Está en la página 1de 9

Instituto Tecnológico de la Laguna

Máquinas Eléctricas
Catedrático: Javier Arredondo Valle.

Práctica #4 U-2
“El motor de CD”

Nombre: Amada Monserrat Sánchez Fernández


Número de control: 18131063
Semestre Agosto-Enero 2020-2021
Objetivo
Conocer el funcionamiento del motor de corriente directa, sus partes y ver su
funcionamiento.

Materiales
 1 motor de CD didáctico.
 1 imán permanente.
 1 fuente de voltaje CA 127V/24,12,6 VCD-Amp 0-2 A.
 1 kit de cables.

Marco Teórico
Principio de funcionamiento del motor CD. Un conductor que porta corriente en presencia
de un campo magnético experimenta una fuerza.
¿Qué es un motor de corriente continua?
Es un aparato que puede convertir la energía eléctrica en mecánica, realizando un
movimiento rotatorio. Este es uno de los inventos más versátiles de la industria por su
fácil control, paro y automatización en procesos. Este motor consta de dos partes
principales y son:
Parte fija: Compuesto por un electroimán producido por el campo magnético que induce
la fuerza sobre la parte móvil.
Parte móvil: Compuesto por varios espirales o bobinas. Se llama rotor.
Motor de corriente directa.
El motor de corriente continua, denominado también motor de corriente directa, motor
CC o motor DC (por las iniciales en inglés direct current), es una máquina que convierte
energía eléctrica en mecánica, provocando un movimiento rotatorio, gracias a la acción de
un campo magnético.
Un motor de corriente continua se compone, principalmente, de dos partes: El estator da
soporte mecánico al aparato y contiene los polos de la máquina, que pueden ser o bien
devanados de hilo de cobre sobre un núcleo de hierro, o imanes permanentes. - El rotor
es generalmente de forma cilíndrica, también devanado y con núcleo, alimentado con
corriente directa a través las delgas, que están en contacto alternante con escobillas fijas.
El principal inconveniente de estas máquinas es el mantenimiento costoso y laborioso
debido, principalmente, al desgaste que sufren las escobillas al entrar en contacto con las
delgas. Algunas aplicaciones especiales de estos motores son: los motores lineales,
cuando ejercen tracción sobre un riel, servomotores y motores paso a paso. Además,
existen motores de CC sin escobillas (brushless en inglés) utilizados en el aeromodelismo
por su bajo par motor y su gran velocidad. Es posible controlar la velocidad y el par de
estos motores utilizando técnicas de control de motores de corriente continua.
Principio de funcionamiento.
El principio de funcionamiento básico de un motor de CC se explica a partir del caso de
una espira de material conductor inmersa en un campo magnético, a la cual se le aplica
una diferencia de potencial (o voltaje) entre sus extremos, de forma que a través de la
misma circula una corriente.
Para este caso la espira constituye el rotor del motor, y los imanes que producen el campo
magnético constituyen el estator.
Entonces, dado que cuando un conductor, por el que pasa una corriente eléctrica, se
encuentra inmerso en un campo magnético, éste experimenta una fuerza según la Ley de
Lorentz. Donde dicha fuerza, denominada Fuerza de Lorentz, es perpendicular al plano
formado por el campo magnético y la corriente, y su magnitud está dada por:

F = B · L · I · sen ᴓ
 F: Fuerza en newtons

 I: Intensidad que recorre el conductor en amperios

 L: Longitud del conductor en metros

 B: Densidad de campo magnético o densidad de flujo teslas

 Φ: Ángulo que forma I con B


La espira experimenta fuerzas en sus dos segmentos laterales, como puede observarse en
la animación de la derecha. Sin embargo, en el resto de los segmentos que interactúan
con el campo magnético, las fuerzas experimentadas se cancelan entre sí.
Como puede observarse, las fuerzas en los segmentos laterales tienen una dirección y
sentido tales que producen el giro del rotor. Sin embargo, existe un punto en el que el
cambio de la posición de las espiras produce que la misma fuerza se oponga a continuar el
movimiento. Es en este punto en el que se cambia o alterna la polaridad del voltaje
aplicado, lo cual cambia el sentido de la fuerza y por ende vuelve a impulsar el giro del
rotor. Es posible que el rotor supere este punto, en el que no se aplican fuerzas, debido a
su inercia.
Fuerza contra electromotriz inducida en un motor
Es la tensión que se crea en los conductores de un motor como consecuencia del corte de
las líneas de fuerza. La polaridad de la tensión en los generadores es opuesta a la aplicada
en los bornes del motor. Durante el arranque de un motor de corriente continua se
producen fuertes picos de corriente ya que, al estar la máquina parada, no hay fuerza
contra electromotriz y el bobinado se comporta como un simple conductor de baja
resistencia. La fuerza contra electromotriz en el motor depende directamente de la
velocidad de giro del motor y del flujo magnético del sistema inductor.
Número de escobillas
Las escobillas deben poner en cortocircuito todas las bobinas situadas en la zona neutral.
Si la máquina tiene dos polos, tenemos también dos zonas neutras. En consecuencia, el
número total de delgas ha de ser igual al número de polos de la máquina. En cuanto a su
posición, será coincidente con las líneas neutras de los polos. En realidad, si un motor de
corriente continua en su inducido lleva un bobinado imbricado, se deberán poner tantas
escobillas como polos tiene la máquina, pero si en su inducido lleva un bobinado
ondulado, como solo existen dos trayectos de corriente paralela dentro de la máquina, en
un principio es suficiente colocar dos escobillas, aunque si se desea se pueden colocar
tantas escobillas como polos.
Sentido de giro
En máquinas de corriente directa de mediana y gran potencia, es común la fabricación de
rotores con láminas de acero eléctrico para disminuir las pérdidas asociadas a los campos
magnéticos variables, como las corrientes de Foucault y las producidas por histéresis.
Reversibilidad
Los motores y los generadores de corriente continua están constituidos esencialmente por
los mismos elementos, diferenciándose únicamente en la forma de utilización. Por
reversibilidad entre el motor y el generador se entiende que, si se hace girar el rotor, se
produce en el devanado inducido una fuerza electromotriz capaz de transformarse en
energía eléctrica. En cambio, si se aplica una tensión continua al devanado inducido del
generador a través del colector delga, el comportamiento de la máquina ahora es de
motor, capaz de transformar la fuerza contra electromotriz en energía mecánica. En
ambos casos el inducido está sometido a la acción del campo magnético del inductor
principal en el estator.
Un motor de corriente directa produce un par gracias a la conmutación mecánica de la
corriente. En esta imagen existe un campo magnético permanente producido por imanes
en el estator. El flujo de corriente en el devanado del rotor produce una fuerza de Lorentz
sobre el devanado, representada por las flechas verdes. Debido a que en este caso el
motor tiene dos polos, la conmutación se hace por medio de un anillo partido a la mitad,
donde el flujo de corriente se invierte cada media vuelta (180 grados).

Variaciones en el diseño del motor


Los motores de corriente continua se construyen con rotores bobinados, y con estatores
bobinados o de imanes permanentes. Además, existen muchos tipos de motores
especiales, como por ejemplo los motores sin escobillas, los servomotores y los motores
paso a paso, que se fabrican utilizando un motor de corriente continua como base.
Motores con estator bobinado
Si el estátor es bobinado, existen distintas configuraciones posibles para conectar los dos
bobinados de la máquina:

 Motor serie o motor de excitación en serie: el devanado de


estátor y el devanado de rotor se conectan en serie.

 Motor shunt o de excitación en paralelo: el devanado de


estátor y de rotor se conectan en paralelo.

 Motor de excitación compuesta o motor compound: se utiliza


una combinación de ambas configuraciones.
Motores de imán permanente
Los motores de imán permanente tienen pocas ventajas de rendimiento frente a los
motores síncronos de corriente continua de tipo excitado y han llegado a ser el
predominante en las aplicaciones de potencia fraccionaria. Son más pequeños, más
ligeros, más eficaces y fiables que otras máquinas eléctricas alimentadas individualmente.

Motores sin escobillas


Los motores de corriente directa sin escobillas están diseñados para conmutar la tensión
en sus devanados, sin sufrir desgaste mecánico. Para este efecto utilizan controladores
digitales y sensores de posición. Estos motores son frecuentemente utilizados en
aplicaciones de baja potencia, por ejemplo, en los ventiladores de computadoras.
Partes de un motor de corriente directa:
Mencionaremos las partes principales que componen un motor de corriente continua.
Estátor
Es la parte fija del motor responsable del establecimiento del campo magnético de
excitación. En su interior se encuentran distribuidos en números par, los polos inductores,
sujetos mediante tornillos a la carcasa; están constituidos por un núcleo y por unas
expansiones en sus extremos. Alrededor de los polos se encuentran unas bobinas que
constituyen el devanado inductor; generalmente de hilo de cobre aislado, que al ser
alimentados por una corriente continua; generan el campo inductor de la máquina,
presentando alternativamente polaridades norte y sur. El estátor es la parte fija de una
máquina rotativa, y uno de los dos elementos fundamentales para la transmisión de
potencia (en el caso de motores eléctricos) o corriente eléctrica (en el caso de los
generadores eléctricos); siendo el otro su contraparte móvil el rotor. El término aplica
principalmente a la construcción de máquinas eléctricas y dependiendo de la
configuración de la máquina, el estátor puede ser:
Rotor
El rotor está formado por un eje que soporta un juego de bobinas arrolladas sobre un
núcleo magnético; que gira dentro de un campo magnético creado bien por un imán o por
el paso de un juego de bobinas, arrolladas sobre unas piezas polares; que permanecen
estáticas y que constituyen lo que se denomina estátor de una corriente.

Corriente continúa
El alojamiento del circuito magnético del campo en las máquinas de corriente continua. En
este caso, el estátor interactúa con la armadura móvil; su construcción puede ser de imán
permanente o de electroimán; en cuyo caso la bobina que lo energiza se denomina
devanado de campo.
Corriente alterna
En este caso, el estátor interactúa con el campo rotante para producir el par motor, y su
construcción consiste en una estructura hueca con simetría cilíndrica; hecha de láminas de
acero magnético apiladas; para así reducir las pérdidas debidas a la histéresis y las
corrientes de Foucault.
Generadores de corriente directa o alterna
En este caso, el estátor interactúa con el campo rotante para producir corriente eléctrica.
Una parte de la corriente generada puede ser aplicada al circuito del estátor; para generar
un campo magnético más fuerte y resultando en una mayor corriente generada. Su
construcción consta también de una estructura hueca con simetría cilíndrica; hecha de
láminas de acero magnético apiladas, para así reducir las pérdidas debidas a la histéresis y
las corrientes de Foucault.
Colector delga
En las máquinas eléctricas de corriente continua, sean estas generadores o motores es
necesario establecer una conexión eléctrica entre la parte fija o estátor y las bobinas de la
parte móvil o rotor; lo que se realiza mediante un elemento denominado colector. El
colector consta de un anillo, concéntrico al eje de giro y aislado eléctricamente del mismo,
formado por una serie de láminas, generalmente de cobre, aisladas unas de otras y
conectadas a su vez a los terminales de cada una de las bobinas giratorias. A cada una de
estas láminas es lo que se denomina delga. Para establecer la conexión, se disponen unos
bloques de carbón, llamados escobillas, que mediante un resorte hacen presión sobre las
delgas correspondientes y conducen la electricidad hacia las bobinas.
Escobilla
En electricidad es necesario, frecuentemente establecer una conexión eléctrica entre una
parte fija y una parte rotatoria en un dispositivo. Este es el caso de los motores o
generadores eléctricos; donde se debe establecer una conexión de la parte fija de la
máquina con las bobinas del rotor. Para realizar esta conexión, se fijan dos anillos en el eje
de giro generalmente de cobre; aislados de la electricidad del eje y conectados a las
terminales de la bobina rotatoria. Enfrente de los anillos se disponen unos bloques de
grafito que mediante unos resortes; hacen presión sobre ellos para establecer el contacto
eléctrico necesario. Estos bloques de grafito se denominan escobillas (denominados
carbones coloquialmente), y los anillos rotatorios reciben el nombre de colector. En
determinado tipo de máquinas electromagnéticas como los motores o generadores de
corriente continua; los anillos del colector están divididos en dos o más partes, aisladas
unas de otras y conectadas a una o más bobinas. En este caso, cada una de las partes en
que está dividido el colector se denomina delga. Debido a que por el roce que se ocasiona
al girar el dispositivo, se produce un desgaste por abrasión, las escobillas deben ser
sustituidas periódicamente. Por este motivo se han inventado los motores eléctricos sin
escobillas.
Entrehierro
Es el espacio situado entre el estátor y el rotor, es por donde el flujo magnético pasa de
uno a otro. Algunos motores además incorporan polos de conmutación, rodeados por
unas bobinas conectadas en serie con el devanado inducido y recubiertas de una película
aislante para evitar cortocircuitos.

Procedimiento
En clase se explica el funcionamiento del motor de CD y cada una de sus partes. En el lado
se muestra físicamente el motor, se muestran sus partes y se pone en marcha.
1. Se conecta la fuente de voltaje a 127VCA
2. Se conectan las terminales t- entre fuente motor
3. Se enciende la fuente.
4. Se aplica 9.0 VCD.
5. Se incrementa gradualmente la corriente 0-2 A.
6. Se observa el comportamiento del motor, variando corriente y campo magnético.

Conclusión
En esta práctica aprendimos el funcionamiento del motor de corriente directa, donde
vimos sus partes que lo conforman tales como el estator, el rotor, etc. En esta práctica
vimos que por medio de unos imanes se producía el campo magnético donde poniendo las
polaridades establecidas giraba en contra de las manecillas del reloj, pero a cambiar estas
polaridades el motor giraba a favor de las manecillas, la cual fue una observación
importante. La escala del motor era de 0 a 9 ampere, tenía un máximo de 9 volts, donde
tiene que haber corriente y campo magnético para que arranque el motor y por último en
este tipo de motores es más fácil regular su velocidad.

También podría gustarte