Está en la página 1de 2

Ensayo "La Vaca" de Camilo Cruz.

El Dr. Camilo Cruz, es escritos galardonado internacional con más de 30 obras, es uno de
los conferencistas latinos en temas de éxito y desarrollo personal de mayor demanda en
Estados Unidos y Latinoamérica.

El texto es una metáfora en donde la vaca era un obstáculo para que la familia progresara y surgiera.

Es un interesante libro dirigido a todas aquellas personas conformistas y que no quieren salir de su zona de
confort, que no creen en sí mismas. Tenemos que estar conscientes de que en la vida siempre tendremos
retos (oportunidades) para alcanzar lo que nosotros nos propongamos y lo mejor que podemos hacer es
encarar todo nuevo reto con la firme convicción de que alcanzaremos el éxito y teniendo presente que el
enemigo del éxito no es el fracaso, sino el conformismo. En el texto la vaca representa toda excusa, miedo,
justificación o pretexto que nos impide desarrollar nuestro potencial al máximo y utilizar nuestros talentos
para construir una vida llena de prosperidad. La vaca es sinónimo de pereza, de miedo, de resignación, y de
ideas absurdas. Nos ayuda a identificar las vacas que nos están limitando en nuestra vida para alcanzar el
éxito personal y profesional, y comparte algunas estrategias específicas para eliminarlas.

La excusa es un recurso que nos permite justificar nuestro conformismo con factores externos, cuando
nosotros somos los únicos responsables de nuestro destino. Las excusas son las vacas más comunes, son una
forma cómoda de no asumir nuestras responsabilidades y justificar nuestra mediocridad, encontrando
culpables por todo aquello que siempre estuvo bajo nuestro control. Sin embargo, debemos entender que
evadirlas no nos permite enfrentar y corregir el problema real que necesita ser resuelto. Lo que las excusas
buscan es crear una cortina de humo, exonerarnos de toda responsabilidad y colocarnos en el papel de
víctimas.

Son frases célebres de conformistas aplicables al libro, las siguientes:

Hay quienes están peor

Al menos tenemos para comer

Odio mi trabajo, pero gracias a que lo tengo, tengo lo que tengo.

Así me hizo Dios.

Es que yo soy así.

La mente humana solo es creativa cuando se le lleva al límite (en el libro, la muerte de la vaca). La
creatividad es parte de nuestro ser y estar en el mundo. La mayor parte de los fracasos es por falta de fe, por
solo ver un árbol sin ver el bosque. La Vaca, nos motiva a desarrollar una actitud mental positiva para
transformar sueños en metas y metas en acción. Cuando aprendemos a vencer nuestros temores,
alcanzamos r resultados aún más ambiciosos. Las vacas son excusas con las que pretendemos explicar por
qué no hemos hecho lo que debemos hacer. La vaca también pueden ser una creencia o pensamiento
irracional que nos paraliza y nos impide actuar.

El apego por ejemplo es una vaca que no nos permite despegarnos de alguien o algo, esa que nos mantiene
atados a una situación por terrible que sea. Que no nos deja salir de ese “lugar” donde siempre nos hemos
mantenido encerrados y que nos mantiene dominados bajo un yugo impuesto por otro u otros. Esta vaca es
la que no nos permite pensar y poner a volar nuestra imaginación, es la que no nos ha permitido estrenar la
creatividad de nuestro cerebro porque no somos capaces de pensar sino que hacemos todo los que los
demás nos digan y nunca hacemos algo por iniciativa propia -terminamos viviendo la vida de otros y no la
propia-.O hacemos las cosa porque siempre han sido así ,sin ningún tipo de cuestionamiento así la estemos
pasando mal, esa es la vaca de la resignación, esa vaca que nos lleva a aceptar las cosas tal como son y que
no nos da la opción ni siquiera de pensar en intentar ensayar que sucede al hacer una cosa de otra manera,
es esa vaca que nos imprime el sello de que el designio viene de Dios y nos creemos esa idea tan absurda y
devastadora que nos echamos a la pereza y nunca intentamos cambiar las cosas.

Otra vaca es el miedo (presente en el aprendiz de la obra) .El miedo nos impide salir de la zona de confort,
tendemos a la seguridad de lo conocido, y esa actitud nos impide realizarnos. Para crecer hay que salir de
esa zona. Aunque tengamos miedo, ¡adelante! Es la mejor forma de conquistarlo y de hacernos cada vez
más aptos para controlarlo. Si no controlamos el miedo, no salimos de zona de confort, y difícilmente
evolucionamos. Podríamos hacer una lista de cosas que hasta ahora no hemos realizado precisamente por
eso, porque el miedo nos ha paralizado. Y ponernos objetivos concretos y específicos. Creo que en los
tiempos que vivimos y al ritmo que evolucionan las cosas no nos podemos permitir el lujo de vivir
paralizados por el miedo, hay que arriesgar, hacer cosas diferentes y obtener resultados diferentes.

La vaca nos motiva a quitarnos todos esos paradigmas y malos hábitos, a cambiar nuestra forma de pensar,
nuestras costumbres y tradiciones. A creer que somos capaces, que tenemos muchas cualidades, aptitudes y
capacidades que no hemos logrado descubrir y desarrollar en nosotros mismos por culpa del temor a
cambiar , nos invita a reinventarnos demostrándonos a nosotros mismos que podemos y somos capaces.

Síntesis de la obra: un día un maestro y su joven aprendiz van a un


pueblo muy pobre y se hospedan por una noche en la casa más pobre
y humilde. En ella una numerosa familia dependía de una vaca que le
daba leche y con esa misma leche le servía como modo de intercambio
de dinero para comprar otros alimentos, más que vivir sobrevivían en
condiciones francamente miserables. Así que el maestro se levanta
muy temprano, antes que se despierte la familia y despierta al joven
para que se vayan, pero antes que se fueran el maestro sacó una
daga, mató a la vaca y se marcharon. Volvieron al pueblo luego de un
año, el maestro y el joven, para ver cómo estaba la casa de la familia
pobre y buscaron por todos lados pero sólo lo que hallaron fue una
nueva y gran casa y era la casa de dicha familia que había salido del
círculo del conformismo y que habían trabajado mucho en agricultura
y con excelentes resultados (cultivaron y cosecharon legumbres y
hortalizas que les sirvieron como recurso y riqueza).

CRISTINA GUARDIA ZARATE

También podría gustarte