Está en la página 1de 129

El

‘Qué’ y el ‘Cómo’
del hogar

www.trabajoentrelostrabajos.com
ROPA
Por Mª Virginia García

LIMPIEZA
Por Alejandra Montequín

COCINA
Por Alicia Bustos

2 El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com


Indice general
Ropa 5
1) Etiquetas de las prendas 7
2) Tipos de tejidos 8
3) Simbología de los tejidos 10
4) Suciedad en los tejidos 14
5) Tipos de manchas 15
6) 5 aspectos de las manchas 19
7) Algunos productos desmanchantes 20
8) Lavado en seco 23
Anexos:
a. Guía de las principales manchas 24
b. Tips para elegir sábanas, mantelería, etc. 41

Limpieza 46
1) Cómo se limpia muy bien ... 48
A. Una habitación 48
B. Un baño 50
C. Una cocina 52
2) Programas de limpieza 55
A. Una hora 55
B. Una vez por semana 57
C. Dos veces por semana 59
D. Una vez al mes 61
3) Limpieza de exteriores 63
A. Jardines, patios, etc 64
B. Ventanas, persianas 64
C. Muebles de mimbre 64
4) Manchas comunes 65
A. Grasa 65
B. Cera 68
C. Moho 70
5) Productos 72

Cocina 79
1) Nociones fundamentales 81
El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com 3
a. Dónde se guardan todas las cosas 81
b. Cómo funcionan todos los chismes y aparatos 81
c. La mejor manera de manchar lo menos posible 82
d. La mejor manera de limpiar rápido y bien 82
2) Equipo básico para una cocina 84
3) Los alimentos más utilizados 87
4) Lo básico para tener en la despensa 97
5) Cómo se lee una receta 101
6) Organización 103
7) Degustación 107
8) Presentación de los platos 110
9) Postres rápidos 116
10) Raciones 127

4 El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com


ROPA

El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com 5


ROPA
1) Etiquetas de las prendas 7

2) Tipos de tejidos 8

3) Simbología de los tejidos 10

4) Suciedad en los tejidos 14

5) Tipos de manchas 15

6) 5 aspectos de las manchas 19

7) Algunos productos desmanchantes 20

8) Lavado en seco 23

Anexos:
a. Guía de las principales manchas 24
b. Tips para elegir sábanas, mantelería, etc. 41

6 El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com


1) Etiquetas de las prendas
NUNCA SE DEBEN QUITAR LAS ETIQUETAS DE LAS PRENDAS

* Cada vez más el consumidor está interesado en conocer la composición y el óptimo


mantenimiento de las prendas que adquiere.

* El desconocimiento o el no dar importancia a lo que cada símbolo puede


representar puede echar a perder una prenda.

*todas las prendas de vestir deben disponer de etiquetas con la siguiente información:

 Identificación del fabricante, distribuidor o importador de la prenda.


 Composición del tejido con denominación y porcentaje de las diferentes
fibras que lo componen.

El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com 7


2) Tipos de tejidos
Tejidos naturales

Lana
Encoge si se lava a demasiada temperatura. Se deforma si se seca colgada.
Ventajas: buen aislamiento térmico, gran poder absorbente y gran capacidad de
recuperación.
Inconvenientes: tiende a apelmazarse y amarillea.

Algodón
Encoge si se lava a demasiada temperatura, resiste bien a la plancha. Si tiene color
lavar la primera vez por separado. Ventajas: fresco y

8 El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com


flexible, alta resistencia al rasgado y al frote. Inconvenientes: fuerte
tendencia a arrugarse.

Lino
Lavar siempre a mano. Nunca centrifugar ni lavar a temperaturas altas. Resiste bien a
la plancha. Ventajas: fresco y
agradable al tacto, resiste bien a la suciedad. Inconvenientes: fuerte
tendencia a arrugarse.

Tejidos artificiales

Acetato, rayón y viscosa


No se deben centrifugar para evitar deformaciones.
Ventajas: tienen un tacto sedoso y fijan bien los colores.
Inconvenientes: baja resistencia en húmedo, arden con facilidad y se cargan de
electricidad estática.

Tejidos sintéticos
Poliéster, nylon y lycra
Altamente sensibles al calor, lavar en agua tibia y planchar a baja temperatura sin
vapor.
Ventajas: muy resistentes, se arrugan poco, fijan bien los colores.
Inconvenientes: arden con facilidad y se cargan de electricidad estática.

El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com 9


3) Simbología de los tejidos
LAVADO

El lavado con agua puede ser a máquina o manual. Las cifras inscritas
en el interior de la cubeta, indican en grados centígrados la
temperatura máxima de lavado.

La línea que subraya la cubeta indica agitación mecánica reducida.

La mano que se introduce en la cubeta indica agitación muy débil y


sólo lavado a mano.

LAVADO A MAQUINA

Temperatura máxima 95°C. Lavado y aclarado con acción mecánica


normal. Ropa blanca de algodón (sábanas, toallas, pañuelos).

Temperatura máxima 95°C. Lavado y aclarado con acción mecánica


reducida y centrifugado corto. Artículos blancos de algodón de
estructura delicada: visillería, mantelería y sábanas bordadas y caladas,
etc.

Temperatura máxima 60°C. Lavado y aclarado con acción mecánica


normal y centrifugado normal. Artículos de algodón de colores
sólidos: ropa de trabajo, camisería, etc.

Temperatura máxima 60°C. Lavado y aclarado con acción mecánica


reducida y centrifugado corto. Artículos de poliéster, o de algodón
blancos: sábanas, camiserías, etc.

Temperatura máxima 40°C. Lavado y aclarado con acción mecánica


normal y centrifugado normal. Artículos de algodón y poliéster,
algodón de colores sólidos, artículos de poliamida (Calcetines
sintéticos)

Temperatura máxima 40°C. Lavado y aclarado con acción mecánica


reducida y centrifugado corto. Artículos de fibras sintéticas de color,

10 El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com


prendas exteriores e interiores de punto, pantalones de lana.

Temperatura máxima 30°C. Lavado y aclarado con acción mecánica


reducida y centrifugado corto. Prendas delicadas de fibras sintéticas:
Visillería.

LAVADO A MANO

Lavado exclusivamente a mano, temperatura máxima de 30°C. No


frotar, ni retorcer. Prendas de lana, medias, lencería y corsetería fina,
bañadores (trajes de baño).

PROHIBICIÓN DE LAVADO
Los artículos de cuero, con accesorios de cuero, fornituras metálicas
inoxidables, etc.

LEJIA

En el blanqueo con lejía (agua jane) no se indican graduaciones, sino


sólo posibilidad o no de tratar el artículo con lejía.

CL - Puede utilizarse lejía. Únicamente, artículos blancos de algodón.

PROHIBICIÓN DE LEJIADO.

LAVADO EN SECO

Las letras en el interior del círculo indican distintos disolventes de


limpieza en seco.

La línea que subraya al círculo indica precaución o restricciones.

Limpieza con todos los disolventes corrientes.

El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com 11


Limpieza con percloroetileno, disolventes fluorados y esencias
minerales.

Como P pero con restricciones de adición de agua, de acción mecánica


y de temperatura

Limpieza sólo con esencias minerales.

Como F pero con restricciones de adición de agua, de acción mecánica


y de temperatura.

PROHIBICIÓN DE LAVADO. Tratamiento exclusivo de profesionales.

PLANCHADO

Los puntos situados en el interior de la plancha indican la temperatura


máxima de planchado.

Temperatura alta: máxima 200°C. Algodón, lino.

Temperatura media: máxima 150°C. Lana, mezclas, poliéster.

Temperatura baja: máxima 110°C. Seda natural, rayón, acetato acrílico.

PROHIBICIÓN DE PLANCHADO. Artículos elásticos, fajas, pantys..

SECADO

Se puede secar en secadora.

No secar en secadora.

Secar la prenda colgando de una cuerda.

12 El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com


Tender sin escurrir.

Secar en un plano horizontal sin tender.

INDICACIONES MÁS COMUNES PARA CADA TIPO DE TEJIDO:

ALGODÓN

LINO

LANA

SEDA

RAYON-VISCOSA

ACETATO-TRIACETATO

POLIESTER

POLIAMIDA

ACRILICA

El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com 13


4) Suciedad en los tejidos
Existen diversos tipos de suciedad

1) Suciedad pigmentaria: constituida por pequeñas partículas sólidas en


suspensión en el aire: el polvo de la atmósfera. Debido a la estructura abierta
de los tejidos, estos se comportan como filtros de aire y retienen impurezas.
La suciedad pigmentaria: se fija por agarre mecánico y atracciones
electrostáticas

2) Suciedad grasa: debido al contacto de los tejidos con cuerpos grasos (aceites y
grasas de origen animal, vegetal o mineral) o con secreciones grasas que el
hombre transpira por la piel. La fijación se debe a enlaces químicos (las fibras
sintéticas son oleolíficas es decir presentan mayor grado de afinidad por la
suciedad grasa). Con el tiempo la suciedad grasa puede oxidarse, siendo muy
difícil su eliminación; también el calor favorece la fijación de las grasas a los
tejidos

3) Suciedad ordinaria: se agrupan aquí manchas de distinta naturaleza: de frutas,


de albúmina, de óxidos etc. Se fija mediante enlaces químicos. El tiempo y el
calor dificultan su eliminación.

14 El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com


5) Tipos de manchas
En principio las dividiremos en dos grandes grupos:Manchas solubles en agua
y manchas solubles en disolvente

Soluble quiere decir “susceptible de ser disuelto”, y disolver es romper la


cohesión que mantiene unidas las partes de un cuerpo. El agua ayudará a romper la
cohesión de algunas manchas, en cambio en otras lo hará un disolvente.

No es normal encontrar manchas puras al 100%. Siempre son compuestas,


formadas por diferentes substancias. No obstante, es importante conocer las
propiedades de estas substancias por separado, pues el desmanche es, en definitiva, ir
quitando una tras otra las diferentes partes que forman un todo.

El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com 15


1) Manchas solubles en agua

A- Manchas que contienen albúmina

Son de origen vegetal y animal.

Las más comunes son:sangre, leche, nata, crema de leche, derivados


lácteos, huevo, mayonesa, helados, restos de comida, sopa, pescado, salsas de
carne, chocolate, cacao, sudor, vómitos, etc.
Si la mancha es reciente se quita con facilidad.

Atención! a 45º C. la albúmina se coagula y la mancha se fija.

Cómo reconocerlas? Acostumbran a tener un contorno bien definido


y brillan si se rascan con la uña.

B- Manchas que contienen tanino

El tanino es una substancia presente en muchas frutas, extractos


vegetales (café, té), hierba, nueces verdes, coca-cola, tabaco, vino tinto,
cerveza, perfumes, medicamentos, etc.

La mancha de tanino si es fresca se quita bien. Cuando la mancha es


fresca es difícil de reconocer.

Si es vieja requiere tiempo. En contacto con la albúmina de las fibras


naturales (principalmente lana y seda) el tanino reacciona químicamente y
provoca un cambio de coloración (amarillo-ocre) que dificulta el
desmanchado.

Si sometemos la mancha a temperatura o alcalinidad, se acelera esta


reacción y la mancha se fija. Son algunas de las manchas amarillas ocres de
origen desconocido que aparecen en las prendas y se ven cuando se hace el
cambio de ropa por temporada.

16 El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com


C- Manchas que contienen azúcares

El azúcar simple que se encuentra en muchas frutas (monosacárido)


reacciona químicamente con la albúmina de las fibras naturales provocando
una coloración amarillo-ocre que dificulta la eliminación de la mancha.

Esta reacción se acentúa con el paso del tiempo. Al someter la mancha


a temperaturas por encima de 50º C se fija. Son algunas de las manchas
amarillas que aparecen en las prendas cuando se hace el cambio de temporada.
A partir de 100º C., el azúcar se carameliza y se hace imposible el desmanche.

2) Manchas solubles en disolvente

A- Manchas de color

Son manchas de tintes.

El tinte puede no estar disuelto, como en el caso de los pigmentos


(pinta labios, esmalte de uñas, laca, ciertas pinturas, etc.).

También puede estar disuelto, como en el caso de los colorantes.

Si el tinte está disuelto en agua (caso de algunas tintas y pinturas) la


mancha es soluble en agua. Si está disuelto en disolventes, ceras, grasas, etc., la
mancha es soluble en disolvente (otras tintas y pinturas, betún, etc.)

B- Manchas de grasa y aceite

La grasa puede ser de origen animal, vegetal o mineral. Las fibras


sintéticas (poliéster, poliamida, acrílicas, etc.) son oleófilas, es decir, que tienen
la propiedad de retener fuertemente las substancias grasas. El lavado en seco es
el mejor medio para quitar estas manchas

El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com 17


18 El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com
6) 5 aspectos de las manchas
Para poder saber de qué es una mancha podemos fijarnos en estos
cinco aspectos, que corresponden a las cinco letras de la palabra:

TA LCO
- Tacto
Superficiales: esmalte, pegamento, pintura al aceite, alquitrán
Profundas: grasas, vino, tinta, algunas salsas, café, perfumes, orina
Mixtas: huevo, sangre

- Aspecto
Algunas tienen los bordes bien definidos, otras no. Bien definidos son:
sangre, cacao, esmalte, pintura al aceite

- Localización
Bajos pantalones, abrigos: betún, barro
Solapas y cuellos: perfumes
Solapas y delanteros chaquetas, corbatas: comidas y bebidas

- Color
Blancas- amarillas: huevo, leche, vino blanco
Amarillo- pardo: tabaco, té, frutas, miel, mostaza
Rojas: barra de labios, vino, esmalte de uñas, sangre reciente, pinturas
Marrones: café, cacao, chocolate, sangre (antigua)
Marrón- verde: hierba
Gris-negras: barro, betún, moho, alquitrán, cemento

- Olor
Manchas con olor característico: tabaco, desinfectante, orina, perfumes

El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com 19


7) Algunos productos desmanchantes
Acetona: Elimina manchas de barniz, pintura fresca, alquitrán, cera, betún y
grasa en general. Hacer prueba antes de utilizarlo. Suele dejar cerco (aureola).
NO utilizar sobre acetatos o rayón ya que los destruye sin forma de
recuperación.

Agua Oxigenada: Decolorante eficaz ante manchas difíciles como la sangre y


las manchas amarillentas de los tejidos blancos. Verificar que no haya perdido
sus propiedades burbujeantes ya que si es así su eficacia habría desaparecido por
completo.

Aguarrás: Elimina manchas de pintura, barniz, alquitrán y betún. Tóxico, por lo


que
debe utilizarse en espacios aireados.

Alcohol: Para quitar los restos de pintalabios, rotulador, musgo, fruta, café, té
y hierba. Tendremos que rodear la mancha con polvos de talco y empaparla en
alcohol por el derecho y el revés. Se usa rebajado con agua, tres de alcohol por
una de agua. No utilizar en tejidos sintéticos ya que puede romper las fibras.

Amoniaco:Disuelto en agua, y/o con la ayuda de un detergente neutro,


elimina manchas proteicas y grasas. Mezclado con jabón es una buena opción
para los cuellos y puños de las camisas. La mezcla podrían ser: para medio litro
de agua, 100 cc. de amoniaco y un tapón de detergente líquido neutro. Esta
mezcla se puede aplicar con un cepillo de plástico o con un spray. Para quitar las
manchas de grasa de las tapicerías, frota con una solución de tres partes de
amoniaco y una de agua. No utilizar puro. Consigue eliminar manchas
antiguas de sudor y sangre.

Bicarbonato: Para la eliminación de las manchas amarillas que aparecen en los


manteles blancos, se disuelven tres cucharadas de bicarbonato en un litro de
agua caliente, se deja en remojo media hora y se aclara. Mezclado en seco con
detergente de lavadora y talco, ayuda a la limpieza de las tapicerías y absorbe las
manchas de grasa. Elimina olores.
20 El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com
Decolorantes, blanqueantes, oxidantes: Importante: emplear siempre diluidos.
Intentar evitarlos en lo posible ya que su acción prolongada afectan a la
resistencia de los tejidos.La lejía, si fuese necesario su utilización, debe
emplearse diluida en agua fría, con la prenda ya limpia. no más de 10 minutos
y aclarando muy bien después.

Disolventes (percloroetileno, tricloroetileno, etc.): Ideales para eliminar las


manchas de grasa, pintura, cera, etc. .Hay que tener especial cuidado en que no
quede cerco (es buena opción ayudarse de un paño para que evapore todo por
igual o espolvorear polvos talco y cepillar cuando esté seco). Hay productos
comerciales en spray. Es tóxico: se ha de utilizar con precaución.

Lejía: Es una mezcla de hipoclorito y cloruro de sodio. Es el desinfectante,


desodorizador y decolorante más eficaz y barato que ofrece el mercado. Gran
blanqueador en tejidos naturales (algodón y lino). Elimina restos de manchas
en textiles de colores resistentes. No utilizar en tejidos de origen animal (lana
o seda). Emplear diluida en agua.

Limón (jugo): Por su riqueza en ácido cítrico, elimina las manchas de oxido en
tejidos, suelos de cerámica y sanitarios. Blanquea las manchas amarillas y las de
tinta

Pastilla de jabón (Bulldog...): La pastilla de jabón es normalmente jabón puro,


neutro, que siempre va bien tener en el lavadero. Con él podemos eliminar
muchas manchas de comida, orgánicas, de grasa, etc. frotando un poquito. Es
importante que la prenda se pueda lavar y que el color sea sólido.

Sal de cocina: Reaviva la ropa de color, impide que se destiña y fija el color.
Absorbe manchas de vino en ropa blanca y hay que eliminarla con agua fría
antes de lavar la prenda.

También absorbe manchas de sangre en ropa blanca, debiendo en estos casos


sumergir la prenda en agua fría en la que habremos echado un puñado de sal
fina. Blanquea los visillos si se dejan sumergidos una hora en agua y sal

Talco: Absorbe manchas de grasa. En el caso de manchas grasientas, echar


polvos de talco de inmediato y dejar que absorba todo el líquido. Cuando el
polvillo pierde su textura característica y queda apelmazado, es el momento de
sacudirlo con un cepillo
El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com 21
Vinagre: Caliente, abrillanta los sanitarios y quita el verdín de los metales,
reaviva el color de los textiles y evita que la ropa destiña. Un chorrito de
vinagre en los aclarados de la ropa de color o al menos en el último aclarado
mantiene más vivos los colores. También se puede utilizar para los desteñidos,
colocando en un barreño la prenda desteñida con agua fría, vinagre y hielos.
Para eliminar manchas de taninos (por ejemplo vino tinto o café) utilizarlo
junto con un detergente neutro. Si las manchas son en un mantel, tener en
cuenta que no haya otras manchas de tipo proteico ya que éstas quedarían
fijadas por el ácido.

22 El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com


8) El lavado en Seco
Lo más usado es un sistema de limpieza en el cual se utiliza un solvente
seco, llamado percloroetileno, que acompañado de un detergente especial,
limpia delicadamente su ropa, no afectando las fibras, ni los colores.

 Las prendas que vienen con símbolos del lavado en seco y las que
tienen forros y entretelas, deben lavarse en seco, ya que la humedad las
estropea.
 No olvide leer muy bien la etiqueta de la prenda.

Ventajas de limpieza en seco

1. Mayor duración de la prendas, conservando el aspecto de nuevas.


2. Si se actúa con rapidez, podemos eliminar la mayoría de las
manchas, sin embargo, con el tiempo, la suciedad o manchas
envejecen, se oxidan y reaccionan con la fibra imposibilitando su
eliminación, por ese motivo no hay que guardar jamás ropa sucia
o con manchas, ni tardar en limpiarla.
3. La limpieza en seco quita mucho mejor la suciedad y manchas
grasas y aceitosas.
4. La limpieza en seco no desgasta el tejido, no encoge, no reseca,
no arruga, regenera, respeta los colores.

El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com 23


Anexo a

GUIA DE LAS PRINCIPALES


MANCHAS

MANCHA SOBRE : SOLUCIÓN :


ACEITE Alfombras Espolvorea talco, frota con un paño
– impregnado en tricloroetileno y lava con
Moquetas shampoo para alfombras.
Fibras Dejar la prenda en remojo con agua tibia y
Sintéticas jabón antes de lavarla.Tratar la mancha con
jabón neutro antes de poner la prenda en la
lavadora.
Seda Si no requiere limpieza en seco, añadir al agua
del lavado una cucharada de amoníaco.
Tapicería Dar pequeños toques con un papel absorbente,
desde la parte exterior hacia dentro de la
mancha. Después, aplicar una capa gruesa de
polvos de talco, dejar que actúe durante diez
minutos y cepillar.
Tejidos Lo habitual es echarle polvos de talco en el
mismo momento en que cae la mancha y luego
pasar el cepillo. También resulta un buen truco
dejar secar la mancha, frotarla insistentemente
con jabón neutro y una vez que haya
desaparecido lavarla de la forma acostumbrada.
ADHESIVO Tejidos Para eliminar los restos negros que dejan las
etiquetas autoadhesivas se usa éter o acetona.
Evite la acetona sobre tejidos de acetato o
rayón porque los destruye.

24 El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com


ALCOHOL Tejidos Si te cae alcohol sobre la ropa, déjalo secar y
desaparecerá por sí solo al evaporarse. En el caso
de que deje aureola en alguna prenda oscura,
lávalo en seco y procede después a lavar la
prenda normalmente. Pero generalmente, si no
lo tocas ni le aplicas nada encima, desaparecerá
solo, ya lo verás.
ALQUITRÁN Fibras De los tejidos sintéticos desaparece dándole
Sintéticas aguarrás antes de lavarlos.
Piel Disolver la mancha con un algodón
impregnado en aceite antes de lavar con agua y
jabón.
Tapicería - Si la mancha está en tapicerías y alfombras,
Alfombras retirar el exceso de alquitrán, aplicar glicerina
diluida en agua tibia a partes iguales y dejar
actuar durante una hora. Sobre tejidos, usar
acetona.
Tejidos Disolver la mancha con acetona (probar antes
su efecto sobre el color), lavar y aclarar.
AZÚCAR Tejidos Puede bastar un poco de agua tibia, siempre que
se renueve el trapo con el que se aplica el agua
frecuentemente, de lo contrario, agregar un
poco de alcohol de 90 grados al agua tibia.
BARRO Tapicería - Esperar a que la mancha se seque y cepillar
Alfombras enérgicamente con un cepillo de cerdas. Si han
quedado restos, limpiar con agua y detergente
(si son tejidos lavables).
Tejidos En todos los tejidos se eliminan cepillando en
seco, para a continuación pasar un cepillo
humedecido con agua fría, y lavar después con
agua jabonosa y agua con vinagre o bien
frotando con bencina o tricloroetileno. En los
impermeables se quita con agua y vinagre.
BEBIDAS Tejidos En los lavables, las manchas recientes se quitan
ALCOHÓLICAS lavables generalmente con agua fría; si no desaparece o
ha pasado ya tiempo, se lava la prenda dejándola
antes en remojo en agua fría durante media
El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com 25
hora. Pasado este tiempo, si el color de la
mancha persiste, se puede poner en lejía, si es
blanca, o decolorar frotando con agua
oxigenada y agua a partes iguales.
Tejidos no En los no lavables, aislar en primer lugar la
lavables mancha con polvos de talco, frotar con alcohol
(antes de utilizarlo, comprobar que no daña el
tejido). Las bebidas con colorante, después de
este tratamiento pueden dejar mancha; frotar
con agua oxigenada para decolorar.
BETÚN Tapicería - En Alfombras - Moquetas emplear un shampoo
Alfombras especifico. En tapicerías, frotar suavemente con
un algodón y aguarrás o usar espuma seca.
Tejidos Ablandar la mancha antes con glicerina frotar a
continuación con aguarrás y aclarar. También se
puede aplicar tricloretileno o benzol. En tejidos
lavables, después de frotar con aguarrás, lavar la
prenda manchada con agua y jabón.
BOLIGRAFO- Tejidos Manchas de lapicera o rayones de tinta:
LAPICERO remueva la mancha calentando leche en una
olla y sumerja la mancha durante media hora,
luego lave normalmente la prenda y quedara
como nueva.
Tejidos Las manchas de lapicera suelen desaparecer al
tratarlas con alcohol.
CACAO Tejidos Poner la prenda en remojo en agua fría con
detergente. Si la mancha es antigua ablandar
primero con glicerina y lavar.
Tejidos + Tratar la mancha con agua oxigenada, diluida, y
resistentes lavar con un jabón neutro y agua fría. Antes,
haremos una prueba en un lado de la prenda
para probar la resistencia del tejido.
CAFÉ Alfombras Frotar la mancha con un paño humedecido en
- Moquetas una mezcla de alcohol metílico y vinagre
blanco. Aclarar y eliminar los cercos con un
shampoo para alfombras.

26 El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com


Tapicería Cubrir las manchas de café durante unos
minutos con jabón biológico en polvo y
limpiar con una esponja.
Si la mancha es reciente, basta lavar la prenda
con agua tibia con detergente, aplicando una
pizca de sal sobre ella, pero si es antigua,
existen varios trucos según los tejidos.
En algodón blanco se emplea agua oxigenada
de 20 volúmenes, alcohol de quemar o lejía.
Tras su aplicación, aclare la prenda de
inmediato.
Sobre lana o seda, la mancha puede decolorarse
con una mezcla de agua caliente y yema de
huevo. Luego se lava la zona, se enjuaga con
agua templada y se seca con un paño
absorbente.
Tejidos de Diluye una yema de huevo en agua y frota la
color mancha, a continuación aclara abundantemente
tu prenda.
Tejidos Prueba a eliminarlas con una mezcla de vinagre
blanco y alcohol a partes iguales.
Tejidos Impregnar la mancha en agua oxigenada hasta
blanco que desaparezca.
CAL Tejidos Las manchas de cal en la ropa se eliminan con
agua y vinagre y lavando a continuación con un
buen jabón.
CARAMELO Tejidos Si la mancha es reciente se quita con agua fría.
Se frota bien y después se lava la prenda con
agua y jabón. Si no sale se puede probar con
amoniaco. Si queda mancha coloreada aplicar
agua oxigenada y agua a partes iguales para
decolorar.
CERA Tejidos Para quitar las manchas de cera en los tejidos
debemos, en primer lugar, eliminar el exceso de
cera raspando con la uña o con una cuchilla;
después, una vez retirados los restos que
quedan, se pone el tejido entre dos papeles de

El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com 27


seda y se plancha para que aquéllos absorban la
cera que quede. Si aún deja algún cerco, frote
con bencina u otro disolvente y luego lave
normalmente aclarando bien.
CEREZA Lana Prueba a eliminar las manchas de cerezas con
agua caliente y amoníaco o lejía muy diluida.
Tejidos La mancha en los tejidos se elimina con agua y
amoniaco; luego enjabone y aclare muy bien. Si
no fuera reciente y el tejido ha quedad teñido,
se decolora con agua oxigenada y agua partes
iguales
CERVEZA Tejidos Sobre cualquier tejido, absorber la mancha
reciente con papel de cocina. Después, si son
tejidos naturales, tratarlos con agua y vinagre de
vino blanco.
Fibras Se disuelve al lavar.
Tapicería Sobre tapicerías, emplear una esponja
humedecida en agua tibia y sal.
Tejidos Las de cerveza, con detergente y sal. Hay que
procurar aclarar bien para evitar que queden
aureolas.
Tejidos Se disuelve al lavar la prenda con un poco de
detergente y agua, frotando suavemente y
aclarando bien. Las manchas antiguas se frotan
con alcohol y agua a partes iguales.
En prendas blancas, también se emplea un
algodón empapado en agua con unas gotas de
amoníaco o lejía. A continuación, lavar la
prenda a mano con agua jabonosa o
a máquina.
CHICLE Tapicería - En cualquier superficie, pasar un cubito de hielo
Alfombras- sobre el chicle para que se solidifique. Después,
Tejidos rascar con una cucharita hasta retirarlo al
máximo. Si quedan restos, eliminarlos con un
paño humedecido en alcohol de 96º.
Tejidos Congelarlo y retirar el chicle. Limpiar el cerco
con disolvente (acetona).
28 El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com
En tejidos lavables se quita fácilmente con agua
hirviendo.
CHOCOLATE Tejidos En un tejido de algodón, quitar las manchas de
chocolate puede costarnos. Si frotamos la
prenda con una pastilla de jabón seca y
aclaramos con agua corriente, será más fácil.
Tejidos Esta solución puede utilizarse sobre tejidos
naturales y artificiales. Se elimina la mancha con
un poco de alcohol de 90 grados mezclado con
una parte de agua.
En las fibras naturales no suele dejar huella
tras su lavado, aunque no está de más frotar la
mancha antes con un poco de agua y alcohol de
90º. Sobre los sentidos sintéticos es mano de
santo aplicar por ambas caras un poco de
glicerina pura y absorberla después con papel de
cocina.
CLARA Tejidos Lavar con agua fría. En casos rebeldes dejar en
HUEVO remojo de 1 a 3 horas o lavar con agua templada
con detergente bioactivo y aclarar bien.
COCACOLA Tejidos Cuando cae Coca-Cola a una prenda, poner de
inmediato un poco de agua con gas y, luego,
lavarla inmediatamente.
PASTA DE Tejidos Tras lavar la prenda normalmente, aclárela en
DIENTES agua con vinagre para de esta forma unificar los
colores.
ESMALTE Tejidos Limpiar con quitaesmaltes o acetona, lavar
UÑAS normalmente. Las fibras de acetato no soportan
estos tratamientos.
ESPINACAS Tejidos Para eliminar completamente las manchas de
espinacas sin que dejen rastro alguno, antes de
lavar la prenda, como de costumbre, se frotará
la zona afectada con un trozo de papa cruda!!!
FRUTA Lana Eliminar la mancha aplicando un algodón
impregnado en éter.
Moqueta se mezcla una parte de alcohol de 90º y tres de
agua clara, se humedece con un trapo limpio y
El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com 29
se seca.

Tejidos Si te manchas con fruta fresca, frota


inmediatamente la mancha con agua fría, y en
caso de que no desaparezca por completo,
puedes añadirle unas gotas de agua oxigenada.
Si no te has dado cuenta, y la mancha ya está
seca, lava la prenda con agua jabonosa tibia y
aclara bien con agua limpia. Para salir del paso,
también puedes empapar la mancha con sifón.
Si la prenda es de lana, frotarla con alcohol de
90º.
GRASA Algodón Limpiar por el revés de la tela con gasolina,
colocando debajo de la mancha un papel
secante limpio. Frotar de afuera hacia adentro
de la mancha.
Fibras Sobre los tejidos sintéticos, el aguarrás es el rey.
Sintéticas
Seda Sobre seda, la operación consiste en echarle
polvos de talco, colocar encima papel de seda
por el envés y pasarle la plancha cuantas veces
sea necesario.
Tejidos Generalmente se disuelve al lavar. Cubrir la
mancha fresca con polvos de talco. Dejar
reposar unas horas. Cepillar. En caso de mancha
seca, con quitamanchas. Si son antiguas, se
tratan con magnesia o éter.
Si es reciente, la mancha desaparece con talco o
sal, dos sustancias que absorben la grasa, y un
buen cepillado posterior. Tradicionalmente se
ha usado gasolina y tricloretileno, sobre los que
también se aplica talco.
Si te encuentras fuera de casa, lo mejor es
espolvorear la prenda con polvos de talco y
dejarlo así varias horas, hasta que puedas
cepillarlo y eliminar la mancha. Otra forma de
hacerlo es pasarle por encima de la grasa medio

30 El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com


limón, pues con su ácido impedirá que la grasa
sea absorbida por el tejido. Luego lávala
normalmente.

HELADO Tejidos En tejidos lavables frote con agua fría durante


lavables media hora; si no desaparece, tratar con un
detergente y aclarar bien. Dejar secar. Si la
mancha deja aureola, use agua oxigenada para
quitarlo. A veces queda algún resto de color;
decolorar con agua oxigenada y agua a partes
iguales.
Tejidos no Para las manchas en tejidos no lavables aplicar
lavables con una jeringuilla agua fría poniendo debajo
del tejido una toalla para que absorba el agua. Si
la mancha permanece, aplique un detergente y
frote un poco, aclarando luego bien con agua.
HERRUMBRE Tejidos Lavar con agua tibia y tratar, si es necesario, con
un disolvente quitamanchas para óxido, puede
también usar jugo de limón.
Tejidos Se trotan con zumo de limón caliente. Se pone
una cacerola con agua y sobre el vapor del agua
hirviendo se frota.
HIERBA Fibras El alcohol disuelve las manchas de hierba. No
Naturales aplicar en tejido sintéticos.
Humedecer con alcohol y tratar localmente
con detergente adecuado y lavar normalmente.
Otra fórmula es frotar con alcohol y agua
caliente, si los tejidos son de hilo.
En general, se esfuma al contacto con un
algodón impregnado de alcohol de quemar.
Sobre la lana va mejor el vinagre y sobre las
telas de colores resistentes el agua amoniacada.
En las prendas blancas de algodón se utiliza lejía
y detergente.
HIERRO Tejidos En los tejidos se elimina con limón y sal.
HOLLÍN Tapicería - Pasar el aspirador a fondo por la zona afectada.
Alfombras Si todavía quedan restos, tratarlos con una

El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com 31


esponja humedecida en agua y shampoo para
moquetas. Frotar desde el exterior hacia el
centro de la mancha para evitar que quede
cerco.
Tejidos Humedecer el tejido, extendiendo encima más
detergente líquido para prendas delicadas o para
vajilla, o empastando con detergente en polvo,
enrollar y dejar reposar durante toda la noche.
Después lavar normalmente.
HUEVO Tapicería - Sobre tapicerías y alfombras, dar unos toques
Alfombras con la espuma de un jabón lavavajillas, frotar
con un paño limpio y secar.
Tejidos Aclare la prenda en agua fría y después lávela
con un detergente biológico. Remoje las
manchas difíciles en agua oxigenada con cinco
gotas de amoníaco.
Tejidos Lavar con jabón en agua tibia. Dejar secar bien.
Rascar con la uña y tratar inmediatamente con
disolvente quitamanchas o lavar con agua tibia.
Tejidos Lavar con agua fría con una cucharada de agua
blanco oxigenada por litro.
Tejidos Lavar con agua fría con una cucharada de
color amoníaco por litro.
HUMEDAD Tejidos Aclarar con amoníaco disuelto en agua (una
cucharada por litro).
Tejidos Remojar en leche y frotar, posteriormente lavar.
delicados
Tejidos Tras remojar en agua caliente, aplicar una
resistentes mezcla hervida de jugo de limón y talco.
LÁPIZ DE Tejidos Tratar localmente con alcohol y lavar con
LABIOS detergente para prendas delicadas.
LECHE Lana / Seda Limpiar la mancha con agua un poco templada.
Posteriormente, aclarar muy bien con agua de
la misma temperatura. Si se desea, se puede
hacer agua jabonosa.

32 El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com


Lino La prenda se lavará con agua tibia jabonosa.
Después, se aclarará con agua mezclando una
cucharadita de 12 volúmenes por un litro de
agua. Se acabará la operación aclarando con
agua sola.
Tejidos Se lava la prenda con agua preparada de la
sintéticos siguiente manera: una cucharada de agua
oxigenada y una cucharadita de amoníaco por
litro de agua. Se aclarará varias veces en agua
sola.
LEJÍA Tejidos Prueba a echarte rápidamente un chorrito de
alcohol.
LICOR Tejidos Las manchas recientes de licor desparecen
lavando la prenda de inmediato en agua fría,
pero si son antiguas se aconseja mantener la
prenda en remojo durante media hora en agua
con agua oxigenada
LIMÓN Tejidos Se rocía la mancha con jugo de limón y se
aclara totalmente con agua caliente. Si se desea,
también se puede poner papel secante sobre la
mancha y seguidamente rociarla con bastante
jugo de limón. Se aclarará muy bien con gran
cantidad de agua caliente.
MANCHAS Tejidos Si tu ropa blanca tiene alguna mancha
AMARILLAS amarillenta que no puedes sacar, prueba a
frotarla con agua oxigenada rebajada en agua.
MANTECA Tejidos Sobre prendas de seda o lana se usan polvos de
talco. Hay que dejar que éstos absorban la grasa,
cepillar y lavar con jabón neutro. Sobre tejidos
sintéticos puede aplicarse talco o lavar
directamente la mancha con agua mineral.
MAQUILLAJE Tejidos Los restos de maquillaje desaparecen
fácilmente con agua tibia y jabón neutro o
detergente. Si se resiste, pruebe a frotarla con
un poco de éter o amoníaco antes de lavarla.
Tejidos Para quitar las manchas de maquillaje de tu
ropa, sumerge la prenda en agua con vinagre
El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com 33
antes de lavarla como acostumbres
habitualmente.
MERMELADA Tejidos Se eliminará toda la que se pueda con una
cuchara. Para limpiar el resto, se mojará la
mancha con agua y después la fregaremos con
una mezcla de alcohol y agua a partes iguales. Si
se tratara de ropa blanca, se puede utilizar lejía.
MIEL Tejidos Quitar una mancha de miel, a veces, no es fácil;
utilizaremos agua caliente mezclando un poco
de sosa cáustica; aclararemos con agua
corriente.
MOHO Tejidos Cepillar con suavidad. Aclarar con disolvente.
Aplicar un quitamanchas para limpieza en seco.
Aclarar con disolvente y dejar secar. Lavar con
una esponja humedecida en agua. Frotar con
unas gotas de vinagre. Aclarar con agua y dejar
secar. Aplicar y aclarar con alcohol, hasta que la
mancha desaparezca. deja actuar durante 24
horas.
Tejidos Diluir la mancha en alcohol y aclarar.
Tejidos Para quitar las manchas de moho en la ropa,
puedes hacer una masa con vinagre y
bicarbonato sódico, lo aplicas sobre la mancha y
a continuación la lavas como sueles hacer
habitualmente.
MOSTAZA Tejidos Primero enjuague con agua fía y luego deje en
remojo en detergente líquido.
NICOTINA Tejidos Diluir la mancha en alcohol y aclarar. (Probar
antes el efecto en el color).
ORINA Tejidos Aplique abundante sal para que la absorba.
Después aclare en agua fría. Trate los restos con
amoniaco. Aclare, aplique vinagre blanco y lave
con detergente.
OXIDO Tejidos Con quitamanchas específico antióxido,
siguiendo las instrucciones del fabricante. Puede
emplearse jugo de limón en lugar de
quitamanchas para óxido.
34 El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com
Tejidos Frotarlas con limón y añadir un poco de sal.
Los tejidos naturales de color claro se lavan acto
seguido con lejía. Sobre la ropa blanca también
es muy efectivo frotar la mancha con el jugo de
un tomate muy maduro y después secarla al sol.
Tejidos Si te ha caído una mancha de óxido en tu ropa,
lo mejor es aplicar un poco de vinagre sobre la
misma.
PEGAMENTO Tejidos Disolver en acetona.
Tejidos En tejidos, tratar las manchas de ropa blanca
con un algodón impregnado en alcohol. Si se
trata de pegamento transparente, aplicar
acetona.
PERFUME Tejidos Elimine con amoníaco, aplicado directamente
de la botella. Lave con un detergente líquido.
Tejidos Sobre los tejidos resistentes se aplica alcohol de
90º antes del lavado. En prendas delicadas, los
polvos de talco absorben la humedad del
perfume y más tarde se lavan en seco con jabón
neutro.
Tejidos Tratar localmente con alcohol y lavar con
detergente. Tratar localmente con glicerina
caliente y aclarar con agua.
PINTURA Tapicería - Las manchas frescas de pinturas acuosas se
Alfombras eliminan con agua tibia; si están secas, emplear
alcohol de quemar. Para pinturas oleosas,
aplicar agua y detergentes en las recientes y si
son antiguas, tratar localmente con aguarrás
Tejidos Aún siendo pinturas al agua, cuando se secan
cuesta sudor y lágrimas quitar este tipo de
manchas. Pruebe con esencia de trementina.
Antes de meterla en la lavadora conviene lavarla
en seco con jabón neutro.
Tejidos Limpiar enseguida con un trapo blanco y limpio
de algodón empapado con disolvente. Tratar la
mancha sobre una superficie absorbente, sin
frotar. Para evitar ruedos, empolvar con talco y

El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com 35


cepillar una vez seco.

PLÁTANO Tejidos Impregnar con una solución concentrada de


detergente, dejar reposar un rato, lavar normal.
Lavar enseguida en frío, o con un poco de
detergente para prendas delicadas.
QUEMADO Tejidos Si descubres en tu ropa una leve mancha de
quemado, puedes intentar quitarla aplicando
suavemente un poco de agua oxigenada.
REFRESCOS Moqueta Verter agua con gas y secar.
Tapicería Emplear una esponja embebida en agua fría
repetidas veces hasta que la mancha desaparezca.
Tejidos Remojar en alcohol disuelto en agua.
REMOLACHA Tejidos Estas manchas desaparecerán, rápidamente,
frotándolas muy suavemente con una esponja
limpia y humedecida en agua fría.
Posteriormente, se dejará la prenda una hora en
remojo dentro de agua fría. Para finalizar, se
lava la prenda.
Tejidos Impregnar en jugo de limón hasta que
desaparezca la mancha y posteriormente aclarar.
RESINA Tejidos Calentar la zona afectada con el secador de pelo;
espolvorear con polvo de talco por el revés y
por el derecho y taponar con aguarrás. Hay que
eliminar la mancha antes de mojar la prenda
para evitar que el agua penetre en la resina en el
tejido.
Tejidos Disolver la mancha en alcohol y después lavar. Si
es posible, aclarar con agua con lejía.
ROTULADOR Tejidos Las manchas de rotulador sobre algodón o lana
se eliminan con alcohol de quemar, alcohol de
90º ó acetona. En prendas sintéticas, haga antes
una prueba con cualquiera de ellos en un lugar
no visible.
SALSA Tejidos Si la mancha es reciente, ponga la prenda bajo el
TOMATE grifo de agua fría mientras frota la mancha con
36 El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com
los dedos. Proceda luego a su lavado en función
del tipo de tejido.
SANGRE Lana Disolver la mancha en agua con ácido
acetilsalicílico (aspirina o similar).
Tejidos Las manchas de sangre se eliminan con agua fría
y vinagre si están secas, y con agua fría si es
reciente. Si se trata de prendas blancas lavables
pueden introducirse en agua fría y lejía, si no
son lavables hacer una pasta de almidón y
dejarlas en remojo. Una vez seca cepillar con un
cepillo de cerdas suaves.
En ropa de sólidos colores, frote la mancha con
una aspirina disuelta en agua. También va bien
decolorar la mancha con un chorro de agua
oxigenada y después frotarla con un paño
humedecido en agua con vinagre.
SANGRE Tejidos Nunca laves la prenda con agua caliente. Lo
FRESCA mejor es frotar las manchas con una pasta que
harás con agua y almidón en polvo, dejas secar
la pasta sobre la mancha y luego frotas la costra
que allí se forme.
SUCIEDAD Alfombras Para eliminar la suciedad en Alfombras -
–Moquetas Moquetas, frotar con una esponja humedecida
en agua caliente con lavavajillas y algo de
amoníaco.
SUDOR Tejidos Frote la mancha con alcohol o vinagre. Después
lave con agua y jabón.
Tejidos Las manchas producidas en la ropa por el sudor
se quitan con agua templada y amoniaco, si la
prenda no es lavable frótela con alcohol. En la
lana se quita con agua salada y en la ropa
interior con agua y vinagre.

El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com 37


Tejidos Lavar normalmente. Cepillar con vinagre o
alcohol diluido. Una vez secas no son fáciles de
eliminar. Meta la prenda durante media hora en
una solución de un litro de agua tibia,
amoníaco (cuchara sopera) y lavavajillas (1/2
cuchara sopera). Aclarar luego con agua. Si no
se quita, introdúzcala de nuevo en un litro de
agua con vinagre (cuchara sopera) durante una
hora. Aclare y ponga a secar. También es eficaz
frotar la zona a tratar con amoníaco. Las
prendas de lana hay que tenerlas toda la noche
en agua fría con unas gotas de vinagre blanco.
TABACO Tejidos Se aclara en agua fría y luego en vinagre blanco.
Se lava después con detergente líquido con
alcohol metílico. Lo residual se trata con
peróxido de hidrógeno diluido.
TE Alfombras Disolver la mancha en una mezcla de alcohol y
-Moquetas vinagre blanco. Limpiar posteriormente con
shampoo para alfombras.
Tejidos Dejar en remojo en agua fría con vinagre.
Tejidos Las de té: si el tejido lo permite, se quitan con
agua hirviendo y limón; mientras que las de
sangría desaparecen al rociar la prenda
inmediatamente con sal, para sumergirla en
agua fría y frotar la mancha.
TINTA Alfombras Disolver la mancha en una mezcla de alcohol y
- Moquetas vinagre blanco. Limpiar posteriormente con
shampoo para alfombras.
Tejidos En general, desaparece a base de leche tibia.
Aplicada directamente o con un algodón,
conviene enjuagar la prenda acto seguido. Sobre
los tejidos de algodón obra milagros la lejía, tras
cuya aplicación hay que aclarar la prenda en
abundante agua. Si es blanca o de color claro,
también funciona el jugo de limón y los
disolventes de esmalte no grasos. En las prendas
sintéticas es preferible usar polvos limpiadores.

38 El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com


Otro truco consiste en frotar la mancha con
medio tomate, aclarar generosamente y luego
lavar.

Tejidos Las manchas de tinta las podemos limpiar con


jugo de limón, y las de pintura primero las
raspamos con la punta de un cuchillo y los
restos con disolvente para el tipo de pintura de
que se trate. Las manualidades también dejan su
huella y si lo que se nos cae son pegamentos,
primero leeremos las instrucciones por si los
fabricantes dan alguna recomendación en este
sentido. En el caso de no haya mensajes en los
productos, podemos intentar eliminarlos con
agua caliente u acetona presionando con un
trapo a modo de tampón.
TINTE DE Tejidos Para quitar las manchas de tinte, retirar con una
PELO espátula la tintura, y luego colocar dos
cucharadas de ácido oxálico en agua y con un
trapo remover la mancha. Importante: antes de
comenzar limpiar la mancha, probar en una
parte de la ropa, que no se vea mucho. Esto es
porque el ácido puedo quemar la tela.
TOMATE Tejidos Aclarar con agua tibia, si es necesario, poner en
remojo de 1 a 3 horas en agua tibia y detergente
bioactivo aclarar y lavar normalmente.
Tejidos El tomate crudo, que cae sobre una prenda de
ropa, se puede quitar espolvoreando bastante sal
sobre la zona afectada. Se deja actuar unos
minutos; y luego, se lava con agua fría.
VINO Tejidos Disolver en leche antes de lavar la prenda. Aclara
con agua y amoníaco.
Tejidos Empapar enseguida con papel secante
absorbente, aclarar y lavar. Lavar enseguida
después de haber tratado localmente la mancha
con jugo de limón.
El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com 39
Otra alternativa: manchas de vino tinto se
quitan con vino blanco.
VINO Tejidos Aclarar enseguida con agua fría y lavar a
BLANCO continuación normalmente.
VINO TINTO Tejidos Si se nos ha manchado el mantel de vino tinto
la mejor solución es derramar encima de la
mancha vino blanco y lavar después el mantel
como siempre.
YEMA HUEVO Tejidos Rascar con la uña y tratar inmediatamente con
disolvente quitamanchas o lavar con agua tibia.
Lavar con agua jabonosa tibia. Si queda mancha,
frotar suavemente con agua oxigenada diluida
en agua. Dejar secar y cepillar fuertemente para
quitar los restos. Tratar inmediatamente con un
disolvente.
En las prendas delicadas habrá que someterlas a
una mezcla de 2/3 de agua y 1/3 de amoníaco.
YODO Tejidos Las manchas de yodo en ropa blanca se
eliminan humedeciéndola con amoniaco y
aclarando con agua fría; lo mismo que las
producidas por bronceadores, pero en este
último caso hay que emplear una parte de
amoniaco en un cuarto de litro de agua. Si no
desaparecen del todo entonces utilizar alcohol
de 96º.
YOGURT Tejidos Estas manchas, una vez secas, se cepillan y se
frotan con agua tibia. Si la mancha persiste, se
tapona con amoníaco y agua a partes iguales o
con alcohol.
ZANAHORIA Tejidos Sobre las prendas blancas pueden eliminarse si,
tras lavarlas por el procedimiento habitual, se
tienden al sol. En prendas de color, no está
asegurado el éxito; ya que el tejido ha pasado
por un proceso de teñido.

40 El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com


Anexo b

Tips que ayudan en la elección de la


ropa de la casa: manteles, sábanas,
toallas, etc…

El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com 41


1. Sábanas

Las puedes comprar 100% algodón o 100% tergal. Las primeras tienen la
ventaja de que son más agradables al tacto y la desventaja de que hay que
plancharlas. Las de tergal las puedes doblar nada más salir de la secadora y esto
ahorra mucho tiempo.

Lo normal es cambiarlas una vez a la semana, preferiblemente en día fijo.

Antes de meter en la lavadora se desdoblan y se comprueba si tienen


manchas. Por ej.: si hubiera manchas de sangre, conviene eliminarlas antes con
agua y un poco de amoníaco. Si lavamos las sábanas sin tratar las manchas éstas
se fijan por la temperatura del lavado, por eso conviene siempre desmanchar.

Puedes lavar juntas las sábanas con las fundas de almohada. Las fundas de
almohada a veces pueden tener grasa (por el contacto directo con el pelo).
Conviene que de vez en cuando las laves aparte con algún jabón desengrasante.

La temperatura del lavado depende del tipo de sábana, si son de algodón


blanco, las puedes lavar a 60º. Si son blancas usa un detergente con
blanqueante, si son de color usa un detergente para ropa de color.

Una vez lavadas las secamos en la secadora. El grado de humedad que


debemos dejar depende si las planchamos o no. Si son de algodón las dejamos
húmedas para facilitar el planchado. Sin son de tergal las secamos del todo y las
doblamos nada más salir de la secadora, estirando con las manos de manera
que no queden arrugas.

Debajo de la funda de almohada (que forma parte del juego de sábanas)


conviene tener otra funda para proteger la almohada, que se lavará con la
frecuencia adecuada, para mantenerla siempre limpia.

Las almohadas si son sintéticas también se pueden lavar en la lavadora,


puedes hacerlo cada dos meses por ejemplo. En la lavadora pones un poco de
suavizante. Las secas en la secadora en un programa suave.

42 El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com


2. Manteles

A la hora de elegir manteles para nuestra casa podemos tener en cuenta


varias cosas.

Por una parte el COLOR:

Puedes optar por colores blancos o pasteles muy claros. Estos colores
tienen la ventaja de que si en algún momento tienes una mancha difícil (como
vino tinto), puedes, después de desmancharlo, poner en la lavadora un poco de
lejía. Son bonitos los colores claros pero hay que tener en cuenta que si se cae
alguna mancha (café, vino, zumo etc) es más difícil de disimular, que cuando
los colores son oscuros.

También puedes elegir colores más fuertes como verdes, granates o


azules. En el caso de que te decidas por un color oscuro, siempre tienes que
tener en cuenta que el color de la mantelería vaya bien con la tapicería de las
sillas y con el resto de colores del comedor y con la vajilla, en el caso de que
tenga algún diseño de color.

Un consejo: si tu comedor no tiene mucha luz le irá mejor un mantel


de colores claros. La sensación de entrar en un comedor oscuro y ver manteles
oscuros, no es muy buena.

Por otra parte el TIPO DE TELA:

Puedes elegir de algodón 100%, o elegir algún mantel que tenga


mezcla de tergal y algodón, o también puedes elegir de hilo. Si es de algodón o
de hilo tienes que plancharlo, no los secas del todo porque así a la hora de
planchar se plancharan más fácilmente.

Si eliges uno que sea mezcla de algodón y tergal o 100% tergal si cuidas
el secado no tendrás que plancharlos. Para esto es importante que meterlos
holgados (es decir no mucha cantidad) en la secadora para evitar arrugas
excesivas. Utiliza el programa de secado medio y la temperatura no muy alta.
Se dejan con un mínimo de humedad y se doblan nada más acabar el
programa, de esta manera, en la mayoría de los casos (en tejidos 50%-50%
poliéster–algodón) no es necesario planchar.
El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com 43
Manteles con tradición

Llamamos manteles con tradición a


los que han pertenecido a nuestra familia o
son complicados para lavar y planchar.
Suelen ser de hilo o de algodón y a veces
tienen encajes, bordados etc. Pueden
presentar manchas amarillentas que
proceden de grasa oxidada por falta de un
buen aclarado. En este caso hay que
desmancharlos antes.

Desmanchado
Para manchar recientes ver el cuadro de desmanchado.
En manchas antiguas amarillentas: se pueden poner al sol, mojándolo
antes y poniéndolo al sol.
Otra opción es tratar las manchas con blanqueante, cuando sean de
color blanco.

Lavado
Usar detergente para ropa blanca
Si tiene bordados o encajes, lavar a mano o elegir un programa suave
en la lavadora (por ej. de lana, que tiene poca centrífuga).
También puede elegirse el de fibras sintéticas.
La temperatura puede ser entre 30º y 40º.
Si es de hilo va bien pasarlo por un agua de almidón.

Plancha
Planchar húmedo con temperatura de la plancha al máximo.
Empezar a planchar por el revés. Es más fácil hacerlo en una mesa con
un buen muletón (de esta manera los bordados quedarán en relieve).
Para guardarlo y que no queden muy marcados los dobleces puede
intercalarse papel de seda.

44 El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com


Fuentes utilizadas:
- CEICID
- Hogar Tintorero
- Tintorerías.com
- Esdai
- Tips para tu hogar
- Casa Cuesta

El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com 45


LIMPIEZA

46 El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com


LIMPIEZA
1) Cómo se limpia muy bien ... 48
A. Una habitación 48
B. Un baño 50
C. Una cocina 52
2) Programas de limpieza 55
A. Una hora 55
B. Una vez por semana 57
C.Dos veces por semana 59
D. Una vez al mes 61
3) Limpieza de exteriores 63
A. Jardines, patios, etc 64
B. Ventanas, persianas 64
C. Muebles de mimbre 64
4) Manchas comunes 65
A. Grasa 65
B. Cera 68
C. Moho 70
5) Productos 72

El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com 47


1) Cómo se limpia muy bien…
A. Habitación

El orden de operaciones que debemos seguir a la hora de limpiar un


dormitorio es el siguiente:

-Ventilar, vaciar papeleras y cenicero: corremos la cortina, subimos la persiana


y abrimos la ventana. Ventilar es imprescindible (el tiempo de ventilación
puede variar)

-Revisar las camas: una vez que hemos ventilado (cambiado el aire de la
habitación) hacemos las camas o revisamos que estén bien hechas, la posición
de la colcha, etc.

-Limpieza del suelo: con la técnica que elijamos y el tipo de suelo que
tengamos. Barrer, pasar la mopa y algunas veces pasar la fregona. Para hacer
bien el suelo convendrá mover los muebles lo suficiente como para alcanzar
zonas poco accesibles. En lo posible, no se corren diariamente las camas de
sitio para limpiar: así se evita estropear las patas, rayar el suelo y rozar la pared.

-Limpieza del polvo, empezamos por las partes altas (como estanterías) y
después bajas (como mesas y sillas). Cada día lo haremos con microfibra o
bayeta y de vez en cuando se puede usar un líquido especial para madera
(cuando haga falta). Es bueno pasar el polvo con orden y elegir al entrar en la
habitación si empezar por la derecha o por la izquierda (para no hacer pasos
inútiles y para que no quede nada sin limpiar).

48 El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com


-Limpiezas periódicas: como estanterías a fondo (moviendo todos los libros,
por ejemplo), ventanas, puertas etc. Un truco para quitar las manchas de betún
de zapatos en las puertas es quitarlo con un trapo y betún incoloro.

-Orden de muebles y objetos y revisión final. Antes de salir se mira de nuevo


el dormitorio, para ver si cada cosa está en su sitio y en orden (colcha bien
estirada, papelera, alfombrilla -si la hay- en su sitio), dejar las ventanas según la
época (cuando hace mucho sol) para que no de directamente a los muebles se
dejan las contraventanas entornadas o las persianas bajadas por ejemplo hasta la
mitad.

El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com 49


B. Baño

Limpieza habitual de los baños:


El orden de operaciones puede ser el siguiente:
1. Ventilar y vaciar el cubo higiénico.
2. Barrer o aspirar el suelo.
3. Limpieza de w.c., ducha o bañera, bidé, lavabo y repisa, espejo.
4. Limpiezas periódicas.
5. Reposición (papel higiénico, productos de higiene, cambio de toallas) y
revisión final.
6. Fregar el suelo.

Limpieza del lavabo


Antes de empezar quita lo que pueda haber en el lavabo (jabonera, vaso, etc.);
para facilitar la limpieza
Se limpia el lavabo y paredes con una fibra que no raye y detergente o jabón
para limpiar baños. Según la dureza del agua usaremos un detergente
anticalcáreo para mantener sin cal el lavabo y de vez en cuando –según haga
falta, una vez a la semana o una vez al mes- podemos usar vinagre para quitar
bien la cal. Se deja actuar unos minutos y se aclara bien.
Aclaramos el lavabo. Se seca el lavabo especialmente el grifo y las llaves de
agua. Al final se limpia el espejo con un trapo semi-húmedo. Es mejor para los
espejos o armarios con espejo no usar ningún producto, sólo un poco de agua.

50 El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com


Limpieza de la ducha
Se aplica el producto y se frota con un estropajo (que también se puede usar
para lavabos), incluyendo las llaves, grifos del agua y jaboneras; se aclara y se
seca. Si no la vamos a limpiar, conviene por lo menos secar las paredes de la
ducha (sean de azulejo, acrílico, etc.) o las cortinas; así se evita que se marquen
las gotas de agua, se acumule la cal, etc.

Limpieza del w.c.


Dejar correr el agua, aplicar el producto; frotar bien con estropajo o escobilla
que se usen específicamente para esta limpieza; al final, se deja correr de nuevo
el agua;
Si se trata de una limpieza más profunda o de quitar la cal que se ha acumulado
en el fondo, antes de aplicar el producto, conviene vaciar el agua del wc
(empujándola hacia el drenaje), de modo que el producto pueda actuar con
más eficacia;
Se limpia la parte de abajo, el asiento y la tapa con el detergente y una bayeta
adecuada; se seca bien.

Limpiezas periódicas a tener en cuenta:


Parte inferior de tuberías y elementos que están a la vista; en las ciudades de
agua dura, para prevenir las incrustaciones de cal en los aparatos higiénicos, se
puede utilizar con la frecuencia que se vea necesaria un poco de vinagre o si
hay mucha usar un producto desincrustante puro.
Hacer los azulejos a fondo de todo el baño; fregar el cubo higiénico y el porta
escobilla; plafones; ventana y cristales; puertas, radiadores; armarios por dentro
y por fuera.

El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com 51


C. Cocina

1º Organización: puedes hacer un poco cada día, algo cada semana o un


zafarrancho una vez al mes

2º Productos: yo utilizo amoniaco que es lo más barato, con las ventanas


abiertas para no asfixiarme con el olor… pero también hay desengrasantes
específicos para cocina en cualquier tienda. Se trata de quitar la grasa que es lo
que se acumula al cocinar. En las tiendas tienen desengrasantes en espray que
también son buenos disolventes. Hay quien lo hace con alcohol pero para mí
no es suficientemente eficaz. ¡Suerte con las limpiezas!

3º Estropajos y trapos: los más viejos de la cocina antes de tirarlos los utilizo
para limpiezas extra. Si es limpieza normal sirve un trapo de microfibra pero si
es extra prefiero un trapo que luego pueda tirar.

4º Distribución: por capítulos:


Primero: máquinas. Horno (producto específico), cocina, nevera (con
bicarbonato) extractor de humos (los filtros en la lavavjillas)
Segundo: paredes y muebles por fuera. Ventanas y cristales.
Tercero: cajones y armarios por dentro: sacar, limpiar, recolocar, tirar lo que no
se usa jamás, reponer lo viejo como plásticos envejecidos o sartenes con el
revestimiento dañado.

52 El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com


Cuarto: suelos, rincones… yo paso la aspiradora por debajo de los muebles
quitando los rodapiés que llegan al suelo y la paso también por detrás de la
nevera. En fin que tengo la lista del orden a seguir y lo hago de una atacada si
la vida ha hecho que se acumule o cada semana uno de los 4 capítulos, por
orden de necesidad… (Son consejos de Alicia Bustos)

ELECTRODOMÉSTICOS
Nevera
Al limpiar la nevera, se puede agregar al agua con jabón, un poco de polvo de
hornear. Así se eliminan por completo los olores que pueda haber. Los olores
que a veces dejan en la nevera los alimentos fuertemente sazonados,
desaparecen si se coloca dentro de ella una lata llena de carbón, y se deja allí
por dos o tres días.
Es muy difícil que no se formen olores fuertes en la nevera. Para eliminarlos se
pueden colocar un plato de leche caliente dentro de ella, ya que la leche tiene
un gran poder de absorción de olores. Un frasco de boca ancha con vinagre
caliente también da buenos resultados.

Congelador
Sacar los alimentos congelados y colocarlos juntos -para que conserven el frío-
en el lugar más fresco posible. Desconectar el aparato o se conecta el programa
de descongelación. Si se quiere acelerar el proceso de descongelación, cuando
el hielo está reblandecido, se puede despegar de la pared con una espátula de
goma: nunca se utiliza un instrumento punzante, que perforaría la pared del
aparato y lo dejaría inservible. Una vez eliminado el hielo se limpian las paredes
con agua caliente y jabón no perfumado o bicarbonato. Aclarar y secar bien.
Conectar de nuevo el aparato con el interruptor en posición de congelación,
para que se produzca frío con rapidez.

Microondas
Poner medio litro de agua en un bol y el zumo de un limón e introducirlo en
el microondas. Poner a máxima potencia durante 3 o 4 minutos, o hasta que el
agua este muy caliente, y dejarlo reposar unos 10 minutos. Con el vapor del
agua conseguiremos reblandecer las salpicaduras que puede haber en las paredes
y el zumo de limón lo desodoriza de los olores que se hayan acumulado en él.
Limpiar con una bayeta de microfibra. Cuando se haya enfriado, retirar el
plato. Seguir limpiándolo con agua y jabón de lavavajillas. Secar bien. Repasar la
El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com 53
base interior del microondas con una bayeta de microfibra humedecida con el
agua caliente y limón que hemos utilizado para reblandecer las manchas.
Limpiar también la puerta por la parte interior y exterior. Secar bien con un
paño. Colocar el plato y el aro de las ruedecillas y dejar la puerta entreabierta
para que quede completamente seco.

Horno
Para comenzar utiliza el lado suave de una esponja que no raye con agua
jabonosa y recoge las migas del interior del horno. Aclara la esponja y vuelve a
pasarla de nuevo. Prepara una pasta en un cuenco mezclando bicarbonato
sódico con un poco de agua. Con un paño de cocina extiende la pasta por el
interior del horno y déjala toda la noche. Si usamos un quita-grasas comercial
bastará con dejarlo actuar unos minutos. Después, aclara con agua tibia la
esponja que no raya y pasa el lado abrasivo por el interior del horno a fin de
remover y eliminar los restos de alimentos quemados. Por último, moja y
escurre una esponja limpia en el barreño lleno de agua tibia y úsala para
recoger los restos y la suciedad del interior del horno. Aclara y vuelve a pasar
hasta que el horno quede limpio.

54 El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com


2) Programas de limpieza

A. Una hora al día


(Casa de 100 metros cuadrados con tres
habitaciones, baño, aseo y terraza o lavadero).

Todos los días lo primero es ventilar, abre ventanas


y puertas para que haya corriente. Cuando abras
las habitaciones aprovecha para abrir
completamente las camas y que se aireen las
sábanas. Ya que estás recorriendo toda la casa
es muy práctico llevar dos bolsas para que
vayas recogiendo en una la ropa sucia y en
otra basura, papeles, etc., que puedas
encontrar y así ahorrarás tiempo dando
vueltas de más.

Una vez ventilada la casa, ve a los cuartos de


baño, pulveriza algún producto de limpieza
en los lavabos, en las tazas del retrete, en la bañera ó ducha, etc, y déjalo actuar
mientras haces otras tareas.

Ve a las habitaciones, haz las camas, ordena las zapatillas y zapatos, cuelga las
batas y recoge las cosas que estén fuera de su sitio. Aquí es importante que
eduques a tus hijos desde pequeños a responsabilizarse de sus cosas y dejar su
cuarto ordenado y los juguetes recogidos antes de irse a la cama .

Aclara los lavabos, la bañera o ducha etc, y pasa un paño para secarlos y que no
queden marcas de agua. Si hay alguna salpicadura en los espejos pasa un paño
humedecido para limpiarlo cuanto antes y que no incruste más la mancha.
Organiza los botes de champú y si hay toallas o esponjas húmedas tiéndelas
para que se sequen. Barre y friega los suelos del baño y del aseo. Si puedes deja
las ventanas un rato más abiertas para que se seque rápido el suelo.
Friega la vajilla del desayuno, ponlos a escurrir o sécalos y recógelos. Enjuaga y
seca el fregadero para evitar marcas de agua. Pasa un paño húmedo por la mesa
y encimeras de la cocina.
El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com 55
Te aconsejo que vayas limpiando según vas cocinando, procura tener siempre a
mano un trapo húmedo o toallas de papel empapadas con algo de líquido para
fregar los cacharros y, en el momento en el que haya una salpicadura de salsa u
otra cosa en la encimera, los azulejos o el suelo límpialo de inmediato. Sobre
todo en el suelo, evitarás que con las pisadas se hagan huellas por toda la cocina
y que puedas resbalar y caerte si la salpicadura es de grasa. Además mientras
cocinas es recomendable si puedes que vayas fregando los cacharros para no se
te acumulen, o al menos que los que ya no uses los pongas a remojo para que
se ablande la suciedad y luego no cueste mucho limpiarlos.
Después de cocinar, friega todos los cacharros, ponlos en el escurridor o sécalos
y guárdalos. Pasa un trapo húmedo por los azulejos alrededor de la cocina,
aunque no se vea a simple vista siempre hay alguna salpicadura en ellos y si lo
quitas de inmediato costará menos limpiarlo. Dale una pasada a la cocina o
vitrocerámica, si hay manchas aplica un producto específico, si no con un trapo
húmedo es suficiente.

Limpia la encimera, la mesa, si usas mantel quítalo y sacúdelo. Por último barre
el suelo para quitar migas de pan y otras cosas que pueda haber.
Una vez que todo esté limpio y recogido aclara el fregadero y los grifos y
sécalos, así evitarás que queden marcas de cal. (Alicia Bustos)

56 El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com


B. Una vez a la semana
Empezaremos por el BAÑO. Abrir ventanas.
Como se supone que cada día le estás dando una
pasada a los lavabos, la bañera o ducha y a los
retretes, bastará con que los desinfectes con un
trapo empapado en agua con lejía. Si se ven
restos de jabón en los lavabos entonces pasa
primero un trapo humedecido con algún
producto específico para baños, acláralo y

después desinfecta, dejando unos minutos que


actúe el agua con la lejía. No te aconsejo que
mezcles el producto de limpieza con la lejía
para ahorrar pasos, pues aparte que restas
poder bactericida a la lejía la mezcla puede
resultar muy tóxica. Pon a remojar la jabonera
para que se vayan desprendiendo los residuos
de jabón, si tienes vasos para poner los cepillos
de dientes lávalos y desinféctalos también.
Si tienes mampara pulveriza algún producto
limpiacristales y si hay marcas de cal aplica algún producto antical. Si tienes
cortina aclárala con el mango de la ducha y extiéndela para que se seque bien y
no se forme moho. Aclara la lejía de los lavabos, los inodoros, la bañera o
ducha, suele ser útil echar alguna pastilla de limpieza en la cisterna de los
inodoros, para que ablande los depósitos de sarro que pueda haber. Da una
pasada a los azulejos alrededor de los lavabos, que siempre tienen alguna que
otra salpicadura y si tienes algún armario o repisa dale una pasada con un trapo
húmedo.
Ahora limpia el espejo con un producto limpiacristales, aclara y seca el vaso de
los cepillos de dientes y la jabonera. Limpia y desinfecta las encimeras. Ahora
tira de las cisternas para vaciarlas y cambiar el agua.
Una vez hecho esto, toca secar. Lo ideal es emplear trapos que no suelten
pelusa, pueden ser camisetas de algodón viejas. Esto es importante pues a la
larga te ayuda a mantener los baños libres de marcas de cal.
Un tip: una vez secos los lavabos, los retretes, la bañera o ducha y la mampara,
te aconsejo que rocíes algún producto limpiador para los muebles de madera
que contenga siliconas o ceras, frota bien hasta que se seque. Verás cómo las
porcelanas quedan con brillo. Y, lo más importante: se mantendrán limpios
El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com 57
durante varios días. Eso sí, es importante, como ya te comenté, que los seques
a diario, para evitar que se forme la película de restos de jabón y grasa que se
suele pegar en los lavabos y bañeras. Ahora barre y friega el suelo y deja la
ventana abierta hasta que se haya secado todo.

En la COCINA deberás lavar y desinfectar el fregadero, las encimeras y la mesa.


Dale una pasada a la puerta del horno, microondas, puerta del refrigerador, en
especial las asas, que suelen ser las partes con más huellas. Limpia también las
puertas de los armarios y a los cajones, en especial los más cercanos a la cocina,
que siempre están más sucios. Como siempre se salpica algo de agua al suelo te
aconsejo que lo barras y friegues para que no te queden huellas.

Por último, otra tarea semanal sería cambiar las sábanas de todas las camas y
lavarlas, junto con los pijamas u otras prendas para dormir.

58 El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com


C. Dos veces a la semana
Poner la lavadora: depende mucho del tamaño de
tu lavadora y de cuántos seáis en tu casa, pero al
menos dos días a la semana es aconsejable lavar la
ropa para que no se incrusten algunas manchas y
quede la ropa bien limpia. Uno de los días
dedícalo a cambiar y lavar las sábanas de las camas,
toallas, albornoces si los usas y los trapos,
manteles, servilletas y delantales de la cocina.
Después pon otra lavadora de ropa blanca.
Aprovecha que la lavadora está trabajando para
dedicarte al resto de las tareas. Una vez que la
ropa esté seca te aconsejo que la planches cuanto
antes, para que no se arrugue. Recuerda que
algunas prendas convendrá más plancharlas algo
húmedas. Te aconsejo planchar dos veces a la
semana. Otro día puedes dedicarte a lavar la ropa
de color y oscura. Te aconsejo que sea el jueves o
el viernes, así tendrás toda la ropa limpia para el
fin de semana.

Limpiar el polvo de los muebles de toda la casa: incluyendo aparatos eléctricos


como la televisión, dvd, ordenadores, portátiles, impresoras, etc. Recuerda
siempre empezar desde arriba hacia abajo. Si tienes muchos adornos y figuritas
pásales primero el plumero y después limpia el mueble con un paño y algún
producto para limpiar el polvo.

Pasar la aspiradora o barrer toda la casa y fregar los suelos: te aconsejo que el
lunes pases la aspiradora y friegues, pues si sueles pasar el fin de semana en casa
o tuviste invitados seguro que el suelo agradecerá una buena limpieza. Primero
levanta las sillas de toda la casa para facilitar el paso de la aspiradora y la
fregona, levanta todos los obstáculos que puedas, como taburetes, puffs, etc,
para dejar la mayor superficie posible libre. Aspira las alfombras y las que sean
de un tamaño manejable enróllalas y apártalas para que no estorben. Después
aspira el suelo, empezando desde el fondo de la casa hacia la puerta, no olvides
darle una pasada al felpudo de la puerta, así evitarás ensuciar lo que acabas de
limpiar. Para los muebles bajos y camas quizá te sea más útil meter la mopa y

El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com 59


quitar así las pelusas que suelen formarse. Llegado este momento te doy un
consejo: si tienes terrazas, lavadero o patio de tendida bárrelo, así todos los
suelos estarán limpios y no meterás suciedad a la casa. Abre algunas puertas y
ventanas para que haya corriente de aire y friega el suelo con la fregona,
empezando desde el fondo de la casa hacia la puerta, procurando terminar en la
cocina y cuarto de lavado, para evitar dejar huellas. Aclara muy bien la fregona
y el cubo y limpia la mopa o la escoba.
Y el viernes, si no se ha ensuciado mucho, basta con que barras o pases la mopa
y le des una pasada con la fregona al suelo, así lo tendrás limpio de nuevo para
el fin de semana.

60 El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com


D. Limpieza una vez al mes
Aspirar la tapicería de sillas, sillones, sofás, cojines,
colchones, almohadas y cabeceras tapizadas y otros
muebles que estén forrados con telas. Es
importante realizarlo al menos una vez al mes pues
en este tipo de muebles con rellenos se alojan los
ácaros, que son un tipo de insecto que se
alimentan de las células de la piel y se aloja en
muebles y objetos acolchados. Como provocan
severas alergias es importante mantener una buena
higiene en este tipo de muebles.

Limpiar y desinfectar papeleras y cubos de la


basura. Es importante para evitar malos olores y la
aparición de bichos.

Limpiar las puertas de toda la casa, incluyendo


jambas, bisagras, vidrieras y manecillas. Si las
manecillas están opacas aplica algún producto
abrillantador o pulidor de metales. Limpiar los
cristales de toda la casa. Si tu casa está en alguna
calle muy transitada quizá sea necesario limpiarlos más seguido. Un buen
momento para limpiarlos puede ser días después de que haya llovido porque se
habrán ensuciado mucho y les hará falta una buena limpieza, y además puede
que tarde algunos días en volver a llover y se mantendrán limpios por más
tiempo.

Fuegos de la cocina: si no tienes vitrocerámica es necesario limpiar a fondo los


quemadores de la cocina con un buen producto quitagrasa, pues la grasa se
acumula, y aparte que ocasiona un mayor gasto de gas, puede provocar algún
incendio si se quema.

Armarios de la cocina y despensa: conviene vaciarlos, limpiar a fondo por


dentro y por fuera y después ordenar las cosas. En el caso de la despensa revisa
las fechas de caducidad de los enlatados.
Limpiar a fondo el microondas, horno y horno eléctrico, lavavajillas, cafetera,
tostadora y otros electrodomésticos que están a la vista.

El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com 61


Limpiarlos filtros. El de la secadora, cambiar o vaciar la bolsa de la aspiradora,
descalcificar la cafetera y la plancha. Estas son tareas que te ayudan a mantener
tus electrodomésticos en perfectas condiciones.

Por último, te aconsejo que una vez al mes limpies con un paño empapado en
alcohol los focos y bombillas de lámparas y apliques, notarás que iluminan más
y así quizá puedas ahorrar encendiendo menos luces.

62 El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com


3)Limpieza de exteriores

Para mantener limpias las calles, patios, terrazas y balcones se barre –


eliminando las hojas- y, cuando los suelos son de piedra, cemento, adoquines,
etc., se lavan con agua o con algún detergente, si es necesario, en algunos casos
conviene usar agua con lejía y limpiar con un cepillo de raíces; se evita que se
cubran de musgo, de moho, o que crezcan hierbas en las uniones. Se
mantienen también limpios los parterres con césped o con flores: se rastrillan o
aspiran las hojas, se cortan las flores y hojas marchitas.

La frecuencia de la limpieza depende mucho del clima y de las plantas que hay
alrededor: se trata de hacer un tipo de limpieza que impida que se deterioren
los materiales, pero no se pretende que una parte externa esté como los
interiores de la casa. En el plan de limpiezas de los exteriores, hay que tener en
cuenta también las características de las distintas épocas del año.
Interesa mantener limpios los elementos decorativos -fuentes, cancelas, rejas,
faroles, estatuas, así como las sillas y mesas- y cuidar que los desagües no se
obstruyan con las hojas, ramas, barro, etc.: con ese fin, se pueden colocar
rejillas que impidan el paso de esos objetos, y se limpian periódicamente.

El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com 63


A. Limpieza muebles de mimbre
El mejor modo de limpiar muebles de mimbre, es lavarlos con un cepillo de
cerdas firmes y una solución de agua con sal. Esto, además de dejarlos limpios,
evitará que se pongan amarillentos.
Para que los muebles de mimbre se conserven bien durante más tiempo,
páseles un poco de aceite de linaza y deje secar al aire varios días, hasta que
estén bien secos.

B. Limpiar las ventanas


El mejor momento para limpiar las ventanas es en un día nublado pero no
lluvioso. La luz directa del sol no es conveniente, porque el líquido se seca
demasiado pronto.
Para limpiar las ventanas que tengan grasa (especialmente las de la cocina), se
les debe pasar un paño empapado en una solución de vinagre con agua, a
proporción de 3/4 partes de agua y 1/4 parte de vinagre.

C. Limpiar las persianas


Las persianas juegan un papel importante en el cuidado de los muebles, de
manera especial en las épocas de más calor, se cuida que el sol no dañe las
paredes, los muebles, las tapicerías, los cuadros, las alfombras, etc. En algunos
lugares las contraventanas y las persianas se dejan cerradas al terminar la
limpieza; en otros los visillos sirven de protección. Se trata de que en cada caso
se tomen las precauciones convenientes.
Para limpiar las persianas de un modo sencillo, póngase unos guantes de
algodón y pase las manos por cada lámina; también podemos pasar un trapo
húmedo por cada lámina. Podemos aprovechar para limpiar la persiana el día
que limpiemos los cristales de las ventanas.
La parte baja del marco de la ventana es un lugar donde suele acumularse polvo
y suciedad, sobre todo cuando es una ventana que va hasta el suelo, ya que se
convierte en un lugar de paso. Lo primero que debemos hacer es pasar la
aspiradora para eliminar toda la suciedad que se haya podido acumular y
después pasar una bayeta húmeda con un poco de detergente. Cuando los
marcos de la ventana son metálicos o de madera pintada se pueden limpiar con
un trapo húmedo, si son de madera necesitan un tratamiento especial cada
cierto tiempo que cuide y proteja la madera.

64 El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com


4) MANCHAS COMUNES EN DISTINTAS
SUPERFICIES

A. Grasa
Cómo quitar las manchas de grasa de diferentes superficies:

Algodón y lino
Si la mancha es reciente, se espolvorea con polvos de talco y se espera a que
éstos absorban la grasa; luego se frota enérgicamente.
Si después de haber hecho esto aún quedan residuos, o la mancha ya está un
poco seca, se frota con un trapo impregnado en amoníaco o en bencina (de la
que se usa en los mecheros), se deja la prenda en remojo con jabón líquido y se
aclara bien.

Alfombras y moquetas
Se frota la mancha con un paño empapado en benzol o en esencia de
trementina. Si la alfombra es de lana, con un cepillo pequeño se friega bien la
zona con agua caliente, jabón especial para lana y un chorro de amoníaco; si
quedan restos, se frotan con un trapo empapado en tricloroetileno o en
tetracloruro de carbono.

El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com 65


Grasa de coche
Primero que nada se retira el exceso con un cuchillo, pasando el filo con
mucho cuidado por encima de la mancha; luego se impregna con mantequilla
hasta que se ablande la grasa, y se lava con agua y jabón.
Si la prenda es de cuero, se ablanda la grasa con vaselina durante unos minutos
y luego se frota con un paño seco.

Madera
Barnizada: si la mancha no ha penetrado del todo en la madera, se lava con una
esponja mojada en agua caliente con jabón y amoníaco. Si se trata de una
mancha profunda, se frota con gasolina.
Encerada: se coloca un papel absorbente y se pasa la plancha caliente por
encima de la mancha, o se frota con un paño impregnado en esencia de
trementina.
Si la mancha es antigua, se ablanda primero con esencia de trementina o con
una mezcla de amoníaco y alcohol a partes iguales; luego se frota con benzol,
se lava como de costumbre y se le da cera.
Natural: si la madera ha absorbido mucho la grasa, se frota con benzol y se le
pone encima polvos de talco.

Mármol
Si se trata de mármol blanco, se frota con una mezcla de Blanco España y lejía
al 50%.

Nylon
Se lava la prenda normalmente y después se aplica a la mancha zumo de limón.

Paredes
Pared entelada: Se hace una pasta con polvos de talco y benzol, y se aplica
sobre la mancha; se deja unas dos horas y luego se cepilla enérgicamente.
Pared pintada lavable: Se frota con una esponja empapada en agua caliente con
jabón y amoníaco, y se aclara bien con agua limpia. Es conveniente aplicar el
agua jabonosa de abajo hacia arriba porque, de lo contrario, puede escurrir
sobre la pared sucia y dejar marcas; en cambio, la del aclarado se aplica se arriba
a abajo.

66 El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com


Piel
Se aplican polvos de talco o tiza triturada mezclados con alcohol de quemar; se
presiona esta pasta con los dedos y se deja secar; luego se retira frotando con
fuerza. Si quedan restos de la mancha, se tampona con un algodón impregnado
en éter. Luego de este tratamiento, conviene nutrir la piel con cera incolora,
crema hidratante para la cara o una gotas de aceite de ricino extendidas con un
trapo y frotando rápidamente.

Seda
Se prepara una mezcla espesa de tricloroetileno y bicarbonato y se frota la
mancha con cuidado; se deja secar y se cepilla. Si la mancha no sale completa,
se frota con un trapo impregnado en esencia de trementina. En caso de la
mancha esté muy seca, lo mejor es frotar, desde el principio, con un algodón
empapado en éter o leche de magnesia.

Tejidos sintéticos
Se ablanda la mancha con éter y luego se lava con abundante agua jabonosa.

Terciopelo
Se calienta arena en el horno (mejor si es arena de playa) y se extiende sobre la
mancha; se deja actuar durante 5 minutos y se frota con un cepillo.

El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com 67


B. Cera
Consejos para quitar las manchas de cera de diferentes superficies
Ropa
Hay que quitar la cera de vela de la ropa lo antes posible, para evitar que las
partículas se adhieran e impregnen. Además, la cera no debe estar líquida, sino
lo más endurecida posible. Si se descubre la mancha en cuanto se ha producido,
conviene dejar pasar unos minutos hasta que la cera se solidifique y apoyar
encima una bolsa de plástico con hielo.
Una vez que la cera esté sólida, se debe quitar todo lo que se pueda con el
empleo de alguna espátula o cuchillo. Es importante tener en cuenta que el
borde con el que se raspe no debe estar muy afilado, ya que podría dañarse la
tela. Si solo se cuenta con cuchillos con mucho filo, conviene usar el lado
romo de la hoja.
Para eliminar los restos aplicar hojas de papel absorbente algo humedecidas a
ambos lados de la tela manchada y, luego, aplicar la plancha a temperatura
media o baja. De este modo, el calor hará que las partículas de cera se evaporen
y sean absorbidas por el papel. Las manchas simples y relativamente recientes
podrán limpiarse por completo a través de esta técnica.

Si la cera que ha manchado la ropa es de color, es probable que el proceso sea


algo más complicado, ya que se deben tomar precauciones para evitar que el
colorante destiña la ropa.
En este caso, se debe quitar la mayor cantidad posible de cera en estado sólido
con una espátula o cuchillo, igual que en el caso de cera sin colorante, pero
luego no hay que aplicar la plancha y el papel, porque sería contraproducente:
la mancha de color de afianzaría más en la tela.
Lo que conviene hacer es limpiar la cera con alcohol metílico, hasta que el
colorante desaparezca. Esta misma sustancia se puede utilizar cuando no hay
colorante pero, tras la aplicación del método de la plancha y el papel
absorbente, en el tejido quedan aureolas o manchas leves. Para prendas
delicadas conviene más llevarla a una tintorería y que un profesional la evalúe.

Prendas o sofás de cuero


Se elimina primero la mayor parte posible raspando con un cuchillo, y los
restos que queden podrán quitarse frotando con gasolina de mechero. Luego,
es conveniente encerar la piel con un producto específico.

68 El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com


Suelo
En primer lugar se debe endurecer la cera con hielo envuelto en plástico, luego
quitarla con una espátula o cuchillo y aplicar la plancha no muy caliente sobre
papel o (en este caso será más cómodo) unas toallitas de algodón.
A continuación echar un par de chorritos de detergente para la vajilla sobre el
suelo y un poco de agua y fregar con una bayeta o un paño hasta formar
espuma. Luego se debe dejar que actúe durante una media hora y, después,
echar serrín sobre la solución jabonosa hasta que la absorba. Por último, se
retira el serrín y se lava el suelo con agua.
De este modo, no solo se limpia la cera sino también el aceite que compone la
vela y que, pasado más tiempo, podría originar la aparición de manchas en el
suelo.

Alfombra, Moqueta
Lo único que necesitamos es un poco del alcohol 96º y un cepillo de dientes.
Para quitar la mancha de cera tendremos que aplicar alcohol de 96°
directamente sobre la cera y frotar enérgicamente sobre la superficie con un
cepillo de dientes. Es muy importante mirar la composición del tapiz para
asegurarnos que el alcohol no estropee el tejido.

Madera
Pasar por encima un hielo envuelto en una bolsa de plástico sobre la cera para
endurecerla y poderla desprender con un cuchillo, teniendo cuidado de no
deteriorar la madera. Los restos se eliminan con aguarrás.

El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com 69


C. Moho
Algodón
Si es blanco: se pone a hervir un poco de leche con agua a partes iguales, y se
introduce la prenda en la misma cacerola para que se cueza unos minutos. Se
saca, se escurre bien y se deja en remojo en agua templada con un chorro de
lejía o de amoníaco. Después de 2 o 3 horas se escurre bien y se aclara con agua
templada.
Si es de color: se deja la prenda en remojo en agua con amoníaco unas 3 horas.
Cuando se hayan ido las manchas, se frotan los posibles restos y se aclara con
agua fría.

Alfombras y moquetas
Se hace una pasta con una cucharada de almidón en polvo, otra de jabón en
polvo y otra de sal, mezcladas con el zumo de un limón; se cubre la mancha
con esta mezcla y se frota, se deja secar una o dos horas y se enjuaga con un
trapo suave empapado en agua tibia. Se deja secar la moqueta al aire libre, sin
usar secadores ni estufas con calor.

Baldosas y azulejos
Se frota con un estropajo y lejía sin diluir,
rascando bien entre las junturas. Si el moho
ha penetrado mucho entre ellas y no se quita
con lejía, se frota con un estropajo de acero
o con un cuchillo, para vaciar las juntas y
dejarlas limpias. Luego se rellenan con un
poco de cemento blanco.

Cuero
Las manchas de moho sobre cuero desaparecen frotando con un algodón
mojado en aguarrás o en un líquido enjuague bucal. Luego se espolvorea con
polvos de talco y se deja actuar unos minutos para que se seque; se retiran los
polvos con un trapo seco y se le da una capa de cera incolora.

Lana y seda
Se frota con algodón empapado en agua oxigenada y después se lava con agua
y jabón líquido. Si la prenda es de color, se aclara con agua amoniacada para
reavivar más los colores.

70 El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com


Madera
Se retira el polvo del moho pasando un trapo o un estropajo bien seco. Luego
se pasa un trapo embebido en bencina. Se deja secar bien y se frota con un
trapo de lana y se le pasa cera para sacarle brillo.

Papel
Si la mancha no es muy grande, se frota con una bola de miga de pan blanda y
después con un trapo con ácido oxálico u oxalato de potasio.
En caso de manchas en el papel de la pared, se eliminan frotando con un trapo
o un cepillo y ácido salicílico; se deja secar y luego se limpia con un trapo seco.

Piel curtida
Se frota la zona con esencia de trementina y después se le aplica un poco de
crema hidratante o cera incolora.
Si se trata de zapatos o de prendas de piel pequeñas, se les puede extender con
la mano una capa de glicerina; se deja actuar uno o dos días y se eliminan los
restos con trapo de algodón.

Plata y acero
Cuando las piezas de estos metales se enmohecen por estar guardadas en un
sitio húmedo, se frotan con un trapo empapado en vino tinto; junto con el
moho, también desaparecerá el olor a guardado.
Al final se sumergen en agua templada con jabón y lavavajillas y se aclaran
bien.

Silicona y plástico
Cuando ha salido moho en las juntas de las piezas del baño, se elimina
frotando con un algodón empapado en agua oxigenada. Para evitar que vuelva
a salir, de puede hacer esta misma operación periódicamente, dejando que el
agua oxigenada se seque al aire.
Si se trata de cortinas de baño, se frotan con un cepillo y lejía rebajada con
agua a partes iguales.

El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com 71


5) Productos
Generales
Jabón neutro
Limpiacristales
Amoníaco (Explicamos los usos de este producto detalladamente)
Cera sólida
Limpiamuebles
Limpiaplata
Limpiadores de tapicerías (spray de espuma seca)

Para cocina
Jabón de taco o detergente de lavar vajillas a mano
Detergente de lavavajillas
Desengrasante enérgico para hornos

Para baños
Un detergente desinfectante
Limpiacristales

LOS MIL USOS DEL AMONIACO


El amoníaco es uno de los productos más comunes, efectivos y baratos para la
limpieza del hogar, sin embargo, debido a su penetrante olor y su toxicidad
nos resistimos a utilizarlo.A continuación te doy algunos consejos en cuanto a
su manipulación y sus usos para que no te dé miedo usarlo.

1. En concentraciones elevadas puede irritar y dañar la garganta, pulmones y


vías respiratorias, por lo que se aconseja utilizarlo siempre en lugares bien
ventilados. Incluso puedes ponerte una mascarilla especial con cartucho para
vapores de amoníaco.

72 El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com


2. En contacto con la piel puede producir irritación y ampollas, en especial
cuando la piel está húmeda. Usa siempre guantes cuando manipules amoníaco.

3. Si se ingiere puede destruir la mucosa gástrica, por lo que bajo ningún


concepto lo dejes al alcance de los niños.

4. Si se mezcla con lejía forma un gas muy irritante y tóxico llamado


cloramina, por lo tanto jamás los combines.

A continuación te explico algunos usos del amoníaco en el hogar:

Lavadora: para eliminar el olor a humedad y el moho que se acumula en la


lavadora cuando no se ventila bien después de las coladas poner una lavadora
con media taza de amoníaco.

PRENDAS
Manchas en la ropa: es muy útil
para quitar la mayoría de las
manchas, como sangre, orina,
sudor, huevo, curry, mostaza y
otros alimentos con pigmento
amarillo, empléalo diluido al
50% con agua y frotando la
mancha con un trapo limpio
empapado en la mezcla de agua
y amoníaco.

Para manchas más rebeldes hacer una mezcla a partes iguales de agua,
amoníaco y jabón para lavar los platos. Poner en un pulverizador, agitar y
pulverizar sobre la mancha. Reposar un par de minutos y enjuagar.

Cuellos sobados: humedece la zona con amoníaco rebajado al 50% con agua y
frota suavemente con un cepillo de cerdas blandas (son muy útiles los cepillos
que se usan para las uñas).

El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com 73


Ropa percudida: añadir cuatro cucharadas de amoníaco a cuatro litros de agua
y remojar las prendas durante un par de horas. Si fuera necesario frotar un poco
y luego lavar normalmente.

Chaquetas, trajes que se lavan en tintorería: si te cayó una mancha en algún


traje delicado que sólo puede lavarse en tintorería puedes intentar quitar la
mancha con amoníaco. Primero haz la prueba en una parte que no se vea (las
vistas interiores), si no se deteriora el tejido frota la mancha con un trapo
humedecido en amoníaco rebajado al 50% con agua, colocando debajo una
toalla o un trapo grueso que absorba el exceso de líquido, para evitar que salga
un cerco. Deja secar.

Para suavizar toallas y eliminar el olor a moho: lávalas en la lavadora con


detergente y añade en el ciclo de enjuague una taza de amoníaco. No uses
suavizante. Al acabar el lavado seca las toallas en la secadora a la temperatura
más alta posible, o si no al sol.

Trapos de cocina muy sucios y con olores: remójalos en una palangana de agua
con cuatro cucharadas de amoníaco. Déjalos reposar un par de horas y lávalos
normalmente.

Para ropa de trabajo con manchas de grasa: remojar en agua con un cuarto de
taza de amoníaco, si hay manchas muy grandes frotar antes la mancha con
amoníaco rebajado al 50% con agua. Remojar dos horas y lavar normalmente.

Ropa delicada: para lavar a mano prendas finas echar una cucharada de
amoníaco en el agua de remojo. Actúa como suavizante y reaviva los colores.

Prendas de lana: añadir una cucharada sopera de amoníaco al agua de remojo


de los jerseys y otras prendas de lana y lavar a mano. Suaviza la lana y evita que
se apelmace. Mantas de lana: remojar toda la noche la manta en una palangana
con agua templada y cuatro cucharadas de amoníaco. Al día siguiente, exprimir
con la mano y enjuagar un par de veces. Secar.

Los peluches de tus hijos quedan muy bien si los lavas en la lavadora con un
cuarto de taza de amoníaco, quitará la grasa y el polvo acumulado y avivará los
colores.

74 El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com


Calzado de deporte: quedarán como nuevos si los frotas con un paño
empapado en amoníaco diluido al 50% con agua.

Con estas recomendaciones y respetando las proporciones aconsejadas podrás


hacer uso de un producto de limpieza barato y eficaz.

SUELOS DE MADERA
Para quitar el tono amarillento que aparece en los suelos por la acumulación de
cera lavar el suelo con una mezcla de una taza de amoníaco por dos litros de
agua. Reposar de tres a cinco minutos y después frotar con un estropajo de
plástico para levantar la cera vieja. Limpiar con un trapo limpio y enjuagar a
fondo el suelo. El amoníaco es capaz de quitar el brillo al barniz y la cera por lo
que se utiliza en tareas de decapado de muebles.

BAÑO
Para limpiar los espejos, cristales,
azulejos, juntas y baldosas: frota con un
paño empapado en una mezcla de
alcohol etílico, agua y amoníaco a partes
iguales. Quedarán limpios y brillantes.
Residuos de jabón y grasa: para
eliminarlos del lavabo o la bañera frotar
con un paño empapado en amoniaco
diluido con agua (una cucharada de
amoníaco en cuatro litros de agua).
Cepillos, peines, esponjas naturales y
sintéticas: remojar en un balde con agua tibia y un chorrito de amoníaco.

VENTANAS
Las ventanas queda muy bien si las limpias con un paño empapado en
amoníaco diluido en agua (una parte de amoníaco por tres partes de agua).
Ayudará a quitar marcas de huellas digitales, grasa, smog, hollín y polvo,
dejando los cristales brillantes. Las persianas también quedarán como nuevas si
las limpias con amoníaco en la misma proporción utilizada para las ventanas.
Utiliza un cepillo para frotar y después un trapo limpio para enjuagar.

El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com 75


ALFOMBRAS Y TAPICERÍA
Para quitar manchas en alfombras, moqueta y tapicerías frotar con una esponja
empapada en un cubo con dos litros de agua tibia y una taza de amoníaco.
Volver a remojar la esponja y exprimirla para seguir frotando cuantas veces sea
necesario, hasta que la mancha desaparezca. Dejar secar. También sirve para
limpiar las tapicerías de los coches de manchas y malos olores.

METALES
Joyería de oro y plata: remojarlas en una solución de una parte de amoníaco
por seis partes de agua tibia durante un minuto. Enjuagar y secar bien.
Quedarán limpias y brillantes. No utilizar este procedimiento si las joyas llevan
pedrería pegada, perlas o si se trata de joyas de platino.
Objetos de bronce: frotar con un trapo empapado en una mezcla de agua,
amoníaco y alcohol etílico a partes iguales. Enjuagar, secar y sacar brillo.
Objetos de cobre y latón: frotar con un paño empapado en una mezcla de
agua, amoníaco y alcohol etílico a partes iguales. Enjuagar, secar y sacar brillo.
Si se añade un chorrito de vinagre a la mezcla quedarán aún más brillantes.

ORDENADORES, TECLADOS, RATONES


Frotar con un trapo empapado en amoníaco diluido (una parte de amoníaco
por seis partes de agua), para eliminar las marcas amarillentas que se forman
con el tiempo por el uso en ese tipo de aparatos.

COCINA
En la cocina hay varios usos que se le
pueden dar al amoníaco:

Frigorífico: para eliminar los malos olores y


las manchas amarillentas que con el tiempo
se forman en los electrodomésticos frota
con un paño empapado en amoníaco
diluido (en un cubo de cinco litros de agua
añade cuatro cucharadas de amoníaco).

Lavavajillas: añade de vez en cuando un par de cucharadas a la vajilla y ayudará a


quitar la capa opaca que se va formando, devolviendo el brillo a vasos y platos.
Además contribuirá a eliminar los malos olores.

76 El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com


Vitrocerámica: ideal para quitar las manchas de grasa quemada, además quedará
brillante. El amoníaco es un químico alcalino, por lo que no daña la superficie
de la vitrocerámica.

Horno: si después de utilizar el horno se derramó algún líquido y quedó


pegado cúbrelo con un paño empapado en un bol de agua con unas gotas de
amoníaco con el horno aún caliente. Déjalo durante 20 minutos y después
pasa un paño. También puedes dejar el bol con agua y unas gotas de amoníaco
dentro del horno caliente para que el vapor ayude a desincrustar toda la
suciedad. Después sólo enjuaga con un trapo limpio. Este procedimiento
también es muy útil en el microondas. Además eliminará malos olores.

Azulejos y armarios con salpicaduras de grasa: en la cocina es inevitable que


haya manchas de grasa, prepara una mezcla de alcohol etílico, agua y amoníaco
a partes iguales, viértela en un pulverizador y pulveriza sobre las manchas.
Espera un momento y pasa un trapo limpio. Esta mezcla deshace la grasa de
forma muy eficaz y no necesita enjuague, dejando las superficies brillantes.

El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com 77


Fuentes utilizadas:
- Tips para tu hogar
- Ceicid

78 El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com


COCINA

El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com 79


COCINA
1)Nociones fundamentales 81
a. Dónde se guardan todas las cosas 81

b. Cómo funcionan todos los chismes y aparatos 81

c. La mejor manera de manchar lo menos posible 82

d. La mejor manera de limpiar rápido y bien 82

2) Equipo básico para una cocina 84

3) Los alimentos más utilizados 87

4) Lo básico para tener en la despensa 97

5) Cómo se lee una receta 101

6) Organización 103

7) Degustación 107

8) Presentación de los platos 110

9) Postres rápidos 116

10) Raciones 127

80 El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com


1) Nociones fundamentales

A) Dónde se guardan todas las cosas


Lo primero que hay que conocer es el terreno de juego. Cuando entres en la
cocina abre todos los cajones, armarios, repisas, baldas, vasares, anaqueles,
alacenas y despensas, hasta que sepas dónde se guarda todo.
*Si estás montando tu propia cocina ordena de manera lógica:
En una cocina sólo tiene que estar lo que se utiliza. Si sólo se usan 4 cuchillos,
hay que tener 4 buenos y bien afilados, y no 14 y malejos. Si sólo utilizas 4
tamaños de sartén pues lo mismo… y así sucesivamente.
A mano lo que más se usa, en los bajos lo que no pese mucho.
Criterio lógico en la organización: la batería de cocina y las sartenes cerca de
“los fuegos”; junto a la mesa de trabajo, los cuchillos; en un armario cercano a
la nevera los recipientes de plástico para sobras, etc.

B) Cómo funcionan todos los chismes y aparatos


Lo más inteligente es leer las instrucciones de las máquinas. Si no se han
perdido, en las instrucciones viene todo. La utilidad de las instrucciones se
descubre a veces después de haber pagado un pastón al técnico por diagnosticar
que el horno no es que no funcione, es que se ha utilizado mal el reloj del
programador. Si no se localizan las instrucciones ni en el cajón de abajo del
todo, es fácil saber cómo funciona cada máquina: basta con contemplarlas un
El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com 81
poco y estudiarlas, ya que tienen una sistemática muy parecida. Pero todo
tiene su misterio, hasta los chismes más pequeños. Por ejemplo hay
encendedores de llama y los hay de chispa: por ese sencillo motivo he visto a
gente bastante lista ser incapaz de encender un fuego… ¡y no digamos nada de
los abrelatas y sacacorchos de diseño!

C) La mejor manera de manchar lo menos posible


El mejor modo de lavar menos es manchar poco. Sin exagerar, claro.
Si la pila de fregar se llena con agua caliente y detergente –no demasiado, que
no es un baño de espumas- pueden meterse a remojo las cosas a medida que se
manchan, con lo que se va despegando la suciedad; nunca se meten los
cuchillos o tijeras para evitar cortarse al meter la mano en el agua: éstos se
lavan sobre la marcha.
Cuando se necesita algo –recipiente, utensilio…- se mira primero en la pila,
para utilizar lo que está escurriéndose o en remojo a medio lavar, antes de sacar
y poner en juego todo lo que existe.
En la duda, utiliza recipientes grandes, para no tener que cambiar de cazo a
mitad de cocción porque se desborda.
En líneas generales, en una cocina el que mancha friega. Salvo otros motivos
que lo justifiquen, está muy mal inundar la pila y dejarla para el que venga
detrás…

D) La mejor manera de limpiar rápido y bien


Limpiar es sencillo, pero se puede tardar mucho, muchísimo o poco, se puede
gastar mucha agua o sólo la necesaria, etc.
Cuando hay que fregar un lote grande de piezas, hay que ponerse a ello con
ritmo. Como si fuera un deporte, porque si no te eternizas. Entonces se pone
uno los guantes de goma, se cambia el agua de la pila de fregar si es que está
sucia, se colocan todos los cacharros juntos a un lado, y siguiendo el principio
de marcha adelante se frotan, aclaran y escurren. Yo empiezo primero por lo
sencillo –aunque también podría meterse en el lava vajillas–, para que se vaya
escurriendo una vez aclarado, y lo que hay que frotar a conciencia lo dejo para
el final y así mientras tanto se va ablandando en el remojo.
No compensa secar de inmediato: mientras enjabonas y limpias las superficies
de las mesas de trabajo y los fuegos, las cosas van secándose al aire.
Los trapos de secar tienen que estar limpios: la toalla de felpa es para secar las
manos, los trapos oscuros para batería y sartenes, los claros para cristales y

82 El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com


demás. Aunque lo cierto es que sería más higiénico secarlo todo con papel de
celulosa de usar y tirar. Y ya que canso con estas pequeñeces, deja que te diga
que intentes no arañar las sartenes y la batería de cocina con estropajos
demasiado abrasivos; esos estropajos que borran los números de los
termostatos y de los mandos, y luego uno no sabe a qué fuego pertenece cada
botón… no sé si te habrá pasado alguna vez. Compra estropajos que froten
pero no arañen demasiado (no es tarea fácil, la verdad).

El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com 83


2) Equipo básico para una cocina

Recipientes de cocción:
• 1 marmita alta para cocer pasta y verduras
• 2 cacerolas anchas para guisos
• 2 ó 3 cazos de distintos tamaños para salsas
• 3 sartenes antiadherentes: una pequeña para tortilla y huevos fritos, una
un poco mayor para rehogar, y otra un poco más grande para tortilla
de patata
• 1 plancha para hacer filetes
• 1 sartén con bordes altos para freír, o freidora con cestillo
• 1 olla a presión rápida, con goma y todo lo demás, en buen estado

Otros elementos:
• por supuesto, un peso fiable –mejor si es digital- y medidores de
volumen: 1 litro, 1/2, 1/4, incluso 1 decilitro (décima parte del litro
como su nombre indica, medida útil para cantidades pequeñas)
• unos 4 cuencos de varios tamaños para mezclar, batir, etc.
• 1 escurridor para la pasta y las verduras
• 1 centrífuga de verduras
• algún barreño para lavar la ensalada
• unos 4 platos de cocina

84 El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com


• recipientes de plástico con tapadera para guardar las sobras en la nevera,
y algún bote para lo mismo; por supuesto en buen estado, sin
acumular tapaderas desparejas y plásticos con deterioro. Cuando el
interior de un plástico adquiere una apariencia grasa que no se va con
los detergentes, hay que tirarlo y sustituirlo por otro nuevo.
• 1 tabla para cortar pan, otra para cebolla y vegetales, otra para
embutidos, quesos y alimentos cocinados. Si se hace repostería casera
hará falta otra tabla diferente sin sabores a cocina.
• minipimer, pasapuré…
• coladores

Como utensilios de mano:


• cuchillos:
1 ó 2 pequeños de pelar
1 pelapatatas
1 ó 2 grandes de picar y trocear
1 cuchillo de sierra
1 largo y flexible para cortar en lonchas carne asada y fiambres
• tijeras buenas y que no se usen para jardinería, ni arreglos de cables ni
trabajos manuales.
• cucharas grandes para remover cacerolas
• cucharas pequeñas para probar
• batidor de varillas para batir
• espátulas de goma para rebañar
• espátulas de teflón para dar la vuelta al filete sin pincharlo, ni
desgarrarlo, ni arañar la plancha
• espumadera para remover cuidadosamente un guiso (es plana con
orificios)
• espumadera para sacar los fritos de la sartén (es de alambres para no
llevarse nada de aceite)
• dos espumaderas de freír huevos (planas y rectangulares con orificios
alargados)
• cacillo o cucharón
• abrelatas, abrebotellas, sacacorchos, pica ajos, exprime limones
• si haces repostería: rodillo, manga pastelera, corta pastas, pinceles,
rallador, batidora

El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com 85


Regla general:
Si el alimento está hecho y sólo tiene que calentarse o dorarse por fuera: alta
temperatura y poco tiempo.
Si el alimento tiene que hacerse por dentro: menor temperatura y más tiempo.
Esto es válido en la plancha, en la sartén, en la freidora, en el horno…

86 El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com


3) Los alimentos más utilizados

Pasta: tiene que rehidratarse y cocerse el almidón pero sin pasarse: de 7 a


10 minutos para que quede “al dente”. Se calculan de 60 a100 gramos por
persona.
* Cocción:
Poner abundante agua a hervir, como 1 litro por persona con una cucharada de
sal.
Cuando hierve echar la pasta y remover hasta que el agua vuelve a hervir a
borbotones. Al cabo de unos 7 minutos se saca una pasta: si el interior está
duro y blanco, aún le falta, si está un poco duro pero ya no está blanco, es su
momento. Escurrir inmediatamente y mezclar con salsa o con unos trocitos de
mantequilla. Sólo se refresca para platos fríos, o si tiene que esperar un rato
desde que se hace hasta que se come.
Lo mejor es servirla recién hecha, por eso se prepara con antelación la salsa y la
pasta se cuece a última hora.

Arroz: su punto se alcanza cuando el grano está blando pero no


blanduzco. Entero, firme, sin estallarse. Al probarlo no se nota duro, pero
tampoco se deshace. Puede tardar unos 20 minutos. Se toman por persona de
60 a100 gramos.
* Cocción:
Hay dos sistemas: hervido y rehogado.
1. Hervido: cocer como la pasta, en abundante agua hirviendo con sal.
Punto: "al dente" (pero no duro) y suelto.
Escurrir inmediatamente y refrescar poniéndolo en un colador bajo el chorro
de agua fría.
Usos: en frío, sirve como arroz en ensalada.
Si lo quieres servir caliente, rehógalo en un poco de aceite procurando no
romper el grano al removerlo.
2. Rehogado: en un fondo de aceite rehogar 1 ajo picado.
Medir el arroz, echar en el aceite y rehogar.
Medir doble volumen de agua que de arroz y añadir.
Condimentar con sal y limón y cocer hasta que se absorbe el líquido. Si aún no
estuviera en su punto, añadir un poco más de agua. Cocer hasta que está "al
El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com 87
dente" (no duro), suelto y brillante. Se puede dejar unos minutos a reposar
tapado, para que acaben de ablandarse los granos de la superficie. Por supuesto
no se escurre ni se refresca, por eso está más rico.

Es más fácil hacerlo por el primer sistema: en abundante agua hirviendo. El


segundo sistema consigue un arroz más sabroso pero es un poco más difícil
darle el punto.

Patatas: tiene que cocerse el almidón, que se ablandará en más o menos


tiempo según el tamaño del corte. Enteras y asadas 1 hora si no son muy
grandes, a cascos y cocidas unos 10 minutos. Se pincha una con la punta de un
cuchillo y si la patata sube con el cuchillo es que está dura, si no se levanta del
agua está ya blanda. Se calculan unos 150 gramos para patatas fritas para tomar
como acompañamiento, y unos 250 si es como primer plato.
* Preparación:
Pelar y quitar puntos negros.
Mantener sumergidas en agua fría para que no se pongan negras.
* Cocción:
Partir de agua fría con sal para que la cocción sea homogénea y que no se
rompan.
* Fritura:
1º temperatura suave: (unos 120º C) para ablandar por dentro.
2º temperatura alta (unos 170º C) para dorar por fuera.
Escurrir bien.Salar en caliente, según se sacan del aceite.

Legumbres secas: lo que tiene que ocurrir en el interior de la


legumbre seca es una rehidratación y cocción del almidón, y un ablandamiento

88 El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com


de la celulosa que tarda de 30 minutos a 3 horas según la legumbre. Se puede
usar la olla a presión que reduce el tiempo de cocción a la cuarta parte.
Se calculan de 50 a90 gramos por persona.
* Remojo previo la noche anterior poner en agua (4 veces su volumen):
Alubias y lentejas: en agua fría.
Garbanzos: en agua caliente.
* Cocción:
Alubias o lentejas: poner en agua fría y llevar al fuego. Mantener cociendo
suavemente hasta que estén blandas.
Garbanzos: igual pero partiendo de agua caliente (no hirviendo).
Vigilar que la cocción sea suave y que siempre estén cubiertos de agua para que
no se despellejen: tardan de 30 minutos a 3 horas. La cuarta parte en olla a
presión. Los garbanzos no deben dejar de hervir en ningún momento, por eso
si se les ha de añadir agua, ha de ser hirviendo para que no se asusten. En
cambio las alubias y las lentejas se cuecen más deprisa si se detiene el hervor
añadiendo un poco de agua fría; son peculiaridades que se demuestran
experimentalmente, no tienen una lógica aparente.
Se llaman legumbres estofadas cuando se ponen todos los ingredientes juntos,
y guisadas cuando se cuece por una parte la legumbre, y por otra se hace un
refrito con cebolla, jamón, etc. que se añade casi al final para que dé un hervor
todo junto.
Sazonar hacia el final de la cocción.

Verdura: tiene que cocerse el almidón y ablandarse la celulosa. Las


verduras fibrosas tienen que cocer bastante tiempo para que esto ocurra. Las de
textura homogénea como judías verdes o zanahoria se cuecen antes, porque
además deben quedar un poco firmes y no blanduchas. En la duda se prueba la
parte más dura: el tallo o el troncho ¿cómo tiene que estar? Pues eso: no
fibrosa, blanda pero no blandengue. Según el tipo de verdura se calculan de
200 a300 g por persona.

* Cocción:
Poner agua a hervir, como 1 litro por persona con media cucharadita de sal.
Cuando hierve –fíjate en que digo hirviendo, no caliente: hay que espera a que
hierva a borbotones- echar la verdura limpia y remover hasta que el agua
vuelve a hervir.

El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com 89


Punto: ligeramente "al dente", pero no dura. Si es fibrosa que esté del todo
blanda.
Una vez cocida, escurrir bien, inmediatamente. No refrescar con agua fría: se
pierden sales minerales.
Aliñar con aceite crudo o rehogar.
Con la verdura congelada se hace igual: esperar a que el agua hierva a toda
marcha.
Las ensaladas son platos preparados con una base de verduras y que se aliñan
con una vinagreta o salsa fría. La base más frecuente es la lechuga, pero pueden
utilizarse otras hojas. Además, pueden formar parte de una ensalada multitud
de verduras crudas o cocidas, según los casos, así como frutas frescas o secas y
hierbas aromáticas. Como elementos proteicos: huevo duro, pescados, quesos
y algunas carnes pueden formar parte también de una ensalada.

¿Cuales son los puntos clave?


* Que el conjunto de ingredientes sea armónico y equilibrado: que los sabores
se potencien o proporcionen un contraste, pero no una contradicción.

90 El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com


* Que el aliño o salsa dé unidad y armonía al conjunto.
Y como puntos clave en la elaboración, aparte de la acertada elección de
ingredientes:
* Hojas muy limpias, aspecto fresco, todo bien lavado.
* Muy bien escurridas las hojas, mejor si se utiliza centrífuga de ensaladas.
Es mejor preparar el aliño aparte y luego mezclarlo con la ensalada unos
minutos antes de servirla; así se reparte de modo más homogéneo y se da el
punto de la condimentación con mayor acierto: los comensales tienen sus
gustos, pero no siempre aliñan su ensalada tan bien como la persona
experimentada en cocina.

Carne: Si es pollo o cerdo debe quedar completamente hecha, lo que


ocurre en cuanto en su interior se llega a los 70º C de temperatura. Si es
vacuno se puede dejar rosado por dentro si a la gente le gusta, porque rosado
resulta más tierno. Si utilizas carnes duras y fibrosas –son las que se usan para
guisar– entonces el tiempo es mucho mayor: debe estar cociendo de una a tres
horas, hasta que al probarla está blanda del todo.

* Asada: Se aplica a piezas grandes.


Horno fuerte (de 190º a 210ºC ), que se dore primero la corteza externa y
luego se puede poner un poco más suave (175ºC).
Tiempo: según el tipo de carne y grosor; de 30 a 50 minutos por kg

* Plancha: Se aplica a piezas pequeñas: filetes, chuletas...


Impregnar la pieza con aceite para impermeabilizarla. Yo prefiero untar los
filetes o chuletas poniéndolos en un plato con algo de aceite: se
impermeabiliza la pieza y no se quema tanto el aceite como cuando lo viertes
directamente en la plancha o sartén.
Poner sobre la plancha muy caliente ¿Cómo se sabe si la plancha está bien
caliente? Salpícala con unas gotas de agua: si se evaporan instantáneamente,
está a la temperatura precisa. (Un poco más suave si la pieza que se va a hacer es
gruesa). Dar la vuelta con espátula para no pinchar la carne y sazonar. La sal no
se pone en crudo para que no se exuden los líquidos. Tomar recién hechos.

* Estofada o guisada:
Se aplica a piezas duras.

El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com 91


Se hace una salsa en la que cuece la carne hasta que se ablanda. Por lo general,
antes de meter la carne en la salsa, se dora en aceite caliente.
Tiempo: de 1 a 3 horas. Si queda dura la culpa no es de la vaca ni del carnicero:
es del tiempo de cocción; continúa más tiempo, no hay carne por dura que sea
que no acabe por ablandarse en una cocción prolongada.

* Frita: Se llama frita cuando se hace con abundante aceite. Se suelen hacer
filetes empanados o rebozados. Se dice empanados cuando se pasan por huevo
y pan rallado, y rebozados cuando se pasan primero por harina y luego por
huevo. Así, en este orden; el empanado puede hacerse con antelación,
apretando bien el pan, y el rebozado se va haciendo a medida que se fríe: de la
harina al huevo y del huevo a la sartén.
Freír a temperatura media (160ºC), poco tiempo si son piezas finas, un poco
más tiempo y menos temperatura si las piezas son gorditas, para que dé tiempo
a que el calor penetre en el interior sin churrascarse por fuera.

92 El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com


Pescado: sólo tiene que pasar de crudo a cocinado, y como no tiene
fibras duras como la carne, tarda muy poco tiempo. En fritura se valora que el
exterior sea crujiente, por eso se fríe a alta temperatura (unos 170ºC).
* Asado: Se aplica por lo general a pescados enteros.
Tiempo: lo mínimo para que pase de crudo a cocinado (unos 15 minutos por
kg, dependiendo del grosor de la pieza).
* Hervido: En un poco de aceite se rehoga un casco de cebolla o puerro, un
ramillete de perejil, y si quieres, unas patatas a trocitos; se cubre de agua y se
deja cocer. Cuando las verduras están blanditas, el caldo ya tiene sustancia: se
deja enfriar o se añade un poco de agua fría. Entonces mete el pescado y en
cuanto rompa a hervir apagas el fuego, lo tapas y lo dejas reposar 5 minutos. Si
el pescado es grueso, espera un poquito antes de apagar el fuego. Así queda
muy jugoso.
* Frito: Rebozar (con harina, o con harina y huevo, o con huevo y pan rallado,
o con pasta de freír...) Calentar el aceite a unos 180º C (un poco antes de que
empiece a desprender humo). Echar los pescados con precaución, a poca
distancia del aceite para que no salpique. Freír poco tiempo, hasta que se dora.
Punto: crujiente por fuera, jugoso por dentro.
* Guisado: Hacer primero la salsa y luego cocer en ella el pescado poquito
tiempo para que no se seque (un par de minutos).

Huevos: sólo tienen que coagularse. Tardan en hacerse el tiempo que


tarda la temperatura en penetrar al interior, sea huevo entero, sea batido como
tortilla. Si se cuecen demasiado tiempo se endurecen.

* Con cáscara: se introducen los huevos con cuidado –con la ayuda de una
cuchara– cuando el agua hierve, y se retiran en el momento en que se cumple
el tiempo, bien contado reloj en mano.
. Pasados por agua: en agua hirviendo, de 3 a 5 minutos.
. Mollet o a los "5 minutos": en agua hirviendo, de 5 a 7 minutos, según el
grosor y la temperatura inicial del huevo en cuestión.
. Duros: en agua hirviendo 11 minutos.
* Sin cáscara:
. Fritos: aceite abundante muy caliente. Recomiendo aceite de oliva. Si el
huevo es fresco absorbe poco aceite, si no lo es, se esparce por la sartén y al
aumentar la superficie de absorción se empapa de aceite. También depende de
El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com 93
la temperatura inicial del aceite: un huevo fresco frito en aceite de oliva
caliente absorbe bastante poco aceite, menos de lo que uno se piensa.
. Plancha: poco aceite, plancha caliente.
. Tortilla: batido, poco aceite, temperatura suave. Remover para que adquiera
volumen, no aplastar para que no fragüe, retirar enseguida para que no se
endurezca… es difícil conseguir una tortilla fotogénica, pero se consigue con
un poco de entrenamiento.
. Huevo revuelto: batido, a temperatura suave y removiendo continuamente
mientras se cuaja.

Salsas con harina, tipo bechamel: tienen que cocer


hasta que el almidón se transforma en algo de sabor agradable y más fácil de
digerir, lo que supone un rato de cocción como de 10 minutos o más, pero lo
mejor es probarlo: al principio sabe a harina cruda y después sabe como la miga
de pan o algo así… sabe como tiene que saber una salsa bechamel bien cocida
¿…? En fin, no te desanimes si al probar no lo notas demasiado: el paladar se
ejercita probando y llega un momento que se afina.

Salsas con cebolla: tipo fritada de pimientos y tomate, o incluso


la salsa de tomate si se hace casera: el punto es que la cebolla esté bien hecha
antes de añadir el resto de los ingredientes; de este modo su sabor es más
agradable y no resulta indigesta.

Masas: tienen más peculiaridades; por ejemplo los bizcochos y masas de


ese tipo tienen que hacerse por completo hasta el interior para que coagulen
los huevos y el almidón pierda el sabor a crudo, etc., así que pueden tardar de
30 a 50 minutos. También tardan mucho los hojaldres y cosas así, porque la
grasa retrasa la cocción de la mezcla de harina, por lo que en muchos casos
cuesta casi una hora a 180º C, para que el interior se haga del todo. En cambio
en las masas fritas tipo buñuelos, o empanadillas hay que calcular que se haga la
masa, pero si el interior ya está cocinado, no necesita demasiado tiempo:
tardaría más que una croqueta pero menos que el pollo frito. Como unos 3
minutos con el aceite no demasiado fuerte (160º C).

94 El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com


El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com 95
Caldos, sopas, purés y cremas: por lo general se llama
caldo al líquido obtenido mediante una cocción prolongada de elementos
vegetales, carnes, pescados, etc. Se calcula un cuarto de litro por persona, que es
la capacidad de un plato hondo o de una taza de consomé hasta el borde. Se
parte de agua fría para que sea mayor la extracción de sustancias. La cocción es
muy prolongada en los caldos de carne y más breve en el caso de caldos de
pescado. Por eso en estos últimos se suelen rehogar previamente los
ingredientes: cebolla, puerro, espinas,… ya que en menos tiempo deben
obtenerse caldos aromáticos, y una cocción demasiado larga de espinas de
pescado o cabezas de marisco daría lugar a sabores no agradables.
Con un buen CALDO se prepara una sopa, cociendo en él otros ingredientes
como pasta, arroz, etc. Cuando un caldo de carne es lo suficientemente
concentrado como para que se pueda tomar sólo en taza, o con alguna
guarnición sencilla, se llama consomé, o simplemente caldo.
Los PURÉS suelen tener como espesante la patata, aunque también pueden ser
purés de legumbres; son propios de cocina familiar y se sirven en plato hondo.
Para que sean más ricos, por lo general los ingredientes se rehogan previamente
en aceite, o en una mezcla de aceite y mantequilla: el aceite evita que la
mantequilla se queme y la mantequilla aporta cremosidad. Es frecuente que un
puré lleve cebolla y patata, más el ingrediente que le da nombre: puré de
zanahoria, de calabacín, de puerros… según el modo de hacer, con el mismo
ingrediente como protagonista se puede hacer un puré si lleva estos
ingredientes con un rehogado previo, o una crema si se hace partiendo de una
bechamel.
Las CREMAS suelen tener como espesante una bechamel o nata, lo que les da
una textura más cremosa, aterciopelada; con frecuencia se consideran de más
categoría que los purés y se sirven en taza, muy calientes en invierno, muy fríos
en verano. La consistencia debe ser fluida, sin espesor excesivo.
Tanto los purés como las cremas pueden enriquecerse a la hora de servir
añadiendo nata, o queso, jamón, etc. y pueden hacerse con agua, caldo, leche,
o con un poco de cada líquido.
Los GAZPACHOS son preparaciones frías típicas de la cocina del sur.
Ingrediente imprescindible es el aceite de oliva. La cocina regional tiene recetas
muy buenas de gazpachos y salmorejos, con una condimentación acentuada,
muy refrescantes en épocas de calor.

96 El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com


4) Lo básico para tener en la despensa
La adquisición y conservación de los alimentos
Es importante partir de un buen producto. No hace falta que sea
extraordinario –si lo es, mucho mejor- pero sí que sea intachable en cuanto a
cualidades higiénicas, sin deterioros ni características negativas, y en cuanto a
sus características gastronómicas: aroma, sabor, textura… lo que se llaman
caracteres organolépticos de los alimentos.
Es un poco difícil para el principiante conocer bien lo que hay que comprar,
por eso mi argumento es: si quieres saber más de carne, pregúntale al carnicero,
si quieres saber de pescado, el pescadero es el mejor informador. Por eso
cuando se sabe poco, hay que tomarse un poco más de tiempo en la compra,
vencer la timidez inicial, no acudir al mercado a las horas punta, y ser sencillo
en las preguntas a los proveedores: por lo general son gente encantadora con
deseos de informar correctamente al cliente y no hace falta pasar por un
experto para que te atiendan bien. Es peor comprar las cosas ya envasadas para
evitarse el diálogo, porque no siempre una bandeja de filetes del supermercado
es la ideal para lo que quiero hacer, y además es frecuente que el filete de abajo
sea más feo que el de arriba.
Una vez comprado el alimento, hay que conservarlo en las mejores
condiciones, para que no se altere, porque el precio se ha pagado por algo que
está en un punto, y entre otras cosas sería antieconómico utilizarlo cuando ha
perdido algo de su calidad inicial.

Los alimentos perecederos se guardan en nevera, los no perecederos en


despensa, los congelados en congelador. Luego, hay que tener en cuenta
aquello de mirar las fechas de caducidad y colocar las compras nuevas detrás de
lo de antes, para consumir primero el alimento que lleve más tiempo
almacenado. Por otra parte, hay que intentar no acumular demasiadas cosas;
las tiendas suelen estar cerca, y no hace falta reunir gran cantidad de “por si
acasos”: una despensa bien dotada tiene un poco de todo, pero no hace falta
estar preparado para un asedio. Cada uno puede realizar su lista de elementos
mínimos imprescindibles, según su género de vida, sus gustos y su hospitalidad,
pero, por sirve de orientación, voy a describir lo que puede tener una despensa
bien dotada.

El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com 97


98 El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com
¿Qué hay que tener en la despensa por si acaso?
* aceite de oliva virgen extra (en mi opinión, sirve para todo)
* mantequilla (no soy partidaria de la margarina para ningún uso, así que no te
la recomendaré).
* aceitunas para aperitivos o ensaladas: un par de latas pequeñas.
* bebidas: refrescos de chapa –colas, cítricos, cervezas, tónicas…–, alguna
botella familiar y un par de litros de zumo de frutas.
* bebidas con alcohol: vino tinto del país para comer, blanco para comer y para
guisar, 1 de cava por si surge algo que celebrar y lo que se adapte a las
costumbres familiares: jerez seco, brandy, vino de oporto, algún licor de frutas,
whisky…
* chocolate: 2 tabletas y 1 de hacer si quieres.
* cacao soluble para el desayuno.
* café para la cafetera y soluble con y sin cafeína.
* cereales (corn-flakes) si tienes por costumbre.
* azúcar: 1 kg
* azúcar glas para espolvorear, 1/4 kg
* arroz: 1 kg
* harina: 1 kg
* maizena: 1 paquete pequeño.
* legumbres: alguna lata de legumbres cocidas al natural, y un kg de lentejas,
garbanzos y alubias.
* pasta: fideos de sopa, macarrones y espaguetis. Canelones.
* condimentos y hierbas secas: perejil, orégano, pimienta, pimentón, canela,
curry, nuez moscada, azafrán
* sal
* vinagre
* paté: alguna lata pequeña
* salchichas: una bolsa pequeña
* confituras: de frambuesa, albaricoque, ciruela, naranja…
* conservas de fruta: piña, melocotón, pera: una lata de cada.
* conservas de pescado: anchoas, atún, mejillones, sardinas: una latita de cada
* conservas vegetales: espárragos 1 lata grande, guisantes finos 1 lata pequeña,
tomate frito: el mejor que encuentres, pimientos asados también que sean
buenos, por ejemplo los del piquillo…

El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com 99


* embutidos, fiambres, jamones etc.: Chorizo de bocadillo en lonchas y chorizo
en ristra de guisar, una punta de jamón para guisar, una cuantas lonchitas de
serrano y york para un apuro y unas lonchas de beicon, vienen bien.
* quesos: unos de untar tipo filadelfia, un trozo de algo suave tipo gallego, un
trozo de algo recio tipo manchego curado y un poco de queso azul para
cremas y ensaladas. Y queso rallado.
* frutos secos: almendras crudas, algo de picar tipo almendra frita, pistacho o
avellana, pero poco porque enseguida se enrancia, y unas pasas y ciruelas pasas.
* galletas maría, un paquete, y otras un poco lucidas tipo barquillo o surtidas;
no acumules o comerás de más
* infusiones: te, poleo, manzanilla y tila
* leche: varios litros, y si la compras al día, ten alguna caja de larga duración por
si acaso. Leche concentrada y condensada es bueno tener un bote. Un paquete
pequeño de nata líquida. Yogures.
* miel para los catarros
* panes: biscotes pequeños para aperitivo y grandes por si falla el pan tierno.
Puede ser conveniente tener en el congelador una bolsa de pan de molde para
infortunios.
* puré de patata de escamas y alguna sopa de sobre por si la vida se pone difícil.
* repostería: unos bizcochitos o magdalenas habrá que tener para desayuno o
merienda, o algo que dure un poco sin endurecerse: mantecados… y pastas
para merienda.
* salsas: ketchup, mostaza, tabasco y mayonesa. Si te gusta: curry y perrins y
alguna otra de las de ensaladas.
* concentrado de carne: avecrem o algo así.
* huevos
* congelados: espinacas, ensaladilla, lomos de merluza, gambas o langostinos,
calamares sin rebozar, palitos de sucedáneo de chaka, masa de hojaldre, pan
precocido dispuesto para hornear.
* helados

Además no te olvides de tener film de plástico y aluminio, papel de celulosa,


estropajos y bayetas en condiciones y detergente desengrasante para vajilla. Y
bolsas de basura, papel higiénico, detergente y suavizante de lavadora… en fin,
productos no alimentarios pero que hacen falta para desenvolverse en la vida
diaria.

100 El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com


5) Cómo se lee una receta
Se aprende a cocinar cocinando. Como ya se ha dicho, si se comprende un
poco de lo que ocurre en los alimentos, y se asimilan los mejores modos de
actuar en cuanto a las cocciones, se puede aprender más deprisa, pero hay que
practicar.
Se puede practicar improvisando, a ver qué pasa, o siguiendo una receta. Mi
consejo es ser riguroso a la hora de aprender, que después ya llegará el
momento de la creatividad. Y para ser riguroso hay que seguir una buena
receta. Un principiante debe seguir la receta al pie de la letra.
Es imprescindible: un recetario y una báscula de cocina, si es posible digital, que
será más precisa. Y unas medidas de volumen: litro, dl, cl…

Me parece importante una advertencia: una receta no es una sucesión aleatoria


de operaciones. Las cosas se añaden de determinada manera y en un momento
concreto.

Es bueno extraer un esquema de los modos de hacer más frecuentes en Cocina:


sacar el esquema básico de cada receta, que es semejante a muchas del mismo
tipo.
Por ejemplo es muy frecuente en la cocina mediterránea partir de un refrito de
cebolla. Si en una receta se dice “cuando la cebolla está caída”, quiere decir que
no está del todo hecha pero ha perdido la tersura inicial. Eso es algo que ocurre
a los 5-10 minutos. Si se dice “cuando está blandita” o hecha: se refiere a lo que
tiene lugar al cabo de 20-30 minutos de cocción y en otras terminologías se
denomina "pochado", "estofado" o "rehogado". Yo digo que esté blanda
porque esta es la característica constatable.
Un paso posterior es blanda y dorada, que es algo que ocurre –a fuego lento–
cuando se ha evaporado el agua, y la cebolla empieza a caramelizarse. Este

El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com 101


punto es para mi gusto el óptimo de los refritos de cebolla, y característico de
muchos platos. Tiene lugar unos 5-10 minutos después de estar blandita. Esta
paciencia en los refritos tiene siempre consecuencias positivas en cuanto al
punto final del plato.
Cuando uno va sabiendo cocina, llega un momento que se da cuenta que la
mayor parte de las recetas de cocina tradicional, siguen un esquema concreto:
uno lee una receta que se llama pollo a la buena mujer, o mousse Aranjuez, y
descubre ¡ah, este pollo es un guiso normal! O ve que la dicha mousse es un
flan salado de espárragos, o una bechamel con claras a punto de nieve, o… en
cualquier caso se trata de extraer las preparaciones básicas que componen las
recetas. No es difícil: muchos libros lo explican con facilidad, otros tienen
nombres más sofisticados: es cuestión de práctica.

102 El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com


6) Organización
Algo sobre organización del trabajo
Poco, pero algo hay que saber de organización, para funcionar en la cocina sin
armar un lío indescriptible.
Dos ideas que a mí me orientan, por si sirven de algo:
1º: las cosas tienden a ocupar todo el espacio de que disponen. Hay que
acotar el lugar en el que uno quiere desenvolverse para no desparramar todos
los enseres por la cocina. Se trata de situarse en un plano de trabajo y sacar de
los cajones y armarios todo el instrumental necesario, y todos los ingredientes
de la nevera y despensa. Una vez todo colocado armónicamente en la mesa, se
empieza a trabajar con orden y sin esparcir ilimitadamente todos los
elementos.
2º: las cosas tienden a ocupar todo el tiempo de que disponen, por eso,
a la hora de empezar a cocinar hay que situarse en cuál es la hora a la que se
quiere terminar, e ir mirando de vez en cuando el reloj. No se trata de agobiar,
pero sí de llevar un ritmo. En caso contrario, primero se va despacio porque
parece que uno tiene todo el tiempo del mundo, y en el último momento hay
que ir a toda prisa porque no se acaba nunca.

Un inciso: es frecuente que en el último momento a uno le parezca que ha


cocinado poca cantidad: si son macarrones, parece que no va a haber para
todos, si es arroz, parece que no crece lo suficiente. Es un síndrome común a
todo el que cocina para más de dos. No preocuparse: si se ha calculado una
ración estándar por persona, seguro que hay suficiente, porque los estándar
están calculados siempre por lo alto. Si una receta dice “de 4 a 6 comensales”,
seguro que da para 7, pero por si acaso piensa que es para 5. En la duda una
interpretación literal.

Seguimos. Reloj en mano, se lee la receta, se ejecutan las operaciones, se repasa


finalmente, se prueba. ¡Se prueba! Nunca se deja la prueba para la mesa, cuando
ya no tiene remedio: hay que probar un poquito cuando todavía se puede
rectificar, luego hablaremos de ello.

El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com 103


Cosas que hay que tener bien organizadas en una cocina:

Generalidades que, si están bien pensadas, dejan la cabeza libre para improvisar
cuando sea preciso:
1. Proveedores: tener determinados quiénes son mis proveedores, no ir
siempre a la caza de la ganga. Identificados, personalizados, les conozco y me
conocen, tengo su número de teléfono, y si en algún momento tengo un
problema puedo llamarle y decirle quien soy y lo que quiero, sabiendo que lo
harán de mil amores por la amistad que nos une y por mi fidelidad a sus
servicios. Es muy útil una buena agenda de proveedores, después de haber
hecho las pesquisas pertinentes en el barrio.
2. Menús: uno puede preguntarse cada día “hoy qué comemos”, pero es
más fácil una organización racional, un abastecimiento de víveres y un
adelanto de tareas si están pensados los menús con antelación. Y se puede
guardar mejor el equilibrio dietético.
3. Limpiezas: puede haber una persona contratada para ello, o puedo ser
yo quien me ocupe, pero para que todo esté siempre en condiciones, hay que
tener fijado un momento concreto y una periodicidad, para asegurarme que se
da una vuelta a todo con cierta frecuencia predeterminada: nevera, congelador,
horno, extractor de humos, paredes, interiores, altillos, bajos…

104 El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com


Lo que es la organización propiamente dicha del trabajo en el día… es difícil sin
algo de práctica, pero voy a dar algunas ideas generales:

1. Descripción del plan: escribe en papel o pizarrita todo lo que hay que
hacer. Esto sirve para descargar la cabeza, para pensar mejor qué hay que hacer
primero y qué lo último, para ir tachando lo acabado, que es algo que descansa
mucho.
2. Haz cuanto antes los “previos”: meter bebidas a enfriar, descongelar lo
necesario, sacar de la nevera lo que deba ponerse a temperatura ambiente
(atemperar que se dice) como son los quesos o los tomates…
3. En cocina el punto del plato es el que manda. Esto quiere decir: que si
algo necesita 2 horas de cocción, hay que empezarlo –evidentemente- con
más de 2 horas de antelación, y que si algo es de última hora, como freír o
hacer a la plancha, no lo puedo adelantar para “quitarme el cuidado”: tengo
que hacerlo ineludiblemente a última hora.
4. Casi todas las cosas de última hora pueden descomponerse en dos
operaciones: lo que se puede tener preparado, y lo que hay que rematar al final.
Por ejemplo, freír es del último momento, pero puedo dejar preparada la
sartén con el aceite, la harina de rebozar y el pescado troceado y aliñado.
Puedo dejar los filetes de ternera preparados, recortados y sin nervios y con el
aceite, para hacerlos a la plancha a última hora. Esto es más importante cuando
se hace mucha cantidad: no es lo mismo preparar pescado o filetes para 2 que
para 20.
5. Hay cosas que pueden hacerse con antelación porque esperan sin
deteriorarse: un guiso, un puré, determinadas masas… eso sí puede adelantarse
para quitar el cuidado, algunas cosas incluso la víspera: bechamel para
croquetas, caldo…
6. Mantén el principio de la “marcha adelante”: que el recorrido de los
alimentos sea lineal, no laberíntico; de izquierda a derecha o al revés, según las
instalaciones: pescado, sal, harina, huevo, sartén, escurridor, plato; sin
retrocesos.
7. Si tienes ayudantes, que cada quién se haga responsable de un plato,
aunque hay tareas repetitivas que es mejor hacerlas al principio y entre varias
personas: limpiar verduras, envolver croquetas… No es un principio
ergológico, pero lo dicta la sensatez: si es posible, mejor no aburrir. Si hay dos
personas y mucho trabajo, mejor empanar entre dos y en un ratito, que
eternizarse empanando en soledad.

El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com 105


8. Mantén el orden en la pila de fregar.
9. Poco antes del final, haz un repaso a ver si todo está encarrilado.
10. Evalúate un poco, al menos mientras seas principiante: piensa al final si
deberías haberlo hecho de otra manera, para mejorar en lo sucesivo. No olvides
que a organizar se aprende organizando. Según la predisposición natural unos
tardan más que otros, pero es algo que se puede adquirir con sentido común y
ejercicio.

106 El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com


7) Degustación
Es imprescindible en cocina distinguir lo bueno de lo malo. Hay personas que
piensan que les da igual todo y que no tienen muy acentuado el sentido del
gusto. Es posible, pero no es irremediable: puede mejorarse, es cuestión de
ejercicio.
Aspectos a evaluar en una degustación:

* Caracteres externos: presentación, colorido, vistosidad… todo aquello que


hace que un plato sea apetecible (apetecible para comérselo, no para
fotografiar, que son cosas distintas). En concreto en cuanto al aspecto se
pueden evaluar que el plato resulte:
. limpio
. alimento identificable
. troceado regular, homogéneo
. no grasas flotantes
. no “natas” superficiales
. no bordes resecos
. salsas trabadas y homogéneas
. espesor adecuado, no excesivo: fluidez en salsas, guisos, purés y cremas
. presentación cuidada dentro del estilo del lugar
. la fuente no demasiado grande ni pequeña con relación al alimento
. cantidad proporcionada al número y tipo de comensales
. si va en fuente, que no resulte difícil servirse

* Temperatura:
. lo frío, frío: frutas de verano, ensaladas de hoja verde, zumos, gazpachos y
cremas frías, postres, yogures…
. a temperatura ambiente lo que lo pide: patata cocida, fruta de invierno,
tomate, quesos, compotas…
. caliente lo caliente: verduras, arroces, pasta, carnes, pescados…
. muy caliente lo que lo precisa: sopas, guisos, fritos…

* Aroma: se aprecia mejor en los platos calientes. Se dice que un plato ha de


tener “el aroma que le es propio”. Se entiende: un pollo asado debe oler a pollo
asado y no a gamba.

El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com 107


* Textura: puede ser duro, blando, gomoso, elástico, crujiente, crocante,
polvoriento, fibroso… caracteres que son buenos para un alimento y malos
para otros. Puede ser crujiente una galleta pero no una patata cocida, porque
querrá decir que no está hecha del todo.

* Palatabilidad: no se capta al masticar, sino más bien al deglutir. Puede ser


suave, aterciopelado, grumoso, trabado, deslabazado, …

* Jugosidad: puede ser seco o jugoso; igual que la textura, depende del
alimento: una galleta debe ser seca, un bizcocho jugoso.

* Sabor: los básicos son salado, dulce, ácido y amargo. Pero por combinación
de estos hay infinidad de matices que se captan junto con el aroma. Conviene
identificar algunos sabores como el del almidón crudo y cocido, que diferencia
una bechamel hecha de una a medio cocer, el de la acidez del tomate, que
demuestra escasez de cocción, el de acidez de una salsa, que suele ser por
evaporación insuficiente del alcohol del vino, etc. Esta identificación de
defectos ayuda mucho en el control de calidad: no hay que olvidar que un
buen plato se caracteriza por ausencia de defectos y presencia de virtudes.

Además de estos aspectos, se evalúan en un plato la armonía de sabores, la


riqueza de contrastes, la unidad en el conjunto de los ingredientes, el respeto al
alimento principal, etc.
Parece muy fácil al entendido y magia al que no sabe, pero es muy mejorable
en todos. Es cuestión de ejercicio y reflexión.

Ahora una cuestión práctica:


Si al probar un guiso o salsa está soso: intentar identificar si lo que le falta es sal
–en ese caso se añade- o es intensidad de sabor, en cuyo caso lo que hay que
hacer es cocer un rato más para que se concentre por evaporación.
Si al probar algo sabe ácido, puede ser por alteración, y en ese caso hay que
tirarlo, pero esto no suele ocurrir si se parte de alimentos no sospechosos.
Puede estar ácido porque tiene un vino a medio evaporar, o por el tomate. Se
puede corregir añadiendo un poco de azúcar y cociendo un poquito más.
Igualmente si en un aliño de ensalada se ha puesto demasiado vinagre, se puede
corregir espolvoreándolo con azúcar: el sabor complementario al dulce es el
ácido (no el salado).

108 El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com


Si el guiso sabe dulzón –por la zanahoria, guisantes, puerros, cebolla, y demás
vegetales que en la cocción son dulces- puede corregirse con un poquito de
limón, o salsa de tomate, o vinagre, o vino blanco.
Estos son sólo unos ejemplos, la vida es mucho más rica, pero seguro que con
la práctica, o el asesoramiento de algún paladar entrenado, vas mejorando, no
sufras.

El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com 109


8) Presentación de los platos
Aunque no se haga cocina de Restaurante, es importante cuidar la
presentación, poner las cosas agradables, con un toque de cuidado, sin recargar,
pero que haga más apetecible el plato.
Como ideas generales, diríamos:
Es más importante el punto que la presentación: si para mejorar la presentación
el plato tiene que perder alguna característica –enfriarse, apelmazarse, etc.-, no
compensa.
La presentación debe sugerir limpieza.
En la duda por la sencillez. Para que un plato barroco sea apetecible tiene que
estar preparado por un artista que conozca bien lo que se trae entre manos.
Para mejorar la presentación hay que ver libros, revistas, platos de cocineros
que lo saben presentar bonito… la imaginación se surte de imágenes. Y si no se
es una persona creativa, más vale ver como lo hacen otros.
También en la presentación hay que adaptarse a las tendencias de los
comensales. Si les gusta más el toque casero, si les sorprende y agrada lo
novedoso, si prefieren lo conocido… hay que intentar que la presentación del
plato sea coherente con el tipo de cocina que se hace.

110 El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com


EXPLICACIÓN DE LOS TÉRMINOS MÁS FRECUENTES

Adobar: aderezar un alimento con condimentos durante un espacio de tiempo


–que va de unas horas, a uno o dos días– para mejorar su sabor, suavizándolo o
acentuándolo según los casos. Es frecuente adobar con aceite, ajo y pimentón:
en ese caso se proporciona un sabor más acentuado. Cuando se emplea vino
casi siempre es para matizar el sabor fuerte de carnes o pescados grasos, a la vez
que se aromatizan. Se denomina también marinar o macerar. Otro de los
efectos de los adobos o marinadas es ablandar la caza o las carnes duras.

Aliñar: es sinónimo de condimentar. Cuando se habla de aliñar una verdura o


ensalada, se refiere a añadirle aceite crudo, vinagre y sal: esto es el aliño básico
o vinagreta sencilla.

Amasar: término que se utiliza en repostería cuando se habla de trabajar los


ingredientes durante un tiempo –de 10 a 20 minutos al menos– para
conseguir elasticidad. Cuando una masa sólo requiere unir los ingredientes, se
dice mezclar, pero no amasar. Se amasan las masas de pan, y bollos para que
sean tenaces, elásticas, y retengan el gas producido por la levadura. Un amasado
insuficiente en estos casos daría lugar a bollos que no mantienen la forma y
que pierden la esponjosidad que proporciona la levadura.

Asar: hacer un alimento al horno. Es un tipo de cocción en seco, por


concentración en su propio jugo. Por lo general se unta la pieza con grasa para
evitar que se reseque. En repostería no se dice asar: se dice hornear o cocer al
horno, aunque la técnica sea igual.

Batir: trabajar con varillas la nata, huevos, claras o mantequilla, para que
resulten espumosos. Se dice batir cuando se requiere un esponjosidad
moderada, y montar cuando se bate hasta el máximo de su volumen: por
ejemplo, nata montada es nata batida hasta que adquiere el máximo de
volumen y dureza. Se puede batir a mano con batidor de varillas, o a máquina.
No es lo mismo batir que triturar: las batidoras eléctricas tipo minipimer son
trituradoras porque no proporcionan esponjosidad; para batir hacen falta
varillas, no cuchilla.

El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com 111


Cocer o hervir: sumergir un alimento en medio líquido –agua o salsa– para
cocinarlo mediante la aplicación de calor. Si se habla de cocer nos podemos
referir en sentido amplio a cualquier técnica; hervir es un término más preciso.
Por lo general se introduce al alimento en agua fría cuando lo que se busca es
la obtención de un buen caldo o cuando es necesario para un calentamiento
homogéneo, como es el caso de pescados y de muchas legumbres secas. Se
cuecen a partir de agua hirviendo alimentos como verduras, pasta, etc. en los
que se busca que no se pierdan sustancias en el agua de cocción; puede hervirse
a presión normal o en olla a presión. En olla a presión se calcula de la tercera a
la cuarta parte del tiempo, aunque no es siempre así: en verduras el tiempo es
mucho menor.

Cocción al bañomaría: cocción sin contacto con el líquido, en un recipiente


colocado sobre otro lleno de agua. Sirve para ablandar o calentar un alimento
sin que llegue a hervir. Se utiliza a veces el bañomaría en el horno para flanes y
cuajados, porque así se equilibra la temperatura y evita que el flan endurezca
por exceso de calor o que tenga agujeros por ebullición.

Escalfar: cocción en poca cantidad de agua a punto de hervir (95º C). Se suele
aplicar a huevos o pescados pequeños.

Escaldar o blanquear: sumergir un alimento en agua hirviendo durante poco


tiempo, para ablandarlo, pelarlo, etc.

Estofar: cocción con un poco de grasa, y a veces con un poco de agua, a fuego
lento. Por lo general en un estofado se parte de los ingredientes en crudo; en
ese sentido se dice unas legumbres estofadas o un estofado de carne: cuando se
ponen todos los ingredientes en crudo desde el principio y se deja que se vayan
haciendo lentamente.

Flambear o flamear: rociar un alimento con brandy o cualquier licor rico en


alcohol y prenderlo. Se flambea para evaporar el alcohol, y a veces para dorar
los alimentos. Lo más frecuente es hacerlo en algunas salsas o en platos de
repostería. Para que prenda bien el licor debe estar caliente.

Freír: cocción por inmersión en abundante aceite caliente. Como la grasa


alcanza una temperatura mayor que el agua, los alimentos fritos tienen color,

112 El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com


textura y sabores peculiares, más caramelizados e intensos. Algunos alimentos
se envuelven en diferentes rebozados para favorecer la formación de una
corteza crujiente, que es una de las cualidades de la fritura.

Glasear: abrillantar con gelatina, almíbar o mermelada la superficie de un pastel


o tarta. Por extensión a veces se dice glasear, cuando se da brillo con una salsa.
También se dice glasear una verdura cuando se cuece con azúcar y mantequilla:
por ejemplo cebollitas o zanahoria glaseadas.

Guisar: término que se emplea a veces como sinónimo de cocinar, y que en


sentido estricto es una cocción mixta donde intervienen agua y grasa. Suele
hacerse con un rehogado previo de los ingredientes en un fondo de aceite, y
luego se añade agua y se cuece hasta obtener el punto. Un guiso, por lo
general, es un plato caldoso, sustancioso, hecho a fuego lento. A veces se
distinguen términos como braseado, cuando el guiso se realiza en su jugo y
con el recipiente tapado, o estofado si todos los ingredientes se han puesto en
crudo desde el principio, pero no son términos aplicados por todos los
cocineros en el mismo sentido.

Ligar: unir o espesar una salsa o preparación caldosa mediante yemas o harina.
Se dice que una salsa está ligada o trabada cuando sus ingredientes están
unidos, y deslavazada o cortada cuando están dispersos o poco homogéneos.

Macerar: aderezar un alimento con vinos, aceite o condimentos, durante un


espacio de tiempo, para mejorar su sabor o ablandarlo.

Majar: machacar en el mortero. Se majan ajo, almendras, condimentos… para


añadirlos a un guiso. A falta de mortero puede hacerse con triturador
mecánico (minipimer); en este caso necesita un poco de líquido para triturarse
bien.

Marinar: su significado más preciso es curar un pescado mediante adición de sal


y condimentos para prolongar su conservación. Se emplea también como
sinónimo de macerar o adobar.

El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com 113


Mezclar: unir diversos ingredientes. Cuando en una receta se dice mezclar es
para excluir la acción de batir, trabajar o amasar, conceptos precisos que
requieren una acción concreta.

Montar: batir nata, huevos o claras hasta lograr su máxima esponjosidad.

Reducir: concentrar un líquido por evaporación, cociéndolo a fuego vivo. Se


dice “reducir el alcohol”, o “cocer hasta que se reduzca el vino”, cuando se
cuece a fuego vivo hasta que el alcohol se evapora del todo. Otro modo de
reducir el alcohol es flambearlo.

Refrito: se da este nombre a un rehogado en un fondo de aceite, con cebolla,


ajo, etc., con el que se da comienzo a un guiso o a una salsa, o que se añade al
final a un plato. También se dice “hacer un refrito” o “un sofrito” cuando se
prepara un rehogado de aceite y cebolla con carne o pescado para relleno de
canelones, verduras, etc. En ese caso se dice, por ejemplo: “rellenar con un
refrito de atún”. A este refrito que sirve como relleno se le llama también
“farsa”. Un refrito también puede ser sólo de aceite con ajo o jamón, por
ejemplo se dice: “servir la verdura con un refrito de ajos”. Para esto mismo se
emplea también la palabra sofrito.

Rehogar: hacer el alimento con poco aceite y a fuego lento. Se dice también
refreír o sofreír. Con el rehogado a fuego lento se obtienen muchas sustancias
de sabor más intenso que en un hervido, porque el aceite alcanza mayor
temperatura que el agua. En la cocina mediterránea se emplea con frecuencia el
rehogado inicial de ingredientes. Cuando el alimento se hace de la misma
manera pero a fuego vivo, en vez de rehogar se dice saltear.

Salpimentar: condimentar con sal y pimienta

Saltear: hacer el alimento en sartén, con aceite en poca cantidad, y a fuego


vivo.

Sazonar: condimentar con sal. Por extensión se aplica también a condimentar


con hierbas aromáticas y especias.

Sofrito: ver “refrito”.

114 El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com


Tornear: dar forma redondeada, quitando las aristas con el cuchillo a patatas u
hortalizas, para utilizar como adorno o guarnición.

Trabar: unir una salsa moviéndola para que emulsione, o ligándola con harina,
yemas o nata.

Trabajar: remover o amasar los ingredientes. Se aplica generalmente a masas.

El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com 115


9) Postres rápidos
El postre no es lo más importante del menú, pero aporta una nota festiva. Hay
recetas muy buenas de repostería profesional, que no suponen demasiado
tiempo si se saben hacer y se preparan con antelación, pero a veces una
celebración improvisada o la necesidad de dedicar una atención prioritaria a
otras tareas, hacen que no se pueda emplear demasiado tiempo en la
preparación del postre. Lo más rápido en este caso puede ser comprarlo, pero
también pueden hacerse postres que no supongan mucha dedicación.
Algunas de las ideas que aporto son rápidas cuando se hacen para poca gente,
pero entretenidas si se hace mucha cantidad. Otras se preparan deprisa, pero
requieren un tiempo de horneado y no se pueden hacer a última hora. Unas
son más adecuadas para gente joven pero pueden resultar densas para personas
mayores. Algunos postres son simplemente un modo de presentar con gracia
un helado o unas frutas. Otros se hacen partiendo de elementos preparados:
una confitura, un yogur, una lata de fruta en almíbar… Se trata de dar ideas
que ayuden: después cada persona puede escoger lo que se adapte más a sus
necesidades, o tomar pie de estas posibilidades para pensar otras mejores.

Primero algunas sugerencias y preparaciones rápidas básicas para combinar:

Masas: se hace muy rápido el bizcocho de espuma para plancha, y se cuece en 7


minutos. También pueden tenerse en el congelador algún bizcocho casero de
tarta para caso de necesidad: en el mismo tiempo en que se hace uno se hacen
dos. Si hay que comprarlo, yo prefiero los bizcochos de soletilla, porque los
redondos de tarta suelen llevar mucha grasa y aromas. De todos modos, si se
conoce una marca buena de bizcocho comercial, puede ser útil. También
puede hacerse un bizcocho al microondas, más graso porque así ha de ser para
que quede bien, pero rápido y agradable.
Tampoco lleva demasiado tiempo la preparación de hojaldre partiendo del
congelado.
La pasta brisa casera congela bien, y es mejor que la comercial, pero ésta
también puede cumplir su misión. Con galletas María o chiquilín trituradas, se
hace una masa sencilla cuando se domina, un poco más entretenida cuando se
hace las primeras veces, pero fácil.
La masa de creps se hace deprisa, pero se tarda en cuajar las tortitas si son
muchas.

116 El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com


La pasta brick o filo y la pasta china de rollitos primavera, sirven para hacer
tulipas o envoltorios con relleno dulce o salado. Se puede congelar y así no hay
riesgo de que caduque antes de tiempo. Es sencilla de utilizar, pero hay que
dorarla a última hora y es entretenida cuando se hace para muchas personas.

Recetas:
Masa quebrada de galletas:
200 g de galletas maría o chiquilín
100 g de mantequilla
. Triturar las galletas: se hace bien en termomix o turmix, añadiendo las galletas
a trozos por la abertura de la parte superior, con el aparato en marcha y con
cuidado de que no salten muchísimo. También se pueden romper metidas en
una bolsa de plástico y aplastándolas con el rodillo, pero quedan desiguales.
. Añadir la mantequilla –ablandada 1/2 minuto en el microondas si hay prisa-
y mezclar. Puede admitir más mantequilla o más galleta, pero lo que no
aconsejo es añadir nada de líquido, porque entonces la masa queda gomosa.
Poner un papel o film de plástico en el fondo de un molde de aro

El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com 117


desmontable, y extender la masa a pegotitos, aplastándola con la ayuda del
revés de una cuchara. La masa así preparada puede comerse en cuanto se enfría
–incluso en unos minutos de congelador- o se puede cocer junto con el
relleno si es el caso. Puede meterse en microondas si se ha preparado en molde
no metálico.

Bizcocho para microondas:


125 g de azúcar
125 g de mantequilla
125 g de harina
2 huevos
1 cucharadita de levadura en polvo

. Mezclar la harina con la levadura y el azúcar. Añadir los huevos y mezclar con
el batidor de varillas o con minipimer. Añadir la mantequilla blanda pero no
caliente. Unir todo y volcar en un molde para microondas de plástico o cristal,
mejor plano para que se haga rápido. Poner al 100% de potencia de 4 a 6
minutos: si al sacarlo hay líquido en el centro se vuelve a meter 1 minuto más.
Si simplemente parece estar húmedo, es que ya está listo, porque en un minuto
más puede quedar pétreo.

Cremas rápidas:
No conozco una crema pastelera comercial buena, pero no es algo imposible.
El tipo de cremas rápidas que empleo como relleno o acompañamiento son:
* Nata montada sin azúcar mezclada con confitura: se une con cuidado para
que no se baje la nata. Queda rica con frambuesa, albaricoque, moras…
También puede montarse con un poco de azúcar y añadirle un puré de fruta:
de fresas, plátano, kiwi…
* Leche condensada con zumo de limón o naranja: se mezcla, y la leche cuaja
por la acidez del zumo. La cantidad aproximada es el mismo volumen de leche
que de zumo. Es una crema densa, pera poner en poca cantidad, pero rica.
* Leche concentrada, mezclada –con la ayuda de la minipimer- con confitura.
Aproximadamente el mismo volumen de ambas. Enfriar.
* Queso filadelfia: diluido con un poco leche y azucarado al gusto puede servir
de relleno. Si se monta junto con nata, queda una crema rica para tarta de
queso rápida. También queda rica la crema de queso filadelfia mezclado con
confitura o con plátano machacado.

118 El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com


* Otros rellenos: las confituras buenas de frutas rojas o de otros sabores, el
lemon curd inglés, el cabello de ángel, el puré de castañas –con azúcar si no
lleva-, la nocilla, la maniteca, etc. pueden resultar de utilidad. Son tarros que
tienen fecha de caducidad alta y que puede ser conveniente tener en una
despensa. Todas ellas se ponen en poca cantidad porque pueden resultar
empalagosas.

Salsas rápidas:
* Las salsas de chocolate tradicionales se hacen deprisa en el microondas, en 1-2
minutos a máxima potencia.
* Con confitura: diluirla en agua, licor, zumo de naranja o limón, o con nata si
se quiere más cremosa.
* Con nata: la nata semimontada queda cremosa para ponerla en salsera. Se
añaden unas cucharadas de miel, o un poco de azúcar y canela, o confitura, y
puede cumplir su función. También resulta rica sola, sin azúcar: aporta
cremosidad y suaviza un postre que sea demasiado dulce.
• Para una salsa cremosa de nata, si no se quiere montar, puede cocerse
con una cucharadita de maicena disuelta. Queda una cremita agradable que
puede mezclarse con miel, caramelo o confitura, o servirse simplemente así,
con o sin azúcar.
• Para gratinar queda bien una salsa hecha con 100 g de nata líquida, 2
cucharadas de azúcar y 2 yemas, en sustitución de la salsa inglesa.
* Con yogur: es más cremoso el yogur griego, pero cualquier yogur mezclado
con miel o confitura resulta agradable como salsa.
* Aún más rápidas: las tarrinas comerciales de natillas, crema de chocolate, café,
etc. diluidas con un poco de leche o nata, sirven para cubrir un helado,
acompañar una frutas o poner en salsera y mejorar un postre dándole
jugosidad si lo necesita.
* Con leche condensada: añadiéndole whisky y nescafé queda una salsa buena
para helados. También con zumo de naranja y Cointreu. Diluir con algo de
agua si no se quiere poner mucho alcohol.

Flanes:
Además del flan normal, puede ser un postre rápido el flan cuajado en molde
refractario bonito para no tener que hacer caramelo ni desmoldarlo. Dentro
pueden ponerse frutas, queso… Se puede cuajar en horno normal o en
microondas.

El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com 119


Por ejemplo:
Flan cuajado en tartaleta para no desmoldar:
Untar el recipiente con mantequilla y espolvorear con pan rallado y canela.
Rellenar con una de las siguientes mezclas:
Flan sencillo:
1/2 litro de leche
4 huevos
150 g de azúcar (6 cucharadas)

Flan cremoso:
200 g de nata (1 caja pequeña, o un vaso de agua)
4 huevos
150 g de azúcar (6 cucharadas)

Flan de leche condensada:


1 lata pequeña de leche condensada
el mismo volumen de leche normal (medido con la lata)
3 huevos

Flan de queso:
200 g de nata (1 caja pequeña, o un vaso de agua)
4 huevos
150 g de azúcar (6 cucharadas)
200 g de queso filadelfia, o requesón, o queso fresco, o mezcla de queso fresco
con un poco de queso curado que proporcione un sabor más intenso. Probar
para ver si necesita algo más de azúcar.
A este tipo de cuajado, si se le quiere dar la misma textura que a la tarta de
queso, se le añaden 2 cucharadas de maicena que se mezclan con el azúcar.

Horneado en horno normal: 45 minutos a 175º C


Horneado al microondas: 6 minutos al 100 % de potencia, o 10 al 75 %. Si se
hace en microondas cuaja de modo menos homogéneo, por eso le va bien que
tenga tropezones: trocitos de fruta, o pasas, etc. para que no parezca un flan
raro. O ponerle luego por encima frutas o glaseado.

Posibles rellenos: manzana, plátano, pasas, ciruelas pasas, cerezas… frutos secos.

120 El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com


En frío: se pueden sustituir los huevos por 3 hojas de gelatina, o por un sobre
de cuajada comercial, siguiendo las instrucciones de la caja con respecto a la
mezcla y cocción de ingredientes. En ese caso, evidentemente no hay que
cocerlo; puede acelerarse el enfriamiento metiéndolo unos minutos en el
congelador.

El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com 121


Otros postres rápidos:
Charlota de limón:
Forrar un molde redondo con film de plástico. Rodear con bizcochos de
soletilla. Rellenar con una mezcla de 1 bote pequeño de leche condensada,
medio de zumo de limón y 200 g de nata montada sin azúcar. Desmoldar
cuando está bien frío. Puede llevar trocitos de fruta.

Brazo de limón y piña:


Hacer un bizcocho de brazo de gitano, rellenar con una crema de leche
condensada y limón, y con trocitos de piña o cualquier otra fruta jugosa.

Brick con queso filadelfia:


Untar la masa con mantequilla derretida y rellenar con un poco de queso
filadelfia, si se quiere, azucarado. Acompañar con salsa de confitura de
frambuesa y naranja, y con frutas salteadas en mantequilla: por ejemplo:
plátano, piña y pasas a trocitos.

Brick con queso y ciruelas pasas:


Untar la masa con mantequilla derretida y rellenar con un poco de queso
filadelfia, y unas nueces troceadas. Acompañar con unas ciruelas salteadas con
mantequilla, agua, azúcar y un poco de brandy o ron.

Postres en cazuela:
cazuela de barro o fuente honda bonita con:
. Nata montada, capa de bizcocho, crema pastelera, caramelo (goshua)
. Manzana cocida, cabello de ángel, ruedas de naranja o piña, nata montada sin
azúcar, hilos de miel y nueces.
. Plátanos maduros o asados, unos hilos de miel, y nata montada con un poco
de azúcar a la que se añade nescafé diluido en whisky.
. Bizcochos emborrachados en almíbar con licor o vino dulce, cabello de ángel,
nata.
. Bizcochos emborrachados con café y whisky, plátanos maduros o ablandados
en microondas, nocilla ablandada en microondas, nata, nueces.
. Bizcochos, salsa de frambuesa y limón, nata, miel y nueces.
. Bizcochos, frutas variadas –piña, plátano, kiwi…- merengue gratinado.
También pueden ponerse en recipientes individuales o en copa, o emplatados
con aro de pastelería.

122 El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com


Helado de leche condensada:
Mezclar una lata de leche condensada con un puré de fruta con sabor intenso
(fresas, piña, albaricoques, plátano). Añadir zumo de limón si aún está
demasiado dulce, meter en un molde y congelar. Sacar del congelador a la
nevera al empezar a comer, para que no esté muy sólido. Si no se añade
demasiado líquido, la leche condensada evita que el helado cristalice.

Copa tipo Tiramisú:


. En copa o cuenco, poner una capa de bizcochos empapados en café con un
poco de azúcar (no dulzón). Con ayuda de la minipimer hacer una crema con
queso fresco, un poco de azúcar y nata líquida (o leche condensada en
sustitución de ambas). Poner encima de los bizcochos y espolvorear con cacao
amargo.

Frutas salteadas:
. En un poco de mantequilla o aceite de girasol, saltear unas manzanas peladas
y a cascos. Añadir unas ruedas de plátano, trozos de piña, ciruelas pasas sin
hueso y nueces. Incorporar un par de cucharadas de azúcar y algo de licor si
gusta. Se puede servir a montoncitos, emplatado, acompañado con una bola de
helado y una teja o mostachón crujiente. También puede servir como relleno
de pasta brik o empanadillas, para freír u hornear. Pueden cambiarse las frutas,
pero siempre hay que intentar un cierto contraste ácido-dulce. Si las frutas de
que se dispone no tienen mucha gracia, se puede añadir al final unas cucharadas
de confitura de frambuesa, suprimiendo en ese caso el azúcar.
Pueden ponerse también en copa o recipiente de suflé y cubrir con nata
semimontada sin azúcar, o leche concentrada batida. La leche concentrada se
baja enseguida, la nata dura más tiempo. La leche concentrada debe estar muy
fría para que monte.

Frutas con salsa de miel:


Preparar unas frutas de modo decorativo. Pueden emplearse melocotones, piña
o pera en almíbar: escurrida la fruta de la lata y salteada con azúcar y
mantequilla, mejora mucho. Montar un poco la nata sin que espese mucho
(semimontada) y añadirle un poco de miel. Servir en salsera acompañando a las
frutas.

El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com 123


Postres con helado:
. Pastel: bloque o terrina de helado desmoldado entero –se hace mejor recién
sacado del congelador, pasándole un cuchillo alrededor- y adornado con
merengue o nata. También puede rodearse con plancha de bizcocho o
bizcochos de soletilla. Las guindas no suelen gustar pero quedan vistosas. Si son
en almíbar hay que lavarles el líquido denso y coloreado que las inunda. Se
puede desmoldar un helado entero, o tarrinas individuales. Las salsas
complementan bien, teniendo en cuenta que entone: las frutas ácidas no van
muy bien con chocolate ni con café, las natillas van con todo, las salsas de fruta
van mejor con helados cremosos o con otras frutas, peor con helados de
chocolate o frutos secos (siempre puede haber excepciones en contrastes
innovadores, pero hay que ser prudente).

. Copa: puede servir cualquier copa bonita, incluso variadas, o vasos de whisky
o zumo si son bonitos; en cada caso se escoge la forma según las posibilidades
y los ingredientes que acompañen al helado.
• Copas típicas de heladería: con helado, salsas, frutas, frutos secos…
Algunas ideas:
• Bolas de helado con nata y flan individual
• Bolas de helado con melocotón en almíbar y salsa de chocolate
• Bolas de helado con plátano, salsa de chocolate y almendra fileteada
tostada
• Bolas de helado con pera cocida y salsa de vino tinto muy cocido
• Bolas de helado de ron con pasas, nata, nueces caramelizadas.
• Copas con helado flotante: llevan abundante líquido y el helado en
cantidad moderada: se llaman a veces, en cocina de restaurante “sopa de
chocolate con helado de nuez” “sopa de frambuesa con helado de leche
merengada” etc. A veces se sirven en cuenco o plato hondo, otras veces en
copa de cóctel o vaso de zumo. Para que las salsas no empalaguen tienen que ir
un poco diluidas con agua, zumo o leche según los casos. Algunas ideas:
• Salsa ligera de chocolate con trocitos de piña y helado de nata
• Salsa ligera de chocolate con virutas de chocolate y helado de menta
• Salsa ligera de chocolate con nueces y helado de café
• Salsa de frambuesa con daditos de manzana salteada y helado de vainilla
• Puré de piña (lata triturada) con helado de pistacho
• Zumo de naranja con helado de vainilla. Le va bien un poco de leche
condensada en el fondo de la copa.

124 El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com


• Tónica con ginebra y helado de limón. Puede llevar torcitos de naranja
o piña
• Cava con helado de limón.
• Café con whisky y helado de nata o vainilla. Le va bien un poco de
leche condensada en el fondo de la copa.
• Yogur natural batido, con helado de frutas y salsa de frambuesa

Cualquiera de las ideas anteriores puede ponerse en frutero, con bolas de


helado, adorno de fruta o nata y la salsa en salsera. O puede servir como
relleno de un bizcocho para hacer una tarta helada bañada con la salsa
escogida…

Mezclando las distintas ideas rápidas para masas, cremas, salsas, etc. y
alternando con elaboraciones más cuidadas para fiestas especiales, pueden
conseguirse una gran variedad de postres. Quizá en la cocina familiar no sea tan
importante la variación como lo es la calidad, pero en el caso de los postres, sí
vale la pena sorprender un poco: pueden ser en la comida un final feliz.

El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com 125


126 El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com
10) Raciones
Como ración estándar se suele calcular, pesando el alimento en crudo:

pasta, arroz, legumbre seca: de 60 a100 g por persona


patatas y verduras para cocer: de 200 a300 g por persona
verduras para ensalada: de 50 a100 g por persona
carne: de 100 a180 g por persona
pescado: de 120 a200 g por persona
caldos, purés, sopas: 1/4 de litro por persona
moldes alargados o redondos
de 1 litro de capacidad: salen entre 6 y 8 raciones

Aproximadamente, en un tamaño medio los vegetales más utilizados pesan:

1 cebolla: 200 g
1 patata: 200 g
1 zanahoria: 70 g
1 tomate: 175 g

Aconsejo tener unas buenas medidas y un peso fiable, a ser posible, digital,
pero también doy una tabla de equivalencias con medidas caseras, para
quien las prefiera:

El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com 127


Algunas equivalencias:

* Líquidos:
1 litro = 10 dl = 4 vasos de agua
1/2 litro = 5 dl = 2 vasos de agua
1/4 litro = 2,5 dl = 1 vaso de agua = 2 vasitos de vino a tope
1 dl = 8 cucharadas = 1 vasito de vino escaso (a 1 cm del borde)
1/2 dl = 4 cucharadas

* Sólidos:
10 g de harina o maizena = 1 cucharada
5 g de harina o maizena = 1 cucharadita
125 g de harina = 1 vaso
250 g de harina = 1/4 de kilo = 2 vasos

5 g de sal = 1 cucharadita
5 g de azúcar = 1 cucharadita

15 g de azúcar = 1 cucharada
200 g de azúcar = 1 vaso

1 huevo mediano (M) sin cáscara = 50 g (unos 60 g con cáscara)


1 yema = 15 g
1 clara = 35 g
1/4 litro de claras = unas 7 claras = 250 g = 1 vaso

128 El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com


Edición preparada por:

Mariana Pereyra,
Almudena Lago y
Ana Mucientes

Precio: 1,99€

Enero de 2014

Más información:

www.trabajoentrelostrabajos.com

El ‘Qué’ y el ‘Cómo’ del hogar www.trabajoentrelostrabajos.com 129

También podría gustarte