Está en la página 1de 9

Sanando UN

C ORAZÓN ROTO
@VibrasOrganicas.mx By Naad
Lo SIENTO,

PERDÓN,

@Mystica_by_Naad

gracias,

TE AMO
¿Qué es un ciclo?

Es el compilado de momentos vividos, impregnados de


sentimientos, agradables o no, a los cuales nos apegamos.
Ponerle fin a una etapa y ‘cerrar el ciclo’ es un proceso
Cerrar Ciclos largo y, a veces, doloroso pero necesario; no cerrarlo es
seguir atada al pasado. A veces, nos apegamos tanto al
pasado que vamos por la vida sin cerrar ciclos, eso sólo
trunca nuestro presente y nos quita la oportunidad de vivir
nuevas y mejores cosas.

Cerrar un ciclo no se trata de olvidar todo, sino de


evolucionar, perdonar, aceptar y seguir adelante. Cuando
ponemos fin a una etapa, podemos recordar con cariño y
sin dolor; podemos agradecer por lo que vivimos y ya no
tener la necesidad de seguir ahí; entendemos la pérdida
como una lección que nos está ayudando a crecer y a
madurar; sabemos que haber terminado esa etapa no fue
un fracaso que nos hizo débiles, sino una experiencia que
nos fortaleció.

¿Por qué no podemos cerrar ciclos?

El problema es que nuestra mente se queda atrapada en


momentos pasados que conforman ciclos a los que ya no
deberíamos pertenecer frenando nuestro propio avance y
truncando el presente. A todo esto se le llama apego, que
es el vínculo afectivo que nos ata a cosas o personas, en
muchas ocasiones sin sentido alguno.

¿Cuándo logramos cerrar un ciclo?

No se trata de olvidar, sino de descubrir la evolución dentro


de uno mismo para poder seguir avanzando a pesar de la
pérdida sufrida. Cuando esto ocurre comenzamos a
recordar con cariño, pero no con necesidad, podemos
agradecer por lo que fue y no sufrir por lo que ya no es,
logramos asimilar la pérdida como una experiencia para
crecer y aprender, no como una caída que nos volvió más
débiles.
¿Cuándo confundimos cerrar un ciclo con evadirlo?

Al comenzar a pensar en la persona o situación perdida


como algo ajeno a nosotros, algo que ya no es parte de
este mundo o que ya no existirá nunca más, se trata de

Cerrar Ciclos
una evasión, a través de la cual no podremos avanzar ni
ser, sólo nos hará creer que al pensar que aquello murió y
que hoy somos nuevas personas sin necesidad de llorar o
reflexionar, estaremos bien otra vez, cuando no es así.

Para la psicología, aunque se trate de un estudio científico


del comportamiento humano, también es importante el
efecto que otro tipo de influencias tienen sobre la mente,
por ejemplo, los rituales, técnicas, procedimientos o
creencias sobre los ciclos y su cierre.

Es por eso que en ocasiones, una serie de pasos que


implican recordar y sufrir, ayudan mucho a perdonar,
desapegarse y sanar; la mente es muy poderosa y si uno
piensa en sanidad, obtendrá sanidad.

¿Cómo hago para cerrar ciclos?


6 formas de cerrar ciclos
1 · Recuerda:
Sigmund Freud decía: “recordar es la mejor forma de olvidar.”
Aunque parezca una idea descabellada, hay que recordar
todo lo que hemos vivido. Aunque no todo haya sido malo,
recordar los aspectos negativos nos permite mantenernos
firmes y no volver a caer en el pasado.

Si todo el tiempo nos dedicamos a tratar de olvidar lo que


paso, la ansiedad se apoderará de nosotros y junto con ella
llegará el dolor y el sufrimiento. Recordar puede doler, pero
sólo será al principio, poco a poco irás soltando y el dolor
comenzará a desaparecer.
2 · Perdónate:
Antes de perdonar a cualquier persona, perdónate a ti misma.
Dicen que no hay peor enemigo que nosotros mismos. Nuestra
mente suele jugar en nuestra contra en situaciones difíciles. La
mayoría de nosotros somos expertos en autosabotearnos, nos
6 formas de cerrar ciclos
culpamos por cosas que no nos corresponden y nos castigamos de
manera muy injusta.

Aprende a ser empática contigo misma así como con los demás.
Perdónate por las cosas que hiciste mal y deja ir todas aquellas
culpas de cosas que no te corresponden.

3 · Perdona:
Perdonar puede ser difícil, sobretodo cuando no recibes una
disculpa de la que te lastimó. Para perdonar no necesitas que la
otra persona se arrepienta y llegue a ti para ofrecerte un perdón;
perdonar es una cuestión personal.

Perdonar te libera a ti, no lo hagas pensando que le haces un bien a


la otra persona, hazlo por ti y por tu bienestar emocional.Trata de
comprender a la persona que te lastimó y perdónala por haberlo
hecho, suelta todo rencor que sientes hacia ella.

No es un proceso fácil, tal vez te costará mucho trabajo, pero


entiende que el primer paso para cerrar un ciclo es perdonar y dejar
atrás todo sentimiento que te ata a esa persona.

4 · Ríndete:
No quiere decir que te rindas ante la vida y vivas en el hoyo, nos
referimos a que te rindas ante esa situación. No trates de entender
por qué las cosas pasaron de cierta manera o pensando cómo sería
si las cosas hubieran sucedido de otro modo.

No busques explicaciones que no existen, ni pierdas tu tiempo


cuestionándote cosas sin respuesta. A veces las cosas suceden de
una manera porque así era lo mejor. No tiene lógica y tal vez no sea
justo, así que sólo te queda aprender de la situación, soltar y seguir
tu camino. Aferrarte a entender las cosas sólo te desgastará. Déjalo
ir y sigue tu camino.
5 ·Acepta:
Hay cosas que no podemos controlar y mucho menos cambiar,
intentarlo sólo crea frustración. Aceptar que las cosas sucedieron
así y no hay vuelta atrás es muy importante para cerrar el ciclo.

Deja de pensar en las diferentes posibilidades, sobre cómo pudieron

6 formas de cerrar ciclos


haber ocurrido las cosas, pasaron así y punto, acéptalo.

6 · Vívelo:
Para cerrar un ciclo por completo, primero debes vivir cada etapa.
Cuando una relación termina o sufrimos alguna pérdida, debemos
pasar por una etapa que se conoce como ‘duelo’.

El duelo involucra varias fases: negación, ira, negociación,


depresión, aceptación; estas fases no tienen un orden específico, ni
un tiempo determinado de duración, cada persona lo vive a su
manera. Date la oportunidad de vivir cada etapa de tu duelo al
máximo, deja que tus emociones fluyan, no las detengas.

Vacíate y acepta que estás en una situación de duelo. Recuerda que


a veces se gana más cuando se pierde. Al terminar tu duelo, verás
que cerrar el ciclo era mucho más sencillo de lo que pensabas.
Cerrando este Ciclo
¿Cuál es el ciclo que quiero cerrar?

¿Por qué es bueno para mi cerrar este ciclo?

¿Qué me había impedido cerrarlo?

¿Qué enseñanza me dejó este proceso?

¿Cómo quiero que sea este nuevo ciclo que


empieza?

Me perdono, te perdono y nos libero.


El hoponopono es un antiguo método de la filosofía
hawaiana enfocado al perdón y la resolución de
problemas. Te contamos su origen y en qué consiste
exactamente.

Ho’oponopono
Su significado es algo así como "higiene mental" o "corregir un
error". Se trata de una práctica originaria de Hawai basada en el
amor y el perdón y cuyo objetivo es la sanación espiritual.

1. La búsqueda de la identidad o estado self-I-Identity: en esta


versión se asume la responsabilidad de todas las acciones, las
propias y las de otros. En este sentido, se tiene la creencia de
que lo que los demás te hacen es reflejo de algo que tiene que
sanar la propia persona. De esta forma, el sujeto que practica
hoponopono nunca es la víctima. Para solucionar cualquier tipo
de mal, se repiten mantras internos a modo de meditación en
cualquier momento del día, como los siguientes:

Lo siento, perdóname, gracias, te amo: se trata del


mantra más conocido del hoponopono.

Cada palabra tiene un significado u objetivo diferente.

Lo siento: se utiliza para asumir la responsabilidad de lo que se


busca sanar.

Perdóname: se pretende que el cuerpo perdone al individuo por no


haber solucionado el malestar antes.

Gracias: se muestra gratitud ante la oportunidad de sanar el


problema.

Te amo: se pone de manifiesto el amor hacia la parte negativa de


la persona, para que así se vaya y se pueda solucionar el
problema.
Hojas de otoño: este mantra se utiliza para expulsar a las cosas o personas hacia
las que el individuo tenía apego y ya no forma parte de su

Gotas de rocío: para encontrar problemas no conscientes y que así se


transformen en algo positivo.

Universo / Divinidad limpia en mí todo lo que contribuye a este problema: para


eliminar cualquier malestar.

Tiro del tapón: se utiliza con el objetivo de liberarse de aquello que a la persona le
cuesta dejar ir y le hace sufrir, ya sea un pensamiento, una situación o, incluso,
una persona del presente o del pasado.

Llave de luz: Sirve como freno de los pensamientos negativos, metafóricamente se


enciende una luz interior y todo lo oscuro que hay dentro de cada persona
desaparece.

Papel de moscas: Repitiendo este mantra y haciendo el gesto de lanzar cosas al


techo, aquello que atormenta a la persona se quedará pegado al papel y fuera de
uno.

Hielo azul: Es muy empleado para aliviar y sobreponerse tanto al dolor físico,
como al emocional.

Ho’oponopono
2. El hoponopono enfocado desde el punto de vista del karma: esta alternativa
se centra en empatizar con el otro y sentir lo que se le ha provocado para después
poder confesar y alcanzar el perdón. Es decir, es algo así como que si uno limpia
su propia conciencia de los errores cometidos, también la limpia la conciencia de
los demás. Esto es así porque en la filosofía del hoponopono se tiene se concibe
que todas las personas o almas que habitan en el mundo están entrelazadas, son
un todo y su única separación es física.

También podría gustarte