Está en la página 1de 36
 
Cimentaciones en suelos difíciles
13.1Introducción 
En muchas áreas de Estados Unidos y en otras partes del mundo, determinados suelos hacen que la construcción de cimentaciones sea extremadamente difícil. Por ejemplo, los suelos expansi-vos o colapsables (colapsibles) pueden causar grandes movimientos diferenciales en estructuras como resultado de un excesivo levantamiento o asentamiento. También se originan problemas similares cuando las cimentaciones se construyen sobre rellenos sanitarios. Los ingenieros de cimentaciones deben poder identificar los suelos difíciles cuando los encuentren en el campo. Si bien no todos los problemas ocasionados por todos los suelos se pueden resolver, se pueden tomar medidas preventivas para reducir la posibilidad de daño a estructuras construidas sobre ellas. En este capítulo se destacan las propiedades fundamentales de tres condiciones de suelos importantes: suelos colapsables, suelos expansivos y rellenos sanitarios, y los métodos para una construcción cuidadosa de cimentaciones.
686
Suelo colapsable 13.2 Definición de tipos de suelos colapsables 
Los
suelos colapsables
, que en ocasiones se denominan
suelos
 
colapsibles
 o
suelos metaestables
, son suelos no saturados que experimentan un gran cambio de volumen al saturarse. El cambio puede o no ser el resultado de la aplicación de una carga adicional. El comportamiento de los suelos colapsables ante una carga se explica mejor mediante la gráfica común relación de vacíos-presión efectiva (
e
 contra log
s9
) para un suelo colapsable, como se muestra en la figura 13.1. La rama
ab
 se determina a partir de la prueba de consolidación de una muestra con su conte-nido de humedad natural. A un nivel de presión efectiva de
s9
w
, la relación de vacíos de equilibrio es
e
1
. Sin embargo, si se introduce agua en la muestra hasta saturarla, la estructura del suelo colapsará. Después de la saturación, la relación de vacíos de equilibrio al mismo nivel de presión efectiva
s9
w
 es
e
2
;
cd 
 es la rama de la curva
e
-log
s9
 ante una carga adicional después de la saturación. Las cimentaciones que se construyen sobre esos suelos pueden experimentar un asentamiento grande y repentino si el suelo abajo de ellos se satura con un suministro no anticipado de hu-medad. La humedad puede provenir de cualquiera de varias fuentes, como a) tuberías de agua rotas,
 
13.3 Parámetros físicos para la identificación de suelos colapsables 
 
687
b) drenajes con fugas, c) drenaje de depósitos y albercas, d) un incremento lento en el nivel freá-tico, etcétera. Este tipo de asentamiento causa por lo general un daño estructural considerable. De aquí que la identificación de los suelos colapsables durante la exploración de campo es muy importante. La mayoría de los suelos colapsables de origen natural son
eólicos
, es decir, arenas o limos depositados por el viento, como los loess, las playas eólicas y los depósitos de polvo volcánico. Los depósitos tienen relaciones de vacíos altas y pesos específicos bajos y sin cohesión o con poca cohesión. Los depósitos de loess
 
tienen partículas de tamaño de limo. La cohesión en los loess puede ser el resultado de recubrimientos de arcilla que rodean a las partículas de tamaño de limo. Los recubrimientos mantienen a las partículas en una condición muy estable en un estado no saturado. La cohesión también puede ser el resultado de la presencia de precipitados químicos lixiviados por el agua de lluvia. Cuando el suelo se satura, los aglutinantes de arcilla pierden su re-sistencia y experimentan un colapso estructural. En Estados Unidos, grandes áreas del medio oeste y del oeste árido tienen estos tipos de depósitos. Los depósitos de loess también se encuentran en 15 a 20% de Europa y sobre grandes áreas de China. El espesor de los depósitos de loess puede variar hasta aproximadamente 10 m en el centro de Estados Unidos. En partes de China puede ser de hasta 100 m. En la figura 13.2 se muestra la extensión de los depósitos de loess en la cuenca del río Mississippi.Muchos suelos colapsables pueden ser suelos residuales que son productos del intempe-rismo de rocas madre. El intemperismo produce suelos con un intervalo amplio de distribución granulométrica. Los materiales solubles y coloidales se lixivian por el intemperismo, lo que re-sulta en relaciones de vacíos grandes y, por consiguiente, en estructuras inestables. Muchas áreas de Sudáfrica y Zimbabwe tienen suelos residuales que son granitos descompuestos. Estos de-pósitos se secan y consolidan deficientemente. Una reseña excelente de suelos colapsables es la de Clemence y Finbarr (1981).
ab
Agua agregada
   R  e   l  a  c   i   ó  n   d  e  v  a  c   í  o  s ,
  e
Presión efectiva,
s
 
(escalalogarítmica)
s
w
ce
1
e
2
Figura 13.1
Naturaleza de la variación de la relación de vacíos con la presión para un suelo colapsable.
13.3 Parámetros físicos para la identificación de suelos colapsables
Varios investigadores han propuesto algunos métodos para evaluar los parámetros físicos de sue-los colapsables para su identificación. Algunos de estos métodos se analizan brevemente en la tabla 13.1.Jennings y Knight (1975) sugirieron un procedimiento para describir el
 potencial de colapso
 de un suelo. Una muestra de suelo inalterada se toma con su contenido de humedad natural en un anillo de consolidación. Se aplican cargas escalonadas a la muestra hasta un nivel de presión
s9
w
 de 200 kN
y
m
2
. (En la figura 13.1, ésta es
s9
w
). A esa presión, la muestra se inunda para saturarla
 
688
 
Capítulo 13: Cimentaciones en suelos difíciles 
y se deja reposar durante 24 horas. Esta prueba proporciona las relaciones de vacíos
e
1
 y
e
2
 antes y después de la inundación, respectivamente. Ahora se puede calcular el potencial de colapso como 
C
p
 5 De 5
e
1
 2
 e
2
1
 1
 e
o
 (13.1)donde
 e
o
 
5
 relación de vacíos natural del suelo
De
 
5
 deformación verticalLa severidad de los problemas de cimentación asociada con un suelo colapsable la correlacionaron con el potencial de colapso,
 p
, Jennings y Knight (1975). Esta correlación la resumieron Clemence y Finbarr (1981) y se da en la tabla 13.2.Holtz y Hilf (1961) sugirieron que un suelo tipo loess que tiene una relación de vacíos lo suficientemente grande para permitir que su contenido de humedad exceda su límite líquido al estar saturado es susceptible al colapso. Por lo tanto, para el colapso, 
w
(
saturado
)
 >
LL
 (13.2)
MinnesotaWisconsinIowaMissouriKansasArkansasLuisianaMississippiAlabamaTennesseeNebraskaDakota del SurIllinoisIndianaKentucky
Figura 13.2
Depósito de loess en la cuenca del río Mississippi.
576648e32a3d8b82ca71961b7a986505