Está en la página 1de 225

Estrategias

de Estudio

Walter Pauk
Estrategias
de estudio
Estrategias
de estudio
WALTER PAUK
Doctor en Letras

Traducción y adaptación
Ana Martos
Psicóloga

Revisión técnica
Santiago Castillo Arredondo
Profesor Titular de Educación
Universidad Nacional de Educación a Distancia

Madrid • México • Santafé de Bogotá • Buenos Aires • Caracas • Lima


Montevideo • San Juan • San José • Santiago • Sâo Paulo • White Plains
Datos de catalogación bibliográfica

Walter Pauk
Estrategias de estudio
PEARSON EDUCACIÓN, S.A., Madrid, 2002

ISBN: 978-84-205-5794-6
Materia: Didáctica y metodología 37.02

Formato: 140 x 210 Páginas: 220

Walter Pauk
Estrategias de estudio

No está permitida la reproducción total o parcial de esta obra


ni su tratamiento o transmisión por cualquier medio o método
sin autorización escrita de la Editorial.

DERECHOS RESERVADOS
© 2002 respecto de la primera edición en castellano por:
PEARSON EDUCACIÓN, S.A.
Núñez de Balboa, 120
28006 Madrid (España)

PRENTICE HALL es un sello editorial autorizado de PEARSON EDUCACIÓN

ISBN: 84-205-3527-3
Depósito Legal: M-

Traducido de: ESSENTIAL STUDY STRATEGIES


Copyright © H&H Publishing Company, Inc.
ISBN: 0-943202-71-X

Editor: Juan Luis Posadas


Equipo de producción:
Director: José Antonio Clares
Técnico: Diego Marín
Diseño de cubierta: Equipo de diseño de Pearson Educación
Composición: DiScript Preimpresión, S.L.
Impreso por:

IMPRESO EN ESPAÑA - PRINTED IN SPAIN

Este libro ha sido impreso con papel y tintas ecológicos.


Índice de contenidos

Prefacio .............................................................................. IX

Capítulo 1: El camino del éxito ..................................... 1


Tu objetivo .....................................................................1
Tu plan ..........................................................................4
Ponte en acción ............................................................ 11
El Sistema Historias de Palabras .................................... 12
Descubrimiento del Vocabulario ................................. 14

Capítulo 2: Aprende a concentrarte ........................... 21


Distracciones externas ................................................... 21
Distracciones internas ................................................... 24
Sugerencias para concentrarse .................................. 27
La fatiga ....................................................................... 28

Capítulo 3: Tu memoria .............................................. 37


El olvido ................................................................... 37
Más técnicas de memorización ....................................... 38
Dispositivos mnemónicos ............................................... 41
La regla mnemotécnica de crear una palabra ................. 42
La regla mnemotécnica de crear una frase ..................... 43

Capítulo 4: El sistema Cornell para tomar apuntes ..............49


La necesidad de tomar apuntes ..................................... 49
El sistema Cornell ......................................................... 51
Formatos de apuntes .................................................... 54

V
Índice de contenidos

Capítulo 5: Asistencia a clases ...................................... 65


La escucha ............................................................. 65
Tomar apuntes ........................................................ 66
Otras cosas de la clase ........................................... 69
Clases televisadas o por videoconferencia ................. 70
Clases en la World Wide Web................................. 72

Capítulo 6: El trabajo con los libros de texto .................. 77


Preparación............................................................ 77
El examen del libro ................................................. 79
Lectura del libro de texto.......................................... 80
Tomar apuntes del libro de texto ............................... 82

Capítulo 7: Pon los apuntes en marcha .......................... 93


Domina los apuntes de clase .................................... 93
Domina el libro de texto .......................................... 95
Repasos posteriores ................................................. 97
Reflexión ................................................................ 97
Historia de Palabras ................................................ 100
Descubrimiento del vocabulario ................................ 101
Cuestionario de elección múltiple .............................. 103

Capítulo 8: Preparación para los exámenes ................... 105


Preparación anticipada............................................ 105
Hojas de resumen ................................................... 106
Empollar para el examen ......................................... 109
El día del examen ................................................... 111

Capítulo 9: Los tests..................................................... 117


Verdadero-falso....................................................... 117
Múltiples opciones................................................... 122
Correspondencia o emparejamiento.......................... 126
Frases incompletas .................................................. 129

VI
Estrategias de estudio

Capítulo 10: Los exámenes ....................................... 139


Preguntas con respuesta corta ..................................... 139
Preguntas que hay que desarrollar ............................... 140
Contenido de una respuesta ........................................ 146

Capítulo 11: Crea tu vocabulario ............................... 155


Vocabulario y éxito ..................................................155
El sistema Frontier de vocabulario ............................... 157
Categorías comunes para palabras fronterizas ...........161
Sugerencias y técnicas para obtener más información
sobre las palabras ..................................................168

Capítulo 12: Los trabajos de investigación..................... 177


Cuatro tipos de documentos ........................................ 177
Elección y reducción del tema ..................................... 178
El enfoque .................................................................. 180
La investigación .......................................................... 181
Organiza la documentación ......................................185
Reescritura y modificación ........................................... 187
Afina los detalles técnicos de tus documentos ............... 188
Los elementos que faltan ............................................ 189
La copia definitiva ....................................................191

Epílogo ...................................................................... 199


Respuestas al descubrimiento del vocabulario ............... 201
Respuestas a los cuestionarios de los capítulos ............. 202

VII
Prefacio

Para los estudiantes


El rendimiento, y no la promesa de rendir, es la clave del éxito
en los estudios. Las aulas no son lugares para faroleros, charlata-
nes, gandules o gente incapaz de comprometerse. La acción po-
sitiva es lo esencial y este libro es un buen lugar para empezar.
Está repleto de sugerencias para mejorar la forma de estudiar. Por
tanto, no te limites a leer estas estrategias de estudio, sino ¡ponlas
en práctica! Muchas de ellas te van a ser útiles; otras, puede que
no. La única manera de averiguarlo es PONERLAS EN MARCHA.
Pero la acción no ha de ser una variedad de esto sí y esto no.
No, tiene que ser sistemática. Las técnicas sistemáticas son el eje de
los capítulos de este libro, que, de esa forma, te van a permitir man-
tenerte arriba y trabajar con inteligencia. Y para iniciar este méto-
do sistemático, este libro incluye dos aplicaciones del Inventario de
Estrategias de Estudio y Aprendizaje (IEEA), un instrumento para
medir los puntos fuertes y débiles del estudiante. La primera apli-
cación del IEEA te dará una imagen de tus necesidades al empe-
zar el curso. La segunda te indicará lo que has mejorado.

Una sinopsis de los capítulos


El camino del éxito (definición de objetivos)

No llegarás a la meta a menos que sepas adónde vas. Definir


objetivos no es un juego de niños. Los ejecutivos de las empre-

IX
Prefacio

sas de todos los niveles tienen que definir objetivos continua-


mente.

Aprende a concentrarte
Sin concentración no hay aprendizaje posible. Con ella es
posible casi todo. Las cinco principales sugerencias de concen-
tración, comprendidas en la técnica de la araña que incluye es-
te libro, están concebidas para que puedas concentrarte mejor.

Tu memoria
En los estudios, la memorización es muy importante. Para
ayudar a la memoria te ofrecemos cuatro técnicas muy potentes:
recitado, clasificación, dispositivos mnemónicos y visualización
mental.

Tomar apuntes
Tendrás que tomar muchos apuntes. Tomar apuntes es la me-
jor manera de captar toda la información del curso. Te ofrece-
mos el sistema más utilizado en el mundo, el Sistema Cornell.

Asistencia a clases
Tomar apuntes es más que hacer garabatos: es preciso saber
cómo atender en clase, cómo tomar notas con eficacia, así como
tener en cuenta algunas advertencias acerca de tomar apuntes
en taquigrafía o grabarlas. Además, presentamos nuevas ideas
sobre la forma de tomar apuntes o clases por monitor y sobre la
forma de localizar información útil en la World Wide Web.

El trabajo con los libros de texto


Por encima de todo, es preciso dominar los libros de texto.
Para ello, ofrecemos el Sistema SQ4R, así como algunas suge-
rencias para marcar los libros, tomar notas en los márgenes y
leer prólogos e introducciones.

X
Estrategias de estudio

Pon los apuntes en marcha


Una vez que tienes en la mesa un montón de apuntes y libros,
¿qué has de hacer? Es necesario memorizarlos. ¿Cómo? Utilizando
el método del recitado, que se explica detalladamente en este libro.

Los tests
«Sé que valgo, pero los tests me salen fatal». Quizá podamos
ayudarte. Este capítulo te aporta un método para llevar a cabo
los cuatro cuestionarios siguientes: Verdadero-Falso, Opciones
múltiples, Correspondencia y Frases incompletas. Además, te
ofrecemos los procedimientos para saber cuándo aciertas y
cuándo no.

Los exámenes
«Los exámenes me desconciertan». No deberían. Este capítu-
lo te enseña cómo salir airoso de un examen, qué hacer antes
de responder a las preguntas, cuál debe ser el contenido de tus
respuestas, cómo identificar e interpretar las palabras clave de
las preguntas, así como muchas otras ideas para los ejercicios
y exámenes.

El vocabulario
Correcto o incorrecto te juzgan por el vocabulario que utili-
zas. Pronuncia correctamente y utiliza las palabras con preci-
sión en el lugar adecuado y te juzgarán como una persona
educada que sabe lo que dice. El decano de una universidad lo
explicó con claridad: «Las aptitudes te dan un buen inicio, pero
el vocabulario es el que te permite seguir adelante. No esperes
demasiado para empezar a trabajar con las palabras».

Los trabajos de investigación


Documentar un trabajo de investigación es fácil, una vez que
sabes cómo hacer lo siguiente: elegir y centrar el tema, darle un

XI
Prefacio

enfoque determinado, investigar en la biblioteca, organizar las


notas, reescribir y editar, y, finalmente, afinar los detalles técni-
cos de los documentos. Todas esas etapas y muchas otras se tra-
tan detalladamente en este capítulo.

Para los profesores


Creo que este libro incluye cuatro elementos esenciales que
no suelen comprender los textos de habilidades de estudio: dos
aplicaciones del Inventario de Estrategias de Estudio y
Aprendizaje (IEEA) para pre y post evaluación, el sistema de
Historias de Palabras, el Descubrimiento del vocabulario y la
Definición de objetivos.

Historias de Palabras

Para fomentar un interés auténtico en las palabras, cada ca-


pítulo incorpora al final una historia de palabras o expresiones
tomadas y traducidas de la tercera edición de The American
Heritage Dictionary of the English Language (Diccionario del
Patrimonio americano de la Lengua Inglesa) y de Picturesque
Word Origins (Orígenes pintorescos de las palabras).

Descubrimiento del vocabulario

En la parte superior de la última página de cada capítulo hay


un párrafo del que se toman palabras para dar un contexto.

El aprendizaje de la lengua es una diversión

Para convertir el aprendizaje de la lengua en una diversión y


una actividad continua, hay que mostrar a los estudiantes el uso
creativo de ciertas palabras en periódicos y revistas. Por ejem-
plo, un instructor leyó un informe en las páginas deportivas de
la Serie Mundial de 1997. El primer párrafo decía:

XII
Estrategias de estudio

«Okey Johnson hizo un lanzamiento importante en la elimi-


natoria del húmedo y frío ambiente nocturno del miércoles,
para dar a Cleveland una victoria de 10 a 3 sobre Florida, que
venía empatando en la Serie Mundial después de cuatro
partidos». (1)
Pero la lección que hemos de extraer de este texto era el titu-
lar en letras grandes, que decía:
«TODO VA O.K. PARA LOS INDIOS».
Cuando los estudiantes ven un titular como éste, continúan le-
yendo para apreciar y disfrutar la creatividad del autor. Este in-
terés fluye hacia cualquier página que contenga palabras
impactantes. Veamos un ejemplo del mundo de las finanzas. El
párrafo dice:
«Robert Morrison ha sido nombrado Director General de
Avenas Quaker, al día siguiente de dimitir como Director
General de Alimentos Kraft». (2)
El titular de este artículo era:
«PROBÓ SU PROPIA AVENA».
También creativo y adecuado.

Resumen del vocabulario desarrollado


Una vez que los estudiantes descubren las habilidades de un
autor, dejan de limitarse a leer para buscar información. Sí,
siguen buscando información, pero también aprenden el uso de
las palabras para expresar esa información de manera intere-
sante y, quizá, atrayente. Al prestar atención a la manera en
que se presenta la información mediante palabras, los alumnos

(1) Rod Beaton, Sports, USA TODAY, 23 octubre 1997: Cl.


(2) Money, USA TODAY, 24 octubre 1997: Bl.

XIII
Prefacio

obtienen un gran beneficio: enriquecen su vocabulario casi sin


esforzarse y de forma amena. Esta técnica de interés personal
en el desarrollo del vocabulario roza la frontera de la sabiduría;
es decir, favorece la disposición para «contemplar las cosas de
dentro hacia fuera».

Ayuda para definir los objetivos


de los estudiantes
No es suficiente con decirle a un estudiante que se fije un ob-
jetivo. No se puede obligar a una persona a que tenga metas.
Sí, le escuchan, le entienden y están de acuerdo con usted. Pero
eso no significa que vayan a interiorizar sus consejos. Hay un
adagio que dice: «Puedes llevar al caballo hasta el agua pero
no hacerle que beba».

Los objetivos no escritos están en el mismo país de nunca ja-


más que los sueños. Los objetivos no escritos están sujetos a con-
fusión y es poco probable que se materialicen. La magia de
escribir un objetivo es que se crea una imagen nítida y definida,
que ya no solamente se queda en la mente consciente, sino
también se incuba en el inconsciente, para tomar forma y ha-
cerse real. John Wooden, un famoso entrenador de baloncesto
de UCLA, lo resume diciendo: «Fracasar en un plan es planifi-
car un fracaso».

Algo que casi todo el mundo que triunfa tiene en común es


que sus objetivos están escritos con detalle. En el ejemplo si-
guiente, esta persona tenía algo incluso mejor que un objetivo
por escrito: tenía una fotografía.

Conrad Hilton, que se encontró al borde de la bancarrota en


1931, recortó una foto del Waldorf Hotel de New York y la pu-
so bajo el cristal rajado de su escritorio. Todos los días miraba

XIV
Estrategias de estudio

la fotografía. Dieciocho años más tarde, Conrad Hilton compró


el Waldorf.

Es difícil definir objetivos. ¿Por qué? Creo que porque tienen


una dimensión emocional profunda. Para ayudar a los estu-
diantes a definir sus objetivos debemos en parte llegar no sola-
mente a sus mentes, sino también a sus corazones.

No hay un sistema fácil. No hay un método SQ4R para fijar


objetivos, como tampoco hay una fórmula previa. Con la defi-
nición de objetivos, los profesores tocamos realmente las fibras
vitales de nuestros alumnos. Creo que una forma de ayudarles
es inspirarles para que dejen salir lo más profundo de sí mis-
mos y determinar las metas de una forma seria y personal.
Creo que para que un objetivo sea una fuerza directriz ha de
tener una calidad personal honesta. En mi opinión, las pala-
bras de la canción de Frank Sinatra «My Way» no son una ex-
presión de autosuficiencia sin madurar de una persona
egocéntrica que impone su voluntad sobre otra; más bien son
una expresión de «Tengo una vida que vivir, que es preciosa,
y quiero vivirla de la manera que mejor se adapte a lo que yo
quiero ser».
No hace mucho tiempo, en una de las secciones internas de
The Wall Street Journal, apareció un artículo titulado algo así co-
mo: «Cambio de carrera en la mitad de la vida». Lo que me im-
presionó de este artículo fue el alto porcentaje de gente que
cambió de carrera profesional, alrededor de un 43 por ciento.

¿Cómo se relaciona el artículo con los objetivos? Una posibi-


lidad es que no habían elegido acertadamente la primera vez.
Desde luego que hay muchas razones para cambiar el curso de
una carrera profesional. Sin embargo, creo que la lectura de tal
artículo en una clase de estudiantes, seguida de una discusión
en clase al día siguiente, daría una idea a los estudiantes de lo
que supone a largo plazo realizar la tarea de fijarse un objeti-
vo. En un debate, las ideas provendrían de los mismos estu-

XV
Prefacio

diantes con muy distintas opiniones, en vez de venir impuestas


por el profesor.
Estoy convencido de que un método de debate, basado en
lecturas adecuadas, es la primera etapa necesaria que se ha de
cubrir para llegar hasta el final de la definición de objetivos pa-
ra una clase de estudiantes. Después del debate, se pueden pre-
sentar gráficamente las etapas que cada uno ha de recorrer
para alcanzar su meta.
Es muy conveniente incluir un artículo que hable de ser rea-
lista cuando se elige la propia meta. Es tan absurdo fijar la pro-
pia marca demasiado alta como demasiado baja. Los
estudiantes deben decidir por sí mismos. Y, aunque uno defina
el objetivo, se pueden hacer ajustes sobre la marcha.
En todas las discusiones de clase, la consigna podría ser:
«¡Emprende una acción realista!». Este asunto de la acción coin-
cide con esta antigua anécdota china de sabiduría:
«El que mantiene la boca abierta, espera mucho tiempo has-
ta que el pato asado le entra volando».
Así pues, los estudiantes deben saber que ellos tienen que ha-
cer que las cosas sucedan.

XVI
1
CAPÍTULO

El camino
del éxito

¿Qué se necesita para tener éxito en los estudios?


Tres cosas: un objetivo, un plan y una acción.

Tu objetivo
¿Necesito realmente un objetivo para tener éxito?
Sí. Los seres humanos obtenemos, de alguna manera, fuerza
de los objetivos. Parece como si fueran más necesarios cuando
se ponen difíciles. Los objetivos evitan que la gente abandone.
Pero, cuando las cosas se ponen difíciles, es demasiado tarde
para sentarse tranquilamente y fijarse un objetivo. Un objetivo
debe pensarse y escribirse antes de empezar el curso acadé-
mico. En esencia, un objetivo escrito se comporta como el ti-
món de un barco, guiándote por el curso de una manera
directa y eficaz. Por tanto, determina cuál es tu objetivo y es-
críbelo.

¿Realmente tengo que escribir mi objetivo en un papel?


Sí. Es una necesidad. Cuando escribes tu objetivo, te obligas
a pensar en él con mayor exactitud que cuando te limitas a te-
nerlo en la cabeza.

Suena bien; pero, ¿por dónde empiezo? He probado anterior-


mente, pero me vinieron tantas cosas a la cabeza que terminé
con un papel en blanco.

1
Capítulo 1 ■ El camino del éxito

Es preciso desbloquear las ideas. ¿Cómo? Escribiendo casi


inmediatamente la primera que te venga a la cabeza que tenga
que ver con tus objetivos. Luego, continúa escribiendo, una tras
otra, sin analizarlas. Después de hacer una lista de todo lo que
ha pasado por tu cabeza, empieza a analizar idea tras idea.
Traza una línea para tachar las que no resistan el análisis. Pasa
las supervivientes a una hoja en blanco y continúa el análisis,
tachando las que no cumplan tus criterios. De alguna forma, tie-
nes que llevar la lista hasta una meta final. El secreto de este pro-
ceso es hacer primero una lista y aplicar después el análisis.
Además, si tu objetivo está escrito, podrás consultarlo de vez en
cuando, como fuente de inspiración.

¿Inspiración?

Así es. Aunque una meta tiene que ver con la razón, también tie-
ne que ver con las emociones. Por ejemplo, la frase «Pikes Peak o
reventar» no era una fórmula mágica, pero hizo más llevaderos el
sol abrasador y los caminos polvorientos para los pioneros de
América (Pikes Peak es un monte de Colorado de más de 4 000
metros de altitud). De alguna forma, esta frase fue tirando de las ca-
rretas una tras otra. Tu meta puede tener un efecto similar.

¿Hay algún otro método?

Sí. Hay uno muy bueno que ha funcionado para muchos es-
tudiantes:

1. En una hoja de papel, escribe tus actividades principales


seguidas de las razones o propósitos de cada una.
2. Haz una lista de las cosas en las que estás trabajando ac-
tualmente.
3. Ahora observa lo que has escrito. ¿Hay algún elemento
que parezca destacar por su importancia? Localízalo y es-
cribe la importancia que tiene para ti. Sé sincero: Nadie
te está viendo.

2
Estrategias de estudio

4. La última respuesta debe proporcionarte alguna idea de lo


que realmente quieres en la vida. ¿Tienes más claro tu ob-
jetivo? Si es así, escríbelo y tenlo siempre presente.

¿Puedo utilizar partes de estos métodos?


Desde luego. Eres único. Eres el único de tu tipo. Por lo tan-
to, debes adaptar tu meta a tu talento exclusivo. A menudo, la
parte más difícil de averiguar lo que esperas de la vida es pen-
sar lo que tú quieres. Cuando preguntas a la gente «¿Qué es-
peras de la vida?», suelen oscilar entre dos cosas: trabajo y
amor. (1)

¿Hay más ideas o técnicas?


Sí. Visualiza tus objetivos. Ponlos en tu mente para que pue-
das visualizarlos mentalmente. El poder de la visualización es
muy poco conocido para la mayoría de las personas; pero quie-
nes saben cómo utilizarlo, lo emplean continuamente para dife-
rentes objetivos y propósitos. Puedes utilizar la visualización
para concretar tus metas a largo o a corto plazo.
Observa cómo la emplea Jason Elam, el pateador de rugby
del «Bronco» de Denver.

¿Algo para terminar?


Sí. Un objetivo bien planificado y visualizado puede llevarte
a probar en alguna de esas ocasiones que se le pueden pre-
sentar a todo el mundo. Jim Dines, una respetada autoridad fi-
nanciera, dice: «Solamente los que han construido su arca con
antelación se librarán del diluvio». (2)

(1) Richard J. Leider, The Power of Purpose (San Francisco, Berrett-Koehler


Publishers, Inc., 1997) 63.
(2) James Dines, The Dines Letter, 5 diciembre 1997.

3
Capítulo 1 ■ El camino del éxito

Elam es capaz de ver la patada vencedora


San Diego. El pateador del en los últimos momentos, en calma,
Denver Jason Elam está ya jugan- con el pie firmemente plantado y
do los últimos minutos del Super yendo derecho a por el balón.
Bowl XXXII en su cabeza. Entonces mide el impulso de la pa-
«He pasado con la mente por tada, comprueba y envía el balón
casi todas las situaciones posibles, hacia el centro de los postes.
por todo lo que podía suceder», di- En todo caso, ése es el plan.
jo Elam. Elam ve el Super Bowl XXXII como
El veterano ha visualizado pa- una posibilidad de expiar una tem-
tadas desde los distintos ángulos y porada regular decepcionante en la
distancias bajo diferentes condicio- que metió 26 de 36 intentos de gol.
nes en el estadio Qualcomm. «La «Jason quiere ser perfecto», di-
visualización es impresionante pa- jo Mike Shanahan, el entrenador
ra un pateador», ha dicho. del Bronco, «y lo más grande es
Siempre tiene la misma imagen ser perfecto en el siguiente parti-
en el ojo de su mente. Trota por el do».
campo y mira los banderines flotar
al viento. Se recuerda a sí mismo Por Tom Pedulla

USA TODAY, miércoles, 21 de enero, 1996, página 4C.

Tu plan
¿Es conveniente establecer un plan del curso?
Sí. Un plan del curso puede ser una forma excelente para ha-
cer un seguimiento de tus progresos y para acercarte a tu obje-
tivo académico. Hay un sentido real de cumplimiento cada vez
que se pone una marca junto a una clase terminada.

¿Qué otros planes me pueden ayudar a organizarme?


El mejor plan para organizarte es una programación de tu
tiempo. Nadie recibe un tratamiento especial en lo que se refie-
re al tiempo. Una programación es un plan sólido que puede
permitirte sacar lo máximo del precioso tiempo de que dispones.

4
Estrategias de estudio

¿Conviene escribir también el programa de tiempo?

Igual que un objetivo, una programación de tiempo es un


registro de tus expectativas. Pero, a diferencia de un objetivo,
el programa de tiempo es en realidad un procedimiento paso
a paso para cumplir esas expectativas. Una vez que la pro-
gramación está en el papel, parece que tiene un efecto ener-
gético; es decir, puesto que lo has planificado, parece como
si fueras tú mismo quien controlara tu tiempo y no los
demás.

Valoro mucho mi tiempo libre. ¿No me interferirá la programa-


ción del tiempo con él?

Todo lo contrario. Con una programación del tiempo, sabrás


exactamente cuándo tienes que trabajar y cuándo no. Como re-
sultado, el tiempo libre será realmente libre. Te sentirás menos
«culpable» disfrutando de ese tiempo libre que cuando te tomas
un respiro en los estudios.

¿Qué aspecto tiene que tener mi programa?

Hay tres tipos básicos de programación del tiempo y todos


son recomendables. El primero se llama programación maestra
(véase la Figura 1.1). Contiene todo lo importante e inamovible
del día, como las clases, horas de comer, de dormir y los com-
promisos de trabajo. Se puede crear en una hoja corriente de
papel dividida en días de la semana y horas del día. La pro-
gramación maestra debe hacerse al inicio del curso y utilizarse
como marco básico de trabajo.

Mis clases empiezan y terminan en horas partidas. ¿Tengo que


dividir la programación en bloques de tiempo que empiecen y
terminen a la hora?

Sí. Una programación con bloques que empiecen en horas


partidas puede dar lugar a confusión. Tu programación maestra

5
Capítulo 1 ■ El camino del éxito

Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado7- Domingo

8 Vestirme y desayunar
Vestirme y
8-9 Física Lengua Física Lengua Física
desayunar
9-10

Compu- Compu- Compu-


10-11
tación tación tación
11-12
Inglés Inglés
12-1

1-2

2-3 Comida Comida Comida


Comida Comida
3-4

4-5
Semi- Semi- Semi-
nario nario Labora- nario
5-6
torio
6-7

7-8

8-9

9-10 Cena

10-11

11-12 Dormir

[ Figura 1.1 Un ejemplo de programación de tiempo maestra.


]
6
Estrategias de estudio

no tiene que ser un plan perfecto, sino un cuadro o una tabla


que te muestre de un vistazo los bloques de tiempo que tienes
comprometidos y los que tienes libres para estudio o para ocio.
Así, si tu clase empieza a una hora que no sea en punto, escrí-
belo en el lugar en que corresponda y luego traza un cuadro
que ocupe aproximadamente desde la hora de comienzo hasta
la hora final.

¿Cuál es el segundo tipo de programación?

Se llama programación semanal detallada. Recoge lo que de-


ja fuera la programación maestra. De hecho, te puede ahorrar
tiempo si haces varias copias de la programación maestra y lue-
go, al principio de cada semana, llenas los huecos con las acti-
vidades que hayas planificado para esa semana. La Figura 1.2
muestra un ejemplo de una programación semanal detallada
basada en la programación maestra.

¿Me puede dar alguna sugerencia para organizar mi propia


programación?

Sí. A continuación hay varias sugerencias que te facilitarán la


planificación de tu programación.

Sugerencias para planificar la programación

1. Olvídate de las «horas muertas». No hay un bloque de


tiempo lo suficientemente pequeño como para que no pue-
das hacer algo.
2. Utiliza las horas del día. Las investigaciones demuestran
que el estudio durante las horas del día es un 33 por cien-
to más eficaz que el de la noche.
3. Estudia antes de las clases. Es mejor tener fresco el mate-
rial en la mente antes de las clases, en las que te puede to-
car hablar.

7
Capítulo 1 ■ El camino del éxito

Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Domingo

7-8 Vestirme y desayunar


Lengua Lengua Vestirme y
8-9 Física Física Física
Física Física desayunar
Estudiar Estudiar Estudiar Estudiar Estudiar Compu-
9-10
física inglés física física física tación
Compu- Estudiar Compu- Estudiar Compu- Estudiar
10-11
tación inglés tación inglés tación inglés
11-12 Estudiar Estudiar Estudiar Nadar
comput. Inglés comput. Inglés comput.
Estudiar Estudiar Estudiar Comida

Misa, Ocio, Conversación


12-1
ciencias Trabajar ciencias ciencias

Lectura recreativa
1-2 Seminario en docu- Seminario Seminario
ciencias mentos ciencias ciencias
2-3 Comida Comida Comida Comida Comida

3-4 Labora-
torio Lectura, Trabajo extra en temas difíciles
Ocio, Conversación, Proyectos especiales
Estudiar Estudiar Estudiar ciencias Estudiar
4-5
comput. física comput. comput. Repaso completo

5-6 Nadar
Estudiar Estudiar Estudiar Estudiar Estudiar
6-7
ciencias inglés ciencias inglés ciencias
7-8
Estudiar Estudiar Estudiar Estudiar Estudiar Documen-
comput. física comput. física comput. tación
Repasar Repasar Repasar Repasar Repasar
8-9
ciencias comput. física inglés lengua
Cena Estudiar
9-10
física
10-11 Lectura recreativa

11-12 Dormir

[ Figura 1.2 Un ejemplo de programación semanal detallada. ]


8
Estrategias de estudio

4. Estudia después de las clases o de las explicaciones.


Retendrás mejor el material impartido en una clase si has
repasado los apuntes nada más salir de ella.
5. No detalles demasiado la programación. Lo importante es
la eficiencia, pero una programación demasiado compac-
ta es difícil de seguir.
6. Intenta estudiar en bloques de una hora. Cincuenta minu-
tos de estudio y un descanso de diez es el tiempo óptimo
para la mayor eficiencia.
7. Deja tiempo para las comidas y para dormir. Restar tiempo
de las comidas y del descanso puede parecer que se gana
tiempo al principio, pero a la larga tiene efectos adversos
para la salud, así como para la calidad de tu formación.

¿Es más corto el tercer tipo de programación?


Sí. La hoja de programación diaria es una hojita de papel o
una tarjeta en la que haces la lista de las «cosas que hay que
hacer» al día siguiente. A diferencia de la programación maes-
tra o de la semanal detallada, que debes guardar en tu escrito-
rio, la hoja diaria funciona mejor si la tienes a mano, por
ejemplo, en un bolsillo: es tu agenda personal.

¿Cuándo tengo que escribir esa hoja?


El mejor momento para escribir la hoja diaria es justo antes
de ir a la cama: entonces ya sabrás exactamente lo que tienes
que hacer y lo que aún te queda por terminar.

Preferiría no tener que preocuparme del día siguiente en el mo-


mento en que me voy a quedar dormido.
No te vas a preocupar. Por el contrario, la programación dia-
ria impedirá que te preocupes. No tendrás que darle vueltas a
las responsabilidades de mañana. Todo lo que tienes que re-
cordar estará ahí para cuando lo necesites, en una tarjeta de

9
Capítulo 1 ■ El camino del éxito

bolsillo. Cuando llegue la mañana, te despertarás con una sen-


sación de querer hacer las cosas, con un «¡Vamos allá!». Como
resultado, sentirás un nuevo dinamismo tanto físico como men-
tal. Y además, te darás cuenta de que eres tú quien tiene el con-
trol de tu tiempo y de tu vida, y no los demás.

¿Qué aspecto tiene una hoja de programación diaria?


La Figura 1.3 ofrece un ejemplo.

Jueves
9-10:30 Sociología, capítulos 7/8
Repasar apuntes
10:30-11 Repasar apuntes de física
11-12 Clase de física
12-12:45 Repasar ciencias. Apuntes
13:30 Ver al profesor Iturriaga
COMIDA
15:30-16 Repasar el capítulo de comunicaciones
16-17 Clase de comunicaciones
17-18 Matemáticas
18-18:45 Recados
Partido de tenis
Cena

[ Figura 1.3 Un ejemplo de hoja de programación diaria. ]


¿Algún otro consejo para hacer una programación?
Hay uno: para la mayoría de los estudiantes, el fin de sema-
na supone una pérdida total en lo que se refiere al estudio.
Habrá pocos que nieguen que el fin de semana es principal-
mente para el ocio. Sin embargo, para los que se olvidan de los

10
Estrategias de estudio

estudios en cuanto termina la última clase del viernes, el fin de


semana termina con un último minuto de angustia el domingo
por la noche. Esta situación se podría evitar con un tiempo mí-
nimo de estudio programado para el fin de semana.

Sácale el máximo al fin de semana


Viernes:
Convierte esta tarde en una tarde laborable y tendrás tiempo
para divertirte después de hacer el trabajo.
Sábado:
No te duermas. Levántate a una hora normal y dedica algu-
nas horas a estudiar antes de comer. Cuando llegue la tarde, es-
tarás listo para pasarlo bien sin sentimientos de culpabilidad.
Domingo:
Tienes el día libre hasta la hora de cenar. Después de cenar,
dedica un rato al trabajo, para seguir con lo que tengas entre
manos, o hacer un repaso sin prisas.

Ponte en acción
¿Es que un objetivo y una programación de tiempo no bastan
para hacer las cosas bien?
¿Crees que llegarías a la Luna a bordo de un avión de pa-
pel? Claro que no. Tienes que construir primero y luego tienes
que trabajar. Muchos de nosotros tenemos objetivos y planes,
pero la gente que consigue realizar sus sueños es la que se po-
ne en acción.

¿Ponerme en acción quiere decir sacar rendimiento?


Sí, el rendimiento, no las promesas, es la clave del éxito. Ni el
instituto, ni el colegio, ni la universidad son lugares para farole-
ros, charlatanes ni vagos que no se comprometen. La acción po-

11
Capítulo 1 ■ El camino del éxito

sitiva es esencial y este libro es un buen lugar para empezar; es-


tá repleto de sugerencias para mejorar la forma de estudiar. Por
tanto, no te limites a leer estas estrategias de estudio, sino ¡ponlas
en práctica! Muchas de ellas te van a ser de utilidad; otras, pue-
de que no. La única manera de averiguarlo es ponerte en acción.
«No siempre la acción trae felicidad; pero no hay felicidad
sin acción». Benjamin Disraeli (1804-1881), antiguo primer mi-
nistro británico.

El Sistema Historias de Palabras


¿En qué consiste este sistema?
Como su título indica, ofrece la historia de palabras indivi-
duales o frases hechas. El principio que subyace a este sistema
es que si conoces la «historia de la vida» de una palabra, tie-
nes muchas más posibilidades de recordarla.

¿Cómo llegó a descubrir este sistema?


Lo descubrí durante la temporada de verano mientras ense-
ñaba en una universidad en una clase de treinta estudiantes.

¿Qué le llevó a este descubrimiento?


En realidad fue casual. Yo tenía un libro titulado Orígenes in-
teresantes de las palabras, que me gustaba mucho leer; así que
pensé que también les gustaría a los alumnos.

¿Les dio el libro a los estudiantes?


Pues no. Solamente tenía un ejemplar impreso de hacía mu-
chos años. Lo compré en una librería de ocasión.

¿Y qué hizo?
Presté el libro a los alumnos, uno por uno, solamente durante las
noches. A la mañana siguiente el libro pasaba a otro. El resultado

12
Estrategias de estudio

fue que, al aplicar un test de vocabulario, la puntuación compara-


da con un test previo arrojó los porcentajes más altos para todos.
Me sorprendió la puntuación tan alta obtenida en un período tan
corto. Además, estaba convencido de que había descubierto un
sistema que podría funcionar prácticamente con todos los estu-
diantes que quisieran probar este Sistema de Historias de Palabras.

Dígame algo más acerca del libro


El libro contiene la historia de unas 150 palabras. Cuarenta
y cuatro de ellas están ilustradas por un artista. Las ilustraciones,
por supuesto, ayudan a recordar mejor cada palabra. La ilus-
tración siguiente es un ejemplo de cómo está descrita y dibuja-
da la expresión el suplicio de Tántalo.

El suplicio de Tántalo:
lo que se tiene cerca y
no se puede conseguir.

En la mitología griega, Tántalo ofendió a los dioses y recibió un castigo


extraordinario. Le colocaron en el medio de un lago cuyas aguas le llega-
ban a la barbilla, pero retrocedían tan pronto intentaba beber para saciar
su sed. Por encima de su cabeza colgaban las ramas de un árbol carga-
das de frutas, que se alejaban tan pronto alargaba las manos para tomar-
las, intentando saciar su hambre. Tántalo se convirtió en el símbolo de ese
suplicio que incluye la tentación.

Con permiso de Picturesque Word Origins © 1933, Merriam-Webster Inc. (anterior-


mente G.&C. Merriam Company).

¿Cómo va a funcionar ese sistema para mí?


Al final de cada capítulo encontrarás una página dedicada en-
teramente a la historia de una palabra. Por desgracia, no tenemos

13
Capítulo 1 ■ El camino del éxito

dibujos para todas las palabras. Por tanto, sugiero que leas las
historias y que luego trates de dibujarlas en la mente para ilustrar
la palabra, como si fueras un artista. Después de todo, el artista
que ha ilustrado la expresión el suplicio de Tántalo tuvo que ha-
cer un proceso similar. Puede que no tengas talento para dibujar-
lo, pero tu mente sí tiene talento para visualizar lo que podría ser
el dibujo o para construirlo en tu imaginación. La imagen que for-
mes en tu imaginación tendrá una cualidad de larga duración.
Instalarás la historia de la palabra en tu memoria a largo plazo.

Descubrimiento del vocabulario


¿Qué objeto tiene el descubrimiento del vocabulario?
También al final de cada capítulo encontrarás varios pasajes
interesantes, extraídos de cuestiones recientes de los periódicos
o revistas. En cada pasaje, hallarás varias palabras o expresio-
nes en cursiva. Tienes que seleccionar, entre dos opciones, el
significado de cada palabra o expresión según se utiliza en el
contexto. Las respuestas están al final del libro.

¿Es un test?
No, no es un test. Tiene el propósito de descubrirte palabras
que se utilizan normalmente en la escritura. Algunas de ellas ya
las conoces, por lo que el ejercicio puede servirte como refuerzo.
Para las palabras desconocidas, tendrás la oportunidad de incor-
porarlas a tarjetas de vocabulario para su utilización posterior.

Una última palabra


Las últimas páginas de cada capítulo contienen un «cuestio-
nario de elección múltiple» (elección de la respuesta correcta en-
tre varias opciones, con los temas de que trata cada capítulo.
Las respuestas están al final del libro.

14
Estrategias de estudio

Historias de Palabras
Definición: mesmerismo. Doctrina del magnetismo animal ex-
puesta por Mesmer.
Historia de la palabra. Cuando se habla en público de mes-
merismo, no se producen reacciones de sueño, hipnosis o con-
vulsiones. Pero si fuera Franz Anton Mesmer quien se dirigiese
al auditorio, cabría esperarse un comportamiento semejante.
Mesmer fue un médico visionario de mediados del siglo XVIII que
creyó en la curación de las enfermedades con técnicas como
hacer sentar al paciente con los pies en una bañera de agua
magnetizada enlazada a magnetos mediante cables. Mesmer
llegó a creer que los poderes magnéticos residían en él mismo
y, durante las sesiones terapéuticas llevadas a cabo en París,
hacía que sus pacientes reaccionasen con una gama de efec-
tos desde dormir hasta danzar o sufrir convulsiones. Estas re-
acciones eran producidas por los poderes hipnóticos que
Mesmer desconocía poseer. Uno de sus alumnos utilizó el tér-
mino mesmerismo para este tipo de prácticas.
Copyright © 1996 Houghton Mifflin Company. Adaptación y
reproducción con permiso de The American Heritage Dictionary of
the English Language, tercera edición.

15
Capítulo 1 ■ El camino del éxito

Descubrimiento del vocabulario


La gente de Maine se prepara para un examen
En la trastienda de un almacén de artículos deportivos, die-
ciséis hombres se preparan para lo que puede ser el examen
más difícil de sus vidas. El instructor, Glynn Pratt, un vigilante ju-
bilado de un parque natural estatal, pasa una diapositiva de
una lubina. «¿Qué es eso?», pregunta a un estudiante, apun-
tando la aleta ventral del pez.
«No sé», responde el estudiante vergonzosamente.
«Abdominal», dice Mr. Pratt.
«¿Cuándo suele soplar menos el viento?», pregunta de re-
pente.
«Después de la puesta del sol», responde la clase al unísono.
El interrogatorio dura casi cuatro horas.
Además de la clase tipo socrático, los aspirantes tienen que
«empaparse» de once gruesos libros sobre normas estatales
que tratan de todo, desde la caza del pavo hasta el uso de mo-
tonieves (no está permitido operar una motonieve en un ce-
menterio).
«Si estudiáis», dice Mr. Pratt, «pasaréis este examen».
Quizá, pero probablemente no la primera vez. Estos hom-
bres esperan convertirse en «guías maestros diplomados de
Maine» para poder guiar a los entusiastas del deporte en aven-
turas al aire libre en los bosques de Maine.
De The Wall Street Journal. «The Guiding Rite», Steve
Stecklow, 26 mayo 1998.
Vocabulario: no se trata de un test, sino de descubrir algunas
de las palabras que puede que ya conozcas y otras que quizá

16
Estrategias de estudio

no; el objetivo es mantenerte en contacto con la magia de las


palabras. Las respuestas se encuentran al final del libro.

1. responde porfiadamente tímidamente


vergonzosamente
2. abdominal aleta lateral aleta ventral
3. responde al unísono todos juntos a sabiendas
4. interrogatorio dar clase preguntar
5. clases tipo socrático tipo de tipo de
pregunta información
6. entusiastas del deporte aficionados atletas

17
Capítulo 1 ■ El camino del éxito

Cuestionario de elección múltiple


(elección de la respuesta correcta entre varias opciones)

1. Para tener éxito, necesitas:


a) un objetivo;
b) un plan;
c) acción;
d) todo lo anterior.
2. El mejor plan para organizarse es:
a) un libro de autoayuda;
b) un escritorio limpio;
c) una programación de tiempo;
d) nada de lo anterior.
3. Las investigaciones demuestran que los tiempos de estu-
dio son más eficientes:
a) antes de clase;
b) después de clase;
c) durante el día;
d) por la noche.
4. Es mejor intentar estudiar en bloques de tiempo de:
a) una hora;
b) dos horas;
c) diez minutos;
d) veinte minutos.
5. Con independencia de lo sobrecargada que esté tu pro-
gramación, siempre tienes que hacer tiempo para:
a) visitar a los amigos;
b) echarte la siesta;
c) matemáticas y ciencias;
d) comer y dormir.

18
Estrategias de estudio

6. La programación diaria se debe escribir:


a) en primer lugar por la mañana;
b) un momento antes de irse a la cama;
c) durante la hora de comer;
d) siempre que haya oportunidad.
7. Para sacarle el máximo jugo al fin de semana, debes in-
tentar estudiar algo:
a) el viernes por la tarde-noche;
b) el sábado por la mañana;
c) el domingo por la noche;
d) todo lo anterior.
8. Hasta la programación del tiempo más eficaz del mundo
resulta inútil sin:
a) acción;
b) fotocopias;
c) detalles;
d) «horas muertas».
9. Una programación maestra debe hacerse:
a) una vez al día;
b) una vez a la semana;
c) una vez al inicio del curso;
d) una vez al año.
10. Una programación del tiempo puede aumentar tu:
a) tarea;
b) culpabilidad;
c) eficiencia;
d) tiempo.

19
2
CAPÍTULO

Aprende a
concentrarte

¿Qué importancia tiene la concentración?

Extrema. Dicho llanamente, concentrarse es pensar. Por tan-


to, si quieres pensar con eficacia, debes concentrarte. Por des-
gracia, la concentración tiene una cualidad resbaladiza que la
hace difícil de mantener.

¿Qué significa eso?

Que en el momento en que te das cuenta de que te estás con-


centrando, ¡ya te has distraído! Para concentrarte realmente es
preciso pensar sólo en la tarea que tienes entre manos.

¿Qué rompe la concentración?

Cualquier clase de distracción puede perturbar la concentra-


ción. Esas distracciones pueden ser internas o externas.

Distracciones externas
¿Qué son las distracciones externas?

Las distracciones externas son estímulos que proceden del ex-


terior y que debilitan tu concentración. Pueden ser sonoros, vi-
suales, olorosos e incluso algo tan simple como una punta de
lápiz desafilada. A continuación encontrarás una lista de suge-
rencias para combatir las distracciones externas.

21
Capítulo 2 ■ Aprende a concentrarte

Sugerencias para combatir las distracciones externas


• Encontrar un lugar adecuado para estudiar.
• Utilizar un asiento cómodo.
• Tener todos los materiales a mano.
• Disponer de buena iluminación.
• Evitar ruidos.

Dónde estudiar
¿La biblioteca es el mejor lugar para estudiar?
Probablemente, aunque todo depende de la biblioteca. Algu-
nas se convierten en centros de actividad social. Si la tuya es así,
probablemente es mejor que te quedes en casa si lo que quieres
es terminar algún trabajo. Pero, generalmente, podrás encontrar
en la biblioteca un silencio ininterrumpido.

¿No distraen los pequeños ruidos cuando hay un silencio total?


Es cierto que un susurro aislado en una biblioteca silenciosa
puede distraer a veces más que un ruido constante. Sin embar-
go, eso no significa que tengas que buscar una zona donde ha-
ya ruido permanente. Cualquier distracción te va a sustraer la
energía mental que debes reservar para estudiar; y la sustracción
continuada de energía mental terminará por ser peor a la larga.

El asiento adecuado
¿No es mejor una silla de respaldo recto para estar despierto?
Si quieres que te diga la verdad, es un mito. Hay gente que
argumenta que una silla con cojines te puede cansar. Mi opinión
es que una silla de respaldo recto te hará sentir a disgusto y esa
incomodidad puede ser peor que la fatiga. Además, como verás
más adelante en este mismo capítulo, la fatiga no suele ser re-
sultado de una silla acolchada.

22
Estrategias de estudio

Equipo adecuado
¿Cómo ayuda a mi concentración el tener a mano las cosas que
necesito?
La respuesta es simple. Cada vez que tengas que levantarte
para buscar un clip, más papel o para afilar un lápiz, tendrás
que romper la concentración. Si tienes al alcance todo lo que
necesitas, no hay necesidad de interrumpir tus reflexiones.

Iluminación
¿En qué consiste una buena iluminación?
Los expertos dicen que son necesarias tres cualidades para te-
ner una buena iluminación: que no haya brillo, ni grandes con-
trastes, ni parpadeos. Se puede evitar el brillo utilizando una
sombrilla (la mayoría de las lámparas la tienen, desde luego) y
filtrando la luz (con un papel secante de color claro, por ejem-
plo) en vez de recibirla directamente. La mejor forma de reme-
diar los contrastes fuertes es tener una segunda fuente de luz
que disipe las sombras causadas por la primera. Finalmente, se
pueden eliminar los parpadeos utilizando una lámpara de dos
tubos, si dispones de luz fluorescente, o simplemente apretando
bien la bombilla, si trabajas con luz incandescente.

¿Qué tipo de luz prefiere usted?


Yo tengo luz fluorescente, por la siguiente razón: las bom-
billas incandescentes tradicionales dan una clase de luz difu-
sa anaranjada parecida a la del atardecer, mientras que la
luz fluorescente es similar a la luz del día, verde-azul. Como
resultado, la luz fluorescente me produce una mayor sensa-
ción de día, aunque esté trabajando por la noche hasta tar-
de. Además, procuro mejorar la fuente de luz girando la
lámpara con un brazo ajustable que me permite acercar o
alejar la luz.

23
Capítulo 2 ■ Aprende a concentrarte

Música para estudiar


¿Considera que la música es un ruido?
Técnicamente, mientras estudias, cualquier sonido innecesa-
rio puede distraer y eso incluye la música. Con independencia
de lo que te pueda gustar, sigue distrayendo la atención de tu
trabajo.

Tapones
¿Recomendaría utilizar tapones para los oídos?

Los tapones para los oídos son baratos y proporcionan silen-


cio casi constante. Los recomendaría cuando fuera imposible es-
tudiar en un lugar silencioso. Pero hay que tener cuidado para
no caer en la dependencia de los tapones para estudiar. Es pre-
ferible hacer un esfuerzo para buscar un lugar tranquilo en el
que se pueda estudiar sin tapones.

Distracciones internas
¿Qué son las distracciones internas?
Las distracciones internas, como su nombre indica, son las
que proceden del interior de tu cabeza. A continuación encon-
trarás una lista de sugerencias para combatir las distracciones
internas.

Sugerencias para combatir las distracciones internas


• Planificar lo siguiente.
• Dejar a un lado las fantasías.
• Enfrentarte a los problemas personales.
• Enfrentarte a la ansiedad de la asignatura.

24
Estrategias de estudio

• Ser realista con los objetivos.


• Utilizar una lista como recordatorio.

Planificar lo siguiente
¿Cómo influye la planificación en la concentración?

Si sabes lo que vas a hacer a continuación, no tendrás que


perder tu tiempo pensando en ello. La indecisión es la causa de
la distracción. Si todo está planificado con antelación, puedes
dedicar toda tu atención al trabajo efectivo.

Dejar a un lado las fantasías


¿No es casi imposible dejar de pensar en fantasías?

No. Aunque pueda parecer que nos deslizamos involuntaria-


mente hacia las fantasías, la autodisciplina puede evitar esta
pérdida de concentración. Las fantasías pueden ser muy pla-
centeras, pero no son más que un modo de escapar del traba-
jo. Darte cuenta de este hecho puede ayudarte a dejarlas de
lado.

Los problemas personales


¿Cómo enfrentarme a los problemas personales?
Si el problema es de poca importancia pero molesta, lo me-
jor es escribirlo en un papel y decirte que te ocuparás de él tan
pronto termines de estudiar.

¿Y qué hago si el problema es realmente serio?

Si el problema es realmente serio, no hay manera de evitar-


lo. Debes resolverlo o tratar de buscar una solución inmediata.
Solamente te podrás concentrar completamente cuando lo ha-
yas resuelto.

25
Capítulo 2 ■ Aprende a concentrarte

La ansiedad de la asignatura

¿Es bueno hablar con el profesor si siento ansiedad ante una


asignatura?

Es lo mejor. Si hay una asignatura que te provoca ansiedad,


ve directamente al profesor y expón tu estado de desasosiego.
Con frecuencia, será suficiente para solucionar los problemas
que puedas tener. Si eres tímido, puede que prefieras hablar
con un amigo, aunque no será tan eficaz como hablar con el
profesor. Una cosa sí es segura, y es que no tiene sentido que
te guardes la ansiedad: puede ser perjudicial para tu concen-
tración e incluso para tu salud y bienestar.

Definición de objetivos

¿Cómo sabré si mis objetivos son realistas?

Si no has estudiado gran cosa, no tiene sentido decir: «Voy a


estudiar cinco horas diarias». Hay muchas probabilidades de
que no lo hagas y, si lo haces un día, te «quemarás» para el res-
to de la semana. Una persona que no está en forma no puede
empezar por correr una maratón. Los objetivos deben lograrse
gradualmente.

Una lista-recordatorio

¿No podré recordar las cosas si no utilizo una lista-recorda-


torio?

No. El olvido es algo que se produce masiva y rápidamente.


Para recordar algo sin escribirlo tienes que repetírtelo casi con-
tinuamente. Obviamente, eso destruye la concentración que ha-
yas conseguido.

26
Estrategias de estudio

Sugerencias para concentrarse


¿Hay otras recomendaciones para mejorar la concentración?
Sí. Hay una buena cantidad de sugerencias y técnicas verifi-
cadas que puedes probar.

Sugerencias y técnicas para concentrarse


1. Actitud positiva. Más que una técnica, es una forma de vi-
da. Si abordas todas las tareas como una oportunidad de
aprender en vez de una labor que hay que realizar, tendrás
muchas más oportunidades de mantener la concentración.
2. La técnica de la araña. Un tenedor que vibra junto a una
tela de araña envía vibraciones a través de la tela. Al
principio, la araña cree que el movimiento procede de un
insecto atrapado; pero, después de unas cuantas falsas
alarmas, aprende a ignorar las vibraciones. Puedes utili-
zar el mismo método en la biblioteca cada vez que se
abra la puerta. Al principio, querrás mirar, pero al cabo
de un rato, aprenderás a controlar el impulso y continua-
rás con tu concentración.
3. La técnica sin espacio, una forma de autohipnosis que fun-
ciona como sigue: imagina que los senderos de tu mente es-
tán llenos de ideas sobre el asunto que tienes ante ti; el
resultado será que no quedará espacio para otras ideas.
4. La técnica de la marca de comprobación. Cada vez que
te des cuenta de que te has distraído, pon una marca en
un papel en blanco. A medida que mejores tu concentra-
ción, descubrirás que pones menos marcas para cada nue-
va tarea.
5. La técnica del lápiz. Es una de las más fáciles y efectivas
formas de garantizar la concentración. Todo lo que tienes
que hacer es tener dispuesto un lápiz en la mano siempre

27
Capítulo 2 ■ Aprende a concentrarte

que estudies. Si estás leyendo un libro de texto, por ejem-


plo, haz un alto al cabo de algunos párrafos para anotar
lo que el autor ha dicho hasta entonces. Si te pierdes a cau-
sa de las palabras, probablemente deberás volver a leer
la parte que no hayas comprendido. El lápiz produce un
efecto importante y es que, el hecho de que hayas dejado
de leer pasivamente, te puede casi garantizar la concen-
tración.

La fatiga
¿Y qué ocurre cuando uno se cansa?
Si te cansas, te costará mucho concentrarte. Esta fatiga física
se puede deber a deficiencias en la dieta, en el sueño o en el
ejercicio.

La alimentación
¿Cómo afecta la alimentación a la fatiga?
La alimentación proporciona la energía necesaria y de ahí se
deduce que si no te alimentas lo suficiente o lo suficientemente
bien, tengas predisposición a cansarte. Una de las mejores formas
de combatir la fatiga es empezar el día con un buen desayuno.

¿Qué se considera un buen desayuno?


Un buen desayuno debe contener carbohidratos y proteínas.
Aunque los carbohidratos (como los bollos, el pan y los zumos)
te proporcionan energía, esa energía solamente se mantiene si
añades proteínas al desayuno.

¿Qué hacen las proteínas?


Las proteínas lentifican la proporción en que el azúcar de los
carbohidratos entra en tu torrente sanguíneo. Si sólo ingieres

28
Estrategias de estudio

carbohidratos, tu cuerpo reacciona con un cansancio mayor al


que tendrías si no desayunases. Pero si añades proteínas, la
energía de los carbohidratos te sostendrá hasta la hora del al-
muerzo e incluso más.

¿Qué alimentos son ricos en proteínas?

La carne y los huevos son los alimentos tradicionalmente ricos


en proteínas. Sin embargo, puedes obtener todas las que nece-
sites (sin grasas ni colesterol) añadiendo simplemente dos cu-
charadas y media de leche en polvo descremada a un vaso de
leche normal.

El sueño
¿Cuánto debo dormir?

La mayoría de los médicos recomiendan dormir de siete a


nueve horas sin interrupción. Pero las horas que se duermen no
son más que una parte del conjunto.

¿Cuál es la otra parte?

El ciclo del sueño es igualmente importante. Si es posible, de-


bes acostarte todas las noches a la misma hora. Si tu progra-
mación varía mucho, tu cuerpo no sabrá si tienes que dormir o
estar despierto.

El ejercicio
La verdad es que no tengo tiempo para hacer ejercicio.

Todo el mundo debe tener tiempo para hacer ejercicio. Sirve


para ganar tiempo y para mejorar nuestra calidad de vida.
Media hora de ejercicio diario te mantendrá más despierto
cuando te sientes a estudiar. El resultado será que pensarás con
más claridad y eficacia que si no hubieras hecho ejercicio.

29
Capítulo 2 ■ Aprende a concentrarte

Además, los médicos saben que el ejercicio regular da lugar a


una vida más larga y saludable.

La fatiga mental
Usted ha hablado de la fatiga física. ¿No hay casos de fatiga
mental?
Muy raramente. La mayoría de nosotros utilizamos solamente
una fracción de nuestra energía mental. Normalmente, lo que
creemos que es fatiga mental es realmente aburrimiento común.

Entonces, ¿cómo puedo evitar el aburrimiento?


Hay numerosas maneras de evitar el aburrimiento. Si estás es-
tudiando, necesitas solamente cambiar de asunto durante un ra-
to. Sin embargo, si te das cuenta de que una clase te produce
sueño de forma continuada, debes seguir las recomendaciones
siguientes.

Cuatro formas de combatir el aburrimiento


1. Prueba con pequeños grupos. En vez de estudiar un asun-
to a solas todo el tiempo, haz un esfuerzo por coincidir re-
gularmente con tus compañeros. Comentar una clase con
los demás puede hacer que el asunto adquiera viveza.
Además, el entusiasmo de los miembros del grupo por esa
asignatura suele ser contagioso.
2. Pide una tutoría individual. El fracaso es lo que más te pue-
de quitar el entusiasmo. Si tienes dificultades con una asig-
natura, no te conformes con saber de ella cada vez menos
a medida que los compañeros van sabiendo cada vez
más. ¡Pide ayuda! Un buen tutor puede ponerte de nuevo
en el camino en poco tiempo.
3. Lee textos alternativos. A veces, un libro de texto puede ser
la raíz del problema. Puede suceder que tengas dificulta-

30
Estrategias de estudio

des con el estilo de escribir del autor en vez de tenerlas


con la materia en sí. Si no te entiendes bien con el libro de
texto, intenta buscar textos alternativos que expliquen las
cosas de una forma que las puedas comprender. Luego
vuelve al libro de texto y observa si ha adquirido más sen-
tido para ti.
4. Utiliza libros de trabajo y material programado. Hay gen-
te que solamente puede aprender los conceptos en teoría;
pero, para muchos de nosotros, la práctica real es lo que
hace que las ideas se nos fijen. Los libros de trabajo son
una forma excelente de poner en funcionamiento las ideas
del libro de texto. Una vez vistos los conceptos en acción,
tendrás más posibilidades de encontrarles sentido. Los li-
bros en que uno se marca el propio ritmo son una forma
de trabajar paso a paso con el contenido de la asignatu-
ra, creando una base sólida para la teoría.

31
Capítulo 2 ■ Aprende a concentrarte

Historias de Palabras
Definición: pánico. Se aplica al miedo grande o temor ex-
cesivo sin causa justificada.
Historia de la palabra. En la mitología griega, no había ma-
yor delincuente entre las deidades paganas que Pan. Su apari-
ción súbita entre las tímidas ninfas del bosque inspiraba deseos
frenéticos de huir. También era sospechoso de inspirar un terror
irracional a los seres humanos. Por ello, los griegos imaginaron
que el temor súbito y contagioso que parecía no tener causa su-
ficiente debía de ser inspirado por Pan y, para expresar ese te-
mor, crearon la palabra panicos a partir del nombre del dios.
En castellano ha tomado la forma de pánico.
Con permiso de Picturesque Word Origins © 1933, Merriam-
Webster, Inc. (anteriormente G.&C. Merriam Company).

32
Estrategias de estudio

Descubrimiento del vocabulario


El consumo excesivo de alcohol
Las investigaciones demuestran que el consumo de alcohol que
exceda unos pocos mililitros diarios interfiere en el proceso de ab-
sorción de calcio, aumenta las pérdidas de calcio y perturba el
equilibrio mineral vital del organismo. En un estudio realizado, el
31 por ciento de los varones de menos de 40 años que bebían
más que moderadamente (incluida la cerveza) estaban aquejados
de osteoporosis. Este hecho observado en varones (que general-
mente tienen una incidencia significativamente inferior en osteo-
porosis), que además se hallaban por debajo de la edad normal
para padecer osteoporosis, demuestra el efecto devastador del
consumo excesivo de alcohol sobre la salud de los huesos.
Reimpreso por cortesía de Bio/Tech News, Edición especial.
«Startling News Facts about Osteoporosis», por la doctora Betty
Kamen, p.5.
Vocabulario: no se trata de un test, sino de descubrir algunas
de las palabras que puede que ya conozcas y otras que quizá
no; el objetivo es mantenerte en contacto con la magia de las
palabras. Las respuestas se encuentran al final del libro.
1. consumo de alcohol uso ahorro
2. absorción de calcio penetración expulsión
3. perturba el equilibrio continúa trastorna
4. más que moderadamente sin medida excesivamente
5. aquejados de osteoporosis afectados amenazados
6. significativamente inferior definitivamente moderadamente
7. incidencias significativa- casos cantidades
mente inferiores
8. efecto devastador destructor constructor

33
Capítulo 2 ■ Aprende a concentrarte

Cuestionario de elección múltiple


(elección de la respuesta correcta entre varias opciones)

1. La concentración es:
a) distraerse;
b) pensar;
c) innecesaria;
d) sin esfuerzo.
2. La distracción externa incluye:
a) lo visual;
b) sonidos;
c) olores;
d) todo lo anterior.
3. El mejor lugar para estudiar es probablemente:
a) tu habitación;
b) un aula;
c) la biblioteca;
d) un centro social.
4. La luz adecuada debe ser:
a) con gran contraste;
b) con bajo brillo;
c) fluorescente;
d) incandescente.
5. Muchas distracciones internas se pueden eliminar:
a) fantaseando;
b) planificando lo siguiente;
c) con tapones para los oídos;
d) con indecisión.

34
Estrategias de estudio

6. Los problemas personales poco importantes se pueden


hacer más fáciles:
a) escribiéndolos;
b) pidiendo consejo;
c) fantaseando;
d) preocupándose.
7. La mejor manera de recordar algo es:
a) repetirlo continuamente;
b) concentrarse en ello;
c) escribirlo;
d) darle un ritmo.
8. La «técnica de la araña» es:
a) un método para ignorar las distracciones;
b) un sistema para mejorar la concentración;
c) una técnica que se puede utilizar en la biblioteca;
d) todo lo anterior.
9. Una forma de combatir la fatiga es:
a) comer cosas con mucha azúcar;
b) beber una mezcla de leche y leche en polvo;
c) evitar los huevos y otros productos de pollería;
d) desayunar poco y comer mucho.
10. La fatiga mental:
a) es común y algo peligrosa;
b) suele ser cuestión de aburrimiento;
c) se puede curar con una siesta;
d) nada de lo anterior.

35
3
CAPÍTULO

Tu memoria

El olvido
¿Es importante el problema del olvido?
Es muy importante. De hecho, es probablemente la mayor
amenaza para la formación y eso se debe a que el olvido se
produce de formar masiva y rápida. Aunque leas atentamente
un capítulo de un libro de texto, olvidarás la mayor parte antes
de que termine la semana. Lo mismo sucede cuando atiendes a
una clase oral.

¿Se puede hacer algo para detener ese proceso?


Por encima de todo, queremos recordar. Mucha gente subes-
tima el poder del olvido y la importancia de construir recuerdos.
Ninguna técnica de memorización puede ayudarnos a recordar
a menos que hayamos determinado hacerlo.

Pero eso es una actitud. Necesito recomendaciones.


Cuando te des cuenta del valor de recordar, puedes utilizar
distintos métodos. El que elijas dependerá de tu personalidad.
Sin embargo, hay un método que recomiendo especialmente a
todos los estudiantes.

El recitado
¿Qué método es ése?
El recitado. Recitar lo que has aprendido transfiere la infor-
mación desde la memoria a corto plazo, donde es extremada-

37
Capítulo 3 ■ Tu memoria

mente vulnerable al olvido, hasta la memoria a largo plazo,


donde tiene más posibilidades de almacenarse.

¿Y cómo funciona el recitado?


La idea del recitado es muy simple: repite lo que hayas apren-
dido en voz alta con tus propias palabras.

¿Podría poner un ejemplo?


Claro. Toma una página de los apuntes. Sitúa los datos que
en ella se encuentran en apartados o cuestiones por separado,
como, por ejemplo, «La vida personal de Castelar» o «Los dis-
cursos de Castelar en el Congreso». Tapa las notas, excepto el
titular del primer apartado, y recita el contenido de dicho apar-
tado. Cuando termines, echa un vistazo para comprobar lo que
has recordado y lo que has olvidado.

¿Quiere decir que aun así olvidaré algo?


Desde luego, pero ningún profesor espera que te acuerdes
absolutamente de todo. Tu objetivo es retener las ideas clave de
los apuntes y del libro de texto.

Más técnicas de memorización


¿Hay otras técnicas de memorización?
Una de ellas es la práctica distribuida.

Suena complicado.
No lo es, en realidad. Se trata de dividir tu trabajo en partes.
El cerebro es como una computadora; pero, al igual que el ce-
rebro electrónico, puede funcionar mal si tiene exceso de infor-
mación. ¿La solución? Tomarte respiros frecuentes en el estudio.
Una sesión de estudio maratoniana no concede el tiempo nece-

38
Estrategias de estudio

sario para que la información se asiente. Una pausa de diez mi-


nutos cada hora da a tu mente tiempo para consolidar lo apren-
dido y fijarlo en la memoria.

¿Hay una forma mejor de organizar la información aprendida?


Sí, puedes utilizar la técnica de la clasificación. Cuando
agrupas la información en apartados, se hace más manejable
para recordarla. Un ejemplo clásico es la lista de la compra del
supermercado. Si intentas recordar una lista aleatoria de ele-
mentos en la forma en que están almacenados, hay muchas más
posibilidades de que olvides muchos de ellos:
huevos tomates mantequilla pollo
guisantes carne picada apio arroz
cereales zanahorias tocino pan
espaguetis salchichas leche yogur
Si colocas los mismos alimentos por separado, en apartados,
tendrás más posibilidades de recordarlos:
Carnes Verduras Huevos y Pasta y
lácteos legumbres
carne picada guisantes huevos cereales
salchichas tomates mantequilla espaguetis
tocino zanahorias leche arroz
pollo apio yogur pan

¿Hay otras técnicas de memorización?


Hay otros dos métodos ampliamente utilizados.

Otros dos métodos de memorización


Visualización mental. Cuanto más utilices tu mente, más a sal-
vo del olvido estará la información. Por eso es una excelente
idea dibujar algunas de las cosas que aprendas. No necesitas

39
Capítulo 3 ■ Tu memoria

ser Leonardo da Vinci, sino trazar figuras aunque sean a trazos.


Por ejemplo, si aprendes que el primer rey Borbón de España
fue Felipe V, puedes convertir ese hecho rápidamente en un di-
bujo, como aparece en la Figura 3.1.
No tienes que ser un artista para ilustrar un hecho con un di-
bujo.

1700
Felipe V

«Felipe V fue el primer rey de España de la dinastía borbónica


en 1700».

[ Figura 3.1 Visualización mental. ]


El enlace. ¿Has dicho que no te acuerdas de que Isaac Peral
proyectó un submarino que se botó en 1885? No tienes más
que pensar en un peral enorme que hace hundirse un submari-
no. Con un poco de imaginación, los inventores y sus inventos,
los científicos y sus descubrimientos, casi todo se puede enlazar
con un dibujo. Si el dibujo tiene viveza, tu memoria también la
tendrá. (Véase la Figura 3.2).

40
Estrategias de estudio

Se puede recordar la información reciente más fácilmente cuan-


do se enlaza en la imaginación con una información antigua.

Isaac Peral proyectó el submarino.

[ Figura 3.2 El enlace. ]


Dispositivos mnemónicos
¿Cómo son esos trucos tipo «treinta días trae septiembre»?
Esos «trucos» se conocen como reglas mnemotécnicas y por
desgracia hay solamente un número limitado disponible. La so-
lución es crear las propias reglas.

¿Cómo se hace?
Una forma es crear una palabra. Por ejemplo, la gente que
habla francés sabe que las consonantes finales que se pronun-

41
Capítulo 3 ■ Tu memoria

cian en francés son las que entran en la palabra FILARMÓNI-


CA. Se puede emplear el mismo método para otros hechos que
debamos recordar.

La regla mnemotécnica de crear una palabra


El método de creación de una regla mnemotécnica consiste
en crear una palabra formada por la inicial de las palabras que
debamos memorizar. El método consiste en tomar la informa-
ción que quieras recordar y subrayar la letra inicial. Con las le-
tras iniciales, se construye una palabra fácil de recordar.

Sí, pero no todo se puede hacer con palabras.

Es cierto. Si tienes que construir una regla mnemotécnica, ten


en cuenta las sugerencias siguientes: 1) Para cada palabra cla-
ve, busca un sinónimo que empiece con una «letra más fácil».
2) Quédate con una palabra que te recuerde la palabra clave.
3) Si el orden de los hechos no es importante, intenta reorgani-
zarlos para que formen una palabra que tenga sentido; por
ejemplo, si tuvieras que recordar las provincias que forman la
Comunidad Autónoma de Galicia, bastaría con que recordases
la palabra CLOP, formada por las iniciales de las cuatro pro-
vincias: Coruña, Lugo, Ourense y Pontevedra.

¿Y qué ocurre si ninguna de esas sugerencias funciona?

Podrías intentar una regla mnemotécnica de crear una frase.


Por ejemplo, las notas que van en los espacios del pentagrama
(Fa, La, Do, Mi) no forman una palabra ni se pueden buscar si-
nónimos. Tampoco se pueden reorganizar en otro orden. Pero sí
se pueden utilizar para crear una frase mnemotécnica de modo
que se recuerden más fácilmente, por ejemplo: Fácil Lo De
Mañana.

42
Estrategias de estudio

La regla mnemotécnica de crear una frase


Supongamos que no consigues pensar una regla mnemotéc-
nica de crear una palabra para recordar el procedimiento para
multiplicar dos binomios.
1. Subraya cada palabra clave que debas recordar de cada
etapa del procedimiento:
a) multiplicar la primera cifra de cada expresión;
b) multiplicar las cifras externas;
c) multiplicar las cifras internas;
d) multiplicar la última cifra de cada expresión.
2. Toma la inicial de cada palabra clave: PEIU:
3. Construye una frase cuyas palabras empiecen por las le-
tras PEIU:
Por Eso Imagina Uno.

43
Capítulo 3 ■ Tu memoria

Historias de Palabras
Definición: grog. Licor alcohólico compuesto de ron diluido
con agua.
Historia de la palabra. En el siglo XVIII, la marina inglesa co-
noció al Almirante Vernon como el «Viejo Grog», por la capa
de lana de grano grueso que llevaba igual en verano que en
invierno. La lana de grano grueso se dice Gros Grain en fran-
cés y de ahí salió Grog. Se hizo famoso porque, en 1740, dio
orden de echar agua al ron para racionárselo a los marineros.
La gente empezó a llamar grog a la mezcla y la palabra se vie-
ne aplicando desde entonces a muchas mezclas alcohólicas
que emborrachan. Por eso, cuando un boxeador se tambalea
en el ring después de una serie de golpes, se dice que está
groggy.
Con permiso de Picturesque Word Origins © 1933, Merriam-
Webster, Inc. (anteriormente G.&C. Merriam Company).

44
Estrategias de estudio

Descubrimiento del vocabulario


Con un lanzamiento difícil y una curva cerrada, David Wells
de los Yanquis dejó fuera de juego a los 27 Twins de Minnesota
a punto de terminar el partido perfecto número trece del siglo.
Un «partido perfecto» significa que no hubo jits ni errores; sig-
nifica que sólo 27 bateadores contrarios (3 por inning) consi-
guieron llegar a batear sin llegar a alcanzar la primera base.
Como era de esperar, la proeza de Wells le hizo ganar un
lugar en uno de los puestos más eclécticos del béisbol. La lista
de jugadores que han llevado a cabo partidos perfectos reco-
rre toda la gama desde Kenny Rogers en 1994 hasta Cy Young
en 1904. Estos jugadores bruñeron su récord de Fama con es-
tos resultados estelares.
Reimpreso por cortesía de SPORTS ILUSTRATED, 25 de ma-
yo 1998. Copyright © 1998, Time Inc. «Perfection», por John
Wetheim. Todos los derechos reservados.
Vocabulario: no se trata de un test, sino de descubrir algunas
de las palabras que puede que ya conozcas y otras que quizá
no; el objetivo es mantenerte en contacto con la magia de las
palabras. Las respuestas se encuentran al final del libro.

1. Como era de esperar afortunadamente adecuadamente


2. la proeza de Wells hazaña vuelta a casa
3. puestos más eclécticos variados selectivos
4. puestos más eclécticos posiciones grupos
5. recorre toda la gama orden graduación
6. Estos jugadores bruñeron pulieron añadieron
7. récord de Fama compromiso marca
8. resultados estelares destacados fijos

45
Capítulo 3 ■ Tu memoria

Cuestionario de elección múltiple


(elección de la respuesta correcta entre varias opciones)

1. Olvidar es:
a) la mayor amenaza para tu formación;
b) un problema no muy serio;
c) fácilmente solucionable volviendo a leer atentamente;
d) un problema que solamente afecta a la lectura.
2. Para combatir el olvido, es preciso:
a) hacer cursos de memorización;
b) utilizar palabras clave y abreviaturas;
c) tener interés en recordar;
d) nada de lo anterior.
3. El recitado combate el olvido porque:
a) traslada la información a la memoria a largo plazo;
b) traslada la información a la memoria a corto plazo;
c) coloca la información en categorías;
d) añade interés al proceso de memorización.
4. Hay que recitar:
a) en silencio y con tus propias palabras;
b) en silencio y palabra por palabra;
c) en voz alta y con tus propias palabras;
d) en voz alta y palabra por palabra.
5. La lectura eficaz te permite recordar:
a) todas la ideas clave;
b) todos los detalles complementarios;
c) todos los ejemplos;
d) todo lo anterior.

46
Estrategias de estudio

6. La práctica distribuida consiste en:


a) estudiar el mayor tiempo posible;
b) dividir el estudio en partes pequeñas;
c) descansar una hora en medio de la tarde;
d) impedir que la memoria se consolide.
7. La clasificación es efectiva:
a) porque agrupa la información;
b) porque obliga a recitar;
c) solamente si se utilizan cuatro apartados;
d) solamente para memorizar la lista de la compra.
8. La visualización mental precisa:
a) ninguna habilidad artística real;
b) utilizar más la mente;
c) transformar las ideas en dibujos;
d) todo lo anterior.
9. Los trucos para recordar se llaman:
a) neumáticos;
b) mnemotécnicos;
c) miméticos;
d) silogismos.
10. La información clave se puede recordar al convertirla en:
a) una frase;
b) una palabra;
c) un ritmo;
d) todo lo anterior.

47
El sistema

4
CAPÍTULO

Cornell para
tomar apuntes

La necesidad de tomar apuntes


¿Es realmente necesario tomar apuntes?

Si quieres recordar lo que lees o escuchas, tienes que tomar


notas y apuntes. Eso te da una posibilidad grande de evitar el
olvido.

Tomar apuntes y memorizar


¿Es el olvido un problema tan grande?

Desde luego. Los expertos estiman que se olvida el ochenta


por ciento aproximadamente de un libro de texto, capítulo o cla-
se oral, a las dos semanas de leerlo o escucharlo.

¿Y no interfieren los apuntes?

No, los apuntes no interfieren con tu capacidad para escu-


char o leer. De hecho, te ayudan a prestar más atención.

¿Cómo se empieza a tomar apuntes?

Puedes empezar utilizando una frase telegráfica. Cuando to-


mas apuntes, tu propósito no es transcribir una clase o copiar un
libro de texto, sino hacerte con una versión telegráfica de la cla-
se o del capítulo del libro. Las frases telegráficas ayudan a con-
seguir ese objetivo al reducir las oraciones importantes a sus
elementos principales. (Véase la Figura 4.1).

49
Capítulo 4 ■ El sistema Cornell para tomar apuntes

Palabras reales del profesor:

«En el Ebro se libró la batalla más decisiva de la guerra


civil española, marcando un punto de inflexión en la con-
tienda entre la República y el ejército nacional».

Frase telegráfica del alumno:

El Ebro...batalla más decisiva...punto de inflexión.

[ Figura 4.1 Frase telegráfica ilustrada. ]


¿Qué información debo incluir en mis apuntes?
En primer lugar, busca las ideas principales y luego las se-
cundarias. También debes copiar cualquier ejemplo y/o detalle
importante.

¿Debo volver a copiar los apuntes después en casa?


No. No tiene sentido volverlos a copiar, porque sería una
pérdida de tiempo. Lo que sí tiene sentido es empezar por to-
mar notas legibles y así eliminar la necesidad de volver a co-
piarlas.

Letra de imprenta modificada


¿Debo tomar los apuntes en letra de imprenta o escritura nor-
mal?
Ninguna de las dos cosas. La escritura de imprenta lleva mu-
cho tiempo y la escritura normal es difícil de leer. Lo mejor es uti-
lizar un estilo de imprenta modificada, que combine la imprenta
con la escritura normal. Eso proporciona la velocidad de la es-
critura normal con la claridad de la escritura de imprenta y fa-
cilita el aprendizaje.

50
Estrategias de estudio

¿No sería mejor utilizar la taquigrafía?


No, por dos razones: en primer lugar, no todo el mundo sabe
taquigrafía y lleva mucho tiempo aprenderla; en segundo lugar,
hay que transcribirla poco después de haberla escrito, lo que lle-
va tiempo, precisamente el tiempo que les falta a los estudiantes.

¿Hay alguna otra recomendación para tomar apuntes?


Sí. Hay seis reglas diseñadas para mejorar el método de to-
mar apuntes:
1. Guarda los apuntes en un solo lugar. Ten un cuaderno
aparte para los apuntes de cada asignatura o asunto.
2. Utiliza papel de tamaño estándar. No quieras ahorrar es-
pacio; utiliza el preciso.
3. Deja blancos entre las notas. Si hay algo que no has toma-
do o no has entendido, deja el espacio en blanco y luego pi-
de a un compañero o al profesor que te ayude a rellenarlo.
4. Utiliza un sistema para numerar o sangrar. En este capítu-
lo, hemos sugerido unos cuantos para que elijas el que me-
jor te vaya.
5. Desarrolla abreviaturas para las palabras que emplees con
frecuencia. Esto acelerará el proceso de tomar apuntes.
6. Separa las ideas. Si se te ocurre algo mientras estás to-
mando apuntes, ante todo, escríbelo. Pero ponlo entre llaves pa-
ra saber que es una idea tuya.

El sistema Cornell
¿Qué es el sistema Cornell?
Es un método para tomar apuntes que se desarrolló hace más
de cuarenta años en la Universidad Cornell de Estados Unidos.
Sigue siendo uno de los sistemas más eficaces.

51
Capítulo 4 ■ El sistema Cornell para tomar apuntes

¿Cómo funciona?
El secreto del sistema Cornell es la columna de indicios, un
margen de algo más de seis centímetros a la izquierda de cada
página. Se puede dibujar fácilmente con una regla y un lápiz.
Además, algunas empresas fabrican papel que ya viene con ese
margen especial. (Véase la Figura 4.2).

¿No valdría igual un margen estándar?


No. El margen tradicional de los cuadernos no tiene el ancho
suficiente para lo que precisamos.

¿Es correcto utilizar un cuaderno de espiral?


No. Para que el sistema funcione adecuadamente, es preciso
utilizar hojas recambiables, para que puedas eliminar y reem-
plazar las hojas siempre que lo necesites.

¿Para qué sirve la columna de indicios?


Los apuntes y notas se anotan en la columna ancha de la dere-
cha de la hoja. Después, se escriben las palabras y frases impor-
tantes de esa columna, para garantizar que las ideas relevantes no
se olvidan. El Capítulo 6 ofrece más detalles sobre esta columna.

¿Debo tomar los apuntes en forma de esquema?


No. Los esquemas no son útiles cuando se toman apuntes.

¿Por qué?
Porque el formato del esquema es muy restrictivo y te hace
prestar más atención a los números romanos y a las letras que
a lo que anotas de la clase o del capítulo del libro de texto.

Entonces, ¿qué aspecto deben tener los apuntes?


Hay diversos formatos que puedes utilizar, según el tipo de
clase a la que atiendas o el libro de texto que estés leyendo.

52
Estrategias de estudio

Reducir ideas y Tomar los apuntes de la manera


hechos para resumir más completa y comprensiblemente
de forma concisa posible.
para Recitar,
Repasar y
Reflexionar.

(Columna de indicios) (Columna para tomar apuntes)

El sistema Cornell para tomar apuntes


1. Anotar. En la columna para tomar apuntes, anota todos los he-
chos e ideas significativos que puedas. Utiliza frases telegráfi-
cas, pero asegúrate de que podrás entenderlas después. Escribe
de forma legible.
2. Reducir. Después de clase, resume los apuntes escribiendo con
palabras individuales y frases cortas en la columna de indicios.
El resumen aclara los significados, pone de relieve las relacio-
nes, establece la continuidad y fortalece el recuerdo. Además,
estas ideas y escrituras de las anotaciones constituyen una eta-
pa perfecta para estudiar después para los exámenes.
3. Recitar. Tapa la columna de los apuntes con una hoja de papel y
luego, mirando solamente las palabras y frases de la columna de
indicios, recita en voz alta con tus propias palabras toda la clase.
4. Reflexionar. El profesor Hans Bethe, físico nuclear y Premio Nobel,
dijo: «La creatividad viene solamente a través de la reflexión». Por
ejemplo, reflexiona al plantearte las preguntas siguientes: ¿qué im-
portancia tienen estos hechos?; ¿en qué principio se basan?; ¿có-
mo puedo aplicarlos?; ¿cómo encajan con lo que ya sé?; ¿qué
hay más allá de ellos?
5. Repasar. Invierte diez minutos a la semana en repasar los apun-
tes. Si lo haces así, memorizarás una gran cantidad de infor-
mación para utilizarla a diario, así como para el examen que
vendrá después.

[
Figura 4.2 El sistema Cornell para tomar apuntes con un
diagrama y una explicación. ]
53
Capítulo 4 ■ El sistema Cornell para tomar apuntes

Formatos de apuntes
Definiciones. Se componen totalmente de definiciones breves
o explicaciones de palabras y términos.
Frases. Son útiles para apuntes que no se ajusten al formato
de la definición, para apuntes y notas que resaltan ideas y con-
ceptos. Recuerda construir frases telegráficas.
Temas e ideas. Excelentes para clases en que el profesor men-
ciona una idea y luego la amplía o bien para libros de texto que
contengan muchos subtítulos. Utiliza los temas como títulos y
pon debajo los materiales de apoyo correspondientes.
Párrafos. Parecen párrafos, pero no lo son. El propósito prin-
cipal es evitar el formato de esquema. Construye siempre frases
breves.

¿Qué opina de los resúmenes?


Los resúmenes son excelentes. Te dan la primera oportunidad
de demostrar lo que has aprendido. Escribir un resumen es casi
como hacer tu propio cuestionario; en seguida sabes si has en-
tendido lo que has estado anotando si eres capaz de resumirlo.

¿Cómo adapto un resumen a los apuntes?


Hay tres formas de hacerlo: 1) puedes resumir cada página
de apuntes; 2) puedes resumir la clase o capítulo del libro com-
pletos; 3) puedes hacer ambas cosas. En cada caso, el espacio
para el resumen se consigue dibujando una línea horizontal a
unos cinco centímetros desde el final de la página.

¿Qué método de resumen me recomienda?


La tercera opción, que consiste en resumir cada página, así
como la clase o capítulo completos. Lleva más tiempo y esfuer-
zo, pero creo que da los mejores resultados. Cuando llega el

54
Estrategias de estudio

Biología 101 - prof. Pérez


18 septiembre
A. Importancia del agua en el control del
peso:
Agua afecta peso, 1. El agua ayuda al cuerpo a
ayuda metabolizar metabolizar grasa almacenada.
grasa 2. Las investigaciones demuestran:
a) Aumento ingestión agua =
disminución depósitos grasa.
Aumento agua =
b) Disminución ingestión agua =
disminución grasa aumento depósitos grasa.
3. ¿Por qué? Los riñones no pueden
Disminución agua = funcionar a su capacidad sin agua
aumento grasa suficiente y parte de su trabajo se
envía al hígado.
a) El trabajo del hígado es
Relación riñón-hígado
metabolizar la grasa.
b) Si el hígado tiene que hacer
también el trabajo del riñón, no
puede terminar el suyo.
c) Entonces el hígado metaboliza
menos grasa, por lo que se
almacena más cantidad.
d) Si hay agua suficiente, el
Agua afecta apetito hígado y el riñón pueden
terminar su trabajo. Además,
esto hace que se pierda apetito
y se ingieran menos calorías.
Diario = 8 vasos 4. ¿Cuánta agua?
a) 8 vasos grandes diarios (2,5 litros)
Sobrepeso = 1 vaso b) Si hay sobrepeso=un vaso adicio-
extra/11 kgs nal por cada 11 kilos de exceso.

El agua mantiene el equilibrio de los fluidos corporales. Hace que los


riñones funcionen al máximo nivel, dejando libre al hígado para que
metabolice (queme) la grasa almacenada. Para perder peso, hay que
beber ocho vasos diarios (2,5 litros) de agua y más si hay sobrepeso.

[Figura 4.3 Ilustración del empleo de palabras y frases en la


columna de indicios. ]
55
Capítulo 4 ■ El sistema Cornell para tomar apuntes

momento de repasar los apuntes, es fácil ver página por pági-


na para llegar al final del resumen. Además, cada resumen que
escribas te dará la práctica que precisas para preparar las pre-
guntas que te pueden poner en el examen.

¿Hay algún ejemplo que ilustre el sistema Cornell?


Sí. Hay uno que suelo utilizar en clase. Observa que este
ejemplo muestra las tres secciones: la columna ancha de los
apuntes, la columna de indicios y el resumen al final. (Véase la
Figura 4.3).

¿Ha utilizado el método de esquema formal?


No. Parece como si lo hubiera empleado, pero las letras y los
números solamente sirven para separar los distintos puntos que
explica el profesor.

¿Cómo llega a las palabras y frases de la columna de indicios?


Pongo las palabras que puedo asociar con los puntos que ex-
plica el profesor. (Desde luego, esas palabras y frases pueden
ser distintas entre un estudiante y otro).

¿Cómo hace el resumen?


Se necesita reflexión y nueva lectura de los apuntes para lle-
gar a una expresión directa y concreta, como lo que escribirías
en un examen. De nuevo, las palabras son distintas entre un es-
tudiante y otro.

¿Hay otros sistemas?


Aparte de los sistemas «caseros», que se hace cada uno, no
conozco ningún otro. Sin embargo, yo tengo un sistema pro-
pio basado en el Cornell, pero con una variación importante
en la forma de utilizar la columna de indicios. (Véase la Fi-
gura 4.4).

56
Estrategias de estudio

Ciencias 102 - profesora María de Letona


¿Qué síntomas 14 octubre
tiene el insomnio?
A. Insomnio crónico en estudiantes.
¿Cuál es la 1. Problema: somnolencia, fatiga,
función de irritabilidad = síntomas de insomnio.
dormir? Además, olvidos en clase, mente
vaga, escasos o ningún apunte,
¿Cuántas horas falta de concentración, falta de
hay que dormir entusiasmo.
para edades entre 2. Objetivo del sueño: aumentar la atención
4 y 14 años? diurna.
3. Datos del Centro de Alteraciones del
¿Cuántas horas
Sueño en la Universidad de Stanford:
hay que dormir
para más de 15 a) Edad 4 a 14: necesitan 9-10 horas de
años? sueño nocturno.
b) Edades 15 en adelante: siguen
necesitando 9-10 horas de sueño
¿Es acumulativo el
nocturno.
insomnio?
c) Resultados de los test: sólo 8 horas
de sueño: disminución de la atención
¿Qué es el reloj
diurna.
biológico?
d) El insomnio es acumulativo: perder 1 hora
por noche supone una situación casi
¿Cuándo se
patológica al llegar el viernes =
duerme mejor?
disminución del rendimiento.
¿Quién dirige el 4. El reloj biológico.
Centro de a) Cuando el período de sueño coincide con
Alteraciones del el período de estar en la cama, el sueño
Sueño? es más largo y profundo. Las actividades
diurnas son más completas y enérgicas.
¿Cuál es el mejor b) Con un período de sueño suficiente, no se
entorno para siente somnolencia después de comer ni
dormir? en clase. Es posible concentrarse y
trabajar.

(Continúa)

[Figura 4.4 Ilustración del empleo de la técnica de preguntas en la


columna de indicios. ]
57
Capítulo 4 ■ El sistema Cornell para tomar apuntes

(Continuación)

5. ¿Qué hay que hacer? El Dr. William Dement,


director del Centro de Alteraciones del Sueño
¿Cuál es la regla
de la Facultad de Medicina de Stanford,
más importante?
recomienda:
a) Crear un ambiente agradable. Una
¿Cómo se logra la
habitación segura y silenciosa. Utilizarla
sincronía?
sólo para dormir.
¿Cuál es la b) Regularidad. Adherirse estrictamente al
duración del sueño mismo horario. Es la regla más importante.
recomendada? c) Lograr sincronía. Al mantener la
regularidad, el reloj biológico y los ritmos
¿Qué otras rutinas se elevan para acomodarse a la
se recomiendan? programación.
d) Longitud. Dormir 9 horas y media como
¿Y las pastillas? mínimo.
e) Rutina diaria. Ejercicio diario, comer a la
¿Prolonga la vida misma hora, seguir una dieta equilibrada.
dormir de forma f) El alcohol, las píldoras para dormir, la
óptima? cafeína y las anfetaminas perjudican al
mecanismo del sueño.
¿Cuánto tiempo se 6. El sueño óptimo no solamente aumenta el nivel
mantuvieron de atención, la energía y el entusiasmo, sino
despiertos los que alarga la vida según muchos estudios.
cachorros?
7. Dormir revitaliza el cuerpo. Experimento: se
mantuvieron despiertos varios cachorros de 4
¿Qué sucedió?
a 6 días y murieron cuando por fin se les
permitió dormir.

La mayoría de los estudiantes universitarios sufren insomnio crónico. Esto se


evidencia por los síntomas de somnolencia y fatiga continuos, la sensación
de dormirse en clase, la dificultad para concentrarse y la irritabilidad. Los ha-
llazgos del Dr. Dement muestran que los estudiantes necesitan dormir de 9 a
10 horas. Recomienda conseguir la sincronía con el propio reloj biológico
durmiendo en una habitación oscura y silenciosa, en horarios regulares,
unas 9 horas y media por la noche; a esto ayuda hacer ejercicio durante el
día, llevar una dieta equilibrada y evitar el consumo de pastillas, alcohol y
cafeína. Una recomendación final: el sueño óptimo alarga la vida.

[ Figura 4.4 Ilustración del empleo de la técnica de preguntas en la


columna de indicios. ]
58
Estrategias de estudio

¿Cuál es la variación?
En vez de escribir solamente palabras y frases, se escriben
preguntas reales basadas en los apuntes.

¿Cuál es el mejor sistema?


Ambos son efectivos. Algunos estudiantes prefieren recitar a
partir de las palabras y frases de las columnas de indicios, mien-
tras que a otros les va mejor recitar respondiendo a preguntas.
A veces, los que utilizan la técnica de las preguntas cuentan con
entusiasmo que suelen encontrar las mismas preguntas o simila-
res en los exámenes.

¿Cuándo hay que escribir las palabras o preguntas de la colum-


na de indicios?
Cuanto antes, mejor. Si tienes un rato libre nada más acabar
la clase, hazlo antes de que se te empiece a olvidar. Al final, re-
llena la columna de indicios durante el tiempo de estudio esa
misma tarde.

59
Capítulo 4 ■ El sistema Cornell para tomar apuntes

Historias de Palabras
Definición: guillotina. Un dispositivo consistente en una hoja
afilada de acero sujeta entre dos guías, que cae sobre el cue-
llo de la víctima situada debajo.
Historia de la palabra. «A las doce y media, la guillotina le
separó la cabeza del cuerpo». Así dice una declaración que
contiene el registro en inglés de la primera utilización de la gui-
llotina en 1783. La palabra se encuentra en un contexto que
ilustra claramente la función de la guillotina: «una máquina con
una cuchilla pesada que cae libremente entre dos guías rectas
para decapitar al condenado». Irónicamente, la guillotina se
llama así por un médico humanitario, Joseph Ignace Guillotin,
que recomendó en una charla a la Asamblea Francesa que las
ejecuciones se llevasen a cabo por decapitación en vez de por
ahorcamiento. Arguyó que la decapitación por medio de una
máquina era más rápido y menos doloroso que la cuerda. En
1791, la Asamblea adoptó la máquina de decapitar como mé-
todo preferente de ejecución. El primero en utilizarse fue un dis-
positivo de decapitación diseñado por el Dr. Antoine Louis, el
25 de abril de 1792. El dispositivo se llamó louisette o louison,
por el nombre del inventor; pero debido a la famosa charla de
Guillotin, se asoció su nombre irrevocablemente a la máquina.
Después de la muerte de Guillotin en 1814, su hijo intentó sin
éxito que se cambiara el nombre de la máquina. Aunque no pu-
do cambiarlo, sí le permitieron a él que cambiara su nombre.
Copyright © 1996, Houghton Mifflin Company. Adaptado y
reproducido con permiso de The American Heritage Dictionary of
the English Language, Tercera edición.

60
Estrategias de estudio

Descubrimiento del vocabulario


Beber agua del grifo en algunos países es un riesgo, pero un
riesgo que hay que asumir.
La exposición prolongada y sistemática a pesticidas, bacte-
rias, virus y otros agentes tóxicos es un peligro para la salud.
Hay varios métodos de purificación del agua. Es recomenda-
ble destilarla y filtrarla. De los dos métodos, yo personalmente
prefiero la destilación. Es el único método que elimina el agua
de los contaminantes, en vez de eliminar los contaminantes del
agua. La destilación ofrece el agua más pura y segura.
La destilación es un proceso simple en el que el agua se ca-
lienta hasta la ebullición y se convierte en vapor. La ebullición eli-
mina las bacterias, virus, parásitos, patógenos, quistes y todos los
productos químicos orgánicos e inorgánicos. Al evaporarse, de-
ja tras sí el material de desecho junto con los minerales, metales
pesados, pesticidas y herbicidas. El vapor se enfría después y se
convierte de nuevo en agua... pura y segura.
Dr. David Williams. Alternatives. Suplemento especial nº 6, vol.
7, 1998: 1-2. Reimpreso por cortesía de Alternatives © Copyright
1998. Todos los derechos reservados.
Vocabulario: no se trata de un test, sino de descubrir algunas
de las palabras que puede que ya conozcas y otras que quizá
no; el objetivo es mantenerte en contacto con la magia de las
palabras. Las respuestas se encuentran al final del libro.

1. exposición prolongada extendida frecuente


y sistemática
2. exposición prolongada no limpia metódica
y sistemática
3. otros agentes tóxicos venenos enfermedades

61
Capítulo 4 ■ El sistema Cornell para tomar apuntes

4. purificación del agua descomposición limpieza


5. de los contaminantes elementos infecciosos
6. elimina las bacterias quita ilumina
7. los patógenos bloquean la causan la
enfermedad enfermedad
8. elimina los quistes ampollas vejigas
9. químicos orgánicos vivos crecientes
10. químicos inorgánicos anómalos no vivos

62
Estrategias de estudio

Cuestionario de elección múltiple


(elección de la respuesta correcta entre varias opciones)

1. Tomar apuntes está concebido para evitar:


a) el aburrimiento;
b) el recuerdo;
c) la escucha;
d) el olvido.
2. Al tomar apuntes en clase, las frases deben ser:
a) telegráficas;
b) copiadas;
c) aumentadas;
d) transcritas.
3. Un buen conjunto de apuntes debe incluir:
a) las ideas principales;
b) las ideas secundarias;
c) ejemplos y detalles importantes;
d) todo lo anterior.
4. Los apuntes deben escribirse:
a) con letra de imprenta;
b) a máquina;
c) a mano;
d) con letra de imprenta modificada.
5. La taquigrafía para tomar apuntes es:
a) fácil de aprender y transcribir;
b) arriesgada y poco práctica;
c) una técnica para ahorrar tiempo;
d) cada vez más popular.

63
Capítulo 4 ■ El sistema Cornell para tomar apuntes

6. Las ideas que se te ocurran deben:


a) mezclarse con el resto de los apuntes y notas;
b) apartarse hasta después de la clase;
c) separarse con llaves;
d) escribirse en un cuaderno diferente.
7. El secreto del sistema Cornell es:
a) la columna de indicios;
b) el cuaderno de espiral;
c) el margen estándar;
d) una regla.
8. En el sistema Cornell, los apuntes se toman:
a) en toda la página;
b) en la parte derecha de la página;
c) en el margen izquierdo de la página;
d) en la zona de resumen.
9. Un formato no recomendable para el sistema Cornell es:
a) la definición;
b) el párrafo;
c) el esquema;
d) tema e idea.
10. Los resúmenes son:
a) tu primera oportunidad de demostrar lo que sabes;
b) casi lo mismo que hacer tu propio cuestionario;
c) útiles si van al final de la página;
d) todo lo anterior.

64
5
CAPÍTULO

Asistencia
a clases

¿Cómo puedo obtener el máximo rendimiento de la asistencia a


clase?
Escuchando atentamente y tomando apuntes de todo.

La escucha
¿Es suficiente con escuchar?
No es posible retener las ideas de una clase simplemente es-
cuchando.

¿Aunque sepa escuchar?


Incluso así. Escuchar una clase no es simplemente cuestión de
oír. Para escuchar adecuadamente, debes convertir en ideas las
palabras que oyes. Esas ideas deben pasar entonces desde tu
memoria a corto plazo a tu memoria a largo plazo, de manera
que tengan más probabilidades de perdurar.

¿Cuántas ideas se olvidan?


Como dijimos en el capítulo anterior, al cabo de dos sema-
nas solamente se retiene el 20 por ciento de la información re-
cibida en clase. Lo chocante es que más del 50 por ciento de la
clase se olvida casi inmediatamente.

¿Cómo puedo aprender a escuchar mejor?


Escuchar bien supone tres habilidades esenciales.

65
Capítulo 5 ■ Asistencia a clases

La escucha de la triple A
1. Actitud. Debes entrar en clase con una actitud adecuada.
No supongas que el tema va a ser pesado o que el profe-
sor se equivoca. Si no estás de acuerdo con algo, escrí-
belo en vez de darle vueltas. Por encima de todo, concede
al profesor el beneficio de la duda, al menos mientras la
clase se desarrolla.
2. Atención. No aprenderás mucho si no prestas atención.
Hay estudiantes que se limitan a simular atención y luego
se dedican a fantasear. Otros se distraen fácilmente por
estímulos externos. Para aprovechar la clase, es preciso
prestar atención y mantenerla.
3. Ajustes. La escucha es una actividad que implica ajustes cons-
tantes. Los buenos escuchadores no atienden a una clase o
una conferencia solamente por los hechos, sino que desean
saber cómo enlazan esos hechos. El resultado es que crean
un marco de trabajo para los hechos sobre los que han oído
hablar. Lo más importante es que ajustan ese marco, si es ne-
cesario, a medida que se van introduciendo nuevos hechos.

Tomar apuntes
¿Qué es lo importante de tomar apuntes?
Los apuntes de clase se utilizan para captar las ideas del pro-
fesor en papel y poder llevar esa información a casa para estu-
diarla.

¿Cómo debo empezar a tomar apuntes?


Con antelación. Debes tratar de anticiparte a lo que va a pa-
sar. Eso puedes lograrlo entrando en clase un poco antes o, al
menos, en el momento preciso. Luego busca un asiento desde el
que puedas ver y oír todo lo que diga y haga el profesor.

66
Estrategias de estudio

Después, cuando empiece la clase, empieza a tomar notas com-


pletas y adecuadas.

¿Qué cosas debo escribir?


Conviene que mantengas un registro de todas las ideas prin-
cipales así como de los detalles de apoyo. En general, tu obje-
tivo es salir de la clase con suficientes apuntes como para
formar un concepto completo de las ideas expuestas.

¿Cómo puedo diferenciar la idea principal del resto?


La mayoría de los profesores dejan caer muchas pistas sobre
la idea principal de su explicación. Uno de los signos más co-
munes es el cambio de voz. La voz del profesor puede hacerse
de pronto más baja, más suave o más lenta y precisa. Otras pis-
tas incluyen una frase de resumen que con frecuencia sigue a la
idea principal y palabras de transición, que suelen cimentar el
camino que va de una idea a la siguiente.

¿Debo tomar apuntes de las ideas que parezcan corrientes?


Sí. Puede que no te des cuenta de la importancia de una idea
que parezca corriente hasta más tarde. Desde luego, si la
idea sigue pareciendo corriente, no hay nada que diga que
debes estudiarla.

¿Debo tomar los apuntes con mis propias palabras?


No. Aunque es importante que «traduzcas» a tus propias pa-
labras lo que aprendas, eso viene después. Durante la clase, tu
prioridad es poner en el papel todo lo importante. La mejor ma-
nera de hacerlo es utilizar frases telegráficas.

¿Y qué ocurre si el profesor habla demasiado deprisa?


Si no eres capaz de seguirle, aunque escribas frases telegrá-
ficas, yo te sugeriría que utilizases el sistema de tomar apuntes
en dos páginas.

67
Capítulo 5 ■ Asistencia a clases

El sistema de tomar apuntes en dos páginas


Abre el cuaderno con las páginas una enfrente de la otra o
coloca dos hojas en blanco una junto a la otra.

En la página izquierda: escribe solamente las ideas princi-


pales del profesor.

En la página derecha: escribe los detalles correspondientes a


las ideas principales.

Así tendrás la información más importante abreviada, a la iz-


quierda, y los detalles correspondientes, a la derecha.

¿Qué opina de las abreviaturas?

Las abreviaturas al tomar apuntes están bien siempre que no


abuses de ellas. Lo mejor es ir agregando abreviaturas a medida
que los apuntes se conviertan en una rutina. Si pones demasiadas
a la vez, puede que no seas luego capaz de leer los apuntes.

¿Hay otras recomendaciones para tomar apuntes?

Puedes adoptar las siete reglas siguientes.

Siete reglas para tomar apuntes en clase


1. Pon el nombre y el número de la asignatura o curso, la fe-
cha y el nombre del profesor en la parte superior de la pri-
mera hoja para cada clase. Esto te evitará mezclas y
equivocaciones y te facilitará mucho el repaso.
2. No hagas ninguna otra cosa durante la clase más que to-
mar apuntes, porque podrías interferir en la concentra-
ción, tanto en la tuya como en la del profesor.
3. No tomes los apuntes pasivamente. Hazlo de forma aca-
démicamente progresiva. Esfuérzate para concentrarte y
extraer todo lo que tenga valor de la clase.

68
Estrategias de estudio

4. Mantente atento a las conclusiones. Las palabras como así,


por lo tanto, en primer lugar y finalmente pueden ser seña-
les del patrón organizativo del profesor. Otras frases como
«hay un error común» o «después lo veréis» te ayudarán a
decidir qué hechos hay que resaltar en los apuntes.
5. Utiliza un símbolo (un asterisco, una flecha, etc.) para se-
ñalar las ideas en las que el profesor ponga énfasis.
6. Apunta los ejemplos del profesor: a menudo sirven para
aclarar las ideas abstractas. Utiliza notaciones especiales
(como «ej.») para indicar que son ejemplos.
7. Presta tanta atención al final de la clase como al principio.
Muchos estudiantes se pierden el principio de la clase por-
que todavía están pasando páginas, buscando bolígrafos
o sentándose. De la misma forma, hay muchos que se pier-
den el final de una clase porque ya están preparándose
para ir a la clase siguiente. Y además, el principio y el fi-
nal de la clase suelen ser lo más importante. El principio
puede incluir un resumen o una explicación que haga más
comprensible el resto de la clase. El final no solamente
contiene importantes conclusiones, sino que a menudo es-
tán muy concentradas si el profesor se da cuenta de que
casi no le queda tiempo y de que tiene que resumir la mi-
tad del contenido en unos minutos.

Otras cosas de la clase


¿No sería mejor grabar la clase en vez de tomar apuntes?
No. Grabar la clase es más perjudicial que beneficioso.
Para empezar, si la grabadora está funcionando, tendrás me-
nos incentivos para atender a la clase y el resultado puede ser
que las preguntas que se te podrían ocurrir solamente se te ocu-
rran cuando llegues a tu casa. En segundo lugar, aun así
tendrás que tomar apuntes para recordar los puntos más im-

69
Capítulo 5 ■ Asistencia a clases

portantes de la clase. Eso significa que tendrás que dedicar mu-


cho tiempo a transcribir la cinta, tiempo que podrías utilizar pa-
ra estudiar.

¿Hay una forma de prepararse antes de entrar en clase?

Una muy simple, pero muy efectiva, es repasar los apuntes de


la lección anterior. Así, la tendrás reciente cuando entres en el
aula y sabrás dónde terminó el profesor.

¿Es correcto perderse una o dos clases?

No, si puedes evitarlo. No te equivoques creyendo que pue-


des saltarte una clase y limitarte a copiar los apuntes de alguien.
Lo más probable es que se pierda mucha información crucial en
la traducción. Además, al saltarte la clase te pierdes la posibili-
dad de plantear preguntas al profesor en el momento en que se
te ocurran. No hay nada peor que un estudiante suspenda una
asignatura por una sola pregunta que quedó sin plantear y sin
contestar.

¿Y qué pasa si no puedo evitar faltar a clase?

Puede que haya circunstancias que escapen a tu control y que


te impidan ir a una clase. Si sabes que vas a faltar, mi consejo
es que te pongas de acuerdo con algún amigo que haga de en-
lace en esas ocasiones.

Clases televisadas o por videoconferencia


¿Qué son las clases televisadas?

Hay universidades y escuelas donde organizan clases a tra-


vés de un monitor de televisión o se conectan a clases especia-
les impartidas a través del televisor por algunas emisoras o
programas especiales.

70
Estrategias de estudio

¿Cómo puedo tomar apuntes de una clase televisada por video-


conferencia o a través de un monitor?
Como si se tratase de una clase presencial, prestando aten-
ción a las ideas principales del instructor.

¿Son más fáciles las clases a través de televisión o monitor que


las presenciales?
No siempre son más fáciles; depende de la audiencia a la
que estén dirigidas. A veces, incluso son más difíciles, porque
precisan mayor disciplina.

¿Hay algún consejo para mejorar la disciplina en este tipo de


cursos?
Sí, hay varias sugerencias especiales para asistir a clases a
través de un televisor o monitor.

Asistencia a una clase televisada o videoconferencia


1. Prepáralo todo unos minutos antes de que empiece la cla-
se. Si es en una televisión normal, haz un esfuerzo para no
ponerte a ver otras cosas antes o después de la clase.
2. No comas ni hables durante la clase.
3. Pide a tus amigos y familiares que no te llamen durante
el tiempo que dure la clase. Si puedes, desconecta el telé-
fono.
4. Ten las manos libres para tomar apuntes. No te pongas a
hacer otras tareas durante la clase.
5. Observa la clase desde una posición cómoda. Siéntate; no
la observes desde la cama ni desde la alfombra o el sofá.
6. Si estás en tu casa, intenta sentarte en una silla que no utili-
ces normalmente para ver la televisión. El cambio de asiento
puede tener un efecto psicológico de que estás viendo algo
más serio y no solamente un programa de entretenimiento.
7. Trata de que nadie te interrumpa durante la clase.

71
Capítulo 5 ■ Asistencia a clases

8. Mantén apartadas las posibles distracciones hasta que ter-


mine la clase.

Tengo un grabador de vídeo: ¿es conveniente grabar las clases?


Aunque grabar una clase parezca conveniente, yo no lo re-
comendaría. Es una actividad que depende de la autodisciplina
y un vídeo no encaja en ella. Veamos por qué.

¿Por qué no conviene grabar una clase impartida a


través de monitor o televisada?
1. La grabación perjudica la toma de apuntes. El saber que es-
tás grabando la clase te puede hacer abandonar los apun-
tes o tomarlos incompletos. Si tomas solamente lo mínimo
con la idea de verlo después en el vídeo, te puedes crear un
problema si luego no tienes oportunidad de volverlo a ver.
2. Grabar la clase no sustituye la toma de apuntes. Si has ele-
gido grabar la clase en vez de tomar apuntes, has cometido
el mismo error que mencionamos acerca de grabar en cinta
la clase presencial. Es una de las formas más deficientes pa-
ra aprender la asignatura. En el tiempo que te lleva ver la cla-
se por segunda vez probablemente podrías repasar ideas
importantes de varias clases, que podrías tener anotadas de
forma más manejable en un cuaderno de apuntes.
3. Nunca encontrarás «el momento adecuado». Si grabas la
clase para poderla ver en un momento más adecuado,
puede que nunca llegues a verla. Si no te tomas ese tiem-
po inmediatamente, se te acumularán las clases por ver al
final del período lectivo.

Clases en la World Wide Web


¿Debo emplear un sistema diferente si se trata de una clase a
través de la Web?
No. Es preciso prestar mucha atención igual que en un aula
de clase tradicional.

72
Estrategias de estudio

Historias de Palabras
Definición: toque de queda. Una normativa que obliga a al-
gunas o a todas las personas a abandonar las calles o a per-
manecer en sus casas a la hora indicada.
Historia de la palabra. En la Edad Media, los campesinos te-
nían que apagar el fuego a una hora fija de la tarde, que se
anunciaba con el tañido de una campana llamada «tapafue-
gos», palabra que procede del francés coufre-feu, que es la ta-
padera del horno. Los franceses de Normandía llevaron la
palabra a Inglaterra, donde se adoptó como curfu. En castella-
no, la queda procede del latín quies, quietis, que significa des-
canso y es la hora de la noche señalada en algunos lugares
para que todos se recojan, lo que se avisa con una campana.
En lenguaje militar, el toque de queda se llamó antiguamente
tocar a silencio; hoy se conoce como retreta.
Con permiso de Picturesque Word Origins © 1933, Merriam-
Webster, Inc. (anteriormente G.&C. Merriam Company).

73
Capítulo 5 ■ Asistencia a clases

Descubrimiento del vocabulario


Hay un gran número de remedios extraordinarios y curas
que proceden de la selva amazónica desde hace muchos años.
Hay tantos que, en nuestros días, muchos equipos de investi-
gadores médicos y científicos de países de todo el mundo es-
cudriñan la selva húmeda para catalogar las plantas
medicinales y estudiar su ricas composiciones químicas, con la
esperanza de descubrir remedios potenciales para algunas de
la enfermedades más debilitantes.
Reimpreso por cortesía de Bio/Tech News, Ed. especial p. 6.
Vocabulario: no se trata de un test, sino de descubrir algunas
de las palabras que puede que ya conozcas y otras que quizá
no; el objetivo es mantenerte en contacto con la magia de las
palabras. Las respuestas se encuentran al final del libro.

1. remedios extraordinarios asombrosos familiares


2. remedios extraordinarios toxinas curas
3. los investigadores investigan pisan con
escudriñan fuerza
4. catalogar las plantas clasificar recopilar
5. composiciones químicas símbolos estructuras
6. remedios potenciales futuros presentes
7. enfermedades debilitantes vitalizantes extenuantes

74
Estrategias de estudio

Cuestionario de elección múltiple


(elección de la respuesta correcta entre varias opciones)

1. La mejor forma de retener una clases es:


a) escuchar atentamente sin tomar apuntes;
b) concentrarse en apuntarlo todo en un papel;
c) escuchar y tomar apuntes;
d) utilizar un grabador de casetes.
2. Tras dos semanas, todo lo que se recuerda de una clase
es aproximadamente:
a) el 20 por ciento;
b) el 40 por ciento;
c) el 60 por ciento;
d) el 80 por ciento.
3. Escuchar es una actividad que implica:
a) ajustes constantes;
b) atención genuina;
c) una actitud positiva;
d) todo lo anterior.
4. Tu objetivo es salir de la clase con:
a) una sensación de anticipación;
b) un concepto completo;
c) detalles de apoyo;
d) nada de lo anterior.
5. Una de las señales que no indican una idea principal es:
a) un cambio en el tono de voz del orador;
b) una frase que empiece por «por ejemplo»;
c) una frase resumen;
d) una palabra o frase de transición.

75
Capítulo 5 ■ Asistencia a clases

6. Si el profesor habla demasiado deprisa, debes tratar de


utilizar:
a) frases completas;
b) la técnica de la araña;
c) un sistema de apuntes de dos páginas;
d) una columna de indicios.
7. Las abreviaturas en los apuntes deben:
a) añadirse gradualmente;
b) evitarse enteramente;
c) utilizarse casi exclusivamente;
d) ser aprobadas por el profesor.
8. Una forma simple pero eficaz de prepararse para una
clase es:
a) reunirse con el profesor antes de clase;
b) copiar los apuntes de otro;
c) leer la introducción del libro de texto;
d) mirar los apuntes de la lección anterior.
9. Comparadas con las clases de presencia, las clases tele-
visadas suelen ser:
a) más cortas;
b) más fáciles;
c) más convenientes;
d) todo lo anterior.
10. «Asistir» a una clase televisada suele precisar más:
a) distracciones;
b) autodisciplina;
c) papel para notas;
d) anotaciones.

76
El trabajo

6
CAPÍTULO

con los libros


de texto

Preparación
¿Cuál es la mejor manera de abordar un trabajo con un libro de
texto?
La mejor forma es empezar a trabajar con los libros de texto
incluso antes de que empiece el curso.

Pero no sabré los trabajos que tengo que hacer hasta que em-
piece el curso.
Sí, pero sabrás los libros que vas a utilizar. Comprueba la lis-
ta y compra los libros antes de empezar. Luego hojea cada libro
para irte familiarizando con él. Lee los títulos de los capítulos y
observa los titulares y los pies de las figuras. Finalmente, invierte
unos minutos en leer la introducción y el prólogo.

El prólogo
¿Para qué me va a servir leer el prólogo?
Muchos estudiantes creen que el prólogo es una página abu-
rrida que se puede saltar fácilmente. Por el contrario, el prólogo
te ofrece una excelente oportunidad de ver el estilo académico
del autor y su forma de expresarse como «persona normal».

¿Qué me va a decir el prólogo que no pueda encontrar en otro


lugar del libro?
Veamos cinco cosas que puedes encontrar, casi siempre, en
un prólogo.

77
Capítulo 6 ■ El trabajo con los libros de texto

Lo que hay en un prólogo


1. Lo que el autor quiere decir: por qué ha escrito ese libro.
2. Lo que el autor NO quiere decir: «Si estás buscando esto,
no lo encontrarás aquí».
3. La forma en que está organizado el libro. El prólogo ofre-
ce a veces un mapa del libro.
4. Por qué es diferente el libro y de qué manera. Ésta es tu
oportunidad de averiguar las novedades que ofrece el
libro.
5. Cualificación del autor. Lógicamente, no leerías un libro
sobre mecanismos automáticos escrito por un biólogo.
Aquí es donde el autor describe la cualificación que le
convierte en experto.

La introducción
¿En qué se diferencia la introducción del prólogo?
Mientras el prólogo tiene un alcance amplio y general, la in-
troducción es lo opuesto: concreta y específica.

¿Qué razones hay para leer la introducción?


Hay cuatro.

Cuatro razones para leer la introducción


1. Está bien escrita. Aunque mucha gente juzgue un libro por
la portada, hay otras personas que van primero a la in-
troducción.
2. Está concentrada. Dado que dispone de un espacio limi-
tado, la introducción suele contener información resumida.
3. Es una forma de señalar etapas. El resto del libro resulta
más fácil de entender una vez leída la introducción.

78
Estrategias de estudio

4. Es como el precalentamiento. Puedes agregar notas mar-


ginales y subrayar para poder repasar la introducción una
y otra vez cuando prepares las tareas diarias.

El examen del libro


¿Hay otra forma de precalentamiento una vez que haya empe-
zado el curso?

Puedes emplear el mismo método que para el libro entero, pe-


ro a menor escala. Antes de empezar a leer cada capítulo, in-
vierte un tiempo en un examen rápido.

Antecedente instantáneo

¿En qué me ayuda el examen del libro?

El examen crea un antecedente instantáneo. Cuando llegue


el momento de leer el capítulo ya te habrás familiarizado con
muchas de sus ideas y términos, de forma que luego no haya
sorpresas. Así podrás enfocar el capítulo con mayor compren-
sión y confianza. Además, los títulos y subtítulos del capítulo se
pueden utilizar como organización previa.

Organización previa

¿Qué es la organización previa?

Es una forma de organizar el capítulo basada en una espe-


cie de centros magnéticos que atraen y concentran los hechos
y las ideas del libro. Sin ellos, solamente te encontrarías con
una cantidad de hechos. Como centros magnéticos, los epígra-
fes y subepígrafes atraen esos hechos y los organizan de forma
efectiva.

79
Capítulo 6 ■ El trabajo con los libros de texto

Lectura del libro de texto


Párrafo a párrafo
¿Cuál es la forma más completa de leer un capítulo de un libro
de texto?
Lee cada capítulo como está escrito: párrafo a párrafo. Al fi-
nal de cada párrafo, hazte la misma pregunta: ¿qué ha queri-
do decir el autor? Si puedes responder, puedes seguir leyendo;
si no, es mejor que vuelvas a leer el párrafo que no has en-
tendido.

¿Hay otra forma que garantice que el método párrafo a párra-


fo funciona bien?
Sí. Puedes hacerte un cuestionario sobre el contenido del ca-
pítulo convirtiendo los epígrafes y subepígrafes en preguntas. Si
no puedes contestarlas, lo más probable es que te hayas equi-
vocado al extraer la información importante del capítulo.

El método SQ4R
¿Hay algún método de lectura que utilice ese procedimiento?
Sí. El método de lectura SQ4R fue desarrollado en 1941 por
Francis Robinson. La Q significa Questions (preguntas) y es
esencialmente el mismo procedimiento que hemos mencionado.
Aunque yo recomiendo las etapas utilizadas en este método,
creo que le falta una etapa crucial: reflexión.
La reflexión proporciona creatividad. Se trata simplemente de
tomar lo que lees y pensar algo más sobre ello para explorar
sus implicaciones y usos futuros. He añadido la etapa de refle-
xión al método SQ4R para crear lo que entiendo que es un mé-
todo de lectura irrebatible. Las cuatro etapas del nuevo método
son las siguientes:

80
Estrategias de estudio

El método SQ4R
S Survey El examen del libro te ayuda a vencer la
(Examinar) pereza y te pone en marcha.
Q Question Convierte los epígrafes en preguntas y ob-
(Preguntar) serva cómo te hacen centrar la atención.
R1 Read Con el objetivo de responder a las pregun-
(Leer) tas, se llega de forma natural a la lectura
con concentración.
R2 Record Anota de forma breve las ideas, hechos o
(Anotar) detalles de la lectura: te servirá como pis-
tas para los repasos siguientes.
R3 Recite Recitar en voz alta significa pensar, y pen-
(Recitar) sar es el único modo de memorizar. Tapa
la página de modo que sólo se vean las
notas marginales y úsalas como pistas pa-
ra recitar en voz alta con tus palabras las
ideas, hechos y detalles que has tapado.
R4 Reflect La reflexión ayuda a introducir las nuevas
(Reflexionar) ideas en las antiguas, comparando las nue-
vas con lo que ya sabes. Al plantearte las
preguntas «¿en qué se basan esas ideas
y hechos?» y «¿cómo puedo utilizarlos?»,
aumentará tu creatividad, tus conocimien-
tos y también tu nivel.

Preguntas
¿Qué ocurre si leo algo una y otra vez y sigo sin entenderlo?
El primer impulso es buscar a un amigo o un profesor para
decirle que no entiendes. Sin embargo, te ayudarás a ti mis-
mo y a quien te ayude invirtiendo algún tiempo en determinar
exactamente lo que no entiendes. Al definir cuidadosamente el

81
Capítulo 6 ■ El trabajo con los libros de texto

problema, tendrás un idea más clara de la solución. De hecho,


muchos estudiantes que usan este método terminan por contes-
tar a sus propias preguntas.

Tomar apuntes del libro de texto


Ahora que sé cómo leer el libro de texto, ¿cómo puedo tomar
apuntes o notas?
Toma apuntes después de cada párrafo, ya sea en el texto o
por separado. Si utilizas el método de leer párrafo a párrafo,
cualquier procedimiento te será fácil. Ambos métodos tienen sus
ventajas y sus inconvenientes.

Marcado del texto


¿Cuáles son las ventajas y los inconvenientes de marcar el libro
de texto?
La ventaja principal es la conveniencia. El libro de texto y el cua-
derno de apuntes se convertirán en lo mismo. Las ideas y los he-
chos importantes se pueden subrayar o rodear con un círculo. El
inconveniente principal de marcar el libro es, desde luego, que lue-
go no será fácil borrar las marcas. Muchos estudiantes que marcan
los libros de texto encuentran importantes las marcas realizadas al
principio del curso y luego ya no tanto. El resultado podría ser res-
tar énfasis a las marcas que sean realmente importantes.

¿Le parece adecuado utilizar un marcador?


Aunque hay marcadores de todas las formas y colores, un lá-
piz afilado te da mayor versatilidad. Con un lápiz puedes ro-
dear con un círculo las palabras clave, poner números o letras
a los elementos y escribir notas al margen. El marcador es de-
masiado grueso para ello. Además, si te equivocas, puedes bo-
rrar las marcas de lápiz, pero no las de marcador.

82
Estrategias de estudio

¿Qué longitud deben tener las notas al margen?


La suficiente para tratar el asunto que sea, pero también lo su-
ficientemente cortas como para que te sugieran ideas propias.
Si las notas son demasiado largas, no aprenderás nada; si son
demasiado breves, no tendrás bastante información que te re-
cuerde el asunto tratado.

Notas por separado


¿Cuáles son las ventajas y los inconvenientes de tomar notas por
separado?
Sin duda, las notas por separado te hacen pensar más.
Después de todo, no podrás rodear ni subrayar hechos ni ideas,
sino que tendrás que escribirlos. Además, cuando tengas que re-
pasarlas, las notas por separado te pueden servir como otro li-
bro de texto alternativo. Podrás dejar a un lado el libro y
estudiar en unas cuantas hojas de papel en lugar de hacerlo en
el libro. En cuanto a los inconvenientes, el mayor es que lleva
más tiempo. Sin embargo, el tiempo que inviertas al principio
del curso puede ser tiempo ahorrado durante los exámenes,
cuando cada minuto es precioso.

¿Qué líneas maestras podría sugerir para marcar un libro de


texto o tomar notas por separado?
La Figura 6.1 proporciona una guía rápida para ambos pro-
cedimientos.

La bibliografía recomendada
¿Qué debo hacer con la bibliografía recomendada?
La bibliografía recomendada es un caso especial. No tienes
que estudiarla con la misma atención que los libros de texto prin-
cipales, pero tampoco debes descuidarla. A continuación en-
contrarás algunas sugerencias para enfocarla.

83
Capítulo 6 ■ El trabajo con los libros de texto

Si marcas el libro
Si tomas notas:
de texto:

El sistema Usa líneas y círculos Utiliza el sistema


para marcar o crea tu Cornell (cualquiera
propio sistema. Sea de sus variaciones)
cual sea el método que que vimos en el
utilices, hazlo siempre Capítulo 4.
igual. Escribe las notas con
El estilo Marca frases breves, frases completas y
pero significativas. Haz con tus propias
notas breves, pero con palabras, igual que
tus propias palabras. si fuera un examen.

El procedimiento Termina de leer el párrafo o sección antes de


tomar notas o hacer marcas.
Selecciona todo lo posible. Elige solamente lo
esencial de cada párrafo. Si intentas
recordar demasiados datos, puede que no
recuerdes nada.
Hazlo con rapidez. Lee, vuelve atrás para
tener una pequeña visión global y luego pon
marcas o toma notas. Hazlo rápidamente,
pero prestando atención.
Hazlo con limpieza: las notas y marcas
pueden ser comprensibles hoy, pero pueden
resultar ilegibles al final del curso.
Sugerencias Si clasificas los hechos No olvides los
y las ideas en elementos visuales.
categorías, te será más Trátalos como hechos
fácil memorizarlos. e ideas importantes,
Utiliza referencias repasándolos y
cruzadas. Si un párrafo recitándolos.
te recuerda algo que
ya has leído, pon una
nota sobre ello en las
dos páginas.

[ Figura 6.1 Líneas maestras para marcar un libro de texto


o tomar notas. ]
84
Estrategias de estudio

Qué hacer con la bibliografía recomendada


1. Averigua por qué te han asignado ese libro. Averigua lo
que se supone que tienes que obtener del libro antes de
empezar.
2. Lee el prólogo. Presta mucha atención al lugar en que el
autor menciona lo que diferencia ese libro de otros.
3. Examina la tabla de contenidos. Observa las diferencias en-
tre los títulos de los capítulos y el texto regular. Lee la infor-
mación que tu libro de texto no trata o trata superficialmente.
4. Lee el párrafo de resumen. Esos datos concentrados del fi-
nal del capítulo te darán una idea mejor del enfoque par-
ticular del libro.
5. No dejes el libro teniendo sólo nociones vagas. Asegúrate de
que podrías decir algo concreto acerca de él en un debate
de clase o en un examen. Hazte idea del asunto principal, el
enfoque del autor y otras cosas que lo diferencian del libro
de texto. Y, sobre todo, no te pierdas en los detalles.

¿Hay otras sugerencias para dominar un libro de texto?


Sí, hay una muy importante.

¿Cuál es?
Es el sistema de Preguntas al margen, similar al utilizado con
los apuntes de clase. Este sistema se explica paso a paso en la
Figura 6.2. Léelo y estúdialo con atención.

Una última pregunta: ¿cuándo se utiliza el recitado?


Hay que recitar después de haber terminado el capítulo com-
pleto. En ese momento, ya tienes el contexto del capítulo y así,
cuando recites, tendrás una imagen total e interiorizada en la
cabeza para poder reflexionar sobre ella, incluso aunque estés
caminando.

85
Capítulo 6 ■ El trabajo con los libros de texto

Sistema de Preguntas al margen


Lee: Lee una pequeña sección del capítulo (puede ser me-
dia página o algo más) y, luego, párate y vuelve atrás.
Ahora, vuelve a leer párrafo a párrafo. Pregunta siem-
pre: «¿Qué dice el autor en este párrafo?»
Pregunta: Ahora, en el margen de la página par, enfrente del pá-
rrafo, escribe una o varias preguntas basadas en el
párrafo.
Subraya: En cada párrafo, subraya solamente las palabras que
te puedan ayudar a responder a las preguntas del
margen. No subrayes nada durante la primera lectura.
Subraya solamente después de haber formulado las
preguntas, y cuanto menos subrayes, ¡mejor!
Recita: Finalmente, tapa con un papel la página impresa, de
forma que sólo se vean las preguntas al margen. Lee
las preguntas en voz alta y trata de responder también
en voz alta. Después de recitar, quita el papel para ver
el párrafo y observa las palabras subrayadas para
comprobar la exactitud de las respuestas. Repite ese
procedimiento al final del capítulo.

[ Figura 6.2 Sistema para leer, subrayar y escribir preguntas. ]

86
Estrategias de estudio

Historias de Palabras
Definición: lava. Roca fundida que alcanza la superficie te-
rrestre a través de un volcán o fisura.
Historia de la palabra. El nombre de lava lo acuñó la gente
que vivía cerca del Vesubio. El único volcán activo de Europa
continental, el Vesubio, ha venido erupcionando con frecuencia
desde que destruyó Pompeya y Herculano en el año 79 a. C.
Los napolitanos que vivían en la vecindad aplicaron la palabra
italiana lava, que significa «corriente súbita producida por la
lluvia», a las corrientes de roca fundida que descendían por las
laderas del Vesubio.
Copyright © 1996, Houghton Mifflin Company. Adaptado y
reproducido con permiso de The American Heritage Dictionary of
the English Language, Tercera edición.

87
Capítulo 6 ■ El trabajo con los libros de texto

Descubrimiento del vocabulario


¿Sabes por qué los jugadores profesionales de fútbol ameri-
cano son artistas consumados? Quizá, el régimen fuera de tem-
porada de Bill Romanowski, que jugó diez años sin perder un
partido, pueda facilitar parte de la respuesta.
Bajo la mirada inquisitiva del entrenador de alto nivel, Randy
Huntington, que le siguió la pista doce horas cada semana, hi-
zo cuatro horas de piscina y dieciocho horas de levantamiento
de pesas.
Para mejorar su sprint y resistencia, Romo, como le llaman
sus iguales, se enganchó con Remi Korchemmy, un antiguo en-
trenador de velocidad del equipo soviético, que descompuso su
zancada y luego la volvió a componer.
Romanowski tuvo molestias en una rodilla y consultó a Greg
Roskopf, un experto en biomecánica que relacionó el problema
con el dedo gordo del pie derecho. Roskopf dijo: «Este proble-
ma de podogogía, aparentemente de menor importancia, obli-
gaba a Romanowski a forzar el interior del pie derecho, lo que
tensaba la parte externa de la rodilla».
Además de éstos, utilizó un experto en nutrición y un fisiote-
rapeuta. Romanowski gastó anualmente unos cien mil dólares
para pagar a su batallón de auxiliares.
Reimpreso por cortesía de SPORTS ILUSTRATED, 25 de mayo
de 1998. Copyright © 1998. Time Inc. «Taking His Medicine»
por Austin Murphy. Todos los derechos reservados.
Vocabulario: no se trata de un test, sino de descubrir algunas
de las palabras que puede que ya conozcas y otras que quizá
no; el objetivo es mantenerte en contacto con la magia de las
palabras. Las respuestas se encuentran al final del libro.

88
Estrategias de estudio

1. artistas consumados que entretienen perfectos


2. régimen fuera de rutina relajación
temporada
3. para mejorar su tiempo aguante
resistencia
4. sus iguales al mismo nivel rivales
5. descompuso su zancada analizó dividió en
partes
6. consultó a Greg Roskopf argumentó habló con
7. problema de podogogía del pie de la rodilla
8. batallón de auxiliares variedad grupo

89
Capítulo 6 ■ El trabajo con los libros de texto

Cuestionario de elección múltiple


(elección de la respuesta correcta entre varias opciones)

1. Debes empezar a trabajar con los libros de texto:


a) lo antes posible;
b) durante los exámenes finales;
c) el día anterior al inicio de las clases;
d) el día siguiente al inicio de las clases.
2. Para familiarizarte con el libro de texto, debes mirar:
a) los capítulos primero y segundo;
b) los pies de página y las ideas;
c) los títulos de los capítulos, epígrafes y subepígrafes;
d) nada de lo anterior.
3. El prólogo es:
a) una página aburrida que se puede saltar;
b) un texto generalmente escrito en estilo escolar;
c) un texto altamente concentrado y con hechos empa-
quetados;
d) una declaración personal del autor al lector.
4. Las introducción es:
a) limitada y específica;
b) un texto bien escrito;
c) un texto altamente concentrado;
d) todo lo anterior.
5. Examinar los capítulos de un libro de texto crea:
a) varios objetivos;
b) un antecedente instantáneo;
c) un conjunto disperso de hechos;
d) todo lo anterior.

90
Estrategias de estudio

6. Una buena manera de hacer un cuestionario es convertir:


a) los títulos de los capítulos en respuestas;
b) el índice en múltiples opciones;
c) los epígrafes y subepígrafes en preguntas;
d) nada de lo anterior.
7. En el método SQ4R, la traducción de la cuarta R significa:
a) leer;
b) reflexionar;
c) recitar;
d) anotar.
8. La ventaja principal de marcar el libro de texto es que:
a) las marcas no se borran fácilmente;
b) las primeras marcas restan énfasis a las siguientes;
c) el libro y el cuaderno de apuntes se convierten en lo
mismo;
d) los puntos clave se pueden marcar con un marcador
amarillo.
9. Las notas por separado:
a) son convenientes;
b) llevan menos tiempo;
c) crean centros magnéticos;
d) activan la reflexión.
10. Las lecturas externas deben:
a) estudiarse con más atención que los libros de texto;
b) estudiarse con menos atención que los libros de texto;
c) estudiarse con la misma atención que los libros de
texto;
d) ignorarse en su mayor parte.

91
7
CAPÍTULO

Pon los apuntes


en marcha

Ahora que tengo los apuntes, ¿qué hago con ellos?


Aunque está comprobado que tomar apuntes mejora tanto la con-
centración como la escucha, su valor no se detiene aquí. Los apun-
tes y notas que has tomado forman otro libro de texto que has escrito
tú mismo. El estudio atento de este nuevo libro te será de gran ayu-
da para memorizar los hechos más importantes de cada clase.

Domina los apuntes de clase


¿Y cómo debo poner en funcionamiento el sistema Cornell?
Puedes empezar por volver a los apuntes y rellenar los espa-
cios que hayan quedado en blanco.

Rellena los espacios blancos


Sí; pero, ¿hay que estudiar los apuntes?
Lo creas o no, el rellenar los espacios blancos equivale a es-
tudiar los apuntes. Para saber lo que corresponde a esos espa-
cios, tienes que volver a leer las notas y entenderlas. Ésta es la
primera etapa del repaso.

La columna de recordatorio
¿Para qué sirve la columna de recordatorio que he dibujado en
cada página?
Hasta ahora, esa columna estaba vacía, pero ha llegado el
momento de releer los apuntes y tratar de extractar la palabra

93
Capítulo 7 ■ Pon los apuntes en marcha

o frase clave que te recuerde cada idea importante. Escribe esa


palabra en la columna de recordatorio junto a la idea a la que
se refiere.

¿Qué tipo de palabras clave debo usar?


Utiliza palabras o frases que te recuerden la información de
la derecha de la página sin escribirlo todo.

¿Y qué hago con las palabras clave?


Una vez más, el mero hecho de escribir esas palabras clave
te dará otra oportunidad de reflexionar y repasar el material.
Sin embargo, el valor de las palabras clave no termina aquí:
ahora las puedes utilizar para recordar los apuntes.

¿Cómo?
Toma una hoja de papel en blanco y tapa la parte derecha
de la página.

¿Eso significa dejar sólo visibles las palabras clave?


Exacto. Ahora lee cada palabra o frase clave, una por una,
y recita la información a la que se refiere.

Recitado
¿Qué significa recitar?
Significa repetir en voz alta la información que has aprendi-
do, de memoria y con tus propias palabras.

¿Puedo recitar en voz baja?


No, no es lo mismo. Si recitas en silencio, hay muchas posibi-
lidades de que te saltes ideas con las que tengas problemas; si
recitas en voz alta, es casi imposible que te equivoques, porque
una respuesta incorrecta o incompleta te sonará como una traca.

94
Estrategias de estudio

Una sinopsis general


¿Es eso todo lo que necesito para repasar una lección?
Hay una última etapa: después de recitar cada página utili-
zando el procedimiento anterior, saca todas las notas de la lec-
ción y colócalas de modo que solamente se vean las columnas
de recordatorio; ahora observa cada columna desde la prime-
ra página hasta la última. Este breve vistazo de las columnas
de recordatorio te dará una idea muy sólida de la lección en
conjunto.

¿Es suficiente con un repaso a fondo para recordar la clase pa-


ra todo el curso?
Por desgracia, no. El olvido es un enemigo muy potente para
vencerle con un solo repaso. Sin embargo, un vistazo rápido de
los apuntes de vez en cuando podría darte los refuerzos nece-
sarios para entablar una buena lucha.

Domina el libro de texto


Recitado del libro de texto
¿Es distinto el procedimiento para dominar el libro de texto?
Sí. Con los trabajos sobre los libros de texto, tienes única-
mente la oportunidad de recitar a medida que lees. Después de
cada párrafo, antes de escribir, tapa la página y trata de reci-
tar lo que acabas de leer. Si no puedes, probablemente tengas
que releer ese párrafo. De otro modo, toma notas como harías
normalmente.

¿Hay alguna otra ventaja de recitar un libro texto que no se ob-


tenga al recitar los apuntes de la clase?
Sí, hay cuatro ventajas.

95
Capítulo 7 ■ Pon los apuntes en marcha

Las ventajas de recitar el libro de texto son:

• Aumentar la concentración.
• Crear una base para comprender el párrafo siguiente.
• Dar tiempo a tu memoria para consolidar lo que acabas
de aprender.
• Ofrecer respuesta inmediata sobre el resultado.

¿Cuánto tiempo debo estar recitando?

Las investigaciones indican que cuanto más recites, más


aprenderás.

¿Quiere decir que debo invertir más tiempo en recitar que en


leer?

Por supuesto. Leer no es lo mismo que estudiar; leer solamen-


te proporciona el material en bruto para estudiar. Ese material
debe procesarse mediante el recitado.

¿No es mejor volver a leer el libro que repasar?

Eso es un tópico que suele confundir. Veamos por qué: a ve-


ces, las ideas clave se pierden o se entienden equivocadamen-
te en la primera lectura. Lo malo es que al volver a leer
raramente se rellenan los huecos que faltan, es decir, con la nue-
va lectura no se aprende gran cosa. Para leer con eficiencia, es
preciso emplear otro método, que es recitar.

¿Y qué tal si escribo en vez de recitar?

Escribir no está mal, siempre que tengas tiempo. Pero no es-


cribas en vez de recitar. Haz ambas cosas para aprender de
tres maneras a la vez: con los ojos, con los oídos y con la re-
flexión y comprensión que supone saber lo que se escribe.

96
Estrategias de estudio

Repasos posteriores
¿Tiene sentido repasar los apuntes de vez en cuando?
Sí. Tiene mucho sentido. No creas que porque trabajes con una
tarea una vez ya vas a aprobar el curso. Estudiar una tarea es pa-
recido a cuidar del coche: ambos necesitan mantenimiento cons-
tante. Por tanto, da una vuelta a los apuntes con repasos periódicos.

¿Debo hacer los repasos posteriores igual que los inmediatos?


Puedes empezar de la misma forma, es decir, recitando. Sin
embargo, puedes organizar mejor la información si la clasifi-
cas. Cada vez que clasifiques la información en categorías, ten-
drás nuevas oportunidades de memorizarla.

Clasificación
¿Qué tipo de categorías debo usar?
Depende del asunto de la lección. Por regla general, intenta
crear categorías que mejoren no solamente tu memorización, si-
no también tu conocimiento. Por ejemplo, no pongas Bach,
Beethoven y Brahms en la categoría «Compositores que empie-
zan por la letra B», sino con un título que te enseñe algo más,
como «Compositores alemanes», así podrás organizar la infor-
mación y aprender de ella al mismo tiempo.

Reflexión
Repaso frente a reflexión
¿Cuál es la diferencia entre reflexionar y repasar?
Repasar significa volver sobre la información que ya cono-
ces. Reflexionar supone llevar la información conocida un

97
Capítulo 7 ■ Pon los apuntes en marcha

paso más allá, examinando sus implicaciones y leyendo entre


líneas.

Pero la información entre líneas no se suele utilizar en los exá-


menes.
Te equivocas. Leer entre líneas puede ser la esencia de un
examen escrito. Además, la reflexión te puede aportar una ma-
yor comprensión del asunto, de forma que incluso las preguntas
objetivas, las opciones múltiples y los test verdadero-falso te pa-
rezcan más fáciles.

¿Cómo tengo que reflexionar sobre algo?


La mejor manera es tomar lo que ya has leído o escuchado y
plantearte preguntas amplias.

¿Puede darme algún ejemplo?


A continuación encontrarás algunos.

Preguntas que puedes utilizar para reflexionar


Veamos algunas preguntas generales que te pueden ayudar
a empezar la reflexión sobre las clases y tareas sobre libros de
texto:
1. ¿Qué importancia tienen estos hechos o ideas?
2. ¿En qué principio se basan?
3. ¿A qué otra cosas se pueden aplicar?
4. ¿Cómo encajan con lo que ya sé?
5. ¿Qué hay más allá de ellos?

¿No necesita la reflexión demasiado tiempo?


En absoluto. De hecho, la reflexión ahorra tiempo. A dife-
rencia del repaso, que precisa notas y/o libros de texto, la

98
Estrategias de estudio

reflexión sólo necesita una mente inquisitiva. Por tanto, puedes re-
flexionar mientras haces deporte, mientras caminas de una cla-
se a otra o incluso mientras esperas en una cola. Todo ese
tiempo se desperdiciaría de otra forma en fantasear o en algo
peor: aburrirte.

99
Capítulo 7 ■ Pon los apuntes en marcha

Historias de Palabras
Definición: gringo. Se utiliza en Hispanoamérica como tér-
mino despectivo para designar a un extranjero, especialmente
de Estados Unidos o Inglaterra.
Historia de la palabra. Gringo es una alteración de la pala-
bra griego. En castellano «me suena a griego» tiene un sentido
similar a «me resulta ininteligible» y por eso se aplica a «ex-
tranjeros que hablan una lengua extraña». Su empleo se regis-
tró en inglés en 1849 en un artículo de John Woodhouse
Audubon en el Western Journal: «nos insultaron al pasar y nos
llamaron gringos».
Copyright © 1996, Houghton Mifflin Company. Adaptado y
reproducido con permiso de The American Heritage Dictionary of
the English Language, Tercera edición.

100
Estrategias de estudio

Descubrimiento del vocabulario


Siempre me han fascinado los tremendos cambios que pue-
den producirse en el cuerpo cuando se alteran los patrones res-
piratorios.
Hay un simple ejercicio respiratorio del Lejano Oriente que
puedes llevar a cabo para «entrenar» el cuerpo a respirar de
una forma más eficiente. Para mucha gente, permite un empleo
más eficaz del oxígeno, aumenta los niveles de energía, mejo-
ra la claridad del pensamiento y aumenta la sensación general
de calma y serenidad.
Es mejor empezar a practicarlo acostado. Es preciso tomar
un libro grande y pesado, por ejemplo, la guía de teléfonos, y
colocarlo sobre el abdomen, exactamente debajo del ombligo.
Respira por la nariz, inhalando de forma que el libro se ele-
ve. Al exhalar el aire, el libro debe descender. Continúa practi-
cando hasta que ese patrón respiratorio se convierta en natural.
Por diversas razones, durante las horas en que caminamos, so-
lemos elevar el pecho y respirar poco profundamente.
Dr. David Williams, Alternatives, Vol 7, No. 6, 1997: 48.
Reimpreso por cortesía de Alternatives © Copyright 1998.
Todos los derechos reservados.
Vocabulario: no se trata de un test, sino de descubrir algunas
de las palabras que puede que ya conozcas y otras que quizá
no; el objetivo es mantenerte en contacto con la magia de las
palabras. Las respuestas se encuentran al final del libro.

1. Fascinado por los cambios cautivado radiado


2. tremendos cambios pequeños impresionantes
3. alteran los patrones cambian adaptan

101
Capítulo 7 ■ Pon los apuntes en marcha

4. del Lejano Oriente Asia oriental Norteamérica


5. forma más eficiente efectiva sin esfuerzo
6. mejora la claridad capacidad nitidez
de selección
7. sensación de serenidad eternidad paz
8. sobre el abdomen vientre pecho

102
Estrategias de estudio

Cuestionario de elección múltiple


(elección de la respuesta correcta entre varias opciones)

1. Unos buenos apuntes pueden funcionar como un segundo:


a) profesor;
b) libro de texto;
c) memoria;
d) margen.
2. Las palabras clave de la columna de recordatorio deben
usarse como:
a) respuestas;
b) explicaciones;
c) recordatorios;
d) tareas.
3. La mejor manera de lograr una vista general de los apun-
tes es:
a) colocarlos de forma que sólo se vea la columna de re-
cordatorio;
b) volver a leerlos lo más rápidamente posible;
c) tapar la columna de recordatorio y recitar los apuntes;
d) construir un cuestionario con las ideas principales.
4. Dominar un libro de texto es distinto porque:
a) la mayoría del trabajo está ya hecho;
b) puedes recitar al leer;
c) los textos contienen glosarios y cuestionarios;
d) puedes recitar con tus propias palabras.
5. Recitar un libro de texto:
a) permite consolidar;
b) aumenta la concentración;
c) proporciona respuesta inmediata;
d) todo lo anterior.

103
Capítulo 7 ■ Pon los apuntes en marcha

6. En general, comparado con el tiempo de leer un libro de


texto completo, el tiempo de recitarlo:
a) ha de ser más largo;
b) ha de ser más corto;
c) ha de ser igual;
d) varía según el texto.
7. Volver a leer el texto es una forma incorrecta de repasar
porque:
a) a menudo se falla al rellenar huecos no comprendidos;
b) se repite el mismo método una y otra vez;
c) se aprende muy poco;
d) todo lo anterior.
8. Los repasos posteriores:
a) deben dejarse hasta los exámenes;
b) sirven poco para combatir el olvido;
c) deben usarse como «afinación» para las tareas;
d) no hay diferencia con los repasos inmediatos.
9. La clasificación debe usarse para:
a) organizar mejor los apuntes;
b) mejorar la memoria;
c) aumentar los conocimientos;
d) todo lo anterior.
10. La reflexión:
a) implica volver sobre la información que ya conoces;
b) enriquece, pero es poco práctica en los exámenes;
c) desarrolla habilidades que son importantes para los
exámenes escritos;
d) es el principal componente de la reflexión sobre los li-
bros de texto.

104
8
CAPÍTULO
Preparación
para los
exámenes

Preparación anticipada
¿Cuándo debo empezar a prepararme para los exámenes?

Conviene prepararse desde el primer día de clase. La prepa-


ración para los exámenes empieza por una fiel asistencia a las
clases y por realizar todas las tareas.

¿Y cuándo hay que estudiar con mayor intensidad?

Aproximadamente una semana antes de los exámenes debes


cambiar a la quinta marcha, terminando cualquier tarea pen-
diente y empezando un repaso más extenso del material del cur-
so. La mejor manera de llevarlo a cabo es con una programación
del tiempo.

¿Qué debo incluir en la programación del tiempo?

Divide la semana entera en bloques de media hora. Empieza


por llenar el tiempo que precisas para comer, dormir, hacer de-
porte, realizar tu trabajo (si tienes alguno) y asistir a las clases.
Luego utiliza el tiempo restante para terminar cualquier tarea
atrasada y para tener la mesa limpia cuando llegue el período
de los exámenes.

¿Es correcto perder clases para estudiar?

No. Aunque nunca se debe perder una clase, el período de


exámenes es el peor. Tu profesor puede utilizar las últimas

105
Capítulo 8 ■ Preparación para los exámenes

clases para resumir el curso y para responder a las preguntas


que se planteen para hacer frente a los exámenes.

¿Debería tener también una programación semanal para los


exámenes?
Desde luego. Empieza también por rellenar las horas de co-
mer, dormir y hacer deporte. Marca con atención los períodos
de exámenes y luego señala un bloque de horas previas a ca-
da examen para el último repaso. Utiliza el resto del tiempo pa-
ra estudiar para los demás exámenes.

Hojas de resumen
¿Hay algún procedimiento especial para el repaso?
Sí. Puedes utilizar la clasificación de los últimos repasos e ir
un paso adelante con lo que se conoce como hojas de resumen.

¿Qué son las hojas de resumen?


Son versiones depuradas de los apuntes de clase y de los li-
bros de texto.

¿Qué ventajas tienen?


Tienen tres ventajas: 1) Elaborar las hojas de resumen te dará
una visión final más profunda de los apuntes válidos del curso.
2) La clasificación que hagas te facilitará organizar los apuntes de
forma más fácil de recordar. 3) El producto final, las hojas de re-
sumen en sí, te servirán como guía de estudios personal muy eficaz.

¿Cómo se hacen las hojas de resumen?


Vuelve a tus apuntes y elige los hechos más importantes de
cada clase y de cada tarea del libro de texto. Al mismo tiempo,
haz un esfuerzo para organizar la información en categorías

106
Estrategias de estudio

que te ayuden a recordarla. Escribe los apuntes clasificados en


un papel adecuado para el sistema Cornell para tomar apuntes.

¿Qué clase de apartados debo utilizar?


Intenta organizar la información de manera diferente a como
la hayas aprendido: por ejemplo, si el libro de Historia sigue un
método cronológico, puedes tratar de organizar los apuntes bajo
titulares que resalten los temas en vez de los años. La Figura 8.1
es un ejemplo de la hoja de resumen de una clase de cultura ame-
ricana del siglo XX. Aunque el profesor ha dado la información en
orden cronológico, el alumno la ha organizado por hechos rela-
tivos a la industria cinematográfica en las categorías: audiencia,
salas y contenido social.

¿Cuántas hojas de resumen necesito?


Necesitarás un juego de hojas de resumen para los apuntes
del libro de texto y otro para los apuntes de clase. Intenta for-
marlos de diez páginas como máximo.

¿Y qué hago con todo el material que he dejado aparte?


Sería casi imposible que recordaras todo lo que has aprendido.
Además, si lo intentas, corres el riesgo de sobrecargar tu mente y
quedarte en blanco. Es mejor elegir las ideas más importantes.

¿Tengo que seguir poniendo una columna de recordatorio en las


hojas de resumen?
Sí. Y, como hicimos anteriormente, debes volver a las hojas y
escribir las palabras clave para los hechos importantes.

¿Tengo que recitar las hojas de resumen?


Sí. Ahora que están completas, el procedimiento para reci-
tarlas es el mismo que el anterior. La diferencia es que, en vez
de una sola clase o capítulo del libro de texto, estudiarás lo «me-
jor» de todo el curso.

107
Capítulo 8 ■ Preparación para los exámenes

Cultura americana siglo XX


Profesor Gómez

Industria cinematográfica

Audiencia I. Audiencia
1905 - los intereses A partir de 1905, aumento del interés
demandan por el cine.
creatividad La demanda del público estimula la crea-
tividad.

1938 - 80 millones 1938-80 millones de entradas al cine


de audiencia por semana
1973 - menos de 20 1973-menos de 20 millones

Salas II. Salas


Magnates- La mayoría de los principales magnates
inmigrantes del cine son inmigrantes judíos; con fre-
cuencia, propietarios de teatros baratos.
Largometrajes- El nacimiento de los largometrajes con-
«reserva en bloque- duce a la profusión de «reservas en blo-
monopolio» que» de salas de cine: algunos estudios
las monopolizan con un contrato «todo o
nada».
Largometrajes Largometrajes: un esfuerzo por aumentar
dobles después de la audiencia después de la Depresión.
la Depresión Los juegos en el entreacto (bingo, etc.) y
(además, juegos y los cortometrajes son tácticas comunes.
cortometrajes)
Multitudes, TV - fin La disminución de las multitudes y la lle-
de grandes salas gada de la TV dan fin a las grandes salas
de cine.

(Continúa)

[ Figura 8.1 Ejemplo de hoja de resumen. ]


108
Estrategias de estudio

(Continuación)

Contenido social III Contenido social


Principio del El erotismo y el escándalo van y vienen en
erotismo la pantalla conectados al «sistema estelar»
- sistema estelar de Hollywood.
Hays (1934) Hays Office (1934) busca la forma de aca-
bar con la inmoralidad de las películas.
«propaganda El cine de los años treinta y de los cuaren-
agradable» ta predica la «propaganda agradable» del
optimismo y de lo sano.
Películas Segunda Dos tipos de películas durante la Segunda
Guerra Mundial- Guerra Mundial: «escapismo» hacia la fácil
2 clases tragedia de la guerra y el «propagandismo»
hacia el refuerzo del patriotismo.
Posguerra: Posguerra: los temas más picantes vuelven
adaptaciones al cine mediante adaptaciones de novelas y
más picantes comedias.
Las películas del Oeste de los años cin-
cuenta utilizan mitos para comentar o criticar
los valores modernos americanos.
Corrupción de La corrupción de los años cincuenta y de los
criminales y niños sesenta: gangsters adorables se convierten en
locos. Los niños se convierten en rebeldes.

[ Figura 8.1 Ejemplo de hoja de resumen. ]


Empollar para el examen
¿Está usted en contra de empollar para el examen?
No estoy en contra de empollar para el examen. A veces es una
necesidad desafortunada, pero creo que si necesitas empollar, de-
bes hacerlo de forma eficaz, lo que precisa mucha voluntad.

109
Capítulo 8 ■ Preparación para los exámenes

¿Por qué voluntad?


Para resistir la tendencia a memorizar demasiado material.
Debes seleccionar solamente un puñado de hechos, aun a ries-
go de dejarte fuera algo importante.

¿Por qué tengo que dejar algo importante?


Porque si llegas al punto en que tienes que ponerte a empo-
llar, es que no te queda otra opción. Si intentas atiborrarte de
hechos, es como si te atiborraras de comida: hay muchas posi-
bilidades de que se te indigeste y no te quedes con nada.

¿Por qué no puedo limitarme a memorizar hasta que terminen


los exámenes?
Porque es peligroso. Si tratas de memorizar demasiado, te
expones a memorizar mal. Las investigaciones han demostra-
do que hasta llegar a la primera pregunta difícil, toda la ar-
mazón de hechos se puede bloquear y terminar en un caos de
confusión, lo que dificultaría que pudieras salvar algo de la
«quema».

¿No se podría solucionar estudiando toda la noche?


No, porque irías al examen con la mente y el cuerpo cansa-
dos, que es la peor situación. Puede que consiguieras contestar
a unas cuantas preguntas; pero, para las que necesiten refle-
xión e ideas propias, lo más probable es que te quedases en
blanco.

¿Se puede reemplazar el estudio regular hincando los codos an-


tes del examen?
¡Nunca! Como puedes ver, hincar los codos antes del examen
supone un sacrificio. Es una medida de emergencia que sirve
para salir de un examen con un aprobado por los pelos. Es una
técnica de supervivencia, no de éxito.

110
Estrategias de estudio

El día del examen


¿Qué debo hacer para prepararme el día del examen?
Levantarte pronto para buscar un buen asiento desde el que
puedas oír al profesor, ver la pizarra y estar lejos de los amigos.

¿Por qué lejos de los amigos?


Porque incluso los mejores amigos no hacen más que dis-
traerte en el examen. Con un amigo cerca, puedes sentir la ten-
tación de charlar en vez de hacer el repaso de última hora.
También puede que te quieras dar prisa en terminar el examen
para acabar al mismo tiempo que tu amigo. Por último, cual-
quier contacto visual entre los dos puede parecer que os
sopláis.

Los exámenes me producen tensión. ¿Puedo hacer algo al res-


pecto?
Puedes utilizar el Método del Doctor. Se diseñó originalmen-
te para enfermos con tensión alta, pero sirve para reducir la ten-
sión normal.

El Método del Doctor para reducir la tensión


1. Respira hasta llenar los pulmones.
2. Ahora toma una última bocanada de aire por la boca.
3. Deja salir el aire lentamente.
Repite ese procedimiento siete veces.

¿Tengo que empezar a responder a las preguntas inmediata-


mente?
No. Debes hacer muchas cosas antes de tomar el bolí-
grafo.

111
Capítulo 8 ■ Preparación para los exámenes

Antes de empezar a escribir


1. Lee y escucha las instrucciones. Entérate de las instruccio-
nes escritas igual que de las que den oralmente.
2. Examina las preguntas. Tómate un minuto o dos para ob-
servar las preguntas y saber lo que te vas a encontrar.
3. Planifica tu tiempo. Ahora que conoces las instrucciones y
que tienes una idea aproximada de las preguntas, decide el
tiempo que necesitas para contestar cada una. Luego mira
el reloj de vez en cuando para ver el tiempo que te queda.

¿Debo responder primero las preguntas difíciles para quitárme-


las de en medio?
No. Contesta primero las fáciles. Si te dedicas a las difíciles,
puede que te desanimes al poco tiempo; pero si contestas pri-
mero las fáciles, crecerá tu confianza y tu creatividad.

¿Qué ocurre si hay una pregunta que no puedo contestar?


A veces viene bien leer la pregunta dos veces. Sin embargo,
si a la segunda no te suena, es mejor que pases a la siguiente:
puede que tengas tiempo de volver a las difíciles al final del exa-
men.

¿Puedo dejar alguna respuesta en blanco?


No, a menos que haya una penalización para las respuestas
equivocadas. Obviamente, una respuesta en blanco no te hará
ningún bien. En la mayoría de los casos, es mejor responder al
azar, por si acaso.

¿Qué ocurre si termino el examen con tiempo de sobra?


Utiliza siempre ese tiempo; no lo desperdicies. Vuelve a las
preguntas que puedas haberte saltado y haz un segundo inten-
to. Además, busca posibles errores.

112
Estrategias de estudio

Historias de Palabras
Definición: mantis. Cualquiera de los insectos predadores de
la familia Mantidae, principalmente tropicales, aunque algunas
variedades viven también en zonas templadas. Generalmente
tienen color verde pálido, dos pares de patas y miembros de-
lanteros potentes para agarrarse. Las mantis se alimentan de in-
sectos vivos, incluidos otros de su propia especie.
Historia de la palabra. La hembra tiene la costumbre de de-
vorar al macho después de la fecundación. A pesar de tal con-
ducta, se le da el nombre de religiosa. La palabra mantis
procede del griego mantis, que significa «profeta». Los griegos
vieron una relación entre las patas delanteras elevadas de la
mantis, que parecen estar rezando, y las manos de un profeta
en oración, por lo que utilizaron el nombre de mantis para in-
dicar «el profeta en oración». Esta palabra y su sentido se han
tomado del latín moderno. Una vez conocido el origen del tér-
mino mantis, nos damos cuenta de que el nombre mantis reli-
giosa es redundante.
Copyright © 1996, Houghton Mifflin Company. Adaptado y
reproducido con permiso de The American Heritage Dictionary
of the English Language, Tercera edición.

113
Capítulo 8 ■ Preparación para los exámenes

Descubrimiento del vocabulario


Estilo de vida sedentario. Si no haces ejercicio alguno, estás
prácticamente iniciando un proceso de osteoporosis. Los huesos
implicados en la actividad física se fortalecen y, contrariamente,
cuando los huesos no están implicados en la actividad física, se
debilitan enormemente. Eso se demuestra sin duda alguna por
la pérdida sustancial ósea que experimentan los astronautas,
aunque sus misiones espaciales sean cortas. Debido a la falta
de gravedad, sus pérdidas óseas se aceleran de forma alar-
mante. Como señala el investigador Kamen, «La naturaleza no
desperdicia recursos construyendo huesos que no son necesarios
para soportar peso». Por suerte, el ejercicio necesario para so-
portar el peso es simplemente un largo paseo una vez al día.
Copyright © Bio/Tech News. Adaptado y reproducido con
autorización de «Startling News Facts about Osteoporosis», por
la doctora Betty Kamen.
Vocabulario: no se trata de un test, sino de descubrir algunas
de las palabras que puede que ya conozcas y otras que quizá
no; el objetivo es mantenerte en contacto con la magia de las
palabras. Las respuestas se encuentran al final del libro.
1. estilo de vida inactivo relajante
sedentario
2. osteoporosis huesos porosos huesos delgados
3. contrariamente coloquialmente «por otro lado»
4. pérdida sustancial considerable escasa
5. los astronautas viajeros astrónomos
espaciales
6. se aceleran de forma temible pesada
alarmante
7. se aceleran de forma aflojan aumentan
alarmante de velocidad

114
Estrategias de estudio

Cuestionario de elección múltiple


(elección de la respuesta correcta entre varias opciones)

1. La preparación de los exámenes empieza:


a) el primer día de clase;
b) con asistencia fiel a las clases;
c) realizando todas las tareas;
d) todo lo anterior.
2. La clave de un período de examen eficaz es:
a) recitar con atención;
b) una programación del tiempo;
c) ejercicio;
d) terminar las tareas.
3. Las hojas de resumen son:
a) un ejemplo más de clasificación;
b) versiones depuradas de los apuntes;
c) una herramienta de estudio valiosa;
d) todo lo anterior.
4. Las hojas de resumen deben:
a) ser más largas que los apuntes;
b) estar escritas con formato Cornell;
c) contener detalles que los apuntes no mencionan;
d) combinar los apuntes de clase y del libro de texto.
5. Escribir las hojas de resumen precisa:
a) elegir;
b) papel de tamaño adecuado;
c) una charla con el profesor;
d) todo lo anterior.

115
Capítulo 8 ■ Preparación para los exámenes

6. Empollar para el examen es:


a) para los cobardes;
b) siempre ineficaz;
c) a veces una necesidad desafortunada;
d) una forma de combatir la sobrecarga de la memoria.
7. El Método del Doctor es una técnica para:
a) reducir la ansiedad ante el examen;
b) elevar la presión sanguínea;
c) organizar los apuntes del libro de texto;
d) responder a las preguntas tipo test.
8. Antes de empezar el examen, debes:
a) leer y escuchar las instrucciones;
b) examinar las preguntas;
c) planificar el tiempo;
d) todo lo anterior.
9. Las preguntas fáciles deben:
a) ahorrarse como «premio»;
b) responderse en primer lugar;
c) esquematizarse al margen;
d) utilizarse para reducir el impulso.
10. Las respuestas deben quedar en blanco:
a) solamente si es un cuestionario de múltiples opciones;
b) solamente si la pregunta tiene «truco»;
c) solamente si hay una fuerte penalización para las res-
puestas equivocadas;
d) bajo ninguna circunstancia.

116
9
CAPÍTULO

Los tests

Verdadero-falso
¿Hay alguna pregunta típica del test verdadero-falso?

La mayoría de las preguntas de este tipo de tests suelen en-


cajar en el siguiente patrón: se componen de dos cosas o cua-
lidades y de su relación, por ejemplo, «los tests crean ansiedad»
o «el humo indica fuego».

La idea de elegir verdadero o falso parece fácil. ¿Dónde está la


dificultad?

En los calificadores.

Los calificadores

¿Qué son los calificadores?

Son palabras como todos, la mayoría y algunos. Hacen las


afirmaciones más específicas y, como resultado, más com-
plejas.

¿Son todos, la mayoría y algunos los únicos calificadores?

No, hay seis familias básicas de calificadores. Todos, la


mayoría y algunos pertenecen solamente a uno de esos seis
grupos. Sería interesante memorizar los seis conjuntos de califi-
cadores.

117
Capítulo 9 ■ Los tests

Los seis conjuntos de calificadores


Todos - la mayoría - algunos - ninguno.
Siempre - usualmente - a veces - nunca.
Muchísimo - mucho - poco - nada.
Más - igual - menos.
Bueno - malo.
Es (son) - no es (no son).

¿Para qué sirve aprender de memoria esos calificadores?


Si los memorizas, recorrerás la lista mentalmente cada vez
que te encuentres un test verdadero-falso.

¿Y eso para qué me sirve?


Conocer los calificadores te ayudará a averiguar cuál sobre-
pasa la frase, cuál queda corto y cuál es el correcto.

Empleo de calificadores
1. Encuentra el calificador en la afirmación verdadero-falso.
2. Decide a qué conjunto de calificadores pertenece.
3. Reemplaza mentalmente el calificador por cada miembro
del conjunto.
4. Si ninguno de los reemplazos convierte la frase en verda-
dera, lo más probable es que la afirmación sea inicial-
mente verdadera.
5. Si uno de los reemplazos convierte la frase en verdadera, lo
más probable es que la afirmación sea inicialmente falsa.

¿Es eso todo lo que necesito para resolver preguntas verdadero-


falso?
Por desgracia, no. Hay otro par de aspectos de las pregun-
tas verdadero-falso que te pueden dar problemas: las palabras

118
Estrategias de estudio

absolutas son uno de ellos. Se trata de calificadores que indican


que una pregunta es verdadera sin excepción.

Algunas palabras absolutas


nada todos enteramente mejor
nunca siempre solamente peor
ninguno todos invariablemente

Déme un ejemplo de una pregunta con palabra absoluta.


Observa la afirmación siguiente:
«Los relojes automáticos nunca se paran».
En esta frase, la palabra absoluta es nunca. Aunque los relo-
jes automáticos están diseñados para funcionar sin darles cuer-
da, si sufren un golpe o les entra agua pueden pararse. Por
tanto, la afirmación es falsa.

¿Qué debo hacer si encuentro una frase con una palabra abso-
luta?
No te fíes. Esas frases no siempre son falsas, aunque hay mu-
chas probabilidades de que lo sean. Por tanto, si encuentras
una frase con una palabra absoluta, tenderás a indicar que es
falsa.

¿Las palabras absolutas pueden ser parte de una afirmación


verdadera?
Sí, lo son. Aunque son casos raros, hay bastantes que pue-
den impedirte marcar automáticamente una afirmación absoluta
como falsa.

¿Hay otros calificadores que conviene buscar?


Sí, las palabras intermedias que tienden a indicar un com-
promiso.

119
Capítulo 9 ■ Los tests

Algunas palabras intermedias


usualmente a menudo generalmente
raramente muchos frecuentemente
a veces la mayoría de ordinario
pocos algunos

¿Qué regla hay que seguir con las palabras intermedias?


Exactamente la opuesta a las palabras absolutas. Dado que
estas palabras se encuentran entre dos extremos, generalmente
son verdaderas. Pero ten en cuenta, como en el caso de las pa-
labras absolutas, que siempre hay excepciones.

Afirmaciones largas
¿Por qué suelen ser falsas las afirmaciones largas?
Para que una afirmación sea verdadera, todas sus partes de-
ben ser verdaderas. De esto se sigue que si la frase crece y se
hace más larga, hay más posibilidades de que una de sus par-
tes sea falsa.

¿Hay otras variaciones de este tipo de frase?


Sí. A veces te encontrarás con frases compuestas de dos o
tres afirmaciones verdaderas y, de todas formas, el significado
general será falso.

¿Cómo puede ser?


Porque puede haber dos afirmaciones verdaderas que conduz-
can a una conclusión falsa, como verás en el ejemplo siguiente.
Esto pone de relieve la necesidad de leer las afirmaciones verda-
dero-falso con toda atención y siempre hasta el final. La frase si-
guiente está compuesta por dos afirmaciones que son verdaderas
y, sin embargo, la frase completa es falsa.

120
Estrategias de estudio

Ten cuidado con la lógica falsa

Verdadero: «Wolfgang Amadeus Mozart fue un niño prodi-


gio».
Verdadero: «Mozart murió a los 35 años».
Falso: «Wolfgang Amadeus Mozart fue un niño prodi-
gio porque murió a los 35 años».

Palabras negativas
¿Qué son las palabras negativas?

Las afirmaciones verdadero-falso negativas pueden ser algo


más que no y nada, porque pueden llevar prefijos que convier-
tan una palabra en su opuesto, como legal e ilegal, feliz e infe-
liz.

¿Cuál es el modo más rápido de determinar si una afirmación


con palabras negativas es verdadera o falsa?

Elimina todos los prefijos y observa si sigue siendo verdade-


ra o falsa. Luego cuenta las partículas negativas (tanto palabras
como prefijos). Si el número es par, entonces la afirmación es la
misma que la que no tiene palabras negativas; si el número es
impar, entonces la afirmación es lo contrario a la que no lleva
palabras negativas.

Las preguntas verdadero-falso con palabras negativas


1. Rodea con un círculo los prefijos y palabras negativas de
la frase y cuéntalas:
«No hay leyes en el Estado de Maryland que no in-
diquen que no es ilegal sobrepasar el límite de ve-
locidad».

La cifra total de palabras y prefijos negativos es 3 (impar).

121
Capítulo 9 ■ Los tests

2. Lee la frase sin las palabras y prefijos negativos y decide


si es verdadera o falsa:
«Hay leyes en el Estado de Maryland que indican
que es legal sobrepasar el límite de velocidad».
Esta afirmación es FALSA.
3. Si el número de palabras y de prefijos negativos es par, en-
tonces el significado de la afirmación original es el mismo que
el de la afirmación anterior; si el número de palabras y de pre-
fijos negativos es impar, entonces el significado de la afirma-
ción original es el contrario al de la afirmación anterior.
Por tanto, la afirmación original es VERDADERA.

¿Merece la pena adivinar en las preguntas verdadero-falso?


Sí, pero no lo hagas a cara o cruz. Adivina de forma inteli-
gente.

Reglas para adivinar


1. La mayoría de los tests verdadero-falso contienen más afir-
maciones verdaderas que falsas. Esto se debe a que el pro-
fesor quiere que recuerdes la información que es exacta.
2. Adivinar sale bien, aunque te quiten puntos por cada res-
puesta equivocada. Ninguna pregunta tipo test tiene más
ventajas. Para empezar, cada pregunta verdadero-falso te
ofrece el 50 por ciento de oportunidades. Si sabes algo
del tema, tus ventajas aumentan.

Múltiples opciones
¿Qué son los cuestionarios de múltiples opciones?
Los más comunes contienen una frase o tratan un tema com-
plicado seguido de cuatro o cinco respuestas llamadas opcio-
nes. Las opciones incorrectas son respuestas de pega.

122
Estrategias de estudio

Elementos de una pregunta de múltiples opciones


Tema: En 1939, la Academia de Hollywood concedió el
Premio a la Mejor Película a:
Opciones
Respuestas de pega:
a) El Mago de Oz.
b) Orgullo yanqui.
c) 2001: Una Odisea en el espacio
Opción correcta:
d) Lo que el viento se llevó.

¿Solamente la opción correcta completa la frase?


No. Eso es lo que hace más difícil contestar. En una pregun-
ta de múltiples opciones, todas ellas completan la frase, pero só-
lo una es correcta.

¿Cuál es el procedimiento para contestar a una pregunta de múl-


tiples opciones?
Una forma de ganar puntos en un cuestionario de múltiples
opciones es hacerlo con método. A continuación encontrarás las
cuatro etapas.
Respuesta a una pregunta de múltiples opciones:
1. Lee las instrucciones.
2. Lee el tema completo.
3. Lee cada una de las opciones.
4. Elige la mejor.

¿Qué pasa si no puedo responder a la pregunta inmediatamente?


De momento, sáltatela. No tiene sentido que una simple pre-
gunta acabe con tu tiempo y con tu paciencia. Pasa a la

123
Capítulo 9 ■ Los tests

siguiente pregunta. Seguramente podrás volver a la pregunta


complicada si te sobra tiempo. Pero antes, asegúrate de marcar
las opciones que consideres incorrectas: de esa manera, no ten-
drás que empezar desde el principio cuando vuelvas a ella.

La segunda vuelta
¿Debo manejar la pregunta de una manera diferente cuando ha-
ga la segunda vuelta?
Sí. Esta vez, si aún no lo has hecho, haz un esfuerzo definiti-
vo para eliminar una o dos de las opciones.

¿Qué dificultad tiene eliminar una o dos opciones?


No tanta como crees. Hay algunos métodos para eliminar op-
ciones aunque no conozcas el asunto. Y, desde luego, hay in-
cluso métodos más seguros de ir reduciendo las opciones si
conoces el asunto.

Si no conoces el asunto
¿Cómo puedo eliminar opciones si no conozco el asunto?
Aunque las preguntas pueden variar mucho, hay bastantes
pistas que te pueden ayudar para llegar a la opción correcta.
Reduce las opciones si no conoces el asunto:
1. Observa las palabras absolutas. Como vimos con los tests
verdadero-falso, esas palabras pocas veces son verdad.
2. Elimina las opciones absurdas. Algunos profesores llenan
espacios con opciones absurdas: aunque a veces resultan
divertidas, siempre son de pega.
3. «Todo lo anterior» suele ser correcto. La opción «todo lo
anterior» es atractiva, porque permite al profesor darte va-
rios hechos en vez de uno. Por tanto, en la duda, elige «to-
do lo anterior».

124
Estrategias de estudio

4. La respuesta larga no suele ser equivocada. A diferencia


de las preguntas verdadero-falso en que la respuesta larga
es sospechosa, las respuestas largas en los cuestionarios
de múltiples opciones suelen deberse a que el profesor ha
calificado doblemente la opción correcta para asegurarse
de que es completamente correcta.
5. Comprueba los «parecidos». Las respuestas «parecidas»
solamente se diferencian en una o dos palabras. Suelen
mostrar las opciones de pega que pone el profesor. Si te en-
cuentras dos respuestas que parecen lo mismo, tienes mu-
chas oportunidades de que una de ellas sea la correcta.
6. Elige un número intermedio. En una pregunta cuyas res-
puestas sean números, los profesores suelen esconder la res-
puesta correcta al menos con un número más alto y otro más
bajo. Así pues, si no sabes contestar, elimina los números ex-
tremos, el más alto y el más bajo, y elige entre los restantes.

Si conoces el asunto
¿Cuáles son los métodos para reducir cuando se conoce el asunto?
Hay tres estrategias:
Estrategias que podemos utilizar cuando se conoce el asunto:
1. Emplea la técnica verdadero-falso. La mayoría de los cues-
tionarios de múltiples opciones se pueden entender como
una serie de afirmaciones verdadero-falso, en que el asunto
se enlaza con cada opción. Cuando decidas cuál afirma-
ción es verdadera, habrás seleccionado la opción correcta.
2. Quédate con el asunto principal. No te dejes amedrentar
por las opciones que no te resulten conocidas. Si conoces el
asunto, te darás cuenta de si una opción tiene que ver con
el tema; si no, elimínala y la tarea te resultará más fácil.
3. Busca las palabras negativas. Una palabra tan pequeña
como nada o un prefijo como in- se puede pasar de largo

125
Capítulo 9 ■ Los tests

fácilmente. Hay incluso otras partículas negativas que ha-


cen diferente a la palabra en una pregunta de múltiples
opciones. ¡No te la juegues! Rodea con un círculo las pa-
labras o prefijos negativos que encuentres.

Correspondencia o emparejamiento
¿Cómo son los tests típicos de correspondencia?
Normalmente tienen dos líneas verticales de elementos orga-
nizados de forma aleatoria uno junto a otro. Con frecuencia,
pero no siempre, los elementos de una de las listas son más cor-
tos que los de la otra. La tarea consiste en conectar un elemen-
to de una lista con uno de la otra. Las instrucciones indican el
tipo de relación que existe entre ambos.

¿Qué etapas tiene responder a una pregunta de correspondencia?


Un método tranquilo y bien organizado es lo mejor para es-
te tipo de preguntas. Las tres etapas siguientes lo garantizan.
Cómo realizar un test de correspondencia:
1. Lee las instrucciones. Las instrucciones para la correspon-
dencia pueden variar.
2. Observa las dos columnas. Familiarízate con el material
antes de buscar la primera correspondencia.
3. Lee el elemento superior izquierdo y luego busca la co-
rrespondencia con los elementos de la columna de la de-
recha. No vayas atrás y adelante de cualquier manera.
Hazlo con método.

Si encuentro una correspondencia, ¿tengo que seguir adelante?


No. Sigue mirando para asegurarte que es la que mejor coin-
cide con el elemento. Como norma, comprueba cada opción an-
tes de hacer una conexión. Una correspondencia incorrecta te

126
Estrategias de estudio

llevará a varias respuestas equivocadas y, a veces, te puede sa-


botear todo el test.

¿Y qué hago si no estoy seguro de que una correspondencia es


la correcta?
Evita el efecto dominó que puede resultar al poner una res-
puesta equivocada. Es mejor que pases al elemento siguiente y
que intentes buscarle su correspondencia. Cada vez que tengas
seguridad de una, reducirás las opciones para las correspon-
dencias que te causan problemas.

¿Hay más cosas que puedan facilitar las respuestas a este tipo
de tests?
Hay algunos sistemas que pueden resultar de ayuda: por
ejemplo, puedes cruzar la letra o el número de la correspon-
dencia que hayas utilizado; de esta forma, tendrás una idea
más clara de las opciones que te quedan. (Véase la Figura 9.1).

Estudia para los tests de correspondencia


¿Es conveniente estudiar para los tests de correspondencia? ¿Me
puedo preparar de alguna forma?
Si tienes idea de que el examen va a contener un test de co-
rrespondencia (puedes tratar de preguntar directamente al profe-
sor), puedes empezar a estudiar casi inmediatamente, haciendo
una lista de todos los términos y definiciones que puedan apare-
cer en uno de esos tests.

¿Debo preparar mi propio test de prácticas?


No, al menos no inmediatamente. Es mejor alinear dos co-
lumnas de términos y definiciones en el orden adecuado. Luego
tapas una columna e intentas recitar cada elemento, utilizando
un elemento correspondiente de la columna visible.

127
Capítulo 9 ■ Los tests

EL MIEDO

Instrucciones: buscar la correspondencia de la fobia


con el temor.

Empieza e 1. acrofobia 6 a
/. oscuridad o noche
aquí.
i 2. agorafobia 3 /
b. trueno
Marca cada
correspon-
dencia
b 3. brontofobia c. serpientes
g 4. claustrofobia d. número trece
segura por
orden.
5. equinofobia 1 /
e. altura
Las corres-
a 6. nicotofobia f. animales
pondencias
que no sean 7. ofidofobia 4 g
/. espacios cerrados
seguras
quedan al 8. pirofobia h. caballos
principio en
blanco. 9. triscadecafobia 2 /i. espacios abiertos
10. zoofobia j. fuego

Las correspondencias
correctas se marcan
aquí.

[ Figura 9.1 El sistema de correspondencias en acción. ]


Se parece al sistema Cornell.
No es coincidencia. Un test de correspondencia es como
dos columnas de indicios. Una vez que hayas recitado la lista
varias veces, da la vuelta al proceso destapando la otra
columna y recitando la que has leído. Finalmente, cuando
creas que dominas el asunto, puedes intentar con un test de
prácticas.

128
Estrategias de estudio

Frases incompletas
Los tests de frases incompletas se me dan muy mal. No hay res-
puestas que elegir.
Estas preguntas son más difíciles incluso para quien constru-
ye el test, porque debe escribir cada frase de manera que sola-
mente sea correcta una respuesta.

Si son tan difíciles de construir, ¿por qué nos fastidian los profe-
sores con ellos?
Las preguntas de frases incompletas sirven para un propósito
muy importante. Mientras los otros tipos de preguntas se con-
centran en la capacidad de reconocimiento, los de frases in-
completas comprueban tu capacidad para recordar.

Reconocimiento frente a recuerdos


¿Qué es reconocer?
Cuando se trata de reconocer, la respuesta está ahí: sólo tie-
nes que escogerla.

¿Y recordar?
Al recordar, lo que importa es la memoria. La respuesta debe
proceder de tu mente; no es solamente cuestión de elegir.

La pregunta típica de frases incompletas


¿Cómo es una pregunta típica de frases incompletas?
La pregunta típica es una oración gramatical en la que una
de las palabras se reemplaza por un espacio en blanco. Si el
espacio en blanco está al principio o al final, desde luego tu tra-
bajo es relativamente fácil: tienes el contexto que sigue o que

129
Capítulo 9 ■ Los tests

precede para ayudarte a conseguir la frase completa. Si el blan-


co está en cualquier otro sitio, las cosas son más difíciles.
Una pregunta típica de frases incompletas:

«En 1945, Franklin D. Roosevelt, Winston Churchill y Josef


Stalin mantuvieron una conferencia en la ciudad ucraniana
de ».
(La respuesta es Yalta).

Frases con dos espacios en blanco


¿Qué hago si hay dos espacios en blanco?
Las preguntas con dos espacios en blanco no son realmente
más difíciles que las de uno, solamente algo distintas. En reali-
dad hay dos variaciones en los dos espacios blancos: (1) los es-
pacios blancos pueden ser consecutivos o (2) pueden estar muy
separados.

¿Y qué hago si son consecutivos?


Generalmente tendrás que pensar en un nombre, porque eso
es lo que suelen preguntar cuando hay dos espacios blancos
consecutivos. Con saber eso ya es un gran alivio.

¿Me ayudaría la longitud de los espacios en blanco a reducir


aún más las opciones?
No. La longitud de los espacios blancos casi nunca tiene rela-
ción con la palabra correspondiente: por ejemplo, dos espacios
blancos cortos podrían ser lo mismo «José Martí» que «Emiliano
Zapata», aunque la longitud de los dos nombres varíe.

¿Y qué hago cuando estén separados?


El mejor procedimiento es tratar cada espacio en blanco co-
mo si apareciera en una frase distinta. Hay muchos estudiantes

130
Estrategias de estudio

que cometen el error de tratar de conectar de alguna manera las


palabras que faltan, aunque puedan no tener relación alguna.

Espacios largos en blanco


¿No hay frases que tengan espacios blancos extralargos?
Sí. Si solamente hay un espacio en blanco y es especialmen-
te largo, es más seguro suponer que quien ha construido el test
está buscando una frase.

¿Es muy común este tipo de pregunta?


No. Las preguntas que solicitan una frase en vez de una pa-
labra son muy difíciles, porque pueden tener muchas respuestas
«correctas».

Estrategias para responder a preguntas


¿Hay alguna pista que me ayude a encontrar la respuesta en
una frase que deba completar?
Dado que las preguntas de frases incompletas tratan de com-
probar tu memoria en vez de tu capacidad de reconocimiento,
no hay pistas para las respuestas. Sin embargo, puedes utilizar
la gramática, así como algunas preguntas cuidadosamente
planteadas, para reducir un poco las posibilidades.

¿Y para qué me sirve la gramática?


Dado que el espacio en blanco está dentro de una oración,
debe seguir las reglas gramaticales al igual que cualquier otra
parte de la oración. En el ejemplo siguiente, la clave de la fra-
se es la palabra omite. Indica que la respuesta está en singular,
lo que significa que solamente tienes una opción. (La respuesta
correcta es uno).
Un promedio de de cada cuatro jóvenes
omite normalmente el desayuno.

131
Capítulo 9 ■ Los tests

La estrategia de plantear preguntas


¿Cuál es la estrategia de plantear preguntas?
Es un método directo para eliminar cualquier confusión que
pueda producirse en las frases que haya que completar. La so-
lución es simple: si no entiendes, ¡pregunta! La parte difícil es
llegar a una pregunta que te ofrezca una respuesta satisfactoria.
Conviene que hagas una pregunta precisa que aclare exacta-
mente lo que necesitas saber, en vez de una pregunta vaga que
pueda recibir una respuesta vaga. En ese sentido, tienes el mis-
mo problema que quien ha construido el test. Sólo tienes que
preguntar con atención y te saldrá bien.

Adivinar
¿Hay un procedimiento especial para adivinar en un test de fra-
ses incompletas?
Sí, lo hay. Aunque adivinar no suele tener un éxito rotundo en
los tests de frases incompletas, siempre es mejor adivinar en una
pregunta que llevarse un cero.

Procedimiento para adivinar en una pregunta de fra-


ses incompletas
1. Primero, recorre todo el test, respondiendo sólo a las pre-
guntas de las que tengas seguridad.
2. Marca las preguntas que no puedas contestar.
3. En una segunda pasada, lee otra vez todas las preguntas
no contestadas.
4. Si todavía no puedes contestarlas, intenta adivinar, ba-
sándote en el sentido común, la respuesta.

132
Estrategias de estudio

Historias de Palabras
Definición: mamut. Cualquiera de los diversos elefantes ex-
tinguidos cubiertos de pelo largo, espacialmente el mamut la-
nudo, que existió una vez en el hemisferio norte.
Historia de la palabra. El término mamut se introdujo en el
diccionario después de descubrirse esqueletos de mamuts en
Siberia, por lo que no resulta sorprendente que el nombre de
ese animal se haya tomado del ruso, aunque vivió también en
Europa, Asia y América del Norte. La palabra rusa, que ahora
se pronuncia mamant, era anteriormente mamot. Se dice que
esta palabra está tomada de una palabra ostyak (un pueblo
que vive en el oeste de Siberia), pero no se ha comprobado.
Copyright © 1996, Houghton Mifflin Company. Adaptado y
reproducido con permiso de The American Heritage Dictionary of
the English Language, Tercera edición.

133
Capítulo 9 ■ Los tests

Descubrimiento del vocabulario


Los titulares acerca de una nueva vacuna contra el mal de
Lyme llegaron a inspirar sueños de recorrer retozando las pra-
deras veraniegas sin miedo a la enfermedad causada por las
garrapatas.
Sin embargo, la prevención no se convertiría en realidad
hasta el verano de 1999, para gente de 15 a 70 años, e in-
cluso más tarde para los niños, porque los estudios pediátricos
estaban incompletos.
Incluso los que se habían vacunado debieron tomar las pre-
cauciones normales contra las enfermedades causadas por las
garrapatas, como utilizar repelentes y ropas protectoras o pro-
ceder a vigilancia diaria y eliminación de las garrapatas.
Otra de las precauciones fue eliminar los hábitats de las ga-
rrapatas, limpiando las hojas secas y rastrillando los jardines,
eliminando las tapias de piedra o los montones de leña donde
vivían una especie de ratones peludos, que eran los anfitriones
de las garrapatas.
De The Wall Street Journal. «Health Journal», Marilyn Chase,
1 de junio de 1998, p. B1.
Vocabulario: no se trata de un test, sino de descubrir algunas
de las palabras que puede que ya conozcas y otras que quizá
no; el objetivo es mantenerte en contacto con la magia de las
palabras. Las respuestas se encuentran al final del libro.

1. inspirar sueños estimular intensificar


2. de recorrer retozando brincando paseando
3. la prevención vacunación detención
4. estudios pediátricos infantiles rústicos

134
Estrategias de estudio

5. ropas protectoras de camuflaje defensivas


6. vigilancia observación insecticidas
7. otras precauciones salvaguardas técnicas
8. hábitats de las garrapatas atracciones entornos
9. anfitriones enemigos portadores

135
Capítulo 9 ■ Los tests

Cuestionario de elección múltiple


(elección de la respuesta correcta entre varias opciones)

1. Lo que complica las preguntas verdadero-falso son:


a) los calificadores;
b) las relaciones;
c) los verbos;
d) todo lo anterior.
2. Las palabras que proclaman que una afirmación es ver-
dadera sin excepción se llaman:
a) palabras intermedias;
b) palabras absolutas;
c) calificadores;
d) descripciones.
3. Las afirmaciones largas verdadero-falso suelen:
a) destacar la lógica falsa;
b) tener muchas posibilidades de ser verdaderas;
c) tener muchas posibilidades de ser falsas;
d) solamente necesitan ser parcialmente verdaderas.
4. La mejor manera de abordar una afirmación verdadero-
falso con partículas negativas es:
a) leer primero la frase sin las partículas negativas;
b) determinar si las partículas negativas son palabras o
prefijos;
c) medir la longitud de la frase;
d) todo lo anterior.
5. En una pregunta bien escrita de múltiples opciones, las
opciones de pega:
a) también se llaman asuntos;
b) son igual que los calificadores;
c) hacen que la afirmación sea correcta;
d) completan la frase.

136
Estrategias de estudio

6. Si tienes que adivinar una pregunta de múltiples opcio-


nes, probablemente no debas eliminar una opción que:
a) contenga palabras absolutas;
b) parezca absurda o tonta;
c) sea más larga que el resto;
d) indique la cantidad más larga.
7. Una pregunta de múltiples opciones puede considerarse
como una serie de:
a) preguntas de correspondencia;
b) preguntas de test;
c) preguntas verdadero-falso;
d) nada de lo anterior.
8. Antes de buscar la primera correspondencia en un test,
es importante:
a) leer las instrucciones;
b) familiarizarse con el material;
c) asegurarse de que la correspondencia elegida es la
mejor;
d) todo lo anterior.
9. Una buena forma de estudiar para un test de corres-
pondencia es:
a) memorizar conjuntos de calificadores;
b) extraer palabras clave y términos de los apuntes;
c) desarrollar un sistema de marcas infalible;
d) evitar el efecto dominó.
10. A diferencia de otros tests objetivos, las frases incomple-
tas precisan:
a) reconocimiento;
b) reflexión;
c) recuerdos;
d) revisión.

137
10
CAPÍTULO

Los
exámenes

Preguntas con respuesta corta


¿Por qué hay un epígrafe de preguntas con respuesta corta en
un capítulo de exámenes?
Aunque las preguntas con respuesta corta se suelen mencionar
en la misma sección que los tests verdadero-falso y los de múlti-
ples opciones, la verdad es que se parecen más a los exámenes.
Al igual que un examen, con una pregunta de respuesta corta
puedes dar diversas contestaciones y ser todas correctas.

¿Cómo puedo prepararme para este tipo de preguntas?


A continuación encontrarás algunas líneas maestras.

Cómo responder a las preguntas con respuesta corta


1. Piensa antes de escribir. De esa manera, podrás tener la
seguridad de que utilizas las palabras de forma eficaz.
2. Da respuestas directas. Tu objetivo principal es dar infor-
mación.
3. Utiliza frases telegráficas. Lo que cuenta son los hechos,
no los adornos. Si el profesor quiere frases completas, haz-
las cortas y yendo «al grano».
4. Repasa el examen dos veces. En la primera pasada, res-
ponde solamente a las preguntas de las que tengas segu-
ridad. Marca las que te saltes. En la segunda pasada,
vuelve a pensar en las preguntas difíciles y escribe los

139
Capítulo 10 ■ Los exámenes

fragmentos que puedas recordar. Si son partes que se pue-


den poner en orden lógico, es más fácil que apruebes.

Preguntas que hay que desarrollar


¿Y qué hay de las preguntas que se han de desarrollar?
Con las preguntas que hay que desarrollar, el procedimiento
es casi igual. La diferencia principal tiene que ver con el hecho
de que una respuesta que se debe desarrollar suele ser mu-
cho más larga que una pregunta con respuesta corta.

¿Cuál es la primera etapa en un examen?


La preparación: debes tener una aptitud mental adecuada al
examen; como dicen los atletas profesionales, debes mentali-
zarte. Las siguientes preguntas te pueden ayudar.

Mentalización para el examen


1. ¿Qué tipo de preguntas suele hacer el profesor?
2. ¿Qué tipo de preguntas te han resultado más difíciles en
exámenes anteriores?
3. ¿Qué nivel necesitas alcanzar y qué quieres conseguir con
este examen?
4. ¿Cómo te afectan el límite de tiempo y el formato del exa-
men?
5. ¿Qué tipo de preguntas querrías contestar?

¿Qué es lo primero que tengo que hacer después de recoger el


examen?
Vaciar la mente. Si eres como la mayoría de la gente, entra-
rás al examen con docenas de ideas zumbándote en la cabeza.
Éste es el momento de escribir en la parte trasera de la hoja de

140
Estrategias de estudio

examen cualquier idea que pueda funcionar para contestar a


las preguntas. Con las ideas importantes en el papel, puedes va-
ciar tu mente de todo lo demás. De esta manera, tendrás la men-
te libre para organizar y razonar lo necesario para contestar a
las preguntas del examen.

¿Qué otra cosa puedo hacer antes de empezar a escribir las res-
puestas?
He aquí algunas sugerencias.

Antes de responder a las preguntas...


1. Lee las instrucciones. No cometas el error de trabajar más
de la cuenta simplemente porque no has empleado un mi-
nuto para leer las instrucciones.
2. Lee todas las preguntas. Familiarízate con lo que tienes
que contestar antes de empezar. Esto es de gran ayuda,
sobre todo si tienes que elegir las preguntas a las que quie-
res responder.
3. Anota las ideas. Cuando leas una pregunta, tu mente vacía
puede empezar a llenarse con ideas. No las dejes en la me-
moria. A medida que se te ocurran, anótalas en el margen
junto a la pregunta correspondiente. Puedes también rode-
ar con un círculo las palabras clave de la pregunta.
4. Planifica el tiempo de que dispones. No vas a tener tiempo
para hacer un gráfico en el papel, pero sí para hacerte un
plan mental del tiempo que puedes dedicar a cada pregunta.

Respuestas que se deben desarrollar


¿Cómo puedo mejorar las respuestas que hay que desarrollar?
Puedes empezar por comprender la pregunta con precisión.
Una comprensión vaga conduce inevitablemente a una respues-
ta vaga.

141
Capítulo 10 ■ Los exámenes

Sí, pero las preguntas son a veces vagas.


No es cierto. La mayoría de los términos de las preguntas de
un examen tienen significados muy específicos. La lista siguien-
te expone algunas definiciones de términos de preguntas de
exámenes y la Figura 10.1 ofrece una comparación entre algu-
nos de esos términos.

1. Define «hiperfuerza».
Hiperfuerza es una quinta fuerza teórica que actúa sobre los
objetos de diferente composición.
2. Interpreta el efecto global que tendría en la física la quinta fuer-
za teórica, conocida como «hiperfuerza».
Si se demostrara la existencia de la quinta fuerza, la hiperfuer-
za, ésta tendría un efecto revolucionario en la física. Los ha-
llazgos de físicos tan reputados como Galileo y Einstein...
3. Sostiene o refuta esta afirmación: «Si se probara la existencia
de una quinta fuerza, la hiperfuerza, tendría un efecto impre-
sionante en la física moderna».
Sostengo la idea de que si la hiperfuerza se llegara a demos-
trar, tendría un efecto impresionante en la física moderna. La
existencia de la hiperfuerza socavaría los conceptos amplia-
mente aceptados de Galileo...

[ Figura 10.1 Asegúrate de cumplir las instrucciones para una


pregunta específica. ]
Palabras clave en las preguntas que hay que desarrollar:
Aplicación de principio: demuestra cómo funciona un principio
en un examen.
Comentario: explica brevemente.
Comparación: destaca las similitudes.
Contraste: destaca las similitudes y las diferencias.

142
Estrategias de estudio

Crítica: da tu opinión en lo que consideras, hasta cierto punto,


negativo o positivo.
Definición: da significados sin detalles.
Demostración: muestra o prueba tu opinión, tu evaluación o tu
juicio.
Descripción: establece las particularidades con detalle.
Diagrama: haz un gráfico con etiquetas.
Diferencia: muestra las diferencias entre dos cosas.
Discusión: da razones, pros y contras, con detalle.
Distinción: muestra la diferencia más importante entre dos cosas.
Enumeración: haz una lista de los datos.
Esquema: haz un corto resumen de los títulos y subtítulos.
Evaluación: explica las ventajas e inconvenientes, así como tu
opinión.
Exposición: lista brevemente los puntos principales sin detalles.
Fundamento: ofrece una base de hechos y pruebas a lo que has
expuesto.
Identificación: describe los acontecimientos, lugares o personas.
Ilustración: da un ejemplo.
Interpretación: da tu opinión.
Justificación: ofrece razones o pruebas.
Lista: haz una lista sin detalles.
Muestra: haz una lista de evidencias por orden temporal, de
importancia y lógico.
Propósito: indica de qué manera algo satisface o se adapta al
diseño general.
Prueba: ofrece evidencias y razones.
Relación: muestra la interconexión entre dos cosas.
Resumen: organiza y reúne solamente los puntos principales.
Revisión: muestra los puntos o acontecimientos principales en
forma de resumen.

143
Capítulo 10 ■ Los exámenes

Seguimiento: expón los puntos principales de un acontecimiento


desde el principio hasta el fin.
Solución: llega a una solución a partir de hechos dados.

¿Qué ocurre si no puedo averiguar lo que significa una pregunta?


Si tu cabeza no logra realizar la tarea, utiliza la mano.
Levántala y cuando te permitan hablar, plantea una pregunta
bien expresada que aclare tu confusión.

¿Qué extensión puede tener una pregunta?


La extensión no es importante. Lo que importa es responderla.
Creo que siempre hay alguien que trata de terminar el examen
lo antes posible, pero no te dejes tentar por la competición, por-
que acabar antes de tiempo no te va a otorgar puntos; sin em-
bargo, un examen bien hecho, sí. De modo que contesta con
toda la extensión que necesites para que el razonamiento quede
claro. Pero recuerda también que tienes el tiempo limitado.

¿Debo responder primero las preguntas difíciles?


No. El procedimiento es el mismo para todos los tests y exá-
menes: responde primero a las preguntas fáciles, porque eso te
dará tiempo y confianza.

Supongo que la respuesta debe estar bien organizada.


Exacto. No solamente eso, sino que debe parecer que está
bien organizada. Te sorprendería saber que muchos examina-
dores se preocupan acerca de cómo está redactada la respues-
ta más que de lo que realmente está escrito.

¿Quiere decir que yo podría aprobar sin aprender la materia?


Me temo que no. No podrías aprobar con una respuesta muy
bien organizada que no dijera nada. El contenido es crucial. Lo
importante es que no puedes conseguir mucho en un examen,

144
Estrategias de estudio

aunque conozcas la materia a fondo, si lo que escribes no está


bien organizado.

¿Y cómo debo organizar la respuesta?


La organización en general suele depender del asunto, así co-
mo del gusto personal. Sin embargo, si sigues esta regla: UNA
IDEA–UN PÁRRAFO, tu respuesta irá bien encaminada en este
sentido.

¿Es correcto añadir un «toque personal» a la respuesta, es decir,


dar mi opinión?
Por regla general, deja las opiniones personales aparte. El
profesor quiere saber lo que has aprendido, no lo que piensas.

¿Puedo utilizar opiniones aceptadas distintas de las mías pro-


pias?
Sí, pero solamente si las sostienes. Por ejemplo, no puedes li-
mitarte a escribir: «Baltimore es la ciudad más apta para vivir
de los Estados Unidos», sino que debes indicar, «Según la edi-
ción de Life de enero de 1989, Baltimore es la ciudad más ap-
ta para vivir de los Estados Unidos».

¿Puede tener malos resultados para mí el escribir mal a mano?


Me temo que sí. Aunque los profesores intentan ser objetivos,
es difícil no dejarse influir negativamente por una mala escritu-
ra manual. Lo mismo sucede si hay faltas de ortografía o de sin-
taxis.

¿Debo intentar impresionar a los examinadores?


No. No olvides que los examinadores leen docenas de exá-
menes a la vez y que reconocen un «camelo» cuando se lo en-
cuentran. La única manera de impresionarles sin darles coba es
utilizar una de las ideas predilectas del profesor.

145
Capítulo 10 ■ Los exámenes

¿Qué significa una idea predilecta?

La mayoría de los profesores tiene preferencia por un puña-


do de teorías o métodos que utiliza continuamente. Puede resul-
tar útil que averigües esas ideas e intentes ponerlas de alguna
manera en el examen. Desde luego, lo esencial es la exactitud:
no te la juegues.

¿No se impresionan los examinadores con las ideas com-


plejas?

Quizá. Pero las ideas complicadas no deben estar explicadas


de forma difícil de leer. Algunas de las nociones más complejas
del mundo se pueden expresar con un lenguaje simple y direc-
to. Haz un esfuerzo para simplificar lo complejo, porque te ha-
rá ganar puntos.

Contenido de una respuesta


¿Qué extensión debe tener la introducción?

Hasta una sola palabra es demasiado larga para la intro-


ducción a una respuesta de examen. Como norma, las respues-
tas a las preguntas de examen no llevan introducción, porque
eso solamente serviría para descentrar la respuesta.

¿Y cómo puedo llegar a enfocar la respuesta de manera pre-


cisa?

Puedes enfocar de forma precisa respondiendo a la pregun-


ta con la primera frase. El resto de la respuesta se puede desa-
rrollar a partir de esa frase inicial. Las frases que sigan se
pueden utilizar para sostener las ideas y los detalles que con-
ducen a la respuesta que has expresado en una sola frase.
¿Parece difícil? ¡Pues es fácil! La respuesta que acabas de leer
es un buen ejemplo. Vuelve a leerla y lo verás.

146
Estrategias de estudio

¿Y no se la saltarán si la respuesta va en la primera frase?


En absoluto. Además, si no contestas en seguida, corres el
riesgo de terminar el examen sin haber conseguido responder.
Es mejor que pongas «toda la pólvora» en la primera frase, pa-
ra asegurarte de que sigues dentro de la materia en todo el exa-
men. (Véase la Figura 10.2).

¿Se aplica la regla de la primera frase también a respuestas largas?


Si tu respuesta ocupa varios párrafos, pon la respuesta en el
primero.

¿No sería preferible dejar lo mejor para lo último y poner la res-


puesta cerca del final?
Es una idea arriesgada. El profesor necesita saber inmedia-
tamente lo que conoces de la materia. Estás desarrollando una
respuesta a una pregunta, no escribiendo un relato de misterio.
Debes dejar claros tus motivos.

(Correcto)
1. Identifica la «crisis de los misiles cubanos».
La crisis de los misiles cubanos fue un conflicto entre los Estados
Unidos y la Unión Soviética que surgió cuando los Estados
Unidos descubrieron que los soviéticos habían creado una base
de misiles en Cuba.

(Incorrecto)
1. Identifica la «crisis de los misiles cubanos».
Aunque los soviéticos y los norteamericanos fueron aliados du-
rante la Segunda Guerra Mundial, las tensiones entre los dos
países comenzaron a crecer posteriormente, culminando con lo
que ahora conocemos como la crisis de los misiles cubanos...

[ Figura 10.2 Responde a las preguntas en la primera frase. ]


147
Capítulo 10 ■ Los exámenes

Entonces, ¿cómo debo terminar la respuesta?


Termínala con un resumen o repite los puntos que hayas in-
cluido en la primera frase o párrafo.

¿Alguna advertencia final?


Sí. Hay algunas sugerencias que debes tener en cuenta para
todos los exámenes escritos.

Cinco sugerencias para los exámenes escritos


1. Utiliza tinta. Los lápices no son adecuados para un exa-
men escrito.
2. Utiliza solamente una cara de la hoja de papel. Esto evi-
tará que la página escrita se transparente. También te de-
jará espacio para insertar lo que necesites.
3. Deja un margen izquierdo amplio. El papel parecerá más
limpio y claro si dejas un buen margen y el examinador
tendrá espacio para comentarios.
4. Deja espacios entre las respuestas. Esto dejará lugar para
que puedas añadir algo que se te ocurra al final para al-
guna respuesta.
5. Vigila el tiempo. Si se te va el tiempo inesperadamente, es-
quematiza los puntos que hayas planificado hacer; si te so-
bra tiempo, vuelve a comprobar las respuestas.

148
Estrategias de estudio

Historias de Palabras
Definición: hamburguesa. 1. Carne picada, generalmente de
buey. 2. Bocadillo hecho con carne picada, generalmente con
forma redonda.
Historia de la palabra. Después de comer innumerables ham-
burguesas, uno se podría quizá interesar por conocer algo más
acerca del origen de su nombre. A mitad del siglo XIX, la gente
de Hamburgo, hoy el puerto más transitado de Alemania, gus-
taba de comer carne de buey picada de diferentes maneras. Es
posible que muchos de los alemanes que emigraron en aquella
época a América llevasen allí esa especie de disco que recibió
el nombre de filete hamburgués y que empezó a considerarse
un menú a principios de 1836. Un libro de cocina de 1902
contiene una receta para preparar el filete hamburgués, que se
parece mucho a la que se utiliza para elaborar las hambur-
guesas que hoy conocemos con carne picada mezclada con ce-
bolla y pimienta.
Copyright © 1996, Houghton Mifflin Company. Adaptado y
reproducido con permiso de The American Heritage Dictionary of
the English Language, Tercera edición.

149
Capítulo 10 ■ Los exámenes

Descubrimiento del vocabulario


Evonne Goolagong, campeona de tenis en los años setenta
y principios de los ochenta, dejó Australia a los 13 años para
dedicarse a la carrera de tenista. Pasó dos décadas fuera de
su casa, lo que no resultó tan mal porque ganó 52 títulos, in-
cluyendo un dobles en Wimbledon, cuatro Opens australianos
y un Open francés.
He aquí cómo describieron los observadores su destreza pa-
ra el tenis: de brazos largos y graciosos, con reflejos láser,
Goolagong venció a algunas de las más grandes tenistas como
Billie Jean King, Chris Evert y Martina Navratilova.
Pero cuando Evonne volvió a Australia para el funeral de su
madre, tuvo la experiencia de una epifanía al ver los rituales de
su pueblo aborigen.
Evonne Goolagong es una aborigen australiana, lo que sig-
nifica que pertenece a una tribu prehistórica que habitó el con-
tinente mucho antes de que los barcos europeos llegaran a las
costas de Australia.
Reimpreso por cortesía de SPORTS ILLUSTRATED, 25 de mayo
de 1998, Copyright © 1998, Time Inc. «Evonne Goolagong,
Tennis Champion», por Jeff Pearlman. Todos los derechos regis-
trados.
Vocabulario: no se trata de un test, sino de descubrir algunas
de las palabras que puede que ya conozcas y otras que quizá
no; el objetivo es mantenerte en contacto con la magia de las
palabras. Las respuestas se encuentran al final del libro.

1. dos décadas veinte años diez años


2. su destreza aspecto habilidad
3. con reflejos láser rápidos fuertes

150
Estrategias de estudio

4. con reflejos láser decisiones reacciones


5. una epifanía conciencia súbita visión familiar
6. los rituales hábitos ceremonias
7. habitaron el se establecieron conquistaron
continente

151
Capítulo 10 ■ Los exámenes

Cuestionario de elección múltiple


(elección de la respuesta correcta entre varias opciones)

1. Las preguntas de respuestas cortas son similares a las de


respuestas que hay que desarrollar porque:
a) ambas requieren reconocimiento;
b) ambas incluyen respuestas de pega;
c) no hay una sola respuesta para cada caso;
d) se supone que debes utilizar frases completas para
ambas.
2. En las pruebas de respuestas cortas, tu objetivo principal es:
a) pensar de nuevo las preguntas difíciles;
b) escribir los fragmentos;
c) dar información;
d) conseguir un aprobado parcial.
3. Lo principal que separa las respuestas que hay que desa-
rrollar de las respuestas cortas es:
a) el tono;
b) la extensión;
c) la importancia;
d) todo lo anterior.
4. Lo primero que debes hacer cuando te den el examen es:
a) vaciar la mente;
b) planificar el tiempo;
c) leer todas las preguntas;
d) leer las instrucciones.
5. Las respuestas vagas suelen ser el resultado de:
a) un malentendido;
b) escasa habilidad para escribir;
c) preguntas vagas;
d) falta de tiempo.

152
Estrategias de estudio

6. Lo más importante de una respuesta que hay que desa-


rrollar es probablemente:
a) la limpieza;
b) la extensión;
c) que esté completa;
d) la gramática.
7. Las respuestas que hay que desarrollar deben seguir la
regla de:
a) estilo antes de contenido;
b) una idea-un párrafo;
c) una idea por pregunta;
d) longitud antes que extensión.
8. En una respuesta que hay que desarrollar, las opiniones
aceptadas deben:
a) sostenerse;
b) ser propias;
c) llevar notas al pie;
d) evitarse.
9. En una respuesta que hay que desarrollar, la introducción
ha de ser:
a) breve;
b) completa;
c) provocativa;
d) omitida.
10 La primera frase de la respuesta debe:
a) replantear la pregunta;
b) responder a la pregunta;
c) dar un enfoque;
d) todo lo anterior.

153
11
CAPÍTULO

Crea tu
vocabulario

No me preocupa mucho el vocabulario, porque no pienso ser es-


critor ni orador.

Con independencia de lo que quieras ser, si quieres tener éxi-


to en cualquier cosa que pretendas hacer, debes preocuparte
por el vocabulario.

¿Quiere decir que hay una relación entre el vocabulario y el éxi-


to?

Por supuesto. Muchas investigaciones han llegado a esa con-


clusión. A continuación encontrarás dos de ellas.

Vocabulario y éxito
Un estudio llevado a cabo en una escuela de ingeniería de-
mostró que los estudiantes que más mejoraron el vocabulario du-
rante el primer año obtuvieron un promedio de tres a cuatro
puestos más próximos al número uno en el año siguiente; los
que no mejoraron el vocabulario en absoluto tuvieron una me-
dia de 7,5 puestos más cerca del último.

El Laboratorio de Ingeniería Humana, una empresa especia-


lizada en realizar pruebas con ejecutivos de empresa, encontró
una correlación significativa entre la puntuación en vocabulario
y el éxito de los altos ejecutivos.

155
Capítulo 11 ■ Crea tu vocabulario

En todo caso, no pretendo aprender muchas palabras difíciles.


Solamente me interesa hablar bien.
Si te interesa hablar bien, debes crear tu vocabulario. Un vo-
cabulario adecuado no siempre significa que sea largo y con-
fuso, sino llegar a hablar con más claridad y precisión. También
te permite leer y aprender las cosas más fácilmente.

Pero yo pienso con conceptos, no con palabras.


Eso es una creencia errónea de muchas personas. J. B.Watson,
un psicólogo muy importante, afirmó que pensar es hablar en si-
lencio. Es decir, cuando piensas, haces lo mismo que cuando ha-
blas, sólo que en silencio. De hecho, las investigaciones han
demostrado que el pensamiento va acompañado de ligeros mo-
vimientos de los labios y de otros músculos del aparato de fona-
ción. Eso significa que si tu vocabulario es limitado o impreciso,
tu pensamiento también lo será.

Entonces, ¿qué necesito para crear mi vocabulario?


La herramienta más importante es un diccionario.

¿No será mejor un libro de vocabulario?


Los libros de vocabulario pueden enseñarte a aumentar tu po-
tencial de palabras, pero, como podrás comprobar, el método
que utilizan no siempre es válido. Un buen diccionario y un in-
terés genuino por aprender son mucho mejor.

¿Es tan importante el interés?


Sí, porque proporciona motivación y la motivación es la que
pone tus planes en ejecución.

¿Cómo puedo desarrollar un interés genuino por las palabras?


Para muchas personas, el interés por las palabras llega es-
pontáneamente. Pero si ese interés natural no te ha llegado, pue-

156
Estrategias de estudio

des crearlo leyendo o simplemente buscando libros sobre el ori-


gen de las palabras. Una vez que aprendas unos cuantos de
esos fascinantes orígenes de palabras, sentirás curiosidad por
las raíces de otras palabras.

¿Puede darme un ejemplo?

Por supuesto. Lee a continuación.

La jungla
Resulta sorprendente saber que la palabra jungla no es de
origen africano ni procede de una palabra que solamente sig-
nifique «tierra densamente poblada de vegetación y árboles tro-
picales». Jungla procede de la palabra sánscrita jangalam, que
significa «desierto» y también «cualquier tipo de área no culti-
vada, como la selva». La palabra se ha extendido de varias for-
mas en un sentido figurado. Así, hablamos ahora de jungla de
alfalto, jungla de cemento, jungla académica, etc.

El sistema Frontier de vocabulario


Cuando tenga el diccionario y el interés por las palabras, ¿cómo
puedo mejorar mi vocabulario?

Lo mejor es utilizar el Sistema Frontier de vocabulario, desa-


rrollado por Johnson O’Connor. Es un sistema basado en los
procesos naturales de aprendizaje.

¿Quiere decir que mi vocabulario aumentará de forma natural


con el tiempo?
No. Eso es otro error. Si dejas que tu vocabulario se constru-
ya por sí mismo, hay muchas posibilidades de que se haga ca-
da vez más reducido en vez de más amplio.

157
Capítulo 11 ■ Crea tu vocabulario

PALABRAS PALABRAS PALABRAS


CONOCIDAS CONOCIDAS CONOCIDAS
Borde fronterizo

Zona gris
Borde fronterizo
Borde fronterizo
Zona gris
Zona gris

PALABRAS
DESCONOCIDAS
PALABRAS
DESCONOCIDAS PALABRAS
DESCONOCIDAS

[ Figura 11.1 El sistema Frontier. ]


Entonces, ¿qué hace funcionar el sistema Frontier?
O’Connor sacó la conclusión a partir de sus investigaciones
de que, en el aprendizaje de las palabras y en la mayoría de
nuestras habilidades, progresamos de los más sencillo a lo más
difícil en orden secuencial.

¿Eso significa que aprendemos primero las palabras cortas y


luego las más largas?
No exactamente. La dificultad de una palabra no depende de
su extensión ni tampoco de la frecuencia con que se utilice, de
su origen geográfico ni de su pronunciación.

158
Estrategias de estudio

¿Qué hace entonces que una palabra sea difícil?


La complejidad de las ideas que subyacen a la palabra es lo
que la hace difícil. Puesto que las palabras existen para deno-
minar ideas, estas ideas deben aprenderse antes de poder com-
prender las palabras. No es suficiente con aprender sinónimos
más simples.

¿Cómo nos ayuda el sistema Frontier a aprender las ideas com-


plejas que es preciso conocer para aprender palabras complejas?
El sistema Frontier funciona construyendo a partir de las pa-
labras que ya nos resultan familiares, para que podamos entrar
gradualmente en el área de las palabras desconocidas.

¿Por eso se llama Frontier, porque funciona en la frontera?


Así es. Puedes dividir todas las palabras del mundo en tres áreas
o zonas. Hay una zona de palabras conocidas y otra de palabras
desconocidas. En el borde de la zona de las palabras conocidas,
hay una tercera zona que es tu frontera. Edgar Dale, conocido pro-
fesor de lectura y vocabulario, denomina a esa frontera tu zona
gris, porque son palabras que conoces, pero que aún no dominas.

¿Qué importancia tiene la zona gris?


En ella es donde realmente tiene lugar el aprendizaje. Lo impor-
tante acerca de las palabras de la zona gris es que son familiares
hasta cierto punto. Puedes utilizarlas en una frase, pero no serías
capaz de dominar su significado. Normalmente, todo lo necesario
es robustecerlas un poco para que se conviertan en familiares.

¿Cómo puedo dominar los significados de las palabras de la zo-


na gris?
Ahí es donde entra en funcionamiento el diccionario. Puedes
encontrar el significado exacto de las palabras en el dicciona-
rio. Con el tiempo, se convertirán en palabras conocidas.

159
Capítulo 11 ■ Crea tu vocabulario

¿Y no me puedo saltar la zona gris e ir derecho a la zona de las


palabras desconocidas?

No es recomendable. Hasta el menor signo de familiaridad


con una palabra te puede ayudar a aprenderla y a recordar su
significado. Si te pasas directamente a las palabras desconoci-
das, no tendrás a qué agarrarte; no encontrarás conexiones con
las palabras que encuentres y, como resultado, el aprendizaje
te resultará ineficaz y fastidioso. Ése es el problema de los libros
de creación de vocabulario: que intentan enseñarte palabras
que te son totalmente desconocidas.

Sí; pero, ¿no enseñan también palabras ya conocidas?

Las palabras que conoces no sirven de gran cosa si no las do-


minas. Además, las palabras de la zona gris son muy impor-
tantes y mucho más fáciles de aprender.

¿Qué sucederá cuando utilice todas las palabras de mi zona


fronteriza?

No te preocupes, porque eso nunca va a suceder. A medi-


da que aprendas nuevas palabras, el borde de la frontera irá
retrocediendo hacia la zona de palabras desconocidas. Las
palabras conocidas aumentarán y las desconocidas se redu-
cirán.

¿Qué palabras fronterizas debo empezar a aprender?

Depende de ti. Cada uno tenemos una frontera diferente. Una


palabra fronteriza para una persona puede ser conocida o des-
conocida para otra.

Sí; pero, ¿no hay palabras comunes?

Al menos hay categorías comunes que coinciden con las pa-


labras fronterizas. He aquí unas cuantas.

160
Estrategias de estudio

Categorías comunes para palabras fronterizas


1. Palabras que suenan parecidas.
2. Palabras que parecen asemejarse.
3. Palabras que se utilizan juntas.
4. Palabras que sugieren una palabra insertada.
5. Palabras que contienen una trampa de prefijo y raíz.

1. Palabras que suenan parecidas


¿Puede darme un ejemplo de dos palabras fronterizas que sue-
nen parecidas?
¿Qué te parecen lícito y licitar? Si conoces una de esas pa-
labras pero no la otra o si conoces ambas pero sus significados
no están claros, puedes considerarlas palabras fronterizas.
Lícito significa «justo, permitido» y también «que tiene la calidad
debida». Sin embargo, licitar significa «ofrecer precio por una
cosa en subasta o almoneda».

¿Una rana que cambia de mano?


El gran jugador de béisbol Yogi Berra es conocido por el mal
uso que hace de las palabras fronterizas. He aquí lo que dijo
de su compañero de equipo Mickey Mantle:
«Mantle puede batear igual de bien con la mano derecha
que con la izquierda. Es un anfibio por naturaleza».
Anfibio significa «capaz de vivir tanto en la tierra como en el
agua».
Lo que Yogi quería decir era ambidextro, que significa «capaz
de utilizar ambas manos igualmente bien». El asunto no molestó
en absoluto a Mantle quien, desde entonces, se acostumbró al
uso exclusivo del lenguaje de su compañero de equipo.

161
Capítulo 11 ■ Crea tu vocabulario

2. Palabras que parecen asemejarse

¿Qué son dos palabras que parecen asemejarse?

Ostentar y detentar son dos palabras que parecen lo mismo


y que mucha gente confunde. Ostentar significa «mostrar o ha-
cer patente una cosa» o «hacer gala de grandeza, lucimiento y
boato». Se aplica a veces a un cargo: la persona que ostenta la
vicepresidencia. Sin embargo, detentar significa «retener al-
guien lo que manifiestamente no le pertenece» o «retener y ejer-
cer ilegítimamente algún cargo público».

3. Palabras que se utilizan juntas

¿Qué quiere decir con palabras que se utilizan juntas?

Hay muchas palabras que se utilizan con tanta frecuencia em-


parejadas que raramente las vemos por separado. Como resul-
tado, a veces extraemos conclusiones equivocadas acerca de
sus significados.

¿Podría darme un ejemplo?

Por supuesto. De hecho, te voy a dar varios pares de pala-


bras que se utilizan juntas.

Par de Significado Significado correcto


palabras incorrecto de la palabra en cursiva

hijo pródigo errante derrochador, dilapidador

flor exótica hermosa de un país extranjero

crimen capital importante que se castiga con la muerte

162
Estrategias de estudio

4. Palabras que sugieren una palabra insertada


¿Qué problema hay con las palabras que sugieren una palabra
insertada?
Hay palabras como abolengo que sugieren otra palabra in-
crustada, por ejemplo, abolir. Eso hace que el desconocedor lle-
gue a conclusiones equivocadas. Abolengo es una palabra
derivada de abuelo y tiene que ver con los antepasados, mien-
tras que abolir significa «anular o invalidar». También podría su-
ceder con la palabra estribo, que parece estar insertada en
estribillo. El estribo es la pieza en que el jinete apoya el pie pa-
ra montar a caballo, mientras que estribillo es una palabra o fra-
se que se repite por costumbre; también es una parte repetida
de una poesía o de una pieza musical.

5. Palabras que contienen una trampa de prefijo y raíz


¿Qué es eso de una trampa de prefijo y raíz?
Las personas que saben algo acerca de los prefijos y raíces
van a veces demasiado lejos con sus conocimientos. Por ejem-
plo, el prefijo sub- indica que algo está debajo. Así, la palabra
subliminal designa percepciones que quedan «debajo» de la
conciencia, es decir, que no se llegan a concienciar. Sin em-
bargo, la palabra sublime es un adjetivo que indica «excelso,
muy elevado»; el verbo sublimar significa «engrandecer, ensal-
zar» y, en física, significa «pasar directamente del estado sólido
al estado gaseoso».

¿Cómo podría encontrar más palabras fronterizas?


Mantén atentos los ojos y los oídos, porque es la mejor forma
de captar palabras fronterizas. Escucha tus propias palabras y
toma nota de algunas palabras poco usuales que utilizas. ¿Estás
seguro de su definición? Haz lo mismo con lo que otras perso-
nas dicen. Te sorprendería la cantidad de palabras que se

163
Capítulo 11 ■ Crea tu vocabulario

emplean inadecuadamente. Al leer, busca palabras que suelas


encontrar, pero que utilices raramente en la conversación o pa-
ra escribir.

Seguramente habrá muchas palabras que encuentro en los li-


bros y que no utilizo. ¿Debo intentar aprender el significado de
todas?
No. Recuerda la importancia del interés en la construcción del
vocabulario. Aprende sólo las palabras que te interesen real-
mente, las que quieres que entren a formar parte de tu vocabu-
lario. Finalmente, cuando domines algunas palabras fronterizas,
puedes tratar de aprender sus antónimos, es decir, las palabras
contrarias, como valor y cobardía. Aprender pares de palabras
en contraste crea una fuerza de sugestión espontánea. A partir
de ella, siempre que utilices las palabras, pensarás también en
sus opuestas.

Después de hallar las palabras fronterizas, ¿qué he de hacer con


ellas?
En vez de escribirlas en un papel, es mejor ponerlas cada
una en una tarjeta.

Entonces, ¿sólo tengo que escribir la palabra en una tarjeta?


No, eso es sólo el principio. Lo primero de todo, si puedes,
es escribir la frase en la que hayas encontrado la palabra.
Subraya la palabra que intentas aprender para que destaque.
Cuando tengas unas cuantas tarjetas, sal en busca del diccio-
nario enciclopédico más próximo.

¿Vale un diccionario normal?


Si no tienes otra elección, sí. Sin embargo, la mayoría de las
bibliotecas de los institutos, escuelas y universidades suelen te-
ner un diccionario enciclopédico. Incluso en muchos se pueden
ver mamotretos de varios volúmenes por los suelos. Si utilizas un

164
Estrategias de estudio

Instrucciones-Anverso Instrucciones-Reverso

Escribe la frase en que hayas OÍDO o Escribe el prefijo y la raíz de la


LEÍDO la palabra fronteriza. Subráyala. palabra con sus significados.
 

Divide la Escribe la fonética, Escribe las definiciones de la pa-


palabra y señalando los acentos de labra. Pon un asterisco (*) junto a
sus formas la palabra y sus formas. la definición que mejor vaya con
en sílabas. Si no hay acento el significado de la palabra en la
 ortográfico, subraya la frase en que la has encontrado.
sílaba en la que recaiga 

el acento prosódico.
 Escribe uno o más sinónimos de la

palabra. Si lo hay, escribe algún
 antónimo.

 Sin:

Ejemplo-Anverso Ejemplo-Reverso
 El profesor se puso cabeza abajo co-  (e = ex = fuera); (vocare = llamar)
mo último intento por evocar alguna
 1. Llamar a los espíritus creyendo
respuesta en sus distraídos alumnos.
que pueden acudir a un conjuro.
 e-vocar  (e-vo-car)
 2. * Traer alguna cosa a la me-
 e-vocación  (e-vo-ca-ción) moria o a la imaginación.

 e-vocador  (e-vo-ca-dor)  Sinónimos: recordar, sugerir, in-


sinuar. Antónimo: olvidar.

[ Figura 11.2 Escribe tus propias tarjetas de palabras fronterizas. ]


diccionario enciclopédico, encontrarás la historia completa de
la palabra en cuestión; pero si no, tendrás que sacrificar parte
de la historia.

¿Qué es la historia completa de una palabra?


Su pronunciación, su prefijo y raíz y todas sus definiciones.

165
Capítulo 11 ■ Crea tu vocabulario

¿Qué importancia tiene la pronunciación?


Mucha. Aunque utilices la palabra solamente para escribir, ten-
drás que aprender la acentuación y la pronunciación correcta. Y,
desde luego, hablando, la pronunciación correcta es esencial. Te
sorprendería saber la cantidad de gente que pronuncia mal las
palabras. Por ejemplo, muchas personas pronuncian «Madriz».

¿Dónde debo poner la pronunciación?


En el anverso de la tarjeta, debajo de la frase en la que la hayas
encontrado. Divídela en sílabas. Si tiene acento ortográfico, ponlo;
si no, subraya la sílaba en la que recaiga el acento prosódico.

¿Para qué sirve escribir el prefijo y la raíz de una palabra?


Si conoces la procedencia de la palabra, puedes pensar en
cosas que no podrías aprender de su definición. Por ejemplo, si
buscas en un diccionario la palabra adefesio, verás que signifi-
ca «disparate» y se aplica a una persona o cosa extravagante
y ridícula. Si miras en un diccionario enciclopédico, podrás ave-
riguar que esa palabra procede del latín ad Ephesios. Un sub-
diácono se equivocó en una ocasión al leer la Epístola en la
misa y en vez de leer la epístola de San Pablo a los corintios (ad
Corinthios), leyó la dirigida a los efesios (ad Ephesios), lo que
le valió las burlas de los asistentes.

¿Dónde aparecen en el diccionario los prefijos y raíces?


Suelen venir entre paréntesis antes de la definición de la pa-
labra.

¿Dónde debo escribir los prefijos y raíces de las palabras?


Pueden ir en la parte trasera de la tarjeta, arriba.

¿Y las definiciones?
Puedes ponerlas debajo de los derivados.

166
Estrategias de estudio

¿Debo incluir todas las definiciones o solamente la que describa


el significado de la palabra según la voy a utilizar?
Incluye todas las definiciones, pero pon un asterisco junto a
la que coincida con el significado de la palabra que se utiliza
en la frase. A veces te interesará aprender otros significados.

¿Cómo tengo que estudiar el anverso de las tarjetas?


Ten a mano una docena de tarjetas para que puedas revi-
sarlas siempre que tengas un momento libre. Es importante que
las tengas cerca cuando esperes una conexión del computador
o hagas un viaje corto. Toma una tarjeta cada vez y observa
el anverso. Lee la frase completamente, pronuncia la palabra
correctamente y luego observa si puedes definirla. Intenta ha-
cerlo y utiliza tus propias palabras en vez del lenguaje del dic-
cionario.

¿Cuándo tengo que usar el reverso de la tarjeta?


Después de definir la palabra lo mejor que puedas, dale la
vuelta y comprueba tu definición con la que está escrita. Si la
has definido correctamente, pasa a la tarjeta siguiente; si no,
dale otra vez la vuelta y pon un punto en la esquina superior
derecha.

¿Y eso para qué sirve?


Para recordarte que te has equivocado en un intento. Si la tar-
jeta llega a tener tres o más puntos, tendrás que prestar más
atención a la palabra.

Cuando consiga dominar las palabras del grupo de tarjetas,


¿puedo tirarlas?
No. Colócalas en un archivador y toma otro grupo que ten-
gas que dominar. De vez en cuando, te vendrá bien consultar el
archivador para revisar las palabras que ya dominas.

167
Capítulo 11 ■ Crea tu vocabulario

¿Se puede aplicar el sistema Frontier a las palabras o expresio-


nes que aprendo en clase y en los libros de texto?
No es exactamente lo mismo. La diferencia es que las pala-
bras y expresiones de los libros de texto y de clase tienes que
aprenderlas en frío, quieras o no. Sería un error no aprender el
significado exacto de tales palabras, porque perderías puntos
en los exámenes o incluso tendrías problemas para comprender
la asignatura en su conjunto.

Entonces, ¿cómo debo aprender esas palabras?


Sigue el mismo procedimiento que has utilizado para las pa-
labras fronterizas. Aunque puede que al principio no tengas tan-
to interés en ellas, una vez que comprendas su significado
preciso, las palabras y las clases de las que proceden te pare-
cerán más interesantes.

Sugerencias y técnicas para obtener más


información sobre las palabras
1. Lee libros que traten del origen de las palabras.
2. Aprende los prefijos y las raíces.
3. Explora la World Wide Web para encontrar páginas que
ofrezcan vocabulario y lecciones de lengua.

1. Lee libros que traten del origen de las palabras


¿Qué tipo de libros podría leer para aprender más acerca del
origen de las palabras?
Por ejemplo, un buen diccionario etimológico, en el que po-
drás encontrar el origen de la palabra y también su prefijo y su
raíz. También sería interesante que te hicieses con un dicciona-
rio enciclopédico completo. Tu profesor te podrá orientar sobre

168
Estrategias de estudio

el más conveniente. Por supuesto, lo primero que deberías ad-


quirir es el Diccionario de la Lengua Española, editado por la
Real Academia Española. En cuanto al diccionario enciclopédi-
co, el más completo es la Enciclopedia Universal Ilustrada, pu-
blicada por Espasa Calpe. También hay excelentes Diccionarios
Multimedia, editados en cederrón.

Diccionarios en Internet
Toma nota de las direcciones siguientes, en las que podrás
encontrar diccionarios en Internet. Muchas de estas direcciones
ofrecen consultas gratuitas:
http://es.dir.yahoo.com/Materiales_de_consulta/Diccionarios
http://es.dir.yahoo.com/materiales_de_consulta/dicciona-
rios/Espanol/
http://www3.unileon.es/dp/dfh/jmr/dicci/0000.htm - Diccio-
narios de variantes de español
http://es.dir.yahoo.com/materiales_de_consulta/dicciona-
rios/Sinonimos_y_antonimos/
http://tradu.scig.uniovi.es/sinon.html - Sinónimos y antónimos
http://www.foreignword.com/es/Tools/dictsrch.htm - Diccio-
narios en línea
http://www.diccionarios.com/ - búsquedas en línea
http:/www.rae.es - la Real Academia de la Lengua
http://www.rediris.es/recursos/ciencia/dic.es.html#A - diccio-
narios en general
http://www.utp.ac.pa/biblioteca/diccionario.html

Las siguientes direcciones contienen diccionarios etimológi-


cos de la lengua española:
http://www.fceusa.com/catalog/html/009065E.htm

169
Capítulo 11 ■ Crea tu vocabulario

http://dois.mimas.ac.uk/DoIS/data/Articles/julmtrhfly:2000:v:
7:i:35:p:30-41.html
http://www.unilat.org/dtil/terminometro/b28/es/
dic_etimologico.htm
http://www.cddhcu.gob.mx/bibliot/publica/otras/diccjur/
abrevi.htm
http://www.herreros.com.ar/melanco/corominas.htm
http://ret0078d.eresmas.net/temas/lenguas.htm
http://www.herder-sa.com/cuervo/caro.htm
http://www.ctv.es/eyp/moderno/diccio.htm
http://www.svetlian.com/libros/referencia.htm
http://www.metabase.net/docs/mua/00413.html
http://jamillan.com/vidade.htm - Vida de las palabras

2. Aprende los prefijos y las raíces


Creo que usted dijo que no es conveniente aprender los prefijos
y las raíces.

Así es, si tratas de utilizarlas en vez del diccionario. Muchos


de los prefijos más comunes tienen diferentes significados, por
lo que si te fías de ellos sin ayuda del diccionario, podrías lle-
gar a confundirte. Sin embargo, los prefijos y las raíces te pue-
den ayudar a comprender el significado concreto de algunas
palabras. También te pueden llevar a comprender la familia
completa de palabras. Por ejemplo, la raíz vocar, que viene del
latín vocare (llamar), te puede ayudar a entender el significado
exacto de varias otras palabras compuestas por la misma raíz.

Así pues, es importante que aprendas tantos prefijos y raíces


comunes como puedas, pero asegúrate de que no los utilizas en
sustitución del diccionario.

170
Estrategias de estudio

invocar equivocación provocar


invocación provocación
evocar provocativo
evocación
revocar
evocador
convocatoria vocar = llamar vocabulario

advocación vocativo

vocal vocación
voz

[ Figura 11.3 Una constelación de palabras a partir de una sola raíz. ]


3. Explora la World Wide Web
¿Tengo que molestarme en buscar palabras en la Web?
Naturalmente. Más arriba tienes la lista de páginas web que
ofrecen diccionarios, vocabularios y consultas en línea.

171
Capítulo 11 ■ Crea tu vocabulario

Historias de Palabras
Definición: auspicio. 1. Protección, favor. 2. Señales próspe-
ras o adversas que en el comienzo de una actividad parecen
presagiar el final. Agüero.
Historia de la palabra. En la antigua Roma, se estudiaba el
vuelo de las aves para tener una señal, buena o mala, que pre-
sagiara el futuro éxito o fracaso de una empresa. De la pala-
bra latina avis, que significa «ave», y la raíz specere, «ver», se
formó la palabra auspex, que designa «el que predice fijándo-
se en el vuelo, el canto u otro aspecto de las aves». Auspicium
significa «adivinación». De ahí viene la palabra auspiciar, que
quiere decir «favorecer», y también «presagiar, adivinar, pre-
decir».
Con permiso de Picturesque Word Origins © 1933, Merriam-
Webster, Inc. (anteriormente G.&C. Merriam Company).

172
Estrategias de estudio

Descubrimiento del vocabulario


Hablando del aceite de oliva, la cultura griega, que gira en
torno al uso de ese aceite, ofrece un buen ejemplo de cómo
ciertos aspectos de la dieta favorecen la buena salud.
Todos sabemos que el aceite de oliva es una las grasas «bue-
nas» y que es parte integral de la sana dieta mediterránea. Sin
embargo, pocas personas se dan cuenta de que el promedio de
consumo de aceite de oliva por persona en Grecia es aproxi-
madamente de 20 litros al año. Durante siglos, el aceite de oli-
va ha mantenido la salud de los griegos y ha reducido las
enfermedades cardiovasculares a mínimos. No obstante, esta si-
tuación está cambiando desde que los expertos en marketing de
las empresas del oeste de los Estados Unidos empezaron a in-
troducir aceites procesados más ligeros en el mercado griego.
Dr. David Williams, Alternatives, Vol 7, No. 6, 1997: 48.
Reimpreso por cortesía de Alternatives © Copyright 1998.
Todos los derechos reservados.
Vocabulario: no se trata de un test, sino de descubrir algunas
de las palabras que puede que ya conozcas y otras que quizá
no; el objetivo es mantenerte en contacto con la magia de las
palabras. Las respuestas se encuentran al final del libro.

1. La cultura griega historia civilización


2. favorecen la buena salud dificultan aumentan
3. parte integral básica interna
4. promedio de consumo uso producción
5. enfermedades corazón hígado
cardiovasculares y venas y riñones
6. aceites procesados tratado purificado

173
Capítulo 11 ■ Crea tu vocabulario

Cuestionario de elección múltiple


(elección de la respuesta correcta entre varias opciones)

1. Numerosas investigaciones han encontrado una conexión


entre un buen vocabulario y:
a) la aptitud para los negocios;
b) la capacidad atlética;
c) el éxito;
d) la inteligencia.
2. Pensamos:
a) de forma imprecisa;
b) en voz alta;
c) con conceptos;
d) con palabras.
3. La dificultad de una palabra depende de su:
a) extensión;
b) pronunciación;
c) frecuencia de uso;
d) complejidad de ideas.
4. El sistema Frontier funciona construyendo palabras que son:
a) fáciles de pronunciar;
b) familiares;
c) complejas;
d) extranjeras.
5. A medida que domines nuevas palabras:
a) la zona fronteriza disminuye;
b) aumentan tus palabras desconocidas;
c) aumentan tus palabras conocidas;
d) todo lo anterior.

174
Estrategias de estudio

6. Una buena forma de acumular palabras fronterizas es:


a) mantener abiertos los ojos y los oídos;
b) utilizar libros de creación de vocabulario;
c) pedir prestada una lista a un amigo;
d) buscar en los libros de texto.
7. Además de la palabra fronteriza en sí, debes tomar tam-
bién nota de:
a) la página en la que has encontrado la palabra;
b) la frase en la que has encontrado la palabra;
c) cualquier homónimo que tenga la palabra;
d) tu propia definición de la palabra.
8. Cuando revises las palabras fronterizas, es importante
que definas cada una:
a) con tus propias palabras;
b) en silencio;
c) con un diccionario de lenguaje;
d) aproximadamente.
9. Las tarjetas antiguas de palabras fronterizas deben:
a) quedar marcadas con un punto;
b) ir a la papelera;
c) mezclarse con nuevas tarjetas;
d) revisarse de vez en cuando.
10. Es mejor utilizar prefijos y raíces
a) en vez del diccionario;
b) junto con el diccionario;
c) cuando no importe la precisión;
d) cuando la palabra esté en griego.

175
12
CAPÍTULO

Los trabajos
de investigación

¿Cuál es la parte más difícil de un trabajo de investigación?


Tener la determinación de empezar. Los papeles, especialmente
documentar un trabajo, asustan a la mayoría de los estudiantes, so-
bre todo porque se trata de una tarea poco familiar. Cuando se fa-
miliarizan con ella, la tarea resulta mucho menos temible.

¿Escribir es como cualquier otra cosa de las que ya hemos ha-


blado?
En realidad sí. Escribir para documentar un trabajo es como
estudiar los apuntes. La única diferencia es que en vez de reci-
tar lo que aprendes, lo escribes.

¿Qué tipos de documentos se suelen utilizar para los trabajos?


A continuación encontrarás una lista de documentos que se
suelen emplear para realizar trabajos de clase.

Cuatro tipos de documentos


1. Temas. Los temas suelen emplearse en trabajos de lengua
y literatura; generalmente contienen tus propias conclusio-
nes basadas en algo que has experimentado o, con mayor
frecuencia, leído.
2. Informes. Este tipo de documentos suelen contener comen-
tarios o explicaciones sobre los resultados de una investi-
gación realizada.

177
Capítulo 12 ■ Los trabajos de investigación

3. Críticas. Éste es otro tipo de documento utilizado en clases


de literatura; normalmente sirve para expresar tu opinión
sobre un libro u otro tipo de escrito.
4. Investigación. Es más larga que los tres anteriores y se ba-
sa en una investigación amplia realizada con material pu-
blicado sobre un asunto en particular. El asunto puede ser
unas veces elegido por ti y otras impuesto por el profesor.

¿Cuál es documento más difícil de redactar?


Probablemente, la investigación, simplemente porque supone
mucho más trabajo de biblioteca que los otros. Por otra parte,
redactar una investigación viene a ser lo mismo que escribir
cualquier otro documento. Por eso, vamos a centrarnos en los
documentos de investigación.

¿Cuánto tiempo lleva normalmente escribir sobre una investigación?


Se pueden emplear semanas, meses e incluso años. Lo malo
es que hay demasiados estudiantes que intentan hacer un tra-
bajo de investigación en unos días.

¿Cuándo debo empezar a escribir?


Empieza a escribir en cuanto te asignen el trabajo. Seguro que
no te distraerías durante la primera mitad de un examen y luego
empezarías a responder a las preguntas. Pues es lo mismo: cuan-
do te asignen el trabajo y el tiempo, úsalo.

Elección y reducción del tema


¿Cuál es la parte más importante de redactar un trabajo de in-
vestigación?
Elegir el tema. Todo depende de él. Todo el trabajo realiza-
do y una magnífica redacción pueden no servir para nada si no
inviertes algún tiempo en elegir cuidadosamente el tema.

178
Estrategias de estudio

Entonces, ¿cómo puedo elegirlo?


Puedes empezar por elegir un asunto que te interese. Nadie
ha dicho que los trabajos de investigación tengan que ser abu-
rridos. Un tema interesante convertirá la tarea en una aventura.

¿Y qué pasa si el tema lo asigna el profesor?


Es probable que el profesor señale un tema general, pero que
tú puedas elegir un asunto concreto. Muchas veces podrás es-
cribir acerca de un asunto que no te interesa, pero de un área
o aspecto que sí te atrae.

¿Cree que debo reducir el tema?


Casi definitivamente. De lo que más se quejan los profesores
es de que los temas de los trabajos son demasiado amplios.

¿Y cómo puedo ir reduciendo el tema?


Es un proceso por etapas. Se trata de ir reduciendo el asun-
to gradualmente. Luego tomas un tema más reducido y lo vuel-
ves a reducir. Hazlo una vez más y tendrás un tema que no es
demasiado amplio ni demasiado reducido. (Véase la Figura
12.1).

¿Qué ocurre después de haber reducido el tema?


Que llega el momento de iniciar una investigación preliminar.
Tu propósito es ver si el tema reducido tiene la suficiente infor-
mación como para redactar un documento.

¿Dónde puedo consultar?


Encontrarás numerosos libros en la biblioteca de tu escuela o
instituto. También puedes indagar en distintas páginas web de-
dicadas a la documentación. Más adelante encontrarás direc-
ciones de algunas de ellas.

179
Capítulo 12 ■ Los trabajos de investigación

Reducción del tema hasta que tenga un tamaño manejable


(3 o 4 reducciones)

Tema general
1ª reducción
2ª reducción
3ª reducción
4ª reducción

tu tema

Por ejemplo:
Tema general: el sistema solar
1ª reducción: el Sol
2ª reducción: las manchas solares
3ª reducción: el efecto de las manchas solares sobre la Tierra
4ª reducción: la influencia de las manchas solares sobre el clima
terrestre

[ Figura 12.1 Reducción de un tema para un trabajo. ]


¿Y qué ocurre si no consigo encontrar suficientes artículos sobre
el tema?
Por eso esta investigación es sólo preliminar. Si no encuentras
bastantes artículos sobre el tema elegido, todavía tienes oportu-
nidad de cambiarlo.

El enfoque
Y, si consigo suficientes artículos, ¿qué tengo que hacer?
¡Enhorabuena! En ese caso ya estás listo para enfocar el tema.

180
Estrategias de estudio

¿Qué significa enfocar?


El tema más interesante del mundo no es más que un conjun-
to de hechos, a menos que plantee una pregunta crítica. Esa
pregunta dará a tu investigación el propósito y la dirección que
necesita para resultar interesante. Y lo que es más, te facilitará
la investigación. Aunque es importante intentar responder a esa
pregunta, no creas que has fracasado si no lo consigues. La bús-
queda de la respuesta es realmente más importante que la res-
puesta en sí. A continuación hay una pregunta de ejemplo como
respuesta a unos hechos que dan a la investigación una direc-
ción y un propósito.
Tu tema: La influencia de las manchas solares sobre el clima
terrestre.
La pregunta que facilita el enfoque: ¿Pueden tener las man-
chas solares un efecto devastador sobre el clima terrestre?

¿Se permiten opiniones personales en la documentación de una


investigación?
Sí, pero no te dejes llevar por ellas. Tu objetivo principal es
informar, no juzgar.

La investigación
Lugares a los que dirigirte cuando tengas que investigar
1. La biblioteca de tu centro de estudios. En tu instituto, es-
cuela o facultad encontrarás bibliografía acerca del tema
elegido.
2. La biblioteca de tu municipio. Si la biblioteca de la ciudad
en que vives tiene un catálogo digital, podrás acceder a él
a través de Internet para consultar los fondos disponibles;
por ejemplo, la Biblioteca Nacional se encuentra en la di-

181
Capítulo 12 ■ Los trabajos de investigación

rección http:///www.bne.es y puedes consultar el Catálogo


Ariadna, que contiene libros antiguos, modernos, periódi-
cos y revistas, microfichas, etc.
3. La hemeroteca de tu municipio. Podrás encontrar periódi-
cos y revistas con artículos sobre el tema de tu trabajo.
4. La World Wide Web. La Web contiene grandes cantidades
de información. Puedes utilizar motores de búsqueda como
Yahoo, Alta Vista y otros para localizar páginas web dedi-
cadas al tema de tu investigación. Pero presta atención a
la información que encuentres, porque en muchos sitios
web hay datos erróneos o imprecisos. Toma nota de las di-
recciones siguientes que te ayudarán en tu investigación:
http://www.monografias.com: monografías de diversos
temas de estudio
http://www.uco.es/busca/webs/: buscador de webs
técnicas
http://exlibris.usal.es/bibesp: bibliotecas digitales
http://www.eseune.edu/paginas/bibliv.htm: bibliotecas
digitales
http://www.rediris.es/recursos/ciencia/dic.es.html#A:
recursos científicos
http://cvc.cervantes.es/oteador: centros de
documentación
http://lib.nmsu.edu/subject/bord#libs: librerías y
bibliotecas digitales

¿Qué necesito para investigar?


Necesitarás una gran cantidad de tarjetas de índices o, si
quieres ahorrar dinero, puedes utilizar hojas de papel tamaño
cuartilla. Debes emplear dos conjuntos de notas: uno para la bi-
bliografía, utilizando una tarjeta para cada fuente; el otro con-
junto, para notas detalladas. Aunque parece que eso te llevará
mucho tiempo, a la larga verás que lo ahorras.

182
Estrategias de estudio

¿Por qué me ahorrará tiempo escribir esas tarjetas bibliográficas?

La bibliografía es un requisito para casi todos los documen-


tos de investigación. Si no escribes las tarjetas, tendrás que vol-
ver a la biblioteca o a la Web a localizar de nuevo todas las
fuentes por segunda vez. Si mantienes un archivo de hojas o tar-
jetas, el trabajo te resultará más simple, porque será cuestión de
trasladar la información de las tarjetas al papel.

¿Puedo utilizar un formato especial para escribir las tarjetas de


bibliografía?

Sí, lo encontrarás a continuación.

Formato de la tarjeta bibliográfica


Anverso de la tarjeta (con información hallada en una biblioteca)

Nombre de la Título breve del tema de tu trabajo


biblioteca

Número de Información consultada en el formato


préstamo bibliográfico adecuado

¿Qué escribo en el reverso de la tarjeta?

Déjalo para opiniones personales que puedas aportar acerca


de la consulta. Si estás de acuerdo, indícalo; y si no, explica por
qué. Esta información reducida será un excelente medio para re-
frescarte la memoria.

¿Cómo debo escribir las notas?

Cada tarjeta debe contener una abreviatura del trabajo del


que la has tomado (o el nombre del autor), así como el número
de la página. Escribe solamente una nota por tarjeta. (Véase la
Figura 12.2).

183
Capítulo 12 ■ Los trabajos de investigación

¿Por qué sólo una nota por tarjeta?


Aunque parezca un desperdicio, escribir una nota por tarje-
ta ahorra las horas de tiempo que serían precisas para organi-
zar la documentación. Puesto que cada tarjeta contiene una
sola idea, puedes «escribir» realmente los documentos organi-
zando las tarjetas en el orden adecuado.

Notas
Manchas solares -
Características solares más
fácilmente observables.
(p.83)

[ Figura 12.2 Ejemplo de cuartilla o tarjeta de notas. ]


Once sugerencias para tomar notas
1. Utiliza sólo una cara de cada hoja de notas.
2. Identifica la referencia que has utilizado para cada hoja,
escribiendo el nombre del autor o el título de la fuente en
la esquina superior izquierda.
3. Escribe el número de la página de la que procede la nota
en la esquina inferior derecha.
4. Anota el artículo, capítulo o sitio web del que estás to-
mando notas.
5. Escribe las notas con tus propias palabras: no solamente
lo entenderás mejor, sino que también te familiarizarás
con lo que es realmente escribir sobre papel.
6. Haz anotaciones breves, pero lo suficientemente detalla-
das para proporcionar un significado preciso.

184
Estrategias de estudio

7. Escribe con limpieza para que luego no lo tengas que


«traducir».
8. Utiliza tinta. Las notas a lápiz se suelen borrar con el
tiempo.
9. Trata de hacer las mínimas citas directas posibles. La ma-
yoría de los estudiantes tienden a hacer muchas citas li-
terales.
10. Abrevia solamente las palabras comunes para que más
adelante puedas tener la seguridad de lo que has escrito.
11. Si se te ocurre una idea mientras tomas las notas, escrí-
bela en una hoja separada con el título «idea mía».

Organiza la documentación
¿Tengo que hacer un esquema?
Sí, pero no inmediatamente. Lo primero que conviene que ha-
gas es escribir una lista de los puntos que quieres tratar en la
documentación. Utiliza las hojas y tarjetas para la información.
Una vez que hayas acumulado los puntos necesarios de las ho-
jas y tarjetas, vuelve atrás y decide cuáles de ellos vas a consi-
derar más importantes y cuáles los menos. También puede que
decidas que algunos de ellos han dejado de ser útiles. Déjalos
a un lado. No intentes trabajar con puntos que hayas anotado
simplemente porque son interesantes. Parte del trabajo de do-
cumentación consiste en saber lo que se deja fuera.

¿Qué sucede con las notas de los puntos de menor importancia?


Vuelve atrás y agrúpalas bajo los puntos más importantes a
los que pueden dar fundamento o soporte. Si no parece que
apoyen ninguno de los puntos principales, probablemente no
pertenezcan a tu documentación. Una vez que hayas situado
esos puntos menores, tendrás un esquema básico con los puntos

185
Capítulo 12 ■ Los trabajos de investigación

principales y los menos importantes. Todo lo que necesitas es or-


ganizarlos.

¿Cómo tengo que organizar la documentación?


Eso supone plantearte algunas preguntas difíciles: «¿Debo
adoptar un punto de vista particular?» «¿Cuál ha de ser el tema
básico de mi trabajo de investigación?» En otras palabras:
«¿Qué quiero decir en estos documentos?» Cuando puedas con-
testar, ya estarás listo para elegir un patrón organizativo para
la documentación.

¿Cuál es el mejor patrón organizativo para la documentación de


un trabajo?
Elige un patrón que convenga tanto a la premisa básica de tus
documentos como a tu elección personal. La mayoría de los tra-
bajos de investigación se escriben con patrones de tiempo o de
proceso. En los patrones de tiempo, la información sigue un orden
cronológico. En los patrones de proceso, las etapas o los aconte-
cimientos se presentan en una secuencia que conduce a la situa-
ción o al resultado deseados. Otro patrón que podrías probar es
desarrollar un argumento en el que establezcas una premisa y lue-
go utilices el resto de la documentación para defenderla.

¿Qué viene a continuación?


Vuelve a las hojas de notas, colócalas en el orden adecuado;
después numéralas y luego empieza a escribir.

¿Cómo empiezo a escribir?


La mejor manera es empezar por elegir un bolígrafo o un
computador. No inviertas horas con la frase inicial perfecta: li-
mítate a empezar a escribir. Recorre sistemáticamente las tarje-
tas, escribiendo lo más rápida y espontáneamente que puedas.
Nadie espera que hagas una obra de arte al primer intento. Tu
objetivo por ahora es escribir y seguir escribiendo.

186
Estrategias de estudio

¿Puedo empezar con una introducción?


Por ahora, una frase bastará. Es importante ir derecho a lo
esencial.

¿Y las notas al pie?


También llegarán más tarde. Entre tanto, siempre que utilices
información de una consulta, asegúrate de escribir el número de
la tarjeta o nota entre paréntesis al final de la frase, para que
no te acusen de plagio.

Unas palabras acerca del plagio


Un plagio (utilizar palabras de otra persona sin su autoriza-
ción) es simple y llanamente un robo. Las palabras y las ideas
son propiedad intelectual de una persona, el autor, igual que su
coche o sus objetos de plata. Utilizar lo escrito por otra perso-
na, aunque sea parafraseando, se considera plagio.
No es posible cometer plagio y que nadie se entere. Todos te-
nemos un estilo distintivo y una forma de pensar y los profeso-
res lo advierten enseguida.

Reescritura y modificación
¿Qué viene después de terminar el primer borrador?
Debes volver atrás y escribir una copia en limpio; después dé-
jala aparte durante uno o dos días, lo que dará a tu documen-
to la oportunidad de «madurar» un poco antes de que empieces
el siguiente borrador.

¿Por qué tengo que redactar nuevamente el borrador antes de


apartarlo?
La copia en sucio puede estar llena de inserciones y tacho-
nes. Puede que ahora la entiendas, pero al cabo de dos días es

187
Capítulo 12 ■ Los trabajos de investigación

posible que pierda sentido. Por eso es importante «traducir» los


garabatos mientras se entienden. Luego puedes volver al docu-
mento y empezar a editarlo sin retrasos.

¿Qué significa editar?

Puede significar reorganizar una frase, reemplazar una pa-


labra difícil por otra más clara, comprobar si los párrafos flu-
yen suavemente, incluso redactar nuevamente el documento de
arriba abajo. Para ser un buen editor, necesitas valor e interés,
el valor para enfrentarte al hecho de que puede llevarte horas
de trabajo conseguir que tu documento tenga el aspecto que tú
quieres que tenga; interés para preocuparte lo suficiente por
las reacciones del lector como para aplicar los cambios preci-
sos que te ayuden a expresar tus ideas lo más claramente
posible.

¿Hay algo especial que deba observar para modificar un docu-


mento?

A continuación verás un par de detalles técnicos que debes


observar.

Afina los detalles técnicos de tus documentos


Las transiciones. No dejes que el lector se dé cuenta de que
has escrito el documento sacando notas de una tarjeta detrás de
otra. Intenta pasar de un punto a otro de manera que se note fá-
cilmente que se siguen.

Gramática y ortografía. A menudo se subestiman estos dos


elementos de la escritura que pueden dar o restar valor a tus do-
cumentos. Los errores gramaticales y ortográficos pueden hacer
perder al lector el interés por la fuerza del contenido de tu tra-
bajo para centrarlo en la debilidad de tu estilo.

188
Estrategias de estudio

Los elementos que faltan


¿Qué falta por hacer para terminar el trabajo?

Ahora es el momento de rellenar los elementos que faltan en


el documento: notas al pie, bibliografía, el título, la introducción
y las conclusiones.

¿Tienen que ir las notas al pie al final de cada página? Puede


ser muy trabajoso.

Puede que el profesor insista en que pongas las notas al pie


al final de cada página. Si no, tienes al menos dos opciones
diferentes: 1) puedes poner todas las notas juntas al final del
documento (asegurándote de que has puesto llamadas después
de cada línea o párrafo citado o parafraseado); 2) puedes
mezclar las notas al pie dentro del cuerpo del texto. Cada lí-
nea o párrafo citado puede ir seguido de un paréntesis que
contenga el nombre del autor, la fecha de publicación de la
obra y la página de la que has extraído la información. (Véase
la Figura 12.3).

¿Qué tengo que incluir en la bibliografía?

La bibliografía debe incluir todas las fuentes de las notas al


pie. Además, puedes poner cualquier material publicado que
hayas leído como fundamento para tu trabajo.

¿Puede darme algún consejo sobre el título del trabajo?

El título debe reflejar el contenido del trabajo. Aunque hay es-


tudiantes que eligen títulos curiosos o divertidos, no creas que
hay que ser divertido o genial. Lo mejor es siempre un título di-
recto.

189
Capítulo 12 ■ Los trabajos de investigación

Los créditos llamados «notas al pie internas» se pueden in-


cluir en el cuerpo del texto. (Asimov, 1984, pág.31)

Otra alternativa es poner una llamada detrás de cada mate-


ria citada o parafraseada y luego poner la lista completa de
fuentes al final del documento. (1)

NOTAS
1. Isaac Asimov, Nueva guía de la ciencia (RBA Editores S.A.
1993), pág. 31
2. Félix Ares de Blas (2001). El Escéptico Digital Edición
2001 - Número 24: De la bomba atómica a los platillos
volantes. El mito del Cover-Up (Iª Parte) Disponible:
http://www.arp-sapc.org

[ Figura 12.3 Alternativas para las notas al pie. ]


¿Es ahora buen momento para ampliar la introducción?
Utiliza una declaración de propósito general como funda-
mento para la introducción. Define tu propósito y explica cómo
pretendes llevarlo a cabo.

¿Que más debe ir en la introducción?


A veces una anécdota graciosa o un ejemplo intrigante pue-
den quedar bien en una introducción. Ambos pueden contribuir
a captar el interés del lector desde el principio. Pero si la historia
no tiene que ver con el asunto de forma natural, no la fuerces. Es
mejor escribir una introducción directa. Con independencia de lo

190
Estrategias de estudio

que decidas, haz un esfuerzo para vincular la introducción, el tí-


tulo y la conclusión.

¿Y la conclusión? ¿Hay alguna recomendación especial?


Para empezar, asegúrate de que tienes una conclusión. Un
trabajo sin una conclusión dejará al lector sin entender nada.

¿Y qué ocurre si mi trabajo no necesita una conclusión?


Si no la necesita, tienes un problema de organización. Todos
los trabajos de investigación necesitan conclusiones.

¿El objetivo de la conclusión es realmente concluir?


Ése es uno de ellos. Además, la conclusión se puede utilizar
para resumir o redefinir el propósito del trabajo. De esa forma,
enlazará con la introducción.

La copia definitiva
¿Hay algún consejo especial para la copia definitiva?
Te sorprendería la cantidad de estudiantes que arruinan todo
el trabajo que tanto les ha costado por no dar importancia a la
copia final. Normalmente, la copia final es la única evidencia
que el profesor va a tener de tu esfuerzo. Si tiene un aspecto
confuso y desordenado, tu profesor sacará la conclusión de que
tu trabajo general sobre el papel ha sido también confuso y de-
sorganizado. No le facilites esa impresión. Invierte tiempo en
hacer que la copia final quede perfecta.

Siete maneras de hacer que un buen documento pa-


rezca mejor
1. Utiliza solamente una cara del papel.
2. Escribe con un procesador de texto o haz que alguien te lo
escriba. Hazlo a doble espacio y con espaciado amplio.

191
Capítulo 12 ■ Los trabajos de investigación

3. Deja márgenes amplios para que el profesor pueda escri-


bir comentarios.
4. Repasa con mucha atención los errores, las correcciones y
las borraduras. No taches.
5. Las citas extensas (de cinco líneas o más) hazlas a un so-
lo espacio, con una sangría de cinco espacios a cada la-
do. (No hay necesidad de poner comillas en este formato).
6. Corrige el trabajo con mucha atención. Busca los errores
mecanográficos, ortográficos y cualquier otro fallo. Si utili-
zas un programa de verificación ortográfica del computa-
dor, no te fíes de él totalmente: muchas palabras parece
que están correctamente escritas, pero están mal aplicadas.
7. Entrega el trabajo a tiempo. Si lo entregas fuera de plazo,
tendrás menos puntos y te hará empezar con el pie iz-
quierdo.

N. del E.: Te sugiero que, si tienes interés en ampliar lo que en este capítulo
se dice, leas el libro de Vicente Trigo: Escribir y presentar trabajos en clase,
Madrid, Prentice Hall, 2002 (en esta misma colección).

192
Estrategias de estudio

Historias de Palabras
Definición: candidato. La persona que pretende o es deno-
minada para un cargo, premio o dignidad.
Historia de la palabra. En latín, candidatus significa «relu-
ciente», «blanco». En la antigua Roma, los hombres que ha-
cían campaña para obtener las más altas magistraturas vestían
una toga blanca y por ello se llamaban candidatus, «vestidos
de blanco». De ahí viene la palabra candidato, que tiene el
significado de «el que pretende un cargo», pero sin el sentido
original del traje blanco, que los pretendientes de altos cargos
vestían con el fin de que se apreciasen mejor sus cicatrices de
guerra.
Con permiso de Picturesque Word Origins © 1933, Merriam-
Webster, Inc. (anteriormente G.&C. Merriam Company).

193
Capítulo 12 ■ Los trabajos de investigación

Descubrimiento del vocabulario


Beber zumos es probablemente la forma más fácil de dar a
nuestros tejidos y órganos la mayor cantidad de nutrientes.
He estado exprimiendo frutas durante años para potenciar
mi sistema inmunitario, mejorar mis digestiones y reforzar el
proceso de desintoxicación. Con los zumos, obtenemos los nu-
trientes de todas las partes de la fruta o de la verdura, la piel,
las hojas, la pulpa y todo lo que la compone. Puesto que la ma-
yoría solemos tirar, por ejemplo, las pipas de la sandía, que
contienen numerosos nutrientes y enzimas esenciales, nos pri-
vamos de lo principal. La piel, las pipas, la cáscara y el pe-
dúnculo contienen hasta el 95 por ciento del valor nutritivo y
son las partes que precisamente solemos tirar. Al tomar zumos,
tenemos la garantía de tomar cerca del 100 por cien del con-
tenido nutritivo del alimento.
Cuando tomamos un zumo, los nutrientes pasan al torrente
sanguíneo casi inmediatamente, lo que significa que los pone-
mos en funcionamiento con rapidez. (Algunas personas sienten
un aumento casi instantáneo de la energía).
Dr. David Williams, Alternatives, Vol 7, No. 6, 1997: 48.
Reimpreso por cortesía de Alternatives © Copyright 1998.
Todos los derechos reservados (800) 527-3044.
Vocabulario: no se trata de un test, sino de descubrir algunas
de las palabras que puede que ya conozcas y otras que quizá
no; el objetivo es mantenerte en contacto con la magia de las
palabras. Las respuestas se encuentran al final del libro.

194
Estrategias de estudio

1. exprimiendo frutas bebiendo extrayendo


el zumo
2. mi sistema inmunitario protección exposición
3. reforzar el proceso potenciar reducir
4. de desintoxicación reducir venenos evitar venenos
5. obtenemos los nutrientes piezas alimentos
6. enzimas esenciales proteínas fibras

195
Capítulo 12 ■ Los trabajos de investigación

Cuestionario de elección múltiple


(elección de la respuesta correcta entre varias opciones)

1. La queja más común de los profesores es que los trabajos


de investigación son demasiado:
a) amplios;
b) reducidos;
c) largos;
d) prolijos.
2. Aunque un tema interesante es un buen comienzo, inclu-
so el asunto más fascinante precisa:
a) un propósito;
b) una dirección;
c) una pregunta crítica;
d) todo lo anterior.
3. Una tarjeta de notas no debe contener:
a) una abreviatura de la fuente utilizada;
b) el número de página en que aparece la nota;
c) el número de préstamo de la biblioteca para el libro o
el artículo;
d) una sola idea tomada de la fuente.
4. Las notas se deben escribir:
a) con limpieza;
b) a tinta;
c) con tus propias palabras;
d) todo lo anterior.
5. Después de haber escrito una «copia en limpio» del pri-
mer borrador, lo importante es:
a) ir directamente a trabajar con el segundo borrador;
b) dar al documento un día o dos para que «madure»;
c) volver sobre él y «traducir» los garabatos;
d) empezar a escribir las notas al pie.

196
Estrategias de estudio

6. Ser un buen editor precisa:


a) valor;
b) interés;
c) una pluma o lápiz;
d) todo lo anterior.
7. La bibliografía debe incluir:
a) fuentes de las notas al pie y material publicado que
sirven de fundamento;
b) solamente las fuentes citadas;
c) solamente las fuentes parafraseadas;
d) las fuentes citadas y las parafraseadas.
8. El fundamento de la introducción debe ser:
a) el título;
b) una declaración del propósito general;
c) la primera idea principal;
d) una anécdota divertida.
9. Si el trabajo no parece necesitar una conclusión:
a) simplemente, vuelve a definir la introducción;
b) no tienes que ponerla;
c) tienes un problema de organización;
d) termina con una historia interesante o un ejemplo.
10. La copia definitiva debe ser:
a) revisada con atención;
b) a doble espacio;
c) entregada a tiempo;
d) todo lo anterior.

197
Epílogo

En síntesis, ¿cuál es el mejor consejo que puede dar a un estu-


diante?
El mejor consejo es: «organízate». En otras palabras, no
«toques de oído». Tu vida es demasiado preciosa para utilizarla
de forma equivocada.

¿Un estudiante organizado no parecerá un robot?


¡En absoluto! Los estudiantes organizados terminan todas las
cosas que tienen que hacer, con una eficacia planificada.

¿Y luego qué?
Luego, con todo lo necesario terminado, el estudiante tendrá
tiempo para disfrutar de un tiempo libre bien merecido.

¿Es que el estudiante que «toca de oído» no tiene derecho al


tiempo libre?
Sí, pero no obtendrá satisfacción de él.

¿Por qué?
Por ejemplo, un estudiante que va a ver una película puede
tener la vista en la pantalla, pero es muy probable que su mente
le esté diciendo: «debería estar estudiando para el examen de
mañana».

199
Epílogo

¿Y cómo me puedo organizar?


Hay una respuesta. Este libro está repleto de técnicas y sistemas
construidos cuidadosamente. Síguelos. Verás cómo te conviertes
en una persona organizada que controla su vida e incluso su
destino.

¿Es alguno de los sistemas académicos más importante que los


otros?
Buena pregunta. La respuesta es sí. Hemos incluido la lista de
los más importantes métodos para tomar apuntes en clase, así
como otros para dominar los libros de texto.

¿Por qué las clases antes que los libros?


Porque en las clases obtendrás lo que el profesor cree que es
importante que aprendas y recuerdes. Por eso digo: «capta las
palabras e ideas del profesor; luego, trabaja con ellas hasta
que las domines».

¿Y dónde encajan los libros de texto?


Su encaje es importante. Proporcionan todos los detalles,
procesos, datos y estadísticas para los que el profesor no tiene
tiempo de dar instrucciones en clase. Hay que dominar los libros
de texto utilizando la técnica del recitado.

¿Algún consejo final?


Sí. Antes de ir a dormir, haz la lista diaria de «cosas para
hacer». Levántate temprano, desayuna bien y sigue la lista
secuencial. Consigue hacer muchas cosas en el día, porque te
sentirás bien y dormirás mejor. Pero aún mejor es que tendrás el
control de tu vida.

200
Estrategias de estudio

Respuestas al descubrimiento del vocabulario


Capítulo 1 Capítulo 4 Capítulo 7 Capítulo 10
1. tímidamente 1. extendida 1. cautivado 1. diez años
2. aleta ventral 2. metódica 2. impresio- 2. habilidad
3. todos juntos 3. venenos nantes 3. rápidos
4. preguntar 4. limpieza 3. cambian 4. reacciones
5. tipo de 5. infecciosos 4. Asia Oriental 5. conciencia
pregunta 6. quita 5. efectiva súbita
6. aficionados 7. causan la 6. nitidez 6. ceremonias
enfermedad 7. paz 7. se estable-
Capítulo 2 8. vejigas 8. vientre cieron
1. uso 9. vivos
2. Capítulo 8 Capítulo 11
penetración 10. no vivos
3.
4. trastorna Capítulo 5
1. inactivo 1. civilización
sin medida 2. huesos 2. aumentan
5.
amenazados 1. asombrosos porosos 3. interna
6.
definitiva- 2. curas 3. «por otro 4. uso
mente 3. investigan lado» 5. corazón y
7.
casos 4. clasificar 4. considerable venas
8.
destructor 5. estructuras 5. viajeros 6. tratado
6. futuros espaciales
Capítulo 3 7. extenuantes 6. temible Capítulo 12
1. afortunada- 7. aumentan de 1. extrayendo
mente
Capítulo 6 velocidad el zumo
2. hazaña 1. perfectos 2. protección
3. selectivos 2. rutina
Capítulo 9 3. potenciar
4. grupos 3. aguante 1. estimular 4. reducir
5. graduación 4. al mismo 2. brincando venenos
6. pulieron nivel 3. detención 5. alimentos
7. marca 5. dividió en 4. infantiles 6. proteínas
8. destacados partes 5. defensivas
6. habló con 6. observación
7. del pie 7. salvaguardas
8. grupo 8. entornos
9. portadores
201
Epílogo
Respuestas a los cuestionarios de los capítulos
Capítulo 1 Capítulo 4 Capítulo 7 Capítulo 10
1. d 1. d 1. b 1. c
2. c 2. a 2. c 2. c
3. c 3. d 3. a 3. b
4. a 4. d 4. b 4. a
5. d 5. b 5. d 5. a
6. b 6. c 6. a 6. c
7. d 7. a 7. d 7. b
8. a 8. b 8. c 8. a
9. c 9. c 9. d 9. d
10. c 10. d 10. c 10. d

Capítulo 2 Capítulo 5 Capítulo 8 Capítulo 11


1. b 1. d 1. d 1. c
2. d 2. c 2. b 2. d
3. c 3. a 3. d 3. d
4. b 4. d 4. b 4. b
5. b 5. b 5. a 5. c
6. a 6. c 6. c 6. a
7. a 7. a 7. a 7. b
8. d 8. d 8. d 8. a
9. b 9. c 9. b 9. d
10. b 10. b 10. c 10. d

Capítulo 3 Capítulo 6 Capítulo 9 Capítulo 12


1. a 1. a 1. a 1. a
2. c 2. c 2. b 2. d
3. a 3. d 3. c 3. c
4. c 4. d 4. a 4. d
5. a 5. b 5. d 5. b
6. b 6. c 6. c 6. d
7. a 7. b 7. c 7. a
8. d 8. c 8. d 8. b
9. b 9. d 9. b 9. c
10. d 10. b 10. c 10. d

202
Epílogo

ERRNVPHGLFRV RUJ
Estrategias
de Estudio
Estrategias de Estudio va dirigido a estudiantes de
Universidad y de Bachillerato interesados en aprender las
Otros títulos:
principales técnicas de estudio que les sean más útiles.
Internet para
En este libro encontrarás desde cómo organizarte el tiempo
Estudiar
de clases y estudio, hasta un método de tomar apuntes,
Ana Martos
pasando por los usos más habituales y provechosos de los
libros de texto, métodos para escribir trabajos, o sabios
Escribir y presentar
consejos sobre cómo organizar tu mesa de estudio.
trabajos en clase
Vicente Trigo Aranda
El autor, Walter Pauk, doctor en letras, es un verdadero
especialista en técnicas de estudio, y varios de sus libros son
auténticos best-sellers del área.

Colección
Esta colección te introduce en la Universidad, en sus áreas
de interés, en sus estrategias de estudio y en las nuevas
tecnologías para lograr el éxito en tu carrera; en definitiva,
para que tu paso por la Universidad te sea fácil y te lleve al
éxito académico, y para que triunfes en tu vida profesional.

www.pearsoneducacion.com

También podría gustarte