Está en la página 1de 1

Las cruzadas y como

afecto a los reinos del


cristianismo
Empecemos el recorrido hacia los años atrás c sucedían las
cruzadas

¿ Qué son las cruzadas?

Las cruzadas fueron una serie de guerras religiosas impulsadas por la


Iglesia católica durante la Plena Edad Media. Dichas campañas
militares tenían como objetivo declarado recuperar para la Cristiandad
la región del Cercano Oriente conocida como Tierra Santa, la cual se
encontraba bajo el dominio del Islam desde el Siglo VII.

Para empezar
En muchos casos, estas cruzadas fueron causa de persecuciones contra judíos,
cristianos ortodoxos griegos y rusos. Los participantes de las cruzadas, conocidos
como cruzados, tomaban votos religiosos de manera temporal y se les concedía
indulgencia por sus pecados.
¿Qué razones impulsaron a los cruzados a combatir? Hasta el siglo XIX la respuesta
parecía clara: una religiosidad ferviente. Movidos por su fe, los caballeros europeos
pretendían recuperar para la cristiandad los lugares en los que vivió Jesús. Los
historiadores posteriores, sin embargo, añadieron otro tipo de causas.

Persecuciones
Las cruzadas afectaron de forma muy distinta a europeos y musulmanes. Para los
primeros, su expulsión de Oriente Próximo en 1291 constituyó un revés transitorio en
el camino hacia la hegemonía mundial. El mundo islámico, en cambio, inició un proceso
de decadencia cultural a pesar de su victoria sobre los cruzados. Desde el punto de
vista occidental, las ocho expediciones a Tierra Santa tuvieron consecuencias
trascendentales para la historia europea. En el terreno político, consolidaron la
autoridad del papado sobre el conjunto de la cristiandad. Desde un punto de vista
económico, las guerras favorecieron los intercambios comerciales y el auge de las
ciudades mercantiles, como Venecia o Marsella.

Causas
En muchos casos, estas cruzadas fueron causa de persecuciones contra judíos,
cristianos ortodoxos griegos y rusos. Tuvieron lugar durante un período de casi
dos siglos, entre 1096 y 1291, llevaron al establecimiento efímero de un Reino
cristiano en Jerusalén y la conquista temporal de Constantinopla.

Éxito inicial

En 1099, los cruzados tomaron Jerusalén tras un ataque cruento. Este


triunfo permitió abrir el camino tradicional de los peregrinos hacia Tierra
Santa, así como las rutas comerciales por las que llegaban a Europa las
especias, la seda y otros productos de lujo orientales.

Equilibrio inestable
El dominio occidental sobre Palestina resultó muy precario. Los territorios
cristianos se fragmentaron en pequeños reinos o condados. Su pervivencia
durante dos siglos se explica por la ayuda militar que recibían con cada
nueva cruzada, el respaldo de órdenes militares y, sobre todo, la desunión
crónica de los musulmanes.

También podría gustarte