Está en la página 1de 12

CULTIVO DE MELON (Cucumis melo L.

Sandra Lemus Martínez

Ing. Fernando Barraza Álvarez

Universidad de Córdoba; Montería, Córdoba, Colombia


Facultad de Ciencias Agrícolas y Desarrollo Rural
Ingeniería Agronómica

CONTENIDO

1. ORIGEN
2. TAXONOMÍA Y MORFOLOGÍA
3. IMPORTANCIA ECONÓMICA Y DISTRIBUCIÓN GEOGRÁFICA
4. PARTICULARIDADES DEL CULTIVO
5. MATERIAL VEGETA
6. PLAGAS Y ENFERMEDADES EN MELON
7. COSECHA
8. COMERCIALIZACIÓN
1. ORIGEN

No existe un criterio homogéneo en el referente al origen del melón, aunque


la mayoría de los autores acepta que el melón tiene un origen africano. Si
bien, hay algunos que consideran la India como el centro de domesticación
de la especie, ya que es donde mayor variabilidad se encuentra para la
misma. Afganistán y China son considerados centros secundarios de
diversificación del melón y también en España la diversidad genética es
importante.

2. TAXONOMÍA Y MORFOLOGÍA

 Familia: Cucurbitaceae.
 Nombre científico: Cucumis melo L.
 Planta: anual herbácea, de porte rastrero o trepador.
 Sistema radicular: abundante, muy ramificado y de rápido
desarrollo

Tallo principal: están recubiertos de formaciones pilosas, y presentan


nudos en los que se desarrollan hojas, zarcillos y flores, brotando
nuevos tallos de las axilas de las hojas.

Hoja: de limbo orbicular aovado, reniforme o pentagonal, dividido en 3-7


lóbulos con los márgenes dentados. Las hojas también son vellosas por
el envés.

Flor: las flores son solitarias, de color amarillo y pueden ser masculinas,


femeninas o hermafroditas. Las masculinas suelen aparecer en primer
lugar sobre los entrenudos más bajos, mientras que las femeninas y
hermafroditas aparecen más tarde en las ramificaciones de segunda y
tercera generación, aunque siempre junto a las masculinas. El nivel de
elementos fertilizantes influye en gran medida sobre el número de flores
masculinas, femeninas y hermafroditas así como sobre el momento de
su aparición. La polinización es entomófila.

Fruto: su forma es variable (esférica, elíptica, aovada, etc.); la corteza


de color verde, amarillo, anaranjado, blanco, etc., puede ser lisa,
reticulada o estriada. La pulpa puede ser blanca, amarilla, cremosa,
anaranjada, asalmonada o verdosa. La placenta contiene las semillas y
puede ser seca, gelatinosa o acuosa, en función de su consistencia.
Resulta importante que sea pequeña para que no reste pulpa al fruto y
que las semillas estén bien situadas en la misma para que no se
muevan durante el transporte.

POLINIZACIÓN

Flor, floración y factores ambientales.

Las flores son solitarias, de color amarillo y pueden ser masculinas,


femeninas o hermafroditas. El etileno es un regulador natural de la
expresión sexual del melón, las aplicaciones exógenas inducen la
aparición de flores postiladas en mayor proporción (Peñaloza, 2001).

El melón se considera una especie neutra al fotoperíodo, su floración se


presenta en toda condición climática que permita el crecimento
vegetativo (Peñaloza, 2001). La mayoría de los melones son monoicos o
andromonoicos, con una fuerte tendencia a producir flores masculinas.

El tallo o guía principal presenta en sus nudos basales sólo flores


masculinas, las que posteriormente se alternan con flores femeninas.
Las flores pistiladas o hermafroditas nacen en las ramificaciones de
segunda y tercera generación, en conjunto con flores masculinas.

Las flores pistiladas son solitarias la mayor parte de las veces. Tienen
cinco sépalos, corola gamopétala con cinco unidades, estilo con tres a
cinco estigmas y ovario ínfero (Peñaloza, 2001). Las flores masculinas
aparecen en grupos y tienen cinco sépalos, corola gamopétala con cinco
pétalos y tres estambres (Peñaloza, 2001).

3. IMPORTANCIA ECONÓMICA Y DISTRIBUCIÓN GEOGRÁFICA

El melón es un producto bien conocido y aceptado por los consumidores


europeos. Por ser un fruto que se produce en zonas tropicales secas, en
Europa se dan con estacionalidad (primavera y verano) producciones
importantes como por ejemplo en España.
En los últimos años la superficie de melón ha ido disminuyendo, aunque la
producción se ha ido manteniendo prácticamente igual. Esto indica la
utilización de variedades híbridas de mayor rendimiento y una mejora y
especialización del cultivo.

4. PARTICULARIDADES DEL CULTIVO

El manejo racional de los factores climáticos de forma conjunta es


fundamental para el funcionamiento adecuado del cultivo, ya que todos se
encuentran estrechamente relacionados y la actuación de uno de estos
incide sobre el resto.
Clima: el planta de melón es de climas cálidos y no excesivamente
húmedos, de forma que en regiones húmedas y con escasa insolación su
desarrollo se ve afectado negativamente, apareciendo alteraciones en la
maduración y calidad de los frutos.
Humedad: al inicio del desarrollo de la planta la humedad relativa debe ser
del 65-75%, en floración del 60-70% y en fructificación del 55-65%.
La planta de melón necesita bastante agua en el período de crecimiento y
durante la maduración de los frutos para obtener buenos rendimientos y
calidad.

Luminosidad: la duración de la luminosidad en relación con la


temperatura, influye tanto en el crecimiento de la planta como en la
inducción floral, fecundación de las flores y ritmo de absorción de
elementos nutritivos.

Suelo: la planta de melón no es muy exigente en suelo, pero da mejores


resultados en suelos ricos en materia orgánica, profundos, mullidos, bien
drenados, con buena aireación y pH  comprendido entre 6 y 7. Si es
exigente en cuanto a drenaje, ya que los encharcamientos son causantes
de asfixia radicular y podredumbres en frutos.

5. MATERIAL VEGETAL
Principales criterios de elección:
 Exigencias de los mercados de destino.
 Características de la variedad comercial: vigor de la planta,
características del fruto, resistencias a enfermedades.
 Ciclos de cultivo y alternancia con otros cultivos.

6. PARTICULARIDADES DEL CULTIVO

Marcos de plantación: En cultivos rastreros los marcos de plantación más


frecuentes son de 2 m x 0,75 m y 2 m x 0,5 m, dando densidades de
plantación que oscilan entre 0,75 y 1 planta.m-2. Cuando se tutoran las
plantas se recomiendan densidades de 1,25-1,5 plantas.m-2 y hasta 2
plantas.m-2 cuando la poda es a un solo tallo.

Siembra y trasplante: Se puede elegir entre un sistema u otro


dependiendo de la época de cultivo, pero para producciones precoces
estamos obligados a realizar la siembra en semillero debido a la limitación
de la temperatura del suelo en los meses de diciembre a febrero.

Acolchado: Consiste en cubrir el suelo/arena generalmente con una


película de polietileno negro de unas 200 galgas, con objeto de: aumentar
la temperatura del suelo, disminuir la evaporación de agua, impedir la
emergencia de malas hierbas, aumentar la concentración de CO2 en el
suelo, aumentar la calidad del fruto, al eludir el contacto directo del fruto con
la humedad del suelo.
Sistemas de poda: Esta operación se realiza con la finalidad de: favorecer
la precocidad y el cuajado de las flores, controlar el número y tamaño de los
frutos, acelerar la madurez y facilitar la ventilación y la aplicación de
tratamientos fitosanitarios.

Fertirrigación: El método de riego que mejor se adapta al melón es el riego


por goteo, por tratarse de una planta muy sensible a los encharcamientos,
con aporte de agua y nutrientes en función del estado fenólogico de la
planta, así como del ambiente en que ésta se desarrolla (tipo de suelo,
condiciones climáticas, calidad del agua de riego, etc.).
En cultivo en suelo y en enarenado el establecimiento del momento y
volumen de riego vendrá dado básicamente por los siguientes parámetros:
 Tensión del agua en el suelo (tensión mátrica), que se determinará
mediante la instalación de una batería de tensiómetros a distintas
profundidades.
 Tipo de suelo (capacidad de campo, porcentaje de saturación).
 Evapotranspiración del cultivo.
 Eficacia de riego (uniformidad de caudal de los goteros).
 Calidad del agua de riego (a peor calidad, mayores son los
volúmenes de agua, ya que es necesario desplazar el frente de sales
del bulbo de humedad).

7. PLAGAS Y ENFERMEDADES EN MELON

Las enfermedades constituyen uno de los elementos limitantes dentro de la


producción de hortalizas, cultivos o frutales, al reducir los rendimientos o afectar la
calidad del producto final. El manejo integrado de plagas (MIP) es el uso
sistemático de una diversidad de métodos de control y prevención, que permite al
agricultor una calidad y rendimiento económicamente aceptable del cultivo, con el
menor impacto ambiental posible (Larraín, 2003). El MIP es una estrategia de
manejo que involucra el uso de técnicas de monitoreo en campo, la identificación
de la plaga y sus diferentes estados de desarrollo, el uso de métodos efectivos de
prevención y control de plaga y el uso apropiado de plaguicidas (Larraín, 2003).
Estas son otras enfermedades que se presenten en el cultivo de melón causadas
por hongos:
 Mildiu Polvoso
 Chancro Gomoso de tallo
 Tizón por Altenaria (Agente Causal: Alternaría Cucumerina)
 Damping off ( Agente Causal, Pythiun spp Rrhizotocnia Solani)
 Mildiu velloso (Pseudoperonospora Cubensis)
 Pudrición de la raíz por Phytophthora
 Pudrición por Esclerotium
 Manchas por Cercosporas
 Antracnosis (Ccolletotrichum Orbiculares).

Enfermedades causadas por bacterias:


 Mancha angular de la hoja ( Pseudomonas Syringae)
 Pudrición de frutos por bacterias ( pudrición blanda)
 Necrosis Bacteriana de la corteza
 Marchitamiento Bacteriano ( Erwinia Tracheiphila)
 Manchas Marrones

Otras causas por pudrición


Los frutos de melón pueden ser atacados por otros patógenos como son los
diferentes hongos que penetran cuando están en contacto con el suelo húmedo
(Rhizoctonia, Pythium, Phytohthora)

1. “Ceniza” u oídio de las cucurbitáceas (Sphaerotheca fuliginea)

Nombre: Oídio
Denominaciones locales: Polvillo, Cenizo, Malura, Cendrosa
Nombre científico: Sphaerotecha fuliginea, Podosphaera fusca y Golovinomyces
cichoracearum
Recomendaciones para intervenir: tratamientos preventivos desde el momento
que se dan condiciones favorables para el desarrollo de la enfermedad. Repetir
periódicamente cada 7-10 días.

P. fusca es el principal agente causal que representa un serio problema y es uno


de los factores más importantes que incrementan los costes de producción y
limitan el rendimiento de estos cultivos.
Los síntomas que se observan son manchas pulverulentas de color blanco
en la superficie de las hojas (haz y envés) que van cubriendo todo el
aparato vegetativo llegando a invadir la hoja entera, también afecta a tallos
y pecíolos e incluso frutos en ataques muy fuertes.

Síntomas:
 Manchas pulverulentas de color blanco en la superficie de las hojas (haz y
envés) que llegan a invadir la hoja entera. Afecta a tallos y pecíolos e
incluso frutos en ataques muy fuertes. Las hojas y tallos atacados se
vuelven de color amarillento y se secan.
 Los restos de cultivos son las fuentes de inóculo. El viento es el encargado
de transportar las esporas y dispersar la enfermedad.
 Las temperaturas se sitúan en un margen de 10-35ºC, con el óptimo
alrededor de 23-26ºC. La humedad relativa óptima es del 70%.
 Los oídios, a diferencia de otros hongos patógenos, no necesitan una
película de agua para desarrollarse. Es más se suele paralizar su
crecimiento en épocas de lluvia. Capacidad de generar resistencias con
rapidez.
Control químico:

2. Mildiu (Pseudoperonospora cubensis)

El llamado mildiu de las cucurbitáceas,


causada por el hongo Pseudoperonospora
cubensis, es una enfermedad que provoca
graves pérdidas en diferentes especies de
cucurbitáceas como melón, pepino o
calabacín, tanto al aire libre como en cultivo
protegido.
Su desarrollo es especialmente favorable tras
situaciones de altas humedades ambientales como
nieblas, rocíos, lluvias o riegos por aspersión ya que
este hongo necesita de la presencia de agua libre en
la hoja para poder provocar la infección de ésta.
Además precisa de temperaturas entre 8º y 27º C para producir infección aunque su
óptimo se encuentra entre los 18º y los 23º C.

La infección se agrava si los días siguientes existen humedades altas y las temperaturas
son frescas por la noche y algo más cálidas durante el día.
El daño causado por este hongo se manifiesta exclusivamente en las hojas provocando
unas manchas amarillentas en el haz con formas poligonales perfectamente delimitadas
por los nervios de la hoja, mientras en el envés se puede apreciar un fieltro grisáceo que
corresponde al micelio del hongo.

Control químico

3. Chancro gomoso del tallo (Didymella bryoniae)

En plántulas afecta principalmente a los cotiledones en los que produce unas


manchas parduscas redondeadas, en las que se observan puntitos negros y
marrones distribuidos en forma de anillos concéntricos. El cotiledón termina por
secarse, produciendo lesiones en la zona de la inserción de éste con el tallo.
Los síntomas más frecuentes en melón, son los de “chancro gomoso del tallo”
que se caracterizan por una lesión beige en tallo, recubierta de picnidios y/o
peritecas, y con frecuencia se producen exudaciones gomosas cercanas a la
lesión.
En la parte aérea provoca la marchitez y muerte de la planta.
Puede transmitirse por semillas. Los restos de cosecha son una fuente primaria de
infección y las esporas pueden sobrevivir en el suelo o en los tallos y en la
estructura de los invernaderos, siendo frecuentes los puntos de infección en las
heridas de podas e injertos.
La temperatura de desarrollo de la enfermedad es de 23-25ºC, favorecido con
humedades relativas elevadas, así como exceso de abono nitrogenado. Las altas
intensidades lumínicas la disminuyen.

Control químico

Materias activas: benomilo, metil-tiofanato, imazalil, procimidona

8. COSECHA
Se cosecha a los 5 o 6 meses después de la siembra, los agricultores
mencionan que para saber el momento ideal de la cosecha observan si la
tierra se ha rajado y si hay un amarillamiento de la planta. La cosecha se
realizará de forma manual utilizando "la macana", que es una herramienta
que se entierra en el terreno haciendo presión para sacar el tubérculo de la
jícama. Normalmente la cosecha se hace en forma escalonada ya que sin
facilidades de almacenamiento la jícama puede permanecer fresca sólo por
ocho días, en cambio en el campo puede permanecer por varias semanas
más (3 a 4 meses), conservando su sabor característico y sin sufrir daño.

Grados de Madurez Comercial:

 Maduro fisiológicamente, inmaduro para consumo: color de fondo


blanco con tintes verdosos, sin aroma característico, piel vellosa y
todavía no cerosa. La norma de California establece como índice de
cosecha legal un mínimo de 10% de sólidos solubles totales
(10°Brix).
 Maduro fisiológicamente y en proceso de maduración de consumo:
color de fondo blanco con trazas de tintes verdes, piel ligeramente
cerosa, punta floral firme que no cede bajo presión manual, ligero
aroma o sin aroma. Comercialmente, es el estado de madurez
preferido. 
 Maduro (con madurez de consumo): color de fondo blanco cremoso
con tintes amarillos, piel claramente cerosa, aroma característico
notable, la punta floral cede ligeramente a la presión manual. 

9. COMERCIALIZACIÓN

Para su comercialización hay que tener en cuenta el tipo de melón y el


mercado al que va destinado, existiendo una serie de requisitos que afectan
en general al tamaño y al índice reflactométrico, aunque en algunos tipos y
para algunos mercados se exigen frutos con una relación longitud/anchura.
Mientras que la mayoría de los mercados demandan una buena
presentación del producto, el mercado español es bastante más exigente
en cuanto al sabor.
El melón es presentado en cajas con un peso que depende del origen de
las exportaciones y pueden ser de 10 a 13 kilogramos. Los calibres
dependen de la variedad y por lo general se usan cajas con 4, 5, 6 y 7
unidades.

REFERENTE BIBLIOGRAFICO

Crawford L., Humphrey y Abarca R., Patricio (eds.) (2017) Manual de


manejo agronomico para cultivo de Melon (cucumis melo L.) [en
línea]. Rengo: Boletin INIA - Instituto de Investigaciones Agropecuarias. no.
366. Disponible
en: https://biblioteca.inia.cl/handle/123456789/6666 (Consultado: 5
septiembre 2021).

Alarcón, Antonio L. 2000.Tecnología para cultivos de alto rendimiento.


Novedades Agrícolas S.A. Murcia. España. 460 p.
Astorga O., Ricardo. 2011. Manual de fertilización y riego en hortalizas bajo
plástico. Impresos el Mercurio de Valparaíso. Valparaíso. Chile. 84 p

También podría gustarte