Está en la página 1de 8

1

El aprendizaje.

La vida es un cambio constante y son muchos los factores que hacen que estos
cambios se presenten en cualquier ser humano, sin embargo el aprendizaje es uno
de los más importantes. A través de nuestra experiencia aprendemos información
nueva, actitudes nuevas, temores nuevos y habilidades nuevas. También
aprendemos a entender conceptos nuevos, a solucionar problemas de nuevas
formas e incluso a crearnos una personalidad a lo largo de la vida

El aprendizaje es un tema central de la psicología, pues con base en él, se


adquieren, y establecen los diferentes conocimientos que la persona va
adquiriendo a lo largo de su vida, por lo tanto se puede definir el aprendizaje como
un fenómeno en virtud del cual se producen cambios en la manera de
responder del individuo a consecuencia de su individualidad, del común
denominador que comparte con los demás seres humanos (inteligencia,
voluntad y afectividad), tomando en cuenta las experiencias y
oportunidades a consecuencia del contacto con aspectos del ambiente
(sociabilidad).

Otra definición de aprendizaje es: proceso por el cual las experiencias


modifican el sistema nervioso y, por lo tanto, la conducta. Estos cambios
son conocidos como recuerdos. Las experiencias no se almacenan, más bien
modifican la forma de percibir, realizar, pensar, planear, y lo hacen al provocar
cambios físicos en la estructura del sistema nervioso, alterando los circuitos
nerviosos que participan en la percepción, el desempeño, el pensamiento y la
planeación. (Definición a nivel fisiológico).

Otra definición: la vida es un proceso de cambio constante, son muchos los


factores que producen estos cambios, pero uno de los más importantes es el
aprendizaje. Se aprende a través de la experiencia cuestiones como información
nueva, actitudes nuevas, temores nuevos, a solucionar problemas con nuevas
opciones, e incluso a crearnos una personalidad a lo largo de la vida. Por lo tanto
aprendizaje se refiere a cualquier cambio relativamente permanente de
nuestra conducta derivado de la experiencia, es decir, a partir de
nuestras interacciones con el entorno. Lo interesante de esta definición radica
en que permite distinguir entre los cambios en el desempeño debidos a la
maduración (desarrollo de patrones de comportamiento predeterminados
biológicamente que obedecen sólo a los años vividos) y aquellos cambios que la
experiencia trae consigo. Por ejemplo, control de esfínteres es un cambio de
madurez, lo que se aprende es a dónde ir al baño y qué pasos seguir. Otro
ejemplo, es el pensamiento concreto, en donde la persona todo lo capta a través
de tocar, percibir por algún sentido específico y se tiene hasta los doce años
aproximadamente, y después se presenta el pensamiento abstracto, en donde la
persona ya es capaz de entender conceptos más elevados sin necesidad de
2

experimentarlos, como Dios, voluntad, esencia, matemáticas más abstractas, etc.


Otro ejemplo es cuando los niños se convierten en mejores jugadores de tenis a
medida que crecen, en parte como consecuencia de que su fuerza aumenta con su
tamaño: un fenómeno de maduración. Es preciso distinguir ese tipo de cambios
provocados por la maduración de aquellas mejorías que obedecen al aprendizaje,
los cuales son una consecuencia de la práctica.

También es necesario distinguir entre los cambios de comportamiento a corto


plazo que se deben a factores distintos del aprendizaje, tales como una
disminución en el rendimiento debido a cansancio o a falta de esfuerzo, de los
cambios debidos a verdadero aprendizaje. Por ejemplo, si Zoraya Jiménez
(med allista olímpica de oro es levantamiento de pesas), se desempeña mal en un
levantamiento durante una competencia como consecuencia de la tensión o la
fatiga, ello no significa que no haya aprendido bien su técnica de levantamiento o
que haya olvidado levantar de manera correcta.

Cabe aclarar que para algunos psicólogos, el aprendizaje sólo se puede inferir de
modo indirecto, mediante la observación de cambios en el desempeño. Como
consecuencia de que no siempre hay una correspondencia de uno a uno entre el
aprendizaje y el desempeño, es difícil comprender cuándo se ha producido un
verdadero aprendizaje. Por ejemplo, aquellos que hayan fallado en un examen
porque estaban cansados y cometieron errores por descuido o porque no
comprendían la lógica del examen, no pueden comprender bien esta distinción,
pues la persona puede saber mucho, y estos factores la alteraron en ese
momento, y eso no significa que no sepa.

El concepto se restringe a los cambios relativamente permanentes, en oposición a


los transitorios, que son resultado de la experiencia, en lugar de los cambios
debidos a causas biológicas, como los derivados de los efectos de las drogas, la
fatiga, la maduración, las lesiones o similares. Por ejemplo si un jugador de tenis
aprende a responder de otra manera en el juego (un cambio relativamente
permanente en su estilo de golpear la pelota), es un aprendizaje; pero si lo hiciera
por una lesión, o por fatiga, o por ser un niño, cuya madurez biológica le dio para
alcanzar ese ritmo, o por haber trabajado pesas, no es aprendizaje.

Existen diversos tipos de aprendizaje:


a) Aprendizaje perceptual: es la capacidad de aprender a reconocer los
estímulos vistos con anterioridad. A menos que haya aprendido a reconocer
algo, la gente no podrá aprender cómo conducirse con respecto de ello, no
obtendrá beneficios de las experiencias. Cada uno de los sistemas
sensoriales es capaz de un aprendizaje perceptual. Es decir no hay nada en
el intelecto que no haya pasado por los sentidos.
3

b) Aprendizaje por condicionamiento: clásico (Pavlov) y operante


(Skinner).
• Insistían en que la experiencia consciente quedaba fuera del alcance de la
observación objetiva y que, por lo tanto, no era un sujeto propio de la
investigación científica.
• Es el aprendizaje estímulo-respuesta que se define como la capacidad de
aprender a desempeñar una conducta específica cuando está presente un
estímulo particular. Supone el establecimiento de conexiones entre los circuitos
que participan en la percepción y los que se hallan implicados en el
movimiento. La conducta podría ser una respuesta automática como un reflejo
defensivo, o bien podría ser una secuencia complicada de movimientos
aprendidos con anterioridad. El aprendizaje estímulo-respuesta incluye dos
categorías principales de aprendizaje: el condicionamiento clásico y el
condicionamiento operante o instrumental.
Por la obra del fisiólogo ruso, Ivan Pavlov, los conductistas se consagraron al
estudio de la conducta manifiesta (directamente observable), que según creían
estaba determinada por un complejo sistema de conexiones estímulo-
respuestas independientes, que se hacia más complejo por causa del
aprendizaje. Este condicionamiento es una forma de aprendizaje en la que un
estímulo poco importante adquiere propiedades de uno de importancia. Supone
la asociación entre dos estímulos. Un estímulo que antes tenía poco efecto
sobre la conducta, se vuelve capaz de provocar una conducta refleja y
específica de la especie.

Además del condicionamiento clásico de Pavlov, existe el condicionamiento


operante o condicionamiento instrumental: en este ocurren conductas
aprendidas asociando entre una respuesta y un estímulo. Es una forma más
flexible de aprendizaje, pues permite que un organismo ajuste sus conductas
de acuerdo con las consecuencias de las mismas. Es decir cuando una conducta
tiene consecuencias favorables, ésta tiende a ocurrir con mayor frecuencia; por
el contrario, cuando tiene consecuencias desfavorables, tiende a ocurrir con
menos frecuencia. En forma colectiva, las consecuencias favorables son
conocidas como estímulos reforzadores y las consecuencias desfavorables,
como estímulos de castigo. El reforzamiento provoca cambios en el sistema
nervioso de un animal, que aumentan la probabilidad de que un estímulo
específico haga surgir una respuesta particular o determinada.

c) Aprendizaje por discriminación: es cuando se presentan dos o más


estímulos que difieren en algún detalle. La tarea consiste en distinguir una
situación de otra. Por ejemplo, los juguetes de diferentes figuras
geométricas cuyo objetivo es embonar las piezas y los rompecabezas.

d) Aprendizaje por improntación: es el aprendizaje en donde intervienen


los mecanismos hereditarios y éstos determinan el carácter de aparición de
4

la conducta, estando en íntimo contacto con los recursos ambientales. Por


ejemplo, un pavo real blanco era el único superviviente de una parvada que
había quedado expuesta a un frío extremo. En aquel momento, el único
ambiente del zoológico adecuado para su salud era la casa de los reptiles
en la que vivían las tortugas gigantes. Así pues, sus primeras impresiones
fueron las de estos grandes amigos verdes. Más tarde, a pesar de los
esfuerzos repetidos que el cuidado del zoológico llevó a cabo para que se
interesase por las pavas reales más bellas, las tortugas siguieron siendo el
blanco de su interés. Otro ejemplo es cuando una persona adoptada se
adapta a su familia adoptiva y aunque conoce a su familia biológica, ya no
se adapta a ella tan fácilmente.

e) Aprendizaje verbal: es la capacidad humana de manipular símbolos,


como el lenguaje, y esto permite aprender muchas respuestas como
asociar dos sílabas sin sentido, hasta aprender a resolver problemas
complejos expresados en palabras.

f) Aprendizaje de destrezas motoras: es en realidad una forma especial


de aprendizaje estímulo-respuesta. Es el establecimiento de cambios dentro
de los sistemas motores. No puede ocurrir sin una guía sensorial
proveniente del entorno. Por ejemplo, los movimientos más hábiles
suponen interacciones con los objetos; bicicletas, máquinas de juegos
electrónicos, agujas de tejer, etc. Incluso los movimientos más hábiles que
las personas hacen por sí solas, como los pasos de bailes en solitario,
involucran la retroalimentación de las articulaciones, músculos, el aparato
vestibular, los ojos y el contacto del pie con el suelo. Es el aprendizaje que
supone el uso de músculos. Es el hecho de aprender hábitos motores con
sus respectivas coordinaciones musculares. Por ejemplo, caminar, nadar,
escribir en la computadora.
Cabe mencionar que gran parte de la conducta verbal depende del
aprendizaje motor, puesto que las palabras pronunciadas son producidas
mediante contracciones de músculos situados en el aparato vocal,
acompañados de los movimientos de brazos y piernas. Por ejemplo, quien a
tratado realmente de dominar la pronunciación de una lengua extranjera se
habrá dado cuenta de lo anterior.

g) Aprendizaje de actitudes: es el que supone cambios en las disposiciones


a dar respuestas favorables o desfavorables ante objetos, personas,
situaciones o ideas abstractas. Por ejemplo, se aprenden actitudes respecto
de la escuela cuando se estudia matemáticas o historia, también con
respecto a un deporte. Aquí interviene el prejuicio, el egoísmo, el
desprendimiento, etc.
5

Este aprendizaje comienza en la infancia y cobra su forma por las


influencias de los padres y de otros factores del ambiente social. Los
factores de la personalidad, tales como las metas y necesidades particulares
del individuo, así como el concepto que éste tenga de sí mismo,
desempeñan también un papel importante en el aprendizaje de actitudes.

h) Aprendizaje mixto o de relaciones: es el hecho de aprender las


relaciones entre estímulos individuales. Por ejemplo, cuando se escucha el
sonido que emite un gato, y cómo se sentiría si alguien acariciara su piel.
Es decir, los circuitos nervioso en la corteza de asociación auditiva que
reconocen el maullido en cierto modo están conectados con los circuitos
apropiados de la corteza de asociación visual y la corteza de asociación
somatosensorial. Esto sucede cuando muchas tareas de aprendizaje
combinan varios aprendizajes. Por ejemplo, el habla, la escritura, etc. Hay
varios tipos de aprendizaje de relaciones entre estímulos individuales:
a. Aprendizaje espacial: por ejemplo, lo que es preciso aprender a
fin de familiarizarse con lo que esta en el interior de una habitación.
Primero, es necesario aprender a reconocer cada uno de los objetos
pero también es preciso aprender en qué sitio se encuentra cada uno
de los objetos con respecto de los demás. Como resultado, cuando
las personas se encuentran en un lugar particular en la habitación,
las percepciones que tengan de tales objetos y su ubicación en
relación con la persona le informarán exactamente dónde se
encuentra.
b. Aprendizaje episódico: recordar secuencias de eventos (episodios)
vistos requiere seguir no sólo los estímulos individuales sino también
el orden en el que ocurrieron.
c. Aprendizaje por observación: aprender a observar e imitar a los
demás, requiere recordar lo que otra persona hace, la situación en la
que se realiza la conducta y la relación que existe entre los
movimientos de la otra persona y los propios. Se aprende de lo que
se ve en los demás y se hace propio, por ejemplo, a no tener miedo
a un animal.

Fundamentos fisiológicos del aprendizaje.


En primer lugar se relaciona con la corteza cerebral, que junto con sus conexiones
con otras partes del encéfalo participa en el aprendizaje hasta de las respuestas
muy específicas. Por ejemplo, cuando alguien haya escrito siempre con la mano
derecha, lo cual, presumiblemente, puso en actividad al hemisferio izquierdo del
encéfalo, el aprendizaje anterior permitirá escribir con la mano izquierda (aunque
sea torpemente). De manera semejante si se aprende a distinguir mediante el
tacto entre dos objetos con una sola mano, inmediatamente, se puede lograr con
la otra.
6

Otra estructura cerebral relacionada con el aprendizaje es el hipocampo, en donde


se encuentra la memoria a corto plazo.

Medición del aprendizaje.


Es bastante fácil establecer un criterio de aprendizaje en el caso de los
experimentos de condicionamiento, pues simplemente se cuantifica por ejemplo,
cuántas veces se cierra el párpado o la frecuencia con que se oprima una palanca.
Inclusive en el caso del aprendizaje verbal, es fácil establecer un criterio de
aprendizaje si la tarea es algo específica, como dominar la pronunciación de una
lista de palabras: uno cuenta simplemente el número de palabras pronunciadas
correctamente antes y después de la práctica. Sin embargo, es mucho más difícil
encontrar un criterio confiable, y mesurable cuando lo que se desea es descubrir,
si, a consecuencia de algunas experiencias del salón de clases, los alumnos han
aprendido a actuar con más sentido del deber, a mostrarse más dispuestos a
ayudas o a pensar con mayor espíritu crítico.

Por lo anterior, se han establecido 7 criterios de aprendizaje, cuyo fin es detectar


qué tan bien se ha adquirido ese aprendizaje:

1. Precisión de la respuesta : Es cuando las respuestas ante una tarea


pueden calificarse de correctas o incorrectas. Luego puede llevarse un
registro de errores y de aciertos en cada ensayo. En la mayoría de los
aprendizajes, en los primeros momentos se cometen muchos errores y se
efectúan muchos movimientos innecesarios, pero a medida que se va
efectuando la práctica, los errores tienden a eliminarse o reducirse. El
aumento de la precisión se considera como indicio de que el aprendizaje se
está efectuando.

2. Velocidad de respuesta: Esto sucede a medida que se van eliminando los


errores y los movimientos innecesarios, va disminuyendo el tiempo que se
necesita para producir las respuestas correctas. La velocidad de la
respuesta, tomada como criterio de aprendizaje, se puede medir anotando
la disminución de la cantidad de tiempo que se necesita para ejecutar una
respuesta o bien registrando el aumento en el número de respuestas
producidas en una determinada cantidad de tiempo.

3. Fuerza de la respuesta : Esta se utiliza normalmente para el


condicionamiento clásico, en donde se lleva a cabo una medición
cuantitativa de alguna actividad fisiológica, como la del número de gotas de
saliva o la de la amplitud de la respuesta galvánica de la piel, que se
produce como respuesta al estímulo condicionado. A medida que avanza el
condicionamiento, aumenta la fuerza medida de la respuesta.
7

4. Probabilidad de respuesta: A medida que prosigue el aprendizaje,


aumenta la probabilidad de que el que está aprendiendo produzca la
respuesta correcta en vez de una respuesta que no esté relacionada con
ella. Este criterio es difícil de medir cuando se trata de un solo sujeto, pero
cuando se emplea un grupo de personas, la probabilidad de la respuesta
puede medirse de acuerdo con el porcentaje de individuos del grupo que
producen una respuesta adecuada en CAD ensayo sucesivo.

5. Esfuerzo empleado en la respuesta: Cuando se comienza a aprender


una destreza compleja, a menudo se siente de forma consciente cada
detalle de la acción que se tiene que aprende y la persona se da cuenta de
que esta haciendo un gran esfuerzo. A medida que el aprendizaje ese va
efectuando, se percata menos de los detalles y se siento que la tarea le
cuesta menos trabajo. Este criterio de esfuerzo, resulta subjetivo, puesto
que es difícil captar el esfuerzo realizado por la persona, aunque algunas
veces se realiza a través de medir la cantidad de bióxido de carbono que se
exhala.

6. Resistencia a la extinción: Esto es que cuanto mejor establecida queda


una respuesta aprendida tanto más resistente será a que se la pueda
extinguir.

7. Resistencia a la interferencia: Cuanto mejor se ha aprendido una


respuesta, tanto menos se verá afectada cuando tenga que aprenderse una
respuesta que entra en conflicto con ella. Por ejemplo, la suma con la resta,
la multiplicación con la división.

Estos criterios de medición resultan útiles para identificar la fijación del aprendizaje
y fijarlo más, estimular uno nuevo, y extinguirlo.

El limite del aprendizaje personal: esto se refiere que aun cuando una
persona aprenda con el procedimiento más eficiente la resolución de problemas,
trabaje en las mejores condiciones de motivación y practique incansablemente su
ejecución, en cualquier tarea motora llegará con el tiempo a un punto más allá del
cual una nueva práctica no dará lugar a un mayor mejoramiento. En matemáticas
al nivel superior alcanzado se le llama asintótica, y es el límite fisiológico, puesto
que está determinado por la velocidad y la coordinación con que los nervios
conducirán mensajes y los músculos se contraerán. Otro ejemplo de este límite, es
la carrera de 100 metros planos. Aun cuando hayan contado con los mejores
entrenadores y el más grande deseo de triunfar, pocos corredores han sido
capaces de recorrer dicha distancia en menos de nueve segundos y medio y
ninguno ha alcanzado la marca de los nueve segundos cerrados. Los
investigadores no han logrado, aun, descubrir el límite del aprendizaje de cosas
tales como las matemáticas, la física, la química o el ajedrez.
8

Con base en lo anterior, se puede concluir que gracias al aprendizaje, el hombre


puede (bajo voluntad y libertad propia) mejorarse continuamente, y asiéndose de
infinidad de conocimientos útiles y trascendentes para su beneficio y el de la
humanidad, pues de nada sirve, aprender y no transmitirlo a los demás.

NOTAS.&

&
Lectura de las páginas 189-194 de Feldman. Nota de Estilos Cognitivos.