Está en la página 1de 13

Abstracto

Millones de trabajadores han sido desarraigados por COVID-19 (enfermedad


por coronavirus 2019) y han sido lanzados a una “nueva normalidad” de
trabajar desde sus oficinas en casa. Para complicar aún más las cosas, a
muchas personas se les proporcionó solo una computadora portátil y poca o
ninguna educación sobre cómo configurar una estación de trabajo
ergonómicamente correcta. Como resultado, muchos trabajadores de oficinas
en el hogar enfrentan potencialmente condiciones de trabajo
subóptimas. Basado en 41 evaluaciones ergonómicas de oficinas en el hogar,
la mayoría de las preocupaciones ergonómicas relacionadas con el uso de
computadoras portátiles, sillas no ajustables sin apoyabrazos, monitores de
baja altura y superficies de escritorio duras. Si el trabajo de oficina en el hogar
continúa, las personas deben comprender las ramificaciones de una estación
de trabajo deficiente.

Palabras clave 
teletrabajo , consideraciones ergonómicas , escritorio , estación de trabajo con
computadora , monitor , estación de trabajo de pie , quedarse en casa , COVID-
19

A medida que la pandemia de COVID-19 se extendió a principios de 2020, los


trabajadores se trasladaron a la oficina en casa, que puede no ajustarse
ergonómicamente. Este artículo documenta los problemas potenciales de las
oficinas en el hogar y los evalúa por cuestiones ergonómicas.

A medida que la pandemia de COVID-19 (enfermedad del coronavirus 2019) se


propagó a principios de 2020, Estados Unidos fue enviado al autoaislamiento
en respuesta a las órdenes generalizadas de permanecer en el lugar. Como
resultado, las oficinas y las escuelas se cerraron y entraron en un mundo
mucho más virtual. La “nueva normalidad” ha cambiado nuestro atuendo
informal de negocios a casual hogareño, nuestras reuniones en persona en
conferencias web y nuestras aulas escolares en persona en asignaciones en
línea y lecciones virtuales. Dedicamos más tiempo a la pantalla que nunca y
pasamos períodos prolongados en áreas de oficina que están mal diseñadas
para un uso prolongado.

Con este rápido paro de la economía, los trabajadores fueron trasladados


instantáneamente de la oficina a la casa con sus portátiles en la mano,
enfrentando la necesidad de montar un área de oficina con lo que tenían en su
casa: mesas y sillas de comedor y otros escritorios improvisados. sin
dispositivos de entrada o monitores externos, y entornos con funciones duales,
potencialmente utilizados por varias personas (por ejemplo, niños para la
escuela, adultos para el trabajo y la familia para cenar). Es posible que estas
oficinas en el hogar no se adapten ergonómicamente al trabajador, lo que
podría resultar en un inicio bastante rápido de malestar en el cuerpo que puede
conducir a problemas más serios en el futuro.

El objetivo de este artículo es documentar los problemas potenciales de los


componentes críticos de la oficina en casa, como la silla, el escritorio, los
dispositivos de entrada y el monitor. A través de una evaluación de mejora de la
calidad para el profesorado y el personal de la Universidad de Cincinnati, se
evaluaron las oficinas centrales actuales en busca de posibles problemas
ergonómicos.

La evaluación ergonómica

Se envió una encuesta a toda la facultad ( N = 4.200) y al personal ( N= 4,300)
en la Universidad de Cincinnati que incluía una dirección de correo electrónico
a la que enviar fotos al completar la encuesta para que los participantes
pudieran hacer que un ergonomista experimentado evaluara su oficina en
casa. Las instrucciones solicitaban dos fotografías de la persona trabajando,
una directamente detrás de la persona que usa la computadora en el área de la
oficina en casa y otra desde el costado. Una persona (KGD) proporcionó la
evaluación ergonómica inicial, identificando inquietudes y
recomendaciones. Otro individuo (SEK) revisó y editó las evaluaciones,
proporcionando cualquier información en la que se sintió que se perdió
algo. Los miembros restantes del equipo codificaron y clasificaron las
características de cada oficina en casa, que luego fueron revisadas por
KGD. Se clasificaron los siguientes componentes: (1) monitor (primario /
secundario, portátil / externo, demasiado alto / demasiado bajo, centrado /
descentrado), (2) silla (tipo silla, asiento rígido, demasiado alto / demasiado
bajo, cinco ruedas, apoyabrazos, apoyabrazos usados, apoyabrazos ajustados
correctamente, soporte lumbar, pies en el piso), (3) superficie de trabajo (borde
frontal duro, deslumbramiento, demasiado oscuro , luz de trabajo), (4)
dispositivos de entrada (teclado externo, teclado de computadora portátil, panel
táctil o mouse de computadora portátil, mouse externo) y (5) tipo de estación de
trabajo (sentado, de pie, otro). Luego, los datos se resumieron en todas las
estaciones de trabajo. Las recomendaciones se concentraron en soluciones
viables y económicas para la mayoría de las preocupaciones
identificadas. Luego, se informaron todas las recomendaciones a las personas,
junto con el estímulo para implementarlas. (4) dispositivos de entrada (teclado
externo, teclado de computadora portátil, panel táctil o mouse de computadora
portátil, mouse externo) y (5) tipo de estación de trabajo (sentado, de pie,
otro). Luego, los datos se resumieron en todas las estaciones de trabajo. Las
recomendaciones se concentraron en soluciones viables y económicas para la
mayoría de las preocupaciones identificadas. Luego, se informaron todas las
recomendaciones a las personas, junto con el estímulo para implementarlas. (4)
dispositivos de entrada (teclado externo, teclado de computadora portátil, panel
táctil o mouse de computadora portátil, mouse externo) y (5) tipo de estación de
trabajo (sentado, de pie, otro). Luego, los datos se resumieron en todas las
estaciones de trabajo. Las recomendaciones se concentraron en soluciones
viables y económicas para la mayoría de las preocupaciones
identificadas. Luego, se informaron todas las recomendaciones a las personas,
junto con el estímulo para implementarlas.

Participantes : En total, 46 personas enviaron fotografías de sus oficinas en


casa. Se eliminaron cinco conjuntos de imágenes de la evaluación debido a que
no había ninguna persona en la imagen, lo que socava gravemente la
evaluación ergonómica. Así, en total, se evaluaron 41 estaciones de trabajo (de
29 mujeres y 12 hombres) y se resumieron los hallazgos. Para mantener la
confidencialidad, no se registró ninguna otra información y se asignó un código
de dos letras a cada conjunto de imágenes con fines de seguimiento.

Tendencias en el Ministerio del Interior COVID-19

tabla 1proporciona un resumen de los tipos de sillas, estaciones de trabajo,


dispositivos de entrada y monitores. La mayoría de los trabajadores (58%) han
tenido algún tipo de silla de oficina, aunque no todos eran buenas sillas de
oficina. Los trabajadores restantes usaban sillas de comedor (27%) y no sillas
como cama o sofá (15%). La mayoría se sienta en un escritorio (88%), mientras
que una pequeña porción se sienta en una mesa (7%) como una mesa de
comedor. De las personas que trabajan en un escritorio, cuatro también tienen
una estación de trabajo de pie y una tiene una estación de trabajo de cinta. El
tipo de falla del teclado fue el teclado de la computadora portátil (54%) y el
teclado externo (46%), y el 47% de los usuarios de teclados externos tenían
una computadora portátil como entrada secundaria. El 46% utilizó el panel táctil
o los dispositivos de entrada de los portátiles, mientras que el 54% utilizó un
ratón externo. Más de la mitad de los usuarios de mouse externos (55%)
utilizaron el panel táctil de la computadora portátil como dispositivo de entrada.

Tabla 1. Resumen de los tipos de sillas, estaciones de


trabajo, dispositivos de entrada y monitores en las oficinas
en casa enviadas

Tabla 1. Resumen de los tipos de sillas, estaciones de trabajo, dispositivos de entrada y monitores
en las oficinas en casa enviadas
Ver versión más grande

Las evaluaciones ergonómicas de las estaciones de trabajo identificaron


muchos problemas que podrían estar afectando negativamente a los
trabajadores ( Tabla 2 ). Muchas sillas tenían la altura incorrecta (41%
demasiado baja y 2% demasiado alta), lo que resultó en brazos elevados,
apoyado en el borde delantero y mala posición de la cabeza (ver Figura
1a).). Una característica común de las sillas era una superficie dura para
sentarse (63%; Figura 1b). Tres de los trabajadores se sentaron en una
estación de trabajo que no era de oficina, como un sofá o una cama para su
área de trabajo principal. Una ligera mayoría de los trabajadores tenía
apoyabrazos en sus sillas (53%), pero mucha gente no los usaba (32%) o el
apoyabrazos estaba mal ajustado (18%). La falta de uso de los reposabrazos
causa tensión por contacto en los antebrazos y tensión en la parte superior de
la espalda (ver Figura 1cy d). El apoyo del respaldo de la silla a menudo no se
utilizó (69%) y muchas veces sin ningún apoyo lumbar (73%). Por lo tanto,
muchas personas no cuentan con el apoyo adecuado de su espalda baja
(ver Figura 1d-f).

Tabla 2. Resumen de las características del sillón, el


monitor y la estación de trabajo

Tabla 2. Resumen de las características del sillón, el monitor y la estación de trabajo


Ver versión más grande
Figura 1. Ejemplos de problemas comunes que se encuentran en las oficinas en el hogar: (a) silla
pobre, borde duro en la superficie del escritorio, monitor externo a un lado, (b) silla de madera dura
y no ajustable, (c) monitor grande a un lado, monitor de computadora portátil demasiado bajo, sin
respaldo en la silla, (d) antebrazos apoyados en el borde del escritorio debido a que no se usan
apoyabrazos correctamente ajustados, (e) respaldo no apoyado por el respaldo de la silla, (f)
trabajando en el monitor hacia un lado haciendo que el cuello gire, ( g) dividido entre monitores
externos directamente en frente, y (h) caminar en la cinta puede causar riesgo de caída.

La posición del monitor a menudo era demasiado baja o hacia un lado. Tres


cuartas partes de los monitores eran computadoras portátiles, que eran
demasiado bajas en relación con la altura de los ojos de los trabajadores
(ver Figura 1ay cg). Los monitores externos también se configuraron de forma
rutinaria demasiado baja (52%) o demasiado alta (4%). Otro problema común
con los monitores fue la falta de las pantallas primarias centradas frente a los
trabajadores (31%), lo que resultó en una torsión del cuello y / o la espalda para
ver el monitor (ver Figura 1a)., c, fy g). Como era de esperar, los monitores
secundarios no estaban centrados en su mayor parte (73%).

Se identificaron varias otras preocupaciones con las estaciones de trabajo,


como la falta de iluminación (el 17% tenía deslumbramiento y el 5% estaba
demasiado oscuro) y los pies que no tocaban el piso (7%). Muy pocas
superficies de trabajo tenían un borde redondeado; más del 90% tenía un borde
duro y afilado (ver Figura 1a-e). Como se ve en la Figura 1h, había una
estación de trabajo de cinta de correr que se instaló adecuadamente.

Posibles soluciones efectivas y de bajo costo

A medida que comenzamos a adaptarnos a la nueva normalidad, las oficinas en


el hogar deben configurarse correctamente para garantizar que los trabajadores
no experimenten molestias ni se lesionen. Para complicar aún más el entorno
de la oficina en casa, muchas personas se enfrentan a presupuestos muy
limitados; acceso limitado a sillas, escritorios y dispositivos de entrada
adecuados; y se envían a casa con solo una computadora portátil. Si bien estas
41 estaciones de trabajo solo representan una pequeña parte de las oficinas en
el hogar, hay muchos temas comunes de problemas que generalmente se
encuentran en oficinas mal diseñadas.

En primer lugar, las sillas de oficina suelen ser una fuente de problemas. Las
mejores sillas tienen los siguientes componentes clave: altura ajustable,
apoyabrazos ajustables, cinco ruedas y soporte lumbar en el respaldo de la
silla. Sin embargo, pocas sillas en una casa tienen todos estos componentes y
una silla nueva puede estar fuera del presupuesto. Algunas posibles soluciones
para la silla incluyen las siguientes:

1. Poner una almohada en el asiento para elevar la altura del asiento.


2. Poner una almohada y / o una toalla enrollada detrás de la espalda para
brindar apoyo lumbar y respaldo y eliminar la necesidad de inclinarse lejos
del respaldo de la silla.
3. Envolviendo los apoyabrazos cuando son bajos y no ajustables
4. Acercar la silla al escritorio o mesa para animar a tener el respaldo contra el
respaldo del asiento

En segundo lugar, estaba claro que a un gran número de trabajadores se les


dio una computadora portátil para trabajar en casa, lo que resultó en malas
posturas de la espalda y el cuello, ya sea por colocar la computadora portátil en
el regazo o sobre el escritorio. De cualquier manera, el monitor de la
computadora portátil está demasiado bajo y hace que el trabajador mire hacia
abajo, a menudo durante períodos prolongados. Algunas posibles soluciones
para el uso de una computadora portátil son las siguientes:

1. Coloque un escritorio de regazo o una almohada grande debajo de la


computadora portátil para levantar el monitor cuando lo use en el regazo.
2. Use un teclado y un mouse externos, además de levantar el monitor
colocando una pila de libros o una caja debajo de la computadora portátil
cuando use una computadora portátil en un escritorio.
3. Cuando sea posible, utilice un monitor externo a la altura adecuada (por
ejemplo, la parte superior a la altura de los ojos) y centrado en la persona.
4. Cuando utilice monitores duales o múltiples, es fundamental mantener el
monitor principal directamente frente a usted y colocar los monitores
secundarios (por ejemplo, una computadora portátil o un segundo monitor
externo) al costado del monitor principal.

En tercer lugar, la estación de trabajo o el escritorio también es una fuente


regular de preocupaciones, comenzando por la superficie dura y
específicamente el borde frontal que a menudo entra en contacto con la
muñeca y los antebrazos. La tensión de contacto es especialmente
problemática cuando los reposabrazos de las sillas son demasiado bajos o no
se utilizan. Algunas posibles soluciones económicas para una superficie de
borde frontal duro son las siguientes:

1. Coloque una toalla doblada sobre el borde del escritorio y frente al teclado.
2. Use aislamiento de tubería de una ferretería local o un fideo de piscina, que
se puede dividir por la costura y colocar a lo largo del borde (consulte
la Figura 2).).

Figura 2. Uso de aislamiento de tubería en el borde de la mesa o escritorio para reducir la tensión
de contacto debido al borde duro.

Otras consideraciones para la oficina en casa son mantenerse alejado de la


mesa del comedor, el sofá, la cama y el piso. Estas áreas de trabajo a menudo
conducen a malas posturas e incomodidad, ya que no son óptimas. El
deslumbramiento es otra preocupación que acompaña a las estaciones de
trabajo en los hogares, que generalmente contienen más ventanas que la
oficina del lugar de trabajo respectivo de una persona, debido a la exposición a
la luz solar a través del vidrio sin tratar. La estación de trabajo debe estar
orientada de manera que los monitores estén colocados perpendicularmente a
la ventana y de modo que, si es posible, las ventanas queden detrás del
monitor.

Finalmente, si no es posible obtener una silla nueva o identificar una estación


de trabajo adecuada para sentarse en casa, la siguiente mejor práctica sería
alternar entre una estación de trabajo para sentarse deficiente y una estación
de trabajo de pie. Hay muchas estaciones de trabajo de pie simples e
improvisadas disponibles en el hogar, que incluyen la implementación del uso
de una tabla de planchar, una encimera de cocina, la parte superior de un
piano, una canasta de ropa colocada boca abajo sobre una mesa o escritorio, o
una caja grande debajo de la mesa. ordenador portátil. Una estación de trabajo
de pie adecuada debe tener la parte superior del monitor a la altura de los ojos
y directamente al frente, el teclado a una altura de modo que los antebrazos
estén paralelos al suelo (ángulo de codo de aproximadamente 90 °) y un borde
frontal suave o redondeado a la superficie de trabajo. .

Importancia del cambio de postura a lo largo del día

Si es posible implementar alguna de las recomendaciones anteriores o si es


necesario permanecer en una oficina en casa improvisada por cualquier motivo,
se recomienda encarecidamente cambiar de postura a lo largo del día. Cada 30
minutos, uno debe ponerse de pie y moverse durante 2 minutos ( Davis &
Kotowski, 2014 , 2015 ; Healy et al., 2013 ; Neuhaus et al. 2014 ). Una posible
opción para mantener una postura fluida es cambiar entre un escritorio sentado
y de pie durante todo el día para que el turno pueda equilibrarse entre estar
sentado y de pie. Demasiado sentado se ha relacionado con un mayor riesgo
de diabetes ( Chaput et al., 2015 ; George et al., 2013 ; Kim et al.,
2013 ;Patterson et al., 2018 ), aumento de peso ( Dunstan et al., 2012 ; Ekelund
et al., 2008 ; Smith et al., 2014 ) y mayor malestar ( Tissot et al.,
2009 ; Wahlström, 2005 ). Algunos investigadores han descubierto que la
posición mejora el uso de calorías ( Benden et al., 2011 ), reduce los niveles de
glucosa ( Buckley et al., 2013 ; Dunstan et al., 2012 ; Thorp et al., 2014 ),
mejora los niveles de colesterol y triglicéridos ( Graves et al., 2015 ; Healy et al.,
2013 ) y reducen el malestar ( Davis & Kotowski, 2014 ;Karakolis y Callaghan,
2014 ). Sin embargo, no conviene estar de pie todo el día, ya que permanecer
de pie durante mucho tiempo también puede ser perjudicial ( Gregory y
Callaghan, 2008 ; Waters y Dick, 2015 ). En esencia, la clave para una postura
adecuada es no sentarse o pararse continuamente sin cambiar de posición; Las
recomendaciones pueden incluir grandes cambios de postura corporal como
caminar, cambiar entre estar sentado y de pie, o incluso utilizar un baño, un
refrigerio o una pausa para tomar agua.

Importancia de adaptarse a la nueva normalidad

A partir de este momento, las oficinas en el hogar probablemente serán un pilar


para una gran parte de la población, tanto a corto como a largo plazo. A corto
plazo, es probable que las empresas continúen con las oficinas en el hogar que
permanecen en el lugar para reducir el potencial de una infección generalizada
de COVID-19 en el lugar de trabajo. Como resultado, millones de trabajadores
necesitarán oficinas en casa seguras. A largo plazo, las empresas se han dado
cuenta de que el trabajo se puede realizar en casa, y esto probablemente dará
lugar a horas de trabajo regulares en casa. Las oficinas en el hogar son
atractivas para los trabajadores debido a que tienen menos desplazamientos,
un mejor equilibrio entre el trabajo y la casa y menos estrés debido a la
comodidad del hogar. Las oficinas en el hogar deberán incorporar conceptos
ergonómicos sólidos para garantizar la salud a largo plazo de los
trabajadores. A medida que las oficinas en el hogar se convierten en una
opción permanente para muchos trabajadores, las empresas deberán
proporcionar las adaptaciones adecuadas con respecto a la ergonomía; de lo
contrario, la incomodidad generalizada progresará hacia condiciones más
perjudiciales, como trastornos musculoesqueléticos. El aumento de la
prevalencia de trastornos musculoesqueléticos tendrá un impacto directo en los
resultados de las empresas a través de los costos de tratamiento, los costos de
compensación y el ausentismo y presentismo.
La Institución Nacional de Seguridad y Salud Ocupacional proporcionó fondos
parciales para este proyecto a través del patrocinio del Centro de Educación e
Investigación de la Universidad de Cincinnati (# T42OH008432).

También podría gustarte