Está en la página 1de 10

Sábado 10 de enero de 2015

Colegio Sagrados Corazones de Alameda

Documento final:
Comisión Recursos Didácticos para la
Asignatura de Religión
II° Seminario por la Corresponsabilidad
Segundo semestre 2014

Sábado 10 de enero de 2015


Colegio Sagrados Corazones de Alameda
INTRODUCCIÓN

En el mes de junio del año 2014, realizamos el encuentro de profesores de religión


“Organizándonos para la corresponsabilidad” cuyo objetivo fue que los docentes
dialogaran y se organizaran conformando comisiones de trabajo para el análisis
de problemáticas que afectan su quehacer profesional, identificadas y sugeridas
por ellos mismos, para luego realizar propuestas de mejoramiento a aquellas
temáticas.
Fue en este encuentro donde se invitó a los docentes a participar en alguna de
las siete comisiones surgidas de las problemáticas detectadas, de las cuales, solo
se pudieron conformar cuatro, ya que las otras tres no alcanzaron a constituirse
como un grupo representativo. Las cuatro comisiones que trabajaron durante el
segundo semestre de 2014 fueron: Nuevos programas para la asignatura de
Religión Católica; Incidencia de la calificación de la asignatura de Religión en la
promoción de los estudiantes; Recursos didácticos para la asignatura de religión
y Valoración de la asignatura de Religión. Estas cuatro comisiones fueron
integradas por profesores de religión de distintos tipos de establecimientos
educacionales (confesionales, laicos, municipales, subvencionados y
particulares), en conjunto con integrantes del Área Pedagogía en Religión de la
Vicaría para la Educación del Arzobispado de Santiago.
Este proceso de corresponsabilidad implicó un trabajo continuo por parte de los
integrantes de las comisiones, a través de distintos medios de comunicación y
reuniones sistemáticas, desde agosto hasta diciembre, para dialogar
informadamente y reflexionar sobre las cuestiones atingentes a las problemáticas,
con el fin de elaborar diversas propuestas que puedan mejorar las condiciones
profesionales de los docentes de religión que finalmente tienen impacto en el
logro de aprendizajes de los estudiantes.
En este texto se presentan los documentos elaborados por las respectivas
comisiones1 que dan cuenta de sus reflexiones, análisis, diálogos, búsquedas,
aprendizajes y también propuestas de posibles acciones a realizar. De este modo,
esta primera etapa del trabajo corresponsable ha concluido, sin embargo, para
este año 2015 nos desafían nuevas etapas, entre ellas, evaluar e implementar las
propuestas que aquí se presentan y enmarcarlas en el contexto de la Reforma
Educacional actual que se está discutiendo en nuestro país y en el proyecto de
una nueva profesión docente que, por supuesto, afecta a los docentes de
religión.

1 El contenido de los informes elaborados por cada una de las comisiones de trabajo no representan necesariamente las
ideas y/u opiniones del Área de Pedagogía en Religión de la Vicaría para la Educación del Arzobispado de Santiago.
OBJETIVO DEL ENCUENTRO

Socializar el proceso de corresponsabilidad entre los profesores de religión y la


Vicaría para la Educación durante el año 2014, contextualizándolo en el marco
de algunos aspectos relevantes de la reforma educacional y de los desafíos de
una nueva profesión docente.

RECURSOS DIDÁCTICOS PARA LA ASIGNATURA DE RELIGIÓN


Comisión:
CATÓLICA.

Redactoras
Carolina Ayala Poblete, Ma. Mercedes Carvajal Romero, Nancy Morales Orellana,
Fresia Silva Orellana.

Participantes
Juana Campillay, Héctor Domínguez, Jorge Espinoza, Katerin Gatica, Gisela
Inostroza, Marcela Lizama, Jaime Oviedo, Elsie Paredes, Elena Rodríguez, Eduardo
Sanhueza, José Santiago, Verónica Veas.

II. INTRODUCCIÓN
Dada la necesidad de hacer valorar la clase de religión en todos los
establecimientos educacionales, surgieron diversas comisiones de trabajo
relacionadas con la misma. De esta manera, surgió la comisión de “Recursos
didácticos para la clase de religión”.
En primera instancia se dialogó sobre los recursos existentes para la asignatura de
Religión. Se valoraron los textos escolares de religión de diversas editoriales a partir
de la experiencia de los participantes de la comisión. Si bien, muchos de ellos
aportan al trabajo en el aula, no es accesible a la realidad de la gran mayoría de
los estudiantes de Santiago por su alto costo económico.
Así también, se conversó sobre la gran cantidad de material disponible en internet
en muchas páginas dedicadas a compilar guías, videos, puzles, etc. para la
asignatura de religión católica. No obstante, este material es tan variado y dispar,
que en muchas ocasiones entorpece un trabajo de calidad con los estudiantes.
Por otra parte, se tematizó sobre el uso que se le da al material didáctico por
parte de los profesores, y en la comisión se llegó a consensuar que existen
profesores muy dedicados, que piensan y se esfuerzan por realizar buenas clases
con materiales didácticos de calidad, pero así también, existen muchos otros que
solo multicopian lo que llega a sus manos, sin darle ninguna direccionalidad al
material, transformando la clase de religión en clases de pintura de láminas o
juegos de puzles o crucigramas.
También se valoró la posibilidad de crear un banco de recursos didácticos
abastecido por todos los profesores de religión que quieran compartir sus
creaciones pedagógicas. Finalmente se decidió crear fichas de didácticas con
unidades de aprendizaje con temáticas genéricas, tal como lo hizo la
Conferencia Episcopal de Chile (CECH) hace algunos años. Sin embargo, en vista
del tiempo y de las posibilidades reales de la comisión, no fue posible llevar
adelante esta iniciativa, por lo que se decidió establecer el siguiente objetivo de
trabajo para las sesiones que restaban de la comisión: Elaborar lineamientos
generales de cómo debería ser un material didáctico para que se elaboren fichas
de estudio como lo hizo la CECH.

III. PROBLEMÁTICA

En la actualidad en muchos establecimientos educacionales de Santiago donde


se enseña religión católica carecen de recursos didácticos que les permitan
desempeñar clase de religión de calidad por dos grandes motivos: los recursos
existentes son de alto costo y no están al alcance de los estudiantes de la
mayoría de los colegios, y por otro lado, no hay material didáctico que permita
enseñar la religión al contexto actual de la realidad nacional.

IV. REFLEXIÓN Y PROPUESTAS

En el proceso de determinar estos lineamientos surgieron algunos temas


importantes de destacar para comprender de mejor manera el trabajo realizado.
 El material didáctico existente para las clases de religión católica está
pensado para una cultura que vive y valora lo sagrado, que es religiosa y
practicante, pero eso ya no es así. La realidad nacional cada vez es menos
religiosa al estilo tradicional, más aún donde la realidad es más cruda y
vulnerable, pues la imagen de Dios es más lejana.
 El material no es bueno por sí mismo. Hay que develar qué línea teológica y
pedagógica hay detrás del material.
 Un material didáctico no pensado es insignificante para los estudiantes. El
desafío es descubrir un material que responda a niveles más profundos de
los estudiantes actuales.
 Nosotros tenemos la misión de formar la conciencia religiosa y en muchos
casos más bien la deformamos.
 Todos los que estamos aquí hemos hecho todo para llevar el mensaje de
Cristo a los niños. Entregamos la pedagogía del amor.
Después de todos estos razonamientos en diversas reuniones llegamos a la
conclusión de entregar los distintos lineamientos que consideramos necesarios
para elaborar un material didáctico adecuado a la clase de religión. Decidimos
elaborar estándares de un buen material didáctico para la realidad de nuestros
estudiantes en el contexto actual. Los criterios pueden ser:
• Que sean adaptables a la diversidad religiosa presente en las aulas.
• Pluralistas, que respeten la diferentes opciones y creencias que tiene cada
uno pero definiendo claramente una postura propia.
• Proponer temáticas, actividades genéricas.
• Que estén centrados en experiencias vitales de los estudiantes
(incorporando al grupo, experiencias de pololeo, relación con los padres,
etc.)
• El material existente no lleva al pensamiento reflexivo que permita el
compromiso con su fe o sus creencias. No tenemos material de este tipo.
Estos lineamientos deben estar conectados con los contenidos vigentes de la
EREC.
Este trabajo es fruto de un profundo trabajo hecho con gran dedicación, compromiso y
responsabilidad de cada uno de los que han conformado esta comisión.

PRIMER LINEAMIENTO:
Un material didáctico que considere la diversidad en el ámbito religioso presente
en las aulas de clases.

Las aulas de religión son cada vez más diversas en materia de religión. Nos
encontramos con estudiantes que creen en Dios, pero no se identifican con una
religión en particular. Con algunos estudiantes del mundo evangélico. Otros son
testigos de Jehová o mormones, y un número creciente de agnósticos y ateos.
Todos ellos junto a los que se declaran católicos practicantes y católicos por
tradición. Esta caracterización también la podemos encontrar en colegios
católicos, donde muchos estudiantes se declaran ateos o agnósticos.
Como profesores de religión católica, en la mayoría de los colegios laicos,
tenemos que hacer clases de religión a todos estos alumnos. No podemos pensar
en separar a los estudiantes, como lo propone el Decreto 924, pues no hay
personal ni infraestructura que lo permita. Por otro lado, estos estudiantes están
juntos todos los días y cuando sean adultos deberán convivir con personas de
diferente pensamiento y religión. Por lo tanto, necesitan afianzar sus creencias y su
identidad en medio de la diversidad.
La Iglesia Católica, a través de la voz de los Obispos, de diferentes instituciones y
congregaciones se ha referido al cambio cultural y religioso en la sociedad,
señalando, que en contextos de secularización, globalización, libertad religiosa,
desarrollo científico y técnico, la búsqueda religiosa sigue en pie2.
La conducta religiosa, es una característica típica del comportamiento humano
del cual, constituye “la más importante función”3. Esta realidad está presente en
los estudiantes con los que trabajamos día a día en las aulas de nuestros colegios.
Los jóvenes perciben a Dios en todas las buenas acciones siempre y cuando se
respete y valore su libertad. Lo perciben también en el ámbito social, en la
tranquilidad y en la solidaridad siempre y cuando no se relacionen con la
Institución4. Los jóvenes declaran creer en Dios en su gran mayoría, pero no son
participantes en alguna iglesia. Un porcentaje significativo reconoce ser católico,
pero no practicante. Opinan que la religión es importante en la vida de las
personas, pero también creen en prácticas paganas (tarot, runas, horóscopo,
etc.)5. Por otro lado, en la gran mayoría de las familias se ha erradicado la
práctica y los ritos religiosos en la vida cotidiana, manifestándose como una
característica en la cultura contemporánea. El material didáctico que contamos
(textos de estudio, páginas web, guías de trabajo, y los mismos programas de
estudio) no está adaptado a esta diversidad religiosa y cultural que nos
enfrentamos como profesores de religión tanto en colegios católicos como en
colegios laicos.
El material didáctico para nuestros estudiantes es necesario que surja de una
propuesta que integre a la diversidad cultural y religiosa y sea también un aporte
a la familia para formar la dimensión espiritual y trascendente, precisamente para
hacer visible la importancia de Dios en la cultura y del encuentro personal con lo
sagrado de cada ser humano. Importancia que está consagrada en la Ley
General de Educación de Chile en su artículo 2.
La apertura a la trascendencia se puede describir en palabras del gran psicólogo
norteamericano Gordon Allport como: “Un factor propulsor de la personalidad y
que luego se manifiesta en las personas equilibradas y aptas para vivir en
sociedad”6. En palabras del Santo Padre Benedicto XVI, como aquella dimensión

2
Cfr. Sínodo de los Obispos “La nueva evangelización para la transmisión de la fe cristiana” Nº 51-64.
3
Milanesi, J Aletti. Pag 28 cap. II Psicología de la Religión.
4
Silva, Romero y Peters: (2010: 201-255) Espiritualidad juvenil en Chile hoy: características y ámbitos.
5
González, R., Manzi, J., et al. (2008). Jóvenes, cultura y religión. Santiago, Chile: Pontificia Universidad Católica de
Chile; Pontificia Universidad Católica y Adimark (2014) Encuesta bicentenario. Religión; Silva, Romero y Peters.
«Espiritualidad juvenil en Chile hoy: características y ámbitos.» (2010): 201-255.
6
Allport (1950) El individuo y su religión.
que abre a los estudiantes al encuentro con el Misterio que preside toda realidad,
configurando con esta apertura lo auténticamente humano7.
Frente a este cambio cultural la propuesta es: respetar la diversidad de creencias
y fe religiosa, tanto por las enseñanzas de la propia Iglesia8 y de la legislación
vigente en Chile9.
Asimismo, es necesario incluir en un material didáctico para la asignatura de
religión católica, herramientas para conocer y dialogar con los cultos de los
pueblos indígenas, la religiosidad popular, las diferentes iglesias en Chile, las
tradiciones familiares: ritos, celebraciones, deben integrarse desde la experiencia
y cultura personal de los alumnos(as).

SEGUNDO LINEAMIENTO:
Material didáctico que fomente la valoración del pluralismo.

Una exigencia por parte de directivos y sostenedores de colegios que persiste en


muchos de los colegios donde nos desempeñamos es hacer clases de religión
pluralista. Algunos entienden este tipo de clases como religiones comparadas,
otros como una exposición aséptica de todas las religiones sin mostrar ninguna
preferencia o simplemente como una amalgama de religiones y creencias.
No obstante, como profesores de religión católica, por convicción y en virtud de
la disciplina estudiada, no es posible mostrar una religión neutra, ya que esto es
una falacia. No existe tal posición ante la vida.
Desde la fe católica se valora el pluralismo, ya que desde la concepción pluralista
se favorece “la debida libertad religiosa, ayudan a las familias para que pueda
darse a sus hijos en todas las escuelas una educación conforme a los principios
morales y religiosos de las familias”10.
La Iglesia Católica, a través de la Congregación para la Educación Católica, nos
invita a reflexionar qué significa el pluralismo religioso y cultural en la escuela. En
primer lugar, se trata de profundizar y consolidar la propia identidad católica,
para desde allí dialogar y conocer otros puntos de vista frente a las grandes
interrogantes del ser humano11.

7
Benedicto XVI (2009) Discurso a los profesores de Religión de Italia.
8
Congregación para la Educación Católica (2013), Educar para el diálogo intercultural en la escuela católica
9
Ley general de educación 20.370; Ley de Culto, Constitución Política del Estado de Chile, Decreto 924 del MINEDUC .
10
Pablo VI (1965) Gravissimum Educationis, Nº 7
11
Congregación para la Educación Católica (2013), Educar para el diálogo intercultural en la escuela católica. Nº7
En este contexto “lo que confiere a la enseñanza religiosa escolar su
característica propia es el hecho de estar llamada a penetrar en el ámbito de la
cultura y de relacionarse con los demás saberes”12. La clase de religión se
transforma en un lugar ideal para que los estudiantes desarrollen su identidad
católica en un mundo multicultural y multirreligioso, donde aprendan a respetar
sus propias costumbres y las de los demás, en un diálogo abierto y respetuoso.
Es por esto, que nuestra propuesta es innovar en estrategias y material didáctico
en la clase de religión, de tal forma que responda a la preocupación de nuestra
Iglesia por el respeto a la libertad religiosa, al sentido ecuménico y de diálogo
interreligioso que promueve desde el Concilio Vaticano II13.

TERCER LINEAMIENTO:
Recursos didácticos que propongan temáticas y actividades genéricas, para que
sean adaptables a diversas realidades de los colegios de Santiago.

Considerando que no es posible acceder a textos escolares para todos los


estudiantes de los establecimientos educacionales de la Arquidiócesis de
Santiago, pensamos que se pueden elaborar fichas impresas o digitales que se
puedan adaptar a la diversidad de contextos en los cuales nos desempeñamos
los profesores de religión de la Arquidiócesis.
Hoy la realidad de los colegios es muy diversa y deberíamos contar con un
material que pueda ser utilizado tanto en los colegios confesionales como laicos,
colegios en sectores vulnerables y colegios en barrios de nivel socioeconómico
alto, colegios con muchos estudiantes y colegios con pocos estudiantes, etc. A
modo de ejemplo de una de las actividades genéricas podría ser: investigar sobre
la inculturación de los diversos cultos de las etnias de nuestro país (mapuches,
aimaras, diaguitas, etc.), que permita descubrir el sentido trascendente en la vida
del ser humano que desde su libertad, descubra la maravilla, por el misterio más
absoluto, que en la fe católica es el encuentro con Jesucristo.
Los objetivos, contenidos y actividades genéricas deben ser pensados de
acuerdo al desarrollo cognitivo y religioso de los niños14, ya que en cada etapa
de desarrollo la dimensión religiosa en el hombre comienza en la primera infancia
y de acuerdo a la maduración se caracteriza por diferentes concepciones de
Dios. Nuestro desafío será entonces proveer a los niños y niñas instancias de
aprendizajes de acuerdo a su edad y de su contexto sociocultural.

12
Congregación para el Clero (1997) Directorio General para la Catequesis, Nº73
13
Unitatis Redintegratio, Nostra Aetate, Dignitatis Humanae.
14
Milanesi, J Aletti, pag, 28 cap. II Psicología de la Religión
CUARTO LINEAMIENTO:
Recursos didácticos que estén centrados en la experiencia personal y
comunitaria del estudiante

Como se mencionaba más atrás, los jóvenes están abiertos a la trascendencia, al


encuentro con Dios, sin embargo, ya no ocurre como antes a través de los canales
tradicionales de la religión. Ellos buscan otras experiencias donde trascender. Sin duda las
relaciones familiares, los amigos, las relaciones de pareja, la práctica de la solidaridad con
los más necesitados, la justicia social, el compromiso con la naturaleza, son experiencias
que son significativas y les permite salir de sí al encuentro del otro, y en clave religiosa al
encuentro del Otro.

Necesitamos recursos didácticos que partan desde las experiencias vitales de los
estudiantes, que permitan indagar en esas experiencias significativas el paso de Dios por
sus vidas, de lo contrario, dejaremos sin desarrollar una dimensión importante del ser
humano.

Lamentablemente, en la actualidad, observamos cómo cada vez con mayor fuerza las
personas se envuelven en una vida de consumo, reflejada en las largas jornadas de
compras que realizan las familias, como consecuencia de esto se someten a extensas
horas de trabajo para obtener los recursos económicos que les permiten este nivel de
consumismo. Por lo tanto, la familia se afecta por la ausencia de los padres en casa, el
tiempo es escaso para dialogar y más escaso aún para asistir a un culto religioso 15,
dificultando con esto una valoración de la dimensión religiosa y el desarrollo de esta
dimensión en la vida de los estudiantes.

En la clase de religión los estudiantes, con confianza, se abren a contar sus experiencias
personales, se les hacen cotidianos los temas que se tratan, cuenta lo que les sucede a
diario y el niño que escucha, lo relaciona con su propia experiencia, porque en sus
hogares a veces no son escuchados, o no se sienten cómodos para conversarlo (traen
una “mochila” muy cargada).

Se debe fomentar un espacio de introspección, para que ellos descubran su propia


identidad y el sentido trascendente de sus vidas, es decir, descubrir al Ser Supremo en su
propia vida. Por lo tanto, las estrategias deben ser pensadas en promover las relaciones
con el otro, desde las experiencias más vitales de los estudiantes para llegar a la
experiencia fundamental de encuentro con Dios.

Por esto es necesario generar material didáctico que también permita desarrollar la
conciencia social, la autovaloración y una postura crítica ante los cambios sociales,
económicos y culturales.

QUINTO LINEAMIENTO:

15
Humanizar y compartir con equidad el desarrollo de Chile Carta Pastoral del Comité Permanente de la CECh
Santiago, 27 de septiembre de 2012
Material didáctico que promueva el desarrollo del pensamiento reflexivo

Existe mucho material didáctico en internet para clases de religión, así como textos de
años anteriores para diferentes niveles. La mayoría de estos materiales se centran en
actividades de nivel cognitivo muy bajo, con actividades poco desafiantes y que no
permiten que la religión, y su pensamiento religioso, se desarrollen en los estudiantes.

Una condición fundamental para un material didáctico adaptado al tiempo actual debe
desarrollar la curiosidad, la capacidad de cuestionar la verdad de las propias creencias y
la de los demás, que sometan a juicio los fundamentos de las prácticas morales y sociales,
de modo que vayan desarrollando su pensamiento reflexivo, sin temor a que la razón
vaya a minar su fe, pues no son antagónicas, sino que complementarias.

Un pensamiento reflexivo otorga la posibilidad de interpretar religiosamente el mundo, lo


que permitiría lograr mejores y más significativos aprendizajes entre los estudiantes.

En palabras del Papa Benedicto XVI, podemos afirmar: “La dimensión religiosa es parte
integrante de la persona, desde la primerísima infancia, es apertura fundamental al otro y
al misterio que preside toda relación y todo encuentro entre los seres humanos, la
dimensión religiosa hace al hombre más hombres”16.

V. ACCIONES A REALIZAR A PARTIR DE ESTE DOCUMENTO:

1. Recopilar materiales didácticos para los diferentes niveles de aprendizajes


que están disponibles en internet y catalogarlos según los lineamientos
creados por esta comisión para ponerlos a disposición en una plataforma
web para los profesores de religión.

2. Elaborar fichas con unidades didácticas para publicar y descargar desde


internet a partir de los lineamientos creados por esta comisión. El trabajo, por
la envergadura que implica, debería ser remunerado a los docentes que
elaboren dichas fichas. Así también, habría que buscar fondos para financiar
el multicopiado de este material para hacerlo llegar a todos los colegios de
Santiago, especialmente a los del sector municipal y de zonas vulnerables.

3. Disponer una página web para que los profesores que deseen, puedan
compartir material que quieran crear a partir de los lineamientos de esta
comisión, al modo como se hace en la plataforma educarchile.cl.

16
Benedicto XVI (2009) Discurso a los profesores de Religión de Italia.

También podría gustarte