Está en la página 1de 31

EL 

 INTERIOR  DE  LA  TIERRA
EL  INTERIOR  DE  LA  TIERRA
1.­ MÉTODOS  DIRECTOS

2.­ MÉTODOS  INDIRECTOS
     2.1.­ MÉTODOS  GEOFÍSICOS
     2.2.­ MÉTODOS  SÍSMICOS

3.­ ESTRUCTURA  DE  LA  TIERRA
     3.1.­ CORTEZA
     3.2.­ MANTO
     3.3.­ NÚCLEO
INTRODUCCIÓN
   La Tierra es un planeta con un radio de 6.340 Km. Por tanto, si queremos 
determinar las características que presenta el planeta en su interior (densidad, 
temperatura, magnetismo,  composición, estado físico, etc.) podemos concluir 
que es imposible su estudio desde la superficie. Además, no tenemos métodos 
para profundizar tanto, por lo que la utilización de los métodos directos de 
estudio,  que  son  los  más  fiables,  sólo  podemos  utilizarlos  para  conocer  las 
características de la zona más superficial, hasta unos 12 km de profundidad. 
Por eso, para determinar datos y conocer las características que presenta la 
Tierra  en  su  interior  se  hace  necesario  el  empleo  de  los  llamados  métodos 
indirectos,  que,  aunque  son  un  poco  menos  fiables,  nos  permiten  calcular 
parámetros de los materiales situados a gran profundidad y gracias a ellos se 
ha podido elaborar un modelo de la estructura interna de la Tierra.  
MÉTODOS  DIRECTOS
   Los métodos directos de estudio del interior de la Tierra consisten en tomar muestras 
de las rocas y materiales y analizarlos tanto en el terreno como en el laboratorio. 
   En el terreno se analizan las características generales de las rocas como situación, 
ordenamiento, relación con otras rocas, estructuras tectónicas que las afectan, grado de 
meteorización,  orientación,  espesor,  etc.,  con  las  cuales  podemos  inferir  conclusiones 
sobre su origen, tipo, edad y procesos geológicos a los que ha estado sometida una roca. 
Para determinarlas se utiliza la observación directa e instrumentos de medida.
    En  el  laboratorio  se  analizan  las  características  más  internas  de  la  roca,  como 
composición mineralógica, estructura interna, edad, densidad,  tipo al que pertenece, 
ordenamiento  interno  de  sus  componentes,  microestructuras  geológicas,  etc.,  con  las 
cuales adquirimos un conocimiento mucho más preciso sobre ella. Para determinarlas se 
utilizan métodos químicos y de observación microscópica.
        Se  utilizan  tres  métodos  directos:  la  recogida  de  muestras  de  la  superficie,  la 
extracción de materiales en minas y la prospección mediante sondeos. En todos ellos, el 
principal problema es que sólo podemos obtener información de la capa más superficial 
de la Tierra.
RECOGIDA  DE  ROCAS
      Este  método  consiste  en  analizar  directamente  las  rocas  en el  terreno  y  tomar 
muestras de ellas para su posterior análisis en el laboratorio. Se utilizan aparatos 
de  medida  y  el  martillo  de  geólogo  para  tomar  las  muestras.  Todos  los  datos  se 
anotan  en  un  cuaderno.  Con  los  datos  obtenidos  se  elabora  un  informe  de  las 
características de la roca estudiada.

MARTILLO
DE GEÓLOGO
GEÓLOGO
MINAS
      En  la  extracción  de  minerales  y  rocas,  se  excavan  túneles  y  galerías  en  el 
interior de la tierra, las minas, con lo que los geólogos pueden aprovechar dichas 
estructuras realizadas para recoger muestras de materiales de su interior. Los 
dos  problemas  de  este  método  es  que  las  muestras  son  muy  locales  y  que  se 
obtienen a poca profundidad (máximo de 3 Km).
SONDEOS
   Los sondeos se realizan con maquinaria especial que perfora la tierra hasta 
una  cierta  profundidad.  La  broca,  hueca,  es  de  diamante  y  el  material  que  se 
corta se introduce en un tubo cerrado con presillas. Después de extraer el tubo y 
abrirlo,  se  obtiene  un  cilindro  compacto  con  todas  las  rocas  y  materiales 
perforados.  Este  cilindro  se  denomina  Testigo.  En  la  corteza  terrestre  se  ha 
llegado  hasta  los  12  km,  pero  en  el  océano  se  ha  podido  llegar  a  la  zona 
superficial del manto, al ser más delgada la corteza oceánica.

SONDEO TESTIGO
MÉTODOS   INDIRECTOS
      Los  métodos  indirectos  de  estudio  del  interior  de  la  Tierra  nos  permiten 
obtener  datos  a  partir  de  los  cuales  se  extraen  conclusiones  válidas  sobre 
algunas  características  físicas  (densidad,  magnetismo,  temperatura),  sobre  el 
estado físico de los materiales y sobre la estructura del interior terrestre.
   Se diferencian tres tipos de métodos indirectos:  
 Los GEOFÍSICOS en los que se analizan algunas variables físicas (densidad, 
gravedad, magnetismo, temperatura, electricidad, etc.).
 Los SÍSMICOS en los que se analiza el comportamiento de las ondas sísmicas 
al  transmitirse  por  el  interior  de  la  Tierra,  ofreciéndonos  una  valiosa 
información sobre la estructura en capas del planeta y sobre el estado físico de 
cada una de ellas.
 El estudio comparativo de los METEORITOS a partir de los cuales podemos 
determinar la composición del interior de la Tierra al suponer que tanto nuestro 
planeta  como  los  asteroides  se  formaron  al  mismo  tiempo  y  con  el  mismo 
material. 
ESTUDIO  DE  LA  DENSIDAD
   La Densidad es una propiedad física de la materia que nos determina la 
relación entre la masa y el volumen que ocupa, relacionados por la fórmula: 
D = m/v .
    Al conocer de forma teórica los valores de la masa y del volumen de la 
Tierra, se puede calcular su densidad media teórica, que es de 5,5 gr/ml. 
    De forma directa se conoce la densidad de las rocas de la corteza, que 
varía  entre  2,3  y  2,5  gr/ml  y  también  se  conoce  la  densidad  del  manto  a 
través de restos de peridotita obtenidos, siendo ésta de 5,2 gr/ml. 
   Por tanto, sólo desconocemos la densidad del núcleo. Ésta debe ser muy 
alta para compensar la baja densidad de la corteza, estimándose que debe ser 
aproximadamente  de  unos  11  gr/ml.  Además  de  este  dato,  se  extrae  otra 
conclusión  a  cerca  de  su  composición,  ya  que  sólo  los  metales,  y 
concretamente  el  hierro,  poseen  densidades  tan  altas.  Por  tanto,  con  este 
método  de  estudio  determinamos  que  el  núcleo  tiene  una  densidad  alta  y 
contiene hierro.
GRÁFICA   DE  LA  DENSIDAD
   En la siguiente gráfica se muestra cómo varía la densidad con la profundidad de 
la Tierra. Se observa claramente que dicha densidad aumenta progresivamente con 
la profundidad en una misma capa y que luego sufre un aumento brusco al cambiar 
de materiales.
MÉTODO  GRAVIMÉTRICO
   La Gravedad Terrestre podemos definirla como la fuerza con la que la Tierra atrae a otro 
cuerpo, el cual cae con una aceleración de la gravedad (g) cuyo valor medio es de 9,8 m/s2. 
En un punto de la superficie, este valor depende de dos factores: de la distancia al centro de 
la Tierra (radio terrestre) y de la masa de los materiales en ese punto.
   El radio terrestre varía con la latitud, siendo mayor en el Ecuador y menor en los Polos, 
ya que la Tierra no es una esfera perfecta, sino achatada por los polos. También varía con la 
altitud,  de  tal  forma  que  a  altitud  0  (nivel  del  mar)  el  valor  de  g  sería  de  9,8,  pero 
disminuiría al ascender en las montañas y aumentaría al bajar al fondo del océano. Decimos 
que  se  produce  una  anomalía  gravimétrica  negativa  en  el  primer  caso  y  una  anomalía 
gravimétrica positiva en el segundo caso.
   La masa en un punto depende de la densidad de los materiales de la corteza, puesto que 
tanto  el  manto  como  el  núcleo  son  homogéneos  en  su  composición.  Así,  en  general,  la 
mayoría de las rocas no influyen puesto que su densidad es la típica de la corteza, pero el 
valor  de  g  aumenta  con  la  presencia  de  metales  en  el  subsuelo  que  son  más  densos  y 
disminuye  cuando  existen  acúmulos  de  agua,  gas  o  petróleo  que  son  menos  densos.    Se 
producen también anomalías gravimétricas positivas y negativas.
VARIACIONES  DE  LA  GRAVEDAD

VARIACIÓN    DE  g  VARIACIÓN  DE  g
CON  LA  LATITUD CON  LA  ALTITUD
MÉTODO  MAGNÉTICO
   El estudio del magnetismo terrestre nos indica que alrededor de la Tierra existe un 
enorme campo magnético, el cual será debido a la presencia de grandes cantidades de 
hierro en el planeta. En la corteza se han encontrado acúmulos de hierro con capacidad 
para producir magnetismo, pero sus cantidades son insuficientes como para crear un 
campo magnético tan grande. Como se conoce que en el manto no hay hierro, éste debe 
de estar en el núcleo. 
Los polos magnéticos terrestres no coinciden 
con  los  polos  geográficos,  existiendo  una 
desviación  angular  que  se  denomina 
Declinación  Magnética.  La  posición  de  los 
polos varía constantemente, llegando incluso 
a  formar  un  ángulo  mayor  de  90º,  es  decir 
que entonces el polo norte magnético coincide 
con el polo sur geográfico, produciéndose una 
Inversión Magnética.
APLICACIONES  DEL  MAGNETISMO
   El estudio del magnetismo terrestre nos sirve para lo siguiente:
1.­  Confirmar  la  composición  del  núcleo  terrestre,  que  estaría  formado 
mayoritariamente  por  hierro,  el  cual  sería  el  causante  del  campo  magnético 
terrestre.
2.­  Detectar  yacimientos  metálicos,  principalmente  de  hierro,  los  cuales 
influirán sobre la intensidad magnética en esa zona, aumentando su valor. Por 
tanto,  si  al  medir  la  intensidad  del  campo  magnético  en  un  punto  de  la 
superficie  terrestre  detectamos  una  anomalía  magnética  positiva,  podemos 
concluir  que  en  el  subsuelo  existe  un  acúmulo  de  hierro,  causante  de  dicha 
variación.
3.­ El estudio del paleomagnetismo acumulado en las rocas basálticas del 
fondo del océano ha servido como prueba importante para confirmar la Teoría de 
la Tectónica de Placas, ya que en el fondo oceánico se encuentran registradas las 
inversiones magnéticas sucedidas en los últimos 200 millones de años
MÉTODO  ELÉCTRICO
   Este método consiste en estudiar la capacidad que tienen las rocas para 
transmitir  la  corriente  eléctrica.  Tiene  poca  importancia,  ya  que  sólo  es 
válido para las rocas de la corteza.
   La mayoría de las rocas no permiten el paso de la electricidad a través de 
ellas, pero algunas sí lo permiten. Estas rocas contienen agua en su interior 
o son ricas en sales.
        Por  tanto,  la  principal  aplicación  técnica  y  geológica  del  método 
eléctrico consiste en detectar la presencia de rocas salinas en el susbsuelo o 
bien  la  presencia  de  aguas  subterráneas,  las  cuales  transmiten  la 
electricidad  o  bien  alteran  en  esa  zona  un  campo  eléctrico  creado 
artificialmente.
MÉTODO  GEOTÉRMICO
      Este  método  consiste  en  determinar  la  temperatura  del  interior  de  la  Tierra.  Se  ha 
comprobado que a medida que se profundiza, aumenta la temperatura. Al principio, dicho 
aumento es de 1º C por cada 33 metros, es lo que se denomina Grado Geotérmico. Pero luego, 
dicha distancia se alarga, porque si no, las temperaturas internas serían muy altas y todo el 
interior estaría fundido y no es así. 
    Por eso, en los primeros kilómetros, la temperatura aumenta rápidamente, pero luego su 
incremento se ve frenado y su aumento es más lento. Se ha propuesto que la temperatura en 
la base de la corteza sería de unos 700º C, de 2.000º C entre el manto superior y el inferior, 
sobre los 4.000º C al llegar al núcleo y entre los 4.000 y los 5.000 º C en el núcleo.
EL  PUNTO  DE  FUSIÓN
   Las rocas del interior están sometidas a grandes temperaturas, a las 
cuales deberían de estar fundidas. Sin embargo, a dichas temperaturas 
permanecen en estado sólido. La explicación a esta contradicción viene 
ofrecida por la variación del punto de fusión de los materiales con la 
presión y, por tanto, con la profundidad. De tal forma que un material 
tiene distinto punto de fusión a distintas presiones, aumentando dicho 
valor a medida que también aumenta la presión y la profundidad a la 
que se encuentra. Tan sólo se producirá la fusión de un material cuando 
esté sometido a una temperatura por encima de su punto de fusión. 
    La gráfica siguiente muestra la relación entre el punto de fusión y la 
temperatura en el interior de la Tierra.
GRÁFICA  Y  CONCLUSIONES
   En la Astenosfera el punto de fusión 
y  la  temperatura  coinciden,  por  eso  se 
dice  que  el  material  de  esta  capa  está 
en estado de semifusión.
   En todo el resto del Manto, el punto 
de  fusión  está  por  encima  de  la 
temperatura,  por  lo  que  los  materiales 
están en estado sólido.
      En  el  Núcleo  Externo,  la 
    En  la  Corteza  y  zona  superior  del  temperatura  es  superior  al  punto  de 
manto,  los  materiales  están  en  estado  fusión,  por  lo  que  el  material  estará 
sólido porque el punto de fusión de éstos  fundido.  Sin  embargo,  en  el  Núcleo 
es  superior  a  la  temperatura  a  la  que  Interno, ocurre lo contrario y por eso el 
están sometidos. material está en estado sólido.
ESTUDIO  DE  LOS  METEORITOS
Como los meteoritos son asteroides caídos a la Tierra y éstos se formaron al mismo 
tiempo y a partir del mismo material que el planeta, su composición será la misma. 

Condritas. Son el 86% y están formados  Acondritas. Son el 9% y están formados 
por peridotita, igual que el manto. por basalto, como la corteza oceánica.

Sideritos. Son el 4%, formados por hierro y  Siderolitos. Son el 1%, constituidos 
níquel que sería la composición del núcleo. por una mezcla de hierro y silicatos.
MÉTODOS  SÍSMICOS
Los  métodos  sísmicos  de  estudio  del 
interior  de  la  Tierra  consisten  en  el 
análisis  del  comportamiento  de  la 
velocidad de propagación de las ondas 
sísmicas  por  el  interior  terrestre.  Las 
ondas sísmicas aumentan su velocidad 
al  atravesar  un  medio,  pero  cambian 
bruscamente  al  pasar  a  un  medio  con 
características  distintas.  Este  método 
se  basa  en  la  recogida  de  miles  de 
datos  de  la  llegada  de  las  ondas  La gráfica representa la transmisión de 
sísmicas  a  distintos  sismógrafos  las ondas sísmicas de un terremoto por el 
repartidos  por  toda  la  superficie  interior terrestre, con sus desviaciones 
terrestre  y  producidas  por  numerosos  por refracción al pasar a otro medio.
terremotos.
ONDAS  SÍSMICAS
Desde del foco sísmico o hipocentro de un terremoto se generan vibraciones que se 
propagan en forma de onda en todas direcciones, las cuales viajan por el interior de la 
Tierra.

Ondas P. Son las más rápidas y son las 
que  primero  registran  los  sismógrafos. 
Atraviesan  todos  los  medios.  Se 
propagan haciendo vibrar las partículas 
en  la  dirección  de  propagación  de  la 
onda.

Ondas  S.  Son  más  lentas  y  llegan 


después  a  los  sismógrafos.  Sólo  se 
propagan  por  medios  sólidos.  Hacen 
vibrar  a  las  partículas  en  dirección 
perpendicular a la de propagación.
DISCONTINUIDADES  SÍSMICAS
      La  velocidad  de  las  ondas  sísmicas  aumenta  continua  y  progresivamente 
cuando atraviesan un medio, pero sufren variaciones bruscas cuando pasan a un 
medio distinto. Estas variaciones se denominan Discontinuidades Sísmicas. Si 
en  un  punto  aumenta  al  velocidad,  se  dice  que  se  ha  producido  una 
Discontinuidad Positiva, pero si disminuye la velocidad, entonces hablamos de 
una Discontinuidad Negativa.
   Una discontinuidad se produce porque la onda pasa a un medio con distinta 
densidad. A su vez, este cambio de densidad puede deberse a tres causas:
   ­ Cambio en la composición del material.
   ­ Cambio en el grado de compactación del material.
   ­ Cambio en el estado físico del material.
   Cuando la variación de velocidad es grande se dice que se ha producido una 
Discontinuidad  de  Primer  Orden,  mientras  que  si  el  cambio  de  velocidad  es 
pequeño, hablamos de una Discontinuidad de Segundo Orden.
GRÁFICA  SÍSMICA
Una Gráfica Sísmica es la representación gráfica al hacer corresponder un punto del 
interior de la Tierra con el valor de la velocidad de las ondas sísmicas (P y S). Para 
determinar dichos valores se han tenido que manejar miles de datos. En estas gráficas 
se observa el aumento de la velocidad y sus discontinuidades.

GRÁFICA  SÍSMICA  DE  LA  TIERRA
CONCLUSIONES  DE  LA  GRÁFICA (I)
   Tras el análisis detallado del comportamiento de las ondas sísmicas al viajar por 
el interior de la Tierra podemos extraer las siguientes conclusiones:
1.­ Existen dos discontinuidades de primer orden, una entre los 30 y 70 Km 
(D. de Mohorovicic) y otra situada a los 2.900 Km (D. de Gutemberg). Por tanto, 
ambas  discontinuidades  nos  permiten  dividir  el  planeta  en  tres  capas:  una 
superficial, la Corteza, otra intermedia, el Manto, y otra interna, el Núcleo.
2.­  Las  ondas  S  atraviesan  toda  la  corteza  y  el  manto,  por  lo  que  ambas 
capas  estarán  en  estado  sólido.  Sin  embargo,  al  llegar  al  núcleo,  las  ondas  S 
desaparecen,  por  lo  que  el  núcleo,  al  menos  en  su  parte  externa,  deberá  estar 
fundido. Esto lo confirma el hecho de la enorme disminución en la velocidad de 
las ondas P, cuando deberían haber subido ya que pasan a un medio más denso.
3.­ Cerca de la corteza, aparece una zona del manto en la que se produce una 
disminución  en  la  velocidad  de  las  ondas  P  y  S,  que  sólo  puede  explicarse 
suponiendo  que  en  ella  el  material  está  semifundido.  Esta  zona  se  denomina 
Canal de Baja Velocidad o Astenosfera.
CONCLUSIONES  DE  LA  GRÁFICA (II)
4.­ Entre los 400 y los 700 Km se observa una variación en la velocidad de 
las ondas, produciéndose una discontinuidad de segundo orden (D. de Repetti), 
que  divide  el  manto  en  dos  subcapas:  Manto  Superior  y  Manto  Inferior.  Esta 
discontinuidad es debida a un cambio en el nivel de compactación del material que 
ocupa menos volumen al estar sometido a mayor presión con lo que aumenta su 
densidad, pero la composición del manto es la misma.
5.­ A los 5.100 Km se produce un pequeño salto positivo en la velocidad de 
las  ondas  sísmicas.  Se  trata  de  una  discontinuidad  de  segundo  orden  (D.  de 
Lehman),  que  divide  al  núcleo  en  dos  subcapas:  Núcleo  Externo  y  Núcleo 
Interno.  El  primero  está  fundido  ya  que  las  ondas  S  no  lo  atraviesan,  pero  el 
núcleo  interno  está  sólido,  al  menos  así  nos  lo  indica  esta  discontinuidad.  La 
subida en la velocidad se debería a un cambio de estado, pasando el material de 
estar fundido a estado sólido. También hay un ligero incremento de la densidad en 
el núcleo interno pero es insuficiente como para provocar este incremento.
LAS  CAPAS  DE  LA  TIERRA
   Tomando como referencia las discontinuidades sísmicas de primer y de segundo 
orden, la Tierra se estructura en varias capas concéntricas, que varían según las 
consideremos desde el punto de vista geoquímico o dinámico.

   Según el Modelo Geoquímico se diferencian 
tres capas en el interior de la Tierra:
1.­  CORTEZA,  con  diferenciaciones 
laterales en Corteza Continental y Oceánica.
2.­ MANTO, separado de la corteza por la 
discontinuidad  de  Mohorovicic.  A  su  vez  se 
divide  en  Manto  Externo  y  Manto  Interno, 
separados por la discontinuidad de Repetti. 
3.­  NÚCLEO,  separado  del  manto  por  la 
discontinuidad  de  Gutemberg.  Se  divide  en 
Núcleo  Externo  y  Núcleo  Interno  por  la 
discontinuidad de Lehman.
LA  CORTEZA
      Es  la  capa  más  externa  y  delgada  de  la  Tierra,  llegando  hasta  una  profundidad 
variable: de unos 10 km en las llanuras oceánicas y de unos 70 Km en las cordilleras. Es 
muy heterogénea en su composición, diferenciándose lateralmente dos zonas con distinto 
grosor y composición: oceánica y continental.
      La  Corteza  Continental  tiene  un  grosor     La Corteza Oceánica tiene un grosor entre 
entre  25  y  70  Km,  formada  por  rocas  poco  8 y 12 Km, formada por rocas más densas 
densas (2,7 gr/cm3) y muy heterogénea. En la  (3  gr/cm3).  Se  compone  de  tres  capas:  una 
zona  superficial  predominan  los  sedimentos  superficial de sedimentos de grosor variable, 
sueltos sobre una capa de rocas sedimentarias y  una  intermedia  de  basalto  formando  dos 
metamórficas  formadas  en  las  cuencas  estratos (uno de lavas almohadilladas y otro 
sedimentarias; luego sigue una capa intermedia  de diques verticales) y una interna de gabro. 
formada por grandes macizos de granito y en el  La  edad  de  la  corteza  oceánica  no  supera 
interior hay rocas muy metamorfizadas (gneis)  los  180  millones  de  años.  Se  forma 
.  La  edad  de  las  rocas  que  la  forman  puede  continuamente en las dorsales y se destruye 
alcanzar hasta los 3.500 millones de años. en las zonas de subducción.
ESTRUCTURA  DE  LA  CORTEZA
CORTEZA  CONTINENTAL CORTEZA  OCEÁNICA
EL  MANTO
    El manto se extiende desde la discontinuidad de Mohorovicic (entre 30 y 70 Km) y la 
discontinuidad de  Gutemberg situada a 2.900 Km, por lo que su espesor será de unos 
2.850 Km de media. Es la capa de mayor volumen, ocupando un 83% del volumen total 
del planeta. Presenta una composición muy homogénea, ya que prácticamente en toda su 
totalidad está formada por un único tipo de roca: la Peridotita. 
        El  material  del  manto  presenta  diversas  características,  que  permiten  diferenciar 
varias  capas  dentro  de  él.  En  la  mayor  parte  del  manto,  la  peridotita  está  en  estado 
sólido,  pero  existe  una  delgada  capa  cerca  de  la  corteza  en  la  que  el  material  está 
semifundido, constituyendo el canal de baja velocidad o Astenosfera.
    En  el  manto  se  pueden  diferenciar  dos  zonas:  una  externa  donde  el  grado  de 
compactación es menor y cuya densidad es de unos 3,3 gr/cm3 y una interna donde con la 
presión aumenta el grado de compactación, aumentando así también la densidad hasta 
alcanzar  un  valor  de  5,5  gr/cm3.  Ambas  zonas  están  separadas  por  una  zona  de 
transición situada entre los 700 y los 1.000 Km de profundidad, en donde se produce una 
variación  en  la  velocidad  de  las  ondas  sísmicas  representada  por  la  discontinuidad  de 
Repetti. Ésta divide al manto en dos zonas: Manto Externo y Manto Interno.
EL  NÚCLEO
   El Núcleo es la zona más interna de la Tierra, siendo una esfera cuyo radio va desde el 
centro de la Tierra (6.371 Km hasta el límite de la discontinuidad de Gutemberg a los 2.900 
Km, siendo, por tanto, de 3.471 Km. Representa un 16% del volumen total del planeta.
   Está formado mayoritariamente por hierro acompañado de níquel, pero se cree que además 
contiene un 10% de otros elementos más ligeros como azufre, silicio y oxígeno, los cuales 
disminuyen su densidad.
   La densidad del núcleo es muy alta, siendo superior a los 10 gr/cm3, aunque ésta varía de 
la zona superficial, que es de unos 11 gr/cm3, a la zona más interna, donde alcanza los 13 
gr/cm3.
   Claramente podemos diferenciar en el núcleo dos subcapas: el Núcleo Externo y el Núcleo 
Interno,  separadas  entre  sí  por  la  discontinuidad  de  Lehman  situada  a  los  5.100  km  de 
profundidad.  Aunque  la  composición  de  ambas  capas  es  la  misma,  se  diferencian  por  su 
densidad (menor en el Núcleo Externo) y, sobre todo, por su estado físico, ya que el Núcleo 
Externo parece estar en estado fundido, mientras que el Núcleo Interno está sólido.
MODELO  GEODINÁMICO
El modelo geodinámico divide a la Tierra en cinco capas.
      1.­  Litosfera.  Comprende  la  corteza  y  la  capa 
superficial del manto. Es sólida.
      2.­  Astenosfera.  Capa  delgada  (unos  100  Km)  y 
plástica, formada por peridotita en estado de semifusión.
  3.­ Mesosfera. Se corresponde con el resto del Manto, 
estando en estado sólido. La compactación aumenta con 
la profundidad. En ella se genera gran cantidad de calor 
que fluye hacia el exterior por corrientes de convección.
      4.­  Capa  D.  Es  una  zona  de  transición  tanto  en 
composición  (mezcla  de  peridotita  y  metales)  como  en 
estado físico ya que parece estar en semifusión.
   5.­ Endosfera. Se corresponde con el Núcleo, formado 
por metales y con gran densidad. Se diferencia una zona 
externa  (N.  Externo)  de  material  fundido  y  una  zona 
interna (N. Interno) en estado sólido.