Está en la página 1de 16

GUIA 3

TEMA: EL MUNDO CONTEMPORANEO

APELLIDOS Y NOMBRES DEL ESTUDIANTE:


ASIGNATURA: CIENCIAS SOCIALES GRADO: NOVENO
DOCENTE: JULIO CESAR ZULUAGA MOLINA GUÍA No.: 3
SEDE: I.E.S.B. (La Cuncia) JORNADA: Mañana
PERIODO: TERCERO FECHAS DE ENVIO: 23/08/2021 DE 3/09/2021
: RECEPCIÓN:
TIEMPO: Esta guía puede 4 Hor Esta guía 5 & 6 Sema
desarrollarse en as corresponde a la nas
DESEMPEÑOS SUPER 4.5 a 5.0 ALTO 4.0 a 4.4 BASIC 3.0 a 3.9 BAJO 1.0 a 2.9
IOR O
SUPERIOR: Interpreta y comprende con propiedad el desarrollo socio-económico, político y cultural
del mundo contemporáneo y Colombia desde la segunda mitad del siglo XX
ALTO: Explica cómo debe ser el desarrollo socioeconómico, político y cultural del mundo
contemporáneo y Colombia desde la segunda mitad del siglo XX
BÁSICO: Define como es el desarrollo socioeconómico, político y cultural del mundo
contemporáneo y Colombia desde la segunda mitad del siglo XX
BAJO: Menciona como es el desarrollo socioeconómico, político y cultural del mundo
contemporáneo y Colombia desde la segunda mitad del siglo XX
TEMAS  El Nuevo Orden Mundial
 La Guerra Fría
 La descolonización
 El nacimiento del Tercer Mundo
 Asia durante la Guerra Fría
 El fin de la Guerra Fría
 Dos décadas de conflictos
 La economía mundial
 La sociedad de la información
 Problemáticas del mundo actual
OBJETIVO: Analizo desde el punto de vista político, económico, social y cultural algunos de los
hechos históricos mundiales sobresalientes del siglo XX (guerras-mundiales, conflicto en
el Medio Oriente, caída del muro de Berlín...).
INSTRUCCIÓN: Desarrollar todas las actividades propuestas en el cuaderno y enviar la evidencia al
(Para el desarrollo de WhatsApp del grupo.
las Actividades)
EVALUACIÓN: Revisión y retro evaluación de las actividades.
BIBLIOGRAFÍA: Los Caminos del Saber Sociales 9 Santillana.
FECHA DE
ENTREGA
EL NUEVO ORDEN MUNDIAL
Con el fin de la Segunda Guerra Mundial y la caída de los imperios coloniales, Estados Unidos y la
URSS se convirtieron en dos superpotencias que ahora competirían para expandir su influencia
económica e ideológica en el mundo.
Conferencia de Yalta. Entre el 4 y el 11 de febrero de 1945, Roosevelt, Churchill y Stalin se
encontraron en territorio soviético para la Conferencia de Yalta, Desde hacía varios meses atrás, su
preocupación fundamental era la ambición territorial de Stalin y la visibilidad del régimen
comunista en Asia y Europa del Este, es decir, lo que más adelante se conoció como la Cortina de
Hierro. Por esto, la conferencia se realizó en un ambiente de tensión entre los aliados y la URSS y
hubo fuertes oposiciones a la delimitación territorial que proponía Stalin. Los nuevos límites
establecidos fueron los siguientes: La URSS ocuparía Rumania, Hungría, Bulgaria, Prusia, Polonia
y la parte oriental de Alemania, mientras que Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña ocuparían la
parte occidental de Alemania. Como resultado de esta conferencia se declaró la liberación de
Europa y el compromiso con la defensa de los sistemas democráticos con elecciones libres, se instó
a la URSS a abandonar la frontera entre Turquía e Irán y a establecer un gobierno de coalición, con
eventuales elecciones, en Polonia. Roosevelt murió el 12 de abril de 1945 mientras sus tropas
ocupaban las ciudades alemanas y se encontraban con el Ejército Rojo a pocos kilómetros de Berlín.
En su remplazo asumió el vicepresidente Harry S. Truman.
La creación de la ONU. La Organización de las Naciones Unidas (ONU) también fue resultado
de la Conferencia de Yalta. En ella se había planteado la necesidad de crear un organismo
internacional que buscara soluciones pacíficas, por la vía diplomática, a cualquier tipo de conflicto.
El 26 de junio de 1945, se reunieron delegados de 50 países en la Conferencia de San Francisco
con el objetivo de redactar la Carta de las Naciones Unidas. Desde el periodo de entreguerras,
varias potencias habían buscado mecanismos diplomáticos para controlar el crecimiento de
regímenes autoritarios en Europa, pero la falta de consenso internacional había dificultado este
proceso. En 1942, Estados Unidos, la URSS y China habían firmado la Declaración de las
Naciones Unidas, un documento que expresaba la necesidad de cooperación internacional contra
las potencias del Eje. La Carta de las Naciones Unidas, que fue puesta en marcha el 24 de octubre
de 1945, ratificó esta declaración y estableció las bases de la organización, que realizó su primera
Asamblea General en enero de 1946.
Conferencia de Potsdam. Entre julio y agosto de 1945, tuvo lugar la Conferencia de Potsdam, a
las afueras de Berlín. Harry Truman, junto con Churchill y Stalin, trazaron nuevos mecanismos para
la desmilitarización y la democratización de Alemania. Además, anunciaron los planes para la
reconstrucción económica europea y comenzaron la persecución de los criminales nazis. Las
potencias aliadas fijaron en 20 mil millones de dólares el monto de las reparaciones, de las cuales la
mitad sería asumida por la URSS. Por último, se concertó la división de Alemania y Austria en
cuatro zonas regidas, cada una, por las potencias vencedoras.
La economía de posguerra. Después de la guerra, la principal preocupación de las potencias
aliadas fue evitar una nueva crisis económica mundial como la de 1929. El territorio y la economía
europea habían quedado devastados debido a la ocupación de las ciudades y a los bombardeos
realizados sobre centros industriales y líneas férreas. Además, en el Pacífico, Estados Unidos había
atacado varios puertos comerciales japoneses. En el periodo de posguerra, la mayoría de los
habitantes de Europa tuvo que enfrentar la inflación y el desempleo. Los planes económicos
buscaron la inmediata reconstrucción de la infraestructura, tanto en el campo industrial como en el
civil, y el pago de indemnizaciones por parte de Alemania. Estados Unidos, Francia, la URSS y
Gran Bretaña generaron planes para reactivar el intercambio comercial y el desarrollo de las
industrias en la Conferencia de Bretton Woods, celebrada en 1944 en territorio estadounidense.
En ella, se evidenció que la cooperación internacional era uno de los pilares de la recuperación, por
lo cual se crearon el Banco Mundial (BM) y el Fondo Monetario Internacional (FMI). Frente al
avance del socialismo en varios países del este de Europa, Estados Unidos fomentó un modelo
capitalista de industrialización con cierta intervención estatal para aumentar el gasto público y
estimular el pleno empleo. A raíz de la Conferencia de Bretton Woods, también se creó el Banco
Internacional de Reconstrucción y Desarrollo (BIRD), para manejar las grandes inversiones de
capital destinadas a reconstruir los territorios. Entre 1945 y 1950, la economía europea logró cierto
nivel de estabilidad, en buena medida debido al crecimiento de la industrialización y de las
exportaciones desde el territorio estadounidense hacia Europa.
Los tres modelos económicos.

 Capitalismo. El capitalismo es un sistema económico sostenido en el modelo de


producción industrial, la defensa de la propiedad privada y de la economía de mercado.
Después de la guerra, Estados Unidos y la mayoría de las potencias aliadas implantaron una
versión transformada en varios países de Europa occidental, con la idea de generar la rápida
recuperación de la economía a partir del incentivo estatal. Los Estados acogieron el modelo
y se comprometieron con la defensa de la democracia liberal.
 Estado de Bienestar. Durante los años cincuenta, Estados Unidos fomentó la creación del
Estado de bienestar, con el que se generaron políticas públicas a favor de la protección
laboral, la seguridad social en salud y pensiones, y se incentivó el crecimiento de los
ingresos para los trabajadores. Debido al desarrollo de la industria, el Estado de bienestar
pudo sostenerse sobre el consumo interno de las nuevas clases medias. Durante los años
sesenta, el modelo fue aplicado por varios gobiernos europeos, entre ellos Gran Bretaña.
 Comunismo. El comunismo es un sistema económico basado en el control estatal de los
medios de producción y el rechazo a la propiedad privada. Desde 1930, la Unión de
Repúblicas Socialistas Soviéticas generó un modelo de desarrollo industrial planificado
de carácter socialista e instauró la dictadura del proletariado. Luego de la guerra, el
modelo económico soviético se convirtió en una alternativa frente al capitalismo para varios
países en Europa del Este y de Asia, como China, Vietnam y Cuba.

La Guerra Fría. Desde mediados de los años cincuenta y hasta finales de los ochenta, los Estados
Unidos y la Unión Soviética se enfrentaron en su afán de imponer la hegemonía de sus sistemas, el
capitalismo y el comunismo, dentro de la economía y la política mundial, lo que dividió al mundo
en dos grandes bloques de poder. La Guerra Fría generó, además, una carrera armamentista entre
las dos grandes potencias. La amenaza de destrucción mutua asegurada (MAD por sus siglas en
inglés) fue una constante para todos los habitantes de la Tierra, ante la inminencia de una guerra
nuclear.
Las doctrinas en disputa

 La doctrina Truman. La propaganda anticomunista en Estados Unidos se concretó con la


declaración de la doctrina Truman en 1947. La influencia del modelo soviético en los
gobiernos de Europa del Este y de Asia hizo que Estados Unidos expresara su negativa a
cualquier tipo de intervención y anunciara que apoyaría a las naciones que se resistieran a la
dominación de gobiernos antidemocráticos.
 La Doctrina Jdánov. En 1947, Andréi Jdánov, el secretario del Partido Comunista de la
URSS, presentó un informe en el que estableció que el mundo había quedado dividido en
dos facciones contrarias: las fuerzas imperialistas, dirigidas por Estados Unidos y por la
democracia liberal, y las antiimperialistas y antifascistas, lideradas por la URSS.
 El Plan Marshall. Como resultado de los acuerdos internacionales de la Segunda Guerra
Mundial surgió el Plan Marshall para la recuperación de Europa. En junio de 1947, el
secretario de Estado de Estados Unidos, George Marshall, anunció la transferencia de 20
mil millones de dólares para la reconstrucción de las ciudades bombardeadas, con el fin de
estabilizar las monedas del continente y reactivar la producción industrial. El plan unificó a
los Estados interesados en mantener regímenes capitalistas y democráticos, por lo que
España, gobernada por la dictadura de Franco, fue excluida del Plan.
 Kominform. En 1947, los partidos comunistas de Bulgaria, República Checa, Francia,
Hungría, Italia, Polonia, Rumania y Yugoslavia crearon la Oficina de Información de los
Partidos Comunistas y Obreros, la Kominform, en respuesta al Plan Marshall y como
remplazo de la Internacional Comunista, Komintern. En 1948, la Yugoslavia del Mariscal
Tito la acusó de limitada y excluyente respecto a modelos alternativos al de la URSS, por lo
que es expulsada. Con la muerte de Stalin en 1953, su sucesor, Jrushchov se acercó de
nuevo a Tito. En 1956, la oficina perdió importancia y fue disuelta.

Los bloques de poder. A raíz de la crisis diplomática que causó la proclamación de las doctrinas
Truman y Jdánov, varios gobiernos de unidad nacional antifascista en Europa se dividieron entre los
regímenes a favor y en contra de los comunistas. La Guerra Fría se desarrolló en el terreno
mediático con el enaltecimiento constante de los valores de la democracia liberal y la libertad de
mercado, por parte de Estados Unidos, y del gobierno popular y la economía estatal socialista,
en el caso de la URSS. Sin embargo, la polarización política sobrepasó estos límites con la
aparición de nuevos actores en el escenario. Varios países no comunistas de Asia, África y América
Latina se declararon en contra del imperialismo estadounidense, y países como China, en donde
subió al poder la Revolución Comunista de Mao Tsé-Tung, anunciaron desde un principio su
autonomía frente al gobierno soviético de Moscú.
El bloque oriental. La URSS consolidó su zona de influencia en los Estados de Europa Oriental,
salvo en Finlandia y Yugoslavia. Luego de la guerra, los soviéticos permitieron la instalación de
gobiernos de coalición que, sin embargo, tenían que dar amplia participación en sus ministerios a
miembros de los partidos comunistas. La aplicación del modelo soviético de democracias populares
se caracterizó por:

 La preponderancia del partido comunista como el acreedor de todo el control político y


social.
 La creación de consejos de participación política locales y la presencia de un cuerpo
policial encargado de perseguir las infiltraciones capitalistas.
En muchos casos, los gobiernos socialistas se transformaron en sistemas autoritarios que limitaron
las libertades civiles de sus habitantes. En el terreno de lo económico, los Estados del bloque
oriental adoptaron el modelo soviético de planificación y estatalización de las industrias e
impulsaron la creación del Consejo de Ayuda Económica Mutua (COMECON).
El bloque occidental. Se conformó a partir del establecimiento de pactos políticos y económicos
entre Estados Unidos con varios gobiernos de Europa Occidental, como Francia, Italia, y los Países
Bajos. Su principal intención era frenar el avance del comunismo y desarrollar una conciencia sobre
la importancia de la democracia con división de poderes, la soberanía popular y las libertades
civiles y económicas. Ideológicamente, el bloque realizó una propaganda anticomunista entre sus
habitantes y buscó expandir esta percepción entre los gobiernos aliados de América Latina, Asia y
África. Influenciados por la lógica de la Guerra Fría, en 1947, los países de América Latina
firmaron el Tratado de Asistencia Recíproca en Río de Janeiro, Brasil, con la intención de generar
un bloque de defensa militar en caso de eventuales intervenciones armadas contra algún país aliado.
Además, en 1948, los Estados del continente se reunieron en la Conferencia Panamericana para
crear la Organización de Estados Americanos (OEA), en alianza con Estados Unidos.
Fases de la Guerra Fría. Entre los años cuarenta y los ochenta, la Guerra Fría pasó por diferentes
momentos de tensión y acercamientos políticos y militares:

 La amenaza de guerra (1947-1956). En esta etapa, las dos potencias comenzaron a


distanciarse debido a diversos pronunciamientos en contra y se consolidaron los bloques de
poder. Se aceleró la carrera armamentista y la amenaza de una guerra nuclear fue la
principal forma de negociación. Entre 1949 y 1953, las dos potencias realizaron pruebas
nucleares con bombas de hidrógeno en lugares remotos de su territorio. En 1956, la URSS
presionó a Gran Bretaña y a Francia para retirarse del Canal de Suez. Desde 1959, con la
aparición de la Revolución Cubana y el posterior apoyo de la URSS a Cuba, Estados
Unidos se declaró en contra de la intervención soviética en el continente americano.
 La coexistencia pacífica (1956-1977). A mediados de los años sesenta, la Guerra Fría pasó
por un momento de distensión. Los mandatarios Kruschev y Kennedy plantearon métodos
para restablecer las relaciones diplomáticas. En 1963 fue instalado un teléfono rojo que
conectó a la Casa Blanca con el Kremlin y reactivó el comercio entre las dos potencias. La
carrera armamentista se trasladó al campo de lo científico, pues ambos gobiernos
incentivaron el desarrollo de satélites y las misiones espaciales. Sin embargo, entre 1962 y
1975, la Guerra de Vietnam enfrentó a las dos potencias, que apoyaron militarmente a sus
respectivos aliados dentro del conflicto.
 La reaparición de la Guerra Fría (1977-1989). Desde mediados de los años sesenta, hasta
1989, la oleada de revoluciones en Oriente Medio y las luchas descolonizadoras en África
desestabilizaron el orden internacional. Durante los años setenta, la URSS ubicó sus misiles
nucleares a lo largo de sus zonas de influencia en Asia y Europa y aumentó su apoyo a los
movimientos de liberación nacional en diferentes países del Tercer Mundo. A comienzos de
los años ochenta, Estados Unidos y la OTAN respondieron con la creación de la Iniciativa
de Defensa Estratégica con la que buscó proteger la defensa nacional. En 1986 y 1987, se
negociaron tratados de prohibición de pruebas nucleares, en las cumbres que se realizaron
en las ciudades de Reikiavik, Islandia, y Washington.
Los primeros conflictos. Entre 1948 y 1953, se produjeron algunos conflictos entre las dos
potencias debido a la dificultad para establecer límites de las zonas de influencia. Luego de la
división de Alemania, en 1948, el frente de los aliados y Estados Unidos crearon la República
Federal Alemana (RFA), y la URSS instauró un Estado comunista en el sector oriental,
denominado República Democrática Alemana (RDA). La península de Corea también fue
dividida al final de la guerra. En 1950, Estados Unidos y las potencias europeas intervinieron en
Corea para impedir que el régimen comunista del norte del territorio se extendiera hacia el sur,
apoyado por Estados Unidos. Hacia 1953, las tropas aliadas presionaron la firma de una tregua en la
que se mantenía la división establecida. En 1956, las tropas francesas y británicas invadieron el
Canal de Suez en Egipto, luego de la llegada del régimen nacionalista de Gamal Abdel Nasser. Ni
la URSS ni Estados Unidos estuvieron de acuerdo con la intervención, pues evidenciaba la
fragilidad de los acuerdos de paz establecidos. Finalmente, Francia, Gran Bretaña e Israel
abandonaron el territorio egipcio en 1957.
El muro de Berlín. La división de Alemania quedó establecida en 1949. Los gobiernos de Estados
Unidos y Francia habían instaurado el Estado de la República Federal Alemana (RFA) y la URSS
había reaccionado con la conformación de la República Democrática Alemana (RDA). En agosto de
1961, las autoridades socialistas decidieron cercar la ciudad con un muro de concreto de 3,5 metros
de ancho y 155 kilómetros de largo, para impedir la migración masiva hacia Alemania Occidental.
Para los habitantes de la RDA, las restricciones a las libertades personales empezaron a ser difíciles
de soportar, y las perspectivas del mundo capitalista parecían ser más democráticas, aunque el
gobierno socialista argumentó que el muro era necesario para protegerse del fascismo. Desde el
momento de su construcción, cientos de habitantes de la RDA apresuraron su salida hacia la RFA,
por lo que las autoridades movilizaron tropas del Ejército Nacional Popular que, desde ese
momento y durante las siguientes décadas, vigilaron la entrada y salida de personas y controlaron el
intercambio de víveres y la llegada de productos del mundo capitalista. Documentos oficiales
hablan de 5.000 intentos de fuga entre 1962 y 1989, de los cuales 192 terminaron con la muerte por
disparos. El muro cayó entre el 9 y el 10 de octubre de 1989 como consecuencia de la presión
ejercida por los habitantes de la RDA, inspirados por los movimientos por las libertades civiles en
el interior de algunos regímenes de Europa del este.
La crisis de los misiles. En 1959, el Movimiento 26 de julio liderado por Fidel Castro, llegó a La
Habana para dar comienzo a la Revolución Cubana. Su política pronto coincidió con los intereses
revolucionarios de la URSS, por lo cual Nikita Kruschev asumió a Castro como su aliado en el
continente latinoamericano. Por su cercanía con el territorio estadounidense y por su discurso
abiertamente antiimperialista, desde el comienzo de la Revolución, Cuba se convirtió en un ente
desestabilizador para Estados Unidos. En 1961, Estados Unidos apoyó la intervención de frentes
contrarrevolucionarios en la invasión de Bahía Cochinos, pero el ejército cubano se defendió
exitosamente. En octubre de 1962, Castro permitió la instalación de unos misiles soviéticos en
territorio cubano. Kruschev buscaba generar presión militar sobre Estados Unidos, luego del
incremento de su armamento en Turquía. Esta acción generó la reacción inmediata del presidente
Kennedy, quien declaró el bloqueo naval de Cuba e instó a Kruschev a desmantelar la base militar
soviética. Durante quince días, los medios de comunicación dieron cuenta del ambiente de tensión
debido a las amenazas de guerra nuclear entre las dos potencias. Sin embargo, Kruschev anunció el
28 de octubre de 1962 el desmantelamiento de los misiles. Desde ese momento, Estados Unidos
aplicó una serie de políticas de oposición contra el régimen de Fidel Castro en Cuba.
LA DESCOLONIZACION Características generales
Se ha llamado “descolonización” al proceso histórico que puso fin al sistema colonial en el mundo,
durante el cual lograron su independencia política las colonias que en Asia y África habían estado
bajo el dominio imperialista de las potencias europeas. “La descolonización es el proceso de
liquidación del sistema colonial en el mundo y la creación de Estados independientes en los
antiguos territorios dependientes”. Este proceso, que constituye un fenómeno de gran trascendencia
en la formación del mundo actual, dio comienzo en el periodo de entreguerras, pero había de
alcanzar mayor fuerza con los cambios políticos resultantes de la Segunda Guerra Mundial. Así, la
descolonización consistió en una lucha de los pueblos asiáticos y africanos contra el predominio de
los países europeos, ya fuera por la vía pacífica del entendimiento y el diálogo entre ambas partes, o
por los medios violentos de la revolución armada.

FASES DEL PROCESO


Este proceso, que tiene sus antecedentes en los movimientos libertarios de fines del siglo XVIII y
comienzos del XIX cuando obtuvieron su independencia las colonias dominadas por Inglaterra,
Francia, España y Portugal, tiene su más importante desarrollo en las dos siguientes fases:
Primera fase Segunda fase
Entre 1945 y 1955, en la inmediata posguerra, De 1955 a 1975, cuando toma carácter formal
cuando los movimientos nacionalistas se el llamado Tercer Mundo, y a través de varios
extienden principalmente por Asia Oriental, movimientos, que tienen como antecedente
Meridional y del Sureste, así como el Próximo inmediato la revolución egipcia de 1952, se
Oriente, culminando este proceso en la propagan los movimientos nacionales y de
Conferencia de Bandung, en Indonesia (1955), liberación africana y se producen igualmente
que reúne por primera vez a los países las revoluciones e independencias de los países
afroasiáticos independientes y los configura de África que se constituyen en Estados
como una nueva fuerza internacional. independientes. También durante esta fase se
completan y culminan las
independencias y revoluciones de los países
árabes y asiáticos.

FACTORES DE DESCOLONIZACION
1. Influencia de las dos guerras mundiales:
 Aumento del descontento de los pueblos colonizados en cuatro aspectos: territorial,
económico, social y político.
 Cambio de actitud en los países colonialistas: Influencia de los “Catorce Puntos” y la
“Carta del Atlántico”.
2. Evolución de los pueblos afroasiáticos.
 Proceso de transformación y crecimiento interno.
 Movimientos de renovación de los valores culturales.
 Evolución política y desarrollo del nacionalismo.
 Movimiento de solidaridad: panasiatismo, panislamismo, panarabismo, panafricanismo.
3. Política de los organismos internacionales.
 Creación del Sistema de Mandatos por la Sociedad de Naciones.
 Compromiso de la ONU, con base en la Carta del Atlántico, para impulsar la
descolonización e independencia de los pueblos afroasiáticos.
PROCESOS DE DESCOLONIZACION
1. Los pueblos islámicos
 Países árabes del Próximo Oriente. En el periodo de entreguerras: Arabia Saudita y
Yemen. Después de 1945: Siria, Líbano, Transjordania, creación del Estado de Israel y
surgimiento de la OLP, Egipto; Sudán, Irak, Yemen del Norte, Argelia, Libia.  Países
musulmanes no árabes de Oriente Medio: Turquía, Irán, Afganistán.
2. Asia Meridional y del Sur:
 Culminación del proceso de independencia de la India. División territorial y creación de
los Estados de India, Pakistán y Bangladesh.
 Independencias en Indonesia, Indochina francesa, Filipinas, Birmania, Islas Maldivas.
3. Oceanía:
 Descolonización de Australia y Nueva Zelanda.
DESCOLONIZACION DE LOS PUEBLOS AFRICANOS
Se enmarca en el contexto global que manifiesta este proceso en el continente asiático, pero en
África la descolonización empieza a partir de la Segunda Guerra Mundial, particularmente en la
década de 1960, cuando se dan en este continente los factores internacionales y nacionales que
habrían de promover las luchas independentistas de los numerosos pueblos africanos que habían
estado bajo dominio europeo.
Mecanismos de Independencia
Los movimientos independentistas se conformaban en organizaciones que actuaban como partidos
políticos, en algunos casos, y en otros, como guerrillas clandestinas.

 En África del Norte, desde los años treinta, varios movimientos de nacionalismo árabe
o panarabismo influenciado por el socialismo, fueron involucrándose en los sistemas
políticos. Con la influencia de los movimientos independentistas en Egipto, Libia
consiguió su independencia de Italia en 1951, pero se instaló una monarquía que fue
sucedida por la dictadura militar de Muamar Gadafi. En Túnez se organizaron
milicias urbanas, lideradas por el partido Neo-Destur, que acosaron con el terrorismo a
los colonos franceses, hasta lograr su independencia en 1956. El caso más particular fue
el de Argelia, pues el movimiento nacionalista se organizó como una guerrilla, liderada
por Ahmed Ben Bella, y llevó a cabo una guerra de liberación larga y sangrienta,
Argelia logró su independencia en 1962.
 En África subsahariana se dieron procesos graduales como el de la Costa de Oro
( actual Ghana), que logró su independencia de Gran Bretaña en 1957, con la
instauración de un nuevo Estado democrático y tolerante con los colonos, liderado por
Kwame Nkrumah en 1952. Nigeria obtuvo su independencia en 1960, luego de un
cruento proceso que enfrentó etnias, facciones religiosas y clases sociales en una larga
guerra civil que desestabilizó al Estado recién creado.
 En África Central y de Sur, el proceso se desarrolló tranquilamente, aunque tuvieron
lugar algunos conflictos étnicos y raciales debidos a los regímenes de segregación y a
los límites territoriales arbitrarios, impuestos por los colonizadores europeos. La
descolonización en los territorios británicos fue pacífica. En 1963, Kenia logró su
independencia gracias a la intervención de su líder Jomo Kenyata, quien logró
reconciliar entre diferentes facciones políticas y etnias y estableció una relación cercana
con los británicos. Así también en Suráfrica y Rhodesia del Sur (Zimbabue), la mayoría
blanca buscó conservar el poder y enfrentó a guerrillas que luchaban contra los
regímenes racistas, pero logró instaurar gobiernos estables.
DESCOLONIZACION EN ASIA
La descolonización de Asia fue el crecimiento gradual de movimientos de independencia en Asia,
que condujo finalmente a la retirada de las potencias extranjeras y la creación de una serie de
estados-nación en la región. Una serie de eventos fueron catalizadores de este cambio, sobre todo la
Segunda Guerra Mundial. Antes de la Segunda Guerra Mundial, algunos países (por ejemplo,
Filipinas en 1898) ya habían proclamado la independencia.

Desarrollo

La descolonización del Sureste asiático fue en gran medida una consecuencia de la derrota japonesa,
pero también influyó en ella la voluntad expresada previamente por las sociedades indígenas, como
fue el caso de India, a quienes las circunstancias vividas durante la guerra les proporcionaron
muchos incentivos. En 1945, en esta región del mundo sólo Tailandia era un país independiente,
pero a la altura de 1957 habían nacido diez nuevos Estados. La descolonización se llevó a cabo por
lo menos parcialmente con intervención de la violencia y no llegó a obtener como resultado una
estabilidad total. En la India, los antecedentes del movimiento independentista eran ya antiguos,
dado que el Partido del Congreso había sido fundado en 1886; desde hacía más de medio siglo la
reivindicación estaba, por tanto, sobre el tapete. Existía, además, un peculiar sistema de diarquía
que, si reservaba para los británicos determinadas competencias como las relativas a Hacienda,
comunicaciones y orden público, dejaba el resto en manos de autoridades locales, elegidas por un
censo equivalente a tan sólo una décima parte de la población. Gracias a este procedimiento, pudo
formarse una clase política que nutrió el Partido del Congreso, que ya en 1937 dominaba las
asambleas locales. Si la Primera Guerra Mundial había sido importante para India, durante la
siguiente adquirió aún mayor conciencia nacional. Para la propia Gran Bretaña, fue también
esencial lo que explica que su Ejército allí se multiplicara por diez durante el período bélico.
Aunque hubo graves incidentes con centenares de muertos, los británicos pudieron contar con la
fidelidad de la mayor parte de los dirigentes indios. En el momento de la máxima expansión
japonesa, el jefe del Partido del Congreso, Nehru, pidió la independencia y, al mismo tiempo, la
participación del Ejército indio en contra del Eje. Influido por la Fabian Society, Nehru procedía de
una familia cosmopolita y su padre estaba muy britanizado. El destino de la India independiente
estaría mucho más en sus manos que en las de Gandhi, asesinado en enero de 1948 por un
nacionalista hindú que le consideró responsable de la partición del país. Las opiniones de Gandhi,
por ejemplo, pudieron ser tenidas en cuenta en lo referente a la secularización de las instituciones,
pero ni sus recomendaciones sobre la comunidad campesina ni sobre la ordenación de las labores
artesanales indígenas fueron seguidas. Desde el mismo momento de concluir el conflicto, el
Gobierno laborista de Attlee fue favorable a la independencia, que hubiera sido mucho más difícil
en el caso de que Churchill hubiera seguido en el poder, pero el problema fundamental a la hora de
conseguirla fue la misma pluralidad de la sociedad india. Así como el Partido del Congreso deseaba
el mantenimiento de una fuerte unidad, los musulmanes agrupados en una Liga dirigida por Jinnah,
no se quisieron convertir en una minoría política y religiosa dentro un país unitario: de ahí la
reivindicación de un Pakistán independiente. Entre 1945 y 1946, la Liga obtuvo 439 de los 494
puestos regionales que correspondían a los electores musulmanes. En el verano de 1946, los
incidentes entre musulmanes e hindúes fueron agravándose día a día, degenerando en una auténtica
guerra civil: en Calcuta, hubo 4.000 muertos, 7.000 en Bihar y 5.000 en el Punjab. En esta
situación, como luego harían en Palestina, los británicos tomaron la decisión de retirarse. Fue Lord
Mountbatten el encargado de dirigir a la India hacia la independencia, que fue proclamada en
agosto de 1947, favoreciendo al mismo tiempo la partición en dos unidades políticas
independientes: por un lado, India, como Estado laico y, por otro, Pakistán, formado por una
porción occidental, el Punjab, y otra oriental, el Este de Bengala. Pero la delimitación de fronteras
comúnmente aceptadas entre ambos Estados resultó por completo imposible sin que la pertenencia
de ambos a la Commonwealth sirviera para solucionar el conflicto. Una guerra, abierta entre 1947-
48, no sirvió para resolver la disputa especialmente grave en el caso de Cachemira en donde el
marajá era hindú pero la población era musulmana. De la guerra, sólo surgió una línea provisional
que sería el escenario de posteriores enfrentamientos, pero que en esencia hasta el
momento no se ha modificado. No fue ése el único conflicto con el que tuvo que enfrentarse India
en los primeros años de su existencia. Entre 1946 y 1951, actuó una persistente guerrilla comunista
en el Estado de Hyderabad. India reclamó, además, las pequeñas posesiones costeras francesas y
portuguesas, pero no logró hacerse con las primeras hasta 1954 y hubo de esperar a los años sesenta
para controlar la Goa portuguesa con el imprescindible recurso a la violencia. India nació
oficialmente con la proclamación, en enero de 1950, de una Constitución largamente debatida. Con
sus 395 artículos, era una de las más extensas que se habían redactado nunca, pero de hecho 250 de
ellos procedían de la Government Act concedida en 1935 por la autoridad colonial. La innovación
decisiva fue la introducción del sufragio universal: hasta ese momento, no votaban más que 41
millones de personas, pero ahora lo hicieron 171 millones. India pudo proclamar orgullosamente,
por consiguiente, que era "la mayor democracia del mundo". El punto de partida, sin embargo, era
muy complicado. A comienzos de los cincuenta, la renta per cápita era de tan sólo 54 dólares, la
esperanza de vida era de 32 años y el 84% de los indios eran analfabetos; la población urbana era
tan sólo el 15% del total. La pluralidad persistía: unos 30 millones de indios eran musulmanes y los
sijs formaban una etnia de rasgos escasamente asimilables. Había catorce lenguas admitidas,
aunque sólo el hindi tuviera carácter oficial para el conjunto del Estado. Si India persistió como
unidad y lo hizo en un régimen democrático, en parte fue por la experiencia adquirida en la etapa
colonial y por su propia pluralidad. Pero existió también otro factor importante, nacido del
monopolio del poder político ejercido por el Partido del Congreso. Aunque el voto que consiguió
durante la etapa posterior a la independencia rondó tan sólo el 45%, tuvo la ventaja de ser un
partido plural, capaz de asociarse a otros y se vio beneficiado por un sistema electoral de escrutinio
uninominal, como el británico, que de momento mantuvo alejada a la oposición del poder. Bajo la
dirección de Nehru, India intentó jugar un creciente papel mundial, situándose a la cabeza del
neutralismo y del anticolonialismo. Aunque permaneció en la Commonwealth, rechazó la ayuda
norteamericana, así como la pertenencia a la red de pactos que la superpotencia occidental iba
enhebrando alrededor de la URSS. En marzo de 1947, Nehru reunió una amplia conferencia de
representantes de países asiáticos y se convirtió en un portavoz del no alineamiento. A mediados de
los años cincuenta, los contactos con los dirigentes indios y soviéticos habían logrado ya producir
una profunda irritación en el secretario de Estado norteamericano, Foster Dulles. Pero, al mismo
tiempo, no dudó en condenar el ataque de Corea del Norte. También la descolonización se hizo
presente en otros países del Sureste asiático. Birmania obtuvo la independencia en 1948, negándose
a cualquier vinculación con la Commonwealth, pero muy pronto tuvo que enfrentarse a una guerra
civil por la existencia de una activa guerrilla comunista. En Indonesia, el partido nacionalista de
Sukarno no había dudado en colaborar durante la guerra con los japoneses, quienes concedieron la
independencia en el momento de perder el archipiélago. Aunque Holanda intentó recuperar luego
sus antiguas colonias, tolerando la existencia de una Federación en Java mientras que el resto de los
territorios serían controlados por ella misma, fracasó en sus propósitos. Una sublevación comunista
le dio el pretexto para la intervención, pero, a fines de 1949, la presión conjunta de los anglosajones
y de las Naciones Unidas le obligaron a abandonar cualquier pretensión de dominio de la región,
aunque conservó la porción occidental de Nueva Guinea hasta comienzos de los años sesenta.
También en Indochina lo sucedido durante la guerra resultó de importancia decisiva para el proceso
descolonizador. En marzo de 1945, liquidada la presencia francesa por los japoneses, fue
proclamada la República de Vietnam. La Francia gaullista no dudó, sin embargo, un momento en
enviar una fuerza expedicionaria dirigida por el general Leclerc para restablecer su influencia; su
propósito no era ahora volver a restablecer la antigua colonia, sino que ésta quedara convertida en
un Estado independiente pero dentro de la Unión Francesa. Pero para ello era imprescindible
empezar por reconquistarla. Las operaciones bélicas, sin embargo, no fueron nada sencillas. En
marzo de 1946, se llegó a un acuerdo en Indochina entre los beligerantes y, en septiembre, Ho Chi
Minh, el líder vietnamita, y el Gobierno francés firmaron en Fontainebleau un tratado de
ratificación. Pero ninguno de los contendientes estaba dispuesto a respetarlo en la práctica. Al final
de este mismo año, tras una serie de matanzas de franceses, había estallado ya una guerra que habría
de durar ocho años. Francia intentó en junio de 1948 la creación de un Estado vietnamita al que
prometió la independencia total, bajo la fórmula monárquica del emperador Bao Dai, pero que
nunca tuvo la menor oportunidad de ser aceptado por el adversario. A partir del estallido de la
Guerra de Corea, la de Indochina se convirtió en otro punto más de conflicto entre las
superpotencias. En enero de 1950, Ho Chi Minh consiguió el reconocimiento por parte de
soviéticos y chinos. Logró, además, en este mismo año importantes victorias militares,
pero el Ejército francés, mandado por el general De Lattre de Tassigny y apoyado por los
norteamericanos, pareció ser capaz de conseguir enderezar la situación. Pero las dificultades
militares francesas acabaron por agravarse con el transcurso del tiempo. El alto mando francés tomó
la decisión de convertir Dien Bien Phu en una especie de base de resistencia, destinada a proteger el
camino hacia Laos y formada por una sólida guarnición muy bien dotada de medios. Su misión
sería imponerse progresivamente sobre el hostil medio rural. Sin embargo, sus 11.000 hombres se
vieron rodeados por los 50.000 del general Giap sin que les cupiera otra posibilidad de recibir
auxilio que el que pudiera llegar por avión. En marzo de 1954, la base fue atacada por los
vietnamitas, en un momento en que se debatían en Ginebra, a la vez, el armisticio en Corea y la paz
en Vietnam. A comienzos de mayo, la posición cayó en manos del enemigo y con ello se
desvanecieron las posibilidades de que Francia pudiera seguir desempeñando un papel decisor en
esta parte del mundo. Ya para entonces, la mayor parte de la financiación de la guerra había
quedado en manos de los norteamericanos. Al acuerdo de armisticio no se llegó hasta julio de 1954.
De acuerdo con él, Vietnam quedó dividido en dos por el paralelo 17: mientras en el Norte
dominaban los comunistas, en el Sur ese papel le correspondía a los nacionalistas de Ngo Dinh
Diem, que pronto se desembarazó del emperador Bao Dai, mientras que la influencia francesa se
desvanecía sustituida por la norteamericana. Como en el caso de Alemania y de Corea, un nuevo
país había quedado dividido como consecuencia de la guerra fría. Lo sucedido testimonió en todo
caso que en el Extremo Oriente había un nuevo poder político con el que era imprescindible contar.
China, en efecto, había dotado de medios militares a los vietnamitas y había acabado
convenciéndoles de que limitaran su esfera de dominio al paralelo 17. Francia, por su parte, había
acudido a esta guerra con nula convicción y sin perspectivas de futuro. Aunque hasta 1950 el
Gobierno no se manifestó dispuesto al abandono, un año antes sólo un quinto de la población estaba
a favor del mantenimiento de una Indochina francesa. La guerra, en cierta forma, permaneció oculta
a la vista de la población, a pesar de las protestas de los comunistas: tan sólo 70.000 franceses
combatieron en ella; de ellos, 19.000 murieron, junto a una cifra tres o cuatro veces superior de
soldados coloniales. Así quedó presagiado lo que habría de ser el fin del Imperio francés en años
sucesivos.
EL NACIMIENTO DEL TERCER MUNDO

Durante la década del cincuenta, el modelo de desarrollo industrial generó grandes mejoras en la
calidad de vida de los habitantes de Europa y Estados Unidos, y la economía soviética brindó
estabilidad al régimen comunista. Pero hubo un grupo de países alejados de la lógica bipolar de la
Guerra Fría: el Tercer Mundo.

Unos estados frágiles. En 1952, el economista francés Alfred Sauvy (1898-1990) usó la expresión
Tercer Mundo para referirse a los territorios excluidos del creciente auge económico de los dos
bloques de la Guerra Fría, especialmente varios Estados de América Latina, Asia y África.
Inicialmente, algunos países se autodefinieron como pertenecientes al Tercer Mundo (Yugoslavia,
India, Egipto, etc.) para rechazar la injerencia política de los dos bloques hegemónicos. Otros, como
Suiza y Finlandia, se declararon neutrales frente a los dos bloques. Con la explosión demográfica, la
instauración de Estados y la adaptación de la industrialización, el Tercer Mundo se convirtió en un
protagonista del orden internacional. Los Estados buscaron escapar a la independencia de las dos
potencias y se manifestaron abiertamente en contra de su intervención. Sin embargo, el principal
problema fue su inestabilidad, pues muchas veces carecían de recursos económicos y políticos. Los
Estados, entonces, enfrentaron problemas de corrupción y desórdenes burocráticos, lo que generó
el ascenso al poder de regímenes militares.

La dependencia económica. El reto inmediato para los nuevos Estados era la adopción de modelos
de desarrollo que pudieran generar riqueza para todos sus habitantes. Se tomaron dos vías
principales: 1) la adopción del modelo de las economías industriales modernas, proteccionistas,
caracterizadas por la creación de empresas o la planificación estatales. Brasil y México
desarrollaron grandes industrias alrededor del petróleo y la siderurgia, pero se enfrentaron a la
corrupción y el despilfarro de los fondos estatales; 2) el desarrollo de sistemas económicos
desconfiados de la modernización económica. Países como Sudán, en los años cincuenta, evitaron
la entrada de capitales extranjeros, limitaron el desarrollo de industrias organizadas y mantuvieron
así las antiguas condiciones de pobreza.

Los no alineados. En 1955 se celebró la Conferencia de Bandung en la isla de Java, Indonesia. A


ella asistieron 23 países asiáticos y seis africanos, todos Estados recién descolonizados que
discutieron formas de enfrentar la lógica bipolar de la Guerra Fría. Cada uno de los Estados sentó su
posición frente al imperialismo, el racismo y el colonialismo que sufrieron sus países durante la
primera mitad del siglo XX. Se estableció así el Movimiento de los Países No Alineados, que
abogaban por una posición neutral dentro del enfrentamiento entre Estados Unidos y la Unión
Soviética. Los países no alineados defendieron el derecho a la libre autodeterminación de los
pueblos frente a la creciente intervención política de las potencias del norte del mundo. Por
América Latina solo asistieron representantes de México.

Modernidad y desarrollo en el Tercer Mundo. Los países del Tercer Mundo se tuvieron que
adaptar a las dinámicas de una economía industrial en proceso de globalización, pues su fuente de
ingresos había sido, hasta los cincuenta, la exportación de materias primas hacia los mercados de
Europa y Estados Unidos. La ola de descolonización y la aparición del desarrollo industrial en el
Primer Mundo hicieron que la mayoría de los Estados de Asia y África se enfrentaran por primera
vez a procesos de modernización impulsados por Estados independientes. La conformación de sus
sociedades era eminentemente rural, pero sus ciudades comenzaron a recibir migrantes en busca
de posibilidades para mejorar sus condiciones de vida. La modernidad era entendida como la
expansión de servicios públicos, tecnología y mejores condiciones de trabajo para los nuevos
ciudadanos, pero no siempre tomaron en cuenta si las condiciones anteriores de dichos habitantes
eran aptas para su inserción en el nuevo orden económico. Como uno de los principales problemas
de los Estados fue la distribución de la tierra, entre 1945 y 1950 se llevaron a cabo reformas
agrarias en casi todo el Tercer Mundo. Los Estados buscaron el apoyo del campesinado, pero se
enfrentaron al atraso de los sistemas productivos y a la falta de planeación para realizar la anhelada
transformación del campo. En países como Bolivia e Irak, las reformas agrarias generaron una caída
de la producción agrícola que ocasionó grandes hambrunas y migraciones del campo a la ciudad, y
el replanteamiento de las políticas estatales.
ACTIVIDADES

1. LEE EL SIGUIENTE TEXTO DE ALFRED SAUVY Y REALIZA LAS


ACTIVIDADES.

“Nosotros hablamos con gusto de la existencia de dos mundos, de la posible guerra entre ellos, de
su coexistencia, etc., olvidándonos con mucha frecuencia de que existe un tercero, el más
importante y, en suma, el primero en la cronología. Es el conjunto de estos al que llamamos, al
estilo Naciones Unidas, los países subdesarrollados… El capitalismo de Occidente y el comunismo
de Oriente se apoyan uno sobre el otro. Si uno de los desapareciera, el otro entraría en una crisis sin
precedentes… Neófitos de la dominación, creyentes místicos de la libre empresa, al punto de
concebirla como un fin, no han percibido netamente, todavía, que los países subdesarrollados de
tipo feudal podrían pasar más fácilmente a un régimen comunista que a uno democrático
capitalista… entonces el Primer Mundo podría aun más allá de toda solidaridad humana, no seguir
siendo insensible al brote lento e irresistible, humilde y feroz, del Tercer Mundo hacia la vida.
Porque, finalmente, ese Tercer Mundo ignorado, explotado, quiere ser alguna cosa”.

Alfred Sauvy “Tres Mundos, un planeta”. En L’Observateur. N. 118, 15 de


agosto de 1952.

 Describe brevemente el contexto mundial que había cuando se escribió el artículo.


 Responde:
 ¿Por qué, para Sauvy, el Tercer Mundo es “el más importante”?
 ¿A qué hace referencia el autor cuando habla de que hay una relación más cercana de los
países “económicos, de tipo feudal” con los regímenes comunistas que con los
regímenes capitalistas?
 ¿Cuál era el punto de vista del autor frente al término “países subdesarrollados”?
 ¿Cuál es el principal llamado que hace el autor en este fragmento?

2. A PARTIR DE LO ESTUDIADO SOBRE LOS ACUERDOS


INTERNACIONALES DESPUES DE LA SEGUNDA GUERRA:
 Identifica el contexto, a qué plan o acuerdo hace referencia y cuál es el objetivo del siguiente
afiche propagandístico. Ten en cuenta el eslogan “Whatever the weather we must love
together” (Sea cual sea el clima debemos movernos juntos).
3. LEE CON ATENCION EL SIGUIENTE EXTRACTO DEL MENSAJE QUE EL
JERARCA DE
LA IGLESIA CATOLICA, EL PAPA JUAN XXIII, DIO AL MUNDO EN 1963. A
CONTINUACION, RESPONDE LAS PREGUNTAS.
La autoridad mundial debe establecerse por acuerdo general de las naciones.

“Esta autoridad general, cuyo poder debe alcanzar vigencia en el mundo entero y poseer medios
idóneos para conducir al bien común universal, ha de establecerse con el consentimiento de todas
las naciones y no imponerse por la fuerza. La razón de esta necesidad reside en que, debiendo tal
autoridad desempeñar eficazmente su función, es menester que sea imparcial para todos, ajena por
completo a los partidismos y dirigida al bien común de todos los pueblos… Los Estados no se
resignan a obedecer los poderes que se les imponen por la fuerza, o a cuya constitución no han
contribuido, o a los que no se han adherido libremente”. Encíclica papal “Pacem in Terris” del papa
Juan XXIII en 1963.

Tomado de www.vatican.va/holy_father/john_xxiii/encyclicals/documents/hf_j-
xxiii_enc_11041963_ pacem_sp.html

 ¿Por qué crees que el Papa dice que la autoridad general no debe imponerse por la fuerza a
ninguna nación? ¿Estás de acuerdo o en desacuerdo con esta afirmación?
 ¿Cuáles consideras que fueron los principales motivos por los que el Papa decidió dar este
mensaje al mundo?
 ¿Qué opinas sobre el mensaje del Papa?

4. IMAGINA QUE ERES UN PERIODISTA COLOMBIANO ENVIADO A


ENTREVISTAR, DUANTE LA GUERRA FRIA, A LOS PRESIDENTES DE ESTADOS
UNIDOS Y LA URSS. LUEGO:
 Imagina las respuestas que te darían y, a partir de lo que has aprendido sobre el tema, escribe
un reportaje de dos páginas en el que expongas los puntos de vista de los dos presidentes
sobre el papel de Latinoamérica y el Tercer Mundo.

5. ENTREVISTA EN UN VIDEO A TUS PADRES, ABUELOS O TIOS PARA


QUE TE
INFORMEN SOBRE LOS RECUERDOS QUE TENGAN DE COLOMBIA DURANTE
LA
GUERRA FRIA (CUAL ES LA INFLUENCIA DE ESTA GUERRA EN EL PAIS, QUE
SE ESCUCHABA DECIR EN LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN AL RESPECTO,
ETC.). A CONTINUACION:
 Revisa y edita el video.
 Compártelo en el grupo de WhatsApp con tus compañeros y docentes.
6. OBSERVA EL SIGUIENTE MAPA Y REALIZA LAS ACTIVIDADES

 Selecciona uno de los países africanos cuya independencia se haya llevado a cabo antes de
1970. Luego, compáralo con uno de los países que se haya independizado después de 1970,
sobre la base de los siguientes aspectos:
 Año de independencia
 Qué país europeo lo había colonizado
 Cómo se llevó a cabo el proceso de independencia
 Quiénes son sus gobernantes actuales.