Utilitarismo El utilitarismo es una teoría ética que asume las siguientes tres propuestas: lo que resulta intrínsecamente valioso

para los individuos, el mejor estado de cosas es aquel en el que la suma de lo que resulta valioso es lo más alta posible; y lo que debemos hacer es aquello que consigue el mejor estado de cosas conforme a esto. De este modo, la moralidad de cualquier acción o ley viene definida por su utilidad para los seres sintientes en conjunto. Utilidad es una palabra que refiere aquello que es intrínsecamente valioso para cada individuo. En economía, se llama utilidad a la satisfacción de preferencias, en filosofía moral, es sinónimo de felicidad, sea cual sea el modo en el que esta se entienda. Estas consecuencias usualmente incluyen felicidad o satisfacción de las preferencias. El utilitarismo es a veces resumido como "el máximo bienestar para el máximo número". De este modo el utilitarismo recomienda actuar de modos que produzcan la mayor suma de felicidad posible en conjunto en el mundo. Historia del Utilitarismo

James Mill. El utilitarismo fue propuesto originalmente durante los siglos XVIII y XIX en Inglaterra por Jeremy Bentham y su seguidor James Mill, aunque también se puede remontar a filósofos de la Grecia Antigua como Parménides. Tanto la filosofía de Epicuro como la de Bentham pueden ser consideradas como dos tipos de consecuencialismo hedonista, pues juzgan la corrección de las acciones según su resultado (consecuencialista) en términos de cantidad de placer o felicidad obtenida (hedonismo). Hay un debate sobre quién usó, por primera vez, el término "utilitarismo", si Bentham o Mill: James Mill (Autobiography, ed. J. S. Cross (1924), p. 56) dice que él fue el primero en utilizar el término "utilitarianismo" en relación con la "sociedad" que había propuesto fundar: "Utilitarian Society". Pero en una obra de Bentham, de 1780 (solo editada póstumamente), se descubrió que este autor lo usó primero que Mill, cuando quiso crear la "Secta del Utilitarismo" por esos años. "Como movimiento, dedicado a la reforma -escribió Bertrand Russell-, el utilitarismo ha

Otro de los argumentos en contra del utilitarismo. Otra forma en la que puede decir es "el mayor bien. pues hay más posibilidades de crear daños que de crear bienestar. pero no solo en práctica sino como principio. Si la felicidad fuera inconmensurable. Los defensores del utilitarismo responden a esto afirmando que ante este problema se encuentra cualquiera que tenga que escoger entre dos estados alternativos que imponen serias cargas a las personas implicadas. Los defensores de esta interpretación del utilitarismo argumentan que ésta propone una fórmula ética más eficaz. que afirma que el mejor acto es aquel que forme parte de una norma que sea la que nos proporciona más utilidad. según James Rachels en su Introducción a la filosofía moral. Muchos de los primeros utilitaristas creían que la felicidad podía ser medida cuantitativamente y ser comparada a través de cálculos. uno de los cuales es el de la dificultad de comparar la utilidad entre diferentes personas. Una forma alternativa es el utilitarismo de las normas. Utilitarismo preferencial En un tipo particular de utilitarismo que define a la utilidad en términos de satisfacción de las preferencias. reglas e instituciones. El utilitarismo negativista cree necesario prevenir la mayor cantidad de dolor o daño para el mayor número de personas. es la acusación de que esta forma de actuar es demasiado exigente y elimina la distinción entre deberes y acciones supererogatorias. y que este cálculo es imposible. premios y castigos. Muchos utilitaristas argumentarían que el utilitarismo no sólo comprende los actos.logrado. Utilitarismo del acto contra el utilitarismo de las normas Se han propuesto otras formas de utilitarismo. para el mayor numero de personas". que incluiría conceptos como la "reputación" antes que el puro Críticos del utilitarismo Los críticos argumentan que esta visión se enfrenta a muchos problemas. la muerte de cientos de personas no sería peor que la muerte de una. más que todas las filosofías idealistas juntas. que afirma que el mejor acto es el que aporta la máxima utilidad. La forma tradicional de utilitarismo es la del utilitarismo del acto. sino que también los deseos y disposiciones. ciertamente. y lo ha hecho sin grandes alharacas". aunque ninguno consiguió hacer un cálculo semejante en la práctica. Es lo contrario del utilitarismo positivo. Se ha argumentado que la felicidad de personas diferentes es inconmensurable. Los utilitaristas de la preferencia afirman que lo correcto a hacer es aquello que produzca las mejores consecuencias. Defienden la producción del mínimo malestar para el máximo número de personas. pero definiendo a las mejores consecuencias en términos de satisfacción de las preferencias. y los daños mayores conllevan suicidio los más grandes bienes. . Tipos de utilitarismo Utilitarismo negativista Muchas teorías utilitaristas defienden la producción del máximo bienestar para el máximo número de personas.

Para sustentar esto los antiutilitaristas parten de lo que reconoce el propio filósofo utilitarista John Stuart Mill: "el utilitarista obliga a ser tan estrictamente imparcial como un espectador desinteresado y benévolo". deben forzosa y obligatoriamente deshacerse de sus bienes para contribuir al bienestar de los demás. John Stuart Mill consideró que Immanuel Kant (1724-1804) era un utilitarista de las normas. los filósofos adversos a Bentham y Mill plantearon a través de ejemplos imaginarios. el utilitarismo defendería salvar a los otros dos. John Rawls (1921-2002) rechaza el utilitarismo. De hecho. Kant afirma que el vivir egoístamente no puede ser universalizado pues todos necesitamos el afecto en algún u otro momento. El utilitarista congruente debería por decisión propia o por conciencia donar parte de sus riquezas si estas producen más felicidad que al conservarlas para sí. si la esclavitud o la tortura es beneficiosa para el conjunto de la población podría ser justificada teóricamente por el utilitarismo. la mayoría de gente escogería el salvar a su propio hijo. tanto el normativo como el de los actos. El filósofo utilitarista australiano J. los utilitaristas responden a tales críticas con el argumento que los ejemplos propuestos son totalmente imaginarios y sólo en la mente de algunos filósofos sucederían tales cosas. si estuviéramos forzados a escoger entre salvar a nuestro propio hijo o salvar a dos hijos de gente a la que no conocemos. aún si por esta causa su estatus social queda a la altura de los más pobres. Tomando en cuenta como palabra clave "obliga". la sociedad. Los utilitaristas argumentan que Rawls no tiene en cuenta el impacto indirecto de la aceptación de políticas inhumanas. Smart nos aclara que debemos de tener mucho cuidado con el sentido común. El utilitarismo ha sido también criticado por llegar a tales conclusiones contrarias a la moral del "sentido común". Según Mill los imperativos categóricos de Kant solo tienen sentido en casos de violencia si consideramos las consecuencias de la acción. Los utilitaristas responden a este argumento diciendo que el "sentido común" ha sido utilizado para justificar muchas posiciones en temas controvertidos y esta noción de sentido común varía según el individuo. pues hace que los derechos dependan de las buenas consecuencias de su reconocimiento. J. Puede . Por otro lado. haciendo que no pueda ser una base para una moralidad común. C. o sea que a veces la interpretación que hacemos de una situación determinada puede estar inspirada por las costumbres y preceptos aprendidos de nuestros padres. Rawls defiende que la ética política debe partir de la posición original. Según Mill este argumento se basa en las consecuencias. dos maneras de distinguir las acciones caritativas de las personas: aquellas que adoptan una posición utilitaria. porque en ocasiones éste está influenciado por nuestros sentimientos. y que es posible para un utilitarista de las normas llegar a conclusiones que sean compatibles con los críticos. Por ejemplo. En cambio. siendo que la utilidad se encarga de decir por qué son o no son convenientes en la vida real. ésta sea la más grande aportación del utilitarismo. y esto es incompatible con el liberalismo. Tal vez. Por ejemplo. Es importante destacar que la mayoría de críticas van dirigidas al utilitarismo de los actos. etc. su puesta en duda del sentido común como fuente de la moral. pues dos personas tienen un potencial mayor de felicidad futura que una.

pueden convertirse en un principio inconmovible de la moralidad: lo bueno y el deber moral han de definirse en relación a lo que produce mayor placer individual o del mayor número de personas. Decir que un comportamiento es bueno. considera que las dos motivaciones básicas. como cualquier organismo vivo. Bentham. Cree que podemos hacer consideraciones utilitaristas al formular juicios universales. según Bentham. John Stuart Mill. que dirigen o determinan la conducta humana. R. La felicidad misma no sería sino existencia de placer y ausencia de dolor. de lo que se trata es de convertir la moral en ciencia positiva. según el cual juzgar la moralidad de nuestros actos. Ricardo. Es posible encontrar algunos esbozos de la doctrina utilitarista en A.observarse que algunas formas de utilitarismo son potencialmente compatibles con el kantianismo y otras filosofías morales. James Mill y J. Smith. Bentham. Bentham complementa este postulado básico con la aceptación de los siguientes supuestos o principios. No basa su teoría en el principio de la utilidad. que constituyen su sistema: 1) que el objeto propio del deseo es el placer y la ausencia de dolor (colocando así el egoísmo o . Malthus y D. EL UTILITARISMO EN EL XIX. M. significa que produce más placer que dolor. tiende a buscar el placer y a evitar el dolor. como hiciera el epicureísmo. capaz de permitir la transformación social hacia la felicidad colectiva. Para estos autores. estoicismo y Espinosa. A esta filosofía él la llama prescriptivismo universal. por ello. en consecuencia. el principio de utilidad en el principio fundamental. si bien se trata de una doctrina moral y social que halla sus principales teóricos en J. J. UTILITARISMO DicPC I. R. convirtiéndose. Al margen de esto. Sólo dichas tendencias constituyen algo real y. Stuart Mill. El ser humano. son el placer y el dolor. Hare es otro ejemplo de utilitarista que ha adaptado su filosofía al kantianismo. los conceptos morales no son sino entidades ficticias. Por utilitarismo se entiende una concepción de la moral según la cual lo bueno no es sino lo útil.

el . etc. leemos todo el espíritu de la ética utilitarista: "Haz como querrías que hicieran contigo y ama a tu prójimo como a ti mismo"». En efecto. pureza –medida en que no contienen dolor. con el fin de que los demás también se ocupen de uno: los deberes para con los demás. aunque insatisfecha en otros terrenos. Sin embargo. no interesado como una actitud moral que. la atención hacia otras personas (denominada en los sistemas morales tradicionales bajo los términos de altruismo. Así. capacidad de generar otros placeres. En este punto. es fácil ver que los asuntos morales podrían dirimirse fácilmente recurriendo a un simple cálculo utilitarista de las opciones o alternativas de acción puestas en juego. Respecto al primero arguye que la felicidad propia no es alcanzable totalmente sin. es decir. Finalmente. Mill no cree en una indiferenciación cualitativa de los placeres. Hechas estas asunciones. sino un bien en la medida en que contribuya a la felicidad de los demás). la tendencia natural de todo individuo hacia la felicidad presupone el esfuerzo por aumentar el placer y disminuir el dolor. para así eliminar el dolor de su soledad. por su parte. en El Utilitarismo. en consecuencia. en general. si el origen o la modalidad de la sensación placentera (como la del dolor) son variables irrelevantes. sino que (siendo las consecuencias las mismas –en términos de satisfacción) la elección de uno u otro sería moralmente indiferente. reconoce que si esta diferenciación cualitativa debe observarse en una misma persona. según la cual. etc. en cuanto contribuyan a la satisfacción del interés propio. Además. y 3) los placeres de las distintas personas son conmensurables entre sí.) tiene cabida en el sistema de Bentham. cantidad de personas a las que afecta. su única diferenciación es cuantitativa (según intensidad.interés propio como el fundamento del comportamiento moral). 2) que todos los placeres son cualitativamente idénticos y. este afirma una indiferenciación cualitativa Inter individuos. En otros términos. la renuncia o el comportamiento. los medios elegidos para ello son irrelevantes prima facie. puede coincidir con la propia teoría utilitarista (matizando que dicho sacrificio no constituye un bien en sí mismo. es preferible (moral y utilitariamente hablando) una persona que ha conquistado los placeres intelectivos. en ciertas circunstancias. Ciertamente. al contrario. pero en la medida en que satisfagan los postulados anteriormente mencionados. no coincide con Bentham en la necesidad de admitir los tres principios anteriormente citados. Respecto a lo segundo. en esa misma medida debe ocuparse de los demás.). Finalmente. duración. son deberes en la medida en que los demás nos puedan resultar útiles. Stuart Mill. procurar también la felicidad de los demás. habla de la necesidad de distinguir placeres superiores de otros inferiores. a una satisfecha en los placeres sensoriales. si el segundo principio suponía una indiferenciación cualitativa de los placeres para un mismo individuo. el bien global de una persona cualquiera queda determinado unívocamente por el sumatorio de las magnitudes de las distintas modalidades de sensación. pero vacía de los contemplativos. se nos dice: «En la norma áurea de Jesús de Nazaret. amor. ya no podemos hablar coherentemente de la comparabilidad de los placeres entre diferentes personas. si lo dicho se asume consecuentemente y la tendencia natural de todo ser humano es hacia la maximización de su placer y minimización del dolor. y es que. La cláusula prima facie indica no que cualquier medio sea bueno. asume la máxima general utilitarista. Esto tiene también un corolario. Mill admite el sacrificio. En la medida en que una persona necesita ser amada. de una u otra forma. bondad. J.

En vistas a solucionar estas dificultades. algo que favorece el interés individual. que (racionalmente) nadie estaría interesado en comportamientos que perjudiquen el /bien común y. «egoísmo ilustrado». b) Aunque hay ciertos intereses que toda persona podría satisfacer independientemente de la cooperación de los demás. Esta idea.utilitarismo de Mill tiene rasgos de Aristotelismo. ha permitido que se distingan entre dos actitudes utilitaristas subyacentes a cada sistema: un utilitarismo psicológico (Bentham) que pretende el análisis desapasionado —y no desprovisto de cierta ironía— de las motivaciones del comportamiento individual y colectivo. a Fortiori. b) ¿respecto a qué intereses?. según el cual los principios y valores morales coinciden. o de la situación en que . que toda persona (racional) estaría interesada en promover conductas que favoreciesen el bien común. Algunos autores significativos dentro de esta original forma de análisis ético. cabe legítimamente hacerse algunas de las siguientes preguntas: a) ¿útil para quién?. no obstante. En efecto. igualdad. también deber y utilidad. De donde se sigue. son J. Parfit (quienes han analizado la moralidad como resultado de la conducta racional. podemos enumerarlos como sigue: a) Dada la naturaleza comunitaria de la existencia de cada /persona. d) ¿cómo justificar. y la circunstancia en la que se lleva a cabo la valoración o cálculo de utilidades. tiene sus dificultades. ambas definidas según el aparato formal de la teoría de la decisión y juegos). c) ¿no puede esta concepción confundir intereses personales o colectivos con postulados morales?. Rawls (quien elabora una teoría de la /justicia. en última instancia. basándose en tales modelos de investigación). en última instancia. Harsanyi (para quien los juicios correctos acerca de la justicia derivan de una situación de imparcialidad e igualdad de oportunidades. por ejemplo. D. compasión. Estas diferencias entre los sistemas de Bentham y Mill. Esta nueva forma de utilitarismo. etc. el utilitarismo tradicional ha adoptado en la actualidad la forma de un utilitarismo racionalista. en contextos de interacción estratégica). los intereses de la persona respecto de los cuales se dice ser útil aquello. epicureísmo (que no hedonismo craso) y estoicismo innegables.) son lo que más conviene (utilitaristamente hablando) al ser humano. la utilidad es una relación triádica entre aquello de lo que se dice la utilidad. a partir de cálculos utilitarios sobre opciones particulares?. etc. Esquemáticamente. todo lo que favorece los intereses comunitarios es. al cambiar las ideas y los sentimientos de una sociedad en la distancia y en el tiempo?. con los criterios racionales de un. II. ha adoptado los métodos de análisis propios de las teorías matemáticas de la decisión y de la teoría de juegos. El utilitarismo es aquella concepción según la cual bondad y utilidad coinciden y. e) ¿no nos lleva el utilitarismo a un relativismo ético absoluto. UTILITARISMO RACIONALISTA. los argumentos del utilitarismo racionalista respecto a las dificultades señaladas. J. etc. así denominado. viceversa. y un utilitarismo idealista (Mill) cuya pretensión es destacar que ciertos valores éticos tradicionales (libertad. lo que es moralmente correcto hacer. en consecuencia. C. Gauthier y D. Siendo esto así.

amigos o. implica y fomenta asimismo el análisis y la reflexión sobre nuestra conducta moral. de nuestros hijos.otras personas se hallen. tolerante y dialógica. y en virtud de cuya realización deviniesen los máximos bienes esperables y la "felicidad. nuestro bienestar y felicidad depende (en muchos casos) del bienestar o felicidad de otras personas. esto último suele suceder precisamente con aquellos intereses personales más importantes o significativos. al precepto moral que no se halla legitimado o justificado teóricamente (en función de sus consecuencias). sino de una racionalidad abierta. vinculadas a reivindicaciones de corte socialista. podemos considerar el utilitarismo (independientemente de las singularidades de su sistematización teórica y de su suficiencia o no suficiencia) como una sensibilización filosófica hacia la realidad social. sin reconocer otra instancia superior a la razón como legitimadora de lo moralmente correcto. la tolerancia). Espinosa. al dogmatismo. En otros términos. se halla opuesto a toda moralidad que obstaculiza al hombre el gozo terreno y su felicidad. y no podemos ser felices a menos que estas lo sean (por ejemplo. en definitiva. no con todos los intereses sucede así. no se excluye el postulado de existencia de una naturaleza humana común a todos los hombres (como hiciesen Aristóteles. la miseria o indigencia de las clases obreras (D. el /diálogo y el /consenso (es decir. las tesis utilitaristas del siglo XIX (Bentham y Mill) pretendían ser. hay que decir que. y como una defensa del /individuo frente a su disolución /ética. En este sentido. se trata de una moral que sitúa en primer lugar la /autonomía del sujeto. al /deber por el deber (ética kantiana). el estoicismo. c) Finalmente.). Por un lado. en situaciones de interacción. en general. A MODO DE CONCLUSIÓN. un instrumento de reforma social y política. Ricardo) y el problema del crecimiento indiscriminado de la población en un medio adverso (Malthus). en su modalidad racionalista. Así. dentro de un marco de racionalidad: no de una racionalidad concreta y dogmática. respecto del presunto relativismo en que podría incurrir la ética utilitarista. económica y política. III. pese a la influencia en la elaboración de la teoría de la racionalidad colectiva del análisis de decisiones. de todos aquellos a quienes amamos). en una realidad caracterizada por la explotación. antes que un sistema teórico abstracto. Por otro lado. el utilitarismo (en cuanto moral consecuencialista o teleológica) se opone a la moral superflua. etc. Es más. . El utilitarismo.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful