Está en la página 1de 2

Arturo Sandoval

He tenido la tentación de escribir sobre lo que está pasando con el gusto musical de hoy. Sé bien
que es un tema muy rugoso y algo difícil de explicar. Le ruego a Dios que me permita expresar mi
punto de vista sin ofender a nadie; no es mi intención crear ninguna controversia al respecto; es
sólo mi punto de vista. Empecé a tocar música en 1961, lo que significa que he estado haciendo
música ininterrumpidamente durante 60 años. Desde el principio, siempre supe que la música
instrumental tenía tres ingredientes fundamentales: MELODÍA, ARMONÍA Y RITMO; y en el
caso de que tuviera un texto, agregaríamos un cuarto elemento, no menos importante. Siempre ha
sido obvio que todos estos factores son invaluables para el proceso creativo del compositor.
Ahora, como un fiel amante de la música, cómo podemos apreciar una obra musical si estamos en
presencia de una canción sin una melodía bien estructurada, una ausencia total de armonía, y un
tema sin contenido y lleno de insinuaciones sexuales e improperios ?; Para mí, todo esto va contra
los principios más elementales de lo que hemos aprendido durante tantos años sobre lo que es algo
muy sagrado: MÚSICA. Mi principal preocupación es ver cómo los jóvenes consumen y digerir lo
que promueven como ′′ música de hoy ′′ y la ausencia total de educación musical. Es un grave
error no tener programas de educación musical en las escuelas. Si los niños no están expuestos al
rico legado de música de compositores como Bach, Beethoven, Mozart, Chopin, Rachmaninoff,
Debussy, Copland, etc. Además de introducir el rico legado de artistas de jazz como Louis
Armstrong, Dizzy Gillespie, Cole Porter, Gershwin, y muchos otros grandes innovadores de jazz,
no apreciarán la música más compleja. Solo estarán expuestos a música hecha para atractivo
masivo con un nivel menos artístico y estético con el único objetivo de ′′ vender ′′ un producto.
Considero que es una obligación llamar la atención a esta práctica y defender una de las
bendiciones que la vida nos ofrece: MÚSICA, que es la única, que consuela nuestra alma y nos
provoca sensaciones indescriptibles que nos hacen mejores seres humanos. Siempre me he sentido
triste por no haber visto nunca un programa de televisión mostrando verdaderas obras musicales
con altos valores artísticos y estéticos a excepción de algunos programas de música pop.
Considero seriamente que el Jazz ha sido una gran contribución a la cultura universal de nuestro
país, sin duda; me apena que no tenga la difusión y el apoyo que merece, que considero un ′′
crimen." Por ejemplo, en nuestra El caso del país, si le preguntamos a un joven que fue Duke
Ellington, sabrías cómo responder? o Mozart? Así como las grandes canciones de Stevie Wonder?
Estos son sólo algunos ejemplos; esta lista podría ser interminable.
Debo decir que con respecto a estos temas, tenía dos opciones: callar o decir lo que pienso; opté
por el segundo. Nuestro apóstol José Martí dijo: ′′ La Palabra no es para encubrir la verdad, sino
para decirlo." Y también dijo: ′′ Hacer es la mejor manera de decir." Por supuesto, sabía de
antemano que algunos no lo harían De acuerdo o tergiversar mis palabras. La escritura podría ser
mucho más intensa y extensa, pero no quería abusar de su precioso tiempo. Otro detalle es que la
ostentación de algunos ′′ artistas ′′ que muestran excesivas riquezas materiales es otro factor que
contribuye a los jóvenes que creen que hacer ese tipo de ′′ música ′′ puede ganar mucho dinero y
obtener un gran reconocimiento, ayúdanos, madre de Dios .. No me referí a ningún nombre
específico y creo que podría haber mencionado muchos, pero no es mi misión. Sé que muchos
artistas jóvenes están haciendo grandes cosas, me encantaría rendirles mi respeto y admiración a
todos ellos. Mi única intención es llamar la atención de educadores musicales, programadores,
artistas y todos los amantes de la música para defender el legado que recibimos de tantos grandes
artistas y haberlos disfrutado durante tantos años. Respeto la música con toda mi alma y mi
corazón. La dedicación y disciplina que requiere ser un verdadero artista cuesta muchos
sacrificios, perseverancia y pasión, que no se puede lograr en unas semanas; esto implica muchos
años de trabajo duro. Me levanto muy temprano cada día y paso horas trabajando duro para
mejorar mi sonido y aprender todo lo posible sobre la más hermosa de las artes, y así seguiré
haciéndolo hasta que Dios me lo permita. Muchas gracias a todos ustedes que les encanta la
música. Que Dios te bendiga.

También podría gustarte