Está en la página 1de 17

EL MITO DE LA CAVERNA

PLATÓN
(SIGLOS V-IV a.C)

IES MISERICÒRDIA 26

FILOSOFÍA 1º BACHILLERATO

1
1. ¿QUÍEN FUE PLATÓN?
Platón nace en Atenas, en el año 427 a. C., en una época en la que comienza
el declive político y militar de su ciudad, y muere en el 348 a. C. Su verdadero
nombre fue Aristocles, pero se le llamó Platón en alusión a sus anchas espaldas.
Pertenecía a una familia aristocrática. Su juventud estuvo marcada por la larga
guerra entre Atenas y Esparta, y por una época de inestabilidad política, de
enfrentamientos y luchas por el poder entre el bando democrático y el bando de
los oligarcas.

A los veinte años conoció al filósofo Sócrates, de quien se hizo amigo y


discípulo. Sócrates ejerció una extraordinaria influencia sobre su vida y su
pensamiento. Tal y como nos cuenta en la “Carta VII”, desde muy joven sintió
interés por la política e incluso tuvo ocasión de participar directamente en la vida
política de Atenas al ser invitado por sus parientes a colaborar con el Gobierno
de los Treinta Tiranos. Platón rechazó esta invitación al comprobar la política de
terror y los crímenes que cometieron. Después de la condena a muerte de sus
maestro Sócrates, ya bajo el nuevo régimen democrático, Platón llegó al
convencimiento de que ni la oligarquía ni la democracia eran capaces de
gobernar la ciudad con justicia y de conducir a la sociedad a la armonía. La
ejecución de Sócrates fue el acontecimiento que le llevó a renunciar
definitivamente a su deseo de implicarse en la política de su ciudad, e intentó
buscar en la filosofía el remedio a los males políticos de su tiempo. En efecto,
tras vivir muy de cerca estos avatares y convulsiones, Platón llegó a la
conclusión de que todos los Estados de su época estaban mal gobernados, y trató
de hallar mediante la filosofía una especie de medicina política que pudiera
aplicarse a los regímenes políticos existentes en su tiempo. Es en esta época
cuando comienza a gestar la idea de que un gobierno formado por filósofos sería
el único capaz de gobernar el Estado con justicia y armonía (doctrina política del
filósofo gobernante).

Después de la muerte de Sócrates, Platón viajó por Egipto, Sicilia y el sur de


Italia. Realizó tres viajes a Siracusa, invitado por los tiranos que allí gobernaban,
con el objetivo de encargarse de su educación filosófica y su formación política.
Platón tuvo ahí la ocasión de llevar a la práctica sus proyectos de reforma
política, pero fracasó, poniendo en peligro incluso su vida. En el año 387 a. C.,
tras regresar de su primer viaje a Siracusa, fundó en Atenas su escuela de
filosofía, a la que dio el nombre de “Academia”. Allí se estudiaba no sólo
filosofía, sino también Física, Geometría, Astronomía y Aritmética. Arriba de la
puerta había una inscripción en la que se leía: “Nadie entre aquí que no sepa
geometría”. La Academia debía servir principalmente para la formación de
futuros políticos y gobernantes, en un nuevo intento de aplicar su idea de un
gobierno de sabios filósofos.

2
2. EL MITO O ALEGORÍA DE LA CAVERNA

2.1. CONTEXTO: LA REPÚBLICA

El famoso mito de la caverna se encuentra al comienzo del libro VII de la República,


una obra de madurez de Platón en la que el filósofo nos muestra su visión del Estado
Ideal, y trata de justificarla a partir de una teoría de la realidad y de la verdad.

Tal y como el propio Platón confiesa en su más famosas carta (la “Carta VII”), el
interés principal de Platón es la política. Profundamente descontento con la política de
su tiempo y con otras formas de gobierno, Platón se lanza en su obra La República a
diseñar un Estado ideal cuya forma de gobierno no es ni la democracia ni la oligarquía,
sino el gobierno de los mejores en sabiduría y virtud moral; un gobierno así tiene que
ser para él un gobierno de personas formadas y educadas en la filosofía, un gobierno de
filósofos. Solo un Estado dirigido sabiamente por personas verdaderamente
competentes en materia política puede hacer posible la felicidad de sus miembros y la
verdadera justicia en la sociedad.

Para lograr esta forma de gobierno es necesario seleccionar a un reducido número de


individuos (aquellos que tengan las mejores capacidades naturales y la mejor
disposición natural para el bien y la justicia) para que, mediante una educación
adecuada y tras largos años de estudio, logren, mediante la filosofía, una visión
verdadera de la realidad, y se hagan personas sabias, justas y buenas, capaces luego de
gobernar el Estado con sabiduría y justicia.

El mito o alegoría de la caverna, con la que comienza el libro, es una alegoría del largo,
arduo y difícil camino que ha de recorrer aquel que se inicia en la filosofía y pasa de la
ignorancia al conocimiento profundo de la verdad; cambia su vida cotidiana normal por
una vida filosófica dedicada al estudio y a la reflexión. Luego, se le pedirá que se
sacrifique, abandone esa vida filosófica, baje de nuevo a la caverna y asuma la
responsabilidad de gobernar a los demás, dedicándose a la política.

El llamado MITO DE LA CAVERNA de Platón, más que un mito propiamente dicho, es


una ALEGORÍA. Una alegoría es una representación en la que las cosas tienen un
significado simbólico. Así pues, todo en el relato de la caverna tiene un simbolismo que
hay que saber interpretar; ni los prisioneros, ni el fuego, ni las sombras, ni la caverna, ni
la luz ni las cadenas, etc. deben ser tomados al pie de la letra. En realidad nos hablan de
otras cosas más profundas: de los seres humanos, de las cosas que -como la ignorancia-
nos encadenan, del sabio y de la multitud, de la sociedad como masa ignorante, de la
felicidad del ignorante, del camino de la sabiduría, etc. ¡Estas cosas son las que nos
interesan de la alegoría!

3
2.2 LA ESTRUCTURA DEL MITO
CAPÍTULOS TEMA CENTRAL
1. Párrafo I a. Descripción de la caverna
2. Párrafo II b. Ascensión al mundo de arriba

ESQUEMA DEL PÁRRAFO I:


1. Sócrates anuncia que va a hablar de la educación o de la falta de ella y propone
una comparación con una caverna y unos prisioneros

2. Descripción de la caverna y de los prisioneros

2.1. Hay unos hombres atados de pies y manos que viven desde niños en una caverna
2.2. Solo ven sombras proyectadas de estatuas que trasportan a sus espaldas
2.3. Toman por reales esas sombras

3. El estado mental o de conocimiento de los prisioneros

3.1. Los prisioneros viven en un mundo de sombras de estatuas y ecos de voces


3.2. Toman por lo único real y verdadero eso que ven
3.3. La razón de lo anterior es que no conocen otra cosa
3.4. Los prisioneros son iguales que nosotros, la mayoría de la humanidad

ESQUEMA DEL PÁRRAFO II:


1. La liberación de un prisionero

a. El prisionero siente dolor al ser obligado,


b. Se resiste, hay que obligarle a mirar la luz del fuego y a ascender
c. Insiste en tomar las sombras de siempre como más verdaderas
d. Se deslumbra al salir y ha de acostumbrarse poco a poco, mirando por orden:
las sombras de los objetos, sus reflejos, los objetos mismos, la luna y las
estrellas y finalmente el sol
e. Cae en la cuenta de que eso es lo auténticamente real y de que el sol es la
causa de todo

2. Las emociones del prisionero liberado, ya en el mundo de arriba.

a. Comprende el engaño en que ha vivido y compadece a sus antiguos


compañeros
b. Se siente feliz por haber cambiado
c. Pero no envidia a los falsos “sabios” de la caverna ni su” saber” acerca de
simples sombras, ni los honores que reciben

3. El regreso a la caverna y al mundo de abajo

a. Le costaría acostumbrarse a ver en la oscuridad, pero una vez se acostumbre


verá mejor que nadie.
b. No reconocerían su saber, provocaría risas entre sus compañeros y le
llamarían loco.
c. Los prisioneros le matarían si intentara liberarlos y hacerles subir (pues no
quieren cambiar)

4
EL TEXTO: EL MITO DE LA CAVERNA

5
6
7
3. PRIMERA INTERPRETACIÓN: LA NATURALEZA HUMANA,
LA SABIDURÍA Y LA IGNORANCIA, EL PODER DE LA
EDUCACIÓN.
La alegoría de la caverna, usando un lenguaje lleno de simbolismo y de metáforas,
aborda un conjunto de temas y de problemas tradicionales de la filosofía, que tienen que
ver con: la naturaleza humana, el efecto que produce en nosotros la ignorancia y el
conocimiento, el poder transformador de la educación y de la filosofía, el camino de la
sabiduría, la relación entre el sabio y la multitud, la felicidad del sabio y la del
ignorante, los valores y fines que perseguimos, etc.

Este famoso relato plantea además problemas filosóficos formidables tales como los
siguientes: ¿Podemos estar seguros de que sabemos lo que creemos saber? ¿Preferimos
la felicidad basada en el engaño? ¿O la felicidad del que abraza la luz de la razón,
aunque eso lleve a romper con nuestros hábitos, creencias básicas, familia y forma de
vida? ¿Qué es lo verdaderamente real? ¿Cómo salir de la caverna y alcanzar la verdad?
¿Qué papel tiene o debería tener la educación? ¿Qué es lo que nos esclaviza, nos hace
prisioneros y nos limita? ¿No será nuestra propia mente más que las cosas externas?

• LA HUMANIDAD (LOS PRISIONEROS): La metáfora de la caverna debe


entenderse como una alegoría o representación de la naturaleza humana. Habla de
nosotros: los seres humanos. Los prisioneros de la caverna somos nosotros. Todos
nacemos en la caverna y creemos que nuestra visión de las cosas es la verdadera.
Estamos esclavizados y limitados por la falsa creencia de que nuestra verdad es la
única y que solo hay esa manera de ver las cosas, que además suele ser pobre y muy
limitada. La mayoría, además, se siente cómoda y confiada en su ignorancia, sin
hambre de conocimiento, no se cuestionan a sí mismos ni tienen ambición de
crecimiento; no saben que hay algo más allá de las sombras que ven.

• LA IGNORANCIA, NUESTRA PRISIÓN: La mayoría vivimos en la ignorancia y


somos inconscientes de ella, pues creemos que sabemos; estamos prisioneros de la
limitada educación recibida, de nuestros sentidos, de nuestras necesidades y egoísmos,
de las costumbres, de las opiniones y de las creencias en que hemos sido educados, lo
que nos lleva a tomar por verdaderas, reales y valiosas y reales cosas que no lo son.
Lo mismo que los prisioneros, que, al estar también atados por el cuello, solo pueden
mirar en una dirección, cuando estamos en la ignorancia solo vemos las cosas de una
única manera y somos incapaces de verlas desde otros puntos de vista. Pero además,
nos pasa lo mismo que a los prisioneros: ellos ven las sombras de unas estatuas como
la única y verdadera realidad, pero esas estatuas, a su vez, son copias de las cosas
verdaderas del exterior de la caverna. Igualmente, la mayoría de las personas tomamos
las cosas que nos muestran la vista y los sentidos como la única, verdadera y auténtica
realidad, sin penetrar con la razón en las causas y en la estructura profunda de lo que
8
se nos aparece, y que la vista no nos muestra. Creemos saber y estamos absolutamente
convencidos de ello ¡pero… no sabemos!. Y en eso consiste nuestra ignorancia. La
alegoría viene a decir que la ignorancia es una especie de prisión que nos limita, la
peor forma de esclavitud; y también algo así como una enfermedad de la que algunos
“elegidos” pueden ser “curados” mediante una educación filosófica adecuada que les
liberará de sus ataduras y los transformará interiormente.

• LAS COSAS QUE VALORAMOS: La alegoría da a entender que las cosas que
perseguimos y valoramos, tales como la fama (“honores”), el dinero, el poder, el
trabajo soñado, la pareja perfecta, son solo “sombras” y por tanto menos reales y
valiosas de lo que pensamos. Como las sombras de la caverna, son solo sombras
imperfectas del verdadero bien, de lo verdaderamente bueno, de la verdadera
felicidad, sombras que nuestra cultura ha proyectado sobre la pared de la caverna en la
que vivimos. Pero hay otras cosas más valiosas y verdaderas que desconocemos y ese
desconocimiento nos limita y nos hace prisioneros. Aún cuando a veces los
ignorantes, inconscientes de su ignorancia, se sientan cómodos y “felices” en su
ignorancia, no dejan de tener una vida esclava, limitada y basada en sus propios
autoengaños y en la manera como los han educado, incomparable con la felicidad del
sabio.

• EL CAMINO DE LA SABIDURÍA, LA EDUCACIÓN VERDADERA. El camino


que recorre el prisionero liberado está plagado de obstáculos, de dolor y de
resistencias al cambio; esto es una formidable metáfora del camino hacia la sabiduría,
que es un camino arduo y costoso. El prisionero, al principio, se resiste a ser liberado,
quiere volver con sus compañeros de prisión, no quiere reconocer que las estatuas que
le muestran son más verdaderas que las sombras: esto es una alegoría de la resistencia
que tenemos a cambiar nuestra visión de las cosas; nos aferramos a las ideas y
creencias que nos han inculcado desde pequeños, aunque sean falsas; no queremos
que nadie nos haga pensar por nosotros mismos; seguramente porque nos da miedo el
cambio y porque preferimos la seguridad que nos dan nuestras “creencias y engaños
básicos”, la masa, la opinión de la mayoría. La liberación y posterior ascensión del
prisionero liberado desde lo profundo de la caverna al exterior es una metáfora que
nos permite comprender lo que es la verdadera educación para Platón: un medio de
liberación, que, gracias al conocimiento, nos libera de nuestra ignorancia, de las falsas
creencias que tomábamos antes por verdades absolutas e incuestionables. Con la
educación nos liberamos también de la fuerza de la costumbre y de las inclinaciones
del cuerpo, que nos llevan equivocadamente a sobrevalorar los placeres y las cosas
materiales del mundo sensible (el dinero, las riquezas, la fama, el éxito, el poder,…), y
a no valorar en su justa medida el conocimiento y el verdadero bien.

• EDUCACIÓN, TRANSFORMACIÓN INTERIOR, LA FELICIDAD DEL


SABIO. La educación, según Platón, debe llevar al individuo a un cambio de vida, a
9
un cambio radical en nuestra visión de las cosas y a una profunda transformación
interior, similares a las que se producen en el prisionero liberado, el cual pasará de
no querer abandonar la caverna a no querer volver a ella una vez ha descubierto el
mundo de arriba. Esto representa simbólicamente la profunda transformación interior
que se opera en el alma y en la vida de todos aquellos que se aventuran a usar su
razón, pensar por ellos mismos y buscar la luz del conocimiento: cambian sus
actitudes, cambian las cosas que ahora de verdad valoran, y cambia su visión de la
realidad. Cambia la vida cotidiana normal propia de cualquier ser mortal por una vida
filosófica dedicada por entero a la reflexión y a la búsqueda e investigación de la
verdad. El que descubre esa clase de vida descubre también una felicidad especial
que nada tiene que ver con la aparente felicidad de la mayoría basada en lo que se
considera tener éxito socialmente, seguir el camino de la mayoría, ganar dinero,
etc. Esta profunda transformación es como pasar de la penumbra de la caverna al
mundo de la luz del exterior.

• SALIR DE LA CAVERNA: Es nuestra oportunidad. Significa abrir nuestra mente a


nuevas perspectivas y puntos de vista. Aprender a escuchar. No imponer nuestra
opinión a los demás, pero tampoco pensar que todas valen igual, pues hay que saber
distinguir qué opiniones son mejores y perores pues algunas están fundamentadas y
otras no. Significa experimentar con lo nuevo y cuestionar lo viejo; darte cuenta de
que el conocimiento es infinito y una tarea sin fin. Romper las limitaciones mentales
(cadenas) para vivir de forma más auténtica y más libre. Aunque todo eso requiere
valor, esfuerzo y lucha, la alegoría nos da entender que el esfuerzo y el cambio tienen
una compensación.

• LOS FALSOS SABIOS Y LÍDERES: El mito también nos habla alegóricamente de


los falsos sabios y líderes, que provocan admiración y “alabanzas”, y arrastran a la
multitud, cuando en realidad son tan prisioneros e ignorantes como la mayoría. El
saber de los falsos sabios de la caverna, también prisioneros, es un saber sobre sobre
sombras que pasan; han estudiado las sombras y saben decir qué sombras suelen ir
juntas y predecir qué sombra suele seguir a otra. Su saber es superficial, aparente,
poco profundo; desconocen la causa de por qué unas sombras siguen a otras y
desconocen de qué son sombras. Pero, en su ignorancia, los otros prisioneros les
conceden honores, alabanzas y recompensas por su superficial saber. Algo así pasa
también en la realidad: nos dejamos llevar y admirar por aquellos falsos sabios y
líderes que aparentan saber algo más; creemos ver en ellos personas admirables o
líderes salvadores, cuando en realidad están tan ciegos y desorientados como el resto,
y lo que buscan es el reconocimiento y la admiración del resto. La masa, sin embargo,
no distingue entre el sabio verdadero y el falso sabio, y acaba siguiendo fácilmente al
segundo, con consecuencias a veces desastrosas.

10
• LA HOSTILIDAD CONTRA EL SABIO, SOLEDAD E INCOMPRENSIÓN
DEL SABIO. El mito expone también de manera simbólica cómo la ignorancia de
los prisioneros, que creen estar convencidos de su verdad, se transforma fácilmente
en risa y en burla del hombre sabio, y luego en violencia contra él. El rechazo de los
prisioneros al prisionero retornado es el rechazo que toda persona con conocimiento
sufre cuando expone su sabiduría y verdad ante un mundo ignorante. Es una alegoría
de aquellas personas que buscan y encuentran la verdad. Aquel que ha alcanzado una
verdad superior y auténtica, contradice las falsas certezas de la multitud y por eso
mismo es una amenaza para su estilo de vida y sus valores, por lo que se encuentra
con la incomprensión de la masa a quien pretende ayudar, se ríen de él, le llaman
loco y se arriesga a que lo maten. La alegoría de la caverna es una analogía de lo que
se experimenta a veces cuando, siendo un sabio o filósofo, pretendes educar,
reformar o mejorar a las personas y a la sociedad. Porque la mayoría de la gente está
cómoda con su ignorancia y no es consciente de ella, y por eso ven con hostilidad a
cualquiera que les señale sus falsas creencias, sus supuestas “verdades” básicas y su
forma de vida basada en el engaño. Algo parecido fue de hecho lo que sucedió con
Sócrates, maestro de Platón, en el siglo V a.C; él intentó transformar interiormente a
los jóvenes atenienses de su época a través de la educación, para hacerlos mejores
ciudadanos y más felices. El resultado fue que fue condenado a muerte por el
gobierno ateniense acusado de perturbar el orden social y de corromper la mente de
los jóvenes con sus ideas. Podemos pensar también en otras figuras de personas
sabias o en reformadores sociales que se enfrentaron también a la hostilidad de la
masa y sufrieron un destino parecido: Jesús de Nazaret, el astrónomo y filósofo
Galileo Galilei, Gandhi o Martin Luther King, por poner algunos ejemplos cuyas
vidas terminaron en incomprensión, violencia, hostilidad contra ellos y muchas veces
en una muerte violenta.

• EL SABIO Y LA MASA IGNORANTE: El mito refleja la arrogancia y la


prepotencia de la multitud ignorante. Creen estar a la altura del sabio, del experto,
incluso se creen por encima de aquel que, gracias a años de esfuerzo, entrega y
estudio, ha alcanzado un visión más verdadera. No hay nada más atrevido que la
ignorancia. La masa se cree con derecho a opinar y discutir sin la menor humildad
sobre cosas de las que tan solo tiene una visión deformada y limitada; confunde sus
opiniones con el conocimiento verdadero, que solo con estudio, inteligencia y tesón
se alcanza. Además, piensan que todas las opiniones valen igual, tanto la del experto
como la del ignorante. Todas son verdaderas y están al mismo nivel.

• LA REALIDAD: El mito sirve también para exponer de manera simbólica la


distinción entre dos grados de la realidad: la sensible y material (el mundo de
sombras y de estatuas envuelto en la penumbra de la caverna), y la inteligible y
abstracta (el mundo de arriba); igualmente sirve para representar dos grados de saber:
11
la opinión (la visión de las sombras por parte de los prisioneros, que creen estar en la
verdad), y el conocimiento científico (la visión del prisionero que ha ascendido al
mundo de arriba.

4. SIGNIFICADO DE LAS METÁFORAS DEL MITO

METÁFORAS SIGNIFICADO
DEL MITO
• Los prisioneros Representan a la mayoría de la humanidad, prisionera
de su ignorancia, aferrada a las costumbres, opiniones
y prejuicios de siempre; incluso "feliz" en su
ignorancia. Es la multitud.

• “La ciencia de allí” “Allí” en el texto es la caverna: Se refiere, por tanto, a


“la ciencia de la caverna”, que en realidad no es ni
verdadera ciencia ni verdadero conocimiento, sino
simple opinión, pues es un saber especializado en
sombras que pasan, no un saber acerca de la
auténtica realidad (las esencias). En efecto, la caverna
cuenta también con sus falsos sabios y falsos líderes:
los sofistas y aquellos que estudian la naturaleza (los
filósofos de la naturaleza) que pretenden llegar al
conocimiento usando los sentidos e investigando las
cosas del mundo sensible, en vez de usar la
inteligencia y elevarse con ella hasta la esencia
profunda de la realidad. La multitud, en su ignorancia,
rinde honores y alabanzas a esos falsos sabios
• E l p r i s i o n e r o Representa metafóricamente al filósofo que emprende
liberado. el camino del conocimiento de la verdad y de lo
auténticamente real.

• Las cadenas Aquello que ata a los prisioneros impidiendo su


liberación. Metafóricamente, lo que liga a los
prisioneros al mundo de las cosas materiales e impide
que el alma despegue hacia lo verdadero. Se admiten
varias interpretaciones: pueden simbolizar el cuerpo
(la cárcel del alma), que, con sus deseos, impulsos y
apetitos materiales, arrastra al alma hacia lo sensible y
es un obstáculo para el conocimiento. También pueden
representar las cadenas de nuestra ignorancia, pues la
ignorancia es nuestra mayor prisión, en contraposición
al conocimiento, que constituye nuestra liberación. Por
último, pueden simbolizar también la opresión de las
costumbres y prejuicios sociales, que nos impiden
muchas veces liberarnos y pensar por nosotros
mismos.
12
• Los objetos del Son sólo copias o imitaciones de la verdadera
i n t e r i o r d e l a realidad (representadas en el mito por las cosas del
c a v e r n a y s u s exterior).
sombras
• E l f u e g o d e l El sol visible
interior de la
caverna.
• L a v i v i e n d a – El mundo sensible. El mundo de lo opinable, envuelto
prisión, la caverna siempre en la tiniebla de la confusión
• L a s u b i d a a l El arduo y duro camino de la educación del filósofo,
mundo de arriba. que es también un camino de liberación de la
ignorancia y de las falsas creencias en las que vive la
multitud.
• Los objetos del Representan las esencias verdaderas y ocultas de las
mundo de arriba: cosas visibles, la auténtica realidad
los animales, las
plantas, las
estrellas, etc.. de
verdad
• Las sombras y Representan los objetos matemáticos, que son copias
reflejos en el agua de las esencias, pero son también inteligibles. Estas
de los objetos del sombras y reflejos son más verdaderos que los del
mundo de arriba interior de la caverna. El prisionero debe empezar por
mirarlas, antes de mirar directamente los objetos de
verdad, para acostumbrar su vista al mundo de la luz.
De igual modo, el que se forma en la sabiduría debe
empezar primero con el cultivo de las matemáticas,
antes de cultivar la dialéctica o ciencia de las Ideas,
para acostumbrar su inteligencia al mundo de lo
abstracto e inteligible.
• El sol del exterior. La Idea de Bien del mundo de las Ideas, que preside y
gobierna dicho mundo.

13
ACTIVIDADES
1. Lectura analítica del mito de la caverna. Lee las páginas 5-7 (mito de la
caverna) varias veces. Usa el diccionario si lo necesitas. Luego haz
anotaciones en el margen derecho sobre los temas o ideas que se tratan en
algunas de los párrafos.

2. Mensajes desde la caverna: ¿Qué está diciéndonos Platón a través de la


alegoría de la caverna sobre la condición humana, la ignorancia, la libertad,
el saber, el camino de la sabiduría, etc.? ¿Qué has captado? ¿Qué mensaje
te ha llegado? Escribe sentencias filosóficas breves pero profundas sobre los
temas de la lista. (Intenta ir más allá del simple relato y capta los mensajes
profundos que Platón pretende comunicarnos. Escribe a modo de FLASHES
o de titulares de un periódico alguno de esos mensajes sobre al menos 3 de
los siguientes temas -si puedes sobre más, mejor…)

• LA IGNORANCIA
• LA EDUCACIÓN, LA FUNCIÓN DE LA EDUCACIÓN
• LA CONDICIÓN HUMANA, LOS HUMANOS
• LA LIBERTAD, LAS COSAS QUE NOS ATAN Y ESCLAVIZAN
• LA SABIDURÍA, EL CAMINO DE LA SABIDURÍA
• LA VIOLENCIA DE LOS IGNORANTES
• EL PELIGRO DE LA MASA IGNORANTE Y DE LA SINRAZÓN
• LA REALIDAD Y LA APARIENCIA
• LA INCOMPRENSIÓN Y LA SOLEDAD DEL SABIO, EL SABIO FRENTE
A LA MULTITUD
• EL MIEDO  Y LA RESISTENCIA A CAMBIAR 
• EL PODER TRANSFORMADOR Y LIBERADOR DE LA EDUCACIÓN Y
DEL CONOCIMIENTO (LA TRANSFORMACIÓN QUE PRODUCE)
• LOS OBSTÁCULOS EN EL CONOCIMIENTO
• EL CONOCIMIENTO versus SIMPLES OPINIONES.
• LA FELICIDAD DEL SABIO versus LA FELICIDAD DEL IGNORANTE,
DE LA MASA.
• EL EXPERTO Y EL IGNORANTE

Sigue el siguiente ejemplo:

• LA EDUCACIÓN: “La educación nos libera y nos cura de la prisión que es


la ignorancia“
• LA CONDICIÓN HUMANA: “Los seres humanos son como …. “

Si necesitas inspiración, puedes ver este vídeo. Búscalo en internet, está en


inglés, pero puedes ponerle subtítulos en castellano.
The School of Life

PLATO ON: The Allegory of the Cave


14
3. Interpreta el significado simbólico o metafórico de los siguientes elementos que
aparecen en el mito de la caverna (Libro VII de República), completando la tabla
siguiente EN ESTA MISMA HOJA:

METÁFORAS DEL MITO Representa en realidad ….

El fuego del interior …..…................

…................ La mayoría de la humanidad

El prisionero liberado ….....................

Las sombras, estatuas, ecos de voces ….....................

Las cosas del exterior ….......................

……………………. La Idea de Bien


El fanatismo y la violencia que nacen de
….......................
la ignorancia
La liberación del prisionero y la
…..............................................................
ascensión desde el fondo de la caverna
.................................................................
hasta el mundo de arriba
Querer permanecer contemplando las …..............................................................
cosas del mundo de arriba .................................................................
…..............................................................
La resistencia a cambiar nuestra forma
...............................................................
de ver las cosas, aunque sea
…..............................................................
equivocada.
.................................................................
…..............................................................
La profunda transformación que
..................................................................
experimenta el prisionero liberado (ahora
…..............................................................
se siente “feliz por haber cambiado”)
..................................................................

15
4. La caverna y la pandemia: Reflexión de Emilio Lledó, un filósofo español actual. Lee
el siguiente fragmento de entrevista y luego haz la actividad.

”La esperanza, hijo, es que nos reinventemos para mejor, que maduremos como
sociedad (...); que seamos algo más, que después de esta crisis del virus intentemos
reflexionar con una nueva luz, como si estuviéramos saliendo de la caverna de la que
hablaba el mito de Platón,
en la que los hombres
permanecen prisioneros de
la oscuridad y las
sombras.”

"Pero debemos estar


alerta para que nadie se
aproveche de lo vírico
para seguir
manteniéndonos en la
oscuridad y extender más la indecencia. Sobrecoge ver el poder que tienen sobre
nosotros ciertas personas disparatadas, pues un imbécil con poder es algo terrible.
Deseo de verdad que esto nos sirva para algo como sociedad. Que propicie un nuevo
encuentro con los otros en la polis, en la vida en común."

Fíjate que en estas palabras de Emilio Lledó hay varias alusiones que resuenan mucho a
la alegoría de la caverna. Reflexiona primero y luego responde:

1. ¿Qué cosas no veíamos antes del coronavirus, cuando estábamos en la caverna


porque nuestros ojos estaban cegados por la vida cotidiana y la rutina, nuestras metas
y objetivos? ¿Vivíamos en la caverna antes de la pandemia en la caverna y esta
situación es una oportunidad para salir? ¿En qué sentido podría la pandemia
“abrirnos la mente”? ¿Qué cosas es posible que ahora veamos con una nueva luz, tras
la pandemia, si nos atrevemos a pensar y a usar nuestra razón?
2. ¿Quiénes son, en tu opinión, esas personas disparatadas, esos imbéciles con poder, de
los que actualmente tenemos que estar alerta porque quieren mantenernos en la
oscuridad de la caverna? ¿Quiénes son los "falsos sabios" de la caverna de hoy en
día?

16
5 . S E G U N D A I N T E R P R E TA C I Ó N : I N T E R P R E TA C I Ó N
ONTOLÓGICA DEL MITO DE LA CAVERNA.

Este apartado, si da tiempo, se estudiará en detalle con el material de Aules.


Aquí solo lo resumimos brevísimamente. El mito de la caverna de Platón
es también una metáfora de teoría sobre la realidad (ontología). Platón
defiende una ontología dualista, según la cual hay dos ámbitos o clases de
realidad: la sensible y la inteligible, que son completamente diferentes
entre sí, pero que se relacionan estrechamente. Ambas esferas de cosas o de
realidades están perfectamente simbolizadas y representadas
metafóricamente en el mito de la caverna: las sombras y estatuas del
interior de la caverna representan la realidad sensible o visible; las cosas
verdaderas del mundo de arriba o exterior de la caverna representan las
llamadas realidades inteligibles (las esencias o Ideas platónicas)

METAFORAS DEL MITO DE LA CAVERNA SIGNIFICADO

17

También podría gustarte