Está en la página 1de 15

Ubicación Óptima de Reconectadores en Sistemas de Distribución

Distribución de Energía, Ingeniería Eléctrica y Electrónica, Escuela Politécnica Nacional


Quito, Ecuador

Abstract- En este documento se presenta los métodos adecuados para escoger la localización óptima de los
reconectadores y fusibles en los sistemas de distribución de energía eléctrica y minimizar el impacto de las
fallas que puedan presentarse en el sistema, para que dependiendo del tipo ubicación de la misma se evite
el cortar el suministro de energía eléctrica o de ser inevitable afecte al menor número de usuarios, es decir
donde se produjo la falla de no haber sido posible despejarla, todo esto dentro de un marco técnico-
económico que son los principales factores a ser tomados en cuenta.

I. INTRODUCCIÓN

Una de las formas de mejorar la continuidad del servicio es la aplicación de la función de re-cierre ya que las
estadísticas operativas de los sistemas eléctricos de potencia alrededor del mundo muestran que de 80% a 95%
de las fallas que se presentan no son permanentes y se aclaran por si solas lo cual hace muy conveniente el uso
de equipos reconectadores.
Sin embargo, el mejoramiento de la calidad del servicio y, en particular, de la continuidad de suministro de
electricidad, tiene un trasfondo económico.
Teóricamente, es posible lograr una calidad de servicio perfecta, es decir, cero interrupciones, nivel de tensión y
frecuencia constante, pero a costo infinito. Así, es necesario establecer el nivel óptimo de inversión que sea
recuperable.
Para el caso de los reconectadores es necesario entonces establecer cuál es el nivel óptimo de inversión, es decir,
cuantos equipos es factible desde el punto de vista económico colocar en un circuito primario de distribución y
cuáles son los puntos donde se obtiene la mayor reducción en el índice de energía no servida.

Los sistemas de distribución de Energía Eléctrica se encargan de abastecer la demanda de los usuarios,
garantizando criterios de calidad y confiabilidad reduciendo los costos, por lo que Una ubicación óptima de
reconectadores permite tener una mejor confiabilidad del sistema, y al mismo tiempo permite un correcto
funcionamiento de los mismos.
Sin embargo, las operaciones de estos sistemas están sujetas a perturbaciones debido a la complejidad del
sistema de distribución.
Las perturbaciones se pueden presentar por:
-Fluctuaciones de voltaje
-Contenido de armónicos de las ondas de voltaje y corriente.
-Variaciones de frecuencia.
-Fallas en los elementos de la red
-Cortocircuitos en la red.

II. CONCEPTOS BÁSICOS


Fluctuaciones de voltaje

Las fluctuaciones de tensión son variaciones sistemáticas del envolvente de la tensión o una serie de cambios
aleatorios de la tensión cuya magnitud no excede normalmente los rangos de tensión especificados por la norma
ANSI C84.1

Una de las causas más comunes de las fluctuaciones de tensión en los sistemas de transmisión y distribución son
los hornos de arco. En otros sistemas más débiles las fluctuaciones se pueden deber a la presencia de equipos de
soldadura por arco y cargas similares.

Contenido de armónicos de las ondas de voltaje y corriente


Los sistemas eléctricos cuentan actualmente con una gran cantidad de elementos llamados no lineales, los
cuales generan a partir de formas de onda sinusoidales y con la frecuencia de la red, otras ondas de diferentes
frecuencias ocasionando el fenómeno conocido como armónicos.

Los armónicos son un fenómeno que genera problemas tanto para los usuarios como para la entidad
encargada de la prestación del servicio de energía eléctrica ocasionando diversos efectos nocivos en los
equipos de la red.

Variaciones de frecuencia.

La variación de frecuencia es muy poco común en sistemas estables de la red eléctrica, especialmente sistemas
interconectados a través de una red. Cuando los sitios poseen generadores dedicados de reserva o una
infraestructura pobre de alimentación, la variación de la frecuencia es más común, especialmente si el generador
se encuentra muy cargado.

Los equipos informáticos suelen ser tolerantes, y generalmente no se ven afectados por corrimientos menores en
la frecuencia del generador local o que se vería afectado sería cualquier dispositivo con motor o dispositivo
sensible que dependa del ciclado regular estable de la alimentación la variación de frecuencia pueden lograr que
un motor funcione más rápido o más lento para de la alimentación de entrada. Esto haría que el motor funcionara
ineficazmente y/o provocaría más calor y degradación del motor a través de una mayor velocidad del motor y/o
un consumo adicional de corriente.

Debido a estos problemas es necesario mejorar las características operativas de los sistemas de distribución para
garantizar un mejor servicio a los usuarios.

En los últimos años la tecnología ha sustituido a un conjunto de equipos eléctricos que por su carácter manual se
han degenerado; actualmente se usan los reconectadores que proporcionan la confiabilidad de los materiales
modernos y la tecnología para las redes de distribución.

El reconectador es un mecanismo magnético de bobina simple para operar independientemente de la tensión del
circuito principal y ser probado en cualquier lugar sin necesidad de disponer la tensión media.

Debido a la importancia de los reconectadores en el sistema, la ubicación óptima de estos elementos de


protección es un tema de suma importancia en el sector eléctrico, en especial para los operadores de red

El uso frecuente de este equipo se debe a su característica de reconexión que permite evitar extensas e
innecesarias interrupciones de suministro producto de fallas temporales o momentáneas. Esta característica es
importante, debido a que las fallas temporales o momentáneas no son incluidas dentro de los
parámetros de las regulaciones de calidad de suministro, emitidas por la ARCONEL, Agencia de
Regulación y Control de Electricidad, entidad gubernamental encargada de la supervisión y control de las
actividades eléctricas a nivel nacional.

La mejora de la calidad de servicio obtenida con la instalación de los reconectadores, permite elevar la
calidad de suministro que se entrega a los consumidores, mejorando los índices de confiabilidad de las
empresas de distribución y produciendo un beneficio económico al disminuir la energía no suministrada.
Debido a las bondades derivadas de la instalación de los reconectadores y considerando el costo inicial de
inversión, es importante lograr optimizar tanto el número de equipos, como la posición donde serán instalados
dentro del sistema eléctrico de distribución.

Reconectadores en Sistemas Eléctricos de Distribución Radial

En sistemas de distribución eléctrica con topología radial, es muy importante la confiabilidad y continuidad del
servicio, puesto que una falla en uno de sus componentes determina una interrupción en el suministro. De allí es
necesario evaluar el sistema y proponer alternativas de mejoramiento.

En sistemas de distribución, no es factible definir una función de confiabilidad única, debido a que diferentes
consumidores conectados en distintos puntos presentarán, comportamientos diferentes. Por tal razón, para
cuantificar la confiabilidad, se definen índices globales para el sistema e individuales para un consumidor o
grupo de consumidores conectados a un mismo punto de red. Para evaluar y predecir la confiabilidad se requiere
los siguientes datos del sistema de distribución: la descripción topológica de la red mediante tramos de
alimentadores separados por equipos de protección y/o maniobra, criterios de operación de la red, parámetros de
confiabilidad tales como: tasa de falla y tiempos de reparación de cada componente de la red, datos de
consumidores asociados por tramo de red.

La evaluación de la confiabilidad permite determinar los índices actuales, identificando los puntos débiles de la
red, a partir de los cuales se puede mediante esta metodología valorar y cuantificar el impacto en la confiabilidad
de los proyectos de mejoramiento tales como la instalación de reconectadores. La ubicación de los
reconectadores en distintos puntos de la red de distribución, tiene un gran impacto sobre la confiabilidad y
rentabilidad de las inversiones requeridas en los proyectos de mejoramiento.

III. FUNDAMENTACIÓN TEÓRICA PARA LA UBICACIÓN OPTIMA DE


RECONECTADORES

Los Sistemas de distribución operan generalmente en una configuración radial o arborescente. Un alimentador
incluye tramos de línea, cables, dispositivos de interrupción, de protección, entre otros. Según esta operación de
los alimentadores podemos asumir, desde el punto de la confiabilidad, que todos los elementos están conectados
en serie. Cada componente que está presente en el alimentador tiene su propia tasa de fallas definida como en la
ecuación (1) siguiente.

Núme ro de fallas por unidad de tiempo


λ= (1)
Número de componentes expuestos enla falla
n

∑ cargainterrumpida en kVA
i=1
FMIK = ( 2)
total de carga del sistema en kVA
En un alimentador de distribución la tasa de falla L total es equivalente a la suma de las tasas de falla de cada
elemento (conexión serie) y está directamente relacionada con los aspectos constructivos de la línea y con la
agresividad del medio en que se encuentra. Por lo tanto, para mejorar la tasa de falla equivalente del alimentador
es necesario usar componentes más confiables

En el presente trabajo se considera un sistema radial como se presenta en la figura 1, con una fuente de
alimentación principal y un equipo de protección en la cabecera de la troncal. Otro caso de estudio es el que la
presencia de equipos de protección y/o maniobra en estado normalmente abierto (NA) permite la alimentación
desde otras fuentes o alimentadores. La fuente se considera para este trabajo como siempre disponible y cuya
tasa de fallas se considera nula. Bajo los casos de estudio, las tasas de falla a lo largo de la línea serán conocidas
considerando:

 Tasa de falla constante: valor promedio anual, considerando un análisis de la línea dentro del periodo de
vida útil
 En función de las estadísticas de fallas por tramo de línea, se establece una curva L (fallas * km) que
incorpora la tasa de falla por sectores integrando así la influencia de los arranques relevantes de la línea
troncal en el análisis.

La tasa de falla conocida y constante es utilizada para simplificar el análisis de la línea, sin embargo, esta no
necesariamente es igual a la de los arranques, pero pueden ser integradas si se considera el análisis conforme al
segundo punto. Por simplicidad se considera en todos los cálculos posteriores que L es constante, y que cada
arranque tiene la misma potencia conectada (KVA)
INFLUENCIA DE LOS ARRANQUES

Para investigar la influencia de las fallas en arranques en el índice de frecuencia, se considerara la Fig.1 donde
un alimentador de longitud L (km) posee un arranques, cada uno de ellos con un fusible como protección
principal. Considerando además una longitud de b/2 (km) por arranque, dos equipos de protección tales como los
reconectadores a lo largo de la línea troncal instalados en x=0 (km) y x=L/2 (km). Con tasas de falla iguales para
cada línea troncal y cada línea de los arranques (LT =La =L) y con el supuesto que sólo se produce una falla a la
vez.

Fig1. Alimentador de largo L (km) con NA arranques.

La tabla 1 muestra cómo evoluciona el índice a medida que ocurren fallas en diversas áreas de alimentador.

Protección Operada KVA interrumpidos Frecuencia de


interrupción Fi
RF1 KVA T L× λT
× KVA T
2
R1 KVAT L× λT
× KVA T
2 4
F1 KVAT λa ×b KVA T
×
a 2 a
… … …
Fa KVAT λa ×b KVA T
×
a 2 a

Tabla 1. Tabla de eventos para cálculo del índice de frecuencia.

Estas fallas hacen actuar los equipos de protección presentes en el alimentador (reconectadores Ri y Fusibles
Fi ). La primera columna entrega información de la protección operada al ocurrir una falla; la segunda columna
permite visualizar la potencia que se interrumpe al ocurrir la falla; finalmente la tercera columna en función de la
frecuencia de falla entrega la frecuencia de interrupciones asociadas a los KVA interrumpidos al operar la
protección asociada

Entonces la frecuencia de interrupción total:

L × λ T L × λ T b × λa
KVA Total ( 2
+
4
+
2
(3) )
Luego el índice de frecuencia FMIK resultante para el sistema en estudio queda dado por (4)

FMIK Total ( 3 λ 4× L + b ×2λ )(4 )


T a
La expresión (4) muestra que los eventos que afectan la línea troncal tienen mayor importancia en el índice de
frecuencia. Por lo que se deduce del resultado anterior que se deben enfocar mayormente los análisis de
prevención de fallas en la línea troncal.

Extrapolando el análisis anterior surge la propuesta de un nuevo índice el cual se denominará Factor de
Distancias Troncal-arranque FDTa, este factor se obtendrá entre el cociente del FMIK relacionado a la línea
troncal de tasa de falla ʎ T , y largo L(km), con el FMIK relacionado ala iʎai , el cual representa al i-ésimo
arranque “a” de largo b (km) y tasa de falla ʎ ai ,

FMIK T L
=FD Ta × (5)
FMIK a a

Esta expresión (5) permite establecer un criterio de evaluación en función de la frecuencia de falla del arranque
bajo análisis y de la troncal. Por lo tanto el FDTa permite evaluar si la influencia de las fallas del arranque
analizado es lo suficientemente relevante sobre la línea troncal, es decir, indicará si es necesario evaluar el
arranque como una nueva línea troncal. Esto implica una reestructuración de la línea y por ende una nueva
ubicación de los equipos reconectadores instalados, de forma de minimizar la frecuencia de fallas FMIK y
optimizar así, la inversión a realizar, por lo tanto:

 Si FD Ta=1 , implica que la influencia en las fallas del arranque bajo estudio es el mismo que el de la
troncal, por lo que se sugiere, bajo el posible crecimiento de la densidad de demanda en el arranque en
cuestión, considerarlo en el futuro como una nueva troncal.
 Si FD Ta >1, implica que el arranque analizado no precisa de mayor inversión debido a que su peso en
el índice de fallas es mínimo.
 Si se tiene presente el crecimiento de la densidad de demanda D (KVA/km2 ) que alimenta el arranque
a ibajo análisis, se establece arbitrariamente como criterio que para despreciar la influencia de fallas del
arranque sobre la troncal FDTa>0.8, lo que implicará soportar un aumento del 20% en la frecuencia de
fallas, tras el aumento de la demanda

EFECTO DEL NÚMERO DE RECONECTADORES

Según lo visto en el punto anterior, se estableció que el factor FD Ta (Factor de distancia entre Troncal y
Arranque), puede ser utilizado como estrategia de minimización del FMIK del alimentador bajo análisis. Otra
forma de minimizar la frecuencia de fallas en un alimentador es la conexión a la línea de una mayor cantidad de
equipos de protección (reconectadores, por ejemplo) y/o equipos de maniobra (seccionadores, por ejemplo), los
cuales permiten despejar las fallas y minimizar la cantidad de usuarios sin suministro. Esta es la estrategia más
utilizada y en la cual se presentará un método de optimización lineal de ubicación.

Bajo lo planteado en (4) se considerarán reconectadores en la línea troncal, por tener el mayor aporte en el
índice de frecuencia de fallas. Los reconectadores son equipos de protección que permiten la reposición del
servicio sin necesidad de desconexiones operacionales, por lo que esta ventaja respecto de otras protecciones es
tomada en cuenta en este trabajo. Al mismo tiempo los arranques de la troncal consideran protecciones del tipo
fusible, lo que involucra una desconexión del arranque una vez operada la protección

Considere el alimentador de figura 2, de longitud L(km) con KVA T carga total conocida y uniformemente
distribuida a través de la línea. Esto significa que la función de carga acumulada ɼ (X) es una función lineal de
la distancia medida desde la protección de la cabecera.
Fig2. Fallas detectadas y carga KVA interrumpida por cada reconectador

Protección Tasa de KVA int. Frecuencia de Interrupción


Operada Falla Fi

RF1 L KVA T N
λT ×
k
R1 L
λT ×
k ( 1k )
KVA T × 1−
N
k
× KVA T × 1−
1
k ( )
Rj L j−1 N j −1
λT ×
k
KVA T × 1−( k ) k
× KVA T × 1−
k ( )
a1 b KVA T λa 1 ×b × n KVA T
λa1× ×
2 n
2 n
an b KVA T λ an ×b × n KVA T
λa1× n× ×
2 n
2 n

Tabla2. Tabla de eventos para cálculo del índice de frecuencia.

Para simplicidad del análisis, considérese que las fallas se distribuyen uniformemente a lo largo del alimentador.
Esto equivale asumir que la tasa de falla ʎ T es constante a lo largo de la línea. Sea N= ʎ T *L el total de fallas, k
el número de reconectadores igualmente espaciados, por lo que la tasa de falla entre reconectadores estará dada
por N= ʎ T ∗L/k , donde además Rj corresponderá al j-ésimo reconectador a lo largo de la línea, a i el i-ésimo
arranque con un total de n. Entonces, el número de fallas aisladas y la carga KVA despejada por cada equipo Rj
se deriva desde la tabla de eventos que se muestra en tabla 2 anterior.

FMIK de la línea mostrada con ( ʎ T = ʎ ai = ʎ )


FMIK Total =FMIK Troncal + FMIK Arranque
k−1
(k − j) b
FMIK Total =∑ L ×
j=0
( k2 )
+ (6)
2

La figura 3 muestra que RF1 detectará N fallas y provocará la desconexión del total de la carga conectada
KVA T . La protección Rj detectará ʎ T ∗L/k fallas, desconectando KVA T (1-(j-1)/k) KVA de la troncal. Las
ecuaciones (6) y (7) muestran cómo la adición de equipos de protección disminuye la frecuencia equivalente de
interrupción en la troncal, minimizando así FMIK TOTAL considerando ʎ T = ʎ a = ʎ
k−1
(k− j)
lim FMIK Troncal = λ× L× ∑
k→∞ j =0
( k2 )
→ 0(7)

Calculando FD Ta (5) se obtiene:


λ T k−1 (k− j) k−1
(k− j)
FD Ta=2× × ∑
λa j=0 k 2 (
=2× ∑
j =0
)k2 ( )
( 8 ) ; tal que λT =λa

La expresión anterior (8) implica para el caso en estudio (( ʎ T = ʎ ai que entre mayor número de reconectadores,
mayor será la influencia en la frecuencia de falla de los arranques sobre la troncal, es decir, bajo una tasa de falla
constante el FD Ta permite discriminar la cantidad de reconectadores máximo en la troncal, de manera que la
influencia de los arranques siga siendo menor a la influencia de la tasa de falla propia de la troncal.

EFECTO DEL NÚMERO DE FUENTES Bajo las especificaciones del esquema presentado en la figura 3, y
considerando un equipo de protección y/o maniobra en estado NA en la línea troncal, el cual tiene un tiempo de
respuesta nulo (instantáneo) y que permite el ingreso de una segunda fuente independiente sincronizada a la red
(supuesta sin límite de capacidad, 100% disponible, 100% confiable, al igual que para el interruptor).

Fig3. Sistema considerando Troncal con presencia de interruptor NA

Analizando la línea desde la Fte1 y considerando la independencia de las fuentes presentes, entonces es posible
hacer el análisis de carga interrumpida desde Fte1 ó Fte2 , esto implica que los reconectadores serán elementos
de aislamiento de fallas (suponiendo sólo una falla a la vez). Por lo que al existir una falla entre los
reconectadores Ri y Rj , ésta quedará aislada y el resto del circuito será alimentado con Fte2 cerrando el equipo
NA, tal como se muestra en la figura 3

La tabla 3 muestra la secuencia de eventos que permite calcular los índices de frecuencias considerando la fuente
principal Fte1 y el equipo de protección y/o maniobra NA que permite la alimentación desde Fte2.

Fuente en Protección Tasa de falla KVA


operación operada Interrumpidos
F1 RF1 L KVAT
λT ×
( k +1 ) k +1
R1 L KVAT
λT ×
( k +1 ) k +1
Rn L KVAT
λT ×
( k +1 ) k +1
F2 RF2 L KVAT
λT ×
( k +1 ) k +1
Rn L KVAT
λT ×
( k +1 ) k +1
Rn−1 L KVAT
λT ×
( k +1 ) k +1
RF1 L KVAT
λT ×
( k +1 ) k +1
FUSIBLES Fi b KVA T
λ ai ×
2 ( k +1 ) ×n

Tabla3. Tabla de eventos para cálculo del índice de frecuencia considerando Fte1 e interruptor NA

KVA∫ ¿ 2 ×k
λ × L λ ×b λ×L λ×b
FMIK =∑ ; λ T = λai =λ=∑ + =2 × k × + (9)¿
KVAT j=1 ( k +1)
2
2 (k +1)2 2

Como era de esperar (9) y (10) muestran que la adición de equipos de protección disminuye la frecuencia
equivalente de interrupción en la troncal, minimizando FMIK TOTAL .

2k
1
lim FMIK Troncal = λ× L× ∑
k→∞ j=1 ( ( k +1)2
)→ 0(10)
Calculando FD Ta (5) se obtiene:
2k
2
FD Ta=∑
j=1 ( ( k +1)
2
)(11)
Debido a la presencia de una segunda fuente Fte2 se disminuye al doble la influencia de las fallas de los
arranques sobre la troncal. Esto puede extenderse a futuros estudios en la integración de generación distribuida y
analizar la frecuencia de fallas en la troncal aumentando el número de reconectadores.

RECONECTADORES UTILIZADOS EN EL SISTEMA DE DISTRIBUCIÓN

Los reconectadores deben cumplir básicamente el requisito de poseer funciones de comunicación mediante algún
protocolo interpretable y asimilable por el SCADA. Generalmente el elemento con la circuitería electrónica que
maneja las funciones de control y protección del reconectador también maneja sus funciones de comunicación.
El sistema de distribución de la Empresa Eléctrica Regional Centro Sur está equipado con reconectadores
tripolares de las marcas ABB y SIEMENS, y monopolares marca NOJA.Todos los dispositivos están dotados de
un gabinete de control que les habilita realizar las funciones de protección, control y comunicaciones.
Desde el punto de vista de automatización, las características principales de los reconectadores instalados se
listan en la siguiente tabla.
Tabla4. Característica de reconectadores.

IV. PROCESO DE OPTIMIZACIÓN

La forma de encontrar la localización de los reconectadores es desarrollada por una técnica de optimización
combinatorial como lo es el Algoritmo Genético de Chu- Beasley.
Es empleado para solucionar el problema de localización óptima de dispositivos de protección en redes radiales
de distribución de media tensión, ya que existen gran cantidad de reportes en la literatura especializada de
adaptaciones exitosas de esta clase de algoritmos de optimización a sistemas eléctricos.[5]

Función a optimizar

Asumiendo un interruptor 100% confiable y sin considerar seccionadores, es posible definir una función objetivo
en términos de la Energía No Suministrada.
fp Nfp tf j +td j +tr j 3

Min ENS =∑
j =0 (∑
i=ri
P prom j ×
( ∑ ∑ C k Ak
t =tf j k=0
))
Sujeto a:
• La asignación de posiciones de los reconectadores no debe superar el número máximo fijado.
• La posición de reconectadores no puede ser la misma.

Donde,
ENS = Energía No Suministrada [kWh].
fp = Número de fallas permanentes registradas en un año.
ri= Posición del reconectador que aisló la falla permanente.
Nfp = Número de nodos de carga afectados por la falla permanente.
P prom j = Consumos promedio del nodo j [kWh].
tf j= Tiempo en el que ocurrió la falla permanente.
td j= Tiempo de espera debido a congestión de recursos logísticos.
tr j= Tiempo de reparación de la falla permanente.
Ak = Agregación hora a hora de curva de carga tipo k (Res, Com e Ind).
C k= Porcentaje de participación de los usuarios tipo k del nodo en el consumo mensual.

El índice ENS será entonces la evaluación de la función objetivo del Algoritmo Genético de Chu-Beasley.
Cuando se habla de optimizar, se está haciendo hincapié en que la energía que se espera no suministrar en el
periodo de estudio sea mínima.

V. UBICACIÓN ÓPTIMA DE RECONECTADORES

El sistema eléctrico de distribución radial, de acuerdo a su arquitectura, tendrá distintas formas de


comportamiento al estar sometido a perturbaciones. Un sistema confiable minimiza el impacto de una falla sobre
los clientes, a través del uso de coordinado de equipos de protección (Disyuntores, seccionadores, fusibles,
reconectadores) y la posibilidad de contar con una alternativa de alimentación auxiliar.

Por ejemplo: si ocurre una falla permanente en el tramo T02, se verifica la siguiente secuencia de operación de
los dispositivos de protección y seccionamiento:

 Se produce la operación del reconectador R, desconectando las cargas conectadas a los tramos T02, T03
y los laterales L02, L03.
 Una vez identificado y localizado el tramo fallado, la falla es mantenida aislada mediante por la
apertura del reconectador R en su operación.
 Las cargas del tramo T01 y lateral L01, no fueron afectadas durante la falla, y se mantienen energizadas
a través de la fuente principal. Esta configuración permanecerá hasta que se repare, reemplace o corrija
el problema que origino la falla permanente en el tramo T02, y el sistema vuelva a su operación normal.

Para determinar la ubicación óptima de los reconectadores, se utilizará el método presentado, de forma de
minimizar el índice FMIK. Para ello se expresarán los KVA∫ ¿¿ en función de la posición de los equipos
presentes en la troncal.

Los reconectadores en la troncal se conectarán como se muestra en figura 4. El índice de frecuencia resultará una
función de n-r cab variables, donde n representa los n reconectadores a lo largo de la troncal y r cab los r
reconectadores de cabecera presentes a lo largo de las troncales. Para el caso según tabla 2, el problema se
reducirá a n-1 variables y para Tabla 3, el problema a resolver corresponderá a n-2 variable.

Por ejemplo: Si tres equipos fueran conectados a lo largo de la troncal cuando consideramos además la presencia
de un equipo en estado NA, el problema se reduce a encontrar las posiciones x, y, z de cada uno a lo largo de la
troncal, medidas desde la fuente principal; esto implicará minimizar la frecuencia de fallas, es decir, encontrar:

min ( ∑ Fi )=min¿
La figura 4 presenta un alimentador con 2 reconectadores instalados en x e y (km) a lo largo de la troncal. Sea ɼ
(X) la función de carga KVA acumulada a lo largo de la línea desde RF1, entonces ɼ (L) = KVA Total. Además,
considere que F(X) = ʎ *X es la función de fallas acumuladas a lo largo de la línea, desde RF1. Luego F (L)=N
el total de fallas que afecta al alimentador. Para obtener las expresiones analíticas de las funciones F(X) y '(X)
debe recurrirse a la data de fallas y de KVA conectados a lo largo de las líneas. En tabla 4 se presenta la
evolución sin considerar la presencia de equipo NA y la tabla 5 considera la presencia del NA y por ende ambas
fuentes, en función de F(X) y ɼ (X).

Fig4. Alimentador de largo L (km) con reconectadores

El análisis considera que Fte1 es la fuente principal y el origen del alimentador, entonces las condiciones de
borde del problema indican que x>0 e y>x. Cabe mencionar que en presencia de dos fuentes la línea se comporta
redundante desde el punto de vista de análisis de falla, por lo que el aporte en las condiciones de falla se traduce
en la suma algebraica del aporte de cada una.

VI. EJEMPLO DE APLICACIÓN Y RESULTADOS

Se aplica el método a un alimentador ficticio de largo 25,3 (km) y de carga mostrada en figura 4. La función de
fallas acumuladas F(X) se supuso lineal ( ʎ T = 0.227; constante). Luego:

F(X)=0.227 *x

Donde x es la distancia en km medida desde la cabecera del alimentador visto desde el alimentador principal
Fte1 .

# EVENTOS R KVAint Frecuencia de interrupción Fi


F(x) RF1 Γ ( L )=KVA T F (x) × Γ (L)
F(y)- F(x) R2 Γ ( L )−Γ ( x) [ F( y)−F ( x )] × [ Γ ( L )−Γ ( x) ]
F(L)- F(y) R3 Γ ( L )−Γ ( y) [ F( L)−F ( y ) ] × [ Γ ( L ) −Γ ( y ) ]

Tabla5. Tabla de eventos en términos de F(x) y ɼ (x) sin NA.

Fuente # eventos R KVA int


#eventos× KVA ∫¿
Fte 1 F(x) RF1 Γ (x) F (x) × Γ (x )
F(y)- F(x) R1 Γ ( y )−Γ ( x) [ F( y)−F ( x )] × [ Γ ( y ) −Γ ( x) ]
F(L)- F(y) R2 KVA T −Γ ( y ) [ F( L)−F ( y )] × [ Γ ( L ) −Γ ( y )]
Fte 2 F(L)- F(y) RF2 KVA T −Γ ( y ) [ F( L)−F ( y )] × [ Γ ( L ) −Γ ( y )]
F(y)- F(x) R2 Γ ( y )−Γ ( x) [ F( y)−F ( x )] × [ Γ ( y ) −Γ ( x) ]
F(x) R1 Γ (x) F (x) × Γ (x )

Tabla6. Tabla de Eventos en términos de F(x) y ɼ (x) con NA.

Entonces la frecuencia de interrupción total:

N .Q T −Γ ( x ) . F ( y ) + Γ ( x ) . F ( x ) + Γ ( y ) . F ( y ) −N . Γ ( y )
Con lo cual la frecuencia de interrupción total es:

2 × [ 2. F ( x ) . F ( y )−F ( x ) . Γ ( y )+2. F ( y ) . Γ ( y )−F ( y ) . Γ ( x )−Γ ( y ) . N −F ( y ) . KVA T + N . KVA T ]


La figura 5 muestra el gráfico correspondiente, el modelo adoptado y su coeficiente de correlación R. Luego la
función polinómica de aproximación de ɼ (x) apropiada es:

Γ ( x )=−3 ×10−5 x 5 +1× 10− 4 x 4 + 0,5095 x 3−7,1879 x 2+ 66,858 x−18,259


En base a esta información se reconstruyen las tablas 4 y 5 obteniéndose los resultados presentados en la tabla 6.

Fig5. Función de carga acumulada ɼ (X)

Ftes N° reconectadores x opt. y opt. FMIK


presentes Total Troncal (km) (km)
Ftel sin NA 2 1 17,2 - 5,07
Ftel sin NA 3 2 12,9 19,6 4,31
Ftel con 3 1 15,1 - 5,3
NA
Ftel con 4 2 11,5 18,9 *3,47
NA

Tabla7. Ubicación óptima de reconectadores.


*Al incluir el NA suman 4 reconectadores, de acuerdo a la figura 4 disminuyendo el FMIK al optimizar la
ʎa 1 ʎa 2
ubicación de los reconectadores. Considerando los arranques a i =0.1 y el arranque a i =0.21 y ambos
arranques de largo b =5 km. Se construye la tabla 7 que indica el FDTA de ellos de acuerdo a (11) y (8).

Ftes N° reconectadores Tasa FD TA


presentes Total Troncal Falla
Ftel sin 2 1 A1 λa 1=0,1 3,41 (8)
NA
Ftel sin 3 2 A1 λa 1=0,1 2,01 (11)
NA
Ftel con 3 1 A2 λa 2=0,21 1,62 (8)
NA
Ftel con 4 2 A2 λa 2=0,21 **0,96 (11)
NA

Tabla8. Incidencia de arranques a1 y a2 en índice FDTA

Ante la presencia del NA, el arranque a2 entra en el rango menor a 1, lo que equivale a estudiarlo como un
nuevo alimentador: Esto se explica, en que la introducción de dos reconectadores en la troncal con NA minimizó
el FMIK y llevó a que a2 tuviera mayor incidencia que cuando estaba en presencia sólo de Fte1 . Esto deja ver
que el número de reconectadores en la línea troncal influye en el peso que toman los arranques sobre la misma,
por lo que es necesario un análisis técnico económico entre la cantidad de reconectadores a utilizar y la
transformación de arranques importantes (FDTA)

ANÁLISIS DE SENSIBILIDAD

Brinda una idea de la rentabilidad del proyecto, para este análisis de considera un sistema invariante,
considerando la variación del costo de la energía no suministrada y la tasa de descuento
considerando los diferentes escenarios presentados a continuación:

Como se observa el costo de la energía afecta directamente al resultado de evaluación y rentabilidad


de la ubicación de reconectadores.

VII. CONCLUSIONES
 En este trabajo se introdujo un índice FDTA el cual permite evaluar la incidencia que pueden tener los
arranques sobre una línea troncal con carga uniformemente distribuida, esto en función de un número k
de reconectadores, presentes (o no) en la línea, que minimizan el índice de frecuencias de interrupción y
por ende el índice FMIK. Esta metodología permite establecer la cantidad máxima de reconectadores,
de forma tal que la incidencia de los arranques no sobrepase a la línea troncal, implicando con ello una
importante limitante y restricción sobre las inversiones a realizar por la empresa distribuidora. Cabe
destacar que la inversión no tan sólo involucra la introducción de nuevos equipos de maniobra, sino
también el estudio de los arranques que bajo su data histórica de falla y el FDTa establecen un criterio
de selección para creación de nuevos alimentadores, optimizando a su vez el índice FMIK.
 El correcto uso de reconectadores en los sistemas de distribución es de suma importancia en la
operación de los mismos, debido a que los sistemas están propensos a fallas, y en caso de que se
produzca alguna perturbación el sistema debe estar en la capacidad de reestablecerse lo más rápido
posible, ya que con esto se tiene un suministro de energía confiable para el usuario.
 Es necesario que los reconectadores sean ubicados de tal forma que las que el sistema sea capaz de
reestablecerse lo más rápido posible, considerando los demás elementos que funcionan en conjunto
tales como disyuntores y seccionadores, estos elementos brindan al sistema mayor flexibilidad,
confiabilidad y seguridad en el sistema que es el objetivo de todo sistema de control y protección
implementado en redes de energía.
 El número de elementos que deben ser ubicados se lo realiza en base a análisis técnico-económicos, ya
que, muchos elementos e algo confiable pero desde el punto de vista económico representa grandes
inversiones en casos innecesarias, es por eso que se los coloca en puntos que serían claves en el sistema
para que cumplan sus objetivos con el menor número de los mismos.
 Para mejorar la confiabilidad de los sistemas eléctricos de media tensión y elevar su grado de
protección ante fallas se ha hecho práctica común la instalación de equipos de protección con
reconexión automática en las redes de distribución, de tal forma que ante una falla no se vea afectada la
integridad física de la red eléctrica.
 La reducción de la energía no suministrada obtenida mediante la ubicación óptima de
reconectadores es decreciente, esto se da debido a que la ubicación del primer
reconectador, para los demás valores la energía va reduciendo en cantidades considerables
respecto al sistema de energía no suministrada.
 Los beneficios obtenidos están en función de la relación de la energía no suministrada por el
costo correspondiente a cada uno da una idea de la rentabilidad de estos que resulta ser
decreciente en un principio en base a esto se empieza el dimensionamiento de los
reconectadores hasta que este análisis de resultados mostrando un punto de equilibrio para
un sistema de distribución.

VIII. RECOMENDACIONES

 Se debe realizar un análisis previo sobre las posibles fallas que puedan ocurrir, al igual que se debe
tomar en cuenta los puntos que son críticos en caso de ocurrir fallas para la implementación de los
reconectadores en una forma adecuada y que nos permitan obtener el máximo beneficio.
 Los análisis deben ser hechos con gran cuidado por especialistas en el tema que pueden ser consultores,
u propios de la empresa proveedora en conjunto con especialistas de la empresa de energía, ya que, es
necesario tener experiencia en estos temas así como conocer en buena forma el sistema al cual son
aplicados para establecer zonas vulnerables y de riesgo del mismo.

VII. REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS:

[1] I. M. C. Garcés, «Reconectores,» 2015. [En línea]. Available:


http://www.dspace.espol.edu.ec/xmlui/bitstream/handle/123456789/31328/D-84704.pdf?sequence=-
1&isAllowed=y. [Último acceso: 10 12 2016].

[2] H. O. a. E. L. L. García, 17 04 2009. [En línea]. Available:


http://www.scielo.cl/pdf/ingeniare/v17n2/art09.pdf. [Último acceso: 10 12 2016].

[3] Reyes S, Morales F, Santander S y Pezoa J. (2008). “UBICACIÓN ÓPTIMA DE


RECONECTADORES EN SISTEMAS DE DISTRIBUCIÓN PARA MINIMIZAR LA FRECUENCIA
MEDIA DE INTERRUPCIÓN”. Disponible online:
http://www.scielo.cl/pdf/ingeniare/v17n2/art09.pdf

[4] Revista Técnica “energía” de la Corporación CENACE, OPERACIÓN REMOTA DE LA


DISTRIBUCIÓN BASADA EN LA SUPERVISIÓN Y CONTROL REMOTOS DE
RECONECTADORES.
[5] Pulgarín Flórez Carlos Andrés, “Localización Óptima De Reconectadores Basado En Criterios De
Confiabilidad”, Colombia, 2011

También podría gustarte