Está en la página 1de 9

Estructuralismo

El modelo estructuralista es una corriente filosófica que surgió en la Europa


(Francia) en la década de 1960. Con el paso del tiempo, la visión de las ciencias
humanas se fue convirtiendo en un método de análisis del lenguaje, la cultura y la
sociedad, que tuvo un impacto especial en la segunda mitad del siglo XX (Uriarte,
2020).
Bajo este modelo se unen diferentes ensayistas, que suelen expresar sus
opiniones en diversos campos de la ciencia humana (antropología, crítica literaria,
psicoanálisis freudiano, estudios históricos o corrientes marxistas).
Entre los representantes más destacados del estructuralismo, podemos
mencionar a Lévi Strauss (antropología), Lacan (psicoanálisis), Althusser
(marxismo), Foucault (filosofía), R. Barthes (literatura), Ferdinand de Saussure, R.
Jakobson y E. Benveniste (Lingüística).
Claude Lévi-Strauss, uno de los principales teóricos del estructuralismo, su
trabajo lo convirtió en el padre de la antropología moderna, uno de los más
grandes etnólogos e intelectuales destacados del siglo XX. Su principal logro es la
introducción del análisis estructural en las ciencias humanas, que Ferdinand de
Saussure aplicó a la lingüística.
El lingüista Ferdinand de Saussure proporcionó valiosas contribuciones a la
teoría estructuralista en su "Curso de Lingüística General" (1916). La visión
constructivista cree que es necesario establecer una "simulación lógica", que
permitirá darse cuenta de que la vida social se ha vuelto muy importante.
La invención que propondrá el estructuralismo no es la imagen de la propia
estructura (que aparece constantemente en el pensamiento occidental), sino que
excluye el concepto central que establece toda la realidad (Uriarte, 2020).
Precedentes
En términos de la relación entre los seres humanos y el conocimiento, la
moralidad, la belleza, la experiencia, el lenguaje y la existencia, y muchos otros
campos del conocimiento, la filosofía es una ciencia madre.
Se trata de una ciencia muy antigua, de donde proviene casi todo el
conocimiento directa o indirectamente, comenzando por el humanístico hasta el
más objetivo.
La filosofía no tiene un campo de interés específico y es tan amplio como
para coincidir con otras ciencias y disciplinas, pero por ejemplo, se distingue de la
religión, la mitología, el misticismo porque insiste en que los argumentos y el
pensamiento racional son la realización de la humanidad.
Una de las tendencias más fuertes de la filosofía moderna relacionada con
la educación es el estructuralismo. Desarrollado vigorosamente a mediados del
siglo XX, este se conjugó de manera propia o por coincidencias no buscadas con
números filósofos y pedagogos de diversos rumbos del Planeta (Barceló, 2017).
Explica Barceló “Todavía en las décadas de 1940 y 50, la filosófica francesa
estuvo impactada por el existencialismo a través de Jean-Paul Sartre 1. Para esos
momentos se juega con la fenomenología, años de búsqueda en plena segunda
Guerra Mundial en que se retorna a Hegel y se privilegia la filosofía de la ciencia,
con Gastón Bachelard2” (2017).
Luego del existencialismo, Sartre se ubica en el marxismo y esto da pie al
estructuralismo. El movimiento inicia con Claude Lévi-Strauss 3 y su etnología,
posterior Lacan dirige el psicoanálisis y Althusser lo compendia con pensamientos
marxistas. Cabe señalar que Althusser y Foucault se opusieron a la clasificación
de sus ideas en estructuralismo. Solo Lévi-Strauss ha hecho una clara reflexión
sobre el estructuralismo como método.
No está claro que el estructuralismo sea una escuela, pero puede definirse
razonablemente como una perspectiva metodológica de las ciencias humanas,
como la antropología cultural, la lingüística o la historia. Sin embargo, este método
tiene una importancia filosófica considerable.

Características
1
Jean-Paul Charles Aymard Sartre (1905-1980), conocido como Jean-Paul Sartre, fue un filósofo, escritor,
novelista, dramaturgo, activista político y crítico literario francés, exponente del existencialismo y del
marxismo humanista.
2
Bachelard (1884-1962). Filósofo francés. Fue profesor en la Sorbona (1940-1954) y se especializó en
epistemología (La formación del espíritu científico, 1938).
3
Claude Lévi-Strauss (1908-2009), Es un antropólogo, filósofo y etnólogo francés, y una de las figuras
destacadas de su disciplina en la segunda mitad del siglo XX. Al introducir el enfoque estructuralista en las
ciencias sociales, fue en realidad el fundador de la antropología estructural.
Los estructuralistas afirman que los sentidos nos enseñan y que los medios
de comunicación son solo un factor moderador para codificar o reforzar el
significado que ya existe en la sociedad.
El estructuralismo explica que la sociedad se compone de diferentes reglas
o estructuras que producen el significado de los eventos, estos eventos son el
producto de normas absorbidas por los humanos en la sociedad y permiten a las
personas evocar el mismo significado. Es decir, el enfoque constructivista cree
que los sentidos son engañosos, por lo que la comunicación debe estudiarse
construyendo una estructura lógica.
El estructuralismo ve el lenguaje como un sistema, una serie de elementos
de unidad que comparten diferentes relaciones. A través de la advertencia de
Saussure, los estructuralistas adoptaron su contribución al lenguaje y estudiaron la
sincronicidad (el lenguaje como objeto actual), se utilizan métodos descriptivos,
analizando la estructura y sus respectivas relaciones. También se recurre a la
inducción, es decir, la teoría se establece a partir del análisis del propio corpus, sin
considerar la influencia del entorno o contexto.
El estructuralismo nació en el marco del marxismo y el funcionalismo. Sin
embargo, el marxismo y el funcionalismo y el estructuralismo tienen conceptos
científicos diferentes. Ahora bien, ¿qué es un sistema estructuralista al final? El
concepto de sistema señalado por Lévi-Strauss se relaciona básicamente con: un
conjunto de reglas que median la disposición de los símbolos en las estructuras
conscientes e inconscientes. Estas disposiciones no necesariamente se
corresponden entre sí, ni tienen que ser correspondiente (1995, p. 34).
Desde el inicio en un análisis estructural, se asignan niveles, se dividen
jerárquicamente las unidades y se asignan los conceptos utilizando términos
adecuados a sus necesidades.

La lingüística estructural
Para comprender la influencia del estructuralismo en las ciencias sociales,
es indispensable y esencial mencionar la lingüística estructural. En concreto
Ferdinand de Saussure, junto a R. Jakobson son los que más influyen en Lévi-
Strauss.
La filología anterior a Ferdinand de Saussure no estudió estrictamente los
lenguajes, sino el parentesco entre ellos y su evolución histórica. Para Emile
Benveniste, hasta las primeras décadas de nuestro siglo, la lingüística se incluyó
básicamente en la genética del lenguaje, se considera una ciencia histórica,
porque sus objetos están en todas partes en la historia del lenguaje. Sin embargo,
en el proceso de lograr un éxito tan grande, hay algunas mentes inquietas: ¿Cuál
es la esencia de los hechos del lenguaje? ¿Cuál es la realidad del lenguaje?
¿Consiste solo en cambio? Entonces, ¿de qué se trata mantener lo mismo aunque
nunca deje de cambiar? La lingüística histórica no proporciona ninguna respuesta
a estas preguntas, porque nadie las ha preguntado nunca (Benveniste, 1970).
La innovación sausseriana comenzó en esta etapa, en el "Curso de
Lingüística General" define un sistema completo, que existe en el logro y el idioma
de cada hablante. Según esto, el sistema del lenguaje debe estudiarse en la teoría
general, definiendo los signos del lenguaje como una unidad mental o psíquica de
dos caras, a saber, los signos, los sonidos y las formas de las palabras y sus
significados es lo que pasa a ser la lengua (Benveniste, 1971), con él nació la
fonética y otras se desarrollarán en el futuro.
Podemos sistematizar estas aportaciones desde cuatro aspectos:
1) La orientación descriptiva de la lingüística; 2) el lenguaje oral se
antepone al lenguaje escrito; 3) asumiendo la importancia de todos los idiomas,
independientemente de la comunidad lingüística ¿Cuál es el grado de desarrollo o
habilidad? 4) En comparación con la investigación diacrónica, se prefiere la
descripción sincrónica (Piaget, 1968).
Para Saussure (1916), el campo de la lingüística está compuesto por todas
las expresiones del lenguaje humano. Por este motivo, la tarea de la lingüística no
es realizar la descripción e historia de todos los idiomas, sino encontrar los
principios generales de su trabajo. Para dividir su objeto de investigación en una
ciencia, Saussure creó una dicotomía de lenguaje y habla. La ubicación del
lenguaje se encuentra en el cerebro del hablante y es la suma de las imágenes del
habla y sus conceptos correspondientes almacenados por todos los individuos. El
lenguaje es la riqueza acumulada por la práctica (Benveniste, 1971).
Saussure planteó la necesidad de distinguir entre visiones sincrónicas y
diacrónicas en la investigación lingüística. Primero, la lingüística sincrónica se
ocupa de los aspectos estáticos del lenguaje (eje de los 7 simultáneos), se trata de
un sistema de valores puro en todas las consideraciones históricas; el segundo es
la lingüística diacrónica (eje de la sucesión), que se utiliza para estudiar el
desarrollo del lenguaje. La oposición entre los dos puntos de vista es absoluta: el
lenguaje es como un juego de ajedrez: el valor respectivo de las piezas depende
de la posición de las piezas en el tablero, por lo que el sistema es siempre
instantáneo y cambia con la posición. Los cambios evolutivos solo afectan a
elementos aislados.

El estructuralismo de Claude Lévi-Strauss


Claude Lévi-Strauss, nació en Bruselas en 1908 de padres franceses.
Parisino de nacimiento y crianza, estudia y se forma en filosofía graduándose en
París en 1931. Después de servir brevemente como profesor de secundaria, fue
invitado a servir como decano del Departamento de Sociología de la Universidad
de São Paulo. Durante su estadía en Brasil de 1934 a 1939, realizó dos viajes a
Mato Grosso y al río Amazonas para realizar investigaciones etnográficas. Esta
experiencia lo impulsará a elegir el americanismo como su especialidad en el
campo de la antropología.
Regresó a Francia en 1939 y se trasladó a Nueva York en 1941, donde tuvo
la oportunidad de realizar una investigación en profundidad, especialmente a
través de R. Lowie, la escuela de antropología cultural fundada por F. Boas, y se
reunió con el lingüista ruso R. Jakobson, del cual extrajo métodos de análisis
estructural de sus cursos de fonética y se inspiró en la analogía entre lingüística y
antropología, lo que formará el núcleo de su estructuralismo (Wiseman, 1998).
Fue discípulo de Marcel Mauss4, estudió el funcionalismo de Radcliffe-
Brown, Malinowski, y se apartó al ver que no conseguía un modelo amplio y
generar un patrón más universal.
Acecharse al marxismo y el psicoanálisis reemplazará esta deficiencia. El
análisis de Marx de la sociedad burguesa y los mecanismos económicos muestra
4
Marcel Mauss fue un antropólogo y sociólogo considerado como uno de los padres de la etnología francesa.
que la verdadera realidad nunca es la más obvia, sino que sigue oculta. Freud
también señaló que la mente no solo se rige por ejemplos conscientes y obvios,
sino por ejemplos inconscientes (Wiseman, 1998).Toda esta experiencia y su
acercamiento a la geología, su diversidad y el aparente desorden de la
superficie o del paisaje, lo llevan a concluir que está regida por estructuras que
permiten al geólogo interpretar la génesis del paisaje.
Por tanto, Lévi-Strauss puede extender el enfoque estructuralista de la
lingüística a la antropología cultural. Lévi-Strauss utiliza la lingüística,
especialmente la fonética, como modelo para revelar que existen relaciones y
estructuras constantes bajo la diversidad y complejidad del sistema de parentesco
(Piaget, 1968).
Para él, las reglas del matrimonio y el sistema de parentesco son una
especie de lenguaje. En concreto, las diversas reglas y prohibiciones para la
elección de cónyuge constituyen una forma inconsciente de organizar la
circulación de los individuos dentro de un grupo social, lo que permite que un
sistema sociológico de establecimiento de relaciones sustituya a un sistema de
origen biológico como el parentesco, para evitar que cada clan permanezca
cerrado en sí mismo. El estudio de esta relación entre naturaleza y cultura se
realiza a partir del estudio de los mitos y relaciones referentes a lo crudo y lo
cocido5 (Piaget, 1968).
Este ve la única base posible de la "ciencia humana" con una actitud
cognoscitiva que se resista a la "presunta autoevidencia" y "prefiere a los demás
sobre sí mismo" y viceversa (Lévi-Strauss, 2006).
Entre las obras de Lévi-Strauss, la más popular es Tristes trópicos. Nos
lleva a paisajes y culturas lejanas, descifrando su significado interior. En las
páginas emocionantes, se ampliaron dos frases célebres: La del principio: “Odio
los viajes y a los exploradores y aquí que me dispongo a relatar mis expediciones".
(Lévi-Strauss, 1955, p. 3).
Es por ello que esta obra se entiende como determinante en la posición
rectora de los investigadores, y no solo en el campo de la antropología, sino en
5
Un punto pertinente que se explica en este ensayo es el del ejemplo: las tribus que no conocen la cocción de
los alimentos por supuesto que no tienen la palabra para decir «cocina» o «cocción». Pero, en consecuencia,
no tienen además la palabra para decir «crudo» puesto que el concepto mismo no puede caracterizarse.
torno al concepto de estructura social, su connotación epistemológica y sus
consecuencias metodológicas generan debates.
Conclusiones
El estructuralismo, desde sus inicios en el campo de la lingüística, logró por
primera vez entrar en el reino desconocido de la mente humana y su curso. El
pensamiento humano empieza a sintetizarse y por tanto la forma en que las
personas comprenden y se comunican con la realidad en la que estamos inmersos
también, es decir, empieza a parametrizarse.
La obra de Claude Lévi-Strauss, ejecutada con implacable rigor, se refleja
en los espíritus más nobles, ya que es una traducción del mecanismo por el que
funciona la naturaleza de la mente humana.
Aunque no se caracterizó por la facilidad de lectura, la obra del gran
pensador francés no resistió a ser comprendida y aplicada por seguidores al
menos tan curiosos, apasionados y disciplinados como el maestro.
Practicar la antropología estructural no significa llenar tablas vacías con
ejemplos fácticos de "opuestos complementarios", como a veces se supone.
Seguir la línea de Lévi-Strauss requiere una auténtica pasión por la
naturaleza humana y un compromiso real con el trabajo de las ciencias sociales.
Sin duda, la observación y el análisis de los más diversos objetos de investigación
no son fáciles.
La aplicación de estos supuestos en la antropología y con mayor dificultad
en otras disciplinas ha abierto un camino imparable para superar los modelos
tradicionales, positivistas, procesales, realistas y étnicos.
Estos modelos siempre se han escrito e interpretado con base en
supuestos que se consideran indiscutibles. La cultura occidental se entiende como
un reflejo directo de la estructura interna del nivel conceptual, que se puede
descubrir y explicar en el registro.
Las corrientes de estructuralismo modernos o actuales, superan el
análisis de la mente humana y se adentran en el estudio de una cultura
que es de por sí significativa. Pero esta cultura responde a
determinados códigos de conducta que la determinan y manejan en cada
uno de los momentos históricos que atraviesa.
REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS
Artículo de la web de Biografías y vidas. Biografía y vida Claude Lévi-Strauss.
Recuperado de https://www.ecured.cu/Claude_Lévi-Strauss. Consultado el 18
de octubre de 2020.

Barceló, V. (2017). La filosofía, la educación y el rescate de los valores.


Recuperado de https://www.alainet.org/es/articulo/188267. Consultado el 14-
10-2020.
Benveniste, E. (1970) Problemas de lingüística general, I, México, Edic. Siglo XXI

Benveniste, E. (1971) Problemas de Lingüística General, tomo I. Saussure


después de medio siglo. Edic. SigloXXI, 13ª edic. México, D.F.

Lévi-Strauss, C. (1955). Tristes tropiques. París, Plon. Nueva edición revisada:


1973. (Tristes trópicos. Buenos Aires, EUDEBA, 1970.).

Lévi-Strauss, C. (1968). Mitológicas. Lo crudo y lo cocido. Fondo de Cultura


Económica. Reedición 2016.

Lévi-Strauss, C. (1995). Antropología estructural. 2da reimpresión. Barcelona:


Paidós.

Lévi-Strauss, C. (2006). Antropología estructural: Mito, sociedad, humanidades.


México: Ediciones Siglo XXI. (2 vols).

Piaget, J. (1968). El estructuralismo, Buenos Aires: Ed.Proteo,

Saussure, F. (1945).Curso de Lingüística General. Editorial Losada. S.A. Moreno


3332, Buenos Aires. 1945.

Uriarte J. (2020). Estructuralismo. Para: Caracteristicas.co. Recuperado de:


https://www.caracteristicas.co/estructuralismo/. Consultado: 14 de octubre de
2020.

Wiseman, B. (1998). Lévi-Lévi-Strauss para principiantes. Buenos Aires: Errepar.

También podría gustarte