Está en la página 1de 5

QUE REFORMA EL ARTÍCULO 31 DE LA LEY DEL IMPUESTO AL VALOR AGREGADO, A

CARGO DEL DIPUTADO EDUARDO ALONSO BAILEY ELIZONDO Y SUSCRITA POR


INTEGRANTES DEL GRUPO PARLAMENTARIO DEL PRI

En ejercicio de la facultad que les conceden los artículos 71, fracción II, de la Constitución
Política de los Estados Unidos Mexicanos; y 55, fracción II, del Reglamento para el
Gobierno Interior del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, los diputados
federales por Nuevo León del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario
Institucional a la LXI Legislatura someten al pleno de la Cámara de Diputados del
honorable Congreso de la Unión proyecto de decreto mediante el cual se reforma el
artículo 31, párrafo primero, de la Ley del Impuesto al Valor Agregado. Lo anterior, al
tenor de las siguientes

Consideraciones

El artículo 31 de la Ley del Impuesto al Valor Agregado se adicionó después de un largo y


arduo trabajo legislativo mediante la publicación del decreto correspondiente en el Diario
Oficial de la Federación del 8 de diciembre de 2005, en los términos siguientes:

"Artículo 31. Los extranjeros con calidad de turistas de conformidad con la Ley
General de Población que retornen al extranjero por vía aérea o marítima, podrán
obtener la devolución del impuesto al valor agregado que les haya sido trasladado
en la adquisición de mercancías, siempre que se reúnan los siguientes requisitos:

I. Que el comprobante fiscal que expida el contribuyente reúna los requisitos que
para tal efecto establezca el Servicio de Administración Tributaria mediante reglas
de carácter general;

II. Que las mercancías adquiridas salgan efectivamente del país, lo que se verificará
en la aduana aeroportuaria o marítima, según sea el caso, por la que salga el
turista, y

III. Que el valor de las compras realizadas por establecimiento, asentado en el


comprobante fiscal que presente el turista al momento de salir del territorio
nacional, ampare un monto mínimo en moneda nacional de 1 200 pesos.

El Servicio de Administración Tributaria establecerá las reglas de operación para efectuar


las devoluciones a que se refiere el presente artículo y podrá otorgar concesión a los
particulares para administrar dichas devoluciones, siempre que los servicios para efectuar
la devolución no generen un costo para el órgano mencionado.

En todo caso, la devolución que se haga a los extranjeros con calidad de turistas deberá
disminuirse con el costo de administración que corresponda a las devoluciones
efectuadas".
Este decreto antes señalado, mediante artículo transitorio otorgó al Servicio de
Administración Tributaria un plazo, que venció el 30 de junio de 2006, para la elaboración
de las Reglas de Operación para efectuar las devoluciones del Impuesto al Valor Agregado
a los extranjeros con calidad migratoria de turistas que retornen al extranjero por vía
aérea o marítima. Ello con la finalidad de dar la mayor claridad a la normatividad
específica para hacer efectivo este esquema de devolución del impuesto a que refiere el
artículo 31 arriba señalado. Quedando dicha normatividad claramente referida a los
"turistas", sin considerar a otro tipo de personas que se internan en el país por diversos
medios y por lapsos cortos de tiempo.

Cabe señalar que en este sentido el artículo 42 de la Ley General de Población, contiene
una disposición más amplia para referir a aquéllos que por diversos medios, causas u
temporalidades se internan la país, conceptualizándolos como "no inmigrante"
entendiendo por este al extranjero que con permiso de la Secretaría de Gobernación se
interna en el país temporalmente dentro de alguna de las características siguientes: I.
Turista, II. Transmigrate, III. Visitante, IV. Ministro de culto o asociado religioso, V. Asilado
político, VI. Refugiado, VII. Estudiante, VIII. Visitante distinguido, IX. Visitantes locales, X.
Visitante provisional XI. Corresponsal.

En este sentido la concepción limitada de turista en la Ley General de Población en el


artículo 42, fracción I, con relación a la actual redacción del artículo 31 de la Ley del
Impuesto al Valor Agregado resulta discriminatoria al dejar fuera del beneficio de la
devolución de este impuesto a una buena parte de los visitantes extranjeros que visitan
nuestro país como lo son entre otros los hombres de negocios (II. Visitantes), quienes
generalmente tienen un alto poder de adquisitivo, así como los pasajeros de cruceros (IX.
Visitantes locales) los cuales son considerados con calidades migratorias diferentes a la de
turistas.

Exposición de Motivos

Comos sabemos, el turismo, conjuntamente con el petróleo, ha formado a lo largo de los


años dos de los pilares fundamentales de la economía nacional Todos sabemos de la
importancia y gran potencial que tiene la actividad turística para el país cuya generación
de divisas extranjeras en un futuro no muy lejano superar a las generadas por la venta del
petróleo y por ello tiende convertirse en la actividad económica más importante ya que es
una gran generadora de empleos directo e indirectos, tan necesarios actualmente en que
el país se encuentra en una de sus peores crisis económica que ha generado una gran
cantidad de empleos perdidos y con ello afectando de manera grave la calidad de vida de
los mexicanos, que tienen en el empleo el único medio de subsistencia. De ahí la
necesidad de incentivar el turismo por todos los medios con que el Estado cuente.

Cabe señalar que la actividad turística genera más del 10 por ciento de los empleos
formales totales que hay en el país, lo que significa empleo directo para más de 1.8
millones de mexicanos, cuya remuneración media es 30 por ciento superior a otras
actividades productivas y al menos el triple de estos indirectos. En México existen
alrededor de 54 municipios de vocación turística absoluta de los cuales el 87.7 por ciento
están en niveles bajos y muy bajos de marginación.

Está demostrado que el turismo tiene una incidencia real y directa en el combate a la
pobreza, pues permite generar empleos, la mayoría como ya se manifestó con una
remuneración superior a las de los sectores tradicionales haciendo evidente su influencia
en el desarrollo regional.

Resulta evidente también que se deben de apoyar todas las actividades productivas que
generen empleo para los mexicanos, en este sentido se deben de promover todas aquellas
actividades que amplíen el abanico de nuestra oferta turística para ser más completivos
ante la gran competencia que tenemos de parte de países que cuentan con una mayor
infraestructura e incluso tradición turística como lo son los europeos como Francia,
España, Italia y Alemania, entre otros, quienes con una extensión de una pequeña parte
de la nuestra han logrado atraer un flujo varias veces superior al de México que cuenta
con un territorio y manifestaciones culturales con vocación turística que podría ampliar la
oferta turística de manera considerable.

Los momentos actuales a nivel mundial son difíciles, la actual crisis económica iniciada en
el último trimestre del 2008, a afectado el gasto promedio por turista que nos visita, es
decir como país tendremos un mayor costo con un menor ingreso, esto en detrimento de
las finanzas del país, aunado a lo anterior, el impacto negativo adicional provocado al
sector turismo por la emergencia sanitaria derivada de la gripe A (H1N1), conocida como
influenza porcina ha sido enorme, al grado que no se han terminado de estimar cuáles
fueron realmente sus impactos en el grueso de le economía nacional. Pero lo que si
supimos y fue real es que uno de los sectores más afectados fue el turístico, en donde
existieron lugares cuya vocación productiva es exclusivamente la turística, que vieron
totalmente parada su economía, como lo fueron algunos lugares del caribe mexicano.

Por ello debemos de retornar al espíritu del legislador al adicionar en su momento el


artículo 31 de la Ley del Impuesto al Valor Agregado, que fue el de incentivar la derrama
económica por parte de los turistas que se internaban en el territorio nacional, fomentado
el gasto de los visitantes extranjeros a través de la devolución del IVA. Por ello es que
atendiendo a este espíritu es que se hace necesario ampliar a cualquiera de las calidades
de no inmigrante contempladas en el artículo 42 de la Ley General de Población antes
señalado, los beneficios del esta devolución contempladas en la ley del IVA. Lo anterior
con el objeto de incrementar en cantidad y calidad el número de participantes el
programa de devolución del IVA contemplado en el articulo 31, el cual actualmente
resulta sumamente discriminatorio de acuerdo a su actual redacción y reglamento, lo cual
se puede mostrar de la manera siguiente:

Un visitante extranjero a Cancún que retorna por vía aérea, si tiene derecho a la
devolución del IVA correspondientes a las mercancías que adquiere y se lleva consigo de
regreso al salir del país, otro extranjero que visite esta ciudad arribando en un crucero
aunque retorne por vía marítima no tiene ese derecho, esto porque este último no tiene
la calidad migratoria de turista sino visitante local, en ambos casos son una categoría de
no inmigrante de acuerdo a la Ley General de Población.

La modificación a la ley que se propone, de sustituir el concepto de turista por el de no


migrante tiene diversas bondades a la vista: a) Incrementa muy notablemente el número
de de personas, no inmigrantes, que se benefician con la disposición, que a la vez
significan mayor número de compradores y por lo tanto un incremento de la derrama
económica en el lugar y la región; b) Al ser condición necesaria la presentación de la
documentación fiscal correspondiente para efectos de llevar a cabo la devolución
incrementaría también de forma notable la regularización de quienes actualmente actúan
dentro de la informalidad, con lo cual la disminución de recaudación impositiva por la
devolución se compensaría con la ampliación de la base gravable, al incorporar a los
comerciantes informales a la formalidad; c) Se tendría un esquema más competitivo con la
gran cantidad de países que ya cuentan con un sistema semejante de devolución
impositiva, como procedimiento de los Estados nacionales para incentivar su desarrollo
económico, sustentado en el turismo.

Finalmente es importante insistir en que las devoluciones del impuesto al valor agregado
sólo corresponden a mercancías adquiridas en establecimientos que puedan emitir los
comprobantes con los requisitos fiscales autorizados para esto, lo que garantiza que el
impuesto ha sido pagado previamente al realizarse la compra.

Por lo expuesto, presentamos a consideración de esta honorable asamblea la siguiente


iniciativa con proyecto de

Decreto que reforma el artículo 31 de la Ley del Impuesto al Valor Agregado

Artículo Único. Se reforma el del artículo 31 párrafo primero, de la Ley del Impuesto al
Valor Agregado para quedar como sigue:

Artículo 31. Los extranjeros con calidad de no inmigrante de conformidad con la Ley
General de Población que retornen al extranjero por vía aérea o marítima, podrán obtener
la devolución del impuesto al valor agregado que les haya sido trasladado en la
adquisición de mercancías, siempre y cuando se reúnan los siguientes requisitos:

Artículo Transitorio
Artículo Único. La reforma del artículo 31, párrafo primero, de la Ley del Impuesto al Valor
Agregado entrará en vigor el día siguiente al de su publicación en el Diario Oficial de la
Federación.

Dado en el Palacio Legislativo de San Lázaro, a 24 de noviembre de 2009.

Diputados: Eduardo Alonso Bailey Elizondo, María de Jesús Aguirre Maldonado, Rogelio
Cerda Pérez, Benjamín Clariond Reyes Retana, María Cristina Díaz Salazar, Ildelfonso
Guajardo Villareal, Marcela Guerra Castillo, Felipe Enríquez Hernández, Fermín Montes
Cavazos.