Está en la página 1de 18

CAPÍTULO 3

Diagnóstico o línea de base


1

••'
Presentación

En este capítulo se discurre acerca del significado y la utilidad del diag-


nóstico, tanto para la planificación/programación como para la evaluación,
en este último caso como parámetro comparativo o línea de base.
Se mencionan sus componentes: descriptivo, explicativo y predictivo,
así como sus principales productos: conocimiento sobre la situación pobla-
cional, m apeo tanto de los recursos disponibles como de los actores rele-
vantes o estratégicos.
Se caracteriza el diagnóstico como un recorte de la realidad, desde el
punto de vista espacial/territorial, poblacional, temático, temporal y acorde
con el nivel (o la escala) de la acción.
Se hace referencia al diagnóstico comunitario con la participación de
los actores, los contenidos que debería incluir y se dan orientaciones para
la identificación y el mapeo de los actores implicados.
Se ejemplifica con una metodología para la realización de un diagnósti-
co local acerca de las oportunidades educativas comunitarias para niños y
adolescentes en territorios acotados.
, Se sugieren modos de realizar diagnósticos en una escala mayor que el
ambito local (provincial/estadual y nacional).
Se anexa un instrumento útil para el mapeo de actores.
116 Formulación y evaluación de intervenciones sociales Diagnóstico o línea de base 117

Diagnóstico: significado y utilidad dones o bien imágenes de situaciones futuras deseables-, se emiten juicios
valorativos con el fin de brindar recomendaciones que permitan mejorar
tanto la acción como las situaciones problemáticas detectadas y prioriza-
das. Por tal motivo suele denominarse también "evaluación diagnóstica", o
El principal objetivo de un diagnóstico es ampliar y profundizar "investigación diagnóstica", entre otras denominaciones.
el conocimiento acerca de las situaciones problemáticas que se pre-
Antes de la realización de un diagnóstico propiamente dicho, los
tenden solucionar o mejorar mediante las intervenciones sociales,
diferentes actores vinculados al respectivo contexto o realidad social tie-
aportando información confiable acerca de la magnitud o el alcance
nen conocimientos, percepciones e hipótesis acerca de la situación, de los
de esas situaciones problemáticas y sus características primordiales.
principales déficit y requerimientos y de las potencialidades para desarro-
Permite, también, conocer los factores que influyen en esas situacio-
llar u na acción superadora. La evaluación diagnóstica servirá para refutar,
nes (en forma positiva o negativa) y las consecuencias que podrían
corregir, precisar y/o fundamentar ese conocimiento previo, esas hipóte-
producirse en un corto, mediano y largo plazo, si no se interviniera
sis de trabajo basadas en intuiciones, percepciones y creencias. Permitirá,
en procura de soluciones.
asimismo, un mayor ajuste de las acciones superadoras propuestas acerca
de la situación problemática y a las expectativas de los actores implicados,
sean estos funcionarios, profesionales o bien aquellos que viven (padecen)
La utilidad más evidente, por ende, es la posibilidad de identificar, pre- las situaciones problemáticas, es decir, los posibles destinatarios de las
cisar y dimensionar los nudos más críticos o problemáticos, para proponer intervenciones.
estrategias y líneas de acción tendientes a su superación. En tal sentido, el
diagnóstico es el paso inicial del proceso de planificación/programación:
la determinación de necesidades. Todo diagnóstico debería tener tres tipos de componentes:
Sin embargo, desde el punto de vista de la evaluación, el diagnósti- • Descriptivo: cómo son y cómo suceden las cosas en un deter-
co es también una actividad propia de este campo. Entre los especialistas minado contexto.
existieron discusiones, no del todo superadas aún, respecto de si debía ser
• Explicativo: cuáles son las causas o los factores condicionantes
considerada una actividad evaluativa o de planificación. Los argumentos
para que en esa situación y particular contexto las cosas sean o
que sostienen la última afirmación se refieren básicamente a lo indicado
sucedan de esa forma.
más arriba: que permite la determinación de necesidades y de las accio-
nes requeridas, mediante la caracterización y el dimensionamiento de • Predictivo: cuáles serían las consecuencias, si no se interviene
la situación problemática que se procura superar. Si bien eso es así, tam- y se deja que las cosas sigan su curso "espontáneo".
bién es cierto que brinda el parámetro para las comparaciones que se de-
ben hacer en las evaluaciones posteriores para apreciar los cambios o avan-
ces logrados durante o después de la implementación de las acciones. Por . A esos componentes se hace referencia cuando se dice que los estu-
esta razón, en el ámbito de la evaluación se lo suele denominar también dios diagnósticos permiten fundamentar las hipótesis de trabajo, puesto
línea de base. ~ue para formularlas se debe contar, no solo con una imagen estática o
Pero además, un segundo argumento que abona la idea de que consti- fotografía" acerca de la situación actual (corte transversal), sino además
tuye en sí una actividad evaluativa, es que si se analizan los objetivos y las c?n información acerca de las tendencias históricas durante períodos con-
actividades del proceso de diagnóstico y se los compara con la definición ;1derables, para así detectar comportamientos constantes o cambiantes en
que en este texto se asumirá acerca de la evaluación (véase en capítulo 4), as Variables rélevantes a través del tiempo (análisis longitudinal). A la vez,
se pone en evidencia ese carácter. Es decir, se recopila y/o recoge informa- se debe tener una explicación basada en teorías vigentes y aceptadas acerca
ción confiable, se la analiza y, mediante comparaciones -respecto de están- de los factores y mecanismos que inciden para que la situación sea como es
dares, parámetros, situaciones en momentos pasados o en otras localiza- }' cómo se prevé que podría seguir si no se interviniera. De allí se concluirá
118 Formulación y evaluación de intervenciones sociales . gnóstico o línea de base 119
--..::.
º'ª
cuáles son las cuestiones prioritarias que deben resolverse para introdu .
. de modo que la situación pueda mejorar en el futuro. ~ diagnóstico en la evaluación ex ante (o con foco en la formulación), per-
camb10s,
itirá apreciar la pertinencia de las líneas de acción planteadas y su di-
No siempre se diagnostica en forma explícita o precisa. Hay inter- tllensionamiento. Asimismo, permitirá la adecuación de las estrategias
venciones que se formulan sin contar con un diagnóstico apropiad tllmodalidades de intervención, en función de las características y mag-
o actualizado y eso no impide desarrollar actividades que pueden me~ yitud de los problemas y su contexto. En la evaluación durante la etapa
jorar situaciones problemáticas y beneficiar a grupos poblacionales, ~e ejecución (o monitoreo, o con foco en procesos), el diagnóstico servirá
. d' , h . Ya
que como se m 1co, ay siempre un conocimiento tácito o intuitivo al ara evaluar el cambio que se ha producido, así como su magnitud, en
respecto. Sin embargo, por mejores que sean las intenciones, en esos ia situación inicial. Este conocimiento permitirá rectificar o ratificar los
casos será difícil saber en forma certera si las líneas de acción fueron rumbos de acción que se han venido desplegando, es decir, facilitará las
pertinentes, si cubrieron a quienes correspondía, si se aprovecharon ple- reprogramaciones o las programaciones operativas. En la evaluación fi-
namente los recursos existentes, si la acción fue eficaz o n o, en suma, en nal (o ex post, o con foco en los resultados), servirá para contrastar la
qué medida se cumplieron los objetivos y se mejoró realmente la situa- situación de llegada con la del punto de partida. Así, se podrán sacar
ción problemática visualizada, más allá de las percepciones de poblado- conclusiones acerca de la eficacia de la modalidad d e intervención adop-
res o actores específicos. tada para el abordaje de la situación problemática y su transformación.
Es frecuente que se parta de las convicciones de los actores impli- Por lo dicho, el diagnóstico constituye una relevante intersección en-
cados, sobre todo de aquellos que perciben o viven cotidianamente en tre los procesos de planificación y los de evaluación. Esto se debe a la
carne propia la situación problemática, quienes a veces afirman que no doble u tilidad que fue comentada: para fundamentar las hipótesis y las
necesitan más que su propio conocimiento sobre la realidad en la que es- acciones propuestas y por su contribución al parámetro comparativo re-
tán inmersos. Es indudable que ese conocimiento es útil y necesario, sin querido para los momentos posteriores del proceso evaluativo.
embargo no resulta suficiente. En particular, teniendo en cuenta que luego habrá de evaluarse la co-
Por otra parte, no siempre ocurre que todos aquellos que están in- bertura poblacional o el alcance de una intervención, es importante con-
mersos en una situación la perciben con claridad y, en el hipotético caso tar con información basal, lo más precisa posible, sobre la población que
de que así fuera, no siempre la explican de la misma forma, sino que en vive la situación problemática en el territorio bajo consideración. Suele
general las percepciones y explicaciones sobre los problemas son muy denominarse a esta última población objetivo o destinatarios potenciales de
diversas. Esto se vincula, por un lado con las distintas posiciones y roles la intervención superadora que se proponga.
que los diferentes actores tienen en relación con ese problema y, por otro, En las políticas del nivel nacional cuya implementación se realiza
con factores culturales, étnicos, generacionales, de filiaciones, de género, en forma descentralizada en las jurisdicciones, estados o provincias, si
etc. En síntesis, es difícil que haya consensos absolutos en las formas el proceso de diagnóstico es elaborado bajo pautas o lineamientos co-
de caracterizar y explicar los problemas. Así, también serán diferentes munes, además de las utilidades planteadas, permite hacer comparacio-
Y parciales las propuestas de superación que cada tipo de actor plantee. nes Y análisis entre las diferentes localizaciones, contrastando situacio-
Además de las dificultades que acarrea para la programación, la falta nes problemáticas y estrategias elegidas para procurar su superación.
de un buen diagnóstico de la situación inicial, también plantea proble- Por otra parte, la consolidación de todos esos diagnósticos contribuye
mas a la evaluación, ya que no se contará con ese parámetro que permiti- a la construcción de la línea de base de la política o el programa nacio-
rá al cabo de un tiempo comparar -evaluar- qué cambió, de qué manera nal. Naturalmente, eso se puede aplicar a todo programa complejo que
y en qué medida, debido a la intervención implementada. Es decir que el cuente con un nodo central e implementación desconcentrada en diver-
diagnóstico inicial servirá como línea de base o parámetro comparati vo sas localizaciones.
con el que se contrastarán las informaciones que se obtengan en los di-
ferentes momentos evaluativos, particularmente en la evaluación final.
La importancia del diagnóstico para la evaluación varía según el
momento en que se evalúe. Como luego se verá, contar con un buen
120 Formulación y evaluación de intervenciones soci ¡ . gnóstico o línea de base 121
~ º'ª
El trabajo de escritorio y de campo para realizar esa secuencia de ac-
En u~, diagnóstico se debe buscar, recopilar y sistematizar, la in- ¡vidades, requiere de la programación, según los pasos descriptos en el
f~rmac10n secundaria existente, cuanti y cualitativa, proveniente de !apítulo anterior, en la cual se deben señalar las actividades propuestas y
diversas fuentes y reunir información primaria (también de índole }os recursos de todo tipo que serán necesarios (humanos, equipamientos,
!
cuanti cu~litativa) r:l_a~iva a la situación problemática específica, espacios, movilidad, dinero), en especial los tiempos o el cronograma. Esto
p~ra asi r_e ahzar el anahsis y la interpretación del conjunto más am- es válido para cualquier intervención y todo momento evaluativo.
plio de difere~tes d~tos. En primer lugar, sobre la población que es En el capítulo 9 se analizan los diferentes tipos de información que
afectada o esta en nesgo de serlo, y también acerca de los recursos se debe incluir, tanto para el diagnóstico como para otros momentos de
disponibles en forma real o potencial (institucionales, programáti- la gestión de intervenciones: información cualitativa (expresada en forma
cos, humanos y financieros, entre los más relevantes), así como acer- semántica) y cuantitativa (expresada en cifras), primaria (recogida especial-
ca de los actores estratégicos que influyen real o p otencialmente en mente) o secundaria (ya existente), así corno las diversas fuentes y algunas
esa situación. técnicas útiles para su obtención.

~os princip_ales productos que se obtendrán de la etapa diagnóstica, de Diagnóstico como recorte de la realidad
a~ta_ importancia para la formulación de todo tipo de intervenciones, son
basicarnente tres:
Un atributo deseable de los estudios diagnósticos debería ser la integra-
• Caracterización del contexto en términ os de la situación poblacional lidad del enfoque, aunque siempre deben efectuarse recortes de la realidad,
y los problemas prioritarios que la afectan. que imponen cierto tipo de límites, sean estos geográficos, temporales, eta-
• Mapeo (georreferenciamiento) de los recursos humanos institu- rios, temáticos, según niveles de la acción, entre los más frecuentes.
cion~les, programáticos y fi~ancieros disp onibles (que p~eden ser Toda localización implica un límite territorial (trátese de un munici-
destinados real o potencialmente a la superación de los problemas pio/distrito, una provincia/estado, una región, un país o un continente).
detectados). ·
Asimismo, se puede poner foco en un tema determinado: la educación, la
• Mape~ d~ _los a~tores implicados que son relevantes o estratégicos salud, la producción, el empleo, la seguridad, y/o en un segmento etario
para viabihzar lmeas de acción sup eradoras. (niños menores de cinco años, población adolescente o juvenil, mujeres en
edades fértiles). Vale aclarar que en esta dimensión poblacional, el recorte
Como se verá luego, en este mismo capítulo, esos no son los únicos pro- debe hacerse desde una perspectiva relacional, lo que implica considerar
duc~os ~1:11-ergentes_~e un diagnóstico que fundamen tan en forma completa el espacio social en el que se configuran los vínculos (por ejemplo, en el
su significado Y uhhdad, ya que la generación -o el fortalecimiento- de es- caso de la infancia: niños-familias, niños-comunidad, niños-instituciones,
niños-servicios).
pacios de interacción de actores diversos, que podrán asumir roles diferen-
tes a lo largo del ciclo de la gestión, así como el comienzo de la colocación Desde el punto de vista de su elaboración, el diagnóstico constituye
del tema en la agenda pública, son resultados estratégicos y relevantes del un proceso permanente, de aproximaciones sucesivas, aunque se realicen
proceso diagnóstico. recortes temporales. Por ende, todo diagnóstico de situación inicial es ten-
Para comprender cabalmente la significación del diagnóstico, es nece- tativo Y abierto a enriquecimiento y revisiones posteriores a medida que se
sario puntú.aHzar que constituye en sí una intervención y que, como tal, es avanza en el desarrollo de la intervención. Sin duda alguna, durante la eje-
programable. Implica un diseño, la elaboración de instrumen tos para ob- cución de una intervención se estará en condiciones de incorporar ajustes
tener, procesar y analizar información de la cual extraer conclusiones que al diagnóstico realizado al inicio como punto de partida o línea basal. Vale
permitan detectar y priorizar situaciones problemáticas, para finalmente decir que aun en la etapa de implementación se sigue profundizando en el
formular recomendaciones sobre acciones superadoras. Conocimiento de la realidad en la que se interviene.
122 Formulación y evaluación de intervenciones sociales Diagnóstico o línea de base 123

Otra cuestión que se debe tener en cuenta al realizar la evaluación diag- El diagnóstico comunitario es el primer análisis que se lleva a cabo en
nóstica (como también en cualquier otro momento evaluativo), es el nivel forma previa al diseño de una intervención en el ámbito local. Como se
de la acción o escala en que se llevará a cabo: si se trata del nivel macro (por anticipó, se trata de la actividad mediante la cual se analiza e interpreta, a
ejemplo, un diagnóstico en relación con una política, plan o programa del través de datos e información específica, aquello que interesa transformar.
nivel nacional); un nivel meso (por ejemplo, la misma intervención pero en A través de este análisis se estará en condiciones de definir los problemas
el ámbito provincial/estadual) o del nivel micro (el mismo programa pero en prioritarios, las causas, los efectos, las posibles áreas o los focos de inter-
su implementación en una localidad, un municipio/distrito o un barrio). Este vención, así como las eventuales soluciones a las situaciones problemáticas.
tipo de recorte depende de la escala que se tome en cuenta. Puede ocurrir, La información obtenida del diagnóstico comunitario permite orientar la
claro está, que un diagnóstico tome en consideración los diferentes niveles de acción, clarificar los objetivos y adaptar el proceso de intervención a las
la acción, usando para ello abordajes complementarios o "graduales". características de los participantes o de la población involucrada.
Es importante, en este punto, identificar y tomar en cuenta a quienes
deberían intervenir en los procesos de realización de un diagnóstico comu-
nitario. Es aconsejable contemplar criterios de multidisciplina, intersecto-
Diagnóstico local con participación de los actores
rialidad y multiactoralidad, siempre en vinculación con los temas y tramos
poblacionales de los que se trate. La intención es aunar diferentes perspec-
¿En qué consiste un diagnóstico local? tivas acerca de los problemas y los modos de resolverlos. Se sugiere, por lo
tanto, incluir en su realización a los diferentes actores vinculados directa o
Se trata de un diagnóstico con base territorial, que puede estar acotado indirectamente con las situaciones problemáticas, en particular a aquellos
a un barrio, varios barrios que se interconectan, una comuna o un munici- que serán los destinatarios de las intervenciones.
pio, es, en suma, de un "nivel local". Se lo suele denominar también "diag- Cuando se realiza bajo esas modalidades, el diagnóstico trasciende los
nóstico comunitario". objetivos de fundamentar las acciones de una intervención y de brindar el
En pocas palabras, se entiende por comunidad un sistema o grupo so- parámetro comparativo para los diferentes momentos evaluativos. La mo-
cial de raíz social local, diferenciable en el seno de la sociedad de que es dalidad participativa agrega un valor sumamente relevante que es el inicio ·
parte, sobre la base de características e intereses compartidos por sus m iem- de un proceso de construcción de un escenario donde interactúan distintos
bros y subsistemas que incluyen: localización geográfica, interdependencia actores sociales, un lugar de intercambio de información, de articulación
e interacción psicosocial estable y sentido de pertenencia a la comunidad e Y_ de negociación, un ámbito para el aprendizaje social de todos los parti-
identificación con sus símbolos e instituciones. 1 La noción de comunidad cipantes, así como un espacio de oportunidad para el protagonismo de los
está caracterizada en el componente territorial o por el hecho de que deter- actores sociales que luego serán involucrados en los procesos de implemen-
minadas personas habitan un determinado territorio. 2 tación. Es en sí misma una práctica democrática de relacionamiento social.
Aunque puedan existir otras caracterizaciones más allá de lo territorial, Dos características relevantes de los diagnósticos participativos locales, son:
a efectos de las intervenciones sociales se puede considerar la comunidad • La intersubjetividad, entendida como la integración de miradas y
como el espacio social local que constituye el lugar de la palabra y los in- percepciones diversas para la construcción conjunta de la situación
tercambios, de los acuerdos y controversias, de la materialización de los re- p roblemática. El proceso implica sucesivas reconstrucciones tenta-
sultados, del hacer mancomunado. Cuando se habla de comunidad se hace tivas de esa realidad mediante la confrontación y síntesis de infor-
referencia a sujetos que recorren espacios comunes en la vida cotidiana Ysus maciones parciales - objetivas y subjetivas- en un trabajo grupal de
complejas alternativas, a relaciones que conectan desde lo distinto y aun des- elaboración conjunta.
de lo contradictorio. La comunidad, en este sentido, se construye en arduos • El aprendizaje colectivo y el empoderamiento institucional y comuni-
procesos de consensos siempre provisorios y contingentes, que necesitan de tario implica el fortalecimiento de los actores que se involucran, per-
permanentes redefiniciones y concertaciones explícitamente trabajadas. mite dejar capacidades instaladas y facilita incorporar modalidades
de reflexión y acuerdos para la transformación.
124 Formulación y evaluación de intervenciones sociales piagnóstico o línea de base 125

Los beneficios de trabajar en forma participativa en el proceso de elabo- En tal sentido, los miembros de los equipos técnicos responsables de
ración del diagnóstico comunitario son principalmente: tas actividades diagnósticas estarán disponibles para brindar notas perio-
• Mayor claridad, precisión, profundidad y comprensión de las situa- dísticas junto con pobladores y otros actores que se hayan involucrado. Si
ciones problemáticas. tas autoridades (por ejemplo el intendente o autoridad comunal) hubieran
participado -lo cual es muy recomendable- , las entrevistas que otorguen a
• Menor margen de error al formular las acciones correctivas y m ayor
eficacia al llevarlas a cabo.
la prensa serán de suma importancia. No cabe duda de que en esos casos, el
diagnóstico se constituye en una valiosa herramienta política.
• Aprendizaje de metodologías, técnicas y procesos de generación co-
lectiva de conocimientos.
• Aprendizaje de una manera tanto más objetiva como democrática de
Contenidos de un diagnóstico local
percibir y comprender el mundo, el entorno, a los demás y a uno mismo.

Se mencionaron en el capítulo anterior las dimensiones o los ejes ana-


En síntesis, se produce un intercambio de conocimientos y de tecno- líticos que deberían considerarse, en forma general, en un diagnóstico, en
logía que deja "capacidades instaladas" para lograr una comunidad más la medida que se desee abordar la intervención con un carácter integral, es
autónoma en la detección, conceptualización y resolución de las situaciones decir, tomando en cuenta los múltiples factores que convergen en la situa-
problemáticas que deben afrontar. ción problemática que se procura resolver o aliviar. Esos ejes eran:
Así considerado, el diagnóstico constituye una estrategia que favorece • La delimitación territorial, ambiental y productiva del área.
la convocatoria a los actores públicos (funcionarios de diferentes áreas del
gobierno local, las escuelas, los centros de salud, las familias, las organi-
• La población según edades, sexo, situación de empleo, nivel educativo
o socioeconómico y otras variables que resulten significativas respec-
zaciones no gubernamentales, empresas, entre otros), de modo que se in-
to del tema de la intervención.
volucren para conformar un nuevo espacio de articulación y decisión, que
eventualmente podrá asumir luego otros roles en las etapas de ejecución • Las organizaciones y los recursos sociales existentes en el área, en
así como en los momentos evaluativos posteriores. especial aquellos vinculados al problema en estudio.
En ese sentido puede afirmarse que el diagnóstico contribuye a la cons- • El contexto político, legal y de la estructura gubernamental (en rela-
trucción de la viabilidad futura de las intervenciones. Es estratégico para ción con la problemática abordada).
obtener respaldo de funcionarios y de otros actores que tienen p oder d_e
decisión o influencia sobre recursos necesarios para la resolución de las si- . Es indudable que según sea la temática y/o el segmento poblacional de
tuaciones problemáticas, así como para llevar adelante las acciones previs- Interés, se podrán precisar los aspectos, las dimensiones o los ejes analíti-
tas. Sirve también para construir la sustentabilidad de las acciones desde cos que se tomarán en cuenta en el diagnóstico. 4
el inicio, en la medida que la propia comunidad destinataria participa en
Es importante remarcar que los aspectos incluidos en un diagnóstico (así
la toma de decisiones respecto de la visualización de los problemas que en~ como los que no se incluyen) ponen de manifiesto la concepción (marco teóri-
frenta y de las estrategias de acción más adecuadas. Esto es válido más alla
~~ que se tiene acerca del tema sobre el que se diagnosticará. La recomenda-
del diagnóstico comunitario, para los que se realizan a todo nivel. :on es que deberían abordarse todos los aspectos que se vinculan a la temá-
Por todo ello, un diagnóstico tiene que ser fácilmente comunicable, para
· d e abogacza,
, 3 en 1a me dºd
i a que sus
:!eª' acorde con el estado del arte, pero cuidando de no plantear un esquema
que pueda convertirse en una herramienta le tal complejidad que sea poco viable completarlo en los tiempos disponi-
resultados sean difundidos tanto por los med10s masivos oca es (emis
. . 1 1 . oras
s O requeridos. Muchas de las críticas a los diagnósticos tradicionales se
de radio y TV, prensa escrita), como por las redes sociales. Es necesario hacer . ~ren, por un lado, a la cantidad de información recopilada pero con escasa
referencia en los mensajes y gacetillas a los procedimientos por los cuales se lZación posterior, y, por otro, a los tiempos de elaboración que impedían
llevó a cabo, enfatizando el protagonismo que tuvieron los actores. formulación y realización de las intervenciones en forma oportuna.
126 Formulación y evaluación de intervenciones sociales p;agnóstico o línea de base 127

Resulta significativo incorporar siempre una perspectiva de género. Situación educativa:



Con ese fin, un paso imprescindible es contar con información desagregada - Tasa de escolarización, si se trata de población en edades escolares
por sexo, y luego, en la medida de lo posible, es recomendable profundizar (hasta dieciocho años) según sexo.
en aspectos cualitativos para distinguir cómo perciben y actúan los varo- - Niveles educativos alcanzados según sexo, si se trata de adultos.
nes y las mujeres frente a las situaciones problemáticas que se detecten y
- Porcentaje de analfabetismo según sexo.
analicen. Esto es crucial no solo para lograr un conocimiento más exhausti-
vo sobre la población sujeto de análisis, sino por sus implicancias prácticas • Situación de salud:
en el diseño posterior de estrategias de intervención, las que es deseable - Cobertura de la seguridad social general y según subgrupos etarios.
que consideren la diversidad y complejidad de las situaciones analizadas. - Tasas de mortalidad general y principales causas de muerte según
A continuación se enumeran, sin pretender exhaustividad, los contenidos subgrupos etarios y sexo.
mínimos que en términos generales se deberán especificar según cada caso. - Principales causas de egresos hospitalarios.
- Discapacidades.
Situación contextual del territorio
• Ubicación geográfica del territorio (municipio, comuna o barrio). Marco político-institucional
• Pirámide demográfica (por tramos de edad y sexo). • Marco legal y normativo en relación con la población objetivo y el
• Principales actividades productivas y fuentes de empleo. tema abordado.
• Tasas de ocupación y desocupación. • Recursos institucionales y programas que se implementan orientados
• Indicadores de pobreza en la población general (personas con necesi- al segmento poblacional.
dades básicas insatisfechas [NBI] y/o por debajo de líneas de pobreza
e indigencia). Identificación (mapeo) de los actores implicados
• Hogares monoparentales y/o con jefatura femenina. • Actores sociales significativos que operan en el territorio y que tienen
• Grupos de población migrante (de o hacia otras provincias y/o países). incidencia o vinculación, actual o potencial, en relación con el seg-
• Grupos de población según condición étnica (de pueblos originarios). mento de población al que se orienta la intervención (instituciones,
organizaciones, empresas y grupos empresariales, asociaciones pro-
• Disponibilidad o cobertura de servicios de infraestructura: agua de
fesionales, organizaciones comunitarias, entre otros).
red, cloacas, red de gas natural, electricidad, transportes, comunica-
ciones, etcétera.
• Los distintos tipos de actores que en principio pueden distinguirse
en términos generales y que deberán especificarse en cada caso, son:
Situación del grupo etario según espacios territoriales y sexo - Representantes de la población destinataria; líderes de la comunidad.
• Distribución de la población (del grupo etario que se haga referencia) - Establecimientos de salud según niveles de atención (centros de sa-
según: lud y hospitales).
- Municipios o comunas o barrios (según sea la escala del diagnóstico)- - Establecimientos educativos según niveles y dependencia.
- Zonas urbanas y rurales. - Otras áreas o programas gubernamentales orientados al tramo po-
blacional, según temáticas (salud, nutrición, capacitación, recrea-
- Subgrupos de edad según sexo.
ción, defensoría de derechos, etc.).
- ·Porcentaje de NBI y/o por debajo de la línea de pobreza y de indi-
- Organizaciones no gubernamentales y comunitarias (ONG, OSC)
gencia.
que se orientan a esa población objetivo según temáticas de trabajo
• Peso porcentual del segmento etario en la población general. y áreas geográficas de cobertura. Es aconsejable distinguir aquellas
que tienen mayores niveles de formalización y las que son orga-
128 Formulación y evaluación de intervenciones sociales Diagnóstico o línea de base 129

nizaciones o grupos de base sin formalizar (entidades culturales Inicialmente se caracterizan los actores sociales organizacionales, al
sociales y religiosas, centros vecinales, asociaciones de familiares ~ Jllenos, en los siguientes aspectos: datos de identificación, historia, desarro-
padres, etc.). llo, acciones realizadas, esquema organizativo interno, relaciones con otras
instituciones, situación y recursos institucionales de que se dispone.
- Empresas y fundaciones empresarias que tienen algún tipo de ac-
tuación social con la comunidad y particularmente con el segmento Es necesario, además, dar cuenta de la dinámica socioinstitucional en
de población considerado. términos de fortalezas y debilidades. Las fortalezas son las fuerzas impul-
soras que podrían contribuir positivamente al desarrollo de la interven-
- Grupos o movimientos políticos de relevancia.
ción, mientras que las debilidades pueden ser fuerzas obstaculizadoras. Se
- Instituciones académicas. las identifica para diseñar estrategias que permitan potenciar y hacer buen
- Medios locales de comunicación (radio, canales de televisión, pren- uso de las fortalezas, así como para contrarrestar, neutralizar o superar de-
sa escrita, etc.). bilidades u obstáculos.
También debe conocerse la posición que cada actor asume frente a los
Mapeo de los actores implicados problemas identificados en el diagnóstico (así como respecto de las soluciones
Ameritan algunas aclaraciones adicionales acerca del mapeo de los ac- que se propongan posteriormente para la intervención); se los puede caracte-
tores implicados. Si bien se ha hecho alusión a instituciones u organizacio- rizar en una escala sencilla, como por ejemplo: muy a favor, a favor, indiferen-
nes, también puede tratarse de individuos enmarcados en aquellas y que te, en contra o muy en contra. Para determinar o fundamentar esa posición
resultan significativos porque ejercen algún tipo de liderazgo, como por es necesario considerar la percepción de los problemas que tiene cada actor,
ejemplo, directivos de establecimientos educativos o de salud, comunica- la forma como está trabajando para resolverlos, el nivel de participación que
dores, líderes comunitarios, entre muchos otros. tiene al respecto, y, en general, sus antecedentes de trabajo en la temática. Ha-
brá de tenerse en cuenta que un actor puede ir cambiando de posiciones a lo
El trabajo en conjunto con los actores debe permitir la construcción de
largo del proceso, ya sea positiva o negativamente. Ese es uno de los cambios
un mapa de relaciones en el territorio. Estas relaciones pueden ser diversas
en las situaciones contextuales que justifican afirmar que un diagnóstico no
por su contenido, por su frecuencia y por su intensidad.
debe ser considerado un producto estático sino dinámico, cambiante y que en
El proceso de diagnóstico debe dar cuenta de la forma como se rela- tal sentido es necesario realizar actualizaciones periódicas.
cionan los actores en torno a los temas específicos y al tramo etario. Esto
Otro aspecto relevante es la valoración de los grados de poder de los
implica mostrar las relaciones que existen e incluir un análisis de ellas. Este
actores. Esto se vincula a la influencia que cada actor puede ejercer sobre
análisis es un insumo para valorar la capacidad local de gestión asociativa
los ~ecursos (sean estos económicos, materiales, tecnológicos, humanos, or-
o de trabajo en red, detectar los vínculos que pueden ser desarrollados Y ganizativos, de·1nformac1on,·' d e conoc1m1entos
· · espec1'ficos, d e experiencias,
fortalecidos para el trabajo conjunto, así como detectar también posibles re- de , redes d 1 . , . fl . d 1·
. e re ac10n e m uenc1as, e 1derazgo, de movilización, entre los
laciones conflictivas para cuidar que no obstaculicen el proceso de trabajo rnas importantes).
durante la etapa de implementación (Poggiese, 1993).
d D~sde esta perspectiva, se trata de conocer el grado de relevancia (po-
En especial, cuando se muestra y analiza la relación entre los actores,
y er
d o influ . ) que tiene
. encia . cad a actor respecto de los problemas por abordar
.
debe tener un lugar importante el tipo de vínculos que se establece entre los
e la intervención que se proyecta implementar.
actores públicos y los de la sociedad civil, como también con las empresas
locales. Por cierto son también de relevancia los que se establecen entre laS dis ~st ª forma de va~oración implica considerar el tipo de recursos de que
diferentes áreas gubernamentales, entre las diferentes organizaciones de la ,: P ne cada actor vmculado al tramo poblacional y a la temática. Al reali-
ar el a na'¡·1s1s
. se consideran dos aspec;:tos:
sociedad civil y entre las del mundo empresarial.
Los actores sociales se distinguen unos de otros por una lógica particular • Grado de centralidad que tiene el actor. Esto significa determinar si
de comportamiento o racionalidad, por una percepción propia acerca de la re<I' los recursos que controla cad a uno son indispensables, sustituibles u
lidad, por sus intereses y por su poder relativo frente a los problemas y/o las Omisibles respecto de los problemas y las alternativas de solución que
necesidades identificadas, en especial por el tipo de recursos que gestionan- se proponen.
130 Formulación y evaluación de intervenciones sociales
Diagnóstico o línea de base 131

• Grado de concentración que tiene el actor sobre el control de ese tipo


Se brinda al final de este capítulo una matriz útil para sintetizar ese
de recursos. Esto significa determinar si la distribución de los recur-
proceso de mapeo y caracterización de actores.
sos que controla un actor es monopólica (solo lo tiene el actor en cues-
tión), compartida (los controlan varios actores) o dispersa (ese tipo de Algunas aclaraciones o recomendaciones útiles para completar esa
• 7
recursos es manejado por la mayor parte de los actores). 5 matriz:
• El sentido que tiene es el de brindar una herramienta que facilite sín-
tesis y visión rápida.
Este análisis de los actores implicados permite, entre otras cuestiones:
• Identificar los actores sociales que se deberían incorporar a la inter- • La matriz apunta a los actores prexistentes a la intervención (recordar
vención, dada su relevancia estratégica. que el momento es del diagnóstico o línea de base, como parámetro
para hacer comparaciones antes-después de la intervención).
• Reconocer la importancia de determinados actores que mantienen
una posición de indiferencia o de oposición. • Asimismo, la columna sobre "Tema del que se ocupa/segmento po-
blacional al que se dirige" se refiere a los temas que cada actor trata
• Evaluar el grado de apoyo que tiene la selección de un determinado
debido a su función, por la posición que ocupa en el ámbito local (no
problema o estrategia de solución, por parte de los actores sociales.
específicamente en el programa o proyecto que en teoría aún no ha
• Reconocer cuál de los problemas identificados o soluciones propues- comenzado).
tas genera una mayor adhesión de los distintos tipos de actores (pú- • La segunda columna agrupa el tipo de problemas o temas de los que
blicos, ONG, familias, etc.).
se ocupa o de actividades que realiza cada actor (vinculado con el
• Detectar posibles alianzas entre actores que comparten una disposi- tramo poblacional), por la función que desempeña en la posición que
ción similar frente al problema y/o a las alternativas de acción, para ocupa y concluir así la significación de su apoyo a la intervención que
así favorecerlas. se propone. La intención de esa columna es referida a las funciones
• Estimar la relevancia de los actores que están a favor de la interven- generales por el cargo o lugar que ocupa regularmente.
ción, en función de los recursos de que disponen o controlan.
• Identificar recursos críticos porque son indispensables y están con- Un método para el diagnóstico local: el EDUCÓMETRO
centrados en un actor que se opone a la iniciativa. 6 Durante el período 2009-2011, en el marco de un convenio entre la Fun-
• Tener criterios para priorizar/seleccionar un problema y alternativas dación ARCOR y CEADEL, se diseñó una metodología de evaluación diag-
de acción. nóstica para valorar el concepto complejo de "oportunidades educativas
comunitarias", en territorios acotados. 8
El análisis de los actores implicados y sus posiciones brindará uno de los E~e diseño se hizo bajo varios supuestos, entre los que se destacan los
tres siguientes:
criterios para priorizar y seleccionar problemas, y posteriormente, también
un criterio según el cual seleccionar alternativas viables para intervenir. • Que la educación de los niños y adolescentes es un proceso complejo,
Al mismo tiempo, conocer la posición de los actores según su adhesión que se despliega en forma gradual pero constante, lejos de algo que
y su grado de poder respecto de los problemas y las alternativas de solu- ocurre en situaciones puntuales o de una vez y para siempre.
ción, permitirá implementar estrategias adecuadas tendientes a involucrar • C?ue debe reconocerse el carácter educativo de diferentes prácticas so-
a actores indiferentes. La participación de estos actores es recomendable, ciales, lo cual significa que además de la escuela hay potentes agentes
con vistas a generar alianzas entre aquellos que se encuentran a favor, educadores, como son las familias a través de sus creencias, prácticas
evitar la influencia negativa de los opositores, o considerar elementos de Y vínculos, los medios masivos de comunicación, las nuevas tecnolo-
negociación en caso de que estos actores que se oponen manejen recursos gías de comunicación e información (como Internet y las redes socia-
fundamentales para llevar adelante la intervención o involucrar a otros qt1e les) y una diversidad de interacciones sociales, independientemente
puedan sustituirlos. de que téngan intencionalidades educativas manifiestas.
132 Formulación y evaluación de intervenciones sociales Diagnóstico o línea de base 133

• Que sin embargo, la escuela es muy importante, dado que se encarga de De este modo, aun cuando se considera la educación formal, en sus dis-
la transmisión de conocimientos y habilidades socialmente ponderadas tintos niveles, un foco de atención privilegiado, se abarcan diversos ámbitos
como válidas y valiosas en cada momento histórico y en cada contexto. de aprendizaje: la familia, el sistema escolar, la calle, los medios de comu-
nicación, el lugar de trabajo, el club, la biblioteca, el centro comunitario, la
En esta propuesta, además de reconocer la centralidad de la escuela en cancha deportiva, el cine, el teatro, el museo, el zoológico, el circo, etcétera.
la educación de niños y adolescentes, se revalorizan las potencialidades Se partió de la base de que el derecho a la educación tiene mayores
de los agentes educadores que fuera de la escuela se manifiestan en las posibilidades de concreción efectiva en aquellas comunidades/territorios
prácticas familiares, las interacciones sociales, las ofertas socioculturales que brindan mayores "oportunidades educativas". Es decir, promueven
deportivas, recreativas, los medios de comunicación, etcétera. ' el acceso Y la permanencia de todos los niños y jóvenes en el itinerario
En el reconocimiento de esas potencialidades reside la posibilidad de valo- educativo ~º:mal según r~~gos de edades; estimulan el uso de espacios así
como servicios de educacion no formal y socialización inclusiva; fomentan
rar la existencia y utilización, con criterios de equidad, de oportunidades edu-
la ~articipaci?~ social; cuentan con instituciones públicas y privadas que
cativas comunitarias en un territorio delimitado, así como la lógica de su dis-
articulan politicas y programas con una visión compartida, con particular
tribución, considerando especialmente la población de hasta dieciocho años.
atención a los grupos más vulnerables.
El marco referencial de esta propuesta se vincula a la idea de "Comuni-
Con el fin de visibilizar y potenciar el carácter educativo y sistémico de
dad de aprendizaje" entendida como una noción y estrategia de política local
esas prácticas se desarrolló un método diagnóstico que pueda dar cuenta
que implica "una comunidad organizada que construye y se involucra en un
de la dinámica integral y relacional de esas intervenciones en territorios
proyecto educativo y cultural propio, para educarse a sí misma, a sus niños, jó-
acotados. Con este método se procura, además, hacer efectivos los derechos
venes y adultos, en el marco de un esfuerzo endógeno, cooperativo y solidario,
de la infancia y adolescencia, en especial el derecho a la educación.
basado en un diagnóstico, no sólo de sus carencias sino, sobre todo de sus fortalezas
para superar las debilidades" (Torres, 2004). Esta idea, desarrollada a través de En síntesis, las Oportunidades Educativas Comunitarias pueden en-
distintos proyectos en América Latina y El Caribe, integra la educación escolar t~nderse como una combinación de factores o condiciones creadas en un
y extraescolar en ámbitos territoriales determinados (urbanos y/o rurales), to- hempo Y espacio determinado que contribuyen a hacer efectivo el derecho
mando elementos de la "visión ampliada de la educación básica" propuesta en ª la educación. Se refieren a la estructura real y potencial de condiciones
la Conferencia Mundial sobre Educación para Todos" (UNESCO, 1991). Se tra- Y_ ?fertas territoriales de carácter intencional que se orientan a la transmi-

ta, en síntesis, de una propuesta afín a la concepción de política educativa que sion, apropiación y recreación de conocimientos así como de prácticas que
articula a la sociedad civil con el Estado, centrada alrededor de una estrategia P~omueven la participación de los niños y adolescentes en el disfrute de los
bienes cult ura 1es (sim
· b o'l·icos y materiales),
· que impacten en su desarrollo
de desarrollo y transformación educativa y cultural en el ámbito local, que personal y en s . . , . 1 , . , . en el cumpli-
reconoce tanto recursos como necesidades específicas según grupos sociales Y . u mseroon socia y econom1ca, con enfasis
miento adecuado de sus trayectorias educativas formales.
etarios, y que apela al protagonismo ciudadano. Se asume una visión integral
de lo educativo que involucra la articulación escuela-comunidad y la de este . El propósito de la metodología diseñada fue contribuir a cubrir un vacío de
informac·,10n, b rrn
. d d . . , . ,
binomio con las distintas estrategias que configuran la educación no formal. an o un abordaJe diagnostico de caracter integral, para valo-
rar en for , . 1 . .
En síntesis, en la "sociedad del conocimiento" actual, la educación es a ma practica as oportunidades educativas que ofrece una comunidad
sentada
, en un tern·tono
. acotado, a los niños y adolescentes que la habitan. Se
un proceso complejo que excede el ámbito escolar y compromete los espa- Penso en m . . . d - intermedio,
. . de hasta cien mil habitantes.
cios más diversos: los destinados propiamente a la educación formalizada urucipios e tamano
(la escuela), que sin duda son fundamentales, y la no formalizada. Así, se 8
b L~s cuatro dimensiones diagnósticas consideradas y sus respectivas
consideran los procesos educativos en un sentido amplio, privilegiando la u dimensiones, se esquematizan a continuación.
cobertura y los logros de la educación formal. Se toma en cuenta, tambiéfl,
la interacción existente de esta con otros espacios educativos y de socializa-
ción o encuentro entre niños, jóvenes y familias, destinados a la mejora ¿el
capital cultural y social local.
Oiagnóstico o línea de base
134 Formulación y evaluación de intervenciones sociales 135

El detalle de las técnicas propuestas y los instrumentos desarrollados


DIMENSIONES SUBDIMENSIONES
para recoger información relativa a esas dimensiones y subdimensiones en
1 . Condiciones • Aspectos demográficos, de pobreza y de empleo un territorio determinado, es el que sigue.
significativas {ubicación/concentración en el espacio territorial o • Informe pautado para recopilación de datos cuanti y cualitativos del
del contexto subzonas/barrios). territorio.
socioeconómico, • Cantidad, tipo y distribución territorial de
de la infraestruc- establecimientos educativos formales, según niveles. • Planillas de recopilación de datos sobre trayectorias educativas, que se com-
tura y del capital • Oferta de espacios socioculturales con pletan en las escuelas públicas primarias y secundarias del territorio
social local intencionalidad o potencialidad educativa. (en caso de no tener acceso a esa información consolidada, tal como se
• Accesibilidad (transporte y comunicaciones) . la solicita en el informe pautado).
• Situación de salud y hábitat. • Guía orientadora para entrevistas a informantes clave.
• Organizaciones de la sociedad civil que trabajan
a favor de la infancia y la adolescencia
• Guía orientadora para entrevistas a directivos de ONG que trabajan con
(capital social local).
niños o adolescentes en el territorio.
• Grado de conflictividad social y política local. • Cuestionarios autoadministrables para:
2. Situación • Implicancia del gobierno local en la educación formal. - Directivos y docentes de establecimientos educativos
educativa • Aspectos de la calidad educativa (en los niveles - Pobladores adultos
(sector formal) primario y secundario). - Niños y adolescentes
local • Trayectorias escolares en los niveles primario y
secundario (tendencias de los indicadores en los • Base computarizada para la carga de los cuestionarios y la emisión de
últimos cinco años). las ~alidas en tabulados y gráficos.
• Guías orientadoras para dinámicas grupales (talleres) para:
3. Educación no • Instancias gubernamentales y no gubernamentales de
formal: oferta educación no formal. - Directivos y docentes de establecimientos educativos
y resultados • Principales resultados obtenidos en las - Pobladores adultos
intervenciones/proyectos de educación no formal.
- Niños y adolescentes
• Adecuación, valoración y utilización de bienes
• Formatos para redactar relatorías de talleres y entrevistas .
y espacios públicos orientados a infancia y
adolescencia. • Matriz cualitativa para la consolidación de información.
4. Otras políticas • Áreas o instancias gubernamentales locales que se • Herramienta para la estimación del gasto público en infancia y adolescencia.
y programas orientan a infancia y adolescencia (no de educación).
• Mapa georreferenciado para el volcado de las informaciones relevadas.
sociales locales • Oferta programática nacional/provincial/de .
(tipos y modos de organismos de cooperación que enfocan la infancia Y
gestión) y gasto adolescencia en el territorio. , Se elaboró un Instructivo de campo para guiar la aplicación de esas
público destinado • Atributos de las políticas de infancia y adolescencia tecnicas e instrumentos, que por otra parte se diseñaron en forma muy
a la infancia y en el gobierno local. sencilla y amigable, procurando el mayor grado posible de autosuficiencia,
adolescencia • Gestión asociativa de las políticas sociales corno para que con su sola lectura se pudieran comprender sus propósitos
orientadas a infancia.
}' modos de aplicación. Sin embargo, no deja de ser aconsejable realizar
• Existencia de instancias activas de articulación Y sus
Procesos de transferencia, capacitación y asistencia técnica en cada caso,
modalidades.
rara facilitar aplicaciones más efectivas. Se señalan también los perfiles de
• Modalidades participativas de la gestión social.
Or?'ación y experiencia aconsejables de los recursos humanos locales para
• Culturas/grupos juveniles. .
acilitar los procesos aplicativos.
• Gasto público destinado a la infancia y adolescencia-
136 Formulación y evaluación de intervenciones sociales
Diagnóstico o línea de base
137

Para el uso del método en un territorio determinado, se consideró ne-


cesario transitar un proceso de relativa complejidad. Se esquematizan los --
4. Programac~n de la
tarea de campo
Implica, entre otras acciones que en cada
principales pasos que se sugiere seguir, aunque es claro que en cada terri- caso surgirán como necesarias:
torio el proceso podrá especificarse, ampliarse o reducirse, de acuerdo con propiamente dicha. • Elaborar el cronograma de aplicación (en
las correspondientes características y circunstancias. acuerdo con el referente, las autoridades y
otros funcionarios locales).
• Imprimir los distintos instrumentos en
PASOS DESCRIPCIÓN cantidad suficiente.
• Adquirir los materiales e insumos
1. Establecimiento de Se sensibiliza/motiva a las autoridades y necesarios.
acuerdos previos con los funcionarios significativos acerca de la • Conseguir los locales adecuados para el
autoridades de las metodología y sus propósitos. Se celebran los desarrollo de los talleres y la respuesta de
localidades acuerdos que correspondan. cuestionarios.
seleccionadas. • Diseñar y acordar la estrategia de
2 . Conformación del La dimensión del equipo será la mínima convocatoria a actores y la identificación de
los informantes clave.
equipo de trabajo indispensable según la magnitud del territorio/
en el ámbito local municipio bajo análisis. Se requiere contar 5. Elaboración del Este informe es completado por el
(mínimo aconsejable: con un responsable del trabajo en su informe pautado. responsable del trabajo de campo y el
dos profesionales, conjunto, quien interactuará con un referente referente del gobierno local. Las entrevistas a
acorde con perfiles designado por el gobierno local, para que, informantes clave de las diferentes áreas de
predeterminados). entre otras cosas, facilite el acceso a las gobierno cooperarán para ese propósito. Las
diferentes áreas de gobierno, así como a sus primeras informaciones básicas recogida~
funcionarios a cargo. Se aconseja también para ese informe (dimensionamiento de la
incluir un asistente técnico, quien colaborará población, barrios, cantidad y ubicación de
en la tarea de recolección de información establecimientos escolares, etc.) facilitan, a la
primaria, especialmente para los talleres vez, la programación y el dimensionamiento
(tomará registro y redactará las relatorías más preciso de la tarea de campo posterior.
en forma preliminar). Cooperará también, 6. Obtención de
en la aplicación de los cuestionarios (se Esta actividad requiere del apoyo político del
información gobierno local y de los niveles de supervisión
brindaron con ese fin los perfiles y el detalle
sobre trayectorias que operan en relación con las escuelas del
de las funciones previstas para los recursos
educativas; en caso territorio. Eventualmente se requerirá, además,
humanos requeridos).
de no conseguirla en la autorización de funcionarios responsables
3. Socialización/ Se trata de realizar la transferencia para una forma consolidada del nivel central provincial educativo.
transferencia de la adecuada apropiación, por parte del equipo se completarán las' En caso de no conseguir la información
metodología y los local, de la metodología y los instrumentos, así Planillas respectivas consolidada, se distribuirán tempranamente
instrumentos que se como de los propósitos generales del trabajo, en cada escuela las planillas en cada una de las escuelas
aplicarán. mediante reuniones interactivas, con lecturas Pública (primarias y públicas (primarias y secundarias). Serán
guiadas, simulaciones, respuestas a dudas Y secundarias), para entregadas a integrantes de los equipos de
preguntas emergentes. luego realizar la
~ dirección, a quienes se solicitará devolverlas
consolidación. en las fechas estipuladas. Al retirar las
P_lanillas completadas, se hará la síntesis y
sistematización para su volcado en el formato
respectivo del informe pautado.
[)iagnóstico o línea de base 139
138 Formulación y evaluación de intervenciones sociales

7. Aplicación de los Se aplica la cantidad de cuestionarios que


se ha estimado, a los actores respectivos.
--
12. Análisis de la
información y
Se considera la información obtenida en forma
consolidada y relacionada, en función de las
cuestionarios redacción del informe diferentes dimensiones, subdimensiones y
autoadministrables Es recomendable hacerlo en los momentos preliminar. variables. Se identifican fortalezas y problemas
(a directivos, iniciales de los talleres, pero si la cantidad así prevalentes. Se redacta el informe analítico
docentes, pobladores recolectada no fuera suficiente, se realizarán preliminar de acuerdo con la estructura
y adolescentes). reuniones específicas con los actores sugerida.
correspondientes al solo efecto de respond er
los cuestionarios en las cantidades requeridas.
-13. Carga de información Se entrega la información reunida al área
Al momento de recibirlos, se los edita en forma en el mapa respectiva del Ministerio de Educación
rápida y preliminar. georreferenciado. Nacional, 9 para su carga en el mapa educativo
correspondiente.
8. Realización de Se realizan los talleres previstos, de alrededor
de veinticinco a treinta asistentes en cada 14. Socialización y ajuste Se generan las instancias de discusión y
talleres (con
uno, con los actores indicados. La dinámica del informe preliminar reflexión conjunta con las autoridades y los
sus respectivas
se facilita con la guía orientadora que incluye con actores del actores locales para el ajuste del informe
relatorías).
los principales ejes temáticos para ordenar la territorio; acuerdos preliminar y su redacción final. Se priorizan los
reflexión y discusión. La relatoría se elabora sobre principales problemas detectados y se sugieren líneas de
sobre la base de esos mismos ejes analíticos. problemas y líneas acción superadoras.
de acción prioritarias.
9. Redacción del Incluye una descripción del trabajo de campo
informe de campo. realizado en el territorio correspondiente,
incluyendo apreciaciones sobre la calidad
de la información obtenida. Se especifican La herramienta fue aplicada, para su puesta a prueba, en dos munici-
los factores facilitadores y los obstáculos pios: Recreo (Catamarca) y Jesús María (Córdoba); luego de esa aplicación
encontrados para obtener la información. se introdujeron ajustes en los instrumentos.
10. Edición final y Se realiza la edición final y más exhaustiva de
procesamiento de los los cuestionarios y, en caso de que hubiera
cuestionarios. que desechar alguno/s por mala calidad, se
procurará remplazarlo/s para no perjudicar la Diagnósticos a escala mayor que el ámbito local
cantidad requerida. Apenas completados y
editados los cuestionarios en las cantidades En el texto precedente se puso énfasis en las evaluaciones diagnósticas
establecidas, se los carga en la base de datos
de nivel micro, con base en lo territorial o local, aunque buena parte de
correspondiente, para así permitir las salidas
de información en tabulados y gráficos. ~~s afirmaciones o sugerencias pueden ser extrapoladas con facilidad a los
- iveles meso y macro.
11 . Aplicación de la Un economista especializado realiza la
aplicación del método específico, sobre Sin duda, a medida que se asciende en los niveles de la gestión hay
herramienta para
estimar el gasto la base del presupuesto municipal, y su ~~~st iones que se complejizarán. Entre ellas, la mayor dificultad parece re-
público orientado a respectivo análisis, para complementar con la dir en el requerimiento de multiactoralidad o participación de los acto-
niños y adolescentes. restante información relevada . res. im Prica d os, especialmente
. de aquellos que están relacionados directa
0 1nd
d. irectamente con la temática y/o la población objetivo de la evaluación
1ª 8nóstica.

ti Para sortear tal dificultad es acon sejable realizar la evaluación diagnós-


ca en dos o tres etapas:
Formulación y evaluación de intervenciones sociales Diagnóstico o línea de base 141
140

La primera, de carácter similar a los diagn?sticos tradicionales, po~rá consideraciones finales



llevarla a cabo un equipo técnico cuyos integrantes posean perfiles
de formación y experiencia en cuanto a la_;emática y/o 1~ pob~aci_ón En primer lugar, se debe resaltar, como ya se indicó, que el diagnóstico
objetivo. Es aconsejable que la conformac10n de ese eqm?o tec~ico es en sí un tipo de intervención (del mismo modo que se afirma respecto de
sea multidisciplinaria. La información sobre la cual basaran el diag- todo momento evaluativo). Como tal, es una actividad que debe ser encara-
nóstico en esta etapa será de fuentes secundarias (existentes) tanto da bajo la lógica de la programación.
estadísticas como documentales. Se debe remarcar también, la importancia de dotar a los diagnósticos
• Una segunda etapa podrá consistir en la realización ~e e~tud~os es- de un carácter participativo, la cual es una recomendación válida para todo
peciales, según sean los puntos carentes de informa:10n fidedigna o tipo de intervenciones, en sus diferentes etapas. Eso significa que los acto-
actualizada que se detecten en la etapa previa. Podra tratarse de en- res implicados se involucren en las diferentes fases del diseño y la ejecución
cuestas a la población objetivo (o a actores impl~ca~os), ya ~ea _con diagnóstica (a la vez que son objeto del propio diagnóstico, como se vio en
muestras representativas o no, utilizando otras tecmcas ~~aht~hvas el mapeo de actores implicados). En el nivel local esa participación será di-
basadas en dinámicas grupales y/o mediante la indagacion a infor- recta y de mayor intensidad, mientras que a escalas o niveles mayores (pro-
mantes clave. vincial/estadual, regional o nacional) podrá ser a través de representan-
Una tercera etapa consistirá en involucrar a representantes de dife- tes que puedan hablar legítimamente por la voz de sus representados (por

rentes instituciones, gubernamentales o no, relacionadas _con ~a ~e- ejemplo, en el caso de actores agremiados, sus representantes gremiales,
mática y/o población objetivo, sometiendo el do~umento diagn?stico o en otros casos, miembros de organizaciones de segundo o tercer grado,
producido a partir de las etapas previas de trabaJO para_su co~sidera- como pueden ser las federaciones o redes de organizaciones) y podrá rea-
ción crítica y así captar las recomendaciones q~e permitan_aiustar _lo lizarse mediante discusiones a partir de documentos base o preliminares.
producido. Se podrá realizar este pr~c~so_mediante meca~ismos vi~- Por otra parte, se recuerda la necesidad de actualizar en forma periódi-
tuales, en forma presencial bajo la dmamica de taller, o bien a traves ca los diagnósticos y realizar también ampliaciones temáticas o de conteni-
de una combinación de ambas metodologías. dos, de acuerdo con las necesidades emergentes de la ejecución de las inter-
venciones. La periodicidad debería ser acorde con la de las programaciones
Se deberán especificar en cada caso a quiénes incluir en esta tercera etapa, operativas o reprogramaciones, para así constituirse en insumos útiles para
pero a modo orientador se sugiere tener en cuenta, entre otros actoreS, los esos momentos (en varios programas nacionales que se ejecutan en dife-
rentes localizaciones, esas programaciones operativas suelen ser anuales y
siguientes: su aprobación es un requisito para las transferencias de fondos siguientes).
- Áreas y programas gubernamentales afines.
Otra cuestión por tener en cuenta es la comunicabilidad que debe po-
- Organizaciones de la sociedad civil que trabajan en el tema O se
seer el producto emergente. En tal sentido, el documento diagnóstico que
orientan a la población objetivo. resulta útil para los técnicos o profesionales puede no ser igualmente ami-
. • bl · ' ( d cativo s,
- Establecimientos que brindan servicios a esa po acion e u gable o comprensible para otros actores, como los políticos, los dirigentes
sociales, de salud, de justicia, etc.). . !e organizacion:s de la sociedad civil, los comunic_a dores o l~s P~?pios po-
· ·d d
_ Diferentes carreras o departamentos de umversi a es qu e estudian h adores. Deberan elaborarse, por lo tanto, matenales de difusion de los
la población objetivo y/o la temática. allazgos diagnósticos en función de las audiencias a las que se considera
. t afines 0 necesario llegar.
_ Sociedades científicas y profesionales que ana lizan emas
tienen que ver con la población objetivo. Por último, aunque ya se destacó, deben apreciarse otros dos produc-
·os de comunicación que enfocan los ternas tos relevantes de la etapa diagnóstica, adicionales a los identificados en la
- Represent ant es de medi , . .
abordados y/o la poblacion ob¡etivo. Prirnera sección de este capítulo. Uno es el referido a la generación de un
escenario de interacción entre actores diversos, de intercambio de saberes
de información, de identificación de problemas y de propuestas para su
Formulación y evaluación de intervenciones sociales p iagnóstico o línea de base 143
142

superación. En cada etapa de la gestión de las intervenciones ese escenario Preguntas para la comprensión de la lectura
podrá cambiar sus objetivos y roles. El otro está relacionado con el hecho
de considerar el diagnóstico como una herramienta de abogacía: en la me-
• ¿Cuáles son el objetivo y la utilidad de un diagnóstico?
dida que resulte efectiva, el diagnóstico podrá ayudar a colocar el tema de
referencia en la agenda pública. Esto es también válido para todo tipo de • El diagnóstico ¿es una actividad de la planificación o es una actividad
evaluación, como podrá verse más adelante. En ese sentido, se afirma que de la evaluación? Fundamente su respuesta.
la evaluación (incluido el diagnóstico) constituye una herramienta útil para • ¿Cuáles son los componentes de un diagnóstico? ¿Y sus productos
las políticas públicas. principales?
• ¿Por qué y para qué es útil el mapeo de actores? ¿Y el mapeo de
recursos?
• ¿Cuáles son las etapas aconsejables para realizar una evaluación
diagnóstica de escala provincial/estadual o nacional?
144 Formulación y evaluación de intervenciones sociales Diagnóstico o línea de base 145

Resumen esquemático del capítulo ---- ,.__ "'


-
·¡:¡
o e
·¡¡;
o
..."'"'
e
en Q.
¿PARA QUÉ SIRVE EL DIAGNÓSTICO? (1)
'@ o •QJ
:::,
O'
~(1) "'...
;;,, en cil !t: ~
(1) Q) ·~-a
<1l e <1l
O) ,_
e v"'
e ,Q
·O O
"'o'
'¡¡j fü :::,
-e
Q)
.c.
e:
Q) co :2:
"O ...... ti -e
Brinda más y mejor conocimiento acerca de las situaciones <1l e e
Q)
o.......
-
Q) · -
problemáticas que se pretenden solucio nar o mejorar mediante las "O ~ e
:::,

intervenciones. o QJ e:
"O -e o
Cll
,.__ ..."' o
ia
s;
1,1
CD
-
<
co
...
~
QJ
"' ...ee
G)
...
o
G)
'Qj'

( __"""""_-,.,...,,,,,¿=EN==Q-U_E_,_c....,.,o_N_S..,.,,,ISTE?
····==·
) GI
u.
1

111
w en
o
,.__
(/)

o
vi
e
•O

o
u
QJ
u
Q)
G)
::::1
O"
·cu en
a:: ::::, "'
u ·¡¡, ..2
...o
u
(.)

~
O'.) .¡::
:¡:;
e ...o ... G)

,.__ ten u
QJ
Q) ..0
<
w ..a o
:'Q
"' o
en
e o(.)
en·- o o "'
-e 1/)
~ "'u
'\ ow ,Q).__ .g> ti
Q) .e QJ
o1/)
...
En buscar, recopilar y sistematizar información secundaria, de a. "O
o
-
,co
.__ ~
E
o
:::,

diversas fuentes y recoger información primaria sobre el o los pro- , <


:E
Q.
Q)
in
Q)
e
ai
O'
"'
..Q
o
::::1

...
G)

blemas, los recursos disponibles y los act ores estratégicos. ....w "O >, QJ

- .oo 1/) J
o o
- "- ········"' .. , <
a:
"O
~ <
o e
o "'
..2
G)
, ¡,i,

"'
o "O
f CD ..."'e t'.2
:::, ~
SUS PRINCIPALES PRODUCTOS ) ~
~
Q) o
en _
a> e G>
QJ
E
"'...e
u
~
"'
"éij
....
e
G)
¡:ll!""' rl"' ,i._.,.1,..j

r•
¡ en
::::,
c:r
en co a>
Q)
E~
::J
QJ
.e
:::,
..Q
o
"'
o Q Q)-0)
'-:: (J) co ·;::
- e--
Ol
"'QJ
"'u
"'
~ i ~o-o
>- ·o Q)
·¡,;
-e
"'ue
~
~ ~ co ~ (J) e:
Conocimiento d e la situación poblacional y los problemas priori-
' a...a
E::::, o
Q) (.) Q.
•O

"'
QJ
>,

...e
-
QJ
,!::,!
1- o e
tarios que la afectan. "'Ol -~
:::,
•,.__ o uaj
-
Ol
·¡,;
Mapeo de los recursos institucionale s, p rogramáticos, humanos o
"'e:::, QJ N

... ..."'E
u e ·;::
y financieros d isponibles (que pued en d estinarse, real o poten cial- co QJ
QJ
...

mente, a la superación de los problemas detectados).


Q) -o QJ
'O
o ~- c.
~ ...
Map eo de los actores implicados que son relevantes o estratégi-
¡=:
Q.
ro
u "'
e
cQJ .o
e
QJ ....o
(J
cos para v iabilizar líneas de acción supe rad oras. uro ~ <11
r - N ( ' ) ~ LOCO t--- CX)
(1) O)~
1::! ro
./ e oí "C
o ~ LO co co o
z ,- N C') I'-- (j') ,- ro
O> o o
z
o ••
Diagnóstico o línea de base 147
146 Formulación y evaluación de intervenciones sociales

J.{EfERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
NOTAS
I3anco Interamericano de Desarrollo, BID (2002): Curso sobre marco lógico. Disponible en:
l. Para ampliar el concepto de comunidad, véase Sánchez (1999).
www.iadb.org, Washington, D.C.
2. Vale aclarar que existen otras formas de agrupación comunitaria que son relevantes y
Cardarelli, G. y Nirenberg, O. (20~2): Método para el diagnóstico local sobre oportunidades
que no tienen al territorio como componente definitorio. En efecto, con el término "co-
educativas comunitarias: el EDUCOMETRO, Buenos Aires, Cuaderno de CEADEL nº 49,
munidad" también se alude a los agregados comunitarios que se desarrollan dentro
disponible en www.ceadel.org.ar.
de matrices institucionales, como empresas, escuelas, organismos no gubernamen-
tales, o aquellos colectivos que tienen una relación menos estrecha con su territorio f antova, F. A. (2005): Manual para la gestión de la intervención social, Madrid Editorial CCS.
(tribus urbanas, movimientos de rock, religiosos, etc.). Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria, INTA (2007): "Enfoque de desarrollo
3. El término "abogacía" traduce la palabra inglesa "advocacy", que alude a las acciones territorial", Documento de trabajo nº 1, Buenos Aires. Disponible en:www.inta.gov.ar/
que se desarrollan en favor de una causa, para colocarla en forma relevante en la extension/doc/trabajol.pdf.
agenda pública y en las políticas gubernamentales. Nirenberg, O. (2006): El diagnóstico participativo local en intervenciones sociales, Cuaderno
4. En Nirenberg, Brawerman y Ruiz (2003, cap. 3), se exponen los aspectos por conside- de CEADEL nº 45, Buenos Aires. Disponible en: www.ceadel.org.ar.
rar en diagnósticos relativos a población adolescente. Nirenberg, O.; Brawerman, J. y Ruiz, V. (2003): Programación y evaluación de proyectos
5. En el esquema del marco lógico se llama "mandato" de los actores a ese poder, refi- sociales. Aportes para la racionalidad y la transparencia, colección Tramas Sociales, vol. 19,
riéndose a su autoridad formal para proporcionar un servicio o cumplir una función cap. 3, Buenos Aires, Paidós.
determinada, es decir, la jurisdicción que tienen en cuanto al problema bajo conside- Poggiese, H . A. et al. (1993): "Metodología FLACSO de planificación-gestión (planificación
ración (véase BID, 2002). participativa y gestión asociada)", Serie documentos e informes de investigación nº 163,
6. Por ejemplo, si en un proyecto vinculado a la educación materno infantil, en especial Área: Planificación y Gestión, Buenos Aires. Disponible en: http://www.flacso.org.ar/
a la formación de madres en técnicas de estimulación y prácticas de crianza, el uploaded_files/Publicaciones/Metodologia.FLACSO.deplanificacion.gestion.pdf.
personal del Centro de Desarrollo Infantil al que concurre la mayoría de los niños Sánchez, A. (1999): Ética de la intervención social, Buenos Aires, Paidós.
del barrio se opone. Torres, R. M. (2004): "Comunidad de aprendizaje. Repensando lo educativo desde el
7. Estas aclaraciones y recomendaciones surgen de interrogantes planteados por los desarrollo local y desde el aprendizaje", documento presentado en el Simposio Inter-
participantes del Curso sobre Monitoreo y políticas públicas, realizado en el INAP, nacion al sobre Comunidades de Aprendizaje, Barcelona.
Secretaría de la Gestión Pública, en el año 2011. UNESCO (1991): "Acta de la cuarta reunión del Comité Regional Intergubernamental
8. En la Fundación ARCOR titularon ese método como EDUCÓMETRO: la Infancia es del Proyecto Principal de Educación en América Latina y El Caribe", Quito, sobre la
la medida y su versión editada aparece en www.fundacionarcor.org. El desarrollo de base de la Declaración mundial sobre Educación para Todos. Conferencia Internacional
sus contenidos fue rea~izado por la Lic. Graciela Cardarelli y la Dra. Oiga Nirenberg, (1990), Jontien, Tailandia.
quienes también desempeñaron un rol protagónico, por CEADEL, en la posterior
puesta a prueba en los municipios de Jesús María (Córdoba) y Recreo (Catamarca).
(Véase versión sin editar en Cardarelli y Nirenberg, 2012).
9. La Fundación ARCOR celebró un convenio con el área que elabora el Mapa Educativo,
del Ministerio de Educación Nacional, para el volcado de la información recogida.

También podría gustarte