Está en la página 1de 8

Revista Facultad Nacional de Salud Pública Volumen 12 (2), Enero - Junio de 1993

vida de la población, la solución de dad económica de la población y con


las necesidades de salud, educación, las condiciones sociales y culturales.
saneamiento ambiental, agua potable,
alimentación, recreación, cultura y De ahí, que la seguridad
deporte, vivienda, en fin, de la segu- social, sea el objeto de estudio,
ridad social, la cual es un problema conocimiento y de transformación de
específico de la sociedad civil, que la salud pública. La seguridad social
implica un desarrollo de la democra- y sus componentes básicos de: la
cia social y para desarrollarla hay que salud, el régimen económico, la edu-
impulsar la democracia política y cación, la alimentación. la recreación La epidemiología y las políticas
económica. el deporte, la ¿ultura, ia vivienda, el
servicio ' público, o sea todos los públicas saludables
La cobertura de la seguridad componentes del bienestar. Es aSÍ,
social, se debe ver desde el punto de como volvemos al punto de partida,
vista de la accequibilidad de la po- las aspiraciones de los pueblos en
blación a los aspectos sociales, eco- cuanto a la defensa del derecho Helena Espinoa de Restrepo
nómicos, culturales y éticos. Hay que fundamental de la vida, de la salud. i! Coordinadora del Programa de Promoción de la Salud OPS/OMS. Wash ington
analizarla de acuerdo con la capaci- del bienestar. . I

t.
!
I
¡ Introducción En 1988, el entonces progra-
ma de salud del adulto, hoy de
t El papel de la epidemiología promoción de la salud, junto con el
en el contexto amplio de la salud en programa de análisis de situación y
1 el desarrollo, merece una reflexión tendencias de salud, de la Organiza-
[ por parte de los epidemiólogos de los ción Panamericana de la Salud, OPS
países menos desnITollados o en vía (2), prepararon un documento de
1 de desarrollo. No solo hay que volver trabajo sobre los espacios que tenía
¡ sobre los conceptos antiguos pero la epidemiología en la aplicación de

I vigentes, como los de Morris (1)


sobre los usos de la epidemiología,
los principios de la promoción de la
salud contenidos en la Carta de
'"
~ro
sino también acometer un análisis Ottawa (3). Aunque los planteamien- -g
I concienzudo de la5 implicaciones que tos que se hicieron en tal documento ]¡


I
tienen para la práctica de los
epidemiólogos, las nueVas doctrinas
de la saiud pública y las agendas de
y que fueron discutidos en un semi-
nario sobre el tema en cuba (198&),
siguen aún vigentes, la dimensión que
ª
.~

~
I salud que necesitan nuestros gobier- está adquiriendo el movimiento de ~
8.
'"ro
§
ro
I

nos. Nos referimos especialmente a
la promoción de la salud, adoptada
promoción de la salud en los países
en desarrollo, demanda un énfasis
mayor en la contribucióíi que debe
~

ü universalmente como una estrategia


o
N

1-
o
u
I
¡
renovada para el trabajo en salud,
que busca, con el compromiso de
otros sectores, alcanzar el bienestar
hacer la epidemiología para el desa-
rrollo de acciones de promoción de
la salud, las cuales ya no pueden
'io5,
(5
'E
~
~ de la población, absolutamente nece- seguir siendo solo patrimonio de los 'g.
4::
¡
¡
sario para lograr el desarrollo social. pa íses desarrollados. ro
..J
:).
''l·i
34
I 35
t
!
Revista Facultad Nacional de Salud Pública Volumen 12 (2), Enero-Junio de 1993

El presente documento de tra- so de otros sectores sociales y la ferencia Sanitaria Panamericana de estilos de vida. No hay una defini-
bajo tiene como objeto retomar el responsabilidad ciudadana en la sa- 1990, (7) que definió las orientacio- ción que satisfaga a todas las per-
análisis sobre el papel de la lud personal y comunitaria. nes estratégicas y prioridades cepciones e interpretaciones, pero
epidemiología en el desarrollo de la prógramáticas en el cuadrienio 1991-' . \nediante una descripción dinámica
Las cinco áreas operacionales
promoción de la salud teniendo en 1994 para el trabajo de la OPS. La . .se puede llegar a un punto de enten-
para la instrumentac.ión de la estra-
cuenta el contexto de los países en promoción de la salud, fue una de . dimiento 'mínimo como punto de
tegia que constituyen a la vez meca-
desarrollo. diehas orientaciones, definida en los ' partida para la acción en pro de la
nismos para la acción son:
siguientes términos: salud. Los estilos de vida implican
La promocióll de la salud - c0l1struir una política públi- la manera · como la gente piensa,
ca. la promoción de la salud es siente y actú.a, lo cual va más alla
La Carta de Ottawa (3), que
- crea';. ambientes favorables. concebida, cada vez en mayorg r a- del conocimiento individual que se
fue el producto de la conferencia
- fortalecer la acción comu- do, como la suma de las acciones de tenga sobre lo dañino o lo saludable,
sobre promoción de la salud convo-
nitaria. la población, los servicios de salud, y refleja valores y tradiciones, así
cada por la Organización Mundial de las autoridades sanitarias y otros
- desarrollar las habilidades como transformaciones a través de la
la Salud, OMS., la Asociación Cana- sectores sociales y productivos, en-
personales. educación recibida. Para algunos son
diense de Salud Pública y el Minis- caminados al desarrollo de mejores
- reorientar los servicios. el conjunto de hábitos, consumos y
terio de Salud y Bienestar Social del condiciones de salud individual y costrumbres insertos en la vida co-
Canadá en 1986, resumen en forma Más adelante elaboraremos colectiva.(7) tidiana, que permanecen en el tiempo
breve los principios que suscribieron sobre la relación de la epidemiología y que se nianifiestan en lo individual
38 países asistentes para promover con . el desarrollo de estas áreas El propósito de esta orienta-
ción está dirigido a captar el interés y en lo colectivo en los diferentes
una acción más efectiva en salud, que operacionales o incluso si pudiéra- grupos socio-culturales; otra caracte-
mos pensar en el área operacional del tanto de los trabajadores específicos
hiciera posible llegar a la equidad y rística es la de que, a la vez que se
"fortalecimiento del uso de la del sector como de los sectores so·
justicia social. La Carta de Ottawa transmiten históricamente, son sus-
epidemiología" como una sexta área. ciales y políticos, buscando su apoyo
marcó un nuevo hito para la salud ceptibles de ser cambiados por medio
para las transformaciones que ayuden
pública moderna, reviviendo viejos Posteriormente a la Carta de i de intervenciones ya sean positivas o
,, a crear las opciones saludables para
principios y valores por los que han
luchado muchos olvidados maestros
Ottawa, se siguieron otras reuniones ,, la población. negativas por medio de la educación
internacionales que han ido aumen- y de la comunicación social.
de la salud pública; así cuando es-
tablece que son "requisitos funda-
tando el aservo conceptual y
metodológico de la promoción de la
j
I
Desde el punto de vista de
América Latina y el Caribe, esta
Es claro que en la
conceptualización de esti los de vida, en
mentales para la salud, la paz, la resolución marca un punto referencial
salud. Varias declaraciones interna- j juegan un papel muy importante ~
educación, la vivienda, la alimenta- , importante, porque no solo introdujo
cionales se han producido en los {
nuestros propios valores y c.ultura ~
ción, un ingreso adecuado, un últimos seis años, (4,5,6) Y espera- .! la promoción de la salud, sino que pero que lo fundamental para poner- ~
!
ecosistema establece, la conservación reafirmó como fundamental a tener ~
mos que la Declaración de Santafé 1 nos de acuerdo es la aceptación de
de los recursos, la justicia social y
la equidad", vuelve sobre los princi-
de Bogotá, de los países de América ¡ en cuenta en nuestro quehacer, la
interdependencia de la salud y el
que hay una directa y clara relación
entre ellos con las condiciones de
.!d
~
Latina, se sume al bagaje instrumental :[ c.
en
o pios éticos que desafOliunadamente que pennita una transformación más desarrollo social. De otro iado, la vida de los grupos sociales. Por ['l
t
~ no rigen las relaciones entre los promoción de la salud, deja muy ~
~ pueblos.
efectiva de la acción por la equidad ! claro que va encaminada tanto a les
tanto, las intervenciones en anlbos
deben tener en cuenta esta mutua ~
o::: en salud para el desarrollo social. ! cambios en las condiciones como en
~ Pero Íalnbién la pro111oción de Desde el punto de vista del ~ interdependencia. ;,
los estilos de vida. .~
~ la salud expuesta en Qtta\va, planteó contexto de nuestro continente, el Milton Terris, en su artículo g'
.[
en
aspectos Inás operaciona1es y concre- documento que nos está obligando' en Los estilos de vida sobre los estilos de vida saludables, ~
ti
~ tos que nos sirvieran para promover
:¡¡ cambios en la práctica de salud,
fonna compulsiva a la implementación
de la promoción de la salud, es la
It Vale la pena detenernos en la
(8) elabora magistralmente la rela-
ción entre los problemas que domi-
~
'g.
I,l
.q
']1
~ buscando efectivamente el compromi- Resolución XIII de la XXIII Confe- ·1 consideración de la definición de nan los cuadros epidemiológicos j
¡ ,I!
36
·1
37 'Ii
¡ :11
¡!
~L_. U
Revista Facultad Nacional de Salud Pública Volume/1 12 (2), Enero- Junio de 1993

actuales, los factores condicionantes No obstante los escollos des- tico en las diferentes áreas tales vida (13), esta metodología parece
y los resultados de la segunda re- critos, es necesario que los como: . muy prometedora.
volución epidemiológica que está epidemiólogos se decidan a actuar y
logrando cambios significativos en la contribuyan desde su campo a las 1. Las características '; También, debemos mencio-
reducción de comportamientos no transformaciones de política necesa- socioambientales de los diferentes gru- nar, los aportes del grupo latinoame-
saludables y en la frecuencia de rias para disminuir los riesgos liga- pos y estratos, condiciones de vida ricano de epidemiología social, con
enfermedades no transmisibles, acci- dos con los estilos de vida. respecto al análisis de los determi-
2. Los riesgos asociados con ,
dentes y traumatismos en América nantes de salud-enfermedad; en este
La epidemiología y las áreas comportamientos y conductas, estilos '"
:.1
del Norte y algunos países de Euro- arupo fiauran las escuelas de Méxi- '.
operaciollales. de promoción de la de vida o <> •
pa. Es un hecho que esta no es la co-Xochimi1co, Ecuador y vanas de
salud
situación de los países en desarrollo. 3. Los riesgos psicosociales Brasil.
Si bien, cada vez más, se toma Los determinantes de los en términos de cómo afectan a la
Como bien lo señala Jamison
conciencia sobre el aumento de este procesos de salud y enfermedad in- oente las condiciones de vida (11) Y
(i4), la epidemiología ha contribuido
grupo de enfermedades en la mayor dican que es necesario replantear la ~uál puede ser la contribución de la enormemente al proceso de identifi-
parte de los países de América Latina manera de actuar de la epidemiología epidemiología en el man~io de dichos
cación de problemas y formulación
y el Caribe, aún no se avanza en las en las relaciones de la sociedad para riesgos (12) y
de la política pública de salud, junto
estrategias de intervención sobre los producir salud. Intentamos señalar
4. La contribución, junto con coil otras ciencias como la economía,
factores que condicionan dicho au- algunos de los espacios y oportuni-
otras disciplinas, al análisis de cómo la administración, la comunicación y
mento. Las explicaciones a ésto son dades que deben aprovecharse para
se dan los procesos de paliicipación las ciencias del comportam iento.
varias y complejas. De un lado, la fortalecer la capacidad y acción de
social en las poblaciones de e~tudio.
persistencia de problemas de índole la epidemiología, como parte de los A la vez, Terris y la OPS
infecciosa y carencial, que siguen desarrollos de las áreas operacionales Este papel más analítico de la (15) insisten, al igual que Jamison
demandando un sinnúmero de recur- de la promoción. epidemiología se debe sumar a las (14), en la importancia del proceso
sos para su control y atención; de responsabilidades más tradicionales de definir metas y prioridades nacio-
Quizás donde la epidemiología
otro lado, la llamada polarización de la epidemiología descriptiva en lo nales para la promoción y la preven-
tiene un espacio más atractivo para
epidemiológica (9) que concentra que concierne al diagnóstico de situa- ción tal como lo hizo Estados Unidos
desplegar el potencial de influencia,
problemas de diferente índole en un ción, con la no menos importante en ei plan contenido en Gente salu-
tanto a nivel nacional pero más
mismo país o región, hace difícil el obligación, de identificar los proble- dable 2000: objetivos nacionales de
importante aún a nivel local, es en
abordaje de la prevención y de la mas mayores de enfermedad, y co-
la primera área operacional, la de promoción de salud y prevención 'n
promoción por los epidemiólogos y
construcción de políticas saludables. laborando en el diseño de los siste- de enfermedades (16). En dicho país il
salubristas.
mas de atención y de las intervencio- este proceso ha sido muy importante ~
Es así como en la elaboración
Otros factores, ligados con nes tecnológicas. En esta forma, la y ha servido para que a nivel local , ~
del diagnóstico de situación, recono-
los métodos de intervención también epidemiología tiene la opOliunidad de con base en las metas nacionales, se ~
cida responsabilidad de la epide- ,s!
son de tener en cuenta. Por ejemplo, relacionar todos los factores que den los procesos de definición y ~
miología, existe una riqueza muy
la baja prioridad que se le da a la influyen en el proceso para lograr el compromiso en forma participativa ~
grande para que la epidemiología
o educación en salud, el escaso desa- cuerpo de acciones en el nivel polí- con todas las instituciones guberna- ¡'J
influya en el proceso de decisión ;e
et rrollo de las tecnologías de c,)muni- política que lleve a la formulación de tico y en la población, para transfor- mentales, no gubernamentales y pri- ~
'tí cación social y, al parecer, 12. resis- mar las condiciones y estilos de vida. vadas, para el cumplimiento de ob- ~
~ tencia histórica a los enfoques políticas públicas saludables, acción
jetivos. En América Latina, sólo Cuba
~ conductivistas de la c0J11unicación que tendrá un ámbito nacional local. En algunos países de nuestro
(17) ha definido recientemente las .~
g social (10) para l110dificar cOlnplejas Los determinantes de la salud-enfer- continente, apoyados por la OPS, se
metas nacionales de salud para el 'O
.~realidades en América Latina, hacen medad, tendrán que ser identificados están desarrollando proyectos pilotos 'E
~ difícil el diseño de intervenciones que y claramente descritos. El epide- de nuevas formas de acometer el 2000 Y ha iniciado el proceso de ~
g en los países desarroll ados se han miólogo tiene las herramientas para análisis de la situación de la salud discusión con los epidem iólogos de 'g.
~ utilizado con éxito.
ro
analizar los indicadores de diagnós- teniendo en cuenta las condiciones de todo el país. -'

38 39
I
Volumen 12 (2), Enero - Junio de 1993
Revista Facultad Nacional de Salud Pública
i
II tendencias de salud de la OPS. Washington,
i que dicho análisis tenga en cuenta las
En las otras áreas opera- de la promoción de la salud deben 1988.
realidades socioambientales y de las
cionales de la promoción de la salud,
la epidemiología juega un papel
servir para tomar elementos meto-
dológicos y evaluar los éxitos y
II diferentes categorías de riesgos en 3. CONFERENCIA INTERNACIONAL
cada población, especialmente en el ' SOBRE U\ PROMOCION DE U\ SALUD, (1°:
destacado especialmente en el diseño fracasos obtenidos, peía es necesario \
. '1986: Ottawa). Carta de Ottawa para la pro-
nivel local. Dentro de este papel, se
y conducción de investigaciones que que los países latinoamericanos ha- '.. moción de la salud . Una conferencia interna-
apoyen los desarrollos operacionales gan sus propios desarrollos teniendo ! concibe a la epidemiología como cional sobre la promoción de la salud: hacia un
necesarios. Así por ejemplo, la inves- en cuenta sus realidades al interior i socia activa de otras ciencias socia~
les. de tal modo que se estudien y
nuevo concepto de la salud pública. Ontario,
Organización Mundial de la Salud y Asociación
tigación sobre conocimientos, actitu- de cada uno. En la actualidad, por
des y prácticas, que son necesarias ejemplo, reslJlta muy estimulante el
I fortalezcan los procesos participativos Canadiense de Salud Pública, 1986.

para obtener las bases para las in-


tervenciones educativas y de comu-
movimiento que se está iniciando de
las redes de municipios o comunida-
It
I
en la formulación de planes de salud.
La promoción y la conduc-
4. INTERNATIONAL CONFERENCE
ON HEALTH PROMOTION (2°: 1988 :
Adelaide). The Adelaide recomendations.
nicación social, para crear los am- des saludables, que sin copiar exac- 1 ción de investigaciones que apoyen Adelaide, 1988.
l.
bientes sociales favorables que apo- tamente el modelo europeo-norteame- las diferentes áreas operacionales de
yen las decisiones y la implementación ricano de ciudades saludables, está II la promoción de la salud, son papeles 5. CONFERENCIA DE U\S NACIO-
NES UNIDAS SOBRE EL MEDiO AMBIENTE
de políticas. La investigación sobre buscando y encontrando nuevas for- trascendentales para la epidemiología
servicios de salud, será fundamental mas de trabajar con las comunidades i y en los cuales hay grandes deficien-
Y EL DESARROLLO (UNCED) (Rio de Janeiro
: 1992). Declaración de Rio sobre el medio
para el área de reorientación de los para el mejoramiento de las condicio- cias en los países en desarrollo; para ambiente y el desarrollo. Rio de Janeiro, 1992.
servicios. Junto con las ciencias nes de vida, modificando los ambien-
1 lograr una mayor c'apacidad en los
sociales tiene la responsabilidad de tes fisicos y sociales. I países, las institucioes formadoras en
6. SUNDSVALL CONFERENCE ON
HEALTH PROMOTION (Sundsvall : 1991).
plantear las investigaciones sobre
cambios necesarios de comportamien-
Resumen y conclusiones i salud pública, deberán ejercer un
mayor liderazgo en el futuro inme-
Sundsvall statement on supportive environments.
Sundsvall, 1991 . I

to, dirigidos a los diferentes estratos El papel de la epidemiología diato. ~~,


. 7. ORGANIZACION PANAMERICA- ..
socio-culturales de la población. Fi-
nalmente, la investigación que le atañe
el carácter de <B>vigilante<D>,
en la implementación de las acciones
de promoción de la salud, debe
analizarse al interior de los países y
II Los perfiles demográficos y
epidemiológicos en los países pobres
también están cambiando en forma
NA DE LA SALUD. Orientaciones estratégicas
y prioridades programáticas para el cuªdrienio
1991-1994. Resolución XIII de la XXIII Confe-
rencia Sanitaria Panamericana . Washington,
propio de la epidemiología, para fortalecer la capacidad nacional para
acel erada, provoc.ando grandes dife- 1990. (OPS-CSP 23.14, 1990).
monitorear y evaluar las intervencio- la práctica especialmente en ti nivel
rencias y polarizaciones de proble-
nes tecnológicas en salud; desde la local. Esto no implica que debe 8. TERRIS , Milton. Heaithy lifestyles:
identificación de indicadores para
medir impacto hasta el análisis de los
iniciarse el proceso por la identifica-
ción de prioridades para definir metas
I . mas de diferente índole dentro de
cada uno de ellos; esta situación debe
gcnerar un análisis adecuado de cada
the perspective of epidemiology. En: Journal of
Public Health Policy. Vol. 13, No. 2 (1 992): p.
186-194.
U)

'"
:E
u
ro
diferentes procesos dinámicos que y objetivos nacionales, que marquen t grupo poblacional y un diseíio de :>
ro
~ 9. JAMISON, Dean T., and MOSLEY,
implica la implementación de una con claridad cuáles son las direccio- intervencioncs apropiadas para cada W. Henry, ed. Disease control priorities ;n
U)

estrategia tan amplia como la de la nes que deben tomarse si se quieren I1 conJunto de problemas, teniendo en developing countries . New York, Oxkrd
U)
ro
.>!
promoción de la salud. Para todo este University Press ft)r the World Bank. :E
reducir los principales problemas de lo
cue~ta los instrum entos qile la pro- ' :>
o.
desarrollo metodológico y operacional salud y mejorar la calidad de vida de l'
¡ moción de la salud, proporciona. 10. COMUNICACION PERSONAL. U)
ro
la epidemiología deberá apoyarse en los habitantes . Gloria Coe, Elizabeth Fax. (Social Comunicators). "
;E
oo.
&
~
otras ciencias y disciplinas, creando Bibliografía 11 . U\BONTE, Ronald . Healthy public
]í los grupos que implementen una En el diagnóstico de situación <O
policy. Canadá, Department of Benavioural E!
deben ampliarse las posibilidades para
a:: práctica más comprometida con los 1 1. MORRlS, J.N. Uses ofepidemi ology. Sciences, University of Toronta. (lv1anuscript) . >o
ro
'" problemas propios y con mayores que la epidemiología enriquezca el
~
g posibilidades de impacto social en
análisis de los determinantes de sa- I L ondres, E. & S. Livingston , 1957. 12: ESPINOSA DE RESTREPO,
Helena. Aporte de la epidemialogia en la me-
·O}
o
o
'E
'0.. lud-enfermedad e influya en el pro- 2. ORGANIZACION PANAMERICA- dicióri de ries gos psicosociales. En: CONGRE-
ú'l nuestros países. ceso de fonnulación de políticas NA DE U\ SALUD. Epidemiologia y promoción '"
u
ro
:¡¡ Las experiencias de los paí- públicas saludables . Nuevas l' de la salud . Documento interno preparado por
SO CHILENO DE EPIDEMIOLOGIA (1° :
Santiaao de Chile : 1990). Memorias. Santiago
'0..
'"ro
los programas de salud del adulto y análisis de de Ch~e , 1990. -'
~ ses desan'ollados en la implementación metodologías abren perspectivas para
1

L
41
40
Revista Facultad Nacional de Salud Pública Volumen 12 (2), Enero-Junio de 1993

13. ORGANIZACION PANAMERICA- promotion in PAHO. Heaith promotion program,


NA DE LA SALUD. PROGRAMA ANALlSIS working paper for technical discusions. Was-
DE LA SITUACION DE SALUD Y SUS TEN- hington, 1992.
DENCIAS. Proyecto: sistemas nacionales de
vigilancia de la situación de salud según con- 16. ESTADOS UNIDOS.
diciones de vida y del impacto de las acciones DEPARTMENT OF HEALTH AND HUMAN
de salud y bienestar. Washington, 1991. SERVICES. Public health ser\fice: health people
2000: national health promotion and disease
14. JAMISON, Dean T. and MaS LEY, prevention objectives - Conference Edition.
w. Henry. Disease control priorities in developing Washington, Deparlment of Health and Human
cou ntries : health policy responses to Services, 1990.
epidemiological change. Public Health Policy
Forum. En: American Journal Public Health. 17.' ESPINOSA P., Maria E. y BLAN- El objeto de estudio de la salud pública
Vol. 81 No. 1 (1991). CO H., Fredesvinda. Objetivos: propósitos y
directrices para incrementar la salud de la
15. ORGANIZACION PANAMERICA- población cubana: 1992-2000, La Habana, I
NA DE LA SALUD. Irnplementing health Editorial Ciencias Médicas, 1992. 1
I Luis Fernando Duque Ramírez
Asesor en Asuntos de Salud de las Naciones Unidas para
Colombia y Consultor del Banco Mundial
J
I
r
i La universidad y la facultad como se Ilamó en esa época, fue
~ han sido ejes y epicentros de muchas dirigido por un egresado de esta
¡
¡ de las innovaciones que en materia · escuela y a ello se debe que todavía
de salud pública se han operado en pennanezcan las líneas matrices de la
l
r el país. El trabajo de profesores y organización de las dos Secretarías
Jel alumnos, la discusión, acalorada unas
veces, científica y respetuosa otras,
Municipales de Salud que funcionan
bien en Colombia y que son las de
[
·t ha sido productiva para el país. Cali y Medellín, -la de Bogotá no
.¡I entró en ese momento en el plan y
I De sus profesores, de sus
·1
alumnos y de sus egresados, el país hoyes, una Secretaría de Salud con
I

¡I
ha visto nacer innovaciones tan im-
portantes en Colombia como las
graves deficiencias técnicas, con poco
servicio efectivo a la salud de los
bogotanos--. El Sistema Nacional de
primeras expresiones de promoción
¡ de la salud y de participación comu- Salud fue gestado por personas de
¡ nitaria en el año 1957, con la crea-
esta · escuela, el que se acaba de '"
.~

.::J
1 ción de las promotoras rurales de reformar hace poco tiempo, con él a.

salud. Se creo el Departamento de empezó la descentralización de la '"ro


::J

o
a.
·1 Medicina Preventiva y su primera salud y de la administración pública Vl

~ en Colombia y no sigamos comentan- ..!!!


Uí '1 fonnación se hizo en esta escueh, en Q)

a:'" do más cosas porque las que he dicho -o


[ este mismo lugar donde estamos hoy.
yo creo que indican el profundo
o
'O
'"
-o

I La planificación de la salud .3
impacto que desde esta casa de es- Vl
'oe"
.c. en Colombia se inició en esta escuela; tudios ha habido para el país. Es muy '"
Q)

1 -o
Vl
UJ t· el desarrollo de la epidemiología se excitante la noticia que los señores o
inició en esta escuela. El programa ID
'"e 1 decano y vicedecano me transm itie- "El
o

I
Q)
o; de las grandes ciudades de salud ron hace unos días, sobre este clima ¡¡:¡
I

¡
42 43
I i
!
!
Revista Facultad Nacional de Salud Pzíblica " Volumen 12 (2), Enero- Junio de 1993

de nueva reflexión de la facultad para


hacer un plan de desarrollo estraté-
transición demográfica; esa tercera estos fenómenos económicos y socia- oa 15 años no van a tener grandes
etapa de la transición demográfica, se les genera fundamentalmente el cam- variaciones, va a crecer en un 2% la
gico hacia el futuro, estoy seguro que caracteriza por una disminución en el bio de la disminución de la fecundi- población menor de 4 años y va a
será la base para otro avance más de
crecimiento y se caracteriza por tener dad; y después viene la última etapa 'crecer en un 18% de aquí al 2015
la facultad. Las ideas que voy a que él describió, que es la de las ", la población de 5 a 14 años; pero
bajas tasas de fecundidad, bajas tasas
comentar hoy en gran parte" están enfermedades degenerativas y de las
de mortalidad y una población ten- -por este proceso que estabamos dis-
contenidas en los trabajos de Dean enfermedades causadas por el hom- ""
diente al envejecimiento. Es impor- t " cutiendo anterionnente, de transición
Jamison de la Universidad de
~pidemiológica, los grupos de edad
California y del profesor Henry
tante, caer en la cuenta de que, el
envejecimiento de la población y por I breo El profesor Holt en el año 1986
describió una cuarta etapa de la de 45 a 64 y de 65 y más años, van
Mosley de la Universidad de Hopkins,
es un libro que debe aparecer este lo tant6 el lni~io de la transición I transición epidemiológica que es la a crecer en un 159% y en un 140%,
año y se llama: "Prioridades para epidemiológica, no está en función I(
edad de las enfermedades es decir, se van más que a duplicar,
primordialmente de la disminución de ! degenerativas postergadas; las socie- eso a pesar de que las tasas " de
el control de las enfermedades en 1
dades postindustriales, como los países
la mortalidad c El factor que más mortalidad van a disminuir en todos
los países en desarrollo", y algunos nórdicos de Europa, están presentan-
interviene en la generación de una los grupos de edad en Latinoamérica
de sus avances presentados en el r
do dism inuciones de la mortalidad y el Caribe, todos tienen signo ne-
Public Health Review del año pa- población que cambia su distribución Ii específica en los más ancianos, y gativo, y las tasas de mortalidad que
sado, sobre todo los aspectos demo- por edad, no es la mOlialidad, es
1 esas patologías van dejando unas más van a seguir disminuyendo, son
gráficos presentados por el profesor primordialmente el descenso de la
'1 últimas que son las que se llaman las de los menores de 15 años, de
Mosley. fecundidad, y este hecho es uno de ¡ enfermedades crónicas postergadas, acuerdo con las tendencias que tene-
los hechos que más va a condicionar "1
I
aquellas que la tecnología todavía no mos; pero el número de muertes, a
Saber cuáles deben ser los
objetos de estudio de una Facultad de
la transición epidem iológica. Es el ! es capaz de controlar; ciertos tipos pesar de que las tasas de mortalidad
1
descenso de la fecundidad con el i de cáncer, el deterioro general sobre disminuyen en todos los grupos de
Salud Pública es muy difícil, hemos
de pa¡iir de una rápida visión de cambio de la pirámide de población todo por problemas del árbol circu- edad, va a disminuir fundamental-
el que desata realmente la transición 1 latorio y esa es la que se denomina mente en los grupos de O a 4 y de
donde venimos y hacia donde vamos,
todos ustedes están familiarizados epidemiológica, no es el cambio de la cuarta etapa de la transición 5 a 14; en los grupos de 45 y más,
la mortalidad; el cambio de la mor- f epidemiológica. 45 a 64 y 65 Y más años, las muertes
con las etapas de la transición demo-
gráfica, hubo una época en que las talidad es la causa subyacente, es lo 1 Van a aumentar extraordinariamente.
¿Qué es lo que le espera a los
poblaciones, específicamente la nues- que cuando uno escribe un certifica- van a aumentar en un 84% y que se
principales continentes subdesalTolla-
tra, tenían altas tasas de mOlialidad do de defunción pone como la causa 1 dos del mundo frente a esta etapa de van más que a duplicar, 84% para
y altas tasas de fecundidad , y un bajo verdadera, es la que genera elfenó- el grupo de 45 a 64 y más que a
la transición epidemiológica hacia el
crecimiento poblacional por lo tanto: meno no es la que lo produce; en este duplicar en los de 65 y más; es decir
futuro? Como el tema de la charla
empiezan las actividades de control momento cuando se produce el en- es mirar que es lo que se debe el fenómeno de mortalidad se va a
de las patologías transmisibles y vejecimiento de la población empie- I enseñar en salud pública, pue; no concentrar en las etapas de las per- "~
empieza la disminución de la morta- zan a aparecer las otras etapas de la I podemos mirar lo que ocurrió en el sonas adultas y ancianas. :g
~
lidad generando la segunda etapa de
la transición demográfica, con la
transición epidemiológica a las que se
refería Omron en el año 1971 cuando
¡ pasado; sino prever un poco los
problemas que vamos a tener en el
Un fenómeno parecido obser-
.
a.
-g
ro
'E
ti.
cual se aumenta el crecimiento de la
población . En Cololnbia pasaInos ya
él la describió como de tres etapas. ¡ futuro, para poder saber que es lo
que hay que enseñar, cuales son los
van en Asia; Asia tiene una transl-
ción epidemiológica sim ilar a la de
If)

~
~ esas dos etapas, los cambios de la La primera es la edad de la América Latina un poco más retra- "~
8" urbanización", la industrialización, la peste y el hambre que está mucho I problemas con los cuales ustedes los
alumnos, que van a egresar de esta sada que la nuestra, y- en Africa, 'g
o
'D
expansión de la educación y los antes de ésto. La segunda es la edad facultad en este año y en los próxi- Medio Oriente y Africa del Norte y g¡
~ progresos de la tecnología médica y de las epidemias cíclicas y el inicio en el Africa Sudsaharica es decir la ~
mos años van a tener que trabajar y
~
':;;
j
de la salud pública, inducen la dis-
minución de la fecundidad, y con ello
entramos en la tercera etapa de la
del control de la enfermedad trans-
misible o infecciosa; ese control de
la enfermedad infecciosa unido a
I van a tener entre sus manos. Si se
mira a Latinoamérica, se encuentra
como los grupos de edad jóvenes, de
palie más pobre, se observa un fe-
nómeno completamente diferente; el
tamaño de la población aumentará
~
:g
¡¡j
1,
t
liii
44 I 45 iilo
I 1:

L
1;
11

= = = - . _ - --
J
,tr
.'
:1.'
r! ,:¡

I.j
Revista Facultad Nacional de Salud Pública Volumen 12 (2), Enero - Junio de 1993
.
, .I
notablemente, en el Africa Sudsaharica ambiente, de entorno físico y de los países subdesarrollados, tasas países desarrollados, porque hay más
Jos menores de cuatro años van a entorno cultural. ajustadas por grupos de edad. En . e?,posición a los problemas, a los
aumentar en un 70%, se van a rlesgos ambientales del trabajo, en
Tailandia los accidentes de automo-
duplicar los de 5 ' a 14, se van a En el año 1985, los países
tores han aumentado desde el año todos los países subdesarrollados las
aumentar en un 163% los de ¡ 5 a subdesarrollados tenían un 30% de la i ¡ 950 hasta el afio 1985 en cerca de tasas de morbilidad y las tasas de
44, etc. y sigue en un gran aumento, población urbana, y en el año 2015
/ un 25 a un 30% por año, es decir mortalidad por accidentes y por
¿P?r qué? Porque están en una etapa se espera que estos países tengan un
cada tres años se está duplicando la enfermedades de trabajo son más
mas retrasada de la transición 50% de la población en áreas urba-
epidemiológica. Es~e es el panorama
que vamos a tener en América Latina
nas. Los países desarrollados en el
año 1985 tenían un 72% de la
I tasa de accidentes de tránsito en
Taiiandia y .. pasó de ser la sexta o
altas que en los países desarrollados.
y el problema de contaminación
séptima causa de muerte a ser la ambiental no es propio solamente de
población en ' ~reas urbanas, y . en el
y el Caribe. En Colombia, que está
en un estado intennedio de los países año 2015 van a tener entre un 75 y I primera causa de muerte hoy en ese
país, en el grupo de 1 a 44 años.
los países desarrollados que lo tienen
en muy alto gnido, en Sri Lanka en
de América Latina y el Caribe, en un 80%, es decir, en' los países
cuanto a transición demográfica y a ~esarrollados, )a urbanización prác- I Etiopía y Nigeria tienen una
la época de los ochenta a los noventa,
hubo el doble de muertes por pesti-
l '

transición epidemiológica, estas ci- ticamente permanece estable o au- Ii tasa de accidentes de vehículo auto-
cidas que de muertes que por polio,
fras pueden ser bastante razonables menta en un 5 a 7%, en este período ,I motor, y estoy hablando de Etiopía
tosferina, tétanos y difteria, y Sri
de 1985 al 2015. En los países y Nigeria que son dos de los países
para el futuro, si estuviéramos ha-
bla~ldo de Argentina, Costa Rica, subdesarrollados; aumenta en un 75% I más pobres de Africa, cincuenta veces
Lanka es uno de los países más
ChIle o Cuba, definitivamente no el proceso de urbanización. En Co-
¡ más alta que la tasa de acc identes
pobres del mundo.
!
serían estas las cifras, como tampoco lombia 'tenemos hoy, más o menos, f automotores que hay en Inglaterra y El tercer ejemplo de como
lo serián para Haití, Guatemala un 60 a 70% de población urbana i en Estados Unidos; estamos compa- están cambiando los patrones de riesgo
Bolivia, etc. pero para nosotros SOl~ según lo que se lI~me urbano, si I rando dos de los países más pobres es el tabaco: en los últimos treinta
unas cifras bastante razonables. De urbano es de 2000 y más habitantes que son Etiopía y Nigeóa con dos de años hemos visto una epidemia de
manera que este es el efecto que concentrados, es de un 70%, si es de f los países más ricos del mundo que tabaquismo, el consumo de tabaco ha
vamos a tener en cuanto a mortali- más de 5000 no tenemos más de un I son Estados Unidos y el Reino Unido. estado aumentando hasta hace pocos
dad, en cuanto a número de .mueltes 60% y para el año 2015 se estima En cuanto al fenómeno de la violencia años, cuando en algunos grupos de
yen cuanto a tamaño de la población que Colombia va a tener un 80% o I no hay que referirse a él en la
Facultad Nacional de Salud Pública
edad ha empezado a disminuir, pero
todos sabemos que el problema del
por grupos de edad hacia el futuro
en nuestro país, en ios próximos años
en los cuales ustedes van a ejercer
más de población urbana es decir
similar al patrón de urbanización que ¡ que ha sido la pionera con el Servicio
Seccional de Salud de Antioquia en
tabiico tiene un período de latencia,
el factor de riesgo induce un período
van a tener los países desarrollados.
el estudio de los aspectos de violencia de latencia muy largo sobre todo
la salud pública.
Esto agrava el fenómeno de transi- JI en Colombia. Hoy tenemos las tasas cuando se refiere al cáncer. Y el
:i
ción epidemiológica. 1I
Este cambio demográfico- ! de muertes violentas, muertes cuarto ejemplo de cambios en los i',[
epidemiológico, no solamente nos trae
mod ificaciones en la estructura de
El segundo problema que I intencionales, probablemente más al- patrones de riesgo es el fenómeno del .~
1;
't
edades, sino, que al cambiar la es-
tenemos en los cambios de patrones
de riesgo es el problema de la vio-
I tas del mundo en el país, y es la
primera causa de muerte en el grupo
cambio de los hábitos sexuales de l?, :ga.
población. Hasta la aparición de la -g
~ tructura de edades cambia el patrón de edad productiva de 15 a 45 alias.
lencia y los accidentes. Es un fenó- píldora anticonceptiva creada por el ~
.~ de mOltalidad, lo vamos a ver ahora
~ más adelante, también estamo:; asis-

~
g tiendo a otros calnbios que son los
cambios de los patrones de riesgo; tin
meno reciente en los países subdesa-
rrollados, a pesar de la moderniza-
ción de los países desarrollados. uno
I
I
Este es un segundo patrón de riesgo,
que no hay que despreciar y que debe
tenerse en cuenta hacia el futuro .
doctor Pinku's, la sexualidad venía .!!!
casi irremediablemente unida a la ~
procreación. En ese ITIOiilento se ~:J
diría que hay más ocasione~ de produce uno de los cambios socio- ~
-gro
~
patrón de riesgo importante en el
continente y en Colombia nuestro
accidentes, hay más máquinas, hay
más vehículos, hay más aalomera-
I
1
Problemas de enfermed ades
del trabajo : cuando ustedes analizan
los accidentes y enfermedades del
culturales más grandes de la huma- 'O/l)
nidad y se empieza a cambiar)' ~
u..
.!!!
país es la distribución urbano-rural .,
ClOn, pero hay unas tasas de
" trabajo que uno también supondría apenas estamos empezando a ver el :g
.3 con lo que eso significa de medio
accidentabilidad mucho más altas en
I que deberían ser más altos en los efecto del descubrimiemo del doctor üi

46
I 47

,1
I
1
Revista Facultad Nacional de Salud Pública
I
1
Volumen 12 (2), Enero-Junio de 1993

í
Pinkus. Se comienza a ver como la vamos a tener que afrontar hacia el I algunos llaman polarización epide- del año 1986 a 1990 en veintisiete
sexualidad no necesariamente tiene futuro. ¡
I miológiCa, hasta donde yo entiendo, países- han mostrado que en el
que estar unida a la fecundación, en fueron Julio Frenquel y José Luis período más agudo del ajuste econó-
Pero no todo está ocurriendo
términos masivos, en términos de
fenómeno social, y se empiezan a
en la humanidad, como se indicó en I
¡
Bobadilla del Instituto de Salud
Pública de México, los que introou-
mico, la mortalidad en menores de
cinco años en el Africa del Norte
el año 1971 cuando se empezó a
romper valores culturales, valores
religiosos, valores históricos de cerca hablar de la transición epidemiológica; ¡ jeron esa terminología. .'. disminuyó en un 46%, en
Latinoamérica disminuyó en un 32%,
de 15.000 años de historia. Y lo que se esperaba entonces que disminuye- I Es decir, la situación actual en el Asia en un 28% y en el Africa
ran las enfermedades infecto-conta- y la que se va a presentar en los
estamos empezando a ver es sólo el
giosas, se. esperaba entonces que las
I próximos años es hija del progreso
Sudsaharica en un 12%; pero es que
principio de lo que va a ocurrir en los promedios y estas tendencias son
el cambio de los hábitos sexuales en enfermedades crónicas aumentaran y t de la tecnología médica, de la evo- promedios, esconden profundamente
la humanidad, lo estamos empezando que habría uno's patrones más o t lución demográfica, pero también es los extremos. Cuando uno lee los
a ver de nuevo no solamente con el
crecimiento de las enfermedades
menos nítidos de evolución de los
patrones de mortalidad en las pobla- I r
hija de 'la falta de equidad y de la
recesión económica.
trabajos de Patricio Márquez, del
Banco Mundial, indicando como el
sexual mente transmitidas, lo estamos ciones. Estos dos fenómenos, las 1 Muv interesante sería que ajuste económico, no afectó el nivel
recesiones económicas y el aumento ¡ de salud, estamos hablando de pro-
mirando también en cosas mucho leyeran un" informe publicado hace
más profundas como es el embarazo
indeseado en los jóvenes; el problema
de la inequidad, en el mundo moder- 1! tres años del Fondo de las Naciones medios, y estos promedios son ver-
daderos.
no y muy especialmente en la última Unidas para la Infancia, Unicef, en
de las enfermedades sexual mente década, han inducido a que haya una 1 los trabajos de córnea, y el trabajo Pero en un trabajo que tuve
transmitidas es un problema para el persistencia innecesaria de las enfer- de Teresa Albanes cuando por pri- la ocasión de hacer con el doctor
cual hay una serie de tecnologías medades infecto-contagiosas o una mera v.ez una organización de las
1 Francisco Yepes y del cual presen-
conocidas excepto para algunas como
el Síndrome de· Inmuno-Deficiencia
reaparición de las enfermedades trans- ¡ Nacio;les Unidas enrostró a las po- tamos algunos de los hallazgos en la
misibles, y entonces, esta historia que . líticas de ajuste ~conómico indicando pasada reunión de la Sociedad de
Adquirida, SIDA, .pero los fenóme- se debió haber desalTollado así, por t que eran unas políticas de ajuste sin Epidemiología, vimos cómo en las
nos que trae no el exceso de fecun- estas dos causas, produce esta situa- ¡ rostro humano, por la recesión, por áreas rurales colombianas que no
didad sino el .desequilibrio en los ción que es una coexistencia de I
la deuda económica acumulada y por habían tenido desarrollo de los sis-
I
hábitos sexuales es profundamente fenómenos epidemiológicos que per- 1 la inequidad que los fenómenos de temas básicos de salud, en algo más
I
grave para personas que se exponen ajuste empezaron a producir en los
por falta de cuidados a embarazos
tenecen a distintas etapas de la tran- I países. La polarización epidemiológica
de doscientos municipios que estudia-
no deseados y esto trae una serie de
sición epidemiológica, que es lo que ,\
"
mos de ese tipo, encontramos a tres··
estamos viviendo hoy en los países !r no necesariamente trae un retroceso c.ientos o cuatrocientos que habían
consecuencias psicológicas de esca-
subdesarrollados y en el nuestro muy ¡ general en la disminución de la tenido apoyo a los servicios de salud
las de valores frente a la vida que I mortalidad. ¡os trabajos de Hill y de
se cambian altificialmente para po- especialmente. Ustedes tienen hoy ,r en áreas rurales colombianas, en las
der hacer un equilibrio de la perso-
nalidad, etc. Entonces el problema de
principales causas de muelte en el
país por accidentes, violencia, cán-
¡ ¡
Lamsen en 1990 y en 1992 incluyen
un gran agravamiento de la
que no tuvieron ese apoyo a los
servicios básicos de salud, la morta-
cer, enfermedades cardiovasculares ¡ desnutrición y una persistencia por
la transición epidemiológica no es lidad infantil aumentó en todos, en -g
N
casi cerca de una déc.ada de altos
.~ simplemente la repercusión demográ- muy seguidas todavía de diarrea, de I
! promedio general, y cuando lo mira- ~
índices de desnutrición, la mOltalidad
&. fica de la transición epidtmiológica problemas por falta de atención a la mós por departamentos encontramos ~
infantil no ha dejado de dismiEuir;
~ no son simplemente los progresos de madre, problemas perinatales, es decir . estamos frente a esa paradoja, las exactamente lo mismo. Se hizo por ~
g la tecnología médica y de la salud problemas que hoy tienen países I últimas encuestas de salud y pobla- el método de Brash haciendo uso de 'g
~ pública que han permitido la dismi- desarrollados con problemas que ya ción -que entre otras cosas son los datos del último censo del 1985, m
~ nución de la mortalidad por enfem1e- se debían haber superado si no se dirigidas en todo el mundo por un es decir en Colombia hay evidencia ~
~
u..
(/)

::l
dades infecciosas, etc., sino que
también estamos teniendo una serie
de nuevos factores de riesgo que
hubieran presentado estos dos fenó-
menos, que han permitido que apa- I exprofesor de esta Facultad de S~lud
Pública, el profesor Hernando Ochoa,
de que en regiones postergadas, re-
giones rurales, sin adecuado desarro-
o
ID
E
o
rezca esta situación que es la que hoy
I quien ha dirigido veintisite encuestas llo de los servicios de salud, la w

L
48 49