensión condicional del
procedimiento, el plazo señalado en el inciso primero será de un año".

***