Está en la página 1de 109

Sentencia No.

0021-TS-2006                     Exp. No. 502-01-2005-


001077CPP

EN NOMBRE DE LA REPÚBLICA 

En el Distrito Nacional, Capital de la República Dominicana, a los seis


(06) días del mes de Febrero del año dos mil seis (2006), año 162 de la
Independencia y 143 de la Restauración.  

LA TERCERA SALA DE LA CAMÁRA PENAL DE LA CORTE DE


APELACIÓN DEL DISTRITO NACIONAL, regularmente constituida en
audiencia pública, sito en la primera planta del Palacio de Justicia del
Centro de los Héroes de Constanza, Maimón y Estero Hondo,
compuesta por los jueces: IGNACIO PASCUAL CAMACHO HIDALGO,
Juez Presidente; LUIS OMAR JIMENEZ ROOSA, Juez; NANCY MARIA
JOAQUIN GUZMÁN, Jueza; asistidos de la secretaria ad- hoc. 

“ACTA DE AUDIENCIA DE FECHA 18-01-2006” 

Siendo las diez y quince minutos (10:15) de la mañana del día dieciocho
(18) de enero del presente año, el Juez Presidente declara abierta la
audiencia pública a fin de conocer los recursos de apelación
interpuestos por: 1) Dr. Octavio Lister Henríquez, Procurador General
Adjunto y Director del Departamento de la Corrupción, por sí y por el
Procurador General de la República, conjuntamente con los Licdos.
Hotoniel Bonilla García, Jhon Garrido y el Dr. Francisco García Rosa,
en representación del MINISTERIO PÚBLICO y EL ESTADO
DOMINICANO, en fecha 4/11/2005; 2) Licdo. Guillermo A. Lake,
actuando a nombre y representación de ALFREDO PULINARIO
LINARES, en fecha 2/11/2005; 3) Dr. Juan A. Nina Lugo y el Licdo.
Sócrates A. De Jesús Piña Calderón, actuando a nombre y
representación de PAULINO ANTONIO REYNOSO REYNOSO, en fecha
4/11/2005; 4) Dres. Jesús Catalino Martínez y Francisco  A. Catalino
Martínez, actuando a nombre y representación de BLAS PERALTA
PERALTA, en fecha 4/11/2005; 5) Licdos. Ingrid Hidalgo Martínez, Félix
Damián Olivares y Dr. Manuel García, actuando a nombre y
representación de MILCIADES AMARO GUZMÁN, en fecha 4/11/2005;
6) Dra. Leyda A. De Los Santos, actuando a nombre y representación de
FREDDY WILLIAMS MENDEZ MONTES DE OCA, en fecha 4/11/2005;
7) Licdos. Ingrid Hidalgo, Félix Damián Olivares, y Dr. Manuel García,
actuando a nombre y representación de CASIMIRO ANTONIO MARTE
FAMILIA, en fecha 4/11/2005; 8) Licda. Ingrid Hidalgo Martínez y los
Dres. Manuel García y María Milagros Pensón, actuando a nombre y
representación de FABIO RUIZ, en fecha 4/11/2005; 9) Dres. Carlos
Balcacer, Francisco Taveras y Bolívar Aquiles Reynoso Paulino,
actuando a nombre y representación de PEDRO A. FRANCO BADIA, en
fecha 4/11/2005; 10) Dres. Tomas Castro Monegro y M. Cirilo
Quiñónez Taveras, actuando a nombre y representación de
FEDERACIÓN NACIONAL DE TRANSPORTE LA NUEVA OPCION
(FENATRANO), en fecha 7/11/2005;  11) Licdos. Elving Matías, Gonzalo
Placencio y el Dr. Francisco A. Hernández, actuando a nombre y
representación de GERVASIO DE LA ROSA, en fecha 10/11/2005; 12)
Dr. Francisco A. Hernández Brito, actuando a nombre y representación
de FRANCISCO ANTONIO PEREZ, en fecha 10/11/2005; todos contra
la Sentencia No. 159-2005, de fecha diecisiete (17) de Octubre del año
2005, dictada por la Quinta Sala de la Cámara Penal del Juzgado de
Primera Instancia del Distrito Nacional; cuyo dispositivo se trascribirá
en otra parte de la presente decisión;  

OIDO: Al Juez Presidente, indicar que se aplicarán los  artículos 393 al


406, sobre los recursos, artículos 306 al 347, sobre los principios
generales del juicio y los artículos 416 al 422, sobre la apelación de la
sentencia, dando apertura a la vista en virtud de los referidos artículos; 

OIDO: Al Juez Presidente, ofrecerle la palabra a los imputados, a los


fines de que presenten sus generales; 

OIDO: Al imputado MILCIADES AMARO GUZMAN, dominicano, 55 años


de edad, portador de la Cédula de Identidad y Electoral No. 001-
0103910-5, comerciante, domiciliado y residente en la calle Juan
Bocacio, No. 01, Renacimiento, D. N.; 

OIDO: Al imputado SIQUIO AUGUSTO NG DE LA ROSA, dominicano,


64 años de edad, portador de la Cédula de Identidad y Electoral No.
056-0002460-7, dirigente político, domiciliado y residente en la calle
Sección Mirabal, Km. 12, San Francisco de Macorís; 

OIDO: Al imputado PEDRO A. FRANCO BADIA, dominicano, 70 años de


edad, portador de la Cédula de Identidad y Electoral No. 001-0172020-
9, abogado, domiciliado y residente en la Avenida Pasteur, No. 10,
Gazcue, D. N.;  

OIDO: Al imputado FRANCISCO ANTONIO PEREZ CASTILLO,


dominicano, 56 años de edad, portador de la Cédula de Identidad y
Electoral No. 001-0387586-0, chofer, domiciliado y residente en la Calle
Josefa Brea, No. 252, Ensanche Luperón, D. N.;  

OIDO: Al imputado PAULINO ANTONIO REYNOSO REYNOSO,


dominicano, 51 años de edad, portador de la Cédula de Identidad y
Electoral No. 087-0006689-0, educador, domiciliado y residente en la
Manzana A, No. 06, Villa Amada, D. N.;  

OIDO: Al imputado FREDDY WILLIAMS MENDEZ MONTES DE OCA,


dominicano, 66 años de edad, portador de la Cédula de Identidad y
Electoral No. 001-0522403-4, empresario de trasporte, domiciliado y
residente en la calle Aruba, No. 71, Ensanche Ozama, Santo Domingo
Este;  

OIDO: Al imputado CASIMIRO ANTONIO MARTE FAMILIA, dominicano,


50 años de edad, portador de la Cédula de Identidad y Electoral No.
001-0720975-1, comerciante, domiciliado y residente en el Km. 7, Los
Ríos, No. 06, Yuguacal, D. N.;  

OIDO: Al imputado FABIO GUSTAVO DE LA ALTAGRACIA RUIZ


ROSADO, dominicano, 54 años de edad, portador de la Cédula de
Identidad y Electoral No. 001-0798317-3, jubilado, domiciliado y
residente en la calle Ramón Báez, No. 18, Bayona, Santo Domingo
Oeste;  

OIDO: Al imputado GERVACIO DE LA ROSA PAULINO, dominicano, 50


años de edad, portador de la Cédula de Identidad y Electoral No. 031-
00634551-2, transportista, domiciliado y residente en la calle No. 32,
Ensanche Libertad, Santiago;  

OIDO: Al imputado ALFREDO PULINARIO, dominicano, 65 años de


edad, portador de la Cédula de Identidad y Electoral No. 001-0831152-
3, Director Transportista, domiciliado y residente en la calle Fausto
Cejas Rodríguez, No. 32, Los Frailes, Km. 12, D. N.;  

OIDO: Al imputado BLAS PERALTA PERALTA, dominicano, 49 años de


edad, portador de la Cédula de Identidad y Electoral No. 056-0074081-
4, comerciante, domiciliado y residente en la calle Los Cerros, No. 08,
Las Colinas,  Los Ríos, D. N.;  

OIDO: Al imputado JUAN JULIO MORALES ROSA, dominicano, 56 años


de edad, portador de la Cédula de Identidad y Electoral No. 001-
0089114-2, pensionado, domiciliado y residente en la avenida Bolívar,
No. 1005, D. N.;  

OIDO: Al Juez Presidente, ofrecerle la palabra a las partes recurrentes,


a los fines de que viertan sus calidades; 

OIDO: Dres. Jesús y Francisco Catalino Martínez, ratificamos haber


recibido y aceptado mandato del señor BLAS PERALTA PERALTA, para
postular y defender el recurso de apelación interpuesto por este, con
domicilio procesal en la Avenida Duarte, No. 232, D. N.; con los
teléfonos 245-5555 y 245-5556;   

OIDO: Licda. Ingrid Hidalgo Martínez, conjuntamente con el Lic. Félix


Damián Olivares y el Dr. Manuel Antonio García, informan que son los
asistentes técnicos del recurrente CASIMIRO ANTONIO MARTE 
FAMILIA, con domicilio procesal en la calle Francisco J. Peynado, No.
56, Edificio Gali, 3er. Piso, Suite No.1, con el teléfono y número de fax
809-689-4500, celulares Nos. 809-763-7389, y 809-298-9207;  
OIDO: Licda. Ingrid Hidalgo Martínez, conjuntamente con el Lic. Félix
Damián Olivares y el Dr. Manuel Antonio García, informan que son los
asistentes técnicos del recurrente MILCIADES AMARO GUZMÁN, con
domicilio procesal en la calle Francisco J. Peynado, No. 56, Edificio
Gali, 3er. Piso, Suite No.1, con el teléfono y número de fax 809-689-
4500, y el recurrente tiene su domicilio en la calle Juan Bocacio, No. 1,
Distrito Nacional, teléfono No. 809-482-5194; 

OIDO: Licda. Ingrid Hidalgo Martínez, conjuntamente a los Dres.


Manuel Antonio García,  María Milagros Pensón, informan que son los
asistentes técnicos del recurrente FABIO RUIZ ROSADO, con domicilio
procesal en la calle Francisco J. Peynado, No. 56, Edificio Gali, 3er Piso,
Suite No.1, con el teléfono y número de fax 809-689-4500, celulares
Nos. 809-763-7389, y 809-298-9207 y el recurrente tiene su domicilio
en la calle Ramón Báez, No. 18, Villa Universitaria, Herrera, Santo
Domingo; 

OIDO: Lic. Guillermo A. Lake, ratifico ante esta Corte, haber recibido y
aceptado mandato del SR. ALFREDO PULINARIO, para asistirlo en sus
medios de defensa en su doble calidad de recurrente  y recurrido.
Ratificamos el domicilio procesal ubicado en la calle Luis Manuel
Cáceres, No. 181, 2do. Piso, Villa Juana, D. N, con el teléfono No. 809-
616-99638; 

OIDO: Dres. Sócrates De Jesús Piña y Juan A. Nina Lugo, asistiendo en


sus medios de defensa a PAULINO ANTONIO REYNOSO REYNOSO, en
su doble calidad de recurrido y recurrente, del presente proceso, con
domicilio procesal en la Ave. Francia, No. 105, Gazcue, D. N., con el
teléfono No. 809-623-8353; 

OIDO: Licdos. Miguel De Jesús y Elvis Matías, por sí y por el Dr.


Francisco Hernández, informamos que nos constituimos en nombre y
representación de GERVASIO DE LA ROSA, con domicilio procesal en la
calle Cuba, No. 56, Santiago y domicilio ad-hoc en la calle Francisco J.
Peynado, No. 56, Edificio Gali, 3er. Piso, Suite No.1, D. N;

OIDO: Lic. Miguel De Jesús conjuntamente con el Dr. Francisco


Hernández, y los Licdos. Radhamés Tavarez y Elvis Matías, quienes
asumimos la defensa técnica del Sr. FRANCISCO ANTONIO PEREZ, con
domicilio ad-hoc en la calle Francisco J. Peynado, No. 56, Edificio Gali,
3er Piso, Suite No.1, D. N; 

OIDO: Dra. Leyda De Los Santos, defensa técnica del Sr. FREDDY
WILLIAM MENDEZ, recurrente en el presente proceso, con domicilio
procesal en la calle José Tapia Brea, esquina Paseo de Los Locutores,
Ensanche Quisqueya, con los teléfonos 809-566-1749 y 809-412-8786;

OIDO: Dr. Francisco A. Taveras y Bolívar Reynoso, por sí y por el Dr.


Carlos A.  Balcacer, defensores de PEDRO FRANCO A. BADIA,
ratificando el domicilio procesal que consta en el recurso de apelación,
con el teléfono 809-687-9380; 

OIDO: Dr. Cirilo Quiñónez Taveras, en representación de Federación


Nacional de Transporte “La Nueva Opción” (FENATRANO), reiteran
calidades del domicilio procesal que consta en el recurso de apelación; 

OIDO: Al Juez Presidente, ofrecerle la palabra a las partes recurridas, a


los fines de que viertan sus calidades; 

OIDO: Licdos. Carlos Radhamés Cornielle Mendoza, Eric Raúl Pérez y


Joaquín Antonio Zapata Martínez, ratificando calidades vertidas en la
audiencia anterior, en nuestra condición de abogados constituidos y
apoderados especiales en los medio de defensa del ciudadano JUAN
JULIO MORALES ROSA, parte recurrida, en la calle Pedro H. Ureña,
esquina Máximo Cabral No. 55,  con los teléfonos 809-689-3624 y 809-
688-6222, fax 809-685-3096;    

OIDO: Lic. Félix Jáquez Liriano, en representación  de SIQUIO NG DE


LA ROSA, con domicilio procesal en la calle Luis F. Tomen, esquina
Buen Pastor, Ensanche Evaristo Morales, Santo Domingo, D. N.;   

OIDO: Al Juez Presidente, ofrecerle la palabra a los representantes del


Ministerio Público, a los fines de que viertan sus calidades; 

OIDO: Licdos. Hotoniel Bonilla García y Francisco García Rosa,


Procuradores adjuntos, por sí y por el Dr. Octavio Lister Henríquez, en
representación del MINISTERIO PÚBLICO y EL ESTADO DOMINICANO; 

OIDO: Al Juez Presidente, ofrecerle la palabra a los representantes del


Ministerio Público, parte recurrente; 

OIDO: A los representantes del Ministerio Público, parte recurrente,


expresar a la Corte lo siguiente: “Como podéis observar, en el presente
caso, hay 12 imputados, 9 de ellos son recurrentes y recurridos, uno de
ellos sólo es recurrente y dos de ellos son recurridos, lo cual significa
que por efecto de esos 10 recursos, muchos fueron presentados a un
orden anterior al que presentó el Ministerio Público, el Ministerio
Público, comparte el procedimiento que plantea la Corte, sin embargo,
como se trata de una situación especial en que tanto el Ministerio
Público y el querellante somos recurridos, hemos trazado una
estrategia, que tiene que ver con el orden que fueron presentados los
recursos, todos fueron presentados conforme una fecha y una hora. El
primer recurso fue el de Alfredo Pulinario Linares. Desde que se
presentó, comenzamos a organizar una estrategia de respuesta  a ese
recurso. El de la Procuraduría sería el No. 9, de los recursos. Por lo que
la forma en que deben conocerse los recursos es conforme se fueron
presentando. Queremos que sea de acuerdo al orden en que se fueron
presentando los recursos.  Como el Ministerio Público es uno solo y son
muchos imputados, en la medida que los imputados van presentando
sus recursos el Ministerio Público responde y presenta el suyo. Es una
medida para ahorrar tiempo. Facilitará el trabajo procesal”;  

OIDO: Al Dr. Cirilo Quiñónez Taveras, en representación de Fenatrano,


parte querellante y recurrente, expresar a la Corte lo siguiente: “El
recurso interpuesto por FENATRANO, contra la sentencia objeto del
recurso, está dirigido respecto de los imputados JUAN JULIO MORALES
ROSA, FABIO RUIZ, CASIMIRO ANTONIO MARTE, MILCIADES AMARO
y GERVASIO DE LA ROSA”; 

OIDO: Al Juez Presidente precisar lo siguiente: “Vamos a observar el


procedimiento, haciendo acopio del artículo 406 del Código Procesal
Penal. El Ministerio Público presentará el fundamento de su recurso
con relación a cada uno de los imputados, luego se le otorgará la
palabra a la parte querellante, en caso de que también haya recurrido
con relación a ese imputado. Luego los abogados de las personas a las
que se ha hecho alusión presentaran la réplica contra los recursos, y si
es recurrente, presentará los fundamentos de su acción recursoria”;  

OIDO: Dr. Francisco A. Taveras, defensor de PEDRO FRANCO A.


BADIA, parte recurrente y recurrida, expresar lo siguiente: “Lo que
plantea el Ministerio Público trae un envenenamiento, porque no es
verdad que ellos se presumen culpables, por que no hay una sentencia
que haya adquirido la autoridad de la cosa irrevocablemente juzgada.
Lo prudente sería que ellos hagan sus alegatos y nosotros
oportunamente respondemos su recurso acusatorio y expresar los
fundamentos de nuestro recurso.  Hay una presunción de inocencia
hasta que haya una sentencia con carácter de cosa irrevocablemente
juzgada”; 

OIDO: Al Juez Presidente, ofrecerle la palabra a los representantes del


Ministerio Público para que presenten los méritos de su recurso, contra
uno de los imputados que recurrió, luego los abogados de ese imputado
harán su contestación al recurso del Ministerio Público y
posteriormente plantearán los fundamentos del suyo, en caso de que
también sean recurrentes. Luego se le otorgará la palabra al Ministerio
Público para que pueda rebatir el recurso y finalmente se hará la réplica
correspondiente; 

OIDO: A los representantes del Ministerio Público expresar lo siguiente:


“En consecuencia a lo planteado por el Ministerio Público, en cuanto a
la presentación de su respuesta, tanto en la primera fase de su recurso
como los incoados por la defensa de los imputados y así mismo la
presentación de los recursos, contra los imputados descargados en
Primera Instancia que sólo son recurridos. El Ministerio Público va a
seguir el orden de los recursos de la defensa, y si fuere lugar, referirnos
a los recursos de los imputados. En ese sentido, está en primer término,
el encartado ALFREDO PULINARIO LINARES”. 
OIDO: Al Juez Presidente, ofrecerle la palabra a los representantes del
Ministerio Público para que presenten los mérito de su recurso, contra
ALFREDO PULINARIO LINARES; 

OIDO: A los representantes del Ministerio Público, parte recurrente,


expresar a la Corte lo siguiente: “En cuanto a él, y por consecuencia en
relación al resto de los imputados, los mérito están contenidos en este
escrito que el Ministerio Público depositó por la secretaria de la Sala de
la Cámara Penal que dictó la sentencia.  Vamos a ser muy breves en la
presentación de nuestro recurso de apelación, toda vez que los méritos
están en nuestro escrito, y en la sentencia que decretó la culpabilidad
de los imputados. Con ALFREDO PULINARIO, el Ministerio Público no
está conforme con la pena impuesta pero si con haber declarado la
culpabilidad de éste. Nuestro único motivo del recurso versa sobre la
aplicación de la pena. La juez a-quo, previo a la valoración probatoria,
decidió primero, la condición de funcionario público de este encartado.
A la luz de lo dispuesto por la Convención Internacional Contra
Corrupción, es importante precisar que el  artículo 1 del Código
Procesal Penal, le da primacía a estos, establece quienes tienen cargo de
funcionario público. Esto la jueza lo hizo bien.  Resuelta esta condición,
el imputado entonces comprendió correctamente la jueza, que él
incurrió en la violación de los tipos penales acusados por el Ministerio
Público. Valoró correctamente las pruebas aportadas.  La juez del juicio
decretó acorde con esa valoración probatoria, la culpabilidad del
imputado. El Ministerio Público valora positivamente las probaciones de
hecho, fijadas en la sentencia por la Juez de la Quinta Sala. Por tanto
con relación a este imputado, ALFREDO PULINARIO LINARES, el
Ministerio Público sólo ha presentado como motivo de su recurso el
hecho de que la pena no se corresponde con la proporcionalidad del
hecho y del daño causado a la victima que lo es, en primer termino, el
Estado y en sentido estricto la sociedad dominicana. Violación por
inobservancia de una norma jurídica y errónea aplicación de la Ley. La
jueza interpretó que el imputado no podía ser procesado por la violación
del artículo 405, porque en relación a él no había una querella y el
Ministerio Público sostiene que el artículo 85 del Código Procesal Penal
le da la facultad de defender al Estado cuando éste sea el ofendido.  El
artículo 85 a lo que se refiere es a una violación perseguible a instancia
privada, y ha resuelto el legislador que la facultad de representar a ese
ofendido esta reconocida al Ministerio Público, por tanto el Ministerio
Público no requería de instancia alguna para iniciar la acción penal
contra el imputado, relativa al Estado, que es el agraviado. El Ministerio
Público no comparte lo resuelto por la juez en la sentencia. La jueza no
tomó en consideración el grado de participación del imputado y que se
benefició y procuró en detrimento del Estado y en su provecho y de sus
allegados. La juez no valoró el contexto social donde se cometió el
hecho. No es que el contexto social que se da en un barrio va en
detrimento o agravante del imputado, no,  es a la inversa. El contexto
social debe ser un atenuante en la imposición de la pena. Pero lo que
podemos desenvolvernos en un contexto social diferente, en condición
de funcionario público, buscar un beneficio particular para mi y mis
allegados. Ese contexto debe ser considerado por el juez al momento de
imponer la pena, y es por ello que el Ministerio Público, aún acogiendo
circunstancia atenuantes hemos solicitado una pena más gravosa al
imputado, toda vez que no se corresponde la impuesta por la juez del
juicio en relación al hecho que le ha sido incriminado. El Ministerio
Público no esta conforme con la pena impuesta, por la gravedad de los
hechos. Entendemos que la sanción que se corresponde al hecho
imputado, es la que el Ministerio Público ha planteado en Primera
Instancia y que ahora la vamos a ratificar. Cuando se produjo la
audiencia inicial para conocer de la Medida de Coerción, el Ministerio
Público dio calidades diciendo que no sólo representaba intereses
sociales, sino también el Estado; cuando se produjo la audiencia
preliminar para conocer la acusación, cuando dimos calidades dijimos
que representábamos a la sociedad y al Estado Dominicano; en primer
grado también; en la audiencia anterior, también dijimos lo mismo. 
Hemos sido coherentes diciendo que somos el ente social persecutor
pero al mismo tiempo representante de intereses estatales. Cuando el
Estado sufre, el Ministerio Público de oficio se apodera, inicia
investigaciones y persigue a quien entienda que hay que perseguir. No
hay que constituirse en parte civil. La magistrada comete un error,
cuando dice que a cinco (5) de los imputados no se le podía condenar
por estafa, y nosotros decíamos son prevaricadores, estafadores y
desfalcadores. Pedimos que condenaran por todo y por estafa agravada
en perjuicio del Estado Dominicano. Ella entendió que era estafa pura y
simple. Le pedimos a la juez que los declara culpable por desfalco,
prevaricación y estafa. Por lo que concluimos de la siguiente manera: A)
RATIFICAR el ordinal DÉCIMO OCTAVO de la sentencia que declara la
culpabilidad del imputado por prevaricación y desfalco, hechos
previstos y sancionados por los artículos 166, 167, 169, 170, 171 y 172
del Código Penal y 102 de la Constitución de República; B) Declararlo a
demás CULPABLE de estafa, hecho previsto y sancionado por el artículo
405 del Código Penal; C) Modificar la pena privativa de libertad
impuesta a éste, en consecuencia CONDENARLO a sufrir la pena de un
(1) año de prisión correccional, acogiendo en su favor circunstancias
atenuantes de conformidad con el artículo 463 ordinal 3 del Código
Penal Dominicano; D) RATIFICAR La multa de un millón de pesos
impuesta; E) ORDENAR el secuestro y la confiscación de cinco (5)
unidades de vehiculares que le fueron asignadas y que aparecen en la
auditoria de la Cámara de Cuentas y la Contraloría General de la
República; F) CONDENARLO al pago de las costas del procedimiento,
distrayendo las mismas a favor y provecho del Estado Dominicano”;  

OIDO: Al Juez Presidente, ofrecerle la palabra al abogado de la defensa,


parte recurrida y recurrente, de ALFREDO PULINARIO, para que
presente su contestación al recurso del Ministerio Público;  

OIDO: Al Lic. Guillermo A. Lake, en representación del señor ALFREDO


PULINARIO, expresar lo siguiente: “En este caso coincidimos con el
Ministerio Público, ellos dicen que la juez se equivoco al imponer la
pena al Sr. ALFREDO PULINARIO. Estamos cien por ciento de acuerdo,
la juez no debió condenarlo. Debió absolverlo. Resulta que el Ministerio
Público alega en su recurso de apelación, que la jueza debió condenar al
Sr. ALFREDO PULINARIO por el delito de estafa y legisla cuando agrega,
agravada, una figura recién creada por el Ministerio Público. Sabemos
que los dignos jueces que integran esta Sala, se conocen lo que es la
estafa, artículo 405 del Código Penal Dominicano. Sabemos que es de
conocimiento pleno cuales son los elementos constitutivos de la estafa.
Estaría de más que un humilde abogado como yo, trate de darle
cátedras a los jueces, de lo que es la estafa. No debe hablarse de estafa
y menos agravada. Los elementos constitutivos de la estafa son un falso
nombre, falsa calidad, etc. Vamos a concluir, con respecto al recurso
del Ministerio Público, para luego continuar con nuestro recurso, que si
debe ser valorado, en consecuencia, solicitamos: UNICO: Que se
rechacen en todas sus partes las conclusiones del Ministerio Público, en
ocasión del recurso de apelación interpuesto contra el Sr. ALFREDO
PULINARIO, por improcedente, mal fundado, carente de base legal e
impertinente”; 

OIDO: Al Juez Presidente, ofrecerle la palabra al abogado de la defensa,


parte recurrida y recurrente, en representación del señor ALFREDO
PULINARIO, para que presente los fundamentos de su recurso;  

OIDO: Al Lic. Guillermo A. Lake, en representación del señor ALFREDO


PULINARIO, expresar lo siguiente: “El Ministerio Público no
individualiza la acusación, atribuye al Sr. ALFREDO PULINARIO, haber
incurrido en varios hechos.  El primer error de la sentencia, es que
condena a nuestro representado de algo que no fue acusado. Lo decía
para que se vea a simple vista que no hay concordancia en la acusación
y la sentencia.  Fue condenado por algo que no fue acusado, ni se
defendió ni se presentó un sólo documento. De manera sorprendente, la
jueza quizás para poder salir de cualquier tipo de presión que tuviese y
para poder enlodar al Sr. ALFREDO PULINARIO, condena una
acusación que no fue condenado. El Sr. ALFREDO PULINARIO no
participó en la compra. Violó de manera flagrante lo que dispone el
artículo 322. Mas aún, como se trata de un caso complejo. La
Resolución No.108-2005, rechaza siete (7) acusaciones que se le
hicieron al Sr. ALFREDO PULINARIO, pero la juez a-qua sin haber
conocido, sin haber entendido la acusación, vuelve y lo condena por
esos artículos que fueron rechazados por el juez de la Instrucción, como
la prevaricación. El juez de la Instrucción no acogió esos artículos. Violó
el derecho de defensa e incurrió y por consiguiente creó un estado de
indefensión. Si él no fue acusado de un asunto, no se defendió de tales.
Es lógico que no presentó conclusiones en ese sentido. Quedó
demostrado en demasía que el Sr. ALFREDO PULINARIO no tenía voz ni
voto en las decisiones del consejo. Entonces, nunca desarrolló una
actividad que le fuere encomendada. No tomó decisiones en el PLAN
RENOVE. Eso quedó evidenciado por los presidentes del PLAN RENOVE
que declararon en el juicio. Si él fue un simple miembro suplente, como
la jueza le atribuye la calidad de funcionario público, si no fue
funcionario público. Se trata de dañar la honra de un sector que
representa el desarrollo en todos los países del mundo. La sentencia
perjudica al Sr. ALFREDO PULINARIO, primero, le condena por una
acusación de la cual no fue acusado; segundo, acoge unos tipos penales
que fueron rechazados por el juez de la Instrucción sin que se
pronunciara al respecto. Quedo demostrado durante el juicio que la
famosa retención de valores que el Ministerio Público acusa al Sr.
ALFREDO PULINARIO es inexistente, toda vez que el expediente reposa
en originales todo y cada uno de los recibos de pago que realiza la
central.  El señor nunca manejo un peso del PLAN RENOVE.  La
condenación no debió existir. La sentencia de marras es arbitraria, toda
vez que lo condena por algo que no se defendió.  Por lo que vamos a
concluir de la siguiente manera: PRIMERO: Que esta honorable Corte
actuando por propia autoridad y contrario imperio, revoque en todas
sus partes con relación a ALFREDO PULINARIO, la Sentencia No. 159-
2005, de fecha 17 de octubre, dictada por la Quinta Sala de la Cámara
Penal del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Nacional;
SEGUNDO: Que en consecuencia DECLAREIS al Sr. ALFREDO
PULINARIO NO CULPABLE de violación a los artículos y tipos penales
indicados en dicha sentencia. TERCERO: Que declaréis las costas
penales de oficio”; 

OIDO: Al Juez Presidente, ofrecerle la palabra a los representantes del


Ministerio Público para que presenten su contestación al recurso del
señor ALFREDO PULINARIO;  

OIDO: A los representantes del Ministerio Público expresar lo siguiente:


“La defensa no ha planteado nada que lleve a esta Corte a modificar la
sentencia, porque no ha planteado ninguna consideración de hecho o
de derecho. La sentencia se basta por si misma, en quienes son
funcionario públicos.  Además esto es un documento público, un
decreto presidencial. Él si tenía voz y voto en el consejo en las
decisiones, no quisiéramos entender que la defensa pretende afirmar
que la juez manipulo pruebas o que manipulo informaciones y
evidencias. La sentencia se basta por sí sola, y dice que en todas las
decisiones, aparece la firma del imputado. No tiene sentido de ninguna
índole, lo planteado por la defensa de que fue condenado a una
acusación que él Ministerio Público no le hizo, eso es falso. La juez
entendió, y tiene poder para hacerlo, que estos hechos encajaban en
otros tipos penales y  le dio una calificación legal diferente a la del
Ministerio Público. Ratificamos”; 

OIDO: Al Juez Presidente, ofrecerle la palabra al abogado de la defensa,


parte recurrida y recurrente, de ALFREDO PULINARIO, para que
presente los fundamentos de su recurso. 
OIDO: Al Lic. Guillermo A. Lake, en representación del señor ALFREDO
PULINARIO, expresar lo siguiente: “el Ministerio Público ha incurrido en
lo mismo que ha incurrido desde el principio. Dice el Ministerio Público
que la juez hizo uso de su derecho de variar la condenación. Ella
condena por algo que no fue acusado. Es una sorpresa, provoca
indefensión.  Las unidades eran para los chóferes.  El señor ALFREDO
PULINARIO demostró que es chofer y que su hijo es chofer. Ratificamos
conclusiones y queremos que se le permita la palabra a nuestro
representado”; 

OIDO: Al Juez Presidente, ofrecerle la palabra al imputado ALFREDO


PULINARIO; 

OIDO: Al imputado ALFREDO PULINARIO expresar lo siguiente: “Desde


el primer día, el Ministerio Público quiere dañar mi nombre, con 30
años que tengo en el movimiento sindical. He tenido flotillas compradas
con nuestro sacrificio, me ha querido chantajear políticamente. Yo soy
dirigente del PRSC, como todo el mundo sabe,  y el PRSC ha tenido una
investida con el gobierno del Dr. Leonel Fernández. No traicionó mi
partido y el pueblo sabe que yo soy inocente. Debe ser revocada esa
sentencia porque no he cometido nada.  El Sr. Otoniel me llamó un día
en la sala de audiencias y me dijo no se refiera a esa unidad que yo no
lo voy a apelar. Yo soy inocente”;  

OIDO: Al Juez Presidente, ofrecerle la palabra a los representantes del


Ministerio Público para que presenten los mérito de su recurso, contra
PAULINO ANTONIO REYNOSO; 

OIDO: A los representantes del Ministerio Público, parte recurrente,


expresar a la Corte lo siguiente: “El Ministerio Público acoge, por eso el
recurso nuestro ha sido parcial, sobre todo ante la imposición de la
pena, en igual termino a la anterior, a la imputación que si es un delito
perseguible a instancia privada, lo es, con excepción cuando es
cometido contra el Estado. Por eso hemos recurrido, porque las
motivaciones, el fundamento de la sentencia que ha hecho la Juez de
Primera Instancia en relación al encartado y la consecuente valoración
probatoria ha sido correcta. Ha acogido las pruebas de la acusación y
ha señalado que el imputado tuvo la condición de funcionario público,
porque se desempeño como miembro del consejo del PLAN RENOVE, al
ser director de la OTTT. La juez valoró que las actuaciones de este y las
decisiones adoptadas fueron en perjuicio del Estado y a favor de
particulares, lesionó el interés público. El Ministerio Público entiende
que no, que si bien ha sido decretada la culpabilidad de éste, no hay
razón para imponer dos meses de prisión. A una persona que actúa en
todas las decisiones del consejo, una pena simbólica de dos meses. No,
entendemos que con los propios argumentos que están contenidos en la
sentencia donde la juzgadora señala que este participó en la decisión de
acoger la compañía que tomó las unidades. (Procede a leer la página
198 de la sentencia atacada). Es una infracción grave, y en proporción
al daño debe dársele una pena. Vamos a imponer sanciones severas que
sirvan de ejemplo para quienes osaren incurrir en dichas acciones, pero
en proporción al hecho causado. No se corresponde a una sanción
simbólica. En las acciones de acción pública a instancia privada se
quiere garantizar la representación de la victima. En este caso, el
Estado Dominicano esta representado por el Ministerio Público. El
legislador lo establece, el Ministerio Público lo representa. El Ministerio
Público no requiere de instancia para perseguir a los que ofenden al
Estado. No se corresponde la imposición de la pena señalada por la
sentencia, con el daño causado, el contexto social donde se cometió  y
la gravedad del hecho. (Procede a leer los artículos 31 y 32 del Código
Procesal Penal). El numeral 5 habla de la estafa simple, esta es una
estafa agravada, porque el daño lo recibió el Estado.  (Cita página 218
de la sentencia, último Considerando). La juez dice que él es un
desfalcador, y prevaricador. Pero entendemos que hay complicidad en
estafa. La condición de funcionario del Padre Toño no está en discusión,
y la juez lo cita, que fue en perjuicio del Estado Dominicano, por lo que
concluimos de la siguiente manera: a) CONFIRMAR el ordinal DÉCIMO
QUINTO de la sentencia impugnada que decreta la culpabilidad del
encartado como cómplice del crimen de desfalco contra el Estado
Dominicano, hechos previstos y sancionados por los artículos 59, 60,
166, 167, 169, 170, 171 y 172 del Código Penal y 102 de la
Constitución de República; b) Declararlo CULPABLE de estafa y
asociación de malhechores, hecho previsto y sancionado por los artículo
405, 265 y 266 del Código Penal; c) Modificar la pena impuesta al
acusado, en consecuencia CONDENARLO a sufrir la pena de un (3) año
de reclusión menor, como pena privativa de libertad; d) CONDENARLO
al pago de una multa de cinco millones de pesos (RD$5,000,000.00),
que es el monto de la suma desfalcada como pena pecuniaria; e)
CONDENARLO al pago de las costas del procedimiento, distrayendo las
mismas a favor y provecho del Estado Dominicano”; 

OIDO: Al Juez Presidente, ofrecerle la palabra al abogado de la defensa,


parte recurrida y recurrente, de PAULINO ANTONIO REYNOSO, para
que presente su contestación al recurso del Ministerio Público;  

OIDO: A los Dres. Sócrates De Jesús Piña y Juan A. Nina Lugo, en


representación de PAULINO ANTONIO REYNOSO REYNOSO, expresar
lo siguiente: “No nos sorprendemos en lo absoluto, con la estridencia
con la que se ha pronuncia el magistrado Bonilla. Desde hace mucho
tiempo esa estridencia se ha manifestado, no en lo interno de un juicio
justo y equitativo, sino de cara a una población para que estos
imputados sean sancionados y castigados por la voz populis. Eso fue un
castigo, ese PLAN RENOVE ha sido un mea culpa, utilizado de manera
perseverante como el mentís hacia la actuación de estos miembros del
llamado Consejo del PLAN RENOVE, lo que ha venido a constituir el
centro de operación de una causa ilícita. Pero esa causa se ha visto
matizada lógicamente por la realidad procesal. Ellos hacen acopio que
en principio se quiso aplicar la ley a estos procesados. Aquí son
procesados por su posición de miembros de administración que a través
de decisiones organizaron y manejaron el proceso de desenvolvimiento,
adquisición de unidades, lo que fue plasmado por las condiciones que
normaron el decreto que le dio nacimiento. Nosotros, desde el principio,
le decíamos al Ministerio Público donde esta el ilícito penal que ha
cometido PAULINO ANTONIO REYNOSO. Al final, después de una
acusación globalizada, quisieron hacer un saneamiento de las
acusaciones. Nosotros siempre hemos dicho que estamos en estado de
indefensión, decíamos que donde estaba las pruebas contra PAULINO
ANTONIO REYNOSO, nunca se presentaron, no hay ni una sola prueba
que comprometa la responsabilidad penal que condene a PAULINO
ANTONIO REYNOSO. No hay prueba ni escrita ni testimonial que lo
condene. Tenían que presentar el hecho probatorio que comprometiera
su responsabilidad penal. El cumplió con un mandato del Presidente de
la República para participar en el PLAN RENOVE. No hay prueba que
diga que él se asignó un vehículo. Que se compraran vehículos y le
dieran comisión, que desfalcara los bienes del PLAN RENOVE. Se le ha
llevado a un estado de indefensión. El Ministerio Público debe aportar
las pruebas. Hay una presunción de culpabilidad. Por el hecho de ser
miembro no demuestra la ilicitud de su participación. En tal virtud
tenemos a bien concluir de la siguiente manera: PRIMERO: En cuanto
al fondo, en lo que respecta al señor PAULINO ANTONIO REYNOSO,
revocarla en todas sus partes, toda vez que en la misma no existe la
más mínima prueba de la complicidad del señor PAULINO ANTONIO
REYNOSO, en la violación de los artículos 59, 60, 150, 151, 147, 166,
167, 169, 170, 171, 172, 178, 265, 266 y 405 del Código Penal
Dominicano y 102 de la Constitución de la República; y en
consecuencia ordenar su absolución por éste no haber cometido los
hechos que se le imputan; SEGUNDO: Declarar las costas de oficio; 

OIDO: A los representantes del Ministerio Público, parte recurrente,


expresar a la Corte lo siguiente: “En relación a la pregunta que se hace
el abogado, de ¿Dónde están las pruebas? El Ministerio Público muy
bien las acreditó en la instrucción y muy bien fueron debatidas en el
juicio. La juzgadora entendió que las pruebas de la acusación eran
suficientes para decretar la culpabilidad del señor PAULINO ANTONIO
REYNOSO.  Ya fue probada la ilicitud. Dice que no ha recibido ni
vehículos ni dinero, entonces su responsabilidad penal, que según la
jueza es atenuada, es una eximente de la responsabilidad. Muy bien ha
decretado la jueza la culpabilidad del encartado. El Ministerio Público
ratifica las conclusiones presentadas”; 

OIDO: A los Dres. Sócrates De Jesús Piña y Juan A. Nina Lugo, en


representación de PAULINO ANTONIO REYNOSO, expresar lo siguiente:
“Ellos tenían que demostrar la ilicitud de las decisiones que se tomaban
a lo interno del consejo. Lo correcto es que esas actas del consejo
debieron se anuladas, porque en la medida que ella anulaba esas acta,
entonces si se podía permitir el espacio para demostrar la ilicitud.
¿Cómo se le puede decir que esa es una prueba atributiva de
responsabilidad penal?, Por eso hablamos de estado de indefensión,
porque están diciéndole al país que estas personas son corruptas.
¿Dónde está el dinero que el Ministerio Público ha incautado, los
vehículos incautados? No aparecen, porque están circulando, y están
generando dinero. Nos han llevado a todos a un estado de indefensión.
Lo único que le pedimos, es que al momento de ponderar los merito de
nuestro recurso, lo hagan ungidos de la mejor actitud que esta se
corresponda al amparo de las disposiciones del 339, estiméis la
procedencia de su pedimento. 

OIDO: Al Juez Presidente ordenar un receso de la audiencia, siendo la


1:10 P.M., reanudándose la misma a las 2:50 P.M.;  

OIDO: Al Juez Presidente, ofrecerle la palabra a los representantes del


Ministerio Público para que presenten los mérito de su recurso, contra
MILCIADES AMARO GUZMAN; 

OIDO: A los representantes del Ministerio Público, parte recurrente,


expresar a la Corte lo siguiente: “Con relación a este señor, el Ministerio
Público sólo ha expuesto en su recurso, la inconformidad en la
imposición de la pena. Esto, en el sentido de que la juzgadora, muy bien
motivó y valoró las pruebas de la acusación, que la llevó a decretar la
culpabilidad de éste. Las comprobaciones de hecho establecidas en la
sentencia, llevaron a la jueza a decretar la culpabilidad de MILCIADES
AMARO GUZMÁN. Pero entendemos que la proporcionalidad de los
daños no se corresponde con la pena, pues es de más de un millón de
dólares. Estamos inconformes con la decisión final, sin embargo
compartimos las motivaciones y el fundamento que da la juzgadora
para decretar la culpabilidad del mismo. Las motivaciones en cuanto a
acoger y sancionar al encartado, motivada en esa argumentación,
acogiendo la querella sólo del querellante adhesivo,  reiteramos que
tenemos la facultad de representar al Estado. La sanción impuesta al
encartado no se corresponde con el hecho cometido. La parte medular
de este asunto, radica que para la juez a-qua, el imputado incurrió
además de los crímenes que aparecen en la sentencia, en el crimen de
estafa, pero se detiene a decir, que sólo se valora en la querella
presentada por FENATRANO.  En tal virtud tenemos a bien concluir de
la siguiente manera: A) CONFIRMAR el ordinal QUINTO de la sentencia
impugnada que declara la culpabilidad del imputado de Prevaricación,
Estafa y Desfalco en perjuicio del Estado, hechos previstos y
sancionados por los artículos 166, 167, 169, 170, 171, 172, 405 del
Código Penal y 102 de la Constitución Dominicana; Declararlo además
CULPABLE de asociación de malhechores hechos previstos y
sancionados por los artículos 265 y 266 del Código Penal; B) Modificar
las penas impuestas al imputado, condenándolo a sufrir la pena de
cinco (5) años de reclusión mayor, como pena privativa de libertad; C)
CONDENARLO al pago de una multa de cuarenta millones de pesos
(RD$40,000,000.00), que es el monto de la suma desfalcada como pena
pecuniaria; D) ORDENAR el secuestro y confiscación de cuarenta y
nueve (49) unidades vehiculares que le fueron asignadas y que
aparecen en la auditoria de la Cámara de Cuentas y la Contraloría
General de la República; E) CONDENARLO al pago de las costas del
procedimiento, distrayendo las mismas a favor y provecho del Estado
Dominicano”; 

OIDO: Al Juez Presidente, ofrecerle la palabra al Dr. Cirilo Quiñónez


Taveras, para que presente los mérito de su recurso, contra MILCIADES
AMARO GUZMAN; 

OIDO: Al Dr. Cirilo Quiñónez Taveras, actuando a nombre y


representación de la Federación Nacional de Transporte “La Nueva
Opción” (FENATRANO); parte querellante y recurrente, expresar a la
Corte lo siguiente: “FENATRANO en primer grado intervino como
querellante adhesivo en el proceso que se siguió y que culminó con la
sentencia atacada. En su recurso de apelación, FENATRANO manifiesta
por igual, que se adhiere también a las consideraciones expuestas en el
recurso de apelación, depositado en fecha 4 de noviembre del año 2005,
por el Ministerio Público, y en consecuencia, que asume las
consideraciones de hecho, y los motivos invocados por el Ministerio
Público en su escrito de apelación, respecto del imputado MILCIADES
AMARO GUZMÁN. Y, en consecuencia asume también las conclusiones
y pedimentos que formula el Ministerio Público. Se hace esto en la
condición de querellante adhesivo y ahora de recurrente adhesivo, en el
entendido de que según el tamaño del hecho, la sanción a aplicar. En
consecuencia la Federación Nacional de Transporte “La Nueva Opción”
(FENATRANO), con esta breve intervención, asume como suya las
conclusiones, los motivos y las consideraciones de hecho y de derecho,
hechas por el Ministerio Público, con relación a MILCIADES AMARO
GUZMÁN”. 

OIDO: Al Juez Presidente, ofrecerle la palabra al abogado de la defensa,


parte recurrida y recurrente, de MILCIADES AMARO GUZMÁN, para
que presente su contestación a los recursos del Ministerio Público y del
querellante;  

OIDO: A la Licda. Ingrid Hidalgo Martínez, conjuntamente con el Lic.


Félix Damián Olivares y el Dr. Manuel Antonio García, en
representación de MILCIADES AMARO GUZMÁN, expresar lo siguiente:
“El único motivo que el Ministerio Público alega, es violación por
inobservancia de una norma jurídica y errónea aplicación de la ley. En
principio a quien le corresponde intentar la acusación es al Ministerio
Público. Nunca han establecido cual fue el daño causado al supuesto
agraviado, al Estado Dominicano. ¿Cuál es el grado de participación
que tuvo el imputado MILCIADES AMARO GUZMÁN en el PLAN
RENOVE? El tribunal a-quo no dijo cual fue el grado de participación en
este caso.  Ese representante de la sociedad, en ningún momento lo
estableció. Parece que se le olvido el Art. 22 del Código Procesal Penal.
La misma sentencia recoge cuales fueron los participantes del PLAN
RENOVE. De cual contexto social me habla el Ministerio Público, si ha
tratado de establecer que el Estado ha sido estafado. En la sentencia del
Tribunal de Primera Instancia, a la hora de condenar a multa, lo hace
de una forma aislada. Los representantes del Ministerio Público,
solicitaron agravantes para ese señor.  En su recurso en la pagina 105,
no hablan de un Art. 405. Nunca le  hemos cuestionado la facultad que
tiene el Ministerio Público de representar al Estado, pero también saben
que el PLAN RENOVE es una empresa descentralizada, y que funge
como una financiera. Sucede que el legislador, cuando establece cuales
son las infracciones de acción pública a instancia privada, y las de
instancia privada, lo hace claro como el agua.  El Código establece que
la estafa es a instancia privada. En ningún momento han pedido
indemnizaciones, es en sus conclusiones finales donde piden
indemnizaciones. Cuando el Ministerio Público quiere establecer que el
tribunal de primera instancia, le retiene el artículo 405 al señor
MILCIADES AMARO GUZMÁN, pero sólo con respecto a la acusación del
querellante. El juez no puede de oficio, resolver situaciones que lesionen
el derecho de defensa. Para actuar como querellante hay que tener
calidad, y establecimos que el señor Juan Hubieres no tiene calidad. 
FENATRANO no tiene calidad, está en el aire, fue rechazado por el Juez
de la Instrucción. La Juez viene agarrándose de una varilla ardiente y le
hecha mano a ese artículo 405. La parte querellante dice que se adhiere
a las conclusiones presentadas por el Ministerio Público. Se supone que
ellos están ahí para defender sus intereses privados, no públicos. Se
supone que ella tenía que condenar a MILCIADES AMARO GUZMÁN por
estafar a FENATRANO, no al Estado Dominicano. Nuestro representado
participó en el PLAN RENOVE y firmó las actas. La jueza no anuló esas
actas, lo que quiere decir que son legales. Si tienen vergüenza,
queremos que nos digan cuanto se robó ese hombre. ¿Cuál fue la
participación de él? ¿Con quien se asoció? El legislador a través de las
leyes, establece la pauta, el manejo y la forma de cómo una sociedad se
debe manejar. Dice el Ministerio Público que cuando se observa la parte
de la estafa, quiere decir que cuando es la estafa simple se requiere una
querella, y cuando hay una estafa agravada, no se requiere de eso. El
Código Procesal es claro, establece en su artículo 31 cuales son las
acciones de acción pública a instancia privada. En el presente caso, el
Ministerio Público no podía traer el artículo 405. Cuando fuimos al
juicio de fondo, ellos presentaron sus conclusiones, pero cuando vienen
las conclusiones verbales, renuncian al pedimento de ellos, y se
adhieren al pedimento del Ministerio Público. Si FENATRANO renuncia
a pedir condenas, y se adhiere a las conclusiones del Ministerio Público,
issofacto están perdiendo la calidad de sustentar el artículo 405 del
Código Penal. En las conclusiones del Ministerio Público solicita la
devolución de unos vehículos. La pauta a seguir que le da la normativa
penal, en el artículo 86.  En primera instancia ellos solicitaron que la
jueza anule el acta que establece la distribución de esos vehículos. Aquí
en sus conclusiones, también se lo solicitan a esta Corte.  En tal virtud
tenemos a bien concluir con relación al recurso de apelación
interpuesto por el Ministerio Público: PRIMERO: En la especie ya fue
admitido el recurso de apelación, en cuanto al fondo que sea rechazado
dicho recurso que fue interpuesto mediante el memorial de fecha
4/11/2005, contra la sentencia No.159-2005, de fecha 17 de Octubre
del 2005, dictada por la Quinta Sala, lo rechacéis por injusto,
improcedente, mal fundado y carente de base legal. SEGUNDO: Que
condenéis al recurrente al pago de las costas del procedimiento,
ordenando su distracción a favor y provecho del abogado concluyente.
En cuanto al recurso interpuesto por la Federación Nacional de
Transporte “La Nueva Opción” (FENATRANO), tenemos a bien solicitar
lo siguiente: PRIMERO: Que sea rechazado por falta de calidad, ya que
el juez de la Instrucción rechazó su querella, por los artículos 82, 83 y
85 del Código Procesal Penal. SEGUNDO: Que sea rechazado por éstos
haber renunciado a sus pretensiones privadas, adhiriéndose a las
conclusiones vertidas por el Ministerio Público, el cual no asumió como
suyas las conclusiones vertidas por la FENATRANO, en manos del
ilustre y padre de la patria, JUAN HUBIERES”; 

OIDO: Al Juez Presidente, ofrecerle la palabra al abogado de la defensa,


parte recurrida y recurrente, en representación del señor MILCIADES
AMARO GUZMAN, para que presenten los fundamentos de su recurso;  

OIDO: A la Licda. Ingrid Hidalgo Martínez, conjuntamente con el Lic.


Félix Damián Olivares y el Dr. Manuel Antonio García, en
representación de MILCIADES AMARO GUZMÁN, expresar lo siguiente:
La violación de la ley por inobservancia de una norma jurídica, falta,
contradicción o ilogicidad manifiesta en la motivación de la sentencia,
combinado con el artículo 336 del Código Procesal Penal, sobre la
correlación de acusación  y sentencia.  La jueza le retuvo a nuestro
representado lo relativo a la licitación y sobrevaloración. El tribunal a-
quo no valoró las pruebas depositadas por la parte de la defensa del
señor MILCIADES AMARO GUZMÁN, ni siquiera se tomó la molestia de
mencionar algunas pruebas depositadas, las cuales debidamente
depositamos en el tribunal de Primera Instancia. Tampoco valoró la
prueba presentada por nosotros, en la cual depositamos el contrato de
venta entre el Estado Dominicano y la empresa Hyundai Vehículos.
Tampoco valoró las declaraciones testimoniales del señor Onésimo
González. La jueza estaba en la obligación de valorar lo declarado,
cuando estableció que es él que firma dicho contrato de compra-venta.
Tampoco valoró lo declarado por el representante de la Magna Motors,
que estableció en dicho plenario que la diferencia que existía se debía a
los caballos de fuerza entre uno y otro, y los accesorios. Entendemos
que el tribunal hizo una valoración aislada, por lo que  sólo hizo una
simple enumeración de las supuestas pruebas depositadas por el
Ministerio Público. El tribunal también, da por acreditado otro hecho y
otras circunstancias. El Ministerio Público no lo acusa de contratar con
una empresa de domicilio desconocido. El tribunal ha violado el artículo
336 del Código Procesal Penal. Nosotros entendemos que si la Corte
tiene la facultad de avocarse y decidir sobre lo retenido por el tribunal
de Primera Instancia, también debe verificar las pruebas y lo ya
retenido por el tribunal. En cuanto a ese aspecto, promovimos pruebas
en lo que respecta a lo retenido por el tribunal. Queremos saber si
podemos sumar varias pruebas documentales de lo que el tribunal ya
retuvo”; 

OIDO: Al Juez Presidente precisar lo siguiente: “Si las pruebas se


dirigen a fundamentar el recurso, y el ataque de la sentencia, no hay
ningún inconveniente en observar las pruebas”; 

OIDO: A los representantes del Ministerio Público expresar lo siguiente:


“Ninguna de las pruebas depositadas por la defensa van en dirección de
fundar el ataque de la sentencia, son fácticas”;  

OIDO: Al Juez Presidente precisar lo siguiente: “Ya la Corte admitió las


pruebas, pueden ser presentadas”; 

OIDO: A la abogada de la defensa enumerar los elementos probatorios


que hará valer e indicar que pretende demostrar con ellos, en la
sustentación de su recurso; “el tribunal al instruir el proceso contra
MILCIADES AMARO por violación al artículo 405, no ha hecho una
correcta valoración, porque no se ha probado el nombre o calidad
supuesta”; oída a la abogada de la defensa leer inextenso su recurso de
apelación; Segundo punto impugnado: Violación de la ley por
inobservancia o errónea aplicación de una norma jurídica, combinado
con el numeral 2 y artículo 336 sobre correlación de acusación y
sentencia: “no sabemos de donde el tribunal le retiene al MILCIADES
AMARO GUZMÁN. El señor MILCIADES AMARO no pertenecía a
ninguna federación. No es dinero proveniente del Estado, por lo tanto
no son fondos públicos. Ahí no se hizo una sana observación de las
pruebas; oída a la abogada de la defensa leer inextenso su recurso; “hay
una enorme contradicción en la sentencia recurrida condena a una
multa de cinco millones de pesos (RD$5, 000,000.00). Cuando se
condene a una persona por violar al artículo 405 del Código Penal
Dominicano, debe ser condenado a la multa, al doble de la suma
envuelta. La jueza no contestó el pedimento nuestro sobre una
indemnización por los daños morales. Queremos establecer que la
sentencia recurrida no establece lo que declararon los testigos. El
tribunal debe establecer los hechos fundamentales de lo declarado por
los testigos y decir que rechaza o que no. Si examinamos la decisión,
donde la parte de motivacional empieza en la página 183, y las otras
páginas son de procedimientos muy deficientes, pues no se citan las
declaraciones de los testigos. Para justificar lo que desde un inicio, sin
individualizar cuales fueron esos casos y atribuyéndole casos que no
realizaron. Empieza con la primera imputación relativa a la estafa.
Cuando se ponderen los medios de pruebas del Ministerio Público,
junto a ellos tienen que ponderarse los elementos de pruebas y las
refutaciones de la defensa. Eso no se hace constar en el fallo atacado.
Más adelante, veremos que el considerando donde esta la ratio
decidendi, es preciso decidir que el de MILCIADES GUZMÁN, es de
apenas seis (6) líneas, donde se establece de forma genérica, solamente
enuncia. Hay una falta de motivación en esas consideraciones. En la
página 200, establece “en lo antes expuesto”, pero ¿Qué fue lo antes
expuesto? Dentro de otras contradicciones, en la parte final de este
documento, que fue mas bien a nuestro modo de ver, aprehensión, no
por los resultados, sino por su motivación. El tema del 4% y del 19 por
1, nosotros depositamos pruebas. Básicamente esa es la serie de
contradicciones de la sentencia. A la luz de los artículos 24, 172, 333,
334, de la Ley, se evalúe dicha decisión. En tal virtud vamos a concluir
de la manera siguiente: PRIMERO: Dictar directamente la sentencia del
caso sobre las comprobaciones ya fijadas por la sentencia de la juez a-
quo, revocando, íntegramente, “I- El Considerando 1 y 2 de la página
199, en relación a la imputación sobre violación del artículo 405, del
Código Penal Dominicano, la cual tipifica la estafa, y el Art. 166 y 167
los cuales tipifican la prevaricación y el Considerando de la página 221
y 222 numeral 1, 2 y 3 de la sentencia recurrida, para que la revocación
de esto, a su vez, origine la revocación de la conclusión final a que llegó
el tribunal a-quo, en los ordinales “Quinto” y “Sexto”, de la página 246 y
247, de la sentencia impugnada para que, en lo adelante, digan de la
siguiente forma:  “Quinto: Declara al imputado Milciades Amaro
Guzmán, de generales que constan no culpable de prevaricación, estafa
y desfalco en perjuicio del Estado Dominicano; hechos previstos y
sancionados por los artículos 166, 167, 169, 1702, 171, 172 y 405 del
Código Penal Dominicano y 102 de la Constitución Dominicana, por
éste no haber cometido los hechos que se le imputan, y en
consecuencia se descarga de toda responsabilidad penal de los hechos
puestos a su cargo; Sexto: Ordena la suspensión de la Medida de
Coerción imputada al imputado, Milciades Amaro Guzmán. Y se
declaran las costas del proceso de oficio respecto a él; DE LA
INDEMNIZACIÓN DEL IMPUTADO: Vigésimo Noveno: Se condena al
Estado Dominicano y a la Federación Nacional de Transporte “La Nueva
Opción” (FENATRANO), al pago de una indemnización ascendente a la
suma de Cincuenta Millones de Pesos (RD$50, 000, 000. 00), cada uno
a favor del imputado Milciades Amaro Guzmán, como justa
indemnización, de acuerdo a lo establecido en los artículos 250, 252 y
258, del Código  Procesal Penal; Trigésimo: Se condena al Estado
Dominicano y a la Federación Nacional de Transporte “La Nueva
Opción” (FENATRANO), al pago de la costa del proceso, a favor y
provecho de la Lic. Ingrid Hidalgo Martínez, Dr. Manuel Antonio García
y el Lic. Félix Damián Olivares; SEGUNDO: en caso de no acoger el
primer pedimento, que tan digna Corte tenga a bien ordenar la
celebración parcial de un nuevo juicio, ante un tribunal distinto del que
dictó la decisión, a los fines de que se realice una nueva valoración de
las pruebas sobre los puntos impugnados”;            

OIDO: A los representantes del Ministerio Público expresar lo siguiente:


“La contraparte ha leído pruebas, papeles, decretos, sentencias, de todo
ha leído, y ha hecho calificativos que muy bien le indicábamos a la juez,
que lo mismo que están diciendo del juez de la Instrucción, no han
faltado calificativos  como falsedad intelectual de la jueza. De manera
que, inicia señalando la defensa, que el Ministerio Público nunca ha
dicho cual fue el grado de participación del imputado. Cual ha sido el
agravio recibido por el Estado. La juez en su decisión, en la pagina 220,
numeral 3 (procede a leer). La jueza se refería a las auditorias de la
Contraloría General de la República. En el caso de los motores, deciden
que la prima sea la que está en el mercado, pero para los autobuses que
se cogieron, el 19 por 1. Díganme si eso no es para beneficio propio.
Dicen que eso no son fondos públicos, dicen que eso sale de los bolsillos
de los chóferes. Que se diga aquí cual es la gestión que hace para
quedarse con un cuatro por ciento de cada cuota que paga. Una carga
muy pesada para el Estado y por consiguiente para nosotros. Sobre la
discusión que se reitera, de si el Ministerio Público tiene o no calidad
para perseguir por la violación de estafa.  El Ministerio Público es quien
tiene la potestad de salvaguardar los intereses del ofendido que en este
caso es el Estado Dominicano.  Ellos se quejan de que a su
representado le condenan a 3 años y al Padre Toño a dos meses. Claro,
pero es lógico. Son 49 autobuses. El Ministerio Público prefirió ser
conservador en la solicitud de las penas. En cuanto a la correlación
entre acusación y sentencia. Ninguna de las decisiones adoptadas por
la jueza, son contrarias a lo planteado por el Ministerio Público. No
podemos pretender que la sentencia sea un vaciado de la acusación. Se
quejan de que la jueza a la hora de descargar motiva aún más. Nosotros
comprendemos, que la jueza del juicio tuvo que motivar aún más para
descargar, porque la acusación del Ministerio Público es tan compleja,
pruebas tan fuertes, que para descargar a un imputado hay que hacer
un mayor esfuerzo intelectual. Refiere a que la jueza valoró las pruebas
del Ministerio Público, no así las de la defensa. Es un retorcimiento de
la verdad, puesto que en la página 219, en su último considerando,
establece esto (lee). Es por ello que aún las pruebas de la defensa,
pasaron a ser pruebas de la acusación. El imputado presento unas
supuestas unidades viejas. Son desperdicios. Como pretende que una
magistrada como Esther Agelan, entienda que esos desperdicios son
cambiados por los nuevos. Señalan que la juez no ha dicho cual ha sido
el manejo fraudulento para manejar la estafa.  Le iban a dar al Estado
garantías, talleres, repuestos, etc. Se pregunta cual fue la maniobra en
la que incurrió el imputado, en que pueda configurarse la estafa.  Dicen
que él no participó en la selección de esa empresa. Ya eso se debatió en
el juicio. Esa compra que hizo Onésimo González que se hizo bajo esos
mismos criterios, fue desconocido por quien sustituyo al primer
presidente del consejo, en combinación con los demás imputados. El
Ministerio Público tiene la obligación legal de exponer su criterio.  El
mismo reclamó hace la defensa, en relación al 1%. Ese por ciento se
aprobó en la gestión de un imputado.  Debíamos hacer estas
reflexiones, toda vez que son importantes para que esta honorable Corte
comprenda hasta donde ha llegado el fraude cometido por lo imputados
en contra del estado. Dijo uno de los abogados, que no se puede
confundir a MILCIADES AMARO GUZMÁN, con TERRABUS, TM, claro
que no. No se le asignaron 49 autobuses a TERRA BUS. El imputado lo
único que ha sido es favorecido con una decisión benigna. Para
fundamentar su decisión la Magistrada de Primer Grado0, en el último
considerado de la página 185 (procede a leer). Dicen que en la sentencia
no dice el valor que le da a las declaraciones, pero deben solicitar a la
secretaria que de un acta de audiencia y ahí lo verán, porque en la
sentencia no tiene que decir esto. El decreto ordenaba que se hiciera un
reglamento, pero no lo hicieron porque no les dio la gana de hacerlo,
para no estar bajo ninguna regla.  El fraude lo corrompe todo.
Ratificamos  nuestras conclusiones”;  

OIDO: Al Dr. Cirilo Quiñónez Taveras, actuando a nombre y


representación de la Federación Nacional de Transporte “La Nueva
Opción” (FENATRANO); parte querellante y recurrente, expresar a la
Corte lo siguiente: “La defensa se refería a algunos epítetos, a un padre
de la patria, y hasta leer la querella presentada por la FENATRANO.
Todo sirve para refrescar los elementos que sustentan la acusación.
FENATRANO no ha renunciado a nada durante este proceso. Dijo que
acudía al tribunal a ejercer sus derechos amparados en el artículo 85
parte in media.  La única condición que la regla impone es que ese
querellamiento sea formulado previo a la intervención del auto de envío
a juicio.  Dicen que FENATRANO no tiene calidad para estar hoy,
porque le fue negada la condición de querellante. En el Juzgado de la
Instrucción, obrando en el juicio preliminar, se rechazó la constitución
en Parte Civil de FENATRANO y la condición de actor civil de la persona
física de JUAN HUBIERES, pero se admitió la condición de querellante
de FENATRANO. Decía la abogada que FENATRANO renuncia a su
condición, porque no formuló conclusiones. Dijimos que FENATRANO
asumía los medios y las conclusiones formuladas por el Ministerio
Público en su escrito de apelación, respecto de ese imputado. Señalan
los abogados de la defensa, que se ignoró los elementos de pruebas a
descargo aportados por ellos, pero resulta que eso es falso, porque la
página 219 de la sentencia atacada, en ella la jueza a-qua pondera las
pruebas de cargo y de descargo, y de ahí saca las consecuencias, y
condena y descarga. Nos vemos precisados a modificar ampliando las
conclusiones: PRIMERO: Reiteramos las conclusiones expresadas en la
oportunidad anterior, respecto del imputado MILCIADES AMARO
GUZMÁN, SEGUNDO: Que sean rechazadas las pretensiones civiles del
imputado MILCIADES AMARO GUZMÁN, en contra de la FENATRANO,
por ser estas extemporáneas, contrarias al derecho, y violatorias de la
regla procesal que rige la acción civil de los justiciables”;   

OIDO: A los representantes del Ministerio Público expresar lo siguiente:


“Oímos que pidió condena contra el Estado. Por lo que vamos a
solicitar: UNICO: “Que las mismas sean declaradas inadmisibles por no
haberse presentado conforme a las normas procesal vigentes”; 

OIDO: A la Licda. Ingrid Hidalgo Martínez, conjuntamente con el Lic.


Félix Damián Olivares y el Dr. Manuel Antonio García, en
representación de MILCIADES AMARO GUZMÁN: “Nosotros ni con el
pensamiento queremos ofender a la magistrada Agelan ni al Juez de la
Instrucción. No tienen calidad. Le fueron rechazados por el artículo 85,
83 y 87 y fueron aceptados por el artículo 44 de otra ley. El Ministerio
Público dice que no tenían que presentar las declaraciones de los
testigos. Ellos dicen que nos estamos inventando que una sentencia
debe estar bien fundamentada. Esa sentencia hace una mención global
de prueba rendida. Tiene que señalarla específicamente. Con relación a
la sana crítica no vamos a aludir y respetamos los criterios que puedan
tener ciertas personas. Tienen que ser valoradas las pruebas de forma
armónica. Esa decisión esta plagada de contradicción y dificultades. La
inequidad de la sentencia da la necesidad de revocarla, hacemos la
reserva de que nuestro representado quiere hacer uso de la palabra”; 

OIDO: Al Juez Presidente indicar, siendo la 8: 18 P. M., lo siguiente: “Se


suspende el conocimiento de la presente audiencia hasta mañana
jueves 19 de enero, a las 10:30 a.m., en el salón de audiencias de la
Cámara Civil de la Corte de Apelación del Distrito Nacional, ubicada en
el segundo piso de este mismo edificio, quedando todas las partes
convocadas”;  

“ACTA DE AUDIENCIA DE FECHA 19-01-2006” 

Siendo las once y veinte minutos (11:20) de la mañana del día dieciocho
(19) de Enero del presente año, el Juez Presidente reanuda la audiencia
pública a fin de continuar el conocimiento del proceso; previamente
comprobada por el secretario la presencia de todas las partes; 

OIDO: A la Licda. Ingrid Hidalgo Martínez, conjuntamente con el Lic.


Félix Damián Olivares y el Dr. Manuel Antonio García, en
representación de MILCIADES AMARO GUZMÁN: “Queremos que le
permitan la palabra a nuestro representado”; 

OIDO: Al Juez Presidente, ofrecerle la palabra al imputado MILCIADES


AMARO GUZMÁN; 

OIDO: Al imputado MILCIADES AMARO GUZMÁN expresar lo siguiente:


“Aquí como dije una vez, se está jugando con la moral. Es fácil hablar
para manchar la imagen y la moral de cada uno. Quiero explicar el
financiamiento que se hizo en el PLAN RENOVE. No es que nos
atribuimos dinero. Se hizo una licitación donde comparecieron 43
proveedores de vehículos. Se necesitaba un financiamiento del
extranjero y la mayoría se retiró porque no tienen  condiciones para ese
financiamiento. Apenas quedaron unas 13 empresas. El PLAN RENOVE
le otorga una orden de compra, por ejemplo a Avelino Abreu. Ellos no
compraron vehículos, gestionó esa obra con bancos extranjeros.
Cuando el banco dice que si, se hace el contrato y luego el contrato
financiero. Luego se hace la gestión para que el banco extranjero le
pagara al fabricante del vehículo. Avelino Abreu recibe simple y
llanamente la comisión de venta que le envía la casa fabricante al
comprador. El PLAN RENOVE no manejó los millones de los que se esta
hablando de hace mucho tiempo. Se habla de que MILCIADES AMARO
GUZMÁN, era miembro del PLAN RENOVE y que me beneficié con 49
unidades, eso no es cierto. Primero yo no era miembro de la comisión de
distribución del PLAN RENOVE. Se formó con un grupo de personas
que no eran transportistas. A todo esto, TERRABUS fue quien se
interesó en las unidades, y desde el año 2001, previendo cualquier
impasse, TERRABUS le solicita al presidente la asignación de unidades
para comprarla no para cogerlas, él las cogió. La juez no retuve esto
como una falta, porque estaba dado por el Presidente de la República.
También el decreto que conforma el PLAN RENOVE, son empresas
cooperativas, asociaciones y chóferes independientes. Las unidades no
fueron regladas, porque hicieron contratos de venta condicional, de
cada unidad de vehículo. Las unidades además de los contratos que
están depositados, nosotros tenemos recibos de pagos al PLAN
RENOVE, que pasan de 15 millones de pesos. Simple y llanamente se
solicitó la asignación para venderlas y el Presidente de la República
autorizó la venta. Para muchos que dicen que nos robamos el dinero del
PLAN RENOVE. En el 1999 la empresa TERRABUS pidió 100 millones
de pesos. Aquí se habló del 19 por 1, cuando el año 2002, llegaron los
autobuses el 20 de noviembre, pero en esa fecha nosotros solicitamos
una certificación del comportamiento del dólar, y en esa fecha el dólar
estaba  al 17 por 1. En marzo al 17.16. Por eso el consejo puso el 19
por 1 y lo aprobó. Después de la primera partida ya no estaban al 19
por 1 y por el consejo lo sometió al 25 por 1. Luego nos fuimos a una
empresa privada para cuestión de cobros y lo sometimos a la
contraloría y el contralor no admitió dicha empresa. El presidente
actual le asignó al PLAN RENOVE, gestiones de cobros y no han podido
porque no han tenido una aprobación de una empresa financiera. Ese
4% que se le aprobó al PLAN RENOVE, se le envió al contralor y lo
aprobó.  Yo le digo al Ministerio Público que demuestre que yo he
cobrado el 4%. Que busquen el recibo de que me han pagado. Lo mismo
lo de la chatarra. El PLAN RENOVE no ha emitido ni un peso, para la
emisión de la compra de la chatarra. Puedo decirles, que la moral de
todos nosotros, esta deteriorándose, porque es muy fácil hablar y
deteriorar la imagen del otro, pero difícil de recuperar. Espero que ellos
no se vean en esta situación donde ellos quieren condenar a base de
mentiras”. 

OIDO: Al Juez Presidente, ofrecerle la palabra a los representantes del


Ministerio Público para que presenten los mérito de su recurso, contra
CASIMIRO ANTONIO MARTE FAMILIA; 

OIDO: A los representantes del Ministerio Público, parte recurrente,


expresar a la Corte lo siguiente: “Los mérito del recurso, que se limita a
un único medio de impugnación, en el hecho del criterio utilizado por la
juzgadora para la imposición de la pena, por tanto hemos invocado una
inobservancia y mala aplicación de la ley. La jueza ha hecho una buena
fundamentación de la sentencia, valoración de la prueba, correcta
acreditación, pero de esas pruebas que ha visto como hechos punibles
imputados al Sr. CASIMIRO ANTONIO MARTE FAMILIA, y la gravedad
de esto como lo enuncia en la motivación de la sentencia el Ministerio
Público entiende que no se corresponde con la pena impuesta. El
imputado retuvo, en primer termino, 54 millones y sobrepaso los 100
millones de pesos. La multa no se corresponde al monto estafado y
tampoco la pena privativa de libertad impuesta. Es ahí donde el
Ministerio Público sostiene su recurso, porque entiende que la
infracción por la cual ha sido decretada la culpabilidad del encartado,
conlleva penas superiores. El imputado era asesor de transporte del
poder ejecutivo. Se supone que su función no es afectar al Estado.
Participó en la distribución de las unidades. Representante de
CONATRA, fue favorecido a titulo personal con 22 unidades.  Las
unidades se las distribuyeron a sí mismos, a título personal. De ahí se
desprenden estos montos, que superan los 100 millones de pesos.  No
dio cumplimiento al decreto 949, en cuanto a la distribución de las
unidades y ya sabemos donde fueron a parar. No se cumplió con la
política auxiliar de los sectores pobres. No se sustituyeron las unidades
viejas con las nuevas, porque se quedaron con ellas. El programa fue
distorsionado y aprovechado por los funcionarios que lo dirigieron. No
se dio cumplimiento a la creación del reglamento para la planificación
de la distribución de las unidades. Si se hacia esto, tendrían que
cumplir con ese mandato. Estamos convencidos que de esta Corte no
saldrá otra decisión que no sea acoger lo planteado por el Ministerio
Público, en el sentido de imponer la pena como lo dice la sentencia en
su encabezado, en nombre de la República. Aún cuando las
conclusiones del Ministerio Público han sido conservadoras, porque
deberían ser mayores, pero hemos querido ser cuidadosos con ellos. En
nombre del pueblo, de la República Dominicana y del Estado
Dominicano, representado por la Procuraduría de la República, vamos a
formular unas conclusiones, con la esperanza de que el Estado
Dominicano tenga mayor justicia. Estamos pidiendo a vosotros que
tomen en cuenta el nivel de la participación en estos hechos criminosos
del encartado CASIMIRO ANTONIO MARTE FAMILIA. En tal virtud,
vamos a concluir de la manera siguiente: A) CONFIRMAR el ordinal
SEPTIMO de la sentencia recurrida que declaró la culpabilidad de dicho
encartado de Prevaricación, Estafa y Desfalco en perjuicio del Estado,
hechos previstos y sancionados por los artículos 166, 167, 169, 170,
171, 172, 405 del Código Penal y 102 de la Constitución Dominicana;
B) Declararlo CULPABLE además de asociación de malhechores hechos
previstos y sancionados por los artículos 265 y 266 del Código Penal; C)
Modificar las penas impuestas al imputado, en consecuencia
CONDENARLO a sufrir la pena de ocho (8) años de reclusión mayor,
como pena privativa de libertad; D) CONDENARLO al pago de una
multa de setenta millones de pesos (RD$70,000,000.00), que es el
monto de la suma desfalcada como pena pecuniaria; E) ORDENAR el
secuestro y confiscación de veinticuatro (24) unidades vehiculares que
le fueron asignadas y que aparecen en la auditoria de la Cámara de
Cuentas y la Contraloría General de la República; F) CONDENARLO al
pago de las costas del procedimiento, distrayendo las mismas a favor y
provecho del Estado Dominicano”; 

OIDO: Al Juez Presidente, ofrecerle la palabra al Dr. Cirilo Quiñónez


Taveras, para que presente los mérito de su recurso, contra CASIMIRO
ANTONIO MARTE FAMILIA; 

OIDO: Al Dr. Cirilo Quiñónez Taveras, actuando a nombre y


representación de la Federación Nacional de Transporte “La Nueva
Opción” (FENATRANO); parte querellante y recurrente, expresar a la
Corte lo siguiente: “FENATRANO al igual que han expresado los
representantes del Ministerio Público, entiende que la sentencia
atacada, hace una ponderación correcta de los medios de pruebas que
se administran correctamente conforme impone la norma procesal,
entiende FENATRANO que en la sentencia hubo un correcto manejo de
la sana critica, sin embargo, al igual que señala el Ministerio Público,
entiende FENATRANO que la sanción impuesta al imputado CASIMIRO
ANTONIO MARTE FAMILIA no se corresponde con el tamaño de los
hechos ilícitos y antijurídicos cometidos por él. Es por eso que habiendo
examinado el recurso de apelación interpuesto por el Ministerio Público,
decidió FENATRANO asumir como suyo los motivos que de conformidad
con el 417 del Código Procesal Penal, invoca el Ministerio Público, así
como las consideraciones de hecho y de derecho que también invoca en
su escrito de apelación y de igual manera decidió asumir como suyo y
plasmarlo en el escrito de apelación, las conclusiones que el Ministerio
Público formula en ese escrito de apelación respecto de dicho imputado.
En consecuencia, la FENATRANO, que es desde el principio que es
querellante adhesivo, tiene a bien concluir en esta alzada, de la manera
siguiente: PRIMERO: Declarar bueno y válido el recurso de apelación
interpuesto respecto del imputado CASIMIRO ANTONIO MARTE
FAMILIA, por estar hecho dentro del plazo, y cumpliendo las
formalidades que impone la ley. SEGUNDO: Asumiendo como suyas las
conclusiones presentadas en nuestro escrito de apelación en la página
28, que rezan de la manera siguiente: A) CONFIRMAR el ordinal
SEPTIMO de la sentencia recurrida que declaró la culpabilidad de dicho
encartado de Prevaricación, Estafa y Desfalco en perjuicio del Estado,
hechos previstos y sancionados por los artículos 166, 167, 169, 170,
171, 172, 405 del Código Penal y 102 de la Constitución Dominicana;
B) Declararlo CULPABLE además de asociación de malhechores hechos
previstos y sancionados por los artículos 265 y 266 del Código Penal; C)
Modificar las penas impuestas al imputado, en consecuencia
CONDENARLO a sufrir la pena de ocho (8) años de reclusión mayor,
como pena privativa de libertad; D) CONDENARLO al pago de una
multa de setenta millones de pesos (RD$70,000,000.00), que es el
monto de la suma desfalcada como pena pecuniaria; E) ORDENAR el
secuestro y confiscación de veinticuatro (24) unidades vehiculares que
le fueron asignadas y que aparecen en la auditoria de la Cámara de
Cuentas y la Contraloría General de la República; F) CONDENARLO al
pago de las costas del procedimiento, distrayendo las mismas a favor y
provecho del Estado Dominicano”; 

OIDO: Al Juez Presidente, ofrecerle la palabra a los abogados de la


defensa, parte recurrida y recurrente, en representación del imputado
CASIMIRO ANTONIO MARTE FAMILIA, para que presenten su
contestación a los recursos del Ministerio Público y del querellante;  

OIDO: A la Licda. Ingrid Hidalgo Martínez, conjuntamente con el Lic.


Félix Damián Olivares y el Dr. Manuel Antonio García, en
representación de CASIMIRO ANTONIO MARTE FAMILIA, expresar lo
siguiente: “No entendemos como invocan ante ese Cristo que vienen en
representación de la sociedad, si a su derecha tienen al abogado del
Padre de la Patria, JUAN UBIERES, que también tiene guaguas al 19
por 1.  ¿Digan con quien fue que se asoció? Ellos son los que tienen que
probarlo. No entiendo como vienen aquí a solicitar que se le condene
por asociación de malhechores. ¿Donde sucedieron los hechos? ¿Cual
fue la participación de CASIMIRO ANTONIO MARTE FAMILIA? No lo
han podido demostrar. ¿Cuáles fueron los daños causados a la víctima?
¿Dónde están los 1,800 millones?  Las decisiones que se tomaron en el
PLAN RENOVE, fueron decisiones en conjunto. No sé si este imputado
tomaba decisiones de manera unipersonal. Para demostrar el grado de
participación de este imputado, que lo hace más ladrón que JUAN
HUBIERES. No entendemos porque el Ministerio Público dice que la
magistrada hizo una buena valoración de las pruebas, pero que a la
hora de imponer la pena no están de acuerdo. JUAN HUBIERES va y
pacta con el gobierno, y ellos querían introducir al señor JUAN
HUBIERES como testigo en la etapa preliminar. Usted no tiene ningún
querellante adhesivo, lo que quiere es buscar notoriedad.  ¿Cuánto le
dio FENATRANO? ¿Que le dio a CONATRA para causarle el daño? ¿Cuál
fue el daño que le causó  a FENATRANO? Le acepta la querella por el
artículo 44 de la Ley 834. No tiene calidad para estar ahí. Ese Ministerio
Público esta de acuerdo, pero no lo puede decir, porque lo cancelan. Lo
que queremos saber es donde están los mil ochocientos millones,
porque entonces este país es él que más dinero tiene. El presidente de
estudiantes de la UASD fue como testigo y eso la jueza ni lo tomó en
cuenta. Los autobuses fueron donados a los estudiantes. Gracias al
15% que el gobierno tiene que pagar, porque no pretende el gobierno
que sean los chóferes que la paguen. De esos autobuses, unos cuantos
lo tienen la Procuraduría, donde llevan a los presos diariamente.  En tal
virtud, en cuanto a lo planteado por el Ministerio Público vamos a
concluir de la siguiente manera: PRIMERO: Que como ya como fue
admitido el recurso del Ministerio Público, en cuanto a la forma; En
cuanto al fondo, lo rechacéis por injusto, improcedente, mal fundado, y
carente de base legal. SEGUNDO: Que condenéis al recurrente al pago
de las costas, ordenando su provecho y distracción a los abogados
concluyentes”; con respecto al recurso de FENATRANO: Como se
adhieren al Ministerio Público sólo haremos unas observaciones. En
primera instancia el Ministerio Público solicitó que anularan unas
actas. Esas actas contemplan la aprobación del 19 por 1. Pedimos
muchas veces que le solicitaran al presidente actual del PLAN RENOVE,
con los más de 500 millones que ha pagado el señor CASIMIRO
ANTONIO MARTE FAMILIA. Porque no da el ejemplo la parte querellante
que se ha adherido al Ministerio Público. Debería decir que como es un
hombre condolido del pueblo, esas guaguas que están al 19 por 1, que
la aumenten a un 35% y que ese año que se ha pagado al 19, que lo
lleven al PLAN RENOVE para que bajen los plátanos. En tal virtud,
respecto al recurso de FENATRANO, vamos a concluir de la siguiente
forma: UNICO: En cuanto a la forma como fue declarado admisible, en
cuanto la fondo, que lo rechacéis por falta de calidad, por injusto, por
improcedente, mal fundado y carente de base legal”;  

OIDO: Al Juez Presidente, ofrecerle la palabra a los abogados de la


defensa, parte recurrida y recurrente, en representación del imputado
CASIMIRO ANTONIO MARTE FAMILIA, para que presenten los
fundamentos de su recurso;  

OIDO: A la Licda. Ingrid Hidalgo Martínez, conjuntamente con el Lic.


Félix Damián Olivares y el Dr. Manuel Antonio García, en
representación de CASIMIRO ANTONIO MARTE FAMILIA, expresar lo
siguiente: “En el dispositivo de la sentencia, en el numeral séptimo,
condena al imputado por prevaricación, desfalco y estafa al Estado. La
ley hay que aplicarla de manera estricta. Hay que ver si él fue como
representante del Estado o en representación de su federación. Un
funcionario público es en representación del Estado. El objeto de la
definición que da la convención de funcionario público es de que se
igual el concepto, o sea que donde se diga funcionario público, que no
se atienda la jerarquía.  Pretende que las legislaciones nacionales, se
igualen los funcionarios públicos, servidores públicos, etc. CASIMIRO
ANTONIO MARTE FAMILIA, por decreto se convierte en Funcionario
Público.  Queremos precisar si a Casimiro Antonio Marte Familia le
eran aplicables esa retahíla de artículos. El no puede ser considerado
como funcionario público porque el no concurría allí en representación
del estado. No lo pueden castigar por cosas propias de funcionario
público. Fueron designados por decreto, pero no ejercían funciones
públicas. No leyó el decreto presidencial, o lo leyó de manera errónea. El
Estado no le dio dinero a CASIMIRO ANTONIO MARTE FAMILIA, si no
que le vendió a CONATRA, unidades financiadas por instituciones
extrajeras. Cuando este imputado concurre a ese consejo, concurre en
representación de más de 30 mil padres y madres de familia. Si no fue
de la displicente interpretación de la juez de primer grado, decir que
CASIMIRO ANTONIO MARTE FAMILIA participó en representación del
Estado. No puede quedar una sentencia de prevaricador, cuando no fue
un funcionario público. Eso lo queríamos exponer, para quitarle de 8
artículos, 7 de ellos. Las decisiones judiciales tienen un carácter
permanente. La juez de Primera Instancia, tomó como referencia una
sentencia del tribunal de Costa Rica, donde establecía que no podía, si
no había una instancia privada, cuando no era un delito perseguible
una instancia privada condenar. El Ministerio Público comenzó el
proceso sin la debida instancia. En este caso vamos a citar a la víctima,
pero el Ministerio Público no lo hizo. Ellos se consultaron ellos mismos.
Porque el tribunal no pudo decir que había un defecto. El fiscal debe
darle al inculpado todas las oportunidades para que realice su defensa.
Nuestra contestación ante lo que quiso establecer el tribunal de Primera
Instancia sobre la compra de los vehículos a la Hyundai Vehicules, fue
firmada por el imputado Onésimo González, en representación del
Estado. No fue firmada por CASIMIRO ANTONIO MARTE FAMILIA, ni
por JUAN HUBIERES. El imputado CASIMIRO es el garante de los
vehículos, está comprometiendo su patrimonio.  Si se pierde un
vehículo o se daña, este imputado es el que debe pagarlo. Está
comprometiendo su patrimonio personal. El señor MILO JIMÉNEZ dijo
que fue el responsable de la selección de dichos vehículos. El se tuvo
que dirigir al embajador de Corea para que le dijera cual de las
empresas es la que tiene que vender los vehículos, y le dijo que la
Hyundai Vehicules, es la que vende los mayores de 5 quilos. La Magna
Motors es la encargada de los de menos quilos. Como se le retiene un
405 a este imputado, porque el Ministerio Público no inició su denuncia
como debía. No han podido establecer como fue que el imputado
CASIMIRO ANTONIO MARTE FAMILIA se robó el dinero. CONATRA es la
federación con la cual, con sus pagos, se esta sosteniendo el PLAN
RENOVE. Ese imputado ha hecho un pago por más de
RD$500,000,000.00. El señor JUAN HUBIERES, no ha pagado ni un
10%, pero al Ministerio Público no le interesa el dinero de JUAN
HUBIERES. Para aquí hablarse de estafa, el contrato suscrito con miles
de chóferes y transportistas, se propone que los mismos que compran,
consienten que se le vendan más caro. Los vehículos fueron contratados
en el año 2000, cuando empieza la licitación. Concurren 40 compañías,
sólo 16 calificaron. Está establecido que en mayo se emitieron las
ordenes de compra, y desde ya las fabricas ya estaban elaborando esos
equipos. CASIMIRO ANTONIO MARTE FAMILIA Y CONATRA, no tienen
mora en los pagos. El dólar se mantuvo al 17 por 1, hasta febrero. No
hay estafa. El hecho de que las empresas TAREABUS Y AETRABUS, 22
autobuses, y se le hayan permitido que él adquiera 22 autobuses, no es
estafa”.   

OIDO: Al Juez Presidente ordenar un receso de la audiencia, siendo la


2:00 P. M., reanudándose la misma a las 3:25 p.m.;  

OIDO: A la Licda. Ingrid Hidalgo Martínez, conjuntamente con el Lic.


Félix Damián Olivares y el Dr. Manuel Antonio García, en
representación de CASIMIRO ANTONIO MARTE FAMILIA, continuar con
su exposición: “El tribunal de Primera Instancia retuvo infracciones que
no se encontraban en la acusación, que el recurrente no explicó como
se hacia la distribución del 4%. Nosotros promovimos y anexemos en lo
referente en la acusación del Ministerio Público contra CASIMIRO
ANTÓNIO MARTE FAMILIA. El 4% de la gestión de cobro que sobreviene
del 13% no es para uso personal del señor CASIMIRO ANTÓNIO MARTE
FAMILIA, sino que va a los fines de pagos de los gastos de la federación,
a los fines de cobrar una venta condicional de inmueble. Promovimos el
documento donde se fija la taza al 19 por 1, y sabemos que la primera
partida se entregaron cuando el dólar estaba al 17 por 1. Luego la
segunda partida se estableció al 25 por 1.  La juez no hizo una
valoración conjunta de las pruebas, depositadas por el Ministerio
Público y la defensa. Si entregaban un vehículo viejo, le entregaban un
bono de RD$100,000.00 ó 50,000.00 y no se le ha pagado. La juez no
valoró que una cosa es ser chofer de carro público, con licencia para
esos fines, y otra es ser un chofer de autobús, y que cada chofer esta
representado por el presidente de su federación. Depositamos una
comunicación del 10 de Enero del 2000, dirigida al Presidente de la
República, firmada por el recurrente, a los fines de que se reunieran las
chatarras en un lugar determinado. Debemos apuntar, que la entrega
de la chatarra se debe hacer por Bienes Nacionales. Eso nunca se hizo,
por lo tanto ni el gobierno anterior, ni el gobierno actual no ha pagado.
Por lo tanto el dinero estafado, no es cierto. Depositamos el Acta No. 32
donde se establece que el 13% es del interés realizado por los chóferes
del PLAN RENOVE. Eso no es fondo público. Depositamos una
certificación del PLAN RENOVE, donde se demuestra que CONATRA
hizo su primer pago en enero del 2003, o sea que el dólar estaba al 17
por 1. Depositamos una certificación del PLAN RENOVE, donde se
demuestran los pagos realizados por CASIMIRO ANTONIO MARTE
FAMILIA, de la venta de los vehículos hechos a este señor. No existe
una correlación entre sentencia y acusación, siendo esto violatorio al
artículo 336, el tribunal no hizo una correcta exposición de las pruebas
depositadas por la defensa y acreditó hechos que no debía acreditar,
por lo cual dicha sentencia no está correctamente motivada. Hacemos la
observación que dicha sentencia no es expresa, no es completa, no es
clara ni concordante. Esta llena de contradicciones e ilogicidades. El
tribunal no le dio cumplimiento a la señalización expresa y sólo hizo
una simple señalización sin expresar dichas pruebas. La motivación no
es clara, las ideas son confusas, no son entendibles. No es completa,
porque la jueza no se refirió a todos los puntos decisivos de dicha
resolución.  No hizo valoración conjunta de las pruebas y su
contraprueba. La jueza no explicó porque aplicó una pena y no otra. No
establece el hecho tan agravante que lo diferencia de los demás
imputados. El Ministerio Público no señaló cuales fueron los hechos
agravantes que lo hicieran merecedor de 8 años de prisión. La sentencia
no establece que declararon los testigos en la tribuna, por lo que la
Corte podrá comprobar que cada punto atacado por nosotros en dicha
sentencia recurrida. Vamos a establecer los motivos, como queremos
que se establezca dicha sentencia. En consecuencia pedimos:
PRIMERO: Dictar directamente la sentencia del caso, sobre la base de
las comprobaciones ya fijadas por la sentencia de la Jueza a quo,
REVOCANDO, íntegramente, los ordinales “I- contra el concepto del
Tribunal a-quo, mediante el cual este tribunal quiere establecer que el
recurrente, CASIMIRO ANTONIO MARTE FAMILIA, era funcionario
público, página 188 y 189 de la recurrida sentencia. II- El considerando
1, 2 de la página 199, en relación a la imputación sobre violación al Art.
405, del Código Penal Dominicano, la cual tipifica la estafa, y el Art. 166
y 167 lo cual tipifica la Prevaricación y el Considerando de la Página
221, 222 numeral 1, 2 y 3 de la Sentencia recurrida, para que la
revocación de esto a su vez, origine la revocación de la conclusión final
a que llegó el tribunal a-quo, en los ordinales “Séptimo” y “Octavo”, de
la página 247, de la sentencia impugnada para que, en lo adelante,
digan la forma siguiente: “SEPTIMO: Declara al imputado CASIMIRO
ANTONIO MARTE FAMILIA, de generales que constan, NO CULPABLE
de prevaricación, Estafa y Desfalco en perjuicio del Estado Dominicano,
hechos previstos y sancionados por los artículos 166, 167, 169, 170,
171, 172 y 405 del Código Penal Dominicano y 102 de la Constitución
Dominicana, por este no haber cometido los hechos que se le imputan,
y en consecuencia se descarga de toda responsabilidad penal de los
hechos puestos a su cargo. OCTAVO: Ordena la suspensión de la
Medida de Coerción de imputadas al imputado, CASIMIRO ANTONIO
MARTE FAMILIA. Y se declaran las costas del proceso de oficio respecto
a el. SEGUNDO: En caso de no acoger nuestro primer pedimento, que
tan digna Corte tenga a bien ordenar la celebración parcial de un nuevo
juicio, ante un tribunal distinto de que dictó la decisión, a los fines de
que se realice una nueva valoración de las pruebas sobre los puntos
impugnados”; 

OIDO: A los representantes del Ministerio Público expresar lo siguiente:


“Se han dicho tantas cosas, que de alguna manera hay que referirse a
las que tienen alguna relevancia jurídica. Hemos visto que la defensa ha
pretendido irse por si eso no funcionario público el señor CASIMIRO
ANTÓNIO MARTE FAMILIA. Se refieren a cuestiones más técnicas, para
buscarle una salida a esta situación, que en términos jurídicos, ha
sentado las bases para la declaratoria de culpabilidad del imputado. Se
ha querido decir que el representaba a CONATRA. E incluso los
presidentes en algún caso de ellos, se quejaron porque las decisiones
del consejo se tomaban por mayoría, y eso se imponía a las minorías.
En un consejo que es del Estado, representaban sus propios intereses.
Dentro de las comprobaciones de hechos fijadas por la sentencia. El
imputado ahora no quiere ser funcionario, porque no le conviene. Pero
el firmó las actas y aprobó el 4%. Son decisiones públicas, que no han
podido ser desconocidas. Hay que explicar la diferencia entre el voto
que daba CASIMIRO ANTÓNIO MARTE FAMILIA, y el que daba por
ejemplo SIQUIO NG DE LA ROSA. Actuaban en ocasión de una función
pública y sus decisiones han perjudicado al Estado, porque sus
decisiones están encaminadas a favor de una decisión estatal. Si
ejercen una función pública, es un funcionario público. La defensa
volvió a reiterar, de que el Ministerio Público no tiene calidad de
perseguir al imputado por estafa. Los delitos de acción pública a
instancia privada sólo puede ser perseguido por particulares, y el
Estado no se puede considerar como un particular. Mediante acto de la
Cámara de Cuentas fue que se apoderó el Ministerio Público. En
relación al perjuicio provocado al Estado, la magistrada estableció que
con la aprueba del Ministerio Público pudo comprobar que había un
perjuicio, aunque no lo precisó. Todavía se quiere decir que donde esta
el perjuicio, más de mil millones de pesos en perjuicio del Estado, de
manera que para recordarlo quisimos señalar esto, lo único que las
autoridades se han negado hasta que la justicia no resuelva este asunto
pagar un solo peso. Ahora se dice que el Estado no ha pagado un solo
centavo. Se referían a que la juez se contradice en cuanto a que las
compras se hicieron bien pero que también se hicieron mal, pero eso no
es así. Aún un rebelde llamado SAM GOODSON le dieron una gran
cantidad de dinero. De manera que esa empresa a la que él se está
refiriendo, de que esta empresa es fantasma, no es así. Llama la
atención de esa empresa cuando rindió la información diciendo que
había vendido 1102 millones de pesos. La información que envían de
esta empresa inexistente es la misma dirección de hoy,  primero daban
la dirección de la Rómulo Betancourt, No.1418, de manera que ahora la
magistrada Esther Agelan se refirió a una empresa falsa. No vamos a
abundar más, porque la sentencia se basta por sí misma. Finalmente
me quiero referir a las pruebas introducidas por la defensa. Introducir
elementos ahora, que no se presentaron en Primera Instancia, no es
correcto ni del todo honesto, porque durante tres meses debatimos en
Primera Instancia. Solicitamos, que sean rechazadas y que en
consecuencia no se consideren integradas a la decisión de los jueces.
En eso de que la sentencia no esta correcta, ahí está el artículo 334,
dice que la sentencia debe contener día, fecha, nombre de la jueza, del
Ministerio Público, de los abogados y los imputados. Eso esta claro. No
dice que la jueza debe transcribir todo lo que dijeron los testigos, ni los
imputados. En cuanto a la estafa, cuando el Estado es estafado,
sabemos que el Estado no puede querellarse.  Al artículo 405 del Código
Penal Dominicano se le agrego un párrafo en el año 1959. Si el Estado
es estafado, el Estado no puede actuar. A propósito de falsedad en
escritura privada, cuando es privada, es a acción pública a instancia
privada, pero no dice cuando es pública.  Cuando se corresponde con el
Estado, no esta reservada como una infracción a instancia privada.
Ratificamos nuestras conclusiones”; 

OIDO: Al Dr. Cirilo Quiñónez Taveras, actuando a nombre y


representación de la Federación Nacional de Transporte “La Nueva
Opción” (FENATRANO); parte querellante y recurrente, expresar a la
Corte lo siguiente: “Con motivo de los discursos que se debaten, creo
que es preciso que hagamos una somera reflexión en este aspecto. En el
caso de los abogados que intervenimos en asuntos penales, en
momentos de reforma, nos quedamos siendo procesalistas, descuidando
la profundización de lo penal. Digo esto porque a raíz  de este elemento
que ha salido en el día de hoy, parece que hay una pregunta de que si
puede existir el delito de estafa contra el Estado, y si eso se da, tiene
naturaleza criminal. Me preguntaron si esto es un juicio para juzgar a
JUAN HUBIERES. Entiendo que a veces la defensa se sale de los
elementos técnicos, para sustentar los méritos de su recurso, y han
caído en algo llamado Fobia contra Hubieres o hubieresfobia. En eso se
olvidan de que en la Oficina misma de uno de los abogados de la
defensa se redactó esta querella contra JUAN HUBIERES, y en esa
querella el Ministerio Público le encontró algún fundamento y lo envía al
Juez de la Instrucción. Ellos quieren decir que una falta justifica otra.
Ellos mismos lo hicieron pasar al banco de los acusados y retiraron la
querella, y eso consta en las actas. Hemos visto a la defensa, hacer lo
que es un malabarismo jurídico, para tratar de quitar de encima ese
imputado los hechos que fundamentan la acusación y son base de la
condena que contiene la sentencia. Señalan que no es funcionario
público. La Convención contra la corrupción define lo que es una
función pública y lo que es un funcionario público. De manera que la
condición de funcionario público, tal como se establece en la sentencia,
no debe estar en discusión. El auto de envío a juicio no es apelable, sólo
el de no ha lugar de envío a juicio.  Señalan que no entiende a
FENATRANO porque se adhiere. No nos hemos referido a un 4% o a un
19 por 1. Nos adherimos a las conclusiones escritas en el recurso de
apelación del Ministerio Público, y en esas conclusiones no se refiere a
un 4%. Queremos agregar, que en adición a las conclusiones
presentadas en el turno anterior, se disponga el rechazo del recurso de
apelación interpuesto por CASIMIRO ANTÓNIO MARTE FAMILIA, contra
la sentencia No. 159-2005, de fecha 17 de Octubre del 2005, dictada
por la Quinta Sala de la Cámara Penal del Juzgado de Primera
Instancia del Distrito Nacional, por el mismo carecer de sustentación y
base legal; y así mismo como la defensa de éste imputado manifestó
interés de reclamar indemnización reparadora de daños, sin especificar
que reclama, que sea rechazada cualquier pretensión civil que en esta
alzada pretenda solicitar el imputado CASIMIRO ANTÓNIO MARTE
FAMILIA por ser esta pretensión extemporánea, y violatoria de la norma
jurídica que regula las acciones civiles de los justiciables”;  

OIDO: A la Licda. Ingrid Hidalgo Martínez, conjuntamente con el Lic.


Félix Damián Olivares y el Dr. Manuel Antonio García, en
representación de CASIMIRO ANTONIO MARTE FAMILIA, expresar lo
siguiente: “Nosotros queremos demostrar lo que pasó en el PLAN
RENOVE, por eso queremos mencionar a Juan Hubieres. Todas las
actas están firmadas por el señor Juan Hubieres. Queremos que el
Ministerio Público, porque ellos buscan culpar a este señor y no al
señor JUAN HUBIERES. El legislador, sobre la estafa, no estableció
cuando es contra un particular, ni cuando es contra del Estado. En lo
referente a nuestro amigo Cirilo, ven con cuanta vehemencia dice la
diferencia entre estafa simple y estafa agravada. Estamos de acuerdo en
lo que dice la Convención sobre Funcionario Público, claro, dice que es
cuando es en representación del Estado, y este señor fue en
representación de su confederación. Vamos a rogar al Poder Ejecutivo,
que lo condecore con la orden de Duarte, en el grado de no se quien,
porque está contribuyendo con el Estado. El Ministerio Público ha sido
perjudicado, y se ha demostrado que el Estado dio su aval para el
préstamo de la compañía extranjera.  Ellos saben que para que haya
estafa deben haber 3 condiciones. Se establece una relación contractual
entre PLAN RENOVE y FENATRANO, con 600 y pico de vehículos. La
jueza no observo un elemento fundamental, con respecto al asunto de
la querella. El decreto es claro, el señor CASIMIRO ANTÓNIO MARTE
FAMILIA va en representación de 130,000 hombres y mujeres, chóferes
y empresarios. No vemos en que parte de la sentencia, cuales fueron las
maniobras fraudulentas que a título personal cometió el señor
CASIMIRO ANTÓNIO MARTE FAMILIA. ¿Cuáles son los muebles que ha
recibido sin ninguna contraprestación? No hay falso nombre, ni falsa
calidad, no hay nada de eso. Ratificamos nuestras conclusiones y
queremos que le permitan la palabra a nuestro representado”; 

OIDO: Al Juez Presidente, ofrecerle la palabra al imputado CASIMIRO


ANTONIO MARTE FAMILIA; 

OIDO: Al imputado CASIMIRO ANTÓNIO MARTE FAMILIA expresar lo


siguiente: “Primera vez que me veo envuelto en algo de justicia. Tengo
50 años, soy empresario desde la edad de 40 años. El tema del PLAN
RENOVE le ha dado mucha publicidad y ganancia a los medios de
comunicación. Juan hacía muchos shows, si no le daban muchas
guaguas. El las compró a 37 mil dólares. Yo le llevé el expediente a
Cirilo y él lo engavetó porque yo no lo contraté como abogado. Yo juro
ante ustedes que a partir de ahora trabajaré con mi gente en el país,
con tal de que el Ministerio Público no sea político. La OMSA me debe a
mi 37 millones de pesos. Nosotros somos hombres serios. CONATRA es
de las más importantes empresas. Si yo le he ocasionado daño al
Estado, condénenme”;  

OIDO: Al Juez Presidente ordenar un receso de la audiencia, siendo la


5:40 P. M., reanudándose la misma a las 5:50 p.m.;  

OIDO: Al Juez Presidente, ofrecerle la palabra a los representantes del


Ministerio Público para que presenten los mérito de su recurso, contra
FRANCISCO ANTONIO PEREZ; 

OIDO: A los representantes del Ministerio Público, parte recurrente,


expresar a la Corte lo siguiente: “En este caso vamos a ser mucho mas
breves ya que la sentencia está muy clara, así como los hechos porque
ha sido declarada su culpabilidad. Han recurrido la sentencia por
violación e inobservancia de la ley. Su participación en los hechos no es
proporcional a la pena impuesta. La jueza motiva muy bien en lo
referente a las implicaciones del imputado. Entendemos que la pena
impuesta no se corresponde con los hechos cometidos. En tal virtud,
vamos a concluir de la manera siguiente: A) CONFIRMAR el ordinal
DECIMO TERCERO de la sentencia impugnada que decretó la
culpabilidad del imputado de Prevaricación y Desfalco en perjuicio del
Estado Dominicano, hechos previstos y sancionados por los artículos
166, 167, 169, 170, 171, 172 del Código Penal y 102 de la Constitución
Dominicana; B) Modificar las penas impuestas al imputado, en
consecuencia CONDENARLO a sufrir la pena de un (1) año de prisión
correccional, como pena privativa de libertad conforme lo consagrado en
el artículo 463, inciso 3 del Código Penal Dominicano y en virtud del
artículo 342 inciso 2 del Código Procesal Penal, que la indicada pena
sea cumplida en su domicilio; C) CONDENARLO al pago de una multa
de tres millones (RD$3,000,000.00), que es el monto de la suma
desfalcada como pena pecuniaria; D) ORDENAR el secuestro y la
confiscación de catorce (14) unidades vehiculares que le fueron
asignadas y que aparecen en la auditoria de la Cámara de Cuentas y la
Contraloría General de la República; E) CONDENARLO al pago de las
costas del procedimiento, distrayendo las mismas a favor y provecho del
Estado Dominicano”; 

OIDO: Al Juez Presidente, ofrecerle la palabra al abogado de la defensa,


parte recurrida y recurrente, en representación del imputado CASIMIRO
ANTONIO MARTE FAMILIA, para que presenten su contestación al
recurso del Ministerio Público;  

OIDO: Al Lic. Miguel de Jesús conjuntamente con el Dr. Francisco


Hernández, el Lic. Radhamés Tavarez, el Lic. Elvis Matías, en
representación del Sr. FRANCISCO ANTONIO PEREZ, expresar lo
siguiente: “Hemos escuchado atónitos las motivaciones y razones por la
que el Ministerio Público ha recurrido la sentencia. En algo tan practico
y elemental, como lo establece el artículo 417 del Código Procesal Penal,
se han perdido. Yo no escuche que ellos mencionaron ningún motivo
establecido en tal artículo. Ellos no están de acuerdo con que la jueza
impuso una pena menor a la que ellos solicitaron, y por eso recurren la
sentencia. No han dicho absolutamente que tenga que ver con  los
motivos que deba fundarse todo recurso de apelación. Parece que el
Ministerio Público tiene poco interés en que la Corte valore la seriedad
de su recurso. En lo que respecta a la pena que fue impuesta al
imputado, sólo puede ser recurrida si se entiende que fue aplicada por
inobservancia o errónea aplicación de la ley. Sazoné tanto que probaran
el grado de participación del señor FRANCISCO ANTONIO PEREZ, que
ya me hastía. Es tanto así que ni en la sentencia lo individualizan. La
magistrada de manera muy acertada, expresa en la sentencia, que la
asociación de malhechores sólo se configura en los casos de delitos
contra particulares. La jueza individualizó a 6 de los imputados. El
Ministerio Público no individualizó la acusación contra ninguno de
ellos. No tienen nada que hablar porque los hechos no están
establecidos. El sólo hecho de que el Ministerio Público no haya
fundado su recurso en el 417 hace que sea improcedente. Por lo que
vamos a concluir de la siguiente manera: UNICO: Que se declare sin
lugar el recurso de apelación incoado por el Ministerio Público, en fecha
4 de noviembre del año 2005, contra la sentencia No. 159-2005,
emanada de la Quinta Sala de la Cámara Penal del Distrito Nacional en
lo relativo al imputado FRANCISCO ANTONIO PEREZ, ya que el mismo,
no se basa en ninguno de los motivos en que, exclusivamente, puede
basarse un recurso de apelación, conforme los establece el artículo 417
del Código Procesal Penal, en consecuencia se declare el mismo, carente
de base legal, y por vía de hecho sea rechazado”;  

OIDO: Al Juez Presidente, ofrecerle la palabra a los abogados de la


defensa, parte recurrida y recurrente, en representación del imputado
CASIMIRO ANTONIO MARTE FAMILIA, para que presenten los
fundamentos de su recurso;  

OIDO: Al Lic. Miguel de Jesús conjuntamente con el Dr. Francisco


Hernández, el Lic. Radhamés Tavarez y el Lic. Elvis Matías, en
representación del Sr. FRANCISCO ANTONIO PEREZ, expresar lo
siguiente: “El primer motivo es violación por inobservancia de 4
principios fundamentales del proceso penal que son: Legalidad del
proceso, personalidad de la persecución, formulación precisa de cargos
y motivación de la decisión. Y el segundo motivo, ilogicidad manifiesta.
La jueza al momento de condenar a nuestro representado, le incluyó
dentro del conjunto de artículos del Código Penal  y de la Constitución
que supuestamente violó el imputado, el artículo 102. Éste no establece
ningún tipo penal concreto. La Constitución de la República no
establece un tipo penal concreto. La constitución le dice al legislador
que debe crear las sanciones correspondientes. Yo quiero que alguien
me diga en que ley penal material, el legislador cumpliendo con la
Constitución ha establecido la sustracción de fondos públicos para
provecho personal, el trafico de influencias, etc. ¿A cuanto se condena
el que practica influencias en este país? Ella no puede condenar por el
artículo 102 de la Constitución. Eso viola el principio constitucional que
establece la legalidad del proceso. Nadie puede ser condenado sin una
ley previa. Los principios buscan que los ciudadanos tengan
garantizado en la ley, los derechos que se deben tutelar. El principio de
personalidad de la persecución. Una vez que a nuestro representado no
lo pueden individualizar en la acusación, porque el no actuó a titulo
personal. El Ministerio Público dice que más de 20 vehículos que recibió
la federación del señor pasaron a una cooperativa. Si fuera una
cooperativa fantasma, el estuviera aquí por otra cosa. ¿Como se va a
determinar que las federaciones retenían fondos? La jueza no alega
nada frente a FRANCISCO ANTONIO PEREZ, sólo sobre las
federaciones. Eso viola el principio de personalidad de la pena.  No
individualizaron a FRANCISCO ANTONIO PEREZ. No dice en que
consistió el desfalco en el que el participó. El no recibió fondos del
Estado y está acusado de desfalco, porque su federación no pago a
tiempo el dinero que cobraba. Se deposito una certificación, y la jueza
hace referencia, donde consta que FRANCISCO ANTONIO PEREZ, que
su federación, nunca ha retirado el 4%, y lo puede retirar cuando quiera
porque es legal. Eso fue aprobado por la Contraloría General de la
República. Contra éste imputado no se ha hecho ningún señalamiento
punible. No se ha dicho cuando, ni como, ni de que forma ocurrió este
hecho. No le pusieron multa ni siquiera. No se le individualiza, sólo se le
menciona en la parte relativa a los actos del proceso, y luego para
favorecerlo en que entregó las chatarras. Todo indica que la federación
estaba al día en el pago. Paga semanal. Si no lo individualizo, la
sentencia no esta motivada respecto a él. No dice en que consistió la
participación de FRANCISCO ANTONIO PEREZ que puede asimilarse al
desfalco. Quedo claro que el fue suplente y está establecido en la
sentencia, nombrado en representación de FENATRAPEGO. Lo que
presenta el Ministerio Público no son las firmas del acta, son sólo las
firmas de asistencia. No se ha dicho en que consistió el elemento
material del desfalco, y no se atrevió a imponerle multa. No se puede
jugar con la dignidad de la  persona. Cuando ella decide condenar a
FRANCISCO ANTONIO PEREZ, en el décimo tercero de los artículos de
la parte dispositivo, ella lo declara culpable por prevaricación y desfalco
contra el Estado Dominicano. No hay ninguna sanción en el artículo
102 de la Constitución de la República. En tal virtud, vamos a concluir
de la siguiente manera: PRIMERO: Que dictéis directamente la
sentencia del caso sobre la base de la comprobación de los hechos
fijados por la sentencia recurrida, procediendo a declarar al imputado
FRANCISCO ANTONIO PEREZ no culpable de violación a los artículos
166, 167, 169, 170, 171 y 172 del Código Penal y 102 de la
Constitución de la República, por no ser funcionario público y no estar
en condiciones de haber cometido los hechos que se le imputan,
liberándole en consecuencia de toda responsabilidad penal; SEGUNDO:
Que, en el hipotético caso de que no acojáis la anterior propuesta de
solución, ordenéis la realización total de un nuevo juicio, con el fin de
que se lleve a cabo una nueva valoración de las pruebas”; 

OIDO: A los representantes del Ministerio Público, parte recurrente,


expresar a la Corte lo siguiente: “Él señala que el Ministerio Público no
invocó ninguna de los medios que establece el Código. Parece que el
colega no leyó el recurso y vino a improvisar. En nuestro recurso dice
claramente cual fue la ley que fue violada en la sentencia por la Juez
del Juicio. En cuanto a la última parte, argumentando que ni el
Ministerio Público individualizo, ni hizo una formulación precisa de los
cargos, y como el Ministerio Público no lo hizo, la jueza tampoco. En
relación a lo que señala la magistrada, ya hemos indicado la motivación
individualizada, aún cuando se refiere a varios imputados, porque era
la misma acusación. El colega ha dicho que reta al Ministerio Público
para que diga donde la juez expresa porque castiga al señor
FRANCISCO ANTONIO PEREZ, la jueza dice que el imputado participó
mediante el consejo y aprobaron el 4%, colaboró para que las
federaciones se aprobaran de fondos del Estado, dándole un uso
distinto para lo que estaba destinado. Nosotros seguiremos creyendo en
la asociación de malhechores. Verán que lo que se ha dicho aquí es un
solemne disparate. El legislador no distingue, dice toda asociación
formada, cualquiera que sea su duración, o el número de sus
miembros, todo concierto establecido, con el objeto de preparar o
cometer un crimen contra las personas, o contra las propiedades
constituye un crimen. No distingue el legislador si es persona pública o
privada. Ese crimen cae perfectamente dentro de lo que estamos
diciendo. Ratificamos”; 
OIDO: Al Lic. Miguel de Jesús conjuntamente con el Dr. Francisco
Hernández, el Lic. Radhamés Tavarez, el Lic. Elvis Matías, en
representación del Sr. FRANCISCO ANTONIO PEREZ, expresar lo
siguiente: “Si yo soy un disparatoso, más disparatosa es la Magistrada
Esther Agelan que lo acogió. Lean mi recurso para ver si no recoge lo
que yo le digo. Dicen que el Código expresa lo que es cosa pública o
cosa privada. La forma en que han llevado esta acusación es perniciosa.
Ratifico conclusiones”; 

OIDO: Al Juez Presidente, siendo las 7:28 P. M., precisar lo siguiente:


“Se suspende el conocimiento de la presente audiencia hasta mañana
viernes 20 de enero, a las 9:30 a.m., en el salón de audiencia de la
Primera Sala de la Cámara Penal de la Corte de Apelación, antiguo
salón de la Corte Civil, continuaremos conociendo los recursos contra
los señores Gervasio de la Rosa y Fabio Ruiz”;   

“ACTA DE AUDIENCIA DE FECHA 20-01-2006” 

Siendo las diez y veintiséis minutos (10:26) de la mañana del día veinte
(20) de enero del presente año, el Juez Presidente reanuda la audiencia
pública a fin de continuar el conocimiento del proceso; previamente
comprobada por el secretario la presencia de todas las partes; 

OIDO: Al Lic. Miguel de Jesús conjuntamente con el Dr. Francisco


Hernández, el Lic. Radhamés Tavarez, el Lic. Elvis Matías, en
representación del Sr. FRANCISCO ANTONIO PEREZ, expresar lo
siguiente: “Queremos que le permitan la palabra a nuestro
representado”; 

OIDO: Al Juez Presidente, ofrecerle la palabra al señor FRANCISCO


ANTONIO PEREZ; 

OIDO: Al señor FRANCISCO ANTONIO PEREZ expresar lo siguiente:


“Por coincidencia de la vida, dirigió la FENATRAPEGO, llegamos al PLAN
RENOVE porque somos la tercera organización en el país y llegamos
como suplentes al PLAN RENOVE, y llegamos con el último decreto que
da el señor Presidente. Me condenaron a 6 meses de prisión
domiciliaria, porque no encontraban de donde acusarme. Me sacaron de
una intervención de un restaurante, me dijeron que yo no tenía nada
que buscar ahí. Hipólito decide mandarme como suplente, se reúnen
todos y me dicen que no puedo ser parte porque soy demasiado boca
dura y tengo un programa de televisión. Me dicen que lo que tengo
asignado son 65 guaguas, y voy a la asamblea y rifó las 65 guaguas. Lo
pueden ver en el periódico. Y en lo del 4%, dije que tenía que ser para
cada uno de los chóferes, que tenían guaguas. Estoy aquí por un
chisme de dirigentes sindicales”;  
OIDO: Al Juez Presidente, ofrecerle la palabra a los representantes del
Ministerio Público para que presenten los mérito de su recurso, contra
FRANCISCO ANTONIO PEREZ; 

OIDO: A los representantes del Ministerio Público, parte recurrente,


expresar a la Corte lo siguiente: “Aquí también vamos a ser breves. Esto
porque aún hay algunos aspectos de la sentencia que el Ministerio
Público no comparte. Aún la sentencia, en referencia a GERVASIO DE
LA ROSA, está bien fundamentada, las pruebas han sido bien
valoradas, y por eso ha sido decretada la culpabilidad del señor
GERVASIO DE LA ROSA. Hemos impugnado por violación por
inobservancia y errónea aplicación de la ley y la pena impuesta. La
juzgadora a la hora de imponer la pena, no ha tomado en cuenta su
condición de funcionario público, dirigente de la OTTT, y miembro del
PLAN RENOVE obró en perjuicio del Estado y en beneficio propio.
Depositamos el acta de la auditoría de la Cámara de Cuentas. A él se le
asignaron 6 unidades. Ha habido una segregación probatoria en cuanto
al imputado GERVASIO DE LA ROSA. La jueza dice que el Ministerio
Público no puedo demostrar que esas asignaciones la hizo directamente
el PLAN RENOVE. Se puede evidenciar en la prueba No.2. Su
fundamentación es errónea y la ha llevado a una conclusión que no es
la que concuerda con los hechos. Al no apreciar la totalidad de las
pruebas, en el sentido que las aporta el Ministerio Público, impuso una
pena que no se corresponden a la gravedad de los hechos. Cada peso
que se desvía por aplicación del 4% y por el 19 por 1, lo carga el Estado.
No estamos de acuerdo con las penas impuestas. En tal virtud, vamos a
concluir de la siguiente manera: A) Confirmar el ordinal noveno de la
sentencia recurrida que declaró la culpabilidad de dicho encartado de
Prevaricación y Desfalco en perjuicio del Estado Dominicano, hechos
previstos y sancionados por los artículos 166, 167, 169, 170, 171, 172
del Código Penal y 102 de la Constitución Dominicana; B) Declararlo
además CULPABLE de estafa y asociación de malhechores, hechos
previstos y sancionados por los artículos 405, 265 y 266 del Código
Penal; C) Modificar las penas impuestas al imputado en consecuencia
CONDENARLO a sufrir la pena de cinco (5) años de reclusión mayor,
como pena privativa de libertad; D) CONDENARLO al pago de una
multa de cincuenta millones (RD$50,000,000.00), que es el monto de la
suma desfalcada como pena pecuniaria; E) Ordenar el secuestro y la
confiscación de seis (6) unidades vehiculares que le fueron asignadas y
que aparecen en la auditoria de la Cámara de Cuentas y la Contraloría
General de la República; f) Condenarlo al pago de las costas del
procedimiento, distrayendo las mismas a favor y provecho del Estado
Dominicano”; 

OIDO: Al Juez Presidente, ofrecerle la palabra al Dr. Cirilo Quiñónez


Taveras, para que presente los mérito de su recurso, contra GERVASIO
DE LA ROSA; 
OIDO: Al Dr. Cirilo Quiñónez Taveras, actuando a nombre y
representación de la Federación Nacional de Transporte “La Nueva
Opción” (FENATRANO); parte querellante y recurrente, expresar a la
Corte lo siguiente: “FENATRANO haciendo suyas, como explica en su
escrito de apelación, los motivos externados por el Ministerio Público en
su recurso. Recurrimos la sentencia, por entender que aún cuando en
ella se contiene suficiente y sobradas consideraciones para sustentar la
declaratoria de culpabilidad que se expresa con relación al imputado
GERVASIO DE LA ROSA, FENATRANO entiende que ha habido una
violación o inobservancia de la ley, y asumimos el ordinal 4 del artículo
417, que establece los motivos por lo cuales las partes puedan recurrir.
Sostenemos que respecto de dicho imputado, la jueza que dictó la
sentencia, incurrió en una errónea aplicación de la ley, al imponer
después de ponderar las pruebas, una sanción que no se corresponde
con la magnitud del daño producido. Presentamos los fundamentos del
recurso, asumiendo lo expresado por el Ministerio Público en su
recurso. Concluimos en nuestro recurso de apelación contra GERVASIO
DE LA ROSA, de la manera siguiente: A) Confirmar el ordinal noveno de
la sentencia recurrida que declaró la culpabilidad de dicho encartado de
Prevaricación y Desfalco en perjuicio del Estado Dominicano, hechos
previstos y sancionados por los artículos 166, 167, 169, 170, 171, 172
del Código Penal y 102 de la Constitución Dominicana; B) Declararlo
además culpable de estafa y asociación de malhechores, hechos
previstos y sancionados por los artículos 405, 265 y 266 del Código
Penal; C) Modificar las penas impuestas al imputado en consecuencia
condenarlo a sufrir la pena de cinco (5) años de reclusión mayor, como
pena privativa de libertad; D) Condenarlo al pago de una multa de
cincuenta millones (RD$50,000,000.00), que es el monto de la suma
desfalcada como pena pecuniaria; E) Ordenar el secuestro y la
confiscación de seis (6) unidades vehiculares que le fueron asignadas y
que aparecen en la auditoria de la Cámara de Cuentas y la Contraloría
General de la República; f) Condenarlo al pago de las costas del
procedimiento, distrayendo las mismas a favor y provecho del Estado
Dominicano”; 

OIDO: Al Juez Presidente, ofrecerle la palabra al abogado de la defensa,


parte recurrida y recurrente, en representación del imputado CASIMIRO
ANTONIO MARTE FAMILIA, para que presenten su contestación a los
recursos del Ministerio Público y del querellante;  

OIDO: Al Lic. Miguel de Jesús por si y por el Dr. Francisco Hernández,


en nombre y representación de GERVASIO DE LA ROSA,
conjuntamente con el Lic. Elvis Matías, expresar lo siguiente: “El
Ministerio Público hizo la mención sin procurar convencer a los
magistrados de una manera fehaciente, cual fue la participación del
señor. El Ministerio Público sabe que no aportó un solo elemento que
pudiera considerarse contra GERVASIO DE LA ROSA, una sola
imputación concreta. Ellos vienen a hablar de una prueba pericial, y la
jueza se lo recibió como un simple informe. La jueza tuvo que acreditar
las pruebas. Se probó que los 6 vehículos no estaban a nombre de
GERVASIO DE LA ROSA, sino a nombre de 6 sindicalistas diferentes. El
no aparece como deudor, porque él no tiene nada a titulo personal. No
tiene deuda personal con el PLAN RENOVE, y por eso la juez dice que el
Ministerio Público no puedo probar que GERVASIO DE LA ROSA se le
asigno 6 vehículos. La jueza comprobó que él no recibió ningún
vehículo. FENATRANO ha dejado de pagar 350 millones de pesos.
Mientras que las otras ya han pagado, una más de 500 millones de
pesos. La venta condicional que se hizo a todas las personas que
calificaron para comprar vehículos fue a 5 años. La lectura integral de
esa sentencia da pena. Las personas que no aparecen individualizadas,
están descargadas en la sentencia. La magistrada eliminó los motivos
favorables y luego condeno, por la presión.  Respecto al recurso del
Ministerio Público: UNICO: Que lo rechacéis por improcedente,
infundado y carente de base legal, ya que no se basa en ningún motivo
de los que taxativamente consigna el artículo 417 del Código Procesal
Penal, el recurso interpuesto por el Ministerio Público el 4 de noviembre
del 2005, contra la sentencia No. 159-2005, emanada de la Quinta Sala
de la Cámara Penal del Juzgado de Primera Instancia del Distrito
Nacional”; Con relación a FENATRANO, la estafa está considerada entre
las infracciones de acción privada. Presenta su querella mediante el
procedimiento de acción privada. El actor civil se adhiere a la acusación
del Ministerio Público. Eso se puede cuando es la que da inicio a la
acción. En caso de delitos contra la cosa pública, no se puede la
querella en adhesión. El no presentar acusación es desistir de la acción
penal. El no puede adherirse a una acusación mediante la cual él no
presente querella. Lo que el Estado alega es muy diferente a lo que
alega FENATRANO. El no tiene interés. El Estado ya está representado
por el Ministerio Público. Perdió su calidad. En tal virtud, en cuanto a
FENATRANO, vamos a concluir de la siguiente manera: UNICO: Que
declaréis a FENATRANO carente de interés para participar como
querellante en el presente proceso, ya que su renuncia a presentar
acusación relativa a la infracción privada que ellos alegaron en principio
contra varios de los imputados, equivale a un desistimiento tácito de la
querella, no pudiendo tener participación en un caso donde la  única
presunta víctima es el Estado”; 

OIDO: Al Juez Presidente, ofrecerle la palabra a los abogados de la


defensa, parte recurrida y recurrente, en representación del imputado
GERVASIO DE LA ROSA, para que presenten los fundamentos de su
recurso;  

OIDO: Al Lic. Miguel de Jesús por si y por el Dr. Francisco Hernández,


en nombre y representación de GERVASIO DE LA ROSA,
conjuntamente con el Lic. Elvis Matías, expresar lo siguiente: “Nuestro
recurso se basa en dos motivos. Violación a la ley por inobservancia,
basados en legalidad del proceso, personalidad de la persecución,
formulación precisa de cargos y motivación de la decisión. El ordinal
noveno de la sentencia, declara a GERVASIO DE LA ROSA culpable, a
cumplir 2 años de reclusión mayor. Sin notificar pretensiones civiles, se
destapan pidiendo indemnizaciones. GERVASIO DE LA ROSA estaba
descargado, y por eso no aparece su individualización. Ellos van a decir
que él aprobó el 4%, y es verdad, recordemos que ese 4% fue aprobado
por la Contraloría General de la República. La juez dice que las
federaciones no pudieron explicar que hacen con el 4%, pero eso no le
importa a la jueza, porque los que tienen que preguntar son los
miembros de las federaciones. Por orden de Hipólito Mejía, Juan
Hubieres recibió casi 300 asignaciones después de que dejo. Ni la
Contraloría ni la Cámara de Cuentas dicen que él debe dinero. El sólo
firmó como fiador solidario, como presidente de FETRANRENO. El 4%
se ha satanizado. Aquí se repartieron unos pollitos y la forma de
entregarlos, dio origen a una querella, hecha por Juan Hubieres. No
puede ser desfalco contra el  Estado el incumplimiento de una
obligación que nace con un contrato. En la sentencia la magistrada no
pudo situar un hecho punible. La forma en que la juez ha tratado el
caso, evidencia que ella no tenía ninguna prueba para condenarlo. En
Enero del 2003, el dólar no pasó de 17.76. En el contrato no hay
ninguna cláusula que diga que sea por el comportamiento del dólar. Los
miembros del PLAN RENOVE compraron esos vehículos y los están
pagando. El uso que le dieron al 4% no se hablo allí. Nadie se ha
quedado con dinero del Estado. El estafado fue el PLAN RENOVE. No
están las maniobras fraudulentas, las calidades falsas, los nombres
supuestos. ¿Dónde está la actuación de GERVASIO DE LA ROSA de
manera particular? ¿Que hizo GERVASIO DE LA ROSA de manera
personal para ser un estafador? Lo que ellos presentan como firma es el
registro de asistencia. El Estado Dominicano no ha puesto nada. Aquí
nadie se puede condenar por el artículo 102 de la Constitución de la
República. Ese artículo no completa el desfalco. Nadie hizo aquí
enriquecimiento ilícito. La jueza viola el principio de personalidad de la
pena. El desfalco implica que al funcionario se le entreguen los bienes
que posteriormente se queda con ellos. La magistrada está condenando
por hechos que ella le atribuía a las federaciones, ella dice que son las
federaciones, un hecho punible atribuido a una federación no es a su
presidente. Por otro lado, está la parte relativa a la violación de la Ley
por formulación precisa de cargos, porque condenar a una persona que
no se ha dicho cual fue su actuación, meterlo en una tómbola sin
demostrárselo. Venir y decir que se le condene por algo que no está
establecido no puede ser, la condenación de la Corte tiene que ser en
base a los hechos fijados en la sentencia, respecto a su persona no hay
un solo fundamento. A un grupo no los individualizo, perdió el plano
fáctico y se va al plano regulatorio, por eso no lo individualizan. En esa
parte vamos a referirnos también a la falta de motivación, decíamos que
el artículo 24 del Código Procesal Penal es que establece lo que debe
contener la sentencia, las veces que se le individualizan es para
descargarlo. Esa sentencia respecto GERVASIO DE LA ROSA, no esta
motivada, no sitúa a los imputados en su lugar. El Ministerio Público
no formalizó bien su acusación. El Código tiene una mala redacción. La
ilogicidad porque no se utilizó la misma que descargaba a los otros, si
ella misma lo dice en la página 206 de la sentencia, en la sentencia no
se precisan los cargos del señor GERVASIO DE LA ROSA, porque el
Ministerio Público no lo puso en su acusación. Ella ignoró los derechos
del imputado. Una prerrogativa fundamental, que garantiza que sus
derechos sean tutelados. En tal virtud, concluimos de la siguiente
manera: PRIMERO: Que dictéis directamente la sentencia del caso
sobre la base de la comprobación de los hechos fijados por la sentencia
recurrida, procediendo a declarar al imputado GERVASIO DE LA ROSA,
no culpable de violación a los artículos 166, 167, 169, 170, 171 y 172
del Código Penal, y 102 de la Constitución de la República, por no
haber cometido los hechos que se le imputan, liberándole en
consecuencia de toda responsabilidad penal; SUBSIDIARIAMENTE: Que
ordenéis la realización total de un nuevo juicio, con el fin de que se lleve
a cabo una nueva valoración de las pruebas”; 

OIDO: A los representantes del Ministerio Público, parte recurrente,


expresar a la Corte lo siguiente: “Aquí se ha venido a hablar mal de la
jueza de Primera Instancia, tal cual como se hizo en Primera Instancia
con el juez de la instrucción, por haber enviado a juicio a los
imputados. Y eso pasara con ustedes cuando acojan las conclusiones
del Ministerio Público, en un grado mayor. No sé como puede decir que
se falsifico una sentencia de dos de la tarde a las siete de la noche.  No
sé como sale en defensa de un secretario que tenía la magistrada, y los
invito a que le pregunten al magistrado Ramón Horacio porque lo
cancelo y pregúntenle a la magistrada porque lo cancelo. Dice que ¿Qué
le importa a la jueza en que gastos incurren con el 4%? Dijo que el
Estado ha recibido más de mil millones de pesos. Ya eso fue decretado,
y por eso la jueza falló como lo hizo. Es falso que se hayan entregado
guaguas al 25 por 1. Eso fue debatido en el juicio y fue demostrado que
es falso. En nuestro recurso repetimos las imputaciones que el
Ministerio Público le hace a los imputados. Pero parece que le gusta
mucho esa palabrita porque se parece al nuevo Código, lo de la no
precisión de cargos. Dicen que las firman son de asistencia. Las actas
están ahí, la jueza lo comprobó. Todas las actas están firmadas por él. 
Todo fue en perjuicio del Estado, en beneficio de él, siendo un
funcionario. Ellos pretenden justificar que otros han robado, para
justificar su acción ilícita, no sé a que los conducen. Dicen que no
pueden ser condenados por violación al artículo 102. Eso señala que
imponga las sanciones que establece el Código Penal. La Constitución lo
remite a los artículos del Código Penal que sanciona a los funcionarios.
Dicen que la sentencia no esta motivada con relación a él, sólo a 6
imputados. La magistrada distribuye la motivación de la sentencia y
recurre a hacerlo común. Son acusaciones comunes, pruebas comunes,
entonces no entiendo porque ella tiene que repetir lo mismo 15 veces.
Dicen que el Ministerio Público no había hecho una precisión de cargos.
El abogado no ha hecho ninguna motivación que conduzca a esta Corte
ha adoptar una decisión conforme a lo planteado por ellos. Ratificamos
nuestras conclusiones. 
OIDO: Al Dr. Cirilo Quiñónez Taveras, actuando a nombre y
representación de la Federación Nacional de Transporte “La Nueva
Opción” (FENATRANO); parte querellante y recurrente, expresar a la
Corte lo siguiente: “Ya no está en discusión la calidad de querellante
que tiene FENATRANO, y entendemos que sería extemporáneo solicitar
esto y plantearlo en este tribunal de alzada. Hemos escuchado que
hemos renunciado a nuestros intereses, porque nos adherimos al
Ministerio Público. El juez de la Instrucción dice que podemos ser
querellantes adhesivos, y nos excluye a varias personas, de las cuales
FENATRANO se querelló. Sí tenemos interés, es un pedimento
inadmisible, porque eso ya fue admitido en primer grado. En tal virtud
tenemos a bien concluir en adición a lo expuesto anteriormente:
PRIMERO: Que sea rechazado por extemporáneo y violatorio del
principio de inmutabilidad del proceso, el incidente promovido en esta
alzada, por la defensa del imputado GERVASIO DE LA ROSA;
SEGUNDO: Que se compruebe  y declare que este incidente fue
promovido y rechazado en el juicio de fondo de primer grado, y el mismo
rechazamiento no fue objeto del único recurso que tenía abierto en ese
momento, el de la oposición. 

OIDO: Al Juez Presidente ordenar un receso de la audiencia, siendo la


1:28 p.m., reanudándose la misma a las 3:18 p.m.;  

OIDO: Al Juez Presidente, ofrecerle la palabra al imputado GERVASIO


DE LA ROSA; 

OIDO: Al imputado GERVASIO DE LA ROSA expresar lo siguiente:


“Dentro de los diferentes grupos de Santo Domingo, no podía lograr
entrar como dirigente sindical, y lo pude lograr por vía del presidente y
Franco Badía, para tratar de cubrir los sindicatos que cubrimos en la
región Norte. En los 32 años que tengo como dirigente sindical, es
primera vez que participamos en un juicio, y eso se lo debemos a Juan
Hubieres, porque Sam Goodson no le dio unas guaguas y el nos enrolló
a todos. Fuimos llamados por el magistrado Hotoniel a un diálogo. El
nos hizo varios interrogatorios y preguntó porque teníamos 6 guaguas
asignadas. De los vehículos que le dieron a la federación que yo dirijo, a
mí nunca se me asigno una guagua. Le demostramos que estábamos
correctos y no nos hicieron caso. No nos arrepentimos de haber
participado en el Plan. Todo lo que se hacia y se planificada en el Plan
Renove, era lo que hacía Juan Hubieres. La Cámara de Cuentas dice
que nosotros tenemos seis guaguas a nombre de nosotros, y nosotros
demostramos que están a nombre de seis afiliados de la federación que
yo dirijo. Nuestra federación ha pagado 12 millones de pesos. Esto es
una lucha sindical que existe a nivel nacional. No nos vamos a
doblegar.  

OIDO: Al Juez Presidente, ofrecerle la palabra a los representantes del


Ministerio Público para que presenten los méritos de su recurso, contra
FABIO RUIZ ROSADO; 
OIDO: A los representantes del Ministerio Público, parte recurrente,
expresar a la Corte lo siguiente: “El Ministerio Público tuvo que recurrir,
motivado en lo siguiente: Violación o inobservancia y errónea aplicación
de la ley. De acuerdo a la fundamentación que hace la jueza, y la
gravedad de los hechos, aun habiendo valorado la totalidad de las
pruebas, con esas sólo no se corresponde a las penas impuestas.  La
juzgadora fundamenta la decisión en las páginas 191, 192, 195, 198,
205, 208 y siguientes hasta la 212. En esas páginas que hemos citado,
ya podrán ver todo lo que se plantea, que llevó a la jueza a decretar la
culpabilidad del encartado, que es el que tienes la pena más severa
privativa de libertad. Está comprometida su responsabilidad en todos
los actos, desde el primero al último día. Es por ello que la jueza
entiende que le correspondía la pena más severa. A él se individualizó
más, porque fue desde el primer hasta el último día. Fabio Ruiz es Plan
Renove. A veces se refiere a Hyundai América Vehicules, a veces a GTS
Dominicana, también, Hyundai Corporation. Hemos visto diferentes
direcciones y diferentes representantes de ella. La defensa ha reclamado
que la jueza establece como un hecho cierto la aprobación del 3%
especializado para el presidente del consejo. Refiere otras decisiones
adoptadas en perjuicio del Estado. Para verificar el grado de
participación de FABIO RUIZ, la que pregunta es ¿Qué no hizo FABIO
RUIZ? Se probó que hubo sobrevaluación en demasía. De una simple
lectura de las decisiones dictadas por el Consejo, se infiere que fueron
de los miembros del Plan Renove, por lo que queda comprometida su
responsabilidad penal. Quedó establecido que hubo manejo fraudulento
en la distribución de los autobuses. Lo que menos hubo fue ayuda
humanitaria. No contaba con registro contable. En lo que hemos dicho,
la juzgadora sin proponérselo, ha hecho una errónea aplicación de la ley
al no haber valorado, cuando dice que el Ministerio Público no pudo
demostrar que el imputado uso documentos falsos. Presentamos con
experticia caligráfica que las firmas no son compatibles, o sea que son
falsas. No decreta su culpabilidad por falsificación de documentos. Por
eso reclamamos que se decrete la culpabilidad por la violación de
falsedad y uso de documentos fácil. En tal virtud en cuanto al imputado
FABIO RUIZ ROSADO solicitamos lo siguiente: a) CONFIRMAR el
ordinal TERCERO de la sentencia recurrida que declara la culpabilidad
del encartado de Prevaricación, Estafa y Desfalco en perjuicio del
Estado Dominicano,  hechos previstos y sancionados por los artículos
166, 167, 169, 170, 171, 172, 405 del Código Penal y 102 de la
Constitución Dominicana; b) Declararlo además CULPABLE de los
crímenes y delitos de uso de documento falso, falsedad en escritura
privada y asociación de malhechores, hechos previstos y sancionados
por los artículos 148, 150, 151, 265 y 266 del Código Penal
Dominicano; c) Modificar las penas impuestas y en consecuencia
CONDENARLO a sufrir la pena de diez (10) años de reclusión mayor,
como pena privativa de libertad; d) CONDENARLO al pago de una multa
de ciento treinta y cinco millones de pesos (RD$135,000,000.00), que es
el monto de la suma desfalcada, como pena pecuniaria; e)
CONDENARLO al pago de las costas del procedimiento, distrayendo las
mismas a favor y provecho del Estado Dominicano”; 

OIDO: Al Juez Presidente, ofrecerle la palabra al Dr. Cirilo Quiñónez


Taveras, para que presente los mérito de su recurso, contra FABIO
RUIZ ROSADO; 

OIDO: Al Dr. Cirilo Quiñónez Taveras, actuando a nombre y


representación de la Federación Nacional de Transporte “La Nueva
Opción” (FENATRANO); parte querellante y recurrente, expresar a la
Corte lo siguiente: “Decidimos recurrir la sentencia de la Quinta Sala,
por entender que a la luz de los méritos ponderados y debidamente
motivados por la juzgadora en el fallo rendido, se amerita una sanción
penal que se corresponda con la magnitud de los ilícitos cometidos por
el imputado. Esa es la pretensión. La juez aplica erróneamente la Ley.
La violación fue expresada y lo compartimos, por el Ministerio Público, y
lo hacemos nuestros, así lo expresamos en nuestro recurso. Oí aquí,
que estamos aquí por Juan Hubieres, por la lucha sindical. Sea eso
cierto o no cierto, la jueza en sus motivaciones, pone de manifiesto de
forma inequívoca, la participación del imputado de que se trata, en la
comisión de los ilícitos señalados, en el cuerpo de la sentencia y en el
dispositivo mismo. Ese imputado era el que estaba en el día a día, al
frente del Plan Renove. Decía el Ministerio Público que fue lo que no
hizo el imputado. El recurso de apelación que se interpone se hace
contra una sentencia que esta correctamente motivada, pero en su
dispositivo respecto a este imputado, no se corresponde la sanción
aplicada. En tal virtud, tenemos a bien concluir de la siguiente manera:
a) Confirmar el ordinal tercero de la sentencia recurrida que declara la
culpabilidad del encartado de Prevaricación, Estafa y Desfalco en
perjuicio del Estado Dominicano,  hechos previstos y sancionados por
los artículos 166, 167, 169, 170, 171, 172, 405 del Código Penal y 102
de la Constitución Dominicana; b) Declararlo además culpable de los
crímenes y delitos de uso de documento falso, falsedad en escritura
privada y asociación de malhechores, hechos previstos y sancionados
por los artículos 148, 150, 151, 265 y 266 del Código Penal
Dominicano; c) Modificar las penas impuestas y en consecuencia
condenarlo a sufrir la pena de diez (10) años de reclusión mayor, como
pena privativa de libertad; d) Condenarlo al pago de una multa de
ciento treinta y cinco millones de pesos (RD$135,000,000.00), que es el
monto de la suma desfalcada, como pena pecuniaria; e) Condenarlo al
pago de las costas del procedimiento, distrayendo las mismas a favor y
provecho del Estado Dominicano”; 

OIDO: Al Juez Presidente, ofrecerle la palabra a los abogados de la


defensa, parte recurrida y recurrente, en representación del imputado
FABIO RUIZ ROSADO, para que presenten su contestación contra los
recursos interpuestos contra el imputado;  
OIDO: A Licda. Ingrid Hidalgo Martínez, conjuntamente el Dr. Manuel
Antonio García y la Licda. María Milagros Penson, en representación de
FABIO RUIZ ROSADO, expresar lo siguiente: “Cuando leímos el recurso,
vimos que coincidimos en varios aspectos. Ellos dicen que el único
desperdicio que tiene la sentencia, es en cuanto a la imposición de la
pena. No parece que ese recurso lo hicieron ellos. Ellos están
incurriendo en el error de interpretación del artículo, porque actúan
como si la jueza se hubiese salido de los parámetros, porque no le
aplicó la pena exacta que ellos solicitaban. Ese pedimento que ellos
hacen, es con ese odio político que tenemos en este país. Si en el escrito
dicen que la jueza no valoró correctamente las pruebas, y aquí vienen a
decir que la sentencia esta bien dada. Es una cosa u otra. Me imagino
que lo que vale es la oralidad y que este escrito no tiene nada que ver. 
En la sentencia la jueza no hace referencia a los testigos, no sabemos si
fuimos a cargo o a descargo.  Ellos dicen que la jueza le retuvo
sobrevaluación, y eso no es cierto. ¿Cómo pueden venir a mentir de esa
forma? Solo leen la primera parte de la sentencia. Ellos hablan de su
pericia, y nosotros desde el primer momento solicitamos que sea
rechazado y la jueza lo dejó, y lo admitió como un simple informe. La
sentencia no recoge lo que dijo Carlos Julio. Ahora no sé de donde
sacan que este hombre también es culpable de falsificación. La
juzgadora dice que le retiene la falta a uno de mis clientes, y a los otros
no. A este se le retuvo todo. A este señor lo condenan de coautor, pero
¿Con quién? En tal virtud tenemos a bien concluir: PRIMERO: En
cuanto al fondo, que el recurso de apelación interpuesto por el
Ministerio Público contra FABIO RUIZ ROSADO, sea rechazado en todas
sus partes por improcedente, mal fundado y carente de base legal. En
cuanto al recurso interpuesto por FENATRANO; Dicen que los
miembros del Plan Renove ejecutaron obras mafiosas contra
FENATRANO. Se sabe que Plan Renove debía elaborar la política de
transporte del país. Ellos fundamentan su querella en el artículo 85, y
tal como esta depositado en el expediente, el juez de la instrucción no le
aceptó la querella contra FABIO RUIZ. FENATRANO desistió de su
querella, hace suyas las conclusiones del Ministerio Público y a partir
de eso momento, no tiene ni calidad, ni fundamento jurídico para
elaborar o adherirse a cualquier demanda contra el imputado FABIO
RUIZ. Al responderle al Ministerio Público, es lo mismo que responderle
al querellante. Dice el abogado que FABIO RUIZ aprobó el 19 por 1, el
4% y el 3%. Todos los choferes que tiene vehículos del Plan Renove se
están beneficiando del 4%. El propio querellante esta haciendo
gestiones de cobro, y no le ha pagado al Plan Renove ni un 5% de los
pagos. FABIO RUIZ no hace gestión de cobros, no tiene vehículos, ni
tiene los vehículos provenientes del 3%. Lo planteado por el querellante
ha sido demasiado debatido por lo que vamos a concluir de la manera
siguiente: PRIMERO: En cuanto al fondo, que sea rechazado por
improcedente, mal fundado, carente de base legal y porque el
querellante no tiene ninguna calidad jurídica, en virtud de que desistió
de sus conclusiones y se adhirió a las conclusiones del Ministerio
Público y al hacerlo así pierde issofacto su calidad, tal como un abogado
que nos precedió lo analizó y lo ponderó. Tal como está depositado el
juez de la Instrucción rechazó su calidad como querellante adhesivo, en
virtud de que el tribunal entendió que no tenía calidad para ello”.  

OIDO: Al Juez Presidente, ofrecerle la palabra a los abogados de la


defensa, parte recurrida y recurrente, en representación del imputado
FABIO RUIZ ROSADO, para que presenten los fundamentos de su
recurso;  

OIDO: A Licda. Ingrid Hidalgo Martínez, conjuntamente el Dr. Manuel


Antonio García y la Licda. Maria Milagros Pensón, en representación de
FABIO RUIZ ROSADO, expresar lo siguiente: “Sobre la Licitación,
Compra Y Sobrevaluación, se condena al señor FABIO RUIZ ROSADO,
por  prevaricación, desfalco y estafa contra el Estado Dominicano.
(Procede a leer su recurso de apelación, en lo concerniente al punto
atacado). La contradicción la encontramos, cuando la jueza valora una
prueba para una cosa, y para otra no. Valora la licitación, valora la
reunión en el Palacio. Si la jueza acredita el decreto 949 del 9 de
Septiembre del 2001, que es cuando FABIO RUIZ ingresa al Plan
Renove. Nos preguntamos de donde sale el 405, que se establece al
señor FABIO RUIZ.  El segundo punto, es la violación de la ley por
inobservancia y errónea aplicación, falta, contradicción e ilogicidad
manifiesta y correlación entre acusación y sentencia (Procede a leer su
recurso de apelación, en lo concerniente al punto atacado). Se plantea
el problema del 19 por 1. Aquí se dijo que la primera partida se pagó
estando la prima del dólar al 17.5. La finalidad del Plan Renove es
eminentemente social, ayudar a las personas de menos ingresos. En la
medida que el Plan Renove tuviera un 1%, para tener dinero a mano,
para resolver, pues es una institución social. La comisión del Plan
Renove  tenía la facultad de adoptar la política que adoptó. Existe
ilogicidad y contradicción. Hay que diferenciar entre la calificación
jurídica que da el tribunal y otra es la acusación. El juez no puede
retener más de lo que el Ministerio Público esta acusando.  Las órdenes
de compra no están firmadas por FABIO RUIZ. El tribunal establece que
FABIO RUIZ no formaba parte de esta comisión. El no estafó a nadie, no
formaba parte de la comisión. La jueza dice que hizo la ayuda
humanitaria muy mal llevada. En tal virtud, vamos a concluir de la
siguiente manera: PRIMERO: Admitir o Declarar Con Lugar el presente
recurso de apelación que interpone el imputado, Fabio Ruiz Rosado,
contra los ordinales Siete, Ocho, Nueve, Diez, Once, Doce, Trece,
Quince -ver Pág. 209, 210, 211-, el considerando 1, 2 de la Pág. 199, en
relación a la imputación sobre violación del Art. 405, del Código Penal
Dominicano la cual tipifica la estafa, y el Art. 166 y 167 lo cual tipifica
la prevariación y el considerando de la Pág. 221, 222 numeral 1,2 y 3 de
la Sentencia Recurrida, para que la revocación de esto a su, vez origine
la revocación de  la conclusión final a que llego el tribunal A-quo, en el
ordinal tercero y el ordinal cuarto, de la pagina 246, de la Sentencia
número 159-2005, dictada en fecha 17 de octubre de 2005, por la
Quinta sala de la Cámara Penal del Juzgado de Primera Instancia del
Distrito Nacional, que, textualmente, disponen de lo siguiente: “Tercero:
Declara el imputado Fabio Ruiz Rosado, de generales que consta
CULPABLE de prevaricación, Estafa y Desfalco en perjuicio del Estado
Dominicano en la distribución de las unidades en venta del Plan
Renové, hechos previstos y sancionados por los artículos 166, 169, 170,
171, 172, 405 del Código Penal Dominicano y 102 de la Constitución
Dominicana y en consecuencia se condena a Cuatro (4) Años de
Reclusión Mayor y el pago de una multa Diez Millones de Pesos
(RD$10,000,000), a favor del Estado Dominicano”; “Cuarto: Ordena que
el cumplimiento de la pena se realice en la Cárcel Modelo de Najayo”.
ASPECTO CIVIL: Vigésimo noveno: Declara Inadmisible, la acción Civil
interpuesta por Fabio Ruiz Rosado, contra el Estado Dominicano, y la
Federación Nacional de Transporte Terrestre (FENATRANO), por
extemporáneas, al no haber sido realizadas conforme a las reglas
procésales que rigen la acción Civil. SEGUNDO: En consecuencia, y de
conformidad con lo preceptuado por el artículo 420 del Código Procesal
Penal, fijar audiencia, en un plazo no menos de cinco (5) días ni mayor 
de diez (10), para conocer del presente recurso de apelación. Y en el
caso de la especie que fue declarado complejo estos plazos pueden ser
ampliados por tan digna Corte de acuerdo presupuestado por el
Art.370, del Código Procesal Penal. TERCERO: dictar directamente la
sentencia del caso, sobre la base de las comprobaciones ya fijadas por
la sentencia de la jueza A-quo, revocando, íntegramente los ordinales
“Siete, Ocho, Nueve, Diez, Once, Doce, Trece, Quince -ver Pág. 209,
210, 211-, el considerando 1,2 de la Pág. 199, en relación a la
imputación sobre violación al Art. 405, del Código Penal Dominicano, la
cual tipifica la estafa, y el Art. 166 y 167 lo cual tipifica la Prevariación
y el considerando de la pagina 221, 222 numeral 1,2 y 3 de la Sentencia
Recurrida, para que la revocación de esto a su, vez origine la revocación
de la conclusión final a que llego el tribunal A-quo, en los ordinales
“tercero” y “cuatro”, de la página 246, de la sentencia impugnada para
que, en lo adelante, digan de la forma siguiente: Tercero: Declara al
imputado Fabio Ruiz Rosado, de generales que constan, no culpable  de
Prevaricación, Estafa y Desfalco en perjuicio del Estado Dominicano,
hechos previstos y sancionados por los artículos 166, 167, 169, 170,
171, 172, 405 del Código Penal Dominicano y 102 de la Constitución
Dominicana, por este no haber cometido los hechos que se le imputan,
y en consecuencia se descarga de toda responsabilidad penal de los
hechos puestos a su cargo; Cuarto: Ordena la suspensión de la Medida
de Coerción imputadas al imputado, Fabio Ruiz Rosado. Y se declaran
las costas del proceso respecto a él.”; 

OIDO: A los representantes del Ministerio Público, parte recurrente,


expresar a la Corte lo siguiente: “Dice que sus pruebas no fueron
valoradas por la jueza. El Ministerio Público siempre en el juicio cuando
aportaba una prueba de descargo, pasó a ser prueba a cargo. La
juzgadora refiere que de las pruebas a cargo y descargo tiene el
siguiente resultado. Dice que no se le fue atribuido un reproche al
imputado. Nosotros decíamos que Plan Renove y FABIO RUIZ es lo
mismo, porque participó en todo. Una supuesta violación entre
acusación y sentencia. La magistrada incluyó que era para fines
proselitistas, y nosotros dijimos que era para fines particulares, porque
no quisimos utilizar el término. No hay violación al principio de
correlación entre acusación y sentencia. La jueza no esta obligada a
usar los mismos términos que utilizamos en la acusación. Señala que
no están acusados de entregar vehículos con chasis. Ahí esta la
acusación. La jueza estableció en el numeral 11 de la página 210 que
los pagos de ayuda humanitaria, constituye un acto de constitución.
Demostramos que fue para usos personales y aquí esta la prueba
(Procede a leer). Hay un error material en la sentencia, con relación a la
fecha del acta. Con lo que la sentencia establece, es suficiente para
decretar la culpabilidad del encartado FABIO RUIZ. Ratificamos
nuestras conclusiones”; 

OIDO: Al Dr. Cirilo Quiñónez Taveras, actuando a nombre y


representación de la Federación Nacional de Transporte “La Nueva
Opción” (FENATRANO); parte querellante y recurrente, expresar a la
Corte lo siguiente: “Sólo voy a referirme al elemento de la falta de
calidad que vuelve a aflorar nueva vez, y al aspecto de las pretensiones
civiles que lo promueve la defensa del imputado. Sobre lo primero, es
pertinente reiterar que el juicio preliminar que se desarrolla como fase
intermedia en la Instrucción, tiene un efecto depurador en cuanto a
quienes son las partes en el proceso y en cuanto a establecer los tipos
penales por los cuales se envía juicio a un encartado. El auto de envío a
juicio que no fue objeto de ningún recurso, dispone que FENATRANO es
parte querellante en este proceso. Resulta extemporáneo retrotraer de
nuevo este elemento, ya fue cosa juzgada. En cuanto a la falta de
interés hemos dicho que no hemos retirado nada, no hemos desistido,
con la desventaja de que se nos quitó la condición de actor civil. Sobre
la calidad, para estar en el proceso como lo estuvo en el proceso como
querellante, no debe estar en discusión. El aspecto de la pretensión
civil, no negamos que los artículos invocados plantean eso. Es
extemporáneo el pedimento en esta alzada y no se cumple la forma de
reclamar las pretensiones civiles. En tal virtud tenemos a bien concluir
en adiciona lo anterior expuesto; PRIMERO: Que sea rechazada la
pretensión civil del imputado FABIO RUIZ ROSADO, en contra de
FENATRANO, por la misma ser extemporánea, y violatoria de la norma
que regula las reclamaciones de los justiciables toda vez que esta
pretensión en la forma y en el momento que se promueve, dejaría en
estado de  indefensión a la FENATRANO”;  

OIDO: A Licda. Ingrid Hidalgo Martínez, conjuntamente el Dr. Manuel


Antonio García y la Licda. Maria Milagros Penson, en representación de
FABIO RUIZ ROSADO, expresar lo siguiente: “Ratificamos nuestras
conclusiones”; 

OIDO: Al Juez Presidente, ofrecerle la palabra al imputado FABIO RUIZ


ROSADO; 
OIDO: Al imputado FABIO RUIZ ROSADO expresar lo siguiente: “Quiero
hacer la defensa correcta de mi moral, de mi conducta. Estoy acusado
porque he sido toda mi vida un militante de la causa y de las luchas
sociales. Dediqué mis mayores esfuerzos y sacrificios a defender esa
línea política y fui un peleador en todo el terreno. He derrotado toda mi
vida al Partido de la Liberación Dominicana. Desde el año 1996 fuimos
perseguidos yo y mi familia, por agentes del DNI hay un odio
acumulado contra mi persona. Este no es un juicio de derecho, es de
carácter político. Vemos en la sentencia que para una cosa la
Contraloría es buena y para otra mala, para una cosa el 4% es bueno y
para otra es mala. Esa jueza tenía toda la presión del mundo, tenía
presión del Procurador General que tenía la cárcel limpia para que nos
metieran preso ese mismo día. Por eso fue que la sentencia no se leyó a
las 2 de la tarde. Me han ubicado hasta donde yo no he estado. Yo fui
designado el 20 de septiembre del 2001. Esta situación se hizo política
en este expediente, entre Juan Hubieres, Domínguez Brito, etc. No
soportaron que se la cayera otro expediente más. Todos esos imputados
son gente seria, desde los funcionarios hasta los sindicalistas. Ni ellos,
ni yo cometimos ningún acto que tengamos que avergonzarnos. Solo le
dimos cumplimiento a un decreto del presidente de la República. El
gobierno busca un financiamiento internacional. Cuando me nombran
en el Plan Renove no había oficina, no había personal, no había
muebles, no había nada. Nosotros tuvimos que hacer con nuestras
ideas esa oficina que esta ahí. Dicen que yo cogí los gastos del 1% para
gastos personales. Yo hice dos gastos del 1%. Un cheque para un
taxista para internarlo en la clínica. Y otro fue ayudando a los
bomberos de Ramón Santana, para que cuando hubiera un fuego en mi
pueblo, pudieran apagarlo. ¿Cómo es posible que un concierto de
voluntades sean prevaricadores, estafadores, etc.? Yo manejo millones
de pesos en la Universidad Autónoma de Santo Domingo y ahí no hay
datos de corrupción. Se ve que el Plan Renove lo satanizaron, con la
intención de hundir a los funcionarios del PRD. Los que saben como
repartieron los vehículos son Cambita, Antonio Marte, etc. Si nosotros
repartimos, fueron los donados a la Cruz Roja, a los estudiantes, etc. No
hay una prueba, ni un cheque, ni un testimonio que diga que yo me
robe dinero.  A mi me fue a buscar Lister, porque yo fui el favorito. Aquí
lo que hay es un show político, un desquite. Nunca he robado, no he
matado a nadie. He querido ganarme el voto en la base popular”;  

OIDO: Al Juez Presidente indicar lo siguiente: “Se suspende el


conocimiento de la presente audiencia hasta mañana Sábado 21 de
enero, a las 09:30 a.m., quedando todas las partes convocadas”;  

“ACTA DE AUDIENCIA DE FECHA 21-01-2006” 

Siendo las diez y cuarenta minutos (10:40) de la mañana del día


veintiuno (21) de Enero del presente año, el Juez Presidente reanuda la
audiencia pública a fin de continuar el conocimiento del proceso;
previamente comprobada por el secretario la presencia de todas las
partes; 
 

OIDO: Al Juez Presidente, ofrecerle la palabra a los representantes del


Ministerio Público para que presenten los méritos de su recurso, contra
PEDRO A. FRANCO BADIA; 

OIDO: A los representantes del Ministerio Público, parte recurrente,


expresar a la Corte lo siguiente: “Con relación al recurso de apelación
incoado por el Ministerio Público respecto al imputado PEDRO FRANCO
BADIA, el Ministerio Público ha impugnado parcialmente la decisión,
toda vez que si bien comparte la mayoría de las argumentaciones para
decretar la culpabilidad del imputado, al igual que la valoración en gran
medida que hizo de la prueba, decimos en gran medida porque como lo
hemos expuesto en nuestro recurso, una parte de la prueba no fue
valorada de manera conjunta y armónica con toda la prueba aportada,
y que ha sido incorporada en el juicio y que la jueza estableció en su
sentencia, lo cual llevó a ésta a incurrir en inobservancia y errónea
aplicación de la ley. Una con relación a la interpretación del 405 del
Código Penal, al referir esta que es una acción pública a instancia
privada, el Ministerio Público debía tener una querella.  En lo que sí
vamos a hacer énfasis es en cuanto a la disposición del artículo 172 del
Código Penal, que es uno de los puntos invocados por el Ministerio
Público, en el sentido de que la jueza no valoró de manera conjunta la
prueba aportada por el Ministerio Público. Al no valorar la prueba, la
conclusión es errónea y la fundamentación también lo es, y por
consiguiente la conclusión a que llega. Por eso impugnamos en el
sentido de que la pena impuesta no es proporcional al hecho cometido.
Tampoco lo hizo la jueza, en relación a la prueba 49, que se refiere a los
vehículos que ya hemos explicados que fueron entregados con chasis
inexistentes, para ocultar la cantidad de vehículos enunciados, que aún
faltan. La juzgadora sí estableció como una falta que viene a constituir
los elementos de la estafa, dentro de la maniobra para el fraude. Lo hizo
con relación a otros imputados, y no lo hizo con relación al imputado
PEDRO A. FRANCO BADIA. Ya hemos indicado el perjuicio que ha
significado para el Estado las acciones cometidas por los imputados,
que supera los mil ochocientos millones de pesos. Con su acción dolosa
ha contribuido a cometer el daño del Estado, no es correcto imponerle
una suma de 15 millones de pesos, una suma casi simbólica. La jueza
establece con gran lucidez, los hechos que quedaron acreditados con
relación al imputado. La jueza yerra con relación a una interpretación
que da y una conclusión a la que llega. No niega el imputado que el
donó mas de 100 unidades, y nosotros decimos que las regaló. Los
cientos de unidades que regaló a sus partidarios el imputado PEDRO A.
FRANCO BADIA, jamás puede entenderse que estaban autorizados
mediante un decreto presidencial, como lo establece la juzgadora. Lo
consignado en la sentencia es en relación a las pruebas aportadas por
el Ministerio Público. Ha quedado establecida la responsabilidad penal
del imputado PEDRO A. FRANCO BADIA.  En resumen, el tribunal a-
quo dio por establecido que el imputado PEDRO A. FRANCO BADIA,
estuvo informado desde el principio de la puesta en marcha del Plan
Renove. En tal virtud tenemos a bien concluir en relación al imputado
PEDRO A. FRANCO BADIA; A) Confirmar el ordinal primero de la
sentencia recurrida que declara la culpabilidad del encartado de los
crímenes y delitos de prevaricación y desfalco en perjuicio del Estado
Dominicano en la Distribución de 3035 unidades, hecho previsto y
sancionado por los artículos 166, 167, 169, 170, 171, 172 del Código
Penal Dominicano y el artículo 102 de la Constitución de la República.
Declararlo además culpable de haber cometido el crimen de estafa
agravada, en perjuicio del Estado Dominicano, hecho previsto y
sancionado por el artículo 405 del Código Penal, B) Modificar las penas
impuestas y en consecuencia condenarlo a sufrir la pena de diez (10)
años de reclusión mayor, como pena privativa de libertad; C)
CONDENARLO al pago de una multa de setenta y cinco millones de
pesos (RD$75,000,000.00), que es el monto de la suma desfalcada como
pena pecuniaria; D) Condenarlo al pago de las costas del procedimiento,
distrayendo las mismas a favor y provecho del Estado Dominicano”; 

OIDO: Al Juez Presidente, ofrecerle la palabra a los abogados de la


defensa, parte recurrida y recurrente, en representación del señor
PEDRO A. FRANCO BADIA, para que presenten su contestación contra
el recurso interpuesto contra el imputado;  

OIDO: Al Dres. Carlos A.  Balcácer, Francisco A. Taveras y Bolívar


Reynoso, defensores de PEDRO FRANCO A. BADIA, expresar lo
siguiente: “Estamos de acuerdo cuando dicen que la jueza incurrió en
violación por inobservancia y errónea aplicación de la ley, porque la
jueza no valoró en su totalidad las pruebas a descargo presentadas por
el imputado PEDRO A. FRANCO BADIA. En el inicio del Plan Renove,
por no existir un marco referencial, el Dr. PEDRO A. FRANCO BADIA
cuando lo designan, inicia una serie de actuaciones con el objetivo de
organizar dicho programa. Se conforman una serie de comisiones con
funciones específicas, para que se pudiera organizar efectivamente
dicho programa. Había una comisión que debía depurar cada una de
las solicitudes que se hacían al Plan Renove. La magistrada del Tribunal
a-quo, toma como basamento, que el Dr. PEDRO A. FRANCO BADIA,
envió una comunicación al señor FABIO RUIZ. Las asignaciones
conforman los vehículos que están en manos de los chóferes y
sindicalistas, como lo establecía el decreto. ¿Dónde esta la prevaricación
y el desfalco? En comunicaciones que estaban enviadas a comisiones
que estaban encargadas de analizar la capacidad de los chóferes. Antes
de que se produjera el decreto, se había depositado cada una de las
autorizaciones dadas por el presidente. El arresto se hizo porque el
Ministerio Público dice que la Contraloría de la República dice que el
presidente del Plan Renove donó más de cien unidades, sin tener
calidad para ello. La magistrada rechaza el argumento del Ministerio
Público, porque están depositadas en el tribunal todas las
autorizaciones dadas por el Presidente de la República. Las demás
unidades están en manos legalmente de los chóferes. Todo el que
solicita una unidad, se le envía al que tiene conocimiento de los
sindicatos y las federaciones. Llama mucho la atención cuando uno
encuentra un episodio de esta naturaleza. Nosotros depositamos una
carta que dirigiera PEDRO A. FRANCO BADIA, donde la Asamblea
expresó que se le iba a asignar unas unidades a él personalmente. El
expresó que agradecía el gesto, pero como él no es transportista ni su
familia, lo echaba a un lado. El Ministerio Público se olvida únicamente
que tuvo el Dr. PEDRO A. FRANCO BADIA, fue asignar el 15% del
parque vehicular que existía a favor del Estado, a las instituciones. El
señor dirige una carta a Breica, autorizándole al señor Librado a
entregar 44 guaguas. El era el encargado de transportación para el
cuidado, y con las autorizaciones del Presidente de la República, se le
iban asignando a las instituciones. Hay una ley, que establece que los
actos realizados por el Secretario de Estado, es como si lo hubiese
realizado el Presidente de la República. Al señor PEDRO A. FRANCO
BADIA, le enviaban muchas misivas solicitando la asignación de
guaguas. El Ministerio Público quiere decir que de forma particular y
por intereses personales se asignaban las guaguas. Aquí tenemos un
oficio en el que una persona le solicita al señor PEDRO A. FRANCO
BADIA la asignación de una guagua, y este la remite a la comisión. Aquí
no hubo un Ayuntamiento que no fuera beneficiado de una unidad. La
magistrada yerro en la sentencia, y errar es de humanos. El Ministerio
Público haciendo un uso abusivo de lo que ordena el artículo 417, ha
aspirado por conclusiones, por pena privativa de libertad y pecuniaria le
sean aumentadas al señor PEDRO A. FRANCO BADIA. No se apela la
cuantía. El Ministerio Público no tiene calidad par eso. Con la nueva
normativa hemos visto como el recurso se ha ido limitando, y ya la
Corte no es como aspira el Ministerio Público. Donde más hay que
concentrarse es en Primera Instancia. Al final el Ministerio Público
resultó ganancioso, la jueza pudo cometer errores puesto que ella lo
hace de apreciación a sus conocimientos, no pude el Ministerio Público
traspasar los linderos de las condiciones jurídicas humanas de la jueza.
En el péndulo oscilatorio de las facultad que le da el legislador al juez
no puede haber un cuestionamiento a esto, el romper ese
encuadramiento no puede uno entonces aspirar a que el Ministerio
Público pida una pena mayor. En cuanto a la pena el artículo 417 es
claro,  es legislador es claro es que no se habla de penas privativas de
libertad, no se puede convertir esto en un relajo. No se pude venir aquí
a pretender cambios en la prueba. Nos hemos perdido en cuanto al
tema de la pena, el tiempo, la causa. El Ministerio Público abre el closet
de la infamia y trae de allí el problema de la ignominia. En cuanto a lo
independiente de la prueba, de que la jueza no pudo acreditar, ellos
aspiran a que lo hayan condenado por estafa, los vehículos fueron
adquiridos a través de la venta condicional de mubles. Los clásicos
dicen que ley es un deseo de una clase dominante convertida en
reglamentación, eso es todo. La venta condicional de muebles esta
sujeta a un contrato que es la excepción. ¿Qué ocurre con el problema
de los contratos? tres son los elementos que caracterizan el contrato:
consentimiento, objeto y causa. Con las garantías como se vera, si
leemos el artículo 1008, nos puede ilustrar en ese sentido. Lo que más
cerca hay es quizás es un dolo civil. Ese grupo que hay y otro grupo de
50 gentes fueron llevados al Juez de la Instrucción y apelaron esa
excepción. Han llegado a los tribunales y han sido obedientes. Al final la
justicia no ha creído en el Ministerio Público, no actúa en nombre de la
sociedad, nunca han representado a la sociedad, el Código los trata
como las partes. No son parte de la sociedad, las victimas tienen la
oportunidad de ser querellantes adhesivos. Que ocurre con el recurso
del Ministerio Público, usan a Milo Jiménez como el Himalaya de la
acusación. Si analizamos la última parte en cuanto al proceso de la
compra vemos que se basa en la errónea aplicación de una norma
jurídica. ¡Nos preguntamos si hubo una constitución en actor civil por
parte del Estado! no, no la hubo, es por eso que la jueza se la rechazó.
El juez no esta obligado a decir porque rechaza el valor probatorio de
una prueba. Dice la jueza que explicó por que le otorgó un  valor a las
actas, una cosa es valorar y otra explicar las razones. El juez tiene que
mirar las características post criminis del individuo, parece que esto fue
lo que motivó para aspirar de 3 a 10 años. En tal virtud tenemos a bien
concluir de la siguiente manera: PRIMERO: Que se rechace el recurso
propuesto por el Ministerio Público, en fecha 04/11/05, interpuesto por
los distinguidos señores Octavio Lister, Hotoniel Bonilla, Jhon Garrido y
Francisco García, en sus respectivas calidades, en virtud de que: a) el
artículo 85 del Código Procesal Penal, no fue cumplido por los
recurrentes, ya que como victima no se constituyeron como
querellantes, sino como acusador público, ostentador de la
representación estatal, como tal, pero no como actor civil, como manda
y ordena el artículo 118 que es a través de una demanda motivada: b) el
artículo 172: el juez valoró los elementos de prueba aportados por los
recurrentes y a los que les otorgó determinado valor, como por ejemplo
las actas del PLAN RENOVE, las cotizaciones de ofertas de precio, de las
firmas concesionarias de vehículos, decretos, auditorias, etc. explicando
sus razones en el cuerpo motivacional del fallo impugnado (pág. 205-
208, inclusive), fueron explicadas por la jueza, en base al valor
determinada por ella. C) artículo 339 por que este en sus seis ordinales
primeros apuntan a socorrer al condenado buscando la pena condigna,
no buscando ignominia ni sufrimientos carcelarios, como proclama el
Ministerio Público recurrente, cuando utilizó la terminología siguiente:
Condenar a Franco Badía a sufrir la pena de 10 años de reclusión
mayor, pues no se trata ya de sufrimiento al condenado, lo que
consagra el 339; y que la gravedad del daño causado no implica
necesariamente que se cuestione al juez a-quo la infinita soberanía que
dispone para imponer la pena aplicada: SEGUNDO: Porque las
limitaciones de los artículos 393, 416 y 417 son limitativos y taxativos,
puesto que se impugna lo desfavorable; con la intervención de pena
condenatoria y pecuniaria el fallo favorece al Misterio Público al final de
cuentas y el monto de la pena  o cuantía en modo alguno toca el
artículo 417.  
OIDO: Al Juez Presidente ordenar un receso de la audiencia, siendo la
1:07 P.M., reanudándose la misma a las 2:40 p.m.;  

OIDO: Al Juez Presidente, ofrecerle la palabra a los abogados de la


defensa, parte recurrida y recurrente, en representación del imputado
PEDRO A. FRANCO BADIA, para que presenten los fundamentos de su
recurso;  

OIDO: Al Dres. Carlos A.  Balcácer, Francisco A. Taveras y Bolívar


Reynoso, defensores de PEDRO FRANCO A. BADIA, expresar lo
siguiente: “Tenemos tres situaciones. Una que tiene sitio en el artículo
23 de nuestra normativa. El segundo en cuanto al texto legal que la
jueza procura incriminar en la sentencia a FRANCO BADIA por 165,
166 y 168 del Código Penal. El tercer medio contra la ilogicidad
manifiesta en la aplicación de la ley. El articulo 23 consagra que el juez
esta en la obligación de decidir los puntos que se le proponen dentro de
las conclusiones. PEDRO A. FRANCO BADIA le propone al tribunal de
primer grado conclusiones principales y subsidiarias, pero no se abuso
de las subsidiarias, la jueza no contestó las conclusiones subsidiarias.
La jueza del preliminar de audiencia no juramentó los testigos que ella
acreditó para el juicio de fondo. Una vez oído los testigos, aparte de que
lo acredito, atencionó la religión de los mismos. Hoy se externa que ella
juramentó los testigos. Haciendo una pequeña añadidura, tampoco la
magistrada juramentó los testigos oídos por ella. En la sentencia basta
que el juez diga que fue juramentado. En la sentencia de la magistrada
Agelan no dice que el testigo se juramentó. En la preliminar, la jueza
Vanesa no juramentó a los testigos. En la sentencia no hay ni rastro de
eso, aunque al menos la magistrada Agelan se quedó en la vía de ella
hacia él. Se quedó ahí, no puso la respuesta de él hacia ella,
juramentándose. Ese vicio de la preliminar se lo llevamos a la jueza por
conclusiones y ella no respondió. Le planteamos que ante la ausencia
de las citaciones de juramento de los testigos, ella debía pronunciar la
anulación del procedimiento completo por parte de los testigos contra
PEDRO A. FRANCO BADIA. La prevaricación es para jueces, fiscales,
adjuntos, policías. La prevaricación no existe para los funcionarios del
PLAN RENOVE, porque es para los jueces, fiscales adjuntos, policías,
etc. Cuando el legislador enuncia quienes son reos de prevaricación, no
hay que buscar más. PEDRO A. FRANCO BADIA envió un oficio a la
Contraloría solicitando una  auditoria cooperativa, a fines de controles
financieros. Esto es para transparencia de su gestión. Vino una
segunda auditoria y la jueza no a acogió como peritaje, la acogió como
prueba, como un informe. El auditor le envió un oficio a la Fiscalía,
diciéndole que juzguen a los imputados. La Contraloría en fecha
25/02/2004 le envía a Víctor Céspedes del DEPRECO, una
comunicación, que es un reporte de la revisión realizada al Plan Renove.
Ese informe señala vicios dentro de la actuación de PEDRO A. FRANCO
BADIA. Hubo una licitación, hay un espacio pagado del PLAN RENOVE.
La jueza se equivocó. El daño ha creado un daño increíble. Por eso es
que hay legislaciones buscando como sustituirlo. No hubo asociación de
malhechores, porque el PLAN RENOVE no fue creado prima facie para
esos fines. PRIMERO: Que, una vez declare con lugar el recurso,
dictando directamente la sentencia del caso que ocupa el recurso, sobre
la absolución del recurrente, por uno de los medios enunciados en las
motivaciones del recurso que ocupa la presente instancia; SEGUNDO:
Si son rechazadas las principales conclusiones, obrar por propia
autoridad y contrario imperio, y por consecuencia, en el hipotético caso
de rechazamiento de las ultimas, ordenar la celebración total o parcial
de un nuevo juicio ante demarcación distinta a la a-qua, si es
pertinente la revaloración de las pruebas”;  

OIDO: A los representantes del Ministerio Público, parte recurrente,


expresar a la Corte lo siguiente: “No nos vamos a referir más de la
Asociación de Malhechores, porque para nosotros desde el punto de
vista fáctico, es irrelevante. PEDRO A. FRANCO BADIA no está sometido
ni condenado por asociación de malhechores. Ellos se asociaron en una
institución para regular el transporte, y terminaron en una asociación
ilícita. En Argentina la prevaricato está reservada para los jueces, luego
nadie más prevarica. Pero en la costumbre jurídica dominicana,
incluyen en prevaricato todos los funcionarios de los poderes del
Estado. Todo funcionario público prevarica. La prevaricación que habla
el artículo 102 de la Constitución es un tipo penal pero no autónomo.
Hay una prevaricación grande y hay prevaricaciones. Nadie va a
prevaricar si previamente no estafó o desfalcó al Estado. A PEDRO A.
FRANCO BADIA se le demostró el desfalco, y de le demostró la estafa.
Los tipos penales a los que refieren los artículos 121, 122 y 123 del
Código, son prevaricaciones o prevaricatos, son prevaricaciones
independientes que no dependen de otro tipo penal. En el PLAN
RENOVE, los 16 prevaricaron. Sólo no prevaricaron, los que no eran
funcionarios públicos. Los del artículo 23 no es sólo para el juez de
juicio, también es para la Corte. No han perdido la facultad de analizar
los hechos y el derecho, el artículo 422 es muy claro, tiene dos
numerales que son rechazar el recurso y declarar con lugar el recurso y
ahí se divide en dos; luego el artículo 417 amplia el trabajo de la Corte.
Se quiere amarrar el recurso del Ministerio Público pero no pueden
porque es un recurso muy bien hecho. En el caso de FRANCO BADIA
entendemos que hubo estafa y asociación de malhechores, nuestra
apreciación es que se le debe aumentar la pena. Establece su estrategia
en tres elementos muy importantes descalificar el Ministerio Público.
Dice la defensa que su representado no es cierto que tuviera la
participación que dice la juzgadora, que incluso eran menos trámites.
Dice que la legislación fue derogada por una ordenanza, pero se le
rechazó en la fase de instrucción y en la fase de juicio. Que alguien le
explique a esta Corte como es posible descargar a PEDRO A. FRANCO
BADIA la defensa no hace mucho caso por ahí, no establecen porque
hay que descargar al imputado, no se refirieron a nada sobre lo cual la
sentencia lo condena. No se corresponden las penas impuestas a la
gravedad de los hechos, porque la defensa no permitió a su colega
hiciera énfasis en la distribución de las unidades con esta misma
prueba, indicando que era un simple tramite. Vamos a decir porque el
Ministerio Público pidió mas años para éste imputado, es porque el fue
que distribuyó mas cantidad de unidades. Que no se confunda a la
Corte, no es capricho del Ministerio Público. No puede pretender
justificar sus acciones con las de otra. Ratificamos conclusiones. 

OIDO: Al Dres. Carlos A.  Balcácer, Francisco A. Taveras y Bolívar


Reynoso, defensores de PEDRO FRANCO A. BADIA, expresar lo
siguiente: “Si el Ministerio Público se empecina en retorcer la verdad,
como enarbola una comunicación a VICENTE SÁNCHEZ BARET, se le
solicita por medio de la presidencia la entrega de autobuses para el
transporte de sus empleados. Nos vamos a referir al tema del oficio
JORGE ZORRILA OZUNA, la lista de la donaciones están debidamente
inventariadas. Al juez hay que hablarle la verdad. Tenemos dos
comunicaciones una sucedánea de la otra. El artículo 102 de la
Constitución dice otra cosa, se quiere mantener un artículo sin rostro.
Es una laguna dominicana por estar copiando códigos. Los criterios del
juez para imponer la pena no son apelables lamentablemente, la esfera
de la pena aplicable escapa al ejercicio de las funciones de la Suprema
Corte. Nos vamos al artículo 417 lo dice claramente la limitación de los
recursos, que ninguna de sus partes no tiene que ver en nada con la
pena. Los jueces no pueden poner la pena mayor. Ratificamos nuestras
conclusiones; queremos que nuestro representado haga uso de la
palabra”;   

OIDO: Al Juez Presidente, ofrecerle la palabra al imputado PEDRO


FRANCO A. BADIA; 

OIDO: Al imputado PEDRO FRANCO A. BADIA expresar lo siguiente:


“Cuanta paciencia hay que tener, cuantas mentiras hay que oír, cuanta
cobardía se exhibe por doquier. Soy un luchador por la libertad y la
democracia en éste país. Desde la escuela normal hasta las aulas
universitarias. Cuanta Cobardía. He ocupado en este país todos los
cargos de importancia excepto vicepresidente y presidente de la
República. He sido un defensor del sistema judicial independiente.
Luché para establecer el Consejo Nacional de la Magistratura. Este
proceso ha sido aleccionador, me ha hecho conocer la justicia
internamente. Hay que evitar la politización. Yo voy al Congreso nueva
vez, y voy a luchar por la modificación de la ley que instituye el
Ministerio Público.  En el PLAN RENOVE no acepté ningún vehículo ni
para mí, ni mi familia, ni mis allegados. Solicité las auditorias. Como
voy a incurrir en violaciones de la ley penal, con que objetivo, la
estupidez es peor que un crimen. La causa de yo estar aquí es
BANINTER, FUNGLOBE”;  

OIDO: Al Juez Presidente ordenar un receso de la audiencia, siendo la


6:30 p.m., reanudándose la misma a las 7:40 p.m.;  
OIDO: Al Juez Presidente, ofrecerle la palabra a los representantes del
Ministerio Público para que presenten los mérito de su recurso, contra
JUAN JULIO MORALES; 

OIDO: A los representantes del Ministerio Público, parte recurrente,


expresar a la Corte lo siguiente: “hemos presentado recurso de
apelación con relación a éste imputado, invocando dos motivos:
violación por inobservancia y errónea aplicación de la ley. El segundo
motivo es falta contradicción o ilogicidad manifiesta en la sentencia. La
juzgadora, en primer termino, en base a las comprobaciones de hecho
puestas en la sentencia, las ha valorado de forma aislada, y esta
obligada a verlas de forma conjunta y armónica, y es por eso que en su
fundamentación, dice que si bien tal cosa, esto no es suficiente para
declarar la culpabilidad del imputado. Compartimos que con una sola
de esas pruebas no es suficiente. Vamos a explicar porque. La jueza
sobre todo en la sentencia motiva, fundamenta y establece las
comprobaciones que ella pudo apreciar en el juicio celebrado y de la
prueba aportada en las páginas 198, 199, 201 a 204. La relación
comercial es la operación del PLAN RENOVE y ha dicho la jueza que el
Estado Dominicano ha quedado perjudicado con esta operación, y que
terminó siendo onerosa para éste. De la consideración que el tribunal
hace, llega a la conclusión de que es una mera relación comercial.
Presentamos la prueba de la tarjeta de presentación del imputado como
representante de la Hyundai América, que ya sabemos que es una
compañía inexistente. Y el rubrico la tarjeta, y pudimos comprobar por
experticia caligráfica que es su firma. Ella le da crédito a las
declaraciones de él, que le son inverosímiles. El imputado JHONNY
MORALES está acusado por complicidad. ¿Si hay un imputado en el
que está configurada la autoría de la estafa, es en el imputado JUAN
JULIO MORALES? Está probada su condición de autor. La magistrada
ha hecho una errónea valoración de la prueba. Está probado que con
las comprobaciones fijadas ha llegado a unas conclusiones ilógicas. Ella
incurre en una falta contradicción e ilogicidad manifiesta en la
motivación de la sentencia. Si el Juez de la Instrucción varía la
calificación que da el Ministerio Público en su acusación, la acusación
queda enmarcada en el auto de apertura a juicio. Las pruebas del
Ministerio Público se infravaloraron. Hay un problema sobre ilogicidad
de la sentencia. En tal virtud, vamos a concluir de la manera siguiente:
Que Revoquéis en todas sus partes la referida decisión, dictando una
propia, acogiendo consecuentemente las conclusiones penales del
Ministerio Público, formuladas en primer grado y que ahora se reiteran,
y son de la forma que sigue: a) DECLARARLO CULPABLE de haber
cometido los crímenes y delitos de complicidad en prevaricación,
desfalco, asociación de  malhechores y autor de estafa calificada, en
perjuicio del Estado Dominicano, hechos previstos y sancionados por
los artículos 59, 60, 166, 167, 169, 170, 171, 172, 265, 266 y 405 del
Código Penal y 102 de la Constitución de la República; b)
CONDENARLO a sufrir la pena de cinco (5) años de reclusión mayor
como pena privativa de libertad; c) CONDENARLO al pago de una multa
de ciento cuarenta millones de pesos (RD$140,000,000.00), que es  el
monto de la suma desfalcada como pena pecuniaria, y d)
CONDENARLO al pago de las costas del procedimiento, distrayendo las
mismas a favor y provecho del Estado Dominicano”; 

OIDO: Al Juez Presidente, ofrecerle la palabra al Dr. Cirilo Quiñónez


Taveras, para que presente los méritos de su recurso, contra el
imputado FABIO RUIZ ROSADO; 

OIDO: Al Dr. Cirilo Quiñónez Taveras, actuando a nombre y


representación de la Federación Nacional de Transporte “La Nueva
Opción” (FENATRANO); parte querellante y recurrente, expresar a la
Corte lo siguiente: “El recuso se interpuso de conformidad con el
articulo 418, de acuerdo a los motivos 2 y 4 del artículo 417. Con
relación a los medios enunciados la FENTRANO entiende que la
juzgadora en la sentencia hace una valoración segregada de la prueba,
que es contrario a lo que el código impone al juez que obliga a hacer
una valoración armónica, esta expresado en el escrito en la página 20-
25 y siguientes, de igual manera la ilogicidad de la sentencia se aprecia
desde las páginas 201-204 de la misma, por lo que adelantamos que la
solución pretendida debe ser la anulación de la sentencia. En tal virtud,
vamos a concluir de la manera siguiente: Que Revoquéis en todas sus
partes la referida decisión, dictando una propia, acogiendo
consecuentemente las conclusiones penales del Ministerio Público,
formuladas en primer grado y que ahora se reiteran, y son de la forma
que sigue: a) DECLARARLO CULPABLE de haber cometido los crímenes
y delitos de complicidad en prevaricación, desfalco, asociación de
malhechores y autor de estafa calificada, en perjuicio del Estado
Dominicano, hechos previstos y sancionados por los artículos 59, 60,
166, 167, 169, 170, 171, 172, 265, 266 y 405 del Código Penal y 102 de
la Constitución de la República; b) CONDENARLO a sufrir la pena de
cinco (5) años de reclusión mayor como pena privativa de libertad; c)
CONDENARLO al pago de una multa de ciento cuarenta millones de
pesos (RD$140,000,000.00), que es  el monto de la suma desfalcada
como pena pecuniaria, y d) CONDENARLO al pago de las costas del
procedimiento, distrayendo las mismas a favor y provecho del Estado
Dominicano”; 

OIDO: Al Juez Presidente, ofrecerle la palabra a los abogados de la


defensa, parte recurrida y recurrente, en representación del imputado
FABIO RUIZ ROSADO, para que presenten su contestación contra los
recursos interpuestos contra el imputado;  

OIDO: A los Licdos. Carlos Radhamés Cornielle Mendoza, Eric Rafúl


Pérez y Joaquín Antonio Zapata Martínez, en representación de JUAN
JULIO MORALES, expresar lo siguiente: “Cuando la Corte examine el
acta de acusación verá que al señor JUAN JULIO MORALES se les
quieren imputar los mismos hechos que a los demás imputados.
Queremos resumir porque el señor JUAN JULIO MORALES está aquí y
demostrar el criterio de 7 jueces que han dicho que el mismo no es
culpable, es muy fácil venir a articular conclusiones, sin embargo
cuando la corte se retire a deliberar sobre éste caso se podrá apreciar
todo. La acusación del Ministerio Público se basa en tres columnas, la
valoración de los cargos, la prueba, y la tercera, la critica a la decisión
adoptada por la jueza. En un intento del Ministerio Público le prohibió
imputarle los mismos cargos que al rebelde SAN GOODSON, no
obstante vuelven y traen hechos juzgados en instrucción y en la
jurisdicción de juicio. No pudo el Ministerio Público establecer
responsabilidad penal, alegando que el fue el ideólogo del PLAN
RENOVE. Todo estamos concientes que aquí empezamos en el año
1964, con lo que es un plan social. La primera partida del PLAN
RENOVE de más de 400 unidades, el DEPRECO silenció y no fue hasta
que se llevó al señor Onésimo González, y el mismo testificó que JUAN
JULIO MORALES no tenía nada que ver con eso. Convencieron a la
jueza de instrucción y ella emitió una Orden de Arresto. Ellos le dijeron
a la jueza que se podían escapar, el juez de la instrucción dicta una
medida de coerción de prisión domiciliaria, se pidió la prisión preventiva
anticipada. Los hechos que sucedieron con antelación a la acusación
fueron los siguientes: El señor JUAN JULIO MORALES, conoce al señor
SAN GOODSON, el que tiene un problema con Magna Motors por la
licitación. Se arma una litis Magna Motor impugna la decisión, Magana
Motors nos consulta y acepta que el señor San Goodson puede vender
los vehículos. El contrato de representación de Magana Motors dice que
la misma no puede vender las llamadas ventas institucionales, es decir,
al Estado. El Ministerio Público dice que el señor Morales usando sus
relaciones usaba a un General para acceder a esos despachos. El
Ministerio público se pacta con JUAN HUBIERES a pesar de estar
acusado por la Cámara de Cuentas y otras instituciones. La acusación
parte de supuestos falsos de que no hubo licitación; el Ministerio
Público quiso decir siempre que la oferta de Magna era más ventajosa.
Otra de las grandes mentiras de éste proceso para involucrar a JUAN
JULIO MORALES es lo que dice el contrato que fue un contrato
comercial y uno de financiamiento. El estado le compró a Hyundai
Company directamente. La Cámara de cuentas no consultó a nadie
para hacer su auditoria. Otra de las cosas que se le imputan son que
SAN GOODSON importó 13 vehículos; todo los documentos que
depositó el Ministerio Público son pruebas a descargo para éste
imputado. Es risible cundo se trata de hablar de asignaciones, que
realmente eran donaciones. En octubre 07 la Cámara de cuentas emitió
su auditoria que no menciona a JUAN JULIO MORALES por ningún
lado. Se ha hablado de una tarjeta que ni siquiera han dicho la fuente
de donde la obtuvieron, que aparece después de que les hacen el
interrogatorio a Juan Julio Morales, todavía en el supuesto de que él
tuviera esta tarjeta esto convierte un crimen. JUAN JULIO MORALES le
compró a Hyundai América 400 vehículos con un préstamo con el aval
del Ayuntamiento del Distrito Nacional y el Banco Central de la
República Dominicana. Se les atribuye unas declaraciones al señor
Freddy Aguasvivas, donde se le atribuye que el declaró que había una
relación comercial entre JUAN JULIO MORALES y SAN GOODSON.
Finalmente, se mencionó al señor Gregorio Javier Estrella, El Ministerio
público hizo dos malas interpretaciones, cuando se dice que sus
declaraciones eran inverosímiles, se refiere a unas declaraciones donde
él dice que conoció por primera vez a SAN GOODSON y él dice que fue
en un parqueo; último argumento, que hay una Certificación que dice
que vehículo que está a nombre de su chofer. La jueza dijo una a una y
de manera conjunta cada una de las pruebas. Me impacte cuando oí
que mi amigo García motivó en el DEPRECO, apelar el auto de apertura
a juicio contra el señor JUAN JULIO MORALES. El juez de la
Instrucción eliminó todo lo que tenía que con autoría o complicidad con
SAN GOODSON. Claro que la magistrada hizo una prueba armónica. El
es un ciudadano particular empresario, el pudo tener mil relaciones con
SAN GOODSON, y eso no tiene que ver que tenga complicidad con el
imputado. Ese documento que mencionan de la Contraloría General de
la República, es del 2003. Todavía no se sabe con que funcionario
público él fue cómplice. La mejor motivación de la sentencia es la
referente al señor JUAN JULIO MORALES, y es por la presión que tenía.
Nos sorprendimos con la decisión del juez de la Instrucción, porque
decíamos que las acusaciones contra el señor JUAN JULIO MORALES
eran conjeturas, y violan el artículo 14 de éste Código. Son inadmisibles
las presunciones de culpabilidad. En tal virtud, vamos a concluir de la
siguiente manera: PRIMERO: Comprobar y declarar que la sentencia
NO. 159-2005, dictada por la Quinta Sala de la Cámara Penal del
Juzgado de Primera Instancia del Distrito Nacional, en fecha
17/10/2005, fue dada respetando los principios de oralidad,
inmediación, logicidad, concentración, publicidad y contradicción,
conforme se desprende de las motivaciones contentivas de la valoración
y análisis de todas y cada una de las pruebas documentales y
testimoniales aportadas al debate tanto por el MP, como por la defensa
respecto al señor JUAN JULIO MORALES ROSA; SEGUNDO: Rechazar
por resultar improcedentes y mal fundados los alegatos contenidos en
los recursos de apelación interpuestos por: a) DEPARTAMENTO DE
PREVENCIÓN DE LA CORRUPCIÓN, y el PROCURADOR GENERAL DE
LA REPUBLICA b) FENATRANO; en contra de la sentencia No. 159-
2005, dictada por la Quinta Sala de la Cámara penal del juzgado de
Primera Instancia del D Distrito Nacional, en fecha 17/10/2005, en
cuanto a JUAN JULIO MORALE, por todos el conjunto de los motivos
expuestos. TERCERO: Confirmar en toda su extensión los ordinales 22
y 25 de la sentencia no. 159-2005, dictada por la Quinta Sala de la
Cámara penal del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Nacional,
dictada en fecha 17/10/2005, en todo lo referente al señor JUAN JULIO
MORALES ROSA; CUARTO: Condenar a los recurrentes
DEPARTAMENTO DE PREVENCIÓN DE LA CORRUPCIÓN, adscrito a la
Procuraduría General de la República entiéndase el Estado Dominicano,
así como a FENATRANO, al pago de las costas del procedimiento a favor
y provecho de los abogados postulantes, quienes afirman haberlas
avanzado en su mayor parte”;  
OIDO: A los representantes del Ministerio Público, parte recurrente,
expresar a la Corte lo siguiente: “Sólo dos aclaraciones. Porque esta
auditoria sea del 2003, no tiene valor. Se preparó en el 2003 el informe,
pero el préstamo que procuró el imputado fue en Enero del 2002.
Queríamos establecer que es una verdad capital lo que hemos
presentado. El carro que adquirió el chofer de JHONNY no es un carrito,
es un carro de lujo, 8 cilindros, con nevera, televisor, y está claro que el
chofer de Jhonny no puede adquirir un  carro así. La experticia dice que
la firma del imputado JUAN JULIO MORALES que está en la tarjeta,
coincide con la firma del imputado. No estamos aquí para distorsionar
la verdad. Ratificamos”; 

OIDO: Al Dr. Cirilo Quiñónez Taveras, actuando a nombre y


representación de la Federación Nacional de Transporte “La Nueva
Opción” (FENATRANO); parte querellante y recurrente, expresar a la
Corte lo siguiente: “Para justificar que la juez valoró de manera
armónica las pruebas para hacer las motivaciones. La jueza dice que de
lo presentado por el Ministerio Público extrae una parte.  El otro
aspecto es de lo inverosímil que se señala. Lo que la jueza encontró
inverosímil no fue donde conoció a SAM GOODSON. Esa pregunta se la
hice yo. El señor dijo que se encontraba en un parqueo donde hace
servicio de taxista, y el señor SAM GOODSON salió de un restaurante y
a él le dijeron que él era el señor que esta trayendo los vehículos del
PLAN RENOVE, y él se le acercó y le pidió que le consiguiera un
vehículo de esos”;  

OIDO: A los Licdos. Carlos Radhamés Cornielle Mendoza, Eric Rafúl


Pérez y Joaquín Antonio Zapata Martínez, en representación de JUAN
JULIO MORALES, expresar lo siguiente: “El abogado que creó el
software de la distribución de los vehículos fue Hotoniel Bonilla. El
vehículo que se menciona de lujo, nunca estuvo a nombre de él. Estuvo
a nombre de SAM GOODSON. El hecho de ponerlo a nombre de un
chofer para desaduanizarlo no es cierto. Si hay una sola prueba que
vincule a JUAN JULIO MORALES, condénelo. Ratificamos”; 

OIDO: Al Juez Presidente, precisar lo siguiente: “Se suspende el


conocimiento de la presente audiencia hasta mañana domingo veintidós
22 de enero, a las 10:30 a.m., en el salón de audiencia de la Segunda
Sala de la Cámara Penal de la Corte de Apelación”;   

“ACTA DE AUDIENCIA DE FECHA 22-01-2006” 

Siendo las once y seis minutos (11:06) de la mañana del día veintidós
(22) de Enero del presente año, el Juez Presidente reanuda la audiencia
pública a fin de continuar el conocimiento del proceso; previamente
comprobada por el secretario la presencia de todas las partes; 

OIDO: Al Juez Presidente, ofrecerle la palabra a los abogados de la


defensa, parte recurrente y recurrida, en representación del imputado
BLAS PERALTA PERALTA, para que presenten los fundamentos de su
recurso;  

OIDO: A los Dres. Jesús y Francisco Catalino Martínez, en


representación del señor BLAS PERALTA PERALTA, expresar lo
siguiente: “La Magistrada Esther Agelán hizo lo que humanamente le
fue posible. El señor BLAS PERALTA, llegó al PLAN RENOVE como
presidente de FENATRADO. Por eso nos adherimos a la exposición
realizada por el Dr. Félix Damián Olivares. Entre los elementos de
prueba reposa una certificación del actual presidente del PLAN
RENOVE, que dice que el señor BLAS PERALTA no figura en la nómina
del PLAN RENOVE, recibiendo ningún salario. Al día de hoy han
realizado pagos por 138 millones de pesos. El representante del
Ministerio Público, señaló que se trata de pruebas comunes, no hay
razón para la individualización de los motivos. A los descargados en
Primera Instancia se le endilgaron las mismas imputaciones que al
señor BLAS PERALTA. Nuestro representado esta aquí por no ser testigo
de la corona. El se presentó voluntariamente en el DEPRECO. Lo que
sirve de base a este proceso es una querella de Juan Hubieres. Se le
violó el derecho de defensa a nuestro representado, porque no se le dio
tiempo para expresar plenamente sus argumentos de defensa. En el
expediente reposa una Certificación de la Secretaria de la Quinta Sala
donde certifica que por cuestiones de tiempo se acortó la exposición de
los abogados representantes del imputado BLAS PERALTA. Los
elementos de prueba depositados por la defensa, llevaron al Ministerio
Público a decirle  al imputado BLAS PERALTA, levántate y anda. El
Ministerio Público emitió señales favorables a la absolución del
imputado recurrente BLAS PERALTA en la medida de que se abstuvo a
interrogarlo en el momento oportuno. No aporto los elementos de
pruebas fehacientes que llevaran a condenar al señor BLAS PERALTA
PERALTA. El señor BLAS PERALTA no puede imputársele ninguno de
los elementos que adornan a cada uno de los imputados en este
expediente, porque cuando el llega a este proceso, ya todos habían sido
interrogados y encartados en un expediente. La sentencia recurrida
adolece de grandes incongruencias, defectos del procedimiento,
violación a principios y normas establecidas por el Código Procesal
Penal. Contradicción e ilogicidad manifiesta, ocasionando indefensión
que afectaron al recurrente en la sentencia de la jueza a-qua. Durante
el desarrollo de la audiencia, la jueza a-qua con una anticipación de 45
días solicitó a cada uno de los abogados y obtuvo de cada uno de ellos,
precisión por escrita del tiempo necesario para la exposición oral de sus
conclusiones, y otorgó a cada uno un termino de 3 horas anticipadas
por escrito para su exposición. Ella siguió el orden en que fue sometido
cada uno. Sin embargo el día que le tocó el turno al señor BLAS
PERALTA, fuimos interrumpidos por la jueza bajo el requerimiento de
concluir al fondo, cuando habíamos agotado la mitad del tiempo que
habíamos solicitado por escrito. Resulta que cuando nos solicitaron
concluir, entendimos que era favorable y nos acogimos no obstante no
haber concluido con nuestros alegatos, y faltan en demasía pruebas a
descargo que analizar. Concluimos no sin antes solicitar se libre acta
que teniendo la mitad del tiempo, y alegatos sin discutir, y pruebas por
analizar, nos vimos compelidos a concluir, en perjuicio de nuestro
representado. Hubo falta, contradicción. En la entrada de la sentencia
no aparece el señor BLAS PERALTA. En la sentencia aparece que un
testigo solicitado por el recurrente, compareció a la audiencia, y resulta
que esa persona nunca asistió por falta de citación. El señor BLAS
PERALTA actuó por un mandato expreso, no a título personal. La
defensa del señor BLAS PERALTA fue mal tomada en su dictada, y en
su sentido. (Procede a leer el su recurso inextenso). En tal virtud, vamos
a concluir de la manera siguiente: PRIMERO: declarando bueno y válido
en cuanto a la forma y justo en el fondo el recurso de apelación
interpuesto BLAS PERALTA, en fecha 4/11/2005; SEGUNDO: Actuando
por autoridad propia y contrario imperio revoquéis los ordinales décimo
primero y décimo segundo de la Sentencia No. 159-2005 de fecha 17-
10-2005, emanada de la Quinta Sala de la Cámara Penal del Juzgado
de Primera Instancia del D. N., y en consecuencia declaréis al imputado
recurrente BLAS PERALTA no culpable de toda responsabilidad civil o
penal por no haber cometido los hechos impuestos a su cargo.
TERCERO: Declarar las costas de oficio. CUARTO: Subsidiariamente y
en el supuesto de que no fuere acogido el pedimento anterior, 
procedáis conforme a las disposiciones de la parte final del artículo 422
ordinal 2.2, del Código Procesal Penal.”;  

OIDO: A los representantes del Ministerio Público, parte recurrente,


expresar a la Corte lo siguiente: UNICO: “Rechazar el recurso incoado
por el imputado BLAS PERALTA y en consecuencia ratificar en todas
sus partes la Sentencia No. 15-2005, de fecha 17 de octubre del 2005,
en relación al imputado BLAS PERALTA, acogiendo los motivos y
fundamentos de esta establecidos en las paginas 195-199 y 219 hasta
la 221, por consiguiente confirmar el ordinal décimo primero de la
aludida sentencia que declaró al imputado BLAS PERALTA culpable de
prevaricación y desfalco al imputado BLAS PERALTA, establecidos en el
Código en los artículos166, 167, 169, 170, 171, 172 y el 102 de la
Constitución, que le condenó a 6 meses de prisión correccional
acogiendo en su favor circunstancias atenuantes, establecidas en el
artículo 463 del Código Penal, y a una multa de dos millones de pesos”;

OIDO: A los Dres. Jesús y Francisco Catalino Martínez, en


representación del señor BLAS PERALTA PERALTA, expresar lo
siguiente: PRIMERO: “Que rechacéis las conclusiones del Ministerio
Público, SEGUNDO: Ratificamos nuestras conclusiones”; 

OIDO: A los Dres. Jesús y Francisco Catalino Martínez, en


representación del señor BLAS PERALTA PERALTA, expresar los
siguientes: “Queremos que le permitan la palabra a nuestro
representado”; 
OIDO: Al Juez Presidente, ofrecerle la palabra al imputado BLAS
PERALTA PERALTA; 

OIDO: Al imputado BLAS PERALTA PERALTA, expresar lo siguiente:


“Fui designado como lo dice al decreto, a representar una federación de
transporte. Estamos condenados por la aprobación del 13%, que de ese
hay un 6% de interés que va por cada peso al Gobierno Central. Hay un
4% que va a las Federaciones que es muy irrisoria porque no da ni
siquiera para los gastos. Se decía que solo los dirigentes choferiles
podían cobrarle a cada persona que comprara vehículo. Si en la
presidencia de Siquio NG De la Rosa fue que se tomó la decisión del
13%, pero sin embargo él fue descargado. Fue en la presidencia de
FRANCO BADÍA, que se ordenó una inspección de los libros, PLAN
RENOVE se creó sin secretaría, la Contraloría y la Cámara de cuenta
nunca fue a FENATRADO. Se me quiere acusar de que yo retuve dinero.
Cuando nos entregaron los vehículos que el dólar estaba al 19%, pero
cuando se terminó de hacer el trabajo el dólar estaba a más del 32.2%,
si le resta esta última cantidad a 19 le da la cantidad del 1,800 millones
de pesos. Nosotros los camioneros dimos lo único que teníamos
nuestros camiones viejos. Se nos debe 200 millones de pesos. El PLAN
RENOVE no tenía espacio físico para recibir los vehículos viejos.
FENATRADO no entregó chatarras fueron camiones viejos. Finalizando
la presidencia de Siquio fue que se gestionó un solar por el Toro; el
PLAN RENOVE tan pronto entregó las unidades se convirtió en una
entidad financiera; Los camioneros lo que somos es cliente del PLAN
RENOVE,  se trata de camiones que están financiados a 84 pagarés,
hemos pagado 138 millones de pesos. Nos acusan de desfalco, si el
gobierno compró a 17 y nos vendió a 19, quién está desfalcando?. El
gobierno tiene que aceptar sus riegos, tenemos 262 camiones y se nos
acusaba de 265, cuando la factura dice que son 262. Se dice que hay
unidades desaparecidas y en FENATRADO, no existe eso. Tenemos más
de 20 mil camiones. Solamente le tengo temor  a que no se haga una
justicia clara y pura. El gobierno no puso un centavo, sólo fue un aval,
los vehículos los compraron Onésimo González y Milo Jiménez. Yo le
pago a FENATRADO y FENATRADO a PLAN RENOVE. Espero que
hagan una buena administración de justicia”;       

OIDO: Al Juez Presidente, ofrecerle la palabra a la abogada de la


defensa, parte recurrente, en representación del imputado BLAS
PERALTA PERALTA, para que presenten los fundamentos de su
recurso;  

OIDO: A la Dra. Leyda de los santos, defensa técnica del imputado 


FREDDY WILLIAM MENDEZ expresar lo siguiente: “El ciudadano
FREDDY WILLIAM MENDEZ ha recurrido los numerales 16 y 17 de la
sentencia no. 159-2005 dictada en fecha 17/10/2005, por los motivos
siguientes: Resulta que por el sometimiento hecho por el Ministerio
Público, el juez de la instrucción evacuó la Resolución No.08-2005, la
cual enviaba a juicio al señor FREDDY WILLIAM MENDEZ.  El Juez de
la Instrucción no retuvo como falta, lo concerniente a la prevaricación,
sin embargo  la magistrada en la sentencia condena al señor FREDDY
WILLIAM MENDEZ por prevaricación y desfalco contra el Estado
Dominicano. En ningún momento la magistrada puso en mora al señor
FREDDY WILLIAM MENDEZ ni a nosotros como abogado, para
defenderlo por prevaricación. Con esto se violo el sagrado derecho de
defensa del señor FREDDY WILLIAM MENDEZ. La magistrada en
ningún momento motivo la condena contra el señor FREDDY WILLIAM
MENDEZ. En ninguna parte la magistrada motiva la decisión con
respecto a la condena que le ha sido impuesta. La magistrada no valoró
las pruebas de descargo que nosotros acreditamos desde el Juzgado de
la Instrucción. Hemos acreditado el Decreto 949-01, mediante el cual se
crea el Consejo Nacional del PLAN RENOVE. Ellos fueron designados
suplentes y nunca lo hicieron porque no fue necesario. Ellos nunca
ostentaron las funciones de Funcionario Público. El señor FREDDY
WILLIAM MENDEZ nunca manejo ni ha manejado fondos del Estado. Mi
representado nunca firmó ninguna Acta. El asistía a las reuniones en
condición de oyente y solo firma la hoja de asistencia. Al no valorar las
pruebas la magistrada no puedo motivar con respecto al recurrente, en
la sentencia. En tal virtud vamos a concluir de la manera siguiente:
PRIMERO: En cuanto al fondo, que la Cámara Penal de la Corte de
Apelación del Distrito Nacional, revoque los ordinales décimo sexto y
décimo séptimo de la Sentencia No. 159-2005 de fecha diecisiete (17)
del mes de Octubre del año 2005, dictada por la Quinta Sala de la
Cámara Penal del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Nacional
mediante los cuales condena al recurrente FREDDY W. MENDEZ
MONGTES DE OCA, y en consecuencia declarar ha lugar el Recurso de
Apelación tal como lo establecen los artículos 420, 421 y 422 del Código
Procesal Penal, el cual establece el ordinal 2.1 del artículo 422 del
Código Procesal Penal, el cual establece lo siguiente: “Dicta
directamente la sentencia del caso, sobre la base de las comprobaciones
de hecho ya fijadas por la sentencia recurrida y cuando resulte la
absolución o extinción de la pena, ordena la libertad si el imputado esta
preso” o el 2.2 que dice: “Ordena la celebración total o parcial de un
nuevo juicio ante un tribunal distinto de el que dictó la decisión del
primer grado y departamento judicial, cuando sea necesario realizar
una nueva valoración de la prueba”. Toda vez que la Magistrada ha
desnaturalizado los hechos, ha hecho una mala aplicación del derecho y
además por las contradicciones que tiene la sentencia recurrida; siendo
esto más que suficiente para que esa Honorable Cámara Penal de la
Corte de Apelación revoque los ordinales décimo sexto y décimo séptimo
de la sentencia recurrida y en consecuencia, declare NO CULPABLE al
señor FREDDY W. MENDEZ MONTES DE OCA, de violar los artículos
166, 167, 169, 170, 171 y 172 del Código Penal Dominicano y 102 de la
Constitución Dominicana. SEGUNDO: Presentamos como medios de
pruebas documentales: 1) Una copia del Decreto No. 949-01, de fecha
20 de Septiembre del año 2001, dictado por el Presidente de la época,
Ing. Hipólito Mejía (Período 2000-2004), el cual en su artículo 1, señala:
Se crea el Consejo Nacional de Transporte del Plan Renove como órgano
del Estado Dominicano para la dirección, gestión y administración de
todo lo relativo al mismo plan. En su Art. Cuarto: Párrafo, señala los
siguientes señores quedan designados suplentes de los representantes
de las centrales y/o confederaciones del sector del transporte terrestre:
Ramón De la Cruz, Alfredo Pulinario Linares, Freddy W. Méndez y
Antonio Pérez. Con este documento pretendemos demostrar que el
señor FREDDY W. MENDEZ M., fue designado Miembro Suplente, de
los miembros que representaban las federaciones y/o sindicatos y que
esa calidad no lo hizo ostentar ninguna función pública y, que por lo
tanto no fue funcionario público. 2) Copias de los recibos de caja del
Consejo Nacional de Transporte del Plan Renove, de fechas 20/5/03,
10/9/03, 14/11/03, (2) 16/12/03, 22/1/04, 8/3/04, (2) 1/4/04,
2/6/04, (2) 2/7/04, (2) 2/8/04, 29/9/04, (2) 26/10/04, 20/12/04 y
1/3/05, emitidos a favor de la Unión de Propietarios de Autobuses Inc.,
los cuales demuestran que la imputación de retención de valores hecha
por el Ministerio Público en contra del Sr. Freddy Méndez es falsa.
Copias de los recibos de Caja Nos. 0000016076, 0000016077 y
0000016078 de fecha 25/4/05 expedidos por el Consejo Nacional de
Transporte del Plan Renove a favor de la Unión de Propietarios de
Autobuses Inc. relación de pagos de autobuses del Plan Renove hecho
por la Unión de Propietarios de Autobuses Inc. Estos documentos
fueron depositados en la Secretaría de este tribunal en fecha 4 de Mayo
del año 2005, que demuestran que la imputación de retención de
valores hecha por el Ministerio Público en contra del Sr. Freddy Méndez
es falsa. Copias de los recibos de Ingresos No. 00000019869,
00000019883 y 00000019884 de fecha 16/9/05, emitido por el Consejo
Nacional de Transporte del Plan Renove a favor de la Unión de
Propietarios de Autobuses Inc. y relación de pago de los autobuses, del
Plan Renove a la Unión de Propietarios de Autobuses de fecha 16/9/05,
depositados en la Secretaría de este tribunal en fecha 19/6/05,
también demuestra que la imputación de retención de valores hecha
por el Ministerio Público en contra del Sr. Freddy Méndez es falsa;
3)Copias de los recibos de Caja Nos. 0000016076, 0000016077 y
0000016078 de fecha 25/4/05 expedidos por el Consejo Nacional de
Transporte del Plan Renove a favor de la Unión de Propietarios de
Autobuses Inc. relación de pagos de autobuses al Plan Renove hecho
por la Unión de Propietarios de Autobuses Inc. Estos documentos
fueron depositados en la Secretaría de este tribunal en fecha 4 de Mayo
del año 2005, que demuestran que la imputación de retención de
valores hecha por el Ministerio Público en contra del Sr. Freddy Méndez
es falsa. Copias de los recibos de ingresos No. 00000019869,
00000019883 y 00000019884 de fecha 16/9/05, emitido por el Consejo
Nacional de Transporte del Plan Renove a favor de la Unión de
Propietarios de Autobuses Inc. y relación de pago de los autobuses, del
Plan Renove a la Unión de Propietarios de Autobuses de fecha 16/9/05,
depositados en la secretaría de este tribunal en fecha 19/9/05, también
demuestra que la imputación de retención de valores hecha por el
Ministerio Público en contra del Sr. Freddy W. Méndez es falsa. Con
estas pruebas pretendemos demostrar que el señor FREDDY W.
MENDEZ M., no retuvo en su provecho personal, fondos
correspondientes al Estado Dominicano. 4) Copia de las actas No. 32
del Consejo Nacional del Plan Renove, de fecha 5 de marzo del año
2003; No. 42 del Consejo Nacional del Plan Renove, de fecha 28 de abril
del año 2004. Con estos documentos pretendemos probar que las
referidas actas no constituyen ilícito penal ni hechos criminosos que
comprometan la responsabilidad penal del señor FREDDY W. MENDEZ,
toda vez que el Presidente del Consejo Nacional del Transporte del Plan
Renove, que consintió y aprobó las mismas, fue el señor Siquió  Ng De
la Rosa y fue descargado”; 

OIDO: Al Juez Presidente, ofrecerle la palabra a los representantes del


Ministerio Público para que presenten su contestación al recurso del
imputado FREDDY W. MENDEZ M; 

OIDO: A los representantes del Ministerio Público, parte recurrente,


expresar a la Corte lo siguiente: “En relación al recurso incoado por el
señor FREDDY WILLIAM MENDEZ, concluimos de la siguiente manera:
UNICO: “Que sea acogida en todas sus partes la sentencia, en relación
al imputado FREDDY WILLIAM MENDEZ. Y el fundamento de esta que
aparece en las paginas 219 a 223 de la sentencia, en consecuencia sea
confirmado el ordinal 16 de esta, que declara al imputado FREDDY
WILLIAM MENDEZ culpable de prevaricación y desfalco en contra del
Estado Dominicano. En consecuencia se condena a  6 meses de prisión
correccional acogiendo circunstancias atenuantes”; 

OIDO: A la Dra. Leyda de los santos, defensa técnica del imputado


FREDDY WILLIAM MENDEZ expresar lo siguiente: “Ratificamos
nuestras conclusiones”. “Queremos que se le permita la palabra a
nuestro representado”; 

OIDO: Al imputado FREDDY WILLIAM MENDEZ, expresar lo siguiente:


“A nosotros como persona nos ha causado un hondo pesar que
lamentaremos por toda la vida. En 67 años de edad, por primera vez
nos vemos en la justicia como acusados. He dedicado 40 años al
servicio del Transporte. No imaginábamos que por asistir en
representación de una federación, que por desconocimiento del
Ministerio público la acusa de inexistente, creada para poder comprar
unidades. A nosotros se nos asignó en  venta condicional las unidades.
Se nos acusó por desconocimiento de causa, que reteníamos valores.
Nosotros somos como unos mensajeros. Si la gente se atrasa con los
pagos, cómo lo llevamos. Aquí no se ha investigado nada, este proceso
está lleno de mentiras. Para el Ministerio Público ya estamos
condenados. Nosotros fuimos como miembro suplente, y se trabajó
honestamente, pero es que no se ha hurgado. No ha habido nada
favorable para nosotros, para que venga una condena negativa. Aquí ha
habido más de 10 programas de transporte. El transporte de pasajeros
es deficitario en el mundo entero. Es una obligación del Estado
brindarle al pueblo salud, educación, transporte, etc. Los gobiernos no
dejan morir a sus aliados, y de cuando en vez nos ayudan. El negocio
de autobuses tiene la desventaja de que invertimos como un
empresario, y recogemos como un mendigo. El Ministerio Público se ha
empecinado en desconocer lo que es el transporte. El legislador
sabiendo que estamos abandonados en esta sociedad por el Ministerio
Público. No tenemos quien nos defienda. Vosotros magistrados que han
sido escogidos para hacer justicia, sólo nos resta pedirle a Dios que
ilumine su mente y que lo haga ver qué es lo que merecemos nosotros”;

OIDO: Al Dr. Juan A. Nina Lugo y el Licdo. Sócrates A. De Jesús Piña


Calderón, actuando a nombre y representación de PAULINO ANTONIO
REYNOSO, solicitar ala corte lo siguiente: “como en la oportunidad que
nos referimos a la corte, en relación al recurso, nuestro representado no
hizo uso de la palabra queremos que se le permita en éste momento si
ustedes así lo entienden pertinente”;    

OIDO: Al imputado ALFREDO PULINARIO LINARES, expresar lo


siguiente: “Quise agotar este turno porque he esperado desde que inicio
este proceso, he estado de manera esperando una decisión ajustada a la
verdad en este proceso, pero además quise agotarlo simplemente para
decirle que le pongan fin a este circo. Nosotros sabemos que los seres
humanos pasan por momentos diferentes y toman decisiones de
acuerdo a las coyunturas y las oportunidades de la vida. Yo tomé la
decisión en un momento determinado de asumir un reto en la vida, que
la gente me decía que si me estaba volviendo loco, de pasar de la vida
religiosa muy activa, a la vida política. Por director de estas oficinas,
cuando tuvimos que formar parte del Plan Renove y lo asumimos.
Aceptamos contribuir para que este programa se desarrollara de la
mejor manera posible. El hecho de ser miembro del PLAN RENOVE, me
obligaba  a tomar decisiones, y por eso hizo contribuimos para ayudar a
desarrollar este sector y el PLAN RENOVE.  Esto lo digo porque en el
Acta dice que era Secretario de Acta del PLAN RENOVE. Juan Hubieres
me designó como secretario de Actas y acepté porque yo era el que tenía
mayor desarrollo académico. Yo quiero acudir al Código Penal en su
artículo 60, para que se vea cuales son los criterios de un cómplice,
porque es la única acusación. La magistrada manejó muy bien el
proceso, sin embargo la presión política la llevó a cometer errores.
Nunca he abusado de mi poder, al contrario me decían que era muy
flojo, porque yo siempre trataba de reconciliar a todos los del sector.
Díganme de que yo era cómplice. Nosotros no somos cómplices de nada,
sólo de la verdad y para que se llevara de la mejor manera. Yo nací en
Hato Mayor Fantino, Cotui y desde que comencé a estudiar, nunca lo he
parado. Después de que paré el sacerdocio, estudie en Francia, Italia y
Alemania. Siempre me he querido superar, para aportar algo a mi país.
Los representantes del Ministerio Público son  opresores. Lo que ha
habido es un juicio mediático. El error fue que no hubo una política
comunicacional para dar a conocer todo a la población. El problema es
que desde el principio no hubo nada. Desde el principio arrancó de
cero. No había ni una sola secretaria. Eso que he leído, espero que lo
tomen en cuenta, porque en última instancia, quiero decir, que en
ningún momento digo no tengo miedo. Aquí en todo éste proceso, estas
acusaciones están sedimentadas en las luchas sindicales. Nadie se fajó
como yo a luchar para buscar encuentro. El 80% de las razones por la
cuales estamos aquí es por la lucha intrasindical. Yo si vi a que nivel
llegó la lucha intrasindical. No hay coherencia. La política partidista es
otro punto. No somos inmaculados, todos cometemos errores. Hemos
aprendido mucho del Ministerio Público, pero está claro que lo que
hubo de error en el PLAN RENOVE fueron errores de procedimiento,
porque somos humanos. Ojalá que ustedes pongan fin a  éste circo. El
peor servicio que le podemos prestar a un país, es hacerle entender a
un país en base a mentiras, una verdad”; 

OIDO: Al Juez Presidente, ofrecerle la palabra a los representantes del


Ministerio Público para que presenten los méritos de su recurso, contra
SIQUIO NG DE LA ROSA; 

OIDO: A los representantes del Ministerio Público, parte recurrente,


expresar a la Corte lo siguiente: “Jueces de la Corte, en primer grado y
en la audiencia preliminar, nosotros, es decir la acusación publica le
dijo a ambos árbitros de la contestación, en sentido general todo lo que
había hecho SIQUIO NG DE LA ROSA. El juez de la instrucción nos
entendió y dio apertura a juicio. Sin embargo esos mismos motivos y
esas mismas razones que le explicamos a la juez de juicio, no los
entendió. Por eso dicta una sentencia de descargo inexplicable a favor
de SIQUIO NG DE LA ROSA, y por eso la hemos apelado. Vamos a
decirle groso modo todo lo que hizo SIQUIO NG DE LA ROSA. El señor
SIQUIO NG DE LA ROSA, en su calidad de presidente del Plan Renove,
fue el continuador por antonomasia de todo un proceso de
irregularidades que hubo en la distribución de las unidades
vehiculares, irregularidades que acentuó en la misma forma en que lo
hizo el señor PEDRO A. FRANCO BADIA, en forma tal que se olvidó de
las normas más elementales de la ética, de la equidad, y lógicamente
una política carente de todo tipo de transparencia, que facilitara que el
Estado pudiera recuperar la inversión que estaba haciendo en el Plan
Renove. SIQUIO NG DE LA ROSA como presidente del PLAN RENOVE,
consintió su voluntad para pretender, lógicamente sin lograrlo, borrar
todas las irregularidades cometidas, en el proceso de distribución de las
unidades vehiculares. El imputado, como ya se ha dicho en varias
ocasiones, aprobó la Resolución del Consejo, que han pretendido
algunos defender, la del 4%. Una inmoralidad de marca mayor y lo peor
es que todavía no hay arrepentimiento. Ha quedado demostrado que la
tasa era el 32.20 por 1. Dio su consentimiento y lo aceptó con mucho
agrado, el 1% del 13% para los gastos de éste y supuestas ayudas
humanitarias. Esos fondos fueron usados discrecionalmente por éste,
disponiendo partidas para allegados, familias, amigos, y para otros
miembros del consejo. SIQUIO NG DE LA ROSA entregó a título de
donación, 175 unidades de manera discrecional y sin ningún criterio
ético. Formaba parte de una asociación con un carácter eminentemente
ilícito conjuntamente con ANTONIO MARTE. Decidieron bajarle el precio
a los autobuses, recibiendo más de 100 mil pesos. Ese comportamiento
lo tuvo también para las unidades de ANTONIO PEREZ. En sentido
general, hemos dicho que SIQUIO NG DE LA ROSA ha hecho muchas
cosas, y esas cosas que hizo configuran crímenes contra el Estado
Dominicano, porque incurrió en desfalco y en estafa, y es un
prevaricador. Al que desfalca y estafa al  Estado, no se le puede premiar
con un descargo. De manera resumida hemos presentado los cargos
que ha sustentado el ministerio público en relación al señor SIQUIO NG
DE LA ROSA. (lee página 213). Los mismos cargos que uso la juzgadora
para declarar la culpabilidad de los demás imputados fue las que uso
para descargar al imputado, son las mismas para PEDRO A. FRANCO
BADIA. Esta Corte tiene dos caminos o decreta la culpabilidad de los
demás imputados o lo incluye a él, no que da otro camino, si queremos
establecer una sentencia que sea coherente. Compartimos lo que dice la
defensa del señor FABIO RUIZ, que como se explica que él siendo
presidente fuera declarado no culpable y otros que tenían cargos
inferiores fueran declarados culpables. En la página 221 de la sentencia
hay una gran contradicción. Los transportistas no recibieron las
unidades, esas unidades que entregaron. FABIO RUIZ, por ejemplo,
permaneció menos tiempo en la presidencia que SIQUIO NG DE LA
ROSA, sin embargo la culpabilidad de FABIO RUIZ fue declarada. No se
dio cumplimiento a la creación de un reglamento que regulara el
proyecto. Su responsabilidad era velar por que la responsabilidad
puesta a su cargo se cumpliera. Esa responsabilidad era de SIQUIO NG
DE LA ROSA. La Contraloría lo que dijo fue que no tenía objeción con
que se adoptaran mecanismos de cobros. Las unidades que entregó el
imputado pagan al 19 por 1, por las acciones de estos señores es lo que
ha hecho que tengamos que pagar los impuestos que estamos pagando
y que el Fondo Monetario Internacional este aquí hoy día. Dice la juez
que el crimen era participar en la reunión que SIQUIO NG DE LA ROSA
era el presidente. Ciertamente, no es lógica la sentencia y ha hecho una
segregación de las pruebas. SIQUIO NG DE LA ROSA hizo lo mismo que
FABIO RUIZ, con las consideraciones que ha fijado la juzgadora no es
posible que no se decrete la culpabilidad de SIQUIO NG DE LA ROSA.
Esta vez el Ministerio Público cuenta con mayores pruebas. Se debe
revocar la declaratoria de no culpabilidad por mandato de la ley y por
juicio previo de esta misma Corte. Por un reclamo justo no por capricho
personal, solicitamos la declaratoria de culpabilidad. Otro vicio de la
sentencia esta en la página 214. Dice la juzgadora que “más ninguna de
estas pruebas fue posible para decretar la culpabilidad el imputado”; de
manera que no entendemos, lo único que podemos decir es que la
juzgadora quizás por cansancio no pudo valorar todas las pruebas que
llevarían a declarar la culpabilidad del imputado. Con nuestra
intervención ha quedado establecido que las pretensiones del Ministerio
Público son validadas, por lo que esta corte tiene un solo camino que es
revocar la decisión en cuanto a SIQUIO NG DE LA ROSA de la rosa y
declarar su culpabilidad. En tal virtud, vamos a concluir de la manera
siguiente: Que Revoquéis en todas sus partes la decisión recurrida,
dictando una propia, acogiendo consecuentemente las conclusiones
penales del Ministerio Público, formuladas en primer grado y que ahora
se reiteran, y son de la forma que sigue: a) DECLARARLO CULPABLE de
haber cometido los crímenes y delitos de prevaricación, desfalco,
asociación de  malhechores y autor de estafa agravada, en perjuicio del
Estado Dominicano, hachos previstos y sancionados por los artículos
166, 167, 169, 170, 171, 172, 265, 266 y 405 del Código Penal y 102 de
la Constitución de la República; b) CONDENARLO a sufrir la pena de
cinco (5) años de reclusión mayor como pena privativa de libertad; c)
CONDENARLO al pago de una multa treinta millones de pesos
(RD$30,000,000.00), que es  el monto de la suma desfalcada como pena
pecuniaria, y d) CONDENARLO al pago de las costas del procedimiento,
distrayendo las mismas a favor y provecho del Estado Dominicano”;

OIDO: Al Juez Presidente, ofrecerle la palabra a los abogados de la


defensa, parte recurrida y recurrente, en representación del imputado
SIQUIO NG DE LA ROSA, para que presenten su contestación contra el
recurso interpuesto contra el imputado;  

OIDO: Al Lic. Félix Jáquez Liriano, en representación  de SIQUIO NG


DE LA ROSA expresar lo siguiente: “En audiencias pasadas le oímos
decir al Ministerio Público respecto de la sentencia que ellos la atacan
como inservible, en otra ocasión dijeron que la valoración de la prueba
fue en demasía. Sin embargo hoy no están de acuerdo. Hoy le haremos
saber que sí, la sentencia sirve, para ellos vamos a comenzar con las
imputaciones a las que ellos se han referido y que fueron en demasía,
no sin antes recordarle al Ministerio público el contenido del artículo
418 parte in-fine (lee el artículo 418), en su escrito en la última parte
ellos les ofrecen las pruebas 11 pruebas documentales. Hoy habla de
que acreditó 22 pruebas que no fueron acreditadas, que debieron ser
presentadas como nosotros lo hicimos al depositar nuestro recurso de
defensa, que presentamos 17 pruebas. Tenemos entendido que ellos no
presentaron pruebas, por lo que la Corte no las podrá valorar, el
Ministerio Público en su acta de acusación acusa al imputado de la
violación de los artículos 147, 148, 150, 151, 167, 171, 172, 174, 265 y
405 del Código Penal, más el 102 de la Constitución, eso fue lo que fue
apoderado el Juez de la Instrucción, pero este sólo acogió el  166, 167,
169, 171, 172, 265, 266 y 405 del Código Penal y 102 de la
Constitución, esto significa que se descartaron los artículos 147, 148,
150, 151 y 152. El Ministerio Público no presentó ninguna prueba
contra SIQUIO NG DE LA ROSA. Aceptamos el cargo del fardo de la
prueba y la aportamos. Los transportistas se estaban jalando la greña y
bajo estas condiciones es que es nombrado SIQUIO NG DE LA ROSA, el
va a la consultaría de la República y dice que él necesitaba asistencia,
sin saber lo que había dentro del PLAN RENOVE. La distribución que
hizo FRANCO BADIA no hubo irregularidades, quizás negligencia en la
entrega. Nosotros dijimos que ese era un contrato muy benigno y fue
entonces donde elaboramos el contrato que se aprobó al fin y al cabo, el
que fue aprobado por el presidente y del que la Contraloría General de
la República dio su visto bueno. Ese contrato amarró a las Federaciones
como fiadores. Nosotros depositamos una lista de los vehículos
vendidos por SIQUIO NG DE LA ROSA, que fueron 700 y pico. SIQUIO
NG DE LA ROSA es un líder de su partido y actualmente el candidato a
Síndico y Octavio Lister en su provincia es su principal opositor, porque
se pretende sacar de circulación. Con esas pruebas invitamos a la Corte
a valorar esa situación y podrá determinar si SIQUIO NG DE LA ROSA
hizo una entrega desproporcional y podrá ver por que la magistrada
ponderó eso; en cuanto a la imputación B, consentir su voluntad para
continuar con las prácticas de su antecesor. Ellos saben de que eso fue
valorado y tiene la autoridad de la cosa juzgada; en cuanto a la
imputación C, de dar su consentimiento para que se aprobará la
resolución de fecha 17/07/03, no lo refirieron porque dicen que es una
falta de digitación. Se han apagado las federaciones porque todavía no
han pagado. La opinión pública decía que había un desorden pero nos
dimos cuenta que no, sino lo que había era negligencia. En la gestión
anterior él había solicitado lo servicios de una compañía y había llegado
a un acuerdo. Esa compañía Caba se planteó pero no fue aceptado por
la Contraloría General de la Republica. Hay que cobrar porque ya de
estaba venciendo el plazo de pagar, todo esto esta en pruebas
depositadas. Es muy fácil venir a imputar cosas. Todo esto esta en el
acta 32 que esta depositada, esta acta dice LEE ACTA 32. Todo eso la
magistrada lo comprobó, así mismo como rechazaron a Caba, le manda
una carta. Si se aprueba ese 4% no es necesario ese 15 %. La
Contraloría General lo aprobó, esa carta no fue una invitación para
jugar gallos; 

OIDO: Al Juez Presidente ordenar un receso de cinco minutos,


reanudándose al termino del tiempo indicado;  

OIDO: Al Lic. Félix Jáquez Liriano, en representación  de SIQUIO NG


DE LA ROSA, en la continuación su contestación del recurso del
Ministerio Público: “Una vez aprobado por el Poder Ejecutivo y por la
Contraloría General de la República, se acepto el asunto del 4% a la
Federación. Le solicitamos al presidente del PLAN RENOVE actual que
nos certificara que cantidad de dinero tenía el PLAN RENOVE al 12 de
Abril, que fue cuando SIQUIO NG DE LA ROSA, entró y a marzo cuando
salió. El Ministerio Público ha dicho posteriormente, con animus
necandi, en octubre 2003, se toma una resolución del PLAN RENOVE,
para poner el 4% a la totalidad del ingreso. Cuando compraron los
vehículos la tasa era el 17 por 1, y se le sumo un 2, como cobertura.
Ellos juran que eso se decidió en el año 2003. Todo lo que hace el señor
SIQUIO NG DE LA ROSA, era con la aprobación de la independencia y
por la Contraloría de la República. Hay dos contratos, el del 1 al 19 y
700 y pico después al 25. Eso fue lo que la jueza a-quo ponderó a su
favor. El Estado debe ir en ayuda de los que necesitan. En primer grado
presentó una retahíla de a manos de quien fue a parar el 1%. En cuanto
a lo alegado de entregar 175 unidades de manera discrecional y sin
ningún criterio de equitativadad, por Dios, que aportó el señor SIQUIO
NG DE LA ROSA una lista de vehículos donados, que fueron 22 y ellos
dicen que fueron 175, que sometan pruebas, ahora bien, nosotros si
sometimos pruebas. En cuanto a la imputación del Ministerio Público,
asociarse de manera ilícita con el señor ANTONIO MARTE para
cambiarle y bajarle el precio Guaguas, aquí lo que hubo fue un error de
digitación. En cuanto a los agravios de la sentencia, hasta ayer decían
que la sentencia era magnifica, ya hoy no sirve. El Ministerio Público
dice que los presidentes entregaron todo sin tener autorización. Cuando
SIQUIO NG DE LA ROSA llegó a la presidencia del PLAN RENOVE se
hizo una auditoria. El 04 de julio el Presidente de la República autorizó,
mediante decreto,  al presidente del PLAN RENOVE a que realizara las
donaciones. Cuando llega SIQUIO NG DE LA ROSA a la presidencia del
PLAN RENOVE la auditoria de la Cámara de Cuentas: Si el 4% fue un
acto ilícito no hubiese mandado la Cámara de Cuentas dicho que
SIQUIO NG DE LA ROSA actuó mal, es más, la Cámara de Cuentas ni
lo menciona. En cuanto al 4% SIQUIO NG DE LA ROSA no se benefició
de eso, de eso se beneficiaron los transportistas. Por lo que vamos a
concluir de la siguiente manera: PRIMERO: que sea rechazado por
improcedente, mal fundado y carente de base legal el recurso del
Ministerio Público, contra la Sentencia No. 159-2005, dictada por la
Quinta Sala de la Cámara Penal del Juzgado de Primera Instancia del
Distrito Nacional, en lo que respecta a SIQUIO NG DE LA ROSA;
SEGUNDO: En consecuencia del descargo, que sea confirmada la
sentencia”; 

OIDO: A los representantes del Ministerio Público, parte recurrente,


expresar a la Corte lo siguiente: “Es preciso referirse a un aspecto que
es importante que es lo último que dijo el abogado de la defensa, de que
en éste caso las pruebas aportadas por el Ministerio Público eran
comunes y en este caso no, esto es falso de toda falsedad. La juez
señaló que usar el dinero del PLAN RENOVE para los motoristas era
una actividad proselitista y ¿por que en este caso no?. Que no se
pretenda justificar estos hechos por que otros lo hace, por que esta
corte esta apoderada del caso de SIQUIO NG DE LA ROSA. En cuanto al
4%, no es lo mismo recibir el interés del 13% y del capital, el problema
esta en que la juzgadora entendió que esto era ilícito para el resto de los
imputados y para SIQUIO NG DE LA ROSA no, he ahí el problema. Sólo
2 presidentes del consejo utilizaron el 2% y entre ellos SIQUIO NG DE
LA ROSA. Ratificamos”;  

OIDO: Al Lic. Félix Jaquez Liriano, en representación  de SIQUIO NG


DE LA ROSA expresar lo siguiente: “En cuanto a los 20 mil pesos eso no
es ayuda humanitaria, no. En cuanto al 4% el sigue en el error, el sabe
que eso no es así. Ratificamos y queremos que se le conceda la palabra
a nuestro representado”.  

OIDO: Al imputado SIQUIO NG DE LA ROSA, expresar lo siguiente: “En


términos administrativos yo lo puedo clarificar a ustedes, lo que ellos no
han dicho es que cuando yo llegué al PLAN RENOVE todo se había
comprado y se habían repartido el 90% de las unidades. Todo a nivel
gubernativo lo hice yo, el nombramiento de un auditor, de un contralor
y la creación de una unidad de cobro. Yo llegué a un consejo donde
había intereses de chóferes. Lo que el Ministerio Público no dice fue que
yo le saque palca a todas las unidades y le puse un seguro del Banco
central. ¿Que yo hice?, me puse a buscar a cada uno de esos chóferes
para que el Estado dominicano estuviese una garantía. Lo más difícil en
una empresa es cobrar, es verdad que yo propuse un 2%. En vez de
decir cobrar un 4%, dicen que se utilizaron en su provecho, por eso
combato la terminología de adjudicarse a su favor. Ese por ciento no
perjudica al Estado si no a la frente de los chóferes. Fui gobernador
cuando Guzmán y diputado 3 veces. Yo he pasado el tercer cargo más
importante de la República que es Secretario Administrativo de la
Presidencia. En el RENOVE  mi pago era honorífico, para el hablar del
1% a mi favor que tupé. He sido síndico y voy para allá otra vez. Tú
sabes lo que es una gloria como Jhonny Ventura cogerlo en su boca. Se
le dieron 20 mil pesos de regalía, que tupé tu tienes muchacho, yo te
felicito. Tú sabes lo que es decir que yo repartí 175 unidades a mis
familiares. Qué bueno que los relacionados míos eran pocos: la UASD,
el hogar de ancianos de San Francisco de Macorís, Rehabilitación de
San Francisco de Macorís. En mi distribución como presidente que
fueron 712 unidades, se le entregaron una por persona o por compañía.
Cuando yo llegué me llevé bien con los sindicalistas, si que bueno. La
prueba más grande que yo he tenido como administrador es haber
caído  en RENOVE. Yo fui presidente de la Asociación de Baloncesto, yo
entiendo que el Deporte combate la delincuencia, soy miembro de la
galería de la fama y del deporte. Cuando hubo inundaciones le di 200
mil pesos para que llevaran comida y frazadas. Es tan fuerte esto que
ellos caen en bajeza, ese es el término. Me cabe a mí la honra de decir
que yo organicé ese Plan y pedí una auditoría, nadie que hace algo malo
pide una auditoria. Yo soy un administrador y serio, para todo pedí
autorización de la Contraloría General de la República. Entonces, yo
implanté un sistema computarizado ahí, aunque alguien pueda cambiar
los precios nadie puede hacerlo. Yo no compré un software, sino que
creé un sistema y poder tirar un estado de situación que yo dejé;
entonces, ese 13% eso no es contra el Estado. Sobre el 1%, déjenme
decirle algo, de ese 1% se pagaba la comida de los miembros del
consejo, ese dinero era para uso de la cotidianidad. Yo quiero aclarar
sobre el mandato presidencial, sobre lo que yo hice yo soy el
responsable, para que no cojan en la boca el Ex-Presidente la
República. Yo compré un sistema que permitió regular el cobro, lo que
sigue controlando el 4% que ellos cobran. Yo tuve choque frontal con
los sindicalistas porque le di 200 y pico de autobuses a Juan Hubieres.
Yo tuve que mandar federaciones de abogado a Santiago a Nagua. Todo
lo que fue administrativo que hay se hizo lo hice yo y es por eso que yo
soy inocente. Yo creo que mi administración marcó la diferencia. Del
19% hay 2 situaciones. Yo sabiendo como son las cosas cuando
entregué las 700 y pico, hice que fueran al 25 por 1. Yo hice grandes
aportes a la organización de esa institución. Reitero que a ningún
familiar le entregué unidades, yo soy un hombre cristiano, por la dureza
de sus palabras yo trato de no verlo, tal vez esto ha sido una
experiencia para que yo viera cómo era la justicia. Yo soy un hombre
anti-delincuencia, anti-corrupción”;  

OIDO: A los representantes del Ministerio Público, parte recurrente, en


sus pedimentos generales, expresar lo siguiente: UNICO: Decretar la
nulidad y, por vía de consecuencia, declarar sin ningún valor ni efecto
jurídico alguno, la actas del Consejo Nacional de Transporte Plan
Renove, marcadas con los números 26, 32 y 37 de fechas 24 de junio
del 2003, 17 de julio 2003, las cuales aprueban que el Estado debe
pagar supuestas chatarras, que las empresas o federaciones retuvieran
en su provecho el 4% del 13% de interés cobrado a los beneficiarios,
que aprueba una taza de cambio de RD$19.00 pesos por un US$1.00
dólar, par ala aplicación de las cuotas que debían pagar los
beneficiarios de la unidades, cuando la taza oficial era de un RD$32.00
pesos por un US$1.00 dólar, que amplia el 4% ya no sobre el 13%, sino
sobre el interés y el capital”;  

OIDO: A los de la defensa de todos los imputados, expresar lo siguiente:


“Si ellos pretenden que la Corte reciba esas pruebas y las valorice debe
ordenar una nueva valoración de las pruebas y por consiguiente un
nuevo juicio, y para la nulidad de esas actas debe ser ante un tribunal
civil, no penal. Pedimos el rechazo de las conclusiones del Ministerio
Público por improcedentes, mal fundadas, politiqueras y carentes de
base legal”; 

“La Corte delibera a las 7:00 p.m. y decide” 

UNICO: Difiere la decisión íntegra para el día seis (06) de febrero de


2006, a las dos (2:00 p.m.) horas de la tarde, de conformidad con el
artículo 421 del Código Procesal Penal, parte in-fine, quedando las
partes presentes convocadas para la próxima audiencia; 

La presente motivación ha estado a cargo de los jueces firmantes,


conteniendo los fundamentos de la decisión del tribunal colegiado. 

VISTOS: Los documentos que obran en las actuaciones; 

VISTA: La Constitución de la República Dominicana; 

VISTA: La Convención Americana de Derechos Humanos del 10 de


diciembre de 1948; 

VISTO: El Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, del 16 de


diciembre de 1966, debidamente aprobado por el Congreso Nacional
mediante Resolución No. 684 de fecha 27 de octubre de 1977 y
publicado en la Gaceta Oficial No. 9451 del 12 de Noviembre de 1977;  
VISTA: La Ley No. 76-02, que instituye el Código Procesal Penal de la
República Dominicana, del 2 de julio del año 2002; 

VISTA: La Resolución No. 11-2005, de fecha 31 de marzo, mediante la


cual la Suprema Corte de Justicia puso en funcionamiento ésta 
Tercera Sala;  

VISTAS: Las Resoluciones Nos. 1920-2003 y 1170-2004, dictadas por la


Suprema Corte de Justicia; 

VISTAS: Las disposiciones de los artículos 59, 60, 166, 167, 169, 170,
171, 172, 265, 266 y 405 del Código Penal; 1382, 1383 y 1384 del
Código Civil Dominicano; 

VISTAS: La Ley No. 483, de fecha 09 de noviembre del año 1964, sobre
Venta Condicional de Muebles; 

VISTAS: La Sentencia No. 159-2005, de fecha 17 de octubre del año


2005, dictada por la Quinta Sala de la Cámara Penal del Juzgado de
Primera Instancia del Distrito Nacional; 

LUNES SEIS (06) DE FEBBRERO DEL AÑO DOS MIL SEIS (2006),
LECTURA INTEGRA DE  LA SENTENCIA: 

1-ATENDIDO: Que la especie se contrae al conocimiento de los recursos


de apelación interpuestos por: 1) Dr. Octavio Lister Henríquez,
Procurador General Adjunto y Director del Departamento de la
Corrupción, por sí y por el Procurador General de la República,
conjuntamente con los Licdos. Hotoniel Bonilla García, Jhon Garrido y
el Dr. Francisco García Rosa, en representación del MINISTERIO
PÚBLICO y EL ESTADO DOMINICANO, en fecha 4/11/2005; 2) Licdo.
Guillermo A. Lake, actuando a nombre y representación de ALFREDO
PULINARIO LINARES, en fecha 2/11/2005; 3) Dr. Juan A. Nina Lugo y
el Licdo. Sócrates A. De Jesús Piña Calderón, actuando a nombre y
representación de PAULINO ANTONIO REYNOSO REYNOSO, en fecha
4/11/2005; 4) Dres. Jesús Catalino Martínez y Francisco  A. Catalino
Martínez, actuando a nombre y representación de BLAS PERALTA
PERALTA, en fecha 4/11/2005; 5) Licdos. Ingrid Hidalgo Martínez, Félix
Damián Olivares y Dr. Manuel García, actuando a nombre y
representación de MILCIADES AMARO GUZMÁN, en fecha 4/11/2005;
6) Dra. Leyda A. De Los Santos l., actuando a nombre y representación
de FREDDY WILLIAMS MENDEZ MONTES DE OCA, en fecha
4/11/2005; 7) Licdos. Ingrid Hidalgo, Félix Damián Olivares, y Dr.
Manuel García, actuando a nombre y representación de CASIMIRO
ANTONIO MARTE FAMILIA, en fecha 4/11/2005; 8) Licda. Ingrid
Hidalgo Martínez y los Dres. Manuel García y María Milagros Penson,
actuando a nombre y representación de FABIO RUIZ, en fecha
4/11/2005; 9) Dres. Carlos Balcacer, Francisco Taveras y Bolívar
Aquilos Reynoso Paulino, actuando a nombre y representación de
PEDRO A. FRANCO BADIA, en fecha 4/11/2005; 10) Dres. Tomás
Castro Monegro Y M. Cirilo Quiñónez Taveras, actuando a nombre y
representación de FEDERACIÓN NACIONAL DE TRANSPORTE LA
NUEVA OPCION (FENATRANO), en fecha 7/11/2005;  11) Licdos.
Elving Matías, Gonzalo Placencio y el Dr. Francisco A. Hernández,
actuando a nombre y representación de GERVASIO DE LA ROSA, en
fecha 10/11/2005; 12) Dr. Francisco a. Hernández Brito, actuando a
nombre y representación de FRANCISCO ANTONIO PEREZ, en fecha
10/11/2005; todos contra la sentencia No. 159-2005, de fecha
diecisiete (17) de Octubre del año 2005, dictada por la Quinta Sala de la
Cámara Penal del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Nacional,
cuya parte  dispositiva es la siguiente:   

ASPECTO PENAL: PRIMERO: DECLARA al imputado PEDRO A.


FRANCO BADIA CULPABLE de prevaricación y desfalco en perjuicio del
Estado Dominicano en la Distribución de 3035 unidades asignadas en
venta por el plan Renove, hecho previsto y sancionado por los artículos
166,167,169, 170, 171 y 172,  del Código Penal Dominicano y el
artículo 102 de la Constitución Dominicana; y en consecuencia se
condena a TRES (3) años de Reclusión Menor y al pago de una multa de
QUINCE MILLONES DE PESOS (RD$15,000,000), y al pago de las
costas penales del proceso; SEGUNDO: ORDENA que el cumplimiento
de la pena se realice en el domicilio del imputado, por el estado de salud
de éste y en la facultad que nos otorgan las prescripciones del artículo
342 del CPP; TERCERO: DECLARA al imputado FABIO RUIZ ROSADO
de generales que constan CULPABLE de prevaricación, Estafa y
Desfalco en perjuicio del Estado Dominicano en la distribución de las
unidades en venta del Plan Renove, hechos previstos y sancionados por
los artículos 166, 167, 169, 170, 171, 172, 405 del Código Penal
Dominicano y 102 de la Constitución Dominicana y en consecuencia se
condena a CUATRO (4) Años de Reclusión Mayor y al pago de una
multa de DIEZ MILLONES DE PESOS RD$10,000,000 a favor del
Estado Dominicano; y al pago de las costas penales del proceso;
CUARTO: ORDENA que el cumplimento de la pena se realice en la
Cárcel Modelo de Najayo; QUINTO: DECLARA al imputado MILCIADES
AMARO de generales que constan GUZMAN, CULPABLE de
prevaricación, Estafa y Desfalco en perjuicio del Estado Dominicano en
la distribución de las unidades en venta del Plan Renove, hechos
previstos y sancionados por los artículos 166, 167, 169, 170, 171, 172,
405 del Código Penal Dominicano y 102 de la Constitución Dominicana
y en consecuencia se condena a TRES (3) Años de Reclusión Mayor y al
pago de una multa de CINCO MILLONES DE PESOS (RD$5,000,000); a
favor del Estado Dominicano, y al pago de las costas penales del
proceso; SEXTO: ORDENA que el cumplimento de la pena se realice en
la Cárcel Modelo de Najayo; SEPTIMO: DECLARA al imputado
CASIMIRO ANTONIO MARTE FAMILIA, CULPABLE de generales que
constan de generales que constan GUZMAN, CULPABLE de
prevaricación, Estafa y Desfalco en perjuicio del Estado Dominicano en
la distribución de las unidades en venta del Plan Renove, hechos
previstos y sancionados por los artículos 166, 167, 169, 170, 171, 172,
405 del Código Penal Dominicano y 102 de la Constitución Dominicana
y en consecuencia se condena a TRES (3) Años de Reclusión Mayor y al
pago de una multa de OCHO MILLONES DE PESOS (RD$8,000,000); a
favor del Estado Dominicano; OCTAVO: ORDENA que el cumplimento
de la pena se realice en la Cárcel Modelo de Najayo; NOVENO:
DECLARA al imputado GERVASIO DE LA ROSA de generales que
constan CULPABLE  de prevaricación y desfalco en perjuicio del Estado
dominicano, hechos previstos y sancionados por los artículos
166,167,169,170, 171 y 172,  del Código Penal y  Dominicano y el
artículo 102 de la Constitución Dominicana; y en consecuencia se
condena a DOS AÑOS DE RECLUSION MENOR, y al pago de una multa
de TRES MILLONES DE PESOS a favor del Estado Dominicano al pago
de las costas penales del proceso; DECIMO: ORDENA que el
cumplimento de la pena se realice en la Cárcel Modelo de Najayo;
DECIMO PRIMERO: DECLARA al imputado BLAS PERALTA PERALTA
de generales que constan CULPABLE  de prevaricación y desfalco en
perjuicio del Estado dominicano, hechos previstos y sancionados por los
artículos 166, 167,169, 170, 171 y 172 del Código Penal y  Dominicano
y el artículo 102 de la Constitución Dominicana; y en consecuencia se
condena a SEIS MESES DE PRISION CORRECCIONAL, acogiendo a su
favor las circunstancias atenuantes establecidas en el artículo 463 del 
Código Penal y al pago de una multa de DOS MILLONES DE PESOS a
favor del Estado Dominicano y al pago de las costas penales del
proceso; DECIMO SEGUNDO: ORDENA que el cumplimento de la pena
se realice en la Cárcel Modelo de Najayo; DECIMO TERCERO:
DECLARA al imputado FRANCISCO ANTONIO PEREZ de generales que
constan culpable de prevaricación y desfalco en perjuicio del Estado
dominicano, hechos previstos y sancionados por los artículos 166, 167,
169, 170, 171 y 172  del Código Penal y  Dominicano y el artículo 102
de la Constitución Dominicana; y en consecuencia se condena a seis (6)
meses de prisión Correccional acogiendo a su favor amplias
circunstancias atenuantes y al pago de las costas penales del proceso;
DECIMO CUARTO: ORDENA que el cumplimiento de la pena se realice
en el domicilio del imputado, por las condiciones de la edad de éste, en
virtud de las prescripciones del artículo 342 del CPP; DECIMO QUINTO:
DECLARA al imputado PAULINO ANTONIO REYNOSO de generales que
constan culpable en calidad de cómplice por el crimen desfalco en
perjuicio del Estado dominicano, hechos previstos y sancionados por los
artículos 59, 60, 166, 167, 169, 170, 171 y 172  del Código Penal y 
Dominicano y el artículo 102 de la Constitución Dominicana; y en
consecuencia se condena a dos (2) meses de prisión Correccional
acogiendo a su favor amplias circunstancias atenuantes y al pago de las
costas penales del proceso; DECIMO SEXTO: DECLARA al imputado
FREDDY W. MENDEZ de generales que constan Culpable de
prevaricación y desfalco en perjuicio del Estado dominicano, hechos
previstos y sancionados por los artículos 166,167,169 ,170, 171 y 172, 
del Código Penal y  Dominicano y el artículo 102 de la Constitución
Dominicana; y en consecuencia se condena a SEIS (6) meses de prisión
Correccional acogiendo a su favor amplias circunstancias atenuantes,
al pago de una multa de un millón de pesos a favor del Estado
Dominicano, acogiendo a su favor amplias circunstancias atenuantes; y
al pago de las costas penales del proceso; DECIMO SEPTIMO: ORDENA
que el cumplimiento de la pena se realice en el domicilio del imputado,
por las condiciones de la edad de éste, en virtud de las prescripciones
del artículo 342 del CPP; DECIMO OCTAVO: DECLARA al imputado
ALFREDO PULINARIO LINARES (A) CAMBITA  de generales que constan
Culpable de prevaricación y desfalco en perjuicio del Estado
dominicano, hechos previstos y sancionados por los artículos
166,167,169 ,170, 171 y 172,  del Código Penal y  Dominicano y el
artículo 102 de la Constitución Dominicana; y en consecuencia se
condena a SEIS (6) meses de prisión Correccional acogiendo a su favor
amplias circunstancias atenuantes, al pago de una multa de un millón
de pesos a favor del Estado Dominicano, acogiendo a su favor amplias
circunstancias atenuantes y al pago de las costas penales del proceso;
DECIMO NOVENO: ORDENA que el cumplimiento de la pena se realice
en el domicilio del imputado, por las condiciones de la edad de éste, en
virtud de las prescripciones del artículo 342 del CPP; VIGESIMO:
RECHAZA el pedimento del  Ministerio Publico de variación de
calificación en contra del imputado RAMON EMILIO JIMENEZ REYES,
en cuanto a la Estafa, por no existir denuncia o querella del Estado
Dominicano en virtud de que dicha infracción constituye una acción
publica a Instancia privada según lo previsto en el artículo 31 del CPP;
IGESIMO PRIMERO: DECLARA al imputado RAMON EMILIO JIMENEZ
REYES de generales que constan NO CULPABLE de del Delito de
Prevaricación en perjuicio del Estado Dominicano, previsto por los
artículos 166 y 167 del Código Penal Dominicano, por ser esta
infracción un delito accesorio que depende de la comisión de otro tipo
penal (crimen cometido por funcionario público en el ejercicio de sus
funciones), en consecuencia se descarga de toda responsabilidad penal;
VIGESIMO SEGUNDO: DECLARA al imputado JUAN JULIO MORALES
ROSA, de generales que constan NO CULPABLE  de haber cometido el
crimen en calidad de cómplice de los hechos de estafa, prevaricación y
desfalco, hechos previstos y sancionados por los artículos
59,60,166,167, 169, 170, 171, 172,265, 266 y 405 del Código Penal y el
articulo 102 de la Constitución, por no haberse aportado pruebas
suficientes para establecer la responsabilidad penal del imputado, y en
consecuencia se DESCARGA de toda responsabilidad Penal de los
hechos puestos a su cargo; VIGESIMO TERCERO: DECLARA al
imputado DIOGENES DE LA CRUZ CASTILLO, de generales que
constan NO CULPABLE de Estafa, prevaricación y Desfalco en perjuicio
del Estado Dominicano, hechos previstos y sancionados por los
artículos 166, 167 y 405 del Código Penal Dominicano y articulo 102 de
la Constitución Dominicana, por no haber por no haber aportado
pruebas suficientes para establecer la responsabilidad penal del
imputado, y en consecuencia se DESCARGA de toda responsabilidad
Penal de los hechos puestos a su cargo; VIGESIMO CUARTO: DECLARA
al imputado SIQUIO NG DE LA ROSA, de generales que constan NO
CULPABLE  de PREVARICACION, DESFALCO, ESTAFA Y
ASOCICIACION DE MALHECHORES EN EL EJERCICIO DE SUS
FUNCIONES, hechos previstos y sancionados por los artículos
166,167,169,170,171,172, 265, 266 y 405 del Código Penal y Articulo
102 de la Constitución, por no haber aportado pruebas suficientes para
establecer la responsabilidad penal del imputado, y en consecuencia se
DESCARGA de toda responsabilidad Penal de los hechos puestos a su
cargo; VIGESIMO QUINTO: ORDENA la suspensión de las medidas de
coerción imputas a los imputados Ramón Emilio Jiménez, Juan Julio
Morales Rosa, Diógenes de la Cruz castillo y Siquio NG de la Rosa. Y se
declaran las costas del proceso de oficio respecto a todos ellos;
VIGESIMO SEXTO:  En cuanto a la solicitud del Ministerio Público de
que se ordene la entrega de las unidades vehiculares, las mismas se
rechazan por los motivos antes expuestos y por ser improcedente,
infundada y carente de base legal; VIGESIMO SEPTIMO: RECHAZA el
pedimento del Ministerio Público Decretar la nulidad y, por vía de
consecuencia, sin ningún valor ni efecto jurídico alguno, las actas del
Consejo Nacional de Transporte Plan Renove, que se describen a
continuación: La marcada con el número 26, de fecha 24 de junio del
año 2003, la cual aprueba el pago por parte del Estado Dominicano de
supuestas chatarras, valoradas en las sumas de 60, 80, 100 y 150 mil
pesos, respectivamente, según se tratara de Minibús, Microbús,
Autobús y Camiones; La marcada con el número 32, de fecha 17 de
julio del año 2003, en la que se aprobó que las empresas o federaciones
retuvieran en su provecho el 4% del 13% de interés cobrado a los
beneficiarios; que igualmente, aprueba una tasa de cambio de
RD$19.00 pesos por US$1.00 dólar, para la aplicación de las cuotas
que debían pagar los beneficiarios de las unidades, cuando la tasa
oficial era de RD$32.00 pesos por US$1.00 dólar; y  La marcada con el
número 37, de fecha 13 de octubre del año 2003, que amplía el 4%, ya
no sobre el 13%, sino sobre el interés y el capital”. Por improcedente,
mal fundada y carente de base legal. ASPECTO CIVIL: VIGESIMO
OCTAVO: DECLARA INADMISIBLE la acción Civil interpuesta por el
Ministerio Público en contra de los imputados, por extemporánea, al no
haber sido realizadas conforme a las reglas procésales que rigen la
acción Civil; VIGESIMO NOVENO: DECLARA INADMISIBLE la acción
Civil interpuesta por FABIO RUIZ ROSADO contra el Estado
Dominicano, y la Federación Nacional de Transporte Terrestre
(FENATRANO), por extemporáneas, al no haber sido realizadas
conforme a las reglas procésales que rigen la acción Civil; TRIGESIMO:
DECLARA LA EXENCIÓN de las Costas Civiles al Ministerio Público en
virtud de las disposiciones del artículo 247 del Código Procesal Penal;
TRIGESIMO PRIMERO: ORDENA a la Secretaria la notificación de la
presente sentencia al Juez de la Ejecución de la Pena del Distrito
Judicial de San Cristóbal y del Distrito Nacional, a los fines
correspondientes.

1-CONSIDERANDO: Que de conformidad con el contenido de la


sentencia, de los escritos contentivos de los recursos de apelación, de
las réplicas a los recursos, documentos que forman las actuaciones
enviadas a la Corte por la secretaria del Tribunal a-quo, y de igual
forma por los debates realizados por las partes durante los días 18, 19,
20, 21 y 22 de enero del 2006, en las audiencias celebradas por esta
Tercera Sala, se concluye que son hechos constantes los siguientes: a)
Que el ministerio público inició una investigación contra los imputados
recurrentes y recurridos a propósito de las indagaciones efectuadas en
el Plan Renove, investigación que dio al traste con el sometimiento y
acusación contra varios de los miembros directivos y de los
representantes de los sindicatos de chóferes que conformaban el
Consejo del Plan Renove; b) Que a consecuencia de la acusación y
sometimiento la jurisdicción de la Instrucción del Distrito Nacional, a
solicitud el ministerio público, celebró audiencias preliminares,
resultando que se emitió Auto de Apertura a Juicio No. 08/2005 de
fecha veintidós (22) del mes de abril del año 2005, dictado por el Cuarto
Juzgado de la Instrucción del Distrito Nacional y el Auto de Apertura a
Juicio No. 621-2005 dictado por el Segundo Juzgado de la Instrucción,
siendo acusados las siguientes personas y por los cargos siguientes: 
RAMON EMILIO JIMÉNEZ (Hijo), por supuesta violación a los artículos
166, 167 del Código Penal Dominicano; JUAN JULIO MORALES ROSA
(JHONNY), por supuesta violación a los artículos 59, 60, 166, 167, 169,
170, 171, 172, 265, 266 y 405 del Código Penal Dominicano y 102 de la
Constitución de la República; PEDRO A. FRANCO BADIA, por supuesta
violación a los artículos 166, 167, 169, 170, 171, 172, 178, 405 del
Código Penal, y 102 de la Constitución Dominicana; MILCIADES
AMARO GUZMÁN, por supuesta violación a los artículos 166, 167, 169,
170, 171, 172, 265, 266 y 405 del Código Penal Dominicano y 102 de la
Constitución de la República; FABIO RUIZ ROSADO, por supuesta
violación a los artículos 148, 150, 151, 166, 167, 169, 170, 171, 172,
265, 266, y 405 del Código Penal Dominicano y 102 de la Constitución
de la República; CASIMIRO ANTONIO MARTE FAMILIA, por supuesta
violación a los artículos 170, 171, 172, 265, 266, y 405 del Código
Penal Dominicano y  102 de la Constitución de la República; GERVASIO
DE LA ROSA, por supuesta violación a los artículos 166, 167, 169, 170,
171, 172, 265, 266 y 405 del Código Penal Dominicano y 102 de la
Constitución Dominicana; DIÓGENES DE LA CRUZ CASTILLO, por
supuesta violación a los artículos 166, 167, y 405 del Código Penal
Dominicano y 102 de la Constitución; BLAS PERALTA PERALTA, por
supuesta violación a los artículos 169, 170, 171, 172, 265, 266  y 405
del Código Penal Dominicano y 102 de la Constitución Dominicana;
PAULINO ANTONIO REYNOSO, por supuesta violación a los artículos
169, 170, 171, 172, 265, 266  y 405 del Código Penal Dominicano y 102
de la Constitución Dominicana; FRANCISCO ANTONIO PEREZ, por
supuesta violación a los artículos 166, 167, 169, 170, 171, 172, 265,
266 y 405 del Código Penal Dominicano y 102 de la Constitución
Dominicana; SIQUIO NG. DE LA ROSA, por supuesta violación a los
artículos 166, 167, 169, 170, 171, 172, 265, 266, y 405 del Código
Penal Dominicano y el 102 de la Constitución Dominicana; FREDDY
WILLIAMS MÉNDEZ MONTES DE OCA, por supuesta violación a los
artículos 169, 170, 171, 172, 265, 266  y 405 del Código Penal
Dominicano y 102 de la Constitución; ALFREDO PULINARIO LINARES,
por supuesta violación a los artículos 169, 170, 171, 172, 265, 266  y
405 del Código Penal Dominicano y 102 de la Constitución Dominicana;
c) Que en consecuencia fue apoderada la Quinta Sala de la Cámara
Penal del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Nacional, mediante
Autos de Asignación de fechas 25 de marzo y  20 de junio del 2005,
para el conocimiento del caso, procediéndose en fecha 8 de julio del
mismo año a la fusión de ambos procesos contentivos en los Autos de
Apertura a Juicio Nos. 08/2005 de fecha veintidós (22) del mes de abril
del año 2005, dictado por el Cuarto Juzgado de la Instrucción y  621-
2005 dictado por el Segundo Juzgado de la Instrucción del Distrito
Nacional; d) Que la jurisdicción apoderada para el conocimiento del
juicio dicto la sentencia No. 159-2005, de fecha 17 de octubre del 2005,
la que ha sido copiada en su dispositivo en otra parte de la presente
decisión.  

2-CONSIDERANDO: Que siguiendo con la enunciación de los hechos


constantes contenidos como actuaciones en la decisión de primer grado,
se concluye que:  a) Que el Plan Renove es el producto de una decisión
del Presiente de República tendente a la sustitución y renovación del
llamado parque vehicular para a la transportación de pasajeros y de
carga de mercaderías en vehículos destinados, respectivamente, a esos
fines; b) Que con el objetivo de hacer efectivo el Plan Renove se
emitieron varios decretos por el Poder Ejecutivo mediante los cuales se
crea y fue puesto en funcionamiento, para la dirección, gestión y
administración de todo lo relativo al Plan Renove; c) Que en fecha 28 de
agosto del año dos  mil (2000) se votan los decretos Nos. 618 y 619-00;
con el 618 se crea el Fondo de Compensaciones, y mediante el 619 se
crea la Comisión Nacional de Seguimiento al Plan Renove; d) Que en
fecha 22 de noviembre del dos mil (2000) se vota el Decreto No. 1234-
2001, mediante el cual se modifica el artículo dos (2) del anterior
Decreto el No. 618-2000, nombrando en la comisión al Vicealmirante
Retirado, Ramón Emilio Jiménez Reyes; e) Que en fecha  20 de
septiembre del año dos mil uno (2001) se emite el Decreto No. 949-
2001, mediante el cual se crea el Consejo Nacional de Transporte del
Plan Renove, el cual que conformado por las siguientes personas:
PEDRO A. FRANCO BADIA, FABIO RUIZ ROSADO, AMADEO
LORENZO, MILCIADES AMARO GUZMÁN, ANTONIO REYNOSO Y
GERVASIO DE LA ROSA, y en representación de los sindicatos de
chóferes, centrales sindicales o federaciones de sindicatos de los
chóferes, los señores ANTONIO MARTE FAMILIA, JUAN HUBIERES Y
BLAS PERALTA, y como suplentes RAMON DE LA CRUZ, ALFREDO
PULINARIO LINARES, FREDDY MENDEZ Y ANTONIO PEREZ; f) Que en
fecha 4 de junio del dos mil tres (2003) fue emitido el Decreto No. 272-
03 donde fue autorizado el Presidente del Plan Renove para hacer
donaciones a organizaciones no gubernamentales, instituciones
públicas que prestan servicios comunitarios y de interés social,  y del
transporte público, de unidades del Plan  Renove; g) Que fue emitido el
Decreto No. 273-03 mediante el cual se le otorgó plenos poderes al
Presidente del Consejo Nacional del Plan Renove para la formalización
de las ventas de los vehículos adquiridos mediante financiamiento
internacionales.  

3-CONSIDERANDO: Que la decisión de primer grado condenó a los


imputados PEDRO A. FRANCO BADIA, FABIO RUIZ ROSADO, 
MILCIADES AMARO GUZMÁN, CASIMIRO ANTONIO MARTE FAMILIA,
GERVASIO DE LA ROSA, BLAS PERALTA PERALTA, PAULINO
ANTONIO REYNOSO, FRANCISCO ANTONIO PEREZ, FREDDY
WILLIAMS MÉNDEZ MONTES DE OCA, y ALFREDO PULINARIO
LINARES; procedió descargando de los imputados RAMON EMILIO
JIMÉNEZ, JUAN JULIO MORALES ROSA (JHONNY), DIÓGENES DE LA
CRUZ CASTILLO y SIQUIO NG. DE LA ROSA; de los descargados el
ministerio público solo recurrió contra los imputados JUAN JULIO
MORALES ROSA (JHONNY) y SIQUIO NG. DE LA ROSA, y en relación a
los condenados el acusador público no recurrió contra los imputados
BLAS PERALTA PERALTA y FREDDY WILLIAMS MÉNDEZ MONTES DE
OCA. 

4.-CONSIDERANDO: Que el querellante adhesivo a la acusación del


ministerio Público FEDERACIÓN NACIONAL DE TRANSPORTE LA
NUEVA OPCION (FENATRANO), recurrió en apelación solamente contra
los imputados JUAN JULIO MORALES ROSA (a) JHONNY, FABIO RUIZ
ROSADO, CASIMIRO ANTONIO MARTE FAMILIA, MILCIADES AMARO
GUZMÁN y GERVASIO DE LA ROSA. 

5-.CONSIDERANDO: Que de las acciones impugnativas contra la


decisión de primer grado ésta Tercera Sala resultó apoderada,  y se
procederá de conformidad a los recursos de apelación interpuestos en el
orden siguiente: 

1) RECURSO DE APELACIÓN DEL MINISTERIO PUBLICO:

1.a) En cuanto a los descargados recurridos: JUAN JULIO MORALES (A)


JOHNNY y SIQUIO NG DE LA ROSA: 

6-. CONSIDERANDO: Que con relación a los imputados descargados


JUAN JULIO MORALES (a) JOHNNY y SIQUIO NG DE LA ROSA, el
ministerio público recurrente alega en su primer y segundo medios
“Violación por inobservancia o errónea aplicación de la ley, en cuanto a
los artículos 172 y 24 del Código Procesal Penal, y los artículos 59, 60,
166, 167, 169, 170, 171, 265, 266 y 405 del Código Penal, en cuanto al
primero, y en cuanto al segundo los artículos 85 y 172, del Código
Procesal Penal, 166, 167, 169, 170, 171, 265, 266 y 405 del Código
Penal y 102 de la Constitución; alegando que la jueza no apreció de
manera conjunta y armónica todas las pruebas, como indica el artículo
172 del Código Procesal Penal, pasando a describir textualmente cada
artículo del Código Penal que le fueron imputados a los recurridos,
señalándole a los jueces de la Corte, que las pruebas aportadas en
primera instancia eran suficientes para condenar a los imputados y que
la jueza hizo una mala apreciación de los hechos y en consecuencia una
incorrecta apreciación de los hechos y falta de motivación en la decisión
al acudir a formulas genéricas para fundamentar su decisión.   

1.b) Con relación al recurrido PEDRO A. FRANCO BADIA: 

7-.CONSIDERANDO: Que en relación al imputado recurrido PEDRO A.


FRANCO BADIA, el acusador público solamente plantea un medio de
impugnación:”Violación por inobservancia o errónea aplicación de la ley
(artículos 85, 172 y 339 del Código procesal Penal)”, para lo cual en su
escrito y en cuanto a  la calidad de querellante expresa que el ministerio
público por mandato de la norma procesal tiene calidad para
querellarse y que no necesita instancia para sostener la acción; con
relación a las pruebas, indica que la jueza no valoró de manera
conjunta la totalidad de las pruebas aportadas por el ministerio público
y por último que no tomo en consideración los criterios que establece el
artículo 339 para la imposición de las penas y que no se corresponden
con la infracción cometida y con los daños ocasionados.  

1.c) Con relación al recurrido FABIO RUIZ ROSADO:  

8.-CONSIDERANDO: Que con relación al imputado recurrido FABIO


RUIZ ROSADO, el acusador público y el querellante adhesivo, ambos
recurrentes, alegan en sus escritos: “Violación por inobservancia o
errónea aplicación de la ley (artículos 172 y 339 del Código procesal
Penal)”, señalando los recurrentes que la jueza incurrió en
inobservancia del articulo 172 sobre valoración de prueba armónica y el
otorgamiento de valor, y lo concerniente a la pena impuesta.  

1.d) Con relación a los recurridos: MILCIADES AMARO GUZMÁN,


CASIMIRO ANTONIO MARTE FAMILIA. 

9.-CONSIDERANDO: Que con relación a los imputados recurridos


MILCIADES AMARO GUZMÁN, CASIMIRO ANTONIO MARTE FAMILIA,
el acusador público sostiene en su escrito un único medio para ambos
recurridos: “Violación por inobservancia o errónea aplicación de la ley
(Articulo 339 del Código Procesal Penal; argumentando que la jueza 
aplicó incorrectamente el texto citado; que de igual forma lo ha
planteado Fenatrano, parte querellante adhesiva al ministerio público y
recurrente.  

1.e) Con relación al recurrido GERVASIO DE LA ROSA: 

10.-CONSIDERANDO: Que con relación al imputado recurrido


GERVASIO DE LA ROSA, el ministerio público argumenta como medio:
“Violación por inobservancia o errónea aplicación de la ley (artículo 85 y
339 Código Procesal Penal)”, indicando que la jueza incurrió en
violación a la aplicación de los textos señalados, en relación a la calidad
de querellante del ministerio público y  la imposición de la pena; que de
igual forma Fenatrano  parte querellante adhesivo al ministerio público
y recurrente, plantea las mismas argumentaciones.  

1.f) Con relación a los recurridos FRANCISCO ANTONIO PEREZ,


PAULINO REYNOSO y ALFREDO PULINARIO: 

11.-CONSIDERANDO: Que el  acusador público recurrió la decisión de


primer grado en lo que respecta a los imputados FRANCISCO ANTONIO
PEREZ, PAULINO REYNOSO y ALFREDO PULINARIO, planteando como
único medio: “Violación por inobservancia o errónea aplicación de la ley
(artículos, 85, y 339 del Código Procesal Penal; argumentando la
calidad de querellante del ministerio público y la incorrecta aplicación
de la pena por incorrecta aplicación del artículo 339”.  

2. RECURSO DE APELACIÓN DE LA FEDERACIÓN NACIONAL DE


TRANSPORTE LA NUEVA OPCION (FENATRANO):

2a) JUAN JULIO MORALES, 2b) FABIO RUIZ ROSADO; 2c) CASIMIRO
ANTONIO MARTE FAMILIA; 2d) MILCIADES AMARO GUZMÁN y 2e)
GERVASIO DE LA ROSA. 

12.-CONSIDERANDO: Que la FEDERACIÓN NACIONAL DE


TRANSPORTE LA NUEVA OPCION (FENATRANO), en su calidad de
parte recurrente en calidad de querellante adhesivo, impugna la
sentencia en relación a los imputados JUAN JULIO MORALES, FABIO
RUIZ ROSADO, CASIMIRO ANTONIO MARTE FAMILIA, MILCIADES
AMARO GUZMÁN y GERVASIO DE LA ROSA; en su escrito de
apelación, así lo hace saber en el mismo y de igual forma concluyó en el
plenario, que se adhiere en todas sus partes a los planteamientos  y
conclusiones del ministerio público; que como se ha expresado al
analizar el recurso de apelación del  ministerio público con referencia a
los mismos imputados ya señalados, los medios que se aducen son
concurrentes  para los imputados, por lo que se analizaran en
conjunto. 

13.- CONSIDERANDO: Que el ministerio público y el querellante


adhesivo, en aquellos imputados recurridos coincidentes, plantean
como solución pretendida la revocación de la sentencia, la condena  en
prisión, multas y confiscación de vehículos de los imputados recurridos,
conforme al contenido de su acusación inicial, y así mismo que se
declare la nulidad y se dejen sin ningún valor ni efecto jurídico las actas
del Consejo del Plan Renove que se describen a continuación: La
marcada con el número 26, de fecha 24 de junio del año 2003, la cual
aprueba el pago por parte del Estado Dominicano de supuestas
chatarras, valoradas en las sumas de 60, 80, 100 y 150 mil pesos,
respectivamente, según se tratara de Minibús, Microbús, Autobús y
Camiones; la marcada con el número 32, de fecha 17 de julio del año
2003, en la que se aprobó que las empresas o federaciones retuvieran
en su provecho el 4% del 13% de interés cobrado a los beneficiarios;
que igualmente, aprueba una tasa de cambio de RD$19.00 pesos por
US$1.00 dólar, para la aplicación de las cuotas que debían pagar los
beneficiarios de las unidades, cuando la tasa oficial era de RD$32.00
pesos por US$1.00 dólar; y  la marcada con el número 37, de fecha 13
de octubre del año 2003, que amplía el 4%, ya no sobre el 13%, sino
sobre el interés y el capital”.  

3.- RECURSOS DE LOS IMPUTADOS:

14-.CONSIDERANDO: Que, en síntesis,  el recurrente PEDRO A.


FRANCO BADIA, a través de sus abogados, DRES. CARLOS BALCACER,
FRANCISCO TAVERAS  y  BOLIVAR AQUILES REYNOSO PAULINO,
alega en su escrito de apelación, por conducto de sus abogados recurre
a los siguientes medios: 1.- Violación al artículo 23 del CPP,  lo que se
traduce en violación a la ley por inobservancia o errónea aplicación de
una norma jurídica, relativa a la ausencia de respuestas de la jueza a-
qua a las conclusiones subsidiarias presentadas por el recurrente, lo
que se constituye en violación al artículo 141 del Código de
Procedimiento Civil. Ausencia de juramento de los testigos que
depusieron en la audiencia. 2.- Ausencia de texto legal que incrimine al
recurrente como prevaricador Arts. 166 a 168 del Código Penal, ya que
dicha figura jurídica del derecho material se refiere a jueces, fiscales, y
a los funcionarios públicos que resuelvan dar dimisiones (Art. 126 C.P.) 
y oficiales de policía (Art. 127 C.P.) que se mezclen en el ejercicio del
Poder Legislativo, y a  aquellos oficiales de policía que se excedieren en
sus atribuciones. “La figura jurídica de la prevaricación no es aplicable
ni a sindicalistas, ni a funcionarios en la categoría que ostentaba el
recurrente. 3.- Contradicción e ilogicidad manifiesta en la motivación de
la sentencia. La jueza reconoce la validez de los contratos suscritos
entre los adquirientes de unidades vehiculares y el Plan Renove y
posteriormente en el dispositivo condena al recurrente por desfalco y
prevaricación; planteando como solución pretendida  su absolución.   

15.-CONSIDERANDO: Que en síntesis, los LICDOS. INGRID HIDALGO


MARTINEZ, MANUEL ANT. GARCIA  y  MARIA MILAGROS PENSO, en
nombre y representación del imputado, señor FABIO RUIZ ROSADO, 
fundamentan su recurso en los siguientes medios: 1.- La violación de la
ley por inobservancia o errónea aplicación de una norma jurídica. Bajo
el argumento de que no se infiere de dónde el tribunal aquo retiene el
artículo 405 del CP al imputado Fabio Ruiz Rosado, para estafar al
Estado Dominicano, ya que la querella presentada por Fenatrano es de
carácter privado y que no está incorporada válidamente por el Juez de
la Instrucción, por lo tanto el tribunal aquo no podía retenerle la
violación al Art. 405, ni por la querella de Fenatrano ni por el Estado, ya
que éste no se querelló ni denunció que el recurrente violara las
disposiciones del Art. 405. 2.- La violación de la ley por inobservancia o
errónea aplicación de una norma jurídica, combinado con el  numeral 2
del artículo 417 que establece la falta, contradicción o ilogicidad
manifiesta en la motivación de la sentencia y combinado con el artículo
336 del CPP. Bajo el argumento de que es ilógico, contradictorio el que
tribunal aquo retuviera dicha imputación con relación al recurrente y
no así a otros, no dejando establecido cuál es la falta retenida con
relación al recurrente y cuál fue la atenuante o lo no pecaminoso
atribuidos a los demás miembros del Plan Renove. 3.- La violación de la
ley por inobservancia o errónea aplicación de una norma jurídica,
combinado con el  numeral 2 del artículo 417 que establece la falta,
contradicción o ilogicidad manifiesta en la motivación de la sentencia y
combinado con el artículo 336 del CPP. Arguyendo que el tribunal aquo
incurre en una ilogicidad y contradicción al retenerles al recurrente la
asignación de 86 unidades a los miembros del consejo, cuando en la
página 220 de la sentencia recurrida, n el Art. 8  estableció que el
ministerio público no pudo demostrar que estas asignaciones la
hicieran directamente el Plan Renove. 4- El quebrantamiento u omisión
de formas sustanciales de los actos que ocasionen indefensión,
combinado con el acápite 4 del artículo 417, combinado con el artículo
336 del CPP. Atribuyéndole al tribunal aquo dar por acreditado otro
hecho y otra circunstancia que la descrita en la acusación realizada por
el ministerio público. 5- El quebrantamiento u omisión de formas
sustanciales de los actos que ocasionen indefensión, combinado con el
acápite 4 del artículo 417, combinado con el artículo 336 del CPP.
Endilgándole  al tribunal aquo haber acreditado otro hecho y otra
circunstancia que la descrita en la acusación realizada por el ministerio
público. 6- El quebrantamiento u omisión de formas sustanciales de los
actos que ocasionen indefensión, combinado con el acápite 4 del
artículo 417, combinado con el artículo 336 del CPP. Alegando que el
tribunal aquo da por acreditado otro hecho que el descrito en la
acusación, pues el ministerio público no consignó en su acusación lo
retenido por el tribunal en el Art. 11, Pág. 210 de la sentencia. 7.- La
violación de la ley por inobservancia o errónea aplicación de una norma
jurídica, combinado con el  numeral 2 del artículo 417 que establece la
falta, contradicción o ilogicidad manifiesta en la motivación de la
sentencia y combinado con el artículo 336 del CPP. Alegando que el
tribunal aquo no señala cuáles eran los supuestos fondos aportados por
el gobierno, y más aún porqué retenerle al recurrente dicha falta como
Secretario de dicho Plan Renove y no retenérsela a los demás
imputados. 8.- La violación de la ley por inobservancia o errónea
aplicación de una norma jurídica, combinado con el  numeral 2 del
artículo 417 que establece la falta, contradicción o ilogicidad manifiesta
en la motivación de la sentencia y combinado con el artículo 336 del
CPP. Arguye que no existe correlación entre la acusación y la sentencia,
ya que el ministerio público no acusa al recurrente de lo retenido por el
tribunal en el numeral 13 de la Pág. 211 de la recurrida sentencia. 9.-
La violación de la ley por inobservancia o errónea aplicación de una
norma jurídica, combinado con el  numeral 2 del artículo 417 que
establece la falta, contradicción o ilogicidad manifiesta en la motivación
de la sentencia y combinado con el artículo 336 del CPP; planteando
como la solución pretendida que se declare no culpable al recurrente
por no haber cometido los hechos, la suspensión de las medidas de
coerción y la condena al Estado Dominicano y a Fenatrano al pago de
una indemnización de Ciento Sesenta Millones de Pesos
(RD$160,000.000.00), a su favor.  

16.-CONSIDERANDO: Que la parte recurrente, ALFREDO PULINARIO


LINARES por conducto de su abogado el LIC. GUILLERMO A. LAKE, en
nombre y representación del imputado, en síntesis, fundamenta su
recurso en los siguientes medios: 1.- Violación a los principios de
oralidad y contradicción del juicio. La jueza condenó al recurrente por
unas imputaciones que no estaban contenidas en la acusación. 2.-
Contradicción e ilogicidad manifiesta en la motivación de la sentencia.
La jueza a-qua condenó al recurrente por prevaricación cuando no fue
acusado de violar los artículos 166 y 167 del Código Penal. 3.-
Quebrantamiento  de formas sustanciales en los actos ocasionando
indefensión. El rechazo infundado de la verificación de las firmas del
hoy recurrente en las Actas del Consejo del Plan Renove. 4.- Violación
de la ley y una errónea aplicación de las normas jurídicas. La jueza a-
qua establece erróneamente y otorga la calidad de funcionario público
al señor Alfredo Pulinario Linares para pretender justificar los
supuestos delitos de prevaricación y desfalco; planteando como solución
pretendida la revocación de la sentencia y que se le declare no culpable.

17.-CONSIDERANDO Que el recurrente, BLAS PERALTA PERALTA, por


medio a sus abogados, DRES. JESÚS CATALINO MARTINEZ  y
FRANCISCO A. CATALINO MARTINEZ plantea como medios de
apelación  contentivos en el escrito: 1.- Violación de normas relativas a
la moralidad, contradicción y publicidad del juicio. En este sentido la
defensa del recurrente Blas Peralta inicio su exposición por ante la el
Tribunal de Primera Instancia a las 5:22 P.M., según consta en la
certificación anexa , siendo interrumpidos por la presidencia del
Tribunal bajo requerimiento de concluir al fondo cuando apenas
marcaba el reloj las 7:00 P.M., lo cual no sucedió con los demás
exponentes. 2.- Falta, confusión, contradicción e ilogicidad manifiesta
en la motivación de la sentencia, así como por fundarse en pruebas de
dudosa procedencia.  El nombre del imputado BLAS PERALTA no se
encuentra dentro de las descripciones de los imputados, lo que equivale
a la inexistencia  como ente imputado, lo que constituye la primera
muestra de que la sentencia atacada se amolda perfectamente a los
requisitos establecidos en el ordinal segundo del artículo 417 del C.P.P.,
para la admisibilidad del recurso de apelación. Que en la pagina 197 de
la sentencia recurrida, la Magistrada A-qua en su tercer considerando
sostiene y así consta por escrito que la defensa de BLAS PERALTA
afirma la participación de éste en la selección de las unidades
(AUTOBUSES), todo lo cual carece de veracidad u obedece a un error,
en razón de que ni el imputado ni la defensa intervino ni afirmó nada
que se relacione con autobuses.  3.- Quebrantamiento u omisión de
formas sustanciales de los actos que ocasionaron indefensión al
recurrente.  La situación comentada constituye sin lugar a duda una
deslealtad procesal puesto que si bien es cierto que el articulo 134 del
Código Procesal Penal se refiere respecto al tema que las partes deben
litigar con lealtad, éste con mucho mayor razón se impone a la
Presidencia del Tribunal, puesto que al requerirle imperativamente con
toda cortesía a los exponentes avocarse a la lectura de sus conclusiones
en lo inmediato, les dejó entrever con amable gesto y pronunciamiento
dentolabial ininteligible, lo cual no es nada raro ni nuevo en el quehacer
jurídico, que la Presidencia estaba lo suficientemente edificada respecto
del imputado BLAS PERALTA; logrando así la Magistrada Jueza A-quo
forzar a la densa a concluir extemporáneamente, lo cual amerita la
admisibilidad del presente recurso a fin de dar al recurrente de
presentar sus pruebas sin cortapisas.  4.- Violación de la ley por
inobservancia, omisión o errónea aplicación de una norma jurídica. La
Jueza omitió olímpicamente el pedimento de sobreseimiento formulado
en las conclusiones de la audiencia celebrada conforme lo dispone el
artículo 305 del Código Procesal Penal, sin pronunciarse al respecto al
pedimento formal, lo cual constituye una garrafal violación a la Ley. El
error de la juez al decir que el recurrente BLAS PERALTA fue favorecido
por FENATRANO por 5 unidades, no sabiendo la jueza distinguir
FENATRANO de la FEDERACIÓN NACIONAL DE TRANSPORTE
DOMINICANO y que en todo el transcurrir de la audiencia quedo
claramente establecido que fueron 3, no 5 unidades; planteando como
solución pretendida, rechazar la incautación de las dos unidades que
posee.  

18.-CONSIDERANDO: Que el recurrente, MILCIADES AMARO


GUZMÁN, por intermedio de los abogados, LICDOS. INGRID HIDALGO
MARTINEZ, FELIX DAMIÁN OLIVARES   y  MANUEL GARCIA, en su
escrito presenta como medios de ataque a la sentencia de primer grado,
los siguientes: 1.- La violación de la ley por inobservancia o errónea
aplicación de una norma jurídica, combinado con el  numeral 2 del
artículo 417 que establece la falta, contradicción o ilogicidad manifiesta
en la motivación de la sentencia y combinado con el artículo 336 del
CPP, en el sentido de cómo pudo comprobarse con la  declaraciones del
testigo  a descargo de la defensa del señor RAMON EMILIO JIMÉNEZ,
los señores ONEXIMO GONZALEZ y el señor AVELINO ABREU, los
cuales establecieron en el plenario: 1ro. Que el contrato de Venta
suscrita entre el Estado Dominicano y la HYUNDAI AMERICAN
CORPORATION, fue firmado por el señor ONEXIMO GONZALEZ, 2do.
Que la diferencia de la oferta de MAGNA MOTOR, S.A. , y la oferta de la
HYUNDAI CORPORATION, a los caballos de fuerza existente entre un
vehículo y otro. Que en este sentido el Tribunal A-quo a violado el
articulo 336 del Código Procesal Penal, por lo cual no existe una
correlación entre acusación y sentencia. Mal pudiera el Tribunal A-quo
abrogarle al Estado una acción jurídica que este no promovió, que el
Juez de la Instrucción declaro la calidad de querellante del señor JUAN
HUBIERE, como representante de FENATRANO, según el Art. 44, de la
ley 834, de fecha 15-1978. Que el juez hizo una mala interpretación de
ese artículo pues este no tiene que ver con la admisibilidad de una
querella. Por lo cual no se infiere de donde el tribunal a-quo retiene el
articulo 405 del Código Penal Dominicano al Imputado MILCIADES
AMARO GUZMÁN, ya que como se evidencia la querella presentada por
FENATRANO es de carácter privado y mas grave aun es que esta
querella no esta validamente incorporada por el Juez de la Instrucción
por lo tanto el Tribunal a-quo no podía retenerle la violación al  artículo
405, ni por la querella de FENATRANO, ni por el Estado pues este no se
querello ni denuncio que el recurrente violara las disposiciones del
artículo 405, en perjuicio del Estado Dominicano.  2.- La violación de la
ley por inobservancia o errónea aplicación de una norma jurídica,
combinado con el  numeral 2 del artículo 417 que establece la falta,
contradicción o ilogicidad manifiesta en la motivación de la sentencia y
combinado con el artículo 336 del CPP.  El Tribunal a-quo no le dio
cumplimiento a la señalización expresa con base en que prueba rindió
el fallo y solo hizo una simple enumeración de esta sin analizar dichas
pruebas; planteando como solución pretendida, que se le declare no
culpable, la suspensión de las medidas de coerción, condenar al Estado
Dominicano y Fenatrano a una indemnización de Cincuenta Millones de
Pesos (RD$50,000,000.00), a su favor.   

19.-CONSIDERANDO: Que la parte recurrente, LICDOS. ELVIN


MATIAS, GONZALO PLACENCIO y el DR. FRANCISCO A. HERNÁNDEZ
BRITO, actuando en nombre y representación de GERVASIO DE LA
ROSA, fundamentan, su recurso de apelación en los motivos siguientes:
1)  Violación de la ley por inobservancia de los principios de : a)
Legalidad del proceso. La juez a-qua incurrió en una flagrante violación
al principio de legalidad del proceso, cuando incluye el artículo 102 de
la Constitución de la República entre los textos supuestamente violados
por el recurrente, sin tomar en cuenta que los actos enunciados por el
referido artículo no configuran ningún tipo penal concreto; b)
Personalidad de la persecución, está conjugado en el hecho de que la
Magistrada ESTHER E. AGELAN CASASNOVAS al condenar al
imputado GERVASIO DE LA ROSA bajo el fundamento de que
“...ninguna de las Federaciones que hacían tal retención pudieron
justificar los gastos en que incurrían con este monto, por lo que se
enriquecían de los fondos del Estado Dominicano; c) Formulación
precisa de cargos, ya que en toda sentencia que, como en el caso de la
impugnada, no menciona ninguna prueba concreta que pueda
comprometer la responsabilidad penal del imputado, ni indica cuáles
hechos concretos, si sólo se le individualiza para referirse a los autos
del procedimiento, el pase de lista, la presentación de calidades, la
formulación de incidentes y demás aspectos preliminares; y d) Ilogicidad
manifiesta en la motivación de las decisiones, toda vez que la juzgadora
descargó y condenó por los mismos hechos, luego de crear vericuetos
argumentativos que no resisten ningún razonamiento lógico. Que del
estudio de la sentencia se extrae que la juzgadora condenó al imputado
recurrente bajo la premisa de que era un funcionario público al ser
miembro del Consejo del Plan Renove y que en estas condiciones
cometió prevaricación y desfalco; sobre la prevaricación la corte ha
externado su parecer en ese sentido, en cuanto al carácter de
funcionario publico, la legislación represiva supedita el tipo penal
imputado a que se reciba o perciba sumas, o que se administren fondos
públicos o del Estado, sin embargo el ministerio público en su
acusación no probo que se apropiara de las rentas publicas  ni que las
percibiera como miembro del Plan Renove; que ciertamente el texto
constitucional que se enuncia en la sentencia no esta sancionado por
texto legal alguno, ya el mismo texto expresa “será sancionado con las
penas que la ley determine”, pero resulta que el legislador no ha votado
texto legal que sancione lo previsto en el mandato constitucional, por lo
que procede acoger los medios planteados; planteando como solución
pretendida la declaratoria de no culpabilidad del recurrente.    

20.-CONSIDERANDO: Que la parte recurrente, DR. FRANCISCO A.


HERNÁNDEZ BRITO, actuando en nombre y representación del SR.
FRANCISCO ANTONIO PEREZ, fundamenta su recurso de apelación en
los motivos siguientes: 1)Violación a la ley por inobservancia de los
principios de: a) Legalidad del proceso,  la Jueza a-qua incurrió en una
flagrante  violación al principio de legalidad del proceso, cuando incluye
el artículo 102 de la Constitución de la República entre los textos
supuestamente violados por FRANCISCO ANTONIO PEREZ, sin
detenerse a valorar los términos del Decreto que lo designó suplente en
el Consejo como representante de FENATRAPEGO, y sin tomar en
cuenta que, en el hipotético caso de que si este imputado hubiera sido
funcionario público no se le podría aplicar este artículo, ya que los actos
enunciados en él no configuran  ningún tipo penal concreto “ Nadie
puede ser sometido a proceso sin la existencia de una ley previa al
hecho imputado...”; b) Violación a la ley por inobservancia del principio
de personalidad de la pena, fue cometida por la Magistrada ESTHER E.
AGELAN CASANOVAS al condenar al imputado bajo el fundamento de
que...”ninguna de la Federaciones que hacían tal retención pudieron
justificar los gastos en que incurrían con este monto por lo que se
enriquecían de los fondos del Estado Dominicano”, máxime, cuando ha
quedado probado que FENATRAPEGO nunca ha recibido tales fondos ni
tiene atrasos en el pago de las cuotas de sus afiliados; c) Violación al
principio de formulación precisa de cargos, en toda sentencia que, como
en el caso de la impugnada, no menciona ninguna prueba concreta que
pueda comprometer la responsabilidad penal del imputado, que
constituyan un ilícito penal a cargo de éste, máxime si sólo se le
individualiza para referirse a los autos del procedimiento, el pase de
lista, la presentación de calidades, la formulación de incidentes y demás
aspectos preliminares, la juez que produce la sentencia no tenia ningún
argumento valedero para condenar a FRANCISCO ANTONIO PEREZ; d)
Ilogicidad manifiesta en la motivación de las decisiones, toda vez que la
juzgadora descargó y condenó por los mismos hechos, luego de crear
vericuetos argumentativos que no resisten ningún razonamiento lógico.
Que tal como alega el recurrente la sentencia deja por fijado que el
Consejo del Plan Renove estaba constituido por representantes choferil
es y que el recurrente era uno de ellos ya que representaba a  un
sindicato; pero establece la juzgadora en las paginas 219 y 220, y en
esta ultima  al referirse a las pruebas del acusador público en cuanto a
la entrega de las unidades expresa: “9. Que no pudo demostrar el
ministerio público que estas asignaciones las hiciera directamente el
Plan Renove; que cada una de estas asignaciones fueron hechas a
través de los directivos de las federaciones a las cuales pertenecían”; 
pero resulta  que por otra parte el recurrente no ostentaba la calidad de
funcionario publico, ya que era representante de una central sindical en
calidad de suplente; además que no administraba fondos públicos; que
siendo así las cosas no se le podía retener faltas penales; planteando
como solución pretendida la declaratoria de no culpabilidad del
recurrente al no ser funcionario público.    

21.-CONSIDERANDO: Que la parte recurrente, DR. JUAN A. NINA


LUGO y LICDO. SÓCRATES A. DE JESÚS PIÑA CALDERON, actuando
en nombre y representación de PAULINO ANTONIO REYNOSO
REYNOSO, fundamentan su recurso de apelación en los motivos
siguientes: 1) A que en el cuerpo de la sentencia la juzgadora apreció
que: “de una simple lectura de la resolución dictada por el Consejo se
infiere que son decisiones tomadas por el Consejo Nacional de
Transporte del Plan Renove, por lo que su responsabilidad penal queda
comprometida.” Lo que demuestra que el juzgador entiende que una
persona moral es susceptible de ser penalmente responsable, lo que
contradice los principios de derecho comercial, que con la ejecución de
ese mandato se violenta una norma de orden público y el representante
legal debe responder por esa violación. 2)  A que durante todo el proceso
trató de que lo derechos y garantías procesales del señor PAULINO
ANTONIO REYNOSO fueran respetados y preservados ya que el
Ministerio Público le mantuvo en estado de indefensión durante todo el
proceso desde el inicio de la acusación, durante la preliminar de la
instrucción y culminado en la manera formal y expresa como lo señala
el Código Procesal, no se precisaron los cargos de manera formal y
expresa como lo señala el Código Procesal Penal en su artículo 16, lo
que evidencia una violación al derecho de defensa que el juzgador no
tomó en consideración al momento de dictar su sentencia. 3) A que en
la sentencia que se impugna, el SR. PAULINO ANTONIO REYNOSO, fue
condenado a una pena de prisión correccional de dos meses, culpable
de violar los artículos 59, 60, 166, 167, 170, 171 y 172 del Código Penal
Dominicano, y 102 de la Constitución de la República, y de esta
condenación puede evidenciarse que la calificación fue variada
argumentando la juzgadora que se tomaron “ causas atenuantes” a
favor del señor PAULINO ANTONIO REYNOSO, por éste no haber sido
beneficiado de unidades, ni haber recibido tales, causas éstas que
consideramos que no son atenuantes , que son causas eximentes de la
responsabilidad penal del mismo. 4) A que en caso de una de las
acusaciones formuladas en dicha acta, no se hace la formulación
precisa de los cargos que se imputan al señor REYNOSO,
manteniéndole durante todo el proceso en estado de indefensión, ya que
no indicaron qué tipo penal se violaba en cada acusación formulada,
sino que en la página 66 de ese escrito de apertura a juicio se imputaba
al señor PAULINO ANTONIO REYNOSO y demás coimputados la
violación a los artículos 59, 60, 150, 151, 147, 166, 167, 169, 170, 171,
172, 178, 265, 266 y 405 del Código Penal Dominicano y 102 de la
Constitución de la República, no de manera personal, sino de manera
colectiva, en franca violación a la parte in fine del texto constitucional
del articulo 102, el cual invoca el propio acusado; plantean como
solución pretendida la revocación de la sentencia y la absolución del
recurrente.  

22.-CONSIDERANDO: Que la parte recurrente, DRA. LEYDA A. DE LOS


SANTOS L., actuando en nombre y representación del SR. FREDDY W.
MENDEZ MONTES DE OCA, fundamenta su recurso de apelación en los
motivos siguientes: 1) La magistrada varió la calificación dada por el
Juez de la Instrucción de la Cuarta Circunscripción y es en el
dispositivo de la sentencia donde aparece la nueva imputación de la
prevaricación, por lo que violó el artículo 8, numeral 2, letra j) de la
Constitución Dominicano, la cual expresa lo siguiente : “Nadie podrá
ser juzgado sin haber sido oído o debidamente citado, ni sin
observancia de los procedimientos que establezca la ley para asegurar
un juicio imparcial y el ejercicio del derecho de defensa”.  2) Fue violado
el artículo 321 del Código Procesal Penal; la Convención Interamericana
de los Derechos Humanos del 10 de diciembre del año 1948; el Pacto
Internacional de los Derechos Civiles y Políticos del 16 de diciembre del
1996.  3)  La Magistrada Jueza de la Quinta Sala de la Cámara Penal
del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Nacional, en su sentencia
no individualizó y mucho menos motivó su decisión con respecto al
recurrente FREDDY W. MENDEZ M., al contrario sólo hizo esa
individualización y tipificación con los que fueron favorecidos con la
absolución en su sentencia no así con los condenados, pues los trata
como un todo”; planteando como solución pretendida la revocación y la
no culpabilidad del recurrente.  

23.-CONSIDERANDO: Que en síntesis, el LICDOS. INGRID HIDALGO


MARTINEZ, FELIX DAMIÁN OLIVARES  G.  y DR. MANUEL GARCIA, en
nombre y representación del imputado, señor CASIMIRO ANTONIO
MARTE FAMILIA,  fundamentan su recurso en los siguientes medios:
1.- La violación de la ley por inobservancia o errónea aplicación de una
norma jurídica. Bajo el argumento de que es obvio que el criterio de que
los miembros del Plan Renove eran funcionarios públicos por tener una
participación en funciones públicas, mediante mandato presidencial
que los designa, y sin diferenciar ni distinguir entre representante del
Estado y representantes de las centrales y/o confederaciones del sector
transporte, con  carácter nacional, incurre en el vicio de la violación de
la ley. 2.- La violación de la ley por inobservancia o errónea aplicación
de una norma jurídica. Bajo el argumento de que el tribunal aquo no
valoró la prueba depositada por la defensa, que da acreditado otro
hecho u otra circunstancia que lo descrito en la acusación en relación
al señor Casimiro Antonio Marte Familia, que  hizo una errónea
aplicación al establecer que al existir una querella incoada por
Fenatrano por violación al Art. 405 del CP, , al ésta enmarcarse dentro
de la acción pública a instancia privada. 3.- La violación de la ley por
inobservancia o errónea aplicación de una norma jurídica, combinado
con el  numeral 2 del artículo 417 que establece la falta, contradicción o
ilogicidad manifiesta en la motivación de la sentencia y combinado con
el artículo 336 del CPP.  Arguyendo que la motivación de la sentencia
recurrida es completamente contradictoria, ya que se citan elementos
de convicción que niega y afirman a la vez; planteando como solución
pretendida declarar al imputado no culpable por no haber cometido los
hechos que se le imputan y  la suspensión de la medida de coerción.  

24.-CONSIDRANDO: Que con relación a los medios planteados por el


acusador público, en cuanto a los recurridos JUAN JULIO MORALES (a)
Johnny y SIQUIO NG DE LA ROSA, los que se analizan de manera
conjunta por ser vinculantes en su propósito y que guardan afinidad
con la decisión tomada por la jueza actuante en el caso de ambos
imputados; de la sentencia recurrida se extrae que la jueza al valorar
los medios de pruebas aportados por los acusadores señalan, en cuanto
a Juan Julio Morales que: “CONSIDERANDO: Que las conclusiones a
las que llega el ministerio público de complicidad en estafa y desfalco,
asociación de malhechores, prevaricación con los funcionarios públicos
del Plan Renove,  basándose en los elementos aportados, no constituyen
siquiera prueba indiciaria, sino meras conjeturas que no son, por si
solas,  capaces de derribar la presunción de inocencia de la cual es
acreedor el acusado; CONSIDERANDO: Que de acuerdo al autor Raúl
Washington Avalos, en su obra Derecho Procesal Penal, en lo relativo a
la prueba  la define como: “todo aquel elemento que provoca
conocimiento respecto  de la imputación penal y de las circunstancias
que exige la ley sustantiva”.  Por lo debe tomarse en cuenta que en el
presente caso la Ley sustantiva exige prueba encaminada a establecer
los elementos constitutivos de los hechos que se le imputan a JUAN
JULIO MORALES cosa que no ha sucedido en el presente caso”;  y con
respecto a Sequío NG De La Rosa, expresa: “CONSIDERANDO: Que el
Ministerio Público aportó 49 pruebas documentales, 2 pruebas
periciales y 1 prueba testimonial, supradescritas y evaluadas por este
tribunal,  para sustentar su acusación, mas  ninguna de éstas pruebas
demuestran los hechos imputados, por lo que los mismos no han sido
acreditados. En consecuencia, que procede pronunciar su no
culpabilidad de las infracciones puestas a su cargo: violación a los
artículos 166, 167, 169, 170, 171, 172, 265, 266, y 405 del Código
Penal Dominicano y el 102 de la Constitución de la República, que
tipifican los crímenes de prevaricación, desfalco, asociación de
malhechores y estafa”; afirmando que: “CONSIDERANDO: Que para el
juez poder emitir una sentencia condenatoria, debe haberse aportado
en contra del acusado pruebas suficientes para establecer con certeza
la responsabilidad penal del imputado, de acuerdo a las disposiciones
establecidas por el artículo  338 del Código Procesal Penal, tal como lo
ha afirmado la Doctrina Científica comparada: “ Sólo la convicción firme
(certeza) y fundada  en pruebas de cargo legalmente obtenidas sobre la
existencia del delito y la culpabilidad del acusado, permitirá que se
aplique la pena prevista, PUES SOLO ASI HABRA QUEDADO
DESTRUIDA LA PRESUNCIÓN DE INOCENCIA. (énfasis nuestro),
afirmando además que: “Para dar por destruida la inocencia, será
necesario que la acusación haya sido confirmada por un conjunto de
pruebas de cargo CONCORDANTES con ella, no desvirtuadas por
ninguna prueba de descargo y que, además, descarten la posibilidad de
alguna conclusión diferente” CAFFERATA-TARDITTI, Código Procesal
Penal de la Provincia de Córdoba Comentado, 2003”;  

25.-CONSIDERANDO: Que esta Tercera Sala concluye que la juzgadora


de primer grado valoró correctamente los medios de pruebas que les
fueron aportados por las partes acusadoras y las defensas técnicas de
los imputados recurridos, otorgándole valor probatorio de conformidad
con el artículo 172, motivando debidamente las razones por las cuales
decide en la forma como lo hizo, por lo que la sentencia contiene
fundamentos y motivaciones suficientes, lógicas, pertinentes y
aferradas al ordenamiento legal, lo que comparten los jueces firmantes;
por lo que procede rechazar los recursos de apelación interpuestos por
el ministerio público y Fenatrano, en su calidad de acusador privado
adherido al ministerio público, con respecto a Juan Julio Morales (a)
Johnny; y el del ministerio público con respecto a Siguió NG de La
Rosa; por lo que procede confirmar la sentencia que ordenó el descargo
de ambos recurridos.  

26.-CONSIDERANDO: Que el tribunal ha procedido al examen de los


escritos de réplica al recurso del ministerio público y del querellante
adhesivo, presentados de manera separada por los recurridos, en los
cuales los letrados asistentes técnicos de los recurridos hacen la
exposición de motivos a los medios planteados por el ministerio público
y que ya han sido señalados precedentemente. 

27.-CONSIDERANDO: Que tal como quedó fijado en la sentencia


recurrida el Decreto No. 949-01 establece que el Plan Renove debía ser
“autosuficiente contando con todo el apoyo de la administración pública
sin constituir carga alguna para el Estado Dominicano”, de conformidad
con el artículo 2 de dicho instrumento legal, entendiéndose por
autosuficiente como entidad que se basta así misma, que actúa con
suficiencia;  

28.-CONSIDERANDO: Que en torno a la participación del Estado


Dominicano como avalista de los adquirientes de los vehículos la jueza
expresa: “CONSIDERANDO; Que como señala el artículo 7 del decreto
949-01 el espíritu y filosofía que animan al Plan Renove, es el que las
entidades y beneficiarios directos del mismo se constituirán en los
deudores principales del financiamiento que resulte, y el gobierno se
convertirá en el avalador y garantizador de la operación ante la entidad
financiera participante” (Pág. 191).  

29.-CONSIDERANDO: Que el Estado Dominicano concurrió frente a los


bancos internacionales que facilitaron los fondos para la adquisición de
los vehículos, como avalista de los préstamos y frente a las acreencias o
créditos asume la responsabilidad de los pagos en caso de atrasos o
incumplimiento de los pagos por parte de los beneficiarios de los
vehículos; 

30.-CONSIDERANDO: Que tal como deja establecido la sentencia de


primer grado los transportistas, federaciones y sindicatos que agrupan
a los choferes firmaron con el Plan Renove contratos de compra-venta
para la adquisición de los vehículos importados a través del Plan
Renove, contratos que se encuentran regulados por el mutuo acuerdo,
bajo los términos y condiciones fijados por las partes y al amparo de la
Ley No. 483 del 9 de noviembre del 1964, sobre Venta Condicional de
Muebles, lo que así se especifica en cada contrato, estableciéndose las
obligaciones de ambas partes como se puede observar en los mismos
que fueron depositados adjunto al escrito del recurso de apelación como
pruebas por varios recurrentes, en aplicación de los artículos 418 al
420 por el Código Procesal Penal para fundamentar sus recursos;;, los
que fueron valorados por la Juzgadora. 

32.-CONSIDERANDO: Que las ventas de las unidades vehiculares bajo


el imperio de la ley No. 483, la juzgadora lo deja por sentado cuando
estipula lo siguiente: “CONSIDERANDO: Que la distribución de las
unidades estuvo a cargo de los miembros del Plan Renove, y que se
entregaron unidades en calidad de venta condicional de muebles y de
donaciones, que estas entregas están amparadas en los decretos 273-02
de fecha 4 de  junio del 2003 y 272-03 de la misma fecha; que tanto la
Cámara de Cuentas como la Contraloría General de la República
encontraron inobservancias y violaciones a las disposiciones legales
reglamentarias y administrativas en el uso de los fondos públicos”, (Pág.
205), sin embargo, en lo que respecta a esta última parte la jueza no
explica en qué consistió lo señalado por dichos organismos. 

33.-CONSIDERANDO: Que en efecto la jueza en la motivación de su


sentencia, Pág. 208, expresa que: “CONSIDERANDO: Que las pruebas
aportadas por el ministerio público han comprobado que el imputado
PEDRO A. FRANCO BADIA desfalcó al Estado Dominicano en la
distribución de 3035 unidades asignadas en venta por el Plan Renove,
violando los artículos 170, 171, y 172 y 102 de la Constitución
Dominicana”. Que tal aseveración es un contrasentido ya que si las
unidades fueron entregadas a los beneficiarios del Plan Renove
mediante venta, como quedó establecido en la sentencia, bajo el
concepto legal de Venta Condicional de Muebles, regulado por la Ley
No. 483 del 19 de noviembre del 1964, no pueden configurase los tipos
penales previstos en los artículos indicados, ni frente a este imputado ni
con relación a los demás.  

34.-CONSIDERANDO: Que como se ha dicho, en  la sentencia atacada


consta el Decreto No. 949-01 el cual establece que el Plan Renove debe
ser autosuficiente, que no generaría carga para el Estado Dominicano,
por lo que el Consejo Nacional de Transporte del Plan Renove elaboró su
propia autogestión financiera a partir del cobro de un trece por ciento
(13%) de interés sobre el valor a pagar por los beneficiarios de los
vehículos, según consta en el Artículo Segundo, Párrafo Tercero de los
contratos; que en el Artículo Tercero de dichos contratos se establece,
además, como cláusula penal, que en caso de incumplimiento o mora  o
retardo en los pagos  el comprador pagará un tres por ciento (3%) sobre
el monto adeudado.  

35.-CONSIDERANDO: Que de conformidad con los hechos fijados por la


sentencia y por lo expresado por los recurrentes ante el plenario ante
esta Corte,  ese 13% de interés que pagan los adquirientes se distribuye
de la siguiente manera: 6% para el Estado Dominicano para el
cumplimiento de su obligación de financiamiento como avalista frente a
los acreedores; 4% para las Federaciones y Sindicatos por las gestiones
de cobro frente a sus afiliados beneficiados con la venta de las
unidades, en razón de que los bancos comerciales nacionales no
quisieron asumir el cobro aún cuando se les ofertaba mejor condición; 
3% para el Plan Renove como forma de sufragar los gastos en la
administración y personal, y del 3% el 1% para la Presidencia del
Consejo del Plan Renove con la finalidad de sufragar los gastos
administrativos de la gestión y para ayuda humanitaria;  que tal como
ha quedado establecido en la sentencia el 3% se encuentra estipulado
en el artículo diez  (10.a) del Decreto No. 949-01, por lo que la
destinación del uno (1%) por ciento a discreción del Presidente era un
asunto redundante pues el 3% (tres por ciento) estaba destinado al
Consejo para sufragar gastos de toda índole, y atribuirle categoría de
tipo penal resulta un desconocimiento del principio jurídico “nullum
crimen, nulla poena, sine lege previa”, consagrado por el artículo 4 del
Código Penal y el principio séptimo del Código Procesal Penal, conocido
como principio de legalidad. 

36.- CONSIDERANDO: Que al análisis de la acusación del ministerio


público se evidencia que las imputaciones contra el encartado SIQUIO
NG DE LA ROSA revestían, casi en toda su extensión, las mismas
características que para los otros imputados en lo que se refiere a la
participación en la celebración de las asambleas del Consejo del Plan
Renove en las que se aprobaron el 6%, 4%,  3%, y el 1% del 3%, que no
fue retenido como infracción a este imputado y sí a los otros, lo que
confirma el criterio esbozado en esta sentencia de que tal actuación no
constituye tipo penal que pudiera ser acogido en perjuicio de ninguno
de los procesados.
37.-CONSIDERANDO: Que parte de la acusación del ministerio público
contra los sindicalistas la centra en el hecho de que éstos o sus
centrales sindicales retenían fondos del Estado en su perjuicio, y para
sustento de esa imputación añade la calidad de funcionarios públicos a
los mismos, sin embargo en el legajo de pruebas que fueron
incorporadas y sopesadas por la juzgadora de primer grado no figura en
parte alguna que para afianzar tal aseveración sobre la retención de
fondos del Estado se hiciera a las indicadas centrales sindicales un
arqueo que demostrara tal afirmación realizada por el acusador
público;  que, al quedar demostrado la venta condicional de los
vehículos, lo alegado por el ministerio público más bien puede
enmarcarse en una falta de pago que hace aplicable las disposiciones
del contrato intervenido entre las centrales sindicales, los choferes
independientes o los adquirientes, de manera general,  y el Estado
Dominicano, debiendo proceder conforme lo establece la Ley No.483,
sobre Venta Condicional de Muebles. 

38.-CONSIDERANDO: Que atribuir y retener como faltas la violación a


un Decreto, la participación en un Consejo de Dirección en que se
aprobaron resoluciones, la no creación de un reglamento, podría
hablarse de incumplimiento a normas de carácter administrativo, más
no a normas de derecho que sancionen y tipifiquen alguna infracción
penal, tal como lo afirma el ilustre Luis Jiménez de Asúa en su obra
Lecciones de Derecho Penal, página 173, al señalar: “La ausencia de 
tipo presupone la absoluta imposibilidad de dirigir la persecución
contra el autor de una conducta no descrita en la ley, incluso aunque
sea antijurídica. Es consecuencia primera de la famosa máxima nullun
crimen, nulla poena sine lege... Puesto que no se acepta la analogía,
cuando el hecho no está tipificado en la ley o cuando le falta alguno de
los caracteres o elementos típicos, no puede ser detenido el agente”; 
“Casos específicos de atipicidad:  Cuando un hecho de la vida diaria
presenta ciertos aspectos que parecen hacerle subsumible con un tipo
legal y explorando éste resulta que faltan las referencias del sujeto
activo, como cuando, por ejemplo, el protagonista de un pretendido
delito que exige función pública no es funcionario...”. 

39.-CONSIDERANDO:  Que de conformidad con los textos legales que


consagran la figura del desfalco se refieren a los funcionarios que
cobraren o  percibieren rentas u otros dineros, y responder de los
mismos, hacer depósitos y remesas de tales fondos y rendir cuenta; los
funcionarios o empleados nombrados por autoridad competente para
pagar y desembolsar fondos públicos; los funcionarios o empleados
nombrados por autoridad competente para conservar, guardar o vender
sellos; los que tienen por la ley o por mandato de autoridad competente
bajo su guarda y responsabilidad terrenos, edificios, útiles, muebles,
equipos, materiales y otros suministros; por otro lado, se sanciona la
negligencia o negativa de cualquier funcionario o empleado en depositar
o remitir fondos cuando deba hacerlo o en devolver los balances cuando
le sean pedidos; la apropiación por cualquier funcionario o empleado de
cualquier dinero, propiedad, suministro o valor a un uso o fin distinto
de aquél para el cual le fue entregado o puesto bajo su custodia; o la
falta, negligencia o negativa de rendir cuenta exacta del dinero recibido. 

40.-CONSIDERANDO: Que al análisis de estos tipos penales se


evidencian características propias y elementos que deben ser
cumplidos, en primer término, algunos común a todas las formas de
desfalco, en las que se hace necesario poseer la condición de
funcionario o empleado público; en segundo lugar, cobrar o percibir
rentas, hacer depósitos y remesas de tales fondos; en tercer lugar,
común a todas las formas de desfalco, la rendición de cuentas; otro
elemento que llama la atención es respecto a la guarda de cosas que les
hayan sido confiadas, la cual según el vocabulario jurídico de Henry
Capitant, página 300, es “la obligación de la persona que tiene en su
poder  una cosa ajena, de velar por su conservación”;  y por último, la
apropiación de los dineros, suministros, valor o propiedad a un fin
distinto de aquél para el cual le fue entregado o puesto bajo su
custodia. 

41.-CONSIDERANDO: Que desglosados de esa manera cuáles son los


tipos penales de desfalco se infiere de manera lógica que los mismos no
les son aplicables a los sindicalistas que concurrieron a formar parte
del Consejo del Plan Renove en representación de los gremios que
dirigen, aún cuando tal designación fuere hecha por Decreto, puesto
que su función era en representación de intereses distintos a los del
Estado, en procura de asignación de vehículos para la renovación de los
vehículos de sus afiliados lo que es conforme al Decreto que creó el Plan
Renove. 

42.-CONSIDERANDO: Que en cuanto respecta a aquellos que de alguna


manera sí ostentaban la representación del Estado por mandato
específico de los Decretos se evidencia que tampoco pueden subsumirse
sus actuaciones en el Consejo Directivo del Plan Renove como
violatorias a las normas que consagran el desfalco, en primer lugar
porque el ministerio público no demostró, mediante las pruebas que
fueron analizadas por la juzgadora de primer grado, que alguno de ellos
percibiera renta o dinero dentro del Plan Renove y que no rindieran
cuenta o no hicieren los depósitos correspondientes; que les fueran
entregados bajo su guarda y responsabilidad terrenos, edificios, útiles,
muebles, equipos, materiales y otros suministros con el propósito de
que rindieran cuenta de ellos cuando les fuere requerido, refiriéndonos
a la noción de guarda ya definida; así como tampoco probó el acusador
público que esos imputados hayan incurrido en negligencia o negativa
de cualquier funcionario o empleado en depositar o remitir fondos
cuando debían hacerlo o en devolver los balances cuando les fueron
pedidos; ni que, por otro lado, alguno de los encartados se haya 
apropiado de cualquier dinero, propiedad, suministro o valor a un uso o
fin distinto de aquél para el cual le fue entregado o puesto bajo su
custodia, o la falta, negligencia o negativa de rendir cuenta exacta del
dinero recibido, en razón de que lo alegado como falta de sistema
contable en el Plan Renove y de mezcla de los dineros con fondos
recibidos del Estado, que no fueron señalados, y los percibidos como
manejo del Plan no arrojó resultados que dieran lugar siquiera a pensar
en apropiación dolosa del dinero por parte de los imputados, y si esta
actuación revistiera el carácter de falta estaríamos frente a una
actuación administrativa que en modo alguno puede asimilarse al
desfalco sin una prueba concreta que dé al traste con la apropiación,
resultando inverosímil que el fin distinto a que alude la norma legal se
le quiera atribuir a un dinero que perciben las federaciones sindicales,
que de no ser ellas las que perciban un 4% por la gestión de cobros lo
sería una institución bancaria que talvez resultaría más onerosa para
los fines que en su momento perseguía el Estado, lo que en definitiva sí
hubiese contribuido a la merma de los valores que debían ser
entregados al Estado para el cumplimiento de la obligación contraída
con los acreedores internacionales. 

43.-CONSIDERANDO: Que para retener la imputación de estafa la


juzgadora la justifica en lo siguiente: “ CONSIDERANDO: Que la prueba
a cargo 2bis, comprueba que la empresa Magna Motors, cotizó los
autobuses de 21+53 (pasajeros parados) marca Hyundai, modelo Aero
City 540 (AC540) por un precio de US$58,990.00 dólares y con los
equipos adicionales consistentes (US$): Tapa Bocinas 185.00,
Transmisión Automática 8,435.00, Aire Acondicionado: - 3 Abanicos
8,897.00, - 5  Abanicos 10,565.00” aumentaría esta suma en
US$10,565.00 dólares más, con un total de USD$69,555.00;  que
comparándola con la cotización realizada por la empresa Hyundai
Comercial and Specialty Vehicles, la misma cotizó  el mismo vehículo
por US$69,901.00 Dólares, reflejándose una diferencia entre estas
cotizaciones. CONSIDERANDO: Que aunque la defensa de los
imputados alegan que la diferencia de precios entre las cotizaciones
antes señaladas, no son sustancialmente importantes en virtud de las
especificaciones  ofrecidas por la empresa Hyndai Comercial and
Specialty Vehicle, (prueba 3ñ- M.P), no menos cierto es que dicha
selección resultó  onerosa para el Estado, ya que la empresa
seleccionada,  cuyos estatutos eran conocidos por la parte contratante-
Estado Dominicano, representado por los acusados, quienes
conformaban el Consejo directivo a cargo de esta institución, no tenía
en la República Dominicana domicilio conocido,  tiendas de repuestos y
mucho menos un local para brindar los servicios automotrices que
contenidos en la propuesta, por lo que dicha contratación fue realizada
sin ninguna garantía para el Estado, de acuerdo a los estatutos antes
indicados. Que aun cuando esta compañía  se presentó como
representante local la sociedad comercial GTS Dominicana, S.A.,
empresa que si bien tiene capacidad jurídica para contratar, no
demostró poseer competencia técnica, equipos, instalaciones físicas,
experiencia y reputación, que pudieran garantizar el suministro de
piezas y servicios de las unidades adquiridas a través del Estado, sobre
todo por tratarse de una contratación que involucra la suma de
cuarenta millones de dólares; pues el objeto principal de la empresa
local  representante- GTS Dominicana- de conformidad con el artículo 3
de sus estatutos, (prueba no. 11 a descargo) es el de importación,
comercialización y venta de artículos y efectos para el sector turístico,
hotelero y restaurantes, así como importación y venta de artículos y
efectos electrodomésticos para el mercado en general; por lo que la
inversión realizada en la adquisición de las unidades envueltas en la
operación comercial de la especie, no garantizan de manera eficiente los
dineros  del Estado utilizados en la adquisición del parque vehicular;
CONSIDERANDO: Que de acuerdo  lo antes expuesto, ha quedado
establecido que los miembros del Consejo mediante manejo fraudulento
han dado por cierto que la existencia de una empresa que ha falseado
información al Estado Dominicano, lo que constituye una violación a los
artículos 405, 166 y 167 del C.P.D. que tipifican la Estafa y la
prevaricación, por su condición de funcionarios públicos”. 

44.-CONSIDERANDO: Que al obrar así la juzgadora restó valor


probatorio a las pruebas de descargo presentadas por la defensa que
daban constancia de que la empresa Magna Motors, según testimonio
de Avelino Rodríguez, en primer grado, ofertó vehículos de menor
capacidad, con relación a los que fueron adquiridos por el Plan Renove,
lo que de ser analizado en toda su extensión hubiese conducido a una
solución distinta, y asimilar como maniobras fraudulentas el hecho de
que la compañía ofertante no tenía en la República Dominicana
domicilio conocido, tiendas de repuestos y mucho menos un local para
brindar los servicios automotrices que estaban contenidos en la
propuesta, y que dicha contratación fue realizada sin ninguna garantía
para el Estado, es hacer una aplicación legal por analogía o con
carácter extensionista del  artículo 405 del Código Penal, lo que no es
permitido en derecho penal en base al principio de legalidad
mencionado en otra parte de la presente sentencia, máxime cuando, si
estas circunstancias pudieren de algún modo ser tomadas en
consideración para dictar fallo condenatorio, a quien perjudicarían no
es al Estado Dominicano en su condición de avalista sino a los
adquirientes de los vehículos que deben accionar no contra los que
participaron en la compra sino contra el vendedor por el perjuicio que
tal proceder pudiere haberles acarreado. 

45.-CONSIDERANDO: Que analizados de manera técnica los hechos


planteados por el ministerio público como fundamento de su acusación,
es menester concluir que de los tipos penales que se extraen del
mandato del artículo 102 de la Constitución de la República
Dominicana, al decir “Será sancionado con las penas que la ley
determine, todo aquél que, para su provecho personal sustraiga fondos
públicos o prevaleciéndose de sus posiciones dentro de los organismos
del Estado, sus dependencias o instituciones autónomas, obtenga
provechos económicos. Serán igualmente sancionadas las personas que
hayan proporcionado ventajas a sus asociados, familiares, allegados,
amigos o relacionados...” sólo se encuentra sanción para el que
sustraiga fondos públicos, (artículos del Código Penal relativos al
desfalco), no existiendo sanción en la ley penal adjetiva para los otros
enunciados de dicho artículo, de donde se infiere que éstos no
constituyen más que una mera enunciación de tipos que no pueden
articularse legalmente para la aplicación de sanción alguna por la 
sempiterna  carencia de voluntad legislativa al respecto de los últimos,
lo que no puede hacerlos subsumibles a los hechos del presente caso. 

46.-CONSIDERANDO: Que fueron evaluados como pruebas por la


juzgadora de primer grado los Decretos emitidos por el Poder Ejecutivo
en el año 2001 para la creación del Plan Renove, siendo en el Decreto
No.618-01  que se consigna lo de las chatarras vehiculares por las
cuales el Estado emitiría un bono aplicable al precio de los vehículos
vendidos mediante el sistema de venta condicional de muebles, sin
embargo, aún cuando la juzgadora tomó las entregas como parámetros
para establecer la existencia de maniobras fraudulentas, no menos
cierto es que el Estado, por este concepto, no desembolsó suma alguna
a favor de los adquirientes ni las aplicó al precio de los vehículos
vendidos, no siendo este elemento más que un requisito para la entrega
de un vehículo como forma de renovar el parque vehicular y contribuir
con la sanidad del medio ambiente. 

47.-CONSIDERANDO: Que en el caso analizado puede perfectamente


hablarse de un concurso de acciones encaminadas a desarrollar un
plan de transporte de pasajeros y de carga que benefició a choferes
independientes, instituciones estatales, instituciones sin fines de lucro
y choferes afiliados a sindicatos, más no puede hablarse de concurso
de  voluntades dirigidas a cometer infracción alguna, pues no se
encuentra intención encaminada a violar la ley, que no era ni fue el
sentido de los Decretos emitidos para la conformación del Plan,
tomando en cuenta la composición mixta de la dirección del mismo. 

48.-CONSIDERANDO: Que lo alegado en la acusación sobre la no


creación del reglamento para el funcionamiento del Plan Renove como
forma de proceder a una distribución de vehículos sin transparencia
puede perfectamente ser compartido por esta Sala de la Corte como
elemento  atañedero más al ámbito administrativo y a la ética que al
derecho, pero jamás constituiría esto infracción a ley penal adjetiva
alguna. 

49.-CONSIDERANDO: Que del examen de la sentencia, de los medios de


impugnación elevados por los encartados, de los elementos de prueba
valorados por la Juez de primer grado, y por los motivos expuestos en la
presente sentencia, se colige que la radicación del presente caso,
cargado de elementos que pueden dar lugar a reproches de tipo moral
contra los encartados, no debió dar lugar a la aplicación de sanción
alguna por dos circunstancias particulares: 1) El Estado, a través de un
préstamo aprobado por el Congreso, sirvió como avalista para la
adquisición de los vehículos que posteriormente fueron vendidos a los
adquirientes mediante el sistema consagrado en la Ley No.483 sobre
Venta Condicional de Muebles; y 2) El incumplimiento de las
obligaciones contraídas, por parte de los adquirientes, hace que el
Estado pueda accionar contra los mismos por los medios consagrados
en la misma ley y en el derecho común en procura de lo adeudado. 

50.-CONSIDERANDO: Que en lo que respecta a lo invocado por el


ministerio publico, en cuanto al artículo 85 del Código Procesa Penal,
del estudio de la sentencia atacada se advierte que en ella la jueza se
refiere a la calidad de querellante del ministerio público; sin embargo se
hace necesario esclarecer, a criterio de esta Tercera Sala de la Corte,
que las actuaciones del ministerio público están regidas por los
artículos 29 al 36 y del 88 al 94 de la norma vigente, entre otros, en los
cuales se indican sus funciones en los casos de acción pública, por lo
que el rechazamiento de la imputación del artículo 405 del Código Penal
hecho por la jueza no se encuentra conforme al derecho, ya que el
acusador público no necesita de instancia privada para sustentar tal
violación, en los casos procedentes, cuando la misma se comete contra
el Estado, lo que lógicamente se infiere de la combinación de los
artículos 30 y 85 del Código Procesal Penal cuando este último le
impide a las instituciones públicas ostentar la calidad de querellantes y
faculta al ministerio público para la representación de los intereses del
Estado en los casos en que resulte ser perjudicado, contrario a lo
establecido por la juzgadora; lo que sí se exige al acusador público es
que debe notificarles a los imputados sus pretensiones en ese sentido,
es decir cuando pretenda que se devuelvan los valores a favor del
Estado.  

51.-CONSIDERANDO: Que como se puede advertir los hechos


imputados no tienen el carácter de hechos que puedan ser tipificados
como penales o de violación a los textos legales enunciados en la
acusación presentada por el ministerio público, ya que no se enmarcan
en la prevaricación, sobre todo que esta figura jurídica por sí sola no
constituye tipo penal alguno, porque el legislador represivo la utiliza
como título general para enmarcar otras acciones; a tal efecto Pedro
Rosell señala en su obra Derecho Penal Dominicano al referirse al
artículo 166 del Código Penal que consigna la Prevaricación, en el
sentido siguiente: “El artículo 166 resulta inútil porque ninguna
disposición de ley remite a él atribuyéndole efectos jurídicos”.

52.-CONSIDERANDO: Que resulta ineficaz la acusación del ministerio


público en cuanto a señalar que algunos de los imputados recurrentes y
recurridos, miembros del Consejo del Plan Renove, se desempeñaban
como funcionarios públicos, ya que se advierte por la propia sentencia
que varios de los miembros del Plan Renove representaban a sus
afiliados, federaciones, sindicatos o transportistas en el Consejo del
Plan Renove, sobre todo que ninguno de ellos administraban fondos
públicos; otros incluso ejercían la función de suplentes del titular
designado por el grupo o sindicato al que pertenecía. 
53.-CONSIDERANDO: Que de igual forma no encaja en el marco legal
acusatorio el tipo penal previsto en los artículos  169, 170, 171 y 172
del Código Penal, toda vez que los miembros del Plan Renove no
percibían ni administraban fondos públicos, a no ser aquellos que
provenían de los pagos realizados por los adquirientes de los vehículos
bajo contrato de venta condicional, sumas que de conformidad a los
imputados el Plan Renove ha estado recibiendo por parte de los
adquirientes en la actualidad bajo los mismos mecanismos que fueron
creados por el Consejo criticado, y lo contrario no ha sido probado por
el ministerio público, ni en primera instancia ni ante esta Tercera Sala
de la Corte de Apelación, mediante medios probantes que destruyan lo
planteado por la defensa; pagos  que, por demás, se encuentran dentro
de los hechos fijados por la sentencia de primer grado recurrida, amén
de que la sentencia en ninguna de sus partes hace alusión a que de los
fondos percibidos por concepto de pagos alguno de los funcionarios
encartados lo hayan percibido y no entregado a la administración
pública para fines de cumplimiento de la obligación económica
contraída por el Estado Dominicano en su condición de avalista frente a
los acreedores internacionales, lo que sí podría constituirse en los tipos
penales imputados por el acusador público y el querellante adhesivo,
que no es el caso de la especie. 

54.-CONSIDERANDO: Que constituye un hecho fijado por la jueza de


primer grado, así lo hace constar al retenerle faltas por las cuales
establece sanciones penales, el hecho de que los imputados recurrentes
participaron en la reunión de la Comisión del Plan Renove de la que
eran miembros por mandato de un Decreto del Poder Ejecutivo,
representando intereses distintos, unos por el Plan Renove en
representación del Estado, otros de las  federaciones  y sindicatos de
choferes, al aprobar una tasa de cambio de Diecinueve Pesos
(RD$19.00) por un dólar (US$1.00), calificando esta actuación como
tipo penal, sin embargo en su propia decisión al dejar establecido en
qué consistía el Plan Renove recalca, en la página 192 de la sentencia,
que: “CONSIDERANDO: Que en la República Dominicana existen
32,000 unidades para el transporte público urbano e interurbano, que
de esa flota el 72% de los automóviles que prestan servicio tienen una
edad igual o superior a los 15 años, y un 81.5% tienen una edad
superior a los 10 años, de acuerdo  al informe marcado  como prueba
no. 2 del Ministerio Público; Que de los datos antes señalados se puede
inferir la designación de tales unidades vehiculares constituía para el 
Estado Dominicano una cuestión de alto interés social’’; que
lógicamente, tal como lo probó la defensa en su oportunidad, esa tasa
obedeció al momento en que fueron entregados los vehículos, no al
momento en que se firman los contratos, por haber adquirido la venta
con la entrega de los vehículos el carácter de una venta perfecta, y si
fue el interés social del gobierno lo que primó es evidente que el
gobierno no censuró tal actuación por considerarla correcta, y las
indagatorias realizadas por la Cámara de Cuentas y la Contraloría
General de la República no reflejan anomalías en ese sentido, que
puedan dar lugar a que se interprete tal actuación como prevaricación y
desfalco. 

55-.CONSIDERANDO: Que sobre la nulidad de las actas


instrumentadas por la Consejo Nacional del Plan Renove solicitada por
el ministerio público como conclusión general en sus conclusiones,
debe ser rechazado, toda vez que dichas actas son el resultado de la
labor de administración que los miembros por voto mayoritario
decidieron, Consejo que fue conformado por mandato de un Decreto del
Presidente de la República, mediante el cual se le encomendó a dicho
Consejo que gestione su autosuficiencia; que dichas actas sólo pudieron
haber sido dejadas sin efecto por una posterior del propio Consejo, lo
que de acuerdo a lo declarado por los imputados recurrentes no
ocurrió.  

56.- CONSIDERANDO: Que llama poderosamente la atención a esta


Tercera Sala de la Corte el hecho de que habiendo participado
Fenatrano, representada por Juan Hubieres, en las decisiones del
Consejo del Plan Renove, beneficiándose  sus dirigentes y sindicatos
afiliados con la entrega de unidades, se le haya permitido su
participación como parte querellante contra aquellos que al igual que
Juan Hubieres se encontraban en la misma situación que hoy éste le
critica; que si bien es cierto que el ministerio público pudo aplicar el
criterio de oportunidad con respecto a  este sindicalista y propietario de
medios de transporte, su participación en el proceso debió quedar
reducida a un testigo de la acusación pública.  

57.-CONSIDERANDO: Que en relación a los pedimentos de pago de


indemnizaciones presentados por los recurrentes Milcíades Amaro
Guzmán y Fabio Ruiz Rosado, procede rechazarlos por no haberse
probado las condiciones y términos previstas en el artículo 258 del
Código Procesal Penal.    

58.-CONSIDERANDO: Que parte de los recurrentes plantean como


solución principal que la Corte, al amparo de los hechos establecidos en
la sentencia y al tenor de lo dispuesto por el Artículo 422.2.1 dicte su
propia sentencia sobre el caso, y de manera subsidiaria que se ordene
la celebración total o parcial de un nuevo juicio, a fin de que se proceda
a una nueva valoración de las pruebas, y en otros casos se plantea el
rechazo de las conclusiones del ministerio público en su recurso. 

59.-CONSIDERANDO: Que la norma procesal vigente, en su artículo


402, en aras de solucionar situación como la planteada anteriormente
consagra la extensión del efecto de los recursos entre los imputados,
cuando estos no se basen en situaciones particulares, pero, más aún, el
artículo 400 esboza la posibilidad de la Corte actuar de oficio cuando
entienda que se han infringido normas de carácter constitucional,
siendo el debido proceso de ley uno de los aspectos que consagra el
artículo 8.2.J de la Constitución de la República. 
60.-CONSIDERANDO: Que esta Sala de la Corte es del criterio que se
ha violentado el debido proceso de ley en el presente caso al producirse
una sentencia condenatoria contra los encartados recurrentes
vulnerándoseles sus derechos individuales, el derecho de defensa y el
derecho a un juicio justo, al no ser pertinente la acusación del
ministerio público y del querellante, al no constituir tipos penales los
hechos imputados tal como se ha manifestado en la presente decisión. 

61.-CONSIDERANDO: Que al tenor de lo anteriormente expuesto


procede rechazar los recursos de apelación presentados por el
ministerio público y sus respectivos representantes o adjuntos, y por el
querellante adhesivo la Federación Nacional de Transporte la Nueva
Opción (Fenatrano). 

62.-CONSIDERANDO: Que procede, por otro lado, declarar con lugar los
recursos presentados por los encartados recurrentes, y en atención a lo
dispuesto por el artículo 422.2.1 del Código Procesal Penal, por estar
debidamente fijados los hechos en la sentencia objeto de impugnación,
dictando esta Sala de la Corte dicte su propia decisión en aras de dar
cumplimiento al mandato del principio contenido en el artículo 2 del
mismo Código relativo a la solución del conflicto, sin necesidad de que
las partes beneficiarias de la presente sentencia tengan que acudir a
otro órgano jurisdiccional en procura de aplicación de justicia. 

63.- CONSIDERANDO: Que en atención a lo explicado es pertinente


confirmar la decisión en lo que respecta a los imputados descargados
recurridos, y revocar la sentencia ordenando la absolución de los
imputados recurrentes de los hechos puestos a su cargo. 

64.- CONSIDERANDO: Que el artículo 246 del Código Procesal Penal


faculta al tribunal para condenar o eximir total o parcialmente del pago
de las costas causadas, entendiendo esta Sala de la Corte que en el
presente caso se hace necesario e imperativo eximir a todas las partes
del pago de las mismas por carecer utilidad y sobre todo que el
ministerio público no puede ser condenado al pago de las costas. 

Por tales motivos y visto el artículo 8 de la Constitución de la República;


la Convención Americana de Derechos Humanos del 10 de diciembre de
1948; el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, del 16 de
diciembre de 1966; 59, 60, 166, 167, 169, 170, 171, 172, 265, 266 y
405 del Código Penal y el artículo 102 de la Constitución de la
República; 1382, 1383, y 1384 del Código Civil; Ley No.483 sobre Venta
Condicional de Muebles; 2, 21, 24, 27, 85 246, 258, 335, 306 al 347,
393 al 406, 416 al 422 del Código Procesal Penal y  los demás textos
citados. 

LA TERCERA SALA DE LA CÁMARA PENAL DE LA CORTE DE


APELACIÓN DEL DISTRITO NACIONAL, EN NOMBRE DE LA
REPÚBLICA, por autoridad de la Ley, en mérito de los artículos citados: 
D   E   C   I   D   E: 

PRIMERO: RECHAZA EL RECURSO DE APELACIÓN interpuesto por el


ministerio público contra los imputados JUAN JULIO MORALES ROSA,
SIQUIO NG DE LA ROSA,  PEDRO A. FRANCO BADIA, FABIO RUIZ
ROSADO, CASIMIRO ANTONIO MARTE FAMILIA, MILCIADES AMARO,
FRANCISCO ANTONIO PEREZ, GERVASIO DE LA ROSA, PAULINO
ANTONIO REYNOSO, y ALFREDO PULINARIO LINARES (A) CAMBITA,
por las razones precedentemente expuestas. 

SEGUNDO: RECHAZA EL RECURSO DE APELACIÓN interpuesto por la


FEDERACIÓN NACIONAL DE  TRANSPORTE LA NUEVA OPCION
(FENATRANO) contra los imputados JUAN JULIO MORALES, FABIO
RUIZ ROSADO, CASIMIRO MARTE FAMILIA, MILCIADES AMARO
GUZMÁN y GERVASIO DE LA ROSA, por las razones expuestas.  

TERCERO: DECLARA CON LUGAR los recursos  de apelación


interpuestos por los imputados PEDRO A. FRANCO BADIA, FABIO RUIZ
ROSADO, CASIMIRO ANTONIO MARTE FAMILIA, MILCIADES AMARO
GUZMAN, FRANCISCO ANTONIO PEREZ, GERVASIO DE LA ROSA,
PAULINO ANTONIO REYNOSO, ALFREDO PULINARIO LINARES (A)
CAMBITA, BLAS PERALTA PERALTA y FREDDY W. MENDEZ, por las
razones precedentemente expuestas. 

CUARTO: CONFIRMA la sentencia recurrida en cuanto a los imputados


descargados JUAN JULIO MORALES ROSA  y  SIQUIO NG DE LA
ROSA, por los motivos precedentementes expuestos. 

QUINTO: REVOCA EN TODAS SUS PARTES la sentencia recurrida en lo


que respecta a los imputados PEDRO A. FRANCO BADIA, FABIO RUIZ
ROSADO, CASIMIRO ANTONIO MARTE FAMILIA, MILCIADES AMARO,
FRANCISCO ANTONIO PEREZ, GERVASIO DE LA ROSA, PAULINO
ANTONIO REYNOSO,

ALFREDO PULINARIO LINARES (A) CAMBITA, BLAS PERALTA


PERALTA y FREDDY W. MENDEZ, por los motivos precedentementes
expuestos. 

SEXTO: DECLARA LA ABSOLUCIÓN de los imputados: PEDRO A.


FRANCO BADIA,  FABIO RUIZ ROSADO,  MILCIADES AMARO
GUZMÁN, CASIMIRO ANTONIO MARTE FAMILIA, GERVASIO DE LA
ROSA, BLAS PERALTA PERALTA, FRANCISCO ANTONIO PEREZ,
PAULINO ANTONIO REYNOSO, FREDDY W. MENDEZ  y ALFREDO
PULINARIO LINARES (A) CAMBITA, de los hechos puestos a su cargo en
la acusación que fuera formulada en su contra, por las razones
expuestas en la presente decisión, en consecuencia ordena el cese de
las medidas de coercion que les fueron  impuestas. 
SEPTIMO: CONFIRMA EL RECHAZAMIENTO al pedimento del
Ministerio Público de decretar la nulidad y por vía de consecuencia, sin
ningún valor ni efecto jurídico alguno, las actas del Consejo Nacional de
Transporte del Plan Renove, por los motivos expuestos en el cuerpo de
la presente decisión. 

OCTAVO: EXIME  a las partes del pago de las costas causadas en la


presente instancia, en virtud de las disposiciones del artículo 246 del
Código Procesal
Penal.                                                                                                                    

Así se pronuncian, ordenan, mandan y firman: 

La presente decisión por su lectura vale conocimiento y notificación


para las partes presentes en la audiencia de hoy lunes 06 de febrero del
dos mil seis (2006), habiendo quedado convocados para esta lectura en
la audiencia de fecha veintidós (22) de enero del mismo año.
Procediendo la secretaría a la entrega de las copias correspondientes. 

Dada, firmada y leída en audiencia ha sido la presente sentencia por los


jueces que la encabezan, el mismo día, mes y año, la cual ha sido
firmada y sellada por mi, secretaria quien certifica la presente copia es
fiel a su original, la cual expido en la ciudad de Santo Domingo de
Guzmán, Distrito Nacional, Capital de República Dominicana, hoy día
seis (06) de febrero del año dos mil seis (2006).    
 

EVELYN O. VALDEZ

Secretaria

También podría gustarte