Está en la página 1de 3

Trabajo de Penal Especial Leia Táriba Velázquez CI: 28.243.

322

6.16 FALSEDAD DE CERTIFICADOS DE REPOSO


Se debe analizar las falsedades a que se refiere el artículo 330 del Código Penal,
estas pueden ser perpetradas por diferentes sujetos activos tales como: Un
médico, un cirujano, un empleado del sector de la Salud o un empleado de
sanidad con permisos para poder expedir certificados. Debemos resaltar que
quien emitiera reposos médicos falsos los cuales solo pueden ser expedidos
empleados del área de la salud, médicos, entre otros al abusar de sus
competencias en el área de la salud y la sanidad, ya sea por motivo de favores,
sobornos, entre otras causas.

Las agravantes de tal delito serán en los casos donde la certificación falsa haya
causado un mal importante u consecuencias a un tercero y si la certificación se
hubiera realizado por motivos de dineros, dadivas u algún tipo de favor.

ART. 330 CPV: “Todo médico, cirujano o empleado de sanidad, que por favor
haya dado una falsa certificación destinada a hacer fe ante la autoridad, será
castigado con arresto hasta de quince días o multa de cincuenta unidades
tributarias (50 U.T) a doscientas cincuenta unidades tributarias (250 U.T). Al que
hubiere hecho uso de la falsa certificación, se le aplicará la misma pena.

Si por causa de la falsa certificación se ha admitido o mantenido en un asilo de


enajenados a alguna persona en su cabal juicio, o si resulta algún otro mal
importante, la pena será de arresto de tres a dieciocho meses.

Si el hecho se hubiere cometido mediante dinero u otras dádivas, entregadas o


prometidas, para sí o para un tercero, el arresto será por tiempo de cuarenta y
cinco días a doce meses. Y lo ser por tiempo de uno a tres años, si la certificación
ha tenido las consecuencias previstas en el aparte precedente.

Las penas indicadas en los dos apartes precedentes, serán también aplicables al
que haya dado el dinero o los otros presentes. Todo lo dado será confiscado.”

6.17 EXPEDICIÓN INDEBIDA DE LICENCIAS Y PERMISOS


El artículo 326 del código penal en concordancia con el artículo 79 de la ley contra
la corrupción nos habla de la falsedad de documentos, licencias, certificados u
otros actos semejantes explicando que las acciones contempladas en estos
artículos consisten en lo siguiente:
a) Falsificar licencias u otros documentos
b) Alterar los documentos verdaderos
c) Usar los documentos ya falsificados o alterados
d) Facilitar su expedición a otros para su uso.

El sujeto activo de este delito puede ser cualquiera inclusive los mismos
funcionarios públicos, volviendo esta circunstancia una agravante del delito. Esta
falsedad tendrá como parte activa únicamente al funcionario público, su actuación
debe ser necesariamente dolosa. Si colabora en la comisión del hecho sin conocer
las maniobras fraudulentas que han traído como consecuencia la expedición del
documento falso el acto no puede ser castigado.

ART. 327 CPV: “Será penado con prisión de quince días a nueve meses:
1.- El que haya falsificado licencias, pasaportes, itinerarios o permisos de
residencia.
2.- El que de alguna manera haya alterado documentos originariamente
verdaderos, de la clase de los indicados en el número anterior, con el objeto de
atribuirles o referirlos a personas, tiempos o lugares diferentes de los expresados,
o falsamente hiciere aparecer ejecutadas o cumplidas las condiciones requeridas
para la validez y eficacia de los mismos documentos.
3.- El que haya hecho uso de las licencias, itinerarios, pasaportes o permisos de
residencia, falsificados o alterados, o los haya dado a un tercero con el mismo
objeto.”

ART. 79 LEY CONTRA LA CORRUPCIÓN: “El funcionario público o particular


que expida una certificación falsa, destinada a dar fe ante la autoridad o ante
particulares, de documentos, actas, constancias, antigüedad u otras credenciales,
que puedan ser utilizadas para justificar decisiones que causen daños al
patrimonio público, será penado con prisión de seis (6) meses a dos (2) años.
Con la misma pena se castigará a quien forjare tales certificaciones o altere
alguna regularmente expedida, a quien hiciere uso de ello, o a quien diere u
ofreciere dinero para obtenerla.”
6.18 SUSTRACCIÓN, INUTILIZACIÓN, DESTRUCCIÓN, OCULTAMIENTO DE
DOCUMENTOS ADMINISTRATIVOS

Analizando el artículo 230 del Código Penal junto con el artículo 80 de la Ley
Contra La Corrupción podemos apreciar que el sujeto activo puede ser cualquiera,
pero en caso de ser un funcionario público el que haya sustraído o destruido el
documento esta será una agravante del hecho, se atenuara la pena cuando el
daño haya sido leve, levísimo o haya sido restituido por el sujeto activo, esto
disminuirá su pena hasta el mínimo establecido por estas leyes.

ART. 230 CPV: “Cualquiera que haya substraído, suprimido, destruido o alterado
algún instrumento, o efecto de algún hecho punible, acto o documento colocado
en una oficina a cargo de algún funcionario público en razón de su carácter, será
castigado con prisión de seis a treinta meses.

Si el culpable fuere el mismo funcionario público, que en razón de sus funciones


tenía la custodia de los instrumentos o efectos expresados o de los actos o
documentos, la pena será de prisión por un tiempo de uno a cuatro años.

Si el perjuicio causado ha sido leve o si el culpable ha restituido íntegro el acto o el


documento sin haber tenido utilidad, y antes de las diligencias procesales, la pena
será, en el caso de la parte primera del presente artículo, la de prisión por tiempo
de tres a dieciocho meses, y en el caso del precedente aparte, la de prisión por
seis meses a dos años.”

ART. 80 LEY CONTRA LA CORRUPCIÓN: “Cualquiera que ilegalmente ocultare,


inutilizare, alterare, retuviere o destruyera, total o parcialmente, un libro o cualquier
otro documento que curse ante cualquier órgano o ente público, será penado con
prisión de tres (3) a siete (7) años.
Podrá disminuirse hasta la mitad la pena prevista en este artículo si el daño o
perjuicio causado fuese leve y hasta la tercera parte (1/3) si fuese levísimo.”