Está en la página 1de 6

O Mnrrrr¡ÁTtcAs y rtosorín

La matemática del siglo XIX se puede resumir con la emersión de las geometrías no eucli-
dianas, la aritmetización del análisis, la sistematizaci1n geométrica y el surgimiento de
fo11a1 algebraicas nuevas,los trabajos de Gauss en la teoría de números (seguidos por Di-
richlet),los logros en la generalidad de la geometría analítica,la teoría de lai funciónes de
Weierstrass, Schwarz y Mittag-Leffler ...

Nos parece relevante enfatizar que es en este panorama intelecfual que se construyó la teo-
ría de conjuntos. Esta nace, nos dice Bourbaki, debido a: "Lasneceiidades del Análisis en
particular el estudio a fondo de las funciones de variables reales que se desarrolla duran-
te todo el siglo XIX" lBourbaki,N.: Elementosdthistoriadelasmatemiticns,p.46l.Tal y como la conocemos aho-
ra es trabajo de Cantor. Este se interesó por el asunto en1872, a propósito de los proble-
mas de equipotencia en1873, de la dimensión a partir de1874,y entró 1878 y 1884 incidió
sobre casi todos los problemas de la teoría de los conjuntos.

A pesar de la oposición general que esta teoría generó en la época de Cantor, Weierstrass
y Dedekind siguieron con interés la labor de Cantor.
Para Dedekind su objetivo era fundamentalmente la aplicación de la noción de conjunto a
la de número. Desde el momento en que aparecen muchos de los resultados, éstos van a
ser aplicados a las cuestiones clásicas del Análisis.

La teoría de_conjuntos fue muy importante porque iba a servir como engranaje de los prin-
cipales resultados matemáticos y lógicos de la época y también concentráría sobre ella ia re-
flexión sobre los fundamentos de la matemática. La teoría de conjuntos, de una u otra for-
ma, va a representar desde entonces un papel esencial en la descripción de las matemáti-
cas/ a pesar de las dificultades que a partir de ella se sucedieron en momentos posteriores.

El siglo XIX (con:los resultados teóricos en matemáticas y lógica que hemos señalado) ofre-
cía un cuadro intelecfual extraordinario para la síntesis en los fundamentos y la reflexión
sobre las matemáticas. Esta va a ser realizadapor Gottlob Frege retomando ú filosofía lo-
gicista de Leibniz.

En la evolución de la matemática del siglo XIX el ideal de la posibilidad de una evidencia


absoluta como criterio de verdad está inscrito en el horizonte intelecfual. Pero es una evi-
dencia que podríamos decir ha pasado de ser semántica para empe zar a ceder a una sin-
táctica. El método axiomático que se apuntala aquí es "prLro" contrapuesto con el "infui-
üvo" del ideal griego, es formal padriore,¡.:
Limitacionesinternasdelost'ormalismos,p.z+1. Las matemáticas
sufrieron en el siglo XIX un doble proceso de "independizacilnde las estructuras funda-

uRrevÁlcRs, nlosoríR y lócrcR


523
mentales del análisis [...]y crítica de los conceptos básicos [...]" ¡rud.ié'.,J.: Limítacionesinternasdetos
formalismos, p.331.

Las condiciones de partida para la reflexión de Frege fueron diferentes a las de Kant o
Leibniz, incluso a las de Boole; esto engendraúaque los mismos problemas en torno a la
nafuraleza última de la matemática hayan sido abordados no sólo con recursos teóricos
nuevos, sino frente a un contenido de la misma diferente.

De esta forma el proyecto que va a aprehender Frege luego, ya 1o examinaremos, no va a


ser simplemente el de la materialización mecánica del de Leibniz. Frege va a establecer
lln proyecto técnica y filosóficamente nuevo, aunque no se pueda negar la influencia de
filosofías anteriores. De hecho, mucho de la filosofía de las matemáticas presente en to-
dos los intentos fundacionales de fines de XIX y principios del XX estaba contenido en la
filosofía clásica y especialmente en la de los siglos XVII y XVIII.

Para Descartes, Spinoza,Leibrúzo Kant larazíngenera verdades apriori,infalibles. Se es-


tablece en cada uno una cierta combinación teórica a partir del idealismo, platonismo,
axiomatismo, o infuicionismo. Para Descartes los tres primeros se conectan a un infuicio-
nismo racional (espiritualista); para Kant, el último, espacio temporalizado (influencia
empirista), es 1o decisivo. Para todos la naturaleza de las matemáticas es a priori,sus ver-
dades necesarias y absolutas. Este es el marco teórico del racionalismo: el sustrato esen-
cial de lo que hemos caracterizado como un paradigma dominante en la filosofía de las
matemáticas.

Antes de entrar en los proyectos que pretenderán fundamentar las matemáticas, debemos
hacer una breve incursión en el desarrollo de la lógica, f, más bien, en una aproximación
que establecería una relación entre matemáticaylógica, que después sería un fundamen-
to de esos proyectos.

O Lócrcn Y MATEMÁlcRs
Como consecuencia de los nuevos tiempos,la lógica sufrió modificaciones relevantes. Ri-
chard \{hately fue uno de los primeros que hizo contribuciones, en las islas britiánicas. Sir
William Hamilton y Augusfus De Morgan aportaron también; pero fue George Boole el
verdadero fundador de la lógica simbólica moderna.

Su aproximación se va a inspirar en la visión del álgebra de Peacock, Gregory y De Mor-


gan, pero sobre todo en las características de una nueva matemática (el peso de una nue-
va matemática, especialmente, el álgebra).

Boole logró importantes desarrollos en la lógica del siglo XIX. ¿Cómo resumir sus logros?
Fueron establecidos por el uso de las matemáticas en ésta: el simbolismo y el carácter ope-
ratorio-aritmético.

Sin embargo, y esto queremos subrayarlo, sus trabajos reforzaron una nueva visión de las
matemáticas. Estos asuntos son los que queremos reseñar en esta sección.

s24 .. **,"-"***I1r::t"!ul !!!:::fe.!s F ry?terylici:_ . ANcrl Rurz


Para Boole: Ia lógica encuentra su fundamento más profundo en las operaciones de la
mente.

En Análisis Matemático de la Lógica, un pequeño libro publicado en 1847, afirmaba que la


lógica está "...basada en hechos de otra naturaleza que tienen su fundamento en la consti-
tución de la mente" [Boole, c.' Anilisis matemático de In lógiu,p. e]. La lógica es posible, entonces, en la
medida de la existencia de las facultades propias del intelecto, en "...nuestra capacidad pa-
ra concebir una clase y designar sus miembros individuales por medio de un nombre co-
m(ln" [Boole,George: Analisísmatemiticodelalógica,p.ts]. Es en el lenguaje, añade, dOnde vamos a obser-
var la manifestación de las operaciones de la mente f, por tanto, sus leyes van a ser tam-
bién las leyes del mismo lenguaje.

El método de Boole considera el lenguaje que conducfuá aI análisis de las operaciones de


la mente. Señala:

Esfudiando las leyes de los signos, estamos en efecto esfudiando las leyes manifestadas
del razOnamientO [Boole, G.: An inaestigation of the lnws of thought on which are foundcd the mathematical theories of
logic and probabilitin, p. 241.

Lalígica, sus leyes y proposiciones, pueden establecerse a través de "un cálculo delnzo-
namientO deductivo" [Boole,G.: AníIisismatemáticodelalógiu,p.to¡. O, como diría luegO:

La teoría de la lógica y la teoría del lenguaje resultan así, íntimamente relacionadas. Un


intento aforfunado de expresar las proposiciones lógicas por medio de símbolos {uyas
leyes combinatorias podrían basarse en las leyes de los procesos mentales que repre-
sentan? sería un proceso en el camino hacia un lenguaje filosófico [Boole, G.: Análisis mntemá-
tico dr k lógica, p. 13).

La visión de Boole se conecta con las ideas de Leibruz de construir un cálculo simbólico;
el que en esencia era matemático.

Ahora bien, para Boole la lógica es operatoria (como en Leibniz). En el primer capítulo de
su libro de 1854 nos dice:

El designio del siguiente tratado es el de investigar las leyes fundamentales de aquellas


operaciones de la mente por las cuales el razonamiento es rcalizado; para darles expre-
sión en el lenguaje simbólico de un cálculo, y sobre esta fundamentación establecer la
ciencia de la lógica y construir su método; para hacer ese método mismo la base de un
método general para la aplicación de la doctrina matemática de las Probabilidades; y fi-
nalmente, para recoger de los variados elementos de verdad haídos a la vista en el cur-
so de estas indagaciones algunas indicaciones concernientes a la naturaleza y constifu-
ción de la mente humana [Boole, G.: Inws of thought, p. tl.

La lógica es matemática, porque es esencialmente axiomática y operativa. Más aún, espe-


cialmente, por ser desarrollada como un cálculo simbólico. Existen verdades fundamen-
tales sobre las que descansan todas las otras verdades. Todas ellas descansan sobre "...1a
fundamentación de unos cuantos axiomas; y todos estos son verdades generales." Esto ya
lo había señalado en1847, así:

MATEMÁTICAS, FILOSOFíA Y LÓCICA


sr 525
...1a lógica, como la geometría, se basa en verdades axiomáticas y ... sus teoremas se
construyen teniendo en cuenta esa doctrina general de los símbolos que constituye la
base del Análisis hoy aceptado lBoole G.: Análisis matemático de la tógica, p. 2b].

Enfattza:
...porque es un método que se apoya en el empleo de símbolos regidos por leyes com-
binatorias generales y conocidas, cuyos resultados admiten una interpretación no con-
tradictoria [Boole, G.: Laws of thought,p.ll].

Las leyes de la lógica eran para Boole matemática, aunque solo en su forma, no en su con-
tenido. Todas las leyes básicas de lógica las va reduciendo a relaciones de asociatividad,
conmutatividad, distributividad, etcétera.

Para ello identifica el signo "+" aLos términos "y","o" de la lógica (se debe al usar las re-
laciones que vinculan clases de objetos exigir intersección vacía entre las clases paru así ga-
ranfzar la identificación con eI"+"\.
Las únicas diferencias con la aritmética-álgebra son:

(a) no es válida la regla (si XY =XZ =>Y = Z) y


b)x2 =x,
que no es una regla clásica del álgebra (en 1847,había señalado fu =\.
Boole sustituyó las relaciones lógicas así:

TodoXesY,x X (1-il=0
Ni"gu"XesY,xXy-0,
donde "x" tepÍesenta la clase de las cosas Xy "y" la de las cosas Y.
Boole, además, añade:

Algun X es Y, ty = a
Algu" X no es Y, x (1. - A) = a,

para la expresión de proposiciones particulares, y donde ax = algunos X.

Boole asumía la nueva álgebra del siglo XIX, donde las leyes operatorias ya no eran las de
siempre. Como estudiamos antes, el álgebra del siglo XIX, especialmente en las islas bri-
tánicas, fue decisiva en la conformación de las nuevas matemáticas. En este caso, tuvo
también un influjo sobre la Lógíca, y, como veremos, sobre la filosofía de las matemáticas.

Para Boole,la matemática no es de magnitudes, su esencia está dada por su carácter cal-
culatorio y axiomático. Esta es una aproximación que deja de lado los aspectos cuantita-
tivos que fueron los que predominaron en el siglo XVI[. Para Boole: la realidad y la lógi-
ca, tambiéry están regidas por las leyes matemáticas.

filosofía de Ías matemáticas ANGEL RUIZ


526 &&*'*-----
La forma precisa de la expresión matemática de la lógica se desarrolla en Boole a través de
"ecuaciones". Los razonamientos pueden expresarse a havés de funciones y sus desarro-
llos. El camino interno entre las premisas y las conclusiones pueden establecerse simbóli-
ca y matemáticamente,paÍa sólo al final retomar el sentido lógico. Esta "expansión" es el
"procedimiento fundamental en el despliegue formal del sistema de Boole."

El tratamiento booleano de la lógica introduce la lógica de clases, y, con ello, una mejor
aproximación que la dominada por la relación clásica sujeto-predicado. De hecho,la ma-
temática tal y como él la concibe es el "instaumento" que le permite la delimitación de
fronteras par: abrh curso a la independencia de la lógica como ciencia. Esta dirección va
a ser asumida en la segunda mitad del siglo XIX y establecerá indiscutiblemente el cami-
no de la lógica moderna.

Boole inició con su teoría de las funciones electivas y su expansión,lo que puede llamar-
se"la teoría de las funciones de verdad y su expresión en forma normal disyuntiva."
Los trabajos de Boole actualizaron en el espectro intelectual de la época la visión leibnizia-
na sobre la matemática y la lógica, engendraron elementos que fueron utilizados luego en
la construcción del proyecto logicista de Frege.

Apuntaló entonces una visión axiomática y formal de las relaciones entre lógica y aritrnética.

Laseparación de las relaciones entre primarias y secundarias puede considerarse un ante-


cedente (ordenación en dos niveles) de la "teoría de tipos", qué luego desarrollaría Russell.

Los resultados de Boole superaron los trabajos de Leibniz (que ya habían intentado sin éxi-
to sersuperados por diversos autores previos: Segner, J. Lambert, Ploucquet, Holland, De
Castillory Georgonne).

Boole al asociar a una proposición el conjunto de "casos" en los que se verifica, "...inter-
preta la relación de implicación como una inclusión, y su cálculo con conjuntos le propor-
ciona de este modo las reglas del'Cálculo Proposicional'."

Sus trabajos van a sgrvir como base para Jevons, el mismo De Morgan y C. S. Peirce. De
Morgan había establecido en su Formal Logic de 1847 que la lógica se refrere esencialmen-
te a relaciones, al igual que Boole.

Peirce extendería estos resultados en sus escritos de 1870 a 1893 y Schróeder los sistema-
tuaúa. El énfasis en las relaciones era una consecuencia del flujogeneral que apuntalaba
la axiomática y de lanueva aproximación hacia la matemática y h1ógica. ireirce introdu-
jo unanotación-para las proposiciones que expresan relaciones, enfatizó (lo que Boole ape.
nas había tocado) el concepto de función proposicional y el de cuantificadoies.

La conjunción de relaciones, clases, funciones proposicionales y cuantificadores, abría una


nueva etapa en la lógica y describía su panorama previo a los trabajos de Frege.

Durante esta época los avances en la lógica habían sido introducidos en el marco de la ero
lución de la matemática. Muchas de lasinnovaciones aparecían condicionadas por las rre
sidades en la busqueda de sustentar condiciones de rigór para los resultados *"muitiu.

MATEMÁTICAS rtosoríRy lóc¡cn


o. 55
Para Boole como también para Peirce,la lógica simbólica era matemática.

La "autoconciencia" de la lógica como ciencia independiente, aparte de su consideración


como leyes del pensamiento, objetivas o subjetivas, va a aparecer con claridad en Frege.
Aquí la lógica ya no es matemática, sino al revés: esta última es lógica.
Para establecer esta inversión adecuadamente, era necesario una renovación y síntesis de
lalógica,un lenguaje simbólico más desarrollado y una aproximación filosófica apropiada.
El proceso que conduce a ese resultado en Frege no fue establecido, sin embargo, a partir
solamente de los productos del trabajo de Boole, De Morgan o Peirce; de nuevo,la evolu-
ción de los problemas de las matemáticas fue central en ese escenario.
La búsqueda del fundamento lógico de la matemática, en una etapa en que se percibía es-
to como una tarea intelectual decisiva, fue un factor determinante, que es necesario abor-
dar plenamente.

También podría gustarte