Está en la página 1de 14

Propiedades de los materiales

Las Propiedades de los materiales son el conjunto de características que hacen que
el material se comporte de una manera determinada ante estímulos externos como
la luz, el calor, las fuerzas, el ambiente.

Propiedades físicas
Una propiedad física es aquella que se basa principalmente en la estructura del
objeto, sustancia o materia, que es visible y medible. Las propiedades físicas de la
materia son las características visibles y propias de una sustancia que pueden ser
medidas y no producen nuevas sustancias químicas.

Propiedades eléctricas
Las propiedades eléctricas de un material describen su comportamiento eléctrico
que en muchas ocasiones es más crítico que su comportamiento mecánico y
describen también su comportamiento dieléctrico, que es propio de los materiales
que impiden el flujo de corriente eléctrica y no solo aquellos que proporcionan
aislamiento.
Conductividad eléctrica
La conductividad eléctrica es la capacidad de la materia para permitir el flujo de la
corriente eléctrica a través de sus partículas. Dicha capacidad depende
directamente de la estructura atómica y molecular del material, así como de otros
factores físicos como la temperatura a la que se encuentre o el estado en el que
esté (líquido, sólido, gaseoso).

No conductividad eléctrica
La no conductividad es todo lo contrario, es resistencia.
Semiconductor
Un semiconductor es un material aislante que, cuando se le añaden ciertas
sustancias o en un determinado contexto, se vuelve conductor. Esto quiere decir
que, de acuerdo a determinados factores, el semiconductor actúa a modo de
aislante o como conductor.
Los semiconductores son elementos que tienen una conductividad eléctrica inferior
a la de un conductor metálico pero superior a la de un buen aislante.
Superconductividad
Superconductor es un adjetivo que se aplica a aquellos materiales que, al ser
enfriados, dejan de ejercer resistencia al paso de la corriente eléctrica. De este
modo, a una cierta temperatura, el material se convierte en un conductor eléctrico
de tipo perfecto.
Efecto fotovoltaico
Se conoce como efecto fotovoltaico al resultado de la producción de una corriente
eléctrica producida por el contacto de dos piezas que no están formadas por el
mismo material y que a su vez se encuentran expuestas a una radiación
electromagnética como por ejemplo puede ser la luz.
La energía solar fotovoltaica es la encargada de utilizar este efecto. Los paneles
solares, gracias a sus células fotovoltaicas, se benefician de este suceso para
producir energía.
Ferro-electricidad
Es una propiedad empírica de materiales dieléctricos no entrosimétricos, que
poseen por lo menos dos estados orientacionales enantiomorfos
termodinámicamente estables, que pueden ser intercambiados de uno al otro por
influencia de un campo eléctrico externo y cuya única diferencia es la dirección del
vector de polarización.
El efecto físico observable es que el material presenta una polarización después que
se retira el campo eléctrico. Se puede explicar en función de una alimentación
residual de dipolos permanentes. Un ejemplo es el titanato de bario.
Piezoelectricidad
Es un fenómeno presentado por determinados cristales que al ser sometidos a
tensiones mecánicas adquieren una polarización eléctrica en su masa, apareciendo
una diferencia de potencial y cargas eléctricas en su superficie. Este fenómeno
también se presenta a la inversa, esto es, se deforman bajo la acción de fuerzas
internas al ser sometidos a un campo eléctrico. El efecto piezoeléctrico es
normalmente reversible: al dejar de someter los cristales a un voltaje exterior o
campo eléctrico, recuperan su forma.

Propiedades mecánicas
Son las propiedades más importantes de un material, ya que nos determinan su
comportamiento frente a los esfuerzos que se le producen.
Las propiedades mecánicas son las que describen el comportamiento de un material
ante las fuerzas aplicadas sobre él, por eso son especialmente importantes al elegir
el material del que debe estar construido un determinado objeto.
Tracción
La tracción es el esfuerzo al que se somete un objeto cuando hay dos fuerzas que
resultan opuestas y tienden, a partir de su aplicación, a alargarlo o estirarlo.
Decimos que un elemento está sometido a un esfuerzo de tracción cuando sobre él
actúan fuerzas que tienden a estirarlo. Los tensores son elementos
Compresión
La compresión puede ser un proceso físico o mecánico que consiste en someter a
un cuerpo a la acción de dos fuerzas opuestas para que disminuya su volumen. Se
conoce como esfuerzo de compresión al resultado de estas tensiones.
La compresión ocurre cuando dos fuerzas actúan en la misma dirección y sentido
contrario haciendo que el elemento se acorte y se deforme. Cada pieza falla bajo
diferentes magnitudes de carga. La cantidad de carga bajo la cual falla un elemento
en compresión depende del tipo de material, la forma del elemento y la longitud de
la pieza.

Torsión
Torsión es un término que alude al acto y el resultado de torcer. El concepto suele
referirse específicamente a aquello que se tuerce en sentido helicoidal (como
hélice).
En el ámbito de la ingeniería, la torsión mecánica consiste en la aplicación de un
momento de fuerza sobre el eje longitudinal de una pieza prismática.
Un cuerpo sufre esfuerzos de torsión cuando existen fuerzas que tienden a
retorcerlo. Es un esfuerzo producido por retorcer o girar un material sobre sí mismo,
ejerciéndose en sus dos pares de giro en sentido contrario.
Elasticidad
Propiedad en virtud de la cual un cuerpo se deforma de manera proporcional a la
carga aplicada y recupera su forma original una vez ha cesado la acción de la carga.
Un cuerpo se denomina perfectamente elástico si no experimenta deformaciones
permanentes, es decir, siempre recupera su figura inicial.
En física, el término elasticidad designa la propiedad física y mecánica de ciertos
materiales de sufrir deformaciones reversibles cuando se encuentran sujetos a la
acción de fuerzas exteriores y de recuperar la forma original si estas fuerzas
exteriores se eliminan.
Plasticidad
La plasticidad es un comportamiento mecánico característico de ciertos materiales
anelásticos consistente en la capacidad de deformarse permanente e
irreversiblemente cuando se encuentra sometido a tensiones por encima de su
rango elástico, es decir, por encima de su límite elástico.
La plasticidad es la propiedad mecánica de un material inelástico, natural, artificial,
biológico o de otro tipo, de deformarse permanente e irreversiblemente cuando se
encuentra sometido a tensiones por encima de su rango elástico, es decir, por
encima de su límite elástico. En los metales, la plasticidad se explica
en términos de desplazamientos irreversibles de dislocaciones.

Dureza
La Dureza es una propiedad física de los materiales que consiste básicamente en
la firme unión de las moléculas que la conforman, impidiendo así que cualquier otro
objeto o sustancia lo parta, lo penetre, o lo comprometa.
Dureza se refiere a aquello que es duro, resistente y que carece de flexibilidad.
La dureza es el obstáculo o impedimento que presentan algunos materiales cuando
se desea alterar su condición física debido a la cohesión de sus átomos. Es decir,
es difícil de rayar, penetrar, desgastar, romper, deformar o abrasar.
La dureza se utiliza en como una magnitud en diversas áreas industriales en las que
se requiere medir la capacidad de aguante o resistencia de peso que tienen diversos
materiales para que se les dé un uso óptimo.

Fragilidad
La fragilidad es la capacidad de ciertos materiales de fracturarse o romperse en
trozos más pequeños, sufriendo poca o nula deformación. Es lo contrario a la
tenacidad y es una propiedad de las sustancias cuya respuesta ante el esfuerzo o
la tensión conduzca a la aparición de grietas en su interior.
Fragilidad mecánica es la facultad que tiene un material para fracturarse. Esta
capacidad tiene que ver con las cualidades del material para deformarse. Mientras
más baja sea su cualidad de deformación, mayor será su fragilidad.
La velocidad con la que un material genera y propaga grietas también es un
indicativo de fragilidad. A mayor velocidad, mayor fragilidad. Es el caso de los vidrios
comunes y la cerámica.
Tenacidad
Como propiedad mecánica de los materiales, la tenacidad es la energía que absorbe
un material, con las consecuentes deformaciones que el mismo adquiere, antes de
romperse. Por eso el concepto está asociado a la resistencia y supone una medida
de la cohesión de las cosas.
Se entiende por tenacidad la propiedad física que poseen los materiales para
absorber energía mecánica durante su deformación antes de que logre o no
romperse o quebrarse. El material que resiste a esta energía se le denomina como
tenaz.
La tenacidad es una medida con la cual se calcula la energía que absorbe un
material antes de romperse.
Ahora bien, la tenacidad de los materiales se debe al grado de cohesión de sus
moléculas, por ello, esta propiedad es variable dependiendo del material al que se
le aplique la energía.
Resiliencia
La resiliencia es la capacidad de un material de absorber energía elástica cuando
es deformado y de cederla cuando se deja de aplicar la carga.
En Resistencia de Materiales, se llama resiliencia de un material a la energía de
deformación (por unidad de volumen) que puede ser recuperada de un cuerpo
deformado cuando cesa el esfuerzo que causa la deformación.
Si vamos sometiendo a un material cada vez a mas fuerza, y el material no se rompe
ni deforma permanentemente, su resiliencia irá aumentando. Si dejamos de
aplicarle la fuerza la energía absorbida la liberará para volver a su estado o forma
inicial. Su máxima resiliencia será cuando llega a romperse o deformarse
permanentemente. Se podría decir que es la capacidad de memoria que tiene un
material para volver a su forma inicial.
Maleabilidad
La maleabilidad es la propiedad que presentan algunos materiales de poder ser
descompuestos en: láminas sin que el material en cuestión se rompa, o en su
defecto, extendidos, sin que tampoco se dañen. O sea, a los materiales maleables
se les puede dar la forma que se desea sin que se quiebren o rompan y por ello es
que son elegidos muchas veces en contra de aquellos que no presentan esta
característica. Con tan solo una presión sobre el material puede lograrse su
modificación y constatarse su maleabilidad.
En referencia a los materiales sólido, el término de maleabilidad es una propiedad
del material que permite su descomposición o deformación y extenderse en finas
láminas, sin que el material se rompa, como es el caso del aluminio que se puede
convertir en papel de aluminio y, puede ser utilizado para diferentes fines, el oro, el
cobre, el estaño, entre otros.
Los materiales maleables suelen ser utilizados con fines tecnológicos,
específicamente en las soldaduras. Asimismo, otra característica producto de la
maleabilidad es la escasa susceptibilidad a la corrosión y al óxido.

Extrubilidad
Es la propiedad de forzar a un material por medio de presión, a pasar a través de
una boquilla o matriz en condiciones reguladas.
La extrusión es un proceso utilizado para crear objetos con sección transversal
definida y fija. El material se empuja o se extrae a través de un troquel de una
sección transversal deseada.
Las dos ventajas principales de este proceso por encima de procesos
manufacturados son la habilidad para crear secciones transversales muy complejas
con materiales que son quebradizos, porque el material solamente encuentra
fuerzas de compresión y de cizallamiento. Además las piezas finales se forman con
una terminación superficial excelente.
Ductilidad
Se conoce como ductilidad a la propiedad de aquellos materiales que, bajo la acción
de una fuerza, pueden deformarse sin llegar a romperse.
Esto quiere decir que los materiales dúctiles pueden experimentar importantes
deformaciones antes de romperse, mientras que los frágiles se rompen casi sin
deformación.
Como ductilidad se designa la característica de algo dúctil. Una cosa dúctil, como
tal, es aquella que tiene la propiedad de soportar ciertos grados de deformación sin
romperse. La palabra ductilidad, en este sentido, deriva de dúctil, que a su vez
proviene del latín ductĭlis.

Resistencia al desgaste
Es la propiedad mecánica de ciertos materiales de no desgastarse fácilmente.
La resistencia al desgaste depende de la microestructura y dureza de la parte
sometida al desgaste.
Resistencia al corte
La cortadura (cizalladura o tensión cortante) es el esfuerzo que soporta una pieza
cuando sobre ella actúan fuerzas contenidas en la propia superficie de actuación.
Un cuerpo está sometido a un esfuerzo de cizalladura (también llamado de
cizallamiento, de corte o esfuerzo cortante) cuando se le aplican dos fuerzas de
sentido opuesto que tienen tendencia a cortarlo.
Resistencia a la fatiga
Puede definirse como un proceso de cambio estructural permanente, progresivo y
localizado que se produce en algún punto del material sujeto a condiciones que
producen tensiones y deformaciones fluctuantes y que puede terminar en la
aparición de grietas y la fractura completa después de un número suficiente de
fluctuaciones.
Resistencia al impacto
La propiedad mecánica de los materiales de resistir a los golpes y energía sin
romperse.

Propiedades térmicas
Son las que determinan el comportamiento de los materiales frente al aumento de
temperatura, es decir, el comportamiento de éstos frente al calor.
En efecto, cuando un sólido recibe energía en forma de calor, el material absorbe
calor, lo transmite y se expande.
Conductividad térmica
La conductividad térmica es una propiedad de ciertos materiales capaces de
transmitir el calor, es decir, permitir el paso de la energía cinética de sus moléculas
a otras sustancias adyacentes. Se trata de una magnitud intensiva, inversa a la
resistividad térmica (que es la resistencia de ciertos materiales a la transmisión del
calor por sus moléculas).
La explicación de este fenómeno radica en que al calentarse un material, sus
moléculas aumentan su energía cinética, es decir, incrementan su agitación. Las
moléculas, entonces, son capaces de compartir ese extra de energía sin ocasionar
movimientos globales de la materia.
Fusibilidad

Es la facilidad con que un material puede derretirse o fundirse. Es la propiedad que


permite obtener piezas fundidas o coladas. Materiales como la soldadura requieren
un bajo punto de fusión de forma que cuando el calor es aplicado a la misma, ella
se derrita antes que los otros materiales siendo soldados. Por otra parte, existen
otros materiales que son utilizados en instrumentos que se les aprovecha su baja
fusibilidad. Los materiales que sólo se derriten a temperaturas muy altas se les
llaman materiales refractarios.
Es la facilidad con que un material puede derretirse o fundirse. Es la propiedad que
permite obtener piezas fundidas o coladas.
Soldabilidad
Capacidad de un material para soldarse, consigo mismo o con otro material. Los
materiales que tienen buena fusibilidad suelen tener, como es lógico, buena
soldabilidad.
Las soldabilidad es la mayor o menor facilidad con la que un material permite que
se obtengan soldaduras homogéneas y de gran calidad, que respondan a las
necesidad para las que fueron diseñadas en un proceso de manufactura metálica o
de infraestructura.
Dilatación
Es el aumento de tamaño que sufre un material cuando se eleva la temperatura del
mismo.
Con los aumentos de temperaturas el material sufre un aumento de volumen, el
material pueda expandir o alargarse libremente.
La dilatación térmica es el proceso por el cual los cuerpos aumentan su volumen
debido a su temperatura. Afecta a todos los estados de agregación de la materia.
Cuando un cuerpo aumenta su temperatura, las partículas se mueven más deprisa,
por lo que necesitan más espacio para desplazarse. Es por ello que el cuerpo
necesita aumentar su volumen.
Resistencia al choque térmico
El astillamiento o rotura debido al choque térmico es un fenómeno que aparece
asociado con cambios bruscos de temperatura, especialmente en materiales
frágiles como vidrios y cerámicas.
Un cambio brusco de temperatura, por ejemplo, un enfriamiento, provoca que las
partes exteriores del material reduzcan su temperatura más rápidamente que el
interior. Como consecuencia de la contracción térmica, la superficie tiende a
contraerse más de lo que lo hace el núcleo, que restringe la libre contracción
superficial.
El concepto de colapso térmico o choque térmico se refiere a la rotura de algún
material al sufrir un cambio drástico de temperatura. Sucede cuando un material
sólido se quiebra al someterse a un aumento o descenso de la temperatura.
Propiedades ópticas
Se relacionan con la interrelación entre un material y las radiaciones
electromagnéticas en forma de ondas o partículas de energía, conocidas como
fotones. Estas radiaciones pueden tener características que entren en nuestro
espectro de luz visible, o ser invisibles para el ojo humano. Las componentes
reflejadas son las que determinan el color que percibimos.
Opacidad
La opacidad es el nombre que recibe la característica de opaco. Está vinculado a la
propiedad de los materiales que bloquean gran parte de la luminosidad.
La opacidad, por lo tanto, depende del grado de luz que atraviesa un material.
Cuando la luz es bloqueada en gran parte, se dice que el material es opaco. Si el
caudal de luz que pasa es bastante amplio, el material será calificado como
traslúcido. Y si la luz atraviesa el material en su totalidad, estamos ante un material
transparente.
Transparencia
Es la cualidad de transparente de un objeto (que puede verse a través de él, que es
evidente o que se deja adivinar). Puede decirse que un cuerpo presenta
transparencia cuando deja pasar la luz.
La transparencia, por lo tanto, es una propiedad óptica de la materia con diversos
grados. Suele considerarse que un material es transparente cuando cumple con la
propiedad a la luz visible, ya que con diversas aplicaciones técnicas (como la luz
ultravioleta, la radiación infrarroja o los rayos X) la mayoría de los materiales exhibe
transparencia.

Translucidez
Es una propiedad por medio de la cual se proyecta una sombra parcial conocida
como penumbra (casi sombra) y se da porque la fuente de luz es bloqueada
parcialmente por el objeto.
Es una propiedad por medio de la cual se proyecta una sombra parcial conocida
como penumbra y se da porque la fuente de luz es bloqueada parcialmente por el
objeto.
Se pueden observar las siluetas del otro lado del material, pero no en detalle las
formas.
La superficie de estos materiales no es lisa.

Reflexión
La luz es una manifestación de energía. Gracias a ella las imágenes pueden ser
reflejadas en un espejo, en la superficie del agua o un suelo muy brillante. Esto se
debe a un fenómeno llamado reflexión de la luz. La reflexión ocurre cuando los rayos
de luz que inciden en una superficie chocan en ella, se desvían y regresan al medio
que salieron formando un ángulo igual al de la luz incidente, muy distinta a la
refracción.
Es el cambio de dirección, en el mismo medio, que experimenta un rayo luminoso
al incidir oblicuamente sobre una superficie.
Si la luz es reflejada por una superficie, un porcentaje de dicha luz se pierde debido
al fenómeno de absorción. La relación entre la luz reflejada y la luz incidente se
denomina reflectancia de la superficie. Cualquier superficie que no sea
completamente negra puede reflejar luz.
Refracción
La refracción es el cambio de dirección y velocidad que experimenta una onda al
pasar de un medio a otro con distinto índice refractivo. Solo se produce si la onda
incide oblicuamente sobre la superficie de separación de los dos medios y si estos
tienen índices de refracción distintos. La refracción se origina en el cambio de
velocidad de propagación de la onda señalada.
La refracción de la luz ocurre cuando esta pasa de un medio transparente con un
determinado índice de refracción a otro, también transparente, con uno distinto.
Observa, en la imagen de la izquierda, que cuando la velocidad de propagación en
el nuevo medio es menor, y por tanto es mayor el índice de refracción, el rayo se
acerca a la normal.
Luminiscencia
La luminiscencia es la propiedad que presentan algunos materiales y seres vivos de
emitir luz cuando son sometidos a determinada temperatura. Esta luz es visible
solamente en la oscuridad. Poseen esta capacidad las luciérnagas o los peces de
los abismos marinos; también el pescado putrefacto, algunas clases de madera y
ciertos minerales y sulfuros metálicos.

La luminiscencia comprende las emisiones de luz visible producidas tanto por la


acción de ciertos rayos como por la existencia de reacciones físicas o químicas. Se
excluye la radiación originada exclusivamente como consecuencia del calor.
Dependiendo de la energía que la origina, es posible hablar de varias clases de
luminiscencia:fotoluminiscencia,fluorescencia,fosforescencia, termoluminiscencia,
quimiolumíniscencia, triboluminiscencia, electroluminiscencia y radioluminiscencia.
Propiedades magnéticas
El magnetismo es un fenómeno físico por el cual, los materiales, en mayor o menor
medida, ejercen fuerzas de atracción o repulsión sobre otros materiales. Algunos
materiales conocidos presentan propiedades magnéticas detectables fácilmente
como el níquel, hierro, cobalto y sus aleaciones que comúnmente se llaman imanes.
Sin embargo, todos los materiales son influenciados, de mayor o menor forma, por
la presencia de un campo magnético.
Así pues, un campo magnético no es más que la región del espacio donde se
manifiestan los fenómenos magnéticos. Estos actúan según unas imaginarias líneas
de fuerza, que son el camino que sigue la fuerza magnética y que son conocidas
también como líneas de flujo magnético. La intensidad o dirección del campo en un
determinado punto viene dado por H, que es una magnitud vectorial. Más adelante
abordaremos algunas magnitudes magnéticas y las unidades en las que se miden,
pero ahora continuemos sólo con los conceptos, que ya habrá tiempo de
complicarnos la existencia.
Diamagnetismo
El diamagnetismo es una propiedad de los materiales que consiste en ser repelidos
por los imanes. Es lo opuesto a los materiales ferromagnéticos los cuales son
atraídos por los imanes. El fenómeno del diamagnetismo fue descubierto y
nominado por primera vez en septiembre de 1845 por Michael Faraday cuando vio
un trozo de bismuto que era repelido por un polo cualquiera de un imán; lo que indica
que el campo externo del imán induce un dipolo magnético en el bismuto de sentido
opuesto.
Generalmente, el diamagnetismo se justifica por la circulación de los electrones en
los orbitales doblemente ocupados. Como en un cable de un material conductor, la
circulación de los electrones se produce en el sentido en el que el campo magnético
que generan se opone al campo aplicado, generando una repulsión (ley de Lenz).
Por este mismo mecanismo, los superconductores presentan un diamagnetismo
extraordinariamente alto.
El diamagnetismo es por tanto dominante en materiales constituidos por átomos o
moléculas con número par de electrones. En ausencia del campo, los momentos
dipolares de espín se orientan azarosamente y estadísticamente se cancelan casi
totalmente, y el átomo (o molécula) tiene un momento dipolar neto igual a cero.
Paramagnetismo
Los materiales paramagnéticos son aquellos cuya suma neta de los momentos
magnéticos permanentes de sus átomos o moléculas es nula. Estos materiales
tienen un comportamiento magnético muy débil.
Si se aplica un campo magnético exterior lo suficientemente elevado, los momentos
magnéticos de los materiales paramagnéticos se tienden a ordenar de forma
paralela al mismo. Por tanto, los dipolos se orientan en la misma dirección y sentido
que el campo aplicado, por lo que la susceptibilidad magnética, aunque débil, es
positiva, y la permeabilidad relativa es ligeramente mayor que la unidad. Otra
característica que los diferencia de los materiales ferromagnéticos es el hecho de
que cuando se elimina el campo externo aplicado el efecto del paramagnetismo
desaparece.

Propiedades químicas
Son las que se manifiestan cuando el material reacciona ante la presencia de otras
sustancias o materiales, y con ello se pueden producir transformaciones en su
composición pudiendo llegar a crear un material diferente.
Oxidación
Se denomina comúnmente oxidación a las reacciones químicas en las que el
oxígeno se combina con otras sustancias, formando moléculas llamadas óxidos.
Esto es particularmente frecuente en el mundo de los metales, aunque para nada
exclusivo de ellos. En química se llama oxidación al fenómeno químico en el que un
átomo, molécula o ion pierde uno o varios electrones, aumentando así su carga
positiva.
La mayoría de los casos de oxidación involucran al oxígeno, pero también puede
darse en ausencia de éste. Y de manera semejante, la oxidación y la reducción
siempre se dan juntas y en simultáneo.
En ellos participan siempre dos elementos que intercambian electrones:
• El agente oxidante. Es el elemento químico que capta los electrones
transferidos, es decir, que los recibe y aumenta su carga negativa. A esto se
le llama tener un estado de oxidación inferior, o, en otras palabras, ser
reducido.
• El agente reductor. Es el elemento químico que cede o pierde los electrones
transferidos, aumentando su carga positiva. A esto se le llama tener un
estado de oxidación mayor, o, en otras palabras, ser oxidado.
Corrosión
La corrosión se define como el deterioro de un material a consecuencia de un ataque
electroquímico por su entorno. De manera más general, puede entenderse como la
tendencia general que tienen los materiales a buscar su forma de mayor estabilidad
o de menor energía interna. Siempre que la corrosión esté originada por una
reacción electroquímica (oxidación), la velocidad a la que tiene lugar dependerá en
alguna medida de la temperatura, de la salinidad del fluido en contacto con el metal
y de las propiedades de los metales en cuestión. Otros materiales no metálicos
también sufren corrosión mediante otros mecanismos. El proceso de corrosión es
natural y espontáneo.
La corrosión es una reacción química (óxido-reducción) en la que intervienen tres
factores: la pieza manufacturada, el ambiente y el agua, o por medio de una reacción
electroquímica.

Propiedades ecológicas
Son las que representan el impacto que producen éstos en el medio ambiente. Cada
vez estas propiedades son y deben ser tenidas más en cuenta, ya que la explotación
ilimitada de los recursos naturales del planeta conduce a daños irreparables en el
mismo y la salud de sus habitantes.

Biodegradabilidad
Un material es biodegradable cuando la naturaleza puede descomponerlo, en poco
tiempo y de forma natural, en otras sustancias naturales.
Reutilizabilidad
Un material reutilizable es todo material que puede volver a utilizarse pero para el
mismo uso que tenía.
Toxicidad
Un material tóxico es el que produce gran impacto en el medio ambiente, no es
biodegradable, puede resultar venenoso para los seres vivos, y contamina el agua,
el suelo o la atmósfera.

Alérgico
Se denomina así al material que produce reacciones alérgicas en los seres vivos, y
particularmente en las personas.
Reciclabilidad
Un material reciclable es aquél que se puede reciclar para fabricar con él otro
material diferente.

También podría gustarte