Está en la página 1de 357

f

Biografía
Patrick Burnside
PatrickBurnsidenacióen 1948en Génovay vivió
su juventuden el SudTirolitalianoTrascursar El escapede Hitler
arquitectura,en la décadadel 70 trabajÓcomo Su vida invisible en la Argentina
periodistaen el diariogenovésll Lavoroy en la Las conexionescon Evita v perón
Gazzettadel Lunedi.En la década siguientetrabajo
free lancey se especializó
en la investigación
políticay asesoróa otrosautoresen
investigaciones sobremafia,masoneria y brigadas
rojasy negras,y sus relacionesocultascon el
oooer.

úo
*
$
ín d ice

Introducción 17

CAPITULOI
U n cura de montaña, C orncl i us S i cher - E l vi .rj c ¡ C hi l e - Las rc -
l aci ones S i cher-C rnari s 7l

CAPITULOil
P ruebas i nconsi stentes - Testi moni o dc E ri ch H ei z K empk a - E l
i nforme Trevor-R oper - La hi srori a ofi ci osa: el sui ci di o de A dol f
H i tl cr-Testi moni o de K arnau .......-....................
z8

CAPITULO ilI
Testimonio de I Ieinz Linge - J'estimonio de Otto Gunschc - Orros
testi gos Mansfel d y Fl osfbeck - Mi tos de The Last D a y s of I l i tl er
- La Lei bstandarte S S A dol f I Ii tl er, su i deol ogía - Otras i nv c s ri ge-
ci ones - L)i sti ntos anunci os cl e l a muc¡te dc H i tl er - D ec l arac i o-
nes dc S tal i n - E i scnhow er y otras - S tal i n/Fl i tl er -E l perfi l s i c o
l ógi co de I Ii tl cr v dc [:r'.r .. ])

CAPTTULO fV
C oncl usi onesde Wi l l i am S chi rer y A l l an B ul i ock - .¡ hr:¡on¡ c on-
tada por l Ienry Rathenau - La versión de Ivan Klimenko - cicl
'\ct:rs
cjército rojo, r945 - Besymensky, versión oficiosa soviética - Las eu-
topsias dc los Goebbels, I'litler y Eva - La prótesis dental de Hitler -
El testigo Mengenhausenn - Difcrcncias enrre testimonios - Nuevas
decla¡aciones - Operación Mythos ................ 52

CAPITULOV
Reuniónent¡ellanna Reitsch,llansRudel,Otto SkorzenyyRit-
ter von Greim - Díaszo al z4 de abril en el bunker:Reunióncon
H. Rudel.56 cumpleañosde I litler. Lleganlos Goebbels- Telegra-
ma de Hermann Goering- Albert Spcer- Cartade EvaBraunr su
herm¡n¡ 67

9
CAPITULOVI CAPITUTOXI
El vuelo deVon
)1:rs:-1 al z8 de abril:Bombardeanel Obersalzberg. Seentregatambiénel U-Boote
977- LadislaoSzabóy la Ar.::: -
Los¡usosrodeanBer-
I ¡eim v Reitscha Berlín.Fegeleindesaparece. da Alemana- El almiranteByrd y su expedición_ Ladenuncia
:.
lín. Fegeleinfi.reha11¡do.Disrribucióndeveneno 77 David Ef¡on - La Patagonia - Lasdenunciasde En¡iqueDickman
- Los planesimperialistas¡lem¡ncs sobreSudamé¡ica_ La pata_
CAPITUTOVII goniachilenr - Loscolonosalemanes ..............
174
Diesz8 al 3o de abril:Traicíónde Himmler. M,Iler y Fegeleinde-
CAPITUTOXII
srparecen.C¡rtas de los Goebbelsa su hijo. Llegael sargentoB.
Testamentode I litler. Matrimonio de Adolf t Iitler y Eva Braun. Lasprimerasraícesde la penetraciónnazien Argentina_ Lasescue-
Primerdespedida de l-iitle¡.En buscade bencin¡.Segundadespe- lasalemanasen Chile,Argenrinay Uruguay_ Losnacistaschilenos
dida.Lasúplicade MagdaGoebbelsa Hitler.Trasladana la pareja - Lasfuerzasarmadaschilenas- Lasempresasalemanasen
Argenti-
Hitl e r a los jardi n e s . . 86 na - Lasdenunciasdel diputadoDickn.ran_ El informe sobree'ípro_
yecto de anexiónde la Patagonia.- LasacusacionesnaziscontraEfron
CAPITULOVIII - El ataquede Videla Dorma a Dickman y'Iaborda - Comienzala pue_
Días 3o de abril al z de mayo: El nombramiento de Doeni¿. La tre- rra en Europa- El Grafspeeen el Atlíntico sur _ Langdorff_ LJ in_
gua para parlam e n t a r . L a c s p e r a .E l su icid io d e lo s Go e b b e ls.Re n - tern¡ciónde losmarinosdel GrefSpee... ...... ........_................
:'44
d ici ón del gene r a l W e i d l i n g . C o m cn ta r io s tr a s co n d e co r a r ¡ Ru -
dcl y l e s olic it ud d e I I i t l e r . E l c n t r e n ¡ m ie n to d e Ha n n a Re itsch . CAPITULOXIII
E I hel i c ópt ero. L o s ¡ r i l o t o s d i s p o nib le s. Vo n Gr cim n o m b r a d o ie - EIpresidenteO_rtizdelegrla presidencia a Castillo_ Roosevelry
f c de l ¡s f úerz . ls¡ ó r c ¡ s . S c p o n e e n m a r ch a e l p la n d e e va sió n Bo r - la LonterencirIntern¡cionalde Río de janeiro_ Casrilloanula
el
m a nn v Coebbc l s , p i l a r e s f u n d ¡ mcn ta le s - Ei a b a n d o n o y e l su i- compromisode Ruiz Guiñ¡zú - Lasprimerashuidasde los inter-
cidi o dc los Coe b b e l s 97 nadosdel Gref Spee- Apareceel GOU - El lídernacionalista juan
C a r l o sC o y e n e c h c, N o m b r e m i e n t od e l g e n c r a lR J m l r czcr ¡ n 1 ,,
CAPITULOIX m i n i s t ¡ o d c G u e ¡ r a- G o v ¡ ¡ 1 ¡ ¡ ¡ '"t , n l l , , r l i n- ( , r , 1 r , , r - :
- , ., - . :.
El armadode la muc¡te fraguada- Los testamentosde Hitler - La A rgenti na, R emírez prosi Jtntc. - I-r:,,:.,..
--:.,.--:
cartade MasdaGoebbels- Razonesreferentesal casamientode cretari o de Trabaj o y P revi si ón - F¡¡ :c. f,i : : r
-:
llitler - La silida de Reitich - Detalles del relato de Gunschecn si dente y mi ni stro de Guerr¡ - R eunrones en -.i c.
los últimos minutos - Los r7o litros de bencina- Losrestosdel su- hof - Reunión en Estraburgo, Maison Rouge -
pucsto Storchde Reitschy 1ode un Ju 5z - El sargentopiloto Jur- cn el mundo - E mprcsas el em.rnJsen A rgeni i nr
gc.nBosser- El ingenieroB. - Reitschprisione¡a- Skorzenydete- ti dos ................
rido - Von Greim sesuicida r o8
CAPITUTOXTV
CAPITULOX Cómo empiezala SegundaGuerraMundial - Diplomaciaparano
lcnzo Z¡nasi - otto Nagel,su ar¡iboa Areentinaen submarino- clesenc¡dcnarla - Nevillc Flenderson- Rober iloulond¡e - Los
l',.r¡lDoenitz,)efede gobierno- KG zoo- El final de Himmlcr - El primerosdos añosde guerra- Los prep.rrativos paraun plan de
::rersch - KGB - El inforrne ruso sobrela huida dc Hitler - Los evasión- Ei tenienteWilhelm Can,trisen el Dresden- El Dres_
. -.'nr¿rinos- Los XXI - El fin de los submarinosdc Doenitz - El den en la costapatagónicf,argenrinay chilena - Batallade Co¡o-
:-:r.r.rntcDoenitz - Le rcndicióndel U-Boote 5jo en la tt¡sena- nel - BatallaFalkland- Lahuid¡ del Dr_.sden
- Loscolonosalema-
t22 nesayudanal Dresden- El marino Albert pasels- Oelckersen cl
fiordoQuintupeu - El Dresdcnen el rrchipiehgode JuanFcnr.in-
7-

dez - S u h u n d i m i e n t o e n l a isla ch Rtr b ir r so n Cr u so e - L a in te rna- CAPITUTOXIx


c ión de l o s m a r i n o s d e l Dr e sd e n e n l.i i.l.r tl- u ir iq u in r , Co n cep- Las¡edesde Canarisen Argentinay Chile - Lascostasparago:-.:::.
164
.............. LasListasNegras- Losex tripulantesdel Dresden- Hugo Weber-
-.
huidade von Schmidt- RicharzShenk- El barcoTinto - Oelckers-
CAPITUTO XV
Flcische¡- El Schlesienen la Patagonia- perroleraAsrra - Empresas
F leisch ery l:rsfug as - El t es t im onio I i' : : : : ' : r Kr ¡ us e s obr el a patagónicas:Lahuseny LaAnónima de Braun- Albert pagels- Lade-
huida de Ca na ris- Wie der hold y Bar i) o. ; : . : : l dir ¡ io del p r o - nunciade Fernández Artucio - Lascompañías Lahusen...............
2to
fesorStange- El fundo Eggers- El paso I'.: . . ---.rc - l.a Sendade
lasHer¡aduras- PuertoBaratta- Lr socie'd.-,.: r-;lil¿v Argentina CAPITUTOXX
- LuisVon Bulow y SanRamón - Niebuhr - ir"-:.'::,r S¡Il Antonio Losinternadosdel Grafspee- El capitánAscher- Lashuidasdes-
- Lahusen- El ba¡coPresidenteMitre - Ei rel:':.,' ,lc ReedRo- de BarilochehaciaChile - Lashuid¡s de Kummer, Mumm, Rie-
srs - E l mayor von Bu low del I I I B - El ingr es' - : . C. r t r r r ise n c l kebergy Schwebcke- Denunciade la Comisión Investigadora -
ts!)iontrje- l-l jcfe del ServicioSec¡etoalemin. tr:llr'¡tc coroncl El capitánNiebuhr- El c.rpitánKay - Continúanlashuidasde los
\\ rlh c Lrrr\ Ic,rl-11 .. ..... r77 internadosdel Gr.rfSpee- El manejode los internados- Reabas-
tecimientosde subma¡inos- El fiordo Quintupeu - IJecky Ren-
CAPITULOXVI
singhoff- L¡ f¡milia Stange- El diputado Santandery su docu-
.--::s .n trledrid- Can¡risen EstadosUnidos Escucl.lclesub- mentación - L.r Embajadade Alemania en BuenosAires - Las
- Coln¡ndantec1esubm¿¡iltos- Tcrmine ie gucr¡a- Las
::'.-..:rnistas p , r r t i d r sd e ¡ o k e r d e v o n T h e r m ¡ n n ,11
maniobrasde Nicolei - La ¡enttnciade Ludertdorff- L.rsrtcesión
,1eGroncr Fl ¡,¡rité su pc r iors ec r et o- f ' lit ler s c ins c r ibcen e l CAPITULOXXI
. :. : -i: ::'-':.rrpolí t ic o- Elput s c hdc r gz o K: r p¡ - I ( c r r - t Von Thcrmann- y Schaumburg-Lippe - Lasrnaniot¡ras clelAbwehr
i ' -.:-.:- - asc endido- Canar isingr c s r¡ l Sc ¡ r ' ic i oS e - de Canarisen la Argenrina- Lospagosa CachcPiran,Viancarlos, von
-:n :rris
::.: - - lncuentro con von Katzenery von Bretlorv- [1 r'rrice Ja- der Becke¡juan Domingo Peróny EvaDuarte- S¿r-rstctle - |Jicbuhr
pon - EI Etappendicnst- Lasvacaciones dc C¡n.rrisct'r-\rgentina - Me1'nem- Schulz- l l¡usru¡nn, lil gcner.rl F¡ur¡cl I .rl)i(,.i.rr'rr r -:1.
- Ei mantlodel Schlesien .... rS5 C O U - B u e n o sA i r e s ,c t n , . r ot l c 1 ¡ ', '¡ . 1t ¡l r -t l i ¡ r c : ,,, - ,i - .:,::- ..::- ;.-
CAPMUTOXVII vertidos- Laspropicdadcs rlem¡n.tsen ¡\rqL-nrin¡- Losr.¿iores com-
parados- Llao-Ll¡oy autosimportados- Losvueloscl¡ndestinosde
El triunfo de los nazisen las elecciones- Muc'¡tcrie i Irnclcnburg- Rudely Reitsch- EI gcneralPistarini- Ludwig Freude- El collarde
Asume Flitler - FranzvonPapenvicecancillc¡ - C.',:r¡¡isv Flcischc¡-
brillantes- Gerdavon Arensdorff- EvaDuartc - Silv¡no Santander
Lafuga cn El Tinto - [,] comandanteM¡x votr Sci:lll¡1¡- C:rnerisjc- y Waltervon Simon ................ ...................................
22\
fe de los Sc¡viciosSecretos- Sun Tzu - EI Ab,.i'.':r: I I¡ns Oster -
Fleydrich- Jodl- Canerissuspendido- El ¡1:r;-. \\'-riki¡i¡ - El atent¡- CAPITULOXXII
do a Hitler - Schellembers - Lacletención dc C rn.r¡is t9+ SilvanoSantander- Niebuhry susagentes- Reidstchpor Reitsch
CAPITULO XVIII - KG zoo - Radicalcsy peronistas- SirnonWiesenth¡l y el Oro
Nazi - Losdepósitosen Suizr - Declaracióndel senadorAlfonse
C¡narisy la Gestapocn Flossemburg- Ltrn.liney De Avola - EI D'Arn¡to - L¡s cuentasinectivas- ElanSteimberg- RubénBera-
encuentrocon Kaltenbrunner- I-¿t-jtcr.rcion dc Cenarisy Bon- ja - Wider y S:rmuels en Chile - Eizenstaty Slaney- El LibroAzul
hoffe¡ - El cli¡rio dc Canrris- El Princi¡r-tlc'M¡cl.ri¡velli- El pa- - El info¡mc nortc¡mc¡icano- EvaDuartey JuanDomingo Perón
drc C orncliusSich cr ..... . . . . . . . . 205
- Stieberty le baronesrKaulla- Nicol¡i v F¡lrlcin Doktor/lvf,rt.r
I Iari - C¡narisy Ev¡ Du¡rtc

12
7

CAPITULOXXTII CAPITULOXXVII
LosToldos - Peroniia Nuñez - La madre de Eva,luana Ibarguren La búsquedade los submarinos- Faragoy su historia - .:.: : =:
- EI padrede Eva,luan Duarte - La joven Eva - LosToldos - Junín math y la SIDE - Freude,Peróny los capitalesnazis - La ex: =-
- CarlosRosset- Los oligarcas- BuenosAires - Radioy teatro- dición a Caietade los Lo¡os- El U-Boote XXI hundido - La qo-
Una muierzuela- Abel Possey la hija de Eva- Anne MarieHein- bernaciónmilitar en Chubut y SantaCruz - La petroleraAitra
rich - Imbert - Peróny Eva - La Pródiga- La casade Belgrano- - Espionaje,entrenamientoy abastecimiento- El submarinis-
Ludwig Freude ............ ...-............244 ta Ilerman Wolf - El Waffen SSMaes- Los nazis en Bariloche
- El SS E¡ik Priebke- El historiadorRicardoVallmitjana - Ba-
CAPITULOXruV hía Camarones- SanCayetano- EstanciaLa península- poppe
JuanDomingo Perón - Lobos - La familia Perón en Cabo Raso - y los reabastecimientos de submarinos- Finn Olsen - Estancia
Puerto Camarones- Au¡elia Tizón, primer esposade Perón - Pe- SantaElena- La Armada Argentina y el submarino de puerto
rón agregadomilitar en Chile - Muere la señoraPerón- Lamisión Huevo - La expediciónordenadapor Menem y la investigación
secretaen la Patagonia- El viaje a Europa- Italia y Benito Musso- C E A N A - P u e r t oH u e v o . . . . . . . . . . . ......................
287
lini - Alemania y el GOU - El generalRamírez - El generalFarrel
- Evay Perón,debuten sociedad 255
...................... CAPITULOXXVII
DesdeCamaroneshaciaEsquel- LasPlumas- La ruta 4o - La es-
CAPITULOXXV tanciaSanRamón - La historiade la propiedad- Schaumburg-
L¡ situaciónestratégica de la Patagonia- Postner,Menem y los ar- Lippe - Von Bulow - Lahusen- SanRamón hoy - Barilocheen-
chivossecretos nazisen l:rArgcntin.r- Hcinrich Do¡gey Richard tonces- Su historia - Los pioneros- El presidentede parques
von Leute- Loscnvíosde oro v divisas- El informe Pujol - Laco- ExequielBustillo - El arquitectoAlejandroBustillo - El hotel Llao-
nexión Freude- Cuentasa nombrede Peróny Evita- Los envíos Llao- Aeropuertoen SanRamón - Meiling y Rudel- La Sendade
de submarinosde Kaltenbrunner - La estanciaLahusen- Un de- la Herradu¡a- Villa la Angostura - El brazo Ultima Esperanza- El
sembarque- Avistajesde submarinos- Detención de Maximilia- testigo Ampelio Riverti - Inalco
na Oshats - La estanciaMoromar - Un submarino en SanAnto-
nio Oeste- Otros avistajes- Losinformes de la Armada Argentina CAPITULOXXIX
- Kristénsseny La OperaciónPatagonia- El capiún Monasterioy Villa la Angostura- La historiade Inalco- Ei io¡e \ ' S - Ba¡attar.
su historia - El mecánicoPaulovsky- La central - Los traslados- Capraro- El hijo de Caprarohereday vende Inalco - Enrique Gai-
La parejarleYugoslavos ............ cíaMerou - Cumelén - ExequielBustillo y Bariloche- El arq.Ale-
"63 jandroBustilloy su historia- Inalcoinaccesible.....................
CAPITULOXXVI ?18

El capitánMonasterio- CaletaOlivir - La tumba deJuanPaulovs- GAPITULOXXX


ki - Lasestanciaspatagónicas- Los subma¡inosdel golfo SanMa- El arq.Alejandro Bustillo - La ro¡re estudio y el estilo de Bustiilo
tías - El rescatede CarlosMassey- El testimonio de Diego Gina- - Renunciade ExeqielBustillo - Inalco inaccesible- Un reco¡tede
ca - El testimonio de Ma¡io Chironi - Los testimoniosGenaro Austria en los Andes - El testigoColetti - El testigoSantiagoHuai-
Ullú¡, Vidal Pereiray GiselaBochi de Paesani- El buzo Tony Bro- quil - La pistolade oro - La Sendade la He¡¡adura- El iarro de cer-
chadoy la botellade cervezadel Dresden- El Seydliz- El testimo- vezade Udet y el de Rudel - La pistoladoradade luttner - Los hi-
nio de Antonio Rivera - El gerentede Lahusen,Wittschtadt - Las jos de Eichmanncon lurtner - Inalcohoy - El testigoDomingo
filiacionesde los inmigrantes - La estanciala Madreselvay testi- Soto - La comparación Inalco/Berghof
monio de lrma Stabile- Villa Bremen - La foto del subma¡ino
hundi d o e n C a l e t a d e l os L o r o s - Cr istia n Bu n so w .. ... 275

11 15

I
CAPMUTOXXXI queleto de Boi.nnnn - Soggnees- L¡s siete muert¿ -< : -
-.
casoFar¡so - L¡ S ID E - E 1pasaportcB ormann, Un ¡rei t:, ,.
Peróninstalaun cuartelen Bariloche- Losuniformesnazis- Perón b¡a de I Ii tl er - A dol f I {i tl er, el ti ti ri tero pasó a se r títere ...........:
y Eva- La detenciónde Perón- LaRevolucióndel r7 de octubre- El
cerrificadode nacimientode Eva- El matrimonio PerónDuarte - El CAPITULO XXXVT
Lib¡oAzul - Perónpresidente- Evit¡ r'el estiloErnst - El viajea Eu- E l O b e r s a l z b c r g- E l B e r g h o f - L o s r l u . r a l l c-s l .¡ u r b a ¡ r i za ci ó n
ropa - Onassis- Suizay susbanqul'r()s- L¡ collf-e¡encia del Cenrro
Bo¡rn¡nn - L¡ vicl¡ cn cl Obers¡lzberg- El m¡l de P¡rkinson- El
Simon Wiesenthal - El oro nazr .. .. . 33s m ¿ l d e B a s e d o r v- S í n t o m ¡ sd e i . rt n f c r m c r l ¡ <l- In ¡ l ¡ o 1 'sur n i -
CAPITULOXXXII croclim.r j ó9

Apold y el personajede Evit¡ - L¡s medidrsdemagógicas - Lapo- CAPITULOXXXUI


-
lítica populista La deuda e xtern¿ - La fórmula Perón Perón - Evi-
Inalcoy sus huéspedes - Bariloche,s¡ntuario nazi - Losvisit¡n-
ta enferma- Racliaciones - El último discurso- Lasegundapresi- tes nazisde Bariloche- Los h.rbit¿ntr:s nazisde Bariloche- [ricl'r
denciade Perón - El libro La ¡azón de mi vida - Muere Evita - PrieLke- Leca¡t¡ dc Koops/ Malcr,Arriba Canaris!- Un infilt¡a,
SilvanoSantander- El gobierno"adquiere"laspropiedades enc-
Co,YaronSvor¡v- Malcry Priebkc- El tcstimt¡lrioColotnbo I Ii
migas- Sociedades alemanasy susactivos- Inmigracióncalifica- tlcr en cl ¡rarqucdc los Akrces , ll.ltestimoniodc l(osakon'ski,I Ii-
da - Pasaportes y cédulas- LacomisiónPeralta- Los Freude- Los tlcr cn Cholil¡ - RurchCrssidvv Sunclance Kid - ll tcstimor-rio
clc
miembrosde l.rcomisiónde innrigr;rción ' 3+6
Brunislav¿Kitajgrodzkidc Koscbc.k 399
CAPITULOXXXIII CAPITULOXXXVIII
l-¡ s¡litl¡ d c Euro p:rt lc los ¡ l' lz is Lasor g; r niz r c ionesd e h u i d a L¡ nruerte dr- lvit¡ L¡ c¡íd¡ dc Pcrcin - Las nrucrtcs clc Dorgc, von
- ODESSA - El\'.rticeno- E) obis poHudal - El inf or m e L a V i s - Leutc',St,rudt, Irreuclc- El lr.r.rncjode los c:r¡rit.rlcsnezis - Orto Skor
ta -Walter Rauff y su organización- Rauff y la DINA - Coloni''r zcnyy E vi ta L¡ mtrcrtc dcl htrrn¡no dc E vi ta - [,aA rgenri n¡ s c tl c .-
Dignidad -La isla del Delta - Los nazis en el gobierno de Ade- rrul nl ..t - L¡ R cvol uci on l -i l .ert.,.dor¡- [l cxi l i o de P c rón - ]l l tes ti nri ,
nauer - Hans Rudel en lf, Argentina - Lascartasde Rudel - KG ni o dc María F.rl círncl el i ^rri rii c I:l tcsti l ¡roni r¡ ri c (' r* .1.1.¡I .i ,-5l .lnr ;.r
20o-'Rudelen Bariloche- Trayectoriade Skorzeny- Gallandy dc Lego B l ¡nco - Fl i tl crcl l v{.rrcl clI'i .rtr - i :l tüsti nr,rni o c 1cIIc .¡n¿n
los Pulqui - Los científicosTank y Richter - La estafaatómicf, Ancín cn Mar del Plata - Las parejas Pavelic y I litler ..,...........-.....
.. . 4o9
3;5
CAPITULOXXXIX
CAPITULOXXXTV
L¡ historia de Antc Pevelic - Licio Gelli y cl gran robo del tesoro yu-
E l p r e s i d e n t e M e n c m y la d o cu m e n ta ció n d c 1 o scr im in a l es n¡zi s goslavo - El testimonio de Fclis¡ Alsina Carriho , El tenientc piloto
- El D r . M c n g e l e c n B ar ilo ch e - L o s te stig o s Ca ló - El ce so E l doc y A l brccht B oehme - U n¡ vi si ta de I l i tl er - K G zo c ¡- E l tres l ¿do dc l
el t e s t i g o A r k o - M e n g e le y Pe r ó n - Eich m a n n e n Ba r iloche - E l cuerpo de I{itlc¡ - Rccor¡icndo Ia Patrgonia busc,rndo l¡ última mo-
M os s a d y s u c a p t u r a - L o s a lto s o ficia le s q u e lle g a r o n a la A rgen- reda - El lego ArSentino - El C¡l¡f¡te - Ll glaciar Perito Morcno - L¡
tina y Fegelein - La DAIA y el Proyecto Testirnonio - Los judios en estancia La Anit¡ - Alta Vista - Br¡un v Stinicic - El libro de exrr¡n-
Arge n t i n a - L a b o m b a e n la e m b a jr d .r y cn l;r AM IA - I- os mi ni s- jeríades:rparccido
- MauricioIJr.run- Lr hipótcsissuiz.r 42c'
..........371
CAPITULOXt
CAPITULOXXXV
Diílogo co¡r I I¡ns M.rlcr - Entrevista con Wilfred vr¡n C)."'t'n- I
El mistcrioso Martin Borlrt.rnn - Condenado en contumrci.r - ¿[n abogado B i enchi - U l ti nro cl i íl o¡l o con Mal e¡ :
América del Sur? - La historia cle Besymensky - Se encucntra el es-

16

L
p,

e.
Conc1u-sioir ...........................
443 ln tr o d u cció n
Conllr::". :. ... .......
' .......... 447
(--. ' ..........-......
... 475
¡ qulen 477
: . e n c i a d e l o s r an g o s o ficia le s .................
481 Estelibro, si bien nació como el deseoinicial de veri-
gr¿fía ' :.-.rsólo una posibilidatl histórica, terminó con la re-
483 <:rrode una época;como decíami profesor de litera-
' . , .{ 1¡hisro¡l.r se Ie pueden añadir nuevos renglones.
l'.Liseescribirloparaque lasgeneracionesfuturas no
, r:'rr.ln aprendiendodesdela escuelaotro mito más. La
nrstoria,desdela épocade laspirámides,estáplagadade
ei l os.
Revisar el caso Hitler es relativamente simple dado
que sólo ha pasadomedio siglo desdelos hechos, hay
muchísima documentaciónsemiolvidaday todavíates-
tigos vivientes- No sería difícil corregir oficialmente
unos errores.
Ser historiador o investigadorno avalapor sí mismo
un libro. Empecétomando un año sabírtico,pero no nre
al canzóparaacabarmii nvesti gaci ónv r' ¡ iler - oiisz. i. r
casi mil díasviajando por la Patagonia.Cc.rnsrdero que
lo resultantede estainvestigaciónno seríaútil quedán-
doserrasun escritorio,rodeadosólo poruna biblioteca,
aunquerica en libros y documentos raros,
Conduje mi búsquedacomo una investigaciónpoli-
cial, tuve que hacerme detective. Si bien transcurrieron
más de cincuentaaños,pude hacerloapoyándomeen lo
relatadoy publicado en más de cien libros, algunos de
ellos poco o nada conocidos; también me aylrdaron
mucho los archivos de prensay sus viejos télex. El vi-
sualizare interpretar fotos fue tan importante como la
investigaciónde campo,el recorrerparajesalejadosv e-s-
cuchar viejos cuentos, rastreandoancianostestigoi ¿.

r8 lal
I

rnente paracotejarlas declaraciones rusasy ponei .-'.-- .


labra fin a las dudrs del último semestrecle1945.
Dos dí asdes pués,e l te n i e n te g e n e ra lBe d e l lS m i th, Fue una buenajugaday logró el resuitadoque buscr-
jefe de tropasdel generalEisenhoweren l¡ invasión eu- ba, era 1o que les faltabapsicoiógicamenre¡ los aliados
ropea y quien posteriormente fuera director de la CiA, occidentalespara seguirnegando las declaracionesru-
compartió públicamente el pensamiento de su coman- sasy reafirmar el informe británico del cual prensae in-
dante en jefe declarandoqte "ningln serhumano pue- vestigadoresaliadosdudaban.
de decir de forma concluvente que Hitler murió". Pero en el testamento político se podían leer frases
.lel tipo: "No caeréen pocierdel enemigo"y'Seh¡ sem-
brado la semilla que crecerá algún día en la historia de
En t r e dec lar ac ion e sd,u d a sy s o s p e c h a se, l z 9 d e di - Alemania h¡sr¡ e/ gloriosct resurgintientc¡ del ntavi-
ci e mb r e de r 945, de s d ee i C u a rte l Ge n e ra l d e l ' fercer miento nacio nal so cial ista".tz
Ej é rc it o nor t eam er i c a n oe n N ü re n b e rg , s e a n u n c i ó e1 Durante el procesode Ni,irenberg,que habíacomen-
h rl l r z go dc l t es t am e n tod e A d o l f H i tl e r y s u ¡c ta d e ma- zado el zo de noviembre, también habían surgido indi-
::i -:',. 1: , ¡ c on I : t ' ¡ Br¡u n , u n ¡ c i rc u n s t¡n c i ¡ h a s t a ese ciosde que el ex dictadornazi habíalogradohuir. El nor-
:r: -::r: nt o . les c onoc i d ap o r to d o s . tc¡mericano Torey, ayuciantedel fiscal Robert Jackson,
.r,1ciíasiguientelasautoridadespublicaronel texto de habíadeclaradoque a su juicio eramuy probableque Hi-
r¡.nbospapelesy detallaron que en total se trataba de :ier siguieravivo. Parecidopensantientotuvo el jefe del
cu¡tro documentos:el testamentoprivado, el testamen- C onsej o Judi ci al de l os E stados U ni dos, Thom as J.
j odd, di j o que entrel os j uecc' sni nguno puede¡ f ir nr ¡ r
to político, una nota de Goebbelsy el certificadomatri-
monial de Hitler con Eva Braun. Según declaróenton- -,r.re estámuerto.
cesun oficial del servicio de inteligenciabritánico, Ios l v{enosde un año de:;pues,cl r7 de r,ctubrede r 946,
documentos los entregó espontáneamenteun mensa- . Jír siguientede ejecr.rtar ¡ rnuerte ¡ los diez condena-
jero. SucesivamenteTrevor-Roper aclararácon su esti- - ,s,W i l l i am J. H ei ml i ch, ex j efe dei servi ci ode int eli-
lo tajante: "Fue el gárrulo periodista Lorenz quien con -.ncia de las fuerzasnorteamericanasen Berlín, decla-
' ttu€ estuvo a cargo de determinar lo que le había
su vanidad e indiscreción, hizo que fuera posible el des-
cubrimiento de tan irnportantes documentos"." l: rido a ]-litle¡ y, tras una exhaustivainvestigación,
L o s inv es t igador e sa n g l o a m e ri c a n o smá , s q u e al e- . :'.Jportefue sintético "No hay evidencias másallá de
grarseo ironizar, bab¡ían debido preocuprrse,pregun- : r)¡e.s1)¡¡¿apo¡'ar la teoría del suicidio de Hitler". Los
tándoseporqgl no fueron entregadosantesestosdocu- . :!' \porrsal esque transmi ti eron sus declar r ciones
mentos, que salieronde Berlín con grandesdificultades - - . :.rron que lo cxpresadopor éstedebíaconsiderarse
y que nunca llegaron a su destino, las manos de Doenitz. -..r¡rorel .rltocargoque ocupaba.Heimlich, tenien-
Parecemás bien que Lorenz los entregó para probar :' rnel , ;rbandonósu cargo para desem peñr r un
i n d i re c t am ent ela m u e rte d e H i tl e r, e n v i a d o e x p resa- . -:, ci r,' i len el sobi erno rni l i tar cl eB erl ín; ant esh: r -

q6
b ía d ¡dc ' un buen pa n o r.l mad e c ó n ro e s t¡b a nl a s cosas
al decir que 'ningun a conpañía de segurosp agaríacon- f{i tl er segui asi endoj oseph S tal i n,l a prensarLLS¡'.
tra la presenraciónde garantí¿stan insig,nificarttescomo épocahabl ebasi emprede 1anri steri osadesap r r icion- '.
lasquc sc.¿ducenpara probar que Hitler ha nttterto".t4 Hitler, nunca de 1amuerte
F.l3 de enero de r9-¡7poniendo un nuevo eslabóna la Puedepresumirseque Stalin sí sabíade 1oc¡rehabla-
cedenade dtidas,llegó otro télex comunicando que "e/ ba porque H i tl er v él eral rcasiri os ai rnasgemehs. [ . os
tioctor Karl Brandt, princípal acusado entre los veintitrés dos habían empezado el i mi nando a sus opo sit or esv
rnéclicosnazis que estánrespondiendo ante el tribunal l uego a l os j efespol íti cosrevol uci onari osy a hs cúpu-
¡ 1¡¡dode llii renb erg p or susexp eri rn erl ros sádicoscome' l asmi l i t¡rcs v 1osdos teníansobresu conci en ciam illc-
DJos e¡r e1¡¡is¡e.men¡ecélebrecarnpo de concentración dr- tresde cornpatriotasy de judíos parano tomar en cuen,
,ri.,rve;rsl,.nic,(, dejó escria sc,breIa bar¿ndadel banco cie'los tl 1os pri si oneros de guerra rnuertos en cr m pos de
i.t siguieitte {rtse en ¿Je¡¡.ín:lle-i1Hirlei, e¡ lebt concentraci ón.
¡r¡¡rces'.rrlrr-.;
tr,,¡1.¡¡'!.'irz.i I Iitier, esú r'ruo todav'ía)".t= A mbos tambi én habían si do i ntoi erantes,dur os y
[:l : nr : ; r r ¡ odoc t or Brrn d t, q u i e n h .i b ía s i d o m é di co adictosal imperialismo y los dos habíanaplicadoun rí-
. ' r . r i' , - i, -l,i ii, ' r v n " ¡i :;i ¿ rd es u mi n i s tro d e S .rn i d¡d, gido despotismo e implant.rdo indirectantenteun cul-
- . . - . i r.' ,i .i;u
- -i trr-i P.risl tr,
i g r-ri e n dloo di - to a l a personal i dad.
: .., I .¡1 ,' .:.tr;.,.;o steni el r- Cuando sefirmó el pacto de no agresiónen r939, Sta-
.. : . : - ' . . ..- ;.. .r,,1 ,/ci 't¡¡¿ l .l l n rt' n fc -.l c¡b¡do lin había dlcho: "Sé cuánto am¡ /¡ nación a/em¿n¿¿ su
. :- - - : . : - ,. . i. . . . -- i .' .,i i E' ri .r)¡.t" ." ' .\q u e ]ld¡ e cl a¡a- t'íihrer,y quiero pctr lo tanto bebera su s.r1ud".'z Y FIi,
,. - l J , r iS ' . 1i' ei\ o p: r r.1c i i n i c rm c c l c ' l re v u r-R o p c i ,una tler habí.rdicho de Sralin: 'Es un¿ de 1asfgur.rs e-yrr.r()r-
p ¡l re h l ps ic ologic r im p c :t a n te c i e is i tl -.u c s to s u i ci .li o. dinariasde la historía muncli.tl".
En t t 147t allbién e l c rl i n i s ¿ ri cc ¡i l n i n a l i s tad c i .rp ol i - H i tl er no consi der¡b¡¡l !íC ,.'sor.i
r éti cocon r o r ln co-
cí¿ir¿ncesaGuillaume f¡c'cnviil¡r .l llerlí¡l í)rr¡ lnves- muni sta ve¡daderoy l o i denti fi cabacon l a R usia de los
ti g l r l os hec h, r sG . uii l ¡ri r:l c .rfi rr¡,,q u e e l c r.i e rp oc leFi i - zares,el bolchevismo sólo era un medio, un disfraz cie
tler no había sldo incirr.-lacl¡ry cluelos testigos habían Stalin para engañara los pueblos germánicosy latinos.
nrentido deliberacl¡,n: el ri,. FIabíamuchasotrassimilitudes entre los dos: "Uno ad-
En el nrisrnc,;rciíoi|' orr colegasu-vo,el perito forcn- rnirabaa Pedro el Grande ntientr,Tsque el otro se conside-
se l ro r (( ' dr lr uiic . r r r ..r\ { ¡n s fi ¡i tl , c u n c lu y ú su s i rrv c sti qr- r¿baherederocleFedeñcoel Grande; arnbosabogabanpor
cioncs ¡.tlr¡rrando: "J;tmásse h.r quernalo en el jardín <1e l¡ fuerza sinpiedad y operaban hajo ideo]ogíasqtte en 1o
l.t Cencilleríaningún cüeípo httma¡io v k,.src,srigoslr¡¡r e.sc'ncr¿/ nc¡se diferenciaban.Tanto 1oscorlun¡sr¡ s como
repetido por cierto un¡ lccoórr qt|l.l1es-file e;:.tcr).rci.r ,i' losnazis eran f.trisaicos.y dogm"iticos,'¿mboserantur;tlí-
q ue ap ren rJi er o n en su¡;;'ín¿-.1-s bisíc¿s'l t.tríosy creíanque el fin justiticalos medios 5rque sdntifr-
i n c ¡ eí blem ent e,a c s ta¡l tu ra ri e l o s h e c h o s ,e n tr e l os :a la injusticiaen nombre del Estadoy de)proere.so'l's
líderesel mís convencicicde la siil.crvivcnci.rcleAJclf P or estasrf,zones,cl ei os l íderesal i ados,S t¡ lin c, , , - l
rrrásapto para comprencl era H i tl er y el qrrem . r s1- . 1-'
58
sospech¡doc1cuna estratagemafinal que le habríaper- El suicidio resultabacomo el final más probabie.i -
mjtido saiir a último momento de Rerlin. Porquese co- :-'rrcspaidartal afirmación, se exponíanuna seriede r¡-
n o c í r ¡ s í m is m o , s a b íaq u e H i tl e r n o h a b ríaa ceptado zonamientos,segúnel cual Hitler era un psicópatacon
co m pr om is osy sa b íap o r e x p e ri e n c i aq u e d e l as si tua- :enclenciasuicida.
cionesmás desesperadas se salíacon las solucionesmás Considero que esta solución, fue una decisión pos-
atrevidas. ¡élica de Donovan, antesque la OSSsetransformaraen
Est.rbaseguro de que Hitler podía haber hecho una JIA, una posibilidad que iba parejaa la ecuación:hacer
j ugadat em er ar ia . '-estamento= suicidio,casarse= suicidio,y por ende,psi-
El líder soviétjcose habíahecho prepararun perfil psi- :ópata=sui ci di o.
cológicoresultando que la actitud demostradauna y otra La escal ade l as si ete posi bi l i dadesan t er ior m ent e
vez por Hitler erala de huir de los conflictoscuandono po- :rencionada es correctapsicológicamente,la única casi
día ganary Stalin, tras ton-larBerlín, estabasegurode que .-.¡ertacia fue la del asesinrtopolítico por atentado,otra
seríaprecisamenteesolo que Hitler habíahecho. ,pción intermedia era la de la huida a otro país.Ya en
'fambién los norteamericanoshabían preparadoun :us tiempos los latinos decían que en mediunt veritas.
p er f il ps ic ológic or.1 l.-l l i rl e r, c o mo re s u l ta d od e un pro- La el ecci ón que se hi zo, l a octava,fue por m ot ivos
ve c t , rjlr ic i¡ r c lo
f n r.l -ti ,,u t[¡s c ]qPe: ¡rl i I¡rb o r. En aque- -,trlíticosy no psicoiógicos,la opción suicidio fue eleva-
l l r c poc i \ V iili¡ nr l )o n o v a n c ra ;' e fec l eu n a o s c u raagen- -1ra la primera posición despuésde la toma de Berlín,
cia de ia que habíaderivadoel OSS,Oficina de Servicios ::niendo honestamentepoco sentidoen un análisispre-
Especiales.En r943 se ultimó el perfil de Hitler, mera- -..rradoentre 194r y 1943.
mente psicológicopara que pudiera tener un valor pre-
dictivo. Se reunió un grupo de psicoanalistasy se loca-
l i z ó a per s onasq u e c o n o c i e ra na F { i tl e re n p e r sonr, si Así fue que se tejió deceniotras decenio sob¡eAdolI
bien ocasionalmente.Entrevistándolosvariasvecesob- : i itler y su mujer un mito parajustificar sus suicidios.
tuvieron el mayor detallede sus impresiones.En otoño Desmitificar a Hitler no significadiscutir las eviden-
de 1943 la OSS contaba con un informe final, que ter- :r.rsde la Slroafi,el exterminio, y las responsabilidades
minaba con una exposiciónde ocho posiblesfinalespa- :e lo que engendró.
ra Hitler, analizadosuno por uno. I I¡cerlo monstruo como sehizo por cincuent¡ años,
El informe, hecho público a fines de r945, considera- .l'idando el hombre, permitió mantener en pie el cas-
ba como lo menos probablela m¡erte natural, o su cap- ::.lo de naipesque seconsrruyóencima delhombre-Hi-
tura por los aliados,entre los s[guientes,por orden de :.-:r,el que al fin y al cabo tiene pulsacionescomunes y
probabilidad figuraban: la locura, el asesinatoy 1ahui- ::Ícológicamente explicables.Por medio siglo se mira'
da a otro país.Más arriba en la escalade probabilidadse : rn las ramas y se perdió de vista el tronco.
ci t aba el der r oc a mi e n toe n u n a i n s u rre c c i ó n ,segui do I litler y la Hitlerkriegno son un casoaislado,pasó rl
por la muerte en combate. .r' i dooue en l os úl ti mos dosmi l añosfuer on cens¡ cl¡ s

6o f¡l
El ser psicópatano impide ni conrrastacon c
mil setecientasguerrasy revolucionesy se estima que --: :
¡i er se di sti ngui ópor su vol unrad,deci sióne inici; : . ,
seanmás de dos mil desdelos alboresde la historia do_ Dotado de un narural instinto paraorganizary dirigi: ,-,
cumentada. ios demás;desdesu niñez con,,.i
Fueron protagonistasdel lado de los tiranos o de los 1r:"go",de guerra, licie_
rrndo chiquilines al airelibre, pasandoporlas-dificultades
revolucionarioscientosde Hitler. Los hechosque enca- Je la adolescencia.Superó los obstáculosimpuestos en
bezaronestoshombres,los mancharoncon la sansrede- la
oúsquedade su vocación que le hicieron eqúivocarel
r¡amada por millones de nuesrrossemejantes.Li mag- ca_
n'rinoque siguiósin consejos,enfrentandosolo la vicla,al
nitud de los mismos es directamenteproporcional a lás ro querer seguirla voluntad de su padre.
tiempos y a los medios disponibles;como hubo cienros Poseíauna sensibilidadde artisir peru su talenrocrea_
antes que aparecieraHitler y decenasclespués,el futu_ ri vo l ri zo que su vi da person¡l fuer¡ bt_ , hem i¡su
, pr e_
ro parirá por cierto otros. sunci ón l e hi zo pensarque se l as podría ar r eglarsolo,
'r¡erosin la pequeñaherencia
paterna,h ayudade su ma_
Jre y su siguienteherencia,habría...b.áo de la mane_
Sr.rí¡necesarioparaentendera Hitler, haceruna bio_ r.rmás mise¡able.
-l : : r 11¡no
. r : r nr od e 1 oq u e h i z o s i n o d e l p o rq u é y de l o Su alistarsepor conseguirtecho y comiclaseguraasí
¡:, - itlo ile, , ' ó¡ s c r 1 o q r.refu e . Es .rb i o g ra fíato c l avíano ;omo Ia experi enci abél i ca,l o ayudarona apar ent ar
!:\t s : e. ont plL. t : 1S, O l oe n ti e rn p o s re c i e n te s ,en rgg6, )a
seguridadque exhibió posteriormenrepero fue sólo
\f ¡¡lis Sreinerr,pr.rblicóI-litler,haciendoun análisisde una
t)osturaexterna escondiendo en lo más profundo una
l¡ infancia y juventud del Füñrer. Resulta una invesri_ i nseguri d.rdl atente.
gaciónmuy prolija, pero el hecho de que liquida sus úl_ Fueun hombre de pasi onesl i anas,un ¡ m bjciosociis_
timos días en una página,siguiendo la corriente histó_ frazadode i deal i stacon tendenci ¡ ¡ l ¡ cxeger . r clon;
ri ca of ic ia' I m, e ha c ep e n s a ra d e má sq u e n o q u i so o no Llil
i mpul si vo sobretodo por no saberesperrr :p; ir r eI J. rer _
p udo pr olundiz ¡ r l o q u e n o e s c i e rto . peraera agotadora,necesitabaagredirinmedi¡tamente,
Iintenté hacerun resumen de su vivencia, pero esro la significabapasividady pérdida de tiempo.
fue imposible porque no llevaría menos de cincuenta {emor1
De Hitler brotabaconstantementeenergía,nunca fue
pá$nas y excederíalos marcosde estelibro. el mismo, la suya fue una continua evoluclón, un cons_
Resolví,entonccs,realizarun resumldo perfii de Hi_ t¡nte progresarde sus características hastaextremarlas;
tler evidenciandosólo un¡s cuantasf¡cetasp.r.o cono_ ¡l lanzarsehaciaun objetivo lo hacíacon todassus ft¡er_
cidasde su carácter;en mi bibliografiahav cient<¡sde de_ zas,rígido y despiadado.
ta lless uelr osy s o b re s a l i e n reÁ s l o , q u e c o n a yuda de Su testarudezy obsdnación lo llevaron a ser intole_
psicólogosy psiquiarrassepueden evidenciarlos rassos r¡nte con los clemás,sobre todo porqlie no seguíansu
más importantes del hombre Adolf Hitler. ntmo verri gi noso;su agresi vi dady vi ol e nciabr or ¡ b¡
rnrpulsivamenref¡ltándole entoncesla capacidadpar.r

(' l
6z

¡F=
los S u obsti naci ón, domi nada por su vol untad, lo lie-
y profesionalidadde
darsecuenta cic1ainteligencia r,ó a ci ondecl ui sol l egar,l o ayudó ser un buen act or y
d e mi s.
*'i"?rtn or¡rdor.por l a capaci dad< i eensi mi smarsecom plet a-
raíces'constrln'-
--.rír¡c
a cortar
de paciencialo llevó persegurr
rnente en cual qurer si tu.rci ón, tanto como soldado,
continuameit"l 1:lT *: i onro cabeci i l a. como l íder o tambi én aca so,cor no
eiéndoio a mudatse y dure'a sus fines' le im-
con demasiaa"l-p"t"o'iJ'd i rrófugo, que no l e pesaríaser, si endo un i ndividuo
i,áiá...",;s"'111TTá':l,.f
su circulo íntimo; et et i:il:l;lil:,ff]:?i:
scl l it¿r i o.
Aunque p"lrecíahosco y clesanEgefría, era una perso-
sobretodoconvaro-
ilol. i" *.t.o p"áur"t amistadls' sólo por
ir¡ de c¡rácterr(rstico,un individurlista que p;rraseguir
titt"fcl está form¡do siéndolocieciclióguiar el rebañoanresque seguirlo.
rres; no tuvo amigos"* ha,sta
c1elos .;tl;t ;t p*d: lj:i,'.lndir'
.- ,;.-,1-.cr¡c1c,res, l)or cuanto su sabery cultura eranvastostenían el se-
p"ttott¡lidad era artl-
i""ito;
''tnt'
--..t.'l',:,ncioloo 'L unasoia l.r clelaficionrdo impreso en el1os,su dinámico moclo
' r''- - 'r.fi¡tl.li*J" i"itJtt"il::::" -ic lrgurnentar dabala impresión de una acopio de co-
' .. ...r " r.irrlre fue con -rocimientosmuv superior ¿ la n-redia,desorientandoa
-l):]:: acción inr-
' " i't; 'lespttó.s1" :t"t o culpar a .r-il;interjocutoreshast:rel punto qr.reéstosno encontra-
nlininizarla
--t' tltttt¡b'l ' ¡i r al r¡omento l a respuestaadecuad¡.
: _- - No aceptabasugerenciasde nadie, en sus decisiones
afirmarsesin de-
-'.' attesit'rba acción busc¡ndo intole- :revoc:rbles tümpocoerapmdente,más bien arriesgrdo.
-, t"f"ttt' r"
j,rrsear-entajt' t"t'oál.' 1es1ltaba Como soldadcllevaba'.rncó<1igo de experienciarcla-
"t si esto ocurría por ia
r¡ble ser tl i ¿q-]-,erl s,]e
, rr;i 5
.' ,' t¡a l o tn¡chr¡' ,' ,i 'rrn l a })rinr cr( , llt '-
""i"to"to'iiJJt;;"¿t ' :.rl ' 4rrndi ¡1,É :i ¡,.,ri .;ri 1¡
fu e rz ao P or la as t uc i r' le dieron l (()ni i ¡i .i i ,:rl rczL-ri ' ] ; cot ir is, lt Lc'
peligros físicos
Las dificultaa"' y ü'
....- i-.-,
1r¡rttpeligrosas' . r \,rLr.rrctsd, cr LrL¡r¡,,,-,l l l .Lli l ri c .i <Iesi Jnes f ron t.ri es , j u-
situaciones
miedo y cuand'o-se e"á"á""
t"p:lIl: - ' i .,i con r.:iri esqt;,¿tl ¡el i l l i ,; v pror1oi nmediat o e ins-
pt" 1""i":it^t^"-y
siemprereuniót. t¡"ttt la'scircunstanclas
.' i i vc de sus acci onestuvo éxi to sobre todo cuanclc
q"" lt ptovid""tit' o mejor'
Creíasólo , r oll ilo convencion¡les,siendoinrpredeciblesu conl-
t"titn"l* y elasticidad
' I-l rnl el )to.
de la suerte,tt",*";;;;;*'" este instinto de au-
evitar Io peor:
mental le permitirían su vida' . i ci est¡b¡ a l os cobarcl cs,
a l os i nsegurosy a quienes
fue cónstantepor toda ....rbanrodeariassituaciclnes,
todefensay sobrevivencia lu- por esodemostrabapo-
ft""lüt" q"" le gustnbamucho
También fot "l --omprensiónpor las intrigas y los manejos de la di-
"'' lmaginadva v T :',ll';;iTl[li';
cirsupersonalidad empfenolr
,nraci a.P referíaponer al adversari ocontra la par ed
en elnpezar un
a""attUt pf tcer hacia un :r la evidenciade los hechos;no fue un Bismarckque
to"tltttión se volvía
cuando tati ll"gab' t"tt . orr¡l ¿bapor sus argumentl ci oncs.
nuevo objetivo'
^^"üi.t", : Iitler, tras su aparienciasencilla,era un materiaiista
^- ^r .rroepñte
presente e interesándose
uiuió sienrpreen el ' .intede la buenl vida que logró conseguircon mucho
en el futuro tt""tdo llegabo a ser actual'
'¿to ()j

64
esfuerzo, tras un avanceconstante,tai vez lento pero
siempre haciaadelante.
Paraél ei mundo del amor estabatotalmente aparte, J::'"'.'*ri
:rJ*i*"*T,iilt':,i{',"''ü
¿á*l
-
diferentede 1oque vivían los demás,su facerasenrimen-
tal se caracterizó por la facultad de no tener términos
llo,+:
' ",:l1
un sujeto de las
;'fiil:.ffi ;TnH:'"'"r
medios , Hit ler a m a u o d i a , s i e n d o d o m i n a do por su
fuerte sentido de la posesión. :'-1,üX1
;:il"T::j*:ti:,'.';i3"ll¡{,"""3if
Respectoa las mujeres, así declara"satisfacela tarea
si una chica puede ofrecer algo de lindo. No hay nada l':i:,,,,u-p,"ro'i'i?op"1il'J,',",::ililli
sugeniarid.d,
nás lindo que la posibilidad de criar a una chica según ilT"tffiH:::"" v i;;;; comparaba
a
laspropias ideas, una mujer de dieciocho o veinte años Hitler fue más que
un admiraclorde Bonaparte,
e-sp/asnralrle como la cera,un hombre puede dar Ia pro- inten_
¡i.r inrprr.rrr.rt cttalquier chica.I',lila mujer pide otro.'\e ;; :T:ffi,'¿Tl?l,li' errores
t".ltt
v'"'-i.'l.upitiéncioros.
mentarios¿"1¡¿¡r'll"-t,, Picker,reportóuno, .o-
ri.¿"souli";;,;ffJil:,:.T"t
#::üffi iT:ix:,;fl:
--. ::'.-:,:. -ri.iL.rle
Í.l. :::::Hi5;'""0' j.;. i. r,,",*
j':il; 0" ú;l
perfilar que [ue una mujer tan fiel,
:,- . - : ¡ - oir
r . - e¡ t r d al,u c i d ay s e n ti m e n t¡lc o mo a n si osa,ce- J,
losa.egoístay calculadora,deseabadesdesu adolescen- B. ;.;;
:Ii-l :; ;il1#,T,':nil#j] ffi :li ;::*_
cia tener una buena vida, no soportabala esperanece-
s ar ia par a c ons e g u i r l o má x i mo p o s i b l e s i n mucho ,*'ffi ff :ilH:Il1I'p't"ó ";';;".i.', r,o",
0,,"
esfuerzo. posi!rem;ffi?:J::',11:,;,;,ff;és
Su frescura y esponraneidad,propia de una adoles- - Hirierhizo
cente,hipnotizó a Hitler, que en 193oempezó con ella [!;:::iil:?";::T1 cualdo
to,,-iu.ro,
secoa-
una relación de casi quince años, hasta el momento de
casarse.El hayan permanecido ranro tiempo juntosde- n ..d"
h;*;" p#J:'üil,".j::il:fi::,Tii,l
rl nadoen l a i sl a de
Ell
l,ii_
not" quedó
p.riuo,
muestra que ella se complementabacon é1,siguiéndolo yr rñ?después r"
e n t odo. ctounIevantr,"t r,r
"""'j,^T:l^1*n
ril,'J,:"fl,";; 'j#
Eva no es un sujero capazde renunciar a sus logros; "
su regreso,inmediatamente i5 I fi il::;:;
venció, to, frr"rr.,
su vitalidady oprímismo aresriguado en ios últimos días en ta baral l ade aliadas

Illru .'l'5lí;J'lI'l'il1*:tT:r*'lf.f
Li env.
de B er lí n,no la u b i c a n e n u n e s c e n J ri oq u e te rmi ne en
un suicidio justo en el momento en que lo tiene todo,
incluyendo una esperanzade escape.Siendouna perso-
f,:''
na que se quería mucho a sí misma tampoco podía de- ,".lHl:"T:T:;; #::: noes,abana,aa,-
searla desfiguracióny la destrucciónde su cuerpo. Esrafue exactamente
';lT:..:H
l. úL;;;;"se conocidacleHi_
66
b:
tl e r.r epor t adrpor L i n g e .n o c a b ed u d a
d e q u e h a y si mi - IV
1a,sit,racionesbéiicas y en las ambicionesde
litudes
"n
grtndeur. r ñ ell sus
Hitler tuvo deseosde revanchaque se reflejan
sus últimas frases' En pre-
testamentos políticos y en
ejecutarse no dudaría por Io Despuésdel libro de lievor_Roper,
,"n.i, d" u.t pla., iisto iara ei norreamerica_
de exiiio tenía su confor- ro William Shirer,ex corresponsal
menos en inientarlo' .i i"gnt de la CtsSen Euro-
otra
midad y todo estabapredispuesto para comenzar ll;""jl1ll,'u y caícta
!:t:Hitler. dit rercerReich
y el ingrés
luan Bullock,
vez 1alucha, la que nunca abandonaría' Un estudio sobre la ri.¡aní¿,obras
.¡ue repi ten sus hi pótesi s ampl i ándol as
con algunos
-rportesnuevos.
Lasconcl usi onesde S hi rerrespecto
Nor¡.s al fi n al de Adolf
i Iitler son las_ sigu.iente .'Dado
s: qu" no quedó l¿ ntenor
r.'finc. l.ifc.Ii.orlrbo. É¿TERCERREICfI' píg 175' ¡rs-r¿sol'¡e el paradero del c.tdáv)er
qu"rnndo, trasel fi_
zo8-9'
: i.ci:iii'rqcr.. C cr-'Lltl, '{T'OIi/ADEIIE SS'Vol z' págs' :t¿l de Ia guerra corrió el rumo,
d" qi" li¡tl"r ru, ,¡r¡r.
. i. ' , . i, , . t , , , ' r . Ii )-SI' i fl l ' tO S D IA SD EIIl T L ER ' pj g99'
i_"iii;].:i*t rigacionesllevadasa ribo po,r,"parado
(7 1 11 .-i Sr1 5 .9 1 N ISCIRA
.: ' , i,l¡ - . . - . . r . . r t.:.i ' ..,,r,. NO N ()1, por
.Lt\()rictJtesde los servicios de
informaciones nortet_
:1.--,:. ---l. :ttericano y británico nctdejan
- la menor duda sobreel
recrlo real de l.-tmuerre de'Hirler.
6. I bid.3Y 5/ o\ / 4 s . K;-pl;, el que{ut_
:ho-ferde Hitler, dio ttnaexplic.tci<in
7. Ibid.Berlín,zo/o5 '15' 't desaparicíó¡-t ,r[i inur¡trt" ¿,.
'8.
Sondcrn,Fredericf r.,LOSLlI"\'IMOSDIASDE I-lITLER' de Ios restos cleI Iitler, c,-tanclocliio ,tr.ttc
'.tnode oficialesquelo interrogaba:,El fuiego
Pí9.
' 153- ininte_
l.oudon'z6/o6/+s' :runpido -los
9. i;nit"d Press. de la arcilleríahizo desiparecertodo
rasrro,,,.
ro. Reutcr.t3crlín.57"o:-/45' B ul l ock, por su prrte, escri be:i ,¿.r
cues¿i ó n en st no
r r . Unit c JP ¡ ¡ 55 .r,,' i 1 7;.' -1 'crldrta tmporttncia si Ia falta del cadáver
I IITLER' de Hitler no
r r-.Trevor-Roper,Fhirih R', LOS LILTIMOSDIAS D E luhieseI]evadoa establecerdudas
sobre]a autent¡c¡tlad
pá9.r88.
v cíerto es que hasta ahorano ha podí
r3.AsociatcdPrcss.I lerforll'¡ct/tz/45 .l::1_"t"*t"
:o serpresentacla ,lo
Bcriín't7/tc>/46' esapmeba irrefutable de la muerte qtte
r4. UnitedPress.
'..rí¡ e1cadáver".
r5.Reuter'l/oti+l'
Press. Washingront5/t/46' Lo más curioso es que los dos ¡utores _tres,
r6. Asoci¿tecl con Tre_
r7.Tolancl,Johr-r, f 1it1e¡, Segundapartc,pág'7o' . or-R oper - dan por ci erta
Ia muerte de H i tl e r , conr r a_
iB .I bid'P ág. 6¡ \ , iniendo su mis¡ro dcrecho
anglosajónque áetermina
r9. Pickci, I Ien ry, C(tnvcrsrziotti Di LlitlerATavda'píg'z9t trc l¡ irnica p.reba de un f¡lleclmieíto
l.
.r tC J c i l V€f_ ", "*irt"rr.i.

(rr1
68

-
tó mentalmente "este cuerpo no esrabaen cucJj/Jas sr¡:c
antes oe
tuvieron los soviéticos' extendido. En cambio los restos se veían en avanzado
Diferente Postura
i"ñ",.,á"n;"":::ti:t**:'"",n:ffi .:'l..ll;"- estado de descomposición. Se veían huesos completa-
mente limpios, de color amarillento".
nadetenerseen un neurw"-r..t."", francés Michell A este segundo cuerpo, que un soviético describió

e.::'iii;'iliff":x*'ji: i:l;'d*il
:*'.Tffi "o"
como "e/ de un hombre", se le tomaron enseguidaias
medidas antropométricasy sele sacaronfotos. "Enron-

il1ii:i""il.ü
o : i:: *lt*i ".:* l;il1?,!
R
" enau'
ath
ces,el teniente coronel Rykov, que estabaal mando de
los trabajos,nos dijo por intermedio del intérprete que
: ";;'i';;
' ái;1",1",:""::i ;i; ; * l: :i : nos hallábamos en presencia del cuerpr¡ de Hitler, sin la
por manos
faittt' asesinado menor duda posi bl e.' \
nieto del ex ministro-¿"t Libresen 1940 A Rathenaule pidieron que mantuvier¡ en secretolo
tniJá a los Franceses
terrorist¡s,t" hnt'it o-" t" que habíavisto, y -sin que el hecho pudiera explicarse
u tt r"' fJ'it"'o'ditt i?ro-ufT:o-
.." .:--rl-rterr¡,
'
-',.''
'l;.i;;;;;ii
' . '. .I',.'.:,,,,.,
' - del generrl Koentng'
iititt ¿t
satisfactoriemente- el teniente francésacatóla orden
'
*:Ul""i'.:Hl
"ttt¡ce

. ,--,. -- -, '-:ll't cit'r


convoc¡da p(
soviética.
Habíasido el único testigo occidentalde esta"exhu-

, : - ri"'':;;'''"t*ll'l':::i:tt:t::x;l- a(
mación" a la vez oficiai y clandestina,y por alguna ra-
zón el alto mando francésnunca habló de esto ni tam-
::: ': " : i: l- r b l e nh a b íac o n v o c a d o la
'' p e ro e n v a n o e s p e ra ron poco hubo comentari os de l os demás servicios que
:..: .: - > a. ] " t " - " ' it " ' o ' ' fueron i nvi t¡dos pero no rsi sti e¡on.
esperar' élv El relato de estoshechosextraños,que R.rthenauhi-
soviético
""¿Ti""u'.':i""'n.tu ':'"1:? 1.: del bun-
halt11asaiida
to-'l"Ji""t zo dieciochoañosdespuésque ocurrieran,fue conside-
Rathenaut"t"'o"
l;;li;;,.:¡*:i5tr"T:ff
;::;1,".::,t",:','l'.1 rado inexplicable.
Paracomprenderloshay que leerloscon otra óptica;
los soviéticosno teniendo nada en las manos intentr-
;;il:i"1';5$'l'i,i;;;""'T:'::,i:ororundidad'
lptt"t"l mantas militares
y dos lar- ron alinearsecon los angloamericanosparalucir, inten-
los tesrigost""" tando vender restosanónimos. auibuvéndolos sin n-rás
*Lt"lfl:::i desdeunosdiezme-
la escena
observaba r Hitler y Eva Braun.
¡cercarsemas'
no lo deiaban Los aliadosno quisieron comprometerseen un falso
tros, porque lo' 'ouiétitos

1g"'á;
"lg'"'ry
;::*:):5:H:ffi
dáver acurrucaao'
:;:-
:1T:'; Cescubrimientohabiéndoseya dado cuenta perfecta-
trente, en enero de ry46, que Hitler se habíaesfumado
.r.ntesus propios ojos. El cuento de un fin cobarde,con
;; ;;;" ,ombu'íibi" sraso"'. des-
vio que unos minutos :iras y cenizas,fue muy cómocloparacubrir la vergücn-
Atento fcl q*" "tZdía' cadáver'y ano- ' .rdel escl pede H i tl er.
" Ls"t'ttrrtb"tt otro
pués los prisioneros

71
7()
Je-snud¿.En aqué| nton)ento todavía pensában'to.: -..
que se coll()ciL'rr
En febrero de r964, un año después ¡.tdáverde Hitler erae} que estabanesrudiandoen €. -r:-
Unión Soviéticase
.l ,"i.to del teniente Rathenau'en ia teñor <le]bunker, en el comedor azul, v no presztmos nin-
el jefe de ia
editaron las mem<¡riasdel mariscalTchikov' gunaatención a los restosque acabábatnosde descubrir.
,"..i on t iel E jér c it oR o j o q u e to m o .Be rh n ' , Ordené que volvieran a cubrir los cuerpos".
escri-
En ellas,en un pequerlo pas'rjeei militar-había Klimenko agregaba:"AI día siguiente, por la mañana,
delVIII Ejércirc de
to: "Afirmo que cuandolos'soldados dese¡trcrrantosotÍe vez los dos cuerpos ntedio calcin¿-
del Reich
la GuardiaenÍaron en el patiode la Cancillerí¿ 'los. envueltos en 1¿nlanta gris. Los guardías¡lernanes
e n l ant añanadelz d e n e y o d e tg ' 1 5 ' v i e ro n u n a ' tl f orn- que hicintos veitir para que identificalln esos resros,
el cadáver calci-
lr^ t'rurn"^nteen la q" í" encontr¡be tfirntaron a pie juntillas que teníantos ante nuestÍos
n ¿d o de Ht t ler . ' ttjos los cadávercsde Í {itler v Eva Braun".3
por prlmera vez
I-¡ otrservaciónesimportante ya que' Kubv, tras su investigación,publicó el libro Zosrusos
con la
dc:,pt.rés cleveinte eños,un soviético se aiineaba ¿n Berlín, donde escribió: "Es sabido que los molinos de
de la alfombra
ii.,,,ri. .Fici.r1,ciuclosaqueda1aimagen .\4oscú mue]en con ntucht parsimon'ia.Con tod.a segu-
r " r
. t t l' . r l( ). lnl { r ti c r c o c i rl oy a h u ma d o'
rídad llegará el dí.t en que conoceremos el texto del cer-
. : r r\ c i l :c ri ttl r i rl i c h l (u b v ' p o r e ncargo rificado de autopsia,y también sabrentosdónde pernta-
, - - : ' . . - i: . l. u: l l " i l lD c r' S p i c ' l c ' l soec rrp ó -n u e vamen- necen 1os cadáveresde Hitler y su c.s-pos;r ".
a ' e l l e fu e p o s i b l ea c l a rarl os
i - --: . - . : . S irper. o t .In rPo c o Pocosmesesciespués,Lew Besyn-renski, un ex agen-
estabasu de-
.retrliessobrecómo áurió Hitler v donde te del GRU, el Serviciode InteligenciaMilitar de Staiin,
s¡o¡ r r ec idoc ¡ div er -
- "E";;t;;en, pubiicaríalo que aún se considerala versión oficiosaso-
con.iuyó "EIhombre ntásfotografiado viética sobrecómo habían sucedidol.rscosas,
" de
v más conocido ert ní""'o tiempo' destparecido Como respondiendoa Kuby, el aur<-,r eu-rpticzadicien-
'rnorlo
desconocidoen lo descottocicio"' do: 'De acuerdo con el evangelio del siglo XX, en el
y lo-
Peroel periodisrarecibió nuev¡s informaciones principio no fue el verbo sino el docutnento, y por eso
directamenteen Lwow' Unión Soviéti-
grá comenzafemos nuestra narración con ún acta escritay
".rt"uirtar
ca , alt enient ec or o n e l l v a n Kl i me n k o ' q u i e n h a b íasi do {irmada en mayo de ry45 por un oficia} y tres soldad.os
con e} para-
¿"f grupo soviéticoencargaclode dar del Ejército Rojo".+
"il.f. de Hitler su entorno'
dero Y El texto del actaes el siguiente:
halladocadáve-
Klimenko te ai¡o a Kuby que éi había
a [amenctona-
resen la Canciilería,pero en fechadistint¡ "Berlín, Ejército de Campaña. de ntayo de
de r945' La agencla Novostt 5 ry45.
da por'ithikov, el 4 á" tnoyo "Yo, el teniente de la guardia Pannasow, Alexej Ale-
decía así: "De la úerra asomaba un
clisiribuyó ia noticia, xandrowitsch, v los soldados Tschur.tkow, Ivan Dimi-
une mlnr': gris'
p,^, a" piu"^s desnudas,y el extremo cle rriyevitsch; Olejnik, lewgenij Stepanovirsch y Serouch,
pronto- pud'imos sacar de eseluger los
Cavamos,y muy Ilja lefrentovitsclt, hemr¡s encontrado y puesto en lugar
cac]ávereschamuscadosdeunhombreyunamujersemi-

7i
1t
h¡ tenido Al día siguiente,el 3 de mayo, los soviéticosencon-
queniados'El ha-llazgo
sesirr' : - -'.rdávere's de'litter^' al )ugar traron en el bunke¡los cuerpos del generalKrebs y de
' - ' - :'': ' Cancilterta aZii'"¡.:n 17n;o y
de los seishijos de Goebbels,a quienessus padreshabían
l'-- . -:"iona".'ua¡"iiá'-n' '"deu"t"s -Goebbels
ordenado envenenar.También estosrestos fueron lle-
- .: no leiosd"l ;;;;;" ^ntiaéreo':::!:|:
unamuJer."t vados a ia basey el mismo día junto con Voss, Klimen-
I .;;;t;'"'^n lo' deln hombrey
'
t"Á¡ consumidos por d fuego ko regresóa Ia Cancilleríay la registró buscando solu-
: :rerpos idenüfi.caciónsin cionar el misterio de la muerte de Hitler y Eva Braun.
"'uu^i su
': --r'rde todo pun'ui^p"tiUt"
' :on p1em n'^'¡ iu'I J' ca dáveresest ao:: Voss parecíaasustado,estabamuy nervioso y decía
;,
- " Íes-m"uotl:ll^' ::r:ll^T cosasininteligibles. Por la noche cuando saiieron a los
. i;;;^bomba' aunos Hitler, y cubieftos
ligera- jardinesentre varios cadáveres señaióuno y dijo que era
a"
:*-¡io antiaéreopriÁáá el cuerpo de Hitler.
-"1i"!?!olií1J1"'
yottasección
nnnsidoconservldo's El cuerpo señaladoestabaíntegro y vestido, en los
cuerpo de
e ;t1;;'- ;;"" "h' d"i z9
pies tenía medias remendadas.
' e Co ntraespional PocodespuésVoss comenzó a dudar por el estadode
t':f;;:,:i. smersch' las medias que llevabael cadáverpero como ya era muy
:.tenienre en ieledetzo,c..de!
d do o 1egnik; so1' tarde decidieron regresary postergarla búsquedahasta
r,\r'
; o
-s JcJ¡ o
cJ ;:'i: ;i;k t;;'L 1'^
rr n.,.(
-s ' ei oro día.
- --_.. -i.
EI 4 de mayo Klimenko voivió al lugar con otros seis
de esta acLASenom- testigos,pero el cadáverde la noche anterior había de-
-:.
:=-=','--':':=qlie en nineún lugar
saparecido.
: : ; -r H t:,e r n t -rsu m ujer '
En una salade la Cancilleríahabí¡ un cuerpo prote-
gido por un centinelay el grupo lo examinó. De los seis

En síntesis,elIibro.deeecsovro
testigos,sólo uno dijo que era el cuerpo de Hitler y los
lsf i :?lil::i:l
n e l tu tl : ;"t; ot ros ci nco l o negaron.
*ñ ¿ " 1945'el t e n i e n te de
militar del79e cuerpo Despuésde esto Klimenko volvió al jardín donde ha-
de la sección d" i"";;';;;;io.n
en compañíade cuatro bía un soldado,Ivan Tschurakov,asomadoal borde de
Protección,lttga t üéi''cillería Voss un embudo hecho por una bomba y que estabalieno de
ellos el vicealmirante
prisioneros ti"-"''l'-Jt'* papelesquemados.
llii"r. delgaraje' Schneider'
- bunke¡ E l sol dado l e di j o que al l í se veían unas pier nas y
Eneljardín,f'";;l;;']ü'u: I9:1:t'del
donde diio que ¡uando Klimenko ordenó sacarlos restos advirtieron
seRalóun lugar
uno de los prisio""ros y su muier' Los cadá- que eran dos cadáveres,el de un hombre y una mujer.
á" Coebbels
estabanto' tt"'p* puerta y
y po:ttot.t^ol]e una Al mismo Klimenko no sele ocurrió que pudiera tra-
veres fueron l"v"nt"do' regre-
el qttt todo el gupo :¡rse del matrimonio Hitler y ordenó que fueran en-
iuego cargado' "" tt't;""p "n '.'ueltosen una frazadav seoultadosnuevamenre.
só a subasede Ploetzensee'

',)
74
tos, y que se encontró en su
Pocomás tardese enteró que el cadáverque estabaen cavidadbucal un puenre de
coronasde oro.
la CancilleríatamPocoerael de Hitler, y decidió regresrr
En el escrotose pudo hailar sóro
;rlrlia siguienteparacontinurr con susinvestigrciones' er testículode¡echo,
contradiciendo los informes
En la mañana del 5 de mayo, otra vez en los jardines, d.etres _¿ál.or, que ha_
bían revisadoa Hitler en los
¡e vi só el em budo de b o m b a d o n d e h a b ía n h a i l a d o l os úitimos do.".no, y habían
enconrradoquc sus órganos
c¿cláveres el clíaanterior y orclenóque los cuerpos fue- genitaleseran normales.s
Lt Drazocterechoestabafragmentado
r¡rn exhumados nuevamente. En esta segunclaopera- (faltabanpartes
del antebrazoy de Ia *"r,o;l
ción pudieron verificar que en el agujerotambién esta- d"l irqrri".áo sólo había
oos terceraspartesy faltabala
l-¡rnlos cuerpos de dos perros' Fue sobre.estehailazgo mano.
r,l cuerpo presentabafracturas
oue se confeccionóel actacitadamás arriba. del fémur derecho y
de la tibia de la misma pierna,
Esto s c ¡ c láv er esf u e ro n s u m a d o s a l o s d e l a fa m i l i a y rambien áltaba el pie
izquierdo. En la boca se-habían
Co e b h elsr ' ¡ 1 de K r eb s ,h a c i e n d ou n c o n j u n to d e trece en.o",r.Jo" fr.gmentos
devidrio que olían a almendras.-;;;;;.
¡i :i ri -r . ) - onc e ir t t l¡ ¡ n o s y d o s d e a n i ma i e s - a l o s que
:! :':.r. t ic ¡ r on aut op s i rs .El e n c a rg a d od e .a n a l i z arl os En el actanúmero 13que describía
los restosde una
mujer, también se indicabaque
: .: 's iue un equipo presididopor el médico forensedel ei cuerpo carbo_
a.tal-puntoque resuliabnl-poriUt"iescribir
"rt"b.
: ::-.e¡Frente Ruso Blanco, el teniente coronei Faust ¡r-zado su
-:i rra vs k ij. una atrnra de r,5o metros y de_
::;i::TJi :e.rsignrba
rdilr.oae.l.hallazgo
L )ees t osc uer pos ,c u e n ta B e s y m e n s k i ,l o s d o s que de un puente de oro.
tl cadáverteníaheri dasperforantes
h rb ía enc ont r adoel so i d a d o Iv a n e ra n i r¡e c o n o c i bl es en el t ór ax pr o_
ducidaspor metralla,.o., d.ño,
porque estabancarbonizados.[,osdos de la parejaGoeb- y en el co_
razon, y otros sei strozos de "" "i f"f "ri"
bels estaban quemados pero fueron perfectamente esqui rl i s. l rn e sr ecuer po
tambi én habíarestos de vi dri os
iclentificaclos por variostestigos,y ios demásestabanen y,.t otor^. . t m endr as
Dichos fragmentos de vidrio se enconrraron
condicionesnaturales,incluyendo ios de ios perros' :1",t9...
también en los otros once cadáveres.
Selevantarontreceactasde autopsia'una por clda ca-
Lo más curioso de estos hallazgos
dáver. La carátula de las actasnúmeros 1l-y 13'son irs era que hubieran
aparecidoen la misma tumba
que correspondían a los dos cadáveresirreconocibles' dos"cadável",h,rnrn.ro,
extremadamentequemadosy
Hay que destacarque en estasactasentre parentesisios cl.rñados, con dos perros
cuyos cuerpos estabansin
forensesacla¡an "sepresume que se trate de los cadáve- fracturas y hastaconserva_
ban toda su pelambre.
resde Hitler- Eva Braun".
Más asombrosofue que uno de los
En el actanúmero tz, la que corresponderíaal cuer- cadávereshuma_
nos tuviera gravísimasfracturas,
po de Hitler, se declaraque son restosmuy dañadospor falta de extremidades
y p¡rre del cráneo,v el otro,
el fuego; que el muerto mide r,65 metros; que faitr una entero, estuvieraacribilla_
uo con metr¡l l ¡.
parte del cráneo;que las quemadurasson más intensas
Como elementcladicional,hav
áel lado derecho;que los maxilares están rotos v suel- que decir que ambos

76
veresde origen desconocido,cuya edady sexosecori=: -
,',iivtlc' :l'.::1-::1 de diez centímetrosmenos de Io
i-tras pondieran a los Hitler y Eva Braun.
:-. : -r.. .' . - ''':i¡ Hitler y Eva Braun'
'-'.:. Estahipótesisadquiereverosimilitud al compararlas
deciaracionesdel teniente coronei Klimenko a la agen-
cia Novosti, y el uso que Besymenskihacede ellasdes-
- cosasque también aparecieronre-
.::--..nc1ras,
P ues.
- r : r t od' I slas ot r a sa u to Ps i a s ' En su libro, el escritorno habla de cadáverescalcina-
cuerpos hubieran tenido
-: I riSürrllr que ambos dos ni chamuscados,y omite del testimonio tres frases
- jiferentes, y eso se evidenciaen 1osdistintos
- . .. fund¡mental es:
: ::. :Ílumatismos que presentabanY en el disímil * "De la tiena asomaban
un par de piemas desnudas",
-le carbonización' * "Los cadáveres chamuscadosde un hombre y
-- - una
mujer semidesnuda",
* "Desenterramos otÍa vez
los cuerpos medio calci-
borrosasde dos
:n su libro. Besvmenskipublicafotos nados"-
r e s to s n o i d e n ti fi c a b l e sc o mo
-. ¡.to n eqs u e c ont ienen En rigor, estasdescripcioneshechaspor Klimenko coin-
y ot r a fo to d e l c a d á v e rd e u n p e rro
-uerp o s h u m anos , ciden con lasde los cuerposde Josephy MagdaGoebbels,
peludo e íntegro'
--.'rr,o,alemán,perfectamente fotos que
registradasen lasactas5 y 6. Segúnesosdocumentos,am-
''ii." f."Uteia podido, entre las diecinueve bos cadáveresestabansemi desnudos.El tenía camisa
una foto clara e indu-
inrr...t su libro, hab"' *o't"do blancay una corbatade sedanegra,y ella restosde ropa de
' Hitler y Eva' tal co-
,lablede Ios presuntoscadáveresde una tela tricot de color amarilio y marrón, y hasraun chig-
Goebbels' la ni-
;;;i^;"" .4l"r,rn Ia autopsiade Heiga non del mismo coior rubio rojizo de su pelo.
junro a sus cinco hermanos
ña de doceañosenvenenaáa Todosestoselementos,que no sequemaronconfirma
por orden de sus Padres' que los cuerposestabanchamuscadosy sólo medio cal-
A final de julio t997 f.iLe difundido por.un network
cinados.Por otra parte, sobrelasp iemasdesnudas,en los
las imágenes
estadounidenseun vídeo de las autopsias' pies de Goebbelsquedabancalcetinesde sedaoscura.
autentican las
á" *.¿"t.".alidad igual que lasfo':^t'1:
mismas, siendo los restosno rdentlllcaDtes'
¡ctas de autop-
Lo más llamativo es que de las trece Lo más llamativo en el libro son las fotos de una pró-
sia,re ci é nlas dos últ im a s c o rre s p o n d a n a l o s s u p u e stos tesis dental metálica, presumiblemente de oro y sin
cadáveresde Hitler Y Eva Braun' dientes, y de un fragmento de mandíbula inferior que
revestían' no pa-
Por la importancia que estosanáiisis en r97zel doctor ReinardSoggnais-odontólogo foren-
recelógico i,.b", primero a los perros y a los
"rtrláiado se de la Universidad de California- determinó que co-
^"^L; Goebbels.
niños
se hubieran
rrespondíaa la que aparecíaen las placasde rayos X de
q;" podría haber sucedido es que la cabezade llitler.
de autopsiade cadá-
.gr"g"áo ptsteriormente dos actas

:8
In- Si consideramosque a la prótesisle faltabanios :.-. ' -
pública en la SextaReunión
Estaevidencialahizo Parael tes cerámicos,hubiera sido igualmente imposible ::..,
íJ""t"s Etlimbttrgo
:ernacional¿" cit"tit' "n t:"::o y que la au- identificación cierta.
Hi¿"t estaba
no habíadudas de que en ei Dentro de estahistoria, el capítulo de las dentaduras
ttltá'*"s se h¡bía hecho
topsiapracticadapor t"t iba a tener más elementos.
cadávercorrecto' 7q74'errun pro- El 9 de mayo de r945,los soviéticoshabíaniogradoen-
'";;;;;;rgo, el t7 de setiembre de contrar a dos de los mecánicosdentalesde Hitler y Eva
r';;;;; can¡cliense11am'rda
srama emiddo p"' """'^tRyder Sag.enay' ctru- Braun, Fritz Echtmann y Katbe Heusermann; éstosdes-
doctor
ZZ'r'i orurnó, el profesor deCa- cribieron de memoria la dentadurade Hitler, quien desde
¿"Já"iolo$a u:-Y:l::::oad
ñffiJ^?;;i*¿
Angetesopinó de maneradiametralmen-
r933lucía "una prótesis más estéticaque los dientecitos de
1iforniaen Los habíaordenado rataque eran las suyos".6Posterio,rmente,los dos fueron
te contraria'Agregó tilá;' ñ"-Hitler
de to- trasladosa ia Unión Soviética,la mujer fue llevadaa la pri-
á"i,,ltt t-L"^:avos X
gue los regrscrost"dJ;;;' sion Butyrki, en Moscír,de donde no regresómas.
dosl o sa l tos c ar gos ' t " t l" y" ttd o l o s sdesconocido'
u y o s ' d e i a rayn B e r-
ase- Allí le habíanmostrado una cajade cigarrosque con-
to'' d"'tit'to
lín en un avión espeti"i tenía una prótesis dentaria, eila admitió que le parecía
ffi Jil,; ñ::*,"i:l::::::1",lli:1"::i
identiflcar a ios suPu
1::'Jli la de Hitler. Una de sus compañerasde cárcel,Liselotte
Spalke,que escuchóestahistoria, la contó en r953,lue-
á"*."-.1':1";:l
i;á;; ff:'iil:;,T:;'J''
labrevedad,
go de ser liberada.
u "T¿'."#:J :#: :#lii; renciaunaradío- ;; ;., rere Echtmann, a su vez fue enviado a la cárcel Lubianka,
nounaPa- en Moscú, donde quedó detenido nlleve años.Allí, "li-
d" LIitler tomad':l :1-1;v cilitó un croquis, así como la descripciórt escrite de ia
s^d;";;'*o aprrece una mancha correspon-
norámica denral- sólo dentadura de Eva Br.¡un (Itabít )techo él nismo su pró-
l'a mancha tiene form¡s
diente a la prótests pero tesis)y de Adolf Hitler, en la construccíón de cuyaspró-
-"i'itit"' a la foto de la prótesis'
definidas y puede p"'"t""" aparecen de ma- resis 1rabía co Ltbo r ado".7
los dientes no
en la placa de una cabeza panorámica' El Este hecho es particularmente significativo porque
ocurriría en una
nera muy definida como no estan bien con un dibujo y detalladasespecificaciones,tomando
dienteslorque
perito no p"ao to*ftrar los como baselas radiografías,se podría haber reconstrui-
por los tc,tl::t^t'::;
*i"i"tp"rtdo' tt ptttIi"n"tl
iefinidos "xhibl<la y mecant- do la prótesis sin dientes que luego fue mostrada a los
"t dentistat de varias escueias prisicneros y que se fotografió solay apoyadaa un frag-
que en base a 1¡rforma
cos dentaies, todos confirmaron enunos días mento de mandíbuia para que parecierala de Hitler.
i^,T11:9:afía'
delaprótesi'ot"^p""'"t" ii pueden reproducir al- También el doctor Helrnut Khuntz, quien había tra-
de uabajo y con el o'o "tt"utrio' presencia físi- tado a Hitler por su dentadura,contó la nrisma historia;
igtt'i tin la
go muy ptrecidop"ñ;;;t" éste quedó internado en un campo de prisioneros du-
cadelosd o.-^ '.'t',",q ..,"p ' "d"' per m it ir ] aoc lus t on rante diez años.
dental necesarla'

8<l

-
Werner Maser, arrtor dei llbro Apellido f litler, nont' cosasa quienesestaban
bre Adoif, investigó a fondo esteasunto interrogando a en sus
manosy habíanestado _
#ffiiT,{ !;;o:: "P'¡n*,\l,J
*in0u,,,,uvo
h: s
Hi.
Etch ma n n en 192r .
En su libro dice que las radiografíastomadas a Hitler
en septiembre v octubre de ry44 por el doctor Errvin
;;r;;iü,"::i,,:,
::::a:;!;:::;::;":* ;
Giesing,no corresponden con la radiografíamostrada ,ó-o r":;;;;;"|l lltter' r en e/ c.rsorle que rtterari;;;;,
por los soviéticos.
Susconclusionesfinalesfueron que jamássehan en-
p,i^.uo,n:Á,;;;,;i",!,2'::i:;;;:i:::;l:,
nesdehaberpoaiao.
contrado los restos de Hitier, que ha desapareciclosin t3..naroría yt i r qe.
g ;;i;';;; ;;:érea. segund o,
o" ,"t n:^r:¡a¡"n
d e j a r ra st r os ,y que lo m i s m o d e b e rád e c i rs e d e Eva [¡"i"rtiiio b]¡ndacto
del
Bra u n . ;: ::;;:;;:f#::;: { "', on,*,"n "i,
J,t"i J a ua,*, J
Se n e c es it ¡ banlos r e s to sm a x i l a re sc o mp l e to sy o ri - "" "
.'- ' - 1. r : Llr. , . rr r er it . rj es e ri o p e ro , s e g ú n c i ta Be sy- de l os.resti gos fuero
- :" - ."rl.',t *:tj,..1..r;:e¡ n tra duci das al
.i-.: .-.i :...----.: : .-.- .ie i ril-liolos rcstosya no exisúan: "l"o-
úo-. .... ¡.:d¡r-e¡.-. ¡u\'1..rolt ttn fín común: fuero¡t :i:i::ii.;; [üiI"[:X'J:i,i]H:
TJi:,,,
*,con-
so,p"il;#do, siva ii
incineradostor:.lnrenrc,r'su-s celuz¡.sesp:trcidas tal v co- ,1i:TJ;f"'J¿,TI:"I?:
n¡o informó en lt4oscue) j de junio clctr¡45 el teníente
generalA. Wadiss,jefe de l¿ secciónSnre¡scñdel printer .,;1:l*
:,
# irififi :""1'.T
J".
njH;;
_,
:
frente ntso blanco. Debe hacerseconstar que el mistno
procedimiento de aventar lascenizasvolvió a usarseun
,..,áo
a",;,;;;;:*;::i::::#ff f:?::i:r':jj*
que,porci erto no
año y medio despttés,en octubre de ry46 en Nvrem- l ogr,rron.
berg, donde fueron ejecutados en la horca los grandes ril"",;: j::XJ:ff :?rorm¡b¡ interrog.r,ro
:::"¡.''prrtc ruerr,,r
cri mina]es d e guerra ".8 ,o si¡2u.,¿.k;r:;.n"" ^
delg.upod" rrul-
Pesea esta seguridad,los misrnos soviéticosno da- Mengeshaus.,
ban por cierto que los cadáverescremadoshubieran si- d".:lli:.l."l.Jo de abrilde re45,
cumplía su rurno
do los de Hitler y Eva Braun, y consideraronoportuno desdeel mediodía,
do estab¡ cerc¡ del al atardecercuan_
co n ti n u ar las inv es t iga c i o n e sp a rae v i trr u n a p o s i b i l i - d d" Hitler,
Lanciileria,¿,,.u"."lijll^t!: a mitaddela
dad de error. g", o.ab.'n-áil;;"t i:l ]i I avor¡ s-ss Gunschev Lin-
En los últimos díasde la batallade Berlín habíansido que rociaron.on Hitlery EvaB...r.r,
más de un centenar los que pudieron salir de los bun- 6"ni.11t-uerpos.de
ieron ruego
rod. ;,,; ;;;;::ll;YPrend
de
kers de la Cancillería,y la sospechaque flotabaen Mos- tancia,,,rrr¿ri".f.í.?1Dte ver a cien merrosde dis_
cú tenía una fuerte lógica: si otros pudieron, ¿por qué un díaen quer. lr,,-rljllda.del iardÍny al rtardecerde
Hitler no? cubríael cenrrodeBeriín.
Como¿il i;rj..ieoa
Los juecesinvestigadoressoviéticospreguntarondos por esosólo ser" .."yó1o;;;ff;as unua tesrisnullus _

8z
¡l
ni os obteni dos- el l ugar donde fue hal l adaia pisr olr
que supuestamentesirvió parael suicidio:
* Estaba
- .
- -":' :- :"
"
- l":"1i1' 1CómO a sr.rspies.
que * Estaba
: -: : -:l 'i f ::: lc : : . s ie) uÍ l1i e ¡o n i a s d e c t¡rrc to l l e s ' sobreel regazo.
* Estaba
:'.,::üf, fueron concordantes' a sr.rlado.
los
Por eiemplo, respecto a cómo se encontraron
diieron:
:uerpos de úid"t y iu mujer,los testigos
* Gunsche en 1950: sentadosjuntos en el sofá' En También respecroal objeto en que fueron envueltos
y F-vaecha- l os crdávereshay tres versi ones:
rqoo ,".otriget ttiilár en un sillón' sentado' *r
E n una saoena_
- en otro sillón.
d¡ * En una
* Linge: en distintos extremos del sofá' frazadamilitar marrón.
* Keripka: Hitler echadoy Eva sentada' * En ia alfon-rbra
manchadade sangre.

S o b rce l s uic idio'di jer o n : Lo mismo sucedesobre la forma de transportar los


+ Gunsche 195o'Lt' disparo en ia sien derecha'En cuerpos:
"., It¡
' V ¡ri os S S ,en dos cami l l as.
t 96o n o a P or t adat os . * Bormann y
' * haríaun
Linge: disparo en la sien izquierda' como Linge, a hombro.
derecha)' * Gunschey
,.rr.do, (ít"ro Éambiadeclaración en sien Kempka, a hombro.
* KemPka: disParoen Ia boca'

También sobre el lugar del entierro hay tres versio-


historiadores
Lo más incongruente es que ei trío de nes:
y Bullock- dan a la pa- * A un
oficiales-Trevor-Roper, Shirer metro de la salida
sui- * A tres metros,
."i" en el sofá,uno junto al otro' con Hitler en un cono de bomba
".ft.¿. *
cidado por disParoen la boca' ]unto a la pared de la casadonde vivía Kempka.
sin
En lo que haie a Eva,todos la dan como envenenada'
testigohaya visto la decoloración en ios labios
q";;;gú"
manera'
q.r" uJ.t"rro le hubieraprovocado'D.ecualqrrier Aunque hayan tantas versionessobre todo lo ante-
"l en que el pelo le cubría la cara' rior, nada se sabede los objetospersonalesde la pareja,
.rtrb"r, todos de acuerdo
que nunca más aparecieron:laspistolas WaltherdeHi-
tler y Eva Braun; el reloj de oro de bolsillo de Hitler, el
tampo-
Estosy muchos otros autores,topor su Parte' reloj de piatino y diamantesde Eva y su pulserade oro
al describir -según los testimo- con una esmeralda.
.o ," pon"t de acuerdo

3'1 85
19S 1por anóni mos anal i stas." S egún o pina; . . - L . _
De mos t r ando im pot e n c i a , B e s y m e n s k i c o n c l u ye:
hington algunos especialistasen iI análisisde j; :,- . _
"Los que verdaderamente sabíanIo ocurrido y podían -
ganda nrsa,a Stalinle interesabamantener a Hit|er r ,
-.,
acordarse de ello, no querían recordarlo y parecían ig^ a fin de que estole sirva de excusapaÍa actuaren Euro-
norar lo más importante. Esto queda claro de modo es- pa, Ilegado eJcaso.'¡¡¿Cujl seríala gananciapolítica?
No
pecial en lasdeclaracionesde Otto Gunsche v Linge. Si se entiende.Tampoco a posteriori. pues Stalin no lo hi_
zo nunca pesea la Guerra Fría y al marco internacional
bien ellos sabíano debían sabermás que los demás, tant-
que habíaimpuesto la guerrade Corea.El revisionismo
poco han hecho tnucho para aclararel asunto después
posterior a su muerte, ocurrida en r953, tampoco d.e_
que fueron dejadosen libertad".Y agrega'."La confusión mostró que se aprovecharapolíticamentede esretema.
y falta de concord;tncÍa en lasdeclaracionesdemuestran,
sin )ugar;t dudas, que los colaboradoresde Hitler que
escaparon del refugio blindado de la Cancillería del P or si fuer¡n pocashs dudas pl anteadashasr aaquí .
más de un cuarro de siglo despuésde publicado su liüro
Re¡ch tcnían inte¡és en ocuJtarJ¡verdad"."
hubo hasta fuentes oficialessoviéticis que desmintie_
ron l o di cho por B esymenski .
En prácticamenteninguno de los libros pubiicados El z de abril de 1995un despachode ANSA distribui_
do a sns abonadosdecía: "Nueyo s documento.ssecreros
desdeel final de la guerra se tona en cuenta seriamen-
y Ltnaentrevista con el ex jefe del KGB en Alemania
te las dud¿sde Stalin ni la declaraciónsoviéticani su in-
Oriental, Serghei Konradschov, podrían dar a conocer
vestigaciónoficial.
nuevos detallessobre las tiltimas hor,tsde Hitler. Seg¿Ín
lo declaradopor Konradschov a SpiegelIV, unap"ri de
Ia mandíbula y algunos ñuesos de Hitler están cusrod.ia_
Si n e m bar go, en las p ri m e ra s p á g i n a sd e l l i b ro de
dos en Moscú. Serían los resrcsdel contenido de cinco ca_
B e symens k i,hay una p re s L l n tare tó ri c a y c a u te l o s a:
"¿Porqué c1propio -S¡.r1in. jasque en ry7o fueran desentenadasen Magdenburgo,
¡ri.lnJo s¡ludo al presidente ex
.;--.1,';; Alemania Oriental, en rinazona d.e accesoprohibiio por
fru-¡r.,'n .,.--' ¡'. ie Jijo en r¡tedio de la mayor sor-
Ia KGB. El entoncesjefe de la policía secretasoviética, yu_
i'r:.- i i- .-:-.i::- Je su inte¡Jocutor,que Hitler aún vivía
: ,-.-: :i.r ::'tu\-posible que hubiese buscado refugio en ri Andropov, habría propuesto al líder del Kremlin, Leo_
nid Breznev, Ia quema del mateial que contenían las ca_
.,.:.-.:.1t r J t Jo E s peña ? " .ta
jas.La cremación de los restosde Hitler, Eva Braun y
los
Goebbels {ue el capítulo final de la Operación MyrhLs de
la policía soviética, que había decil¡do verificar lascir_
En general,los autoresque opinan que a Stalin le con-
cunsancias de Ia desaparición del cadáver de Hitler. por_
venía un Hitler vivo para usarlo como un espantapája-
que Stalin no creía en la tesisdel suicidio".
ros político, siguen la iínea de pensamientolanzadaen

86 8t
Pocomás de un mes después,otro despachoagrega- cuando anresh¡rbíadicho que estabandeterioradospe-
:¡ detalles: "'fras la desapariciónde la Unión Sor'¡eric¡, ro enteros.
::i1L')oÍtantes atchivos han quedado a disposición de los Lo que ciefinitivamentepone en duda todo su traba-
:)vestigadores.Y aunquehay algunasfuenfes¡usasque jo son los nuevos testimonios que indican que los res-
.r,r deseanrevolver el tenta, otros han decidido hablar' tos no fueron incineradosy esp1rcidosal viento en ju-
:: er capitán del Ejército Roio, Ivan Terechenko, de 71 ni o de r9-¡;.
r :i os, v e/ sargento [van B]ashtchuk señalarona 1¡ revis- Respectoal gobierno soviético,que tuviera en mar-
:.r¡lernan¡ Sternen rg92 que ellos transportaran 1o'sc¡- cha una OperaciónMythosenrgTo, hablaa las clarasde
---.r r-e¡e-s de Hitler y Eva Braun. Afirntaron que loslleva- las dudas que seguíanteniendo años despuésde ia pu-
. ,¡'t desde el bunker hasta un cLlartelde las tropas blicaciónclellibro oficioso de Besvmenski.
. i iéric¡,sen la ciudad de Magdenbulgo, rrus ser ente' C ómo se des¡rrol l aronl os hechosfue bi en sinr et iz¡ -
-':-icr-sv desenterradosva¡¡hsvecesen laslocalid,tdesde do por el periociistaalemán Frijof Meyer. La noche en-
.:'r.:.rn'. R.rfien orry Sthendal. Ello s rei teraron' en nume - tre el 4 y 5 de abri l de ry7o, en Magdenburgoliega un
.- ¡.:selr¡rel¡isras, que 10scuerpos de ambos reposeron grupo de soldadosfuertemente armado e ingresan en
': ...r ¡iud¡d del terrircrio de la ex Alent.tniadel Este una [i end¿ de campañai nstal adadesdedía s,f r ent e al
, -.'..:r :. ','c'r¡lricinco¡nos, h¡s^¡¡que etl IgTo fueron tras' núnrero 36 de la (ilausenerstrasse. Ailí procedieron a de-
' .. . -. ,-:
¿r¡sr i¿ ioc ] es c ono c ,-1eon N 4 o s c ú " -' a senterrrr caj ones,tarda¡orrmuv poco ti enp o v 1ocar -
-..i
: -. ::-r p.rrtc del comttnicrclosc dice: "Por su parte, garonen un c¡mi ón. A l a medi a hora el mi smo llegó al
i,'llrtln ski ratí li có des -
:- : -r . - :..-tt:. li-.r'es¡lg.rrior rtl so lJe.s monte Biederitz,en el cual se encontrabael cuartel de
, ,'.' --. - i-i f i ' : i i r r i l , : . ' , ' ' ' , ¡ l c ¡ b o s. it"tciíca n d t¡ q u e ftte Magdenburgo-Herrenkrug.Allí fueron incineradosto-
- j : ' -- - - - I
li.r t) .\ { ill t icle d e a m - dos l os caj ones,enterradosdescl el ' r¡cíaz5 rño s, esper f , -
- --iiti'--l
-- --: - .....- ' :' ;;jr ' jr ¡ l1 l,1 .S.r lir l¡ ¿ /e ron hastaque todo fue cenizas,nunca los diez cadáve-
't " .' t.- .:' i j- jr ' iltil¿j lllego,.lt.u7- res desenterradosfueron extraídos de sus podridos
- --
.' - .. - :¡ -..r.ld.ldos
cort¡ron los contenedores.Por último fueron aventadaslasceniz¡s,
, - . i - -Lri.t¡ollen cajasde granadas se di ce en el río E l ba.
Llamativo es q.ueno se permitiera abrir los cajonesy
. ' . o. , . , de Be s y me n s É c o n tra d i c e ns u que estosfueran trasiadadospor miedo a que los encon-
traran crsualmente,evitando una investigaciónforen-
' -\cribuve a Linge y Bormann los hechos que antes se por parte de l a D D R , en cuyos funci on¡¡ios ei KG B
:¡'¡ra atribuicloa Gunschey Kempka. no confiab¿.
* Dice que los cuerposno estabancalcinadoscuando
La Operación Mythos que involucraría a los ocho in-
¡ntes habíadicho que est.rbancompletamentecarboni- tegrantesde la familia Goebbelsy a una pareja,supues-
zado s- t.lmente los Hitler, constaen un documento fechadoel
* Ase g u ra que los c uerp o s e s ta b a nd e s p e d a z a d o s t3 de marzo de r97o, enviado por /uri Andropov, en ese

S8 ó9
entoncesal frente del KGB, clasificadocomo 655-A, co- 6. An-rsler,Jean,HITLER,pig. zz.
pia dei cual se encuentra en posesión de la revista ale- 7.B-esymenski, Le,"v,op. cit.,pág.:.:z5.
8. Ibid,pág.r4r.
mana Der Spiegel: "En relación con la posibilidad de
9.l bi d,pág r+ 3
obras de construcción o movimienro de tierra en esere- to. Ludvrig;Bonnín;Fest;Amsle¡;Kempka;TolandySolar.
rreno, que puclieran eJevaral descubrimiento de la fosa, rr. Besyn.renski, Lew,op.cit.,pig.t47.
consideraría oportLtno retirer los cadáveresy destruir- rz.Ibi d,píg.8.
los por incineración, la citada medida se Jlevaría a cabo Sondern,Fredericlr., LOS ULTIMOSDIAS
_,-r3. DE ADOLF.
con mayor confidencialidad por el grupo operativo de HITLER,pág.r5+.
la sección especial del KGB del Tercer Ejército de cho- r4. Reurer,S/oS/gS.
que del grupo de fuerzas soviéticas en Alemania, y de-
b ería ser correspo ndi entem e nte docum entado ".
Dicho documento, que reproduje en parte, lleva el
sello "Apruébese" y estáfirmado por ia autoridad su-
prema de entonces,Breznev,el Primer Ministro Kossi-
gin y Podgorni,presidentedel Sovietsupremo.Se sabe,
por cierto, que existeun expedienteoperativocaratula-
do como 4r-S/z-V/t
'Otros periodistas estuvieron sacandoconclusiones
p ar e ci d a s,ent r e ellos inv e s ti g a ro nKl a s J a n H i n d ri k s ,
CharlesBarrandy Andrea Bedetti.No tengo duda como
.ilos, que el 5 de abril de r97o fueron incineradosdiez
:!-stoshumanos, queda el misterio de a quién pertene-
.r . rne n vi d a dos de ellos .

- : . - -i\. Aiain.IA HISTORIA SECRETA


DE L\ HISTO-
- : '--'--':r68,/9.
. - . , E. l 7 l .
- t o r1 ¡
_ "> ' / a'

: -- . r:.:rski,Lcw. LAMUERTEDELIITLL.R,págs.z8yss.
:. - ...:--: ::.idico cluclo revisófue el módico dcl Ilospital
..:., -:- 3.:-l:'r.inuredi.lt.rmcnte
despuóscleasunir llitle¡
,-:: (-r:o. ;ueron cl Dr. Giesingen 1944,vcl Dr. Morell.

-
V esrc rcma con el coronel Rudel, quien tenta ¡j--r.:- . _ -.
na amputada. El pensabasobre todo en eJ uso ;-
-,.-
helicóptero, que para el despeguey aterrizaje sólo n¿-
cesita un lugar muy pequeño siendo suficiente un rc_
cho plano. Tal vez podría serla torre del flakbunker del
zoológico".,
La historia alternativadel final de Adolf Hitler pue-
-fresde estascuatro personaseran consideradaspor
de escribirsehoy -más de medio siglo despuésde la caí-
Hitler como los símbolos del atrevimiento v el heróis-
da de Berlín- empezando a utilizar fuentes que hasta
mo béiico.
ahora no habían sido tomadas en su debida cuenta por
restaron importanci¡ v sub- El coronel Rudel era un as de la aviación v el piloto
los autores clásicos,quienes
más condecoradode la Luftwaffe
valuaron el rol de varios personajes'entre ellos los de
Otro de los presentesen la reunión, Otto Skorzeny,
Hanna Reitschy Hans Rudel-
era el comandante del grupo de comandos Oranienburg
Lasmemorias de ambos publicadasentre fines de los
sor- que dependíadel servicio secrerodel AMT VI de la RSI
:.ñoscr-tlrcntav fines de Ios setentaaportan detal.les
qtie pueden dar una visión distinta de cómo HA. Susaccionesmás espectacuiares habíansido, entre
:-:¡;.iCcntes
otras,el rescatede Mussolini en el macizo del Gran Sas_
,:---:'r' : r l- . . ¡ os ¡ s r ' . so b reto d o , o fre c e ro tra h i p ó te -
r--1
so y el rapto del hijo del regentede Hungría, almirante
- ' : - : ir . . , ' ..l t i l l ' re ro d c r9 4 5 . e n u n a d e l a s Horth¡ en el castillo de Buda.Era para Hitler, el hom-
- - , - : , . - - . . . ' '-u ti tr-¡t-¿ :e u b i c ¡d o e n l a to rrean- bre de las solucionesincreíblesy de absolutaconfianza.
- - -,:
En ocasióndel atentadodel zo dejulio de 1944 en
: :.::: t )' : : = : : , ' . : . ei z o o l ó g i c o d e B e rl ín , e l c o ro n ei
un momento en que desconfiabade todos sus oficiales
i:.:rs - 'rich Rudel habíarecibido visitas.
superioresy ministros- a é1,un Standartenfü.heren_
R.udelestabaallí convaleciendode Ia.rmputación de
por una tonces sólo coronel, había dado la orden de intervenir
ir p i e rn a der ec haque l e h a b ía s i d o a rra n c a c l a
el clía 9 dei los mandos y detenera los complotados.
gri.r.d. en pleno vuelo en su S¡uk¡ luSz'
Siendo especialistaen evasionesclamorosas,en no_
m l smo m es .
"Los visitanteseren el genetal de aviacion Ritter von viembre ry44 fue encargadode neutralizar una opera-
ción aliadaparecidaa sus hazañas:el rapto del maiiscal
Greim, la conandante piloto |-lannaRc'ir-schy e} coro-
Petainque un comando paracaidistaaliado transporta-
nel de contandosOtto Skorzeny";'1ohabiado durante
ría a Córcega,liberada desdeocrubre. Se apostó en Vichy
l¡ re u n i ón f ue c ont ¡ do p o r H l n n r R c i ts c h :
"No podía dejarde pensare imaginarJ¿sir¿r¡cionde con 2ooo S S y esperó i núti l mente unas sem anas.Al
mes siguiente organizó wa brigada americanaunifor_
Berlín, casi destruidacomo la había vi:;to volando, y
mando sus comandos como tropas estadounidensesque
dudabapoder sobrevolarlaotÍa vez transporttndo he-
invirtiendo los letreros en los crucesparalizaron por urrA
ridos o realizando misiones especiales,ya qLter¡ctcteía
semanaias operacionesen las Ardenas,corrieron voces
que hubiera sitiosdonde poder aterrizar.Hablé sobre

9z
l l evandoai secretari ode estadoN aumann,la pilor o : =
desdeentoncesque Skorzenvtenía la orden de asesinar
ci bi ó un l l amado tel efóni co: " A l úl ti mo minur o anr ¿.
a Eisenhower.
del despegue,me llegó una orcien telefónica de Hiile:
Hanna Reitsch era ia primera capitán piloto de Ale-
que me prohibió volar a Breslaubaio ningún conceprc".
mania. Prácticamentevolaba cualquier aparato'Había
EvidentementeHitler queríapreservar1aintegridad
sido piloto clepruebasde casi todos los aviones a cho-
de Hanna Reitsch, aún a cosra de demorar la ilegadaa
..o qtr" fueron producidos en seriey hastahabíavolado
Berlín de su propio secrerariode E,stado.La mujer no
.oháte, Vr moáificados. En febrero de r938 fue la pri-
obstante desobedeció la orden del Füh¡e¡. Escribió:
mera en pilotar un gyrocópteroy desdesu juventud ha- "Como yo no dependía directamente de ninguna orden
bía establecrdoinarcasmundiales en vuelo a vela como
militar, decidí volar igual".
cl p ri me r c r uc ede ios A lp e s e n p l :rn e rd o
A mediados de marzo Adolf Hitler habíaabandona-
E1generaiRitter von Greim er.tun vetcrrno oe la prl-
c1119+) una briga- do la Cancilleríay sehabíamudado al Fíihrerbunker,se-
l,-r.r.'g.,"rr" mundial, y con-randaba
vez a Hi- gtrn Albert Speer,para dormir tranquilo enel nuevo re-
i¡ aéréa.En r9z3lle'¿óen un vuelo por prin.rer;r
to n rl d e l p oderen fugi o que el mi smo arqui tecro había em pezado a
: . et e n u n av ión alquil¿ d o ,y d e s d el ¡
tri
. i 3 . p o rc inc o años ,f ue e l p i l o to c l c l tl ro to r J u n k e r5 z construi r en el veranode r944 en l os j rrdi nes der ¡ ásde
l a vi ej a C anci l l ería.
. ,.o t-r.ld e t lit ler . E l c om a n d a n teB¡tt¡ i tr s u s t.i tu v óa l
\ \ 'ir1iC¿irldorh¡s- E l r9 de abri l H i tl e¡ habí¡ convocadoa Ber lí n a Hans
. : -todel nuevo cuatrilnotor Rrckc'
' . . : :t de ia guerra. Rudel. En los primeros minutos del viernes zo, el día de
su cumpleaños número 56, el piloto fue el primero en
:::.r.j cu;ltropersonJsrcunid.'rsen rq,.rellrs¡la de hos-
felicitarloy sedisponíaa regresara su unidad en el fren-
: : t :i g o za bande la t ot ¡ l co n fi rn z ¡ d e H i tl e r y te n ía n ,s e -
qún Jocumentación r sus nrisn'iosescritos,accesodi- te checoslovacodespuésde concluir dicha reunión con .
el Führer. Cuenran que Hitler le había vuelto a ofrecer
i. .,o . é 1 aún en c 1 m j s n o B e rg h o f, 1 o q u e H i tl e r
el comando aéreode ia defensade Berlín y Rudel que ya
considerab¡-.uhog.r¡en ei Obersalzberg'
sehabíarehusadomesesantes,habíarespondidoal ofre-
cimiento señalandoque Adoif Galland, ademásde ser
un generalal contrario de él que era coronelseguíasien-
Hanna Reitsch escribió: "Cuando dejé el hospital, me
do la personamás indicada para cumplir esatarea.
entrené mucho sobrevolando la zona en cualquier situa-
Habían habladode Ia marcha negativade la guerra,y
ción climática, hasta que rne sentí segurade poder lle-
H i tl er l e habí¡ di cho:
gar hastala rcrre, aunque{uera de noche y ninguna luz
-pudiera "A usLcdtodo le parecefácil. Yo estoy tratando inin-
guiarme. De esto también se enteró el general
Vo n G f eln 7 .t
terrumpid:lrren¿e desde ry43 de hacer la paz, pero )os
La ciudad de Berlín ya estabacasirodeadapor las tró- aliadosno rluicren.Ponen por condición la rendición in-
pas soviéticasy los lrrelos en la zona eranpeligrosos'En condicional. i,Ii ¿Je-.srino personal no tiene ninguna im-
portancia, pero rlo ¡tttcdo aceptarIa rendición incondi-
cierta ocasiórren que se disponía a regresara la ciudad

q4 .)j
Orani enburg,rebasandocompi etament eBer iir : . .
A lasrt.3o de la mañanade esedía, Fiitler fue desper- fl anconorte, y empezandoa gi rar haci ael sur . No c. . . .
tado por una andanadade proyectilesque era la prime- ba satisfechocon los informes que recibía.por Ia ta¡c.-
¡a en alcanzarel centro de Berlín, a la altura de la He¡- abri ó su conferenci ade si ruaci ónexi gi endonor lci¡ sso-
mannplatz.Estolo impresionó y desconcertótanto, que bre el ataque de Sreiner,cuando el riarisc.rl Keitel e]
1,
p o r u n mom ent o c r ey ó q u e l o s s o v i é ti c o sh a b ía n re- generalJodl confesaronque aún se estabaorganizando,
construido un puente de ferrocarril que cruzabaei Oder Hitier estalló y comenzó a gritar que todo el mundo ie
v estabandisparandocon un cañón de asediocon alcan- habíamentido, t¡aicionado,que aún las SSle habíanfa-
ce de ochenta kilómetros. llado y que el TercerReich estabaen bancarrora.
I-uego averiguaríaia cruda verdad: ios proyectiles Exclamó: "Laguerra estáperdida'l Fue la primera vez
p ro ve n ían de una bat e ríap e s a d aq u e d i s p a ra b ad e s d e que hi zo estaadmi si ón si n cal i fi cati vos.
un a d i st anc iade m eno s d e v e i n te k i l ó me tro s , te n i an También Bormann llegó a Ia misma conclusión. Lla-
inscripcionesque decían'."Por Loshuérfanosy viudas" mó por teléfono a su mujer que estabaen Berchtesga-
y "l1rr /¡.s/ígrinras derramadas por nuestras mad¡es ". den, y le dijo que habíaencontradoun magníficoescon-
.l e cl ic r t or i¡ slr s l- r ¡ c í¡nl o s o p e ra d o re ss o v i é ti c o sd e
L -.... dite en el Sudtirol parasus nueve hijos. Ella tendríaque
la bateríaartillerosde la 266a.División del Quinto Ejér- hacersepasarpor la directora de un grupo de niños víc-
c i to d e A s alt o. timas de bombardeosen buscade asilo.
'
Los soviéticoshabíanconseguidoromper definitiva- Saliendode la conferencia,Hitier seencontrócon srls
mente las líneasalemanas,y empezabana avanzarcon secretariasy la cocinera, les dijo: "Todo estaperdiclo:
rapidezhacia Berlín. En el transcursode esemismo día irremediablemente perdido'1 Les pidió qrrese fuerrn de
Goebbelsparticipabade unl conferenciaen la calleHer- Berlín,pero todas rechaz¡rorrel peclido.Ll cliio: "Sr¡ni-s
ma n n G oer ing z o c on s u s c o l a b o ra d o re s y, ta m b i én generalesfueran t.tn valientesconlo usredes... .
ellosescucharondesdeallí el cañoneo.A Ias12.1S seaso- Otra vez de regresoen la salade conferencias,orde-
maron a una ventana para ver el ataque:la bateríaque nó a Jodl y Keitel que se fueran a Berchtesgaden: "De to-
disparabaya estabaa doce kilómetros del centro. dos modos -les dijo- todo se estávinieÁdo abajoy yo
llasta entoncesaún funcionaban los medios de tlans- va no puedo hacer nada. El resto hay que dejárselo a
porte y los soldadosiban al frente en tranvía.Poco an- Goering".
tes de la mpdianocheei emba¡adorWalter Hewel le di- Un reiato más puntual hecho por fodl pone en boca
io a i{itler: "Faltan cinco segundos paraIa medianoche. .1eHitler la siguiente frase: "No se trataahora de lucltar,
¿Qttiere tontar alguna iniciativa política? Entonces, es itorq¿e y¿ no tenemos por qué luchar. Se tratade nego-
este e1momento". Y Hitler había contestado: "¿Políti- -'r.rciones,y Goering puede llevarlas a término tnucho
ca? Yo no hago máspolítica".e .'rrt'¡orQueyo".ro
El domingo zzpor la mañana,Hitler supo que Zhu- E semi smo día, el zz, Goebbel sreci b ió la or den de
k o v h a b í a¡ r v anz adoc in c u e n ta k i i ó m e tro s m á s a l l á de .':escntarsecon sLlfamilia en ei bunker-

o8
A l a s c inc o de la t ard el a s e ñ o raM a g d ai e d i j o ¡ Ia ni - .ir'¡iurrrdo con s!-tdecreto del zg de junio de ¡-- :
ñ e ra q ue pr epar ar aa s u s s e i sn i ñ o s p a rav i s i ta r a H i tl er. ¡c'ciboresp¿resre antesde lasdiez de .lanoche, c,:= .
Dos Mercedes Benzblindados habían ilegado hasta la .ie-q-lrro qtre ha perdido su libertacl de acció¡t,considc:.,-
casa para transportarl os. "La familia Goebbels había r.; cttntplidos todos los requisitos del Cecreto.r¡ácfu.rrc
ocupado ambos automóviles. En uno el matrimonio ,'t\me¡c)rqLtesepaen bien de los rnreresesde ¡rtiesr¡c-,
con sLlhija Helga, v en el otro lasotras cuatro niñ¿s con ¡r.rrsy de rruestropueblo. \-a conocecu:ílesson rl¡s sen-
su hermano Helmuth. Práctican'tenteno llevaron nin- ¡u.nienrosen esfa hora. la más gratre de su t,id¿.No e¡¡-
gún equipaje. Lasniñaspodían llevar cadauna un jugue- .'uerrr¡o las palabraspara expresarlos.Que Dios lo pro-
te.Helmuth, por supLtesto,también.'\' :c'ie.vpronto Ie veamos de nuevo entre nosotros a pe,s;r
E,llunes 23poco antesdel amanecer,el estadomavor .ie rrrtlo. Su leal Hermann Goering".
que debíat¡asladarseal sur partió haciaMunich en quin- F.nei bunker, esernensaje-el último que la mác1ui-
ce avioneslunker5z. Entre los pasajerosfigurrba el ge- '¡.r clecodificadoraUltra descifr.rríaen inglaterr¿ pr-
neral Karl Koller, quien apenasllegadoa Berchtesgaden :,-cio ofendera Bormann más que a Ilitler, quien exigio
habló con Goering de lo que estabaocurriendo en Ber- ..rej ecuci ónde Goeri ng.
l ín . L e dijo que Hit ler a ú n e s ta b ac o n v i d a c u a n d o él I-litier se negó a ilegar tan lejos y en consider¡rción¿
abandonóla ciudad, que incluso había una o dos rutas 'us anterioresservicjos,dijo a Goebbelsque anur-rci¡ra
de escapey que 1acapital podía sostenersetoclavíapor , i¡rrrrensaque la rnala saludhabía obligado a Goering a
urr¡ senr¡n¡ m.is. ,'nunciar a todos sus cargos,incluido el de Maestro de
Goering pensó que podía haber llegadoel momento , -.rz¡ del Reich, cargoque mantenía desder9 jo.
de proponersecomo sucesorde Hitler, en basea los do- 'i'estigode estoshechosfue Speer,quien habí,rieqrc-
cumentos redactadospor el mismo Führeren r94r. En inexplicabiemcntedesdeI"{ambi.rrso."l'iri pctrul-
estasdirectivasse lo designabasucesorde Hitler no só- -.rdci
:inta vez a Berlín. Los tttotivos que riTeindujeron a h.t-
lo despuésde su muerte sino también en casode inca- ,-t'r]ono eran tnás que pretextos. En realidad quent ver
pecidadpermanente o temporaria de éste para ejercer ,: Llitler, el cual ejercía todavía sobre mí un poder de
sus funciones. : rr ¡cción casimagnético.'\ z
Pensandoen esto,mandó a llamar a Hans Lammers, Sobreias dificultades del viaje, Speercuenta en sus
:\p e rto legaly c us t od i o d e l o s d o c u m e n to s ,p a ra que nretnoriasque salió de i-lamburgoy a novent.r kilóme-
:¿'chctara una cartade intención. El mensajeque redac- :ros de ia capital quedó bioqueado por un río de autos
: , crr una obra maestradel tacto. q',reilegabanen sentidocontrario,todos encolumnados
t)ecia'."Mein Führer, en vista de su detemtinación de h.rci ¡el norte. E ntoncesC eci di ódesvi a r seal polí gono
'' 'i n u.rren su puesro en la fortaleza de Berlín,
¿estáde .1epruebasde la Luftwaffe en Rechlin paraintentar con
' ri/c en que yo tome inmediatan-tentel¿ total direc- i ¡qul r un avi ón. D e al l i fue conduci doha st a G at ow e¡ r
.., 1¿r.sasun¡os del Reich, con plena Libertadde ac- 1.rperiferia de Berlín, donde le consiguieron un¡ avl()
. . .- .-| interior y en el exterior corno sucesorsuyo v llr-taSto¡ch.

- !*
"Hubiéramos po,dido hacermuy bien aquel tÍavecto cambio de humor, el Fürl¡er dii o: "Por cuanto;:. : . -r ,
en auto, pero recoÍÍerlo en vuelo, a baja altura, tuvo Ia porta, Goering puede continuar conduciendo lasn._:- -
excitación de unaaventura.En el Eie Esre-Oesreque ha- ciacionesde ]a rendición. Una personavale tanto cornc
bía recorrido con Hitler la noche antesde su cumplea- otr¡. Total. la guerra estáperdida...".
ños 56, aterrizamos en la ancharuta poco antes de la Esemismo día z3 Eva Braun habíaescritouna cartaa
puertade Brandenburgo,Provocando sorprest entrelos su hermana Gretel,diciéndole: "Aúnhay posibilidades
raÍosautomovilistas. Un auto militar parado ahí nos lle- pero, sin embargo, es obvio que no podemos permiür
vó a la Cancillería.'12 que nos capturen vivos".
Llegando al Führerbunker, Ia primera persona que En éstale pedía que destruyeratodos sus papelesde
encontró fue Bormann. Le dijo: "Es tiempo que Hitler negociospero las cartasdel Führery sus respuestasde-
asumael comando del sur. Todavía es posible pero no bÍan ser empaquetadasy l uego enterrad as.Est a car t a
se puede esperarmás". rcrminabacon una esperanzada postdata'."Acabode ha-
DespuésSpeerfue ilevado al cuarto de Hitler, donde blar con el Führer. Creo que él también estáun poco más
él mismo "tomó inmediatamente aquel tono de oficina Jptimista que aver".ts
detrás del cuá\ podía esconder cualquier cosa.Me habló Cercade la medianoche Eva habíainvitado a Speera su
de Doenitz, pregunLándome qué pensabade su capaci- : Lrrrto. " Eraun cuarto muy agradable.I{i tler ya estabadur-
dad. Tuve la nera sensaciónde que no hací.talusión a :t'tiendov pudimos asíentretenemostranquilamente(.. .)
D oenitz c¡sua.lmenre ".ta !:,veBraun erala únic.t en nTostraruna calm.t imperturba-
Speerie expresóa Hitler su opinión favorabley él le ie (...) Parecíadistendida, casialegre.Dijo: ¿qué pensaría
consultó sobre si debíaquedarseen el bunker o refugiar- u sredsi nos d ijér;tmos adióscon rrn¿botella de chantpaña
se en Berchtesgaden."Llsted es el FíJhrer.Si riene que .';'unos pastelítos? (.. ) p.¡camdrero tta¡o ttna botella de
-'¡orir. ¿por qué ir a hacerlo en su casade monnña?", \[t-¡etChandon, du]cesv tore-r..Despttésquedamos solos
::.:o n Ci, ¡ , ( neer . ..)¿Sabe?,dijo. Usred hizo bien en venir otra vez acá.To-
'"-r.:. :
,r : : ' . - : ' : : : ' - ' je i l i tl e r- q u i e n l o h i z o n o rmal - -io es f¿n vano... Por poco no nos encontrabamás.'\6
I : - -: 1. ' - ' -- -.'riit otra vez al día siguiente- La reunión duró tres horas.A las tres de la madruga-
' , : - . - - . . . , -- . - ' :.e rsl ,o l l e v ó h a s tae l c u a rtod o n - -.r, Flitler se levantó y Speerpregunró si podía despe-
' .' . : - - . : : . - s - r Co n e l l a h a b l a ro nd e c o s a ss u p e r fr- .-r¡sede é1.'iSe va? Hastala vista" -le dijo el Führer.
. . , , .. . :r r,:,rr)ie Sitde Speer,Goebbelsno los dejó so- 1",¡hubo otros saludo s-. "Fue mi despedida.Diez mi-
. - : :.: j: :iomento. "Nos separamos en un silencio .: u ros después dejé la habitación del canciller.'\7
=.::i:,.¡zoso . Su marido no nos había concedido ni nm' Estosdiez minutos en blanco,de los que Speerno da
Doco dos minutos paradecirnos adiós." ::.rformación,son misteriosos,es la última vez que ve a
Luegode esteencuentro con los Goebbels,Speeres- :i i tl er pero es como si el encuentro no hubier at enido
cuchó los gritos de Hitler quejándosepor el telegrama :.nportancia...o hubiera tenido tanta que debíamante-
d e Go e r ing. Un ins t an te d e s p u é s ,c o n u n i mp re v i sto l erse en secreto.

702

IL
E sta asombrosami seri cordi afue com eni, , - -
Así parecedesprendersede la lectura de sus memo- mente durante el juicio de Nürenberg, donde 1c',s .... ,
pági-
rias, tanto que a io largo de seiscientascincuenta tigadoresse preguntabansi detrásde ella no se ocu.'-.-
nas sólo utiliza dos para contar ias últimas ocho horas
ba algo muy importante.
que pasó en el bunklr, durante ias cualesse reunió dos
\¡ecescon Hitler.
Eseúltimo viaje a Berlin' por tan poco tiempo y apa- N orR s
graves
rentententesin ningún motivo, habíaentrañado
en su libro io explica de manera casi psi-
riesgos.Speer r. Rudel,Hans,1I PILOTADI FERRO,pá9.253.
hace contorsiones retóricas para justificar
coaialíticl, y z. Reitsch,Flanna.FLIEGEN- M E/N ¿EBEM¡ríg.3to.
cosascalescomo un proyecto de rapto de los más altos 3.l bi d,pág.3rr.
jerarc.rsy el magnicidio de Hitler' , D
" .1,.1
t I r nc nn .;r ., pág. z 6- ¡ .

Estasdecl¡r.rcionesya las habíahecho en N ürenberg lohn. ADOLFI IITLER,pá9.+28.


5.Tol,rr.rd,
y 6 . Speer,Albert,MENIORIEDEL TERZO RE/C/| pá9.559
c.ru s¡n doi. r s or pr es ade l o s d e m á se n j u i c i a d o s l u e g o
UNDA GU ERRAM UN D IAL.p ag.7z
7.Simons,Gcrald,.5,E6
l;rsescribió.El menos severode ellosfue Goering' qulen
lo llamó segpndo Bruto y no faitó quien lo llamara Ju-
R I¡ Sr¡nrn:
-. , _ _/,,+ 5 .
ct /¡¡

9. Oven,Wilfred von, QUIENERA GOEBBLEIPá9.t+.


cias.Estereiudio de sus ex camaradasiba a favorecerlo ro. Trevo¡-Roper, H.R.,LOS LIL'tlMOSDIASDE I IITLER,
an te l o s ir t ec esy ios histo ri a d o re s ' pág.ro9.
Lo clerfo no se sabede qué cosashablaron en rr. Oven,Wilfrcd v()n,op.cir.,p.rg.z-1.
"r'qt " pero algo pareceseguro:no ha-
eseúltimo encuentro, rz.S pccr,A l bcrt.op. ci r..pi g.s6r.
blaron de un suicidio próximo, pues Speer no habla 13.Ibi d,píg.S 6S
tampoco de esto y además no hubo una despedidadra- r4. Ibi d,pág.S 6+ .
lo c o n tra ri o ' r5.Toland,John, ADOLFI I\TI"ER, P¡rtc,prg +3q.
Scgunci¡
míti ca , ex J c t J m ent e '
-t - :tt . prg. 57o
ananr A lh-rt nn ,
La hipótesis que se puede hacer es que Hitler pudo 'A
17.Ibid, pág.S7t.
haber enviado a través de Speer un sobre cerrado con un
iB. Speer,Albert, SPANDAUERTAGEBTCI IER,pá9.286.
mensaje para Doenitz. El arquitecto reunía la confianza
,,"."r".ii y el propio Hitler había dado pruebas de te-
ne\le un¡ estima muY esPeciai'
Menos de un mes antesel 27 demarzo,Speerle había
confesadoa Hitler que no habíaobedecidosus órdenes
<.ledestruir tocloantesque dejerloen manos del enemi-
que entoncesno podía
¡¡o y Hitler le había respondido
i"gui. embolsándose el sueldo de ministro' "Hágaseel
,ifrrrrro o márchese al extranjero' Yo estaríadispuesto
¡ t r¿nslt'rirle dinero.r Espan.l.'ls

1a):l
VI creyeron.Los alemanes,en definitiva, eran coni-.: r.i: :
de estassospechas,y en una última operación de r;::=-
l i genci aseguíanhaci endo todo l o posi ble por coniir -
marlas.
Los analistasde Eisenhower concluyeron equivoca-
El martes z4 de abril, despuésque Speera las cuatro damenteque lasinstalacionesdel reducto alpino podían
de la mañanaregresaraa Plon paraencontrarsecon Doe- sosteneruna defensapor casiun año, y el generalBrad-
nitz, se produjo la caídade Spandau:desdeei sudoeste ley lo informó así a un grupo de congresistasque efec-
se encontrabaamenazadoel corazón de Berlín. tuaban una visita de inspección en la zona de guerra.
En los túneles del tren subterráneo combatían ias Considerandoque la mansión de Hitler en Obersalzberg
Waffen SS y los restos de la Volkssrurm contra tropas podía constituir su cuartel general,los aliadosresolvie-
avanzadassoviéticas.A la Cancilleríallegó un teiegra- ron enviar al día siguiente el 6r7eEscuadrónde British
ma de Schornerinsistiendo a Hitler para que fuera a su Lancastera arrasarel área.
cu a rte lgener alde B ohe mi a . El miércoles25,a las 9.3o sonó la alarmaantiaéreaen
Esam is m a noc he, e l F ü ñ re ¡c o n v o c ól a p re s e n c i aai Berchtesgaden.Media hora más tarde llegó la primera
Führerbunker,enviando radionensajes al generalRit- oleadade aviones,descargaronbombas pesadasde qui-
ter von G{eim, jefe de la VI Flota Aérea,v al generalKo- nientos kilos. Pasaronotros treinta minutos y llegó la
ller, quien h-atíasido jefe de estado mayor de la Luftrvaf- segundaoleada.Entre las dos pasadashubo 3r8 aviones
fe e n l a c apit al per o t a m b i é n te l e g ra fi óc o n v o c a n d oa que bombardearon ininterrumpidamente por una ho-
Hanna Reitsch y Hans Rudel. Simultáneamente.el ge- ra. Aunque las dos incursionesarrasarontodos los edi-
neral Weidling-jefe del 56qCuerpo Panzer era nom- ficios del Obersalzberg,hubo sólo seismuertos porque
brado comandantede Berlín y no tardaríaen descubrir los demás-alrededor de '¡,.5oopersonas- se refugia-
que la situación era aún peor cle1o qr,rehabía pensado: ron en la kilométrica red de refugios subterráneos,en-
el plan de la defensade la capital le asignabavcintidós tre ellos,el mismo ex mariscalGoering. Peorle fue a las
divisiones,pero en realidadno habíalnás ciecinco dis- villas vecinas.Durante los ataques,que soportaron, Ia
p o n i b l es . Com o r eemp l a z oa l r> ss o l c l e c l ocs¡íd o s s ó l o aldeaalpina de Bad Reichenhall fue la más afectada:mu-
podía poner muchachosde la juventr.rcies hitleri¡nrs. rieron 2oo personas.
Al tiempo que Weidling const.rt.ibrestadr¡máticasi- Despuésdel bombardeo, el generalvon Greim llegó
tu a ci ó n , losex per t osde l C o m i te Cr o n j u n to d c In re l i g e n- al Obersalzbergy encontró allí prácticamentetodas las
cia Angloamericaneestim¡b¡11,al igual que los so¡,'iéti- construccionesen ruinas.También el Berghofde Hitler
co s, q u e Hit ler s e enc o n tra b ¡ e n e l Be rg h o f v n o en habíasi do destrui do por l os i mpactos d e las bom bas.
Be ri ín .A dem ásios es t a d o u n i d e n s epse n s a b .rn q u e c i en Von Greim buscó al general Koller, quien igual que é1
d i vi si o n esalem anases ta b .rnd e s p l e g a d a e s n l o s v a l les habíarecibido un telegramacon la orden de ir a Berlín.
a l p i n o s c ir c undant es ,i n fo rm .rc i ó n e x a q c r.r,l .r
p e ro h Koller no quiso viajar, se justificó afirmando que tenl,l

ro 6
miedo de ir ¡ror haberreportado a Goering lo que había E l concepto de mi si ón ," rr" r^' ^íque alucie- , , - .
comentado su subordinado,el generalChristian, mari- Reitschimplicabaasumir toda la responsabilidadpor -..
do de Gerda, secretariaparticular de Hitler, es deci¡, la consecuenciasde ia misma, y aceptrr -en casode fra-
reflexión de Hitler acercade la aptitud del mariscal del caso- que se habíaactuadopor cuenta propia y sin ha-
I{eich paranegociary el envío del famoso telegramadel ber recibido órdenes.Así le había ocurrido a Skorzeny
día z3 de abril. en ocasión de la liberación de Mussolini, como cuenta
Koller no pensó que la convocatoriase realizabapor en sus libros, y asítambién parecehaberlepasadoa Ru-
otro motivo, como tampoco que si Hitler queríaacusar dolph Hess con su misterioso viaje "en l>uscade la paz"
a alguien de soplón, la responsabilidadcaeríaen el ge- a inglaterraque tanto dio a discutir y que todavíano fue
ner¿l Christian. ¡clarado.
Sepuede racionalmentepensarque, como Koller fue En Berlín,mientras se cerrabael cercoalrededorde la
hastados díasantesjefe de EstadoMayor de la fuerzaaé- ciudad, el generalHermann Fegelein,representantede
re ¡ e n B er lí n, Hit le' r lo c o n s i d e ra rae l m á s i n d i c a d o en l {i mml er y casadocon l a hermanade E va ,G r et elBr aun
línea jerárquicapara ser nombrado comandanteen jefe -quien estabaa punto de dar a luz en rlguna parte de
de la Luftw¡ffe, en lugar del destituido Goering. B avi era habíadesapareci do momentán eam ent edes-
Von Greifn, qur: buscabatambién a Hanna R.eitsch pués de una misión en Furstenberg,de donde habíare-
para volara Berlín, pronto averiguó que ésta se encon- gresadoen avión.
trabaen la cercanaKitzbuhel. La noche entre el z5y z6 de abril Hanna Reitsch y von
Cuenta Hanna Reitsch: "AIIí me llegó el z5 Ce abril Greim se encontraron en Munich ."El Ju 88 que iba a LLe-
un mensaje del general von Greim, que me pedía que var al general Greim y a mí a Rechlin, despegó alrededor
ft¡era inmedianmente a Munich para llevar a cabo una de lasz.3o de la ntañanadel aeropuerro Ner¡ Bilorg, cerca
ntisión secÍeta.En el viaje me enteré que von Greim ha- de Munich. EI avión volab,t con suspropios pilotos. Yo
Irí.trecibido por radio la orden de ir inmediatamente a la estabaparadaen silencio en el interior angosto del apara-
tlancillería del Reich, donde se encontraba Adolf Hitler. to y miraba la noche estrellada que, al contrario de 1oque
Crr.r¡6¡él sabía que Berlín estabatotalmente rodeada por se podía esperar, estabalibre de las máquinas enemigas
s ¡usos, y tropas rusasya estabanen la ciudad, él pen- que desde hacíasemanascontrolaban el espacioaéreoale-
' , rtDepodría ilegar a Ia Cancillería 1omás rápidamen- ¡nán. Paramí, estabanechados los dados.El "6 de abril, al-
',.rle con un helicóptero. El se acordabade mis sis- rededor de lascuatro de Ia mañana,Ileganos a Rechlin.
" ',-,.:vuelos de entrenamiento sobre la Berlín .\llí se encontraba el comando norte de la fuerza aérea.Las
., -'. --r, v sabíaqueme podíaubicarde cualquierma- noticias que recibimos eranmuy malas.Hacía dos días
: - '-, 'r ci ¿rdád.Pero,según Ia siruación general,yo que ninEjtn avión alemán había logrtdo entÍar en Berlín,
i : ..- ¡l r.rr que no íbamos a volver de este vuelo. .i cru.s¿de ]a fuerte defensa rusa.De los aeropuertos de 1.r
I : - --.-:rrri;prim ero a mis padÍes,que no dudaron c.tpiral,e] único que todavía e-sr¿b¿ en manos de ios ¡1.'
-. .:
. ." -: :r-:--. --..'r,.,r']rcn ro en dar su aprobación ".t iir¡nes eraGatow, que ya estabarodeeclopor /o-.n:.,- . .
estababajo el fuego de su artillería. No se sabíasi la pista E i avi ón aterri zó poco despuésen el d€r opL. : r :
de atenizaje contaba con sufrciente campo sin cráterespa- Gatow, Reitschy von Greim se dirigieron a la direc.. -
ra pctderaterrizar.EI helicóptero con el cual queríamos ba- aé¡ea,donde despuésde variosintentos lograron hab,::
iar de noche delante de la Cancillería del Reich habíasido por teiéfono con el coronel von Below, edecánaéreoen
desmsido en el ínterin en el aeropuerto de Rechlin duran- el bunker.Von Below Iesdijo c¡ueHitler queríahablar a
te unbombardeo.'\ toda costacon ellos, pero creíaque la misión que se les
El heiicóptero mencionado era el Focke Achgelis FA iba a encomendar seríaimposible. Los soviéticos les
zzj Drachey tras la destrucción de éste "se optó por un informó- ya estabanen el centro de Beriíny habíanto-
Fw t9o, un cazadorde una plaza cuyo compaftimiento mado la estaciónAnhalter y la caliePotsdammer.
de equipaje había sido convertido en un segundo asien- "Llegamos a Ia conclusión de que lo único posible era
to. Era la máquina más rápida que Rechlin tenía en ese vctlara Berlín y aterrizar cercade l.t puerta de Brandenbur-
nTornento,¡t era la misma con Ia que Speer había entra- go con un FieselerStorch. E} priner Storch que quisimos
do y salido dos días antesde Berlín. El piloto de la má- usarfalló antesdel despegue,¿ causade un intpacto de ar-
quina, sargento 8., que hastaentonces había e{ecruado tillería. Recién alrededor de 1asseis de la tarde, el segun-
la mayoría de las misiones sobre Berlín, tenía excelente do y único Storch que quedabaestabalisto.'+
experienciay conocimiento de las tácticasde los rusos, Volando muy bajo, sobrevolaronel paisajeapacibie
strsposrcion es de defensay cañonesantiaéreos.Parecía de l a zona agrícol ade W annsee,y l uego el panor am a
apropíado que él llevara a cabo el vuelo a Gatow, pero cambió radicalmente.Al acercarsea Berlín empezaron
después debería volver enseguida con el avión a Recñ- a verse,no sólo lasunidadessoviéticas,sino también ios
lin porque sepreveía en cualquier montento la toma de soldadosque les disparabancon armascortas.
Gatotv por los ¡usos".3 Una balaatravesóel piso del avión que er¡ de made-
EI FWry o A- 8/U r eraun avión modifi cadoparaentre- r¡- e hirió a von Greim en una pierna.El generalse des-
namiento, y dado que sus ocupanteseran tres, Hanna mayó por el dolor, y la piloto tomó los mandos y conti-
Reitsch tuvo que acomodarseen el fuselajede cola. La nuó el vuelo. Berlín estabahumeando y olía a azufre, pero
mujer eramenuda,medíapoco menos de merro y medio los disparos disminuían porque sobrevolabanbarrios en
y pesabaapenascuarentakilos, por esopudo hacerlo. poder de los alemanes,la visibilidaderaescasa.
Parasubrayarla importancia de esamisión, Reitsch "Ahora me ayudaban mis vuelos de entrenamienro
cuenta que el vuelo fue escoltadopor decenasde cazas: sobre Ber]ín. No tenía que mirar alrededor, cosa que en
"Llenaron el aire con su ruido. No me podía acordar de esasituación podría haber sido peligrosa. Bastabaseguir
haber visto tantasmáquinas juntas en el cielo en los úl- el runtbo de brujula hastaIa flakbunker. A Ia izquierda
timos meses",escribió.El breve vuelo desdeRechlin a Je ést¿ estabael Eje Este-Oeste con la colunna de la Vic-
Gatow, costó a la escoltasiete aviones,evidentemente roria. Muy cercade la puerta de Brandenburgo aterricé
l;rcargahumana transportadatenía que servaliosapara e} aparato.En el tanque casino había máscombusrible. '"
prqar un costo tan alto de flete. Hitler estabaesperandoesteaterrizaje,había en\'1.r'
do a su piloto personal,Baur,con un grupo de hombres E n estasi tuaci ónH anna R ei tschy von C: . . . . , ,
para despejarla improvisadapista en el Ej"eEste-Oeste. ron al bunker. El piloto llegó en camilla ii a1li.= . --..-
El eje medía novecientos metros de largo y era, desde ron la herida que verificaron estabaen el pie dere:.: -
unos díasatrás,el lugar de aterrizaje.Cuando Baur y su En eselugar. Reitsch se encontró con Magda Goe: -
gente estabanesperandoen la columna de la Victoria bels, quien se regoci;'abade que alguien pudiera.haber
-que erael iugar habituai de detenciónde los aviones- l l egadohasta al l í. Las muj eres no se con ocí anper o se
su auto fue aicanzadopor un tiro de artilleríasoviética, aDrazaron.
y su chofer hericlo en una mano. "Repentinamente se Hitler -que parecíadecaído- habló con von Greim
escuchó el traqueteo del Fieseler Storch. Conocía muy e inmediatamente se lo vio reanimado.Tomó a su visi-
bien e] ruido de su motor. pero no eraprecisamente en tante con lasdos manos y lo designósucesorde Goering
ese tramo de Ia avenida donde aterrizaban Reitsch 1r como jefe de la Luftwaffe. También felicitó a Hanna
Greim sino nás,adelante, en Ia plazoleta frente a la puer- I{eitsch: "Valiente mujer. Todavía queda alguna lealtad
ta de Brandenburgo.'b v algún valor en estemundo'l le dijo.
R e cién habí a os c ur e c i d o ,c o me n z a b al a n o c h e d el Esenrismo día z6 también aterrizaronen el Eje Este-
jueves z6 de abril. ( )esredos lunker 5z cargadosde municiones p¡r¡ ten-
Lasinstalacionesde la defensade tserlíneran impro- tlr.res. En Gatow, el aeródromomás próximo a Berlín,es-
visadas.Consistíanen tres anillos de carreterasbloquea- trba por caeren manos soviéticas.
dos por toscasdefensas,y trincherasen parquesy pla- El día siguiente,viernes 27,la gente descuartizabaca-
zasde la ciudad.Esedía,las dos líneasexterioreshabían p¡r¡ tener comida pero incluso asíera difícil aii-
si d o ro tas en el nor t e, e s tey s u r, y a p e n a sl a l ín e a m ás ".rllos
:rlentarseporque no habíagas.El transporte público ya
interior, la que rodeabalos edificios gubernamentales, :ro [uncionaba,y los berlinesesvivían cn sótanosy re-
el Tiergardeny el parquezoológico,seguíasin seralcan- .'.Lqicls anti¿éreos.
zadapor los soviéticos.En total, eran sólo dos kilóme- Cu.rndolas oficinas de telégrafoscerraron,el último
tro s y medio c uadr ad o sd e e x te n s i ó n i o s q u e e s ta b an 'r'L'nsaje recibido habíallegadode Tokio y decía:"Buena
fuera del control del Ejército Rojo. Todos los servicios -:rL,rfeatodos". Uno tras otro, los periódicos-incluido
energéticosse habíanparalizado,no habíaluz ni aguay '-. rrL)rtavozdel partido nazl Volkisher Beobachter- de-
empezabaa escasearla comida. :Lr¡.¡d. publicarse,y Goebbelseditó un boletín de emer-
En el bunke¡se informaban de los avancesdel ene- -.-:'.. ¡l que llarnó Panzerbar,Los cadáveresquedabansin
i.r
migo llamando a los abonadostelefónicosde las zonas :'.:.rr;rr,tcndidos donde habíancaído,y los civilesheri-
donde había combates.A veceslos interlocutores res- . ' r.gr¡niz-aban, a veces,durantedíasenteros.
pondíanen ruso otras vecesno respondíanadie,y cuan- , .-'stropas soviéticasestabanpor todas partes y, co-
:o ir respuestaeraen alemán,quien informaba contan- , ,: lntiguos conquistadores,eran impredecibles.Se
-'.t,los confusoscombatesque ocurríanafuerateníaa los . . ' :.rnf:rsci n¡rdos por i asmaravi l l asde l a ciudad,com o
en s u m is ¡ n ac ¡l l e .
-,r,,.i é t ic os -:ri os v l ¡s bonrbi l l asel éctri casque algunosdcs. 'r r -
roscabanpara Ilevarsea casa,convencidosde que pro- tando que su hermanaestabaesperandoun be: = . . , .
ducirían aguay luz v que funcionarían a su regresoen lo degradó,ie arrancósusinsigniasy la Cruz de C"
--: . .
cualquier parte. ro, luegolo mandó a encerraren una habitacióndei \ :. ,
Los soviéticostambién eran primitivos con otros des- bunker.
pojos de guerra, aprovechandouna franquicia que ha- Esemismo día, el coronei Hans Rudel estabaaún en
bía establecidoel propio Stalin: cadasoldado tenía de- Kummer, en el frente checo,pero ya habíasido convoca_
recho a quince kilos de botín de guerra, y cadaoficial a do a Berlín. "El z5 de abril me llega un telegramadel cuar_
treinta kilos. Los soldadosutilizaban dos frasesen pseu- tel generaldel Führer, pero no pLledo leerlo porque está
do alenrán: "Uri, uri" (rusificación de uá¡, reloj) y la :rlcompleto y mutilado. Sin embargo, llego a entender
otra, el preludio a una violación: "Fraukom" (mujer, que debo viajarinmediatamente a Berlín. Telefoneo a mis
ve r-r).E s t osv iolabanmu j e re s d e to d a s l a s e d a d e s ,me- sttperiores pero el general no me da el permiso de partir,
:., . rLr uell. t sque p: rre c ía nte n e r u n a e n fe rme d a d que porque eI boletín ofrcial ha comunicado que los rusos han
:. : r - l: r . i: ' : , r 1¡ r i. cOn . toe s c .trl a ti n ay, e ra c o s tu m bre r.ontadoel aeropuerto de Tempelhof, en el cualhay vio_
. .: :- . - - - r . , ¡r : . ' : : :- ' . ri r.rIn ¡¡l rl ¡ c f,r.lc o n l rp i z l a b i a l pa- ientoscombates,y no se sabesi hay otra pista practicable.
I - , : r - , i - :.1 -l t-,r.> \'l Oi ,i Clonts. .\{e expone c}aramentesu opinión: 'Sipor acasousted de_
i :. : . . . r ; nr r r ier esfu e ro n v i o l a d .rsh a s ta d o c e n asde :.e aterrizar entre los rusos,me cortaría la cabezaDor ha_
\,.e.es.una investigaciónordenadaen Berlín al final de :erle dado el permiso de despegar'.Sin embargá, se en-
la guerra determinó que noventa mil mujeres violadas :,trgade ponerse en contacto con el coronel von Belor,v
habíanbuscadotratamiento médico. A los oficialesso- :..r¡.rsaber e1texto exacto del telegramay hacerse indicar
viéticosesaconductade Ia tropa no los inquietaba,siem- ,:.,r;rprsrapracticable.No supe más nadañasr.rqrre.a h..
pre y cuando no bajarala moral de combate. :tcede la noche del z7 de abil, me llama par.1tr,lnsmjnr_
Aquel viernes 27,por la noche, el oficial de enlacede :r f' /rs insrru ccionesrecibidas.Tengo qtleparrir esamis-
Hi mm ler y es pos od e l a h e rma n a d e Ev a B ra u n , H er- '-'-t noche para
Berlín con un HE nt, paraaterrizar en Ia
mann Fegelein,fue encontrado por una patruila de la --:.:navenidadel Eje Este-Oeste.'7
Feldgendarmerie; vieron una luz en una ventana de la \o fue sencillo el despegue,a la una de la madruga_
Bleibtreustrassero/11,subieron y lo encontraron tendi- r iel sábadoz8 de abril, sin luces en la pisra_
do en la cama de su departamento,vestido de civil. A su
lado tenía un maletín repleto de monedas de oro, fran-
cos suizos y joyas,por lo que ios policíasmilitares con- ::. tvión tomó rumbo a Berlín y pasandolos Sudeti,
cluyeron que estabaplaneandoescapar.
-=. empezóa ver pueblosincendiados.Cercade la ca_
Fegeleinllamó al bunkerpara pedir a Eva que Hitler ' ',.:'-re¡tacadopor
lasbateríasantiaéreas,V Vaen Ber_
le solucionarala embarazosala situación, pero la mujer ' ::\' uel ta en el
humo de l os i ncendi os ,eiespect ácu_
se negó, y el oficial fue llevado il, Führerbunker. Enton- .:: :e i e presentófue i nfernal . U n mensajede r . on
ces,según\a historia oficialella sí intercedió,¡rgumen- . .i ' rcci bi doen el avi ón, adverrí¡que er f ,im posib) t

774
aterrizareIr el e;e,y ordenabadesviar.rRechlin parades- cl <y.rencogi i l o,con aspectode anci ano.El r : - . . - . -
de allí comunicarsecon el bunker. clospequerl<;sflascoscon veneno para que. c.:'. ,,
Sin combustibleRu.delno podía liegara eseaeropuer- (lreim y ella turrieran "en todo nTomentola liber.. ..
-,
to. A las dos de ia mañana cleiz8 aterrizó en una peqlle- l¿ decisión".
ña pista a treinta kilómetros de allí. "Una hora después' [)uranteaquel]osdías,en realidad,Hitler le habíad.ro¡
cercade l,ts rres, llepé a Rechlin. Desde allí hablé con fr¡scos con veneno a todos su entorno íntimo para evitar
Berlín por un r¿dioteléfono de onda corta que esraÉ'a en qLlecayeranvivos en poder de los soviédcos.Habíatoma-
la oficina del general. El coronel von Below'me con)u- clola ideade su admiracloFedericoel Grande,quien du-
nicó que ya no era necesariami presencia en la capital rlnte la Guerrade los'Iieinta Años lievabacon él la poción
porque e} general Grein, llamado junto conmígo. reci- q ue le impedjía caervivo en rnanos de susenerrrigos.
bió a tien'tpo el tglegramay aceptó la misión que me era A mediodía,en la anresaladelFührer,Bormann, Krebs
destinada.Pctr oW?parte, es absolutamente imposible ,.-Burgdorf descansabanextendidos en 1assillas y I{i-
aterrizar en Berlín. Adelanto la siguiente propuesta: po- :ier, parapasara su salade conferencias,sevio obligado
dría aterrizar de día, con un SruJ<a,en el Eje Este-Oeste. .-.saltarlosante 1ahilaridad de Eva. De eila relata ram-
Creo que es posible hacerlo con un avión de esetipo, v rien Nikolaus von Beiow en sus Memorias, que la vio
másporque es indispensableque el comando supremo ::rnquila y nunca demostró tener miedo, si se cruz.rba
deje Ia ciudad, ya demasiado expuesta para conservar -.,rról ie preguntaba: "¿Cómo anda la situacíón afitera?",
desdeallí el control general de lasoperaciones.'\ : l'enemos todavía algunaposibilidad?".
H i tler r ec haz ó t al p ro p u e s ta y i e m a n d ó d e c i r por
von Below que no fuera en esemomento, especifican-
do que "no puede ahora, en estemomento crítico, de- l:semismo día las tropassoviétic¡shabían¡lcanz¡c.lo
jar la capital". ..rl l eW i l hel m, dondeempezaba1azonaclelos m inis-
, -.os, por el sur de Ia C anci l l ería.A l nor t e, m ienr r as
' -.Io. se estaban preparando para el asalto final del
Hanna Reitsch,que estabaen el bunker, escribiría: : .-h-strs.el antiguo edificio legislativo. 'Despu és que
"No teníamos más esperanzasde ver algtna vez Ia htz ':r;enrlio de tgjj lo hubiera dejado parcialmente en
del día. Como milagro cayó Ia noticia de que un Ju 5z ha' ' .'r.r.s. Jos nazis -que culparon públicamente a Los
bíaaterrizado en el Eje,para sacara Greim y a mí de Berlín- -: .' ¡c-sconTunistasde haber provocado el incendio
-fambién Rudel llamó por la misma razón dcsdeRechlin, .r.i(rn.rronel edificio y dejaron que acabarade de-
por Ia última línea disponible. Greim se ¡eÁusó'le -- .':r -r.rr\-r',
como un síntbolo de la vulnerabilidad ale-
Estaúltima frase,que parecefuera de contexto, ten- ' ..,.rntc l .t amenazaroj a.' to D ei otro l. iclode la Ko-
clrásu expiicaciónen los hechosposteriores. " ¡ trescientosmetros, seencontrabaia Oper.r
---:.1.1¿2,
i'.n estesegunclodía, z8 de abril, qtte prsabaen el bun- "-reh¡hí¡ servido en lugar del Reicñsr.rÁ'en rlri-
(ir. H¡nn¡. Il.eitschse encontró con Flitler. Lo vio páli- ' ., loro rl¡ra el Darlamentotítere de Alenr¡n:.,.
'
no por su propia voluntad a estaciudad casitoalmente l os ani l l os eran demasi adograndes,y en el f or n: - . . . . ,
sitiada paracompartir mi destino"- impreso que debía ilenar, Eva comenzó a firma¡ cc:----.
L a s eñor aJ ungeen te n d i ó e n to n c e se i p o rq u é d e l a muchas novi as nervi osas corr S Uapel lido de solt er :
"Eva B. .. " Luego tachó la B y escribió "Eva Hitler, naci-
mesa tan preparada,y recordó ias palabrasque Eva ha-
bía dicho una hora antesa Gerda Christian y a ella mis- da Braun". El funcionaric también se habíapuesto ner-
ma: ",'les aseguro que esianoche voy a llorarf'' vioso y firmó su nombre con iloble A.
Cuando Hitler acabócon el dictado, ella se retiró pa- Bormann v Goebbeissuscribieronei actacomo tesri-
ra tipear la documentación,¡r el Fiih¡ercontinuó con su gos,y la ceremoniaacabópoco antesde la medianoche.
programadel día,reuniendo a los invitados en 1asalade Hitler, del brazo de su flamante esposa,condu;'oa sus
ma p a spar aas is t ira la b o d a . invitados para celebrar.Hizo algunasbromas mientras
Go e bbelsm andó a l l a m a r a u n o d e l o s re fu g i o sp ró- bebía unos sorbos de vino tokayy Eva, que se veía ra-
rimos ¡l G u¡nrr.'-ieirerWalterWagner, quien lnterior- diante, pidió que trajeranel fonógrafo con el único dis-
::.:ri . nr hí . r r r bajad o e n e l R e g i s tro C i v i l d e B e r l ín' co que se mantenía intacto: RosasRo7as.
r-i:r'rii',rL) e¡¡ G.1uleiterde la crpit:tl. Wagner Despuéssalió al pasillo pararecibir las felicitaciones
- --- -
- j : : . : a.: . . - , ¡i ,rc ¡n o fu n c i o n ¡ri o c i v i l . de los demáshuéspedesdel É,unke4los caballerosle be-
'- - . . . . , . i , . --,i ..'re . tc i -l to tti .t: l l ttrma n n , l os saron la mano y las mujeres las mejillas.Ella sonreíafe-
: : - : : l- : - . :.:.,::-i t-l . c l l l ' ttc l ¡n te Btrfg dOff, liz a todos, y hasta logró que Hitler -que parecíason-
...: - : . : . i. : : - . . . .'..: -. , -... a tn e r.t v e g e t.rri a n Ma a n z i a l i .H i - riente y rejuvenecido- brindara con Gunsche y von
:-.:', = . : . . -i:. ' - : ; r lior m e ' ,' i :r' a l l e v a b a e i v e s ti d od e seda Below. Algunos se preguntaron si ei brindis se realiza-
;te g ro c on r os asr os a se n e i e s c o te q u e e ra e i p re fe ri do ba por ia nueva vid¡ en matrimonio. El seencontrabade
cielFuhrer,y sobreésteuna capa sin mangas. Estab¿ma- buen humor, pero:rbrndonabaregularmentela celebra-
quillada y lucía un collar de perlas y su reloj de platino ción paracontrolar el dpeo de los testamentos.
con brillantes. En las primeras horas del domingo z9 de abril, el fun-
La salidaa los jardines de su cuñado Hermann Fege- cionario Wagner advirtió que en el formulario del acta de
lein, apenasuna hora ar)t-es, no parecíahaber afectado matrimonio Ia fechaoriginal estababorradapor una man-
en nada la felicidad de Eva Braun. Como contaraluego cha,y despuésde controlar su reloj la reescribió.Como ya
Gerda Christian, tenía iagrimasen los ojos pero ella in- habíapasadola medianocheescribió: "29 de abril".
terpretó que "eran de radiantealegría". Terminadassus funciones,Wagner salió del bunker
La ceremoniafue brevev escueta.Trasrellenarlos es- y se lo tragó Berlin: nunca más se lo pudo hallar,a pesar
paciosen blancoparainciuir los datos,el oficianteWag- de la búsquedaposterior.
n e r o m it ió los nom b re s d e l o s p a d re sd e H i tl e r v l a te- A las cuatro de la madrugadaTraudl Jungeacabóde
ch a d e s u m at r im oni o y , d o n d e te n ía q u e e s c ri b i r l os pasarlos testamentospor triplicado, e inmediatamen-
datos del FüJrre¡escribi6 conocido personalmente. te Hitler, Goebbelsy Bormann los firmaron al pie, lue-
D u rant e el t r ám it e h u b o d o s p e q u e ñ o sp ro b i e mas: go, también lo hicieron Burgdorf y Krebscomo testigos.

722 _-)
Allí seconcentrabanlas tropassoviéticasparael asal- vil
to, motivaclaspor Stalin, quien habíaprometido hono-
res a quien tomara el edificio defendido por miles de
WaffenSS.

E l mi smo sábado28, haci a l as nuev e de la noche.


uno de l os ayudantesde Goebbel sl l egó por el pasadi_
NorRs
zo subrerráneo desde el mi ni steri o áe pr opaganda,
MEIN¿EBEN,pá9.317.
1 . Reisch,Hanna,FLIEGEN l l evando un bol etín de notrci asde l a B BC. La not a cle_
z Ibid,pág. 3t 4. cía que el Reichführer SS Heinrich Himmler, en
[_u_
Ibid,pág.314/1tr. beck, había ofreci do rendi r A l emani a a los aliados
J
\ oc_
-l l.l.ici.
¡rig.3r7 ci dental es.
: - - .--. :.-,i . l l r) ParaHitler, aquéllafue Ia gota que rebalsóel vaso.El
1 . ,:r \\ .,'irn.QL/IENERA GOEBBELS,Pág.z8
- _. . ¡
Ftihrer,en un paroxismo de decepción,consideróla ac_
;. R ud el, FIan s,/l PI1OT.-\ Dl FERRO. pig.267.
titud como "la más vergonzosa fraición de la historia
8. Ibid , pá g.2 69 .
MEIN ¿lrBEN,pá9.32+. humana". Poco más tarde, el jefe clela Gesrapo,Hein_
9. Reitsch,Hanna,FLIEGEN
ro. Simons,Gerald, SEGLJNDAGUERRAMUNDIAL, rich Müller, llevó fuera del bunke¡a Fegelein,el repre_
Prg .1 33. sentantede Himmler. La versión ,,oficiil" esque
Hirler
ordenó a Müller que lo fusilaraa consecuenciade la trai_
ci ón de su superi or,pero l o ci erto es que d esdeese
m o_
mento ambos des.rpl reci eron.
La hi pótesi sde l a ej ecuci óncl eFegei e inno es cr eí ble
por tres razones:primera. porque en ninguna obra
apa_
receque Bormann inrercedierapor él '-que considéra_
he a esehotnbre cotno su único imigo, uia sólida cama_
rtdería ttnía a estosdos hombre.s-.tSegunda, porque
t'samisma noche Eva escribióa su hermana crátel,
!s_
posr del supuesroejecutado,y no mencionó ni
siquie_
¡¡ su derención;la tercerala citaré más adelante,
dánde
'e enconrraráuna fuente atendibley una lógica relativa
.-.specro a su desaparicióny destino final.
Esa misnla noche Hitler, mostránclole un maDa
a
::rnna R ei t-sch, l e expl i có l as posi ci onesde los. l"- r _
".:'i r' los soviéticos,
le dijo: "EstandoasíIa situación.r¡o_

ll8
demosganai'p<trlo ¡renos veinticuatro horas.Cercade lieron dei bunker,sedirigeroh haciacl l;:-: -
Postdamya se escuclrut los disparos de la artillería ale- de se encontrabeuna avionetaArado 96 r.'u:-.,
mana". También le explicó que un Arado 96 había lo- "Haberaterriz,tdobejoes¿.r.s circuns¿Jnci.1r.:.i- .'
grado aterrizar en el Eje y estab;rrlisponible. ba cualidades de aviador extraordinari¿s-H.¡bl.t --.- - ,
Los casitres díasque permaneció en ei bunker, Han- mismo piloto con el cualhabíamos volailo a Gatov,' .
na Reitsch había estado compartiendo stl tiempo con sargentoB.).'1
Magda Goebbelsy sus seishijos. Cuanclollegó el mo- En eseentoncesTraudl Junge,una de las secret¡ri¡s
me n to de des pedir s e ,o c u rri ó u n a e s c e n ¡ d ra má ti ca: de Hitler, estaballegando a los cllartos de éste,a,doncle
"Llor;tndo nos suplicó la señora Goebl¡els que intente- había sido liamada.Camino ai lugar se preguntabaqué
mos lo imposible para lograr una salvación. La respon- querríadictarle.Pasandopor la salade conferencias,an-
sabílidad noral dependía de Greim".' tes de ingresaral estudio donde trabajarían,vio que }a
También estaúltima frase,es misteriosa. mesagranderectangularestabadecoradacomo parauna
Antes de despedirse,la esposade Goebbelsle había fiesta: cubierta con mantel con monogramas, servicir¡
entregadodos cartas,una de ellay otra de su marido, di- de plata y copasde champagne.
rigida a FIarald,el hijo de su primer matrimolrio que es- Traudl se preguntó: " ¿Pensarácelebrar un adiós?'.
tabaprisionero en Canadá. Cuando liegó a la salay se ubicó delante de la pared de
La carta de Goebbelsempezabadiciendo: "Mi queri- mapas donde estabaHitler, el Füllre¡la sorprendió: "V.i-
do Harald. Nos e.nconrr.lmosencerrados en el bunker mos a escribirnti último testamentopolítico",le dijo.
clel Führer, cn la Cancillería del Reich, y luchamos por Mientras lo hacía,Traudl pensó que Hitler iba a clic-
nuesrras vidasy nuestro honor. De qué manera va a ter- tarle,sino una confesión,al menos una justificación.Pe-
minar estalucha,sólo Dios Io sabe.Yo solamente sé que ro Io que escuchófueron sólo recrimin¿cionesy acusa-
saldremos con gloria y honor, vivos o muertos".3 En esa cionesy, parasu sorpresa,él empezó a diseñarun nuevo
cartaJosephGoebbels,al contrario de su mujer, aún no gobierno.
había perdido la esperanzade salir vivo, Ios próximos Comenta justamente Allan Bullock que "pa1abra por
días decidirán por é1. palabra,la despedida del Führer al pueblo alemán habría
Mientras que Hanna Reitsch recibíalas cartasde los podido ser tomada de cualquiera de sus discursospolí-
Goebbels,Hitler la aguardabaparadespedirse.Se toma- ticos, o de laspáginas de1Mein Kampf. Veinte y rljs
ron lasmanos y ellacuentaque no encontró las palabras años no habían cambiadc¡a Hitler en nada;nc, le habían
adecuadaspara la ocasión.Hitler, a su vez, sólo le dijo enseñadonada".
en voz baja: "Que Dios la proteja". Luego de terminar ei testamento politico, siguió con
Cuando el Frihrerse despidió de von Greim los his- el privado. Dijo que no habíapodido aceptarla respon-
toriadorescuentan que le hizo un encargoinsólito: per- sabiiidaddel matrimonio durantelos añosde poder,pc-
seguir a I'"limmler por su traición, y evitar que pudiera ro que ahora había decidido "tomar como espos;t;t i.t
sucederlecomo Fiilr¡e¡. Después él v Hanna Reitsch sa- mujer que despuésde muchos años de leal atnistatl t : -

r1 ()

r ---
Las copiasfueron entregadasa tles mensajeros,lv{eier, En esemomento. mientras Eva hacíasus re3-j
Za n d e r v Lor ent z , qu i e n e s a l a s o c h o d e l a m¡ñ a n a se gl obo qrresosteníal a antenade l a radi o del bun, le¡ : _.
dispusieron a hacerlasllegar a Doenitz y a Schoerner derribado por la artilleríasoviética,y poco más tard.eic..
Una hora después,dos mil voiuntarios al mando dei tres emi sari osque portabanl os testament osde Hit ler
generalMohnke lograbancontener a los rusos cerc.rde abandonabanla Cancillería.Ninguno de ellos, sln ern_
la sedecentral de 1aGestapo,¡ unos quinientos metros bargo, llegaríaa cumplir a tiempá ia misión de enrrepa
d e i l ,unk er en line¡ d e a i re . que ies habíasido encomendada.
A media m.rñana.pesea los esfuerzosde Mohnke' el A l medi odía,como sucedíadi ari ame nt e,Hit ler r eu_
círculo tenclidc alrededorde la crudad había comenza- nió a sus colaboradoresmás cercanosparala conferen_
do ¡ estrecharsecu¡ndo iasunicladesde ia avanzadaso- ci a de si tuaci ónhabi tual .Lasnoti ci as...n p. "o. , r pnn_
viétic;rllega.ronai parquezoológicodevastado.Sehabía tes: no se sabíanada de l a tan espera daof ensiva del
r,isroun le:ónmerodeandoa lo largo c1ela Alb¡ecfirs¡¡as- generalWenk, y corno las municiones, enviadasahora
-(r..\' sc ilrforr¡ó t.rntbien qtle una cebrase encontraba sólo por paracaídas, resultabaninsuficientes,se decidió
. . . , , l . i , I , r t ,,¡ tCr i,) CCic,ln o . envlar ernisariosparatomar contacto con las tropas qlle
;
. -- \. : - . , - \ i , r . . . . - .r r r ii llt!,r r r t.tt.,t< ,,e l ¡ r se lto a l Re ic hs- debíanllegar en auxilio.
' A las cuatro de la tarde,cuando se realizó la sezunda
- - - - . 1 . ' . i\l c¡ i.li¡ n so r iiq .1 1 ¡ ¡ rl' tle n str o ye V nO
. - . -- - . . - . - l r L ln a e n o r n lc L r l¿ z.t c¡ :il tr in chera conferencia,Hitler anunció que él y su mujer moii.i.,.,,
"'t:i¡.
. r. r-.r r : ' j . r i . 1 t : l l l q L l e s, p o co m á s a llá e l h istó r ico pal a- excepto que ocurriera algún milagro, y distribuyó pe_
:.,-. i eiendi< io por c a s is i e temi l h o mb re s d e to d a s l as queños fiascoscon cianu¡o a todos 1osde su enrorno.
e ci ¡d esv. donde las v e n ta n a sh a b ía n s i d o ta p i a d asde- Luego.cuandol l egóun mensaj ede Milán jnf r r r m an_
jando sólo huecospara las armas. do que Mussol i ni v su antf,ntehal ¡í¡i nsicloejecr - r t r r los
El ataquefue recibido con un terrible fuego desdeel sumari amentepor l os parti sanosi tal i ;rnosi, er hibiclc, s
Reichsragy desde el cerc¡no Tiergarten. como trofeo, Hitler dijo que no queriacaeren manos del
Cercadel mediodía un ordenanzadespertó a Eva, la enemigo, ni vivo ni muerto.
saludó llamándola GnadigesFraulein,y eila lo corrigió A l as di ez de l a noche se real i zaríal a r er cer ay úit i_
de buen humor, diciéndole que más correcto seríalla- ma reuni ón del día. E l generalW ei dl i n g r esum ió en
marla F¡au Hitler. pocos conceptosla desesperad.r batalla que tenía lugar
Evale pidió a su mucamapersonal,l,iesel.que enrreg¡- en l as cal l es,confesóque sus di vi si ones po. o
ra su rrajede bodasa su mejor amiga,Herta Schneider,y "r . r ,
que batal l ones,y advi rti ó que l as muni cionei ^0,
se esr a_
lrregole regalóun anillo. Más tarde le regalóa Traudl Jun- ban agotrndo.
ge su tapado de zorro piateado,comenúndole: 'Sientpre El duro realismo engendróuna discusión con Goeb_
me gltstó tener gente bien vestida a mi alrededor". La se- bels,Bormann intervino paracalmarlos ánimos.v el úl_
cretariaestabademasiadoconfundida para darsecuenta timo comandantemilitar de Berlín terminó su informe
de lo que seúasalirde Berlíncon un tapadode zorro. predi ci endoque l a batal l ai ba a rermi nar en veint icua_

r7a r25
una brecha trolad,os,alteradoso modificadospor Keite)-Ense; =.-
tro horas,rogando que sele permitiera abrir sólo podemos comunicarnos a través de Keitel. El Ft¡.^. -
para salir de Berlín'
mapa y rer le ordena que proceda inmediatamente y sin com-
Hitier, ante el silencio dei resto, le señalóun pasión contra los traidores.Bormann. PD: EI Führer es-
sarcásticámente le diio que allí estabanmarcadaslas po-
es- tá vivo y dirige la defensa de Berlín".6
sicionesde las tropas conforme a ias informaciones Talespalabrasno sólo no aludían a la proximidad de
"Permitiré la
."ftt.¿.t por las ,.dlot extranieras' Dljo" un final, sino que en realidadnegabansu inminencia.
salidade grupos pequeños,pero no }a capirulación"' A lascuatrclde la madrugadaHitler y Eva seretiraron
a la reu-
Lu"go,"elFt¡h.".t" despidió de los asistentes a sus habitacionesdispuestosa dormir y sin duda a vi-
de dejar'
nión, Áciendo: "No rcngo ninguna intención vir el día que empezaba.
como
me caPturarpor lossoviéticos, que me exhibirían Por la mañana Hitier se levantó extrañamente des-
".'
unapieza de museo cansado,más de lo habitual en lo últimos tiempos. Se
A medianoche en punto, el edecánde 1al-uftwaffe afeitó su canosabarbay se vistió con una camisaverde
con un
von Below y su ordenanza,salierondel bunke¡ y un traje negro. Relata Linge: "Hitler apareció como a
::'.cns.rie de Hitler para el generalKeitel' lasdiez de la ntañana,vestido conunifornte nuevo en el
l'.r h¡bía comenzadoel lunes 3o de abril' que brillaba su insignia de) partido en oro, su Cruz de
la
\l i e n t r as los t anqu e sp e s a d o ss o v i é ti c o sc ru z a b a n Hierro y su medalla de los heridos en t914-t8. Sus pri-
las seis to-
Foxdamerpla¡2,v ai¡b¡b¡ de explotarltn¡ de me¡as palabrasfueron para mí: 'Linge, ve al teléfono a
Berlín' Eva
,r", .o.trrn^ére.s .i. l¡ Flak que rodeaban preguntar cuálesson lasúltimas noticias' ".7
del Vor'
Braun reunió a hs muieresen ei salón comedor Linge liamó al comandante militar del bunke¡,
brrn.(erHabíasecretarias, enfermeras,esposas oficia- de
e incluso Mohnke, quien tenía noticias liger.rmentealentadoras.
les,la cocinerade Hitler, la mujer de Goebbels D urante l a noche sehabíal uchadoen B er lí npiedr r por
la pared'
.lg,r.o, oficiales,quienesse alinearon contra piedray la artillerír soviéticahabíadisminuido su inten-
"Hi,l",
subió desde el FúJr¡e¡bunkerpor escaler4 la
sidad.La situación prácticamenteera estabiey todo es-
que unía ambospisos.VeniaacompañadoPor Bormann' tabacomo el día anterior.
É,r" en silencio las manos de quienes-lo
"rtr".hr.rdo a los A la conferenciamiiitar del mediodía, asistieronlos
aguardaban,y contestando con frasesininteligibles qeneralesKrebs,Burgdorf, Mohnke y Weidling, y tam-
a su des-
,itrrao, de despedida.Cuando acabó,regresó bién Goebbelsy Bormann.
p rch o ac om pañadop o r s u s e c re ta ri o ' Weidling, que era el último que habíaestadoen la ca-
El mismo Bormann, a las 3'r5 de la madrugada'utiii- .ie.contó: "Afuera es un día ventosoy húmedo y medio
a
zó la antena de emergenciapara enviar un mensaje nnbl ado;ademáshay muchísi mo humo" . Luego hizo
nuestra
Doenitz. Decía: "Doenitz: Cadadía se acenrúa ,in resumen casiirónico sobrelos defensoresde Berlín,
de que las divisiones que debían socorrer
impresión .,¡s Waffen SS de las divisiones Handschar, Italien.
varias
nerl¡n h^n ertido totalmente inactivas durante \ ordland, Wallonien y Charlemagne.
jornadas.Todos losinformes que recibimos estáncon-
l1-

tz6

-.-
Los que defendíancon uñas y ciientesunas cien hec- otros al muerzosfue sól o que transcurri óm ás siien¡ r .
táreasde escombrosno eranalemanes.sino bosnios,it¡- samente.
hanos,escandinavos, belgas,francesesy hastauna com- Al finalizar el almuerzo, [{itler regresóa sus habita_
p a ñ ía de es pañolesd e i a 2 4 " D i v i s i ó n W a ffe n SS ' E n ci ones,se reuni ó con Li nge prra desped ir se.y ie dijo:
"Esposible que nadie
los últimos en ser condecoradoscon la Cruz de en el mundo me conozca tanbien
"F".ro, dur ant e la p a u s a e n tre l o s c o m b a te s p or el como usted:¿.?c.?so no ha sido usted nti sombra d.esde
H i e rro
Mohnke, fueron unos de los trescientosfrancesesde la t935? Quiero que viva. Habrá de oír atrocidadesrespec_
" to a ntí. Los vencedo¡e-sse¡án implacablescon mi me_
3 3 D iv is ión, uno ha s tae rau n s u l z o '
Terrninada ia conferencia,uilo de los asístentesse moria v haráncuanto 1esse¿posible para deshonrarla.
rce rcó a Hit ler y le d i j o : " Q u e d a n to d a v ía d o s c i e ntos Pero h¿bráde pasarla tempestad,t, dento de una o dos
ntien'tbrostle le Llideriugend y un carro de contbate' generacionesse me harájusticia"."
l '.'-n rí t . ll; ¡r t s . lr rtf' l() r /e ,tq ü í' l s Después.Hitler le dijo: "He d.tdo orden qtte toda es_
' ).' < ¡ , ¡ r : . :. l i' r ih¡ c r' i i ¡míl.rGtl t-rs c h e o rd e n ó reu- r¿ge¡1regue se quedó conntigo en el bunker hastahoy,
\' l e
l tr '..r - . ' ' t: lt ¡ s c iellLo sl i i ro -t d c g ¡s tl i i n ¡ e n c a rg oque salgade Berlín en pequeños grupos. [Jnasea uno de és_
trmbien Ken-rpka,l.rngev el conr¡nclallte- llaur se encar- tos e intente ir hacia occidenrc".
g a ría nde c um piir - o b te n i e i l d o e l c o n l b u s ti b l ed e l os Cu¡ndo Linge respon dió: "NIein Führer,
¿paraquién
es t ac ionadose n l o s g a ra j e s Va . c i a n c l oto d o s l os renernosque combatir ahora?",Hitler, estrechárrdole la
"u to s
tanquesque iba encontr¡ndo, Kempka pudo llenarnue- mano le dijo: 'Fur den komntendenMann (por el hom-
ve bidones con un total de r7o litros- bre que vendrá)'l Lucgo, " le contesté,on ill salttclona_
Hitler había sido exigentecon el cumplimiento de 1a z.iy despuóss¡/í'1,-. Evatambjén se clespirlióde él: .,/J¡-s
orclen.Le había dicho a Gunsche: "Deberá usted com- ta la vista, Linge. Gr.lci¡.s por rod() 1,, 1¡¡,,,¿¡.stc.c1
li.r
probar que lospreparativos han sido hechos de nta¡tera hccho" .
satisfactoriay qtte todo ocürre según le he ordenado"'e
Alrededor de las dos de la tarde,Hitle¡ sefue con E'r'a,
quien hasta se veía eiegantecon su vestido azul a luna- I Ii tl er se despi di óde qui en l rabíasi do su pilot o per _
re sb lanc os ,m ediasg ri s e sy z a p a to si ta h ¡n o s ' L a a com- son¡1,estrechándol e l as manos, B ¡ur l e ,o gé , 1r _, "
"r . . _
pañó hastael con'redor,en el piso de arriba,pero no qui- f .rranen avión hacial.rArgentina o Japon,diciendo que
,o.orr-r", y volvió a sushabitaciones,y más terde comió :cnía listo un lunkersJu 3,goVz, equipadocon seismo-
solo con sus dos secretariasy su cocinera. :ores podría llegara desririosin ctapas.Hitler, como ha_
El nenú consistíaell es?eÉue¿is con salsade tomate ¡í¡ c;curridoantescon otros interlocutores,se negó y a
-rL.rnera
durante la conrida c<lrlversóanimadamente: "Hirle¡
y'habla de agradeci mi entol e regai ósu que r ido. . t r . t o
de todo como si;r¿d¡ ocurriera, no dice urta pala- ,:r-Federicoel Grande, que estabaen su estucliodesde
bra de Ia guerra, del fin, de su ptopia n1Llerte"''uParecía ,spri merosdíasde l a C asaparcl aen Munich.
perfectameniecontrolado,y si hul.roalgo diferente a los Le estrechónuevamentel ¡ mano, y l e dijo am ar sa_

rz8
'-Fue dante B aur en l as úl ti mas pal abr-as i ntercam bi¡ . .. , -
Itralltf tiLliero qLte escriben en n7i tunlbei
l - {i tl et ol on.l o.h'i l .l o 194S
!'i.'..-
".rl " --
-generales',

I-uego,el Füfirerconvocó a otra reunión en el yor-


- -...1,I pequeñapaus.len esterelato para reporter
bunkerpara despedi rsenuev.l mente.E stabanpr esen-
, nt . . ió. , ined i t¡ re fe re n tet' l l u 3 9 oc i trd o por
'.-..':rd¡nteB¡rur'En oportunid:rd de mis ln'"'estiq'r- tes l as dos secretari as, l a coci l ' rer¡,l r sL' cret ar ia de Bor -
l l l u \ l n- mann. el vi ceal mi rrnte V oss, el j efe de 1a gu. r r di. r
- r ec ogien c l Urtrs tr.rvu n ' 1i n fo rn r¡c i ó n personalRatenhuber.el secretariode EstadoNarrmann.
i: ' i. I D t e .
l os mavoresGunschev K empka,l os gene r alesKr e. bsv
\l c enc ont r abaen Mo n te v i d e o b u s c a n d ol i b ro s de
B urgdorfv, por supuesto,Goebbel sy B orm ann.
rp o cr r ef er ent ea i¡ a c ti v i d ¡d d e 1 o sn a z i s e n e l p ' ri s
E r' ¡ ¡br¡zo r l rs muj eres;por momentos sonr eí a.Jli-
.r.r.t-t,lo,elt una librería anticuali¡, el encargado,un ta1
tl er estab¡menos rel rj adov, en si l enci o.'est r echó f r í a-
Bo ri s K r ¡ llt . nt c pr ee u n tos i i n v e s ti g ¡b ' te l tc n t' rv si es-
mente l .rsmanos de 1ospresentes. D espués.a last r escle
t¡Li¡ interesadoen tin hecho clelcual é1fue testigocuan-
l a tarde,se reti r¡ron ¡ l ¡ zorl ¡ pri vrcl .rquc ocup; r br nen
cl ocr¿niño.
el F[ihrerbunker.
I{e s ult óque el dí a4 d e m a v o d e 1 9 4 5 ,c u a n d oB o ri s v
Luego,Gocbbel sdi o órdenesprra des pejarel ár c. r ,
sus prclresf-estejaban su Santo en tlnl esf¡nci¡ de Pav-
tanto :rbaj oen l os bunkers,como ¡rri b¡ en los jar dincs
...,á ú , pr opiedacde l 1 ¡ i ¡m i l i ¡ v o n l v fe tz c n ' a te rri z oen
y en l a C anci l l erí¡ordenó;rl ej rrse de l ¡s ven t ¡ nas;t odos
l r p rac ler a, f r ent e ¡ ' l¡ c ¡ts ¡d o l l t-l es u p rtl re e r:tp u t-stero'
l os nri embrosde i ¡ gLrrrcl i v:r l os centi nelasse m ¡ r ch. r
u n g i g : r nt es c ¡ov ión tl e s c i smo to rc s '
ron. E n el Fi l hrc¡l rrrrrfrerr¡tted.rron si rl ol os. r lt , , rlr lc' r
S.t"prdt" ie contó t-¡-l.is t¡rrde lo que le relataron los
,rquel l osofi ci .rl csLu\' ()si trvi (' i , rssurt.t:t ¡¡, '1¡ r r ¡ i, ,- .
e vi a dor eshabí: ande s p e g rd od c N o ru e g r d o s d i a sa ntes'
Gunscl ' re,en l a sal ade con[e¡enci ¡, se apost ó en iil
ci e sd ela bas ede B od o , u n p tl e b l o q u e q u e d ' rb rmá s al l i
puerta del estudi o de H i tl er paraque nadie lo m olest ¡ -
clelCírculo Pol¡r Artico v tr.lsun¡ escalaen Villa Cisne-
ra. E n el cuarto de al l ado,en l a sal ade si tu ación,G oeb-
ro s e n el ex S ahar aes p a ñ o l ,h a b ía nl i e e a d oe e s ec a mpo
bcl s,B ormann, K rebsy B l rrgdorfescucha r onde pr on-
b¡naclopor el río Uruguay al lín-ritecon 1aArgentina'
to l os gri tos cl eMagdaGoebbel s.
Des c ir gar onm uc h a sc a j a sp e s rd a sv , tl f,s ti r¡r rl río
L;rmujer seenfrent¡ba con Gunsche,cluienmedí¡ ca-
e l ¡vi ón, lo c r ur ar on a l p rís l i n d e ro l l e v á n d o s el :rcrrg' r'
si dos metros,e i ntent¡ba entrar ¡l or l a fuer zaal desp; r -
Por I o r c c or d. t dop o r B o ri s rl o h ttb o p e rs o n ri c smts-
cl ro dcl Führer.A unquc no l ogró vencers u oposición,
teriosos dentro de este relrto, n'rehubier:rzust¡do ir el
l ;rmr-rj erconsi sui ó¡l menos quc l :r dcj arap asar . 1lr - st r . r -
si ti o c on un c let ecto rd e m e t¡l e s p e ro n u n c f, tu ve l ¡
di o de H i tl er. v de-sci¡lr:l í Gunschetocó 1¡ puer t il ( le l¡
o o o rt unic l¡ d:c let oc i a sm l n e r¡s , c o n fío e n 1 ov e raz cl el
s¿l ¡de estar.
,"1 .,u. lo s uf ic ient e me n tep ro l i j o p rra h i p o te ti z a r que
Ctr¡ncloel Fiihr¿.r¡brió: "G¿rnscllepenetró err /.rhr'
fu e r:ic l m is m o / r t 39 o ,a | c u rl h i z o re fe re n c i ae l c o man-

1il
t 3C)
Era una hoguerapequeñaparaLrnaciudacie:-.'
bitación, captando el últin-to retazo directo de la vida Hi-
pero al rededo¡de éstasehi zo hi stori a.
tler. Se hallaba de pie frente al retraro de Federico II v
junto a su mesa de despacho.Gunsche no vio a Ev't Llamativo,pero no tanto es que cuandosubieron,-,. .
jardines,el m.rvorGunschegritó .r Mansfieldque s.r-/ic:.
Brauny supuso quese hallaríaen el cuarta de baño,pues
del centinov el guardiase fr-ierápido de su puestode vi-
oyó {uncionar la cisterna.Hitler miró sorprendido v en
"¿Qué grlrnciaen l¡ rorret¡ de observacióncercanaa la s.rlid¡.
muda interrogación a Gunsche" y preguntó:
P oco despuésel generalde bri gadaS S Rat t enhuber
quiere?"."Reipondí queFrau Goebbels deseabahablar-
se dirigió a los guardiasde1áreaqr.rehabíansido reuni-
i" urg"nt"-ente. Aparenrcmenteirritado pasó por de-
dos. 'les hizo jurar que guard.tríanlos acontecitnienros
lrntJ d" mi v se dírigió a Frau Goebbels que esrabaen la
del Cíacor17oun secreto sagrado,cualquieraque habla-
antecámara.'\+
se un¿ sol.t palabra de 1o que il'¡ana hacer seríafitsilado
L,lla,sin poder contenerlaslágrimas,apeiópor última
,.e2.."'ltli Fiihrer, ¿re,tlmenteno existeotra solución?',lle- i n n'¡ed i atam en te.'\,-
gri.r ¡l¿rnrrtrr¡r Magda.I litler la n'tiró tristea losojos' 'No''
-'.:: .- ' ' . ' : ir ' ; , '. t , - , ' ¡ ¡ -.t,'
/.1/-)tl p .i ras te mp re ' 1 i
- É .¡t¡

Nor-,ts
15
--- . : : . : : : linut os m á s ta rd e ,e n tre i a s 1 5 .3 o)' l ;rs 45 L Zollcr,Albert,DOt..TZE ANSAUPI<ES D't I17LER,
-. : -. - r pr ot im . r c l¡ m e n teA,d o l f F i i rl e ry E v aBr¡u n ftl e- pág.4U.
:. Rcitsch,H¡nn¡, FLIEGEN-L.{E1N ¿EBÉN,p.rg.326.
: :: :r . r s lac lados af u e ra ,a l o s j a rd i n e s ,s u b i e n d ol os ' 14
3. Or-en,Wilf¡cd von, (lLilEN tRA GOF,BREIS. pig.,17.
p e l d añosde la es c a l e rad e 1 as a l i d ad e e me rg e n c i .r' 4. Rcitsch,I I¡nn¡, FLIECFN-l\lElN 1_¡IlI¡/.p.ig..;:;
Allí afuerase encontrabaKempka, quien cuenta que 5.Dcc.rux, Al¡in, l.A I IISTOfII¡\SI(.'Rlj-/1.1
t)t: t,.\ ]/i.sr-ar-
"vio al cuerpo de Hitler a menos de ¡es n'tetros de l¡ R t4, t.3, píg. r56,
entradadel bunker. Sus pantalones esr¡ban recogidos' 6.Trcvor-R oper, H .R .,LOSU LTIMO.S D IASDE I I I ''LER,
su pie derecho estabadobledo haciaadentro, en la po- prg.17o/71.
sición que siempre adoptaba en largos viajes de autc- 7.Dccaux,Alain,IA I IISTORIASECRETA DE LA I IISTO-
R 1A t.3,
, píg. r5i i .
móvil".'6
8. Ibi d,pág i 59
Por su lado,Eva fue llev¡da en brazosy su melenacla-
9. Solrr,D¡vid, EI ULTIMODIA DE L\ITLER,pig. 245.
ra l e c ubr í a la c ar ap o r c o mp l e to .A fu e ra , c o m o q uedó ro. P crc B onnín, LOS U LTIMOS D IA S DE I llT'LER,
d i ch o, los es per aba nl o s n u e v eb i d o n e sd e g a s o l i na' pag.zo
'l r as la r endic ión d e Al e m ¡n i a h u b o tre s S S,Mans- tr. D cc¡nx,A l ai n,/.,4I IIS TOR IAS E C R ETA DE LA I I I S-
field, Karnauy Hoffbek, que declararíana los aliadosque TOR IA ,t.3, pág.r59.
una boia de fuego se había ievantado entre los árboles rz.RevistaEpoca,9/ o5/65.
de ios jardinesde ia Cancillería,y enseguidasehabíaele- r3.Toland,John.ADOLFLIITLF,R,Scgunch parre.páe.
5o9.
vado una oscuracolumna de humo. 14.PereBonnín.LOSULTIN'|OS DIAS DE I IITLER.oás'tt

1aa 133
piq
r6.Tol¡nd,Jol'rn,,'\DOIF
, U /EN ER AGOE BB EL S ' 3r:"
rq .O v c n, W ilf r c dv o n Q
I p'irtc'
II'|LER,Scgundr P¡S 51r'
vilr
t7.T."uo-Áopc¡'I I'R',LOS LjLTINIOS D/'-\5DF'rliTLER'
p íg r7 5

A l rededcr de l as cuatro de l a t¡rde del 3o de abr il,


Bormann envió a Doenitz el siguientetelegrarna:
"Gran almírante Doenitz: En lug;tr del antiguo me-
riscaldel Reich Goering el Führer os ha designado,herr
Gran Almirtnte. conlo -srrsrrcesor. La aurorizaciónescrí-
r¡ estí en cantino. Tome inmedíatamentetodas lasme-
didasque requíerale siruación-BORMANN.'1 El hecho
i mportrnte y trascendent¡l de que H i tl er va est ¡ ba
muerto no se menci onl en el despl cho.
Doenitz replicó ¡ su l/ez con otro telegrlma dirigido
e Hitler, .rquien obviamente eírn considerabavivo: '1,1i
Führer: Mi lealt¿dh¡ci¡ u.s¿c'd es siempre incondicion¡I.
H:tré todo 1oposible por socorrerleen Berlín. No obs-
r¡nre -siel destino me obliga ¡ €obern¡r el Reích ¡:onl¿r
sucesorsuvo cotTtinLt¿réhg¿¡erru/r.r-st¡r¡n {intl lt¡>nro-
so v digno de la hert¡íc¿lucht tltl pur'l'1o¡/cnrin. (i¡.in
A]mirante Doenitz".'
Afr-rer:r.lr b¡t¡lh por el Reícásr.rgavanzaba haci¡ su
i nevi tabl efi nal , tras l a baj acl emás cl edos m il com ba
ti entes.A l as ro.5o de l a noche,dos expl orador esr usos,
Yegorovy Kantaria,arrestrándose por el aierodei techo,
cncontraron rlnr estrtll¡ de cobre qr.reles prreció indi-
c.rci rp,rrr cl ¡v¡r cn el h l a banderaroj a. La est at ur , ir ó-
ni c,rnrenl e er,r I.r fi purr rl ctÁ ri c.r nre r^rr ros entJ bJ .l
A l emani ¡.
A brj o. en l r pl .rz-r,l os sol d¡rl ossor,i éticosy¡ ciur t r -
b¡n vi ctori a pero todavír erl prem¡turo: l .rlucha por el
histórico edificio aírn proseeuiríahast¡ el ¡manecer del
tl i r si gui ente.S t¡l i n. en esemomento, ya sabí acon s{'-

1i+

4
ta¡ l as condi ci onespropl testasen l ¡ cartasob: . - .
guridad que no iba a totnar Berlín el re de mavo con-to del fuego sehacíeni ntermj nabl es.P asóe l am anec=:.
e r.rnsus des eos . m¡ñana, v sól o ¡l medi odía,si n que l os soviét icosc¡ . - -
Entr¡d;rla noche.Bormann,v Goebbelsestablecieron si gui eranuna rendi ci ón i ncondi ci onalp or 1anegr t ir ': ,
-fcl-rikov
un contactocon el cuartel del generalsoviético de1generalK rebs,el emi s¿ri o ¡l enán y su or den. r nza
al generalKrebs, un hombre
y enr,,iaron.r p;rr1an-rent.rr
r,olvieron al bunke¡.
cluehabír servidocomo agregadon-rilitaren Mosciry ha- A ntes de esteregreso,B ormann envió ot r o t elegr a-
b l ¡b a r us o. m¡ ¡ D oeni tz, sl i conteni do seguíasi n adm it i¡ de una
Est ablec ier on el c o n ta c top o r ra d i o y m a n d a ro na un
maner¡ expl íci ta l a muerte de H i tl er. Su lacónico t e-
mensajeroa preguntar si queri;rn¡t-'cibi¡I r.lnrepresen- l egramase ocupaban' rásque nada cl esu posición per -
tente del gobierno ¡1emán.La respuestafue f¡r'or¡ble. v sonal .
l o s so v iét ic osc onc ed i c ro nL l n atre g u ¡ r m e d i a n o c h epl - "Gren Almirante Doenitz: EI testamentoestáen ple-
ra p e r m it ir a l( r ebs v a s u o rd e n a n z as ¡l i r d e l b u rl ker.v no vigor. Me rettniré con usted tJn pronto coirto nle sed
lleg;rrh.rstael númerc¡r. del Schu/ertburgring,unr c¡lle posible. Hasta entoncesle recomiendo aplacela publi-
ccrc¡niral aeropuertode Tempell'rof. cación del testa mento. B o rnlann. "4
[.lcv¡tranurl] ctrta, dtrshojasde papelescritascon un
Krebs regresóal FüAreráunke¡al.r una de ia rarde.
tit¡rrrlc lrtr¡s ci,:irrir¡ttit't,t tic t¡nl.rirt., extrJOrtlill,lri(), tipe¡-
A las r5.r8un terccr y último teiegramr fue envi¡do .r
usa-
.1 .,.¡n l. i llr ¡ r r Lr iri ri[ t ' r' c t:t.i l ¡idie l J i rl e r,q u e ta n -rb i én
D oeni tz por Goehbel s
I : ' . - , . - \ I r L(i,o s .l o s tc n í¡trl ¡r' i s t¡d é b i l y n o q ue- "Gran Almir¿nte Doenitz: MuV sec¡eroy urgente.
. -.- .---. : .',..;t.rbi¡rto¡clcn¡doesasmiquinls con lett¡s
Oficial. El Fiihrer nturió a.vera 1.rsr5.3o -hor¿s.Su ¡csr¡,
.-:--r:r:¡iir¡no tres vecessuperioral clelascorrientes)
Inento de fech,tzr¡ de abril lerrlcsrgrr.r.r¿r.'¡cr/c¿llr¡r Ile.si,
l.¡ c¡rta afirmabaque "Sr.r/inerael printer no elemán
dente clel Reich.Al lr4inistrodcl Iicich l)¡' (i¿rr'/rlrr.1' .-rr-
al queinforn'tabande la nruerte de Hitler". El coronel ge-
mo Cancil]er del Reich, a/ lleicfiJcire.rl]o¡nt.ur¡l co.¡nrr
n e ¡¡l c om ¡ ndant een j e fe d e l VIl l Ei é rc i tod e l a g r.rardi a'
Ministro del Partido, al lt[inistro Seysslnqu.rrr conlo ,\ /i
con clra de jugador de póker, diio: ")i 1osabí¡¡nos" El
nistro de N¿'gocio-sExtranjeros.Por orclcndcl f:uhrr,r tl
co n tenido de la c ar ta . n o o b s trn te , fu e c l ei n m e d i ato,
testan)ento ha sido s.rc¡do de Berlín prr.r ser ¿-¡rli.rrio .r
tr¡rn s m it idot elef ón i c a m e n tea M o s c ú y c o m u n i cadoa IJd.,al FeldntariscelL4¿riscal5cñoerncru p.rr.r.su.on-
St¡l i n s in ia m enor d i l a c i ó n .
servacióny publicación el Reichleiter Lk¡rtnanninten-
Lew Besymenski,qr.rienfue el encargadode traducir
tará unirse con usted hoy e in{ornl,rrie ¿/c-la situación,
esacart¡, comenta en su libro La ntuertede Hitler. "Pu'
nomento y ocasiónr/e h¡cr'¡ c1o¡r.,¡¿¿¡¡1¡1 .tnttncio a la
do deducirse que Hitler se hal'¡íasuicidedo. No quiero
prensey a fts tropas qued.t a su rli-s¡ro-sici ón. Confirmc
afirntarque todo el que leyít la cartade Goebbelsy Bor'
recepci ó n. Go ebbels ".;
nr¿nn, en Ia tnañanadel f de ntavo dre;'erJ-sinmis nr
A l as zo.3ol a perrade H i tl er, B l oncl i ,yr est . r bam uer -
nris en la veracidadde lo que en ella-serel.lr¡b¡ ".1
ta. Goebbelsh¡bí¡ orden¡do que fnera envener-radr pa-
L a shor asa la es pe rad e 1 .rd e c i s i ó nd e M o s c u d e r cep-

ti 7
136
ra p ro bar la ef ic ac iade l c i a n u ¡o , c o n e l c u a l e n s e g u i da
nal , prusi ano,l (rebssesi nti ó deshonradopor . . :
o rd e n ó env enenara s u s s e i sh i j o s .
tuvo v se sui ci dó.
R e ciénv eint ioc ho h o ra s d e s p u é sq u e H i tl e r, Go eb-
bels y su mujer salierona los jardinesdonde se suicida-
ron, y sus cuerpos fueron desfiguradosal rociarloscon
Hastaaquí sehan relatadolos hechosdocumentados.
g a so l i na.
Ateniéndonos a ellos.hagoahorauna interpretacióndi-
La mayoríadei personalde los bunkers,sabiendoque
ferente.
el único camino que quedabaabierto para ellos era una
U na de l as cosassorprendentesocurridas desdelas
fu g a h a c ia el nor t e en d i re c c i ó n a Pl o n , d u rm i e ro n 1a
r5.3odel día jo de abril, momento cielpresunto suicidio
mayor parte del 19de mayo preparándoseparala prueba
de H i tl er, es que en l as si gui entesvei nti cu¡ t r o hor asle
q u e l o s es per aba. P ar t i e ro na l re d e d o rd e l a s ro d e l a no-
fueron enviadosa Doenitz tres telegramas,y só1oel irl-
che. Entre ellos se encontrabaMartin Bormann.
timo dabe1¡ notici.r de 1amuerte. Durante eseperíodo,
Es llam¡tivo que durante eseperíodo, duranreei cual
B ormann y l os Goebbel sse quedaronen el buir ke¡ sil- i
to d o s s e quedar on en e l b u n k e ¡ s i n h a c e rn a d a , n a di e
hacern¡d¡ v como esperandoal go.
cuente que se hayan rendido honores ante el jefe muer-
Lo que aguardaban podíln sersólo dos cosas:salircon
to . n i u n, rs im ple m ir ¡ d ¡ p o r c u ri o s i d ;rd
el /un* erque habíaaterri z¡doei día 28, si las condicio-
Ei.rel rt luqio clej.rron¡tr.trssórloal técnicoque atendía
. -i :... . - ic i s is t c nr ¡dc v e n ri l ¡c i i rr-r, nes de despegueestabendadas,y recibirla confirr.nación
c l u i e nd e c i d i óq u e-
telegráficacon una simpie clavede que Hitler habíalle-
-.-: ): i ror ques u nt r qr - ri n rri lc o n d e n s a b e a l a g u aq u e n e-
::srt¡b¡ n los s oldado sh e ri d o s q u e s e a p i ñ a b a ne n l os gado a srlvo a la prirneraetapade su evasión.Ilecién en-
sistemasde refugiosbajo la Cancillería. toncescomunic¡r oficialmentel¡rnoticia clesu rn¿¡e'rrc.
"A lasT de la m¿rJan¿de aquel día el general Weídling pueses l o úni co cl uepocl rírj nsti fi c;rrL' ico nr l) or t . r nr iur i-
se abrió camino hastael puesto de mando de T'chikov. to de B ormann y l a f¿mi l i ¡ Goebbe' l s, c1r - ncs
t ie f r 'sf r r 'ct i-
No acudió a jugar el juego de Krebssino a rendir Ia ciu- vamente empezaronlos preparativosp¡rf, esc.rprr\' :lr!
dad y detenerla lhsensaracarnicería-Firntó rápidamen- cidarsedespuésde cuatro horas de haberenviado,en i¡
te el protocolo de Ia rendición. Luego redactó una orden tarde del clíaprimero de mayo, el úitimo telegrrm.r r
pa¡¿sr¡stropas asegurándolesque su juramento de Ieal- L)oenitz.
tad personal a Hitler ya no les obligaba.El 3o de abril el
Flihrer, al que todos jurarnos lealtad, nos dejó en 1¡ es-
tacada.'\ El plan de Adolf ilitler paraevadirsecleBerlín est¡ba
Estaúitima frasees muy llamativa, y el conjr.rntore- listo a fin de diciembre dery44. Hitler, ei últirno día clel
fleja una decepciónv un desengaño,más que sorpresil año, lo tenia ya bien ciaro, Speercuenta que "c-onrp;rrri
o ouelo. su siru¡ción del nomento con Ia de Iredericoel Grande
Otro generaltuvo un sentidodel honor más tradicio- al final de,/.rGue'¡¡.rde los Sjere Años. L,l,lperelelo equi-
v¿líaa la adntisión de ser inexorablentente vencido. r'¡e-
r? 8
l3 c)
ro aquel].1verdadllanativa no Jr¡ryesóla ntentede nin- E l i efe de est¡do m¿vor de Goeri ng esr ¡ b: : - .-
guno de nosoLros".,- prendi do por l a el ecci ón,ya que R udel no sabí an: - , , -,
En su as pc c t oes en c i .rlc,o n te mp l a b a1 as a l i d ad e l a c¡- avionesr chorro. el tema fue tajantementecerrado Á *-
p i ta i p o r v í a aér er ,y pa rae s oh a b íaín te n ta d oto n ¡r una del es una buena persona, dijo Hitler, todos los dem:-.
me d i da que a m uc hos l e s p a re c i ói n s ó l i ta :p ro h i b i r v o- en la Luftwaf{e son meros actoresy payasos".t
l ¡r a l o s dosm ejor espi l o to s q u e te n íad i s p o n i b l e sH , a n- El intento de prohibirle volar a Hanna Reitsch había
n a Re i t s c hy I { ans Rud c l . ocurrido un mes y medio más tarde, cuando ya Rudel
A Rudels elo habí ap e d i d o p ri n re ro .El l " d e e n e ro,en habíasi do gravementeheri do, perdi endo una pier na.
su cuartel generalAdler florst, cercade Bad Nauheinr, También 1amujer habíasido herida antes,en octubre de
l c co n runic óper s ona l me n tes u :rs c e n s o J c o ro n e ly rrrs 1944, durante un vuel o de prueba,pero a la salidadel
e 'n tre g . r r le l¡ m ás ¡ 1t ac o n d e c o ra c i ó nm i l i ta r -l a s H o j as hospital de la F1ak,cercadel zoológicode Berlín,comen-
.lc [].oblecn oro corr brillantes lt espadas,sobre la Cruz zó a entrenarsesobrevolandoen heiicóptero el cielo de
,i.. C¡l¡,ri1eroclel¡ Crnz cleFlierro - le habíadicho: "Pe- l a capi tal .
.'.' .:Jt, , I¡ h. r ! ¡ . t( - ( ) ilr ¿,¡.; i r¡¡¡1 ¡--c L l.s te c lti e n ec l d e b e r de A partir de enero de r945, y hastael nomento en que
- ::,!-: i'.t r \ lr r'ri r'r ;1rs.¡ ¡,-¡7ri't ictici.i ¡t.rr,tel país". Rudel habíasido herido, Hanna Reitschhabíallegadoa
; r r ¡ir ¡ , - ' 1- c s t¡d o : " Mi I:ti h rer,
¡ l rt 1 ,,.i ,.' .i ,i ¡c ()l t1 conocera l a perfecci óncadareferenci ry cadaedif icio
'..r- , ¡ 1,
. r-'Lir¡ .r-. ;r:.r,-:ri l.rr ()ltdecoñr cí óD ¡ti e1¡.sc,-'n.so si eso que le permitieran orientarsesobreia capital del Reich.
:" . : : . r . . ' : , . r ; ¡ nte v o l ¿ l ' c o n :¡n i a l e " .M i e n tr¡s ¡ unse Como se expiicó antes,a fines de febreroHitler la ha-
: ,: . . . -r - : - c ir . lndol¡ m a n o , s u i n te rl o c u to ¡l o mi ¡ó fi - bí¡ l l ¡mado )' l e h¡bía peci i doque cl ej arade volar ,per o
'-ri'.':ilie\ rceptó el reclamo: "Estábien, sigavolando", tambi én el i ¡, como R udel ,se h¡bía nega do.El pedido a
le dijo. ambos pilotos oL¡c.lccí.r ¡ r-u'r¡irnic-l r¡zt>i.l:i Iitlcr debí¡
El a l m ir ant eDoenitz , p re s e n tee n e l a c ro ,l eh a b íadi - preservarlos,porque tení¡n qLleser e,losquicr.res lo ¡r'u-
clro a l{udel io que pensaba:"No nie parccedigno de un daríana escaparde B erl ín.
soldado obligar ¿l Führer a concederle e} pern'tiso de D espués,el acci dentede R udel habíacam biadolas
continuar volando. \'o tantbién tenso ntis contanden- cosasy su susti tuto natural había si do ot r o pilot o de
tesde U-Boote que, aúnsicndo enru.si.rsf.rs¡.r or aquel ti- confianza:el generalRitter von Greim. Estereempiazo
po de guerr,r, tuvicron que dejar a otros su /u¡¡ar'1s tendríasu confirmación en la nociredel z4 al z5 de abril,
De s puósde es een c u e n tro ,q u e h a b ía s i d o p o r mo- cu¡ndo Hitler convocaraal brrnfter¡ Reitsch,a Rudel, a
mentos tenso,Rudel y Hitler seretiraron a un srlón pri- von Greim y a un cuarto: el generll Karl Koller.
va d o . c onv er s ar o¡ du t r¡n te u n ¡ h o r¡ y m e d i a v e l fl .¡- Los tresprimeros erangrrnclespilotos, y Koller un al-
mante coronelvolvió a clondeestabasu unidad. Cuando to oficialde estadomf,yor.La utiiidad que estaspersonls
e l p i l o t o s e habí ¡ ido, H i tl e r, c a s ij u s ti fi c óa n te l (o l l e r l ¿ teníanparael plen de fuga de Hitle¡ estababien clar¡.
entrevistaque ac:rbab;r de mantener, diciendo qr-ieque- Hanna Reitsch había sido la primera en volar un gy-
ría encargara lludel el mando de la flota delos lr4ez6z. rocóptero,el FA 6t habíaido mejoránclose hastaconver-

r4(f 14t
tirse en un verdaderohelic.rptero.e1FA ::.1 Dracfie,un sugerencirde von Belorv,oficial de enlacede l¡ i- --.:
ilpar¡to cledoblc ¡spa.que podí;rllev.rrun qrupo com¡rn- te es muv cl ara.
En la m¡ñana del 26, aterrizarondos /u 5aque desr:--,: -
d o d e n uev e per s onas .F .n¡rb ri ld e r9 4 5 , e I L u { t T i ¡n -s-
portestaff'el4o disponía de tres de esroshelicópteros. g¡ron municionesparatanquesv enseguidadespegaron
El unlco rpilrlto operativo para volar, fue destruido si n probl emas.fueron l os úl ti mos envi ad os.em pezan-
y l o s d o s r es t ilnt es- los n írme ro st4 v 5 r- fu e ro n en- do .rponersepeligrosodescleel día siguientepor l,l cer-
co n trrd os por los angl o ¡me ri c ;rn o d s e s p u é sd e l a c a íd¡ c.rníade l os sovi eti cos.Lasentreqasde municionessi-
d e Be rlí n.llit ler opina b aq u e s e p o d ía a l c a n z a rl a C an- gui eron i gual mente con otra modal i dad , h¡ ciéndolr s
ci l l e rí¡ únic am ent ec o n e s eh e l i c ó p te ro .d o n d e p o d ría medi antep.rracaídrs.
('.l rq ,l lr s u r r r ujc r .s u se c re t.rri oBo rm¡n n , s u mi n i s t ro El z8, otro /u -5:aterrizabaenviaclodescieRechlin por
G r¡cb b elsla , es pos ade é s tev l o s s e i sn i i l o s . R udel . V on Grei m, qLreen ese entoncesest abaen el
ll.ittcr von Greim erf,un experroen /unkers.Hrbía si- bunker.se nesó en .lmbasf-echas a asumir il t".pont.-
.' . ' ' ' i, l , r ' i, in pt ' r.o n ¡l d e H i tl e r. e l /u 5 :-;M . m.i - bi l i dad cl etransportar gente.
: Teníasus motivos: ademásde ser un despeguesuici-
' : . . - . : l - 11 .., )p tc rg :d c s p e e l b r e n u n p J r al e d:r,estabaherido v parasrltelr la puerta de Br.rndenbur-
- :-: ut t " iL¡ i, , .t l ¡tstrc s c i e n to s l l tc tro s v a s e l e- go dominrndo cl trimotor le h¡cía f-¡ltaun pie v tod;rsu
--.:
' .-,r; nretros.r.l É.i.'É.sre-()e.src ciucse us¡b¡ co- fuerza.
..:. r .r r . nt : lc as in( ) v e c te n to sp e rn ti ti e n d o té c n i c¡- R udcl , qui en va h¡bía si do l l am¡cl oa Ber lí nv no h¡ -
--.: .i : . ic s pe- gar a los / u 5 2 . bía respondi do por probl emas técni cos,f ue llam ado
i -l e l ¡ c t a de la c on fe re n c i ae n e l b u n k e r, d e l z 3 de nuevamenteel z7 por l a noche,cuando I'lannal{eit sch
n r.rrzode 19. 15,s e lee te x ru ¡l n te n te : " BU R C D OR F : E l y V on Grei m est,rl t¡natr¡otrcl os en el bt¡rlkcr conlos r lt '
t¡tinistro Goebbels estásolicitando autorizecion part mi s qr.retcni ¡n qrrc s.rl i r.
convertir en pistael I:je Este-Oesteparahuir. Sería ne- E l sábadoz8 seencontrabaen R echl i n,per o csc t . n: : -
ces.rrioquir.rr hs lánrplr.ls de la calle. ¡z ensancáare/ mo día ya no hi zo fal tasu i ntervenci óne n el pl; r nr t or -
'l'iergarten¿ cadalado.
HITLER: Sí,puede hacerlo,pero que habíanlogracloaterriz¡r el /ri -5:v un Ar¡do tltr.iiLr-
n o cre o glr e s c ¿ ¡ r c c e s ¿ ¡i oa s r¡n d a rl o . B U R G D O R F: del queríavol ar i gual mentea l a capi t.rlc oll t lno clesus
queri dosS tuka,pero H i tl er 1ehi zcl sl ber c1u.\''a no er ¡
¿l )u e d od¡ r ¡ / nlinis t ro G o e b b e l -s e 1c o n -s e n ri n i e n to?
HI'l-L.ER:Sí,pero no veo el por qué del ensanchamien- necesari o.
¡rr.ly'o vamos a aterrizar un Goliat. Von BELOV¡: Si los Lo que sobrabaen Berlínv particuiilrmenteen el bttn'
lu5z van a aterrizar en l¿ oscuridad,las 1ínrp.rra-s cie1¿c¡- ke¡ eran pilotos. Estabandisponibles.com<lnlínimo, cl
lle v'¡n¡ c¡r¡-s¡¡problenl¿s.HI'|LER: Estábien en cuan- que habír aterriz¡do el z[Jcon el Junkcr tz, el .s¡rgen¡olJ.
tcta las lántparas;puede quire¡l¡s. BURGDORF: Enton- mencionadopor HannaReitsch;e1l;r misma y von Greim'
cc'-s,yo pur:do p.r-s.rr la circuler"."' .rclemás B.trrry Betz,pilotos del ¡vión ¡rersonalde Hitler.
Parael plan, B:urry Betz- tení¡n qued.rren Berlín,
c¡r're
L l p edido de G oeLr b e lnso p o d rías e r má s d i re c to v 1¡

r4 z
porque su ausenciadespuésde la rrrue¡rede Hitler hu- h¡bi ¡ si do orgl ni z¡d¡ de n, . . . =-
L.rpl .rni fi c.rci on
b i e ras ido s os pec hos a . l ul ar v contempl abatres etapas.La pri me r a er a la s: . . : : .
El p r oblem , rno err q u i e n p u d i e r,r p i l o ta r e l /u 5:. de Berlín,la segundala de Aiemania, y la tercera,el cie-.'
ta mp o c o habí auna r a z ó n té c n i c a ,l o s p a s a j e ro sq u e te- tino final. Cadauna de ellasera conocidapor un núme-
n ía q u e llev ar s um ab a ns o l a m e n tep o c o má s d e n -redi a ro reducido de personas,que a su vez ignorabantodo de
toneladay el trimotor podía saltearla Puertade Brande- 1asotrasdos.
b u rg o c on t oda s egu ri d a d .L a ra z ó n e ra o tra , má s q ue La organizaciónde la primera parte del plan tenia to-
p si co l ógic a,des pega cr o n e l /u 5 z h a b rías i d o u n s u i ci - dasl ascaracterísti cas de l os proyectosat r evidosdel co-
d i o ci e r t o y adem ás ,m a s i v o : e l a v i ó n p e s a d o ,¡n c ho, ronel Otto Skorzeny,quien se había reunido al menos
lento y ruidoso, era un bianco fácil, imposible de fall¡r, una vez con Rudel, Reitsch y von Greim a fines de fe-
a p .rrec iendo enc im a d e i a s c o p a sd e l o s á rb o l e s j,u s to a breio en el hospital de l¡ torre de la FJakenBerlín.
l¡ ¡lturr Ce l¡ cerc¡n¡ plaza del Reic,hsr¡g.Los miles de Tení.rque serun.rsal i dal i mpi a e i nadver t ida,sin t es-
ru >(rs(luc J . ri, c r - r P r b l rr
c n to n c e s ,p o r c i e rto ,l e d i s p . rr:r- tigos innecesarios.En su ve¡sión original contemplaba
:r.rn.o n t odo 1r -lli: , ; po r-ri b l e . el trasl adoen hel i cóptero,que en un vu elo noct ur no,
Re c or d¡ m osq' le hi b íl s i c i oc o r.l v o c a d¡o B e rl ín otro podía alcanzarla frontera con Dinamarcadentro de un
¡viador,el generaiflarl Koiier,cluicnr.toquiso viajar.Aun- ffr.1rcorelativamenteseguro,por la protección de l¡ zo-
clueél no formabaparte del plan, h.rbíasiclocit.ido sólo pl- na norte que ofrecíael centenarde cazasa chorro Me z6z
ra ofrecerlel.rjefatura delraLuftwaf{e,y al no llegrr, el c.rr- al mando del generalAdolf Galland,quien efectivamen-
go recayóen von Greim, que acepróen silencioserel jefe te reci bi ól ¡ orden de H i tl er j usto el día zg de cubr ir , es-
de una fuerzaaéreaque teníalos díascontrdos. pecílican.rente, el áre¡ cieBerlín y el Nordaum.
L o s his t or iador esq u e s e o c u p a ro n d e l te m a e n c on- S i una de l as¡l tern¡ti v¿ser¡ ev¡di r cn i- r elicopt er o. ir
trrron algoextrañoen esrenombr¡miento, que bien po- otr¡ eri ll a del /u 52,un:rvi ón ql reI I1r,,1 tle 'r il¡ t . r seglt r i-
d ríah a bers ido c om un i c ¡d o p o r ra d i o o p o r te l é fo n o.l -r drd. "Lr-spoc.rs vece-s qtte A¡b¡.rlo/¡cJ.,e¡rr'1Ct,¡:ii.r de re-
e xp l i ca c ióndada,que v o n G re i m h a b ías i d o l l a ma do a ciente fabriceción,no h¿bí¡sabido esco¡ldc'r.;untiedo de
Berlín para ofrecerleestecargo,es una falsedadideoló- que el tren de aterrizajese trabara.l)escon.6¡iodonto er.t.
g i cama s que una hipó te s i s ,p o rq u es e o m i te c o n s i d erar prc-feríael viejo Ju5zcle tren de aterriztie ñro. \'
y decir que fueron emitidos contemporine¡mente cua- La necesidadde uu¡ nráqr,rin;r dr-c:e r-intJño-fuer¡
tro te l e gr am asc on la r ri s ma o rd e n , y d e l o s d c s ti n ar¡- el hel i cópteroo el /un,Ler c¡uepu.i i crr i ler '¡ r un gr upo
ri o s R udei er a un c or o n e iy H a n n a R e i ts c hn i s i q u ierr de personas,aunquesi n equi paj e.est¡badadapor queel
te n i a un gr adom ilit ar . pl an contempl abatanbi en i a sal i d¡ de su cí r culo í nt i-
El m c t iv o de la c it a c i ó ne ra o tro : p o n e r e n ma rc h ael mo: E va B raun a l a c¡bez¡, sequi dapo r M ar t in Bor -
p l a n d e ev as iónde Hit l e r. mann, qui en durante l os úl ti mos ci nco años,se habí a
convertido en su sombra. Era el ejecutor de sus pensa-
mi entos,qui en i mponía l ¡ movi l i dad y el r it m o y el que

r+4 145
el propio Hitler refren- p/.rne.cque elaborab.r.Nunc¡ nos h¿cíaaJusjo¡le's:'':'
tomabalas decisionesque luego \'
op eraciones que PreParaba.'
veceshasta sin leer'
- 'i .t"paft
daba,
indis- Las propi as¡fi rmaci ones de H i tl er sravit abant am -
G oebbelst am b i é n l e h a b ía re s u l ta d o
poder. I'Jo era sóio bién alie,tádorciela palabran unc¡' Como demostró a lo
o..rrrfi. duranre rodos los años del
al par- largo de cloceañosde poder, cu¡ndo emprendíaalgono
:i;;;;";''r" 1" htbi" multipiicado 1osafili¡dos
naz-idesde FleiJ el retiocedía ni cambiabael rumbo: las decisionestom¡-
,rá"íq". ft.¡ía creado1aparafernalia
el tratamiento del das eran irrevocables.
Hitler conei brazo "*"ttditlo hasta
En ios años c1eguerra, "el principio de Hitler de tener
Me i n Fü hr er ( s ibienen tre e l ]o s l o i i a n ra b a n e ' ]i e fe ).,.H i -.
profeta"' escribiri¡ el sec¡et:runa decisiótlronr¡clafiasra ei nlomenfo de stl
tlerera el Mesías,y Goebbelssu
p ro fe tr Go e b b e l sv e- ejecución,eiercíaunl presítrnririnic¡ sobre todo su en-
o"ri o á tr r . J am " só' Don n e l l ' Y e 1 er'rn siempreanun-
torno. Los desplazamientos,\'ii'ric-s
iía con familia incluida' rl'¡br de hacer
en estaóptica'esun cableANSA' fe- cíados.nr", i" hacerlos,per<tél 'sere-se
Muy tnteres.rnte, ''''l
de r995' en el cuai colTocer la horede salidasólo al último minu¡o
ch¡cloen Bonn, Alemani¡, el z c1eabril
sec¡etrrirde Hitler en Tan-rbiénAllan Bullock recordabauna irase Hitler de
i:r.tJr 1""4.. ,].ti",t fuerr cntonces
te l e v i s i v oa l e- ;rl respecto: "Yo tengocomo norm't un vieio principio:
cl h r;::'. ' r . lc ?, t ' r iinr c lr tó e n t1 nre Po rta j e
l-.',-' - ,.. -,:r.:.-1,- .', tl.i¡:r Ioseph Cloebbels rccibióla orclen decir solementelo que debe decirse,a quiett deba decir-
'btlnker'
---l:':lli r'ije t'lr el "h 'señorrCoebbels se,v solamentecuando debadecirse"'
- . : : -: .-'
N o p u edo Éero dado que el único helicóptero disponible había
-. l , a , - : . - - :: : : t r i¡ ut r i z s e l l e v a ra ¿ l o s n m o -s '
es revelado- sicloalcanzadopor una bomba y que desdeel z8 eramuv
..r:-:-.'--:-- ,::l liiiuro -slnmis hiios"'Est¡frase st.-
marido de- peligroso.1erp"g..con el trimotor, cu¡nc1oesteltlrtl
qlt" i¡ nladre se niegaa irse solacon su
, , - .:,-, frse iln¡1' en
es obvio.quele ofrecieron un ...rá d" .i.bía habcr entr¡cio t-lt su
l.r-t¿ol r.t, ftiios, porla frase ",r.ri,;n 1¡¡¡'¡¡1r
1 : 'r
cl bunker,en re¡l i d.rJ.sc (' l l l rr' 1' J1
iuturo, ir haciaalgosin retorno y sln hUos'
si no cómo se La más afectad¡era Ml gdr Goebl ' el s ¡1111 llsE'. \ it l
Por cierto, no a morir en ia cancillería' ¿t 'i
r ep o rta d a ' al bunJ< e¡consu esposov sus sei shi i os e: "'' t 'r l"r e
i u sti i i c r r ial¡ f r . r s e - i .l ; '; ¿- 3qir br
per s on. , p a ra H i tl e r' l o s p i l a re s fu n d a- zz,y el z3 a l a madrugl da, si n emb¡rgtr' . "'1
Esta s dlcc:
""tt, pero no te- que l o provectadono i ba J ser t;\n si t' l l fi r ' \ leer
mentalesde cuaiquierrefundación nazista' :S"ntí'qué el su{rín'tiet't
del plan que los fo v /¡ sens'tcit'nde 1¡ muerre
nian que estarneces¡riamente¡l tanto
vio]ent.t que pendía.srrbrc stt-slriilos' /'l ¡¡ormenr¡b¿"'
incluía.
estaDa La actitudde Goebbeis de r.ro dei:rrgLlesu esposay Speer
El Fíihrer'como escribió luego su secretarla' posible:
por"ido por el demonio de la desconfi¡nza'
"El esr¿b'r hablaranlibremente,tiene un¡ solaexplicación
'ronu"nridn no confi.rr sus miedos ai arquitecto y decir-
d-eque cualquierade sus colaboradores la mujer podía
1. .or., que él no debí¡ s¡ber' S peer, detodas m aner as'
d e b íat lc onoc er es t ri c ta m e n re l a s c o s a s q L te n o fuesen de dejarla me hi-
"5ó1o ¡1 momento
n'ecesarias paraeTecurar 'sus funciones'Nunc't contuni- qr.redó.o., 1. d,rd.,
"'t4
al tantode los zo senúr rcdo su exrr¡i'ío
c¿basus inrencloness ecrensni nosponía
r17
l¿tr
El día 26, con la llegac1a de los primeros dos piiotos ¿Porqué no salieron a pie? Porquehabían cre,-
ttt p re o c u p -a c i o nc re c i ó ' y se rumores que los soviéticoseran ogrosque mataban: . - .
p..o ,,o d. i h" ii. ópt . io ,
malana dei z8' cuando von niños: en estosúitimos díasel mismo Goebbelshizo pe-
lrof.rndlro aún más la
con el/unker' recién aterri- gar afichesen la ciudad en los cualesse tachabana 1os
á."i- t" t"i-tusóa despegar
día, von Greim volvió a ne- soldados soviéticos de hordas rojas sangrientas.
f-. noche del mismo
"¿.. ;;;;;";.r cerco, el estado.de ánimo de Esta fue la gota que colmó el vaso e hizo pasarde la
;;; saiir del v
A sus hijos va les quedaban desesperacióna la locr.rra:un día después,1osGoebbels
i,r'.ga^ Goebbelsempeoró'
harían matar a sus hijos y ellos mismos se suicidarían.
D OCaes S per anz as .
y s1npo- La interpretación corriente de estoshechos tendió a
El día 29, fracasadoel plan del helicóptero
a todos' Hitler de- simplificarlosy a explicarloscomo un suicidio ritual y
derutilizar el trimotor/u izttrg"ndo
masivo tras la muerte del gurú.
ci d i ó no es P er arm ás .
E l hi stori adorGeorgeB l ond se pregunt a,sin consi-
Le queclabar-r, mínimo' dos avionescon lugar parados
po- derar ningrrna otra 1ógica "¿Esposible concebir tama-
',..s.-.j.
t"- dec is iónq u e to mó fu e ' p a raé 1 l' a ú n i c a
r or , la
y d e j e ra to d o s l o s d e má s ' rla nr¡s¿c¡e, semejante horror, si Hitler no hubiera
' - ' lt . c t ¡ nE r ' ¡ B rru n
romano s' "Mors tua' muerto?".
::- --:::.-,:llot .';r^'ilcrldcres
..-.. Perono hubo tal suicidio masivo: de más de cien per-
s e e n t ero sonasque habíaen los sistemasde Érunke¡s interconec-
. , - - - - : - - - : - " ' -' n ti c \i r ;rg c l l Go e b b e l s ciudad; otra
u l ti mo i n te n to ' C o n -roc i t a ei tados,una tercera parte murió cruzando la
,: ::i l. - : - . : . . , : 1. - 1. ¿ ' l u n "Mi y los
1,. pre.gun-tó-a,l{irler terceracayó en manos de los soviéticos en Beriín,
- .. =- l: Goebbels, su esposa
Hitler la ni- restantcsalcanz¿ron a abandonar 1a capital y frreroncap-
.ui¡e¡. ;realntente no existl otra solución?
1oshis- turadospor l os angl oameri canos, ¡ vecesh¡ st ¡ seisnle-
ro tristeen los ojos,y dijo: No"'Unánimemente'
pedido un intento desespe- sesmás tarde, como ocurri ó con A rthur Axm ann, el je-
toriadoresatribuyen a este
suicidara' fe de la Hitlerjugend.
rado de .o.t,r"n.ét a Hitler de que no se
Wi l f r ed v on O v e n -q u i e n h a b ía s i d o a g re g a dode
prensadel ministro y se convirtió después en su biógra-
entrever el instinto rnaternalde N orR s
i"- ¡"ico que áe;a
". "f condensr los últimos nueve
Magda Goebbeli. Su libro r. Trevor-Roper, I i.R.,LOSULTIMOSDIASDE HITLER,
d ía i en el bunk er en p o c a s p á g i n a s ' s o b re v o l a n d ol as
pil.179.
de I{itler y omite decrr
despedidas,el presunto suicidio z.l bi d,pág.\78/79.
Goebbels fueron
pot q"e los seishiios del matrimonio 3. Besymenski,t.ew,IA MUERTEDE HI'|LER,pág.8t.
por orden de sus padres' 4. Trevor-Roper, I I.R,LOSULTIMOSDIAS DE HITLER'
"n.r"rr"rtodos esperarorlmás Ce un día en píg.r8o.
¿Por qué los Goebbels una
suicidarse?Porquetuvieron hasta últirno momento 5.Ibi d,píg.r8t.
6. S i mons.Geral d.S E GU N D AGU E RRAM UNDI AL'
esperanzade desPegar'
119
48
IX
143.
'f r .1g.
|ERZO liElcl l, Prg 397
]. Sp""t,,'\lbcrt, ivlELlO)llEDEL
S. I{uclcl.H¡n", 1l PILo'l'A D1 /üRRo, pigs' ::o 1'ss'
lohn, ADOLF I ll'i LER'Scgur-r'J'pertc,pág' 476'
9.1-ol.inc1.
ro. t.t-Tissicr,Tony, Bt-RIlN T'LI¡N'qND NOtV, Prg 53'
rr. Spccr, Albc TT, LIEMORIE DELTERZO RE/C1d píg :Eo' E n l a úl ti ma semanade abri l r945, H i tl er habí aco-
rz. Zollcr, Albc rt,DO{JZE ANS AUPRESD'í IITI-ER,pÍg' 59 menzado a abandon¡rlascosasque más le gustaban,ha-
r3. lbid . píg . tro. bía del egadoy di vi di do l os mandos mi l i t¡res y r educi-
r4. Speer,Albert, lúEMORIE DELTERZO REICIl' pág 5'1 do ai mínimo el sraffpresenteen el bunkerparano tener
testigosinnecesariosde la ev.rsión.v sehabíadesenten-
di do total mentede l a pol íti ca.
Habíaempezadoa ocuparsesólo de Berlín: estotenía
dos expl i crci ones.supervi sarpersonal men t elos pr epr -
rati vos en el terreno v arntar,tambi én personelm ent e,
su propia muerte fraguada.
Stt muerte oficill fue c¡rsiautentic¡d¡rpor todos los
al i adospor el mero hechode l a exi stenci aclet est am en-
tos; la vcrsión del suicidio seoriginó en el trío compues-
to por los mavo¡esSS l(en-rpka,Gunschev Lir-rge.
P erohacerun tcstamcntono provocal .rrnucr t e¡ nr -
di e, y mcnos ¡írn qcncraun sui ci di c' r.
E stostest¡mentos,qr.rehi zo H i tl er c) dí; r: 9, - soner l
real i dadl os úl ti mos de tod¡ una seri e.E n vísper asde su
cumpleañ<ls,diez díasantes,cuando el proyecto de eva-
si ón parecíaal go más si mpl e,habíadi ctado ot r o. "En-
cargó a un funcionario del partido que lo visitaba, dos
mi-siones.'debía transportar toda la reserva de oro de
Alemania ¡ une r¡in¡ de s¡/ en Turingia, y poner e salvo
un pequete cerrado que Bormann le daría.El paquete
contenía los dictados de I Iitler a Bormann. su resr¡nren-
to pdra Alemaniay para el mundo. El docuntento fue de-
posítado en h-sca7;ls de un bancode Bad Casteinpor el
funcionario, que nlí.s tarde fue arrestadopo¡crímr'ircs
de guerra v encarcclado,Tcmiendo qtte el testamentoJo

tl t
t50
incrintin,tra más,el funcionario )e pidió a un rmigo.:bo- C uando l o advi rti ó hi zo l l amar ai minist r o de lus: . -
gado que lo destruvera."' cia, Curtner, ,vle recriminó la sentencia,que paraél err
i ncreíbl e.E l j uez 1ehi zo norar que eseno er a el único
probl ema: además,para que fuese l egal,er a necesar io
En ry76 un documento parecido por los contenidos que su fi¡ma fueselegalizada.
r,'consideradoapócrifofue publicadocomo apéndicede En otr¡s palabras,la firma del cancillerdel Reich va-
la obra War Hitler ein Dictetor, de Fried¡ich Cristian lía menos que la de un escribano.
Prí nc ipe De S c ha u mb u rg -L i p p ey ti tu l a d o c omo I¡s Esto lo contó Hitler e1z9 de marzo de ry42,y fue re-
consideracionesfinales de Hider. copi l adopor su estenógrafopersonal .'
E l c ont enido t r a s p a re n tau n d e s e od e re v a n cha Los tres testamentosde Hitler no difieren mayorita-
" ' en
1aúltima páginasepuedeleer "Con horror pienso en uI7 ri amente entre sí; en 1938,por l a mi sma épocadel se-
Reich despedazadopor los vencedores" v sigue más gundo documenro, también Eva Braun había hecho el
adeiantecon "Yb mismo no podía respirar en tal {asede propio.
transición de Alemania, como la que seguiría a un'['er- Así como hacer un testamento no sisnifica morirse
cer Reich vencido" y ar.rspicia"Cuanto más habrentos después.tampoco di stri bui r veneno. pr r , . r o caer en
de sufrir, nnrc másevidente el Reich in'tperecedero re- manos de l¡s lro¡das rojas,es prueba de un suicidio in-
nacerá". mi nente.
Perono habí¿sido el único antecedentede testanen- Por otra parte, hay dos ejemplos de Io que él mismo
to poiítico, ya que habíahecho antesotros tres.A los 3.1 pensabade l os sui ci das.
años,el rr de noviembre de r923,presintiendo qLreserir En r944 la secrerariade Hitler habíaadvertido clueel
arrestado,habíadejado a Osembergla jefatur,rdel prr- Fúhrer "compadeci,tsrnce¡Jr¡ielrrea Lrsper-son.rs.r 1.r-s
que
tido y nombrado un cuadrunvirato que regiríalos des- }a desesperaciónempujaba.r-s¿crrsev'o|unnrian'¡enre1¡ rr-
tinos del NSDAP. El 5 de noviembre de 1937h¡bía escri- da.El estabaconvencido de que un simple conselo, un pe -
to s u v olunt ad p o l íti c a y e l te rc e ro 1 o h a b ía h echo en queño aliento en los momentos críticos,erasufrcientepa-
1 9 38- ra hacerretomar confianzaa un desesoerado".3
En esteúldmo, del z de mayo, también designabaco- Los úl ti mos díasde ¡bri l de 1945.cu ando el alcalde
mo única beneficiariaa Eva Braun. Era un texto holó- de Leipzig se suicidó con su familia, Hitler calificó esta
grafo, y lo había realizadoporque temía estarenfermo actitud como cobarde.
d e c ánc erde gar g a n ta .L e c o s tó e s c ri b i rl o ,p u e s estaba
acostumbradoa dictar a un dactiiógrafo,y cuando ter-
minó, descubrió que h¡bía una sentenciaque declaraba
¿CuándosalenHanna Reitschy von Greim delbunker?
n ulos los t es t ame n to sq u e n o fu e ra n h e c h o s íntegrl - E n sus l i bros, FI¡nna R ei tschnunca e s clar ay det a-
mente a mano. Como él io habíaescrito en papel menl- l l ¡da, P or ci erto el día z8 a l as 9 de l a noche se encuen-
bretado, esedocumento cra nulo. tra en el Fiihrerbunke¡ cuando Hitler recibe informa-

r 5l
l a ópti ca ci e1¡ evasi óny un rebrote del Nacion¡ r 1sc, , .
ci ó n Rr - ur c rt ¡ ¡ ns mi ti d a p o r l a BB C d e l a o fre n da de
l i smo una expl i caci ón raci onal , como ver em os m . - , -
p :rz cir 'i: . m nr ler he c h a .a l C o n d e Be rn a d o tre , como
adel ente.
t¡m1' : . . ' .ic .enc ont r a b ap re s e n tee n e l mo D e n to e n que
e l l ¿:: ¿ t l. r G es r ap oM u l l e r y e l G e n e r.rlF e g e i e i n,cu-
:-.r ,. ie L. v aB r aun s a l i e ro na l o s j a rd i n e s .Y c u a n do se
...,:.r z ól¡ r eunión p o s te ri o r, e n l ¡ c u a l e l Ge neral Leyendolaslagunosasmemoriasde la aviadora,uno se
.'..r.1J r ng. pregunta¿seráverdadque Hanna Reitschsalióa primer;rs
c om o c ue n raJ o h n T o l a n d e n s u l i b ro , sugi -
horasdel dí.r29,como coreanlos historiadores? H.ryunas
. .,' ¡ Hr t ler que debe ríaa rri e s g a rs ey e s c a p a irn medi a-
:.rme nt ey ex plic ólo s d e ta l l e sd e s u p l a n , e l Gra i . K rebs notas periodísdcasde ellapublicadaspor News Chronicle
rl l íp res ent e, lo apr o b ó c o m o p o s i b l e ,d e s d eu n p u nro el día 28, 29 y 3r de diciembrede 1945,donde,seEpndice
d e vi s r ¡ m ilir ar . Trevor-Roper "Hanna Rei¡scñ afirma que ella v Greim
Flitler escuchóen silenciov al fin pregr-rntó"¿Quépa- ab¿ndonaronelbunker et'tl.tmadrugadadel jo <1e abril. Si
s¿rí;rsi tuvieran éxito en la huida?" v se contestó solo hubiera sido así,habrían sido neces¿rianrenfe testigosde
'iSe supone que yo el Fiihrer vov a dormir en el cantpo hechosacercade los cuales,guardansilencio,si es¿esi/en-
abieito o en unr granja y esper,lÍa que tctdo termine?". cio fiiera deliberado seríanuy significativo".s
Lo único documentado es que el día z9 de abril tv{ag- E l hi stori ¿dorconsi de¡¡a estoun er¡or de f echa.Nie-
d ¡ Go ebbelsr edac t a c, o m o s u m a ri d o , u n a c a rtafe cha- ga que así fue ¡t declaraque salierondcl refugio ex¡ctr-
d a d i rigida a s u hijo H a ra l d ,l a mi s ma re rm i n a " L a carta mente z4 horas antes,el zg "como ltapodido compro-
tiene que salír, Hanna Reirscñ Ia lleva, rreteráde salir en barsepor disri¡r¡os conductos".
avión.'fe abrazocon mi más¡¡rofundo v maternalamor. FIannaR ei tsch descri bi óaquel l osdí¡ s en una car t l
Mi querido hijo vive por Alen"tania".aEi tono general de descl esu pri si ón. a su her nr ¡ no. oii-
di ri gi da, en rc.¡46,
l a ca rt aes des es per a d op, e ro l a s p a l a b ra sl a c a rtati ene ci al de mari na. E sacert¡ fue publ i c.rd:ren r 9; S. cl ; r no
que s.r1írsonajenas,el sujeto es Hanna ReitschqLrerra- anteriora su muerte, en su lib¡o Cinl.rsl'.lbi-sn)Lr-s, en c\-
tará de salir v todo lo que llevarátiene que saiir con ella. te ella declaraque despuésque aparecióel libro de Trc-
El h e c ho que s ef ,f ech a d ¡ e l z 9 ta mb i é n p o n e d u d as, o vor Roper en el 47 "Le ofreció a ésteel relato de lo suce-
me j or , c onf ir m a ot r a h i p ó te s i s . dido y vivido personalmenre, ¿g¡eéln do el pedido de
H anna Reit s c ht en íaq u e e s ra ra l ta n to d e l m ¡rrr i mo- rectilicarlo, y.1 que sin dud¿s se l.¡¿s.róe en datos erró-
nio de Hitler celebradoen ia medianochedel z8 de abrii. neo.s".El historiador'I-revor-Roperrechazó su ofreci-
lncreíbiementelruchos historiadoresequiprrrn es- miento "arguntentandoque los informes que obraban
te a ct oy los t es t am e n to sc o n u n a v o c ¡c i ri n d e mu erte, en su poder provenían del Counter Intelligence Corps
ca siun pr eiudio al s u i c i d i o ,c u a n d on o rma l m e n re ,¡cto 1t <1ueéste siempre decía la verd.tcl".('
seguidoai matrimonio hay un viaje. Si esto fuera asícomo parece,bien pudo estaral tan-
De c r - r ; r lquier
m ¡ n e ra , e ra l ¡ ú l ti n ra o p o rtu n i d ad de to de lasdespedidasdel Füfi¡erel día 3o. La primera, rea-
o fi ci ¿ liz ar legalm en te s t¡ u n i ó n , q u e p o d ría te n e r en lizad¡ a la maclrugada,porque probablementein-rrginr-

155
I 5rl
:r. q u e tod. oes t r b: lis t o p a ra d e s p e g a vr l a s e g u n d a r' h
trrd e . p or que ef ec t iv a me n tes a l i ó p o c o d e s p u é s ,ese
I os mi nutos i nmedi atosson sospech osos.
misn-iodía. Por cierto, Adolf Hitler el 3o de abril se en- A Hr : . =:
:o n tra b a t r anquilo, de s c a n s a d ov,i s ti e n d o l o p a n u e va, lo llevan envuelto en una ¡lfombra, iomo cuenta la r-e:-
al igual que su flamante esposa. sión soviética,cierto es que en esosdíasle temblabamu-
Hay también que recordar Ia orden de Goebbels de cho la mano izquierda y tal vez la pierna del mismo la-
despejarel Führerbunke¡,1osjardínesy las ventanasde do, hacerseel muerro teníaque seralgomuy dificil para
la Cancillería. é1,si aiguien1oveía se daríainmediatamente cuenta de
que no lo estaba.
Kempka, que lo vio envuelto en los jardines,recuer-
Otra cosallamativaes la despedidade Evaa Linge,no da otro detal l emuy i nteresante,su pi e de r echoest aba
ie dijo "Adiós", sino lo contrario "Hasta la vista", como dobladoen la posición que asumíasiemprecuando des-
si tuvieran la posibilidaden un futuro de verse,l¡s mis- cansabaen el automóvil, raro reflejo en un cadáver,so-
mas palabrasque Hitier le dijo a Speermenos de una se- bre todo despuésde subi r 44 escal onesd e la salidade
m.1n¡ ¡ntes. emergencia,llevado por los tobillos.
Subrayablees también la última despedidade F{itler
con Blur, donde increíblemente,le dice que "grabenen -su
ru.t b¡ que1otraicionaron sus generales".Sin embargo,los Sospechosaes también la idea de envolverlo en una al-
:: s:¡¡i¡dores coreansiemprea un Hitler queno queúaque fombra. Seismesesantes,Skorzenyrapró asíal hijo del Al-
enconüaransu cuerpo y menos aun su tumoa- miranteMiklos Hortvvon Nagvbania,en la operaciónRa-
Es muy interesantey significativo el relato de Otto tón Mickey, icler clue se le ocurrió tras leer Ce<sar v
Gunsche del último minuto de Hitler en el bunker, el Cleopatrade Sha'"v. Sintonritico es también que Hitler, rras
único hecho novedosoreportado a su regresode Rusia. felicitarai jefe de los comandos,cu¡ndo Skorzenyse le-
Se encontrabaen su despacho,de pie. mirando el retra- vantabaparairse,él lo detuvo y escucharondecirle" Le voy
to de FedericoII y su mujer, en ei baño, pues Gunsche a dar ahorala más impomnte misión de su vida" ,esto ocu-
oyó funcionar la cisterna, actitudes, ambas,perr nrdr rrió los primeros díasde octubre dery44.
suicidas,a lo sumo en esperade algo. Mr.rchoshistoriadores quisieron ver en esta frase el
Por cuanto a mí, me hacesonreírla última vislumbre ataquea las Ardenas de fin de ry44, pero contemporá-
del ayudanteperson;rlde Hitler, me hacepensJr.n ,t.ti neamenteal ataquesorpresi voen l as A rdenas,est áel
actitud típicamentefemenina, de ir a hacerpis antesde proyecto de salidaen helicópterode Hanna Reitschy la
comenzarun virje y ¡quóviaje! Cruzar el centro de Ber- reuni ón re¡l i zada,unos mesesdespués,e n el hospit al
l ín e n un blindado. Es p e ra rp o r m u c h a s h o ra s e l mo- de la torre anriaérea,junto al cabezalde la camade Hans
mento bueno para despegary despuésrealizarun peli- R udel . l usto, todos l os héroesque H i tl er consider aba
groso viaje en avión. por arriba de los demás,estabanreunidos.

156 ta-
L st¡ t ' s t : . r :i. - - ' i) r : r- e l u s o d e l a a l fo m b ra n o fu e ne- A l ¡terri zar. el É ) 156-D S torchprobab lem enr e¡ . r - . -
ccs.i ¡r.--.,' : :: . ' . nr ujer d e H i tl e r. L l e v a d ¡ e n b ra z o s por chó un neumático,o el mismo exploró (en la foto falt.r .
i'l ::- :-'- ::,r nrásde una rampa de escalera,al quedar- se desvi ó i nmedi atamentede l a l ínea de at er r izajein-
:.- . . . -, . . .riienro,p.'rsade brazo en brazo, y siempre la
gresando en el '1i-ergarren, esquivrndo unos árboles
: .rrrtapándoleel ¡ostro,facilitándolela tareade grandes,se adentróen una mata de arbustosy arbolitos;
'-:
lasalasse doblaronhaciaatráscomo Llnagolondrinay al
: j er r en los jar din e s ,p o r c i e rto ,h a b ían u e v eb i d o- pararsehaciaadelante,la hélicetocó el sueioblando que-
- =. :e bencina.Cuando los llevaron,el centinelade tur-
brándoseuna sol aaspa.E sto es exactame nt e1oque se
- , preguntó prra qué er;rn,Kempka, que los habíatraí- puede apreciaral ver dichas fotos.
jo con cuatro hombres, dijo que eran parael gcnerador.
En lasmismas también sepuede apreciarque la avio-
Estele contestó que er¡ imposible porque no erf,grsoil. neta tampoco estáquemada,fal ta l a l ona del f uselaje,
Otra f.risedadde Kempka. porque al gui en,como ocurríaentonces,s e la llevó co-
Estabenc in¡ de ¡ ut o p o d ía te n e r o tro u s o : l o s m o t o- mo -souyenir,teniendo pintada la cruz alemanay la n-ra-
res Argus del Fieselery dcl ,.1r¡do¡ceptabaneseoctan¡- t¡ícul a.E n l as al asqueda todavíal a l ona de ar r ibapor -
j c e n l u gar de benc ina ¡r,i c ¡,m u c h ¡s v e c e s1 au ti l i z ó en
que no l ¡ al canzaron.
los diferentes frentes,sólo se reducíanl.rsprcst.rcione-s
Otro hecho es que, al haber-^e quebradoun solo aspa
má xi mas . de l a hél i ce,l a avi oner¡acabósu vuel o en l a t ier r ablan-
En su libro, FIannr Reitschsólo declara"que IIegó sin da: si l o hubi esehecho en l a ¡veni d:r,h hélr cede m ade-
unagota de bencina'1Los r7g litros de combustible reco- ra hubi eraquedadosi n aspas.
lectadossobrabanpara salrearBerlín y liegar más lejos.
Tampocodeclaraque la avionetilse encontr¡radañadaai
aterrizar,que esaquedrradestruidaes una hipótesis,su-
Hav pruebasfotogríficast¡mbicn respecto¡l destino
fragadasólo por el hecho de que a mediadosde julio de
final de un Ju 52.Sus restos desplom.rdosquedaron en el
r945, fueron exhibidos los resrosde un Sro¡cfr. Eje Este-Oeste,examinandola foto se puedeevidenciar
Lo encontraroncerc¡ de columna de ia Victoria don- que cayóverticalmentedesdeunos 20 metros de altura,en
de se habíaaccident¡do y fr,reliteralmente vendido a la fasede despegueapuntando hacia la Puerta de Branden-
p re n sac om o la de Han n a R e i ts c h ,q u i e n i a h a b íaa re rri - burso, a los dos tercios de la aveniday justo a Ia aitura de
za d oínt egr a,c as iun ki i ó me tro m á s a d e l a n ree, n l a p h- la Opera Kroll. El fuselajeestáabiertopor el impacto ho-
zoleta frente a la Puert¡ de Brandenburgo. rizontal, sólo lasaiasquedaronintactas.
Qu e no puede s er e l mi s mo a p a r¿ tos e e v i d e n c i aen E l pi l oto del/u 5z " P atagoni 'a, Jul i o A ri et ¡ de Bar ilo-
las fotos, el daño estructural que sufrió reflejesu histo- che, contó que ei único probleme que tenía ei trimotor
ria. Conocí a un piloto que sufrió un accidentemuv p¡-
era el esfuerzoneces¡ri o para despegarlo,er a m ucho
re ci d o ; m ient r as ex ¡ m i n a b a l a s fo to s , me c o n tó c ó n ro
más maniobrableque un I)C3. El avión despegabaágil-
habrí¡ ocurrido.
mente a rzo km/h, por un¡ pi str de menos de 7oo r n

rs8
t 5t)
:. r - . ir :l- - , sc olina sq u e ro d e a n a Ba ri l o c h e 'A 1 o s trearlo fácilmente, como si quisieracubrir algo in-rp.:-
-:.-,
:-.: ..r.., -''.ra 1Sm de altura, si bien aparentabalen- tante, dificukando su aporretesrimonial.
-,,, i, ' , ' r uidos o, n o s e ríau n p ro b l e ma s a l te a rl a S ó1oen t97z se había publ i cado en una r evisr a su
- - 3¡¡ndenburgo, alta s6lo z7 m, 25" de flapsso- nombre: B osser,T pero sol amenteen r992,tras leer el li-
- :or la cargahumana que habríatenido que rrans- bro de Victoria Robbins, L.t muerte de Hitler,mis sos-
pechasse fueron acl arando.E l sargenropi l o t o lur gen
i u 5z caídoy fotografiadodemuestraque tenía ra- B ossernos cuenta en un rel atornuy detrl l ado los dí as
: - :) \'o n G r eim : er adem a s i a d op e i i g ro s oP o r s e rb l a n c o desdeel z5 hastael z9 de abri l .
:.-,:ilal sobrepasarlas copasde ios árbolesfrente a la Ko- E l pri mer día había l l evado al general Fegeieinde
:'tigsplatz,repleta de soviéticos;quien lo intentó sobre- Laerza B erl ín, h¡ci endo etapafi nal en Gatow, donde
i.¡l u ó su s uer t e. tres ilutomóviles carsarona Fegeleiny lo llevaron hacia
Ta mbién s abem osq u e u n b l i n d a d o s e e n c o n tr¡b¡ l a capi tal del R ei ch.A l día si gui ente, 26, " A m ediodí a
g u a rd a dopar a Hit ler , z o o h o m b re s 1 o e s c o l ta ría n ,i ¡ me presenté en la oficina del comanddntey en la mis-
misma Hanna Reitsch en su libro Volar es tni Vida es' nta encontré al general von Greint, fui interrogado mi-
cri b e q ue un biindado l a l l e v ó h a c i ae l l u g a r d e d e s p e- nucio-s¡nrentesob¡e mi últi¡tto vuelo con Fege/ern.l.rs
g u e , q u e pudo obs er v a re l re c o rri d o , to m a ro n l a c a ll e p¡e-gunr¡s se refirieron preÍérentenTente a Ia fuerza de
Vo ssy e n 1aes quinaem b o c a ro ni a c a l l eH e rma n n C o e- l¿ artillería antiaéreaenemigay a las condicionesde ate-
ring, eso significaque salieronpor una de las rampasdel rrizaje en el aeroptterto de Getow. Von Greim quiso s.l-
frente de la Crncillerí¡, Jcsde su subterráneo,que dis- óersi-yo creii aún posible llevarle a Catow y le dije r¡ue
ta , cru za ndoI os jar dine s .d rl o S/o p a s o sd e l a s e l i c l acl e podí,t ltacerloen-seg¿¡id¡si¡t tirubear, tlecidíntos parttr a
emergenciadei bunke¡. 1ascu.lr¡o de la t¿rcle.Veíntit-tt:ttro.ryiollc-sclec.tz.tprct-
En i a Cor t e de Hono r d e l a N u e v a C a n c i l l e ri as e e n- tegerí¿nnuestÍo vuelo y rro-s.rgulrd.ir¡.1¡l c.¡te1.lrr.: ¡ 1.1
co n tra ro n v ar ios blind ¡d o s 4 x 4 6 x 4 y 6 x 6 , H ;rn n ¡ hora indiceda."s
Il e i tsch t uv o la opor t u n i d a d d e h a b l a r d e l te ma c o n Siguecontandocomo se acomodanen tresen un Foc-
u n o s a m igos , y habló d e o i ro s b l i n d a d o s , u n S d K{z ke Wulf r9o y cómo despegany volando a 320o merros
z5or/t, oruga y de un :34, 8 x 8. sedirigen haciala periferiade Berlín. "soltred aeropuer-
Según Hanna Reitsch,despeganen el Tiergarteny to de Gatow.rcele¡éel avión a 6oo por hora v descendí
^ hasn too m.:tros, describiendoun¿ espir.ll e.strecha.En
las3 de la maclrugadaaterrizanen Rechlin' el díalo omi-
te, como otrasomisionescapitalesy trasiadosde hechos cuanto hubeeterriz,edo, se despidierortá, r,orotro^s/o-sc¿-
c1ue,leyendo sus mernoria tan calibracia,dan la ider de zas de escoltay se alejaronen v,uelo¡JsJn¡É._
ser voluntarios. B ossersi gue rel atandocómo en aquel mo m ent o se
Un ejemplo sorprendentees el Sar¡¡enfoB. En sus tres acerc¡bael fuego de artiileríarl campo de aterrizajey có-
libros de memorias nombra a cientosde peisonajes,srl- mo sus pasajerosdespegaron¡ su vez. "Dado que lasco-
vo a uno, lo encubrecon el propósito de no llegara ras- munic¿cionespor carreteracon el centro tle la ciudadno

r6 o I6 r
eral) -\'j l.r.rr.:;.r¿)/es,e] gerteralpartió en u¡r Fie-seJe¡ miento a Berlínentrenubes drficulraddo al paíssu,j¡^::.-
1'
Storch ir.,':-:.rrl-¡rize¡ e1Eje Este-Oeste, tal conto ha-
en "Pronto nos hallamosexactanlente
en el centfenorrlbre B,
bí¡ hc;,-r,, \'L)en r'¡rias ocasiones.EI general eraquien pi- VoI aba baj ísim o p or d ebajo del b orde í n fério r de 1¿ssasí
ou e
/c,¡.r:.r.', .:rJ¡¡ro. Le acompañabanHanna Reitschy un todo esto duró pocos segundos,pueshe aquí que las¡r..rili_
i . ' - ' - - ; ' :-'.-::. riasaniaérea,srusasde me diano calibre nosprepararon un I
espectaculopirotécnico de talesproporciones qLteamena_
zabacon hacerperder la cabeza.inc/u.so.rnti viejo sareen_
-i i bien es t eúit im o d e ta l l ee s n o v e d o s c ,t¡,m b i én es to Por todas partesvenían en dirección nuesf¡a lospro_
::rieresentelo que sigueen referenci¡al día siSriente.17. yectiles de 4 cm. hice una seriede bruscasmanio br;ts.pero
For i.r mañana. "Se buscabanpilotos voluntarios, que sin dejar de observarbienla ciudad.ly'o.scpodr.r p"rrrr."n
c-sruvier¿ndispuesros a realizar un aterrizaje en la Co- aterrizar,mi observador me insüba a volver Dronro a i¿se_
lumna de la Victoria. con el fin de sacerinmediatamen- guridad de lasnubes. 'fome la dirección del aeropuertode
te del centro de Berlín a un personajeíndispensable pa- L1en, en vistade que Ia misión, aunqueno coronarltpor
ra la posterior dirección de lasoper.tcionesbé1ic¡s.5i se el éxiro, habí.t quedadocumplida".
pretendía llegar a la capital, debía realizar un vuelo nun' Al día siguiente,28, su comandanrele orclenóiracer
c¿inÍérior a 5o km por encima de ttn territorio ocupado un úl ti mo vuei o a B eri ín;a l assi etecl el a tardele encon_
por lasfuerzas enemigas.Se prese-ilraroncinco pi]otos traron un avión para é1,un Arado
_9ó,no se encontrab.r
de cigüeiias(1osaparatosFresele¡Sro¡ch) y yo llevando en buen estado,l os ti mones de aterri zaj efuncionaban
un Siebelzo4. Ante tododebo reconocerque nunca ha- mal, pero no habíaotro. Despegay "e 1as2o.4ome en_
bía nanejado un FieselerStorch,por )o que me dije que contraba exJcra¡nenresobre el centr()de Ilerlín y. cos.1
si la misión podría cubrirse con una cr5¡tienatambién extfaña,sin verntc sonietidoa un i¡l¡ens¿rlr¡err,¡¡l¡l.lc
serviríami Siebel. Esteera un avión más rápido, además reo. Desde4zoo metros de altitucldivi-s.rb.l
¡,oc¡. co,.r*.
de tener una mayor capacidad,lo que nos pent'titiría re- partede los nunterososincendios que il¿;le¿b¿nj.l o¿¡_
cogeÍa unos diez o doce heridos. Partí mássolo que un rlad,el hunto hacíaque/¡ esc¿s¿viisibilid¡d fuera toda-
perro, las cinco cigüeñas va se encontraban en el aire. vía más precaria.Disponía de dentpo v procedí a descri_
Llevaba como observador a un viejo sareento,vetereno bir Iigeras curtas para orientarme má¡or".
conocedor ciemuchos frentes.Despuésde casicinco nti- S i n sran di fi cul tad aterri za,ya pasadasl as zr . oo hs.
nutos de vuelo todavía divisaba1ascr'g'tienas a unos 150o en el puesto de mando que exi sríeen l os só t anosde la
rTletrosde altitud, las cttales parecían unas grandes plu- columna, pidió de avisaral Führerbunkersullegad¡; no
nr.rssuspendid¡s en el cielo. Como mi aparato desarro' funcionando la líne.rtelefónicani la radio, dos soldacios
1i¡b¡ un¿ velocidad muy superior a l¿ de los Fieseler fueron enviadoscomo mensajeros.Alrededor del Tie¡_
S¡o¡ch en loo kilónetros horas pasépor debtjo y con' garten se estabacombatiendo intensamente. "por lo :a.n_
tinué adelante." to e] vuelo de regresose presentab¿¿¿Ínmjs clifícil por_
El piloto se extiende en las descripcionesdel acerca- que me vería obligado a volar a lo largo de la línea clel

t6 z

- I
a seguir adeh ll fL''l trn - Un inmigrante alemánreciénllegadoai paíssudame-
{rente.Pero ¡:1.'hallabadispuesto ricano cuenta sobreun amigo ingeni.ero,de nombre B.,
oue -si{r:i.';;ara tni muerte)'la de mis pasajeros'"
con von a qui en conocíadesdehacíavari os años,tai es así que
\' . ¡delantesiguedescribiendoei encuentro
"enoÍn'temenrc que Yo fuera quien hastaintentó conseguirle1¡ exención dei servicio mili-
i : e1msorprendiáo
qtté tar en la SegundaGuerra Mundial. El hecho ocurrió el
,.ir,,bi".. p. estado¡s¡carJede aquelberengenal'¿Y
eraun 3o de abri l de r945, en el centro de B erl ín,a las4. r 5 hs.
hacercon'HannaReirsch?Mí aptaratoArado 96
'lipirt^
fácil"' de la tarde:un Ju 5z aterrizó proveniente de Rechlin, el
y llevarla con llosotros no re:;ultabacosa .lo
'Termina a i;r pereja' conforme a artillero de este avión era B., tras desembarcarsu carga
el relato llevanclo
lograron llenar el tanque para dejar Berlín io más pron-
ya escrito por Hanna Reitschen sus Memortas'
' dír z7 por h to posi bl e.
Lo ll.rmativo de estrs págil-rrses que el
En el intervalo parareponer combustible,el ingenie-
ma ñ a n¡ , f uer onenv i ¡d a s c i n c o c i g i te ñ ¡i s c o n L rn acap;I-
el centro de ro B. recibióun codazoen lascostillaspor parte del ope-
.":"J á"-,t."sporte de diez prsajeroshaci¡
zo4 de igual capacided' una rador de radio, quien 1eindicó mirar en cierta dirección,
Berlín.Ademá'sc1eun Siebel
.r unos cien metros ambos hombres vieron, sin ningt-
ve rrl ¡ , ler am is iónc ie s o c o rro ,u n u rg e n te s O s p a rt i óde
de su basey n¡ durl¡, parado delante de un avión turbojet a su co-
Berlín. Y esto el día antesque Rudel salier¡
superfluo repetir lo y;r di- mandante supremo, Adolf FIitler, vestido con un trrje
enviarael Ju5z.No considero
al helicóptero v rl /u -5:'el gris v gesticul.rndoanimadamente con algr,rnosaitos
cho ¡nteriormente refercnte
funcionarios del partido.
e n to fnof am iiiar deH i tl e r' n i ñ o s i n c l u i d o s p o d ía fe par-
Bosser' Durante diez minutos más,mientras secargóel com-
tirse en las cinco cigueñis o en cl Siebclde
que no se tomara cono- busti bl e en el /u 5z l os dos tri pul antes obse¡ var onesa
Resultasumamente extraño
por décldas; pero me escenay.rl redecl orde l as4.3o hs. de l ¡ t¡¡cl evolvie¡ c¡ n¿
cimiento de estamisión de resc¡te
e l mi s te ri o q u e ro d e r al te- despegar.
l l a ma aún m ás la at e n c i ó n
a von Greim y Hanna Reitsch EI día despuésse sorprendieron extremad.rmenteal
niente que acompañ¡ba
se habló de él' escucharen el comunicado de Doenitz la frase "der Fíih-
.t ,* f...toro u.t"lo hacia Berlín: nunca ''.
me d i o u ti l i z a d o y l o s pel i - rer istge{al}en Hitler habíacaídogloriosamente,pero
C ons ider andola p ri s a , e l
cre.er que ese personrie la actitud que observaronen Berlín parecíala de una ¡ni-
gros acechantes,no es posible
debia scr realmente im- mada despedida.
istuviera haciendo eviostop,él
en aquellas condiciones' La nota periodísticahabla de un Me jjz,no obstante
portante para serlleveclo
un coment¿rrioeditorial -mas bien una errat¡- corri-
ge por un Ar¿do zjl.Yo también concuerdoque quien
informaba conetió un error técnico: nunca existió un
Inv es t iganc lo el t e m a d e l a s ¡l i d a H i tl e r e n ¡v i ó n des-
llttstrado Me 3,j2,código atribuido a un planeadorDFS.Tuvo que
de el centio de Berlín, encontré que el l)ierio
ser un Ar 234 Iilitzpor varios motivos. A fines de abril
á" So.,rl.gode Chile, ei r8 de enero de r948 ¡rublicóunr
r945 todavíaopcrabanenel |II/KGT6algunos de estos,
tn u v int c r es ant ehis to ri ¡'
r L')
t6 t
e n to nc es .ac ielant ¡ d o sT e rv h a s tl e l fi n a l d e l a g u e rra y que la misma fue pedidaad
hoc.Hechoque fhe el di: -
t¡mbién volaron como cazadoresnocturnos en el /(om- gulenrecausay motivo de honor
del suicjcliodel gener._,.
n-tandodel i¡avor Kurt Bonow. Krebs;a su retreso dercuarrelso"iéti.o jescub¡ió,
cor¡o
El Ar ziqti-z,nació como tin bonba¡dero comprcto tac- dijer.r el gener.riWeidling,
¡rr"g" qu" ¡r;a
tico, stlsgruesasrued¡s le permirÍanaterrizaren campos "l
abiertos,ion susdos motores Junkers lumo oolB rurbo-
ierestabacapacitado paradespeg;rr a más de zoo km/h, su Trassal i r de B erl ín,H anna R ei tsch,
y altura de vuelo a no r elat aexact a_
velocidaclde .r.t.ero de 7oo km7'h su mente qué hi ci eron el l a y von
prác- Grei m. S ólo cuent ; rque
roooo metros v une autonomí¡ de r65o km lo l-racia fueron a,plonparaver a Doenit,
también un ,i., la f echa
tjcamenteinvulnerable.Peropudo habersido y po5al horas-despuésfueron
a Dobbln"rp".ifica¡
BMW n
Ar'4 qC- t , la últ im ¡ v e rs i ó n d e c u a tro m o to re s con K ei tel . S ól o en Ia noche cl el
rqde nta yo"r,.o.,,.,,.."
cuenr aque
o<tjA turbo je¿con prestilcionesaítn superiores'Esteavión escuchópor i e rrdi o que el Fri ñrer
h¡bí¡ . . iao y que lo
¡et,mui'-rv¡ltz¡rdc¡ respecto¡ los ¡viones convencion¡les reempl az.rrí¡l )oeni tz, si n ntás
coment¡rio.
¡li¡closde entonces.escompar;rble hov a un /er Éiecu¡ile' Speeren susmemoriasder.rll¡que
'fe ní a,adem í s c lep i l o to v c o p i l o to ,a trá sd e e l l o s 'Lr- ,do
^ l,::,1"..io, cu¡n_
.lef ue contunic¡do el hecho.seencontr¡b.r
en el Cuar_
p¡ r r ' rrJ i l s p o rtl rc o n u rl m ín i mo con-
g ¡r e ¡ el f r r s el; r ie tel Gener¡lde D oeni tzv,cl esh¡ci endo
l ¡rna ler . ,encuen_
ibrt ¡ .1,rspersorl.l:;.Sin su cargade bt-¡mb¡sstu'rdardy tra la foro con dedjcatoii.,do i {itI"..1,,..i
rnir,_r,role h¡bí¡
co n t¡ nql- r cc' lec ¡ r bu ra tl te m e d i o i l e n o , má s q u e sufi - pedido en oc¡sión de sus años
4o ntenosde sejssc,nt¡n:rs
ci e n te per a llegar a D i tra m a rc ae n p o c c m á s c i emedi ' r antes.,"Cuando saqueílñler.rcl
rerratoe_xp/otcí
a l n o mbre tn sollr,
h o r¡, s u des peguey v u e l o c o rre s p o n d e rí.rn zos, ahc¡r¿nti rc,i.tciónconJ litlcr
est,tl.r¿ t,erd¿ctt¡,tnrr,/)¡r,
'.1,
que lc fuera inrpttesto,Ra.Yo' ac¿ó¡¿/¡,e1enc.ul¡<rr.otc, l.1rr.,gi,
_v .,lrr-g.,.¿,
El hec ho Ces c r itop o r e l i n g e n i e ro B. d c u n ' Führe¡ Esto no lo ciijo en Niirerrberg,aon j.
se venrlio col¡o
discutienciov gesticuianclo'-lur¡nte t5 nrinutos con un rspir.rntemlgnicicr y antihirlerista
freucriano,slno lo es_
g ru po dc . r lt osjer ar c rsIn e p ¡re c ee v i d e n c i a ri a n e g ati va cnolo vern[e.rr.ros despuésal salirde la cárcelde Spandar,.
cl e lr¡is m o de c . r r gl r p a s .ri e ro sN. o h ¿ b í¡ má s c h ¡nces,
su cl e c is ióner a ir t ev o c a b l e é , l s e i b a v s i b i e n h a b ríal u-
gar cn el con-t'partimc-nto de carga,los denlásse qtleda- [(eitsclry von Greim regresrrou
otr¡ vez a plon por
rl.1na su clestlno. poco ti empo, teníaque ser el
ci íau de mayo . No r esult ¡
En efecto,en ei compartimiento de bombes bien h¿- que von Grei m haya habi adocon
pero D .eni i z cr eias ór cle,
b ri rn podic ioc aberp re c rri a me n teo tro s p a s a j e ro s. nes slrpuestasde Hitlc.r,en mérito
a que ..Uir traiclor ¡to
sinIA'l'O,cohetes de lanz¡micntos, el despeguehabúa si- nre.suced¿nuncJ conto Fíi hre¡" y
que paranra- h¡.st.run¡ event ual
do lento y por enclcpeligroso:creoademá.s detenci ónde I Ii mml er, que l e
h.bri ¡ ,i .ü.,n. . . g. , a.
yor r"g,riiá.d l¡ s¡l;clade Berlínse .rtrasóh¡sta la media- oc¡si ón de su nr,mbr,rmi ento¡ "n
[\j ¡ri sc.ricl elAir e, conl, r
t'ro.h",hor¡ ciela trcsu¡, solicitadadesdeel FühlerbLlnker tampoco el encuentrode él con
H i mml er., o

l 6 (r
El día 3 von Greim quiere regresara su comrndo en de h.tber hecho evadir a Hiúer de Berlín el
3o de abr:..
lohemia, despegancon un Do zr7,en pleno vuelo tuvo para conducirlo a lugar seguro. Skorzeny
logró cliscul-
:na infección. Tüvieron que parar en Koniggratzy pa' parse a los ojos de Shene;demostró qu"
no había jdo
s.rr4 días en un hospital. El 7 vuelan en dos avionesse- n¡ása Berlín despuésdel to de abril. Cin Iósica
hizo no_
¡¡rados para encontraral Mariscal I{esserling,quien se tar qLlesi hubiese llevado a Hitler, no hab|ía
resresado
encontrabaen Zell An-rSee.Llegaronel 8 de mryo. Ir cr- para entreg.lrse prisionero. El Führer no
habríirenun_
pitulación ya habíasido firmada, la vuelta de von Greim ciado a tener a su lado a un hombre como
él.,r,ADaren_
;l sus tropas ya no tenía sentido. temente, le creyeron de inmediato.
Los dos fueron hechosprisionerospor los norteame- Pero por más de tres años quedó detenido. ,,skorzeny
ricanos.En su libro Cimasy Abismos ella cuentasu cau- todavía no fue liberado. Su leyenda era dura
a morir, y
tiverio en Oberursel, cercade Frankfurt. Antes de ser aquella de la sobrevivencia dá fl¡tler también.
Losnor_
interrogadapor el CIC, hubo una prolongadadieta ¡ ba- teamericanosrcnían necesidadde él paraponer
al día sus
se d e so pass in s ai y has tal a p ro h i b i c i ó n d e u s a rj a b ó n archivos,y lo interrogabanrp"rrr, ," oían voces
sobrela
parasu i i m piez a per s on a l . existencia del Führer en algún lugar del mundo.,\,
Intentaron quebrantarleasí su silencio, frente ¡l c¡- Hasraque huyó el z7 de julio de r9ag, como
revelaen
pi tá n C o h n, s obr ela m e s ad e l o s i n te rro g a to ri o s h
, abía susmemori as,por tres¡ños l os i nterrogator ios
a que lo
co mo p or des c uido un a b a rra d e c h o c o l a te . H a n n a sometieron los norreamericanosgraviiabrn
siempre y
I{eitsch relató "5e me hacíaagua la boca, como ¡ c¿¡41- obsesi vamentesobreel mi smo .ri rrro,
¿C óm ose ilevó
quier ciudadano alemán en aquella época,pero yo me a H i rl er y dónde l o ha ocukado?
hacíala que no me dabacuenta".El capitán le hizo en-
tender que ella debía declarar,en una conferencia de
prensa, sobre 1os últimos días de Hitler en el sentido El generalRitten von Greinr a quien ,,ofici,tles
nor_
inapelablede los informes del CIC. teamericanos Io habían Ilevado a Salzburgo
bajo trata_
Esto ocurrió despuésde la publicación del informe t¡tiento, digantos no muy digno, Io ibana llevar
prisio_
oficialbritánico,alrededorde fines de noviembre o prin- nero, ahora que el honor del oficial no valía
más natla.
cipios de diciembre. Ell¡ rechazó ia propuesta y el ofi- te,rmino.suc¡mino que habít entprendido
imperturh.r_
cial igual entregó una declaracióna los corresponsales, blemente fiel t le tradición de su rango en
el últinto
Hanna Reitsch jamás ia reconoció al no tener su apro- cumplimiento de su deber".tt De estaLrrr".r,
escribe
b a ci ó n . Hanna Reitsch,como un mes después el z4
, d,ejuniode
De curlquier m¡nera fue demorada largo tiempo al I94S , von Grei m sesui ci da.
igual que Otto Skorzeny. que aclararque los suicidios por honor de altos
El Obe¡fth¡e¡fue arrestadoa mediados de mavo de -.Hay en laspostrime¡ías
oficiales de la gueira son muy pocos
tg45,y fue interrogado por el coronel Sheneque llegó e inmedi¡tos a la capitulación,parecemás bien que
una
de Versaillesparahacerlopersonalmente.'Fue ¿cus¡do cargamoral demasiadopesadalo dobló, quizá
h i-.g"r_,

r6 8 r6c.¡
-

e n to n c e sé l e l i - escondido tal vez a Hitler en tlgun 1ug¡12"vun ni:::'


- . :..¡¡ti ta s de los s eisniñ o s Go e b b e l s '
: :i su i ci dio. misterioso interrogante, "Tal v'ez.¿revel.tnt e1secr.:
' "Sin emb.ar- sospechado?".'+
:.rt.. Tr.vor-Roper tuvo que admitirlo
defectos o las inexactttu-
.-'. cu¡1esquiera que seanlos
en el rel'ato de Hanna
-.:s cronoiógicasque hallemos de
i:rrsch. prectsoes considerarlo con'to un documento N o-r¡s
. \cePcjonr/ i mP ortancia"'
en r. Tol¡nd,John,ADOLF LIITLER. Scsund¡Partc,pág.'175.
lla n n a Reit s c hes c r ibiótre s l i b ro s d e m e m o ri a s '
En todos se que- z.Pickcr,Henrv,CONVEIT SAZIONIDILIITLEIT-ATAVOL.\,
:')njunto poco menos de mil páginas'
Píg rz3.
,.rde Trevor-Roper v de Shirer' a quienesacus¡ de usar
re p o rte s 3.Zoiler,Alberr, D O UZE ANSA UPRES D I //TIER,píg.: 3e
: nota ci o n e sdel CI C ¡ m er i c a n o D i c e q u e e s o s -1.Oven,Wilfred von, QUIENERAGOEBBEIS, píg.-19.
nunca los escribió'
cletestigo ocular que le atribuyen 5.Trevor-Roper, II.R.,LOS UL-t'IMOS DIAS DE I ll'rLt-,R,
en su
,l.incaio, vio, nunca los f-irmó,y no corresponden pág.r3r.
nrr.vorparte a la verdad' 6. Oven,Wilfred von, QUIEN ERAGOFBBI-8.S, pir. :6.
D. m il páginas ,s ó l o d e d i c a -v e i n tea l o s ú l ti - 7. RevistaDOI\,ÍENICADEL CORRIERE,pá9.r5fi.
"r., d e l s a r- 8. Robbins,Victorie,LA MUERTEDE I lll-LER.
mo s se i sdias de aúr il 194 5 , o c u l ta e l a p e l i i d o
qento Bo ss er ,no c uent a q u e e n s u - fa m o s o v u e l o c te 9. Spccr,Albcrt, NIEMORIEL)EL1-ERZOIlElCl 1,pág ;Z+
u n d e s c o n o c i d o l e trt- ro. Rcitlinger,Gcrrlcl,5TO1i1¡lDELLESS,prg. r9r
id¡ a l l e rl ín es t uv ier apr e s e n te rr. B:ruer,Eddy,SfORlADELLO SPION,4GG/O, páq.ro(,
e n re fe re n c i a a s u s a l i d av
t r . l n f,y n o es c lar a, t ' t ipo to rz.Ibi d,pág.zo8
r u d csti n o. r3.R ci tsch,I I¡nn¡. FLl t:Gtl N -i \l E 1^' ¿tÉ fN
l )., r : r,.l( ,
oes-
No disipaninguna de las dudasque segeneraron r4. Ibi d,pí9.33o
y.shirer no dicen 1a ver-
p.,ér' ..,".rt.l qu.eTrevor-Roper
dld , Pe rono dic e c uál es e s a v e rd a d '
abril' co-
Si I-lennaReitschs¡lió de Berlín el día 3o de
m o re l a taT r ev or Roper c i ta n d o u n a d e c i a ra c i ó nd e l a
pr i me ra mujer F lug- K ap i ta n d e Al e m a n i a ' ¿ l l e x p e rta
con un Arado z71y con
piloto del rurbo7ertuvoque ver
i¡ i ,1 .. a l a es per ade des p e g a r u n a h o ra d e s p u é sd e s u
histó ri co s uic idio?
la edición
Consiclcr¡ndoel hecho de que e\ copy de
d e l a m u e rte de Han-
qu e see s t ác it andoesde 1 9 7 9 ,a ñ o
las úldmas fra-
n¡ Reitsch,hav que d¡r como definitivas
"Variaslevend¿ssete-
sessibiiin¡s de su autobiografía:
vttelo ¿No podría haber
lerrn en torno tle mi úlimo

17C)
H acecasitrei nraañosconocíal hi j o de Renzo Z. - , :.
X si . E r¡ mi époc.rde estudi antede arqui tect ur a,él esr . . . _
di ¡ba B el l asA rres. D espuésde un ti empo conocí a su
prdre ir me fascinóescuchrrsus¡venturJ, desdeenton_
ces.A fi n del verano de r995 fui .r vi si t¿r lopar ahablar
de submarinosv de rnis investigaciones. Si bien seprua_
El rqde mayo comenzabaa clarear,y la evasiónde Hi- genario,seguíamuy activo,f.rntosovelista,contramaes_
tler va se habíeinici¡do. tre en el presti gi osoY ¡cht C l ub Ital i anode G énova,t o_
Ún testimonio indirecto lo aportael submarinistaita- davíaasoci adoen un¡ i mportante fi rma clepr ovisiones
liano Renzo Zan¡si: cuandoItaliaentraen la guerr;r,en el ¡l i mcnr¡ri .rsm,rri ti rn¡sde i ¡ mi sm¡ ci ud ¡ d.
veranocler94o, sealistaen Ia Marina Reeiy poco después E n l e charl aque tuvi mos me contó un as sospech¡ s.
es embarcadoen ios submarinos oceánicoscon b¡se en que con los años se le'habíanacentuado.
Bordeaux. Francia,destino que tendría dur¡nte los si- l ras h¡cer memori a de l os arl osque vi vió en Danzig
encuentraen 1aBaseBálti-
¡Juientesclosaños.En 1943se ¡r i el , me conró que a pri nci pi os de l a d écadadel cinl
K
la de Danzig; cuandocaeel fascismoen julio de ese¡ño' cuentJ encontróen el puerto de B uenosAir es a un t r i_
rr-rel-
esretenido allí por los alemaneshast¡ que Mussoiini puhnte de subn-rarinoscluehabíaconocido en Danzig,
ve al frente clela Repúb/ ica SocialeItali¿n¿'a i¡ cual se in-
un tripulante clela YIII IJ-Boore Flortille.
corporacontinuando la guerraal lado de los alemanes' Fue
FI¡bíasido una cam¿raderesca ¡mistad, más que todo,
condecor¡do con la Cruz de Hierro por m¡no del misn-ro porqueel ¡lentáneraintérpretey Zanasipodír relacion:rr_
Gran Almirante Doenitz. En Kiel se encuentraios últi- sey habl;rrmás tácilmente.Recordabaque;rquclhomb¡e
mos díasde abril,ve como todos los subnrarinos,en gra- sellamabaorto N¡Eel,iuo ól cluienlo ,..or-,,r,liómienrr¡s
do de hacerlo,selargany paraél no hay lugar'Trasescu- paseabade francosi n rumbo. A nte unf, bot cll¡ clevino
char el comunicadode Doenitz y viendo llegarel fin, en convcrsaronde añospasadosy, como eranatu¡¿1,clecó_
ropa de paisanose fuga haciaH¡mburgo cruzandolaslí- mo ambos seencorrtr¡banen la Argentina.
.r".s briiíni.as, fingiéndosefrancés,un trabajadorforza- Otto le conró que hrbí¡ s¡lido ,lí. ...rr", que fuera
do de la Organizaiión Todt. No tuvo problemrs con el emitido cl comunicado r.idi.rlde Doenirz,"l
informanclo
idiom¡ que ya conocíay habíaperfeccionadoen los años la muerte de Hitler. Etrel Sl.rgerrakseformó un convoy
de Borde¡ux,sequedoen Franciapor más de un rño, y en de U -B ootesque tomó rumbo hrci a el Mar del Nor r e,
el otoño de 1946regresoa su casa. cruzó el Atlíntico dirigiéndoseal sur.
En ry47,cuando sere¡ctiva el puerto de Génova,Za- El convov esr'ab¡integradopor sumergiblesde los ti-
nasi consiguióembarcarsecomo tripulante en travesías pos IX y X X l .
d e u lt r am ar , y des d ee n to n c e sn J v e g o m u c h rs v e cesa A l ¡ al tur¡ de l ¡s cosresargenti nas,pa sandolos
América dei Sur. "rugíc.nres' le di jo 4o
, Nagel, los submarinos se separaron.
El suyo continuó unos días más y llegó, tras un viaje de

'/'
11-

I
.-
mell.r: ,-r--. ', ,"'L'ntf,díts, ¡ un puerto naturf,i, en el me- E n l e ci ud;rdde Qui l mes vi ve R ubén N agel,f ¡ ; . - . . .
i ásabso l u tad e i a Pa ta g o n i as u r.
d i <,.,'.. . - . : - r .m de Otto (ésteera pri mo de su padre).C ont ó que sLi: . -
..'.. -,..ndesembarcadounas personasque el defi- riente se alistó en la armadaalemanacomo volunt.rrto,
nt llluy im por t a n te s .D e s p u é sd e h a b e rh u n d i - según ei sob¡ino, nunca se pudo reponer de la derrot¡
.: - -ioofe, los tripulantes, por separado.habíansi- de A l emani a. C uenta que recordabacon nost algia y
. . .:ios a v¡rios destinos en camiones.Yendo hacia bronca la derrota y hechosde su vida en ei submarino.
' -¡e. ei primer pueblo que cruzó iue Rarvson. "Por lo que tengo entendido, d1jo, ofició de traduc-
. -,r io que Otto contó, casi todos se h.rbíanquedado tor a bordo de su último submarino." Hasta su falleci-
'.:r'i r en S udam ér ic a ,c o m o é i c l u ete l rí;rs u h o g rr en miento Otto Nagel se reunír periódicamentecon otros
camaradasy entre el l os se encontrabanhom br es del
l u i i me s , una c iudad s a té l i ted e B u e n o sA i re s .
A Za nas iia his t or ia l e p a re c i ói n te re s a n tes, o b reto- Graf Spee.Rubén recuerdaque "en mi casaerahabitual
do por lo que Negeldejabaver entrelíneas.Intrigrdo, in- que ex tripulantes del Graf Speese juntaran a tomrr ca-
si sti óen c onoc c rm ás d e ta l l e s ,l a c a n ti d a dd e s u b m a ri - fé casi rodas Jastardes, eran muchachos muy jot'enesj'
n o s y l os lugar espr ec i s o sc i o n d eh a b í¡n d e s e mb a rcado. bien educadosporque eran la élite de las{uerzas arma-
Nagelse negó a seguirhablando:el italiano eraun buen das alemanas".También contó que "en esosencuentros
ca n ra rada y has t ahebías i d o c o n d e c o ra d op o r D o e n itz, participabanaltosjefes militares alemanes,qLIeconcu-
p e ro p o r c ier t o no er a n i a l e m á nn i n ¡z i . rrían t ]as reuniones colt sus tnedallas disinluladas de-
Estehec ho le h¡ bí a l i a m a d o l a a te n c i ó n :1 ' r ti e mpo bajo de Ios sobretodos".
a trá sh abí aleí do c ier t a i n fo rm ¡c i ó n e n u n o d e s u s p ri -
meros viajeshrcia Sudaméric¡,recordabasólo que en el
puerto de Valaparrísolevó una noticia -publicadr en Trasel comunicadocieDoenitz, l¡ noche del t! clcnr.'.-
u n p e ri ódic o que no p u d o p re c i s a r- l a c u a i d e c íaq ue vo, l os i ngl eseshabíanenvi adoun¡ fl ota .r ér e¡¡ bom -
Adolf flitier hebÍalogrado sali¡ de Berlín a bordo de un bardearel puerto de submarinos de Kiel, que en l¡rtlr-
avión que despeg.rrade Berlín y que había conseguido de del día si gui enteresul tó total mente ar r asado.Est ¡
llegara Dinamlrca en compañía,de su mujer, ¡terriz¡n- incursión fue un reflejo tardío de ios británicos,que re-
do en lbnder, un pueblito fronterizo. cién decidieronhacerescombroslos bun,kende U-Boo-
Estainformación proveníade declaracionesdel mis- tes, casi como si fuesen avisadosque algo raro estaba
mo piloto del avión que 1o había transportado,y el co- ocurri endo.
munic¿do acrrbab¡diciendo que H itler vivír en Améri- Cierto es que las flotillas del mar del Norte en Bergen
ca cielSur y hacíamención específica¡ la Pataqoni¡. y Kristiansand ni siquiera fueron molestadasy siguie-
ron operJti v¡sh¡st¡ cl di ;r7 de mryo.
Testigodel bombardeo del puerto Unterseebootfue
l )e regr es oJ ot r f ,( e n l p o r¡d ¡ e n l .rArg e n ti n ;re n l p e ce el mi smo H i mml er, qui en ese día seguíaa la cor t e de
a btrscara Otto Nagel. D oeni tz en su vi aj e desdeP l on a Fl ensbu r g.Him m ler

t7\
174
: r.rse s.ablec er sallíe ,has tap a rti c i p óe n 1 a ss e s i o n e sd e l E l 6 de mayo D oeni tz escri bi óuna cartaa Hint : - . . . .
de Doenitz,que discutíalas condicionesde la en la que le decía:"Al Ministro del Interior del Rejc; .
,s.rbjnere
re n d i ci ón c on el M ar is c a lMo n tg o n l e rv Reicñfüñre¡ SS Himmler. Querido Herr Ministro ae.
Del mismo gabinete formaba parte Speer,clulen en Reicñ: En visra de Ia situación actual,he decidido dis-
sus memorias define al nuevo presidente l(arl Doenitz pensarle de su labor como Ministro del Interior del
como "1a mente más clara de todos nosotros que queda- Reich y miembro del Gobierno del Reich, como Co-
ba, comc¡ yo, fiel a la idea Nacional Socl¿/ist¡', v hasta mandante en lefe del Ejército de Reservay como jefe de
f ue re cu per ada una de l a s g ra n d e sM e rc e d e sd e H i tl er Policía. Considero abolidos todos estoscargos.Le doy
para que Doenitz hiciera ios quinientos metros que se- las graciaspor \os servicios que ha prestado al Reich";
paraban la sede del gobierno de sus habitaciones' Queda así muy claro que en los encuentros de von
En Plon también estabaWerner Baumbach,más co- Greim con Doenitz no se tocó el tema de Himmler y las
nocido como Comandantede la escuadrillaaére¡guber- supuestasórdenesde Hitler sobre el mismo. El Reicñ-
namental, con un hidroavión cuatrimotor listo para la rtiifire¡todavíasiguió unos díasmás manteniendo un Es-
huida, como cuenta Speeren sus Memo¡i¡s' tado Mayor de r5o hombres,una secciónde radio y has-
Era menos conocido como jefe del Kampfgeschwader ta una escoltade cuatro autosblindadosparaprotegerlo.
zoo, no fue nunca un Geschwaderenel sentídoorglnizl- Pasólos últimos díasbuscandoconsejosobrequé ha-
tivo de la Luftwaffe, el KGzoo fue una organiz:rciónque cer con su vida. Marchó al fin, vistiendo uniforme de
se poclríadefinir una flota aéreaen miniatura que dispo- soldado,con los bigotesafeirados,quirándoselos lentes
nía,tanto de avionesespeciales, como variosotros captu- y poni endoseun p.rrcheen un oj o.
radosa los aliadosy utilizados infringiendo el art' z3 de la E l no habíapl aneadodónde i r, y se di rigió a uno cle
Convenciónde Ginebra,es decir,usandola banderaene- los puestosde control británico intcnt¡ndo cruzarlo,pe-
miga. Esta Luftflotte especial,estuvo al servicio tanto del ro l e fue mal : fue reconoci doy l l evado a u n clnr po de
Abiehrcomo del Sicáe¡fieitsdienst,sibien suslazos con prisioneros, donde antes de ser interrogado se suicidó
el serviciode C¡n¡ris fueron mis esrrechos. mordiendo una cápsulade cianuro.
E\ Oberstleu¡nantBaumbachemigraríaa la Argenti-
na p e ronis t a unos añ o s d e s p u é sa c a b a d al a Se g u nda
Gu e rraM undial. c onju n ta me n te¡ o tro s i n te g ra n te sde En esemismo mes de mayo los investigadoressovié-
un sr¡ffelde operativosultrasecretosdel Abwefir' ti cos perteneci entesal S ME R S H , recopi l a r ont odaslas
inform¡ciones que pudieron recolecrar.El tiempo que
empl earon,aparentemente,es el mi smo que necesit ó
l.n Flensburgt¡mbién aparecióun fotósrafode Hein- Trevor-R oper para real i z¡r su i nforme, p er o hr y que
ri ch Hof f m ann par a in m o rt¡l i z ¡r e l trrb a j o d e e s ee fí- consi derarel enorme aparatopol i ci aly de espionr je,ca-
me ro gobier no. F . lm is mo a y u d a n ted e D o e n i tz d i rí¡ si ci en mi l agcntes,del cual el S ME R S H erapar t e.La si-
nrástaide que Ia tragediaterminaba en tragicomedir' gl a es l a abrevi aturade S merr S pi onam,y ellos se def i-

176 lV
-

E s¡ei nforme sovi éti cono i ue tomado €D cuani: : l


:--- : - )n1oul1 servicio clecontrainfiltr¡cio- ia medida que merecíaen la primera investigaciónbn-
. . tánica-vpor ios historiadoresque sigpieronla huella.
S i bi en l ¡ estructurade i ntel i genci ;rde Moscú r eni¡
de l S M ER SH d e p e n d íad i re c ta -
- - - t t t " r al atrásun aparrto infbrntativo colosai,el documento fue
: encontrabaen el cuartel Ge-
- -'-'rn S; t;át se desechadode plano.
d e L a v re n.rjR e ri a e n l a l u -
' '' \ \ - ll, ^f *t " ao E stei nforme tambi én echaríal uz sobrel¡ elección
l' ABWEHRalemana' el
' '::':' el que H i tl er habíahecho en su sucesi ón,en s us úit im as
- - ' je
"1"q";;;i;;tede n " i a N KV D d e Pe n d ía
agen- hor¡s en B erl ín.A unque i a desi gnaci ónde Doenit z h¡ -
' " " t " ; ; ; ; ; ' i" ' propianente dicho Sus
ll ei servicio bí¡ asombr¡doa l os ¡i em¿nes,ni qué deci ra los cuadr os
inf ilt
"t'"to t "
r ados l o s te rri to ri o s o ri e n ta -
- . . :si ¡b ¡n ' o á o yt h"t'1:l la n'rismaAie- mi l i tares,a n¿di el e l l amó i a atenci ónque l a d er r ot adel
.s ocuprdos pt' i;t;i;anes R ei ch hubi er¡ cul mi n¡do no en una sol uci ó n m iiit ar o
que interrog¡ba a los
::-;.1nlf,ErandeiKGB el intérprete de po)íti cacomo seesperaba, si no en una sol uc iónsubm ¡ -
:trtrsanos ¿t str ft"il^áot' 1osatixili¡res rina, siendoel Gran.AlmiranteDoenitz el innegablepr-
""""il' la Gestapo'hasta la mucama
... i"iJg""a armeÍieo d'e trón de estasnaves.
P rra H i tl er er¡ necesari oque fuer¡ él qui en dom in¡ -
';.;;;i111*:j:'.'J,thtf^:Ti::#;lJil:'#li:-
rian o s,Y muc nas
les superiore' tlt;;;;;
se llevaban a'la cama para
dis- ra 1asitueción en aquelloslas críticor, ñ., de asegurar
"
el éxi to de su sal i da.C on l a tácti cadi l atori aque Doenit z
e l KGB i l e g ó a i n tro d u c ir
t ra e rse .,r pt " t t ' ' J t - ' t ioo ' que en api i cóen 1¡snesoci ¡rci ones prra l a capi tul ac ión,consi-
de eitermi1'.t^'llt aparato
.;;;;.t guió ganarel tiempo necesariop¿r.r(llle los sutrmarinos
"r,ü"t-pos
srgt'riá en pie.v fortalecio'
la posguerra 1u1 ¡e. que z¡rparon pr.rdi esenal cj .rrscde rqn.rsp elier osr s v
división-lV del SMERSH
El mismo Sttli;;t;gáala conrpli c.rrsu rccuel rtLr.
e l Ma ri s c a l Gu e o rg i Z h u k o v
re co p i l ar t l i" f - ; t ; ; E apartede Los pri meros díasde mayo de 1945l os ai em aneses-
junio'. en'el cual'
presentó o tt p'"t" ei 9 de taban¡ún en posesióncletodrs susbasesde U-Boore si-
suicidado y que habíaIo-
aclararque Uitrer-no " t'^Uít tu¡das en Dinamarcay Noruega,más de trescientoscin-
g"'tit' tot-tEva Braun a borde de un avión'
erado huir ¿" cuenta U - Bootes tod aví¡ operativos.
ib, más lejos Y deci'r: l-aaseve¡acióndel informe Zhukov de un¡ salidr por
que un -subma-
"Se e'stab'lec ¡Iil" n"'''"" indiscutible H ¡mburqo se puedeconsi der¡ratrevi da.C om o m e ex-
anrcsde
rinode tipog"il*iJ"'á'
-i^ "u^"donó'Ha¡ttburgo varios pasa' piicaronviejos submarinistas,por lascaracterísticas del
lleuando
li"g^ai dJ I^' t'op^' brftánicas' puerto, se deberecorrer el estu¡rio del Elbapor mís cle
figurabaltna-mujer"y lenrarcaba
jeros entreln' *ti"' setentakrlómetros flotando, y si bier-rde noche la nave
'0". a plan de salir cleEurona sido puesto en ac-
fa!ía puecleser indetectable,ei recorrido es bastantepeligro-
.iór, po. ei iefe cleia Kriegsmartne' so por l os bancosde l ocl o.
D esde K i el o desdebasesnorueg¡s, en cam bio, se

17()
VB
la
de saiir innrediatamenteen inmersión' v no cabe
r,.1e
se¡ielos barcosLibertv, que eran concebidos,preii:: -
d u< laque el únic o me d i o s e g u ro e n q u e H i tl e r cadosv al macenados por pi ezasen pl antasdel int eno;
"-,.n oabandon¡r
. el continente era un sttbmlrino: tení'l 1,después :rrmadosen ¡sti i l eroscosteros.
ruclo
,.rn¡lcancelarguísimo y una inmunidrd prácticamente P arafi nes de r942, en l os E sradosU ni dos se habí an
botado casi6oo de esosLibert.y.Eran barcosde r35me-
ebsolutasi no desempeñabaaccionesbehcas'
tros,adaptaciones de un carguerobritánico;no eranher-
mosos ni rápi dos,pero sus l íneasl os hacíansencillosv
fácilesde constrtiir.y podían llevar lo.ooo toneladascle
Lasclasesde subm¿rinosde largo alcancedisponibles
tipo lX' carga¡ l r nudos por más cl ezo.ooo ki l ómet r os.En i943
en aquel momento eran esencialmentetres: el
el ti p o VI I y ei t ipo X X I, to d o s te n ía n a u to n o m íap a rr se bot¿ban r;lo por mes, y el mismo presidenteRoose-
específica- velt contempló la botadura del I-ibertyJoseph N. Te¿u.
.1...r-.r- ri., ab.rt"a..se- otro continente'
n á u ti c¡s que fue .rcabadoen sólo diez días.
me n te el s ur de A m ér ic ¡, a m á s d e 7 mi l n -ri l l a s
E n A l emani a,Merker i ntentó hacerl o m ism o: cons-
cledist.rnci¡.
El 3o cleene'rode 1943' Kari Doenitz-fue nombrado truir en el interior del país sectoresde subm¡rinos, c.l_
Krie5l's- da uno compl eto en l a p.rrte mecáni cay elect r icr , y
Gran Álmirante y ComanclanteSupremo de la
Una de las transportarl osh¡ci r l os asti l l eros.E l di rect or del pr o_
,n^rin","n lugar áel almirante Ericir Re¡der'
fri -".., g" r iior , " , h¡b í¡ s i d o l a c o n s tru c c i ó n e u n
d yecto fue el al mi ranteTopp, el egi dopor D oenit z. El ll
é x i to l a de noviembre de r943 fue presentadoun modelo en rril-
l n "u o tipá de s ubm ari n o p a ra c o n ti n u tt:t"
h¡bra comen- derade un gran sublnarino de 76 metros v más clet.6oo
guerra subacuática,que'en eseentonces
aliadrs y tonel ¡d.rs.
i^dn . tener altibajospor l'-rsnuevas defensas
liberr-v en los E n r944 ya estrb.rnl i stosl < ,strrototi posr luer , 'r llr r on
la producción m.rsiv¡ de los buques tipo
hast.rJapón,y desdelos prirnerosdr.rsde juiio de ese.rncr
Esta d osUnic los .
La convicción de Doenitz era que hrbía que abando- se comenzarona armar a razón de cuarent aunidades
autono- por mes, si bi en por efectode l os ataquesaér eosse per -
nar la construcciónde sumergiblescielimitada
de sub- dió aproximadamenteLrnarerceraparre.
mía de inmersión, en favor de la construcción
Estos Desciefin de setiembrede r944 hasta fin dc abril del
n a ri n os de lr r gr auto n o m í¡ y a l ta v e l o c i c l ¡d '
propulsión' ar'r- siguienteaño, fueron entregadoscomo operativoscien-
nuevos modeloi doblabanla fuerza de
de acumu- to vei nte X X L D e éstosexi steun hi stori ai, si bien in-
mentaban el tonelaiey tenían grandesredes
electri- completo, del destino final que ruvieron. De otra doce-
1¡cloresque alruacenabanenergíapara nlotores
na que estabanlistos prrr serbot¡dos en los últimas dos
cos y unt estructurarnáshidrodinámic¡'
Otto seman¡s del TercerR ei ch,poco o nada se s¡ be. Unos,
Ñecesitabade homtrres aptos pf,r'1estil tf,rea¡r
damni fi cadosen mtrzo, l os arregl arony l o s bot ar on,
Me rke r , un em pr c s J ri o q u c c o n s tru i ¡ c l tn i o n e s ¡r' rra
io que otros, no es ci erto que quedaronsi n botarse.Est et ipo
l',or¡l,eros,ftte un hallazgo En julio de lg43 copió
en de subm¡rino se denontinaba Elekrro Boote..de toclos
h¡cía en los Est¡closUnidos Henry l('riserfabric¡ndo

l Str r8r
-
Mundi ¡l sería,en detal l e,6j o hundi dos en c onr 'r '. '. : =
:
t iio ssó l o quedahov ei- rc l ía u n o ,e l L J -2 5 1 c -l ,e x p u e s toen perdi dospor bon-rbas o mi nas, 42 por crusrs descc, : :
de Bremerhaven
el Museo Maritlrno Alemán ci das,r53rendi dosy capturadospor l os al i a dosy suce-
sivanrentehundidos en 1aoperaci6n Deadlighry zrSau-
tohundi dos por sus tri pul antes, que no acat ar on la'
de Alem'rni¡' no pudie-
Los aliaclos,tras ia rendición orden de Doenitz, en la operacií>nRegenbogen.
faltantes'tanto que el rj de Los archivosde los U-Boorc.sde Cuxhavenen Alema-
ron estimar los submarinos difun-
t1eM ¡rin¡- de los EE U U nia informan las coordenadasreportadaspor los tripu-
lunio el tl"p""til'tnt "5i bien se des-
se puede leer: lantestrassu regresoo por radiomensajes recibidos;en el
ciió un.o,.,-,.r.,,.rá,];;;á.
o seissubm¡rinos 'rieru¡nes
conocei¡ sue¡te de cuetro otra
casoespecíficode los zr5 submarinos hundidos adrede
t"t que h'rn sido.l'tundidosPor t¡as la renclicióndel TercerReich,nadie puedediscrimi-
en e.lA¡hnrlto'''" alguno' no
c1eque':t-h:""- nar las posicionesverdaderasde lasficticias.Podríanse¡
pltt" * it* e la segurid'acl
n: t:'i,"-t-l::l/;-:i:'::t
'ol"r, y' enel Adinricoy no.es falsaslasdeciaracionesv coordenadasde autohundimien-
p'rr'rl/eglral JePon '-
g', ruiiri",lte r'1diode ¡cción to de r,,arios
submarinosv nadie seenteraríaiamás.
") ¡ln-rirantazgoinglés fue menos oPtin-rist¡porque su
El ofi-
que "No nueclec¡/c¿¡1¿rse
vocero af\rn-rótñ'i"-i"fit que fakan"'
cialmenreet" o;;;;;:;'uÁ^nnoJt"manes Puedesuponerseque ni siquieraDoenitz supo el cles-
tino de esossubmarinos,como tampoco tuvo una par-
;;;;;;;r"'despuésun'"-,",":'.'J'-:1n¡vaideLondresre-
de submarinos'ni el Servicio ti ci paci ór-r
ln¡to qlle sooreei número acti vaen estaparte dei pl an de fugr . si bien
Secretod"t..vt,,i,.'.ptredeexpresa.rseconseguridad. dio la disponibilidady órclenesindirect¡s necesrrirs1-r;r-
ale.tr¡n¡sen Din'rmar-
Cuando ol"ptio'' lasb"rses ra armar la p.rrtidadel convoy cie L/-Bc¡orc-s. conto colt-
" i o s a rc h i v o sd e i Se rv i c i oSe- tara N agel .
cay Nor uegr v s et oma ro n d e l ser-
cre to N¡ v al A l; i; ; ; F l e n s b u rg o ,l o so fi c i ¡l e s Doenitz fue pintado, en eseentonces,como un sen-
pttdi"io't hacer un cálculcr
vicio de i"t;;;;;;t' ciilo marino, pero la historia 1omuestra corno implaca-
d" tt'bmttinos que los ale-
aproxinrado i" 1t"t'"id'd ble, experimentadoy eficientenacionalsocialista.
p"to nada más que un cálcu-
manes,ttttt''t''li* E n l os años de guerra se sabíapoco de é1.Por ejem -
-"' plo, en agosto de ry42, el periódico suecoSrockfiolms
lo estim¡tivo'
re n d i c i ó n d e D o e n i tz ' en-
b "'p " é' del llam ¡ d o a Ia Tidningen se ocupó del entonces viceaimiranre, ¡[ir-
toncesI"[t S;;;o de Alem¡nia' muchos sttbmerinos nando que goz:rbrde ia mavor confianzade Hitler y que
de acuerci.o ¡ ios tr¡tados v se "entraba y salíadel Cuartel General de Fúhrer como si
n¡vegaron en superticie
aliad¡s,r,cro lsyal11lte
entreslron u,r,.,iá.¿". navaies fuera el hijo de éste".
que nLrncase rindió' hundién- A l año si gui eñte el bri táni co D avi d Mur phvt dijo
qtredó
"'' "táo''''otable que D oeni tz era uno de l os hombres mi st er iosos de
d o sei nt enc ionalm e n te '
ofititt''''t""t"'^tiát"tttl de los r17osubm¡rin-osale- A l emani a, sospechóhrsta que él fuese en r e¡ lidad el
e n l a Se g u n d aGuerra
ma n es que f uer on o p e rrti v o s
183
r,3z
: : -.rstcri osalmo ir ant e C¡ n a ri s , a q u i e n n ¡d i e e n to n c es la prensa ntundial sobre u¡r¡ posiblefuga de.i;. ,. :
: ,;ro cíed e c ar a. t]er en subn't,trino,se apoyaba en une,fnse enrg;::...-. .
o rri e n f uer ¡ en l¡ P r im e raG u e rr¡ M u n d i ¡l u n rtre v i - ca que habÍa pronunci ado el al mi rante Doenir z ¿, .
jo comandantede Ll-Boote de la flota de von Tirpitz v t94j: 'La flc¡ta subntarir¡aalem.tna'habt¿ diclto, .est.;
sucesivamentecomandanteen jefe y sucesorde Hitler' orgullosa de haber construido un paraíso terrenal, une
iern-rinócon los demásjefesnazis en el banquillo de los fortaleza inexpugnable para el Führer en algttna parre
¡cusadosen Nürenberg. del mundo" ' .;
De to dos los c ondena d o sé, l fu e q u i e n tu v o l r m e n o r E sta decl ¡raci ón de D oeni tz l a encontr é r epor r ada
pe n a : d i e z años de r ec l u s i ó n y u n tra to p re fe re n c i a l , y edi tada a 1ol argo de medi o si gl o por más clem edi¡
inexplicableen su condición de "Neo Führer". docenade autores,entre el l osel escri tori uclí oM ich¡ el
En o cas ión de la s en te n c i ah i z o u n a e s c e n ate a tral B ar-Zohar en l os V engedores.Otro escr it or , el ale-
en l a sa l ¡ del t r ibunal pr o te s ta n d op o r l a c o n d e n r " Q u e mán Mattern, reporta una fraseque el Gran Alm ir ¡ n_
erasólo de prisión y no de mLtertecomo él deseaba". te pronunci ó en K i el frente a una cl asede cadet esna-
'I¡l vez quiso asíjustificarsecon los diez jerarcascon- val es que se graci ri abanen r944: " La K r ieqsm ¿r ine
d e n ¡d o s a la hor c a,has tae l i u e z s o v i é ti c oR o m a n R u - tiene a(tn un gran rol que cumplir en el futuro- La ar-
cl e n kod is ent ió.E l gene ra ls o v i é ti c on o p o c l ír i m a g i n ;rr ntada,t]emanaconoce todos los lugares secretosclon-
u n a p e n a t an lev e par a e l e x j e fe d e A l e ma n i a , a i q ue de puede llevar al Führer, si lo neJesitara.Allí él pue-
Mo scú i m plic abr en hec h o sd e g ra n re s p o n s a b i l i d a d . de preparar sus últitnas meditlas en ,o-il"t"
D e cualquierm aner r, e l a l n ri r¡n te D o e n i tz c a mb i a - tranquilidad".
r ía r.rd i c alm ent e s Ll po s tu ra v e i n te a ñ o s m á s ta rd e,
cuando concedierauna entrevista.A la pregunta sobre
cu á l e ra s u opinión r esp e c to a l j u i c i o d e N ú re n b e rg . cuando Doenite hizo c-stos¡nlrncios ltr) pro\ r)cont;t_
contestó: "Estosiuicios fueron montados sob¡e una -si- yores comentarios,ni siquieracuando asumió el poder
tuación legal enteratnentenltevr que fue contenpla- ei r" de m.ryo de rg45.
da y aprobada por un consejo de Guerra creadaal efec- Es probable que só1oStalin, asumiendo Doenitz, la
to en agostode t945, es decira posteriori",y aclaró "E/ tomara en cuentaparaordenari nmedi at¡m ent e las in_
Tribunal de Nurentberg juzgó solamente a unos sol- vesti gaci onesdel S ME R S H .
J.¡tios.r/em.¡nespor pJrticiprr en un,l Suerrr de ag,re-
sión; y eso,y nada más, erayo".+
E l ro de j ul i o de i 945 peri odi stasy fotóg r af osse cli-
rigían desdeBuenos Aires a Mar del plata, recorriendo
El l o d e iuiio de r 94 5 fre n te a l a b ¡s e n a v a l d e Mar los cuatrocientoskilómetros que separanla capitalde la
dcl Pl a taen A r gent ina s e e n tre g óe l L I-5 j o , e s teh e c ho principal ciudad balneariaargenrina.
si b i e n olv id¡ do- f t e n o ti c i a : " L a e s p e c u l a c i ó nde E ra una fría mañana de i nvi erno, y el A lm ir ¡ nt ¿z-

rs5
Consider.rndoque el comandante,conlo decla¡c..ir-.-
: :ri t¡n i co y el Depar t a m e n to d e M ¡ri n a n o rte a me -
bía arroj adoal mar el i i bro cl ebi rácoray l ascar r asclenr -
: : -r.n oh abí an env iado in s tru c c i o n e s u rg e n te s a s u s
- - -'- e cri v c , s¡ s r es ados a c re d i ta d o sa n te l ¡s a u to ri d a - vegaci ón,i ncreíbl emente para el gobi erno ¡ r genr ilt o
no habí.rduti as en redactarei comuni caci ocit ado.
. - :: .-r¡g ent inaS .
:i U -5 3o, un c las eI X , h a b ía e n tra d o a l p u e rto , s i - E n síntesi s,estabamuy cl aro para l as aut or idades,
apenasdoce horas despuésde l ¿rrendi ci ón del sub-
-, ::e n d o una bar c ¡ pes qu e ra .d e s p u é sd e e m i ri r s e ñ ¡-
- - ]rr-¡inncrc rrlrf , x pr e s a r q u e e ra u n s u b m a ri n o
e'
mari no, l o que nadi e sabíay i o que l os per iodist as y
encargadosnti i i tares-angl oartreri canostr at aban de
, -.re má e n int ent aba r end i rs e ¡n te l a s a u to ri d a d e sa r-
averi guar.
: enti n ¡s. F uer on env ir d a s d o s l a n c h a s d e i g u a rd l -
. os t.rs Belgr ano par a r ec o g e r a l o s tri p u l a n te s . La tri pui aci ón fue trasl adad¿I una col oni. rde vaca-
ciones infantil desocr.rpadr, donde fueron son-letidosa
Ei co rnandant eO t t o W e rh mo u tt fu e e l ú l ti mo e n
un nuevo interrogatorio, cuyo ¡esultaciono llegó a pu_
rb:i n d o n ar el s ubm ar in o y e n tre g ó s o l a me n te u n a
bl i c¡rse.Lo úni co que se supo es que el subm ar ino ha-
peq r.re ñ a m alet ¡ que c on te n ía l a b a n d e ra d e l a n a v e .
Su e d a d er a c lez 5 año s y s u s e g u n d o . t¡rm b i é n c ¡- bía saiido de Noruega v que cuando se conoció a borcl<r
pitá n d e n av í o, l( ar l S c h u b e rt, e ra má s j o v e n a ú n : te - la orden de Doenitz de rendi¡se,el comandanteresolvió
r -ri :r só l o z z . E n gener al, l o s 5 4 tri p u l l n te s e ra n m u y vi aj arhaci r A rgenti nay entregarseal l í.
jóve n e s, hoy hom br es s e p tu a g e n a ri o s . Una semanadespuésel gobiernode BuenosAires re-
In me d i at am ent e ia t r i p u l a c i ó n fu e s o rn e ti d aa u n sol vi ó poner .r di sposi ci ón de l os angl oamer icanosel
inte rro g a t or io of ic ial, c l te ma c c n tr¡i e r¡ s i Ad o i i H i - subnr¡¡i no LJ-yo conj untrrnenre con su tripuiación.
t le r o a l g ún ot r o jer ar c :ic i e lT e rc e r IL e i c hl -ra b íav i a i a - E l z4 de j ul i o W ashi nsron ¡nunci ír el envío de avione. s
do .r b o rd o del s ubur r r il l o . de trrnsportc.¡¡i l i t¡r prr;r l )crr.rr..r l .-stacl oUnidos
s los
A1 d ía s iguient e s e dc s p e j ó l a i n c ó g n i ta c o n e l c o - tri pul antese i nforrnó t¡mbi cn cl ueel subnr¡ r ino sr - r i¡ r
m u n i c¡d o of ic i¡ l de la A rma d a Arg e n ti n a q u e d e c ía renroi c¡doh¡sta u¡r puerto norteameri cano .
1osig u i e n t e' ." Pr i nt er o. q u e l as i n v e s ti g a ci o n e -sp r¡c - El anuncio resultó extraño.¿Porqr.réhabiatanro apu-
t ica d a se s t ablec ennr ¡ ¡ ' c 1 s i ¡b ma ¡i n o ¡1 e m ¡n q u e -se ro en W ashi ngton para trasl adera l os tri pu hnt es en
entregó a las;tutar¡rJ¿rlesdc' la base de M.tr del Plata, avi ones?N o exi stíamoti vo.tpJrenteprr¡ procedert an
no ftte e1qrre origínó el hundimiento del crucero br¡- aprisa,los marinos del Crafspee estuvieronun ¡ño mís
sileño llahía. Segundo: r1uea bordo cieIe citada nave cluelos subm¿rinistasa lr esper.rcleser cleportados.El
no )legó ningún políüto ni n'tilirer.rlemin. -l-ercero: z9 del rni smo mes dos ¡vi ones cl espegaron de Buenos
q¿rea n res c le ent r e{ lat ;e ¡ 1 ¡s a u to ri c l e d e sn o l l e g ti a A i res, l l evando¡ l a mi t¡d de l os tri pul anresbajo f uer r e
la costa ¿rgelrtin¡ nit¡s-unapersona proceclentr'de la custodi a mi l i tar, y al día si gui entel l egaron or r os clos
entb a rcac ión.Cu¡ r t o: q rre .f.r"p-e rs o n J s d e s c m L r¡¡c ¡- ¡viones por cl resto de l.r tripul.rción.
das perrenr'cer7todes a la tripulacirjn del -s¿lbm¿¡i¡ro E n uno de estos avi ones l l eeo el capi tín de cor be-
v cuya nóntina se ll¡ i¡c/o e conocer".'' ta J. L. M. l acobsen, de l a arm¿da estadounidense.

l 8b r 87
qu i e n c on s us hom br e s s e h i z o c a rg o d e 1s u b ma ri n o. N or¡s
\¡d ¡ se s upo des de e n to n c e s d e i a s u n to , a u n q u e es
de suponer que 1osmarineros alemanesfueron some- r. Trevor-Roper, I I.R.,LOS ULTIMOSDIAS DE IIITLER,
tidos a un nuevo interrogatorio. Si fue así,sin embargo, pág.r93.
z. Moyano,MiguelAngcl,"Submarinosalemenes en Mar
sus declaracionesno fr.reronpublicadasy tanto Washing-
dcl P l .rt.r"cn
. TOD O E SH /57()R /4.numcro72.
ton como Londresmantuvieron un silenciohermético,
3.Murphy,D evi dJ.," B r¿i nbchi ndthc U -Bo¡ t "" f . 1. . . '^
pesea ia actitud de 1aprensamundial que especulaba so- dc 1943.
bre e ste hec ho. 4. DierioELMERCURIO.Comunicado de prensa.
Po r c jem plo. el di¡ si g u i e n te ¡ l ¡ re n d i c i ó n , u n co- 5.C amarasa. Jorge, OD E S S AA L S U R ,pi g. Zt .
mu n i ca do de UP pr oc e d e n ted e L o n d re sa n u n c i a : " Err 6. Camarasa, Jorge,ibid,píg.72.
un cornentario de hoy del diario T'he Star se seli¡1a
que los círculos de Wltitehell están desconcertados
por el ¿nunci¿rde la rendición del subntaríno U-yo a
Ias.tutorirledesdeLpuerto argentino. Tfie St.rr.rgreg.r
que por medio de los conductos pertinelites el gobier-
no clel Reino Ilnido ha pedido ampliay nrinucios.rrn-
formación y manifiestaque siem¡treá¿¡ir¿r c/ud¡.s¿cer-
ca de la suerre corrida por Hitler, prte-smuch.r gente
no Io creyó muerto en la.Cancillería del Reicñ ".
Otro c om unic ado d e U P d e l d ía r8 , s i e mp re p ro c e-
dente de Londres dice "En ntlme¡os¿s esfe¡¡s oficia-
1esde esr¿ capitalse insiste en que el jerarcanazi Hi-
tler desembarcó en Argentina el 3o de junio último,
traído por el U-$o.Se inclinan en es¿s esferasa dar
crédito a Ia versión por el bote de goma de que se h¿ -
llaba dotado el subntarino rendido en Mar del Plata,
encontrado rliez días antesde lo que se fiia como el de
rendición".

r3 8 r 89
comi endo pan en mal est¡do y convi vi endo con i. - :. - -
XI ci edady sus resi duos.
E l capi tánS chaeffertambi én cuenta cóm o, yr r l se:
internado en Argentina y despuésen Est¡dos Unidos r
sucesivamenteen Inglaterra,fue constantementein¡e-
rrogado; la pregunta era una sola '!Dónde desembarcó
No h a b ían pas adodos s e m a n a sd e l a s s a l i d a sd e i o s
usreda Hitler?". Su contestación,muy elegante,era que
-ltimos tripulantes del U-5jo, que un segundosumer- él no i o habíal l evado,y hastaj usti fi cal os i n t er r ogat o-
: iL-l erl e m¡n, ei r 7 de ilgostop o r l a m:rñ a n a .s e e n tre q ¡-
ri os, l l amando l a atenci ónque. en efecto.en el bunke¡
"¡ . rftrcrz¡snlv ¡ les ¡ r genti n rs fre n te r M a r d e l Pl a ta . no se h.rbíanencontraclorrstros de Hitler. -lr;rssu libe-
F,st¡vez se tr¡taba del LJ-7V,un cl¡seVII, y su tripu-
r¡ción volvió ;r1aArgentina donde se est¡blecióa escri-
lrciól'rsecomponíade 3z hombres al tr¡ndo del teniente
bi r su l i bro en el Gran B uenosA i res.
le fr.rq,rt.r Heinz Sch;reffer. de z-1;rños.v de strsegundo.
Siguió flotando el misterio alrededordel U-53o, to-
cl tcnientede corbe¡al{arl Reisser.de z:. Los tripulantes
dos en la BaseBelgranode la armade argentinaen Mar
,,'los oficialescran aírn más jóvenes que los del U-53o:
del P l atas¡bían que habíaal go raro, hastaho y se lo r e-
i¡ rí s d e me diadoc en¡de el l o sten i ¡ s ó l o r9 rñ o s .
cuerdan C ésarGenaro,bodegueroen l a ni s m a basey
r \i d i :rsi g uient e,r S de ag o s to e . l M i n i s te ri o d e l a l r,' l ¡-
A l berto E spada,tri pul ante del guardrcostaBelgr . r no,
r rnaco mu n ic ó que el U- 97 7 h ú ría z a rp a d od e N o ru e g r
que aceptól.r rendición.
u): dt'm.ry o.dedr r c iéndo sqeu e e s tu v otre s .mc s evs me -
E ntre l os peri odi strs que estuvi eronpresent esen la
r lio e n ¡l t¡ m ar .
rendición y el ciesenb.rrqueclel.rtripulación clel U-_;;cr
La histori:rde lo que siguió es c¡si idéntic¡ a l¡ del U-
y que escri bi cronen l os peri < l tl i cos¡recr-l tilr os. se r lc- . , -
ijo: su s tri pulant es f uer o n tra s l ¡d a c l o sa l o s Es ta d o s
trca l o que fue publ i crdo el 16 c1cj ul i o dc r9- ¡ 5en el dir -
Unid o s e n av iones ,el s ub ma ri n o t¡mb i é n fu e l l e v ¡d o
rio Críticapor LadislaoZs.rbó.
rllá , n o se d ier on a pubiic i d a c l o s i n te rro s ¡¡6 ¡i 6 sr q u e
P ubl i ci st¡,de ori gen húngaro,habl abaal e m ány pu-
iueron someticlosen Argentinl y t¡mpoco de los pos-
ctrointercambi¡r unas palabrascon unos marineros ale-
: c ri o re se n ios E s t adosUn i d o s , y l o ú n i c o q u e s e s tl p o
.,-squc en enero de r946 los dos U-Boorc.sfueron hun- ulanes.Lesescuchódecir que su destino er¡ la Anrirri-
da alentana,y lo que publicó después hizo deci¡ al
. lid o se n e l A t lí nt ic o Nor t e .
escritor JeanAmsler en su libro Hitler. "Construyó so-
Respectoa la llegada dcl LI-9V es más transparente
I'tr c i n d i ci o s sed uct o res u ¡r.r¿e.sis
au.stra I : H i tl er e'vad i tl o
-, Lre l ¡ d cl U - $o. s u c om ln d a n te a l re n d i rs ee n trc g óto -
de Berlín en avión había llegadc a un¿ lrasede subntari-
-l, r s o s l i b r os v lasc ar t asn á u ti c a s .D i e z a ñ o sd c s p u é se l
l
nos, Ltnode ellos lo habít conducido r trn refugrcr-secr.'-
-'ir i trn d e f r . r qr t ¡ rHeinz Sc h a c ffe p r u b l i c óu n e s tu p e n -
to situadcsbajo la costadel Antártico, Á¡ci¡ 1oso grado
i:, lil.rc''E./sec¡ero dcl LJ-977áondedescribiócon rude-
de longítud v 7o de latirud, sob¡e una costt explorarlaen
. 'r v p o co rom r nt ic is m o u n a i a rg l n a v c g .rc i ó ns, e s e n ta
'. ; ri s d í¡s < leinm c r s ión p a rae v i ta r a l ¡ a v i a c i ó ne l i a d ¡, r93ti-39 por )a cxpeclición alentanr Rirscfire¡".

t()r
Zs-rb ópublic ó en un li b ro s u s te o rí¡s e n 1 9 4 7 ,y p o r novi embre de 1946 l a C asaB l ancaanunci ab aque el al_
:::r.,.lL'ntr.tñosstt hipótesisfue fundamento plr.\ v¡rios mirante Richard Byrd eracondecoradocon la Estrell¡ de
.'.-:¡,rres"esotéricos",el primero fue Miguel Serr;rnoy el Oro por misionessecretascumplidas,y el Departamen_
-.^',imoque la retomó indirectamentefue Edu¡rdo Elías, to de Marina informaba que el almirrnte acababalos
- : :r1 9 9 4 . preparativospara realizaruna gran expedición a la An_
l -¡s mi s m as palabr asq u e e s c u c h óe l p e ri o d i s tr, p o r tártida.
: rertol¡s escucharonlos no¡teeneric¡nos cuandoios in- C i nco díasmás tarde, el vi ceal mi ranteFo r estSher _
:crrogarony lasrel.'rcionaron sumándolasa otrasdos evi- man, subjefede operacionesnavales,declaróque el pro_
lc n ci a s, l a dec lar ec iónde D o e n i tz d e 1 9 4 3 .re fe re n ter pósito primordial c1ela expedición era adiestiaral per_
''una fortaleza inexpugnable parael Führer, en algún lu' sonal de la armada,explicaciónpoco convincente.
de1ntundo" y h expedición polar prebélica'que los Hay que considerarque para efectuarejercitaciones
-g¡¡
-llcm¡nesef-ectu¡ron,entre t938 y 1939al mando del cr- en climas polares1aarmada norteamericanarrodíaen-
pitán de navío Richter, quien con su barco parr hidroa- trenatsetanto er1A l ask¡ como en Groenl and . ia. v es in-
viones,llegór la tierraoccidentalde l¡ rein¡ M¡ud, reb¡u- creíbleqlle a poco más de un año de la rendici¿n de
]a-
tiz¡da. entonces.Neuschwabenltnd,NuevaSu¡vi¡- pón se pensarahacermani obrasen l a A ntár t ida a m ás
Muchos rutores relacionaronesto y los interrogato- de zo mi l ki l órnerrosde navegrci óncl ebasesesr adou-
rios cl el o s s ubm ar inis t a sc o n l a e x p e d i c i ó na n tírti c ad e l ni denses,i rnpl i candoademásun cosro mul t im illona_
¡\ln.riranteBvrd en 1946. Se puede deducir quc a fines ri o.
dc r9 4 5 l os nor t e¡ m er ic ¡l l o sn o c re i ¡n y r e n l r m u e rte Ill ¡sunto qr.rrilómá; ost:uro¡ún cuando se supo que
-
c1eAdolf Hitler, sino que tenían sospechassobresu po- lasfuerzasexpctlir:iurr.,r.i¡:rrL'8,,,r<lv¡ h¡bían hecho me,-
sible paraclero. sesantesej erci t¡r:i oncserrcl \rti cc,.
El h e c ho de que nada s e fi i tra ra d e l ¡s d e c l a ra c i o n es El z de clicie¡.nl¡re
¡l¡_.
¡9..1,6
i¡r..¡ruroridadesn¡r.alesnor-
clelos tripulantes del Ll-$o es muy sintomático y ex- teai rteri carr:lanunci
s ¡ron al nrundo l a expet lición a l¡
plicable.Puedesuponerseque los serviciosde inform¡- A ntárti d.rconandada por el al mi ranteR yi d, secunda-
ción estab¡n sobreuna pista y organizrndo una misión do e¡l el manclc-¡ por el contraalmirante Cruzen, qr-rien
v, corrroZs¡bó, escucharonlas palabrls Antártida ale- c,stentab¡ei títr.rlode comandantede la Fuerzade Ooe_
nr¿nJcomo destino de su derrotero. raci ones68.
Pe ro i r y apr es ar¡ Hit l e r c o n i u n ta m e n te r q tti e n l o Con ese nombre no se podía disimular el carácter
acompañara cuyo número y armamento seignorab.r francamentebél i co de Ia expedi ci ón,de l a qu e f or m a-
va no era una misión de comanclossino que había que ban parte el Mont Olympus,crucero de batali¡ insigni.r;
pel rs¡re n Lr naex pedic io n ,y e s toe ra ta re al rrg a y d i fíc i l dos buques madre de hidroaviones, el pine Islanáy el
por el lugar de destino. Currituck;dos destructores,el Browsonv el Hender-
No se srbe exacttntentecuancioenrpezólr organizr- son; dos guardacosrasrompehielos, el No¡r Wind y el
ción cleia expeclición.1ntártic¡.Lo cierto es que el 9 de Burton Island; dos petroleros, el Capacany Canisteo;

1()l 193
Yoy2key' más el
dos buques transPorte, eI Metrycky En los primeros díasde marzo, tres mesesdespue; ; -'
suficiente- tam-
submarino Zenety -como si no fuera partir, la flota ya estabaregresando.
bién el portaviones PhilipinesY sea' Byrd, en los pocos despachoscablegráficosque fue-
tuertemen-
Unahota de navíos de guerra y aviones. ron difundidos por la United Press,fechadosa bordo dei
t e a rma d os ,c on 4. ooo h J m b re s d e tri p u l a c i ó n ' Ei a l -
buque insignia, declarabaque de los 4.ooo hombres só-
gytd, hablando desde Norfolk antes de par-
en Io desembarcaron192,levantandoun campamentoque
expl.oración
tit, J.fr.tá, "Érr^
-"."* másimportante llamaron PequeñaAmérica.
",la Pero no tenía semejanza a una
la historia de la tierra"' La actividadprincipal consistióen levantarmapasfo-
;;;i;;;" científica, v no pudiendo disimular decla- tográficosde las grandesáreasdesconocidas.Lasmáqui-
,ó q.r" su expedición era de caráctermilitar: nas fotográficasempleadaspor sus aviones funcionaban
)IJno d"ios fin", principales de la misma será el de
en combinación con detectorestermomagnéticos,apa-
posibles de lasregio'
obrcner los datosmis completos ratos tan sensiblesque podían señalaruna presenciahu-
propósitos es-
n", ,"rr"rrr"s y maríúmas visitadas'con
'tr^teg;rot mana desdediez mil metros de altura, aunqueestuvie-
las actividades ma'
de ínteligenciay observar ra adentro de un edificio. Byrd afirmó que fueron
de otras naciones en Ia
rítitias, aeronáutiiasy sobrevoladosz millones de kilómetros cuadrados,y se
'"í'""'"t sus inrens iones ex-
Antártida, con el fin de determinar dijo entoncesque la expedición buscabauranio u orros
ploradoras, científrcasy militares"' . . minerales.Perola técnicaempleadano erala adecuada.
se encontra-
Si éstaseran las intenciones' ¿quiénes Lassospechasaumentaroncuando se supo que el al-
ban, a fines de 1946 en la Antártida? mirante empleó flotas ballenerasjaponesasen servicio
se encontra-
Se supo el z3 de diciembre de 1946 que de patrullajea los 6oq de latitud, alrededordel contjnen-
ba allí una mixta anglonoruegaen la Bahía
te blanco.Los ballenerosnipones,acompañadospor sr.rs
"*p"di.lót' había en-
Margarita,y que también la Unión Soviética buques madre, salieronprevia autorización del general
del explorador
ui"¿"o,rrr"á*pedición bajo la dirección Douglas Mc Arthur, y la medida provocó comentarios
como las
Voronin,.to.r-rá,de uttasáecenasde personas' ya que se ignoraba la naturaleza de la misión y se intuía
sucesivos explorrcio-
que conformaron en los diez años que sólo algo sumamente importante podía obligar a las
territorial como la
i", .i".ttifi.as o de reivindicación autoridadesestadounidenses a un recursotan extremo.
chilena o la argentina. Pero lo más llamativo de todo es que prácticamente
i" d" Byrd no tenía un carácterintimida- fueron y volvieron de inmediato. Y, por supuesto, no
"xp"di.iZn basesde na-
torio en eseentonces,potq"" allí no había encontraronnada.
-sin conside-
ciones extranjeras tot'-'o "tt la actualidad Si Ia expedición se habíaenviado a causade las pala-
en el que
;t;;;: i"" efá.tuad' en un período hrstórico bras dichas por los tripulantes del U-go que se rindió
cargo de )apón
los ÉstadosUnidos se estaban haciendo en Argentina y por la misteriosa frase del almirante
Europa, donde dos meses antes habíatermi-
v de media Doenitz, quien la puso en marcha se habíaequivocado
nado el Proceso de Nürenberg' estruendosamente.

r9 4 195
Hay que evidenciarque quien redactóestadefinicr, -
-fras el regresono hubo declaraciones'ni comenta-
no tuvo un error semánticoporque, como se definen los
rios en los años sucesivos' territorios del extremo norte de Europa, Tierras Arri-
cas,en lugar de liamar a esazona Laponia, el redactor,
indicando las tierras del extremo sur, al igual las llamó
sehayan equivocado'nc
Peroque los norteamericanos inusualmente Antárticas. Probablementeno quiso de-
veríclicas'
t,#;.i[i"l.t áot tnt*tciones no fueran cir explícitamentela palabraPatagonia.
El doctor David Efron hizo estasdeclaracionesa la
Comisión de RelacionesExteriores del Senaclode los
m e s d e ma rz o d e 1 9 3 9'
Ca si s iet e años ant es ,e n e l EstadosUnidos en los primeros mesesde r939, cuando
al doc-
;l;;;a de la AsaciarcdPressentrevistó aún no soplabanvientos de guerra.
"" Cultura Latino;rmericana
tor David Efron, prot'esorde New Efron aportó más elementos de juicio: "Todo el mun-
J;C"f" glo S ar ah La w re n c e " ' d e Bro n x s v i l l e '
Comisión do recuerda Losfamosos mapaspublicados en Berlín y
"" presentadoa la
York City' "En un info""" reproducidos en c¿si todos los diarios de América en \os
i"/ S""td o le-|os Estadc¡s
de Relaciones Exteriore' que se tnostraba a Europa con los límites de los países
'tlnidosde Norteamérict, en nombre.del CrtnsejoPa'
c¿ntbiados,incluyendo a Austria y a la Región Sudesrg
denunci;rqrte-en e1¡ntt¿-
namericanode la [)emocracia esfos rnap¿seran Josdiagramassobre los cualestrabaja-
de laDeutscherVtO*:1
rio corresponai"n'") '9 jS ban los agentesde l-Iitler. Esoslíntites han sido cambia-
un mlpd de la Argenttna'
For Argentinien se publica d,"t:::::: dos ahora por suspropias tropas".
allí a Ia Argentína no dividída
," ""pnmlüvas E n su exposi ci ónconti nuabaexpl i candoqr - r ehabí a
pot las
-u""rt,
provincias sino cuanáo erahabitada otros mapastomadosde un l i bro sobreS ud am er ic¡ ,es-
l¿s cuales hoy forman par-
í¡blre indias,lantavoríade crito por una autoridad nazi sobre esteconrinente, E,r-
eJ texto que 'rcomp'rnr a
te dela poblaciÓrtgeneral'[in nest Otto Paul,donde estabanmarcadascon puntos ne-
un país sal'-
;;;t;;; t; d",.,íib' a ]a Argentina como gros importantes zonas de Chile y Brasil definidas conro
por trl-
,^¡",""ía"trrr'-¡Ilaclc¡ aúny habitadoyll2ente de coloniasalemanas.
cs¿i ratando
bus .de in¡Jios-'rlt"l¡"' q.ríeAlernani¿ foto- El doctor Efron evidenciabaque "esto no estámuy le-
Las ilustraciones
civiliz¿t o civilizan atgitn dí't' jos de los {amosos mapasrevisionistas de Europa a que
di'l't" ¿nua.i' sólo tnuestran
;;;f^t contenídas a]udi mo s an teri orm ente".'
"Á l<.rs primitivos y los co-
7t, ttrtt de h¿bit;tntes: índios Sus declaracionesse fundamentaban en lo editado en
.lolros ¡.lemanes'
'-'f"rmin"diciendo"Enestemapa'sinembargo'noapJ- la rnisma Argentina: el libro Argenrlnien de W. Rothue-
deck en uso en las escuelasalemanasde BuenosAires y
y el texto se hacere{e'
recett límites a" nin'g"n'' ')^'"' "n Deuschland"'' la revista Sudanterkat¡ischeDeutschenohatliclte Zeits-
rencia aesraregion ío'rr,o ln'An-tártica chifr, comúnmente llamada lasso, sobre todo en su nú-
mero de abri l de r9j 8.

r97
1c )6
Norte penenece a los anglosajonesperc en .la.1,,;:_::
-.
En es¡s publicaciones,ademásdel anuario ya citado Iatina debe reinar dentro de go añoi una nuevaA_1e,-:.., _
del mismo año, "se divulgaba la idea de que la Argenti' nia floreciente".a
na.y sobre todo la Patagonia,estabapobl.adamayor' En r9o3 Wilhelm Sievers,profesorde la Universidaci
n'r"írc po, indígenasy algunos alemanes,únícos artífi- de Giesen,publicó su libro SudamerikaIln DieDeurs_
cesde sus logros económicos".3 chen Inrcressen,donde sostenía: ,,Siel imperio alemán
Lasdeclaráciones de Efron no tuvieron resonanciaen quiere recobrar su amen¿zadaposición dé potencia
di_
]os EstadosUnidos, pero llegaronsí a Sudamérica'don- recüva de Ia üerra debe adquirir influencia allí donde
de unos pocospoiíticos esaépocaempezarona preo-
de aún es posible procurárse,/a,es decir en Ia América
del
cuparseseriamente. .Sur-Nuncz bajo forma de anexión como ha hecho
con
U.ro ,le ellos fue el profesor Hugo FernándezArtu- Kiar Teheaulo cual nos enemistaríacon esospueblos
si_
cio, en Uruguay, quien ya en I94o pu-blicóun libro de- no bajo Ia forma de apoyo económico, induitrial y
has_
nunciando ól l.t"ttt" peligro nazi en la región' tras una n nmbién militar si firer¿rreces¿rio ".s
exposición ante el ]uzgado de Instrucción que a su vez En r9o4 Friederichlange expresabaen su libro la po_
in i e n ti v ó la c r eac ióná . ,tt. C o mi s i ó n In v e s ti g a d ora lítica que tenía que apiicarel KáiserdeAlemania en
Su_
parlamentari¡. daméri ca: " D ebe esti pul ar con l os d.emásest ados
las
El resultadode estacomisión fue el establecimiento co tt v en ci o n es ¡teces¡¡j.ts p Jr.t q u e n u es¿ros enl igr.r
n ¡es
c1ela posición uruguayr, declarandoilegalal partido na- seanrecibidos en aquellascondicione, qu" r"rpir,ndrr,
zi y lllgando a dejai su neutralidad para ponerse del ban- lasmiras de nuestrogobíerno. Los estaios interjornlen_ "
do de los aliados. te divididos como la Argentina, Brasily sobre poco
rrl¿-c
Otro político fue, en Argentina, el diputado Enrique o menos tod¡s esesrepúblicas ntendig¿sde Sud¿nt.j¡i_
Dickman, quien fuera integrante desder938 de la Co- ca de.benserIlev¡d¿s¡tor l.t Jultttr., o"pn, l¡ fuer¿.t.t
,,tr
misión Pariamentariade Investigacionesde Activida- p alabras sign i íi cati vas ".6
des Subversivasde los Alemanesen la Argentina' Al año siguienteLudr,r,igBiener,por su parre,sosre_
Desafortunadamente para su país, al contrario de nía: "No h^y qu" p"rsar en que serí¿ ntalrecib,id¿
por
FernándezArtucio, no logró en Argentina nada de lo 1osesradoss udamericanosla entrada cleIa fuerza el
v ca_
que se logró en Uruguay' sino que allí el partido nazi se pital alemán, Ios más discretos acogeríancon rágocijo
reforz6 filonazificando la política argentina' esteauxi]io moral y material porque-verían en él uÁ
ap'o_
yo contra su n.ttural enemigo F.st;tdosILnidos',.t
E n el mi smo orden de i deas,otro escr it oralem án,
E.
El plan'Antártida Alemana' no eran palabrasvacías' von Lie.bert,aconsejaba conquistarSudarnér.ic¡por me_
sino Él producto de una política que habíacomenzadoa dio de la inmigración. En el romo XXI de ios archivos
finalesdel siglo XIX. En r896 von Velserdefendíala po- de ia Deurschen Kolonial Llnd Awsvanderunstolituk,
lític¡ coloniJ alemanay sus idealesde expansiónterri- escribía: "H.ty que in{luir sistentáticaÍtente en la inmi_
tori¡l en Sudamérica,expresándose así: 'Z¡ América del

I9()
la)ó
habitua- dos uni dos teníanque contrarrestara E st adosUnido s .
gr-.?ción ¿lemana para que, aparúndosede 's¿ls que por r95o habría exrendi do su i nfl u encia hast . r
i"r rurrr, se diriji a Ia Argentina y al Brasil' A ese fin de-
ei es¡¡- C entroaméri ca.
b"r, ,onv"rg"ríodos losmedios de quedispone En r9r3 el congresodel II Imperio Alemán modificó
ante todo derogar la Ley de
do, pero la Ley de migracionesde r87o por orra que permitía a los
"iindirp"ntable
,s)á ,obr" pérdiáa de la nacionalidad reemplazándola súbditos alemanesmanrener su nacionalidadde origen
"'
p or di sp osi ciones ntásLib etales ai emigrar, y para los años 3o el proyecto de Tannem-
'
Coniinuabadiciendo:"Contamoscon6o'ooo'ooode berg fue como una espadade Damocles pendiente so-
a]mas en el Imperio Alentány con cercr de jo'ooo'ooo bre el sur de América.
unida
en el extranjero, estamaza poderosa qLtenos está El mismo Adolf Hirler en rgzT escribirá en Main
aún
por vínculás de sangrey su idioma, debe estrechar Kampfque es esencialia conquista de nuevos espacios
^n'tis AIe-
suslazos con nosotlos y formar el Gran Imperio para estableceruna robusta población agrícola,de clase
desde
ntán del que viene ltablattdo nllestro emperador pequeñay media; envidia a los EstadosUnidos que rie_
l896"-s
nen una gran superficie,al contrario de ios paíseseuro_
En rgrr fue publicado GrossDeutschlandque marco peos.Haciendoreferenciaa la América meridional evi_
s o b rel o s
los a ñ o s fut ur os - No hay e x p re s i ó nm á s a l ta dencia que los emigrantes latinos muchas veces se
Su
phnes imperialistasde Alemania sobreSudamérica' unieron con los nativosy que le resultaevidentela mez_
f,r" btto Richard Tannen-rberg,y en su libro edi-
^,rto, pa- cla de razas,pero evidenciaque "e/ ale mán racialmente
tado en Leipzig proyectabala situación geopolíticr puro del Continente Americano ha terminado por lle-
ra e l a ñ o r 95o. gar a sc'rel dueño y tal quedarÁñasr¿ cu¡nd o no llcgar,t
ParaTannemberg' las repúblicas del cono sur esta- a ser víctitn¿ del pecado contr.l la sangrey contra la ra-
y prós-
ban condenadasa transformarse en una vasta za" .' " H aci endocl arareferenci aa l as gr.rn descom unr -
pe ra co l onia alem ana q u e s e d e n o mi n a ría l )e u rs c h e
trabajo' Ale- dadesal eman¡ssud¿meri can¡s, B rasi l i l l cabeza,
scgui-
Sudamerika.Según el artículo XIII de su do por Chile y Argentina.
a sus esferas
mania e Inglateria seentenderíanrespecto Lo que era nuevo en el plan Anúrtida Alemana'era
"Alemania tonta bajo
de influenfia, especificando que la limitación a una parte más reducida, si así se puede
su protección alis repúblicasArgentina, Chile' Untguay decir, que equivalíaa dos vecesla superficie del Tercer
1,i^r^guny,la tercerapafte meridional de Bolivia perte- Reich en r939, prácticamenredesdelos 4o gradosde la-
'necieÁte
a la cuencaáel Río del Platay la parrc meridio-
cultu' titud sur, o seatodo lo que se denomina patagonia.
nelde Brasil,en todas las regionesdonde reinala
¿Qué es la Patagonia?
r¡ ¿lemana".9 En libros de los años '30 y'40 se evidenciaque nacía
a
Lo que quedaba del continente sur 1o adjudicaba al sur del Río Colorado,extendiéndose786.6zgkilóme-
q u e l os
Cr.., B.et " ¡ a, ev idente me n te c o n s i d e ra n d o tros cuadradossólo en territorio argentino, poblados,
futu-
primos de7Kátiser,losvon Batemberg tenif,n un segúnel censode 1935,con zz8.ooo habi t ant es.El ?o
L os
i,, fi l o a lem án c om o c a s are i n a n te e n In g l a te rra '

207
ro o
-
h e c hosv ¡ c . r s iolv i d .rd o .,g t' n tc rc .l l v u b i c ¡b l e , p erso- No soy un historiador tradicional,como tampc :
n ¡s hones t asque g u a rd a rn ns l l sre c u e rd o sp o r d écadas. ,-¡zadorde nazis,si bien admito la influencia eüe tü', .: -
No hubo nr er c e n a ri o sto : c l o so frc c i e ro n s u s rel atos :on en mí mi s pri meras l ecturasj uveni l e sa m ediadr ¡ .
e spont ánc am ent e y s i n p ro ta g o n i s moc o n u n a acti tud -rcl a décadadel 6o: l as de K a-Tzetni krj 5633y la del ar -
a b i er . t ay f r anc a qu e l e s i ra c eh o n o r. T o d o e i c o nj unto ¡ui tecto S i mon W i esenthal .
rre ¡m it iór elac ic n a rl o s e l e me n to se n tre e l l o s ,s i n cons- Si tuviera que definirme ciiríaqlre me convertí en un
tituir nn desafíoa la lógica,pero sí a la ortodoxia porque : ¡streadorde lruellas.Con estaposiciór'rmental, esforzán-
lo que aquí voy a contar contradicela versión conocida Jome para no tener prejuiciosni partidismo, buscando
h¡sta ¡hora del fin de Adolf Hitler. ier neutral,encontrévariasanomalíasy evidencirs.
i nc r eiblem ent e ,d e s c l ee l fi n d e l a S e g u n d aGuerra En 1oslibros de mi bibliografía,varios están oivida-
lvfundialtodos los histori¡clo¡essiguieron,prsivamen- -1osy hastaresultan desconocidos;de cadauno extrilje
te, las primeras huellas,si bien al prir-rcipiono hubo po- .o1o1onecesariopara dar un cuadro sintéticode los he-
co n r í s que una v o z ,l a h i s to ri ad e l s u i c i d i o y l a hogue- ,-hos:hacermás en un solo libro es imposible, conside-
ra surgió como un hecho incr.restionable, pese;rque las r¡ndo lo vasto y la envergadr.rra de los temas en objeto,
prr.rebas aduciclaseran inconsistenrespar;rjrrstificarel .iempre esforzándomeen ser objetivo, y no caeren los
dogmatismo que engendró. i ugrres comunes que opacarony hasta de f or m ar on la
Los historiadoresque seocuparoltde la cuestión¡rlfi- r'.'rcladera imagen de los personrjesy eventos.
n ¡l iz ¡ r la S egundaG u e rraM u n d i a l n o rd o p ra ro nl a po- Loshechosque voy r cont¡r son unívocosy clem ues-
sición cautacorrespondienrea los elementoscleque dis- :r¡n claramenteun clesarrollohistórico.
ponían. Losperfilesque tuve qlrearmar de Hitler y Ev¡ Rr¡Lttr.
lYo también quiero tener ei mismo derecho; al con- rsí como lasminibiografírsde C¡tt¡ris, L.r'it,rt' lc¡o11.>r,tl
trario de mis predecesores, liri atraídopor todrs l¡s ¡no- inclispensables i-r¡berl¡sefectuado
y me h.rbrí¡ gr.rstrci.o
ma lí as , anac r onismo s ,c o i n c i d e n c i a sy e n i g mas que :r-ríscompletas,pero eseno es el fin de estelibro.
abundan en los últimos meses de la Sezunda Guerra Conro se podrá ver, l¿ suma de infbrmacionesrelati-
Mu n c li¡ l y pos t r im e rí¡sd e l ¡ mi s m¡. l .rsa aquellospersonajesda como resultadouna here-
Quise averiguar más al respecto,buscando nuevas :r.raparente;sin embargo, elios resultan lo que fueron
evidencias,atandolos cabossrreitosy reuniéndolosana- :¡or sus comportamientos y dichos, yo sólo resumí lo
líticamente. . 11ereportan biógrafos e histori¡dores. El lector podrá
Los elementosque voy ¡ cit¡r, elt su [rayorír, siempre :.rirr un perfil objetivo en basea los elementosque so-
estuvieron¿l alc¡ncede l¡ m¡no pero no llcgarona llarn¡r .' :es¡l enen susvi venci asy por l a épocaen la cual sede-
l¡.rtención de los cateciríticos; los especirlistasse clesen- i .tr rol laron.
tendieion cleellos,no porqueno los hayanenconrradosi- Cor-re1rnétodo y la pacienciade un aficionado a los
no porque habiéndoloscncontraclono llegarona interpre- :¡,r' r.rpcc¡bez¡s,he i do desarrol l andomi i n vest igación
tarlos,rn¡iizánciolos en la óptica incorrecta. ,r:scielos bonies iraciael centro.

2L)
7

Aunque sov conscientede que aún faitan aigunaspie-


zas,esto\¡sequrode que la imagen logradaes correctae
inequír'ocr.,,'el resuitado es simplemenreuna historia
¡l tc ¡ ¡ - r t iv aa l. rc on o c i d ap e ro m u c h o má s fu n d amenta-
r..r\'. Dor ser sobre todo lógica, no debe¡íaproducir es-
cá ndaloni da¡ m ie d o a c e D ta rl a .
¿Quién puede probar honestamente que Hitler se
suicidó en Berlín?

La frase de pronto empezó a martillarme en la cabe-


za aquel día de principios de enero de r98Z mientras re-
corríamos un polvoriento camino del sur de Chile. El
chofer que conducíael auto había soltado el volante un
momento paraseñalary habíamostrado un volcán alto
y nevado,el volcán Osorno, del que nos habíahecho ver
el parecido con el monte Fuji de Japón.
Laspalabrashabíanactivadomi memoria. La clavees-
tabaen la comparación:el hombre que me habíahabla-
do de Hitler y de su posible supervivencia casi veinte
añosantes,también habíarecurrido a esasemejrnzr con
el monte Fuii.
Mientras el auto seguíapor aquellaruta solitaria ce-
rré los ojos y tuve la certezade que estabaempezando
un viaje que no sabíadónde iba a terminar.

El hombre que me habló por prinrera vez de esahi-


pritesisfue un sacerdote,Cornelius Sicher.Yo lo había
collocido en enero de 1969, cuando llegué a su parro-
quia en una pequeñaaldeade los Dolomitas enclavada
cn el Sudtirol.
Yo era por entonces un joven estudiante de arquitec-
'.ur;rr quien, ademásde la ca¡rera,le interesabala histo-
ri r contemporánea.

L3
7

Tambié¡r.rc11egustaba,estabapróximo a cumplir 1os Aunque aún me quedabanunos díasparadis:. ,.


se t c r ) t ..rr ¡ r oi c o n e l l o sl e l l e _ e a ríal anj u b i l a c i ó nv el re- l a déci ma I{egi ón, l os recuercl osme ocupar one- : -
1 " ' r ' . - ¡ r onc es p o d ri .rd e d i c ¡rm j s ti q mp .rs u p asi ón. del tiempo. Empecéa ver lascosasde otra manera\' r '-.-.
., .:ierelrcia entre nosorros era que él habíavivido las ner nuevasintuiciones.
: -s , r sque v o habí al e íd o ;a mí me re s u l ta b au n p erson¿- El paisajedel sur chileno me ayudabacon sus p.rreci-
re suntamenteinteresante. dos a la región de Bavariay vo veíaasombradocómo en
Despuésde acluellaprimera visita volví a ver muchas eseri ncón del fi n del mundo se habl abaen alem án,se
vecesal padreCorneiio.Pocoa poco nos filimos hacien- comían platosalemanes,y hastalas casasparticularesy
clormigos, y con el correr del tiempo cornenzóa since- l.rsposadastenían nombres v arquitecturagermanas.
rar s ec onm igoy a c o n ta rmec o s a sq u e -m e d i j o- nun- Cuando acabómi viaje -que habíaempezadobajo el
ca ant es habí a c o n ta d o .A q u e l l a h i s to ri ¡ d e l a posi bl e sol de la isla de Pascua- regreséa Santiagop¡r¡ tom¡r
super v iv enc iade Ad o l I H i rl e r e ra Ia q u e má s me había ei avión que me devolveríaa case.Por entoncesya no ha-
impresion.rdov dcsdeque sela habí¡ escr-rchado por pri- cía más que contar l as horas que fal taba npar a desem -
m. ' 1. rv c z lr ; il, irqu c d rc i oi n tri g a d o . polvar tot¡lmente aquellahistoria y para eso tenír que
I ' . - ' r i r : r , . lr . rl rl ,-'
tl :rtl r-.
tl r-' t¡i l e sfe
, c h ¡s , n o m bres y vol ver a l eer mi s vi ej asanotrci onesy reconst r uir ,pala-
'. :- - - r : . . - - , l , r ,,j o : c rrr¡c l o sv o .l i l n p o d ía verl o bra por palabra,la fantistic¡ convers¡ción gue vo había
. .- l' ..'..'-. . . - . . . iIu | 1 . .o n su So t.ln .l n e g f a , h ¡ bl andO tenido casiveinte años ¡ntes con Cornelius Sicher.
: - .-.: :::r.-.¡rcs
v gcstosampulososy diciendo cosascon
r seguridadde quien sabelo que estádiciendo.
Aquel viaje a Chile, supe después,iba a estarlleno de l-o habíaconocidouna tarde heladade enerode r9(rc¡
sorpresas.Despuésde recorrerlagosy volcanesrumbo irl estabaen ia sacristíade su pequeñaiglesiaciellf oncl¡s-
ri'sur, díasmás ta¡de de que me asrltarael recuerdo de sicoerrel Val di Sole,y me recibió lrrdi¡ltlrr-trte.Le cotr-
Sicher,en Puerto Montt hubo otra situación que me re- té lo que me habíallevado hasm alií, un camp¡nrrio ro-
cordó a aquel hombre. rur.lnico magnífico,y el cura se entusiasmóenseguida.
Cuando ilegué,esaciudad de la Patagoniachilena se Me habló de la historia de la parroquia --un edificio de
preparabapara recibir al Papa)uan Pablo II y, entre los iriedraque habíasido levantadoen el sigloXIII sobreun
palcosy las banderasque aclornabaniascalles,colgaban ¡sent¡lniento preromano-y seofreció a mostrarmeunos
retratosdel entoncespresiCente,generalAugusto Pino- .locumentosque teníaen su c¡sa,dos callesmás abajo.
chet Ugarte y del generalde los Carabineros,la policía Si los p,rpelesque me mostró fueron útiles, más útil
militarizada chilena,Rodolfo StangeOelckers,cuya fa- v cntrctenidame resultó su charia.Mientras fumab¡ in-
mili¡ era de la z<¡na. aes.rLrtenlente me contó importantes momentos de su
Los apellidos de esreúltimo fueron el segundo estí- vicl¡. l irbí¡ nacicloen el Sudtirol cuando il región per-
mulo qt r e m e llev ó f, re me n ro rrr;rq u e l l .rv i e j l h istori a, tcnccí¡,rli mperi o de l os H absburgoy dur ant ela pr inr c
p o r que Don S ic he rta mb i é n l o s h a b íam e n c i o n a do. r'.1qlrcrr.rr-:runrli¡lhabíasido soidado.Le conte qtle ttri'

71
antepasados,desdela épocade la emperatriz María Te_ ci eron al fi nal de l a pri mera guerra,cuan do \ '€ir - . : l
resay por variasgeneraciones,fueron oficialesimperia_ por kilo los transportesv las armasque habían ab¡;:: -
les.La hisroria de los imperios cenrraiesy el desairollo nado las tropas imperiales austrohúnga¡asdurante .-
posterior que acabóen las Guerras Mundiales siempre retiradahaciael Brenneroass.
me habí¿inlcresado.
Al cabo de un rato de charlame ofreció un vasito de
u n lic or de m anz a n a sq u e é l m i s m o h a b ía d e sti l ado; En r97o durante el año siguientea nuestroprimer en-
cuando abrió una vitrina para sacarla botella vl una so_ cuentro, seguívisitándolo regularmenteparaconversar
pera de loza que rebosabade medallasy condecoracio- con é1.Me gustabaescucharlo;hablabacomo si me es-
n e s m ilit ar esn¡ z i s . tuviese dictando clasesy era evidente que me habíaco-
Le pregunté medio en broma si eran suyasy a modo brado af-ecto.Nuestro tema de conversaciónera siem-
d e r es pues t aem p e z ó a c o n ta rm e u n a h i s to ri a que me pre la historia; el padre Sicher me parecíauna fuente
hizo olvidar del campanarioque habíaido a conocer-Me inagotablede detallessorprendentesy conocimientos
dijo que las condecoracioneslas había obtenido de los inusitadosparaun cura de montaña.
restosde rna Panzerdivisiona cuyos tripulantes él mis_ Parala Navidad de t97r regreséa visitarlo porque ter-
mo hrbí¡ .rvudadoal fin¡i de la
¡¡uerrayque lasguarda_ minaba mis estudiosy no estabasegurode haciadónde
b ¡ p¿ ¡ ¡ los c hic osd e l :r p e rro q u i ac u a n d o h a c l a nrepre- me iba a llevar mi futuro. Sicherya no estabaen la pa-
se nr ¡ : iones' , 's e di s i r.rz ¡rb adne p rín c i p e so g e n eral es. iroquia y vivía jubilado sólo con sus recuerdos,hospe-
Nfe c onr ó que h a b íac o l a b o r¡d oc o n l o s h o mbres de líndose en la casade su mucama camino al Mendelpass.
los Panzerdándoles comida, alojamientoy ropasciviies El estabaemocionadoy cuando nos sentamosfrente
y qtíe ellos habíandejadoallí sus uniformes. :. Ia estufa me dijo que tenía algo para d¿rme.
-Pero no sólo los uniformes -agregó después_. Me entregóuna recopilación de copiasde docun-ientos
También los propios ranques.
-r'cr€toSdel Amrreferidos a la invasión de Franciaen
Me dijo que queríamostrarme algo y me llevó afue_ . .1o. Contó que se los habíadado el almirante Wilhelm
ra, abajode ia casaparroquialhasraun cobertizoque ha_ -.:nrris,el jefe del ServicioSecretoalemány me dijo que
cíalas vecesde establo.Cuando llegamosseñaióirs co_ ' . '.'.1no íbamosa volver a vernos tenía que contarme una
lumnas que sosteníanel techo de chapae hiz<_r un gesto .r.:oriaque sehabíaguardadohastaentonces
como tomándome examen. Ls¡ historia -dijo- eralo más importante que le ha-
-Columnas de hierro... .-ritubeé yo, que no adver- , :,rsldo en su vida; mienüas fumaba y miraba el atar-
tí¡ e n ell¿ sn¡ da r aro . ,: ,-'-r .rt¡¡vés de una ventana,él empezó a contar y yo a
-No -ne dijo divertido el cura_. Son los canones ' :'.:: notas en lápiz en ei reversode la encuadernación
88 de los Tigre.El resro, los tanques propiamenre cli_ -: - .l Li C U IT l entO S.
chos, fueron desmanteladospor fo, rnres
los ocultaronbajoparvasde pasto.Fue -o.rtrñases,
lo mismo que hl
R elat ó que dura n te l a Pri m e ra C i u e rraM u n d i al , en -S oy el capi tánW i l hel m C anari s-s€ plÉ>:
vísperasciela Pascuade r9r8, había siclodestinado a la oficial, en cuvo uniforme ostentabala insignia c-=, -.
basenrr'¡l de Cattaro \/ qne unos rnesesmás tarde,una marinista.
nochede verano,una violentatormenta de lluvi¡ y vien- Durante nn par de díasque a Sicherle p.rrecieronr:--
L trl o s or pr endióe n l .rc a l l ec u a n d ore g re s a b ¡a l c uartel . terminables,Canarispasó nruchashoras en el hospit.li
Don Cornelius contó que habíabuscaclorefrrgiobajo ei junto a su cama atendiendo.rl hombre que arriesgad.i-
alero de uira vieja casa de piedra clue otro hombre mente 1ohabíasacadocieun gravepeligro.De las histo-
-V
-co n unif or m e d e c a p i tá n - s e h a b íag u a re c i d oj usto rias que le fue contando,la que más le interesóa Corne-
frente a é1. lius fue la de las andanz¡s del crucero liviano Dresclen
I-acasadonde estabarefugiadoel oficial erauna cons- en los mares del sur de América y la de la fuga fantásti-
tru c c ión de la épo c .rd e l a d o m i n a c i ó n me d i e v alvene- ca que esteofi ci al habíaprotagor)i zadosolit
, ar io,cr u-
cianaque habíasido clañadapor una incursión aéreain- zando el continente.
g l es ar - r nosr nes e sa n te s ,e l s o l d a d o Si c h e rc o m enzó a -Me contó -dijo Siche¡- que a fines clelverano cle
tt.lil.rI corl I.reocup¿cióni.tnachimenea que parecíavi- r9r4 habíarecorrido las costaspatagónicasy ei l)resden
¡i r r c i) n c l r nic ioc1 el o s tru e n o sV e l s i l b i d o d e l v i ento. había quedadovarios clíasescondido en puertos natu-
"r-.-'.r'lr,,ilrclrtcrrl¡rlo viclrluela chirneneabajo la que rales,a la esperade ser reabastecidode carbón.
--.i r - , - . : t - , ' :t.' t,,:i l rr¡i i ts n r< ttc ,tt¡fs c .Gri tópero
..- . : : ' : : : . . .--" .¡:t,ri ' i n p c n s ¡r]rtc i c l s v e c escruzó
...,. ' , , , . ' ¡i¡ c ir r c r ¡ . s el rro j o s o L rrce l s o rp rc n d i d oofi ci al Durante mesesel buque se escondió clefiordo en fic'r-
f ios dos rodaron juntos sob¡elos charcosy el barro. do ayudadopor los afincadosalenranesclrtevivi.tn tn ul
De lo que pasó des¡rués-dijo Sicher- no podía re- sur de C hi l e, re¿l i zósu ítl ti nro f i ¡j ¡ f r.rci.l.r r r sl- i' - ii' '
corclarnada porque se habíadesvanecidoy recién voi- bi nson crusoe,al a 1¡ti tuclcl eS rnti rqt' '\-r'Slr ii': i1- tt ''- it r
vió en sí dos díasmás tarde en una c¡ma cleihospital de buque de re.rprovi si onarni ento, fue atrap acio por los in-
la base.El hombre sobreel que se habír ;rrrojrdo estab¡ gieses.Entoncesla misma tripulación hundió el barcov
sentadojunto a él v son¡eíaai verlo reercsaral mundo pi di ó asi l oa l as autori dadesde C hi l e.
de los vivos. Todoslos marinos, contó Canaris,fueron internadosen
-Usted nre salvó l.r vida -ie dijo y le contó que una una isla chilena.EI mismo le dijo a Sicherno resistióser
parte de la chimeneay dei alerodel techo habíacaícioso- prisionero y unos mesesdespuésse ftrgó y llegó hastael
bre él fisurándoletres costillasy provocándoleuna leve sur del país,una región colonizad.rpor alemanesy austría-
conmoción cerebral. cos. En poco tiempo sus compatriotas lo aytldaron r crtt-
El hombre se ofrcció a hacerlecompañía,le dijo que zarlos Andesy desdela ArgentinacmbarcóhaciaEurop:r-
se crtraríapronto si no hablabani hací¡ esfuerzosy em- -Me comentó -di j o el cura- que a cer cándose¡ l
p e z ó a r elat ar lehi s to ri e s p a ra e n tre te n e rl od u rante l a cruce de los Andes, vio un paisajemaravilloso,con vol
co nv alec enc ia. canes,i agosv bosques.Me di j o que todo er a r lif cr r : n! '- '

l¡i
7

lasmontañasandinasdiferentesa las de los AIpes y que Cuando acabóla guerrael padreCorneliusha¡r-. - . '.-
ni siquieralos árboleseran parecidos.Los volcaneses- firmado su vocación y en 1919ingresó al seminarrc .'.
taban encapuchadosde nieve y parecíaque estabanso- donde, ent9z4, salió con las órdenes.Pocosaños des-
los en medio del paisaje.Uno parecíaun dedo enguan- pués é1y Canarisvolvieron a verse.
tado y otro eramajestuosocomo un cono casiperfecto. -Un día aparecióimprevistamente en mi primera pa-
Canarishabíahecho el cruce de la cordilleraa caballo rroquia. Dijo que me habíaubicadoa travésde la curia. Co-
por un paso de poco más de mii metros de altura.ya en mentó que estuvo en lapón. Me preguntó si recordaba
territorio argentino siguiendo una sendaque usabanlos nuestrascharlassobre sus andanzasen la Patagonia,y
arreosde mulas habíallegadoa una bahía. cuando yo le dije que sí,dijo que en Japónhabíavisto des-
-Fue uno de los lugaresmás lindos que vi en mi vi- de el barco el monte Fuji que eraidéntico a uno de los vol-
da -le dijo al cura--. Un verdaderoparaíso-agregó. canespor los que habíapasadoal cruzar la cordillera.
Después,en un barco a vela, ei marino fue llevado a Durante aquellareunión Canarisle contó al cura que
travésde un gran lago ramificado en los Andes, grande estabamuy impresionadopor un libro usadoen las aca-
como el lago Balaton,hasta un pequeño pueblo donde demiasmilitares de Oriente. El libro seIlamabaLos cin-
fue hr.résped de un b¡¡ón alemán que adminisrrabauna co anillosy su autor eraun samurai,éstelo habíacopia-
e rrn pr opiedad. do de un texto de un antiguo filósofo chino llamado Sun
Luego srgr.rió su c¡mino atravesandola patagoniaen Tzu. El marino le explicó que las teoríasde éstese con-
::.-:. :-:t un puerto que tenía nombre de santo,embarcó traponíana las de von Clausewitz,enseñadasen las aca-
n.rci¡ BuenosAires y desdeallí regresóa su patria y al final demias europeas.
de ia guerra fue ascendidoa comandantede submarinos. . Paravon Clausewitz,explicóCanaris,la guerrano er.t
El padre Cornelius conró que la amistad con Canaris más que l a conti nuaci ónde l a pol íti capor otr os m eclios
fue progresando en los pocos meses que duró la guerra. y un acto de violenciaque teníapor fin dest¡ui¡ l¡s iuer-
Mientras éstele contabamás detallesde aquel viaje, él zasenemigas.Sun Tzu en cambio apeiabaal hedonisnro
le hablabade lo que más tarde se convertiríaen su voca- y a la razón, recomendandoconseguirel fin con e1ntí-
ción: la esenciade Dios, la historia de las religionesy la nimo costo.El oriental -un chino que habíaescrito su
problemáticade la fe. obra veinticinco sigios antes- recomendabael uso de
Canarisera un buen conversadory disfrutaba tam- los espíasy sosteníala tesisde que el conocimiento an-
bién de estos temas. Cuando se encóntrabanparecían ticipado de los eventos era la fuerza que permitía des-
más dos amigosque un oficialy un soldado.Esasprime- barataral enemigo en cadamovimiento.
rascharlasiban a convertirseal final en el prólogo de una La siguientevez que el padre Cornelius y Canarisse
amistadde casiveinticinco añosprogresivay con carac- encontraronfue antesdel crackder929. El oficial volvió
terísticasespeciales. a visitar la parroquia sin avisary durante la charlale ofre-
ció al cura integrar un círculo de amigos que estabafor-
mando.

3o ll
Antes de acepterSicherescuchócon atenciónlas ex-
plicacioncsde Cauaris.Le hablabade1valor estrategico
dei sudtiroi ocupado por ios italianos y apelabaal sen-
tilniei.¡topatriótico del sacerdoteauspiciandouna pron-
r.-.r,.unificacióna 1amadre patria.
l ir-rbovarios encuentrosen los quince años siguien-
Aquella historia que me habíacontado el padre Sicher
: . i. unt ¡ ucCan¡ri ss i e mp rel l e g l b e s i n .rn u n c i rrsev i a-
no era la versión conocidade ia vida de Canarisy las ve-
1r-L.iscscribía,eramás que bienvenido.Laschari.rstenían
cesque la comenté con quien sabíade historia moderna
.i r ' l, t . le l¡ s c c ; n v c rs ¡c i o n ees n tre v i e j o s rmi g os y en
Ie habíasonadoimprobable por no tener suficientesus-
ellrs se h¡ilrlab¡r de los acontecimientosde la épocay de
tento. A 1o largo de dieciocho años estuvo en letargo,
l rs c os . r sque quer ía na n b o s c o mo e l mi s te ri o d e D i os.
apareciendoy desapareciendo, hastaque aquelviaje ca-
Peio l¡ iiltin-rareunión ibe a ser bien distifite.
sual al sur de Chile en r987 la trajo definitivamente a la
superficie.Cuandoregreséa casa,no podía dejarde pen-
r. Su d ti ro l y a h a b ías i do ane- saren los volcanesy en los lagos,en los bosquesy en los
. \ ir il. ' . , ie r , 1. :i .ti i ,rn < 1 ri
colonos alemanes afincados en esa tierra del fin del
',-.. - r . : - : . 1. . i, ,i ,l . i - i r,rri s v i s i to p o rírl ti m . rvezal
don- mundo -tan lejos de su patria y sin embargo tan pro-
--: . : . - r . - : . - . r r !r.i .L l rr-.rc O n tri c tli l v i o l l c l ¡s s i cO
pia- y en lo que allí podría haber sucedido.
-l = : - ., ' ' : - .- . , ^ , : i : .t-i :i c i l ;l L' rr
r .i I1 r).l n L e l l o r.S i c h e rcontó
Confiando en mi memoria y en las anotacionesque
---r : : . r iir igo es t ¡b ap rc c c u p a c i oS . e n ta d ofre n t e a una
estufa de cerámicacomeniri que habíaempezrdo el fin; habíatomado, me dediqué a precisarlos detalles,las fe-
chasv los nombres que habíaescuchado¡l ;urotrdo ¡ro¡
d ent r o de s eism e s e s ,p re d i j o , s e p ro d u c i ríau n e rnva-
boca de D on C ornel i o. Fue conro si el cur¡ sc hubicr ¡
sión aliadaen la Franciatodavía ocupaday se derrum-
vuelto a sentara mi lado y hubierarepetido una vez más
baríaa la brevedadel f'ercer Reich.
su i nteres¡ntehi stori ¡
Aunque C¡¡rarisl'rablaba con voz p.iusada,su preocupa-
ción eraevidente.l.e dijo q',reial vez no volvieran a versey
al despedirseya crsi en i; ¡,¡s¡¡¿ volvió a preguntarlesi re-
cordabaaquellashistcri.rssobrela Patagonia,cuandole h¿r- Antes de tomar cualquier iniciativa de investigación
ic campo, habíaun paso que tenía que dar: leer todo lo
bía descritovolcanesimponentes y lagosy bosquesmara-
que encontrarasobre la presunta muerte de Adolf lli-
villososen una zonaa ia que habíaliamadoel Paraíso.
'-lcr,convertirme en un experto conocedorde la "histo-
Corneliusle dijo que scacordabaperfectamentc', v des-
:i ¡ ofi ci ai " .
pués de un breve silencio el visitante fue muy directo:
-Pues bien: en eseP¡r¡íso yo hice prepararnn ijclén
para Hitler y ahoratemo que eso n-recuesteel infic.rno.
Si no nos v em os m ís . p a c i rere , c ep o r m í. L:rhistoria del suicidio de Adolf Hitler y Eva Braun hr-
-r.rconrenzadoa escribirseen septiembrede r945, si 1¡ir:'.

I
descleel final de la guerra, prácticamentedesdeel día si-
guiente¡ la rendición del 8 de mayo de r945 habíanemPe- Hitler, ventilabauna posibilidad. "Convencidode c:. '
):,.1o:rescucharsevocessoviéticasque ponían en duda 1a suerre de Berlín estabasellada,Hitler pensó en traslai::-
ve¡sión de esasmuertesy abríansospechas de que podía se en avión a Berchtesgadenel zo de abril con Ia intenston
hrl.,er existido una fuga de Berlín en ei úldmo momento' de dirigir desdeallí una última resistencia.Sin embargo al
'En septiembre de los soviéticos hicieron aún llegar esafecha decidió postergar Ia partida."
ry45
me jor: sisruvieron que Hitler y Eva Braun se escondian La información recogidapor ei investigadorbritáni-
en'Alemania en la zona de ocupación británica con Ia co agregabaque en aquellosdías Hitler estabaatravesan-
contplicidad del gobierno de Londres. Este últirno con' do un período de postraciónnerviosa,y echabaa todos
testá encargandó un profesor que trabajabaen Ia Mili- -sal vo a sí mi smo- Ia cul pa de i a derrot a m ilit ar de
^ A l emani a.
tary Intelligence. el conocido historiador H'R' Trevor-
Ráp"t, uni misión oficial de investigación sobre el fin El informe decía que el principio del frnhabíacomen-
de Hitler. Trevor Roper no empleó ntucho tiempo para zado el zz de abril: desdeesedía Hitler no volvió a salir
recolectarcierto número de testimonios.'\ de su refugio subterráneobajo la Cancilleríay se quedó
I-.rinvestigación del m.ryor Trevor-Roper fue más que ¡lií rodeado por ios miembros de su círculo íntinto.
:. - , : : J . rt.. r . f ir . t" ,c l eo c tu b rev a e s ta b ac o n c l u i dr, y el tt El documento del mayor británico resaltabaalgunas
.. j : , ' : ' . : t ' . : r ' :J e l c ¡-1 ;t' -tetr¡n s mi ti d e a l mu n do por l a situacionescuriosas.Confirmaba por ejemplo que to-
d e n o m á s d e u n m e s y medi o dos los que habíanvisto a Hitler despuésdel zz, obser-
- ' : : : . : , ' : c s s .E s etrrb a j o
ie iur ¡ c ión. iba a s e n ta rl a s b a s e sd e c a s ito d a s1¡si nda- vJron que esf¡bamucho mi s se¡enopero q ue su nr eio-
gacionesposterioresy seríael caldo de cultivo de erro- ría estabacontrarres\adapor un empeoramiento físico.
ies e imprecisionesque despuésserepetiríandistorsio- Lasúitimas fotos de Hitler tom¡das el zr de ¡t¡ril en oc.r-
nando la realidadde los hechos- sión del encuentro con el GenenifeldntarshalJSchorner
Trevor-Roper decíaen sus preliminaresque se hrbía desmientenestaaserción,Hitler no pareceparanada ia
interrogado a políticos y militares que estuvieron en el sombra de sí mismo como todos los historiadorescorean.
Fiihrerlbunke¡de Ia Cancillería entre el zo v el 3o de serápor estemotivo que son poco o nada conocidas.
abril, personaldei estadomayor de Hitler, secretariasde Los úl ti mos días antes de l a caídade Ber lí n habí an
Hitler, guardiasSS y personasque entraron en el bun- sido febriles. El z3 de abril el jefe de las SS, Heinrich
ker durante aquellosdías. Himmler, envió un delegadoa la capital en un último
Según el informe, el examen minucioso de todas las tsfuerzo por convencera su jefe que abandonarael bun-
pruebasdisponibles incluyendo declaracionesde algu- kerpero Hitler habíarechazadola petición.
nos t es t igospr e s e n c i a l e sh a b íap e rm i ti d o re construi r Tres días más tarde, el 26, el Fulrrerrecibió al general
casisin dudas los últimos días de Adolf Hitler. :e aviación Ritter von Greim y el z9 ordenó ala Lu[
Un detallesaltabaa la vista:el propio Trevor-Roperque ii-.rffelanzar un ataqueaéreomasivo sobre las posicio-
luego hablaríade suicidios y daríapor segurala n-ruertede :les soviéticasen torno a la ciudad.
"És¿nrisma noche Hitler contraio matrimonio cttt'¡

34
¡)
desdeai l í al gui enhabríaarroj adosobrei os cuer p. : . '
Eva Brat:t'ten /r pc'quena salade conferencias de su re-
trapo empapadocon estecombusti bi eencendidoq - :,
fugio -subrcrri¡teo."
1oshizo arderinmediatamente.
lnbrc estecasrmiento que fue siempreconsideradoin-
solii¡,.ei comunicadodeTrevor-Roperdecía que "esnluy Los hombres que habrían participado de la ceremo-
nia fúnebre sehabríanmantenido unos minutos en po-
¡c orble que fueraIa propia Eva Braun quien sugirierala
del n'tatimonio;r habríauülizado su influen' sición de firme y despuésde hacer un ú1timo saludo a
.-cj.'br.rcrón
su jefe sehab¡íanvuelto al interior dei refugio. El infor-
ci.rpara convencerlo de que se quedara en la capital"'
me decíaque se carecíade pruebassobre el tienlpo que
Despuésde la ceremonialos recién casadosse retirl-
"a las estuvieronardiendolos cadáveres, y señalabaque tal vez
,o., o ,r'rdepartamentopara una cenade bodas,y
jo abril Hitler convocó a unas "los cuerpos carbonizadosáast¡ un grado irreconocible,
z.3o de Ia mañanadeJ de
los refugios próximos v se despidió fueron divididos y enterradosposteriormente".
tieinta personasde
El rqde mayo Bormann telegrafióal aimirante Doenitz
o{icialmente de ellas estrechando1asmanos de los pre-
diciéndoleque habíaque poneren vigor lasdisposiciones
sentes".Según el investigador,mientras Hitler se des-
testamentariasde Hitler y a estetelegramahabíaseguido
oedía de ,.rs .ó1.bo..dores más cercanos,otros busca-
despuésotro de Goebbelsen el que decíaa Doenitz que
trn d"r"rp"radamente doscientoslitros de bencina, él
debíaproclamarsepresidente del Reich, nombrándolo a
habíaordenadoque se dejaranen contenedoresde zo li-
el cancilier,a Bormann ministro del partido y a SevssIn-
tros ¡i l.rclomistno de l¡ salidadel bunke¡.Después,se-
quart ministro de RelacionesExteriores.
grin 1aversión de -frevor-Roper, llegó el final: "Hirler Y
Ei informe oficia]encargado.rTrevor-Roperconcluí.i
Eva Braun volvieron a reaparecera last4.jo del misno
diciendo que "1a-s pru ebasno son complet.ls Per(' -s.rrr
día y dieron una vuelta por las habitaciones del refugio
positivas,circunsr.rncr¿1c:;,con.slsientc-se rrtclepen.lr.'n-
paia compler¿¡ sus despedidas-Seguidamente Hitler y
se reúraron una vez mása su cámaraprivada' res. No hay prueba alguna que confirme las hipórcsis
iu
"rpou que han estado circulando últimamente, y que presu-
Una vez "tllí, Hitler sepegó un tiro, probablemente en Ia
ponen que Hitler estátodavía vivo.I'odos los rumotes
bocay Eva Braun ingirió una dosismortal de veneno"'
Despuésdel suicidio, los cadáveresh¿bríansido sa- tle esegénero de que se han tenido noticias han sido ob'
.rdos al jardín llevados por el ministro de Propaganda ieto de una minuciosainvestigacióny seha visto que ca-
recíande fundamento".
Jos ephG oebbe l s ,p o r e l s e c re ta ri od e l p a rti d o Marti n
Bormann y por otras Personas-"El cuerpo ensangren- El tono categóricodel final del documento contras-
tebasin embargocon la redaccióncautelosade otrasase-
ndo de Hitler fue env'uelto en rlna sábana."
El relato continuaba afirmando que los dos cadáveres '.'eraciones.Destacabaque se trataba de un relato re-
construido en basea las prueü'asdisponiblesy que estas
habíansidotolocadosjuntos a unos tres metros de la sa-
pruebasno eran completasni concretassino meramen-
lida del refugio y posteriormenterociadoscon bencin¡'
t e circunstanciales.Este informe oficial de Trevor-Ro-
El constantefuego de la artillería soviéticahabría obli-
per seríeel punto de partida para un trabajoun poco ill I -
gado al grupo a retirarse hasta la puerta del É'unke¡v

r6
7
I

riana,presuntuosa,vanav t'oluble", a von Grei;'-. . - .


yor. Dur¡nte 1q+6,lo desarrollaríaa nivel oficioso en la fine como "loco".
"Chri.,
Churcl'rUniversity de Oxford donde err pro[e- C onsi deraa todos l os perteneci entesal ent or no : =
so¡ de his t or ia y e n m e n o s d e u n a ñ o ' e l z 6 d e octubre Hitler como una "c¡Ciosacorte de servilismo rastrero.
cler916. d,aríapor acabadatoda la investigacióny publi- corrompida, fraudulenta y mojiganga". El casamienro
criír sus conclusionesdefinitivas bajo el título The lasr de Hitler es oficiaciopor esagaviilay lo define como "s¿-
d-tt'sof I Iirle.r,que iba a convertirse en el primer libro en cfanlento pagano".
sostener1amuerte por suicidio de Adolf Hitler' Con semejanteprofesorde historia varios fueron los
Esteprimer trabajo abonó los siguientesy sirvió de que siguieron manteniendo esta actitud, si bien ablan-
basea oiros d.oslibros: Auge y caídadelTercer Reich,de d¡d¡ con el correr del ti empo.
William Shirer, y Hitler. {Jn esrudio sobre la rír'rní¡, de El fallo serepitió en los demás,sobretodo en la defini-
AIlan Bullock. ción de testigosy situaciones.Por ejemplo se considera
Fueron los primeros frutos que dio aquelírbol' Hoy, "c-fiofe¡"almayor SSE¡ich Kempka, "guardaespaldas"al
cinc uent a años c l e s p u ó sd e o c u rri d o s l o s h e chos,hay mayor SS Otto Gunsche,o "mayordomo" al mayor SS
c ient osde libr os s o b ree l te m a , e n l a sp ri n c i p a l esruto- i Icinz Linge y se h¡bl¡ de "destrucción de Ia Cancillería"
pistasinformíticas se o'-tedenhallar más de treinta mi1 cu¡ndo no estabadestruida v de "la ínaccesibilidad del
¡¡. t r c hes. r , lr r ce l t.-' :l r¡. bunker "cuanCoen rc'alid¡dno e¡a inaccesible.
I r c;rsitotrlidacl de est.lsobrasadhierena la llamada Lo mi smo ha ocurri do al descri bi r un a inexist ent e
ni:;ron¡ ofrciel,parecencopiasde copirs y de tanto repe- "hoguera tvagneri.tit:t"y relativo entierro en un "e¡rrbr¡-
tir erroreshan acabadopor alterary hastafalsearla reali- do de bomba" ,como pÍesuntossui ci di osrit u¡ l: s t r ¡ s l¡
dad.Algunos de los p-rincipales errorescometidostienen muerte del j efe, por l d t.ntc t¡' 11,r
1¡ l ust¡r i: of ici. r lpcn-
que ver con la caracterizaciónde ciertospersonajesque c1ede un hilo, soLrrctc,lo [rci Ci-'!] r.iz()Ircs:
* P c-rr
apareceránen esle histori¡ y esavrioración equivocada el pr)co ti .n)po r¡uc dcnror,,Trcvor - Roper en
fue la que llevó a sacarconciusioneserróneas. ilcgar a s:.¡sconclusiones sobre el suicidio; a f¡lta de
Trevor-Roper pr:biicand o The l,tst days o{ Hit}er, de- 1.'r'rebrs, ningún poiicíadel mundo podría aceptarsu in-
ió de le<lola objetividad que le corresponderíacomo ca- ',c:rtigacióny nlngún juez, selltenci¡rcomo cierto el sui-
tedr át ic ode his to ri a : e n s u o b ra d e d o s c i e n taspági nas -rdi r,de H i tl er.
¡rL.rrnclan senrenciasdesprc'ciativas ciasificandoa su gus- ' kP or 1acai i dadde l os testi moni os que ut ilizó, nin-
to dec en¡ sde pr o trg o n i s ta sh i s tó ri c o s -D a ré s ól o unos ¡ui r j urado podría haberl e dado l a razó n: las f uent es
pocrrseienrplos:p;rraéi Speeres "e1mis in teligentepe' que é1menci ona son, como veremos, sospechables
, C a n a ri ses " un i n-
¡o ev idenc i. rt lo b l tz d e c o ¡l c J ¿ ¡c"¡.1 r' n sí mi smas y no se puede creer seri ament e,sin que
comperenre.-t'trlr ()-sc¿Iro intrigante político, Skorzeny :l ecl i e una i nvesti gaci ón seri a, en l o dicho por esos
un ré¡¡o¡i-s¿.r t'ienrjs¡.ifienre de )apeorbanda del Reich' : csti gos.
Fegeieirres i-i¡r¡gno¡¡ nte preparador de caballos de c¡- L¡ historia que contaríaTrevor-Ropery que fue con-
rrera y un rufián", Hann¡r Reitsch es una "fanáticahitle-

38
siderad.rverdad indiscutible, había comenzado a escri- t:,nrrgor, tampoco aparecióel mobiliario que esrJ_ .
birse el rude mavo de 1945. cn el bunke¡ni los objetospersonalescleHitler y su mu_
A l¡ r sz z . z o d e e s ed ía , l a ra d i o e m i s o rao fi c i al al ema- jer. Aunque puede suponerseque algunosde esos
obje_
n¡ h:,bíainterrumpido su programación habitual para tos se encuentren todavía en al gún de pósit o r uso, lo
¡nullci.rr que el almiranteKa¡l Doenitz, Comandanteen irnico que se mostró al público cincuenti años más tar_
Jefede la flota del Reich, había reemplazadoen su car- cle,fue un uniforme de F{itler y susbotas expuesrosen
go a A doif I iit le r. el museo mi l i ter de Moscú.
A c ont inuac i ó n h a b ía tra n s rn i ti d o l a p rocl ama de
aquél: ",4,.1e¡n¡¡res-, hombres y ntujeres, soldadc¡sde la
Wehrmacht, el Fiihrer ha caído".Doenitz había conciui-
¿Qui én habíaechado ¡ rodar esrave r sión r an Doco
clo su discurso diciendo: "El .jurarnentode obediencia .onfi ¡bl e?,
tTrredisreis al Führer me es debido ahora a ní por parte R espectoa l as fuentesmenci onadase n la invest isa_
iie c.rrl¡r¡.n.rde vosaLroscomo el sucesornombrado por ¡i on de Trevor-R operen octubre de r945 los pr inci¡ ! a-
.'JF-¡iir ¡ c'r. -!,r/./.rc1r.,s .r/c¡ll¿n e-s:ctu np I Í d co n v u estr o d e- its testimonios habían sido recogidospor personases_
J'¡:-.L.rt'ii.t .i.'1)itss¿r() f ilc'1'/c'csr.ir'It peligro". ::.echamenrevi ncul adasa Fl i rl er y uni das a él por un
irl-. .,i¡rii:lt'r-r uotici.lofici¡i r'púbiice que se tuvo so- :Ll rf,mentode l eal t¡d. S e puede deci r que el au¡ or int e_
f : . cir c lc s r ¡ - . : rri c i ó
dne H i tl c r-y h ry q u e re s ¡ltarque no l :' ct,ualde l a hi pótesi s del sui ci di o fue el m avor SS
s e h¡ bla de m ue rte n i d e s u i c i d i o s i n o q u e s e uti l i za el rcmpk;r.
eufemismo el Führerha caído-tampoco es claro en su l .a pri mera decl araci ón de K empka r ealizad¡ en
dis c ur s o:Hit lerp a re c ec ¡íd o e s ed ía y n o e l a n teri or. ,i crchtesgaden el zo de j uni o, si etesem.r nr sr t espne,.r1. ,
Só1odos rnesesdespuésde caerBerlín surgió por pri- .Lrshechos,fue recogi cl r¿:;ícn un cl esi r¡jt, o il. . l. r i; r r ,
mera \¡ezla versión del suicidio, y fue etérer. ' .J P ress:
Cuando tres mesesmás tarcle,en otoño, se pensó er-t "SeEjtn una persona que asegurahaber presencia<1o
investigarno hubo periciasdel arma ni del proyectiluti -
--()rno(e incineraban los cadáveresrociados con benci_
lizados (porque nunca se los encontró), ni tampoco se ':.t.f 1itler y Eva Braun con quien
se había casadodos días
r ealiz ar onc ar e o se n tre l o s te s ti g o s ,n i s e c o mpararon .ntes se suicidaron el rj de abril en un compartimento
entre sí ios datosaport-ados en sus deciaraciones hacien- 'ubterráneo de Ia parteposterior de I¡ cancilieríaalenta-
do manifiestassus contradicciones. ':.t en Berlín. El rcstigo aludído
es el chofer personal de
Además, nunca se hicie¡on exámenesforensesde los
' i itler, ]lamado Erich Heiz Kentpke, quien-aseguralta-
cuerpos(porqueni siquierahabíacuerpos)ni se anaiiz¡- '-'r..-'c-¡doel cadáverde Eva Braun
de dicho compJrti_
ron los elementosque pudieron hrber quedadoen el lu- --rt-t'ttopoco antesdel amanecercleltj tle abril después
gar,como rastrosde sangreen sillonesque podrían ha- .:e f !itler y Eva Braun se dieron muerte con pistolas
b er s e c ot ejadoc o n l o s g ru p o s s a n g u ín e o sdel propi o .','tlrher. Agregó Kempke que también Goebbels stt
v
Hitler y de su mujer.porquetampocoses¡bír cuiles eran. iir¿)sJ.qcstticidaron en el mismo compartimento
.su!r,

¿O
+i

---
norteamericanose inglesesobtuvieron el permiso p...:
rcÍráneo en Ia noche del t al z de mavo y luego el recin- recorreren la zona soviéticael lugar del supuestosutci -
to fue rociado con bencina e incendiado. Kempke dijo dio y reiterar las historias que contabanios SStestigos.
queademás de él fueron testigosde la cremación de Ios Uno de esoscorresponsales,Percy Knauth de Life,
cadáveresen la cancillería Bortnann, Goebbels, Otto envió un despachoa su revistadonde sintetizabalas de-
Guenschey Heinz Linge, dos edecanesde fliüer v otros claracionesde Kempka y de Karnau. El periodista repe-
dos individuos cuyos nc¡mbres no recordaba. Añadió tía lo del 4 de abril, el error de fecha contenido en la de-
quepoco antesde suicidarseHitler y Eva Braun, el Füh- claracióndel mayor SSKempka y agregabaque durante
rer anunció susinrencionesa Guenscfie v }e ordenó que una visita ai bunkerhabíaadvertido una pequeñ¡ man-
cÍernaralos cadáverespan que no cayesenen poder de cha de sangreen el sofádel estarde Hitler, donde según
los rusos". Kempka, éstese habíasuicidado.
Lo más significativode estadeclaraciónno es el error
en la grafíade Kempka sino de la fechadel presunto sui-
ci dio: dur ant e lo s q u i n c e d ía s s i g u i e n te sH i tl er v E va Sobreestabasey durante parte de rg46 Trevor-Ro-
i b ¡ n ¡ s erv is t osc o n v i d l p o r d e c e n e sd e p e rs o n asy por per trabajóparasu libro, que fundamentalmente esuna
si f uc r . rpoc o s L' i b ¡n¡ c ¡s a rrn te te s ti g o se l z 9 de abri l . versión ampliada a zoo páginas,del informe original,
SóLon'r,.ir- ¡.rosteriorntente, quizá advertido del error ¡crecentadopor ios dichos de otros supuestostestigos
e n que h¡ bí ¡ inc u r¡i d o . Ke mp k as ec o rri g i óy d i j o que el qrle tampoco pruebanla muerte de Hitler.
suicidio habíaocurrido el día 3o y que del cadáve¡é1só-
1ohabíavisto los zapatosy parte de los pantalonespor-
que el cuerpo estabacubierto por una manta
Otro comunicadode la United Pressfechadoel día si- Norns
guiente al anterior, dice "Un miembro de lastropas SS
que habíaesr¿dodesentpeñandofunciones policiales r. Bauer, pág.roz
Eddy,STORIADELLOSPIONAGGIO,
frente a la cancillería el t de mayo, Hermann Kantau, en
su declaración hecha ante los oficiales del XXI Grupo
del Eiórcito NoÍteamericano, afrrmó haber presenciado
la incineración de los cadáveresde Hitler y Eva Braun
desde el principio hastael fin. Relató su historie en más
de una oportunidad y sin contradecirsecomo si hubie-
ra repetido una lección bien aprendida". Karnau sin em-
bargoadmitiría luego que nunca habíavisto de cercalos
cadáveres.Dado que a comienzos de julio de r945 Ber-
lín habíaquedadodividida en zonasde ocupacióninte-
ra liadas ,por pr im e ra v e z l o s c o rre s p o n s a l e ds e guerra
+)
4Z
Gu$r!¿, Li¡a. t(ñpt¡, pd*Fndn! ¡Eib¡F
l on t¡ü.rd¡do p'!sE a12sdkl¡ d.l fi¡'¡¿¡thl

Omr.lú !olü¡t6 M¡Eñdd y Holb<r* d.l¡ L,tú-


End'ru ss, diFm h¡bü úsb ¡rd.r úos adrvd! ¡
un8 n.d6 ¡L l¿ eli.l¿ ¡lel bu¡Lrp.rc rc los vnÉñ
D6 hombÉ tumnlonás mpotuDE.n h mpli¡-
d. c.re, y ¡o pudreron¡poúr <leEI$ tri pÉli3t6É
.ión d¿l¡ inv¿stt-i¿ni ld n¡yores ss Heinz Li4. y
om cü$h!, mbos crFü¡dd por 16 sóvi¡ncd y
Cñosifudau¡.ónf*ióndeiñpoE ci¡IYsvoF
.iados por l(mpü: úno t6risos.
Ropa .rribiia ¿¡ su libid: gtd¿¡ ÁaanrcEúido r¿
P.r¡ Lin8+ Hnlr seh¿bn dispa¡¡dosu pútoh pr-
ohJ.dvó fnzl. Al \s!¿l qte Al¿na, quefúe úrcñdo
bn¡l, trb¡w¡lü¿r 269 PB enl¡ sienrqüud¡, Éh-
s@dn¿te b,jo el ltho d¿l¡ío B8ú@ úbÉn.Í
ürénh,bló de k¡se¿má¿"y dijo qú iuvi.Fn
¿ ñ.¿.mo úre.L lz Hmúida¿ 6¡A dtmdo ú ú

D que¿nvólvmH erenlm h¿z¡dapan oculú¡.1e-


p¡¡o qu€provoc¡báí cáF d¿sE@da.
tu rez Gusc¡e dEl¡ró que Hid* :e hrbtr 3uici.
^ dispr¡ándo* er h sien ¡lé¡echa,y que ¡l hi!ño
d¡dó
hs,¡ don¿én1¿tepo¿á desúbñno".

¡¡.tu¡¿Fo¡rtdstue ennuüosimu¡¡orú¡libro
h¡bíálhvado.¡bh-s eEh Btu¿ qum €lp€lol¿.!-
Ddr. C@o qudó di¿ho,d él s. b*ó l¡ m¡yof¡ dd
E¡t¡oF*dda.otu¡urc,q'n!Eft !rcn@n!o-
s.br¿ él &iinp ¡lelosrdos dálap¡Eja Hidea@¡.
_,4a9¿¿D¿s lld¡d. y mpli¡r¡Io los lüs¿E onun¿3, hEt mán-
É ltwrRopa: ¿é 9E c@¡é ¡rr- ¿olo¡.nñnós. Akú.s ¿jemplosd€66 hitos:
ñó htdn¡d f¿dú@Eí¿2s ¿Db2d¡t y n dttdc
haa.illa'a Opú¿e sqcno Éuh. pÉie njng!-
ü ¿plidián ñDpliorla & Pot¡bh qw hs F¡itutu
ínveiczci,,E e llzw z abó.on ln.h<!i¿o d- 'E ió K.¡'pb, €/doÉ. H¡tf¡ É.to rqEodr 16
tr¡Bp.cs.t Hidáy d¿s p¿rqu {tondd. Td-
biánb¡üír si.io $ cbof¿.a dix dsioc si.ndo &
si bi¿n+ EñeE ¡ los sdiéticos, s .leh. É¡.r .n
Fbl <d6uz, porqdpb mlD ¡L s úr.
@nn qusrE ¿l m¡no TFvr-Rop.r.l eft¡'s¡do ¡L 'i[i@.
j.s lo h¡hl¡ ddü.ido m ede 6 u¡ xubd*r¿É',
h6É 16 p6c! d. Rú¡3¿¡.
cu*che, en.¡rel¿doebRúi:, ¿no@ moh.nro
a.8nb qú¿ló5Éos arbo¡iados deld ¿d d.¡po, ' It.iM Iiig¿, ¿l úyot¿úo.}{rbír sido.l r.L ¿.
pcron¡l d¿l Berehofy d¿lá cüilri¡ dd R.ich H¡-
fu.ro. .nEr¡riñ m et pozo dq¡do po¡ un obús¡ un
bh knido ¡ susórd!.es a ochÉiubs nl.nb¡6 ¿. l¡r
ñlEo d.1á südl rt¿lbuitc DEpués del.nri{'o, f-
SS¿erÉrdd:ú. E¡de los ss d¿lp¿6dn ¡ $ dlo h¡-
5ln é1,.l pozos Ell.nó conti¿ñ q!! fle ¿pEhd¡ (on bh paFl¿rós, n'1skos, mffi os,d.
' otu 6ue¡q .lcu¿:6p:/¿r oñcúl ite ¡¡3uF
(ü¿p.l-4t ¿eHldf,.uy.s hjmbros 6nre*leaio, d6¡teMFmsPüovotq¡ffi EtEp.dl,
mdG dú¿ ¡6 inqr¡n6 d. ¡¡ Libstu¿n¿Tmüá! mob si¡ eDb¡ao eh¿ d w it!.üió¡ ¡tr l8ffii
h¡bí¡si¡iosurra¿rt r.mDt¡Ls¡L1944. d¡|.s sié66 y no.n h &rrción d.l5 inül¿ie
ne!. Fu Ed6dbi¿no q r99o¡üs b .dd: d.l mw y
iod¡vn q!€d¿he m s inEior ¡lgurcs objctos.
H¿yqueÉo¡d{ q!. lo! ds em, en ¿b¡il ¡ler9,lr,
SMb:r,/ü¡E¡d! lI 5s y @pondí¡¡ ¡ ld órd¿n¿t
diF.E deHidé!d.rd.lE.la,.'ft si¿r¿
y diezáño! ' ,/.¿áudo d€l¿ borÉ¡. Enú Édio demili¡ ne
cor :lreddd del¡ slld¡ d. h.r3 ncü del óu¡¡ano
h¡bt¡ céq* d¿6ódb¡r D.F d ¡Dd.ñi6 v É6r de
L6 nt@! mü¡r s Eñri.m r c¡d6lus¡ftr. ob¡saffi Éiónqu ü¡bhn rido inmpid¡s,.b
p¡Ecür¡rlsaF &cin¡.¡6hÉr'¡¡pi6ypd¡,oo
' G*il&r', ¿6¿rr¿¡ Duú el ..r & f,rü! .l
ediñc¡o,¡LD¡r¡t Ei¡c ntl tuhs cu¡.lr¿.16,3ólo fdD.L "[".&ar3 D.@ y0,60 |ffi&pEiDdi
h¡ú¡ftibido.l lñp*o.L lDü.nh¿& ¡vió! y llm d¡d Fndí¡suroh¡hi¡ lu hmEo'Eñliib Fnd¡9
padd. M@, q!.düdo tutu¡h.ú i¡Egn. hn ú rcd. F!c.lóñ ¡ l¡ r¡¡¡l¡.h .IFcrb.
Tmbiasb¡hl¡b¡d.l¡ ¡LtuiónildrJqu.td!¿i.
firi.,ysin éhb¿r36l¡roEli.trdrt 16lrbol.!h¡bhn
qEd¡do h pi¿y¡. h¡bf¡@nfr¿do hsá.1.t¡óo d. ' ¡, ñogs@ No s..¡.dEó u lfr elcind:, @¿o
In¡lka qu Ic o¡l¡las hldlo qus¡do:. qu ¿nF:li
Lx rob! ton¡ds.l[ pd !l ussig¡á] cd?3s6lM- d¡d 3eh¡bía¡en.onÉ¡do m I! ¿!ñj¿,d¡n los dd ni¡is-
co A.PrDpá€rih co¿bbcLy!u qlpolr M¿sü. Lósffi
Dos.¡lü¡b€rudlEdoun conüu¡dbledh:si¡dorclátil
.mo h hqrd!¿ prñ r lDIrñ.IáD, no h¡bíu podÍio
1¡un¿.¡,c¡lól¿ La w;¿rt-".¡,¡"u loc ¡Dbpruds¿d¡, Lor B4!pr¡s¡d¡
6¡¡¡a
"t ú ñ!
¿16 risiunE ¡ m.di¡d,6 d. iutio d. l94r El dn buqmsbüí¡r.tu¿oumb.h¿.ÁrE .l¡6p¿-
Róm¡to p.r .l pEmiq bnóto.o wGb cbEbiü y ¡¡M rc Fdo b¿hcr¡loE¡t\. n¡! da uc uh-
eltuiu.rAd¡ñy Ed.n y hH¡r Áa EiEdo F@ dos8n&6, p¡@¡do rólo @rqu.m¿.lllE I¡!
nBp.nel6y ñ¡liuÉ, indüdc 16r'nnb6 d.t Crc wiAicdij@ qrL:ttr @F¿ombiérm
(couÉrt¡cliFre co4d.d.¡bAi6m Fi ¡bril d. .d¡9!Eúi6¡@o¡i.nial6.itrffiülcs
Da7 ñE nosú¡do oc¡ @ púbü(¿mrc al¡ pl.É P¡- Er¡dpdr@ ¡id.t!'loEdd.ñ.did¡r!¿r-
b útlEs ¡ú¡ *hb¡n h$ int riqlosdutn.sytd lo! o.l Dcriord. Ehkúlór o t¡@!. dond.ls ¿t€¡
obj¿id qú. I uesod*¿p¡ro..¡l:n El r dedi.ienbF d. Mr@hñútiDi.Dú¿l vdond. h¡bhÉablilo.óm
esé,no fue vohdo .l (ubo d. lá $lid¡ d¿hd8.nch, y busdhlano voládlls.oño.¡s¡roil Esx.ddicion 6
h¿.I¡nqE ¡l rds3.¡ldd¡ñ mp
¡L h:s L¿oo , 3m gn¿d Tübié nnk hs den.i ú. r, z4!¿lhr @nv*i'l2s y 4aI á -
<üreG ¡5íoóonizdB.n IG.ditui.s qu ü:hhn rdo ¡t2sss llvtor z hd.ttpcn lón ¿ tts jeIús ¿. n
rLúzado5po¡l¿sbonba inendh¡ix d€:vión deltip. pLt q n 6n qu. in¿ nÉb2n É ¿u@l$ á 16pnncpior
¡eDj6 dond. .l .ó¡imido deálltrE y rósfqo m¿b¡
Fin¡lDente d¡cért efudloro, % ¡déoJosírdel¡5 ss
sett.lvid¿¿¿patqte no h nás zlh ¿elpdndgió dEl¿
d!vo.ió,,ásó¡dE¿u,t,É'l!ErEcoüs¡to¡oe¡rnu-
Tód¡ shs i¡forheion* y oa* pl¡8ad* d¿m- vo. Pübüocóm¿UoT¡clro,¡n!e! dd n&mÉDto d¿
as óm la qu s. hh ñ.úion¡do cftb, h¿bn dAdiró ¡ l¡. rnligms dihú Esnánias
ois.n: aú a3umon,osde nihbrcs ¡¡ell ldlüstu- ..mo tÉlia*t A¿Ls j.ftl1¡MhnuÉR "^tn
¿@ ss AdolfHiir.i un cu.rpo d. óliF @do @tu .nndo lór¿n t füúc.l t¿mno n ¿q. ae¿át y
cur¿i¡Feiü qR lu.so p8ó ¡ ódituir @ diyi- v.n&LTa stu L É fl .briDáó,t a.r ere sin ú-
,ól de w¡f,.,ss, i¡ /tdo/nn:d¿,.1¡úre ayo 6rü- b¿tE .nB b |bnm A¿.t¿2¿..
d:É ¡bq tu..mond¿¿.. Dosmil úós despuértoe.rp.rimó@. he.¡os p.'
El snpo orisin¡l h¡bl¡ si.lo fm¡do m 1933cm.lo st Ly Milsn.n Esdd U¡ids d.ribs hs obn
s¿ppDFdi.h, cl priñ!¡ rurodió p¿ÉoFl deHjtl!¡, ob.di¿r€ ¡o ¿u¿¡dry, lndicnñn que L ob.dien.iá
hábhs¿le..rcn¡doldprin*osrohonhr¿sd¿hrSS oe3¡ espropb d. los ¡l.mÁner,
pn¡ quecuid¡r¡nal nucvo.¡n.iller Rípid¡nen( d En3upróloso,l libF d. sihon wiese¡th¡1, ¿¿r¡s-
¿ú¿rpoh¿üñqlcido f,nr¡ ld .clmimtos eh.dvos y riros.,e¿rosotu, Jo&phWechlhe4esaibe:'U¡
p4o eé ad inicio d. I¡ g!¿r¡ y¿.on6ba ón 3.ooo h.nbE.h.se eéh.rc* pE¿. qnituhúnd¿nd, ñ-
ro¿ft FqúE .t¿p¿,¿te.Eefehl ¡be¿eült?¿sór
uno d¿tu5 conpor.nE. lo d¿Gnniasi¡ tuti¡.a!: dú6n&rleaa) El Fihmñn¿,bay ét s9 obcd.-
' Er d r,ila2i¿lñ not @ú¡rh m6 @ cn¿n F¡ a- .i Lot ¿lr'Jüa.iñq q,.xpÉran pú e dpo d.
.iD dd6¿ sorc/o5¡¡¡i@, pú@6r¡ü¡- oh.¿¡-¿enil¡üErslhóÉ¡ñ loüdiu E .@ u a
ñ92n 9¿. hüa6n ñ@rlo qk qthñ-.' .tiw). Et @d p@.h I b.Ímáownn (s ó ¡deÉ M
LG l€b¡ d. tü ss h¡bl¡n !i.to ¡lci Mi¡o,¿.slt¿- órdM) nuúawet.sEpe¿o an cil@acn
I m2IüIÉ¿y Nt6@ jwúb é ñd.ljrl2¿pÁpeto zrú¡dE p ü lo s Ei buzL r zlqm6 y 2utuk ó l.
I ¡ ¿fe üdno, según.Fibió u .rp.cúliú, '?.s¡¡tf¡ Pñ ¿joplifrcaa J con¡Dd¡nÉ déj.¡mpo de*F
sidoindrl.j¿o greéÉtptlzbnart;ataa

t
h e;n d. mi¡io rt¿Aur¡wiÉ, F{dlD¡nd Hó
w y ¿lÁn ñiño ¿f,tlt i¿8. A f,lá de @á die¡ón del¿aí¡: "Yód¡ó ¿{Ír nwohl" Lafóhula inDlio-
dzlqdn o Aktua¿ pol¡üc1d. @húa ae qk no br másqu la npkjón d! u¡ o¡den:en l¿sbisión
hta¿ h eÍu id¿¿úúinz¿cl púi¿o, el t¡l¡¡h.ab¿.- ¿trM vdutrd áj!¡¡ dond¿h propi¡ p{en¿lid¡d y.¿
aDh@ ¿6smdóny úz ElEión eórtí Eituo'. p¡cidxdd¿@úi. ooueóbúd¿ñnitihmE.l,-
Y ¡nadn pD qú ¡o qúdún duüs: "¡bru¡a dd.
¿. ¿r¡u¡kery¿ f¡lE deu adívd,.l dbun nemán
Porsüsol¡ púEnmci¿ aesEgdFó, éros kstisos no deB*chscad¿n dedfó m 1956$
eF¡ pe$ons.d6¡bl.s ensínGb¡s y h¡.¿piriónli'
ncal de sustsstimonid ponía.n duda l¡ Y.ed¡d d¿ L¡dedrmió.sebs¡b¡.nlosesrimmiosde.ú-
les,nv*iisaciones qG * b¿s¡¡n en.llos . E.t¡ p*ón* queen sun¡yori¡ h¿bín sidoss y €de
ce* de Hitlei ¡l jú¡ú¿nto de tod6 elos h¿bi¿sido
dseio* ¿1.áDir¿¡¿¿laE*r¿ n¡v¡lMusna@ ju_ elñism. "rno frat 2 Dio\ ob¿deüinódi.i.,2l-
r¡;1en Pennsilv¡nia, y bs ná@ss ¡ s Fre ds inroF meDé¿A¿alfft¿e. FíhNdelR.kh y¿el pteblo,le
Los soviélic$ m.dsron ¡ ñín, rctu¿¿nesuprno delz tt/ehn¿ehr y npe
dimir A.tonoe ftisti¿¡on enE ño ñi p2l2bn ¿¿sotd1¿óqíe ah,¿fleé ,úpre e$e
mfdrmción percÉúltó inúolrlo )urúÚn úbiénanesqo ¿éñ¡vi¿a",
úérodos&módáiicospqúnosáñ E*¡ ñ.lelid¿di.compd'ble y!¡opi¡ de$c6rios vol
hñh di¿ áñoFconúébdos men w¡íá ¡vere décdrsñ:! Drdeen rDn¡ y entosE$ados
ú¡ cdabozon6óvih o en m ed,gsibeñnó. unid6, dmdo lásjüsdciásdéesospárss o¡¡¿ntfú
Mich¿¿lMusun¡¡no 6dibió u¡ lüró Dr?zdtu p,
E nó¡irj en d nÉño, fts ¿n¿lEr lós últinós dis de Enlos¡*:dG Unidd óru¡ió dúrúe elcso mra-
H, e,.(onchy¿que p!r: ¿¿b¿r ?Parnt.Aá d?l¿ do conIa inv¿stigrión a h a¡mili¡ ñ¡fi6¡ canbino,
,ulp¿ ¿eqúpHt¿er no ñuden eDn¿yó d¿t94s .u¿ndos ind¡s,ódunnE añosp*o ¡o s püdi*on to
su obc nedúró ¡1rermi¡¿¡ 3u invstie¿oó¡, ¿nh Dr enmft¡a tr¿¡{¿cion$ deIo5cpÉ,er Enra-
dalenEevkú¿lDorcp¿6on¡ldeHitl¿¡,a chofd, lE, duanÉ.1 srú proeso il¿ Pálrno á lá fanih Rii
¡ suml.!, *qet¡ios, pilotosy ¿ltosóhcblesq!¿ *d na,órmó ¿lsop¡Ecido: nadie.onfi¡b¿m l¿spal¿brs
vieF¡ lo! úrúnc dtu m e¡¡úl¿¡o Hd¿i delos pjdbdl Pm r¿.ó.shn lÓsh¿.hósd¿lictivó3
Lo qü¿ esos cmbban en u p¡inqmdnenF le ft v¿fm sólolasibwsrisacions y láspru.b:s cir$rú
súhb¡ co¡h¡ente üdE qu insd .ühr Lo quese?udo dri6ü tue sólos¡{i¿s a unos
cuenE d¿que podin h¿bd Déno¡iz¿do tú versión
r* Pc$oms En- De ulman¿É3¡mii¡rocuri¿¡onlasc6rsAúFn'
dli¡ cülto ¡ Hrlé¡y $. prs er?ñ¿MirdeÉ¿¡ü te la invsricación a l2 logiab¡sóni.z P2,PtópzEá,¿a
a los ksdgos.oi¡cidm d¿¿r modo@no lós interc_ DuedeLicioG!Ii.E e*! casormpoco s pudieror
g¡dos en su i.v.sris¡ción aledu, $¿ l¡pidÍr¡ tóh¡r cono buens l$ declmcior4 ¡lel c¡¡n n¡er
o.lusión, y d,udi.4la olP¡ ¡ los soliéti@s elPemi üo n¡ h de los denás nienhros de h losi¡. E3* in-
d¡ queHrder sel*sfmr¿. ¡hgrionA duron enó!-y¡óñ¿ses.óDól:i¡vs-
Ls nvadg:ciors ali¿&eapma .ñsis!¡{d qú bg3ciónde h ñu¿^¿ d¿H itl¿¡- y i'1n asr.6daytá
los bsEg.s dijetu s¡mbr¿ y $ cldo y.mtuúua hoyno püedcnconsiddre conplerN ¡i los c*os r.-
jrequeó¡his@¡i¡.tul setu ¡on sün¡¡rió reinq y ei3
ilcids diferonEsdelos úldnos díasdeAdolfHider
ComoprÉ lc ss, ¡nb'én pÍ¡ ¡osDafiosa y P¡n
lú m*o¡s .s con¡t!.b é¡¡ sinónino ¡h ho¡or y d.

si t¡ frü.or¿ ¿nd;¡l h¡bi¡ .o.udo ¡ .tdbiR !n


septienbrc dr 194s, !l Dnnq.¡pidlo d¿l osú Ador
Hidr e iEUr inici¡do Di€, ¿l ¿d. n¡yo ¡ls ¡qud ¡ño,
rl .I2 siguiene del .onú¡i.¡do d. Do.niE.
Los!fliéd@ & f,¡btú nñdo !s.épd.6 sobF

6e a¡un.io. Séstn ulncl¡ oñcül T*s, h noricia.ra
ú¿¡u.E ná iási'¿a y 4 M.sol m hriLren 6 ¡ñF
ñx que '21ptóp n |zdree d. Hldd, lotnejs q¿¿
tiln ¿áril Fiiht.r las n..l¡os ¡t¿zh¿

uú Infórhición pü{,dr tu. d¡d¡ h mio F¡n¿


d pd m @hmbE del m6Fno d.Rllúim.s Er
rerioÉb únúo, qü.o c¡1i6.ó¿¿ro'dl¡ h dedr+
.ión d. DolniE s¿6E "¡r¡ húób d. Hm.l
.l@É h d.¡da d¿A¿tltn"'üm s
AI dh sislimÉ,.1t.t ruyo, prl¿ Edh.rltf¡ d¿
MosílH¡ FnE he,optu¡ado pórl6 ru3ósb¡ni6s
Fú qu. "GÉót€& s /¡,¡f: su¡oi¿do d.splaé.le hz-
ó!.¿do reé ¡ fl¿rpor¡ys¡l'oJ: y da dhs ¿tes
pu& dtjo qu. unbi¡n "kid.r ,'¿bh muú Pd lrs
s@tls eviédú y I rc 4.nÁw 9ú¿¿óúnlñ ü b
lústque s.É ¡np&ü¿ ¿¿¿¿stuhrif !
El 3 de ñ¡yo, uE i.ft)lrffión úüü dd cú.1
cenánl d.l Spsundo Eiérchobriránio, ¡nu¡.ió qre u¡
s.¡enl eviériio üzbr¿ Évd¡do que los lls h¡bi¡n
.núnhrlo Eé. IB tuin¡ de l¡ ancil¿ú u crdáv¿r
.n bun e*¡do qúes. @¡sid{¡bá ono.l d. Hid.. Els€n nl3.u r'n jlf¿hitir{sqi¡o.odeA.dr.
sin.nbr8o, ¡úqü úo ¡L ld 3iwierG SS(qui.r -
Im¿hh¡.r?li.ib 5e .&¿d..n Euú D¡ob..
diio quese3li¡ él Hid¿ * h¿bh.vadldó d! B.rlfn) *¿ ábñénE.'Es@ái
rd.4 @ ¿ eHteF¿ 4ée¡Át hrl.f;4.
I n¡L¡ñú.d!@r! @t hftlsúr ion!¡4

{e¿!/(i¡3ÚdJ¡{,d,J4o¡bñ¿¿f¡

¿d¿rde]nÉÉÁe¡¿.a@(!nerD!¿¿
0 Ddú h¡ d n¿ dd¡di & ! .ú¿ú it

d6FÉ@bd¿¿fuw'44úa&
El espaciovitai Hitler lo define en fuler.¡r
,(;¡:.-:-.-: - :
sobrecodoalema- "Un deber especialpor tratarseno de cualquier ii-'r -i -:
por ciento eran de origen extranjero'
eran Rarvson' Comodoro negros, sino de la madre germánica, de todo lo l'ir-j¿;:-
nes. Los principales centros
en 1acostaatlándcav San Car- que da su forma de civilización en el mundo de hov .
Rivadavia' San Antonro
en la cordillera'
'" de Bariloche
los y los pocos
El i;;t.r estabaprácticamente desierto
Cuanto se ha descripto hasta aquí fue reafirmado el
habítantes existentes eran de comunidades.indígenas'
";;;;;;.nia
chllen" posee.elcinco por t:l:11 '^:
r7 de enero de r938 por el doctor E. Ehrlich, quien dictó
v por el contrarlo' en una conferenciaen la Escuelade Altos Estudios Políti-
rritorio qie tiene su país vecino'
Región y en el extremo cos de Berlín, ante los líderesde la juventud hitleriana
su límite norte que esla décima
estaba poblada en su mayoría en el exterior.
sur en Tierra del Fuego,
prácticamente deshabita- Durante la conferencia,a ia que asistió el Gauleiter
por colonos rl"-"t"', 'iendo se
el soló conjunto patagónico Ernest Bohle, responsablede los alemanesen el exte-
il;;;;;" mediana' En
alemanes' rior, agrupadospor Hitler en el 4r Gau, Ehrlich se refi-
p.JtJ" estimar más de 150'ooo
por los naz-is€nestosanos rió a los fines de sus organizacionesen el extranjero.
Laspublicacioneseditadas
partidario' pero efecdva- Dijo textualmente, haciendo referenciaal extremo
pr"üJli.* ¿aban sí un cuadro
una densidad inferior a o'5 sur de América: "Existen en el Nuevo Mundo grandes
mente estastielras tenían
que tampoco es real territorios poblados casien su totalidad por alemanes,
habitante por kilómetro cuadrado'
de cientos de miles de cuya tareadebe consistir en tomarbajo supropio gobier-
porque hay enormes "*i""uio""t
no las tierrascultivadasy trabajadaspor ellos y susdes-
litO*"arot prácticamente despoblados'- .
Digesrconside- cendientes, para ponerla bajo la protección de nuestra
En r96r el mismo Áú^nt" ¿" Reader
tottu desértica' y en sus re- maravil]osa y otra vez poderosa patria alemana. Pero Ia
rabaa la Patagoniacomo "tt" poblada
.;;;t-*p3.iales hasta indicaba que estaba organización en el extranjero debe y lo logrará crear una
zona misionera' comunidad alemana que no conozcafronteras ni mares
por indios y q*"
"tuo desinformaciones qu-esean' todo 1ejano5"."
Equitocacrones
de que
i";;;;"" "La fantásüca Antártica Deutschland Los nazis sabíancuán importantes eran los Auslands-
deutschen,losalemanesen el exterior. La importancia
va se h a b ló, es P ar t ede l e s p a c i o v j ta l a ]e má n y ¡q u é p ar-
que tenían bien la describe Simon Wiesenthal en su li-
:eI "."
de los.geopolíticosale- bro los asesinos entÍe nosotros: "AI final de Ia Primer
:n.la concepción imperialista
los territorios ocupados Guerra Mundial, mientras Austria y Alemania atÍavesa-
::::.::.s de principiot ái tiglo'
f'"g*"tttos del espaciovi- ban Ia crisis política y econórnica que siguió a su derro-
f
"..--,nori., "1"-""u' 'oáp"'"áIt""'"r su plenitud' Es ta, muchas perconas de ambos paísesemigraron a la Ar-
tai : -= .\lemania
""t"titt alemán y aún extraeuro- gentina y no era de extrañar que en su mayoría los
el le¡-:s¡¡um exüanacional
a una idea de expansiónirnperia- nuevos entigrantes {ueran nacionalistas radicales,que
;;;. ¿:,t..pondiente
lista co::-': nunca se dio en la historia'
r ol
a^t

r--
no querían vivir en la derrotada Alema¡tia, esclavizada
de Versalles'' Con su acostumbrada di-
xtl
-ligenciacadenas
por'las
Ios nuevos inmigrantes erigieron fábricas, es-
cuelasy empresas,fundaron periódicos y revistasy ga-
naron una considerableinfluencia política".
Enla Argentina,la división exffanjeradel NSDAp
. ha_
bía sido creadael lo de mavo de
ry31,yse desrgnóa Hans
NorRs Nieiandcomo su jefe. Anteriormenre, el z áe febrero,
éstepublicó un aviso en el periódico de la colectividad,
r. Fernández Artucio, Hugo,NAZ15EN EL URUGUAY' eI Deutsche La PIata Zeirunginvirand.o a parricipar
. y tz o .
p á g srr8 de Ia
fundación de una asociaciónnazi.
z. Ibid,pág.rzr.
LA INFIL- En febrero de 1933se rrasladaa Buenos Aires Willy
3. Reid,Pablo,Toni Patriciay Bolasell,Rafael' -
TRACION N A7l. Págs.74/75. Kohn, el jefe del parrido designaclopara América
Lati_
4. "La Argentina,ColoniaAlemana",DIARIO LA VAN- na, quien anteriormente operaraen SantiagocleChile,
GUARDIA,ro de ab¡ilde r938' paraencargarsepersonalmentede la organización
polí_
5 .l b i d . tica de los aiemanesresidentesen la Ar-eentina.
6. Lange,F¡iederich,REIMESDEUTSCHUM,pág zo8 Pronto tuvo resuitados.poco más detos neses des_
7. Biemer,Ludwig, EIPANGERMANISCHESDEUTSCH- pués reunió a cincuentay un organismoscon persone_
L A N D ,p á g .g s . ría jurídica ya existentes, realizando formalmente
8. "La Argentina,Coloniaalemana",DIARIO LA VAN- proclamacíón de lealtad a Adolf Hitler.
la
GUARDIA, ro de abril de r938.
añosdespués,en 1932,en ocasiónclelcongreso
9 .l b i d . . Yno:
ro. Hider, Adolf, MEIN LIEBEN,págs'3zr/zz de ios alemanesen el extranjero iealiz¡cio en Stuttg.rrt
rr. FernándezA¡tucio, Hugo, NAZIS EN EL URUGUAY' entre el z9 de agostoy el 5 de setielnbre,y en preserrcia
pig.tz9. del ministro de RelacionesExteriores ván Neurath,
el
p. DIARIO DESES/ONESCAMARADE DIPUTADOS' GauleiterBohle dijo: "Los germanos en el exrcrior
clue
18de mayode 1938. no quieren ser nacionalistasconsiderándose
tienen un nombre 'traidores a Ia patria"'. ^lemaÁes
Sus palabrassurtieron efecto y .r.r*".rrrron los
ins- I
criptos ai NSDAP. En esos años había en la Arsentina
t66 escuelasalemanas,a lascualesconcurríanr3.'roo
tudi antes. "r-
Los maestros que trabajabanen ellas necesitaban
el
visto bueno de Ia Unión de EscuelasAlemanas,y
fren_
te al embajador\/on Thermann tenían que comprome_

zo4 2C )5

-nflml
llilillillil
terse así: "luro serfiel y obedeceral Führer del Reich y
del pueblo alemán Adolf Hitler, velando por lasleyes ;, noviembre de r939 una maestrauruguaya escribió
un¡
cumpliendo exactamentelos deberesde ni obligación carta a un poiíticol denunciando qrrÁ la escuela
ale-
profesional. Que Dios me afude".r mana del Departamentode paysandúdonde ".,
concurrían
Idéntica situación se vivía en Chile, donde el parla- 9o ni ños, en l os días de fi esta se d aban vivas a Hit ler
mentario Julio Barrenecheaen agostodel r937habíaad- mienrras se repartíanimpresosconteniendolos
discu¡_
vertido: "Yo denuncio desde estahonorable cámara,un sos-dei Führer, pidió también que se retirara
del frente
movimiento sumamente serio, que esú ntinando nues- de la escuelael retraro de Hitleiy que se izara
la bande_
tra soberanía nacional. Me refiero a la infiltración nazi ra uruguayaen los díasde fiestaen vez de la bandera
con
en eI sur de Chile. En esaregión hay una gran cantidad la esvástica.
de colegios alemanesenteramente controlados y dirigi-
dos por el ministerio de educación alemanaen Berlín,
colegiosen que seprohibe el estudio del idioma y la his- Estoshechoseran comunesen todas lasescuelas
ale_
toria de Chile y se propaga la mentalidad nazi en desa- manas,donde en los libros de lectura obligatorios
había
{ío de los principios constitucionales chilenos".' tírulos como Goebbels conquista Berlíni Salve
Hitler,
El Director General de la educaciónprimaria chile- 'A/g se nos regala nadaen la
vída"(frase de Hitler).4
na, Luis Galdamesformuló declaracionescoincidentes En Chile hubo un movimiento nacionalsocialista
au_
en un reportajeal diario New York Times el z3 de abril tóctono, fundado porJorge Gonzálezvon Ma¡ees.
Si bien
de 1939. integrado por chilenos, entre ellos el escriror
Miguel Se_
En Uruguay hubo numerosasdenunciasdemostran- rrano, muchos de los jóvenesNaoscaqcomo se 1,,
hacíanlla_
do que en las escuelasprimarias y secundariashabíauna mar, renían ascendencia_germánica al igual que la mayo_
ría de sus votantes,los alemanesreside"ntes if
infiltración nazi, y que en las escuelasregidaspor aie- Én Chile.
manes, los maestrosse expresabantan mal en español E n l as hebi l l asde s crnturones tenían grabado
un
que era lógico suponer que no pudieran enseñar Io más rayo. réplica a" lo, sslt
mínimo de esteidioma. El 5 de setiembre de r93g inrentan un golpe de
esra_
En las aulas,los adornos se concretabana retratos del do que fracasa,y dejaun saldo de 6o jóvJnes
muertos.
Führery banderinesnazis, de manera que nada recor- En aquellaépocaei Movimiento Nacionalsocialista
con_
daraa los niños el paísdonde habíannacido y donde vi- cluye un acuerdocon el Frente popular y se asiste
a una
vían. Se denuncia también que las fiestaseran exclusi- increíblecoaliciónde socialcomrr.rirt",éon
nacionalso_
vamente aquellasque tenían relacióncon el nazismo, y cialistascontra el candidato conservadorque es
venci_
que nuchas veceslos maestrossepresentabancon uni- do en las eleccionespresidenciales.
forme naziy el brazalete correspondiente. El presidente Pedro Aguirre Cerda libera a los jefes
En resumen, algo tan exclusivamente anti uruguayo Nagrsas,yautoriza el renacimiento del movimiento
di_
que todos los denunciantesse sintieron indigrrados.En suelro.Se llamaráVanguardiaSocialistapopular,
y en las
eleccionesde r94r resultaráun verdadero fracaso:
ob_
z o6
z07
t endr á s ólo ro .o o o v o to s y d o s d i p u t.i d os E l casochi - Su investigaciónda cuenta de cuán importanre fue l.r
leno es int e re s a n tep o r l a h o s ti l i d a da b s o l utade nazi sy i ntervenci ón nazi , tanto que en r 94t , el pr esident ede
comunistas haciauna derechaliberal v conservadora' E stadosU ni dos, R oosevel r ,m uy pr eocupado,m ost r ó
Chile no fue tierra fértil parael desarrollodel NSDAP' en público un mapa secreroy 1opresentócomo prueba
quizá porque los alemanesen Chile estabanconcentra- de la intención de Hirler de apoderarsede la región des-
áor la décima R.egión,mil kilómetros al sur de la ca- pués de la guerra.
"tEn documentosdel FBi abiertosen r996 estáncen- En esemismo año Canarisencargóa Ludrvigvon Bol-
pital.
s adosen el p a íst2 9 .o o o c i u d a d a n o sa l e manes. hen dirigir el espionajea lo largo de Chile. Estehabíana-
Las fuerzas armadaschilenas tuvieron la influencia cido en Chile y era un experro en jurisprudencia chile-
c as t r ens ea l e ma n ad e s d e 1 8 8 6 , a ñ o e n q ue el capi tán n.r, había si do asesor di rect o dei pr esident e Car los
E m ilio K órn e r c o m e n z ó a d e s e mp e ñ a rseen l a reci én Ibañez del Campo, el dictad.orque gobernó con mano
c ons t it uid a Ac a d e m i ad e G u e rra .D e s d e t895, cuando de hi erro hastar93r.E n 1933 von , Bolhen r uvo la opor -
trajo a Chile numerososoficialesalemanesque pasaron tuni dad de i ntegrarl a comi sión par a r ehacerel código
a prestar serviciosen el Estado MaYor del Ejército.fue- penal chileno y dejarsu huellaen su sisremajudicial, to-
r ón c ont r a ta d o ss u c e s i v a me n tep a rr l a A cademi a de davía vi gente. Terni nada e st a t ar ea f ue a Alem ania.
Guerra otros instructores,antesy despuésde ia Primer donde se convirtió en un funcionario de la Abwehr.
G uer r aM u n d i a l y e s to s i g u i óh a s tat9 3 5' R egresóa C hi l e el zr de j un io de r 94r , el dí a ant esque
Su influenci.r fue tal que h.rstahoy adoptó la música A l emani a i nvadi eraR usi a,su m alet í n diplom át icolle-
marcial alei¡an.r,el típico c.tsconletáiico,el pasode gan- vi ba 4oo.ooo dól ares en ef ecr ivo par a f inancir r sus
so y los timbales a caballoen 1osdesfiles. operacionessecretas,unos 6 millones de dóiaresde hov.
Perolos militares chilenos no pudieron serinfluencia- En Santiagode Chiie, como era cosrumbreen la Aó-
dos por ideologíasextrañas,y tras ver el rumbo que to- tvehr,asumió un cargode Agregaclomilirar en la emba-
maba la guerra,el NSDAP fue declaradoilegal, definieron jada.En casitres añosde actividadclandestina.sushom-
su posición sólo en enero de r943, rompiendo las relacio- bres no dejaron tarea pendiente, todos los puerros
nes diplomáticas con el TercerReich. Igualmente 1osSer- chilenos estabancontroladosy sus organizacionesbri-
vicios Secretosalemanessiguieron utilizando cuanto ha- ilaban, sobre todo en el sur; donde había siete bases
bían implantado allí en los diez años anteriores. abastecedoras ubicadasen las provincias de Valdivia, Te-
Eseperíodo fue bien resumido por la periodista chi- muco, Puerto Montt y Punta Arenas; esteinforme lle-
lena Loreto Dazay publicado en la revista Quépasadel gó a los ojos del direcror del FBI, Hoover y en marzo de
rr de octubre de r997. Daza pasó aproximadamenteun t942, el mismo informó al Departamenro de Estado la
año consuitando documentos rop sec¡erdesclasificados existenciade un centro de abastecimientoalemán para
del Archivo Nacional de Washington -NARA- revi- submarinos en la sureñaAysen.
só más de 65o cajasque conteníaninformes del FBI re- El director del FBI, muy preocupado,asegurabaque
I ac ionado sc o n C h i l e . ei controi de los alemanesera tal en la zona que los pro-

zo8 zo9
de
pios nazis sejactabande que no habíani una estrción
.t-r
ir"r, oficina del correo en donde no tuvieran, al me- La Argentina fue tierra fértil para los rTazis;las em,
nos, una person¡ de confianz-a. presasal emanasertrpe zar ona r adicar selnasiv¡ nr ent e
La organizaciónfuc registrachpor el almir¡nte Cena- desde1933.A medi adosde 1939casier an zoo, y se po-
ris en lo"sanalesclela Abivehrcomo KO, bajo el m¡ndo día estimar,segúnel FBI, en unos 194.ooo ¡ieinanesre-
l os sidentesen Argentina con pasaportedel l-ercerReich.
de v on Bo h l e n y , a s u s ó rC e n e se s t¡ban i nscri ptos
consulaclos¡lemanes, con-ro también los vicecónsules' Sus actividadesno pasabaninadverticiaspara los or-
Todo Chile estababaio control' Laspoderosasempresas ganismospolíticos oficiales.Ya el r8 de mayo de r938 el
alenanasradicadasen esepaísencubrianlos espías'uno diputado Enrique Dickman las denunciabaen la cáma-
de cuyos principalesresponsablesfue Werner Siering' ra por abiertaviolación a la leyes del país.sEl 7 de julio
gerentede la casaBaYer. de r939 reiterabaia denuncia6informando que en la Ar-
"
Exirtí. una red de espíasfi;lJ ¡ime estimadapor el FBI gentina, entre muchas organizrciones,operrban la Ju-
en treiuta elementos,más un centenarde courrrers'apo- ventud Flitleriana,la Unión Alemana de GuerrerosIm-
que
vadaDor una radio clandestinaconocidacomo PYL' periales,la Organizaciónde Muchach¿sAlemanasy ias
dier a d o l o ¡ d e c a b e z aa l o s n o rte a meri canospor ' rños' Tropas de Asalto SA, la Gest¿pomisma, de la cual e¡a
Fue sustituid.apor otro equipo clandestino con sigla jefe Karl Arnoid.
de
PQZ. Von Bohlen fue sustituido, el z9 de setiembre El origen de estaúltima denunciafue un discursodel
, g43p o , o tro h o m b re d e C a n rri s , B ernardo Ti mmer- generaiRitter von Epp publicado en ei diario Deursc,he
mann, quien tras terminar la guerra apareceríavivien- La Plata Zeitung. "Hasta que Hitler asumió al poder,
do en B a ri l o c h e .A rg e n ti n a . Alemania dio año por año miles ciepobladores a los paí-
sesamericanos,quienes sirvieron como abono cultur¿L,
pero no hentos de tolerar por rnás tiempo l.t inmigr.t-
En Uruguay, considerandosu limitada extensión' to- ción en esaforma. Ahora quercmos esp;cics par.rnues-
do fue.lgo mis compacto:allí el partido nazi pudo armar tros compatriotas, territorios que de acuerdc¡con 1anue-
.,rr. completa de asociacionesy agrupaciones va división pedida por el general von Epp permanecerán
"rtrrr.trrra
oue iban desdeel Frente Alemán del Trabajo a Veteranos a Ia Gran Alemania".t
áe Guerray ]uventud Alemana' Habíamutuales alema- Esta contundente declaración fue seguida por la pu-
nas como Clnb Nazi de Esparcimiento,clubesdeporti- blicación, en el diario argentino Noticias Gráficas,eldia
"l
vos y hasta un club de planeadores'No faltabaun grupo 3o de marzo de 1939,de un sorprendente artículo, en
de las SA, y habíatambién empresascomercialesligadas cuya parte principal se hacíareferenciaa un documen-
y
al oartido nazi, como el Banco Alemán Transatlántico to fechado Buenos aires,1rde enerode ry37,dirigido por
las empresas l.ahusen, Staud y Barth' von S hubert, C onsej e r ode la DelegaciónAlem ana, y
y
También las grandes firmas como Bayer, Siemens Alfred lvlueiler, jefe del grupo NSDAP de la Argentina,
Mannesmann esiabanradicadas y relacionadasal N SDAP'
all

210
a la Oficina PolíticaCoionial de la Dirección clelReich el jr-rzgadoquedó la sensaciónde que la copia perrene_
e n i a p e rs o n ad e 1AIto C omi si onado del E stadoR i tter cíaa un documenro fidedigno,y que probaLlementeen
von Epp. eseentoncesel original hacíatiempo que se encontraba
En él se detallabauna distribución de tareasparareu- guardadoen unos archivossecret;sdÁ Berlín.
nir informaciones sobre las provincias patagónicasde Los abogadosdefensoresde Muelier fueron pagados
la Argentina,y ios encargadosde cumplirlas:irrstitucio- por la embajadaalemanay suscomunicadosdifunáidos
nes como el mismo Partido y la embajadaalemana,su por la prensasimpatizantedel nacionalsocialismo has-
v
Cámarade Comercio y los bancosgermanosque opera- ta por el diputado demócratanacionaiVidela Doimr.
ban en Argentina. También las grandesempresasde ca- El 5 de abril fue presenradaoficialmente en la canci_
pital alernántenían que dar información, entre ellas la ilería argentinauna nota escrit¿por el doctor Erik
Mei_
á" tr.rrtpotte naviero Delfino y la comercial ganadera nem que decía,en síntesis,io siguiente: ,,El documen-
La.husen. to publicado en los diarios de la capitsly relacionadocon
En detalle,las tareaseran de obtención de datos mi- supuesfas aspiraciones de Alemania al territorio de
Ia
litares,pozos de petróleo,mineralesnaturales,puertos' Patagoniaes una absurda falsificación i, y concluía que
fe rro c a rri l e s ,a e ró d ro mos,redescami neras,condi ci o- "estacuestión no existe para Alemania".
n e s c l i má ti c a sy h a s ta c o mposi ci ón raci al de 1apobl a- La cancilleríaargentinadirigida por el Dr. Cantilo res_
c i ó n y d e te rn -i i n a c i ó n d e l as zonasdonde l a pobl aci ón pondió con orra nota similar, donde muy diplomática_
de habla alemanaera relativamentedensa. mente declarabaque se tomaba conocimiento de la no_
También destacaba las futuras posibilidadesde colo- ta anterior, y que en respuesta,el gobierno argentino,
nización: "Bajo la suposición teót'icade que se anexe a1 habíadispuesto la investigaciónde-lcaso. ,,Toáose ha_
Reichtoda Ia zona".8Estadenunciaderivó en la iusticia rá en terreno de la claridad como las cordialesrelaciones
argentinay comenzó una investigación con arrestosy que felizmente exísten en:;:eestos dos países",asíter_
allananrientos. minaba.
El diario socialista La Vanguardia realizí un porme- El combativo dia¡io socialistaLa Vanguard.iadio su
norizado seguimiento del caso entre los días z y 7 de opi ni ón en un edir or ial del r z de abr il: ; , Hem os leí do
abril de r939, señalandoel día 2 el arresto del ex mayor atentamenrc las dos nons, la de Ia delegación alemana
alemán Schuker,dirigente de empresa acusadode es- y Ia de Ia cancillería argentina. ConfÁamos nuesÍo
pionaje, al igual que Mueller el día 3, v el ailanamiento asombro y nuestra indignación Nuesr¡o asombro por
áel Banco Germánico y de otras instituciones el día 5' la inocua nota del gobierno y nuestraindígnación por
De esteprocedimiento se ocupabael juez Jantus,con Ios términos audacesde la comunicación Á2i,,.
la única prueba que contaba eran unas fotografías de los Paladín de esta cruzada anti nazi fue el diputado
documentos incriminantes, pero que no eran probato- Dickman, todo el caso estádocumentado en el Diario
ri a s j u d i c i a l l n e n te . M u e l l er reconoci ó l a fi rma como de Sesiones de Ia Cámara de Diputados argentina.
propia, pero desestimóel contenido del documento' En Por su parte, la prensanazi tanto en Argentina como

212 114
en A l e ma ¡i i a ,s e h .i b íal a n z a d oc o ntra D i ckman. H abía
enrpezadoel 7 de abril el DeutscheLa PlataZeitung, con- misma épocala enciclopediaalemanaBrockhausesrim¡-
sideranCoque era toda una maniobra sionista desarro- ba los alemanesresidentesen Argentinaen 1.3oo.ooo.
liada por los judíos yanquis y ios de ia Argentina. Un ú1timo repunte hubo en 1939en el parlamentoar-
En Alemania el periódico NationalZeirungde Essen, gentino, el diputado del partido demócratanacionalDa-
en su número rz4 del 6 de mayo, se expresabaen térmi- niel Videla Dorma, hombre de confianza del entonces
nos durísimos sobre el tema: "Su padre espiritual es un poderoso senadorMaríasSánchezSorondo,atacódirecta-
judío de nacionalidad argentina, el pro{esor David mente al diputado Dickman y a su colegaDamonte Tabor-
Efron, que pareceser presidente de la Liga Panamericay da, también él miembro de la comisión investigadora.
dei comité contra Ia propagandanazi en NewYork, con- Acusabaai primero de aparentardefenderla soberanía
sejera íntimo de Los dirigentes de su misma raza en nacional, atacandoa una inocente colonia extranjera,
cuesrjonesde la alianza panamericana,de acuerdo a la usando documentos fotografiados de origen dudoso, lo
receta del Secretario de Estado Cordell Hull". Cuanto se acusabatambién de accionesconfusas,perturbadorasy
ha publicado de¡nuestraque en Alemania fueron toma- desprestigiadoras haciaciudadanosy nacionesexrranje-
dos por sorpresapor las declaracionesde Efron en Nue- ras,le reprochabasus acusaciones, a nazis,fascistasy fa-
va York, referentesa Ia proyectada Antártica Deutsch- langistas.de serenemigosde la nación deseososde apo-
lan d y , s i e n d o l a me j o r d e fe n s ael ataque,tambi én el derarsede Ia Patagonia.
perióclicodescalificabalo afirmado por el presidentede E n l as úl ti mas pal a br as de su discur so, pr áct ica-
ia comisión pariamentariade investigacionesde 1asac- mente se dedicó a transformar en acusadoal acusador,
tividades antiargentinas,Dickman, insinuando que su sentenci ando: " A mi modo de ver , I asm or alidades
"padre oraba todavía en Ia sinagoga de Moscú". que revela el Sr.diputado socialistaDickman en es¡as
Enrique Dickman, en respuesta,comentó que sus pa- actuaciones,no hacen más que caracterizarsu triple
dreshacíaveinte añosque vivían en la Argentina. EI perió- personalidad: nacido en Rusia, nacionalizado aÍpen-
dico alemándefinió como quimera la invasión nazi, urdi- tino y de raza judía".9
da paraque la Argenrina ofrecierala Patagoniaa ios judíos
como tierra prometida, acusandoque esteera el fin parael
cual trabajabanlosjudíosEfrony Dickman y acusabaa los Este affaire, al estallar a la brevedad Ia Segunda Gue-
EstadosUnidos y a las democraciasen general,de inven- rra Mundial, cayóen el olvido y sólo en los años'9o fue
tar leyendas,y luego increíblementehacía¡eferenciaal co- reflotado en ia Argentina, por unos pocos historiadores
mentario ya citado de von Epp sobre la necesidadde las iocales,interesadosen las páginasoscurasde su país.
colonias,sin dejaren clarosi estaspalabrastambién hacían
parte de las leyendasque denunciaba.
Minimiz¡ba, además,a ia coiectividad alemanaen Ar- E l año 1939sería,en la hisr or ia m undial, un año de
gentina,calculándolaen r3o.ooo personas,cuandoen 1a transformacionescon epicentro en Europa.
En Españaterminaba la Guerra Civil con la victoria
a1^

215
d e l fra n q u i s m o . En tre Ita i i a v A i emani a se fi rmaba el cual estipulabaque se podía repararen puertos neutra-
pacrc de acero,y.rlamanecerdel rqde setiembreempe- ies só1oaveríasque afectaranla navegación.Peroésteno
zabala invasión de Poloniapor lastropasalemanas,dan- era el casodel acorazadoalemán.
do inicio asíia SegundaGuerra Mundial. El embajadorOtto Langmannsoiicitó permiso paraque
En e l mrr, e n tre e l 3 o d e s e ti embrey el 7 de di ci em- la nave alemanapudiera quedarsecatorcedíaspara reali-
bre, ocho mercantesingleseshabíansucumbido bajo el zar lasreparaciones, y el embajadorbritánicoEugeneMi-
fuego de los cañones del Admiral Gra{von Spee,un mo- llington Drake exigió que no le ororgaranningún plazo.
derno acorazadode bolsillo. Mienrras sedesarrollabaestadiscusióndiplomática,el co-
E,staamenazaen el Atlántico sur, fue origen de ia ca- mandante Langsdorffempezó a esbozarun plan.
ceríaque el comodoro Hardwood encabezócon cuatÍo Informado por su embajador de que "En la Argentina
cruceros,patruilando un triángulo marino que abarca- hay simpatíaspor Alemaniay que el propio Minisro de
b a d e s d el a b a s ei n g l e s ae n l a s Isl asFai kl andhastaR eci - It4arina,el alntiranteLeón Scassoespartidario del E¡e",,"
fe en Brasil y Lagosen Nigeria. analizólasposibilidadesde romper el bloqueoy cruzarei
El r3 de diciembrede 1939fue avistadoel corsarioale- estuario,recorriendolas roo millas náuticasque separan
mán: se encontrabanavegandofrente a ia entradadel es- Montevideo de BuenosAires, pero habíanllegadootros
tuario del Río de la Plata,entre Uruguay y Argenrina. Co- buquesingiesesa la desembocaduradei Platay conside-
menzó un cañoneode una hora enre lasunídadesinglesas rando que al Crafspeele quedabanmuniciones sólo para
y el acorazadoalemán,al cabode la cual en ambosbandos meciiehora de combate,el comandanteLangsdorffenvió
hubo muertos, hericlosy daños ent¡e las naves, un cablecifradoal airo mando alemán.
Después,inexplicablemente, el navío alemánviró y se El mensajedecía: "r. Renown y el Arc Royal,lo mis-
adentró en el estuario seguidopor la flota inglesaa una no que cruceros y destroyers cerca de Montevideo. Ce-
distanciade veinte kilómetros.Todavíaho¡r,a casisesen- rrado bloqueo nocturno. Ninguna perspectiva de rom-
ta añosde ocurridoslos hechos,losanalistasmilitaresno perlo y salir mar afuera para conseguir llegar a }a patria.
están de acuerdosobre el origen de estaactitud. z. Intento llegar al límite de las aguasneutrales.Sr pue-
Las averíasque pudo sufrir el acorazadoalemán no do luchar para abrirme camino a Buenos Aires con las
eran tan gravescomo parajustificar el autoencierroen municiones que me quedan todavía lo intentaré. 3. Co-
el estuario. A las zz.5o del mismo día r3 de diciembre, mo Ia salida forzada podría resultar la destrucción del
sin solicitar autorización a las ar-rtoridades uruguayas, el Speesin la posibilidad de causaraveríasaI enemigo, so-
comandante Langsdorff atracó el Graf Spee frente a licito instruccionespara sabersi hundo el barco o me so-
Montevideo. meto a Ia internación".tt
Comenzó un nue.voround,pero estavez diplomáti- El Gran aimiranre Raederen Berlín, quien recibiera
co, entre los embajadoresde las dos potenciaseuropeas ia comunicación,previa autorizacióndel mismo Hitler,
ante el gobierno uruguayo, que formalmente, era un di o l a más ampl i a liber t ad de acción al com andanr e
paísneutrai y firmante de la Convención de La Haya, la Lanssdorff.

zt6 277
A l a s 6 d e l a ta rd e d e l r7 d e d i c i embre, i mprevi sta-
mente el acorazadoaiemán se hizo a la mar. Inadverti- Una vez desembarcados fueron alojadosy a la maña-
do, otro buque seguíasus pasos,eI Taconta,un mercan- nr siguienteel gabinetenacionalresolveríainternar a los
te germano que también se encontrabaen Montevideo. r.o55 hombres que llegaron.Treinta y sietehabíansido
Lasdos navesseinternaron en lasaguasmarronesdei los muertos en combatey hubo un herido que quedó in-
río, y cuando el Speeparecíaenfilar hacia1aflota ingle- ternado en Montevideo. El zo de diciembre, el capitán
sa,el corsariocambió rumbo haciendoproa hacia Bue- Hans Langsdorff se suicidaba.Así fue como la guerra
nos Aires, pero poco despuésse detuvo en el medio del europeay más de mil marinos alemanesque habíanpar-
río. Desde lr4ontevideo los uruguayos observaban ia ticipado en ella,llegaron a la Argentina.
maniobra, sin conocerel último trabajo de inteiigencia
del capitán Hans I-angsdorff:cuando zarpó, el Speete-
nía sólo el mínimo indispensablede hombres para na- N or¡s
vegarlo,y el resto de la tripulación habíasido embarca-
clo al Tacoma. r. C ¡nr¡ras¡,Jorge,
OD ESSAAl5UR, pág. +6.
z. FernándezA¡tucio, Hugo, NAZIS EN EL URUGUAY,
Detenido el buque, la reducidatripulación abandonó
pi g. r z4.
el acorazado,e1que había sido min¡do y preparadopa- l1-:..1 ^1^. ,^- /^Á
^ ru¡ur PdE>.
J. Lz>/ Lw,
r a ex p l o trr a i a s r9 .4 o d e i ¡ mi s ma tarde.E n estei nstan- "Elpartidon.rcionalista
4. Prieto,César, alemánen Argen- \
te, ck'sdel¡s escoller¡sde Montevideo centenaresde res- rina",TODO ESIIISTORIA. númeror48, setiembredery79.
tigos vieron'. "una tremenda columna de humo que 5.DIARIO DE SESIONES CAMARA DE DIPUTADOS,tS
envuelve e} navío y se elevaa más de 3oo netros, luego de mayode 1938.
A T hi .l ,.1. i ,1- i ^..1.
*, . 9" 3 c.
comienzan a elevarselucesde todos los destellos,laslla-
maradasy las explosiones se suceden en cadena,se ven 7.-Prieto, César,TODO ES NOTICIA, número r48, setiem-
-
dos cañonesde u" Ianzadosal aire como si fueran escar- D r eo e 1 9 7 9 .
8.rbid.
baciientes"."
Mientras ei Speese hundía, desdela costaargentina,
9. D IARIO DESES/ONES
CAMARA DEDIPUTADOS,z3
r]e irrnin.]o r^t^
segúnel plan trazado por el embajadoralemán en Bue- to. Baver,Osvaldo,"El fin delúltimo corsario",TODO ES
nos Aires, von Thermann, viajabanhacia el lugar de la HISTORIA,número6.
explosión dos rernolcadoresy una chata.La tripulación rr.l bi d.
que se encontrabaen el Tacoma,subió a bordo de esos rz.Ibi d.
barcosque hicieron proa haciaei puerto de ia capitalar-
genti n a .
Ya antesde desembarcar,desdeotra embarcación,el
embajadoracompañadopor miembros de la coloniaale-
mana, se acercarona recibir a los tripulantes.

z l8
279
lfiilffi
xlll resfavor,tbles al Eje trataron de forzar la poLítica nacional
paraoriennrla en el sentido que ellosquerían".' El presi-
dente Castillo obligó a su delegadoa anular el compromi-
so contraídoy declararla neutralidadargentina.
A l os norteameri ca nosest adecisión les cayó com o
un bal de de agua fría. El secr et ar iode Est ado Cor dell
El presidentede laArgentina, doctor Roberto Ortiz,
Hull fue te¡nrinante: "En una lucha de vida o muerte.los
había declarado1aneutralidad al comenzar la Segunda
compromisos ¡esu.lranahsurdos". Fue el propio Roose-
Guerra Mundial. En junio de r94o delegó su mando al
velt quien tuvo que suavizarla situación,evitando pre-
vicepresidenteRafaelCastillo, "un consewadordefini-
cipitar los hechos,que hasta podrían llegar a abrir otro
do y que apenasdisimulaba su simpatíapor Alentania",'
frente en su propia retaguardia.
por causade una retinitis diabéticaque estabadejándo-
lo ciego.
E l 7 d e d i c i e m b red e r9 4 r, s e p ro duj o el ataquej rpo-
A fines de junio de ry42, de los tripulantes del G¡af
nés a PearlHarbor,que obligó a los EstadosUnidos a en-
Speeinternados casi cien se habíanfugado, tres habían
trar en guerra.Sietedíasdespués,el presidenteCastiilo
muerto y sól o ocho habí an sido r ecapt ur adoscuando
declaróel estadode sitio, y 1oaprovechóparaproscribir
estabanemba¡candoen un buque de b.rnderaespañola.
a Acción Argentina,una asociaciónpro aliadacreadaen
En estasevasionesestabancomprometidos funciona-
r 939 , q u e c o n ta b ac o n + o o .o o o s i n rp;rti zantes.
rios de la empresaalemanaSiemensSchuckert.En el di-
A principios de :94z Iasnacionesamericanasse reu-
rectorio de 1asubsidiariaargentinafigurabannueve ale-
nieron en la conferenciaInternacional de Río de ]anei-
manes y dos argenti n os,el gener alPer t inéy el asesor
ro: las había convocadoel presidente Franklin Delano
ministerial Urien.
Roosevelt,porque eranecesarioque ellasayrrdarana los
De los tripulanres que habían dejado su lugar de in-
EstadosUnidos y esperabaque pudiera salir de ia con-
ternación, dieciocho fueron empleadosen la embajada
ferenciaun bloque homogéneo proaliado.
alemana,gozandode inmunidad diplomática.A media-
Argentina envió a su canciller Enriqr.reRuiz l-uiña-
dos de r942, BuenosAires disputabael dudoso privile-
zú. Su misión era encolumnar a los gobiernos1imítro-
gio con N{adrid, Lisboay Ginebra de ser capital del es-
festras 1abanderade la neutralidad,pero seencontróen
pionajeinternacional.AIIí Iasactividadesde los agentes
Río con que todas las nacionesamericanasse alineaban
nazis eran casipúblicas,hastael representantepersonal
con los EstadosUnidos. Ruiz Guiñazú.pragmáticamen-
del presidenteCastillo, Osmar Hellmouth, fue denun-
te, aprobótambién él 1arr,rpturade las relacionescon los
ciado como agentede la Gesrapo.
paí se sd e l E j e .
"Los agentesdel Eje operaban desde basesargentinas
Cuando su decisiónfue comunicadaal presidentear-
bajo órdenes del alto mando alemán, reunían datos vi-
gentino "los gntpos pronazi Io rodearon v tiñeron su ad-
talessobre embarcacióny movintiento de tropas .tlia-
ministración con sombríos colores v \os sectoresmilir¡-

zZO

'ilffi
de resis¡ir1.rsprtsiones contr¿la rreutralidadrrgentiu.r.
das,armantentosy producción de gaerra norte¡merica- R espectoa e st e per í odo hisr ór ico,r ecient esinf or -
na y medídas de{ensiva,s latinoamericanas.Operaban es- maci ones de ar chivos salidos¿ l¡ luz despuésde m ás
taciones de radio clandestinasy retransmitían sus ha- de ci ncuenta a ños der nost r ar í ¿nei inr er és de Ber lí n
llazgos a Alemania. EI espionaje había dado conto por i nfl ui r sob r e los acont ecim ient ospoií t icos de la
resultado paralos EstadosIJnidos y susaliadosgrandes Argentina asícomo vínculos secretosentre BuenosAi-
pérdidas humanasy económicas."3 res y el TercerReich, encabezadospor el lider nacio-
L o s p ri n c i p a l e sb l a n c o se ran l os buques mercantes nal i staJuan C a r losG oyenechey I os m ás ait osjer "ir cas
que llevaban alimentos hacia Inglaterra,y la flota sub- nazi s. Goyenechehabí a par t ido de Buenos Air es ei 7
marina alenr¡na tenía así precisión sobre su posición. de abril de ry42 como agregadocultural destinado a la
A e s taa l tu ra . l a a c ti tu d d e l os norteameri canosera embaj adaargent inaen M adr id; en su r ecor r ido cur o-
terminante: no tolerabenla neutralidad argentina. peo se reuni ó con los m ás im por t ant es lí der esf ascis-
El D e p a rta m e n to d e l T e soro propuso el congel a- tas de E uropa : Fr ancoen España,M ussolini en I t aiia,
miento de los créditosargenrinosen Washingron y pro- Ol i vera S al az aren Por t ugaly Pier r e Lavalen Fr ancia.
hibie¡on las exportacioneshaciaBuenosAires, pero es- Li egaa B erl ín, y ei 3o de noviem br e de r 94z se r eúne
t¡s m e d i d a stJ m n o c o s i rv i c r on. con el canci l l erRibbent r op.
El p re s i d e n teC ;rs ti i l od e cl ar¡b.r:" Los E stadosl -)ni - Goyeneche-que actuabaen nombre del presidente
dos quieren dictar órdenes a la Argendna pero su presi- argentino Ramón Castillo- logró, en Berlín, serrecibi-
dente no cederáa .hspre.sione,s ". do tambi én por Him m ler y obt ener una pr om esa de
Lo que Castillo ignorabaen eseentoncesera que su apoyo al gobierno argenrinodel pfopio Adolf Hitler.
gobierno estaballegando al final. Las gestionescon el régimen nazi fueron descubier-
Su voluntad de no malquisrarsecon el TercerReich tas por el servicic de raCioespionajelvtagic,que inrer-
llegó hasta prohibir la exhibición de EI Gran Dicrador, ceptó cablesenviadospor Goyenechede Be¡lín a la cm-
la película donde Charles Chaplin parodiaba a Hitler, baj ada al eman a en Buenos Air es. Esos despachos
consiguiendoque el embajadorvon The¡mann enviara debieron ser entregadosal coronel Perón y al teniente
un telegramaa Ber.líndiciendo: "Por lo menos en el se- Aumann, edecánnaval dei presidenteCastillo. Los ca-
no del gobierno de Castillo no sepuede hablar en abso- bles fueron objeto de un Resumen:el MagicN " 347,re-
luto de una actitud hostil hacia Alemania".+ dactadopor el coronel Carter W. Clark, del Servicio de
El mandatario argentino esrabatan preocupado por InteligenciaMilitar y conservadohastajuiio de r997 en
quedarbien que cometió un graveerror, el 17de noviem- los archivos secretosde la Narion al Security Agency.
b¡e de ry4z,al nombrar como Minisrro de Guerra al ge- Otro hecho interesantees que Goyenecheestabavin-
neral Pedro Ramírez. El generalrepresenrabaal ejérci- culado con el diario Cabildo,periódiconacionaiistaque
to argentinoen ebullición. En é1,un grupo se destacaba, recibió sustanciososaporresde la embajadaalemanaen
el GOU (Grupo de OficialesUnidos):lamentabanla pér- Buenos Aires, como lo declararaErich Otto Mevnem.
dida de prestigio del ejército v predicabanla necesidad
_--)
141

222
lililililffi
más paíseslatinoamericanospara que no reconocleran
a las nuevasautoridadesde facto.
E n iuii o d e ry 4 4 , e l D e p a rta me n tode E stadoacusó En esemismo perícdolascosasibanmal paraAlema-
al preéidenteFatrei de apovar1osinteresesalemanes'E1 nia, acosadaen todos los frentes.
NewYorkTimeqque atribuía antisemitismo a los go- Los angioamericanos habíanavanzado hastaalcanzar
bernantesargentinos,pidió directamenteIa guerracon- casila mitad de Italia,lossoviéticosseencontrabanfren-
tra Argentina, v Rooseveltordenó tomar medidas para te a Kaunas,Wilna, Lublin y Lvov v estabanpor invadir
evitar un probable ataqueargentino contra Uruguay y Rumania.
Paraguay.
Perón se habíaconvertido ya en 1afigura dominante
del gobierno en Buenos Aires, v se acentuó la inclina- Desde el z3 de enerode r943, cu:rndoen Casablanca
ción nazifascistade la política nacionalargentina'Con- se encontraronR oosevel tv Chur chiil,poniéndosede
tra él dirigieron sus dardos el Departamento de Estado acuerdoparaexi gi ral R ei chexclusiv¡ m ent e
una capit u-
norteamericano y el Foreign Olfice británico. lación incondicional.a Hitler no le quedómás que in-
E l ¿ de m a rz o d e ry 4 4 ,l o s E s ta d o sUni dos anunci a- tentar un miiagro de orden récnicoindustrial.
¡on oficialmenteel no reconocimiento del gobierno de Paralograrlo contabacon el desarrollode nuevasar-
llr,renosAires. también declaróduramenteel Secretario mas revolucionarias,como el nuevo U-Boote XXI y la
clel I-esoro,Hcnry Morsenthru "Toda América del Sur adopción del Scñno¡che1 (una manguerade ventiiación
v? ¿ ror¡rJr-sel¡scisr.r a treno.e que desarraiguemosesro que aumentabael ¡endimiento de los submarinosen in-
de ia Argentina".t mersión, con el cual ios sumersiblesalemanesse con-
Los rrorteamericanosretiraron su embajador,Ingla- virtirían en submarinos).mejoriasa los ¡viones ciásicos
terra hizo lo mismo. Metog y Dof S,queaicanzabanlos 7oo ki1ómetrcspor
El z de agostode r9.44,Winston Churchill habió a la Cá- hora, y al Mez6z, que empezaríaa ser operativo en oc-
mara de los Comunes: "Como inglés,me ha de serperdo- tubre de r944, l ograndol o s 9oo kilóm et r os hor ar ios.
nadoen estemomento, pensaÍen otro país sudamerica- A l mi smo ti empo, comenzar ona lanzar selos cohet es
no, con e] cual tenemos íntjmos vínculos de amistad y Vr seguidopor los Vz de los cuaiesse fabricaron4.3oo
mutuos intere.sesdesdesu nacimienta a la libertad e inde- y se lanzaron r.o5o sobreLondres.Si el efecto sorpresa
L'¡enciencia. Me refrero a la Argentina, todos sendmos pro' fue aterrador, el estratégicofue nulo.
tinda ¡sena y también ansiedad,como amigo s de la Argen- Había otras armasque bien habríanpodido pasarde
rü1i, clueen ¿-'sfJ épocade pruebaspara lasnaciones,no ha la fase de estudio a ia de fabricación, pero no fueron
rrrrrsir/er.trlo ad ecu.tclo d eclarars e si n cer a e in equ ív o ca- priorizadasporqueias industrias alemanasempezaban
rrc'nre-y.5i1t ni linitación del lado de Ia Ii-
tllrtgitn.¡re-se¡v.l a sentir la crisis.
bertadv ha elegiclocoquetearcon el mal. ¡Y no só|o con eI El z3 de mavo de r944 hubo una primer reunión en-
ma],sino con el b¿ndo pertledor!".8 tre Hitler y los industriales,en el mismo Berghod en el

zz6 727
"Hitler tei Generaien la Prusiaoriental a catorcekilómcrrcrscle
Obersalzberg.Speercuenta así este encuentro"
todo el realisno posi- Rastenburg.A las rz.4z, en la barracade n-radera clonde
invitó analir^i la siruación con
^ si é) quisierafinalmente escucharl¿ desagra- estabareunido con su esradomayor, detonó una bom-
ble, como
b¡ de un ki l o de exogeno .
d^t]" uo" de la ierdad y cansadode todos los ocultados'
Su potenciaexplosivaequivalíaa la de un obús de r5o
falsos optimismos y servilismos abrigados de menti-
milímetros, y si la explosión hubiera tenido lugar en el
Ías".9
bunke¡habitual sepultadobajo ocho rnerrosdehormi-
Terminada ia reunión, que serealizó con un numero
Speer' gón armado,todos los presenteshabríanmuerro. Hitler
restringido de indusuiales"'Hitler", como dijo
"nos d"ejóal fin una impresión insólit't, aquella de un sal i ó con el pel o chamus cado,los pant aloneshecho ji-
rones;a simple vista lo más gravefue una esquimosisen
hombre frío. objetivo Y sagaz"'
junio' 1asco- su brazo derechoque apareceen una foro tomadael mis-
Menos de dos semanasdespués'el 6 de
aiiada en Normandía mo día, cuando hacíael saludo nazi, per o t am bién el
sasseprecipitaron con la invasión
convocó en reunión ple- desgarrode l os ti mpanos dejó por un¿s sem ¡ n¡ s a H i-
y veint" díasmás tarcleHitler
Este encuentro lo or- tler con mareosy malestar.
í.ria los industrialesalernanes'
" unos cien metros de su Amén de esto,hubo hasta quien vio, como Karl von
ganiz|en el hotel Platterhof,l
centenar de 1as más re- Vereiter,a Hirler muerto y sustiruido por un doble. En
iesidencia,allí se rcunieron Lln
se su libro Yo vi matar a Hirle¡atribuye la fuente a Dieter
pr es enta ti v a si n c l u s tri a s¡l e ma n a s ' H i tl er, qui en ya
muy cansadoy Preocupado, dijo que creía Zabel .
"rrcontr.b. de De la polvaredahabíasaiido rambién el mariscalKei-
en la promociOn de ia iniciativa privada como fuente
"Si esta guerra culmi- tel constatando "Todavía no nos llegó la hora", y el ge-
p.ogr"ro y de evolución, y acotó:
neral /odi exclamando "¡No valíala penaquedarseen ca-
n^Á ,on nuesüa viaoriat, el emprendimiento privado
sa/".Hitler cantabaloas a la Providencia.
de la economía aleman¡ vivirá su gran momento
V ei nte días después,en Est r asbur go,en la Fr ancia
Después continuó diciendo: "No hay ninguna duda
no ocupada,hubo oÍa reunión secretacon los máximos in-
oue si nosotros tuviéran'tos que perder esa guerra'
la sombra de una eco- dustrialesalemanes,en un edificio de paredesrojas de
quedaríaen Alen'tania,ampoco
la Ia PlaceKleber, conocido como Maíson Rou¡e.
Áomíaprivada ". Y remar c6: "Señores,si perdiéramos
que hacer' En AIIí, setentay sietehombres que representaban el po-
gu"rr^, no habrá ningtna'Íeconversión'
que- der económi co de l a A l em ania nazi. em Dezar onuna
Zqu"l mo^"nto, a cadauno de nosotros sólo nos
sobre'la manera' reunión que duró más de dos dias,.uyo t.-, centralfue
d)rá hacer una única cosa:reflexionar
decidir su propio futuro. Eran conscientesde que sólo
de su' reconversión' Personal"''o
se estabatratando de contener el derrumbe del Tercer
El mismo Speerque cita estaparte del discurso de Hi-
R ej ch,v que quedabapoc o t iem po.
tler admite que para él resuitó oscuray ambigua'
julio de Quienes participaronde ella,tenían un único objeti-
Poco menos de un mes después, el zo de
Wolfsschanze'su Cuar- vo: salvarla vida y el dinero de los más altosjefesy bien-
r944, Hitler se encontraba enla

zz8 2"9
s u últ im o En c a rg .rd od e n e g o c i o s ,e n u n extensoi nte- El GOU fue lideradooriginalmentepor los coroneles
rrogatorio ante los aliadosel 4 de febrero de r946. Eduardo Avalos, Enrique Gonzilezy luan Domingo Pe-
rón; su meta final eraasegurarla preeminenciaargentina
en América Latinacuandoseprodujerala victoria del eje
Las simpatíasdel generalRamírez por el GOU pron- que ellosdescontabancomo segura.El r4 de junio, a diez
to fueron advertidaspor Castillo,quien, el 3 de junio de días dei golpe,implantaron la Ley Marcial,prohibiendo
r94 3, quiso separarlodel cargo.Al día siguiente,una co- las actividadespolíricasproaliadas.
h.rnrnade ro.ooo hombres a la orden del generalArtu- En octubre, el coronel Juan Domingo Perón, funda-
ro Rarvson avanzó sobre Buenos Aires, desdela cerca- dor del GOU y Secretariode Guerra, consiguió,con el
na basemilitar de Campo de Mayo. apoyo de su amigo y superiorjerárquico,el generalEdel-
Es¡ misma noche,el generalque encabezóel levanta- mi ro Farrel l ,l a di recci ón del Depar t am enr oNacional
miento, un nacionalistaproeje,fue investidocon la ban- del Trabajo,que transformó en Secretaríade Trabajo y
da de llesidente de la N¡ción. La llamada "Revolución de| Previsión.Copiando ei corporativismo fascistaitaliano
4 de jttnío de ry1j que denocó a Castillo S,acabócon el ré- y aconsejadopor asesoresformados en el sindicalismo
gimen consdnrciona),{ue gestadapor el GOU, integrado franquista,logró atraera cierrossecroressindicales.
por coroneleE renienrescoroneles, mayoresy c.rpiranes El zz de diciembre del mismo año fue derrocado el
en actividad, que deseabanestablecerun régimen dicta- presidentede Bolivia, Enrique Peñaranda,que era proa-
torial de basecorporat¡vista. Su filiación fascisr¡ y nacio- l i ado, v en su l ugar asumi ó el m ayor Villar r oel. Ei go-
nal socialistaes indudable, ya que en su primer r,'hoyo1- bierno norteamericanoacusóa la Argentina de expan-
vidada proclama afirma¡'an que su gobierno sería 'una si oni smo porque se habían ut ilizado, ar m as y f ondos
dictadura inflexible cooToen Ale¡nania,para inculcar en proveni entesde l a A rgenti na .
las masasel e-spínrunecesario pararecorrer el cantino he- El z4 de enero de ry44 eI generalRamírez rompió las
roico por el que serán conducidas"'.5 relacionescon los paísesdel Eje, en vista del reciente
El generalRawson sólo iba ¡ durar dos díasen el car- descubrimiento de una amplia red de espionaje. Esta de-
go, y pasó la banda presidenciaial ex minist¡o, general claraciónoficial hizo que el GOU retirarasu apoyo a Ra-
Ramírez.Lasautoridadesnorteamericanassintetiz¡ron mírez, obligándoloa renunciar.
toi o s n -ri l i ta reds e l GOU , con est.l
s u pos ic ió n , rL -s p L ' c a EI generalFarrelasumió la presidenciade facto, y su
afirmrción: " Losjefes nllira¡es que sucedieronal pre- amigo el coronel Perón fue nombrado Vicepresidentey
sidente Cestillo e¡r ,s¿lsfunciones, se negaron delibera- Ministro de Guerra, ademásde conse¡varla Secretaría
danlente¡ siru;¡a su naci(¡rtjunto a lasdemás repúbli- de Trabajoy Previsión.
cas americ.tni?scon el fin de proseguir 1a giic'¡lr, se El nuevo gobierno fue reconocido por Chile, Uru-
negaron incluso a a€ruaren forma convincent:e contfa guay y Paragua¡ pero el convencimiento de que el nue-
Iasautoridadesde espionajey propagrnda. de los envia- vo presidentey su vice eran contrariosa una ruptura con
dos del ejedctttro.ie su.spropits fronter¡s".6 el Eje,hizo que los EstadosUnidos influyeran en los de-

224
z2s
hech o re sd e l a a g o n i z a n teA l e mani r. E ntre l os presen- E n r946, el D epar t am ent ode Finanzasd. eios
- Esr . . r
tes seencontrabanEmil Kirdorf, el rey del c¡rt'ón. Kurt dos Unidos publicó un dossje¡donde se especificab::
"Los industriales alemanes,los jefes
von Schroeder,el banquero de Colonia. Fritz Thvssen, nazis transfrrieron
ei magnatedel acero,Georg von Tschnitzler,patrón de parte de susbienes al exterior. Ho¡nbres clepajaa
su ser_
la LG.Farbery Krupp Von Bohlen, el rev de los cañones. vicio montaron empresasv abrieron,u"ni^, ban,:arias
lhmbién participaron los grandesblnqueros. los fi- secretas.De estenodo, los alemanes,utilizanclo
fondos
nancistas,los empresariosde segurosy'los industriales alemanes,crearon en el mundo entero
7So sociedacles:
químicos. La característicade 1arelinión se pudo cono- ro2 en España,58 en portueal,
35 en Turquía, 9g en }a
cer a rnedias,en la primavera de r946, cuandourr oficial Argentina y zg3 repartidas entre Chjle, piraeuav. Uru_
americanoencontró, en un catnpo de concentraciónde guay, Venezuela, Bolivia y Ecuador, adentás
clezr4
la SS ,e n E b e n s ec e rc ad e Ba d Is c hl .un rJos-si erazul os- Suiza.Pero, es sumamente diÍícii seguir las operaciones "n
curr:: "los /i.¡ncionarios políticos clel ]'túdo habían asis' de transferenciadesde un bancoal ianco de otro pais,,.:t
ddo para asentarlasb¿.s.'s ¡rl.r¡.'ri¡1e'.s de/ "resurgimiento En io que respectaa la Argentin^, [¿1r que .rrb..l,r.
dal'I'erter Reic-h,eir nrortrr'rr¿(, r'1¿lg¡i-¡ determinar.Los que l as 98 empresasse sum ar ona ot r as2oo ya pr esen_
j n dustri aies l' f , is c nt ¡rrcs.tJ-i,ls. i'-'rl:.1nl i;jc. estaban ani' tesanreri ormenrey que m uchasde las
9g, io hiir er cn ¡
J?rr(/o,tpo¡-ia ¡x>:;ibiltt!,tt-! cleconser-
rlt' I'ttli.¡r /,r¡ll.¡;ier..a pardr de 1944. Entre estasúltimas seenconrraba..1a
cre_
,./.r
j .sui biclrr:..r'1.¡rne'¡i,-'.s.¡ tle la ..eg¿ra confisca- na" de las industrias alemanas,como la Tüdor Varta,
-s¿/vr-i la
i-..;;r sob¡ei'cn¿i¡í¿ a I.¡ rlei'rota".t' AEG, la Beirdori la Bosch,ia Baver,la Agfa, la lJeuu,
^,¡t.lc ia
f n fi;,¡;rlenl.ode esrasactasfue pubiicadopor Simon Manesmann,la Merck, la OsrarrL.ia Reinirrerall,la Sche-
\,'Jiesenthal,y dice: "La dirección del Partido teme que ring, la Siemens-Schuckert,la Vv'ellav ir Zei_"s.
.:1g;u.nos niembros seráncc¡ndenadoscomo criminales Peroumbién setienennofi(.lilsde inr,.e¡sionesdecó
i,
ce guerra.Losjefes de segundaplana deberán sercolo- sitoshechospor jerarcasriel ie¡ct_.r R:ich. jc,se¡rllCi¡ebi:,*is
:¡Cos en -lasdiyersas in,ittstrias ciave alemanas,en cali- colocó,en un bancocieBuencsAiies, r.x5c.c.,oo dolares¡l;e
C¡d :le réc¡irrls e'? ertcs. el Partido e-ctádisponible a en- eseentcnces,unos 2t: millones de dóiaresde ho1,,
d nom_
rrc¡:ar6-randessL¡nrasde iinero a aquellos industriales bre de u¡r sirnbólico Hans Deutsch,4y no fue el único"
aue co¡:tnbuyar: a la organización posbélica en el exte- Según un informe publicado por lc;snortean.l.rrlca_
rior. A cambio, el P¿rtido pide toCaslas reservasde di' ncs en diciembre de rq45, también Hermann Gc,,er1ng,
nero que va se ltan transferido al exterior o que puedan R.obertLey,Henrich Himmier, joachin von RibbenuJj
sÉ,r¡¡:ns¡eirdas*rtse.gtriCa, de manera de poder consmtir v ei mismísimo Adolf Flitler disponían de haberesba¡r_
r.i;'spuóstle la derrr.tte un nuevo fuerte Reich"." EI mis- cari os,val uadosen e l conjunt o en r 4. gg3. 16z¡ jó. l¡ r es.
:¡ro Wiesenthrl adnite ,1ue "Ios documentos no dicen 465.ooo l i brasester linasy accionespor ot r as6oo. ooc
qr-li€n,sr.'esconde b¡io el término el Partido". l i bras,¡5 unos 2tl o millones de dólar eq¿cr uaies.
Lo que se decidió ell ese entonces, se puso inmedia- Comenta Wiesenthal en su libro l.os ases¡ncsena¡e
t:mente en operación. nosotros que esto ocurría mientras .,tlciudadano cual_

2\1
N t rr.\s
quierase condenabaa Inuerte si intenaba contraban-
á"^, un billere de t dólar". El mismo Wiesenthal estima r. Romero,JoséLuis,BREVEIIISTORIADE ¿A ARGTN_
qtre 'tegún los cálculos de los expertos' lo,sbienes que 71N,4,pág.83.
l'osnazls escondierotten varias partesdel mundo, su- z. Ibi d.
maban 75o millones de dólaresy pueden llegar hastat 3. Peterson, IJarold,¿A ARGENIINA Y LOS ESTADOS
LrN ID OSrS , ro-r96o, tomo II.
billón. Ei elencode las personasautorizadas a disponet
J . Prieto,Cesar, "El partidonacionalista alemánen Argcn-
de estosfondos fue defrnido, como el más importante .
tina", TODO ESHlST-ORIA,núnte¡or4g, serier.nbre r9!.
secretono revelado del Tercer Reich".'6
5.Christensen. )uanCarlos,LI I STORIA AR GENIL\A SiN
Estos capitalesinr,ertidosen el último período béli- N {| TOSpág.6rr.
,
c o. equiv aiena má s d e l z b i l l o n e s d e d ó l a resactual es, 6. P ctcrson, H arol d,op.ci r.
pero hoy en día, estasinversionesrealizadascon crea- 7.Crmarasa, Jorge,ODESSAAL SUR,pág.6S
.io.r., d" se estiman mucho mayores' Sólo' 8. Ibi d,pi g.6+ .
"*p."r.t,
los depósitoshechos en cuentasbancariasen Suiza,se 9. Speer,Albe¡r,MEL,IORIEDELTERZO REICH,pág.4r5
calculanen alrededorde 6oo miliones de dólares,siete ro. Ibi d,págs.4z9l 3o.
rr. C amar¡sa, Jorge,op.ci r.,pág . : 8.
billones ¡tl cambio de hoy, que están siendo investiga-
rz. \.Viesenrhal, Simon,G¿IASSÁSSINISONOTRA NOt
dos actualmentepor entidadesiudías'
pá9.88.
F.ncien díasserealizarontresreunionescon los indus- r3.Camarasa, lorge,op.cir.,pág.35.
t r i; r lesy los f in¡n c i s t¡s .L rs p ri m e ra sd o s .p o r c i erro.con- t4. Aziz,Philippe,LOS CRIMINALES DE GUERRA.
iaron con la presenciade Hitler. En ia última y más miste- r5.Camarasa, Jorge,op.cir.,pág.35.
riosa, Ia de Estrasburgo,en las actassiempre se menciona 16.Wiesenrhal, Simon,op. cit,pág.94.
el Parndo,que sólo puede seridentificado con el mismísi- r7Camarasl. Jorge,op.cir.p.rg.32.
mo Hitler. Es un hecho que rrasestaú1timareunión, fue-
ron invertidos en los paísesneutralesbillonesde dólares'
Uno de las principales nacionesfavorecidasfue la Ar-
gentina, "en los años4o, un país leiano, de otra lengua,
perdida en e} patio traseÍode América, que les retiraría
"e}
embajador y lesdeclararíala guerra, había rcnido pa'
ra Ios ierarcas'ylos{inancistasdel nazismo más explica'
ciones r¡ttelas Iner.tmente ecortómicas".Los conferen-
ciantes "qttízá.s.lbí.r¡r de es¡epaís, mucho más que sus
p-ropiosh.rbir,rnte-s,1' podían proyectar en esasúerra un
tuturo Pr()Inlsorlo .''

232
para apoderarsede io que considerabapertenecientc .r
XiV Alemania, al igual que lo que hizo con Checoslov.rquia:
"Una y otÍa vez, susaL)egados, ie habían escuchadad.e-
cir, en Ia mesade Ia cena:los ingleses dejarán a los pola-
cos en la estacadacomo hicieron con los checos".+
Aunque Ios informes de Canarisindicaban claramente
que era probabie que inglaterray Franciainterviniesen si
ArlcJt Fiiiier no murió en Berlín, su evasiónfue 1afa- hubierauna guerra,Hitler hizo casoomiso, porque ios iri-
sr'inici'il de un plan cuvos preParativoscieejecuciónse formes dela Abwehr "pemtrbabanIa formación de su in-
iniciaron r-los¿i1osy medio antes. ruición", como declararasu ay-rdanteSchaub.
S,-::pieocupacionespor ei futuro empiezana eviden- Si bien Hitler contabacon un operativomilitar casiper-
cialse ya en noviembre de r936, cuando mantuvo un lar- fecto planificado en el más completo secreto,lanzó a Ale-
go coláqr,riocon el cardenalFaulhaber,en el Berghof Asi mania a un conflicto, cuya evolución probabley conse-
io.**na, Speer: "Despuésde esteencuentro,el Führer cuenciasno fueron juiciosamenteapreciadas,esto a la
estuv'olargotiempo sentadoconmigo, enlabaranda del postre constituyó un factor decisivoparala derrota.
rl
comedor, mientras la ¡'tochebajabasobre las montañas, Consideracionescomo "La Gran Bretañano habría de
<lespuésde quedarseen siléncio por mucho tiempo, con reaccionar militarmente", o "Roosevelt no se va a en-
la itit'aciaperdida detrásdel ventanal, me dijo pensati- trometer" o "A Stalin 1o tengo en mis mancs", eviderr-
tr^o,,,rrtrt'"f'aramí los cesosson dos,o realizo comple- cian el convencimiento de Hitler de que se produciría
ftmenrc tnis disenosa itacaso,si los realizo, seréuno de un duelo a primera sangre,es decir,un primer combate
los másgrartdespersonajes de la historia, si fracaso, se- para salvarei honor, y luego un acuerdonegociadc.
re condenado, aborrecido v maldecido"'' Considerandoposibleun enfrentamieritocon Frrnci,:,
Menos de tres años después,el z3 de agostode 1939, y aun suponiendo que los demáspaíseseuropeosno reac-
habj¡nc1ocon el embajadoringlés Sir Neville Henderson, cionaríanante la acciónmilitar alemana,estaspremis,,s
]-litler le comenta: '\'o soy artisa no político' Cuando es- demuesrranel error cometido, pero, aunque parezcairra-
té aneglado el asunto de Polonia, quiero terminar mi vi- cional, consrituyeron 1abasedel planeamiento estratéqi-
da camo artistay no como agitador de guena"'' co, si bien el ejército alemán,a fines de 1939,no estabapre-
EI 3r de agostode 1939,Hitler hizo a Poloniauna pro- parado para un empeño béiico de gran escaia.
prr*rá tendiente a no precipitar la situación"' "La oferta, "lnglaterra estáhaciendo blufd le había dicho recien-
"de
iti puntos,fue repetida palabrapor palabray hastalos temente a su fotógrafo de corte (Hofmann) y luego aña-
responsr bJesexr¡.1¡rje¡o.s,qu e n o a1en taban senn'mien f os dió con una mueca casitraviesa:'Y yo también!'."s
¡Je.¡¡¡cl¿,¡e-sh .rciaHitler, quedaronimpresionadospor 1o En Ingiaterra,ei embajadorpolaco Raczynski se en-
ratonable.Jr's¿¡confenida. I-ospolacos no pensaron, ni cont¡ó con Lord Halifax, declarando que su gobierno
alemana"'3
Itcí LtD ironlenLi'),acep:;.rla propuesta consi derabal a i nvasi ón alem anay pr et endí aia ; plic: -
P'.rraHitle r li invasiórr <iePoionia era sólo un golpe
235
a' )
^,
ción del Artículo rudel tratado anglopolacode asisten- otra de ellas,Christa Schroeder, lo escuchó decir diri-
cia mutua. Poco después,Chamberlain sugeríaa su ga- giéndose a .Fless.''Ahora toda mi obra se derrumba, es-
binete dar a FIitler otra chance,¡eciactanclo una comu- cribí mi libro para nada"'.7
nic ¡ c i ó n o fi c i a l d e ma n e ra q u e n o l a toma¡a como un Trasla invasión de Poloniay ia intervención de Gran
ultimátum. El V:ticano, por su lado, había estadoejer- Bretañay Francia,no hubo una blitzkríegconrra estaúl-
c iend o s e c re ta n -l e n te p re s i ó n a l g obi erno pol aco para ti m¡, si no todo l o contr ar io.
que negociaracon Hitler. Hitier no quería precipitar 1asituación y las dos ar-
Los primeros dos díasde setiembretranscurrieronen madas, la angiofrancesay la alemana, se enfrentaron
tentativasdiplomáticasparaevitar un desenlacebelige- i nacti vaspor l argos m eses,en sus posicionescont r a-
rante, un funcionario de prensa del Depart4mento de puestas, la Línea Maginoty la Línea Siegfrid. Mientras
Estado norteamericano comentó a la Deursche Natio- tanto, el Vaticanooperabapara encontraruna solución
nal Broadcasting "La forma de conducir Iasnegociacio- diplomática que pudiera rerminar con lo que se había
nes fia sido todo lo esrupida que pudo ser". i ni ci ado.
El 3 de setiembre de 1939,Franciae Ingiaterra deci- l.os inglesesestabanen el juego. Al pedido de Chur-
den no aplazarmás la situación, y a las 9 de la mañana chill, que ia RAFbombardearael sur de Alemania,el mi-
Sir Nevile Henderson se presentaen la Wilñelmsrrasse nistro del Aire británico,SirWood, le contestó:"Oh, no
par¡1presentarel nltin-rátumde su gobierno.Lo recibeei se puede hacer eso, se trata de propiedad privada. Des-
ir.rtórprctcSchn-ridtel cu¿l ",ie carrerava a la Cancilleria pués usted me pedírá que bombardee el Ruhr".8
donde l-lítler y casifodos sus ministros están reunidos. T¡asla sorpresivainvasión de Francia,Hitler paró las
Lo escuchan en proÍundo silencio, Flitler parecía de pie- divisionesacorazadas de Guderian frente a lasplayasde
dra y miraba fijamente delante de sí". Goering se dio Dunkerque, impidiendo que estos acabaranlos resros
vuelta y dijo: "Dios tengapiedad de nosotros si perde- de las fuerzasde intervención inglesaparano compro-
mos la guerra".6 meter una evenrual salidadiplomática. Pero Ingiaterra
Tres horas más tarde, cuando el embajador francés, no estabadispuesta,y el Ministro de Exterior italiano,
Robert Coulondre ilegaa la Cancilleríaparaentregarsu el conde GaleazzoCiano, proféticamente declara: '?a¡a
propio ultimátum, 1aSegunda Guerra Mundial había que Ia guerra acabe,se necesita que Hitler desaparezcao
comenzacloformalmente. Estanoticia, como informa- la Gran Bretaña seavencida".g
ra el corresponsal del Daily Telegrap.hen Moscú, "dejó Los primeros dos años de guerra dieron éxitos apa-
atónitos a los rusos que esperabanuna transacción". rentes, pero ya el 3r de mayo de r94z se realizíla prime-
El mismo Hitler parecíano creerlo.Mientras se pre- ¡a incursión aéreasobre Alemania y fue bombardeada
paraba para abaridonarla Carrcilleríay subir a su tren ia ciudad de Colonia. A fines de octubre, en Libia, las
presidcncirl Amerika que 1ollevaría al frente, "una de tropas inglesasdel generalMontgomery rompen las lí-
st¡ssecref¡¡ias.GerdaDaranowsky notó que estabamuSt neasdei Eje en El Aiamein y las fuerzas aliadas,ei 8 de
silenciasc, pálido y pensativo, nunca Io había visto asíy noviembre, desembarcanen Marruecos.

zz6 -.J /
Diez díasdespués,ei t9 de noviembre,los soviéticos apócri fosatri bui dosa é1en l os últ im os dí asde Ber lí n;
atacanStalinglaáo,cercandolas armadasde von Paulus' también hay que considerar,en estaóptica, susúitimas
Estaderrota ionstituve la'"'ueltadecisivade la guerra:a frases en el bunker.
Hit ler la inic i a ti v a y a s e l e fu e d e i a s m a n o s' N o supo. H i tl er no se sentíaderrotadosino ¡ r aicionadoy an-
aorovecharJrrteriormentelas ocasionesfartorables, des- helabauna revancha.Queríaempezartodo de nuevo, al
d" Dnnk"tque hasta fin de 194l' cuando las posiciones igual que en 1923,cuandoel fracasode su purscl le obli-
inglesas M.di,"rráneo estuvieron a Punto de caer' gó a reiniciar la carreracon nuevos métocios;en nume-
"r, "l rosasoportunidadeshabíacomparadoaquellalucl-rapor
También cometió errores estratégicosen ei trente onen-
tal y en Africa, dispersandosus tropas en un vastísimo el poder en A l emani a con l a l u cha post er ior pcr el do-
fr"nt", diiatando ias operacionesy haciendoimposibles mi ni o mundi ai .
Como había logrado huir, en 1923.y habí:rsido cap-
los abastecimientos.
RelataSpeerque: "En enero de ry13,los aliadosocci- turado por no haber tomado precauciones,ciertamen-
dentales habían acordadola rendición sin condiciones te quiso disponer de un refugio seguro para el caso de
de Alemania",'oel nismo año Hitler tomó la costum- una derrota que, ya a fines del 42, parecíainevitable.
bre de repetirle a Speer: "Vendrá el día en que me que- En ese entonces no ignoraba que. en iugar de la có-
den sólo dosamigos Fraulein Braun y Blondi";' moda celda de Landschberg,ie esperaba1ahorca de los
lrio es una frasenueva, porque el mismo Hitler ya an- al i ados.
teriormente le había dicho 'No llevaré a nadie conmigo'
salvo aJase¡lo¡ir¡ Brattn.La señoritaBrauny mi perro''\'
El semanarioBil d AntSonn ragdel z7 de junio de ry7 r' Existenevidenciasde que Adolf Fiitler hizo preprrati-
vos,en eseentonces,par;restrbiecerun rcfrrgiodonclepu-
reDorta las revelacionesde Walter Hohberger, según las
dieraretirarsedespuésde la guerrapar.rciesrir,rrecer
El mr:-
cuales,ya a fines de r942, los norteamericanoshabían to-
jor sistema es el de la aguja en un pajar. Cost¡ri¡ una
mado la iniciativa de acuerdo con el gobierno inglés, pa-
eternidadubicaria,aún en el casoen que se supiera.rpro-
ra tratar una paz separadacon Aiemania, pero Churchill
ximadamente el punto donde se encuentra: requeriría
puso como condícíón indispensableque Hitler e Himm-
muchos buscadoresy mucho tiempo, y bastaríael menor
ier fueseneliminados-Hohberger eradueño de una fábri-
descuido para que la agujadesapareciera en un falso mo-
ca de carameiosy conexión, en Suiza,entre Goering y
vimiento y todo el nabajo rendia que iniciarse atravez.
Allen Duiles, quien en Berna era jefe del OSS'
Desde eseentonces,Hitler supo definidvamente, que No siendo una agujael objeto de Ia búsqueda, sino un
hombre va avisado,encontrarloseríamás difícil aún.
ei mundo ie iba a sermuy pequeño en casode una even-
tual cierrota.No se puede suponer que no hubiera pen-
sadoen estabiecerun lugar adondepoder dirigirse para
sentirseseguro.Además queríatener un campo de ac- ¿Dónde se encontraría,en aquellaépoca,el pajar ne-
cesariopara esconderia aguja?
ción. como io revel¿en su testamento político y otros

48
Existía y aún existe en el mundo un lugar suficiente-
m ent e des h a b i ta d o ,c o n u n a g ra n d ís i m a extensi ón.
Descartandoel desiertodel Saharay el desiertodel Go-
bi, inhabitables,sólo quedabala Patagonia.
Allí, en casi un millón de kilómetros cuadrados,se-
ría casi imposible hallar a Hitler y a sus acólitos, unos
más entre los zoo.ooo residentesde hablaalemanaque
vivían en el extremo sur del continente americano.
Fue así que Hitler se hizo prepararun plan de sobre-
vivencia y de evasiónhaciala Patagonia.No fue una ta-
rea larga,técnicamentesólo demandó unos meses.
El plan operativo fue ejecutadograciasa una organiza-
ción ya existente,tal vez hayaestadoinspiradoen el pro-
yecto prebélico de anexión de la Patagoniaal Reich y, es
Itrr'n.fttn,ltltlrto¡nladt
de presumir, que hasta mantuviera el mismo nombre. lrl-ll(x,L(,1¿.\,.\\7. 1..1,t¡in¡tn, l,¡ltutl,¡,¡t lun¡i,¡¡¡tfut
Pto\lo lot 1¡¡ a1¡a,l¡¡ paru tlrtvfi,,trl,, t¡¡tt 1,. t,¡t lt,¡,¡t lt,vi, l,']t) lo¡ ¡ub¡n¿¡tntt
Pero como ya había clicho Abraham Lincoln, "se pue- ,i1,,¡tat¡t: itnít¡t ltt tútttt¡itati,,r,¡t tl jIltritn lrt¡,t tltli,r!ttÚI ttt,üt)tj,til¡iltt).
de engañara todos durante algún tienpo; sepuede enga-
( ;ta ü
ñar.t algunosc/u¡anretodo el tiempo; pero no esposible a l D tttanta

engañara todos durante todo el tientpo".


Es necesario,en este punto, sintetizar la historia de
quien realizó la planificación y la empezó a ejecutar.
Lasexperienciasmaduraron durante treinta años,tal es
así,que semantuvo por más de medio siglo en secteto.

El 16 de julio de r9r4 el cruceroliviano D¡esden fondea


por la mañana en puerto México para embarcaral derro- Rt¡t¡l¿rq lt , anttrtlt, ,ltl l--l¡l],0. r¿n¡li,lo
cadopresidenteVictoriano Huerta y a varias familias ale- c¡ h .\r{tntínt¡ tl ltl /lt julit, ,lL lt)1,

manas próximas. Sus cañonesefectúan salvasde saludo


como exige el ceremonial naval.A la tarde, toda Ia tripu-
lación es autorizadaa bajarde franco, todos los gastosque
ocasionarenseríancanceladospor el depuesto presiden-
te Huerta. Entre los oficialesbajatambién el segundo pi-
Ioto del crucero, el teniente Wilhelm Canaris.

240
{n,

E/ Admiral Graf Spee sr


hunde a 7 hm de i\lontaid¿'o, n
Esado de la ex\kltción Polar
efectuurlu
el estuaio del Rio de la Pkta, el
tLet nlilán Ritschtt
17 de ditianba dc l9)9. I;.n
mtre l9)8 ¡' 1939. En la
'liara ¡1¿la Pu'ina.lIaud, 1997 seestutlió la posibilidad de
\\'eddel,
reJlotarlo¡ s( rccupiló una
frente al llar tle
batnía de cañones.
rtbautizada entottt¿s
\ u sr huoben la nd o N u r-'a
Sutt¡'ia.

tt);i;:i.:i:tj
hi;:j:liilt.,t:; ;¡,:
:,:i:),1',r:'
: ,
,r;li:.t::::a: ::::::::a:::t::::

.i.:1.::iir:
.1!:l ill: l:i :11.
li..:i:
I:I n¡no\cador Colos<¡
llr¿a a los rnarinüot ,¡,i:l
lt+ 59¡8
del Graf Spee n/ :tl,:'f
(|opia rLc rtrnd dr alilíartiin tttzt puqta de llu1ros '.jiü:,"'*ii,j";,-:r :;il)
lln'¡iltt ¡t , oIx¡ (il ltt I\11tl{t)\ta. .\i r ¿ s¿ l l 7 dr '1:1í.!.'4;!n+ltjí
r¡¡l¡t l0t t ¡ltt¡¡t tttt¡s ttltntt t¡t.s diíenbre dc 1979.
i1;:..tir!;it::,;::rtl
til!.:aa¡lJtilriit:
üii,i¡,,1:,.1rt

.r9r?,-rs

b . r ¡ . a t t @ d $ ú ¡ f f i ',

Jlarinoos zlal(iai Spce enttrran a sui nutrtos,


Acorazatlott¿ bolsillol<7mírzl Graf Spee Botado el 6 tle tttno cle I9j6'
tras la ¿ntnile.i.jn m la .1r¡;entina.
ímpukad.opor ocho motorcsque gqrnaban 64.000 HP' 26 nudos ¿l¿ulocidad
de'oucro,'12.000 tn tle dtsplazamimto. 185 m de largo ¡ 21 50 n de nonga
I.4SqqElL& qf4-!fBé I'ublititlad lt Laltu¡¡¡¡ t l91lt.
tn h qut :t i¡tilaio¡tat .\¡t
fDi,\r¡ú ¡|
o^^:t n t s p¡ [l ü:Ei x i | ti tS r i ! /r tü lju¡1lath¿ tl¿\d( l()l L
( r ¡ r /{¡ IYr '(
d Bd Bm W!,.!, k
.MUú(&.
F ru t{ D w
ó u r D r '1 \{ }
:;:::- " -- ,.
| '- " . : u * - ";:.:'."
,* - ,, u w {\Tt
( tr .,¿ fr '! d "ú É. - r¡l¡,
sD r .{cl 0 r ,
Lj ¿ q.i l y b i .I;_ ,t'.1 l l ttt
-

t|!-tt
\ ,'

1:/DIt'stlcrr tn lt i¡lq lt,\1ti.s ¡t'liora t¡ llobi,¡t¡¡n (.¡¡t:tn,. unhipit:lttgr, rlt.lttan


l"t¡n¡inrlr. (lhi\t, tntLtdo ¿n la llahlq (.u¡tb¿rlrtnd.
.lutohunlittt,'tl !i (1. iltaEo tll
lqli, \(t.r t (t- n lr lrofundilatl. todq¡,h t.¡t b¡tt¡ttt.tt¡¡ndic¡t,¡tts.

I:j,ütl,,,l¡,. tt,r lt)l I

.\tio 1911. I.siu


Quitiqu itta.
()onrcftción. Ohik. .\

l.r dcr.rlta, rl
It¡¡ttn/¿.\lQ¡
\rlt¡¡tidt t a ¡tt httlt¡.
t! rtpítút i.iiilcrkt. (a¡ la tlt ¡ ¡ttLlJulut ¡l¿,¡lt
\q¡t Rt¡uón
¿1 j() tlt altttto lt l 9j L
rrrr
ll l l l I l l r !

rrlJj\q\: r/,/1, nttt¡olaf ns a¡t


wotla u¡ ua'suDtiD) ap,llt.ll

-5t.t DIt D')

aptllt,1l DpDpu¿b¿rl 9t6t ,p


lLLtD¿p 6 ¡.repuop 'l.ttulu,)rsol-4
¿p uat)t)tllt¿rLo) ap o(wot ¡',1
fitll ot-trt¡tP
'¡ ) l !)t n ¡/ t l u ü 1 t )! L l i !illl
)

1r .' ) 1t) )l ) )1 t i 1 Lilt )l t : )t t )t )t !

' u uut c¡ D I D.au¿f) .tr) \t)I\'


apDt\7 lrP ¿¡¡¡¡ ottt,: tt1 ¡.t¡t fu
'Dlul-\ tul¿4¡1.\\ 'DT¿t¿p Dl l'
,i+rr{!riftr
rtillliltii
II

': # l i ¡ ¡ l i ¡ i i r , ¡ ¡ : : , 1

I ,t l"ttt¡, t' ,, t)",11 \, t,,i,,,, /; )tt rI) t t t ) ) t / j :, i , r tt l ,t l r 'tn

'\ l ) t t t r t i l t l t ) \ \t I t,,tittl)tr¡ t\ l¡tt D n ) /) tl r ) 1 l tí¡

\tt¡,flt¡¡¡j¡t,l¡o¡tj¡t¡¡i"tl.t¡'tt\lntat;t)¡u\\fl.ilto¡nt,r/tttl¡¡¡L¡lut.
I:t)1.0oú.a d( tl.)s ru\1,)\hu\tiid')\ a uni\ jntl ilu1tt)\ rl¡ [u ¡¡¡ta 1 l,¡ t:,t,,¡,,,i t. tt¡ti,t. lto¡¡1,,t¡ttiL,l/t l(i{üilu, ljrt\.¡n l.t r|Íd \ ht¡ tia¡ dtl
l¡t ¡¡lt Ji¡rrtQ¡¡il
a Oallu tlt 1t,¡ L¡¡,¡t. tt¡tt u¡1.ü \dtt \1rlo¡1¡r)(r\lr (0¡1 lj.triloth..

.,,,1" ¡¡,¡;,,,r,rrllillilllll
Olrcigrup¡rc nfiilrrcr Hut\ Jull¡to. l4t tlr
h SS despuértL GeLlbrg | 1 91) 1 t)1 5t. t
"tlesn¡tzif¡ado" en I 950 t reapartu rtt I I): I
p n id \rL. t,tt',.t .t lo\ \p\pnta \ , in'a ,t¡,,,,.

\il¡t li!¡)ttir, l()1'] Ptt\tt il\irk1a unú.


a lu r)tlttdt ti¿'lu ¿.'tttt¡ciu.Í.tt ptitrttt

!lrLtLr;, rt mbtilo, I.tri¡ i,t¡¡t []ulotL.

1 1 fLr i! i'aL.Lgottt¡. tll.rrt.Q


t¡¡ .\,ut Il4¡'r:n, prittt.r 4(rop¡t?rto
ti, litLtlt,lu. ,¡i irtirn[/rr dr ]911i.

L;O[:]tl]l'115. Joreph Prrrrl. Dr,


l l i g i -1 1 ¡. l i ¡e n r' l d r: ¡ rn o a ( R s t c c r
(,f)ciún¡l 1 brllla¡rtr hü¡nl)ri'
,r(r.¡ r ¡rrul)ltLl(. 9l .rt:()s. .j(thr.f
I It{ , :\¡irIr!rrxr l fist'¡rtr r¡. lt¡ rt
t u (Trl t ¡l(r)t ¡ ¡n i 1 3 l t : ty p rc f u n d a
l¡rirr'rirr) d Ilr,r¡¿r\¡!n¿r ¿rpr!.slot
Il., t,r¡ltr,t¡t' rl,, Ict'tfh (,rthhtl: lttl,liturl',
r¡u l ¡), rn 0\ ' l r' , J l Jt d
l,¡t ,l it¡t,ili¡¡ l.¡ \aci1)n ,)¡ 1¿l91.

Bai l.orhc. | 910. L,stt¡h ttL'¡¡¡attr'


t t't
1nn,!a'1't 'tt lqt-,7. Itt 't7¡'t'
t.)da|,;a ?\i\ir \ .\ li./i

tl jcurlín lt ínJitntt.t ':irl It:;iiittto


Primo Copraro. btr\i(i¡dú it.t.\Íi I l'),2
por el ex npilún \S iirtcl¡ P¡trl¡h¿.

Ba¡tkth¿, 1910. \'i¡tu .1¿Pa .1,'l (.)11r.)


Cit,tco t dtl ¡nu.ll. qi¿ L.t(i¡ d! !Ll.tit).

t'iurln l\althtt I'P, l)islo! Patizai. ctlibr¿ 7 6>


Lleltuitnlt ltttnal SSllnns lttltu't:
L.i ri I)uurtt ¡ltl0lrrÍt!tttLt)
I-;i ¡rr rrrliga. ntu¡"t, ¡lt l()Ji

\ i't ¡'-'t¡ti,r¡la. llr¡¡t¡u llil:,lt: ll .rnln). t¡t¡ ftnoll ut!1riii)to: tl hr d¿r¡hu.


t¡ti)ti1t,,lt,,t!lt.Dt¡tt¡¡t Ilu¡¡tts \¡¡,¡. ¡,,¡¡ lhr¡n¡¡t¡t\ l.ol.tt)Ditt(l(t rn la.\rlt¡¡liila.
;¡t tl.\ttt,llLt¡ft tk I I l'uIt'¡¡a¡.

cd6 - xtu:
l. !l'llll
F *.r. á-bnoo
e tu¡ ¡bd- ¿do7"vro
- 2e l& l/r0
t - Ccilild H¡cnqr,
P5{k'r¡roq td rcotsoootd

caaRER^S DE SNOr

L.i tlu \ l\rt)\. lrLl

.\ntn¡ io d¡ 1 r 151¡ 1,,1( l l ul ¡\r r r l r ¡ r c r


Ilr ¡ iloche. H u¡ t: fl ¡ t¡ l t[ ¡ i l t4w t¡ t¡ ,¡ tl
\/1, !t \ L t , ¡ t ¡ 1 , l l tt't) ¡ , ¡ , I'i ,,1 ¡ ¡ , ¡ ,t ,1 ,
l'tt\ttttt/tt;t) lrlirtrlt¡trrllLntl.\,t,tlrttqut'¡l¡l)lr¡tr:.\t¡'¡,1,\d,L[¡rtt' l, 1(.)11
'l
I:.¡tt t¡ir,t fut ttn itstttto![t d¡l It',lt¿.\\ill l \l \ 1tj.
--

Foto de Marlin
Bormann a los
cuarffita años.

Ln¡ ¡tti¡tasdrl Berghof. i,isitarlesPat pro.rsione\le puegrinos

I'kima loto fcchadn onot itLu fu Hitltr.


lonada el 2l de alnil tl¿ l.)15. 5e n'dtnriu
un desgaste nerDral para \us ainüt.nt( \
\,7\ ¡¡);, \. ,\/ , onu | ¡,t, , t , I
^ q,,s ¡olr,,qlt,
Irlo ralo ¡ fino tíltitos de los hipotiraideos.

Lu misnrctfoto modiftcadl: así se


presentaríadesdejuLio tle 191i, con el pelo
blanco afe.itodoa máquina 1 sín bigote,tal
comolo d¿.soitundno testitaoniosque lo
liton (ntre 1945 ¡ 1957.

\t,kdua del B<t¿bt¡f ¿1 jt.) tle ab¡il dc I9)2. Fue ardenada por el tuni:t¡o
bú a¡o l\-tlhtl¡¡ Hoepn1 laru que no \¿ Lo contirltta en monu¡Icnlo
, , ,¡h,¡t.,1, .,, nur{,' ,o¡, ltt\ pú"¡\tútr,'
r r r l r r i i r l i fl ¡ i l r rj r i Ir i ¡ r i i ti i i i j i i i i i i ;i :r l i l ÍÍ¡ i

Despuésde cuarrodías,el DresdenzarpahaciaJamai-


ca. El ex presidenteviaja con su familia y una comitiva
de políticos mexicanosexiliados.Canarisoficia de tra-
ductor.
El z3 de julio desembarcarontodos los huéspedesen
Kingston, allí hubo un cambio de comandantesy Fritz
Ludecke toma ei mando del barco para llevarlo de regre-
so a su base,en Kiei. El nuevo comandantees un buen
marino de pocaspalabras.
El teniente Canaris asume ei cargo de ayudante del
comandante.El 3o de julio recalanen la isla de SantoTo-
más para embarcarcarbón y provisiones; estando allí,
Ilegala orden de movilización para todos los alemanes,
tanto en tierra como en mar. Cuatro días despuésco-
mienza la guerra contra Inglaterra,Rusia,Franciay sus
al i ados.
El Dresden no volverá a Alemania. El alto mando na-
val en Berlín, dispone ai navío bordearla costaatlántica
de América del Sur.obstaculizandoel comerciomaríti-
It¡¡kr¡. l, ' ! u t t'n t t ltt /r:¡tt 1 't t ! / l ¡ l / ! / 't , l i t ¡ t i / l tn l 't ¡ ( ¡ . , ¡ t , t tl ,

lut in, t u2lt t r r d r i lit ¡ utr¿ ¡¡ti¿t ¡r:¿),,¡¿tl t),ttt /¡lr/t1 it \t¡ r i li)ll
mo británico.
Han pasado37 díasdel asesinatodel archiduqueFer-
nando de Austria y su esposaen Sarajevo.E\ Dresden
navegarumbo al Pacíficoacudiendo a una orden de reu-
nirse a la escuadrade crucerosdel esteasiático,al man-
do del contraalmiranteMaximilian Graf von Spee.
Estaflota, enrre las cualesse encontrabael gemelo del
Dresden,el crucero Emden, deja la basenaval de Tsing-
Tao y comienza a navegarrumbo a la Polinesia.
El z7 de agosto de r9r4 cruza el paralelo 40, conti-
nuando su rumbo al Atlántico Sur. El fúo aumenta a me-
dida que avanza.Se encuentranen pleno invierno aus-
tral. El Dresden era un veloz y moderno crucero de
turbinas alimentadas a carbón, que consumía en gran
canti dad,necesi tandoconti nuam ent er eapr ovisionar -

241
s e.M uc h a sv e c e ss e re a b a s te c í¿
c o n s u s pres¿s;en esos cleraargentina.Al hablarel comandanteludeck.' r',,r ,'1
dí as s e en c o r:trrb ae s c a s od e c a rb ó n y necesi rrbauna, capitán, ésteIo saludó cordialmente en nuestro idioi¡t.t.
per o és t a s n
, o a p a re c ía n . inientras le comunicaba que é1.el primer o{icial v el in-
La costaparagónicadel Atlántico estabaa la vista.Na- geniero eran contp atrioras n uesf¡os".t¡
vegabancercade ella, a un andar económico paralograr
El rr de setiembrese encuentran con e1Sanralsabel,
aún el marimo de distancia.Desconocíantotalmente la que le traía carbón y otros ertículos que hacíanfalta. El
zona casi deshabitada.Le quedabanpocastoneladasde diario del marino continúa: "Montones de salchichones
antracitaa bordo y recalaronen un fondeadero,en 1aba-. qLtehacíatienpo no probáhamos ni veíantos,no los co-
hía de San Antonio, a la esperade los barcosde abaste- sino los Bierwurst, esosque tienen cervez.t,¡l
r:-ien¿es.
cimiento, prometidos desdeBeriín. principio pensamos que eran auténticos alemanes,pe-
Sequedaronmenos de un día,ei lugar eramuy expues-
ro, aunque no lo eran,los disfrutamos igjtal.Nuesrro.'^
to, tenían muy poca comida y sóio pudieron conseguir
conpatriotas en PunrJ Arenas,nos enviaron algo im.
cargaralli unos chivos que canjearonhaciendotrueque
portantísimo en esazona, como eran las cartasde nave-
con unos pobladores.Recibieronun radiogramadel bar-
gación de algunos c,tnalesinteriores v otros pasosdifí-
co de abastecimientoBaden,donde seles informaba que
ciles, pararefttgiarnos en casode peligro. El t6 levamos
1oesperabana unos díasde viajerumbo al sur.
:nc1as,segsidos por el Baden ¡' el SantaIsabel".
Salieronde la bahíade San Antonio el z9 de agosrov
C onti núa poco despué s "El com andant eLudecke,
al r1í¡sicurenten¡vegaron más al sur, hacia otro puerto
gran marino, gran perseguido y gran perseguidor, con't-
natui¡l, S¡nt¡ Elen¡, donde tampoco encontraronel Ba-
prendió el inmenso valor estratégicode estasregiones".
den y su cargaciecomida tan necesaria.
Es de suponer,que su avudanteCanaris,también 1oha-
S aliero nd e a l l í y e i mi s mo c l ía ,d o bl ando cabo D os
bía comprendido.
Bahías,anclaronen GuanacoBay. "E] teniente Canaris.conro .(ier¡rprl'en .\¿¡1.ró¿,r ,J,-'
Era el día 3r de agosto,en ei dia¡io de un tripulante se
eyudante del comandante, supen'isa todo, el I'¡uen,ini-
puede leer: '?J barco auxiliar Baden, sacrifrcóz vaquillas
rno que existeentre los oficiales,no disimul,t, la eerteza
y 4 terneros, nuestras bodegas,ya vacías,recibieron la
de lo solos e indefensos que nos encontramos."
carne fresca con ansiedad. Eramos muchos los que ha-
El z5 de seriembre el Dresden recibe un telegrama en
bía que alimentar, también nos entregó carbón y provi-
cl.rveconfirmando que la escuadraalernanadei esteasiá-
si¡.¡nes,en estepuerto neutral, estut,imos hastael z de
rico esú en camino a la Islade Pascua,y que el Dresdenae-
setiembre, fecha en que nos hicjmos ,t la mar, siguiendo
ne que unirse a ella. La aipulación no cesabade preguntar
curso]taciael sur.El SantaIsabel,buc1ue apoyo nuestro,
al oficial a cargode las comunicacionesy al telegrafistasu
fue envi¿rlo a P¿rnraA¡en¿s,a travéscielEstrecho de Ma-
destino, "pero el teniente Schmidt telecomunicantey es-
gallanes,a comprar ropa de abrigo y otros artícu1os.No-
pecialista en criptografía, callaba, Ios textos de lasclaves
sotros corTtitTurrTTos ñ¡cr'¿el temible Cabo de Hornos y
eranconfidenciales.Son buen.rsnoticias,contestabason-
la noche siguientenos cruzamos con un barco de ban-
riendo, porque comprendía nLtestraansiedad".

L+\

''..t- .,,....'¡ ¡ | r | r {l | | fi ux l | | t| l | | ¡ tttttttl l l l l {


ban Kieka o Kika, proveniente por cierto de Der kiker,
'el observador',como también selo conocía,porque na-
da parecíaescapara su atención.
El lz de octubre liegan a la Isla de Pascuay se reúnen
con la flota de von Speeque recién estaballegando. Des- En ei viaje de acercamientoa Valparaíso,ei vapor ale-
de ahí, se dirigen hacia el sur. El rqde noviembre de r9r4, mán Seydliz lo reabastecióde carbón y víveres. La flota
una escuadrainglesa,al mando del aimirante Cradock, de von Speepor completo toma rumbo al sur,bordeando
se encuentrafondeadaen la rada de Coronel, en el cen- Chile, nuevamente el Seydliz y el Memphislo reaprovi-
I sionan. El z3 dei mismo mes el Seydliz fue transformado
tro de Chile, y al anochecercomienza el combate,a 4o
en buque hospital, pintándose en su chimenea una gtan
millas de la costa.
cruz roja,fácilmentereconociblea la distancia.
Los barcosinglesesse perfilan contra el sol, hacien-
do un blanco perfecto. En pocas horas los acorazados Los primeros díasde diciembre llegan cercadel cabo
de Hornos, y allí, la escuadrarecibe un telegramapro-

w
británicosestánaniquilados,y paralas 21.3ola batallade
Coronel ha termirrado.La flota alemanales ha cobrado cedentede Punta Arenas.Ei mensajedice que un vapor
a los ingleses dos cruceros pesadosy ha liquidado el llegadode las Falklandafirma que Port Stanley estáva-
,w
.4
prestigio británico de invenciblesen el mar que osten- cío, v que la escuadraenemiga, al parecer,partió hacia
Africa del sur.
t an des deh a c e d o s s i g i o s .M i l s e te c i e n tosmari nos i n-
:!fr gleseshan muerto junto con su almirante en jefe, sólo El almirante von Speepensó que era una buena opor-
d<-rsproyectrlestocan al buque insignia alemán y que- tunidad paraocupar lasislas,pero la suya fue una ideain-
dan levemente heridos dos marinos. genuay previsible. Winston Churchill, entoncesminis-
Desde Cc¡ronel,la flota se dirige al puerto chileno de tro de Marina británico, 1oconsultó con el jefe de la flota
Valparaíso,donde llega el r3 de noviembre. En la docena John Fishery con el almirante Sturdee,comandantedel
de días que transcurrieron entre la batalla y la llegada al A tl ánti co sur, qui enes resp ondier on casi al uní sono:
"Sólo puedo decirle 1o que yo haría, si fuera von Spee:
puerto chileno, Canarisescribea su madre dos cartasque
son citadaspor su biógrafo, Karl Heinz Abshagen. recogería a todos los reservistas alemanesde Chile, con-
En la del z de octubre comenta la batalla de Coronel seguiría artillería de costa, hacíendo de lasFalkland otra
y en la del rz de noviembre destacaque el comandante Helligoland, que pondría en mis manos la llave del Pací-
del D¡esden apreciabasu experiencia en asuntos lati- fico y del Atlánüco sur. Intemtmpiría los envíos de trigo
noamericanos, agregando "el comandante me úene to- v came del Río de Ia Plata hacia Europa, detendría el sali-
da clase de consideraciones y siempre me trata muy tre chileno. Dividiría mi escuadraen cinco corsariosy con
bien, me deja en libertad de acción y en lo profesional ellos, exterminaría el tráfrco aliado. Usted olvida a Coro-
conveÍsa conmigo de todos los asuntos". neL,replicó Churchill, en Coronel Von Speeno ganó, no-
La confianzadepositadaen é1,seguramenteobedecía so tro s p erdi m o s, conte stó Fi sh er" } +
a que tenía el don de 1aobservacióny el instinto de pro- El comandanteen iefe de la armadabritánica se diri-
fundizar las cosas.Suscompañerosde marina 1ollama- gió enseguidaal aimirante Sturdee, ordenándole zarpar

r 14 z4s
hacia el Atlántico sur, rumbo a las Falkland,para ilegar ,listintos recuerdos de su pasoen el lugar, como agrade-
antesque la escuadraalemanacon la orden de destruir- ,-itniento a la hospitalidad recibida."'6
la. Le dijo que iba a recibir instrucciones escritasy su EI Dresdenllegóa 1aescenade bataliacuando estabafi-
íÁ nombramiento de Comandante en Jefedel Atlántico y n¡lizando, y graciasa su velocidad pudo dar r,'ueltay fu-
Pacíficosur. q.rrsehaciael sur, haciael sureño esrrechode Magallanes.
E l 7 de d i c i e m b re l l e g ó a i a s i s l a su n a modernísi ma A sí 1o cuenta en su di ar io un m ar ino del D¡ esden;
flota británica de 8 buques y, casi simuitáneamente,la "Nos senríamos culpable del privilegio de nuestro bu-
flota de Von Spee,con lo que la batallase tornó inevita- que,de serel único de la escuadracon turbinas. A pesar
ble: al día siguientese produjo el encuentro. de queeso nos daba un mayor andar, una falla en lasmá-
Los acorazadosde bataliainglesestenían un tonelaje quinashabría sido fatal, no la hubo, el material respon-
hasta cuatro vecesmayor al de los alemanesy estaban tlió fielmente a Ia velocidad desesperadaque se le im-
más y mejor armados:cadaandanadainglesadisparaba primía. Siempre al sudoeste,desdeel mediodía anterior

w
H

,,ffi
w
seistoneiadasy media de acero,que comparadascon las
de menos de dos toneladasque enviabanlas andanadas
alemanas,hacíauna diferencia de casicuatro a uno.
Fue una sorpresaparala flota de Von Spee.quien per-
habíamos consumido toneladasy toneladas de carbón,
los fogoneros eran relevados cadacuatro horas. Avista-
ntos Tierra del Fuego a las5 de la mañana del día 9 de di-
ctemD re.' /
,..4 dió la vida junto a sus dos hijos y otros Z9o hombres de Tenían que ir a Punta Arenas para cargarcombusti-
su buque insignia,el Scfiarnáosr. b1e,pero l a escuadrai ngl esaios est ababuscando.El t z
Cas i t od o s l o s b a rc o sa l e m a n e sfu e ron hundi dos, y de diciembre llegan lÍnalmente a esepuerto donde, se-
sólo se escapódel desastreel Se,vdiiz,que bajo indica- gún el diario , "fondeamos a la gira a las4 de Ia tarde.In'
ciones del Dresden, se dirigió al norte, en dirección a las mediatamente,el comandanteLudeckecon su ayudan-
costasargentinas,hasta llegar al puerto patagónico de te el teniente Canaris,bajó a salud;tral almirante en je{e
San Antonio, "aI lugar donde se halla actualmente, el del apostadero navalde Magallanes,Amtro Cuevas,quien
moderno puerto de aguasprofundas de SanAntonio se interiorizó de los daños del Dresden y susnecesidades
Oeste, pasado el peligro inicial, por medio de lanchas, rnáspróximas. En la visita estuvo también presente el
remitió una comisión a tierra, que hizo contacto con la cónsul alemán de estaciudad. Rodolfo Stubenrauch".
población de SanAntonio Oeste, en donde existía una
importante colonia alemana,preferentemente Iigada a
la empresa comercial Lahusen".ts En rgrr la armada alemanahabíacreadoel Servicio Se-
El buque quedó allí internado un año y medio. '5e- creto de Aprovisionamienrc de la Armada,más conoci-
gún el Señor Oscar Frei, vecino de la ciudad y que en do como Etappendiensf, cuya misión era recoger infor-

I tiempos mis recienfes se desempeñó como intendente


del pueblo, 1atripulación mantuv? una cordial relación
mación sobrebuquesde guerrav mercantesextranjeros
v colaboraral reabastecimientode los barcosaiemanes.
II con los residentesy luego, al volver a mar abierto, dejó La Kriegsma¡rne entregabaun manual para cruceros

I zt6 a^1

ll
il,
llllr
donde habíauna lista secretade los puntos de reunión, "lJn desperfecto en lasmáquínas, obliga al coman-
y entre otras instruccionesse indicaba también, a dón-
de y a quién dirigirse en casode necesitarapoyo. Nor-
I tlante Lüdecke a tomar la peligrosa decisión de refugiar-
se durante una semanaen el peligroso fiordo de Quin-
malmente la tareade contacto estabaa cargo del ayrrdan- !i tupeu, en el Chiloé continental. Personasde la colonia
l
te del comandante. En el D¡esden, se ocupaba de esto el .tlemana de Puerto Montt, se lasarreglan para reparar las
teniente Canaris.
I piezasmecánicasdescompuestas.Terminadas lasrepa-
Los alerhanesy austrohúngarosresidentesen Punta
Arenas visitaron el barco y llevaron obsequiosque ha-
bían preparadopara entregaren ocasión de la Navidad
a la flota del almirante von Spee.Ei r3 de diciembre, al
I raciones que exigieron de susrealizadores el máxímo si-
gilo, llegó la hora de zarpar de Quintupeu y alcanzar
nuevamenrc el Pacífrco.
"El señor Enrique Oelkers, hijo de don Carlos Oel-
anochecer,se despidieron tristemente de los compatrio- kers,conocido armador y dueño de una flota de veleros
tas residentes,y comenzó el Dresden a navegarentre los en ]a zona de Calbuco en esos años, dice recordar per-
desconocidosy peligrososfiordos fueguinos. fectamente esosdías,por el ajetreo que significó Ia rápi-
Desde Punta Arenas, en su apoyo, fue enviado el 19 da y secreta reparación de laspiezas del Dresden, en Ia

I
de diciembre,como piloto, el experto marino y cazador zona de Puerto Montt. Períocioen el que su padre como
de focas,Albert Pagels,quien ilegó con su goletaElfrie- alemán parti cip ó activamente.
de. Graciasa esehombre el cruceroalemán pudo jugar "Todo se hizo con mucho sigilo para no perjudicar
a ias escondidascon ios barcosinglesesque desespera- j ni al Dresden ni a \os alemanesque ayudaron. Recuer-
damente lo buscaban. do perfectamente haber escuchado decir entonces y
Periódicamenterecibía informaciones desde Punta posteriormente, que al salir el buque de Quintupeu,
Arenas por el cónsul alemány el cónsul del imperio aus- dejó una balsacon grandes focos encendidos a batería,
rrohúngaro, el croataJoséBasinovich. Los primeros días simulando que continuaba allí, para despistar a los
de febrero el comandante del Dresden se despidió defi- agentes del bando contrario, que hubieran descubier-
nitivamente del piloto Pagels,que hacía también de to el escondite.
mensajero entre Punta Arenas y los varios escondites "Son varios los testimonios de personas que afirman
que encontr6 el Dresden en Tierra del Fuego. que el Dresden efectivamente estuvo ahí. Algunos re-
El día lo, el comandanteenvió un mensaje a Berlín, corrieron el lugar al poco tiempo, otros lo escucharon
comunicando su pronta partida a mar abierto e infor- de suspadres o gente de la zona. En lasinvestigaciones
manCo una posición geográficaprecisa,en el Pacífico, de los diarios de tripulantes del Dresden, bitácoras o es-
donde esperaríahasta el 5 de marzo algún buque carbo- critos no ligura, estasemana está sin anotaciones".'8
nero que le deberíanenviar con urgencia. Estos hechosfueron muy importantes parael tenien-
Lo que sigue es la transcripción de la banda de soni- te Canaris. "En Chile, avanzado ry4, la colonia alema-
do de un documental sobre del Dresden, hecha por la na, especialmentelos fuertesgrupos del sut del país, se
Televisión Nacional y la Armada de Chile entgTo'. oreanizó secÍetamente. Daradefender sus interesesen

z.¿8 I 249
II

j
[[xtnt0W||ll|||||||ü|||l||||l|||l||||||ll||l|||||||||ll||l|||l|||l|||l|||l||||||||||l||||||liiii
f'I
I
lo que se llamó, el'Deutsch-Chilenischen Bund" que
adquirió personalidad definitiva, en una reunión confi-
I)or su presenciaen esasaguas,los españolesexten-
,l rl ron su domi ni o hasta l a isla de Chiioé, que se en-
dencial, en Concepción, en t9t6. Se afirma que, en ese r rL('ntrafrente a esefiordo, y la fortificaron para defen-
mismo año y eI siguiente, contaba con 25.322alemanes ,l , r I¡ zona donde habíami n as de or o, y desde donde
y chilenoalemanessimpatizantes en todo el país' No ca- ,.rl i .rngal eonescon el preci osocar gam ent o.
be duda que toda estagente siguió con inrerés v preocLt- i-l 9 de marzo el Dresden IIegó a la isla Más a Tierra,
pación cadauno de los movimientos de la escuadradel , , lslade Robinson Crusoenuevamentesin carbón y a la
almirante Graf Von Speey conoció o avudó a las dota- t' sperdde abasteci mi ento.El dí a r 4 de m ar zo, a la dis-
ciones de ]os cruceros.Siguieron entonces paso a paso, t ,incia,rodeandola isla,aparecierontres crucerosingle-
las aventurasdeLerrante Dresden, sus anr argasexperien- '.1'sque inmediatamente comenzaron a disparar,estos
cias habían estrechado los eslabones de la solidaridad \ü encontrabana tres kilómetros y medio.
alemanaa 1olargo del país".tt Con las primeras salvasel Dresden quedó neutrali-
En rg9z, en una guía de viaje chiiena, editada en in- z.rdo.Como en la bahía no tenía maniobrabilidad y só-
g1éspara extranjeros,se puede leer: '81 [iordo de Co- Io podía dispararde popa, el comandanteLüdeckeorde-
mau: con caídasde aguay picos nevados a 1o lejos' El ¡,ó izar el signo internacional de cese de fuego para
crr¡ce -se htce con un transbordador, se ve el Fiordo ¡r.irlamentary ordenó al teniente Canaris,quien además
Quintu¡rc'rr.t la izquierda.En 19r5,lanave de baalla ale- .[e hablarperfectamenteel español,también lo hacíaen
ió aquí perseguidapor la flota
nr.r¡r.r/)re-sderr.see-scorrd inglés, dirigirse al crucero Glasgow que se encontraba
británica. Los tripulantes fueron protegtdos por la colo- n-rás cercay que hablaracon el comandantey evidenciar-
nia alemanade la región del Llanquihue. Los nombres le que el ataqueera un atropello al territorio de un país
de algunos marinos del Dresden se encuentÍan aún gra- rreutralcomo lo era Chile.
bados en lasparedes rocosasdel Fiordo".'o Esto era una maniobra paragan¡r tiempo y autohun-
Efectivamente,los crucerosbriúnicos patrullaban las clir su barco.
mil millas náuticasde costadesdeCabo de Hornos has- Al llegar al crucero inglés, Canarissubió a bordo, io
ta la isla de Chiloé, frente a Puerto Montt, donde el z7 recibió el comandante Luce y explicó 1odicho por su co-
de diciembre de r9r5 fondearonlos crucerosGlasgowy nrandante. El comandante británico fue amable pero
Bristol,sin encontrar la más mínima señal de la presen- contestó que sus órdenes eran destruir el D¡esden don-
cia del Dresden. de y cuando lo encontrar a: "Lo demás 1oarreglaráLon'
El fiordo Quintupeu se encuentra a unas cincuenta dres y su diplomacia con el gobierno de Chile".
millas náuticasde Puerto Montt, en la décima Región. Canarisvolvió con la respuestacuando sus camara-
Todavíahoy, esun lugar salvajey prácricamenteinacce- dasya habíancomenzadoa abandonarel Dresden,y ha-
sible sino por barco,y sólo cabesuponer,que el capitán bían abierto las válvulas.
Lúdecke sabíaque en r578 había sido el escondite del En pocos minutos el buque seinclinó haciaproa has-
corsario Drake y de su galeón Golden Hind. ta que sólo se vio la popa y la banderaimperial de Ale-

250 25r
r,. \,loreno.CarlosAlberto,PATAGONIA?UNTO CRITI-
mania. Un remolino saladose lo tragó, dejando tablas
flotando y más de 3oo hombres en la playa que canta-
ban juntos ei himno imperial, como homenaje a un r '. P¿rkerde Bassi,Marí¿Teresa,op. cit., pág
compañero caído. r¡i lbid, pág.rZ+.
Inmediatamente la noricia llegó al puerto de Valpa- r,;. Parkerde Bassi,MaríaTeresa,EL "HERZOGIN CECI-
raíso,en Chile. Despuésde tres noches en esaisla casi ; t1:" Y LA BARCA TINTO, pág.zz.
deshabitada,el l8 de marzo, dos buques de guerra chi- :o. TraveiGuide,CHILE,"A RemoteCorneron Earth"
lenos conducen la tripulación al continente. Cinco días I' rg 597
despuésson internados oficialmente y transferidosen
barco hasta la basenaval de Talcahuano,donde son re-
cibidos por el cónsul alemán de Concepción y otros
compatriotas de la zona.
En una islita en la bahía, tendrían sus alojamienros;
se llamaba Quiriquina.

Nor¡s

r. Speer,Albert, MEMORIEDELTERZOREICH,pág.rzz.
z. Brissaud,André, CANAI?IS,pig. z4o.
3.Toiand,John,ADOLF HITIER, Segundaparte,pág.S6.
a. Ibid, páe.gz.
rl ;,l
- ru ru , t/dE,.
). ^4^ y/.^-
6. DOMENICA DEL CORRIERE.I GIORNO DECISMO
DELNOSTROSECOLO,N'9, MarceloCervi,pág.288.
7.Toland,John,op. cir,pág.ro8.
8.lbid, pág.tZ+.
9. DOMENICA DEL CORRIERE,I GIORNO DECISMO
DELNOSTROSECOLO,N" 9, MarceloCervi,pág.288.
. ro. Speer,Alberr,MEMORIEDELTERZORÉ7CH,pág.35o.
r r . lbid,p á g .3 6 r.
.- rL:J -:^ -^^
r¿. ruru! PJB. r¿u.

r3. Parkerde Bassi,MaríaTeresa,TRASLA ESTELADEL


DRESDEN,pá9.72..
r^T"-
¡ ^- tIh i rl ¡ io t¡ ¡

252
riquina.ly'os conr-ldene su c¡s.r-v c.?deuno encueDtr.l
.t /'rrenosamigos 1, conocidos que sepreocupan de elLos.
,i) l:sro nos hacebien, porque muy pronto descubrintos,
#.4
,¡rre-/esnegociacionespara liberarnos no tienen futLtra.
' ffi '\i perder estaesperanza,en nuestras-ho¡asde ocio, se
El teniente Friedrich Fleischerdel D¡esden,en su ii- ,'¿.rc¿iv¿el cerebro con unr idea {ij.r: L.t fugt".
bro Sturntfahrt der Tinto, publicado en Alemania en
1933.cuenta respectoa su internación en la isla Quiri-
quina lo siguiente: Así fue que en-rpezaron lashuidas.Uno de los prime-
"Los chilencs hacentodo lo posible paraaliviar nues- ros en fugarse fue el ¡eniente Canaris.Kal Heinz Abs-
tra situación, sepreocupan de colocarnos en lasacomo- lrrgen,primer biógrafo de Canaris,cuentaque "1:spers-
daciones de una antigua escue-Ia de aspirantes.Nos dan [)ectivas parallevar a fe]iz fin una difícil elTlpresaeren
muy buena alimentación, obtenemos perntiso pan te- ¡:n buenascomo paraCanaris,quien dominaba perfec-
ner caballosy nuestros cornpatriotas de Concepción y ¡.rmenfe el idioma españo|y por lo tanto le era relativa-
'I-alcahuanosientpre pueden venir
a v'isitarnos.Hasta rnente fácil pasarinadvertido entre los natunles de la
nos permiten, bajo palabraclehonor. salir con permiso .\mérica del Sur. Pidió y recibió la con{ormidacl de su
por dti.as o semanas.Ha;t dos cosasque no nospueden (omand¿nte, quien le encargó,en el casode triuntir en
dar, l¿ libertad y nuestra p,ttria inv.olucradaen úna tre- iu conTetido pÍesentar a lasautoridades superiores en
ntenda guerra que necesitaa cadauno de sus hombres. ,\lemania un in{orme preciso sobre los últimos mese's
Eso nos preocupa intensamente y obliga madurar pla- del Dresden y lasrazonesde su hundimiento.
nes de fuga". "l,a fuga fue una hazaña deportiva de prirnt'r orden.
Continíra más adelante "De la embajada alemanarc. en primer lugar, tuvo que ganer, en bote, la úerr.t {innt
nemos noücias constantesde que,las negociacionespa- desde Quiriquina, )uego hubo que atraves.trios Atldes,
Ía nuestra posible Liberación, están bien encaminadas y lo que hizo en gran parte a caballo. LasNat'idadesde t9t5
una estricta orden de nuestro comandante, nosprohibe lascelebró en tierra argentina, en casade una familia de
tratar de arrancarnospara no echar abajo estosproyec- co]onos a]emanesllamados von Bulow".
tos. E] sabelo que haceporque conoce a su gente". Los dos biógrafos más acreditadosde Canaris,Abs-
Termina diciendo: "Bajo Ia enérgica conducción de hageny Brissaud,sintetizaronmuy brevementela epo-
nuestro siempre fiel von Eckert, los cónsules Gerswein peya del Dresdencon la parte que tuvo el entonceste-
en Concepción y el agente consular Schuvler en'Talca- niente y liquidan, en menos de media página,la huida
huano, la coloiia alemana resulta un grin apoyo. Nos de C hi l e haci aA l emani a.
proveen de ropa interior y vestimentas v todo lo quese Las experi enci ascasi de sconocidasde Canar is son
.necesitapara l]evar una vida confortable. Los domingos rnuv importantes parami investigacióny merecenalgo
van todc¡slos alem.rnesde la zona a visitarnos a la eui- más.

-),+ 255
ii¡iii¡ililriiriir iiiliiillilrlflillri¡lrrrlii iiilri ri il

re-sque viajabande pueblo en pueblo, vendiendo susba-


r,ttijas. Ropa muv usada, una goÍra que le cubría gran

Iurportante testimonio de la huida de Canaris es el de ¡ttte de la caray a Ia espalda cargabauna bolsa de lona
t.on suspapeles, efectos personalesy supongo que algo
SofíaBoettiger Krause:
tle tnercaderíaspara justificar su disfraz. Su mileta típi-
"Conocí bastanrca varios marinos del Dresden inter-
c¿alemana de la época, quedó en nuestra czsaa msfan -
nados en la Isla Quiriquina. Jorge Becker, Wiswede,
ci¡s de mi hermana para que tuviera mayor movilidad
agentede la línea alemanade vaporesKosmos en Talca-
,'tlcruzar la cordillera de los Andes. Hasta hoy la conser-
huano, era casadocon mi hermana mayoÍ, Olga Boetti-
v¿ nti sobrina, OIga Becker de Hyslop".'
ger. Yo vivía con ellos, pues mis padtes habían {alleci-
Lo acompañarona Ia estaciónde rrenesy esperaronque
do. El comandante Lúdecke, Wilhelm Canarisy otros
tomara uno que iba ai sur, donde a trescientoskilómetros
ofrcialesllegaban a visitarnos Porque tenían cierta liber'
cmpezabala décima Región, conocidacomo la región ale-
tadpara ir a Talcahuano y alrededores, eran muy Íinos y
mana.Era el 6 de agostode r9r5, y despuésde un recorri-
cultosy disirutaban enormemente con la música selec'
clode catorcehoras e innumerablesparadascon el lentísi-
ta. Canarisera uno de los más asiduosa la "Quinta O)-
rno tren a vapor,bajóen la estaciónde Osorno.
ga", nuestra casa.Físicamente lo rectterdo como no muy
Allí, en el andéndel tren, tiritando en pleno invierno
alto, de pelo negro, rcz mate y ojos azules' no parecía
¡ustral, un señor,también alemán,lo esperaba.Aunque
alemán, nmpoco era buen mozo, pero tenía una perso-
no seconocíanpersonalmente,seubicaron de inmedia-
nalidad atrayente--1-odosdeseabanvolver pronto a Ale-
to. El hombre que aguardabaera el cónsul de Alemania
mania, para luchar por su país, pero él en especial, era el
en 1aRegión, CarlosWiederhold.
más insistente en tratar de lograrlo' Hablaba castellano
Aunque Canaris no lo sabía,Wiederhold tenía una
como un chileno sin ningún acento extraniero'
hisroria muy aventurera. En febrero de 1895, a los z8
"Mi cuñado, como descendiente de alemán, compren-
¡ños, había cruzado los Andes y llegado a la ribera del
dió su gran inquierud por regresara Ia patria, proporcio-
hgo Nahuel Huapi en Argentina. Solo, sin ayuda,había
nándole dinero, su pasaportey 1o necesariopata ir de via-
cruzado el lago y llegado a un sitio donde terminaban
je. No podía decir si alguien esaba dettás de esto"'
los bosques cordilleranos y comenzaban las llanuras.
Cuenta también que "recuerdo bien el día en que se
i\llí construyó su casa,é1fue el primer hombre blanco
fugó. yo erajoven y no se me comunicaban muchas co-
que se afincó, en lo que es hoy, el centro urbano de la
sas,ps¡s una mañana, él llegó de Quiriquina y todo es'
ciudad de Bariloche. En su casaorientó su negocio al
eba como tenso. A mí no me permitieron salir de mi
;rcopiode lanasque despuéstransportabaa travésde los
cuarto, por 1o que observé desde la ventana- Vestía su
Andes, trayendo a su regresomercaderíaparavenderla
ropa de siempre, no recuerdo si su uniforme o el terno
¡ los aisladospobladores.Wiederhold habíallamado la
formal con que nos t'isitaba y una maleta' Estuvo un
Alemanaa su local, que en pocos años se convirtió en
buen rato dentro de la casay salió luego vestido como
.entro de reuni ón v comercio.
un "falte". que era el nombre que se daba a Losvendedo-
257
256
l .i l tre seti embre1' octubr e, en esepaso, r ar am ent e
"Cuentan queun día un poblador de la zona,lel Litnev'
r\:ni eve. A ntes decruzar los Andes, Canar isse alojó
un escocés ll¿mado Enrique O'N eyll, escribió un¡ c.l¡r¿a
' ,'1fundo Eggers.c¡mino a Enrre Lagos,pueblo a la ri-
Wiederhold v un poco por desconocimiento del idionta ''
,, r'¡ del lago Puyehue. En Chile se llama íundo a una
o simplemente por error en lugar de poner Señor Carlos . r,urpropi edad agrícol ay ganader a,que en esaépoca
o Don Carlos escribió SanCarlos.'\ V,liederhold Ie causó
¡,¡,,nredi aban l as z.ooo hec t ár eas.
mucha graciay mostraba el sobre riendo a cadacliente,
l .ospri meros díasde octu br ede t 9r 5, r ecor r enen ca-
también cambió el nombre de su comercio: Io llamó San
r r,' i r l os setentav ci nco ki l ó m et r oshast aPuyehue,una
Carlos. Así nacióel nombre de la ciudad,al que se le agre-
, )n.itermal conoci dapor s u balnear iodesdela coloni-
gó más tarde de Bariloche, paradiferenciar.l.ocieotros pue-
,ción,hacíamás de sesentaaños,y desdeallí conrinua-
blos anbién llamados SanCarlos, haciendo alusíón,enor
i ,,ri¡ cabal l ol os setentaki l ó m et ¡ os que separ anel Lago
ortográfi co mediante, a} pasocordillerano de Vuriloche.''
I 'rir,ehue del Nahuel Huapi. Canarisdesdemuy peque-
Wiederhold le aconsejóa Canariscruzarlos Andes ha-

w
w
#
cia el ya reconocidopuebio de Bariloche,que él mismo ha-
bía fundado hacíaveinte años.Se aioió en la mansión de
von Geysoen Osorno, quien le presentóal señorEggers
; rLrcabalgaba,su primer biógrafo ya en 1949 decíaque
rl ri ía, conro di cen l os i ngi eses,hor se sense.
l -l egaronrecorri endol a vieja sendade los indí genas
rr rpuches,usad¡ en el per í odo de la Pr im er G uer r a
para que io ayrrdaraa realizar el cruce de la cordillera y Ie
\l undi al por regul aresc.travanas de m ulas. La ilam ada
entregó,pan usarlo como Baedeke¡ el diario del profesor
,r'rrdade lasHerradu¡as terminaba en ia ribera del la-
Stange,quien fuera uno de 1osintegrantesde 1asprimeras
: o Nahuel Huapi, donde habíaurr pequeño puerto na-
expedicionesque cruzaronios Andes por ei pasoPuyehue,
r ri ral , que en eseentoncesse llam aba Puer t o Bar at t a.
en el veranoaustraiCer893-94.
"Por el diario de Stange, nos damos cuenta de lasdili- r i r-'i ugar encantadorcon d os islit as que le hací anco-
,,' na. A l l í l o esperabaotro com ponent e de la f am ilia
cu]tadesdel cruce, susLtncialmentede lasque denen que
. ggerscon un barco a vela, el Estrella.Canaris así cru-
afrontarlos quehoy seinteman en e)paso' Cercadel lími-
zi r l as ci ncuenta mi l l as náu t icas que lo separ abande
te divisorio de lasaguas,a una altura de 45o m comienzan
.,ru C arl osde B ari l oche.
Ios arenalesde Lapil)e, compuesto de piedra pómez y lava
En r9r5, el pueblo vivía del comercio de la lana, que
de basalto.'\Ei pasoPuyehueseencuenua entre dos anti-
r r ¡nsitaba desde Ias estanciasde los alrededoreshacia
guos volcanes,el volcán CasaBlancay ei volcán Puyehue,
t hile. El comercio estabaprácticamenremonopolizado
ambos de poco más de z.zoo m de altura.
E l c r u c e , e n e s ta z o n a d e l o s A n d e s, se hace a l os ¡or 1aSociedadCome¡cialy GanaderaChile Argentina,
. ln'os capitalespertenecíanen su mayoría a alemanes.
r . 3oo m e tro s , c o n s ó l o e i s i e tep o r c i ento de pendi en-
Canaristomó contactocon un amigo de Wiederhold,
t e. Hay q u e re c o rre r,d e s d ec u a n d o s e comi enza a su-
, )tro comerciantealemán que se había instalado en Ba-
bir en C h i l e h a s ta b a j a r e n Arg e n ti n a , unos cuarenta
ri l oche en r91t: C hri sti an Lahusen,un ast ut o com er -
k ilóm et ro s d e s e n d a ,q u e e n r9 i 6 , d esdehacíavei nte
años , t r a n s i te b a nc a ra v a n a sd e mu l a s . l.1nteque en tres décadascreóun imperio comercialen

zs8 zs9
l l l ¡ r Ir i l r i l l r l i l l l ,

la Patagonia,multiplicando su almacénbariiochenseen ( ..rnarissubió al rren y recorrió los cuatrocientoscua-


más de una docenade sucursalesal sur del Nahuel Hua- r( nt:rv ocho kilómetros que ya sehabíanconstruido.En
pi, desdeque habíainiciado el acopio de lanasen la zo- rrr('nosde un día,llegó al puerto del Atlántico, uno de la
na. No pudiendo hospedario dignamente como estima- rrrt' tl i ¡docenade puebl osde la Pat agonia, m uy im por -
ba humildemente correspondiera a un oficial del Ka¡ser r rnte debido al comercio marítimo. Tenía,en eseenton-
hizo lo necesariopara que fuera hospedadopor su ma- , t's.el doble de habitantesque hoy en día.Lasfirmas co-
yor proveedorde lana.Así fue cómo Canarisllegó al cas- nrcrcialesradicadasallí, eran alemanas.Lahusen tenía
co de una gran estanciaalemana,Ia San Ramón, a pocos un aimacén que competía con otro, La Anónima de
kilómetros del pueblo. l\4¡uricioBraun.
En esaépoca,en la Argentina las estanciaseran al me- l-acompañíamarítima que hacíaescalaen esepuerto
nos diez vecesmás grandesque Ios fundos chilenos. t'r¡ la Hamburgo Sudamericana,que hacíaei servicio de
En San Ramón fue huésped dei barón Luis von Bu- t'.rbotajeen la costapatagónica,con los buques P¡esiden-
low, uno de los más nobles linajes alemanes,quien se t c Mitre y Camarones,su agente en aquella época era la
enconrrabaallí cumpliendo la función de adminisrrador ('mpresaLahusen.
¡n siru del principado de Schamburg Lippe. A CanarisIo En San Antonio Canaris tenía pasajeen el Presiden-
fascinó el lugar y se quedó más de un mes. te Mitre, pero no apareció en la fecha esperadaporque
Se relacionó también con otro aiemán, dueño de un cl 3o de noviembre fue prácticamente capturado por el
campo en las cercanías,de apeliido Niebuhr. Sus nue- crucero británico Orama, uno de los participantes en la
vos amigos sugirieron a Canaris que se quedarahasta batalla de las Malvinas/Falkland, y conducido como
que terminara el conflicto, pero él no creíaen una Pron- presohastaMontevideo.
ta finalización del mismo: quería regresara su patria y El motivo de Ia captura no fue nunca aclaradopor los
ser útil a su país. briúnicos, más de sesentaaños después,en t978, se pu-
A mediados de noviembre lo acompañaron de estan- blicó una explicacióndel hecho. Los diarios uruguayos de
cia eD estancia,a caballoy carretapor la llamada Línea la época,comunicaron que en la cargadel barco seencon-
Sur hasta la terminal del ferrocarril, que se encontraba traúan elementospara la consfi-ucciónde un submarino,
en Ingeniero Jacobacci,a unos ciento cincuenta kilóme- que sin ninguna prueba concreta,seríautilizacio presun-
tros de sendaque recorría las propiedades, en dirección tamente por los alemanescontra la navegación inglesa,
al OcéanoAtlántico. previo su armado en algún punto de la Patagonia.a
En )acobacci,estabapor entonces,la cabeceradel fe- Canaris tuvo así tiempo de reunirse con sus compa-
rrocarril, que a mediadosde tgrz habíainterrumpido su triotas del Seydliz, que había anclado del otro lado de la
trazado que uniría Bariloche con el puerto de San An- bahíay semanasdespuésse embarcóen el piróscafo Ca-
tonio, por motivos financieros.Este era, en esaépoca, maroneshacia el puerto de Buenos Aires,
la terminal natural de la lana producida en esazona de Uno de ios biógrafos de Canaris,André Brissaud,opi-
la Patagonia. na oue el marino cruzó los Andes desde Santiasohacia

z6o z6't
[" r r() .rAlemania.Allí sehospedóen Hamburg<¡, en casade
M endoza a c a b a l l o ,c o s a i mp o s i b i e h asta di ci embre,
r r r,rD orotheaP opp,v aunq uese. encont r ab¡cr nsado,
existiendo en esaépoca sólo e1paso del Cristo Reden-
, 'ntinuÓsu viajeparapresentarsea sussuperiores.
tor, a 4.2oo metros de altura, al pie del Aconcagua,de
casi7.ooo metros y rodeadode montañas que superan i {eportó todassus experi encias,I levaba. consigouna
, rfti l de recomendaci óndel bar ón von Bulow par a su
ü los 6.ooo metros; el pasosueleestarrecubiertopor me-
1'rirro, el mavor von Bulow, quien se desempeñabaen
ffi tros de nieve, desde4 hasta r z metros.
Cruzar esepaso sólo se podía haceren ei verano aus-
I III-B , el S ervi ci oS ec¡etoalem án.Su sedeoper at iva,

w
":t.

w
ffi
tral. desdela Inmaculada hastaPascua,como dicen los
lugareños. Había que recorrer por una semanamás de
, rr B erna,erauna de l a más i mpor t ant es.
I-ascentralesde espionajealemán en 1ospaísesneu-
r r.ries,disponían de numerosos efectivosy eran verda-
trescientoskilómetros de sendapor una zona que toda-
w
w vía estácompletanrentedesértica,donde no hay pastu-
, i,-,r¡sfortalezas.Los aliadosno pudieron nuncaaccionar
w ! ( )ntra ellas.Un agentedel contraespionajefrancés,des-
ra y subir pendientes de más del veinte por ciento, na-
w
V.
die lo transitabaen r9r5, si no en la épocaen que Canaris
ya estabade regresohaciaEuropa.
l,rrcsdel armisricio,reveló "los miste¡ios de la oficina de
'. , ¡n Bulow": "cerraduras especiales,una tTampeen el pi-
Cuando llegó a BuenosAires, Canaris,bajo la identi- '.o, bajo la alfombra, delante de la mesa de tr;tbajo del je-
t,'del espionaje alemán, timbres de alarma, sillones
dad fraguadade un ciudadanochiieno de nombre Reed
! | rn1pa,micrófonos, mirillas, prácücamente cualquier
Rosas,se embarcóusando su pasaportechileno autén-
r tpo de precaución paraparar situacionesindeseables".5
tico y fidedigno, a bordo el vapor F¡isr'a,del Lloyd Ho-
landés con rumbo a Holanda. En el viaje, pronto entró Por su intermedio, Canarisiba a ingresaren el fasci-
ir.rntey peligrosomundo del espionaje.
en buen a s re l a c i o n e sc o n v a ri o s p a s a j erosbri táni cos,
aprovechandola ocasiónpara refrescarsu inglés.
Al acercarsea Inglaterra, el barco fue detenido y ie fue
ordenado dirigirse a Plymouth, donde los pasajerosfue- E l j efe del S ervi ci o S ecret oer a el t enient e cor o¡ r el
\Vilhelm Nicolai.El servicio,llamado técnicamenteIil-
ron interrogadospor los serviciosde inteligenciaingle-
l l . dependíadel E stado Mayor G ener al de las Fuer zas
ses. Canaris pasó este examen sin ningún problema.
\rrnadas,al mando del generalErich Ludendorff.
Unos pasajerosfueron llevadosa tierra paraser someti-
dos a interrogatoriosmás profundos,y él inspirabatan- El ill-B habíasustituido al Nachrichtendiemsrcrea-
,lo por el canciller Bismark y dirigido por el jefe de los
ta confianza, que un funcionario inglés le pidió su ayu-
,'spíasprusianos,Wiihelm Stieber,quien liegó a tener
da, para establecer,si otro pasajero que decía ser de
.r su servi ci o a más de 40.ooo agent es,y en su car r er a
Valparaíso,efectivamente hablabael dialecto de allí. Va-
I trecondecoradoveintisietevecespor su genio y susser-
rios compañerosingiesesde aquelviaje lo invitaron pa-
r rci os.
ra que los visitara.
Así el viaje sigr-rióhasta Rotterdam, donde ingresó, E i aparatode espi onaj ey el sist em a policial im ple-
nlentado por el Ministerio del Exterior, en Berlín,le so-
siempre con su pasaportechileno, con el que también en-

cl,>
z 6z --)
F

brevivieron, pero sus sucesoresno tenían el don del Se- t it¡tientos vienen ejecutadospor la dirección del cuer-
ñor de los espías.En r9r3, otro genio del espionajere- t,, ' t7eia armada,gana desdeya una batalla".6
construyó el prodigioso edificio levantadopor Stieber: Esasideas nunca se habían pronunciado en el Gran
I st¿doMayor. El Kaise¡Guillermo II, quien observaba
,& el teniente coronel Nicolai, quien era un ferviente ad-
mirador de su obra.
,rNicolaidesdehacíatiempo, intuyó que teníaen é1a un
* Habí ae m p e l a d o e n 1 9 0 4 , c o m o u n joven teni ente, rlcnio de la guerra secreta,lo promovió a mayor y le en-
ffi
T; en el EstadoMayor. Nadie conocíaa aqueloficial que vi-
, ,rrgól a j efaturadei S ervi ci o.
&
M vía sencillamenteen familia, un trabajadorincansable,
W" una persona afablecon todos. Promovido a capitán, em-
N ( )TA S
W pezó a llamar la atención del Estado Mayor con un re-
w porte sobrelos métodos del espionajemoderno.
w Era un trabajo inteligente que demosrrabauna madu-
r. P arker de B assi , María Teres a, TR A S LA E S TE LA D E L
/ )RESDEN,pág 23.
w
w rez excepcionaly una gran cultura. Los viejos generales r. Vallmitjana,Ricardo,BARILOCHEMI PUEBLO,pág.35.
F;, se preguntabande dónde había sacadosus ideas,pero t. Biedma,JuanMartin,TOPONIMIADELPARQUENA-
.il' en verdad Nicolai sehabía documentado practicando en (.tONAL NAHUEL HUAPI, pág.198.
el campo,una cosainusual para la época.Y así ingresó -1.Vedoya,Juan Carlos,"La capturadel PresidenteMitre"
al Servicio Secreto. l'ODO ES HISTORIA, número 135,agostode r978.
Trasla guerraruso-japonesa,el EstadoMayor alemán 5. Bauer,Eddy, STORIA DELLO SPIONAGGIO, pág.88.
quiso formar una misión de observaciónparaenviarlaa 6.Ibid,pis.zs.
lapón, Nicolai fue llamado para integraria. Se preparó
cuidadosamentey por un año y medio estudió japonés
en el Colegio Oriental de Berlín, pero su misión de es-
pía en Japónno fue llevada a cabo.Su superior,el coro-
nel Lauensteinhabíacambiado de opinión.
En estosaños,Nicolai se introdujo en todos los am-
bientes.Se impuso en las faccionesde la corte imperial
y en los partidos políticos, estabaal tanto de todos los
secretos.En r9rz, profetizó sobrelasgrandesbatallassi-
gilosas del espionajede los tiempos modernos'. "Un go-
biemo, en que su Estado Mayor, se organiza de manera
de poder prever lasmínimas oscilaciones en el mercado
del cobre, del acero, del algodón y de }a lanay registrar
los movimientos suplenentarios de los productos ali-
menticios y de Ia bencina, sobre todo, cuando talesmo-

z6¿
illiiliilliil¡iiiriiriilliiliilliiililliiiilll

,/r/( /)u{c.r¡comerciantesque procuraran los avitualla-


XVI t t )t, !rt| )sy otros implementos navales,asícomo patro-
,,, , ,1.'antbarcaciones que colaboraranal abastecimien-
t , , ,1,,lc¡ssubmarinos ¡r barcosde superficie alemanes,
t tt tt t ) L'ricarbón como en petróleo y víveres.'\
ü L\trs n-lisionesno las podía ejecutarel agregadomi-
k,
Canaris,como integrante de la Kriegsmaripe,ingre- Llr \ r () su personal oficial. En cambio, el chileno Rosas
ffi
't; s ó en e l S e rv i c i o N a v a l d e In fo rma ci ón, que dependía r,{} rtr)í¡ probl emas.S u dom inio deI español,su com -
ffi del Ministerio de la Marina en Berlín. La mayoría de los
t,r, rrsi onde 1amental i dad l a t ina y su pacienciaen los
w
w
historiadoressueleafirmar que la Marina siempre con-
troló al Servicio Secretoalemán,pero en realidadfue lo
,l ' l ,rz¡mi entoscomunesen l os m er idionales,lo hací an

w
,# contrario.
' ' , rl t' rtOpJr¿eS taS mi si One s.
lrrcepto el capitánde corbetaretirado von Krohn, su
Durante la PrimeraGuerraMundial, esteServicioru-
%

w v o que mo d i fi c a r s u s m é to d o s i n d e pendi entesy fue


obliga d oa e s tre c h a sr u s l a z o sc o n e i I Ii -B .
t, l t' crl Madri d, pocos sabíande él en eseent onces,ya
,l rr' no teníacontactocon l a em bajadaalem ana.
l:n la península Ibéricalos Serviciossecretosalema-
O r g a n i z ó l a s c a c e ría sd e l o s b u q u es mercantespor rr,'s se movía¡r con tal desenvolturaque el gobierno es-
obr a de l o s s u b ma ri n o s .El c e n tro d e estasacci onesse
¡' rrrolno sepreocupó.Los ag ent esde Nicolaisear r evie-
ubicabaen otro país neutral, el cluefue uno de los ma- r,,n hastaa apoyarmovi mi e nt os r evolucionar iospar a
y or es ce n rro sd e l e s p i o n a j en -ru n d i al E : spaña.C anari s I n )l)oner al rey Alfonso ministros pro alemanes.Espa-
fue transferidoa Madrid, que junto con Berna, fue uno I r era n.luy importante para la economía de Alemania
de ios puestosmás importantes de observaciónparalos , n tien-rposde guerra.
asuntosfranceses. l )e l a mi na de R ío Ti nto se ext r aí ael volf r am io, m e-
Mientras el agregadonaval cuidabaexclusivemente r.rl raro e i nC i spensabl epara endur ecer el acer o ale-
cleobservarlas fuerzas navalesaliadasy la base de Gi- ,ri n. E l S ervi ci oS ecretoi nglés,el 4o- O B, hací ade t o-
braltar, la tareade Canarisfue la de vigilar el transpot'te , , prrá l i mi tar Ia l l egada a Alem ania del pr ecioso
marítimo aliadoy neutral y el avituailamiento clandes- ,nl l eral .C ansadade ver sus car gaspar adasen alt a m ar
tino de los submarinos v crucerosauxiiiaresalemanes , hundi das,l a embaj adaal e m ana de M adr id, llegó a
desdecostasy puertos españoles. r r ,rnsportarloa bordo de submarinos de gran tonelaje,
"La misión principal de Canaris consistía en buscar y ,l c Ia ci ase D eutschl and, qu e podí an r ecor r er hasr a
prcparar co]aboradores en Jospuertos españoles para ' \.ooo mi l l as.
ciertas funciones, en relación con Ia marina alemana: Canaris no fue extraño a una de estas empresas.El
hombres que observaranel movimiento. en los puer' , nvío cl andesti noparti ó de la I sla de M ader a,per o los
tos, de ]os barcos mercantes aliados,o n'tarinos que su' .rLbmari nosfueron atacado spor bar cosf r ancesesy el
pieran interrogar a los tripulantes que prestaban servi-
' .,' l frami ocambi ó de dueños.
cios en embarcacionesneutraleso aliadas,ademástenía

266
Canarissehizo cargoen primera personade dos ope- r r l .rs.rrmadasde l os i mperi o s cent r aleser an m ás cluc
racionescontra los EstadosUnidos. "Partió desde Espa- , I rlicrles.Los frentes habíansido rotos en Italia y en los
ña,en misión secÍeta,en los Estados Unidos, unos sub- l i ,rl c¡nes, tambi én Ia parte eslavadel im per io aust r o-
mafinos alemanes, organizaron un corÍeo regular y I rrrngaro seestabapor levantar contra 1oque quedabadei
clandesüno entre lascostasespañolasy Cuba, donde de- r¡ :,¡l nenhabsbúrgi co.
sembarcaron explosivos destinados a accionesde sabo- l.¿svías de abastecimiento,tanto de gasoil como de
taje en los Estados Unidos."' rrrriniciones,fueron virtualmente cortadas,y tras una
En el transcursodel año que permaneció en España, r,'rrnión con los comandantesde la base,se decidió que
las actividadesde Canarisno escaparona la atención de , ,r.lacomandanteintentaría,por separado,dirigirse a la
los ServiciosSecretosaliados,y aunquea la larga,su dis- r, r.e -rl emanade K i el .
fraz de chileno tenía que descubrirse,Canarisconside- A mediados de octubre Canarisal mando del UB-tz9
rabasu deberservir a su patria activamentey queríalu- v otros U-Bootes zarparon de Cattaro, y tras un viaje
char contra las fuerzasnavalesbritánicas. \'{-'nturoso,once submarinos ingresaronai Mar Báltico,
En su período español quedó fascinado con los sub- Ios primeros días de noviembre. El 8 de esemes llega-
marinos, esasnuevas armas,en eseentoncestan desa- rtrn a Kiel, en formación cerraday enarbolandolasban-
rrolladas tecnclógicamente.Como Canaristenía el de- ,lcrasde combate.
seode comandarun submarino, pidió la conformidad a La flota alemanaallí atracadaizaba,en cambio,la ban-
Berlín, y prontamente le fue acordada. ,leraroja de 1ossocialcomunistas,Canarisestabaindig-
Tras un intento de regresara Alemania, siempre ba- ¡r¡do con esta si tuaci ón pol í t ica y m ilit ar y no se sor -
jo la identida d óel chileno Rosas,que casi Ie cuestaIa vi-
¡rrendiópor la derrota,ya que habíacomprendido antes
da, consigue embarcarseen Cartagenaen el U-35 el que que nadie la imposibilidad de una victoria.
cruzando el Mediterráneo y subiendo el Adriático, lo No se había hecho ilusiones con los éxitos logrados
llevó a la baseaustrohúnsara de Pola. cn Franciaesemismo año y no tenía,como sus camara-
,-[as,odio por los enemigos o por Inglaterra como po-
tencia naval. Por el contrario, tenía una opinión muy
En Eckernfoerde,en la Escuelade Submarinos,hizo elevadasobrela flota británicay la capacidadde sus ofi-
el curso paracomandantey algunosmesesde entrena- cialesy marineros.
miento. Canaristenía entonces3r años,y se sentíasegurode
Después,en la primavera del r9r8, recibió el coman- si mismo. En los cinco añosque estuvo embarcadosacó
do de su primer submarino. Zarp6, rodeando el At1án- valiosasexperienciasde los contactos que tuvo en sus
tico y penetró en el Mediterráneo para operar desdela viajes al extranjero, y aprendió a tratar de igual a igual a
baseaustrohúngaraen la bahía de Cattaro,en el sur de l as personas.
la Dalmacia.
Los primeros días de octubre, la situación bélicapa-

268 26g
E l r ad e n o v i e m b re d e r9 r8 e l re n i enrecoronelN i co- n .i mpl e subofi ci l l v no per t cneci. ra l¡ ¡ r isLocr , r ci, l
lai habíallegadosecretamentea Kiel. En aquelmomen- i L1si .1na. H ubo otra reuni ón en Spa,pocashor as des-
to observólos gravesdesórdenesque habíanempezado ,' rés de l a abdi caci ón de Guiller m o I I , en ést a Hin-
elzT de octubre, cuando ios marineros de la flota impe- l (' nburg afi rmó que se ne cesit abadom ar la r evolu-
r ial s e h a b ía n a m o ti n a d o ma n i o b ra d ospor agi tadores rrn, pero Nicolai 1ocorrigió: '.N'ose tratade domar la
revolucionarios. 'volución sino de aprovechamos de ella". La última pa-
La confusión reinabaen la basey Nicolai romó con- rlrrala teníasiempreé1,esto significabaque ocupabaun
tacto con dos clesusagenres.el capitánSiewerty el guar- ,garmucho más importante que e1que aparentabapor
diamarina Kern, quienesse encontrabana la cabezade ..Lgrado.
ios amotinados.Despuésde esteencuentro, otro arrro- Diez díasmás tarde,Nicolai puso en marchaun nue-
t inam i e n to e mp e z ó e n l a p ri me ra y segundaescuadra . ,r plrn que comprendíala idea de un pacto entre el go-
de la armada,que fuera orgullo de Guillermo II y pasa- ,i(,'rnov el flamante comando supremo del ejército.AI
r on a ia re v o l u c i ó no tro s 2 0 .o o o h o m bres. , r ro di a, en Ia noche dei ro al n de noviem br e de r 9r 8,
E l co ro n e l h a b íac o n d u c i d o o tra d e sus magi strai es ii¡ndo faltabanveinticuatro horasparael armisticio,se
operaciones.poniendo más ieña al fuego revoluciona- ' i r!:ontraba en el casti i l ode Kr upp Von Bohlen, en Es-
r io que e s t¡b r q u e n rl n d o l .r fi c r¡ i m p eri .i l . ,' i l . eDuD r reuni ón secret acon los pr incipalesjef esde
El z5 de setiembreanterior Nicolai se había reunido r Lndustri apesadaal emana.
con el mariscalHindenburg, ei generalLudendorffv ofi- Les dijo: "Hemos perdido la guerra, debemos ganar
c ialesre s p o n s a b l eds e l o s S e rv i c i o sSecretosen el cuar- , t [)rz",y siguió "De ahora en ade]ante ustedesrecibirán
tel generalde Spaen Bélgica.El jefe del III-B declaróen- , ,,r mi támite, lasinstruccionesde aquellosque rcda-
tonces: "Es I¿ derrote, pero si no queremos gue és¡J .se t t.tpueden salv,tral país. Huso Stinnes,el rev del acero,
resuelva por la Alemania o por el Estado Mayor, único .' irritó por lo perentorio de Nicolai. La república daba
verdadero sostén del país, en una catástrofe definitiva, ,nedo a los capitanesindustriales, pero el coronel con-
tenemos que atribuir a oftos y no a los soldados.la¡es- ','stó 'la república no seráotra cosaque un espantapája-
ponsabilidad del fracaso.Hará falta, si es necesario,sa- ,,s del cual tenemos que servirnos'y dejó el castillo".+
crifrcar e] emperador y el imperio".3' tlitler, cuandosaliódel hospital de Pasewalk,seente-
P r on u n c i a d ae s ta s e n te n c i a ,d e l os presentessól o , , c1e1ehuida del Kaiser a Holanda y anotó en su diario:
Hindenburg protestó, Ludendorff no dijo nada y el ge- reció en mi el odio hecialos responsablesdel adveni-
neral von Bartenwierffer y el coronel Baueraprobaron. ' tlc\to, supe entoncesmi destino, entfar en política" de-
De cualquier manera, mesesdespuésse confirmaba 1o r()srrandoya desdeentoncesno entenclernadade la gue-
declarado.Y el mismo día que Nicoiai llegabaa Kiel, un Li .i secretay sus manioblas.
hombre suyo, e1generalWilhelm Groner, sucedíaa Lu- i--lr: de diciembre, el nuevo presidente de la Repú-
dendorff tras su dimisión. r,ll.¡, Ebert, promulgó un decreto creandouna guardia
Nicolai habíaimpuesto esegeneral,quien err hrjo de , icr republicanay el mismo día, por iniciativa del fiel
'

270 271
ejecutor de los planesde Nicolai, el generalGroner, ha- Trascumplir estamisión Canarisingresóen la brigacl.r
cía abrir secretamenteuna oficina de reclutamiento de ,lc marina Lowenfeld,su oficina fue instaladaen el mis-
voluntarios; estaacción fue oficial el 6 de enero de r9t9 rro hotei Edén, que seencontrabamuy cercadel zoológi-
cuando se hizo una llamada pública para la formación , o de Berlín.Entre laspersonasque frecuentaronen esos
de un cuerpo de voluntarios. ricmpos el hotel Edén, se contactaroncon Canarisel ex
El texto fue firmado por los más importantes sociai- , .rncille¡del Reich, príncipe von Bulow y señora,quienes
demócratasde Alemania, entre ellos el presidente Ebert ,,lli se habíanrefugiado,y ei capitánEhrhardt, jefe de la
y Gustav Noske, quien fuera diputado del Reicñstag.El l,rigadade marina que lievabasu nombre.
hombre habíareprimido el amotinamiento de Kiel, fo- Mi entras tanto N i col ai cont inuaba con su plan y
mentado por los agentesde Nicoiai con los cualestenía i rabíareorgani zado el C omit é Super ior Secr et o,que
buenasrelaciones. ,' xi stíadesder9r7 y que en rgzo habí aem pujado al co-
Con la bendición de Nicoiai, Noske fue propuesto por nrando supremo al rearme clandest inode Alem ania.
w el generalGroner como Minisrro de Defensa,sereveló co- Verdaderasociedadsecreta,con poder y mecliosfinan-
?il
w mo el hombre fuerte del gobierno, dependiente entera- , ieros,estabaencabezado.porLudendorff y compren-
t:.: .lie, bajo la guía de Nicolai, industrialesy banquerosde
mente del Comando Supremo en manos de Nicolai.
E. suma importancia en Alemania entre las dos guerras.
Entre ellos los Krupp, Mannesmann, Cuno Warburg,
En estosdías Cana¡isestabaen Beriín. Como tantos )peyer, von Gwynner y Vbn Bary.Esteúltimo banque-
oficiaiesde la marina y dei ejércitc temía la amenazade ro era el hombre de Nicolai, y como representanteofi-
los extremistasque querian implantar, segúnel mode- , rai de la Hamburg- América Linie, fue cónsul generai
lo ruso, un estadosoviéttco.En Berlín habíaregresado ,le Alemania en Anversa, Bélgica,antes de r9t4, donde
la GKD, división de cabalieríade la guardia,instalándo- ,rctuócomo agentesecretoa las órdenesdel coronel.
se a mediados de enero en el hotel Edén, que se convir- Ludendorff inspiró otro reagrupamientonetamente
ti6 "en una de las basesprincipales del gobierno Ebert- cxtremista, como el ultra monárquico National-Verei-
Nosfte, [donde] se creatcn ]os primeros cuerpos de ni6png. Sus líderes eran el pastor Traut, ex capellán del
voluntarios en los que ¡trestaban servicio, vistiendo uni- cmperador; von Jagow,ex jefe de la policía de Berlín, el
forme de soldados, centenaresde ofrciales".sEntre ellos capitán Pabst, el doctor Kapp y el coronel Bauer, otro
también se encontrabaCanaris,quien se habíaalistado irombre de Nicolai.
enla G K D . El mismo día en que ia Asambleade Weimar llevaba
Fue enviado en misión al sur de Alemania, allí co- .r la presidencia a Ebert, Kapp empezaba a planear el
menzó su noviazgo con Erika Waag. A fin de febrero ¡lutsch, que iba a estallar en marzo de r9zo.
Canarisregresódesdeei sur y actuó como oficiai de en- Esemismo día, r6 de setiembrede r9r9, Adolf Hitler
laceentre gupos armadosde ciudadanosy 1aAsamblea se inscribía en el Deursch e Arbeiter Parrei.Sus comien-
Nacional que se reunía en Weimar. zospolíticostienen origen en el espionaje,a fines de no-

t-7,
v iemb re d e r9 r8 ; re g re s a n d oa Bavi era,su patri a por su hora ha llegado, es justo el hombre que yo pensaba".
adopción,sealista,sobretodo paracomer y tener un te- I I it ler. en aquel tiempo era un pequeño y oscuro agita-
cho, como agenteinformador del Departamento Políti- tlor.pero si Kern ya lo teníapresente,significaque en su
co del ejército. cntorno ya se lo tomabaen consideraciónparaalgo.po-
En setíembre del año siguiente recibe la orden de in- ,-o después Kern siguió el auro de Rarhenau, lo cercó y
dagarsobreel Partido de los Trabajadoresalemanes,un lc disparó, su compañero Fisher io ultimó lanzándole
pequeño grupo de personasque se reúne en una cerve- trnabomba de mano en el auto descapotable.
ceríaalrededor del herrero Anton Drexler. Entre los po- Rathenau,quien fuera minisro del exrerior y autor
cos adherentesse encuentraun periodista,Dietrich Ec- cleun plan de saneamientoeconómico,era herederode
kart y un oficial del ejército,el capitánErnst Roehm. l¡ AEG, cuyos estabiecimientoseléctricosiluminaban
Hitler participa de unas ¡euniones y conciuye su in- l.rsgrandesciudadesde Europa y también las de Amé-
vestigación aclarandoque allí no se encuentran subver- rica del Sur.Era dueñode43 minas de carbóny r7 de hie-
w
w
sivos,escribiéndoloen su reporte.
Pocos días despuésDrexler lo invita a serde ellos.
rro, ademásde otras muchas empresas.
íi Aparentemente su mayor culpa era la de serjudío, los
Sedecide,deja de hacerde espíay selanza a la política' ¡nilitares y los nacionalistasno llo¡aron y menos aún los
?;
En marzo de.r9zo,la primer tentativa ejecutadapor grandesindusrrialescomo Krupp, Thyssen y Hugenberg.
ei III-B, el pursci de Kapp, fracasó,habiendo rehusado
su apoyo el ejército y los parlamentarios de de¡echa.Pe-
ro los principales conjurados pudieron escapar,entre Wilhelm Canarissintió simpatía por Kapp, pero igual
ellos el coronel Bauer,quien fuera un ayudante de Ni- entendió inmediatamente que cualquier cosaque pu-
colai,y más tarde designadoen Shangaicomo conseje- diera proyectar estabadestinadaal fracaso.
ro milicar del general Chiang Kai-Shek. También conoció muybien al comandanteEhrhardr,
Labrigada de marina dei capitán Ehrhardt que conta- el hombre clave de tantos hechos sangrientosdesdeel
ba con 16.ooo hombres fue la punta de lanza en el levantamiento de Kiel; otro que se encontrabaallí era
putsch. un joven cadeteque ingresabaen Ia secciónpolítica del
El mismo fue promotor también en la organización Servicio de Información Naval, Reinha¡d Heydrich, el
para el asesinatodel vice canciller Matthias Erzbergeren futuro jefe del SD nazista.Terminabauna era y comen-
agostode rgzt y también en el de Walter Rathenau en zaDaotra.
junio de rgzz.lJno de sus oficiales, Edwin Kern, hom-
En rgzo Canarisse casó y tras el golpe de escadode
bre de Nicolai en el tiempo del levantamiento de Kiel, Kapp, terminados los tiempos de los pronunciamientos
donde tuvo funciones como provocador, fue el autor políticos, lanzó sus energíasal resurgimiento de la ar-
material del asesinato. mada.Actuó dos años como oficial del EsradoMayor del
Ei z4 de juiio de rgzz Kern se despidió de un compa- ;ilmirantazgo en Kiel, participando activamenre en in-
ñero, von Salomón, y le dijo: "Si Hitler comprende que vestigacionesteóricas y prácticas en el desarrollo de

274
275
()ctubredel mismo año. La travesíafue tan larga,
submarinos, estudianclomodelos de varios países,so- que se
bre todo el finlandésVetehinen.En tgzz se embarcóen tl uedó sól o doce díasen J apónr elacionándosecon los
el crucero Berlinconro primer oficial. .rstillerosjaponesesKawasaki.
- Entre los subtenientes embarcados"se encontraba En su viajehizo innumerablesescalasque le permirie_
Reinhard Heydrich. AI año siguienteCanarisfue ascen- ron reclutar muchos agentesen el mismo
Japón,en las In_
,li¡s Holandesas,en Sudáfrica,en Egiptoy en
dido a capitán de corbetay terminó sus servicios en el Grecia.De
Berlín. r egresoa su parria entregómuchísimasinform¡ciones,
El zr de octubre de 19z3fue convocadoen Kiel por el fue llamado inmediatamentea ser parte del EstadoMa_
teniente coronelvon Katzener.El oficial era un enviado vor de la marina en Berlín,en noviembre de 1924.
del coronelvon Schleicher,hombre cercanoa Nicolai, y En los años siguientesorganizó redesactivasen Ru_
ambos le preguntaron a Canaris si aceptaríaun trabajo inania,Polonia,Checoslovaquia,Hungría, Turquía,Es_
de "documentación militar". plña y también en Marruecos.
No estabaen desacuerdo,pero pidió más precisiones. Ent927, según cuenra en su obra el capitán de la ar-
El l8 de noviembre, Canaristuvo otro encuentro con rnadaespañolaLuis de la Sierra,Canarisse encarsó de
von Katznery von Bredow, a los cualesexpuso susideas i¡ reconstruccióndel Etappendiensrdela primerhue_
políticas:él deseabauna Alemania fuerte militar y eco- rra Mundial, "estableciendonuevamente contacto,den_
nómicamente.Sólo al servicio de estosideales,Canaris rro del más riguÍoso secÍetocon Ios antiguos miembros
podría aceptarparticiparen ia organizaciónde una gran de aquella organización(...) Sinembargá lascosasse 1.le_
red de información. vebana cabo de tal manera que só)o muy contadaspeÍ_
El tenía muchos amigos en América del Sur y en Es- .onas, en cadacaso, estabanen el secreto".
paña,y hacersede otros no seríaun problema. En el peúodo enfte t9z4y 1928 "Canaris vttelve a visi_
"EI 9 de diciembre de ry4, Canaris encontró por frn tarla Argenüna pasando susvacacionesde seissemanas".T
a von Schleicher y le impuso suscondiciones, se queda- E l r7 de agostode r9z8 se encuenr r aen Be¡ lí n con_
ría enla marina y también prepararía la organización so- versand.ocon un grupo de oficiales colaboradores y
]amente sile garantizaban el secretoy la autonomía; von .omenta la política de Hitler: "El arrieseadestruir rc_
Schleicher, esrupefacto por aquella desenvoltura, le dio ,lo el trabajo que nosotros estamos haci"iendo en el ex-
cartablanca.Canarisentonces se concedió cinco meses terior porque Los otros nos tendrán miedo nueva_
de esrudio y de reflexión antes de empezar.'6 nrente ".8
Pocodespués,por remor a que suscontinuos viajester_
rr.rinaranpor despertarla atención de los ServiciosSecre_
Los primeros días de mayo de ryz4parrií en misión t os ingleseso franceses,se hizo sustituir por su asistenre
oficial a Japónpara implementar en esepaísla construc- v asumió el comando del crucero escuelaScá1esien, pero
ción de submarinos para la armada japonesa.Su viaje 1';rraielamente continuó alistando nuevos agencesen ca_
fue disfrazadocomo enseñanzaprofesional,regresóen rla puerto de cadanación que tocaba ,rr, íi.¡"r.
".,
276
Nor as
XVII
r. Abshagen,K aTlHeitv,ELALMIRANTECANARI$ pág'3z
z. Bauer,Eddy, STORIADELLOSPIONAG GI O' pág'9o'
3. Ibid,pá9.298.
4. Bauer,EddY,oP.cit, Pág.3oo. Hastaentonces,parael aito mando, Hitler era sólo un
5.Abshagen, KarlHeinz,op' cit ,p^g'41' agi tadormani pul adopor el ejér cit o.
6. Bauer,EddY,oP'cit.,Pág.9o. En setiembrede r93o,enuna AlemaniaconT.ooo.ooo
7. Brissaud,André, CANAR/S,Pá9.27' de desocupadosy al borde de la quiebra,hubo elecciones:
8. Bauer,EddY,oP.cir.,Pág.9o.
iosnacionalsocialistas obtuvieran6.5oo.ooo votos y 1oZ
escañosen el Reicñstag.En eseentoncesel general Kurt
von Schleicher,el que será,en enero de 1933,el último
cancillerde Alemania antesde asumir Hitler, dijo a Cana-
ris "Los hitlerianos no son peligrosos, por otro lado a
aquel Hitler nosotros lo tenemos en un puño".
C anari sno l e contestó,y le conf ió a von Kat zener :
"Hitler nos hará perder la guerra de simpatía que noso-
tros intentamos ganar en todo elnundo. Sus amenazas
provocarán un rellejo de defensaen Ios aliados,que es-
trecharánnuevamente el cercoalrededor de Alemania".
El coronel Nicolai mientras tanto le preparabala lie-
gadaal poder,favoreciéndolosen cuantaocasiónsepre-
sentaba.
En r932, cuando von Papen era canciller,el NSDAP
recibió subsidiossecretosdel gobierno alemán: 4zmí-
ilonescie Reichsmark(unos 75o millones de dólaresac-
tuales),que fueron la carta decisivaque permitió a Hi-
tler triunfar. Estos fondos fueron entregados bajo la
presión del EstadoMayor General,ejercidapor su con-
sejeroomnipotente, Wilhelm Nicolai.
Tras recibir esecapital y casia modo de agradecimien-
to, Hitler declara: "Gracias a ellos hago verdaderapolíti-
ca,convierto a la gente a mis ideas y me asegurctIa pene-
tación y la influencia en cadapaís".' Medio lustro de

279
278

.,.r,rtrllll
políticay Hitler todavíano entendíaias maniobrasy los ,:ernombrar a LuCendo¡ff como jefe del Gran Cuarrel
f-inesde Nicolai, le hab¡ía sido provechosala conclusión General al emán.
del libro de memorias de Nicolai, publicado esemismo En marzo de t9ry, promovído tenienre coronel, fue
ano: "E] fururo pertenece a los Servicios Secreros". enviado a Asia Menor y creó en Palestinauna red de es-
st
Cuando murió e\ FeldntariscalPaulvon Hindenburg, pionaje político militar enfrenrándoseai coronel Law-

#
$"
el ancianopresidentede Alemania,llególa oportunidad
de Hitler, quien supo aprovecharlacon ayuda de estos
rence. Terminada la Primera Guer¡a Mundial fue el
hombre de Nicolai en la política,apuntando a la recons-
ü
w servicios. trucción del Reich, fundamentándoseen las ideas na-
ffi El re de agosto IIegó a Neudeck, donde vivía ei viejo cionalsocialistasy favoreciendo[as relacionesentre el
ffi
fi mariscal y al día siguiente supo de su muerte. Un comu- NSDAP y los industrialesalemants. En r93z llegó a ser
F^,
w nicado oñcial anunció que el fallecimiento de Hinden- canciller,si bien por poco tiempo, ya que al año siguien-
&
burg habíaocurrido el día z a las z de la mañana,pero en te Hitle¡ asumió el mismo cargo;pero su dobie juego lo
h realidadel mariscal había muerto entre el 3r y el ie. llevó a ser en 1933ei vicecanciller.Hitler lo nombró en
.;
E l ti e mp o tra n s c u rri d o e ra n e c e sari opara preparar r934 ministro plenipotenciarioy embajadoren Austria.
la sucesión a favor de Hitler, y, aunque Goebbels,mi- Se quedó allí hasta1938preparando el Anscñlusg la ane-
nis t r o d e P ro p a g a n d a ,h a b ía a n u n ci ado que no había xión ai Reich alemán. Inmediatamente despuésHirler
t es t a m e n to ,d o s s e m a n a smá s ta rd e Franz von P apen lo aleja,como si quisiera quitarse de encima ia pesada
traía éste a Berchtesgaden.En el documento Hinden- sombra de Nicolai. Desterrandoa von Papena Turquía
burg designabaa Hitler como su sucesorcuatro díasan- desder939 hastar944, no se dio cuenrade que ya había
tes del plebiscito con el cual el pueblo alemán lo llevó a un reemplazo previsto por el intriganre coronel, ei al-
ia presidenciadel Reich. mirante Canaris.
Hitler sabíabien que Franz von Papen, hombre en
quien tenía confianzaabsolutae ilimitada, tuvo un pa-
sado importante en el III-B de Nicolai operando en los En t933 Canaristemía que los vencedoresde r9r8 no
EstadosUnidos como responsabledel espionajealemán. hubieran tolerado más, por Hitler, el rearme clandesti-
Canariscolaborócon él en sus misionesen esepaís;des- no que habíanconcedidoa la Repúblicade Weimar, pe-
de allí, siempre con el apoyo de von Papen, llegó a Ca- ro los hechos demostraron que éstas fueron preocupa-
nadá,donde continuó con misiones especiales.Tras la ciones injustificadas.
eliminación de las redes de espionajealemanasen los En otoño de 1934 dejó el mando del crucero Schle-
EstadosUnidos, regresóa España. sien a un ex camarada del Dresden, Freidrich Fleischer,
V on Pa p e n re c i b i ó l a O rd e n d el A gui i a R oj a por quien se había fugado de Chile un año despuésque é1,
G uille rm o II e n re c o m p e n s ap o ¡ l os servi ci ospresta- en r9r6.
dos . E n e s ee n to n c e s ,b a j o l a d i re c ci ón de N i col ai or- El entonces teniente Fleischer,conjuntamenre a tres
ganizí maniobras en los ambientes políticos para ha- colegastambién tenientes del Dresdeny otros z3 mari-

z8o zli r

'.-'"."¡,¡.¿.¿¡¡,xrxu,.s..,t.x.n,.nn*******nrfüilfÍililfililrffilrfilrfilillil,il,rrl
nos de otros barcosalemanesinternadosen Chiie, seha- ,rlemán,y seconcentranen la actividadde Canarisen los
bíair fugado embarcándose,en diciembre de r9r6 en ei .rñosbélicos de la SegundaGuerra Mundial.
velero Tinto, zarpando cerca de Puerto Montt en la lo- Focalizanel personajeen la óptica originadade 1aac-
calidad de Calbuco. tuación del tribunal de Nürenberg,en la cual siemprese
Atravesaron el Atlántico con un barco vieio, construi- ha indicado, sin prueba alguna, a Canariscomo perte-
do en t852, éste había cruzado el Cabo de Hornos por neciente al movimiento de resistenciaalemán. De allí
última vez en r878. Increíblementellegaron a Noruega surgrópor unos la deducción incomprensible,que ha-
en sólo lzo días.el z de abril. El comandante reconoci- bía saboteadola victoria alemana,y por otros, que has-
do por ellos era el teniente del Dresden, Max von Sch- ta se podía considerarculpablede la derrota.
midt, quien formaba parte del Servicio Naval de Infor- Lahistoria personalde éste,demuestraque siemprefue
mación de la Kriegsmarine. en primer lugar un alemán y un patriota en senriclolite-
Canarisfue nombrado, momentáneamente,coman- ral y no como antinazi. Su amor a la patria no disminuyó
dante de la fortaleza de Swinemunde, una pequeña ciu- sino que aumentó, y no hay pruebas de lo contrario.
dad en las desembocadurasdel río Oder. Estuvo al serviciode su patria y de su jefe como lo hi-
Allí, pocassemanasdespués,recibeel nombramien- cieranmillones de soldadosalemanes,aunquecierto es
to como nuevo iefe de los ServiciosSecretosalemanes que siempre estuvo convencido de la imposibilidad de
y despuésde variassemanasde preparación,ocupa ofi- la victoria.
cialmenteel cargo,asumiendoel día de su48qcumplea- Estoy seguro, estudiando la vida de Canaris y los
ños, el r de enero de 1935. idealesque maduró, que é1,como sirvió bajo el Kaiser
Sus biógrafos y muchos historiadores se asombran Guillermo II y despuéspara Hitler, si hubiesesobrevi-
frente a estenombramiento. vido habríapuesto su inteligenciay experienciaal ser-
Karl Einz Abshagen fue el autor intelectual de este vicio del Premier Adenauer.Esto no debe extrañar, pa-
mito desder949, cuando publicó la primer biografía del ra él hubiera sido racional:antes que todo, Alemania.
almirante.En ella dice,respectoa la elecciónde Canaris También hay que considerarque su pupilo en la Ab-
"por su hoja de servicio se sabía que poseía las cualida- r'vehr,el general Reinhard Gehlen, se comportó de igual
des que se requieren para un jefe de in{ormación, tales manera a como lo habríahecho Canarismismo. Se en-
como su inteligencia penetrante y su agilidad mental, tregó a los norteamericanoscon toda su experienciay
unidas con su capacidad de tratar a la gente, todo Io cual para colaborar con ellos pidió tres cosascomo garantía,
podía sustituir su falta de experiencia en el servicio pro- que todos sus agentesfueran alemanes,que toda la or-
p iamente de informaci ón "." ganizaciónnunca pudiera ser utilizada contra los inte-
Estos,como ya hicieran con su experienciabélica em- resesalemanesy que, cuando ia Alemania fuera nueva-
barcadoen el D¡esden y su huida de la internación, li- mente una nación soberana,él y sus hombres pasarían
quidan superficialmente con unas páginas los años an- ai servicio del estado germánico. Cosa que de hecho
terioresa asumir en 1935el mando del Servicio Secreto ocurrió al asumir el presidenteConrad Adenauer.

z8z 283
E i mi s n ro C i e h l e n , l l a ma d o e l General Gri s oor XVi por el samurai Miyamoto Musashi,con el nombre
manteDerscsit'rn¡treen la sombra, ai igual qrr" r.r, pa"- de EI líbro de los cinco anillos.
dec es o re se, r¡ u l l té c n i c o d o ta d o c o m o C anari s.Lo te_ El núcleo del pensamiento de Sun Tzu, quien vivie_
nía como rclcrL.nrey cuando habiabaera imposible no r a en China entre el VI y V siglo A.C., se puede sinreri_
record¡r l¡ nráxima de orro, el coronel Nicolai. "El Ser- zar en el principio básico,que él exponeen el plngFa,el
vicio de Inlorrnaciones es un servicio de señores.Cuan- nombre chino de su manual, El artede la guerra:
do se antregaa otros se desmorona'l Y Gehien por cier- "Combatir y ganar cientosde bat¿llasná es prueba de
t<¡fue, como Canarisy Nicolai,un "señor" del espionaje. suprema excelencia: la supÍema valentía conriste en do_
b]ar ]a resistenciadel enemigo sin combadr".3
Sun Tzu demuesrra que la historia del espionajees
Una vez que Hitler asume la presidencia,Nicolai lo- tan antigua como la militar y la polídca. Veinre siglosan_
gia acabarcon su plan en ejecucióndesdenoviembre de tes que Bacon,afirmó que saberes poder. Su manual se
r gr 8, cre y e n d oq u e Ai e m a n i a te n ía l a oportuni dad de divide en rrece capítulos, y el último esú ded.icadoal
iesurgir definitivamenre con é1y hacersegrande orra " U so de i os espías" .
I
vcz. P ara apl i carl o hay que consider ar lo esencial , , del
Sc retir¡, pero sigue el ciesarrollode los hechosdes- doble conocimiento de sí mismo y del enemigo. Este
rlc su o[icin.ren l.r P¿r¿sd¡nterplatzenBerlín, quedando conocimiento se constÍuye por grados, tomando en
dctrás clelescenario consideración Los factores morales,psicológicos y ma_
Wilhem Canarisaccionó como su predecesor,nun- teriales,éstos consienten, al líder político o miliíar, de
ca se mosrró públicamente durante los años del régimen iormarse una visión global de lasfuerzas, en el campo
hitleriano. Serodeó de misterio y no dejó diarios como que sea,previa a Ia decisión".+
tampoco notas de sus actividades.Vivió una vida sim_ En estecapítulo seeyidenciala importancia de que las
ple, no ostenrosa,y si alguienlo eiigió,por cierto no fue informacionesrecogidasseanuriliz;das sólo por quien
el alto mando, que sólo lo recomendó a Hitler, quien fi- "posea una cierta dosis de asruciaínnata"porqrre '.sin
un
nalmente firmó su nombramiento. Canarisera el natu- sutil ingenio de la mente, uno no puede estarieguro de Ia
ral sucesorde Nicolai y parece,analizandolos años an- veracidad de los reportes"y considera que '?os espíasson
teriores a su nombramiento, por cierto doce años que el másimpoftante elemenrc en guerra" pero es sólo un
fuera preparado sólo para ser su heredero. aporte entre muchos, y la suma de todos los facrores,no
Ambos operaron según la misma filosofía oriental, todos pueden ni esránen grado de utilizar.
dictadapor el filósofo Sun Tzu. Nicoiai lo descubrióen Lasinformaciones reunidas son un medio y no un fin.
ios estudioscursddosen el Instituto Orienral de Berlín, El fin es la esrraregiaglobal,y los responsiblesde és-
donde tuvo accesoa la primer versión de EI artede Ia ta tienen que orientar las informaciones en función de
glrerra,traducidaal inglésen r9o5, por el capitánCalth- sus propios oblerivos.
rop, quien utilizó Ia versiónjaponesaescriraen el siglo En síntesis,el espionaje,según Sun Tzu, no es sólo

z8+ 285
un insrrumento pasivo que trae informaciones, sino que
abastecimientode submarinos y buques de guerra ale_
también es activo, que procede 'desinformando', cosa
manes.
que Nicoiai siempre hizo y Canaris comenzó a hacer
Canaristeníabien presenrelos problemasde abaste_
mejor aún, tras su viaje a Japón donde tuvo accesodi-
cimiento de carbón y alimentarios que sufrió con el
recto a estafilosofía.
Dresden,aunque ahorael problema era el perróleo.kin_
cipalmente se comprometió con el personalalemán de
las compañíasde navegación,o de petróleo o cualquier
Cuando Canarisasumió en 1935,encontró el tacto y
firma alemanacon agenteso corresponsalíasen ei ex-
el tono adecuadospara entendersey trarar con Hitler y
tranjero.
su entorno de poder.
Estos agentesse podían valer de fondos aparenre_
Hitler no se conformaba con algo similar al Secrer
mente pertenecientesa las empresasdonde trabajaban,
Servíce británico. Pretendía que fuera muy superior y
y jamás fueron detectadospor el servicio aliado de in_
Canarisconvirtió el servicio de espionajeen una orga-
formación.
nización extensay competente. Después de su ascen- , Las zonas en que quedó dividido el Etappendienst
sión desapareció la Reichswehr para dar lugar a la
Wehrmacht, nombre que el Reich hitleriano dio a sus .fueron cuatro: América del Norte, América de sur. Asia
Oriental y España.
fuerzasarmadas. "Según el jefe de Ia organización, quien
Una de las primeras cosasque implementó, fue Ia fuera a panir
de ryg7 el capitán de navío WernerSrop.hasjus. él
reimplantación del Etappendiensfen los asenramien-
vor éxito de su funcionamiento t" ,oniiwió en la-^- Ar-
tos alemanesen las diferentes partes del mundo que
gentina, donde fue equipado un buen núÁero de petro-
sentían con la llegadade Hitler el ¡enacerde su patria,
Ieros nodrizas.'\
sus componentes aceptabanvoluntariamente efectuar
En el curso de r938 fue creadoel mando supremo de
servicios.
las fuerzas armadas OKW. AI disolverse el Ministerio
Estos nuevos agenresfueron instruidos al fin de evi-
de la Guerra, quien dirigía los Servicios Secreros,fue
tar, en lo posible, la utilización del correo, y emplear cla-
creadoel grupo del Servicio de DefensaAbwehr,el cual
ves,contacrándosedirectamentecon las embajadasale-
puede ser definido simplemente como el organismo mi-
manas,donde se enconrrabael jefe de estaorganizaci6n,
litar encargadodel espionajey del contraespionaje.
que en cada capital solía ser un agregadomilitar.
Constituía una de las cinco direccionesdel Gran Es-
A la vista de una SegundaGuerra Mundial, se preveía
tado Mayor delaWerhmacár, OKW, su nombre exac-
que los servicios del Etappendiensr serían más impor-
to era Amt Auslands Nachrichten LJnd Abwehr, que
tantes que en la primera, puesto que Alemania había
significa División de las Informaciones del Exteriory de
perdido todas sus coloniascon el armisticio. Carecíade
la Defensa.Por estemorivo trabajabaal lado d,elAbwehr
basesnavaleso punto de apoyo para sus buques, fuera
una oficina del Ministerio del Exterior. directamente co-
de sus aguas,y fue prioritaria la organización para el
nectada con el ministerio en la Wilhelmstasse: allí Ca-

286
287
naris reclutó sus hombres de máxima confianza,de ahí como úni ca competenteen el pr ocesoy cast igor lc lo. ,
provenía su mejor elemento referentea la Argentina, ei espías.
conde von Luxburg. A pesar de el l o, mi entras vivió Heydr ich m ant uvr ¡
Canarissiemprefue una de las personalidadesmejo- una buena relación personalcon é1,hastase podría de-
res informadas en Alemania en lo referente a la verdade- cir una relación cordial y familiar, intercambiando ce-
ra situaciónpolíticade los paísesextranieros.Teníaexce- nas familiares y tocando música juntos.
I lentes relacionescon el iefe de la secciónpolítica, von
Weizsaecker.del Ministerio de RelacionesExteriores-
En dos ocasiones,en febrero Ce 1933y en agosto de
r936 semudaron de casa,y ambasveceslo hicieron uno
El Abwehrtenía su sedeen la Tierpitzufery allí Ca- cercadel otro.
naris trabajabaen su modesta oficina. Sobresu mesa de Cuando asesinarona Heydrich el 4 de julio de 194z
uabajo habíaun modelo dei cruceroDresden,como pi- en un atentadoen Checoslovaquia,Canarishizo la alo-
sapapeleslos tres monos en bronce ---elsímbolo dei Ser- cución fúnebre lamentando la pérdida de un querido y
vicio: se debíaescuchary ver, pero callar- y en ia pared viejo amigo.
ia fotografía del jefe del Servicio durante Ia Primer Gue- r Lasreiacionesde Canariscon Hitler tenían que pasar
rra Mundial, el teniente coronel Nicolai; completaba1a por trámite del FeldmariscalKeitel, jefe dei OKW, pero
decoraciónun mapa mundial. éstemismo, ante el Tribunal de Nürenberg,declaróque
Entre muchos colaboradoresdirectosy directoresde Canarishablabadirectamentecon Hitler en lugar de di-
seccionesse encontrabaHans Oster. 'Zasrelacionesen' rigirse a é1,cosaconfirmada por sus colaboradores.
tre Oster 5t Canarisno estabanexenfas de una cierta ri- Canarisconferenciabapersonalmentecon Hitler, y si
rantez, el]o se debía a Ia diversidad de suscaracteres,Ca- el jefe del Abwehrtuvo problemas de relaciones,los tu-
naÍis era prudente, pesabacuidadosamente cadapaso vo sólo con otro intermediario, el jefe del EstadoMayor
que daba,sabíaocultar sus verdaderasintenciones. Os- dela Wehrmarcá, generalJodl, no siendo posible para
rcr en cambio, avanzabaimprudentemente, a vecesse él establecerun puente espiritual entre ellos.
]anzabaen una empresa sin cuidado alguno.'$ )odl eraun militarista puro y ateoque no concedíaes-
El Abwehrse dividía en rresseccionesoperativasy una pacio a lo imponderable,y Canaris,un hombre con una
de administración. La primera erael Servicio de Informa- cierta sensibilidad, religioso, y que debía sus planea-
ción propiamente dicho, dividido en siete departamen- mientos a la intuición.
tos. El Abwefircompetía con el Servicio de Seguridadde Jodi era el consejerode Hitler en los asuntosestraté-
la Gesrapo,es decir la SD (iniciales de Sichetheitsdienst) gicos y hay que responsabilizarlo de mal interpretar las
de Reinhardt Heydrich, y ambos tuvieron que diferen- informaciones que recibía de Canaris, como ocurrió
ciar sus funciones mediante un acuerdo. cuando los aliadosdesembarcaronen Nordáfrica.
Lo pactado en diez puntos aclaraba1acompetencia de Su actitud no cambió tampoco rras el alejamiento del
am bos o rg a n i s m o s :s e c o n c e d íaa l S e rvi ci o S ecretoel almirante y la misma postura mantuvo con los informes
contraespionaje,mientras que se reconocía ala Gestapo del coronel Hellmuth Meyer, jefe del Servicio de Infor-

288 zBg
en Nikolaiken, en lascercaníasde Rastenburg,donde se
mación de la XV Armada, que le avisabandel inminen- encontraba ei OKW, el "Wolfschanze". En esta oficina
te desembarcoen Normandía. habíaun cuarto reservado para é1.Cuando el cuartel ge-
La SegundaSección del Abwehrestaba estrechamen- neral de Hitler, en1942, se trasiadó a Winniza, también
te coneitada con una formación militar especial, Ia él semudó rápidamente,instalándoseen el castilloVo-
t compañía 8oo, encargadade realizaraccionesespecia- ronino, no lejos del OKW ailí se hospedabaen sus ha-
i"s .án uniforme enemigo. La K trupps en 194o creció bitacionesy siempre contó con un oficial incorporado
convirtiéndose en un batallón. Pertenecer a ella impli- ¡l OKW de Hitler.
cabaun riesgo enorme para sus componentes' pues no Canaris,en sus visitasa Nikolaiken y luego a Winni-
había duda que de caer en manos enemigas llevando za, siempre lo hacíaacompañadopor alguno de sus je-
ñ uniformes ajenos,seríanfusilados como espías' ies de sección,sobre todo por el jefe de la Secciónde Ex-
eI paralelo con Ia gue-
Gl

{ Al respecto, "Canaris establecía tranjeros, el capitán de navío Burkner, quien había


,r^ n"u"i, en la que no se incurren faltas,cuando un bar-
servidojunto a él en los tiempos de Wilhemshaven. Es-
F
f co de guerra se presentabajo bandera extranjera, inclu-
to consoiidó el mito de que la Abwehrestaba en manos
so baj o bandera enemiga".T de la marina, en realidad,tendría que decirseen manos
Muchas operacionesfueron llevadas a cabo' El te- de Canaris.
niente coronel Skorzeny operó con unidades que ves- Ya en la primavera de r94o Canaristrató de no com-
tían uniforme americanoy llevaban armasamericanas, prometersecon uno de sus ayudantes,el generalHans
y por esemotivo fue procesadoen Dachau por el Tribu- Oster,diciéndoleen tono de advertencia;"¿Esque que-
nil tt¿ilit"t Americano. Su defensor,el coronel Durst, réis que me convierta en un traidor a la patria?".
consiguió su absolución porque esta nueva forma de Osrer hizo dela Abweh¡uno de los puntos de la resis-
combáte fue adoptada por todos los beligerantes' tencia conrra Hitler. Su hijo cayó frente a Stalingrado en
Pero en g"tt"táI, no se conocen mucho los métodos ¡royiembre de ry42,y desdeentoncesse lanzó en opera-
de trabajo q-ueutilizaba Canaris,ya que cuanto más im- ciones clandestinas,hasta que fue suspendido y arresta-
portant;s y complicados eran los asuntos, operabade do en abril de ry43, dieciséismesesantesque Canaris.
una forma más antiburocrática. Desdeeseentonces,los jefes de la RSHA empezaron
"Todo se hacíaverbalmente' sin orden alguna por es- .i presionar a Hitler para arruinar a Canaris y adueñarse
crito, ni de Keitel a Canaris,ni de Canarisa sussubordi- de su Serücio.
nados tampoco se hacían noüs."8 Poco menos de un año después,Hitler, presionado
"Fundamentalmente Canarislo hacía todo, suscola- por Himmler, le pasó a éste el control del Abweá¡con
boradores más íntimos esában informados sólo a me- l¡ creación de un Servicio Informativo Unificado.
dias.Cada uno de ellos sabíaúnicamente una paÍte de Io En el mes de febrero de ry44, el brazo de hierro que
que estabaen juego." Canarissostuvocon las SSdesdesu asunción,termina-
En r94r Hitler trasladó su cuartel general a Prusia ba con el triunfo del adversario. Canaris fue suspendi-
Oriental, y Canarisinmediatamente puso una oficina
291
290

h,,,,,..
do del Servicio y se entablaron negociacionesentre la El proyecto era de Canarisy fue aprobadopor
Wehrmachty las SSparaconcordarun traspaso.Resoi- Hitler
rrn persona.El día del atentado,aquél
vieron que la SecciónExtranjero pasasea ser un grupo se encontrabaen
(;ucasay recibió
una llamada dei mismo Stauffenberg
al mando dei ascendidocontraalmirante Bu¡kner y de- r¡uien le comunicó que Hitler había muerto
pendiera delaWehrmachr, y las otras seccionesfueron y que una
bomba habíapuesto fin a todo.
unidas y asumieron el nombre de AMT MIL. Después, Canaris conresró: "¿Muerto, por amor de Dios?¿euién
traspasadasa cargo del SS Gruppenrt.i,h¡erWalterSche- ha sido,los rusos?"}oA las dé la tarde llegó otra
llenberg,se disoivió la seccióncentral que habíasido la 5 liama-
clatelefónica aciarandoque el arenradohab]a fracasado.
de Oster. Canarisinmediatamente marchó a su oficina
La licencia de Canaris duró muy poco tiempo y pron- donde
liegó poco despuésde las 6 y se puso a redacrar
to recibió un nuevo puesto. un tele-
qrama de felicitació n al *querido FIjhrer".
Fue nornbradojefe del Cuerpo Especialpara ia Gue- Un par de semanasdespuésde estos hechos
tF rra Comercial y Económica,con oficinas en Eiche,cer- descubiertospor la Gesapo, notas y documentos
fueron
ca de Potsdam;muchos historiadoresse sorprendende ' .irmario en un
de aceroen Zossen con algo referentea trans_
que un Canaris aparentemente saído en desgraciano uripcionesde anotacionesde Canaris.
fuera despedidodefinitivamente sino que recibieraun La Gestapo,se6¡rn1asdeclaracionesde Kaltenbrun_
nuevo mando. ner anre el Tribunal de Nürenberg, trasladóesra
También subestimaronel roi que Canarispudo tener docu-
mentación al castiilo de Mittersill, en Austria, poco
ocupando aquel cargo en ias inversionescomerciaiesy an_
resde la rendición del TercerReich, todo fue quemado
económicas,lasque seimplementaron a partir de ia pri- los primeros días de mayo de r945.
mavera dery44 en los paísesamigos y sobre todo neu-
En la tarde de un domingo a fines de agostod.e
trales, tales como Suiza, Españay Argentina. ry44,
como cuenra Waker Scheilenbergen sus
En el verano de ry44 el almirante Canaris en un en- memorias:
".Cuando Muelle4 el jefe
de Ia Geslapo, le dio la ortlen
cuentro con Heinrich Himmle¡, descubrepor boca del tle ir a casade Canaris parainformarie quese encontra-
Reichfthrerde las SS "que él estabaal ranto de los prepa^ i>¡ e¡ siruación de arrestadopor orden áfrri^l
rativos de una conjura contra Hitler, conocia a los jefesy d" K"lt"n_
Dntnner, tuvo que cumptir ta misión, si bien Io
se reservabade accionar en el momento oportuno".g hizo con
ciesagrado".
Es curioso constatarla ausenciade Himmler ei zo de
Fue a l a casade C anari s,en Ber lí n; él m ism o abr ió
julio en la conferencia de Rastenburg,mientras normal-
l r puerta y cuando se que dar on solos , 'Ca¿a
mente siempre se encontraba presente. Con el atentado r is m uv
jereno me dijo: me figuraba que
sería usted. primeri-
de von Stauffenberg,realizado ese día, los conjurados rnente, dígame: ¿Han encontrado algún escrito
querían copiar para el putsch el plan oficial preparado de ese
intbécil del Coronel Hausen? ConÁucha
para la represión de eventualesdesórdenesen el inte- franqueza
le respondí: Sí, un Librito de notas, en que
rior del Reich, el plan Walkiria. figuia en-
tre otras, una ]ista de |os que debían ser
ejecutad.os,
292
293
pero nadasobre usted ni sobre cualquier participación 3 lbid, pág.ry7.
por su pafte".tt 9. Bauer,Eddy,op.cit.,pág.43.
SchellembergIe explicó la situación y cuál era su mi- ro. Abshagen, KarlHeinz,op.cit,pág.246.
n. Schellenberg,Walter,LOS SECRETOS DEL SERVICIO
sión, Canariscomentó que era una verdaderalástima se- : ECRETOALEMAN,pág.
pararse de esta manera '"pero acabaremospor salir del 354.
rz.Ibi d,páC .356.
pasoy pidió que le procurara una entrevísta persona)
con Himmler en los días siguientes".
Canarisle aclaróque no tenía intensiones de suicidar-
se,le confirmó que estabaseguro de sí mismo y que te-
nía fe en un coloquio con Himmler. Schellembergseco-
municó por teléfono con el ReichFührer y él aceptó
encontrarse con Canaris.Cierto es que, como cuenta en
sus memorias, este encuenro enrre ellos tuvo que efec-
tuarse "Pues sj no ¿cómo explicar el hecho de que Ca^
narisno fuese condenado a muerte?".tz
Lo mismo se preguntarontodos los historiadores.
El fue prácticamenteel único, en los díasposteriores
al atentado, que nunca fue acusadooficialmente, ni en-
juiciado y condenadoen un proceso,como ocurriera a
todos aquellos,que de una manera u otra, fueron sos-
pechososde estarimplicados.
Un listado no definitivo cuenta4.98o víctimas cier-
tas a consecuenciadel atentado.

Norns

r. Bauer,Eddy,57OR/A DELLO SPIONAG GI O, pág.267.


z.Abshagen,K arlHeinz,EL ALMI RANTECAN AR/$ pág'65.
3.Cornelli,Alessandro, SUN TZU IARTE DELLA GUERRA,
pig'42.
4.lbid, pág.r38.
5.Abshagen,Ka¡l Heinz, op. cit,pág.zz6.
6. Ib i d ,p á g .8 + .
7.Ibid,pág.163.

29+ 295
r XVIII ,/¿rese castigabana reclusión solitaria o a quedarse sin
' ,,tnida, ahora se desdnaron a los detenidos especiales,
t los denominados'prominencias"'.'
Entre los reclusosse encontrabael antiguo canciller
.rtrstríaco, von Schuschnigg,gozandode un trato especial
¡cstabaallí con su mujer yuna hijita) y variosexrranjeros,
En los rz años de poder de Hitler fueron aiusticiados
m ás d e 2 0 .o o o c i u d a d a n o sa l e ma nescondenadospor ''rltre ellos catorcepiiotos británicos,un teniente coronel
,iel Estado Mayor de Dinamarca, Lunding, quienfue jefe
los t r i b u n a l e se s p e c i a l e se, s c e n c i al mentepor ser con- , iel ServicioDanesde Información Militar, y también el
trarios al régimen, pero Canarisfue una excepción. qeneralitaliano FrancescoGiangregoDa Avola, viceco-
Cuando se marchó en compañía de Schellembergfue
i,randantede Ia división Za¡a.
uasladado al cuartel general de la Gesrapoen la calle
Estosdos úitimos fueron los ocupantesde las celdas
PúncipeAlberto. Allí ocupabauna celdaparaél solo;sus .ontiguas a la del almirante Canaris.El encierro indivi-
amigos se enteraron de que se encontrabaallí, también .luai erauna tortura paraestaspersonasacostumbradas
le fue permitido firmar en bianco algunoschequespara .runa actividad intensa.
poder atendersus gastosdomésticos,alcanzadospor su
Ambos testimoniaron que Canaris cuando llegó se
secretaria.
¡onservabafísica y mentalmente íntegro. "No llevaba
El7 de febrerode r945 sepudo establecerque los prisio-
uniforme de presidiario sino su traje propio de civil de
neros,no más de unasdocenas,porrazonesdesconocidas
color gris, sobre el cual,cosa típica en é1,acostumbraba
fueron diüdidos en dos gtuPos. El primero, donde esta- r ponerse un abrigo, también gris, cuando abandonaba
ban Canarisy Oster fue enviado a Flossenburgyel segun-
l¡ celda,aunque sólo fuera para trasladarsea otra habi-
do fue enviado a Buchenwald; una parte de esteúltimo,
tación del mismo pasillo, donde tuviera que prestar de-
los primeros díasde abril, también se reunió con Canaris
claraciones.Lunding también observó que a Canarisse
en Flossenburg,un pequeño poblado cercade la antigua
)e vio siempre aseado,con camisade cuello blanco y cor-
frontera bávarobohemia en la latitud de Piisen,un paisa-
l'tata,siempre lo mismo hastael día de su último inte-
ie montañoso como muchos en el sur de Alemania. rrogatorio, entonces le faltó la corbata.'\
Allí, en lasbarracasdel campo construidopor 16'ooo
Por la guardia se enteraron que su vecino recibíauna
prisioneros se amontonabanmás de 6o.ooo Pero "co-
ración especiales decir, la comida preparadaen las co-
mo otros cainpos de concentración también tenía Flos'
cinas de los guardias que era más abundante y mejor que
senburg además de las banacasde madera, un edificio
1ade los presoscomunes.Canarispudo contactarsecon
de un solo piso de celdasconstruido de ladrillos y que
sus vecinos golpeandoen código las paredesde las cei-
en el lenguaje del campamento, se denominaba fortín,
das,y Lunding tuvo la impresión de que Canarisno ha-
en tiempos normales en 1o que sepuede hablar de nor'
bía abandonadola esperanzay decíaque la Gestapono
malidad con instituciones de estaíndole, las4o celdas
reníaen sus manos prueba alguna.
aproximadamente del fortín servían para encerrar a los

296 L.J /
'.r'iscuadernos 'lnformes de Viaies' a Rattenhuber, los
Kaltenbrunner por sietemesesintentó descubrirlos
secretosdel almirante. Durante la segundaquincenade l¡¡bíaencontrado en Zossen en Ia cajafuerte, Rattenhu-
marzo hizo, él mismo, una extrema tentativa y fue per- I'cr se los dio el 6 de abril a Kaltenbrunner".s
sonalmentea Flossenburg.Necesitabaapurarse:la No- El mayor general SS encargadode la seguridadper-
vena armada americanaestabapor llegar al Rhin al va- ',onal de Hitler, quien fue capturado por los rusos mien-
lle de Colonia, mienras la Séptima se estabaacercando rrastratabade escaparde Berlín el z de mayo, regresóa
el de octubre de r955 y contó al doctor Jo-
a esrerío en dirección de Germersheim. '\lemania r8
En el patio del fortín, el general de la SSy el almiran- Müller que Hitler dio el 6 de abril la orden a Kal-
'eph
te marchabanyendo y viniendo, conversandocon mu- t cnbrunner de matar a Canaris.
cha animación a juzgar por sus gestos,como contaron EI biógrafo de Canaris,Brissaud,estima que esto fue
los vecincrsde celda de Canaris. "Rara conversación en- el día 5 de abril por la tarde y no el 6. De cuaiquier ma-
te el verdugo y la víctima. Raro interrogatorio entre un nera,Hitler no podía permitir que él y su ex colabora-
intelectual muy complejo, que tenía en la espalda 3o cior Oster sobrevivierany fueron inmediatamente su-
años de experiencia en ios Servicios Secretos y un per- primidos. Los demás prominentessalvaronsus vidas.
"EI 9 de abril, en Flossenburg, cuando la proximidad
sonaje de una sola pieza, privado de fineza e intdigen-
cia, el cual reinaba sobre el Sichereitsdienst, la SD sola- de las tropas americanasparecía prometer su pronta li-
mente desde enero de g4j. Raro diálogo entre un beración, cayeran en las manos de los aliados, aunque
hombre envejecido, interrogado y torturado desdelar- fuera como objeto de transacción -Canaris sabíadema-
gos mesesy unbruto que se mantenía en pie sólo gta- siado y no se quería que el mundo supiera 1o que él co-
cias al cognacy al champagne.'7 nocía-.'6
Estareunión con Canarisaparentementeno dio nin- Al amanecer del 9 de abríl "al norte", Ia 3" armada se
gún resultado -nunca se encontraron notas dei tema preparabapara cruzar Ia Saaley se acercabaa Flossenburg
objeto de la misma- y el jefe del RSHA regresó a Ber- perc paÍa Canaris era demasiado tarde".7
lín con las manos vacías. Los vecinos de celdavieron pasara Canaris,espera-
Lunding tuvo la impresión, observando a Canarisa ron escucharun disparo porque cuando se ejecutabaa
través de una grieta de su pueria, qr:.e"falta mucho pa- un oficial se le concedía ser muerto de un tiro en la ca-
ra acabar con é1".a beza,pero no se oyó disparo alguno y dedujeron que Ca-
Los primeros días de ai:,rilel 3" Ejército norteameri- naris habíasido ahorcado.
cano, al mando del general George Patton, avanzabará- En eseentoncestambién murieron Hans Oster y el
pidamente por el centro de Alemania. Hitler no perrni- pastorDietrich Bonhoeffer,poco antesde que la SD re-
dúa que Canariscayeravivo en Iasmanos de los aliados: tirara de Flossenburg y los prominenfes restantes fue-
como se suele contar, el arquitecto del faraón debe mr:- sen trasladadosa la isla de Capri por las tropas nortea-
rir para que no se conozcan sus secretosde oficio. mericanas.
En esos días "EI general Buhle dio los diarios I al V y Canarisy Oster indudablemente murieron por 1oque

zg8
encontraronen la cajafuerte en Zosen, por algo copia- ,r¡lin mandó a la muerte a Kamener',quien publicó E/
do de las notas personalesdel Almirante; cierto es que i'rinclpededicándoleun prefaciopensandoque eselibro
algunasvecessu colaboradorOster copió parasu archi- r',rdíaserúril paradesenmascarar y combatir a Stalin.
vo, determinadasreferenciasde planes secretosy pro- Si hubo Maquiavelosenlos tiempos modernos, esos
yectos. I ueron Hitler y Stalin en igual medida.
Se puede deducir que no tenía nada que ver con ei Cuenta en su revisión de estepequeño libro, escrito
atentadodel zo de julio porque si no Canarisy el mis- L'n1j11,,Piero Melograni, "Machiavelli revela algunos de
mo Oster no hubieran sobrevivido casi nueve mesesy it ts aspectos más asombrosos y sec¡eros del poder del
se habrían sumado a la represaliainmediata de Hitler irríncipe. Afirna que el príncipe a Ia ocurrencia debe sa-
que c o s tóc a s iS.o o o v íc ti m a s . i,er ser bestiaademásde hombre, úene que estaren gra-
El hecho que fueran muertos antes de la llegadade los ,lo de simu]ar y debe poder moverse con conocimiento
norteamericanos,confirma que Hitler temía caveranen t'n el reino del mal. Al príncipe se requiere hacer "aquel
manos de los aliados. tluenecesi2 paraganary conservarel podery aún en ca-
El fin de Canarisy de su excolaboradorseconociósó- ;o de necesidad también matar".e
lo t¡as la caídacielTercer Reich y parte durante el Proce- En el Capítulo 17trata de la maldad de los príncipes
so de Nürenberg. rlrl€,€Dúltimo análisis,es la consecuenciade la maldad
Los motivos verdaderosprobablementese encontra- ,le los demás: si todos los hombres fuesen buenos. un
ban en los diarios que lievaba Canaris, estos fueron ¡rríncipepodría y debeúamantener la palabra dada, "pe-
puestos en "lugar seguro en el campo, por uno de sus ro visto que los hombres son malvados y no manten-
oficiales, más tarde fueron destruidos por la viuda de es- tirían confrontándote Ia palabra, tampoco tú príncipe,
te liel oficial".s Jebes mantenerla con ellos".
Fueron escritoshasta el verano del 39 por mano del El Capítulo l8 define que la experienciaenseñóa Ma-
mismo Canarisy despuésa máquina por su secretaria. ,:hiavellique los príncipesque han tenido en pocacuen-
Con ellossehubierapodido conoceral verdaderoCana- ta 1apalabradada y engañadola mente de los hombres
ris y no lasespeculaciones que se hicieran sobreél y que -*iemprehan sabidocumplir grandesempresasy al final
lo desfiguraron. ¡rudieronprevalecersobreaquellosque, al contrario, se
Stefan Zweig lo definió como "e,lMaquiavelo más t,asabanen ia lealtad.
perfecto de los tiempos modernos", pero equivocó de
personaje.
El Príncipe de Niccolo Machiavelli fue leído tanto por Zw eíg se equi vocó como m uchos ot r os hist or ia-
los nazis como por los antinazis; el gran historiador ale- dores. Trevor-Roper liquida a Canaris con una frase:
mán, Gerhard Ritter, imprimió durante el régimen hitle- "un oscuro íntrigante político".ro Por lo menos se da
riano, un libro desafiandola censuracon la intención de cuenta de que "Contra el almirante Canarisno hubo
revelar los aspectosmaquiavélicosde Hitler. También pruebas defínitivas, sin embargo, fue encerrado en

?oo
301
6. Abshagen, KarlHeinz,op.cit,pig.z6o.
una prisión donde pereció misteriosamente sels me- 7.Bauer,Eddy,op.cit,pig.99.
sesdespués".t' 8. Abshagen, KarlHeinz,op.cit.,pág.rr.
En cuanto a Nicolai, "atravesóindemnela rcmpesüd, 9. Machiavelli,Niccoló,IL PRINCIPE,pág.7.
quedó en Ia sombra y nadie habló más de é1.El gtsto y ro. Trevor-Roper,Hugh, LOS ULTIMOSDIAS DE HITLER,
la ciencia del misterio explican porqué los historiadores pá9.30.
no ]e dieron el crédito que merecía"." u. Ibi d,pá9.¡8.
rz.Bauer,Eddy,op.cit,pág.267.

Después de analizarbrevemente la vida profesional


de Canaris,limitándolaal tema objeto de estelibro, ile-
go a la conclusión que los historiadoresjuzgan los años
r9r4-rg34superficial e incorrectamente; al igual, no me
cabeduda, lo hicieron en lo que respectaa los años r935-
r 945.
Verificando las informaciones de Don Cornelius Si-
cher, el sacerdoteque fuera amigo del almirante, tengo
que concluir que él supo más que sus biógrafos. Hoy,
despuésde un cuarto de siglo,estoy apenadoporque en
esaépoca no averigüé más sobre Canaris, limitándome
sólo a lo que él me contaba.
Fui a buscara Sichertras mi primer viaje a Sudamé-
rica, pero ya tenía 87 años y no conservabaaquellaluci-
dez de ryTo.Elpadre Sicher continuó gozando de bue-
na salud hasta el z3 de marzo de 1995, al fallecer en
Trento a los 94 años ya cumplidos.

NorRs

r. Abshagen,Karl Heinz,ELALMIRANTE CANARIS,pág.


252.
^ . r1.;l
¿ ^< ^ ¿)
rur u, IJd6. ^- -) .

3.Bauer,Eddy,STORIADELLOSHONAGGIO,P^9 97.
4. Abshagen,KarlHeinz,op.cit,pág.257.
5.Brissaud,André, CANARIS,pág.5t6.
JVJ
302
XIX costeroshabitados,había uno o n-ráspuntos de apoyo:
eI Etappendiensrresucitadopor Canarisa mediados de
los años 20, que seríala espinadorsal del ios operarivos
secretosal emanes.
En el casoespecíficodel sur de Chile, sólo se pueden
considerarunas tres ciudadescosterasy una decenade
Cuando comenzaron ias hostilidades de la Segunda
caseríosen bahíase islashabitadas.En presenciade un
Guerra Mundial, Alemania, graciasal uabajo de arma-
i nteri or i nfi ni tamente más r educido que el sur de A¡ -
do que había hecho el almirante Canaris por quÍnce
gentina,Canarispodía confiar en dueñosde fundos, co-
años,disponía de una eficientered de soporte,tanto en
merci antesy empresari osdisem inadossó1oen Tier r a
la A r g e n ti n a c o mo e n C h i l e . Es ta red estuvo pasi va
del Fuego y l a déci ma R egión, encont r ándosem ás de
m ientra s n o fu e n e c e s a ri ay, c u a n do se l a preci só,co-
2.ooo ki l ómetros de su cost a pat agónicat ot alm ent e
menzó a operar rápidamente.
deshabi tados, como su i nter ior .
Dos eran sus soportes fundamentales:los hombres
que Canarishabía conocido personalmentedurante su
experienciasudamericana,en la Primera Guerra Mun-
dial, y el trabajode inteligenciarealizadopor el personal En r942, los gobiernosde los EstadosUnidos y Gran
alemán de las compañíasde navegación,comerciales,in- Bretañaprepararonuna lista de personasrepresentati-
vas comercial e industrialmente, ligadas al nazifascis-
dustrialeso petroleras,de firmas germanas,radicadasen
la parte sur del continente, que eran dirigidas por el re- mo.
sidente del Abwehr, en la embajada,que contaba,a su Estas "Usras ly'egras"fueron publicadas en Vaiparaí-
so el 3r de di ci embrede t94z, en un Rol Com er ciale I n-
vez, con subagentesresidentesen casi todas las peque-
dustrial por la CámaraAlemana de Comercio, ia que en
ñas y grandesciudades.
su prefacio declara "Ha creído útil confeccionar la pre-
En el casoespecíficode la Patagonia,desdela latitud
" " sentenómina clasifrcada,segrra de que ella servirá a los
4o del OcéanoAtlá