Está en la página 1de 3

El concepto y la importancia de la propiedad en el sistema “capitalismo”

Iniciaremos el desarrollo del presente tema adentrándonos en los dos principales


conceptos de la premisa, ¿Qué es la propiedad? Y ¿Cuál es el concepto y en que
consiste el sistema capitalista?

El origen de la propiedad lo podemos encontrar en los tiempos más antiguos de nuestra


civilización, en ese lejano periodo en el que el hombre paso de ser nómada a sedentario
y con el descubrimiento de la agricultura y ganadería; al no verse el hombre ahora en un
constante intercambio equilibrado con la naturaleza y extrayendo solo lo necesario para
su consumo, sino que al contrario, ahora existían los excedentes los cuales permitían el
intercambio con otras comunidades, así mismo la posibilidad de transformarlos en
objetos cuya enajenación le sirviera para el incremento de la riqueza, siendo que
generalmente se dividía en grandes familias comunitarias las cuales realizaban estas
operaciones de intercambio con otras y así, podemos decir que la propiedad esta
también ligada al trabajo, que es la relación misma del ser humano con el universo,
como tal, la relación del nacimiento de la propiedad esta directamente relacionada al
nacimiento del comercio, puesto que la interacción que el ser humano tiene con la
naturaleza alimenta la necesidad de este de la realización de una ganancia

Ahora, el concepto como tal de la propiedad refiere al dominio, o poder directo o


inmediato sobre una cosa, la cual atribuye a su titular la capacidad de disponer de esta
teniendo en cuenta para ello solo las limitaciones que imponga la ley. Esta puede ser
analizada desde múltiples puntos de vista: histórico, sociológico, económico,
antropológico, etc., Sin embargo, en el presente trabajo nos adentraremos brevemente
en los aspectos jurídicos.

Señalando en primer lugar que en nuestro Código Civil se encuentra regulada la


definición de propiedad, exactamente en el articulo 923, el cual nos dice que la
propiedad es el poder jurídico que permite usar, disfrutar, disponer y reivindicar un
bien. Que esta debe ejercerse en armonía con el interés social dentro del límite de la ley.

Y siendo la propiedad un poder jurídico, es decir, que nace del derecho, y que recae
sobre un conjunto de bienes, los cuales pueden ser corporales o incorporales, y
especialmente, por contar con los cuatro principales atributos antes mencionados los
cuales confiere la propiedad a su titular, siendo el usar, disfrutar, disponer y reivindicar,
permite todo esto que los bienes de las personas puedan traducirse como capital, dando
paso al desarrollo de la sociedad capitalista amparada por el estado de derecho el cual
confiere este poder.

Consecuentemente pasaremos a analizar el capitalismo, el cual surgió en Europa en el


siglo XIII, siendo el sistema económico que sustituiría al feudalismo en gran parte del
mundo. Antes del establecimiento del capitalismo en el mundo el trabajo era una
obligación que derivaba de vínculos de servidumbre señorial, de la esclavitud o como
obligación socio-moral hacia la propia comunidad. Entonces podemos decir que el
capitalismo al surgir trajo consigo la propuesta de trabajo a cambio de capital, es decir
sueldos, en lugar de servidumbre, esclavitud, etc.

Ciertamente la palabra que deriva de “capital”, el sistema capitalista es un sistema


socioeconómico en el cual los medios de producción y distribución son de propiedad
privada y con fines de lucro. Es un sistema basado en la titularidad de los recursos que
se producen y que son de carácter privado.

Como podemos deducir de lo antes mencionado, el capitalismo se fundamenta en la


existencia de la propiedad, la cual se traduce en capital, puesto que su constante
movimiento económico es derivado del usufructo de la propiedad privada sobre el
capital como herramienta de producción.

En el capitalismo los individuos y las empresas realizan la producción de bienes o


servicios de forma privada e independiente, por lo cual dependen de un mercado de
consumo para la obtención de recursos. Por ello se denomina sociedad capitalista a toda
aquella sociedad política y jurídica originada en la respectiva organización del trabajo,
dinero y utilidad de los recursos de producción de sus titulares, siendo consecuencia de
esto que en el orden capitalista la sociedad esta formada por clases socioeconómicas, las
cuales dependen enteramente de la funcionalidad de la estructura de producción y de
esta funcionalidad derive esta estratificación económica.

Finalmente respecto a la importancia de la propiedad en el sistema capitalista, queda


concluir en que al ser los factores fundamentales de producción, el trabajo y el capital; y
siendo solo posible la existencia del capital gracias a la existencia de la propiedad y su
regulación jurídica, que permite amparar a los titulare en el poder y dominio jurídico
que tienen sobre los bienes que sirven como capital, el capitalismo depende de la
existencia de la propiedad y su amparo jurídico para que realmente se pueda realizar
esta actividad económica, permitiendo que se puedan obtener con libertad un beneficio
económico que responda a la organización de los medios de producción, siendo los
bienes y servicios distribuidos mediante mecanismos de mercado y promoviendo la
competencia entre empresas.

También podría gustarte