Está en la página 1de 5

Lilith en la carta natal

Concepto astronómico

La distancia de la Luna a la Tierra varía constantemente. En su revolución elíptica alrededor de la


Tierra, la Luna tiene un punto de mayor aproximación a nuestro planeta (el perigeo, a 358.000 kms. de
la Tierra) y otro de mayor alejamiento (el apogeo, a 406.000 kms.). Este eje perigeo-apogeo no es
estable, sino que se desplaza constantemente a razón de 40 grados cada año, Para los
astrólogos, Lilith es el punto focal vacio de la órbita de la Luna y sus posiciones se repiten cada 9
años.(unos 8 años y poco más de diez meses) Existe una relación inequívoca de Lilith con el eje
nodal y su ciclo de 18.5 años. La marcha de la luna es rápida. La de Lilith es lenta y con momentos de
retroceso. Tarda en recorrer el zodíaco ocho años y 311 días.

Así pues, Lilith no es un planeta, sino un punto en el espacio sin cuerpo físico, como es el Ascendente en
cualquier carta astral. Sin embargo, estos puntos clave del espacio no necesitan tener masa ni cuerpo para
actuar sobre nosotros. ----------------------------------

Lilith, la Luna Negra

Contrariamente a lo que se suele creer, la primera mujer en el jardín del Edén no fue Eva. La primera mujer
creada por Dios fue Lilith, una mujer llena de hermosura y capacidad para disfrutar de su sexualidad. Estaba
hecha de la misma sustancia que Adán, no sacada de una de las costillas de éste. Todo iba bien en el Paraíso,
hasta que llegó la hora del sexo. Lilith no quería ser una esclava de nadie, sino una compañera, con capacidad
para compartir y gozar. Ni mucho menos quería estar sometida a nadie. Como no se entendia con Adan de
ninguna forma,decidió abandonar el paraíso y se dirigió al mar Rojo donde tuvo muchos amantes. Se dice que
antiguamente las mujeres siempre se ponían SOBRE el varon en el sexo y Adan quería que ella se pusiera
debajo! Adan sintiéndose solo le pide a Dios una compañera dócil que no lo deje y asi es creada Eva. Se dice
que la serpiente que tentó a Eva era Lilith, tratando de hacer dudar a Eva de su subordinación.

Podríamos decir que Lilith fue la primera feminista: desafió las órdenes de Adán e incluso de Dios. Y por eso fue
expulsada del Paraíso. El poder sexual de la mujer pasó a ser algo peligroso, algo transgresor. Y empezaron los
tiempos del patriarcado. Quizá por eso la iglesia siempre ha visto en el sexo algo pecaminoso. Quizá por eso,
para la iglesia, las mujeres no tuvieron alma hasta el Concilio de Nicea. Lilith representa la energía creativa que
une el sexo con la espiritualidad. Es el instinto del goce y la fuerza oscura que hay en todo proceso creativo.
En la carta astral Lilith representa el punto donde podemos llegar a ser transgresores, es decir, donde podemos
ir un poco más allá. El signo y casa donde está Lilith indica en qué podemos lograr lucidez, afirmación personal y
capacidad de disfrute. Sin embargo, si Lilith (o la Luna Negra) está mal ubicada o la persona no la ha integrado
en su personalidad, puede representar aspectos en los que podemos ser sumisos o sufrir represiones.
Se la asocia con el signo Escorpio y con el planeta Plutón por su fuerte sexualidad, con Acuario por su rebeldía y
con Capricornio y Saturno por su frialdad y su espíritu calculador. Es como la suma de Plutón, Urano, Saturno y
Venus en un solo punto.

Pero a la Luna Negra no se la puede abordar únicamente desde la razón, puesto que su naturaleza intuitiva es
poderosa y guarda relación con los instintos. Evidentemente, su interpretación en la carta astral no tiene la misma
importancia que la Luna, el Sol o los planetas.

La parte de la carta natal donde se encuentre ubicada Lilith en la carta de una mujer nos habla de su
poder femenino y en el hombre nos habla de cómo percibe el poder femenino y como puede concientizar
esa parte femenina que tiene reprimida. También en la carta natal de un hombre, donde este ubicada Lilith le
hablará del poder femenino que le atemoriza, que lo castra, que lo transgrede, que lo lleva a la transformación,
trascendencia en su vida y que le genera heridas y vacíos. Puede hablarnos de cómo era la mujer con la que se
iniciaron sexualmente y cómo era la forma en que se empoderaban las mujeres de su entorno
familiar .En la carta de una mujer nos habla de lo mismo pero también del poder oculto y
reprimido de ella misma. Casi siempre de su poder y energía sexual reprimida.

Lilith en la carta natal, según como este ubicada, aspectada y según el contexto de la historia de la persona, nos
puede hablar de la parte sucia de nuestra vida, Nos habla de la castración psicológica, del material residual
psicológico que necesita ser sublimado, resarcido y expuesto a la luz.  Aquí encontraremos las represiones,
heridas pero también un factor de sabiduría pues solo aprendemos de los errores y del sufrimiento impuesto por
otros.

Con Lilith observamos también, el suicidio, la promiscuidad, los abortos accidentales y los abortos voluntarios o
inducidos, el vacío, la rebeldía, la emancipación, la liberación, el feminismo, los celos, el misticismo, la
espiritualidad, la magia, la seducción, la manipulación psicológica, la encrucijada entre dos caminos peligrosos
(dos opciones difíciles). . Es muy amplio y profundo el concepto de Lilith, pero con la carta natal de una persona,
según la posición donde se ubique, podemos llegar a entender de dónde provienen los traumas, donde se debe
trascender, de qué debemos liberarnos y cómo podemos encontrar la llave para evolucionar a un nivel más
elevado de conciencia. Porque no se trata de ocultar lo negativo que hay en nosotros, se trata de iluminarlo,
integrarlo para saberlo canalizar de manera positiva y constructiva. :

Palabras clave :para interpretar lo que se vive y siente en cada casa :


      Deseo, rechazo, lo absoluto, gozo, deuda kármica, secreto, silencio, enigma, indisciplina, rebelión,
bloqueo, separación, tentación, crueldad, erotismo, emancipación, castración, esterilidad, sadismo. Lilith
es la mujer liberada, la seductora, la bruja, pero también es la iluminación, el sacrificio o la iniciación.
LILITH EN LOS SIGNOS:

     Aries: con esta posición, hay que reflexionar antes de actuar, pues Lilith aporta aquí gran
impulsividad y violencia. Poderosos instintos. Búsqueda de lucha, se prueba la resistencia del otro.
Favorable a los deportes pero riesgo de accidentes. Instabilidad, independencia, desafíos, tendencias
pasionales, sensualidad, combatividad.
 
     Tauro:   relaciones “extrañas” con el dinero. Deseos o rechazos del dinero. A veces se está
fascinado por el poder del dinero o se renuncia a lo material. Problemas financieros. Dificultades para
expresar su sensualidad. Sublimación sensual en el arte. A veces, hipersensualidad. Celos,
posesividad, problemas de nutrición.
 
     Géminis: el pensamiento es a menudo cruel y frío, resultante de algún problema durante la
adolescencia. Errores intelectuales, dificultades de expresión, curiosidad sexual, lecturas eróticas,
dispersión. Hay un lado andrógino y a veces dualidad sexual. Aislamiento mental, depresión, nervios,
accidente.
 
     Cáncer: deuda kármica con miembros de la familia. A veces, rechazo de su infancia o de su familia
(exilio). Problemas en la infancia y en el final de la vida. Infantilismo. Rechazo de su vulnerabilidad y de
su feminidad. Sensiblería. Rechazo sexual, fantasmas, tentación, posesividad. Problemas de
fecundidad (a veces aborto). Madre autoritaria, castradora. Problemas de nutrición.
 
      Leo: hay tendencia a rechazar sus posibilidades creadoras o amorosas. Tendencia al arrivismo. A
veces, ambición y sexualidad ligadas. Voluntad fría. Orgullo, megalomanía, gran vitalidad. A menudo se
tiene éxito pero encuentran problemas con sus creaciones y sus amores. El corazón y la vista a
menudo frágiles.
 
     Virgo: se soporta difícilmente las limitaciones en el trabajo. Problemas de salud (región abdominal).
A veces, vincula sexualidad y enfermedad o trabajo. Frustración, curiosidad, penosas obligaciones,
inestabilidad psíquica, rechazo sexual. Obsesión por el orden, el deber, la higiene, la salud, la forma
física y la dietética. Pruebas que suponen una purificación. Penosas obligaciones. Tendencia maniaca.
 
     Libra: Lilith en este signo da una gran necesidad de seducir, de unirse, pero se escoge
generalmente mal! Dificultades en las uniones, en las asociaciones, en los encuentros. Tendencia a
rechazar las convenciones sociales. Egoísmo, magnetismo, esnobismo, frustración, deseo insatisfecho,
gran poder sobre los demás. Problemas de salud (nefritis). Vuidez.
 
     Escorpio: se interesan por los misterios, los enigmas. Fuerte sexualidad que puede ser sublimada
por el estudio del esoterismo. Gusta de analizar a los demás. Interés por la muerte y el más allá. Poder
pasional, tentación, frustración, ambición material, fantasmas, tendencias suicidas, fría lucidez,
magnetismo, transformación, véase iniciación. Es la mujer fatal (la bruja). Fascinación, pesadillas,
onanismo, superación de sí mismo, problemas financieros, renacimiento.
 
    Sagitario:   tienen dificultades en desarrollarse, en guiar a los demás. Se sienten diferentes, buscan
lo absoluto por la enseñanza, la religión, la filosofía o la espiritualidad. Rechazo de los límites, de las
fronteras, de la ley. A veces, vincula sexualidad, evolución y enseñanza o viaje. Problemas en los viajes
o con extranjeros. Búsqueda espiritual, pesadillas, accidentes, a veces anarquismo. Debe
independizarse, debe abrirse a una dimensión superior.
 
    Capricornio: para una mujer, Lilith aporte aquí un lado castrador y autoritario. Tendencia al orgullo, a
la frialdad, a la esterilidad, al esnobismo. Silencio, movilidad, depresión, pruebas duraderas, soledad,
vuidez, arrivismo. Hay que aprender desapego, a dominar sus instintos y, si es necesario, a sacrificarse.
El final de la vida es a menudo difícil para las personas poco evolucionadas. Sadismo, desposesiones,
frustración, vértigos.
 
    Acuario: esta posición de Lilith aporta generalmente pruebas con amigos (traiciones, duelos). Gran
nerviosismo. Claustrofobia. Independencia sexual (a veces, dualidad). Rechazo o deseo de
independencia. Las pruebas son repentinas. Riesgo de divorcio. Búsqueda de libertad absoluta, mujer
“liberada”. Carácter revolucionario. Debe aprender a abrirse a los demás para dar su opinión.
Accidentes, operaciones. Debe aprender a expresarse sin tratar de jugar un papel.
 
    Piscis: hay aquí un riesgo de envenenamiento simbólico o real. Tendencia a problemas de salud, a
tomar drogas para huir de la realidad. Búsqueda de “otro sitio”, de un universo “maravilloso”.
Magnetismo encantador. Mujer “glamour” (numerosas aventuras; a veces solo vivenciadas en el plano
del ensueño). Vínculos secretos, pérdida de consciencia, problemas psíquicos, coma, encuentros con
falsos maestros. Tendencia a las pesadillas, a los insomnios. Dotes proféticas, aura de misterio.
Ilegalidad, errores espirituales, espionaje.

LILITH EN LAS CASAS:


Es el área donde jamás queremos someternos o donde no debemos someter a otros.
 
     Casa I: en esta posición, Lilith aporta a menudo una separación dolorosa y un bloqueo de una parte de la
personalidad. Personalidad misteriosa, castradora, inestable, autoritaria, cruel y angustiada. Sed de absoluto,
superación de sí mismo, magnetismo, tentación, salud frágil, tendencia suicida. Para una mujer: emancipación,
mujer viril, o fatal. A veces homosexualidad. Vampiriza la energía de los demás.
 
      Casa II: necesidad de mostrar a los demás su propio valor (sin preocuparse por el dinero). Búsqueda de
seguridad y de confianza en sí mismo haciendo reconocer su valor propio por los demás. Problemas financieros,
deudas, sacrificio material, problemas ligados a la posesividad, los celos, los deseos o rechazos de
adquisiciones, a veces puede vincular el dinero y la sexualidad.
 
      Casa III: esta posición aporta a menudo problemas con los hermanos y las hermanas (o primos o vecinos).
Frustración a nivel de los estudios. Dificultades de expresión, de comunicación. A veces muere un hermano o
hermana. Autodidacta, accidentes, espíritu revolucionario, o anárquico, curiosidad sexual, error de juicio, a veces
crueldad mental, separación voluntaria de su entorno. A veces perversión sexual (incesto). Descubrir hermanos
ocultados.
 
       Casa IV: esta posición aporta a menudo el divorcio de los padres o la muerte de alguno de ellos. Karma
familiar (pruebas, duelos), dones psíquicos, exilio, rechazo de la familia, poderoso inconsciente, sueño difícil,
padres autoritarios, represión de los instintos. Malestar de su región natal. Secretos ocultos en el hogar de origen,
como adopciones tapadas.
 
       Casa V: aquí Lilith aporta a menudo decepciones sentimentales. Abortos, embarazo malogrado, parto
delicado, muerte del niño o rechazo de los niños. A veces homosexualidad o rechazo de toda vida amorosa
(compromiso religioso), a veces rechazo de sus dones (dificultad para crear). Vínculos secretos, juegos sexuales,
adulterio, la persona amada parece inaccesible. Se tiene mal imagen de sí mismo.
 
       Casa VI: la salud es frágil. Operaciones quirúrgicas, accidentes, cirugía estética, tendencia agresiva,
inestabilidad psíquica. El mantenimiento de la salud necesita un régimen estricto. Rechazo de toda limitación, de
toda tarea, de toda obligación. Es preferible ser su propio jefe. Problemas en el trabajo, disciplina que constriñe,
riesgo de paro. Angustia, purificación.
 
       Casa VII: aquí el karma está en las relaciones, lo que aporta todo tipo de conflictos. Riesgos de divorcio, de
vuidez, de rupturas de (siempre guardan un lado secreto). Conyugue inaccesible, encuentros kármicos, rechazo
de la unión. Choques con el conyugue, problemas de autoridad con los demás.
 
       Casa VIII: esta posición puede traer tomas de consciencia a través de los muertos. Fuerte sexualidad,
deudas, pesadillas, lutos, sadismo, tendencia suicida. Hay dones psíquicos y a veces sublimación sexual.
Fascinación por el más allá. Magnetismo encantador, rechazo o ausencia de herencias. Investigación sobre el
tema de la muerte. A veces muerte extraña. Temas ocultos relacionados con robos , estafas o prostitución que se
viven en secreto.
 
       Casa IX: generalmente, esta posición aporta un bloqueo para el estudio de las lenguas. Problemas en los
viajes, en el extranjero o con los extranjeros, con la ley o con la religión. Rechazo a las fronteras. Xenofobia,
renunciación, aventurero, accidentes, rechazo de las ideas recibidas. A veces, iniciación en el extranjero.
 
      Casa X: esta posición da a menudo una personalidad dura, fría y misteriosa. Especialista en un ámbito
analítico. Rechazo de las fuentes tradicionales. Sed de absoluto, marginalidad, pruebas duraderas, dificultades
profesionales, rechazo de responsabilidades, espíritu contestatario, rechazo de la sociedad, angustia. Rol a
desempeñar en algún hecho colectivo. Karma en la madurez. Para una mujer: imagen de mujer “liberada”, véase
fatal. Fatalidad que hay que dominar.
 
       Casa XI: se tienen dificultades para hacer amigos o para integrarse en un grupo, una asociación. Celos,
traiciones o rupturas de amistades. Proyectos utópicos, megalomanía, apoyos misteriosos, elitismo. Muerte de
amigos, dificultades para hacerse comprender, puede ligar un amigo a un secreto o tener un vínculo sexual con
un amigo.
 
       Casa XII: en esta posición, Lilith aporta pruebas misteriosas, difíciles de comprender. A veces, iluminación,
toma de consciencia de una vida anterior directamente ligada a esta vida. Potentes enemigos secretos, huida,
angustia, exilio, fuga, problemas psíquicos, adulterios, espionaje, encanto misterioso, sacrificio, envenenamiento
real o simbólico, aislamiento, enigma, drogas, rechazo del mundo exterior, intervención quirúrgica.

También podría gustarte