Está en la página 1de 8

Jorge Degano

LA PERICIA PSICOLOGICA

El perito es un experimentado, un entendido, practico versado en una técnica. Persona


autorizada legalmente parar dar una su opinión acerca de algo que es de su dominio.

PRACTICA PERICIAL

La práctica pericial articula con la función central del espacio de potestad jurisdiccional
que inviste al juez.
La función de juzgador que ejercita tiene central y nuclearmente dos tiempos
complementarios entre si y que dan sentido dinámico a la función de juzgar: oír y fallar.
El primero oir implica espacio receptivo una función de escucha activa de las partes en
el decir de sus reclamos los que son expuestos ante el juez.
En esta posición de dos partes que dicen una terceridad que escucha y un sistema
simbólico que da sentido al conjunto (código, doctrina, jurisprudencia) se juegan
lugares de componentes funcionales de un preseco de construcción de una instancia o
dispositivo jurídico de sentido: verdad jurídicas que a su ves soporta la palabra del juez
en el segundo momento de su función de juzgar. El fallo.
En segundo momento, en el decir del juez: el fallo, este de este modo presente
textualmente lo oido-dicho por el perito en otro espacio que para el sujeto del juicio
articulara con el destino que determine la verdad que en mas opera sobre el.

PERICIA PSICOLOGICA.

La demanda de pericia se produce cuando el acto del sujeto de la causa no puede ser
significado totalmente desde el registro del discurso jurídico cuando su conducta a
abierto interrogantes o hueco de significaciones que no pueden ser contestadas desde
las referencias mismas del derecho.
Esta interrogación aun no siendo formulada puede dar lugar a que desde alguna de las
partes que intervienen en el proceso o desde el juzgador mismo, surga la moción misma
demandante (de significación en tanto necesidad de articulación necesaria a la
construcción de la lógica del proceso en curso. Siendo esta la génesis de la las
formulaciones demandantes de pericia surgen inmediatamente las posibles suturas de
este espacio. Una de ellas es la petición de pericia.
Entonces es precisamente en ese lugar de hueco donde puede operar un modo
discursivo que será convocado en este caso el decir del(perito) psicólogo, decir que
indica algo de la verdad del sujeto( de la pericia).
¿Desde donde y que dice el perito psicólogo en ese contexto?
Su acción(la del psicólogo en su posición de escucha) le inducirá en la línea de
permitir que el sujeto de la pericia diga mas desde su lugar de sujeto de su singularidad
histórica que desde su condición de sujeto de la pericia.
Su función sera permitir que el sujeto diga sobre lo que nadie le pregunto ni suscito su
palabra, jugada esta es vez posible tal vez el enfrentamiento con al misma , la
incursión por la dimensión de la subjetividad.

PUNTOS PERICIALES

1
Los punto de pericia constituyen un recorrido o perfil de un espacio in-significante no
comprendido en el Proseso de elaboración de la verdad juridica y que ha producido la
demanda de pericia lo que indicaria que es este un espacio de pura interrogación al que
el decir pericial otorgara sentido.
En ese lugar de interrogación no solo jugara una demanda de significación sino
tambien un intento de retorno a la inscripción de sentido original (el discurso juridico)
jugándose un doble movimiento en tanto que en un sentido se habre la introducción de
otro decir y en otro produce la saturación o sutura del mismo hueco por la presunción
sobre lo interrogado.

DECIR PSICOLOGICO-DECIR JURIDICO


Existe una diferencia fundante de los 2 discursos, el psicológico (decir del sujeto)y el
jurídico, diferencia de concepciones en cuanto al soporte de los mismos las nociones de
sujeto que cada uno recorta.
Esta distancia o diferencia de mirada sobre sujetos polariza por un lado en la perspectiva
del derecho conceptuando ese lugar como como el lugar de la persona tal como lo
presisa el art. 50 del codigo civil argentino , lo que implica necesariamente una
contruccion de sujeto autoconsciente , responsable de sus actos(juridicos) lo que supone
a su vez una voluntad en cuanto a la fundacion de sus acciones y una conciencia
organizadora de la mismas.
El decir de la psicologia tomando como tal el conjunto de cuerpos teoricos o
predicciones sobre el sujeto psíquico (psicoanálisis y lecturas analiticas) contextúan en
general el lugar del sujeto en una dimensión de subjetividad (con variantes aveces
antagónicas sobre su significación) pero diferentes del centramiento en la voluntad-
conciencia a que remite el articulo referido y la opcion de objetivizacion en su
consideración ontologica consecuente.

EFECTOS

En el contexto estructural señalado- la imposibilidad de lectura de un mismo objeto


(sujeto) y la no paralelidad de juego predicativo- se dan no obstante lugares para puntos
de cruzamientos posibles entre el decir del psicólogos y el decir jurídico.
Este dispositivo que conformaría asi un punto vitual de transmisión, posibilitaria que se
pueda efectivizar la escucha en dimension de la subejtividad jugada y de ese modo
producirse en efecto de verdad.
De esta manera y sujeto a las singularidades intervinientes , la verdad del sujeto
aspirara a articularse y con-formar el proseso de construccion del soporte del fallo, “la
verdad juridica.”

2
EL INFORME PERICIAL

El informe o dictamen pericial puede ser entendido como la operación de cierre de un


proceso de elaboración de un saber sobre el espacio recortado por los puntos de pericia
pero también como algo más.
Requisitos que un debe revestir un dictamen: (para que realice su sentido de prueba
probatoria)
1. Que tenga existencia jurídica: indica que la existencia jurídica se la da solo el
hecho de que el dictamen revista las características de un acto procesal ,
producto de un encargo judicial elaborado personalmente por el perito-siendo
este un tercero en el proceso-sobre los puntos en cuestión (periciales)
conteniendo sus propios conceptos personales sobre los mismos.
2. Que tenga validez: indica que para evitar la nulidad del dictamen debe
contemplarse que la ordenación de la prueba allá sido en forma legal, poseer el
perito capacidad jurídica para el cargo, haber hecho posesión del mismo y que la
presentación-del dictamen-sea en forma legal.
3. Que tenga eficacia probatoria: indica que debe ser conducente respecto del
hecho por probar, que el perito sea competente y no existan motivos para dudar
de la imparcialidad del mismo, que el dictamen este debidamente fundamentado
y sus conclusiones sean claras, firmes ,y consecuencia lógica de sus
fundamentos.
De ello deviene que es vano en terreno estrictamente procesal tratar de entender
fuera de la letra jurídica otro contenido subjetivo que no sea el especificado y
puntualmente delimitado en la convocatoria a la pericia.

CONDUCENCIA DE LA PERICIA

El texto referenciado destaca una serie de elementos de la naturaleza o condición


peritable entre los que se refiere a la existencia de los objetos, sus cualidades, causas y
efectos, como aspectos que pueden determinar la pericia.
En la misma línea, el texto referido. Teoría general de la prueba pericial “Devis
echandia”- es a la lectura atenta, suficientemente claro, ya que discrimina lo relativo a
posibles lecturas clasificatorias de las lecturas de las lecturas psicologicas indicando en
ese sentido el campo relativo a la dimension subjetiva.
El parrafo inmediatamente posterior confirma lo dicho reclamando la posibilidad de
determinar pericialmente las causas y efectos de la conducta lo que necesariamente
conduce a pensar en los terrenos de la subjetividad como campo de producción y
determinación de lo que jurídicamente es observable como conductas y por lo tanto las
disciplinas psicologicas como recurrentes específicamente para esas determinaciones
periciales.
También en este mismo texto indica en cuanto a la funcion del perito diferenciada de la
del juzgador en lo relativo a las consideraciones que haga.
Especifica puntualmente que las consideraciones del perito deben ser no juridicas(en
cuanto los efectos de lo dictaminado) reservando de ese modo la lectura juridica para el

3
juez y adjudicando las tecno cientificas para el perito cuestion de sentido respecto de las
vinculaciones que guarda con relacion a la posición etica que el perito y en particular el
perito psicologo debe observar.

TECNICA PERICIAL

La cuestión primera es la relativa a la existencia o no de un tipo de instrumentación


técnica exclusiva en el proceso de ejecución pericial por parte del perito psicologo.
Es evidente que esto va a estar sujeto por un lado a la conceptualización de referencia
que cada uno de los operadores (perito) recurra pero también a los que por medio de los
puntos de pericia se este solicitando.
Esto remite a la idea de que de acuerdo a la concepción de campo conceptual de que se
trate- en definitiva la concepción de sujeto psiquico de que se trate seran los modos de
abordaje de las puntuaciones que los puntos de pericia señales , no privilegiándose en
carácter de exclusividad ningún tipo de técnica especifica o indicación instrumental
especifica.
La relación de la pericia por lo tanto en lo relativo a la técnica a pericial estará sujeta a
la confrontación singular de cada perito con el cado de que se trate y haya sido
convocado.
En definitiva la pericia psicológica será conducente en tanto aborde el objeto que le es
propio, es decir el objeto que es objeto de conocimiento de la disciplina de la
subjetividad desde donde la pericia toma referente-tanto conceptual como instrumental-
lo que indica en ultimo termino que las pericias psicológicas sean conducentes en lo
relativo a los elementos de convicción que otorguen al juez sobre aquello en donde es
necesario para la actividad procesal esclarecer algún aspecto de la subjetividad de los
sujetos del proceso.

SUBJETIVIDAD Y PUNTOS DE PERICIA

Se plantean una asimetría estructural existente entre el lugar de formulación de los


puntos periciales-estructuralmente el campo del derecho-y el lugar o conocimiento o
saber desde donde arroja la pericia su producto-el campo de la subjetividad.
Es evidente la distancia epistemológica existente entre los registros de la subjetividad
por un lado y los de las ciencias o disciplinas jurídicas por otro en lo relativo
concepción de sujeto psíquico y que aun en su falta de formulación-como es en el caso
del derecho-por ello no carece de una concepción supuesta y fundante existente en el
texto mismo.

EL SUJETO DE LA PERICIA

Este punto hace referencias en cuanto a la hecho de que surgen interrogaciones respecto
del lugar que ocupara tanto para el perito como para la estructura misma de la
realización pericial el sujeto de la pericia.
Desde la lectura que desde el campo juridico se hace del sujeto como soporte de la
actividad procesal, el mismo reviste características o connotaciones positivas, esto es ,
tomara el lugar de objeto de la pericia, reconociendo a su vez que no siempre es el
mismo objeto(sujeto) el del proceso que el de los puntos de la pericia.
Este objeto-sujeto será por la misma razón parcializable segun la formulación que los
puntos de pericia establezcan, ya que estos inquieren siempre sobre aspectos puntuales
de la manifestación conductual del sujeto y no por la estructura subjetiva en si misma

4
como dimensión. Produce esto por la tanto un recorte o perfil del campo de la
subjetividad y circunscribe el territorio puntual de formulación de la pericia, sobre un
fondo también presupuesto que es la subjetividad formulada desde el discurso jurídico-
siempre parcial respecto de la dimensión subjetiva como lugar de reconocimiento del
sujeto en su posición esencial.
Este lugar sujeto (objeto de derecho) como lugar tópico, preestablecido
discursivamente y a ocupar por individualidades (subjetivas) que lo encarnen remite a
una concepción prefigurada y soporte conceptual que en el discurso y la letra jurídica es
el concepto de persona.
La diferencia radica en el registro de la subjetividad el sujeto lo es para otro, el sentido
o movimiento sera centrifugo y por lo tanto diametralmente diferente del sujeto para si
que sostienen en su formulación los puntos de pericia., en este sentido los puntos de
pericia inquieren un sujeto para si, y la lectura desde la subjetividad dice de un sujeto
para otro.

POSICION DEL PERITO

Es probable que no solo el dictamen esta en cuestión en cuanto a su lugar en este


circuito de condiciones, sin también en la posición del perito como agente de pericia y
no solo en cuanto a su posibilidad de decir sobre la subjetividad sino además sobre su
condiciona ética respecto del sujeto de la pericia.
Es así que seguramente su lectura en el trabajo pericial y el dictamen como
consecuencia, rebasen lo circulado por los puntos de pericia y aborden dimensiones de
verdad subjetiva que tengan que ver con las verdades causales subjetivas del sujeto que
a su circunstancia jurídica
El punto de exigencia esta dado por la dialéctica que indica que el perito debe producir
elementos de probanzas o confirmarlas-aunque su lugar no sea producir un dictamen
juridico.

FUNDAMENTOS DEL DICTAMEN

Otro de los requisitos indicados para la actividad pericial establece que el dictamen
debe estar debidamente fundamentado y se articula con la siguiente condición
establecida respecto de que el mismo sea, en cuanto a sus conclusiones claras, firmes y
que las mismas sean a su ves consecuencias lógica de sus fundamentos.
Esto esta ya indicando que como mínimo (o máximo) el dictamen debe respetar en su
presentación una fundamentación y un espacio de conclusiones pertinentes implicando
lo que se puede entender como una modalidad formal básica del mismo.
En este sentido es exigencia la fundamentación del dictamen ya que es un componente
esencial que no solo tiene importancia formal para la eficacia probatoria sino también
de contenido en cuanto a su vinculación con las conclusiones en una lógica de
coherencia manifiesta.
La fundamentación sostiene así el andamiaje de las conclusiones.
Resumiendo se puede sostener que es el dictamen el lugar de prueba de la dimensión
subjetiva.

CONCLUSIONES DEL DICTAMEN.

En este orden la exigencia procesal indica que las conclusiones del dictamen deben ser
claras, firmes, y consecuencia lógica de su fundamentos, esto indica que las

5
conclusiones en general deben ser opiniones concluyentes sobre los puntos ordenados
por peritar, recayendo la apreciación del juez sobre lo concluido a ese respecto y
quedando a su consideración la existencia de cualquier otro elemento de valoración
agregado como pueden ser las consideraciones auxiliares que el dictamen incluya fuera
de lo acotado por los puntos de pericia.
La exigencia de claridad y firmeza que se puntuara como necesidad se vincula con el
sentido de inteligibilidad que debe tener la construcción de las conclusiones asimismo
debe revestir esa caracteristica formal por contraste a la posible confusion y debilidad
en su funcion de aportar datos de convicción al juzgados ya que es este como se
desprende del texto referido-el destinatario del decir pericial.

LECTURA Y SENTIDO DEL DICTAMEN.

El juez en su lectura del dictamen realiza la función de contenido del mismo.


El juez juzgara lo informado por el dictamen según sus conocimientos personales, las
normas generales de la experiencia, el análisis lógico y comparativo de los
fundamentos y de las conclusiones del mismo
Por otro lado la claridad y firmeza de lo provisto por el dictamen va a estar determinada
por el sentido que le otorgue el actor de la lectura-el juez-quien en ese acto singulariza
también su condición, posicionando además de la consideraciones formales un principio
irrenunciable en la condición de sujeto: la dimensión subjetiva singular que en
definitiva proveerá –como garante de sentido-el lugar desde donde se produzca una-
entre otras-posibles-lectura y sentido del dictamen.

6
EL SUJETO Y LA LEY

Existe un espacio de reflexión necesaria de las funciones determinantes de la legalidad


como de la subjetividad, se plantea el riesgo de la confusión de registros presentes en la
tarea.
En este sentido se plantean simultáneamente y alternativamente dos concepciones de
sujeto como registros de lectura: por un lado sujeto en tanto sujeto de la tópica social,
sujeto de la lectura del campo de las relaciones de intercambio social y por otro sujeto
en tanto sujeto de deseo dimensionado en la función significante que posibilita –desde
el psicoanalisis – la lectura de la subjetividad histórico singular.

SUJETO Y LEY

Hablar de sujeto implica hablar de sujeción y esto lleva a recocer las referencias de las
misma , las modalidades, las articulaciones, los mecanismos característicos, en
definitiva la legalidad que determina ese modo de sujeción.
De la misma manera referirse a la ley independientemente de implicar a los sujetos que
esa legalidad legaliza impide comprender los efectos, la dinámica de su estructura y la
necesidad de su existencia, asi como todas las referencias intervinientes.
Esto no indica por un lado que existe legalidad independientemente de la referencia a
los elementos-sujeto-que legaliza y por otro la necesidad de una dinámica refencial
mutua, ya que la identidad relativa posible va a estar funcionalmente determinada,
resultado que el sujeto y la ley van a ser referentes que articulan en un espacio: el
espacio de la legalidad.

EL ORDENAMIENTO JURIDICO

Este conjunto de disposiciones (leyes, ordenanzas, normativa, etc) conforma el


ordenamiento jurídico, constituyendo en general-en las sociedades modernas-un espacio
de legalidad escrita.
Existe también un espacio de legalidad no escrita-los usos cotidianos, los
modos de intercambio subjetivo privados, etc.-que, si bien desde un estatus formal
diferente otorgan validez a su transito constituyendo por lo tanto en conjunto con la
legalidad escrita el espacio de lo legal-la ley

EL ORDENAMIENTO SOCIAL

Si se observa en términos de rendimientos, la operación de lo legal produce al menos un


primer y gran efecto: la legalización-estabilización del estado del sistema organizativo,
es decir el mantenimiento de un cierto ordenamiento no solo de los sujetos sino y
fundamentalmente del sistema de jerarquías existentes, en este sentido hay un efecto de
control social que lo legal en tanto ley ejerce sobre lo legislado y sus jerarquías.
En los términos de beneficio general o bien común se circuscribe una serie de practicas
a aveces punitivas o lesionantes para la estructura subjetiva que tiene por objeto
determinar o trazar limites del espacio de legalidad.

7
Operan asi mecanismos de corte o sección que delimitan el perfil del estado legal
evidenciando su faz represiva, para lo cual deben estar sostenida en la regencia al
bienestar general el cual, sin ser precisado ,opera el plafon de las marcas de lo legal.

SUJETO DE LA NORMA-NORMATIVIDAD

Este sujeto de la norma es efecto de la operacion de la ley ya que la determinación de


normalidades y anormalidades es una distinción referida a la condicion de norma
normlidad que la ley en todo cado reprenta.
Siendo los sujetos primeramente sujetos de una modalidad legal que los constituye
como tales y siendo esta legalidad determinante de un modo de normativización, se
produce en esa operación una producción de normalidad y , en ese mismo movimiento,
una contruccion de anormalidad que se traduce en la producción de sujetos normales y
sujetos anormales como necesidad topica estructural.
La anormalidad-delincuencia, locura, marginalidad-esta vinculada asi en su
determinación con un sistema normativo que regula en intencion el intercambio
intersubjetivo y que por sus efectos en extensión produce discriminación intersubjetiva