Está en la página 1de 125

BOSQUES


Volumen 10. No 1 2020
NÚMERO 1 2018

Latitud Cero
ISSN 2528-7818
ISSN 2528-7818


I
R e v i s t a
n d e x a d a
I n d e x a d a
 
ISSN 1390-3683

Conservación de briófitos en Ecuador

ística
enado en tres pisos
osques amazónicos

Análisis multitemporal
estales
del cultivo de caña

Con la
participación de:

www.bosqueslatitudcero.com
AUTORIDADES CONSEJO EDITORIAL

PhD Jan Barkmann Georg-August


Universitat Gottingen, Germany
Nikolay Aguirre Ph.D
PhD Byron Maza Rojas
Rector Universidad Regional Amazónica- IKIAM, Ecuador
Universidad Nacional de Loja
PhD Ali Saleh
Instituto de Texas-TIAER, Tarletlon State University
Mónica Pozo Ph.D
PhD. Tania Delgado Cueva
Vicerrectora Universidad Nacional de Loja
Universidad Nacional de Loja
PhD. Alberto Julca Otiniano
Universidad Nacional Agraria La Molina - Perú

PhD. Mario Añazco Romero


Universidad Técnica del Norte

MSc. José Alberto Oaillacar Silva


Universidad de Los Lagos, Chile

COMITÉ EDITORIAL MSc. Víctor Eras Guamán


Universidad Nacional de Loja

MSc. Vinicio Alvarado Jaramillo


Universidad Nacional de Loja
Zhofre Aguirre Ph.D.
MSc. Jaime Santín Calvaa
Director General Universidad Nacional de Loja
Facultad Agropecuaria y de
Recursos Naturales Renovables MSc. Byron Palacios Herrera
Universidad Nacional de Loja
Vinicio Alvarado Jaramillo Mg.Sc.
MSc. Johana Muñoz Chamba
Editor Responsable Universidad Nacional de Loja
Facultad Agropecuaria y de
Recursos Naturales Renovables Ing. Vladimir Placencia
Ministerio del Ambiente Ecuador
Johanna Muñoz Mg.Sc.
Editor de Sección MSc. Juan Maita Chamba
Facultad Agropecuaria y de Universidad Nacional de Loja
Recursos Naturales Renovables
MSc. Oswaldo Jadán Maza
Universidad de Cuenca

Editorial: Universidad
Nacional de Loja
PAGINA ELECTRONICA
http://revistas.unl.edu.ec/index.php/bosques/index
EDITORIAL
CAMPAÑA INTERINSTITUCIONAL PARA LA PROTECCIÓN DE LA
CASCARILLA QUE SUFRE LA EXPLOTACIÓN PARA USO EN LA PREVENCIÓN
Y TRATAMIENTO DE LA COVID-19.

La cascarilla (Cinchona officinalis L. y Cinchona pubescens Vahl.) es un árbol originario de los


bosques andinos de la provincia de Loja y Ecuador, es considerado la planta nacional de Ecuador, cuyas
propiedades medicinales para curar la malaria son ampliamente comprobadas y conocidas, razón que
la colocan a la cascarilla fina como una de las 10 plantas más importantes del mundo.

La quinina natural que se descubrió en el árbol de Cinchona officinalis L. de Loja, fue un tratamiento
efectivo para tratar la malaria, una enfermedad que hasta la actualidad causa 400 mil muertos al año.
Esta especie, que salvó a millones de personas de una de las enfermedades más letales del mundo y
sigue haciéndolo.

Lamentablemente desde mayo del 2020 inicio nuevamente su aprovechamiento irracional, aprovechamiento
que se incrementó debido a noticias populares de que su corteza en cocción es un tratamiento efectivo
para combatir la enfermedad por el nuevo coronavirus (COVID-19). Razón por la cual esta especie está
siendo sometida a la sobreexplotación y destrucción de sus poblaciones naturales en sus ya devastadas
hábitats.

Ante esa realidad, la Universidad Nacional de Loja (UNL), la organización Naturaleza y Cultura
Internacional Ecuador, la Universidad Técnica Particular de Loja (UTPL), Ministerio del Ambiente
de Ecuador, Eco-líderes La Cascarilla, impulsaron la campaña “La cascarilla NO cura el coronavirus”,
con el objetivo de informar, sensibilizar y crear conciencia en la ciudadanía de Loja sobre este uso
errado que se está dando a la corteza de la cascarilla; ya que no existen investigaciones científicas que
confirmen su efectividad para el tratamiento de la COVID-19. Al contrario de la especulación social,
varios estudios y publicaciones científicas han evidenciado que puede causar aumento en la arritmia
cardíaca y una intoxicación que potencialmente derive en ceguera aguda.

La propuesta de protección y conservación fue liderada por estas instituciones en Loja, la campaña
contemplo actividades como: difusión de mensajes de concienciación en radios, televisión, webinar,
conferencias, intervenciones radiales, redes sociales de las instituciones involucradas para dar a conocer
la importancia, historia y relevancia de la cascarilla, así como los datos más relevantes de investigaciones
trabajadas por las instituciones de educación superior en torno a esta planta.
Vale indicar que se han realizado avances en investigación especialmente en distribución de las poblaciones
naturales, propagación en vivero e in vitro, plantación de enriquecimiento y conservación ex situ de la
cascarilla, estudios que son la base para futuros trabajos de manejo de la especie.

Luego de esta corta, pero intensa campaña en favor de la cascarilla se concluye que es una especie
emblemática de Loja y el Ecuador, que las futuras generaciones deben estar conscientes de su importancia
histórica, que los actores sociales responden a acciones urgentes de trabajo de este tipo, que es posible
hacer impulsar la protección en conjunto; y, que es necesario propuestas de mayor alcance y a largo
plazo, como la reforestación, restauración y plantación en avenidas y parques de Loja con esta especie
que aportaran a su conservación y de esta manera garantizar la historia de la especie de esta parte del
Ecuador.

El Equipo Editor
ÍNDICE
Distribución potencial y áreas prioritarias para la conservación de briófitos en Ecuador
1
Burneo María, Benitez Ángel
Inducción in vitro de estructuras callogénicas en Cinchona officinalis L.
Víctor Hugo Eras Guamán, Jose Antonio Moreno Serrano, Magaly Yaguana Arévalo, 14
Ruth Alexandra Poma Angamarca, Jessica Alexandra Guartanza Loja
Valoración nutricional del bagazo de Agave fourcroydes (henequén) para uso en la alimentación animal
Gutierrez Delfín, Aguirre Luis, Ortiz Bárbara, Lima Raciél, 29
Rodriguez Zoraya, González Alfredo, Elías Arabel
Efecto de zanahoria (Daucus carota) y alfalfa (Medicago sativa) en pigmentación de carne de pollo
Ortega-Rojas Ruth, Solórzano-Castillo Jessica,Benítez-Gonzales Edgar, Chamba-Ochoa Hermógenes, 39
Cordero-Salazar Franco, Vacacela-Ajila Wilmer
Actividad antimicrobiana de extractos de Plumbago scandens L. (Yerba de la culebra).
46
Morocho-Yaguana Luis, Cambizaca-Mora Grace, Salazar-Briceño Jackson
El bambú y su importancia como un material estructural para la construcción
57
Dans-Vilela, Chamba-Ontaneda María, León-Cueva Oscar.
Cultura forestal desde la perspectiva del pensamiento complejo
69
Arce-Rojas Rodrigo
Análisis de correlación de las variables identificadas en las cuencas hidrográficas de Pichincha y
Sucumbíos, Ecuador. 83
León Castro Marcelo, Villacís Heredia Carla
Análisis multitemporal del cultivo de caña en las parroquias de Vilcabamba, San Pedro de Vilcabamba y
Malacatos, cantón Loja, provincia Loja.
92
Romero-Córdova Martha, Jumbo-Alvarado Bryan, Flores-Aguilar Diego,
Ramírez-Narváez, Manuel,Juela-Sivisaca Oscar
Estado actual del uso de marcadores moleculares en el diagnóstico y control genético de enfermedades
del tomate de árbol
106
Castro-Quezada Patricio, Palacios Alfonso, Díaz-Granda Lourdes
INDEX
Potential distribution and priority areas for conservation of bryophytes in Ecuador
1
Burneo María, Benitez Ángel
In vitro induction of callogenic structures in Cinchona officinalis L
Víctor Hugo Eras Guamán, Jose Antonio Moreno Serrano, Magaly Yaguana Arévalo, 14
Ruth Alexandra Poma Angamarca, Jessica Alexandra Guartanza Loja
Nutritional assessment of bagasse of Agave fourcroydes (henequen) for use in animal feed
Gutierrez Delfín, Aguirre Luis, Ortiz Bárbara, Lima Raciél, 29
Rodriguez Zoraya, González Alfredo, Elías Arabel
Effect of carrot (Daucus carota) and alfalfa (Medicago sativa) in chicken meat pigmentation.
Ortega-Rojas Ruth, Solórzano-Castillo Jessica,Benítez-Gonzales Edgar, Chamba-Ochoa Hermógenes, 39
Cordero-Salazar Franco, Vacacela-Ajila Wilmer
Antimicrobial activity of extracts of Plumbago scandens L. (Plumbaginaceae)
46
Morocho-Yaguana Luis, Cambizaca-Mora Grace, Salazar-Briceño Jackson
Bamboo and its importance as a structural material for construction
57
Dans-Vilela, Chamba-Ontaneda María, León-Cueva Oscar.
Forest culture from the perspective of complex thinking
69
Arce-Rojas Rodrigo
Correlational analysis of the variables identified in the hydrographic basins of Pichincha and
Sucumbíos, Ecuador 83
León Castro Marcelo, Villacís Heredia Carla
Multitemporal analysis of sugarcane crop in the parishes of Vilcabamba, San Pedro de Vilcabamba and
Malacatos, Loja canton, Loja province.
92
Romero-Córdova Martha, Jumbo-Alvarado Bryan, Flores-Aguilar Diego,
Ramírez-Narváez, Manuel,Juela-Sivisaca Oscar
Current status of the use of molecular markers in the diagnosis and genetic control of diseases of tree
tomato
106
Castro-Quezada Patricio, Palacios Alfonso, Díaz-Granda Lourdes
Bosques Latitud Cero vol. 10(1) Páginas: 1-13

Distribución potencial y áreas prioritarias para la conservación


de briófitos en Ecuador

Potential distribution and priority areas for conservation of


bryophytes in Ecuador

1
Maestría en Biología de la Conservación y Ecología Tropical, Universidad Técnica Particular de
Loja, San Cayetano s/n, Loja 1101608, Ecuador; mfburne1@utpl.edu.ec
Burneo María 1* 1, 2
Sección de Ecología y Sistemática, Departamento de Ciencias Biológicas, Universidad
Benitez Ángel 2
Técnica Particular de Loja, San Cayetano s/n, Loja 1101608, Ecuador.
* Autor para correspondencia: arbenitez@utpl.edu.ec

RECIBIDO: 15/10/2019 APROBADO: 15/04/2020

RESUMEN
Los briófitos cumplen un papel clave en la diversidad, biomasa y funcionamiento de ecosistemas;
sin embargo, la deforestación amenaza el estado de conservación de las especies. Los modelos de
distribución potencial son una herramienta que permiten la protección y conservación de especies
amenazadas. Se determinó la distribución potencial y áreas prioritarias para la conservación de seis
especies de briófitos Breutelia tomentosa (Sw. ex Brid.) A. Jaeger, Bryopteris filicina (Sw.) Nees,
Lepicolea pruinosa (Taylor) Spruce, Rhacocarpus purpurascens (Brid.) Paris, Sphagnum magellanicum
Brid y Syzygiella rubricaulis (Nees) Stephani en Ecuador continental utilizando el método de máxima
entropía (MaxEnt). Se determinó que las variables más influyentes en la presencia de las especies
fueron la elevación y variables relacionadas con la precipitación y la temperatura. Los resultados
muestran que los briófitos se encuentran potencialmente distribuidos en menos del 2,7 % del territorio
ecuatoriano. El 66,7 % de las especies analizadas tienen un potencial de distribución del 6,8 % al 26 %
del área dentro de las zonas de alta probabilidad del SNAP; mientras que únicamente el 33,3 % de éstas
especies tienen un potencial de distribución del 41,2 % a 63,2 %.

Palabras clave: hepáticas, musgos, SNAP, SIG

Publicado por Editorial Universidad Nacional de Loja bajo licencia Creative Commons 4.0
R E V I S T A I N D E X A D A enero- junio 1
BOSQUES LATITUD CERO 2020 Vol.10(1)
Vol. 10(1), enero-junio 2020 REVISTA INDEXADA
ISSN: 2528-7818
ISSN: 1390 - 3683 BOSQUES LATITUD CERO

ABSTRACT

The bryophytes play a key role in diversity, biomass and ecosystem functioning, however, deforestation
threaten the conservation status of these species. Potential distribution models are an instrument that
permit to protection and conservation of threatened species. We determined the potential distribution
and the priority conservation areas of six species of bryophytes (Breutelia tomentosa (Sw. ex Brid.) A.
Jaeger, Bryopteris filicina (Sw.) Nees, Lepicolea pruinosa (Taylor) Spruce, Rhacocarpus purpurascens
(Brid.) Paris, Sphagnum magellanicum Brid y Syzygiella rubricaulis (Nees) Stephani) in mainland
Ecuador, performed by the method of maximum entropy (MaxEnt). We dermined that elevation,
and variables related with precipitation and temperature were the most influential variables in the
presence of bryophytes. The results show that bryophytes are potentially distributed in less than 2.7 %
of Ecuadorian territory, 66.7 % of the analyzed species have potential distribution from 6.8 % to 26 %
of the area within the zones of high probability of the SNAP; while only 33.3 % of these species have
a potential distribution of 41.2 % to 63.2 %.
Keywords: liverworts, mosses, SNAP, SIG

INTRODUCCIÓN
Los briófitos cumplen un papel clave en términos de diversidad, biomasa y funcionamiento de los
ecosistemas (Gradstein et al., 2001) y son considerados importantes indicadores de cambios ambientales
como la alteración de los ecosistemas (Gradstein et al., 2001; Benítez et al., 2015). A pesar de ello, el
estado de conservación de los briófitos es preocupante, debido a las actividades humanas relacionadas
con la extracción de madera, minería, habilitación de nuevos suelos para agricultura o la ganadería,
que afectan directamente el hábitat natural de un número importante de especies (Linares y Uribe,
2002; Gradstein et al., 2001).
A nivel mundial se alberga gran diversidad de briófitos con cerca de 15000 especies y más de 1200 géneros
y en América tropical se han reportado 2600 especies de musgos, 1350 hepáticas y 30 antoceros; y un
endemismo de 10 veces más que Europa y Norte América (Gradstein et al., 2001), por ello constituyen
el segundo grupo más diverso de las plantas terrestres, superadas solamente por las plantas con flores
(Estébanez, 2011). En Ecuador la flora de briófitos incluye 1600 especies, de las cuales 900 son musgos
y 700 son hepáticas y antoceros (Churchill et al., 2000; León-Yanez et al., 2006). A diferencia de otras
regiones del mundo donde este grupo de plantas son ampliamente conocidas, en Ecuador los estudios
taxonómicos y ecológicos son limitados; y la mayor parte de la información no está disponible (Nöske
et al., 2003; Parolly et al., 2004).
En cuanto al estado de conservación de briófitos en Ecuador, se han documentado 63 especies endémicas,
más del 50 %(41 especies), no han podido ser evaluadas en ninguna categoría establecida por la Unión
Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) y solamente cuatro especies se consideran
en peligro crítico, una en peligro, nueve son vulnerables, dos casi amenazadas y seis de preocupación
menor; sumado a esto un bajo número de especies (26 especies) se encuentran dentro del Sistema
Nacional de Áreas Protegidas (SNAP) y gran parte se localizan en las Islas Galápagos (León-Yánez
et al., 2011). Una característica de las áreas protegidas es que son lugares claves para la conservación de
la biodiversidad, y en la mayoría de veces constituyen la última alternativa para impedir la extinción de
muchas especies amenazadas o endémicas (Dudley, 2008).

2
Burneo, M., Benítez, A. (2020). Distribución potencial y áreas prioritarias para la conservación de briófitos en Ecuador. Bosques
Latitud Cero, 10(1), 1-13.

Los modelos de distribución potencial de especies han sido ampliamente utilizados en las últimas
décadas (Mateo et al., 2011), aplicándose a diferentes estudios de plantas vasculares (Zaniewski et
al., 2002; Wohlgemuth et al., 2008; Hinojosa et al., 2009), incluyendo briófitos (Mateo et al., 2013).
Bajo esta premisa varios estudios han documentado la utilidad de esta herramienta en investigaciones
de especies endémicas, protección y conservación de especies amenazadas (Parviainen et al., 2008;
Parviainen et al., 2009; Raes et al., 2009; Williams et al., 2009). Además, han permitido identificar
lugares donde se pueden realizar trabajos de campo, estudios de conservación y diseño de reservas
(Araújo y Williams, 2000; Margules y Pressey, 2000; Ortega-Huerta y Peterson, 2004; Hannah et al.,
2007; Early et al., 2008).
En otros países, en lo que respecta a briófitos se han realizado varios estudios con la aplicación de
modelos de distribución potencial como herramienta para establecer medidas de manejo y conservación
de estos organismos (Sérgio et al., 2006; Yu et al., 2013; Mateo et al., 2013; Poncet et al., 2015; Číhal
et al., 2017). Bajo estos antecedentes, esta investigación tiene como objetivo principal determinar la
distribución potencial y áreas prioritarias para la conservación de seis especies de briófitos en Ecuador.
A partir de modelos de distribución potencial basados en variables bioclimáticas y la identificación
de los factores más influyentes en la distribución potencial y comparación de los modelos predichos
con el Sistema Nacional de Áreas Protegidas e identificar las áreas de prioridad para su conservación.

MATERIALES Y MÉTODOS
Recolección de datos
La primera etapa consistió en la recopilación y organización de información de artículos científicos,
monografías, catálogos y bases de datos de Global Biodiversity Information Facility (GBIF) (http://
www.gbif.org/) y Tropicos (http://www.tropicos.org/) que contenían datos de presencia de las especies.
A partir de esto se realizó una exploración de datos en donde se seleccionaron las especies que cumplían
con los siguientes criterios: Las especies estén taxonómicamente bien estudiadas. Especies tengan la
mayor cantidad de puntos de presencia en el área de estudio. Las especies seleccionadas fueron Breutelia
tomentosa (Sw. ex Brid.) A. Jaeger, Bryopteris filicina (Sw.) Nees, Lepicolea pruinosa (Taylor) Spruce,
Rhacocarpus purpurascens (Brid.) Paris, Sphagnum magellanicum Brid y Syzygiella rubricaulis
(Nees) Stephani (Anexo 1). La segunda etapa se enfocó en realizar visitas al herbario HUTPL (Herbario
Universidad Técnica Particular de Loja) que cuenta con colecciones de los organismos seleccionados.
Finalmente se diseñó una base de datos con referencias bibliográficas y los datos de presencia de las especies.
Análisis de datos
Para modelar distribución potencial de briófitos en Ecuador, se utilizó el método de máxima entropía
(MaxEnt), método de uso general para hacer predicciones o inferencias con información incompleta o
que involucran juegos de datos de solo presencia (Phillips et al., 2006). Con los puntos de presencia de
las especies y con un set de 19 variables bioclimáticas del worldclim (www.worldclim.org) derivadas de
los valores de temperatura y precipitación media mensual (con resolución de aproximadamente 1 km),
una variable de cobertura vegetal (sierra) y dos variables topográficas (elevación y pendiente) (Tabla 1).

R E V I S T A I N D E X A D A enero-junio 3
BOSQUES LATITUD CERO 2020 Vol.10 (1)
Vol. 10(1), enero-junio 2020 REVISTA INDEXADA
ISSN: 2528-7818
ISSN: 1390 - 3683 BOSQUES LATITUD CERO

Tabla 1. Variables utilizadas para modelar la distribución potencial de las especies de briófitos.

Factor Código Variable ambiental Fuente


Bio1 Temperatura media anual Worldclim
Bio2 Rango de temperatura media mensual Worldclim
Bio3 Isotermalidad (Bio 2/Bio7) (*100) Worldclim
Bio4 Temperatura estacional (desviación estándar *100) Worldclim
Bio5 Temperatura máxima del mes más cálido Worldclim
Bio6 Temperatura mínima del mes más frío Worldclim
Bio7 Rango anual de temperatura (Bio5-Bio6) Worldclim
Bio8 Temperatura media del trimestre más húmedo Worldclim
Bio9 Temperatura media del trimestre más seco Worldclim
Clima Bio10 Temperatura media del trimestre más cálido Worldclim
Bio11 Temperatura media del trimestre más frío Worldclim
Bio12 Precipitación anual Worldclim
Bio13 Precipitación del mes más húmedo Worldclim
Bio14 Precipitación del mes más seco Worldclim
Bio15 Precipitación estacional (coeficiente de variación) Worldclim
Bio16 Precipitación del trimestre más húmedo Worldclim
Bio17 Precipitación del trimestre más seco Worldclim
Bio18 Precipitación del trimestre más cálido Worldclim
Bio19 Precipitación del trimestre más frío Worldclim
Topografía ELEVATION Elevación GTOPO30
slope Pendiente SNI
Cobertura sierra Cobertura vegetal SNI

Los modelos fueron evaluados a través de la curva operativa característica del receptor (ROC) calculando
el área bajo la curva (AUC). Los valores de AUC fluctúan de 0 a 1, donde 0,5 indica que el modelo no
tiene poder predictivo, 1 significa una discriminación o un modelo perfecto, y los valores por debajo
de 0,5 indican una relación mucho menor que la esperada al azar (Guisan et al., 2007). Se realizaron 10
repeticiones aleatorias de las localidades con presencia, cada partición se creó por selección aleatoria
del 75 %de las localidades de presencia como datos de entrenamiento, con el 25 %restante se evaluaron
los modelos resultantes para cada especie.
Los mapas resultantes producidos en MaxEnt, mostraron la distribución potencial de cada especie,
representados en una gradiente de colores para indicar la probabilidad de las condiciones adecuadas,
en la cual el color rojo indica una alta probabilidad (75 - 100 %), el azul indica las condiciones típicas
de aquéllos lugares donde la especie se encuentra (50- 75 %) y el celeste y blanco indican una baja
probabilidad de condiciones adecuadas (0 - 50 %) (Phillips et al., 2006). A partir de esto se calculó
el área de distribución potencial de las especies en el Ecuador fuera y dentro de SNAP con ayuda de
sistemas de información geográfica (SIG) que proporciona las herramientas necesarias para capturar,
analizar, almacenar, editar y representar datos georreferenciados.

4
Burneo, M., Benítez, A. (2020). Distribución potencial y áreas prioritarias para la conservación de briófitos en Ecuador. Bosques
Latitud Cero, 10(1), 1-13.

RESULTADOS Y DISCUSION
Breutelia tomentosa
El modelo resultante indicó que la zona de mayor distribución potencial para esta especie se localizó en
la zona central de los Andes (Figura 1), y potencialmente distribuida en 15 provincias con un área total
de 137549 ha, especialmente en las provincias de Sucumbíos y Tungurahua (Anexo 2), representando
un 0,56 % en relación al área total de Ecuador. Así mismo, se observó una predicción del nicho de esta
especie dentro del SNAP con un área potencial total de 35959 ha en 10 áreas protegidas, particularmente
en La Reserva Ecológica Cayambe Coca; no obstante, su área potencial dentro del SNAP es de 0,85 %.
Del área representada como alta probabilidad (75 -100 %) de esta especie (área de color rojo) (Figura
1) solo el 26,14 % se encuentra actualmente dentro del SNAP.

Figura 1. Distribución potencial de Breutelia tomentosa en Ecuador continental

Los puntos de presencia de esta especie se registraron de 1500 a 3720 m s.n.m., tal como lo expone
Churchill et al.(2000), quienes afirman que Breutelia tomentosa, se encuentra en un rango altitudinal de
1950-3750 m s.n.m. y según León-Yánez et al.(2013), éste género es característico de sitios montanos
y páramo entre los 2000 y 4700 m s.n.m. El modelo resultante indicó alta precisión AUC de 0,8957
y una desviación estándar de 0,0065. Entre las variables que más contribuyeron al modelo fueron la
elevación, precipitación del mes más húmedo y formaciones vegetales de sierra, con el 82, 6,3 % y 4,4 %
respectivamente. La prueba jackknife mostró que la elevación, es la variable ambiental con mayor
ganancia en el modelo cuando se analiza aisladamente, por lo tanto, parecen tener la información más
útil por sí mismas (Anexo 3).

R E V I S T A I N D E X A D A enero-junio 5
BOSQUES LATITUD CERO 2020 Vol.10 (1)
Vol. 10(1), enero-junio 2020 REVISTA INDEXADA
ISSN: 2528-7818
ISSN: 1390 - 3683 BOSQUES LATITUD CERO

Bryopteris filicina
El modelo resultante para esta especie señaló que potencialmente está distribuida en 19 provincias con
un área total de 294 765 ha (Figura 2), especialmente en las provincias de Zamora Chinchipe, Pichincha,
Sucumbíos, Guayas y Bolívar (Anexo 2), representando un 1,19 %en relación al área total de Ecuador.
Así mismo, se observó una predicción del nicho de esta especie dentro del SNAP con un área potencial
total de 52 087 ha en 9 áreas protegidas, especialmente en el Parque Nacional LLanganates, La Reserva
Ecológica Cayambe Coca y el Parque Nacional Podocarpus; no obstante, su área potencial dentro del
SNAP es de 1,23 %. Del área representada como alta probabilidad (75-100 %) de esta especie (área de
color rojo) (Figura 2) solo el 17,67 %se encuentra actualmente dentro del SNAP.

Figura 2. Distribución potencial de Bryopteris filicina en Ecuador Continental

Los puntos de presencia de esta especie se registraron de 100-2200 m s.n.m, tal como lo exponen León-
Yánez et al.(2006), quienes afirman que Bryopteris filicina, se encuentra en un rango altitudinal de
700-2150 m s.n.m. El modelo resultante presentó alta precisión AUC de 0,86 y una desviación estándar
de 0,0069. Entre las variables que más contribuyeron al modelo son: elevación y precipitación anual
con el 17,3 %y 10,3 %respectivamente. La prueba jackknife mostró que la elevación es la variable
ambiental con mayor ganancia en el modelo cuando se analiza aisladamente, por lo tanto, parece tener
la información más útil por sí mismo (Anexo 3)

6
Burneo, M., Benítez, A. (2020). Distribución potencial y áreas prioritarias para la conservación de briófitos en Ecuador. Bosques
Latitud Cero, 10(1), 1-13.

Lepicolea pruinosa
El modelo resultante indicó que la zona de mayor distribución potencial se localizó en la zona central
de los Andes (Figura 3), potencialmente distribuida en 14 provincias con un área total de 231 232 ha,
especialmente en las provincias de Azuay, Napo y Sucumbíos (Anexo 2), representando un 0,93 %en
relación al área total (Ecuador). Así mismo, se observó una predicción del nicho de esta especie dentro
del SNAP con un área potencial total de 58 228 ha en 7 áreas protegidas, especialmente en el Parque
Nacional Sumaco Napo-Galeras y la Reserva Ecológica Cayambe Coca (Anexo 2); no obstante, su área
potencial dentro del SNAP es de 1,37 %. Del área representada como alta probabilidad (75-100 %) de
esta especie (área de color rojo) (Figura 3) solo el 25,18 %se encuentra actualmente dentro del SNAP.

Figura 3. Distribución potencial de Lepicolea pruinosa en Ecuador Continental

Los puntos de presencia de esta especie se registraron de 2350 a 4100 m s.n.m, tal como lo expone
León-Yánez et al.(2013), quienes afirman que Lepicolea pruinosa es una planta característica del
bosque alto-montano y el matorral de sub-páramo y se encuentra en un rango altitudinal de 2000-
4000 m s.n.m. El modelo resultante indicó alta precisión AUC de 0,9168 y una desviación estándar
de 0,0127. Entre las variables que más contribuyeron al modelo son: elevación, precipitación del mes
más húmedo y precipitación del mes más seco con el 58%, 8,3 %y 8,1 %respectivamente. La prueba
jackknife mostró que la elevación es la variable ambiental con mayor ganancia en el modelo cuando
se analiza aisladamente, por lo tanto, parece tener la información más útil por sí mismo (Anexo 3).

R E V I S T A I N D E X A D A enero-junio 7
BOSQUES LATITUD CERO 2020 Vol.10 (1)
Vol. 10(1), enero-junio 2020 REVISTA INDEXADA
ISSN: 2528-7818
ISSN: 1390 - 3683 BOSQUES LATITUD CERO

Rhacocarpus purpurascens
El modelo resultante mostró que la zona de mayor distribución potencial se localizó en la zona central
de los Andes (Figura 4), potencialmente distribuida en 12 provincias con un área total de 206 194 ha,
especialmente en las provincias de Napo, Azuay y Tungurahua (Anexo 2), representando un 0,83 % en
relación al área total de Ecuador. Así mismo, se observó una predicción del nicho de esta especie dentro
del SNAP con un área potencial total de 116 225 ha en 8 áreas protegidas, especialmente en la Reserva
Ecológica Cayambe Coca, Parque Nacional Sumaco Napo-Galeras, Parque Nacional LLanganates,
Reserva Ecológica Antisana, Parque Nacional Sangay; no obstante, su área potencial dentro del SNAP
es de 2,74 %. Del área representada como alta probabilidad (75-100 %) de esta especie (área de color
rojo) (Figura 4) el 56,37 % se encuentra actualmente dentro del SNAP.

Figura 4. Distribución potencial de Rhacocarpus purpurascens en Ecuador Continental


Los puntos de presencia de esta especie se registraron de 2350 a 4150 m s.n.m, tal como lo expone
Churchill et al., (2000), quienes afirman que Rhacocarpus purpurascens, se encuentra en un rango
altitudinal de 2000-4600 m s.n.m y es una planta característica de sitios alto montanos abiertos y
páramo. El modelo resultante indicó alta precisión AUC de 0,9327 y una desviación estándar de
0,0048. Las variables que más contribuyeron al modelo son: elevación, precipitación del mes más seco
y temperatura media anual con el 66,6 %, 6 %y 5,8 % respectivamente. La prueba jackknife mostró
que la temperatura media anual es la variable ambiental con mayor ganancia en el modelo cuando se
analiza aisladamente, por lo tanto, parece tener la información más útil por sí misma (Anexo 3).

8
Burneo, M., Benítez, A. (2020). Distribución potencial y áreas prioritarias para la conservación de briófitos en Ecuador. Bosques
Latitud Cero, 10(1), 1-13.

Sphagnum magellanicum
El modelo resultante indicó que la zona de mayor distribución potencial se localizó en la zona central
de los Andes (Figura 5), potencialmente distribuida en 13 provincias con un área total de 121 827 ha,
especialmente en las provincias de Azuay, Loja y Cañar (Anexo 2), representando un 0,49 %en relación
al área total (Ecuador). Así mismo, se observó una predicción del nicho de esta especie dentro del SNAP
con un área potencial total de 26 715 ha en 9 áreas protegidas, especialmente en la Reserva Ecológica
Cayambe Coca y Reserva Ecológica El Angel; no obstante, su área potencial dentro del SNAP es de
0,63 %. Del área representada como alta probabilidad (75-100 %) de esta especie (área de color rojo)
(Figura 5) solo el 21,93 %se encuentra actualmente dentro del SNAP.

Figura 5. Distribución potencial de Sphagnum magellanicum en Ecuador Continental

Los puntos de presencia de esta especie se registraron de 1330 a 4100 m s.n.m, tal como lo expone León-
Yánez et al., (2013), quienes afirman que Sphagnum magellanicum, se encuentra en un rango altitudinal
de 1000-4400 m s.n.m y según Churchill et al., (2013), esta especie es ampliamente distribuida, en los
trópicos de altitudes medias a altas. El modelo resultante indicó alta precisión AUC de 0,9208 y una
desviación estándar de 0,0091. Entre las variables que más contribuyeron al modelo son: elevación,
pendiente, precipitación del mes más húmedo y temperatura media anual con el 65,5, 8,1 y 6 %
respectivamente. La prueba jackknife mostró que la elevación es la variable ambiental con mayor
ganancia en el modelo cuando se analiza aisladamente, por lo tanto, parece tener la información más
útil por sí misma (Anexo 3).

R E V I S T A I N D E X A D A enero-junio 9
BOSQUES LATITUD CERO 2020 Vol.10 (1)
Vol. 10(1), enero-junio 2020 REVISTA INDEXADA
ISSN: 2528-7818
ISSN: 1390 - 3683 BOSQUES LATITUD CERO

Syzygiella rubricaulis
El modelo resultante mostró que la zona de mayor distribución potencial para esta especie se localizó
en los Andes (Figura 6), potencialmente distribuida en 10 provincias con un área total de 164 720
ha, especialmente en las provincias de Loja y Zamora Chinchipe (Anexo 2), representando un 0,66
%en relación al área total (Ecuador). Así mismo, se observó una predicción del nicho de esta especie
dentro del SNAP con un área potencial total de 67 850 ha en 7 áreas protegidas, particularmente en el
Parque Nacional Podocarpus; no obstante, su área potencial dentro del SNAP es de 1,60 %. Del área
representada como alta probabilidad (75-100 %) de esta especie (área de color rojo) (Figura 6) el 41,19
%se encuentra actualmente dentro del SNAP.

Figura 6. Distribución potencial de Syzygiella rubricaulis en Ecuador Continental

Los puntos de presencia de esta especie se registraron de 1500 a 4050 m s.n.m, tal como lo expone
León-Yánez et al.(2013;); León-Yánez et al., (2006), quienes afirman que Syzygiella rubricaulis, es
muy común en los páramos, también crece en los bosques nublados alto montanos y se encuentra en
un rango altitudinal de 1 500- 4 500 m s.n.m.
El modelo resultante indicó alta precisión AUC de 0,9106 y una desviación estándar de 0,0177. Entre las
variables que más contribuyeron al modelo son: elevación, precipitación del mes más seco y temperatura
mínima del mes más frío con el 54,9 %, 9,4 % y 7 % respectivamente. La prueba jackknife mostró
que la temperatura media del trimestre más húmedo y la elevación, son las variables ambientales con
mayor ganancia en el modelo cuando se analiza aisladamente, por lo tanto, parecen tener la información
más útil por sí mismo (Anexo 3)

10
Burneo, M., Benítez, A. (2020). Distribución potencial y áreas prioritarias para la conservación de briófitos en Ecuador. Bosques
Latitud Cero, 10(1), 1-13.

Nuestros resultados coinciden con Safavi y Shirzadian (2011) en que, la distribución potencial de los
briófitos está influenciada por la elevación, topografía, la humedad, la temperatura y la precipitación.
Según el análisis realizado de todas las especies, la distribución estuvo influenciada por la elevación
y variables relacionadas con la precipitación y la temperatura. En este contexto, Yu et al.(2013),
documentaron que la distribución geográfica de briofitos (e.g. Macromitrium japonicum Dozy y
Molk), en China fue limitada por la precipitación y la temperatura. Los modelos muestran que en
la mayoría de casos, la distribución potencial de briofitos se encuentra fuera de SNAP, por lo que se
considera que están poco representados, debido a que en todas las especies analizadas en los modelos
se encuentran distribuidas potencialmente en menos del 2,7 %del territorio ecuatoriano y en los lugares
en donde existe una alta probabilidad, menos del 50 %se encuentra dentro del SNAP a excepción
de Rhacocarpus purpurascens, esto resulta ser preocupante ya que según León-Yánez et al.(2011),
afirman que actualmente en el Ecuador se han registrado 63 especies de briófitos endémicos, 41 no han
podido ser evaluadas debido a la falta de información acerca de estos organismos y solo 26 especies
se encuentran dentro del SNAP y gran parte se localizan en las Islas Galápagos.

CONCLUSIONES
El estudio de la distribución potencial de las siete especies de briófitos en Ecuador continental ha
mostraron un patrón de distribución limitada a la Cordillera de los Andes, por ello ha generado información
válida como herramienta para la implementación de medidas de manejo y conservación. Así mismo
los modelos indicaron que la elevación y variables relacionadas con la precipitación y la temperatura
influyen de manera significativa en la distribución de las especies. Los valores de AUC de las siete
especies analizadas fluctúan de 0,84 a 0,96, lo que indica que los modelos son altamente confiables.
La distribución de las siete especies de briófitos fue menor al 2,7 %del territorio ecuatoriano. El 66,7
%de las especies analizadas tienen un potencial de distribución del 6,8 al 26 %del área dentro de las
zonas de alta probabilidad del SNAP; mientras que únicamente el 33,3 %de éstas especies tienen un
potencial de distribución del 41,2 a 63,2 %.

AGRADECIMIENTOS
Agradecemos a la Universidad Técnica Particular de Loja por el financiamiento para realizar la
investigación.

BIBLIOGRAFIA
Araújo, M., y Williams, P. (2000). Selecting areas for species persistence using ocurrence data.
Biological Conservation, 96, 331-345.

Benitez, A., Prieto, M., y Aragón G. (2015). Large trees and dense canopies: Key factors for
maintaining high epiphytic diversity on trunk bases (bryophytes and lichens) in tropical
montane forests. Forestry 88(5),521-527.
Číhal, L., Kaláb, O., & Plášek, V. (2017). Modeling the distribution of rare and interesting moss
species of the family Orthotrichaceae (Bryophyta) in Tajikistan and Kyrgyzstan. Acta
Societatis Botanicorum Poloniae, 86(2),1-15
R E V I S T A I N D E X A D A enero-junio 11
BOSQUES LATITUD CERO 2020 Vol.10 (1)
Vol. 10(1), enero-junio 2020 REVISTA INDEXADA
ISSN: 2528-7818
ISSN: 1390 - 3683 BOSQUES LATITUD CERO

Churchill, S., Griffin, D., y Muñoz, J. (2000). A checklist of the mosses of the tropical Andean
countries. Ruizia, 17, 1-203.
Domínguez, O., Martínez, E., Zambrano, L., y GPP De León. (2006). Using ecological-niche
modeling as a conservation tool for freshwater species: Livebearing fishes in central
Mexico. Conservation Biology, 20, 1730-1739.

Dudley, N. (2008). Directrices para la aplicación de las categorías de gestión de áreas protegidas.
Gland, Suiza: UICN. 96 pp.
Early, R., Anderson, B., y Thomas, CD. (2008). Using habitat distribution models to evaluate
large-scale landscape priorities for spatially dynamic species. Journal of Applied Ecology,
45(1), 228-238.
Estébanez, B., Draper, I., Díaz de Atauri., y Medina, R. (2011). Briófitos: una aproximación a las plantas
terrestres más sencillas. Memorias de la Real Sociedad Española de Historia Natural, 73 pp.
Gradstein, SR., Churchill S., y Salazar A. (2001). Guide to the Bryophytes of Tropical America.
Men. New York Bot. Garden, 86, 1-577.
Guisan, A., Graham, C. H., Elith, J., y Huettmann, F. (2007). Sensitivity of predictive species
distribution models to change in grain size. Diversity and Distributions, 13(3), 332- 340.
Hannah, L., Midgley, G., Andelman, S., Araújo, M., Hughes, G., et al.(2007). Protected area needs
in a changing climate. Frontiers in Ecology and Environment, 5, 131-138.
Hinojosa, I., Feria, T., y Engel, M. (2009). Potential distribution of orchid bees outside their native
range: The cases of Eulaema polychroma (Mocsáry) and Euglossa viridissima Friese in
the USA (Hymenoptera: Apidae). Diversity and Distributions, 15, 421- 428.
Mateo, R., G, Felicisimo, Á., y Muños, J. (2011). Modelos de distribución de especies: Una revisión
sintética. Revista chilena de historia natural, 84(2), 217-240.
Mateo, R. G., Vanderpoorten, A., Muñoz, J., Laenen, B., & Désamoré, A. (2013). Modeling
species distributions from heterogeneous data for the biogeographic regionalization of
the European bryophyte flora. Plos One, 8(2), e55648.
Margules, C., y Pressey, R. (2000). Systematic conservation planning. Nature, 405, 243- 252.
Nöske, N., Gradstein, R., Kürschner, H., Parolly, G., y Torracchi, S. (2003). Cryptogams of the
Reserva Biológica San Francisco (Province Zamora-Chinchipe, Southern Ecuador). I.
Cryptogamie, Bryologie, 24, 15-32.
León-Yánez, S., Gradstein, R., y Wegner, C. (2006). Hepáticas (Marchantiophyta) y Antoceros
(Anthocerotophyta) del Ecuador, catálogo. Publicaciones del Herbario QCA, Pontificia
Universidad Católica del Ecuador, Quito.
León-Yánez, S., R. Valencia, N., Pitman, L., Endara, C., Ulloa Ulloa y H. Navarrete. (2011). Libro
rojo de las plantas endémicas del Ecuador, 2ª edición. Publicaciones del Herbario QCA,
Pontificia Universidad Católica del Ecuador, Quito.
León-Yánez, S., Gradstein, S.R., Castillo, J., Moscoso-Estrella, A y Navarrete, H. (2013). Guía
de Briófitos comunes de los Andes de Quito. Publicaciones del Herbario QCA, Pontificia
Universidad del Ecuador, Quito.

12
Burneo, M., Benítez, A. (2020). Distribución potencial y áreas prioritarias para la conservación de briófitos en Ecuador. Bosques
Latitud Cero, 10(1), 1-13.

Linares, E., y Uribe, J. (2002). Libro rojo de briófitas de Colombia. Libros Rojos de Especies
Amenazadas de Colombia. Bogotá, Colombia.
Ortega-Huerta, M., y Peterson, A. (2004). Modelling spatial patterns of biodiversity for conservation
prioritization in North-eastern Mexico. Diversity and Distributions, 10, 39-54.
Parolly, G., Kürschner, H., Schäfer-Verwimp, A., y Gradstein, R. (2004). Cryptogams of the
Reserva Biológica San Francisco (Province Zamora-Chinchipe, Southern Ecuador). III.
Bryophytes: Additions and new species. Cryptogamie, Bryologie, 25, 271-289.
Parviainen, M., Luoto, M., Ryttäri, T., y Heikkinen, R. (2008). Modelling the occurrence of
threatened plant species in taiga landscapes: Methodological and ecological perspectives.
Journal of Biogeography, 35, 1888-1905.

Parviainen, M., Marmion, M., Luoto, M., Thuiller, W., y Heikkinen, R. (2009). Using summed
individual species models and state-ofthe-art modelling techniques to identify threatened
plant species hotspots. Biological Conservation, 142, 2501-2509.

Phillips, S.J., Anderson, R.P. y Schapire, R.E. (2006). Maximum entropy modeling of species
geographic distributions. Ecological Modelling, 190, 231-259.

Poncet, R., Hugonnot, V., & Vergne, T. (2015). Modelling the distribution of the epiphytic moss
Orthotrichum rogeri to assess target areas for protected status. Cryptogamie, Bryologie, 36(1),
3-18.

Raes, N., Roos, M., Slik, J., Loon, E., y Steege. H. (2009). Botanical richness and endemicity
patterns of Borneo derived from species distribution models. Ecography, 32, 180-192.

Safavi, M., y Shirzadian, S. (2011). Modelling bryophytes distribution pattern using environmental
parameters of Iran in Geographical Information Systems (GIS): a case study of three genera
Tortula, Grimmia and Bryum (Bryophyta). Rostaniha, 12 (2): 135–151.
Sergio, C., Figueira, R., Draper, D., Menezes, R., y Sousa, A. (2006). Modelling bryophyte
distribution based on ecological information for extent of occurrence assessment. Biological
conservation, 35,341-351
Williams, J., Seo, C., Thorne, J., Nelson, J., Erwin, S., et al.(2009). Using species distribution
models to predict new occurrences for rare plants. Diversity and Distributions, 15, 565-576.
Wohlgemuth, T., Nobis, M., Kienast, F., y Plattner, M. (2008). Modelling vascular plant diversity
at the landscape scale using systematic samples. Journal of Biogeography, 35, 1226-1240.

Yu, J., Ma, Y., y Guo, S. (2013). Modeling the geographic distribution of the epiphytic moss
Macromitrium japonicum in China. Annales Botanici Fennici, 50, 35-42
Zaniewski, A., Lehmann, A., y Overton, J. (2002). Predicting species spatial distributions using
presence-only data: A case study of native New Zealand ferns. Ecological Modelling,
157, 261-2.

R E V I S T A I N D E X A D A enero-junio 13
BOSQUES LATITUD CERO 2020 Vol.10 (1)
Bosques Latitud Cero vol. 10(1) Páginas: 14 - 28

Inducción in vitro de estructuras callogénicas


en Cinchona officinalis L

In vitro induction of callogenic structures


in Cinchona officinalis L

Víctor Hugo Eras Guamán1,2*


1
Docente Investigador, Universidad Nacional de Loja. Ecuador.
Jose Antonio Moreno Serrano1,2 2
Técnico del Laboratorio de Micropropagación Vegetal, Universidad Nacional de Loja. Ecuado
Magaly Yaguana Arévalo2 3
Tesista de la Carrera de Ingeniería Forestal, Universidad Nacional de Loja. Ecuador r
Ruth Alexandra Poma Angamarca2
*Autor para correspondencia: victor.eras@unl.edu.ec
Jessica Alexandra Guartanza Loja3

Recibido: 20/11/2019 Aprobado: 06/05/2020

RESUMEN
La sobreexplotación y alteración del ecosistema de las poblaciones de Cinchona officinalis L., en
la actualidad, ha provocado que la especie se encuentra en la categoría amenazada, debido a su baja
tasa germinación y alta dificultad de propagación “in vivo”. La presente investigación se realizó con
el propósito de aportar con protocolos para la micropropagación de C. officinalis L., en las fases de
implantación e inducción de callos con explantes provenientes de plántulas de invernadero. Los explantes
fueron colectados de plántulas de invernadero de 5 a 15 cm de altura; en la fase de desinfección, se
aplicó NaClO al 25 %, 50 % y 75 %, y H2O2 al 5 %, 10 % y 15 %, durante 10 minutos de inmersión; para
la fase de inducción de callos, los explantes se cultivaron en medio MS sólido, suplementado con una
auxina y citoquinina en diferentes concentraciones, 1; 2 y 3 mgL-1 de 2-4 D y 0,50 mgL-1 de kinetina.
El menor porcentaje de contaminación de obtuvo con los tratamientos de NaClO al 50 % y 75 % de
concentración durante 10 min., con un 40 % de explantes contaminados, y el mayor porcentaje de
formación de callo, se obtuvo con el tratamiento de 3 mg L-1 2-4 D + KIN, con un 73,30 % callo formado.

Palabras claves: Cinchona officinalis L, fitohormonas, desinfección, inducción, callos.


ABSTRACT
The overexploitation and alteration of the ecosystem of the populations of Cinchona officinalis L.,
nowadays, has caused that the species is in the threatened category, due to its low germination rate and
high difficulty of propagation “in vivo”. The present investigation was carried out with the purpose
of providing protocols for the micropropagation of C. officinalis L., in the phases of implantation and
Publicado por Editorial Universidad Nacional de Loja bajo licencia Creative Commons 4.0
R E V I S T A I N D E X A D A enero- junio 14
BOSQUES LATITUD CERO 2020 Vol.10(1)
Eras, V. et al. (2020). Inducción in vitro de estructuras callogénicas en Cinchona officinalis L . Bosques Latitud Cero, 10(1),
14-28

induction of calluses with explants from greenhouse seedlings. The explants were collected from
greenhouse seedlings 5 ​​to 15 cm high; in the disinfection phase, were applied at 25 %, 50 % and 75 %
of NaClO, and 5 %, 10 % and 15 % of H2O2 for 10 minutes of immersion; for the callus induction
phase, the explants were cultured in solid MS medium, supplemented with an auxin and cytokinin in
different concentrations, 1; 2 and 3 mg L-1 of 2-4 D and 0,50 mg L-1 of kinetin. The lowest percentage of
contamination was obtained with the NaClO treatments at 50 % and 75 % concentration for 10 min.,
with 40 % of contaminated explants, and the highest percentage of callus formation, was obtained
with the treatment of 3 mg L-1 2-4 D + 0,50 mg L-1 KIN, with a 73,30 % callus formed.

Keywords: Cinchona officinalis L, phytohormones, disinfection, induction, callus.

INTRODUCCIÓN
Sudamérica es el centro de origen de muchas especies vegetales utilizadas históricamente para la cura
de enfermedades (Enríquez, 2005). Según Buitrón (1999) manifiesta que: Ecuador siendo un país
sudamericano, es megadiverso en términos biológicos y culturales, está entre las diecisiete naciones
que albergan más del 70 % de las especies, que propician su condición de país megadiverso.

En Ecuador, una de las provincias que alberga mayor biodiversidad es Loja, localizada en la Región Sur
del país, su diversidad biológica está influenciada por diversos factores, que facilitan las condiciones para
el desarrollo de flora y fauna (Cuesta et al., 2014; Vázquez et al., 2005). Dentro de esta biodiversidad
se encuentra C. officinalis L., especie nativa de Loja, considerada como uno de los géneros de mayor
importancia por su valor medicinal (Nieto, 2000; Taylor, 2005). Actualmente, quedan poblaciones
pequeñas que han sobrevivido a la sobreexplotación y a las presiones antrópicas sobre los bosques,
haciéndose cada vez más escasa su presencia en las zonas de distribución (Epiquién, 2009).

El futuro de C. officinalis L., en el Ecuador es incierto, ya que en condiciones naturales presenta baja
tasa de germinación y regeneración natural; por lo que, está catalogada como una especie amenazada
(Valencia et al., 2000). Bajo esta perspectiva, la presente investigación se realizó con el propósito de
contribuir a la generación de protocolos sobre Procesos Biotecnológicos de Cinchona officinalis L.,
para lograr la desinfección e inducción de estructuras callogénicas en explantes de Cinchona officinalis
L., provenientes de plántulas ex vitro que crecen en el invernadero y, de esta manera contribuir a la
conservación y mejoramiento genético de la especie.

MATERIALES Y METODOS
Ubicación del área de estudio
El presente trabajo de investigación se desarrolló en el Laboratorio de Micropropagación Vegetal de
la Facultad Agropecuaria y de Recursos Naturales Renovables de la Universidad Nacional de Loja,
Ecuador, ubicado al sur de la ciudad de Loja a 3 km del centro de la ciudad, en las siguientes coordenadas
geográficas: 04° 00’ 00” S - 79° 12’ 00” O (Díaz, 2012).

R E V I S T A I N D E X A D A enero-junio 15
BOSQUES LATITUD CERO 2020 Vol.10 (1)
Vol. 10(1), enero-junio 2020 REVISTA INDEXADA
ISSN: 2528-7818
ISSN: 1390 - 3683 BOSQUES LATITUD CERO

Fase de implantación (desinfección de explantes)


Con la finalidad de contar con el material vegetal necesario para implementar los ensayos a nivel in
vitro, se seleccionaron plántulas de Cinchona officinalis L., existentes en el invernadero de 5 a 15 cm
de altura, con las mejores características morfológicas. Las plantas seleccionadas fueron tratadas con
fungicida (2,00 Benomil) y bactericida (Kasumin ) un mes antes de la colecta. Se colectarón hojas,
brotes axilares, brotes terminales y fueron llevados al Laboratorio para la desinfección.
El medio de cultivo para la desinfección, fue el de Murashige & Skoog (MS-1962) sólido, con tiamina
1 , mio-inositol 100, sacarosa 2 %, 100 ácido cítrico, 150 ácido ascórbico, Agar 5,80 g , Cloranfenicol
100 se ajustó el pH a 5,80 ± 0,20 con hidróxido de sodio (NaOH) 1N. Finalmente se distribuyó 30 ml
de medio de cultivo en frascos de vidrio y se esterilizó en la autoclave a 120 °C conjuntamente con los
materiales necesarios para la inoculación in vitro.
Previa a la desinfección del material vegetal en la cámara de flujo laminar, se realizó un enjuague con
agua corriente para retirar los residuos de tierra. Además, los explantes se sumergieron en una solución
fungicida – bactericida (Benomil) 2,00 + (Kasumin) 1 %por cinco minutos, se realizó un enjuague
con agua destilada a fin de retirar residuos de la solución, finalmente se sumergió los explantes en una
solución de polyvinylpyrrolidone (PVP) por 5 minutos más.
En esta fase se probó el efecto de dos desinfectantes: hipoclorito de sodio y peróxido de hidrógeno en
diferentes concentraciones con el propósito de mitigar la contaminación de los explantes proveniente
de plántulas de invernadero, con un tiempo de inmersión de 10 minutos en todos los casos (Tabla 1).
La desinfección de los explantes se realizó en la cámara de flujo laminar, para lo cual los explantes
fueron sumergidos en alcohol al 70 % por un minuto, seguido de un enjuague con agua destilada estéril,
seguidamente los explantes se sumergieron en la solución desinfectante de acuerdo a cada tratamiento
por 10 minutos, finalmente se eliminó la solución desinfectante con 3 enjuagues con agua destilada
estéril. La inoculación in vitro de los explantes de Cinchona officinalis L., se efectuó en condiciones
asépticas dentro de la cámara de flujo laminar, se inoculó 2 explantes por frasco, dando un total de 180
explantes en el ensayo.

Tabla 1. Tratamientos para ensayar la desinfección de explantes de Cinchona officinalis L., provenientes
de invernadero.
CONCENTRACIÓN DEL TIEMPO DE INMER-
DESINFECTANTE SIÓN
TRATAMIENTO
NaClO (%) H2O2 (%) (Minutos)
T1 25 - 10
T2 50 - 10
T3 75 - 10
T4 - 5 10
T5 - 10 10
T6 - 15 10

16
Eras, V. et al. (2020). Inducción in vitro de estructuras callogénicas en Cinchona officinalis L . Bosques Latitud Cero, 10(1),
14-28

Diseño experimental: Se aplicó un diseño experimental completamente al azar (DCA), con seis y tres
repeticiones por unidad experimental. La evaluación se llevó a cabo por observación directa durante 30
días, después de la siembra in vitro. Las variables que se evaluaron fueron: porcentaje de contaminación,
días a la contaminación, porcentaje de sobrevivencia, porcentaje de oxidación fenólica.
Fase de inducción de callos de Cinchona officinalis L.
Para esta fase se utilizó explantes provenientes de plántulas de invernadero, aplicando el mejor protocolo
de desinfección de la fase anterior. Los explantes se inocularon en el medio de cultivo sólido (MS),
suplementado con vitaminas, sacarosa 2 % y agar 0,60 %; se adicionó auxinas y citoquininas: 2,4-D y
KIN en diferentes concentraciones (Tabla 2). El pH se ajustó a 6,50 ± 0,20. Se sembraron 2 explantes
por frasco y se incubaron a una temperatura de ± 23 °C; y, en total oscuridad.

Tabla 2. Tratamientos aplicados para la inducción de callos a partir de explantes de Cinchona officinalis L.

CONCENTRACIÓN DE REGULADORES DE
TRATAMIENTO (T) CÓDIGO*
CREMIENTO
T1 0 2, 4-D + 0,00 KIN TT
T2 1 2, 4-D + 0,00 KIN A1C1
T3 2 2, 4-D + 0,00 KIN A2C1
T4 3 2, 4-D + 0,00 KIN A3C1
T5 1 2, 4-D + 0,50 KIN A1C2
T6 2 2, 4-D + 0,50 KIN A2C2
T7 3 2, 4-D + 0,50 KIN A3C2
*T= Testigo; A=Auxina; C=Citoquinina.

Diseño experimental: Se aplicó un diseño experimental completamente al azar (DCA), con siete
tratamientos y tres repeticiones por unidad experimental. La evaluación se llevó a cabo por observación
directa, durante 50 días, cada cinco días después de realizada la siembra. Las variables evaluadas fueron:
porcentaje de formación del callo, número de días a la formación del callo, color y friabilidad del callo.

RESULTADOS

Análisis estadístico de datos


Se utilizó el software InfoStat (Di Rienzo et al., 2018), se realizó un análisis de varianza no paramétrico
kruskall wallis para cada una de las variables en las dos fases: fase de desinfección y fase de inducción
de callos. Se estableció diferencias significativas con el test de Bonferroni al 0,05 % de probabilidad
con el objetivo de identificar y analizar si existen diferencias significativas entre tratamientos.

R E V I S T A I N D E X A D A enero-junio 17
BOSQUES LATITUD CERO 2020 Vol.10 (1)
Vol. 10(1), enero-junio 2020 REVISTA INDEXADA
ISSN: 2528-7818
ISSN: 1390 - 3683 BOSQUES LATITUD CERO

Fase de desinfección de explantes de Cinchona officinalis L., a partir de plántulas provenientes


del invernadero.

Porcentaje de contaminación de explantes de Cinchona officinalis L.

La evaluación del porcentaje de contaminación de los explantes de Cinchona officinalis L., provenientes
de plántulas codificadas del invernadero, se realizó al término de 30 días, en donde los menores
porcentaje de contaminación se presentaron en los tratamientos T2 (50 % NaClO) y T3 (75 % de
NaClO) con el 40 % respectivamente; mientras que el tratamiento T6 (15 % H2O2) obtuvo el mayor
porcentaje de contaminación, con 86,70 %. Según el análisis de varianza no paramétrico de Kruskall
Wallis y la prueba de significancia de bonferroni al 5 %, se observó que existe diferencia estadística
entre los tratamientos (Figura 1), en donde la contaminación en los explantes y medio de cultivo fue
causada por bacterias y hongos.

Figura 1.Porcentaje de contaminación de explantes de Cinchona officinalis L., provenientes de plántulas codificadas del
invernadero. Medias con letras diferentes representan diferencias estadísticamente significativas (p> 0,05).

Dias a la contaminación de explantes de Cinchona officinalis L.


La contaminación de los explantes inoculados o día de instalado el ensayo, con 6,70 %; 13,30 % y 13,30 %
respectivamente. La contaminación se estabilizó a los 20 días para el tratamiento T1, con 46,70 %;
mientras que el T2 y T5, se estabilizó a los 14 días, con 40 % y 53,30 %, respectivamente (Figura 2).

18
Eras, V. et al. (2020). Inducción in vitro de estructuras callogénicas en Cinchona officinalis L . Bosques Latitud Cero, 10(1),
14-28

Figura 2. Curva de contaminación acumulativa de explantes de Cinchona officinalis L., provenientes de plántulas codificadas
invernadero.

Porcentaje de oxidación fenólica de explantes de Cinchona officinalis L.


En cuanto a la variable de oxidación fenólica de los explantes provenientes de plántulas codificadas del
invernadero, el tratamiento T6 (15,00 % H2O2), presentó el menor porcentaje de oxidación fenólica con
el 66,70 %; mientras que el tratamiento T3 (75 % NaClO) obtuvo el mayor porcentaje de fenolización
con el 100 % de explantes fenolizados. Al aplicar el análisis de varianza no paramétrico de kruskall
wallis y la prueba de significación de bonferroni al 5 %; se observó que existe diferencia estadística
significativa entre los tratamientos, con un p-valor de 0,0355 (Figura 3).

Figura 3. Porcentaje de oxidación fenólica de explantes de C. officinalis L., provenientes de plántulas codificadas del invernadero
por cada tratamiento a los 30 días de evaluación. Medias con letras diferentes representan diferencias estadísticamente
significativas (p> 0,05).

R E V I S T A I N D E X A D A enero-junio 19
BOSQUES LATITUD CERO 2020 Vol.10 (1)
Vol. 10(1), enero-junio 2020 REVISTA INDEXADA
ISSN: 2528-7818
ISSN: 1390 - 3683 BOSQUES LATITUD CERO

Porcentaje de sobrevivencia de explantes de Cinchona officinalis L.


En lo que respecta a la variable porcentaje de sobrevivencia de los explantes, el tratamiento T6 (15 %
H2O2) presentó el mayor porcentaje de sobrevivencia con el 6,70 %, en contraste con los tratamientos
T1 (25 % NaClO), T2 (50 % NaClO), T3 (75,00 % NaClO), T4 (5 % H2O2) y T5 (10 % H2O2), que no
presentaron porcentaje de sobrevivencia con el 0,00 %. Al aplicar el análisis de varianza no paramétrico
de kruskall wallis y la prueba de significación de bonferroni al 5 %se encontró que no existe diferencia
significativa entre tratamientos, con un p-valor de 0,4229 (Figura 4).

Figura 4. Porcentaje de sobrevivencia de explantes de C. officinalis L., provenientes de plántulas codificadas del invernadero
por cada tratamiento a los 30 días de evaluación. Medias con letras diferentes representan diferencias estadísticamente
significativas (p> 0,05).

Fase de inducción de callos de Cinchona officinalis L., de explantes provenientes de plántulas


del invernadero.

Porcentaje de formación de callo

Durante la fase de inducción de callos de Cinchona officinalis a partir de explantes de plántulas codificadas
del invernadero, al término de 50 días de evaluación en la oscuridad, el tratamiento T7 (3 mg L-1 2, 4-D
+ 0,50 mg L-1 KIN) obtuvo el mayor porcentaje de formación de callo con el 73,30 %; mientras que el
tratamiento T1 (0,00 mg L-1 2, 4-D + 0,00 mg L-1 KIN), no presentó formación de callo (Figura 16 y
17). Al aplicar el análisis de varianza no paramétrica de Kruskall Wallis y la prueba de significación de
bonferroni al 5 %, se encontró que existe diferencia significativa entre los tratamientos; por lo tanto,
se rechazó la hipótesis nula al ser p< α (0,05) en todos los casos (Figura 5).

20
Eras, V. et al. (2020). Inducción in vitro de estructuras callogénicas en Cinchona officinalis L . Bosques Latitud Cero, 10(1),
14-28

Figura 5. Porcentaje de formación de callos, a partir de explantes de Cinchona officinalis L., provenientes de plántulas
codificadas del invernadero, a los 50 días de evaluación. Medias con letras diferentes representan diferencias estadísticamente
significativas (p> 0,05).

Número de días a la formación de callo


La formación de callos a partir de explantes de Cinchona officinalis L., provenientes de plántulas
codificadas del invernadero, se evidenció a los cinco días, para los tratamientos T3, T4, T5 y T6 con
porcentajes de 3 %, 13 %, 7 % y 17 % respectivamente. Para los tratamientos T2 y T7 la formación
de callos inició a los 10 días de evaluación, con porcentajes de 3,30 % y 23,30 % respectivamente. El
tratamiento T2 y T3 se estabilizaron a los 30 días de evaluación con porcentajes de 26,70 % y 50 %
respectivamente; el tratamiento T4 se estabilizó a los 40 días con el 40,00 %; el tratamiento T5 se estabilizó
a los 15 días de evaluación, con un porcentaje de 40,00 %; los tratamientos T6 y T7 se estabilizaron a
los 20 días de instalado el ensayo, con un porcentaje de 60 % y 73,30 %, respectivamente. Finalmente,
el tratamiento T1 se mantuvo estable, durante todo el periodo de evaluación con el 0,00 % (Figura 6),
es decir no hubo la formación de callo.

Figura 6. Número de días a la formación de callos a partir de explantes de Cinchona officinalis L., provenientes de plántulas
codificadas del invernadero, a los 50 días de evaluación.

R E V I S T A I N D E X A D A enero-junio 21
BOSQUES LATITUD CERO 2020 Vol.10 (1)
Vol. 10(1), enero-junio 2020 REVISTA INDEXADA
ISSN: 2528-7818
ISSN: 1390 - 3683 BOSQUES LATITUD CERO

Color de callo a los 50 días de evaluación


En la Fig ura 7, se observa que el tratamiento T3 (2 mg L-1 2, 4-D + 0,00 mg L-1 KIN) al término de
los 50 dias de evaluacion, obtuvo el más alto porcentaje de callos de color Crema con el 73 %; asi
mismo, el tratamiento T7 (3 mg L-1 2, 4-D + 0,50 mg L-1 KIN) obtuvó el mayor porcentaje de callos
de color carmelita, con el 73 %. Finalmente, el tratamiento T5 (1 mg L-1 2,4-D + 0,00 mg L-1 KIN) a
más de presentar callos de color crema y carmelita, presentó callos de color amarillo, con el 16,70 %.
Sin embargo, es importante mencionar que todos los callos adquirierón una coloración crema en los
primeros días de evaluación.

Figura 7. Porcentaje de color de callo de explantes de Cinchona officinalis L., provenientes de plántulas codificadas del
invernadero, a los 50 días de evaluación.

Friabilidad del callo a los 50 días de evaluación


Para concluir la fase de inducción de callos de Cinchona officinalis L., dentro de las variables se evaluó
también la friabilidad del callo, que se define como la capacidad para disgregarse, en donde, en casi
todos los tratamientos, a excepción del tratamiento T1 (0,00 mg L-1 2, 4-D + 0,00 mg L-1 KIN), se obtuvo
una friabilidad de callo del 100 %, como se muestra en la Figura 8; es decir, todos los callos formados
en cada uno de los tratamientos tuvieron consistencia homogénea y firme (Figura 9).

Figura 8. Porcentaje de friabilidad de los callos de explantes de Cinchona officinalis L., provenientes de plántulas codificadas
del invernadero, hasta los 50 días de evaluación.

22
Eras, V. et al. (2020). Inducción in vitro de estructuras callogénicas en Cinchona officinalis L . Bosques Latitud Cero, 10(1),
14-28

(T7) (T5) (T6)


Figura 9. Friabilidad de los callos de explantes de Cinchona officinalis L., provenientes de plántulas codificadas del
invernadero, hasta los 50 días de evaluación. T7 (3 2, 4-D + 0,50 KIN), T5 (1 2, 4-D + 0,50 KIN), T6 (2 2, 4-D + 0,50 KIN).

DISCUSIÓN
Fase de desinfección de explantes de Cinchona officinalis L., de plántulas provenientes del invernadero
Uno de los principales problemas que se presentan cuando se trata de implantar los cultivos in vitro
con explantes del invernadero o campo, es la contaminación con diversos tipos de microorganismos
(hongos, levaduras, bacterias, fitoplasmas, virus). El ambiente generado por el explante, el medio de
cultivo y las condiciones físicas de incubación; es altamente propicio para la proliferación de muchos
de estos microorganismos, que pueden provocar la contaminación de los explantes inoculados in vitro
(Mroginski et al., 2010), pues en el mejor de los casos los microorganismos no destruyen los cultivos,
pero compiten con el explante por los nutrientes del medio de cultivo, pudiendo cambiarlo o modificarlo
(Roca y Mroginski, 1991).
En la presente investigación, durante la fase de desinfección de los explantes de Cinchona officinalis L.,
provenientes de plántulas codificadas del invernadero, la contaminación por hongos y bacterias fue evidente
en los explantes inoculados in vitro, pues los resultados de la variable de contaminación, que se alcanzaron
con los seis tratamientos de desinfección empleando tres concentraciones de NaClO (25 %, 50 % y 75 %)
y tres concentraciones de H2O2 (5 %, 10 % y 15 %) en tiempos iguales de inmersión durante 10
minutos, respectivamente, fueron superiores al 40 % de contaminación de los explantes. Sin embargo,
la desinfección realizada en los tratamientos T2 (50 % NaClO) y T3 (75 % NaClO), permitieron
controlar la contaminación en porcentajes menores al 40 %, siendo estos tratamientos los que mejores
resultados presentaron en el control de la contaminación de los explantes. Estos resultados son similares
a los reportados por Conde (2015), en explantes de Loxopterygium huasango Spruce ex Engl., donde
utilizó tres concentraciones de NaClO al 15 %, 20 % y 25 % en dos tiempos de inmersión (5 y 10
min) respectivamente, con porcentajes de contaminación superiores al 75 %; pero superiores a los
obtenidos por Patiño (2011), quien en su estudio realizado en la especie Caesalpina espinosa, obtuvo
0,00 %de contaminación, en explantes provenientes del campo, empleando NaClO al 75 %, durante
7 minutos de inmersión.
Es importante señalar, que los resultados obtenidos en la presente investigación sobre la contaminación
de los explantes de Cinchona officinalis L., obtenidos de plántulas codificadas del invernadero, alcanzó
niveles elevados (> 40 %), que se corrobora con lo señalado por Pierick (1990), quien manifiesta que
la implantación de explantes, obtenidos de plantas que crecen in vivo, ya sea en campo abierto o en
invernadero, siempre presentan mayores riesgos de contaminación de los explantes, por cuanto al
crecer las plantas en condiciones sépticas (naturales), están más expuestos a la contaminación, cuando
son inoculados in vitro.
R E V I S T A I N D E X A D A enero-junio 23
BOSQUES LATITUD CERO 2020 Vol.10 (1)
Vol. 10(1), enero-junio 2020 REVISTA INDEXADA
ISSN: 2528-7818
ISSN: 1390 - 3683 BOSQUES LATITUD CERO

En lo que respecta a los días de la contaminación de explantes de C. officinales L., inició al tercer día
de inoculación in vitro en todos los tratamientos; resultados que guardan relación con los obtenidos
por Indacochea et al., (2018), quienes evaluaron diferentes medios de cultivo para la inoculación in
vitro de especies forestales nativas en peligro de extinción del Ecuador, a partir de la primera semana
de realizada la inoculación in vitro de los explantes, se evidenció la contaminación en la mayoría de
los tratamientos.
Por otro lado, la oxidación fenólica durante la fase de desinfección de los explantes de C. officinalis
L., evidenció niveles del 60 %de fenolización; sin embargo, el tratamiento T6 (15 % H2O2) presentó
el menor porcentaje de fenolización con el 66,70 %; resultados que son superiores a los reportados
por Bogado et al., (2016), quienes señalan que al realizar el establecimiento in vitro de segmentos
nodales de Grevillea robusta con explantes provenientes del invernadero, usando H2O2 como agente
desinfectante en una concentración de 9 %H2O2, durante 30 minutos, obtuvieron un 16,67 %de
explantes fenolizados.
En la fase de oxidación fenólica, el empleo de soluciones antioxidantes para el enjuague de los explantes
de C. officinalis L., provenientes del invernadero, durante la etapa de desinfección con PVP y la adición
de ácido cítrico (100 mg L-1) y ácido ascórbico (150 mg L-1) como agentes antioxidantes al medio de
cultivo, no fueron eficaces, ya que no lograron controlar de forma total la oxidación fenólica, lo cual se
corrobora con lo señalado por Méndez y Abdelnour (2014), quienes indican que los tratamientos con
PVP antes de la desinfección o la combinación de ácido cítrico y ácido ascórbico, no pueden considerarse
como tratamientos eficaces para evitar la oxidación fenólica de los explantes; así también, George y
Sherrington (1984), recomiendan mantener los explantes en la oscuridad unos días antes de pasarlos a
la fase de incubación, en donde se debe garantizar una intensidad lumínica baja, como un mecanismo
para disminuir la oxidación fenólica, pues las enzimas involucradas en la biosíntesis y oxidación de
fenoles, se incrementan y activan en presencia de la luz.
Finalmente, en lo relacionado al porcentaje de sobrevivencia de los explantes de C. officinalis L., el
tratamiento T6, en el cual se probó la desinfección con peróxido de hidrógeno al 15 %H2O2, durante
10 minutos de inmersión, presentó el mayor porcentaje de sobrevivencia de los explantes con apenas
el 6,70 %; resultados que son inferiores a los obtenidos por Bogado et al., (2016), quienes al utilizar
H2O2 en una concentración de 9 %, durante 30 minutos de exposición de los explantes de Grevillea
robusta, obtuvieron 46,70 %de sobrevivencia de los mismos.
Fase de inducción de callos de Cinchona officinalis L., de explantes provenientes de plántulas
del invernadero
La formación de tejido callogénico en diferentes explantes puede ser estimulada por una variedad de
auxinas, siendo la más frecuentemente utilizada el 2,4-D a diferentes concentraciones, en muchos
casos se hace necesario la interacción de una citoquinina, para romper el balance hormonal endógeno
y estimular una mayor formación de tejido callogénico en los explantes inoculados in vitro (Montoya,
1991; Urrea et al., 2001).
En este sentido, los resultados obtenidos en la fase de inducción de callos, a partir de explantes
de C. officinalis L., demostraron que al combinar una auxina y una citoquinina (2,4-D y kinetina,
respectivamente) se incrementó la formación de tejido callogénico en los explantes de C. officinalis
L.; así, el tratamiento T7, que estuvo conformado por 3 mg L-1 2,4-D + 0,50 mg L-1 KIN, resulto ser el
más efectivo en la formación de callo, con un 73,30 %, resultado que es similar al obtenido por Armijos
(2006), quien utilizando el medio de cultivo B5, suplementado con nitrato de potasio, sacarosa y la
aplicación combinada de auxina-citoquinina (2,4-D 1 mg L-1 + BAP 0,50 mg L-1), obtuvo un 68 %de
formación de callos en C. officinalis L.

24
Eras, V. et al. (2020). Inducción in vitro de estructuras callogénicas en Cinchona officinalis L . Bosques Latitud Cero, 10(1),
14-28

Con respecto al color que adquirieron los callos durante los 50 días de evaluación, en los primeros
días tomaron una coloración crema, la misma que fue cambiando paulinamente a color carmelita y
amarilla. Sin embargo, en el tratamiento T2 (2 mg L-1 2, 4-D + 0,00 mg L-1 KIN) los callos se tornaron
de coloración crema y carmelita, siendo los callos de color crema los que más resaltaron con un 73 %
de callos, resultados que se corroboran con los obtenidos por Espinosa et al., (2012), quienes utilizando
bajas concentraciones de 2,4-D en explantes de Morus alba L. obtuvieron la formación de tejido
callogénico de color crema, con un alto grado de friabilidad y baja compactación.
En lo relacionada al porcentaje de friabilidad de los callos, se presentó que, en todos los tratamientos
evaluados, al término de los 50 días, a excepción del testigo que no contenía ni auxina, ni citoquinina,
formaron callos friables en un 100 %, con una coloración crema, carmelita y amarilla. Es necesario
indicar que la adición al medio de cultivo de 2, 4-D en concentraciones de 1; 2 y 3 mg L-1 contribuyó
de manera significativa a la formación de callos friables. Estos resultados se corroboran con los
obtenidos por Martínez y Gutiérrez (2005), quienes mencionan que en Noni (Morinda citrifolia), la
adición al medio de cultivo de 1 mg L-1 de 2,4-D, indujo la formación de callos friables, de hojas jóvenes
provenientes de árboles de campo.
Así mismo, los resultados obtenidos en la presente investigación y los alcanzados por Martínez y
Gutiérrez (2005), concuerdan con los de Félix y Armijos (2006), quienes mencionan que los callos
obtenidos en C. officinalis L. presentaron una estructura friable y color carmelita verdoso, utilizando 2
mg L-1 2,4-D + 0,50 mg L-1 BAP; y, con los obtenidos por Armijos y Pérez (2016), que también lograron
callos friables, utilizando la combinación hormonal auxina-citoquina de 2 mg L-1 2,4-D + 1 mg L-1
BAP, respectivamente, lo que evidencia la importancia del 2,4-D, como una auxina que induce a la
formación de callos friables, que son indispensables para garantizar la formación posterior de brotes
de novo o brotes adventicios, que son necesarios para contribuir a la multiplicación vegetativa y la
conservación de especies en peligro de extinción, como es el caso de C. officinalis L., y posterior al
mejoramiento genético de la especie.
Finalmente, se puede señalar que en la presente investigación, la inoculación de los explantes en la
oscuridad, contribuyó a la formación de callo, especialmente en el tratamiento T7 (3 mg L-1 2,4-D +
0,50 mg L-1 KIN), el cual presentó el mayor porcentaje de formación de callo, con el 73,30 %, resultado
que es similar al logrado por Cuellar (1997), quien concluyó que la obscuridad es un factor estimulante
en la formación de callo, ya que en su estudio en explantes de Saccharum officinarum, con la adición
de 3 mg L-1 2, 4-D, expuestos a oscuridad, obtuvo un 85 % de formación de callo.

CONCLUSIONES
En la fase de implantación de explantes de Cinchona officinalis L., provenientes de plántulas codificadas
del invernadero, los tratamientos T2 (50 % NaClO) y T3 (75 % NaClO) en 10 minutos de inmersión,
presentaron la menor contaminación de explantes, con 40 %; la oxidación fenólica de los explantes fue
elevada, con niveles que superaron el 66,70 %en todos los tratamientos ensayados, y, la sobrevivencia
al término de los 30 días de evaluación, alcanzó niveles bajos en todos los tratamientos ensayados
para la desinfección de los explantes.

En la fase de inducción de callos de Cinchona officinalis L., a partir de explantes provenientes de


plántulas codificadas del invernadero, el uso de la combinación hormonal auxina-citoquinina resultó
adecuada, siendo el tratamiento T7 conformado por 3 mg L-1 2,4-D + 0,50 mg L-1 KIN, el que obtuvo
el mayor porcentaje de formación de callos, con el 73,30 %; la utilización de la auxina 2, 4-D, en
concentraciones de 1; 2 y 3 mg L-1, fue la que mejor resultados presentó en la inducción de callos friables.

R E V I S T A I N D E X A D A enero-junio 25
BOSQUES LATITUD CERO 2020 Vol.10 (1)
Vol. 10(1), enero-junio 2020 REVISTA INDEXADA
ISSN: 2528-7818
ISSN: 1390 - 3683 BOSQUES LATITUD CERO

AGRADECIMIENTOS
A la Universidad Nacional de Loja, y al Equipo Técnico del Proyecto de Investigación “Procesos
biotecnológicos para iniciar el mejoramiento genético de Cinchona Officinalis L., provenientes de
relictos boscosos de la provincia de Loja”; por el apoyo financiero, técnico, logístico y humano brindado
para la ejecución de la presente investigación.

CONTRIBUCION DE AUTORES
Todos los autores declaran haber participado en el trabajo de investigación y/o en la preparación del
artículo.

Conflicto de intereses: No existe conflicto de intereses en los autores del presente manuscrito.

BIBLIOGRAFÍA
Anda, A. (2002). Propagación in vitro de Cinchona officinalis L., a partir de semillas. Revista de
Investigaciones Altoandinas, 20(2): 169-178.
Armijos, R. (2006). Conservación de plantas regeneradas in vitro y análisis de la variación somaclonal
de Cinchona officinalis, Linneo. Doctoral dissertation, Agrónomos. Universidad Politécnica de
Madrid.
Armijos, R., & Pérez, C., (2016). In vitro germination and shoot proliferation of the threatened species
Cinchona officinalis L. (Rubiaceae). Capítulo 1. 36-59. En Armijos, R. (2016). Conservación de
plantas regeneradas in vitro y análisis de la variación somaclonal de Cinchona officinalis, Linneo.
Doctoral dissertation, Agrónomos. Universidad Politécnica de Madrid.
Bogado, F. A., Bravo, V., David, C., Ayala, P. G., Sansberro, P. A., & Luna, C. V. (2016). Uso de distintos
desinfectantes superficiales para el establecimiento in vitro de segmentos nodales de Grevillea
robusta.
Buitrón, X. (1999). Ecuador: Uso y Comercio de Plantas Medicinales. Situación Actual y Aspectos
Importantes. Para su Conservación. Recuperado el 09 de Octubre de 2015, de Traffic Interntational.
Disponible en: www.traffic.org/medicinalreports/traffic_pub_me dicinal27.pdf.
Conde Solano, V. M. (2015). Procesos biotecnológicos para la proliferación y enraizamiento in vitro de
Hualtaco Laxopterygium huasango Spruce ex Engl., proveniente del bosque seco de la provincia
de Loja. Bosques Latitud Cero, 7(1).
Cuéllar, J. M. (1997). Propagación vegetativa in vitro a partir de hojas jóvenes de caña de azúcar
(Saccharum officinarum L.). Agronomía Mesoamericana, 74-80. doi: 10.15517/AM.V8I1.24733
Cuesta, F., Sevink, J., Llambí, L. D., De Bièvre, B., & Posner, J. (2014). Avances en investigación para
la conservación de los páramos andinos. CONDESAN. Quito, Ecuador.
Díaz, G. (2012). Procesos morfogénico in vitro de Cedro (Cedrela montana Moritz ex Turcz.) inducidos,
a partir de semillas, para propagación y conservación de germoplasma. Tesis de Grado. Carrera
de Ingeniería Forestal. UNL. Loja, Ecuador.
Epiquién Mirbel. (2009). Los últimos árboles de la quina. Biodiversity Perú.

26
Eras, V. et al. (2020). Inducción in vitro de estructuras callogénicas en Cinchona officinalis L . Bosques Latitud Cero, 10(1),
14-28

Espinosa, A., Silva, J., Sariego, S., Cholo Masapanta, L., & Delgado, H. (2012). Efecto del tipo de
explante y la concentración de ácido 2, 4-diclorofenoxiacético en la formación de callos en
Morus alba L. Pastos y Forrajes, 35(4): 407-416. Disponible en: https://www.researchgate.
net/profile/Sandra_Sariego/publication/262664547_Efecto_del_tipo_de_explante_y_la_
concentracion_de_acido_24-diclorofenoxiacetico_en_la_formacion_ de_callos_en_Morus_
alba_L/links/56bad85b08ae3af6847d8e70.pdf
Félix, C., & Armijos, R. (2006). In vitro germination and shoot proliferation of the threatened species
Cinchona officinalis L (Rubiaceae). Journal of Forestry Research, 27(6): 12291236. doi: 10.1007/
s11676-016-0272-8
George, E., & Sherrington, P. (1984). Plant propagation by tissue culture. Handbook and directory of
commercial laboratories. Exegetics Ltd; Basingstoke; England; 475.
Indacochea, B., Parrales, J., Hernández, A., Castro, C., Vera, M., Zhindón, A., & Gabriel, J. (2018).
Evaluación de medios de cultivo in vitro para especies forestales nativas en peligro de extinción
en Ecuador. Agronomía costarricense: Revista de Ciencias Agrícolas, 42(1): 63-89. doi: 10.15517/
rac.v42i1.32203
Martínez, A. D.; Gutiérrez, A. L. (2005). Estandarización de un protocolo para la obtención de callos
friables de borojó (Borojoa patinoi Cuatr.) fase I. Revista Colombiana de Biotecnología, 9(2),
45-55. doi: 10.15446/rev.colomb.biote
Méndez-Álvarez, D., & Abdelnour-Esquivel, A. (2014). Establecimiento in vitro de Terminalia amazonia
(Gmel.) Excell. Revista Forestal Mesoamericana Kurú, 11(27): 7-21.
Montoya, L. (1991). Cultivos de Tejidos Vegetales. Editorial EALON. Universidad Nacional de Colombia.
Medellín, Colombia. 77.
Meneses, L. (2017). Saberes ancestrales, memoria del territorio, usos y costumbres estudio etnobotánica
de diez especies focales o de importancia de la flora local entre la población afrodescendiente de
los corregimientos de Juanchaco y Ladrilleros. Bahía Málaga, Buenaventura, Colombia.
Mroginski, L., Sansberro, P., & Flaschland, E. (2010). Establecimiento de cultivos de tejidos vegetales.
Biotecnología y Mejoramiento Vegetal II. Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria. Consejo
Argentino para la Información y el Desarrollo de la Biotecnología. Buenos Aires, Argentina, 17-25.
Murashige T., Skoog F. (1962). A revised medium for rapid growth and bioassays with tobacco tissue
culture. Physiologia Plantarum. 15(3): 473-497. Disponible en: http://wolfe91.f ree.fr/MMBI/
milieu%20MS/Murashige.pdf
Nieto, M. (2000). Remedios para el imperio: Historia Natural y la apropiación del nuevo mundo.
ICAH. 184-232p.
Patiño Pomavilla, M. R. (2011). Evaluación de Métodos de Desinfección y Medios de Cultivo para
la Multiplicación in vitro de Guarango (Caesalpinia spinosa Mol. o. Kuntz) (Bachelor’s thesis,
Escuela Superior Politécnica de Chimborazo).
Pierick, L. et al.(1990). Development of the Public Health Service criteria for serological confirmation
of HTLV-I/II infections. Human Retrovirolgy, 391- 396p.
Roca, W., Mroginski, L. (1991). Cultivo de Tejidos en la Agricultura. Fundamentos y Aplicaciones.
Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT). Cali, Colombia.

R E V I S T A I N D E X A D A enero-junio 27
BOSQUES LATITUD CERO 2020 Vol.10 (1)
Vol. 10(1), enero-junio 2020 REVISTA INDEXADA
ISSN: 2528-7818
ISSN: 1390 - 3683 BOSQUES LATITUD CERO

Taylor, M. F., Suckling, K. F., & Rachlinski, J. J. (2005). The effectiveness of the
Endangered Species Act: a quantitative analysis. BioScience, 55(4): 360-367. doi:
10.1641/0006-3568(2005)055[0360:TEOTES]2.0.CO;2
Urrea, A., Veitía, N., & Bermúdez, I. (2001). Selección in vitro de callos de papa (Solanum tuberosum) empleando
el filtrado crudo de Phytophthora infestans (mont) de bary. Actualidades Biológicas, 23(74): 5-13. Disponible
en: http://matematicas.u dea.edu.co/~actubiol/actualidadesbiologicas/raba2001v23n74art1.pdf
Valencia, R., Pitman, N., León-Yánez S., & Jorgensen, P. (2000). Libro rojo de las plantas endémicas del
Ecuador. Herbario QCA. Pontificia Universidad Católica del Ecuador. Quito, Ecuador.
Enriquez, J. R., Toro, B. V., Fuentes, A. R. V., & Velasco, V. A. V. (2005). Nutrición de plantas de Dendranthema
grandiflora obtenidas in vitro durante su aclimatación en invernadero. Revista Fitotecnia Mexicana, 28(4),
377-383. Disponible en: https://www.re dalyc.org/pdf/610/61028410.pdf
Vázquez, M. A.; Larrea, M.; Suárez, L. (2005). Biodiversidad en el Parque Nacional Llanganates: un reporte
de las evaluaciones ecológicas y socioeconómicas rápidas. Eco Ciencia.

28
Bosques Latitud Cero vol. 10(1) Páginas: 29 - 38

Valoración nutricional del bagazo de Agave fourcroydes


(henequén) para uso en la alimentación animal

Nutritional assessment of bagasse of Agave fourcroydes (henequen)


for use in animal feed

1
Instituto de Ciencia Animal, Apartado Postal 24, San José de Las Lajas, Mayabeque, Cuba.
Gutierrez Delfín 1
Aguirre Luis 2*
2
Facultad Agropecuaria y de Recursos Naturales Renovables. Universidad Nacional de Loja.
Ortiz Bárbara 3 3
Universidad Central “Martha Abreu”de las Villas, Cuba.
Lima Raciél 3 4
Universidad Estatal del Sur de Manabí
Rodriguez Zoraya 1
Autor de correspondencia: luis.aguirre@unl.edu.ec
González Alfredo 4
Elías Arabel 1
Recibido: 20/11/2019 Aprobado: 09/05/2020

RESUMEN
Con el propósito de realizar la valoración nutricional del bagazo de henequén (Agave fourcroydes) para
uso en la alimentación animal, se desarrolló un estudio de digestibilidad ruminal in situ de la materia
seca (MS), materia orgánica (MO) y proteína bruta (PB) y se estimó la eficiencia de utilización de
la proteína en el rumen. Se utilizó la técnica de incubación en bolsas de nylon en dos vacas mestizas
Siboney canuladas, con 457±3,78 kg PV, las que fueron alimentadas con concentrado (6 g kg PV-1),
forraje de gramínea, agua y sales minerales a voluntad. Los resultados de la composición química
mostraron bajo contenido de MS (12,55 %); sin embargo el contenido de materia orgánica y proteína
bruta fue aceptable. El contenido de fibra bruta (23,60 %) fue moderado, lo que contribuyó a una buena
digestibilidad de la MS (63,62 %), MO (65,8 % y aporte de energía metabolizable (9,54 MJ kg MS-1).
La degradabilidad de la fracción soluble (a) e insoluble (b) alcanzaron 28,6 % y 39 % respectivamente;
mientras que la fracción potencialmente degradable (a+b) fue de 72,96 %. La tasa de degradación (c)
fue de 6 % h-1 y la degradabilidad efectiva (DE) para tasas de pasaje (k) de 0,02 y 0,08 alcanzó 60 % y
43 % respectivamente. Se observó mayor contenido de proteína efectivamente degradable en rumen
(ERDP) (67 %; 59,18 g kg MS-1) y menor aporte de proteína no degradable en rumen (UDP) (27 %;
23,98 g kg MS-1). Se concluye que el bagazo de henequén (Agave fourcroydes) constituye un residuo
interesante para la alimentación animal, especialmente rumiantes.

Palabras clave: subproducto agroindustrial, cinética de degradación, rumen, proteína degradable.


Publicado por Editorial Universidad Nacional de Loja bajo licencia Creative Commons 4.0
R E V I S T A I N D E X A D A enero- junio 29
BOSQUES LATITUD CERO 2020 Vol.10(1)
Vol. 10(1), enero-junio 2020 REVISTA INDEXADA
ISSN: 2528-7818
ISSN: 1390 - 3683 BOSQUES LATITUD CERO

ABSTRACT
In order to perform the nutritional assessment of henequen bagasse (Agave fourcroydes) for use in
animal feed, a study of in situ ruminal digestibility of dry matter (MS), organic matter (MO) and crude
protein (PB) was developed ) and the efficiency of protein utilization in the rumen was estimated. The
technique of incubation in nylon bags was used in two cannulated mixed Siboney cows, with 457 ±
3.78 kg PV, which were fed with concentrate (6 g kg PV-1), grass fodder, water and mineral salts at Will.
The results of the chemical composition showed low DM content (12.55 %); however, the content of
organic matter and crude protein was acceptable. The crude fiber content (23.60 %) was moderate,
which contributed to a good digestibility of DM (63.62 %), MO (65.8 % and metabolizable energy
contribution (9.54 MJ kg DM- 1) The degradability of the soluble (a) and insoluble (b) fraction reached
28.6 % and 39 % respectively; while the potentially degradable fraction (a + b) was 72.96 %. c) it was
6 % h-1 and the effective degradability (SD) for passage rates (k) of 0.02 and 0.08 reached 60 % and 43 %
respectively, a higher content of effectively degradable protein in rumen was observed ( ERDP) (67 %;
59.18 g kg MS-1) and lower contribution of non-degradable protein in rumen (UDP) (27 %; 23.98 g kg
MS-1). It is concluded that henequen bagasse (Agave fourcroydes) constitutes an interesting residue
for animal feed, especially ruminants.
Keywords: agroindustrial byproduct, degradation kinetics, rumen, degradable protein.

INTRODUCCIÓN
Pocas son las alternativas económicas, sociales y nutricionales que se presentan en la actualidad para
el aprovechamiento de los residuos agroindustriales y con ello la mitigación de la contaminación
ambiental que éstos provocan (Cury et al., 2017). Los residuos agroindustriales están compuestos
principalmente por celulosa, hemicelulosa y lignina (Cegarra et al., 2006) que complementados con
otros nutrientes, podrían utilizarse como suplemento en la alimentación animal (Ramírez-Cortina et
al., 2012).
Entre los residuos con posibilidades de uso en la alimentación animal, se encuentra el bagazo de henequén
(Agave fourcroydes). Esta planta perenne, es originaria de la península de Yucatan, México, su ciclo
biológico fluctúa entre 20 y 25 años; se caracteriza por presentar hojas largas, rígidas y acanaladas en
forma de roseta, con alta producción de biomasa (±25 t MS/ha/año (Guerrero et al., 2011). Las hojas
pueden alcanzar una longitud superior a un metro y se las utiliza para producción de fibra; durante el
desfibrado de la hoja, solo se aprovecha entre 4 y 11 %del peso total, el resto forma la pulpa, material
con alta carga orgánica que se vierte al medio ambiente (Sánchez y Vásquez, 2014).
La pulpa o bagazo de henequén, presenta alto contenido de humedad; sin embargo, los tenores de
proteína bruta (8,8 %) y fibra bruta (23,6 %) la convierten en un residuo interesante para la alimentación
animal. Al respecto, Zamudio et al., (2009) y Paredes et al., (2010) refieren la posibilidad de uso del
bagazo de henequén (Agave fourcroydes) como suplemento para mejorar la digestibilidad de la ración,
el consumo voluntario, la conversión y el desempeño productivo de los animales.
El valor nutritivo de los alimentos está determinado por su composición química, digestibilidad y
aporte de energía (López, 2017). Su estudio es fundamental para determinar la biodisponibilidad
de nutrientes y la dinámica de los procesos de solubilización e hidrólisis en el tracto gastrointestinal
(Gonzáles-García et al., 2017). Por lo tanto, el objetivo del presente estudio fue realizar la valoración
nutricional del bagazo henequén (Agave fourcroydes), para propiciar su uso como suplemento en la
alimentación animal, especialmente de rumiantes.

30
Gutierrez, D. et al. (2020). Valoración nutricional del bagazo de Agave fourcroydes (henequén) para uso en la alimentación
animal. Bosques Latitud Cero, 10(1), 29-38.

MATERIALES Y METODOS

El experimento se desarrolló en el departamento de Manejo y Alimentación de Rumiantes del Instituto


de Ciencia Animal, situado en el km 47 ½ de la carretera central en el municipio San José de las Lajas,
provincia Mayabeque, república de Cuba.
El bagazo fresco se obtuvo al momento del desfibrado, en la Unidad Empresarial de Base (UEB)
¨Henequenera Artemisa¨, provincia de Artemisa, república de Cuba. Las muestras fueron secadas
durante 48 h en estufa de ventilación forzado a 65ºC. Una parte de la misma se molió a 1 mm para
determinar la composición química según metodología de la AOAC (2016) y la otra parte, destinada
al estudio de degradabilidad ruminal in situ, se molió a 2,5 mm; en ambos casos se utilizó un molino
marca Arthur H. Thomas, Wiley, USA, modelo 4. La energía metabolizable se estimó a partir de la
materia orgánica digestible según CSIRO (1990)
La degradabilidad ruminal in situ de la MS, MO y PB se realizó según el procedimiento de las bolsas de
nylon descrito por Orskov y McDonald (1979). Se utilizaron dos vacas mestizas Siboney de 457 ± 3,78
kg de peso vivo, canuladas en rumen, alojadas en cubículos individuales y alimentadas con concentrado
comercial (6 g kg PV-1) y forraje de gramínea (Cynodon nlemfuensis), agua y sales minerales a voluntad.
Se pesaron 5 g de muestra por triplicado, para cada horario de incubación y animal, en bolsas de nylon
Ankom®, de 17 x 4 cm, con tamaño de poro de 50 ± 3 µm, previamente taradas e identificadas. Las
bolsas con el sustrato se introdujeron en el rumen, en orden inverso a su tiempo de incubación: 72, 48,
24, 12 y 4. La fracción rápidamente soluble (a), se determinó mediante incubación en baño de agua
a 39ºC durante 30 minutos. Transcurrido el tiempo de incubación, se extrajeron las bolsas de manera
simultánea y se lavaron con agua corriente, se colocaron en bandejas de aluminio y se secaron durante
48 horas en estufa de aire forzado a 65 ºC. Posteriormente se dejaron enfriar a temperatura ambiente
en un desecador, para seguidamente pesar en una balanza analítica. Los residuos de las bolsas de las
tres repeticiones de cada tiempo de incubación y del mismo animal se molieron a 1 mm, se conformó
una muestra homogénea para determinar el contenido de PB según AOAC (2016).

La cinética de degradación ruminal se determinó con el modelo exponencial propuesto por Ørskov y
Mc Donald (1979), asumiendo que la curva de degradación en el tiempo, sigue un proceso cinético de
primer orden que se describe en la siguiente ecuación.
Donde:
P =Degradabilidad potencial.
a =Fracción soluble de rápida degradación.
b = Fracción insoluble de lenta degradación.
c = Tasa constante de degradación de la fracción b.
t = Tiempo de incubación.
1 - (a+b) = Fracción no degradable
R E V I S T A I N D E X A D A enero-junio 31
BOSQUES LATITUD CERO 2020 Vol.10 (1)
Vol. 10(1), enero-junio 2020 REVISTA INDEXADA
ISSN: 2528-7818
ISSN: 1390 - 3683 BOSQUES LATITUD CERO

La degradabilidadin situ de la PB, se calculó por diferencia entre cantidad de MS incubada y la


MS residual, en consideración con el aporte de PB. Mientras que para la degradabilidad efectiva
(DE) se empleó el modelo de McDonald (1981).

Dónde:
a, b, y c fueron definidas en la ecuación anterior.
k = Tasa de flujo de las partículas del rumen. (Se asume valor de 0,02 y 0,08 fracción/h) (NRC 2001).

La estimación matemática de los parámetros de degradación ruminal, se realizó con el programa


Neway Excel (Chen, 2000).
El aporte de proteína degradable para la síntesis de proteína microbiana se estimó a partir de la proteína
efectivamente degradable en rumen (ERDP) según las ecuaciones de la AFRC (1993) que incluyen la
roteína rápidamente degradable en rumen (QDP) y la proteína lentamente degradable en rumen (SDP).

ERDP, g kg-1 = (QDP, g kg-1)* 0,8 + (SDP, g kg-1)


QDP, g kg-1 = a *(PB, g kg-1)
SDP, g kg-1 = [(b * c)/(c+ r)] * [PB, g kg-1]
r = - 0,024 + 0,179 * [1- e (-0,278 L)]

Donde:

r = velocidad de pasaje
L = nivel de consumo de energía metabolizable

La fracción de proteína no degradable en rumen (UDP) se estimó con la siguiente ecuación (AFRC, 1993).

UDP, g kg-1 = (PB, g kg-1) - (QDP, g kg-1 + SDP, g kg-1)

32
Gutierrez, D. et al. (2020). Valoración nutricional del bagazo de Agave fourcroydes (henequén) para uso en la alimentación
animal. Bosques Latitud Cero, 10(1), 29-38.

RESULTADOS

La composición química del bagazo de Agave fourcroydes (Tabla 1) muestra alta humedad (87,45 %);
sin embargo, el contenido de materia orgánica y proteína bruta es apreciable. Así mismo el moderado
contenido de fibra bruta (23,60 %) permitió buena digestibilidad de la materia seca y materia orgánica,
por lo que el aporte de energía metabolizable superó al valor que normalmente presentan algunas
gramíneas tropicales. Este hecho reafirma la posibilidad de utilizar este residuo en la alimentación
animal, especialmente rumiantes.

Tabla 1. Composición química del bagazo de henequén (Agave fourcroydes).


Indicadores Contenido
Materia seca (%) 12,55
Materia orgánica (%) 85,39
Proteína bruta (%) 8,84
Fibra bruta (%) 23,60
Digestibilidad in viro de la materia seca (%) 63,62
Digestibilidad in vitro de la materia orgánica (%) 65,80
Energía metabolizable (MJ kg MS-1) 9,54

Dentro de los parámetros que caracterizaron el ritmo y extensión de degradación de la proteína en el


rumen (Tabla 2) se destaca el alto valor de la fracción soluble (a) así como la degradabilidad potencial
que alcanzó 72,96%, esta última favorecida por la lenta tasa de digestión (0,06 h-1). De igual modo,
se observó que la degradación efectiva disminuyó en 17 %cuando la tasa de pasaje (k) varió de 0,08
a 0,02%

Tabla 2. Parámetros de degradación ruminal y degradabilidad efectiva de la proteína del bagazo de


henequén.

Parámetros Valores
a fracción soluble (%) 28,60
b fracción insoluble (%) 44,36
a+b potencial de degradación (%) 72,96
c tasa degradación fracción b (h-1) 0,06
Degradabilidad efectiva k= 0,02 (%) 60,00
Degradabilidad efectiva k= 0,08 (%) 43,90

R E V I S T A I N D E X A D A enero-junio 33
BOSQUES LATITUD CERO 2020 Vol.10 (1)
Vol. 10(1), enero-junio 2020 REVISTA INDEXADA
ISSN: 2528-7818
ISSN: 1390 - 3683 BOSQUES LATITUD CERO

En la tabla 3 se muestra que del total de proteína bruta (88,4 g kg-1) que contiene el bagazo de henequén
el 67 % (59,18 g kg-1) constituye proteína degradable, que se la expresa como proteína efectivamente
degradada en rumen (ERDP) y es utilizada para la síntesis de proteína microbiana. Las fracciones de
rápida y lenta degradación (QDP y SDP) estuvieron por el orden del 22,8 % y 44,2 % respectivamente;
mientras que la proteína no degradable en rumen (UDP) alcanzó el 27,1 % (23,98 g kg-1).

Tabla 3. Fracciones de proteína del bagazo de henequén


Indicador Valor, g kg-1 MS
ERDP 59,18
QDP 25,20
SDP 39,00
UDP 23,98
ERDP: proteína efectivamente degradable en rumen, QDP: proteína rápidamente degradable, SDP: proteína lentamente
degradable, UDP: proteína no degradable.

DISCUSION
El contenido de MS del bagazo de henequén (Agave fourcroydes) es muy bajo. Según Báez–Méndez
(2014), está en estrecha relación con la edad de la planta. Las plantas utilizadas en el presente estudio
tenían alrededor ocho años, por lo que el alto contenido de humedad resulta lógico. Sin embargo, el
contenido proteína bruta (8,84 %) es aceptable, si se compara con otros residuos agrícolas como el
bagazo de caña, cáscara de maní, tamo de arroz, rastrojo de maíz que no superan el 7 %. Así mismo
el moderado nivel de fibra cruda (23,6 %), permitió buena digestibilidad de la materia seca y materia
orgánica; por lo que el aporte de energía metabolizable alcanzó 9,54 MJ kg MS-1, resultado superior
al de algunas gramíneas tropicales, cuya digestibilidad de la materia seca no supera el 55 % (Correa,
2002) Estos resultados permiten catalogar a este residuo como un alimento interesante, especialmente
para rumiantes.
Varios autores Hernández et al., (2009; Agbor et al., (2011) afirman que del total de biomasa lignocelulósica
del genero Agave, la celulosa constituye el componente mayoritario (40-50 %); mientras que la hemicelulosa
y lignina, ocupan el resto de fracción. Así mismo Escamilla (2011) señala que el contenido de celulosa
del henequén (77,6 %), es superior a otras fuentes de alimentos como la caña de azúcar (48,6 %),
Panicum virgatum (44,9 %) y rastrojo de maíz (44,0 %). Estos aspectos pudieran explicar la dinámica
y características de la degradación ruminal de este residuo.
La degradabilidad potencial (72,96 %) se vio favorecida por la lenta tasa de digestión (0,06 h-1) y la
composición química del material evaluado, que presentó alta concentración y digestibilidad de la materia
orgánica. Al parecer el sustrato aportó desde las primeras horas suficiente cantidad de carbohidratos de
fácil fermentación que los microorganismos ruminales lograron aprovechar. Así mismo, el alto valor
de extensión en la degradación, debió proporcionar mayor cantidad de nitrógeno a nivel ruminal para
la síntesis de proteína microbiana (Relling y Mattioli, 2007) y el aporte de proteína verdadera en el
intestino delgado (Repetto et al., 2005).

34
Gutierrez, D. et al. (2020). Valoración nutricional del bagazo de Agave fourcroydes (henequén) para uso en la alimentación
animal. Bosques Latitud Cero, 10(1), 29-38.

La estimación de la degradabilidad efectiva, constituye el cálculo más importante en los estudios


de cinética ruminal dado que permite establecer la proporción de fracciones nutricionales que son
degradadas y aquellas que no logran degradarse en el rumen (NRC 2001). Por ello, la reducción del ritmo
de pasaje entre las tasas teóricas (k=0,02 y 0,08) pudo indicar una disminución en la cantidad de energía
extraída del bagazo con el incremento del tiempo de permanecía en el rumen (Cárdenas-Villanueva et
al., 2016), efecto que pudo tender a reducir la eficiencia en la síntesis de proteína microbiana (AFRC,
1992). El ritmo de pasaje entre las diferentes tasas generó reducción del 17 % de la degradabilidad
efectiva ruminal cuando k= 0,08, con respecto a k= 0,02 %

El aporte de proteína efectivamente degradable en rumen (ERDP) del bagazo de henequén resultó
similar a los 56 g kg MS-1 reportado por Ferreira (2014) para el ensilaje de sorgo. El valor promedio
de 12,71 %±5,71, logrado en la relación proteína degradable en rumen con la digestibilidad de la
materia orgánica en este estudio resultó inferior al 21 %plateado por Poppi y McLennan (1995). Estos
resultados evidencian que la degradación ruminal del bagazo no produjo excesiva cantidad de proteína
degradable en rumen en relación con la energía fermentable (Soto y Reinoso, 2008).
El aporte de proteína no degradable en rumen (UDP) (23,98 g kg MS-1) del bagazo de henequén resultó
similar al 25 %de la harina de soja (Stern et al., 1994) y al 26 % de la harina de girasol (NRC, 1989).
Estos resultados pudieran estar influenciados por las características intrínsecas de la proteína, como
alta solubilidad en el líquido ruminal y bajo ritmo de degradación (Schwab, 1996). El valor de 2,2 g de
nitrógeno (N) por 100 g de materia orgánica degradada (MOD) del bagazo, resultó similar al logrado por
Pathak (2008) como nivel óptimo para garantizar el crecimiento de los microorganismos ruminales. Lo
anterior prueba que el incremento en la cantidad de materia orgánica fermentable en rumen y nitrógeno
disponible (péptidos, aminoácidos y amoniaco), permiten incrementar la síntesis de proteína microbiana
(NRC, 2001) el vaciado ruminal y el consumo voluntario de alimento (Wickersham et al., 2004).
Los resultados alcanzados en este estudio confirman lo planteado por Brun-Bellut et al.(1996), cuando
refieren que si bien la selección de la dieta por los rumiantes está determinada por los tenores de proteína,
también es necesario enfatizar en la formulación de la ración la cantidad de proteína degradable en
rumen para mejorar la ingestión del animal, aun cuando el alimento presente baja concentración de
proteína bruta, como la aportada en este estudio por el bagazo de henequén.

CONCLUSION
El bagazo de Agave fourcroydes (henequén) constituye una importante fuente de energía, proteína
degradable en rumen y materia orgánica fermentable para la síntesis microbiana. Se sugieren desarrollar
estudios de digestión de la proteína en el tracto digestivo posterior.

BIBLIOGRAFIA
Agbor, V., Cicek, N., Sparling, R., Berlin, A. y Levin, D. (2011). Biomass pretreatment: Fundamentals
toward application. Biotechnology Advances 29.675-685
Agricultural and Food Research Council (AFRC) (1992). Nutritive Requirements of Ruminant Animal:
protein. In Nutrition Abstracts y Reviews, series B .Vol. 62:12, pp. 787-835.
Agricultural and Food Research Council (AFRC) (1993). Energy and Protein Requirement of Ruminants.

R E V I S T A I N D E X A D A enero-junio 35
BOSQUES LATITUD CERO 2020 Vol.10 (1)
Vol. 10(1), enero-junio 2020 REVISTA INDEXADA
ISSN: 2528-7818
ISSN: 1390 - 3683 BOSQUES LATITUD CERO

An Advisory Manual Prepared by AFRC Technical Committee on Responses to Nutrients.


CAB International, Wallingford, UK.
Aragadvay-Yungán, R., Heredia-Nava, D., Estada-Flores, J., Martínez-Castañeda, F. y Arriaga-Jordán,
C. (2015. Evaluación in vitro del ensilaje de girasol (Helianthus anmuus L.) solo y combinado
con ensilaje de maíz. Rev. Mexicana de Ciencias Pecuarias. 6:3, 315-327.
Báez-Méndez, C. (2014). Evaluación de pre-tratamientos ácido-térmicos en biomasa lignocelulósica
de Agave salmiana para la liberación de azúcares fermentables. Tesis. Facultad de Ciencias
Químicas. Universidad Veracruz. México. p. 45.
Brun-Bellut, J. (1996). Urea recycling in the rumen of dairy goast: effects of physiological state and
composition of intake, Small Ruminant Research. 23:83-90.
Cárdenas-Villanueva, A., Bautista-Pampa, L., Zegarra-Paredes, L., Ramos-Zuniga, R., Gómez-Quispe,
E. y Barreto-Carbaja, S. (2016). Degradabilidad in situ de la materia seca y proteína cruda de
las hojas y peciolo del pisonay (Erythrina falcata). Rev. Investig. Vet. Perú vol. 27 no.1.
Cegarra, J., Alburquerque, J., González, J., Tortosa, G y Chaw, D. (2006). Effects of the forced ventilation
on composting of a solid olive- mill by product managed by mechanical turning. Waste Manage.
26: 1377-1383.
Commonwealth Scientific and Industrial Research Organization (CSIRO) (1990). Feeding standards
for Australian livestock. Ruminants. 226 pp.
Correa, H. (2002). Limitaciones metabólicas para la producción bovina en el trópico bajo. Estrategias
de alimentación en la ganadería y su impacto en la productividad. Universidad Nacional de
Colombia, Facultad de Ciencias Agropecuarias, Departamento de Producción Animal. Sección
de Nutrición Animal. p. 34.
Cury, K., Aguas, Y., Martínez, A. y Olivero, R. (2017). Residuos agroindustriales su impacto, manejo
y aprovechamiento. Revista Colombiana de Ciencia Animal-RECIA, 122-132.
Chen, X. B. (2000). “NEWAY: Curve fitting programme software for Orskov’s model (DO version)”.
International Feed Resources Unit, Macaulay Land Use Research Institute, Aberdeen, Scotland.
Escamilla, L. (2001). Potential of plants from the genus agave as bioenergy crops. Bioenerg Res. 5(1).1.9.
Ferreira, G. (2014). Observações sobre o consumo e digestibilida de nutrientes e energía por bovinos
arraçoados com níveis crescentes de fibra. Dissertaçãoa presentadao btenção do título de
Magister Scientiae. Universidade. Federal de Viçosa. Minas Gerais – Brasil. p. 29.
González-García, U., Corona-Gochi, L., Estrada-Flores, J., Abarca-Amesquita, D. y González-Ronquillo,
M. (2017). Digestión ruminal e intestinal del maíz (Zea mays) y sorgo (Sorghum bicolor L.
Moench) utilizando diferentes técnicas de digestibilidad (in vivo, in vitro e in sacco). Tropical
and Subtropical Agroecosystems, 20 (2): 183 - 194
Guerrero, R. Díaz, R. (2011). Programa estrategia para el desarrollo sustentable de la Región Sur-
sureste de Mexico. trópico húmedo. Paquete tecnológico henequén Agave fourcroydes. Plaza
Centro Investigación Regional Sureste. Campo experimental “Morocha”. Yucatan.
Hernández, J., Villa, M., Veloz, J., Rivera, K., González, R., Plasencia, M. y Trejo, S. (2009). Comparative
hydrolysis and fermentation of sugarcane and Agave bagasse. Science Direct. 100. 1238-1245.
López, G. (2017). Evaluación de la utilización de tres sustratos (guishe, bagazo de uva y nopal)
hidrolizados mediante fermentación en medio sólido para su inclusión en dietas para rumiantes.

36
Gutierrez, D. et al. (2020). Valoración nutricional del bagazo de Agave fourcroydes (henequén) para uso en la alimentación
animal. Bosques Latitud Cero, 10(1), 29-38.

Tesis de Doctor en Ciencias en Zootecnia. Universidad Autónoma Agraria Antonio Narro.


Saltillo, Coahuila, México, p: 23-28.
McDonald, I. (1981). “A revised model for the estimation of protein degradability in the rumen”. The
Journal of Agricultural Science, 96(1): 251–252, ISSN: 1469-5146.
National Research Council (NRC)(2001). Nutrient Requirements of Dairy Cattle Seventh. cod. Nutrient
Requirements of Dairy Cattle, 401 p., ISBN: 0309069971.
National Research Council (NRC). (1989). Nutritional Requirements of Dairy Cattle, 6th ed. Natl.
Acad. Press. Washington, DC.
National Research Council (NRC).(1996).Nutrient requirements of beef catte. 7th Revised Edition,
National Academy Press. 242 p.
Official Methods of Analysis (AOAC) (2016). 20. ed. Rockville MD: AOAC International., Latimer,
George W. Jr., Disponible: <http://www.worldcat.org/title/official-methods-of-analysis-of-
aoac-international/oclc/981578728?referer=null&ht=edition>, Consultado: Abril 5, 2018].
Ørskov, E. y McDonald, I. (1979). “The estimation of protein degradability in the rumen from incubation
measurements weighted according to rate of passage”. The Journal of Agricultural Science,
ed., 92(2).
Ørskov, E. (2002). “Trails and trials in livestock research”. Abeerden. Garamond. pp.204.
Paredes, F., Orozco, J., Verdán, H., Montañez, O., Alvarado, E. y Fuentes, O. (2010). Relación del
bagazo de Agave tequilana tratado con álcali con la digestibilidad y ganancia de peso en borregos
Pelibuey. I Simposio Internacional de la Federación de Ovejeros y Cabreros de América Latina
(FOCAL). III Congreso de Producción Animal Tropical, La Habana, Cuba. pp.36.
Pathak, A. (2008). Various factors affecting microbial protein synthesis in the rumen. Veterinary
World, 1(6), 186.
Poppi, D. y McLennan, S. (1995): Protein and energy utilization by ruminants at pasture. J. Anim. Sci.
73:278-290.
Ramírez-Cortina, C., Alonso-Gutiérrez, M. y Rigal, L. (2012). Valorización de residuos agroindustriales
del tequila para alimentación de rumiantes. Revista Chapingo serie ciencias forestales y del
ambiente, 18(3), 449-457.
Relling, A. y Mattioli, G. (2007). Fisiología Digestiva y Metabólica de los Rumiantes. Ed. EDULP,
La Plata, Argentina. 71 p.
Repetto, J., Cajarville, C., D’Alessandro, J., Curbelo A., Soto, C. y Garin, D. (2005). Effect of wilting
and ensiling on ruminal degradability of temperate grass and legume mixture. Anim. Res. 54: 1-8.
Sánchez, R. y Vásquez, M. (2014). Modelación del proceso de gasificación de biomasa a partir de
residuos de la industria henequenera de Cuba. Memoria .II Congreso Cubano de Fibras Naturales,
FIBRATEC. La Habana. p.1.
Schwab, C. (1996). Amino acid nutrition of the dairy cow: current status. In: Procceding of Cornell
Nutrition Conference for feed manufactures .Ithaca. NY. p. 184-198.
Soto, C. y Reinoso, V. (2007. Suplementación proteica en ganado de carne. Veterinaria. Montevideo.
47:167. 27-34.
Stern, M., Vargas, J., Firkins, L., Hiber, J, y Palmquist, D. (1994). Evaluation of chemical and physical
propertiesof feeds that affect protein metabolism in the runem. J. Dairy Sci.77:2662-2786.

R E V I S T A I N D E X A D A enero-junio 37
BOSQUES LATITUD CERO 2020 Vol.10 (1)
Vol. 10(1), enero-junio 2020 REVISTA INDEXADA
ISSN: 2528-7818
ISSN: 1390 - 3683 BOSQUES LATITUD CERO

Wickersham, T., Cochran, R., Titgemeyer, E., Farmer, C., Klevesahl, E., Arroquy, Zamudio, D., Pinos-
Rodríguez, J., González, S., Robinson, P., García, J. y Montañés, O. (2009). Effects of Agave
salmiana Otto Ex Salm-Dyck silage as forage on ruminal fermentation and growth in goats.
Science Direct. Animal Feed Science and Technology. 148: 1-11.
Zamudio, D., Pinos-Rodríguez, J., González, S., Robinson, P., García, J. y Montañés, O. 2009. Effects
of Agave salmiana Otto Ex Salm-Dyck silage as forage on ruminal fermentation and growth
in goats. Science Direct.Animal Feed Science and Technology. 148: 1-11.

38
Bosques Latitud Cero vol. 10(1) Páginas: 39-45

Efecto de zanahoria (Daucus carota) y alfalfa (Medicago


sativa) en pigmentación de carne de pollo

Effect of carrot (Daucus carota) and alfalfa (Medicago sativa) in


chicken meat pigmentation.

Ortega-Rojas Ruth1*
1
Carrera de Ingeniería en Administración y Producción Agropecuaria, Unidad de Educación a
Distancia - Universidad Nacional de Loja
Solórzano-Castillo Jessica2 2
Ingeniera en Administración y Producción Agropecuaria
Benítez-Gonzales Edgar4
Chamba-Ochoa Hermógenes4
3
Carrera de Medicina Veterinaria y Zootecnia. Universidad Estatal de Bolívar
Cordero-Salazar Franco3 4
Carrera de Medicina Veterinaria y Zootecnia, Universidad Nacional de Loja. La Argelia EC110-
150. Loja- Ecuador
Vacacela-Ajila Wilmer4
* Autor para correspondencia: ruth.ortega@unl.edu.ec

RECIBIDO: 24/02/2020 APROBADO: 20/05/2020

RESUMEN
La pigmentación en la piel de pollo es el atractivo para el consumidor porque se asocia con la salud y
sabor agradable de la carne y, más aún cuando son pigmentos provienen de fuentes naturales. La presente
investigación evaluó el efecto de la zanahoria y alfalfa en parámetros productivos, la pigmentación
de la carne de pollo y rentabilidad. Se utilizó el diseño de bloques al azar, con tres tratamientos y tres
repeticiones cada uno. En cada tratamiento se empleó 99 unidades experimentales. El extracto de
zanahoria y alfalfa se utilizó al 0 %, 5 % y 10 %. Las variables estudiadas fueron el consumo de alimento,
incremento de peso, conversión alimenticia, mortalidad, rendimiento a la canal, rentabilidad y nivel
de pigmentación. El tratamiento tres obtuvo los mejores resultados en consumo de alimento (5,72 kg),
incremento de peso semanal (0,57 kg), peso final promedio (3,32 kg), conversión alimenticia (1,72),
mortalidad (0,67 %), rendimiento a la canal (86,32 %), pigmentación de la piel de pollo a la canal (3,5
en una escala de pigmentación 1-5). Presentando diferencia estadística significativa en el consumo
de alimento, incremento de peso, conversión alimenticia, pigmentación y rentabilidad. El extracto de
alfalfa y zanahoria durante la etapa de engorde del pollo, permite mejores niveles de pigmentación en
la piel, rendimientos productivos y económicos.

Palabras clave: Carotenoides, parámetros productivos, producción, alternativa orgánica

Publicado por Editorial Universidad Nacional de Loja bajo licencia Creative Commons 4.0
R E V I S T A I N D E X A D A enero- junio 39
BOSQUES LATITUD CERO 2020 Vol.10(1)
Vol. 10(1), enero-junio 2020 REVISTA INDEXADA
ISSN: 2528-7818
ISSN: 1390 - 3683 BOSQUES LATITUD CERO

ABSTRACT
Pigmentation in chicken skin is attractive to the consumer because it is associated with the health and pleasant
taste of meat and, even more so when they are pigments come from natural sources. This research assessed
the effect of carrot and alfalfa on production parameters, pigmentation of chicken meat and profitability.
Random block design was used, with three treatments and three repetitions each. 99 experimental units
were used in each treatment. Carrot and alfalfa extract was used at 0 %, 5 % and 10 %. The variables studied
were food consumption, weight gain, food conversion, mortality, meat yield, profitability and pigmentation
level. Treatment three achieved the best results in food consumption (5.72 kg), weekly weight gain
(0.57 kg), average final weight (3.32 kg), food conversion (1.72), mortality (0.67 %), channel yield
(86.32 %), chicken skin pigmentation channel (3.5 on a 1-5 pigmentation scale). Presenting significant
statistical difference in food consumption, weight gain, food conversion, pigmentation and profitability.
Alfalfa and carrot extract during the chicken fattening stage, allows better levels of pigmentation in the skin,
productive and economical yields.
Key words: Carotenoids, production parameters, production, organic alternative

INTRODUCCIÓN
La producción de carne de pollo es una actividad importante en la economía de un país debido al desarrollo
socioeconómico como base para empleo y sostenibilidad (Fajardo et al., 2011). La actividad avícola
es limitada por amenazas como la calidad del producto relacionada con la pigmentación de la piel al
momento de la comercialización. El color de las canales de pollo es uno de los atributos de calidad
más críticos sobre el cual los consumidores basan su evaluación de calidad y selección de productos
(Petracci y Fletcher, 2002, citado por Wang et al., 2020). La pigmentación de la piel de pollos de engorde
está influenciada por varios factores, incluida la genética, la cantidad y fuente de pigmentos en la dieta,
la salud, el proceso de faenamiento (Wang et al., 2020). La aceptación y consumo está determinado
por su apariencia visual, la que determina su aceptación o rechazo. El consumidor prefiere aquellos
pollos que tengan la piel y tarsos amarillos, estando dispuestos a pagar más por aquellos que reúnan
estas características (Alzamora, 2017). La necesidad de productos enriquecidos con carotenoides se
asocia a la promoción de la salud de los pigmentos naturales, por lo tanto, el interés de las personas en
los pigmentos naturales aumenta constantemente (Wang et al., 2017).
La crianza moderna, basada en el suministro de alimentos balanceados, requiere adicionar pigmentos
para obtener una similar coloración a la que otorga la naturaleza, particularidad que ha motivado el uso
de sustancias pigmentantes en la crianza de pollos parrilleros especialmente (Andrade, 2014). Es común
que, para obtener un aspecto de la piel aceptable y llamativo, los productores adicionen pigmentos;
usualmente de origen químico en la dieta de los pollos e incluso sumerjan las canales en anilina o agreguen
colorantes en los balanceados (Shimada, 2010). Existe una gran variedad de pigmentos naturales lo que
permite a los productores encontrar alternativas para mejorar la pigmentación de las canales de las aves
(Cuevas et al., 2003). Los pigmentos de uso común incluyen α-, β-, γ-caroteno, licopeno, capsantina y
bixina, entre otros, por lo que constituyen un proceso desafiante que varía según el tipo de pigmento y
aplicación (Sigurdson et al., 2017). Según Riggi (2010), citado por Sigurdson et al.,(2017) existen más
de 600 carotenoides naturales diferentes, con un rendimiento estimado de 100 millones de toneladas
métricas cada año. Estudios sobre pigmentos naturales han proporcionado buenos resultados en la
coloración de la piel, tales como los resultados obtenidos con la alfalfa y zanahoria.

40
Ortega-Rojas, R., et al. (2020). Efecto de zanahoria (Daucus carota) y alfalfa (Medicago sativa) en pigmentación de carne
de pollo. Bosques Latitud Cero, 10(1), 39-45.

La alfalfa fresca contiene 85 – 90 % de carotenos entre las principales clorofilas, xantofilas y alrededor de
10 – 15 % de isómeros y al deshidratarse se produce una isomerización, resultando cantidades mayores de
carotenos (Romero, 2014). Las zanahorias anaranjadas tienen un 45 % a 80 % de β-caroteno acompañado
de α-caroteno. Los principales carotenoides en el extracto de zanahoria son la luteína, α-caroteno y
β-caroteno (Requena & Rossellini, 2017)
La investigación tuvo como objetivo determinar el efecto de la zanahoria (Daucus carota) y alfalfa (Medicago
sativa) en la pigmentación, parámetros productivos y en la rentabilidad de pollos de engorde. Este artículo
contiene aspectos relacionados con las principales fuentes de carotenoides utilizados como aditivos alimenticios
para nutrición y coloración propiedades y su impacto en la salud animal y humana.

MATERIALES Y MÉTODOS
Área de estudio.
La investigación se desarrolló en el sector Carigán alto, parte noroccidental de la ciudad de Loja,
cantón Loja, provincia de Loja. El sector presenta una temperatura de 16 – 22ºC; humedad 71,5 %;
precipitación 912 mm/año; encontrándose en una zona de vida matorral húmedo montano.
Descripción y adecuación de instalaciones.
El galpón avícola utilizado para desarrollar la investigación tiene una capacidad de 360 aves por lote
de producción, con un área de 36 m2. La orientación del galpón es de norte – sur. La infraestructura
cuenta con servicios básicos y vías de acceso vehicular.
La adecuación de las instalaciones consistió en la limpieza, flameaje y desinfección con yodo al 2 %
a razón de 3 ml por litro de agua. Luego se colocó cama de viruta previo la dispersión de cal sobre el
piso. Seguidamente se dividió el galpón en nueve compartimentos e identificados según el número de
tratamientos y repeticiones.
Unidades experimentales.
Las unidades experimentales constituyeron pollos de 21 días de edad con un peso promedio de 967,56
gramos, no sexados, en igual distribución por repetición en cada tratamiento. Se mantuvieron en
condiciones iguales hasta la tercera semana de edad y partir de la cual se aplicó los tratamientos. Se
utilizaron 297 unidades experimentales.
Diseño experimental
Se utilizó el diseño de bloques al azar, con tres tratamientos y tres repeticiones cada uno.
Tratamientos.
Tratamiento 1: Testigo 0 % de extracto de zanahoria y alfalfa forrajera + 100 % de agua pura;
tratamiento 2: 5 % de extracto de zanahoria y alfalfa forrajera + 95 % de agua pura, tratamiento
3:10 % de extracto de zanahoria y alfalfa forrajera + 90 % agua.
Variables de estudio
Consumo de alimento; incremento de peso, conversión alimenticia, pigmentación y rentabilidad.

R E V I S T A I N D E X A D A enero-junio 41
BOSQUES LATITUD CERO 2020 Vol.10 (1)
Vol. 10(1), enero-junio 2020 REVISTA INDEXADA
ISSN: 2528-7818
ISSN: 1390 - 3683 BOSQUES LATITUD CERO

Toma de datos
Los datos se tomaron los días miércoles a las 8h00 al 10 % de la población.
Consumo de alimento: Se calculó pesando el alimento ofrecido menos el alimento rechazado en forma
diaria.
Incremento de peso: Es igual al peso final menos el peso inicial en cada semana.
Conversión alimenticia: La fórmula utilizada fue igual al consumo de alimento por semana dividido
para el incremento de peso.
Rendimiento a la canal: Se calculó multiplicando al peso a la canal sobre el peso vivo multiplicado
por cien.
Rentabilidad: Se calculó dividiendo los ingresos netos para los costos totales.
Niveles de pigmentación: El nivel de pigmentación de pollos a la canal, se midió a través de una
escala de 5 escalas de color de pigmentación, así la apariencia de pollo blanco (categoría 1), amarillo
pálido (categoría 2) amarillo (categoría 3) amarillo intenso (categoría 4) y amarillo muy intenso
(categoría 5).
Análisis estadístico
Los resultados experimentales fueron sometidos a: análisis de Varianza (ADEVA); comparación de
medias de acuerdo a la Prueba de Tukey al nivel de significancia de P < 0,05; estas pruebas fueron
desarrolladas con el programa Infostat, versión 2019.

RESULTADOS
En la tabla 1 se presentan los resultados obtenidos por cada variable de estudio en los diferentes
tratamientos.
Tabla 1. Efecto de zanahoria (Daucus carota) y alfalfa (Medicago sativa) en pigmentación de
carne de pollo.
Tratamientos Significa-
Variables CV E. E
T1 T2 T3 Media ción
Consumo total de alimento (kg) 5,84c 5,78b 5,72 a
5,78 0,0001* 2,37 0,0006
Peso promedio final (kg) 3,23a
3,22 a
3,32 a
3,26 0,2423 2,06 0,04
Incremento de peso semanal (kg) 0,56a
0,56ab
0,57b
0,56 0,0370* 0,84 0,0027
Conversión alimenticia 1,81b 1,79ab 1,72a 1,77 0,0417* 1,89 0,02
Mortalidad 1,33a
1,00 a
0,67 a
1,0 0,5787 74,54 0,43
Rendimiento a la canal (%) 85,94a 85,93a 86,32a 86,06 0,2415 0,33 0,16
Nivel de pigmentación (1-5) 1,67a
3,0 b
3,50 c
2,72 0,0013 *
12,24 0,19
Rentabilidad (beneficio-costo) 1,31a 1,57b 1,58b 1,48 0,0001* 0,59 0,001
Medias con una letra común no son significativamente diferentes (p<= 0,05)
C.V: Coeficiente de variación
*Significativo (p<0,05)
E.E: Error estándar
42
Ortega-Rojas, R., et al. (2020). Efecto de zanahoria (Daucus carota) y alfalfa (Medicago sativa) en pigmentación de carne
de pollo. Bosques Latitud Cero, 10(1), 39-45.

La tabla 1 muestra que el menor consumo de alimento fue para el T3 (10 % de extracto de zanahoria y
alfalfa forrajera + 90 % agua) con 5,72 kg/ave; el T2 (5 % de extracto de zanahoria y alfalfa forrajera
+ 95 % de agua pura) con 5,78 kg/ave y el T1 (Testigo) con 5,84 kg/ave, existiendo diferencia
estadística significativa entre los tratamientos (p<= 0,05)
En peso vivo promedio final de los pollos, el T3 presentó mayor peso final (3,32 kg) que el T1 (3,23 kg)
y el T2 (3,22 kg), no existiendo diferencia estadística significativa entre los tratamientos. El mayor
incremento de peso semanal obtuvo el T3 (0,57 kg) seguido del T2 y T1 con 0,56 kg, existiendo
diferencia estadística significativa (p<= 0,05) entre el T1 y T3. La mejor conversión alimenticia
correspondió al T3 (1,7) frente al T2 (1,79) y el T1 (1,81). existiendo diferencia estadística significativa
(p<= 0,05) entre el T1 y T3. El T3 presento la menor mortalidad 0,67 % , el T2, 1 % y el T3, 1,33 % .
El mayor rendimiento a la canal fue para el T3, 86,32 % ; el T1, 85,94 % y el T2, 85,93 % . No existe
diferencia estadística entre tratamientos.

Respecto a la variable de pigmentación, el T3 (3,5) presentó mayor grado de pigmentación en la


escala de 1 al 5, seguido por el T2 (3,0) y el T1 (1,67), existiendo diferencia estadística significativa
(p<= 0,05) entre los tres tratamientos. Y el tratamiento que obtuvo la mayor rentabilidad fue el T3
(1,58), luego el T2 (1,57) y finalmente el T1 (1,31), existiendo diferencia estadística significativa
(p<= 0,05) frente al T1, y; T2 y T3.

DISCUSIÓN
La pigmentación en la producción avícola continúa siendo un factor importante en la comercialización
de pollos de engorde, coincidiendo con Wang et al., (2020) quien menciona que color de las canales
de pollo es uno de los atributos de calidad más críticos sobre el cual los consumidores basan su
evaluación de calidad y selección de productos. El consumidor asocia la salud de las aves, frescura del
producto y sabor agradable con un buen nivel de pigmentación (Fernández, 2015). Esta investigación
permitió determinar que la aplicación de extracto de alfalfa y zanahoria en el agua durante la etapa de
engorde incide en la pigmentación de la piel de los pollos faenados, existiendo diferencia estadística
significativa (p<= 0,05) entre tratamientos, siendo similares a los resultados obtenidos por Alzamora
(2017) utilizando harina de zanahoria al 10 %. Esto se relaciona con lo manifestado Fernández
(2015) quien señala que la luteína y zeaxantina de la alfalfa contienen moléculas pigmentantes y al
ser suministradas en pollos de engorde se puede alcanzar un nivel de pigmentación de (1 a 5). De otro
lado Alzate et al., (2011) señala que con un 5 % se obtiene un color adecuado, sin embargo, raciones
por encima del 5 % dará un efecto moderado sobre la pigmentación y por encima del 20 % se pueden
presentar problemas debido a las saponinas y ácidos fenólicos presentes en la alfalfa.
Es discutible que la aplicación de zanahoria y alfalfa en la etapa de engorde del pollo incide en el
peso corporal y por ende en la conversión alimenticia, obteniendo en esta investigación un peso
vivo de 3,32 kg. y una conversión alimenticia de 1,72 es decir que para producir un kilo de carne de
pollo se necesita de 1,72 kilos de alimento balanceado. Estos datos son superiores a los indicados en
la tabla de PRONACA (2015) en la que se puede apreciar un peso promedio de 3876 gramos y una
conversión alimenticia de 1,94 a los 61 días de edad.

R E V I S T A I N D E X A D A enero-junio 43
BOSQUES LATITUD CERO 2020 Vol.10 (1)
Vol. 10(1), enero-junio 2020 REVISTA INDEXADA
ISSN: 2528-7818
ISSN: 1390 - 3683 BOSQUES LATITUD CERO

La presencia de mortalidad más baja logró el tratamiento 3, con el 2 % , este resultado puede darse por
el beta caroteno y su alto contenido de vitaminas A, B y C que pueden mejorar el sistema inmunológico
de los pollos. La rentabilidad fue mayor en el T3 debido a que el consumidor lo adquirió a mayor
precio debido a las características presentadas en pigmentación de piel. Con ello confirmamos lo
señalado por Alzamora (2017) que el consumidor prefiere aquellos pollos que tengan la piel y tarsos
amarillos, estando dispuestos a pagar más por aquellos que reúnan estas características

CONCLUSIONES
El extracto de alfalfa y zanahoria al 10 % suministrados en el agua de bebida durante la etapa de
engorde del pollo permite mejores niveles de pigmentación en la piel, volviéndose más atractivo
para el consumidos, incluso dispuesto a pagar más al tratarse de un pigmento natural.

CONTRIBUCION DE AUTORES

Ortega-Rojas Ruth, directora del trabajo de investigación. Solorzano-Castillo Jessica, Tesista de la


carrera de Administración y Producción Agropecuaria de la Universidad Nacional de Loja. Benítez-
Gonzales Edgar, Chamba-Ochoa Hermógenes, Cordero-Salazar Franco, Vacacela-Ajila Wilmer,
análisis de datos, edición y redacción del artículo.

Conflicto de intereses:
Los autores declaran que no existe conflicto de intereses en el presente manuscrito.

BIBLIOGRAFÍA

Andrade, J. (2014). Evaluación de la pigmentación del pollo en pie a partir del empleo de flor de
Marigold (Tagetes erecta). Universidad Santiago de Guayaquil. Ecuador.
Alzamora, E. (2017). Evaluación del efecto de un pigmento orgánico presente en harina de
zanahoria (Daucus carota) sobre la coloración en carcasas de pollos broiler. Universidad de
las Américas. Ecuador.
Alzate, M., Cartagena, C.,Londoño, L. (2011). Aprovechamiento de residuos agroindustriales
para mejorar la calidad sensorial y nutricional de productos avícolas. Producción + L.impia.
Colombia. Semestral vol.6, No.1.108-127.
Cuevas, B., Diaz, G., Molina, A., Retamal, C. (2003). Pigmentos utilizados en raciones de gallinas
ponedoras. Universidad de Chile. Editorial del Cardo.

44
Ortega-Rojas, R., et al. (2020). Efecto de zanahoria (Daucus carota) y alfalfa (Medicago sativa) en pigmentación de carne
de pollo. Bosques Latitud Cero, 10(1), 39-45.

Fajardo, A., Méndez, F., Molina, L. (2011). Residuos de fármacos anabolizantes en carnes
destinadas al consumo humano. Grupo Salud Publica, Fundación Universitaria del Área
Andina. Bogotá, D.C. Colombia.
Fernández, S. (2014). Manejo y Sistemas Operativos en Pollo de Engorde, AMEVEA. Seminario
Internacional. Colombia.
Requena, C., & Rossellini, H. (2017). Efecto de la presión y temperatura en la extracción por CO2
supercrítico de carotenoides de zanahoria (daucus carota). Universidad Nacional del Centro
del Perú. http://repositorio.uncp.edu.pe/handle/UNCP/1584
Romero, A. (2014). Utilización de harina de alfalfa (Medicago sativa) como pigmentante en el
engorde de pollos parrilleros. Tesis de grado. Universidad Técnica de Machala. Ecuador.
Shimada, A. (2010). Nutrición Animal. Pigmentantes. Segunda Edición, Editorial Trillas – México
Sigurdson, G. T., Tang, P., & Giusti, M. M. (2017). Natural colorants: Food colorants from natural
sources. Annual review of food science and technology, 8, 261–280.
Wang, H., Qin, X., Li, X., Wang, X., Lei, Y., & Zhang, C. (2020). Effect of chilling methods on the
surface color and water retention of yellow-feathered chickens. Poultry Science.
Wang, S., Zhang, L., Li, J., Cong, J., Gao, F., & Zhou, G. (2017). Effects of dietary marigold
extract supplementation on growth performance, pigmentation, antioxidant capacity and
meat quality in broiler chickens. Asian-Australasian journal of animal sciences, 30(1), 71.

R E V I S T A I N D E X A D A enero-junio 45
BOSQUES LATITUD CERO 2020 Vol.10 (1)
Bosques Latitud Cero vol. 10(1) Páginas: 46-56

Actividad antimicrobiana de extractos de Plumbago scandens L.


(Yerba de la culebra)

Antimicrobial activity of extracts of Plumbago scandens L.


(Plumbaginaceae)

Morocho-Yaguana Luis1* 1
Universidad Nacional de Loja. Av. Manuel Montero. Loja, Ecuador.
Cambizaca-Mora Grace 2 2
Universidad Técnica Particular de Loja. Calle París, San Cayetano Alto. Loja, Ecuador.
Salazar-Briceño Jackson3 3
Hospital Básico San José de Taisha. Padre Tomas Brown s/n. Morona Santiago-Ecuador.
*Autor para correspondencia: luis.morochoy@unl.edu.ec.

RECIBIDO: 16/03/2019 APROBADO: 15/05/2020

RESUMEN
El presente estudio se propuso evaluar la actividad antimicrobiana de los extractos hexánico, etanólico
y acuoso de la parte aérea y raíz de Plumbago scandens L. (Plumbaginaceae), planta referida por
conocedores populares y sanadores para el tratamiento de diferentes afecciones, particularmente de la
piel. Los extractos se obtuvieron secuencialmente de la misma matriz constituida de hojas, raíz y tallos
secos pulverizados; los extractos se concentraron a presión reducida a 30, 45 y 55 ºC respetivamente,
se liofilizaron y conservaron en refrigeración. La actividad antimicrobiana se evaluó con 10 cepas de
microorganismos de la American Type Culture Collection por el método de difusión de Kirby-Bauer
modificado en agar Muller Hinton, con discos de papel Whatman Nº 3, de 6 mm de diámetro, a una
concentración de 1 mg de extracto por disco. Solo el extracto hexánico, a las concentraciones ensayadas,
presentó actividad contra Bacillus subtilis subsp. Spizizenii, Candida albicans, Staphylococcus aureus
subsp. Aureus, Streptococcus pneumoniae, Streptococcus pyogenes y Proteus vulgaris Hauser emend
y fue negativa para Escherichia coli, Klebsiella pneumoniae, Pseudomonas aeruginosa y Salmonella
entérica Typhimurium. Los resultados confirman un amplio espectro de actividad antimicrobiana del
extracto hexánico, tanto contra microorganismos Gram positivos y negativos y sobre una levadura,
siendo especialmente significativa su actividad contra Bacillus subtilis subsp. Spizizenii, Streptococcus
pyogenes y Staphylococcus aureus.

Palabras clave: Plumbago scandens L, actividad antimicrobiana, extracto hexánico.


Publicado por Editorial Universidad Nacional de Loja bajo licencia Creative Commons 4.0
R E V I S T A I N D E X A D A enero- junio 46
BOSQUES LATITUD CERO 2020 Vol.10(1)
Morocho-Yaguana, L. Cambizaca-Mora, G., Salazar-Briceño, J. (2020). Actividad antimicrobiana de extractos de Plumbago
scandens L. (Yerba de la culebra). Bosques Latitud Cero, 10(1), 46-56.

ABSTRACT
The present study was aimed to evaluate the antimicrobial activity of the hexane, ethanolic and aqueous
extracts of the aerial part and root of Plumbago scandens L. (Plumbaginaceae), a plant referred by
popular experts and healers for the treatment of different conditions, particularly of the skin. The extracts
were obtained sequentially from the same matrix consisting of powdered leaves, roots and dry stems;
the extracts were concentrated under reduced pressure at 30, 45 and 55 °C, respectively, lyophilized
and kept under refrigeration. Antimicrobial activity was evaluated with 10 strains of microorganisms
from the American Type Culture Collection by the Kirby-Bauer diffusion method modified on Muller
Hinton agar, with Whatman No. 3 paper discs, 6 mm in diameter, at a concentration of 1 mg of extract
per disc. Only the hexane extract, at the concentrations tested, showed activity against Bacillus subtilis
subsp. Spizizenii, Candida albicans, Staphylococcus aureus subsp. Aureus, Streptococcus pneumoniae,
Streptococcus pyogenes and Proteus vulgaris Hauser emend and were negative for Escherichia coli,
Klebsiella pneumoniae, Pseudomonas aeruginosa and Salmonella enterica Typhimurium. The results
confirm a broad spectrum of antimicrobial activity of the hexane extract, both against Gram positive
and negative microorganisms and on a yeast, its activity against Bacillus subtilis subsp. Spizizenii,
Streptococcus pyogenes, and Staphylococcus aureus was especially significant.

Key words: Plumbago scandens L., antimicrobial activity, hexane extract.

INTRODUCCION
Las plantas medicinales son parte de la herencia cultural de los pueblos (N. Sharma & Kaushik, 2014)
y es un elemento fundamental del entorno de las comunidades indígenas y campesinas, y es a partir
de aquellas que se obtienen una considerable cantidad de medicamentos a bajo costo y con reducidos
índices de toxicidad (Gallegos Zurita, 2016; Singh et al., 2017).
Glicósidos, esteroides, flavonoides, alcaloides, saponinas, cardiotónicos, cumarinas, quinonas, aceites
esenciales, etc., constituyen los principios activos(PA) presentes en distintas partes de la planta y
dotados de efectos farmacológico (Cvjetko Bubalo, Vidović, Radojčić Redovniković, & Jokić, 2018;
Sagar, Bala, & Prakash, 2017).
Las provincias de Loja y Zamora Chinchipe, Sur del Ecuador, cuentan con vegetación abundante y
solo en la provincia de Loja existen cerca de 3039 especies de plantas (21,19 % de las especies del
Ecuador), 639 de las cuales son endémicas (Jørgensen, León-Yánez, & (eds.), 1999); muchas tienen
uso medicinal y son vendidas en los mercados locales (Tinitana, Rios, Romero-Benavides, de la Cruz
Rot, & Pardo-de-Santayana, 2016).
P. scanden es una planta difundida en Asia (A. Sharma & Singh, 2015), África (Mengane & Kemble,
2015) y en América se encuentra desde Estados Unidos hasta Bolivia (Marreira, Almeida, Giulietti,
& De Oliveira, 2017). En Ecuador se considera una planta nativa, que crece desde el nivel del mar
hasta los 1500 metros; está presente en las provincias de Bolívar, El Oro, Esmeraldas, Guayas, Zamora
(hierba de la culebra), Loja (Canutillo) y Manabí (Jørgensen et al., 1999), donde es conocida como
Churupa (Valverde Badillo, 1998), en Galápagos se la conoce como Jazmín del cabo u Hoja del alacrán
(Charles Darwin Fundation, 2020).

R E V I S T A I N D E X A D A enero-junio 47
BOSQUES LATITUD CERO 2020 Vol.10 (1)
Vol. 10(1), enero-junio 2020 REVISTA INDEXADA
ISSN: 2528-7818
ISSN: 1390 - 3683 BOSQUES LATITUD CERO

Todas las partes de la planta se usan en la medicina tradicional y se le atribuye un marcado poder
terapéutico, con actividad abortiva y antituberculosa; es usada también para tratar gonorrea, dispepsias,
diarrea, infecciones microbianas y fúngicas (Chauhan, 2014), cólicos estomacales, flatulencias, dolor
de muelas, escabiosis (Jain et al., 2014), leishmaniasis (Adegbite, Adebanjo, Yusuf-Babatunde, &
Sowole, 2014; Jain et al., 2014; Ribeiro et al., 2014; Silva & Oliveira, 2016); se emplea además como
laxante y expectorante (Farcio-villarreal et al., 2015; N. Sharma & Kaushik, 2014). La plumbagina
es el compuesto más abundante, presente en las raíces y parte aérea de la planta (Chauhan, 2014);
igualmente se han identificado aceites esenciales, naftoquinonas, cumarinas, mono y triterpenos,
aminoácidos y azúcares (Farcio-villarreal et al., 2015; Mengane & Kemble, 2015; Nair et al., 2016;
Sagar et al., 2017).
El presente estudio se llevó a cabo con el objetivo de evaluar la AAM de los extractos hexánico, etanólico
y acuoso de P. scandens contra diez microorganismos de la  American Type Culture Collection (ATCC).

MATERIALES Y METODOS
Selección y colecta de plantas
La especie se seleccionó luego de la aplicación de encuestas etnomédicas para identificar plantas usadas
por sanadores en el tratamiento de infecciones. Las hojas y tallo de P. scandens L. se colectaron en
diciembre de 2014, en la ciudad de Palanda, provincia de Zamora Chinchipe, en el huerto de plantas
medicinales de la señora Hilda Juárez. Fue identificada por el Técnico Bolívar Merino del Herbario
Reinaldo Espinosa de la Universidad Nacional de Loja y se encuentra registrada con váucher EC14-069.
Las hojas y tallos se secaron a la sombra por 10 días, se pasaron por un molino de cuchillas con tamiz
de 2 mm y se almacenó a temperatura ambiente, protegido de la luz.
Preparación de extractos y muestras de ensayo.
Se pesó 50 g de planta seca y molinada, se colocó en un Erlenmeyer, se agregó n-hexano hasta 2 cm
por sobre la superficie de la droga y se agitó en agitador magnético por 48 horas. Transcurrido este
tiempo se filtró por gasa y papel filtro respectivamente, se concentró en rotavapor a 30 ºC y se repitió
el procedimiento dos veces más; los extractos se unieron, se concentraron y liofilizaron. A partir de
la misma matriz se repitió 3 veces las extracciones con etanol 99,5 % y agua destilada; los extractos
etanólicos se concentraron en rotavapor a 45 ºC y los acuosos a 55 ºC. Los concentrados liofilizados
de los extractos fueron conservados en recipientes de vidrio al amparo de la luz y en refrigeración.
Microorganismos
Los microorganismos empleados y los controles positivos (antibióticos) se señalan en la tabla 1.
Tabla 1. Cepas ATCC usadas y antibióticos de referencia para cada una de ellas
Cepa Antibiótico de referencia (Abreviatura,
Nº Descripción
ATCC concentración, µg)
1 Bacillus subtilis subsp. Spizizenii (B. subtilis) 6633 Ciprofloxacina (CIP, 5)
2 Candida albicans (C. albicans) 26790 Fluconazol (FLU, 25)
3 Escherichia coli (E. coli) 25922 Ciprofloxacina (CIP, 5)
4 Klebsiella pneumoniae (K. pneumoniae) 13883 Amoxicilina + ácido clavulánico (Amc 20)

48
Morocho-Yaguana, L. Cambizaca-Mora, G., Salazar-Briceño, J. (2020). Actividad antimicrobiana de extractos de Plumbago
scandens L. (Yerba de la culebra). Bosques Latitud Cero, 10(1), 46-56.

Cepa Antibiótico de referencia (Abreviatura,


Nº Descripción
ATCC concentración, µg)
5 Pseudomonas aeruginosa (P. aeruginosa) 27853 Gentamicina (CN, 10)
6 Salmonella entérica Typhimurium (S. entérica) 14028 Ampicilina (AM, 10)
7 Staphylococcus aureus subsp. Aureus (S. aureus) 25923 Ampicilina + sulbactam (SAM, 20)
8 Streptococcus pneumoniae (S. pneumoniae) 10015 Vancomicina (VN, 30)
9 Streptococcus pyogenes (S. pyogenes) 12344 Penicilina (P, 10)
10 Proteus vulgaris Hauser emend. (P. vulgaris ) 8427 Imipenem(IPM,10)

Tamizaje Fitoquímico
Para el screening los extractos se redisolvieron en sus respectivos solventes y se utilizaron para identificar
determinados metabolitos en dependencia del tipo de extracto, siguiendo la metodología propuesta
por Chhabra (Chhabra, Uiso, & Mshiu, 1984; Savithramma, Linga Rao, & Suhrulatha, 2011) y son
señalados en la tabla 2.
Ensayo de AAM
Preparación de discos de sensibilidad y controles negativos
Discos de papel filtro Whatman Nº 3, de 6 mm de diámetro se distribuyeron en 3 cajas Petrie de 50 mm
y fueron esterilizados en autoclave.
Se prepararon disoluciones de extracto en n-hexano, etanol y agua, de concentración 50 mg/mL,
inmediatamente antes del ensayo. En cada caja de discos se impregnaron 3 de ellos con 20 μL de
solución de cada extracto (repeticiones R1, R2 y R3); de igual manera se impregnaron 3 discos con 20
μL de n-hexano, etanol y agua (controles negativos), se dejaron secar asépticamente a 37 ºC por media
hora e inmediatamente se esterilizaron con luz ultravioleta por 30 minutos.
Evaluación de la AAM de los extractos
La AAM se evaluó, por triplicado, siguiendo la metodología de Kirby-Bauer modificada (Bauer,
Kirby, Sherris, & Turck, 1966; Das, Tiwari, & Shrivastava, 2010; Hudzicki, 2009)it was predicted that
infectious diseases would be eliminated through the use of these antimicrobials (7; en cajas Petrie de
vidrio de 90 mm de diámetro con 20 mL de agar Muller Hinton; las tapas se rotularon con el nombre
de la cepa, planta, tipo de extracto, número de repetición y fecha.
La base de la caja Petrie fue dividida en tres sectores con ayuda de un marcador fijo, se marcó cada uno
de ellos como control positivo, control negativo y extracto (C-, C+, E).
Las cajas Petrie se inocularon por hisopado con una suspensión de cada microorganismo en solución
salina, con concentración equivalente al patrón 0,5 de MacFarland, (1,5 x 108 UFC/mL). Veinte minutos
luego de la inoculación se colocaron, en cada caja, los discos de sensibilidad con los extractos, los
controles negativos y positivos según el diagrama de la base de la caja Petrie; se dejaron reposar por
30 minutos y se incubaron invertidas a 37 ºC por 24 horas, luego de lo cual se midieron los halos de
inhibición, expresados en mm y cuyos resultados se exponen en la tabla 3.

R E V I S T A I N D E X A D A enero-junio 49
BOSQUES LATITUD CERO 2020 Vol.10 (1)
Vol. 10(1), enero-junio 2020 REVISTA INDEXADA
ISSN: 2528-7818
ISSN: 1390 - 3683 BOSQUES LATITUD CERO

Para la interpretación de resultados se consideró como halo de inhibición al promedio de los diámetros de
aquellas áreas alrededor de los discos de sensibilidad de cada repetición que no presentaron crecimiento
visible de microorganismos y superiores a 6 mm.

RESULTADOS
Los ensayos del tamizaje fitoquímico se realizaron en los tres extractos, pero no todas las pruebas se
realizaron en cada extracto (Tabla 2).

Tabla 2. Resultados del tamizaje fitoquímico de los extractos hexánico, etanólico y acuoso de
P. scandens L.
Resultado
Nº Ensayo EtOH H2O
Hno
1 Alcaloides (Dragendorff) - +
2 Alcaloides (Mayer) - +
3 Triterpenos y esteroides (Liebermann-Burchard) + +
4 Quinonas (Borntranger) + -
5 Flavonoides (Shinoda) +
6 Lactonas y Cumarinas Baljet +
7 Saponinas (Espuma) - -
8 Fenoles y/o Taninos (Cloruro férrico) + +
9 Azúcares reductores (Fehling) + +

10 Aminoácidos y aminas (Ninhidrina) ++ ++


11 Aceites esenciales +
Nota: Hno, extracto hexánico; EtOH, extracto etanólico; H2O, extracto acuoso; -, reacción negativa; +, reacción
ligera; ++, reacción moderada.

Los extractos etanólico y acuoso no presentaron AAM y el hexánico lo hizo contra seis
microorganismos, cuyos resultados se detallan en la Tabla 3, entre ellos S. aureus (Figura 1).
Es interesante resaltar el hecho que los microorganismos sensibles, excepto P. vulgaris, son Gram
positivos; al tiempo que, E. coli, K. pneumoniae, P. aeruginosa, S. entérica, los no sensibles, son
Gram negativos.
La sensibilidad de S. aureus, S. pyogenes B. subtilis, a las concentraciones ensayadas, son las más
altas, con halos de 32, 35 y 45 mm respectivamente.

50
Morocho-Yaguana, L. Cambizaca-Mora, G., Salazar-Briceño, J. (2020). Actividad antimicrobiana de extractos de Plumbago
scandens L. (Yerba de la culebra). Bosques Latitud Cero, 10(1), 46-56.

Figura 1. Halo de inhibición del extracto hexánico de P. scandens L. en S. aureus. Arriba, control negativo (n-hexano),
abajo izquierda control positivo y abajo derecha extracto hexánico (1 mg/disco).

Tabla 3. Diámetros de inhibición del extracto hexánico de P. scandens.


Diámetro halo mm, promedio
Nº Nombre (Gram)
C- C+ Ensayo
1 B. subtilis (+) 0 45 12
2 C. albicans (+) 0 22 12
3 E. coli (-) 0 20 0
4 K. pneumoniae (-) 0 13 0
5 P. aeruginosa (-) 0 22 0
6 S. entérica (-) 0 21 0
7 S. aureus (+) 0 32 24
8 S. pneumoniae (+) 0 18 17
9 S. pyogenes (+) 0 35 41
10 P. vulgaris  (-) 0 28 11
C-, Control negativo, solvente; C+, Control positivo, antibiótico de referencia

DISCUSION
La literatura refiere al método de difusión en agar de Kirby-Bauer como el más confiable y reproducible
para determinar la sensibilidad de microorganismos a los antimicrobianos (Balouiri, Sadiki, & Koraichi
Ibnsouda, 2016) y el uso de 10 cepas referenciadas ATCC, brinda un soporte metodológico importante
al presente trabajo.
El extracto hexánico, fue el único que presentó clara actividad antibacteriana y antimicótica; dejando
entrever que el o los compuestos bioactivos tiene afinidad por solventes de baja polaridad, teniendo en
consideración que las extracciones fueron sucesivas y a partir de la misma muestra. Similar actividad
fue reportado por Dhale (Dhale & Markandeya, 2011).

R E V I S T A I N D E X A D A enero-junio 51
BOSQUES LATITUD CERO 2020 Vol.10 (1)
Vol. 10(1), enero-junio 2020 REVISTA INDEXADA
ISSN: 2528-7818
ISSN: 1390 - 3683 BOSQUES LATITUD CERO

Los resultados contradicen reportes en los cuales los extractos con solventes más polares, como el
cloroformo, metanol, etanol, acetona, e incluso agua, resultan ser más activos (Adegbite et al., 2014;
Karthika, 2015; Sagar et al., 2017; S. Sharma, Yadav, Singh, & Chhipa, 2012; Shweta & Dubey, 2015;
Singh et al., 2017; Subhash, Wabale, & Kharde, 2013b). Existen informes según los cuales extractos
con hexano, éter de petroleo y, más aun, con cloroformo en concentraciones tan altas como 100 mg/
mL, obtenidos por extracciones únicas, no presentaron actividad (Karthika, 2015; Sagar et al., 2017;
Shweta & Dubey, 2015; Subhash, Wabale, & Kharde, 2013a).

El espectro de microoganismos sensibles coincide con lo reportado por otros autores (Adusei, Adosraku,
Oppong-Kyekyeku, Amengor, & Jibira, 2019; Farcio-villarreal et al., 2015; Karthika, 2015; Sagar et
al., 2017; N. Sharma & Kaushik, 2014; Shweta & Dubey, 2015; Srivastava, Mishra, Kumar Gupta,
Singh, & Singh, 2017; Subhash et al., 2013b).
Si bien el extracto hexánico no presentó actividad contra E. coli, P. aeruginosa y S. entérica, otros
autores si reportan actividad sobre estos microorganismos pero con extractos de otros solventes así
como sobre otras especies como Yersinia pestis, (Subhash et al., 2013a), E. coli (Sagar et al., 2017),
K. pneumoniae (Malar Tharmaraj & Marimuthu Antonysamy, 2016), P. aeruginosa, Enterococcus sp,
actobacillus acidophilus Yersinia pestis (Adusei et al., 2019; Karthika, 2015), Bacillus cereus (Shweta
& Dubey, 2015), Serratia marcescens (Jeyachandran, Mahesh, Cindrella, Sudhakar, & Pazhanichamy,
2009; Mulugeta, Gebremariam, & Weldemariam Getahun, 2014), Neisseria gonorrhoeae (Farcio-
villarreal et al., 2015), Salmonella enteritidis,(Mulugeta et al., 2014), Micrococcus luteus (Chauhan,
2014), Helicobacter pylori(Abdallah, 2016).

CONCLUSIONES
Los extractos etanólico y acuoso de Plumbago scandens L., a la concentración de 1 mg/disco,
no presentaron actividad antimicrobiana por la metodología aplicada, mientras que el extracto
hexánico fue activo contra B. subtilis, C. albicans, S. aureus, S. pneumoniae, S. pyogenes y P.
vulgaris  e inactivo contra E. coli, K. pneumoniae, P. aeruginosa, S. entérica. Fue especialmente
significativa su actividad, considerando los halos de inhibición, contra B. subtilis subsp. Spizizenii,
S. pyogenes y S. aureus.

AGRADECIMIENTOS
Nuestros agradecimientos para los Sanadores, señores Alberto Taish y Mariano Chumapi, del Subproceso
de Salud intercultural de la Dirección de Salud de Zamora Chinchipe y señora Hilda Juárez por hacernos
partícipes de su conocimiento ancestral en el uso de plantas medicinales.

52
Morocho-Yaguana, L. Cambizaca-Mora, G., Salazar-Briceño, J. (2020). Actividad antimicrobiana de extractos de Plumbago
scandens L. (Yerba de la culebra). Bosques Latitud Cero, 10(1), 46-56.

BIBLIOGRAFIA

Abdallah, E. M. (2016). Medicinal Plants with Antibacterial Properties Against Helicobacter pylori:
A Brief Review. Current Trends in Nutraceuticals, 1(3), 1-5. Recuperado de http://www.
imedpub.com/
Adegbite, A. A., Adebanjo, A. A., Yusuf-Babatunde, O. A., & Sowole, R. A. (2014). Antimicrobial
activity of Plumbago zeylanica plant extracts and its application in water and laboratory
disinfection. American Academic and Scholarly Research Journal, 6(6), 55-64. Recuperado
de https://www.academia.edu/9650918/Antimicrobial_activity_of_Plumbago_zeylanica_
plant_extracts_and_its_application_in_water_and_laboratory_disinfection
Adusei, E. B. A., Adosraku, R. K., Oppong-Kyekyeku, J., Amengor, C. D. K., & Jibira, Y. (2019).
Resistance Modulation Action, Time-Kill Kinetics Assay, and Inhibition of Biofilm Formation
Effects of Plumbagin from Plumbago zeylanica Linn. Journal of Tropical Medicine, 2019(27
november 2019). https://doi.org/10.1155/2019/1250645
Balouiri, M., Sadiki, M., & Koraichi Ibnsouda, S. (2016). Methods for in vitro evaluating
antimicrobial activity: A review. https://doi.org/10.1016/j.jpha.2015.11.005
Bauer, A. W., Kirby, W. M., Sherris, J. C., & Turck, M. (1966). Antibiotic susceptibility testing by a
standardized single disk method. American Journal of Clinical Pathology, 45(4), 493-496.
Charles Darwin Fundation. (2020). Plumbago zeylanica. Recuperado 8 de febrero de 2020, de
Lista de Especies de Galápagos website: https://www.darwinfoundation.org/es/datazone/
checklist?species=16541
Chauhan, M. (2014). A review on Morphology, Phytochemistry and Pharmacological activities of
medicinal herb Plumbago zeylanica Linn. Journal of Pharmacognosy and Phytochemistry,
3(2), 95-118. Recuperado de http://www.phytojournal.com/archives/2014/vol3issue2/
PartB/33.1-431.pdf
Chhabra, S. C. S. C., Uiso, F. C. C., & Mshiu, E. N. N. (1984). Phytochemical screening of
tanzanian medicinal plants. Journal of Ethnopharmacology, 11(2), 157-179. https://doi.
org/10.1016/0378-8741(84)90037-0
Cvjetko Bubalo, M., Vidović, S., Radojčić Redovniković, I., & Jokić, S. (2018). New perspective
in extraction of plant biologically active compounds by green solvents. Food and Bioproducts
Processing, 109(March), 52-73. https://doi.org/10.1016/j.fbp.2018.03.001
Das, K., Tiwari, R. K. S., & Shrivastava, D. K. (2010). Techniques for evaluation of medicinal plant
products as antimicrobial agent: Current methods and future trends. Journal of Medicinal
Plants Research, 4(2), 104-111. https://doi.org/10.5897/JMPR09.030
Dhale, D. A., & Markandeya, S. K. (2011). Antimicrobial and Phytochemical Screening of
Plumbago zeylanica Linn. (Plumbaginaceae) Leaf. Journal of Experimental Sciences, 2(3),
04-06. Recuperado de file:///C:/Users/Usuario/Downloads/Exp Sci 6028-16279-1-PB[1]
(Dhale).pdf

R E V I S T A I N D E X A D A enero-junio 53
BOSQUES LATITUD CERO 2020 Vol.10 (1)
Vol. 10(1), enero-junio 2020 REVISTA INDEXADA
ISSN: 2528-7818
ISSN: 1390 - 3683 BOSQUES LATITUD CERO

Farcio-villarreal, M., Rojas-idrogo, C., Moncada-ascencio, N., Trevisan-Ferreira, D., Pereira Pinto,
J., Delgado-paredes, G. E., … Delgado-paredes, G. E. (2015). In vitro tissue culture, chemical
composition and biological activity of Plumbago scandens L. Internationa Journal of Applied
Biology and Pharmaceutical Techonology, 6(1), 199-209. Recuperado de http://imsear.
li.mahidol.ac.th/bitstream/123456789/168482/1/ijabpt2015v6n1p199.pdf
Gallegos Zurita, M. (2016). Las plantas medicinales: principal alternativa para el cuidado de la
salud, en la población rural de Babahoyo, Ecuador. Anales de la Facultad de Medicina, 77(4),
327. https://doi.org/10.15381/anales.v77i4.12647
Ganesan, K., & Gani, S. (2013). Ethnomedical and Pharmacological Potentials of Plumbago
zeylanica LA. American Journal of Phytomedicine and Clinical Therapeutics, 1(3), 313-337.
Recuperado de http://www.ajpct.org/PA-400163-[6].pdf
Hudzicki, J. (2009). Kirby-Bauer Disk Diffusion Susceptibility Test Protocol. En American
Society For Microbiology. Recuperado de American Society for Microbiology website:
http://www.asmscience.org/docserver/fulltext/education/protocol/protocol.3189.
ires=1489398168&id=id&accname=guest&checksum=B78DE5FED4533FB401BFE82D96E0CABD
Jain, P., Sharma, H. P., Basri, F., Baraik, B., Kumari, S., & Pathak, C. (2014). Pharmacological
profiles of ethno-medicinal plant: Plumbago zeylanica l.- A review. International Journal
of Pharmaceutical Sciences Review and Research, 24(1), 157-163. Recuperado de http://
globalresearchonline.net/journalcontents/v24-1/29.pdf
Jeyachandran, R., Mahesh, A., Cindrella, L., Sudhakar, S., & Pazhanichamy, K. (2009).
Antibacterial activity of plumbagin and root extracts of Plumbago Zeylanica L. Acta Biologica
Cracoviensia Series Botanica, 51(1), 17-22. Recuperado de https://www.researchgate.net/
publication/229091628_Evaluation_of_antibacterial_activity_of_plumbagin_and_the_root_
extracts_of_Plumbago_zeylanica_L
Jørgensen, P., León-Yánez, S., & (eds.). (1999). Catalogue of the Vascular Plants of Ecuador.
Catálogo de las Plantas Vasculares del Ecuador. En V. Hollowell (Ed.), Monogr. Syst. Bot.
Missouri Bot. Gard. (Vol. 75). Saint Louis: Missouri Botanical Garden Press.
Karthika, K. S. M. (2015). Antibacterial activity of plant extract Plumbago zeylanica against
clinical bacteria. International Journal of Science, Environment and Technology, 4(6), 1603-
1607. Recuperado de www.ijset.net
Malar Tharmaraj, R. J. J., & Marimuthu Antonysamy, J. (2016). Screening of Bactericidal Activity
of Selected Plumbago Species Against Bacterial Pathogens. Journal of Microbiology &
Experimentation, 2(6), 7. https://doi.org/10.15406/jmen.2015.02.00070
Marreira, E. M., Almeida, P. R. M., Giulietti, A. M., & De Oliveira, R. P. (2017). Flora da Bahia:
Plumbaginaceae. SITIENTIBUS série Ciências Biológicas, 17(November 2018). https://doi.
org/10.13102/scb2815
Mengane, S. K., & Kemble, S. S. (2015). Phytochemical screening and antifungal activity of
Plumbago zeylanica L. International Journal of Pharmaceutical Research and Development,
6(January), 40-42. Recuperado de http://www.ijprd.com/phytochemical screening and antifungal
activity of plumbago zeylanica.pdf
54
Morocho-Yaguana, L. Cambizaca-Mora, G., Salazar-Briceño, J. (2020). Actividad antimicrobiana de extractos de Plumbago
scandens L. (Yerba de la culebra). Bosques Latitud Cero, 10(1), 46-56.

Mulugeta, A., Gebremariam, G., & Weldemariam Getahun, Y. (2014). Invitro Antimicrobial
Activity of Plumbago Zylanica L. Journal of Natural Sciences Research www, 4(18), 2225-
2921. Recuperado de http://iiste.org/Journals/index.php/JNSR/article/viewFile/15860/16357
Nair, S. V., Baranwal, G., Chatterjee, M., Sachu, A., Vasudevan, A. K., Bose, C., … Biswas, R.
(2016). Antimicrobial activity of plumbagin, a naturally occurring naphthoquinone from
Plumbago rosea, against Staphylococcus aureus and Candida albicans. International Journal
of Medical Microbiology, 306(4), 237-248. https://doi.org/10.1016/j.ijmm.2016.05.004
Pant, M., Lal, A., Rana, S., & Rani, A. (2012). Plumbago Zeylanica L.: a Mini Review. International
Journal of Pharmaceutical Applications, 3(3), 399-405. Recuperado de http://www.
bipublication.com/files/IJPA-V3I32012-4.pdf
Ribeiro, T. G., Chávez-Fumagalli, M. a., Valadares, D. G., Franca, J. R., Lage, P. S., Duarte, M.
C., … Castilho, R. O. (2014). Antileishmanial activity and cytotoxicity of Brazilian plants.
Experimental Parasitology, 143, 60-68. https://doi.org/10.1016/j.exppara.2014.05.004
Sagar, A., Bala, M., & Prakash, V. (2017). Studies on endophytes and antibacterial activity of
Plumbago zeylanica L. International Journal of Multidisciplinary Research and Development,
4(1), 1-4. Recuperado de http://www.allsubjectjournal.com/archives/2017/vol4/issue1/4-1-19
Savithramma, N., Linga Rao, M., & Suhrulatha, D. (2011). Screening of Medicinal
Plants for Secondary Metabolites. Middle-East Journal of Scientific
Research, 8(3), 579-584. Recuperado de https://pdfs.semanticscholar.org/
d2de/129d82c883b8780deb853dd054c2dacbba98.pdf
Sharma, A., & Singh, N. (2015). A multifarious potent herb: Plumbago zeylanica-A mini review.
International Journal of Recent Scientific Research, 6(6), 4825-4829. Recuperado de http://
www.recentscientific.com/sites/default/files/2736.pdf
Sharma, N., & Kaushik, P. (2014). Medicinal, Biological and Pharmacological Aspects of
Plumbago zeylanica (Linn .). Journal of Pharmacognosy and Phytochemistry, 3(4), 117-120.
Recuperado de http://www.phytojournal.com/vol3Issue4/Issue_nov_2014/12.1.pdf
Sharma, S., Yadav, D. P., Singh, B., & Chhipa, R. C. (2012). Antimicrobial activity of the Soxhlet
extraction of Plumbago zeylanica leaf extracts in-vitro conditions. Research Journal of
Pharmacy and Technology, 5(October), 1320-1322. Recuperado de https://www.academia.
edu/6042777/Antimicrobial_activity_of_the_Soxhlet_extraction_of_Plumbago_zeylanica_
leaf_extracts_In-vitro_conditions
Shweta, S., & Dubey, S. (2015). Antimicrobial Activity of Leaves Extract of Plumbago Zeylanica
Plant against Known Drugs&quot; International Journal of Research Studies in Biosciences,
3(6), 1-6. Recuperado de www.arcjournals.org
Silva, T. F., & Oliveira, A. B. de. (2016). Plantas leishmanicidas da Amazônia Brasileira: uma
revisão. Revista Fitos, 10(3), 339-363. https://doi.org/10.5935/2446-4775.20160026
Singh, M. K., Pandey, A., Sawarkar, H., Gupta, A., Gidwani, B., Dhongade, H., & Tripathi, D.
K. (2017). Methanolic Extract of Plumbago Zeylanica - A Remarkable Antibacterial Agent
Against Many Human and Agricultural Pathogens. Journal of pharmacopuncture, 20(1), 18-
22. https://doi.org/10.3831/KPI.2017.20.004

R E V I S T A I N D E X A D A enero-junio 55
BOSQUES LATITUD CERO 2020 Vol.10 (1)
Vol. 10(1), enero-junio 2020 REVISTA INDEXADA
ISSN: 2528-7818
ISSN: 1390 - 3683 BOSQUES LATITUD CERO

Srivastava, S., Mishra, J., Kumar Gupta, A., Singh, A., & Singh, S. (2017). Laboratory confirmed
miltefosine resistant cases of visceral leishmaniasis from India. Parasites and Vectors, 10(49),
2-11. https://doi.org/10.1186/s13071-017-1969-z
Subhash, K., Wabale, A. S., & Kharde, M. N. (2013a). Phytochemical Screening and Antimicrobial
Studies on Plumbago. Advances in Bioresearch, 4(September), 115-117. Recuperado de http://
soeagra.com/abr/abrsept_2013/22.pdf
Subhash, K., Wabale, A. S., & Kharde, M. N. (2013b). Pytochemical Screening and Antimicrobial
Studies on Plumbago zeylanica L. Adv. Biores, 4(3), 115-117. Recuperado de http://www.
soeagra.com/abr/abrsept_2013/22.pdf
Tinitana, F., Rios, M., Romero-Benavides, J. C., de la Cruz Rot, M., & Pardo-de-Santayana,
M. (2016). Medicinal plants sold at traditional markets in southern Ecuador. Journal of
Ethnobiology and Ethnomedicine, 12(1), 1-18. https://doi.org/10.1186/s13002-016-0100-4
Valverde Badillo, F. de M. (1998). Plantas útiles del litoral ecuatoriano (Primera). Guayaquil:
Ministerio del Ambiente de Ecuador, Editorial Jumandi.

56
Bosques Latitud Cero vol. 10(1) Páginas: 57-68

El bambú y su importancia como un material estructural para la


construcción

Bamboo and its importance as a structural material for construction

Dans-Vilela1* 1
Carrera de Ingeniería Agrícola, Facultad Agropecuaria y de Recursos Naturales Renovables.
Chamba-Ontaneda María1 Universidad Nacional de Loja. Ciudadela Universitaria Loja, Ecuador.

León-Cueva Oscar1 *Autor para correspondencia: dans.vilela@unl.edu.ec

RECIBIDO: 25/11/2019 APROBADO: 22/05/2020

RESUMEN
La importancia que tiene el bambú como material estructural para la construcción sostenible es
sobresaliente para las construcciones populares, el bambú conocido como uno de los materiales más
usados desde la remota antigüedad por el hombre; sin embargo en el campo de la construcción actual
ésta subestimado y es poco conocido. Los usos más comunes son en artesanías o muebles y solo
pocos lo aplican para estructuras de viviendas. Dentro del alcance de la investigación se propone el
bambú como material alternativo de construcción con la finalidad de minimizar costos y hacer más
accesibles para la población. La metodología utilizada fue de carácter descriptiva, permitió realizar
una descripción y análisis de las características más importantes del tema objeto de estudio; y una
investigación de campo que consintió el contacto directo del investigador con la realidad, a través de
la observación directa y encuestas. Se evidenció la falta de conocimiento y desarrollo técnico de los
recursos naturales renovables para poder construir de una manera que permita una calidad de vida,
como una posible solución a la falta de viviendas. El presente artículo es un aporte para la construcción
sostenible, ya que permitió evaluar la utilización del bambú como fuente sostenible de materia prima
y con ello aumentar la disponibilidad de alternativas de tecnologías y materiales, bajo los principios
de construcción sostenible.
Palabras clave: bambú, material, construcción, vivienda, sostenible.

Publicado por Editorial Universidad Nacional de Loja bajo licencia Creative Commons 4.0
R E V I S T A I N D E X A D A enero- junio 57
BOSQUES LATITUD CERO 2020 Vol.10(1)
Vol. 10(1), enero-junio 2020 REVISTA INDEXADA
ISSN: 2528-7818
ISSN: 1390 - 3683 BOSQUES LATITUD CERO

ABSTRACT
The importance of bamboo as a structural material for sustainable construction is outstanding for
popular constructions, bamboo known as one of the most used materials since ancient times by man;
however, in the field of current construction it is underestimated and is little known. The most common
uses are in handicrafts or furniture and only few apply it for housing structures. Within the scope of the
investigation, bamboo is proposed as an alternative construction material in order to minimize costs
and make it more accessible for the population. The methodology used was descriptive, allowed to
make a description and analysis of the most important characteristics of the subject under study; and a
field investigation that allowed the researcher’s direct contact with reality, through direct observation
and surveys. It was evidenced the lack of knowledge and technical development of renewable natural
resources to be able to build in a way that allows a quality of life, as a possible solution to the lack of
housing. This article is a contribution to sustainable construction, since it allowed us to evaluate the use
of bamboo as a sustainable source of raw material and thereby increase the availability of alternatives
of technologies and materials, under the principles of sustainable construction.
Key words: bamboo, material, construction, housing, sustainable.

INTRODUCCIÓN
El bambú es una planta de gran importancia como material estructural en la construcción, se usa en
varias regiones del mundo para construir casas, antenas de televisión, postes de tendido eléctrico,
escaleras, envases, juguetes, muebles, manualidades, entre otros artículos (Mercedes, 2006).
Una de las necesidades básicas del ser humano es el acceso a la vivienda, espacio que permite satisfacer
las necesidades básicas. La vivienda a través de la historia es una construcción que se realiza de diferentes
materiales que pueden ser de origen natural o artificial. En la actualidad las actividades destinadas a la
construcción causan daños al ambiente, sin embargo la necesidad de construir viviendas se acrecienta
día a día con el incremento de la población, razón por la cual surge la necesidad de buscar materias
constructivos que sean menos nocivos con la naturaleza.
A nivel mundial existen diferentes técnicas de construcción y no requieren fundamentos científicos,
es así que se construyen casas en caña de bambú que resisten los terremotos, las paredes de bambú
se recubren de barro, lo que hace que las casas parezcan de material y, en lo concreto tienen mayor
aislamiento. La construcción de una vivienda con este material disminuye los costos, el tiempo
para edificar una casa con bambú es menor a dos meses.
En el Ecuador, existen cultivos de bambú que se pueden utilizar como materiales de construcción en la
edificación de viviendas de alta calidad. El bambú presenta excelentes propiedades estructurales como
la relación peso – resistencia que hace al material ideal para la construcción de viviendas antisísmicas.
Este artículo tiene como objetivo dar a conocer la importancia que tiene el bambú como material
estructural para la construcción sostenible, donde en Ecuador en los últimos años se ha considerado las
construcciones con bambú por ser viviendas antisísmicas ya que son más resistentes a los movimientos
telúricos que las hechas con otros materiales, térmicas y se construyen en poco tiempo y los costos de
construcción disminuyen hasta un cincuenta por ciento en referencia a las edificaciones convencionales.
Además dentro de las ventajas constructivas se menciona que es un recurso fácilmente renovable si
se corta totalmente la planta, está se renovará en tres o cuatro años, es decir, es la planta de más rápido
crecimiento, por lo que puede tenerse el recurso disponible para más construcciones en poco tiempo.
58
Vilela, D., Chamba-Ontaneda, M., León-Cueva, O. (2020). El bambú y su importancia como un material estructural para la
construcción. Bosques Latitud Cero, 10(1), 57-68.

El uso de materiales orgánicos es vital para conseguir viviendas sostenibles. La tecnología debe
ser el puente que conecte el desarrollo económico con el ecológico. La planta de bambú representa
una alternativa ecológica por su resistencia, bajo costo y calidad para construir viviendas y otras
infraestructuras. Sin embargo, en los diseños de vivienda actualmente no se construyen con bambú,
por el desconocimiento de sus ventajas, desconfianza de otro tipo de alternativas y el desinterés del
gobierno y de los constructores.
En este sentido, en la presente investigación se hace una revisión de la investigación sobre el uso del
bambú como una alternativa de construcción sostenible, desde los puntos de vista de su resistencia,
funcionalidad y durabilidad; así como la reducción del impacto ambiental que aporta a los sistemas
constructivos, sus propiedades estructurales y sus posibles aplicaciones arquitectónicas.

Finalmente, se concluye que el bambú es un material para la construcción de importantes características


en su comportamiento físico mecánico en estructuras, relación resistencia peso la hace importante
como las mejores maderas, con una ventaja significativa a su favor, que es la de ser un recurso natural
de fácil manejo, que permite clasificarlo como un material autosustentable con alto rendimiento.

MATERIALES Y MÉTODOS
Área de estudio

La investigación se desarrolló en la Fundación Hogar de Cristo la cual se encuentra ubicada en las


calles Av. Casuarina Cooperativa Sergio Toral, Mz. 101/Bloque 1 (Perimetral Noroeste) de la ciudad
de Guayaquil, cantón Guayaquil, provincia del Guayas (Figura 1).

Figura 1. Mapa de la provincia del Guayas y Croquis de la Fundación Hogar de Cristo. Fuente: Departamento de Investigación
UNEMI

R E V I S T A I N D E X A D A enero-junio 59
BOSQUES LATITUD CERO 2020 Vol.10 (1)
Vol. 10(1), enero-junio 2020 REVISTA INDEXADA
ISSN: 2528-7818
ISSN: 1390 - 3683 BOSQUES LATITUD CERO

El bambú es una especie de gramínea extraordinaria por sus condiciones únicas de rápido crecimiento
y gran versatilidad, características que la han convertido a esta planta en protagonista del siglo XXI
(Calva, 2015). El bambú es cultivado y reverenciado en la mayoría del mundo, pues según Añazco
(2013) estima que lo usan diariamente 2 500 millones de personas, por lo que se conoce que muchas
especies de bambú juegan un papel importante en la economía de varias naciones.

Figura 2. Ilustración de una planta bambú cultivada en la costa del Ecuador.Fuente: https://sc01.alicdn.com/

Diseño de la investigación

Según Vázquez (2005), señala que la investigación descriptiva expresa cómo se representa un fenómeno
según las características o propiedades específicas para medir y evaluar objetos a estudiar. A su vez
Hernández, Fernández y Baptista (2014) explican que con los estudios descriptivos se busca especificar
las propiedades, características y perfiles de personas, grupos, comunidades, procesos, objetos o
cualquier otro fenómeno que se someta a un análisis.
Por lo tanto, la metodología que se utilizó para la investigación fue de carácter descriptiva ya que permitió
realizar una descripción y análisis de las características más importantes del tema objeto de estudio.
En cuanto a la investigación de campo consintió el contacto directo del investigador con la realidad
para obtener información, a través de la observación directa con las instituciones involucradas y
aplicación de encuestas.
Es decir, este estudio estuvo apoyado de una metodología y técnicas que se utilizó en toda la investigación,
lo cual ayudó a tener una secuencia lógica y ordenada en todo el trabajo para emitir las conclusiones
en cuanto al bambú como material estructural para la construcción sostenible.

60
Vilela, D., Chamba-Ontaneda, M., León-Cueva, O. (2020). El bambú y su importancia como un material estructural para la
construcción. Bosques Latitud Cero, 10(1), 57-68.

Métodos de investigación
Método deductivo:
El método deductivo permitió investigar el problema del tema en estudio, analizando los conceptos
generales del bambú y su tipología constructiva, su importancia entre otros temas para aplicarlos a
soluciones de hechos particulares.
Método inductivo:
Este método va desde lo particular a lo general, permitió determinar parte del conocimiento del bambú
como material de construcción sostenible y hechos particulares de la situación actual en las instituciones
involucradas que son parte de la investigación para luego poder establecer las conclusiones del estudio.
Método analítico:
El método analítico es aquel método que implica el análisis, esto es la separación de un todo en sus
partes o en sus elementos constitutivos. Este método se lo utilizó para conocer la situación actual del
bambú como material estructural para la construcción sostenible, a través del análisis de la información
recolectada mediante las técnicas de investigación.
Técnicas de investigación
Observación directa:
La observación directa se traduce en un registro visual de lo que ocurre en el mundo real y consiste
en mirar atentamente el fenómeno, hecho o caso, con el fin de tomar la información requerida. Esta
técnica se utilizó para conocer la situación en que se desenvuelven las instituciones involucradas en
cuanto a la utilización del bambú como material de construcción.
Encuesta:
La encuesta es una técnica de gran ayuda en una investigación, esta técnica permitió recolectar la
información necesaria del bambú como material estructural para la construcción sostenible a través de
las encuestas aplicadas a la Fundación Hogar de Cristo de la ciudad de Guayaquil para luego tabularla
y valorarla ante el problema propuesto.
Población y muestra
Dado que la población a investigar es finita se procedió a utilizar el muestreo no probabilístico intencional
donde el estudio de los elementos es escogido bajo las razones del investigador, tomando en cuenta que
la población en su totalidad de la Fundación Hogar de Cristo de la ciudad de Guayaquil está conformada
por 22 colaboradores; lo cual ayudó a identificar la situación actual en cuanto a la construcción de
viviendas con bambú.
Análisis estadístico
El método estadístico sirvió para analizar los datos de las encuestas aplicadas a la Fundación Hogar
de Cristo de la ciudad de Guayaquil respecto al bambú como material estructural para la construcción
sostenible, para posteriormente representarlas en tablas y gráficos estadísticos representativos, donde
se puedan visualizar los resultados para a su vez interpretar y poder establecer las conclusiones del
trabajo de investigación.

R E V I S T A I N D E X A D A enero-junio 61
BOSQUES LATITUD CERO 2020 Vol.10 (1)
Vol. 10(1), enero-junio 2020 REVISTA INDEXADA
ISSN: 2528-7818
ISSN: 1390 - 3683 BOSQUES LATITUD CERO

RESULTADOS
Según diversos estudios realizados se conoce que en países como Colombia, Brasil y Ecuador el bambú
juega un papel más destacado en la economía local, ello estaría determinado mayormente por el uso
que se le da al bambú para la construcción de viviendas y el cada vez es más común uso del bambú
en la construcción alternativa-ecológica de alto valor (Añazco, 2013). En este sentido, se pude citar
algunos ejemplos:

Figura 3. Ejemplos del papel que desempeña el bambú en la economía local en algunos países de América Latina. Fuente:
(Añazco, 2013)

Se presenta el análisis e interpretación de los resultados obtenidos en las encuestas aplicadas a los
colaboradores de la Fundación Hogar de Cristo de la ciudad de Guayaquil. Con los resultados obtenidos
se pudo evidenciar la opinión de los colaboradores sobre el bambú como una alternativa de material
estructural para la construcción sostenible.

Análisis e interpretación de las encuestas aplicadas a los colaboradores de la Fundación Hogar


de Cristo

1. ¿La Fundación que usted labora utiliza el bambú como material estructural para la construcción?
Del total del personal encuestado de la Fundación Hogar de Cristo de la ciudad de Guayaquil, el 100 %en
su totalidad señaló que la Fundación si utiliza el bambú como material estructural para la construcción.
De acuerdo a estos resultados, se evidenció que la Fundación Hogar de Cristo es una las empresas de
mayor importancia en la producción de viviendas prefabricadas con bambú con estructura de madera,
cuyos paneles son clavados a la estructura de madera y protegidas con laca, véase Tabla 1.

62
Vilela, D., Chamba-Ontaneda, M., León-Cueva, O. (2020). El bambú y su importancia como un material estructural para la
construcción. Bosques Latitud Cero, 10(1), 57-68.

Tabla 1. El bambú utilizado como material estructural en las construcciones en la ciudad de Guayaquil
Descripción Frecuencia Porcen-
taje
Si 22 100
No 0 0
Total 22 100
Fuente: Encuestas a los colaboradores de la Fundación Hogar de Cristo

2. ¿Considera importante el bambú, como una alternativa sostenible en la construcción?


Del total del personal encuestado de la Fundación Hogar de Cristo de la ciudad de Guayaquil, el 91
%afirmó que es importante el bambú, como una alternativa sostenible en la construcción de viviendas,
mientras que el 9 %respondió que no. Por tanto, se analizó que el bambú por sus variados usos y
facilidad de aprovechamiento sustentable, ha ganado espacios importantes, lo cual demostró que el
bambú además de ser un material renovable y sustentable es bastante económico en comparación a
otros materiales (Tabla 2).

Tabla 2. Importancia del bambú en la construcción sostenible

Descripción Frecuencia Porcen-


taje
Si 20 91
No 2 9
Total 22 100
Fuente: Encuestas a los colaboradores de la Fundación Hogar de Cristo

3. ¿Qué impacto genera el construir con bambú al medio ambiente?


Del total de los encuestados de la Fundación Hogar de Cristo de la ciudad de Guayaquil, el 73 %mencionó
que el impacto al medio ambiente de construir con bambú es bajo, el 18 %que es muy bajo y por
último el 9 %que es medio el impacto al medio ambiente. De acuerdo a estos resultados se determinó
que el impacto que genera al medio ambiente tiene una relevancia tanto positiva como negativa en el
ambiente, siendo más notorio los beneficios que este material puede aportar que los efectos negativos,
llegando a ser su mayor cualidad la capacidad que poseen para absorber el CO2 y la menos favorable
su degradación por plagas y hongos (Tabla 3 y Figura 4).

R E V I S T A I N D E X A D A enero-junio 63
BOSQUES LATITUD CERO 2020 Vol.10 (1)
Vol. 10(1), enero-junio 2020 REVISTA INDEXADA
ISSN: 2528-7818
ISSN: 1390 - 3683 BOSQUES LATITUD CERO

Tabla 3. Impacto del medio ambiente al construir con bambú

Descripción Frecuencia Porcen-


taje
Muy bajo 4 18
Bajo 16 73
Medio 2 9
Alto 0 0
Muy alto 0 0
Total 22 100
Fuente: Encuestas a los colaboradores de la Fundación Hogar de Cristo

Figura 4. Impacto del medio ambiente al construir con bambú.

4. ¿Considera que es importante capacitar a la población sobre los beneficios de construir con
recursos naturales renovables como el bambú?

Del total de la población encuestada de la Fundación Hogar de Cristo de la ciudad de Guayaquil, el 95


%manifestó que es importante capacitar a la población sobre los beneficios de construir con recursos
naturales renovables como el bambú, mientras que en un menor porcentaje el 5 %expresó que no. En
este aspecto se aseguró que es de suma importancia que la población tenga conocimiento acerca de los
beneficios de construir con recursos naturales renovables como el bambú, por lo que hace falta que se
trabaje en capacitar y el desarrollo técnico para poder construir de una manera que permita una calidad
de vida a largo tiempo (véase Tabla 4).

64
Vilela, D., Chamba-Ontaneda, M., León-Cueva, O. (2020). El bambú y su importancia como un material estructural para la
construcción. Bosques Latitud Cero, 10(1), 57-68.

Tabla 4. Capacitación a la población sobre beneficios de construir con bambú

Descripción Frecuencia Porcentaje


Si 21 95
No 1 5
Total 22 100
Fuente: Encuestas a los colaboradores de la Fundación Hogar de Cristo
5. ¿A su criterio, cree usted que es necesario que las empresas e instituciones competentes cuenten
con manuales de construcción con bambú?
Respecto a esta interrogante del total de personal encuestado de la Fundación Hogar de Cristo de la
ciudad de Guayaquil, el 100 %en su totalidad creen que es necesario que las empresas e instituciones
competentes cuenten con manuales de construcción con bambú. Por lo tanto, el contar con este tipo de
manuales de construcción con bambú, contribuye a que tengan más conocimiento en cuanto a construir
de manera sostenible una vivienda, puesto que este material disminuye los costos, ya que el tiempo
para edificar una casa con bambú es menor a dos meses y además presenta excelentes propiedades
estructurales como la relación peso – resistencia que lo hace el material ideal para la construcción de
viviendas antisísmicas (Tabla 5).
Tabla 5. Resultados de la inquietud de que si es necesario contar con un manual para la construcción
con bambú en la ciudad de Guayaquil.

Descripción Frecuencia Porcentaje


Si 22 100
No 0 0
Total 22 100
Fuente: Encuestas a los colaboradores de la Fundación Hogar de Cristo
Finalmente en la presente investigación, se determina que la Fundación Hogar de Cristo es una las
empresas de mayor importancia en la ciudad de Guayaquil en la construcción de viviendas sostenibles
prefabricadas con bambú con estructura de madera, cuyos paneles son clavados a la estructura de
madera y protegidas con laca (Figura 5)

Figura 5. Viviendas construidas por la Fundación Hogar de Cristo .Fuente: (Hogar de Cristo, 2019)

R E V I S T A I N D E X A D A enero-junio 65
BOSQUES LATITUD CERO 2020 Vol.10 (1)
Vol. 10(1), enero-junio 2020 REVISTA INDEXADA
ISSN: 2528-7818
ISSN: 1390 - 3683 BOSQUES LATITUD CERO

DISCUSION
En los resultados de la investigación se destaca la importancia del bambú como material estructural
para la construcción sostenible, el mismo que está dotado de extraordinarias características físicas que
permiten su empleo en todo tipo de componentes estructurales, desde tensores, cables para puentes
colgantes y estructuras rígidas hasta estructuras geodésicas y laminadas, entre otras; según Pecha (2013)
manifiesta que ello permite su empleo en todo tipo de miembros estructurales, su sección circular,
generalmente hueca, la hace más liviana, fácil de transportar y almacenar, consintiendo la construcción
rápida de estructuras temporales o permanentes.
El bambú es un recurso natural sostenible debido a que el impacto ecológico es reducido comparado
con otros materiales como la madera, el PVC, aluminio, acero, cemento, etc. Se utiliza para fabricar
papel, medicinas y cosméticos, también materiales de construcción como piso, láminas y tableros
prefabricados (Galvez, 2017).
Por consiguiente, el bambú por sus variados usos y facilidad de explotación sustentable, ha ganado
espacios importantes, en cuanto al impacto que genera al medio ambiente tiene una relevancia tanto
positiva como negativa en el ambiente, siendo más notorio los beneficios que este material puede aportar
que los efectos negativos, llegando a ser su mayor cualidad la capacidad que posee para absorber el
CO2 y la menos favorable su degradación por plagas y hongos.
Como lo afirma la autora Soler (2017), en cuanto al impacto ambiental el bambú es un recurso natural,
abundante y renovable cuyo consumo favorece la protección medio ambiental, lo cual trae consigo
los siguientes beneficios:
Por lo tanto, es significativo destacar el bambú como un recurso renovable de América Latina, de
gran valor ambiental, donde el gasto de la energía es la mitad que con la madera, su huella ecológica
muy baja. Es un material que es parte de los sistemas constructivos tradicionales de Latinoamérica,
su comportamiento estructural puede variar mucho dependiendo de la especie y esta a su vez del lugar
donde crece.
Lo cual demuestra que el bambú además de ser un material renovable y sustentable es económico
en comparación a otros materiales. Según Iglesias (2010) menciona que la vivienda sostenible es
aquella que se desarrolla siguiendo criterios que están en armonía con la naturaleza, la salud humana
y la economía, esto se traduce en ahorros de agua y energía, además de reducir las emisiones de CO2,
buenas prácticas durante el proceso constructivo y al mismo tiempo brindar confort a sus habitantes.
Por su parte, Bugalllo (2014) expresa que el bambú es la planta de más rápido crecimiento del planeta,
en 20 a 30 días alcanza su altura máxima según la especie, para luego engrosar sus paredes. En 1956 el
japonés Nagaoka en Kyoto midió 121 cm/día en un ejemplar de Phyllostachys edulis.
En la Fundación Hogar de Cristo todos los paneles son trabajados en fábrica, predimensionados para
el prototipo específico, se trata de caña guadua en esterillas, clavados y amarrados a una estructura de
madera; tanto la estructura como el armado de los paneles proyectan diseños innovadores y de confort,
con gran belleza y facilidad de puesta en uso.
Sin embargo, al analizar los resultados de las encuestas aplicadas a los colaboradores de la Fundación
Hogar de Cristo de la ciudad de Guayaquil, se observa la falta de conocimiento en la población para
utilizar recursos naturales renovables, por lo que hace falta que se trabaje en capacitar acerca de los
beneficios de construir con materiales orgánicas como el bambú y, el desarrollo técnico para poder
construir de manera que permita una calidad de vida a largo tiempo, como por ejemplo su uso en pisos
laminados muestra una gran resistencia a la abrasión.
66
Vilela, D., Chamba-Ontaneda, M., León-Cueva, O. (2020). El bambú y su importancia como un material estructural para la
construcción. Bosques Latitud Cero, 10(1), 57-68.

En este sentido, se plantea que las empresas e instituciones competentes cuenten con manuales para
la construcción con bambú, que otorgue los lineamientos e información sobre el bambú como un
material alternativo para la construcción de viviendas, sus propiedades, cualidades de bajo costos, el
tiempo para edificar una casa con bambú es menor a dos meses; además, el bambú presenta excelentes
propiedades estructurales que hace al material ideal para la construcción de viviendas antisísmicas.
Varias investigaciones se han realizado sobre el comportamiento estructural de la guadua, ya que ésta
tiene una relación de resistencia/peso que se equipara con algunas maderas y supera a otras, tiene un
excelente comportamiento a la flexión y a la tracción, por lo que puede ser usada en estructuras de
medianas y grandes luces (Encalada, 2016).

CONCLUSIONES

Se evidenció la falta de conocimiento y desarrollo técnico de los recursos naturales renovables para
poder construir de una manera que permita una calidad de vida a largo tiempo, con el propósito de
plantear una posible solución a la falta de viviendas.
Una de las necesidades básicas del ser humano es el acceso a la vivienda, espacio que permite satisfacer
las necesidades básicas. La vivienda a través de la historia es una construcción que se realiza de diferentes
materiales que pueden ser de origen natural o artificial.
El uso de materiales orgánicos es vital para conseguir viviendas sostenibles. La tecnología debe ser el
puente que conecte el desarrollo económico con el ecológico. La planta de bambú representa hoy en
día una alternativa ecológica por su resistencia, bajo costo y calidad para construir viviendas y otras
infraestructuras.
Finalmente los resultados de la investigación servirán de aporte a las instituciones involucradas con la
construcción de este tipo de viviendas, en Ecuador no existe una organización o institución que lidere
el tema a nivel nacional, sumado a ello, la falta de una política pública específica para la caña guadua
que oriente el manejo que se debe dar a esta especie, y que por lo tanto, contemple la importancia de
construir viviendas con materiales renovables para mejorar la calidad de vida a largo plazo.

BIBLIOGRAFIA
Añazco, M. (2013). Estudio de vulnerabilidad del bambú (guadua angustifolia) al cambio climático
en la costa del Ecuador y norte Perú. Quito: INBAR.
Bugallo, O. (2014). Desarrollo de la comunidad de Hueytamalco Puebla México a través del bambú
como material industrial. México: Bugallo.
Calva, C. L. (2015). Diseño de un modelo de vivienda ecológica con bambú para la zona rural de
Yanzatza. Loja, Ecuador: Universidad Nacional de Loja.
Encalada, N. J. (2016). Modelo de panel prefabricado en guadúa aplicado a la industrialización de la
construcción, para divisiones verticales. Cuenca: Universidad de Cuenca.
Galvez, A. F. (2017). Teoría, diseño y práctica con bambú, riesgo y sostenibilidad en San Antonio
Suchitepéquez. Guatemala: Universidad de San Carlos de Guatemala.

R E V I S T A I N D E X A D A enero-junio 67
BOSQUES LATITUD CERO 2020 Vol.10 (1)
Vol. 10(1), enero-junio 2020 REVISTA INDEXADA
ISSN: 2528-7818
ISSN: 1390 - 3683 BOSQUES LATITUD CERO

Hernández, S. R., Fernández, C. C., & Baptista, L. P. (2014). Metodologia de la investigación. México:
McGraw Hill / Interamericana Editores, S.A. de C.V. 4ª edic.
Hogar de Cristo, F. (23 de septiembre de 2019). Hogar de Cristo Ecuador. Obtenido de hogardecristo.
org.ec: https://hogardecristo.wordpress.com/page/8/
Iglesias, M. P. (2010). Introducción a la Vivienda Sostenible. España: Iglesias.
Mercedes, J. (2006). Guía Técnica Cultivo del Bambú. Etapas de desarrollo de una plantación de
bambú. República Dominicana, Santo Domingo.
Pecha, R. A. (08 de mayo de 2013). Untitled Prezi. Obtenido de https://prezi.comignwfiktdrye/untitled-
prezi/
Soler, S. P. (2017). Uso del bambú en la arquitectura contemporánea. Valencia: Universidad Politécnica
de Valencia.
Vásquez, J. A. (2005). Investigación descriptiva.

68
Bosques Latitud Cero vol. 10(1) Páginas: 69-82

Cultura forestal desde la perspectiva del


pensamiento complejo

Forest culture from the perspective of complex thinking

1
Doctor en Pensamiento Complejo. Profesor de Ecología Antropológica de la Maestría de Ecología
Arce-Rojas Rodrigo.1* y Gestión Ambiental de la Escuela de Posgrado de la Universidad Ricardo Palma, Av. Alfredo
Benavides 5440, Santiago de Surco, Lima, Perú.
*Autor para correspondencia: rarcerojas@yahoo.es

RECIBIDO: 10/11/2019 APROBADO: 05/05/2020

RESUMEN
Con base en una revisión bibliográfica el presente artículo busca contribuir a precisar la conceptualización
de la cultura forestal y reflexionar sobre su incidencia en las políticas públicas, la educación forestal y las
actividades forestales a partir del enfoque del pensamiento complejo. Se concluye que el pensamiento
complejo da un marco para el entendimiento amplio de la cultura forestal que no se reduce únicamente
a procesos de educación o perfeccionamiento de conocimientos, habilidades y destrezas dentro del
marco de una ontología disyuntiva que separa el ser humano de los bosques y que legitima la cosificación
del bosque y su valoración únicamente desde una perspectiva economicista y desarrollista al margen
de los valores intrínsecos de la vida que tienen los bosques. En esta perspectiva se conciben los
bosques como socioecosistemas que pueden ser abordados desde el enfoque de los sistemas adaptativos
complejos y recupera la continuidad ontológica entre el bosque y los seres humanos. En un sector en
el que se mantienen grandes problemas de frontera como la deforestación, la tala ilegal, el tráfico y
el comercio ilegal de la fauna silvestre, la alegalidad forestal y las presiones políticas y económicas
para la conversión de bosques a otros usos de la tierra es central la formulación participativa de una
visión compartida de los bosques en el que también tengan cabida valores espirituales y culturales de
los bosques, incluyendo sus derechos.

Palabras clave: bosques, cultura forestal, pensamiento complejo, complejidad

Publicado por Editorial Universidad Nacional de Loja bajo licencia Creative Commons 4.0
R E V I S T A I N D E X A D A enero- junio 69
BOSQUES LATITUD CERO 2020 Vol.10(1)
Vol. 10(1), enero-junio 2020 REVISTA INDEXADA
ISSN: 2528-7818
ISSN: 1390 - 3683 BOSQUES LATITUD CERO

ABSTRACT
Based on a bibliographic review, this article seeks to help clarify the conceptualization of forest culture
and reflect on its impact on public policy, forestry education and forestry activities from the perspective of
complex thought. It is concluded that complex thinking provides a framework for a broad understanding
of forest culture that is not reduced solely to processes of education or improvement of knowledge,
skills and abilities within the framework of a disjunctive ontology that separates human beings from
forests and that legitimizes the reification of the forest and its valuation only from an economic and
developmentalist perspective, regardless of the intrinsic values of forest life. In this perspective, forests
are conceived as socio-ecosystems that can be approached from the perspective of complex adaptive
systems and recover the ontological continuity between forest and human beings. In a sector where
major frontier problems such as deforestation, illegal logging, trafficking and illegal trade in wildlife,
forest legality and political and economic pressures for forest conversion to other land uses remain, the
participatory formulation of a shared vision of forests that also includes spiritual and cultural values
of forests, including their rights, is central.

Keywords: forests, forest culture, complex thinking, complexity

INTRODUCCIÓN
Frecuentemente en el sector forestal peruano cuando se habla de cultura forestal se está haciendo
alusión al conocimiento de la normatividad forestal vigente, de las bases científicas, tecnológicas y
técnicas, de la importancia económica, social y ambiental de los bosques para que los diversos actores
involucrados comprendan y asimilen el valor de los bosques en el desarrollo nacional, regional o local,
según la escala a la que se esté haciendo referencia.
Bajo esta perspectiva el mundo se divide en dos grandes actores: los que tienen la cultura forestal (los
administradores forestales) y los que no tienen, o la tienen en mayor o menor grado, cultura forestal
(los administrados). En el fondo esta perspectiva del entendimiento de la cultura forestal está haciendo
alusión a procesos de educación y comunicación por la tanto es abordada en términos de generación
de una cultura forestal (León de Monney, 1995; Arévalo, 2003; Villalobos et al, 2012; Indacochea et
al.2015). Esta misma lógica de la administración forestal también se replica a nivel de la formación
de profesionales forestales, lo que Vilariño (1992) llama cultura profesional para diferenciarlo de la
cultura tradicional (Méndez y Álvarez, 2000; Suárez, 2014). En este caso la lógica es lograr que los
estudiantes ganen la cultura forestal necesaria para contribuir para el aprovechamiento forestal y la
conservación de bosques. Esta misma lógica es aplicada por Méndez y Álvarez (2000, p.195) pues
refiere que el concepto de cultura forestal comprende las imágenes y actitudes de los titulares, así como
los usos y los comportamientos asociados al aprovechamiento forestal de las superficies privadas
El presente artículo tiene el propósito de profundizar en el conocimiento de la categoría “cultura
forestal” aspecto que ya es tratado incipientemente en la literatura pero con un sesgo formativo es
decir como aspiración de una situación ideal que hay que alcanzar para promover el desarrollo forestal.
La pregunta es si es que esta forma de entendimiento de la cultura forestal está haciendo justicia al
concepto de cultura ampliamente desarrollado en la antropología. Con ello se pretende contribuir a la
formulación de políticas públicas, la administración y la educación forestal.

70
Arce-Rojas, R. (2020). Cultura forestal desde la perspectiva del pensamiento complejo. Bosques Latitud Cero, 10(1),
69-82.

MATERIALES Y METODOS
Con base en una revisión bibliográfica el presente artículo busca contribuir a precisar la conceptualización
de la cultura forestal y reflexionar sobre su incidencia en las políticas públicas, la educación forestal y
las actividades forestales a partir del enfoque del pensamiento complejo. Para tal efecto se pasa revista
de los siguientes tópicos: la conceptualización de la cultura, la valoración cultural de los servicios
ecosistémicos, la complejidad de los bosques y la sociedad, la relación entre naturaleza/bosque y
sociedad, la cultura como descripción y como como co-creación y finalmente se revisa el tratamiento
de la cultura en la normatividad forestal del Perú como marco de referencia. Se realiza una discusión
y se extraen conclusiones.

RESULTADOS

Conceptualización de la cultura
La conceptualización de la cultura es muy diversa. Integrando las diversas concepciones sobre la cultura
se puede resumir en las siguientes grandes orientaciones: lo que se cree (visiones, creencias, percepciones,
entre otras); lo que se piensa (ideas, imaginarios, imagen social, significados, representaciones sociales,
conocimientos, saberes, concepciones, entre otros); lo que se siente (sentires, sensibilidades, necesidades,
preferencias, intereses); lo que se dice (discursos, narrativas, lenguaje, opiniones, entre otros); lo que
se hace (realizaciones, prácticas, modos de vida, estilos de vida, comportamientos, actitudes, rituales,
ceremonias); lo que se crea (expresiones artísticas y tecnológicas, entre otras). Estas orientaciones
se inscriben en lo que se recibe, se construye y se comparte en un medio social de manera dinámica
de tal manera que está sujeta a transformaciones (Austin, 2000; Altieri, 2001; de la Fuente y Morte,
2003; Campo, 2008; Rizo, 2014; Núñez y Gonzáles, 2014; Goebel, 2018). La cultura por tanto es un
todo estructurado y está pautado (Galindo, 2015). Campo (2008, p. 55) reconoce que “la cultura es
un complejo de aspectos que interactúan en la pretendida consecución de objetivos. Estos pueden ser
identitarios, sociales, económicos, rituales, comunicativos, conductuales, individuales, colectivos,
etc., y contribuyen a su existencia como tal”.
La cultura es una construcción social y hace referencia a un espacio contextual y material determinado
y a una manera de ser relacional (Vergara, 2008). El habitar un territorio desde la perspectiva permite
entralazar espacios y emociones y da seguridad ontológica aun cuando el territorio esté en permanente
transformación (Skewes, 2017. p.23).
Se manifiesta que la cultura se refiere a aspectos tangibles como intangibles (simbólicos) (Keyes,
1998; Lage 2003) pero estas separaciones no son tan contundentes (Tapia y Park, 2012, p. 699). No
obstante, cada vez ha ido aumentando el reconocimiento del patrimonio inmaterial de la naturaleza y
sus valores asociados (Mallarach, 2012, p. 13).
Un rasgo fundamental de la cultura alude al pensamiento simbólico al respecto Campo (2008, p. 35)
menciona:
…tal vez solo el símbolo pueda exteriorizar emociones, sensaciones, valores, ideas, pasiones,
desencantos, sentimientos implícitos, etc., todo a la vez. Por eso, representa lo aprendido en el
pasado, lo vivido en el presente y se impulsa hacia un futuro más esperanzador, construyendo
el sentido de la existencia.

R E V I S T A I N D E X A D A enero-junio 71
BOSQUES LATITUD CERO 2020 Vol.10 (1)
Vol. 10(1), enero-junio 2020 REVISTA INDEXADA
ISSN: 2528-7818
ISSN: 1390 - 3683 BOSQUES LATITUD CERO

Un componente de la cultura se refiere a la cosmovisión. Campo (2008, p. 48) afirma que la cosmovisión
es la forma específica de percibir y concebir el mundo natural, social y espiritual y que cada cultura tiene
su cosmovisión. En el concepto de cosmovisión se agrupan y se exploran todas aquellas manifestaciones
sobre la percepción cultural de la naturaleza y está relacionada con los procesos de apropiación
social de la naturaleza (Barkin, 2011, p.19; Landínez, 2012). La cosmovisión, los conocimientos y las
prácticas de los pueblos indígenas tienen una importancia fundamental para la conservación de los
bosques (MINAM, 2016, p.18). Por ello Meshack (2010) plantea que por su papel en la protección de
los bosques por el bien común debe ser reconocido y compensado a través del reconocimiento de sus
derechos sobre los bosques.
Otro componente de la cultura alude a la percepción. De acuerdo con Ingold (992, p.60) “la información
recibida a través de la percepción se convierte entonces en un objeto de interpretación tal y como
se refleja y se comunica a los demás” Hay que tener en cuenta que las percepciones condicionan
las actitudes, sensibilidades, orientación y regulación de las acciones hacia el entorno (Borroto et
al.2011, p.13). El estudio de las percepciones se realiza desde la Antropología cognitiva que es “un
enfoque teórico que considera las percepciones de la gente, de cómo entiende su realidad, tratando de
comprenderlas y otorgando un valor especial a cada cosmovisión (Campo, 2008, p. 31). Por ello se
plantea que el análisis de percepciones es fundamental para entender a los actores (Briceño et al.2016,
p. 46). Las percepciones personales son interpretaciones de la realidad y su medición implica tratar de
comprenderlas y no de juzgarlas (ETHOS, s.f, p. 10).
Los ritos de las comunidades constituyen un sistema metalingüístico mediante el cual es posible
conceptualizar el mundo y generan un sentimiento de unidad con toda la realidad al cual se encuentran
estrechamente interrelacionadas (Castro, 2002).
Quiere decir entonces que la orientación de cultura como conocimiento, como proceso formativo y de
perfeccionamiento de las capacidades de los actores sociales para asumir los valores y significados de
la institucionalidad forestal apenas constituye una de las perspectivas del concepto de cultura (Keyes,
1998).
Los valores culturales en los servicios ecosistémicos:
En los esquemas de valores económicos de los bosques se considera el valor de no uso que incluye a
su vez a los valores de existencia comprendidos por los valores culturales, estéticos y emocionales
(Victorino 2012, p.44).
Según MINAM (2016, p.32) los servicios culturales de los ecosistemas son beneficios intangibles que
pueden ser espirituales y religiosos, de recreación y ecoturismo, o estéticos, de inspiración, educacionales,
o de generación de sentido de identidad y pertenencia a un lugar o herencia cultural (valores históricos)
(MEA 2005). El valor artístico, estético, espiritual, científico también son parte de los servicios
ecosistémicos culturales (FAO, 2016). Maysar (2011, p. 97) añade relaciones sociales, sentimiento
de arraigo y ocio. Sin embargo, el concepto de servicios ecosistémicos ampliamente interiorizado en la
institucionalidad forestal tiene limitaciones en cuanto contribuye a la mercantilización de la naturaleza
y trata al bosque como capital natural y no tanto por sus propios valores, independientemente del grado
de utilidad humana (Rojas y Pérez, 2013).

72
Arce-Rojas, R. (2020). Cultura forestal desde la perspectiva del pensamiento complejo. Bosques Latitud Cero, 10(1),
69-82.

La complejidad de los bosques y la sociedad


Si tomamos los conceptos por separado tal como se hace tradicionalmente tanto los bosques y la sociedad
tienen su propia complejidad. Se destaca por ejemplo la complejidad de los bosques donde cada uno
de los elementos del ecosistema se encuentra estrechamente interrelacionados. En este contexto,
Puettmann et al.(2016) señalan que la ecología y la ciencia de la complejidad buscan comprender la
diversidad de la naturaleza y la variabilidad y heterogeneidad de los ecosistemas. 
Lo mismo pasa con la sociedad integrada por individuos relacionales. En el ámbito de los seres humanos
se tiene la complejidad del cerebro, la complejidad de las personas, la complejidad de los grupos y la
propia complejidad de la sociedad, categoría además totalmente interrelacionadas e interdependientes. Se
reconoce ahora que los sistemas sociales humanos no solo son complejos sino que son los más complejos
(Maldonado, 2019a). La complejidad es mayor si es que se habla del bosque como socioecosistema.
La relación entre la naturaleza/bosque y la sociedad:
Se manifiesta que la cultura le permite al ser humano adaptarse a su medio natural (Herskovits, 1987).
Otra forma de plantear la cultura es todo lo que no es producto de la naturaleza. Pero esto depende de
cómo se entienda las relaciones entre la sociedad con su cultura y la naturaleza. Así, es posible encontrar
una diversidad de formas cómo se establece esta relación: i) desde la naturaleza, ii) en la naturaleza,
iii) con la naturaleza, iv) sobre la naturaleza, y v) a pesar de la naturaleza, esta última perspectiva
planteada desde el movimiento transhumanista que aspira a lograr los poshumanos producto de la
inteligencia artificial. En esa misma dirección hay diversas concepciones sobre la naturaleza: i) La
naturaleza es totalmente distinta de la cultura o de la sociedad, ii) Somos naturaleza y somos cultura
simultáneamente, iii) No existe naturaleza pues lo que existe es una realidad integrada. Cada vez es
más difícil diferenciar qué es cultura y qué es naturaleza, de tal manera pues que no es posible asumir
taxativamente que la cultura es algo totalmente separada de la naturaleza.
Al respecto, el antropólogo Kohn (2013), citado por Bilhaut (2016, p. 264) menciona que “compartimos
con el bosque la capacidad de pensar: una capacidad que comparten todos los seres vivientes, un
verdadero pensamiento silvestre, o pensée sauvage”. Esta no es una perspectiva aislada, al respecto
Maldonado (2016, p.50) afirma que la naturaleza no solo piensa sino que piensa más y mejor que los
seres humanos. Maldonado (2019b, p.24) señala que las plantas muestran su inteligencia procesando
información y ajustando su metabolismo para adaptarse al ambiente y transformando a su vez el medio
ambiente al cual se adaptan.
Según Kohn, citado por Rivera (2016. p.325) “ el pensamiento y la representación no son capacidades
exclusivamente humanas, dado que los bosques piensan a través de ecologías que integran una cierta
biosemiótica y unos patrones que condicionan y son condicionados por relaciones entre seres vivos”.
La realidad está demostrando que las categorías binarias o dicotómicas tienen limitaciones. Durante
mucho tiempo las categorías binarias nos han sido inmensamente útiles para conocer y dominar en
un marco de enfoque cartesiano. Seguramente esta concepción nos seguirá siendo útil ahora como
en el futuro. Pero la realidad es más compleja que nuestros marcos reductivos, disyuntivos, lineales y
deterministas. Esto también aplica al concepto de cultura.
Desde una mirada disyuntiva entre bosques y sociedad podemos entender la cultura como el conjunto de
elementos señalados en la definición integrada que se encuentran estrechamente interrelacionados y son
interdependientes. En este marco separamos los ecosistemas naturales y los bosques de la sociedad. Este
enfoque es el que usa la administración pública y que se ve reforzada por la visión sectorial y disciplinaria
en el que se inscribe.

R E V I S T A I N D E X A D A enero-junio 73
BOSQUES LATITUD CERO 2020 Vol.10 (1)
Vol. 10(1), enero-junio 2020 REVISTA INDEXADA
ISSN: 2528-7818
ISSN: 1390 - 3683 BOSQUES LATITUD CERO

Desde una mirada de continuidad entre bosques y sociedad podemos entender la cultura como la
interacción entre el subsistema ecológico y el subsistema social cuyos elementos se encuentran
estrechamente interrelacionados y son interdependientes. En este marco entendemos los bosques como
socioecosistemas donde el concepto bosque queda subsumido. Bajo esta mirada se reconoce al bosque
como un hecho social (Picos, 2001). La representación social del bosque es a la vez un proceso y un
producto en una lógica recursiva (Jodelet, 1984; Ibáñez, 1988, p. 53). Espinosa (2014, p.35) señala que
“todo lo humano es cultural a la vez que biológico siempre debe ser tenido en cuenta”. Como afirma
Gómez (2013, p. 720) especie, sociedad, individuo, humanidad y ecosistema están estructuralmente
interconectados, son siempre interdependientes e interactivos.
En el caso peruano el árbol de huarango (especie nativa) forma parte de la cultura costeña mientras que
el eucalipto (especie exótica) cumple el mismo papel en la parte andina (Casana y Mathez-St., 2011,
p. 19). La importancia del huarango entre los habitantes precolombinos se grafica en el hecho que fue
representando en las líneas de Nazca tumbas (Rossel, 1977; citado por (Casana y Mathez-St., 2011, p. 20).
En Camerún, Colombia, Indonesia, Perú, República Democrática del Congo los bosques no solo son
fuentes de medios de vida de los pueblos indígenas sino que son importantes para el ejercicio de sus
valores sociales, culturales y espirituales (FPP, Pusaka y Pokker SHK, 2014). Cuando se pierden los
bosques no solo se presenta la pobreza, la malnutrición y la mala salud sino que también se produce la
desorientación cultural y los conflictos sociales (FPP, Pusaka y Pokker SHK, 2014, p.24).
Para millones de habitantes de los bosques del mundo “muchas de sus prácticas y relaciones sociales, así
como su sistema de pensamiento, están asociadas al bosque y por tanto, cuando se destruye un bosque,
también se destruye una cultura, una forma de pensamiento y de conocimiento” (Victorino, 2012, p. 23)
En el caso del mundo andino la manera como los seres humanos se relacionan con la naturaleza da
cuenta de “la relación de los hombres entre sí, y relación con la naturaleza, que es también la manera
cómo los hombres se relacionan para transformar la naturaleza, utilizar sus riquezas o protegerse de
ella” (Ansión, 1986 p.75).
Para familias ganaderas de la Araucanía en Chile los bosques solo son valorados por su importancia
como refugio y fuente de alimento para su ganado (Lira, 2007, p. 1188).
En el caso del mundo amazónico se verifican situaciones en las que existe un parentesco entre la
experiencia humana y la de los demás seres de la naturaleza lo que deriva obligaciones hacia los árboles
en una ontología que rompe el esquema disyuntivo de relacionamiento (Escobar y Restrepo, 2010;
citado por (Skewes et al 2017, p. 105).
Para los pueblos huitoto, muinane, andoque y bora de las tierras bajas de la Amazonía peruana “la
tierra, el bosque y todos sus recursos son vistos como un obsequio de los ancestros. Se les confía a los
humanos su cuidado y protección” (FPP, Pusaka y Pokker SHK, 2014, p.74).
Para los indígenas de Guyana los bosques tienen sus sitios sagrados culturales y las especies en peligro
que han ayudado a proteger por generaciones. (FPP, Pusaka y Pokker SHK, 2014, p.85).
Aunque esta aproximación es más cercana a los conceptos de paisajes, desarrollo territorial y gestión integrada
de cuencas tiene dificultades de aplicación precisamente por la visión sectorial y de funciones y competencias.

74
Arce-Rojas, R. (2020). Cultura forestal desde la perspectiva del pensamiento complejo. Bosques Latitud Cero, 10(1),
69-82.

Quiere decir entonces que las miradas disciplinarias y de dimensiones (sociales, culturales, políticas,
institucionales, legales, económicas, entre otras) son necesarias pero insuficientes frente a la complejidad
de la realidad. En tal caso se requiere enfoques interdisciplinarios y transdisciplinarios que crucen
las disciplinas y vayan más allá de las disciplinas. Esto es más coherente con los enfoques de la buena
ciencia que no trabaja con objetos de estudios sino con problemas y para ello se organiza en grandes
campos integradores como por ejemplo ciencias de la vida o ciencias de la tierra.
Lo mismo es aplicable al caso de las dimensiones. Si bien es cierto en una primera clasificación se
pueden organizar los temas en términos de dimensiones luego hay necesidad de avanzar hacia enfoques
interdimensionales donde se rompan las fronteras de las dimensiones y se aborden la totalidad de
interacciones. La primacía de enfoques políticos, económicos, sociales o ambientales por separado
descuida muchos aspectos de la realidad y los resultados no son precisamente los más efectivos. Esto ya
ha sido enfatizado en la perspectiva de sustentabilidad pero hay que reconocer que hay aproximaciones
de sustentabilidad débil (con primacía de dimensiones políticas y económicas) y hay aproximaciones
de sustentabilidad fuerte que reclaman abordajes de complejidad.
La cultura forestal como descripción y como co-creación:
La cultura por tanto tiene dos perspectivas: i) la cultura “como es” (descriptiva) y ii) la cultura “como
queramos que sea”.
La cultura “como es”: alude a eventos o aconteceres, procesos concretos que se realizan en la vida
compartida de los diversos actores involucrados (Fornet-Betancourt, citado por Vergara, 2008). Estas
manifestaciones tienen que ver con las diferentes formas cómo los actores se interrelacionan con los
bosques, independientemente de valoración externa. Así por ejemplo es posible encontrar casos donde
los actores ven a los bosques como lugares salvajes y amenazantes que necesitan ser transformados,
civilizados y en otros casos los actores ven a los bosques como lugares sagrados o lugares importantes
para la vida y por tanto merecen ser conservados. Así por ejemplo, Carton y Chávez (2018, p. 93)
indican que “En la sociedad andina existen dos conceptos negativos relacionados al árbol y al bosque:
el árbol es un símbolo de un mundo misterioso y amenazante, mientras el bosque representa todo lo
opuesto al orden de la cultura andina”.
La perspectiva del bosque “como es” no tiene una connotación fáctica que únicamente puede verificarse
racional o tangiblemente. Si se encuentra que hay comunidades que consideran que los árboles son
personas o deidades en sus cosmovisiones locales entonces ésa es la realidad a registrar. En otros casos
la comunidad considera que los seres humanos se pueden convertir en plantas y animales o viceversa.
Esta es una aproximación respetuosa que suspende juicios del observador.
La cultura “como queramos que sea”: corresponde al ideal de los valores de una cultura forestal y para
el efecto se plantean las aspiraciones que se desean alcanzar respecto a las relaciones entre los seres
humanos y los bosques. Esta imagen compartida no puede ser elaborada e impuesta desde una de las
partes, ni por el Estado, ni por los empresarios forestales, ni por los grupos sociales únicamente. A esta
forma de cultura le llamamos “cultura como co-creación.
Como se ha podido apreciar existen múltiples ontologías respecto a las relaciones entre el ser humano
y los bosques. Asumir que solo debe primar una de ellas atenta contra la diversidad de visiones de los

R E V I S T A I N D E X A D A enero-junio 75
BOSQUES LATITUD CERO 2020 Vol.10 (1)
Vol. 10(1), enero-junio 2020 REVISTA INDEXADA
ISSN: 2528-7818
ISSN: 1390 - 3683 BOSQUES LATITUD CERO

diferentes actores. Así se hace programas de educación, formación, capacitación forestal en el marco
de una ontología disyuntiva entre el bosque y la sociedad que considera que los bosques son fuentes
de recursos para satisfacción de las necesidades humanas. Premunidos de poder político, económico o
simbólico los actores hegemónicos terminan cometiendo una serie de injusticias ecológicas, forestales,
epistemológicas y lingüísticas. La actuación de un funcionario forestal en la aplicación estricta de
su paradigma de desarrollo podría estar significando un atropello a los derechos culturales de los
habitantes de los bosques.
La cultura en la normatividad forestal del Perú:
En la Ley Forestal y de Fauna Silvestre Ley Nº 29763 cuando se habla de cultura se está haciendo
alusión fundamentalmente a cosmovisión, conocimientos y prácticas tradicionales con relación al
uso y manejo los recursos forestales y de fauna silvestre y de la biodiversidad (SERFOR, 2015) En
la Política Nacional Forestal y de Fauna Silvestre se repite los componentes de la Ley y se añade el
elemento identidad (SERFOR, 2017).
El Reglamento para la gestión forestal habla de valores culturales y tradicionales:
Entendido como las propias señas de identidad de la población indígena percibida como herencia
colectiva, creada, transformada y transmitida de generación en generación. Estas señas de
identidad constituyen el legado colectivo que se condensa en la historia local, que se manifiesta
en una serie de costumbres y saberes. Se consideran valores culturales a las tradiciones, los ritos,
el lenguaje, el arte, la culinaria y vestimenta, modo de manejo y uso de los recursos naturales
(SERFOR, 2017, 82).
La Ley Forestal y de Fauna Silvestre Ley Nº 29763 contempla que el manejo forestal de los bosques
comunales que realizan las comunidades nativas se efectúa con autonomía, conforme a su cosmovisión
y con planes de manejo, de acuerdo a lineamientos aprobados por el SERFOR que incorporen sus
valores culturales, espirituales, cosmovisión y otros usos tradicionales del bosque, así como el control
de la actividad por la propia comunidad y por el sector correspondiente (Artículo 75). Así mismo,
explícitamente se reconoce el respeto a los conocimientos tradicionales (Art. 1) y se incluye la zonificación
forestal interior acorde con la cosmovisión y prácticas de las comunidades nativas (Etnozonificación).
Se reconoce el derecho a la participación y a la consulta previa (Artículo 1).
Cuando en la Estrategia Nacional de Desarrollo del Perú (FAO, 2002, p. 21) se hablaba de conciencia
y cultura forestal, como uno de los pilares que sustenta la Estrategia Nacional Forestal, se estaba
haciendo referencia a que la población mayoritaria del país tome conciencia de la importancia y
significado global de la actividad forestal. Esta misma lógica se encuentra en México cuando se dice
que la cultura forestal comprende “todas aquellas acciones encaminadas a concientizar a la población
hacia la conservación de los bosques y selvas” (Roo, 2009, p. 143).
Se encuentra que la cultura forestal oficial, a pesar de contar con un enfoque (inter)cultural en las
políticas públicas y normas bastante completo en la práctica se inscribe en un paradigma disyuntivo
entre el ser humano y los bosques y que los bosques son fuentes de recursos que pueden ser explotados/
aprovechados en beneficio del ser humano. La cultura forestal oficial es fuertemente economicista aun
cuando tome en cuenta consideraciones sociales y ambientales. Como afirman Pattie et al., 2003; Peralta-
Rivero et al., 2013; citados por Peralta et al.(2016, p.72):

76
Arce-Rojas, R. (2020). Cultura forestal desde la perspectiva del pensamiento complejo. Bosques Latitud Cero, 10(1),
69-82.

Generalmente, los bosques tropicales son subvalorados y es frecuente que estos sean únicamente
apreciados desde el punto de vista económico, resaltando el valor productivo de la madera o
el cambio de uso de suelo hacia otras actividades económicas, lo cual trae como consecuencia
la reducción de los recursos forestales.

DISCUSION
Como se ha podido apreciar en la conceptualización de la cultura es un término muy amplio pero
que puede ser abordada desde una perspectiva de sistemas adaptativos complejos en tanto forma un
universo de elementos tangibles e intangibles altamente interrelacionados e interdependientes. Visto
como sistema se puede comprender no sólo los elementos y estructuras sino también funciones que se
traducen en una dinámica alejada del equilibrio. Como sistema complejo se destaca su capacidad de
autoorganización y de generación de emergencias que no son atribuibles al comportamiento de cada
uno de los constituyentes sino que son producto de la interacción. Al ser concebido como un sistema
se reconoce una jerarquización de sistemas en el que el uno está contenido en el otro y se influyen
mutuamente a nivel micro y a nivel macro. De esta manera cultura no solo alude a expresiones ubicadas
en un espacio y tiempo específico sino que está cruzada por la historia y se verifica en un contexto
determinado con capacidad de transformación.
También se ha podido apreciar que cultura no puede separarse de lo que se ha dado en llamar naturaleza y
que tanto naturaleza y cultura forma un todo integrado en el que se verifican propiedades de dialogocidad,
recursividad y hologramía. Por ello es que es posible concebir los bosques como un socioecosistema.
Otros autores hablan de la socionaturaleza o de paisajes bioculturales. La ontología que separa el
bosque de la sociedad y por tanto de la cultura, solo es una de las perspectivas y no se puede agotar
otras cosmovisiones donde está presente la continuidad o la capacidad de intercambio de roles. De ahí
la importancia de valorar las ontologías relacionales (Escobar, 2005, 2015).
A la riqueza de la diversidad biológica va acompañada la riqueza de la sociodiversidad. Por tanto
no es posible reducir el entendimiento de la cultura forestal a una imagen instituida, normalizada y
estandarizada desde la hegemonía de una ontología disyuntiva que separa el ser humano de los bosques y
que legitima la instrumentalización de los bosques para la extracción de recursos forestales. Habría que
considerar que el propio concepto de “recurso forestal” da cuenta de la visión utilitaria y cosificadora
de los bosques (Mastrangelo 2009). Esto es especialmente relevante si se toma en cuenta que con
frecuencia los que alcanzan posiciones de poder en la política tienen visiones más desarrollistas y con
poco conocimiento y valoración de los bosques (Muller et al.2014, p. 18).
Por lo tanto cultura forestal solo entendida como proceso de educación que busca significados, sentidos
y valores solo desde una perspectiva hegemónica que reduce a los bosques a los valores del mercado
es insuficiente porque existe una alta diversidad cultural en el que se despliegan otros valores de los
bosques más allá de la materialidad o de la economía. Frente a concepciones de bosques en el marco de
una economía capitalista neoliberal existen otras formas de plantear el desarrollo. Se tiene por ejemplo
las propuestas de posdesarrollo o alternativas al desarrollo en el que cobran vigencia el Biodesarrollo,
la Bioeconomía, la Biopolítica y la Bioética en el que se reconoce los valores intrínsecos de la vida,
independientemente de la utilidad humana. Ello al margen que se puedan dar casos de contradicciones
o tensiones con el propio bienestar humano. En una comunidad moral ampliada también se incluyen
R E V I S T A I N D E X A D A enero-junio 77
BOSQUES LATITUD CERO 2020 Vol.10 (1)
Vol. 10(1), enero-junio 2020 REVISTA INDEXADA
ISSN: 2528-7818
ISSN: 1390 - 3683 BOSQUES LATITUD CERO

a las plantas y animales, o incluso de elementos llamados abióticos, y se da apertura a las discusiones
sobre los derechos de la naturaleza, que habiendo sido institucionalizado en Ecuador ha ido ganando
gradualmente reconocimiento internacional.
A diferencia de un pensamiento que reduce, simplifica y normaliza el pensamiento complejo está abierto
tanto a una mirada sistémica integradora como al reconocimiento de las incertidumbres, la no linealidad,
las crisis, las fracturas, las brumas, las discontinuidades, las bifurcaciones, entre otros fenómenos de
la complejidad. Por tanto tiene una mirada mucho más abierta y da pie a incorporar los conocimientos
y saberes tradicionales, la filosofía, la ética, la estética, la poesía o el arte en general. Desde este punto
de vista el pensamiento complejo tiene sintonía con propuestas alternativas como el pensamiento del
sur o el pensamiento decolonial (Santos, 2011). Por tanto el concepto de cultura forestal desde una
perspectiva de pensamiento complejo ofrece un marco mucho más amplio de lo que tradicionalmente
se ha empleado en el sector forestal que separa los bosques de los seres humanos, separa las ciencias
naturales de las ciencias sociales, separa las ciencias forestales de la filosofía, ética o estética.
En una perspectiva de pensamiento de síntesis del pensamiento complejo es importante promover un
proceso genuino de diálogo social para que se puedan concertar los múltiples intereses y visiones y se
puedan recoger de esta manera los múltiples valores de los bosques que no se quedan únicamente en la
madera, el carbono o determinados productos y servicios de los bosques. Esta consideración es de suma
importancia porque muchas veces se ha asumido que uno de los actores tiene la razón y corresponde a
los otros aceptar la visión impuesta. Por ello la necesidad de un proceso participativo de co-creación
en el que se puedan considerar los conocimientos, necesidades y preferencias de los actores (Cerrón et
al. 2019. p. 47). Como señalan Rayner et al (2010, p.7) los problemas complejos forestales necesitan
enfoques sinérgicos implicando una amplia gama de instrumentos políticos.

CONCLUSIONES
El pensamiento complejo da un marco para el entendimiento amplio de la cultura forestal que no se reduce
únicamente a procesos de educación o perfeccionamiento de conocimientos, habilidades y destrezas
dentro del marco de una ontología disyuntiva que separa el ser humano de los bosques y que legitima la
cosificación del bosque y su valoración únicamente desde una perspectiva economicista y desarrollista
al margen de los valores intrínsecos de la vida que tienen los bosques. En esta perspectiva se conciben los
bosques como socioecosistemas que pueden ser abordados desde el enfoque de los sistemas adaptativos
complejos y recupera la continuidad ontológica entre el bosque y los seres humanos. En un sector en
el que se mantienen grandes problemas de frontera como la deforestación, la tala ilegal, el tráfico y
el comercio ilegal de la fauna silvestre, la alegalidad forestal y las presiones políticas y económicas
para la conversión de bosques a otros usos de la tierra es central la formulación participativa de una
visión compartida de los bosques en el que también tengan cabida valores espirituales y culturales de
los bosques, incluyendo sus derechos.

78
Arce-Rojas, R. (2020). Cultura forestal desde la perspectiva del pensamiento complejo. Bosques Latitud Cero, 10(1),
69-82.

BIBLIOGRAFIA
Altieri, A. (2001). ¿Qué es la cultura? La Lámpara de Diógenes, Revista Semestral de Filosofía,
julio-diciembre, 2(4): 15-20.
Ansión, J. (1986). El árbol y el bosque en la sociedad andina. Lima, Ministerio de Agricultura &
FAO. 124 p.
Arévalo, R. L. (2003). Formación de recurso humano y generación de cultura forestal.
In Conferencia Internacional de Bosques. Colombia: país de bosques y vida. Memoriasp.
275-280 (No. Doc. 22653) CO-BAC, Bogotá).
Austin, T. (2000). Comunicación intercultural. Fundamentos y Sugerencias. Temuco. Recuperado
de: http://www.angelfire.com/emo/tomaustin/intercult/comintuno.htm
Barkin, P. (2011). Concesiones forestales, exclusión y sustentabilidad: Lecciones desde las
comunidades de la Sierra Norte de Oaxaca. Desacatos, (37), 93-110.
Bilhaut, A. (2016). Conversatorio «Miradas cruzadas en el bosque: cultura, derecho, protección»
Quito, 23 de marzo de 2016. Bulletin de l’Institut français d’études andines 45 (1): 263-267
Borroto, M.; Rodríguez, L.; Reyes, A. y López, B. A. (2011). Percepción ambiental en dos
comunidades cubanas M+A. Revista Electrónic@ de Medio Ambiente, 10:13-29.
Briceño, J.; Iñiguez, V. y Ravera, F. (2016). Factores que influyen en la percepción de servicios
de los ecosistemas de los bosques secos del sur del Ecuador.  Ecosistemas, 25(2) ,46-58.
[Fecha de Consulta 12 de Febrero de 2020]. ISSN: 1132-6344. Recuperado de: https://www.
redalyc.org/articulo.oa?id=540/54046745006
Campo A., A. Lorena. (2008). Diccionario básico de Antropología. Quito, Ecuador, Ediciones
Abya Yala. 165 p.
Carton Ch. y Chávez A. Porcón. (2018). Medio siglo de forestación en los Andes de Cajamarca -
Perú. Cajamarca, Perú, Lluvia Editores. 310 p.
Casana, R. y Mathez-St, S.L. (2011). Reforestando los bosques de huarango: una contribución a la
restauración del paisaje cultural y natural de la costa peruana. Leisa Revista de Agroecología.
27 (2): 19-20.
Castro, V. (2002). Ayquina y Toconce: Paisajes Culturales del Norte Árido de Chile. En: Mujica,
E. (Edit.). Paisajes Culturales en los Andes UNESCO, pp 193-206.
Cerrón, J., del Castillo J., Bonnesoeur, V., Peralvo, M., Mathez-Stiefel S. L. (2019). Relación
entre árboles, cobertura y uso de la tierra y servicios hidrológicos en los Andes Tropicales:
Una síntesis del conocimiento. Occasional Paper No. 27. Lima, Perú. Centro Internacional
de Investigación Agroforestal (ICRAF), Consorcio para el Desarrollo Sostenible de la
Ecorregión Andina (CONDESAN). DOI: http://dx.doi.org/10.5716/OP19056.PDF
de la Fuente León, J., & Morte, L. M. B. (2003). El agua y la maquinaria en la cultura forestal
de Almazán (Soria), durante el siglo XIX. Cuadernos de la Sociedad Española de Ciencias
Forestales, (16), 327-331.
Escobar, A. (2014). Sentipensar con la tierra. Nuevas lecturas sobre desarrollo, territorio y
diferencia/ Arturo Escobar --Medellín: Ediciones UNAULA, 184 p. (Colección Pensamiento
vivo).
Escobar, A. (2005). El “postdesarrollo” como concepto y práctica social. En Daniel Mato (coord.),
Políticas de economía, ambiente y sociedad en tiempos de globalización. Caracas: Facultad
de Ciencias Económicas y Sociales, Universidad Central de Venezuela, pp. 17-31.

R E V I S T A I N D E X A D A enero-junio 79
BOSQUES LATITUD CERO 2020 Vol.10 (1)
Vol. 10(1), enero-junio 2020 REVISTA INDEXADA
ISSN: 2528-7818
ISSN: 1390 - 3683 BOSQUES LATITUD CERO

Espinosa, L. (2014). Una antropología filosófica del paisaje. Enrahonar. Quaderns de Filosofia 53:
29-42. http://dx.doi.org/10.5565/rev/enrahonar.186
ETHOS. (s.f.). Percepción de la población objetivo respecto a los incendios forestales Regiones
IV a XII. CONAF, 48 p.
FPP, Pusaka y Pokker SHK. (2014). Salvando los bosques, garantizando los derechos Informe
del Taller internacional sobre la deforestación y los derechos de los pueblos de los bosques
celebrado en Palangka Raya, Indonesia, marzo de 2014. 136 p.
Galindo, M.C. (2015). La complejidad de la cultura. Guatemala, Universidad de San Carlos de
Guatemala, 19 p.
Gómez, P. (2013). Hacia una concepción de la antropología desde un enfoque complejo.
Pensamiento, 69 (261): 717-733
Goebel, A. (2018). Este bosque es mío. Un acercamiento a la dinámica de los conflictos forestales
en la Costa Rica liberal: concepciones, representaciones y acción de los sujetos (1880- 1955).
Memorias: Revista Digital de Arqueología e Historia desde el Caribe (mayo-agosto), 107-132.
Indacochea, B.; Jimenez, A. y Parrales, J. (2015). Impactos del manejo de bosques y percepción de bienes
y servicios ambientales en comunidades del cantón Jipijapa, Ecuador Bosques y percepción de
los bienes y servicios ambientales. Rev. SINAPSIS, Vol. 7, Nº 1, Diciembre: 13 p.
Herskovits, M. (1987). El Hombre y sus Obras. México, D.F, Fondo de Cultura Económica.
Ibáñez, T. (1988): “Las representaciones sociales, teoría y método”, en Ibáñez, T, (coor.): Ideologías
de la vida cotidiana, Barcelona, l´Hospitalet de Llobregat, pp. 13-90.
Ingold, T. 1992. ‘Culture and the perception of the environment.’ En E. Croll y D. Parkin (eds)
Bush base: forest farm. Londres: Routledge.
Jodelet, D. (1986): “La representación social: fenómenos, concepto y teoría”, en MOSCOVICI,
S. (ed.): Psicología Social, II. Pensamiento y vida social. Psicología Social y problemas
sociales, Barcelona, Paidos, pp. 469-494.
Keyes, M.R. (1998). Cultura forestal en Quintana Roo, México; observaciones y perspectivas. Madera
y Bosques, 4(1) ,3-13. [Fecha de Consulta 11 de Febrero de 2020]. ISSN: 1405-0471.
Disponible en: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=617/61740102
Kohn, E. (2013). How Forests Think: Towards an Anthropology beyond the Human. Berkeley y
Los Ángeles, University of California Press,
Lage, X.A. (2003). El monte, el cambio social y la cultura forestal en Galicia.  RIPS. Revista
de Investigaciones Políticas y Sociológicas, 2(2) ,109-123. [Fecha de Consulta 11 de
Febrero de 2020]. ISSN: 1577-239X. Disponible en:  https://www.redalyc.org/articulo.
oa?id=380/38020208
Landínez, A. Y. (2012). Uso y manejo del recurso forestal en la Amazonia colombiana:
particularidades culturales. Cultura Científica, (10), 66-73.
León de Monney, J. D. (1995). Bosques para la Paz: promoción de la cultura forestal a nivel
primario en Guatemala.
Lira, N. (2007). Ríos, Lagos, Bosques y Volcanes: Paisaje Cultural en La Araucanía. VI Congreso
Chileno de Antropología. Colegio de Antropólogos de Chile A. G, Valdivia.
Maldonado, C.E. (2019a). Solving the puzzle of a theory of complex systems, a logical approach.
Gazeta de Antropología, 2019, 35 (2), artículo 03.
Maldonado, C.E. (2019b). Sociedad de la información, políticas de información y resistencias
Complejidad, Internet, la red Echelon, la ciencia de la información. Bogotá, Ediciones desde
abajo & Planeta Paz. 144 p.
Maldonado, C.E. (2016). Pensar como la naturaleza una idea radical Uni-pluri/versidad, 16(2):
41-51.

80
Arce-Rojas, R. (2020). Cultura forestal desde la perspectiva del pensamiento complejo. Bosques Latitud Cero, 10(1),
69-82.

Mallarach, J.M.; Comas, E. y de Armas, A. (2012). EUROPARC-España 2012 El patrimonio


inmaterial: valores culturales y espirituales. Manual para su incorporación en las áreas
protegidas. Madrid, Ed. Fundación Fernando González Bernáldez, 146 p.
Mastrangelo, V. (2009). Análisis del concepto de Recursos Naturales en dos estudios de caso en
Argentina. Ambiente & Sociedade Campinas XII (2): 341-355
Maysar, R. (2011). Agua para los ecosistemas, los bienes y servicios y para las personas. En:
Birot, Y. y Palahí, M. (editores). Agua para los Bosques y la Sociedad en el Mediterráneo –
Un difícil equilibrio What Science Can Tell Us. European Fores Institute. 185 p.
Méndez, C. D. y Álvarez, M. F. (2000). Cultura forestal e imágenes del monte: el aprovechamiento
forestal en la pequeña agricultura familiar. No. 1102-2016-91013, pp. 179-199.
Meshack, C. L. (2010). Implementando derechos y protegiendo los bosques: una perspectiva
alternativa para reducir la deforestación Casos de estudio del Accra Caucus. Papúa Nueva
Guinea, Accra Caucus on Forests and Climate Change. 21 p.
Millenium Ecosystem Assessment - MEA (2005). Ecosystems and human well-being: synthesis
report. Island Press, Washington D.C., USA.
Ministerio del Ambiente – MINAM. (2016). La conservación de bosques en el Perú. Conservando
los bosques en un contexto de cambio climático como aporte al crecimiento verde. Lima,
MINAM, 180 p.
Müller R.; Pacheco, P. y Montero, J.C. (2014). El contexto de la deforestación y degradación de los
bosques en Bolivia: Causas, actores e instituciones. Documentos Ocasionales 100. Bogor,
Indonesia: CIFOR. 103 p.
Núñez, M. y Gonzáles, C. (2014). Interculturalidad como horizonte y posibilidad de relaciones
hermanas. República Dominicana: Editorial Centro Cultural Poveda
Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación – FAO (2001).
Estrategia Nacional Forestal Versión concertada con instituciones y actores forestales. Lima,
PROYECTO FAO GCP/PER/035/NET «Apoyo a la Estrategia Nacional para el Desarrollo
Forestal» 120 p.
Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación – FAO (2016). Los
bosques y el cambio climático en el Perú. Roma, FAO. 142 p.
Peralta, C.;  Galindo, M. G.;  Contreras, C.; Algara, M.; Mas-Caussel, J.F. (2016).  Percepción
local respecto a la valoración ambiental y pérdida de los recursos forestales en la región
Huasteca de San Luis Potosí, México. Madera bosque. 22(1): 71-93
Picos, J. A. L. (2001).  La construcción social del bosque y la cultura forestal en Galicia  (Tesis
Doctoral), Universidade de Santiago de Compostela). Santiago de Compostela, España. 340
p.
Puettmann, K. J.; Coates, K. D. y Messier, C. (2016). Crítica de la silvicultura: El manejo para la
Complejidad (Ciencia Ecológica). ACCI (Asoc. Cultural y Científica Iberoamericana. 294 p.
Rayner, J.; Buck, A.; Katila, P. (Edit.) (2010). Abarcando la complejidad en la gobernanza forestal
internacional: el camino a seguir. Unión Internacional de Organizaciones de Investigación
Forestal. 36 p.
Rizo, M. (2014). Exploraciones sobre la interculturalidad: notas interdisciplinarias para un estado
de la cuestión. En: Cynthia Pech Salvador; Marta Rizo García (2014): Interculturalidad:
miradas críticas. Bellaterra: Institut de la Comunicació, Universitat Autònoma de Barcelona.
ISBN 978-84-944171-1-5

R E V I S T A I N D E X A D A enero-junio 81
BOSQUES LATITUD CERO 2020 Vol.10 (1)
Vol. 10(1), enero-junio 2020 REVISTA INDEXADA
ISSN: 2528-7818
ISSN: 1390 - 3683 BOSQUES LATITUD CERO

Rivera, A.S. (2016). Etnografía acerca de la manera en que se piensan y representan los bosques:
reseña al libro How Forests Think: Towards an Anthropology beyond the Human, de Eduardo
Kohn En: Boletín de Antropología. Universidad de Antioquia, Medellín, 31 (52): 325-328.
DOI: http://dx.doi.org/10.17533/udea.boan.v31n52a20
Rojas, H.J. y Pérez, M.A. (2013). Servicios ecosistémicos: ¿Un enfoque promisorio para la
conservación o un paso más hacia la mercantilización de la naturaleza? En: Pérez, M.A;
Rojas, J.; Castaño, G.C. Sociedad y Servicios Ecosistémicos: perspectivas desde la minería,
los megaproyectos y la educación ambiental. Programa Editorial Universidad del Valle, pp.29-59
Roo, Q., & De, T. (2009). Estudio regional forestal. 372 p.
Santos, B. de S. (2011). Epistemologías del Sur. Utopía y Praxis Latinoamericana. Revista
Internacional de Filosofía Iberoamericana y Teoría Social CESA – FCES – Universidad del
Zulia. Maracaibo-Venezuela 16(54): 17 – 39.
Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre – SERFOR. (2015). Ley Forestal y de Fauna
Silvestre Ley Nº 29763 y sus Reglamentos. Lima, SERFOR. 345 p.
Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre – SERFOR. (2017). Política Nacional Forestal y
de Fauna Silvestre. Edición de bolsillo. Lima, SERFOR. 84 p.
Silva, P. (1992-93). Percepción del paisaje Aisthesis N° 25-26 Facultad de Filosofía Instituto de
Estética Pontificia Universidad Católica de Chile Santiago - Chile 97-99
Skewes, J. C.; Trujillo, F. y Guerra, D. (2017). Traer el bosque a sus domicilios. Transformaciones
de los modos de significar el espacio habitado. Revista INVI 32(91): 23-64.
Skewes, J. C.; Palma, L. y Guerra, D. (2017). Voces del bosque: entrevero de seres humanos y
árboles en la emergencia de una nueva comunidad moral en la Cordillera del sur de Chile.
Alpha N° 45: 105-126 p.
Suárez, A. B. (2014). Enseñar aquello que la gente no conoce: Programa BROTES una herramienta
para crear cultura forestal. In Investigación, gestión y técnica forestal, en la región de la
Macaronesia (pp. 297-310). Colegio de Ingenieros de Montes.
Tapia, M. y Park, J. (2012). Patrimonio tangible e intangible: Aportes al debate del distingo,
desde las “prácticas agroculturales”. Revista de Ciencias Sociales (Ve), XVIII (4) ,684-701.
Disponible en: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=280/28025469010
Vergara, N. (2008). Complejidad y cultura en la filosofía intercultural Latinoamericana: (Notas
para una comprensión de las identidades culturales en el Chiloé del siglo XXI.). Alpha
(Osorno), (26), 233-243. https://dx.doi.org/10.4067/S0718-22012008000100015
Victorino, A. (comp.) (2012). Bosques para las personas: Memorias del Año Internacional de los
Bosques 2011. Instituto de Investigación de Recurso Biológicos Alexander von Humboldt y
Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible. Bogotá, D.C., Colombia. 120 pág.
Vilariño, J. P. (1992). Cultura forestal y diferenciación profesional. Reís, 89-120.
Villalobos, R.; Carrera, F.; de Camino, R.; Morales, J. P. y Flores, W. (2012). Construcción de
cultura forestal para el desarrollo: tres historias de éxito en Latinoamérica.  Escalando
Innovaciones Rurales, 209.

82
Bosques Latitud Cero vol. 10(1) Páginas: 83-91

Análisis de correlación de las variables identificadas en las cuencas


hidrográficas de Pichincha y Sucumbíos, Ecuador.

Correlational analysis of the variables identified in the hydrographic


basins of Pichincha and Sucumbíos, Ecuador

Universidad de las Fuerzas Armadas del Ecuador ESPE, Quito, Ecuador.


1

León Castro Marcelo1* * Autor para correspondencia: marceloleon11@hotmail.com


Villacís Heredia Carla1

RECIBIDO: 20/11/2019 APROBADO: 08/05/2020

RESUMEN
El crecimiento poblacional, las sequías provocadas por el calentamiento global, el cambio climático
que actualmente se observa en el planeta hace que muchos de los recursos naturales en especial el
agua, sea una preocupación para satisfacer las nuevas demandas tanto de alimentación como de
actividades para el desarrollo humano; en tal sentido el presente trabajo detalla las cuencas, subcuencas
y microcuencas hidrográficas presentes en los cantones de las provincias de Pichincha y Sucumbíos en
Ecuador, mediante la revisión bibliográfica de los planes de desarrollo y ordenamiento territorial de los
cantones de las dos provincias y complementando el trabajo con la generación de mapas con sistemas
información geográfica; para realizar un análisis de las cuencas hidrográficas con las que cuentan las
provincias indicadas. El impacto antropogénico en las diferentes cuencas del país, el incremento de
la demanda del recurso hídrico hace que cada vez estas reservas se vean comprometidas, por lo cual
la importancia de plantear estrategias que permitan mantener el cuidado y manejo adecuado de cada
una de las cuencas que contribuyen al desarrollo del sector agropecuario del Ecuador.
Palabras clave: Cuenca hidrográfica, crecimiento poblacional, ordenamiento territorial, agua, demanda
hídrica.

Publicado por Editorial Universidad Nacional de Loja bajo licencia Creative Commons 4.0
R E V I S T A I N D E X A D A enero- junio 83
BOSQUES LATITUD CERO 2020 Vol.10(1)
Vol. 10(1), enero-junio 2020 REVISTA INDEXADA
ISSN: 2528-7818
ISSN: 1390 - 3683 BOSQUES LATITUD CERO

ABSTRACT
Population growth, droughts caused by global warming, and the climate change we are currently
seeing on the planet makes many of the natural resources, especially water, a concern to meet the new
demands of both food and human development activities; In this sense, the present work details the
basins, sub-basins and hydrographic basins present in the towns of the provinces of Pichincha and
Sucumbíos in the country of Ecuador; through the bibliographic review of the development plans
and territorial planning of the cantons of the two provinces and complementing the work with the
generation of maps with geographic information systems; to perform an analysis of the river basins
that the indicated provinces have. The anthropogenic impact in the different basins of the country, the
increase in the demand for water resources makes these reserves increasingly compromised, so the
importance of proposing strategies to maintain the care and proper management of each of the basins
that cater to our development.
Keywords: River basin, population growth, territorial planning, water, water demand.

INTRODUCCIÓN
El acelerado crecimiento poblacional en el mundo genera grandes preocupaciones para satisfacer
demandas tanto para la alimentación, así como insumos para otras actividades del desarrollo. Una de
las bases que sustentan el desarrollo son los recursos naturales suelo, agua, bosque y el bienestar del
hombre, sin embargo, en las últimas décadas se han observado situaciones graves representadas en los
procesos de degradación de estos recursos, trayendo consigo entre otras consecuencias, la pobreza y
conflictos socioecológicos (Faustino, 2000).
El conocimiento sobre las cuencas hidrográficas es un preámbulo fundamental para su uso biológico,
físico, económico y social. La cuenca hidrográfica se define como una unidad territorial en la cual el
agua que cae por precipitación se reúne y escurre a un punto común o que fluye toda al mismo río, lago
o mar (Acosta et al., 2016).
Los límites de la cuenca o divisoria de aguas se definen naturalmente y en forma práctica corresponden a
las partes más altas del área que encierra un río. Una cuenca no solamente abarca la superficie, a lo largo
y ancho, sino también la profundidad, comprendida desde el extremo superior de la vegetación hasta los
estratos geológicos limitantes bajo la tierra. Dentro de una cuenca se pueden distinguir: la parte alta, la
parte media y la parte baja. En las partes altas, la topografía normalmente es empinada y generalmente
están cubiertas de bosque. Tanto en la parte alta como en la parte media se encuentran la gran mayoría
de las nacientes y de los ríos; las partes bajas, a menudo tienen más importancia para la agricultura
y los asentamientos humanos, porque ahí se encuentran las áreas más planas. Se presenta la cuenca
como un verdadero sistema, ya que está formada por un conjunto de elementos que se interrelacionan;
los más importantes son: el agua, el bosque, el suelo y los estratos geológicos (Acosta et al., 2016).
Según CECCON (2003) indica que el agua ha sido un factor crucial para el desarrollo de las civilizaciones
y, muchas veces, un instrumento de poder. Sin embargo, en el mundo moderno el uso que hace el ser
humano del agua ha conducido a la contaminación y disminución de ríos, lagos y mantos freáticos;
según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza para el año 2025 la extracción de
agua se incrementará en 50 % en los países en vías de desarrollo y en 18 % en los desarrollados. Se

84
León, M., Villacís, C. (2020). Análisis de correlación de las variables identificadas en las cuencas hidrográficas de Pichincha
y Sucumbíos, Ecuador. Bosques Latitud Cero, 10(1), 83-91.

calcula para el año 2025, el 70 % de la población mundial no tendrá acceso a agua suficiente según el
Foro Mundial de Agua realizado en La Haya en el año 2000. Sólo en el último siglo se ha perdido más
de 50 % de los humedales del mundo.
Con el 12 % del territorio del planeta y el 6 % de la población global, América Latina y el Caribe se
consideran la región del agua porque mantienen el 27 % de los recursos hídricos del mundo (Andrade
y Navarrete, 2004). Sin embargo, la distribución de la población en esta zona no es homogénea y la
mayoría de la población urbana (75 %) se asienta en áreas con limitaciones.
Según Silva (2015) el Ecuador posee dos grandes cuenca-vertientes:
• Vertiente del Amazonas: Aquí se genera el 81% del caudal promedio del país y alberga el 12 %
de la población ecuatoriana.

• Vertiente del Pacifico: Aquí se genera el 19 % del caudal promedio anual del Ecuador y se
asienta el 88 % de la población total.

Según Terneus y Yánez (2018); durante muchos años en Ecuador, el manejo del agua se ha centrado en
iniciativas para mejorar el aprovisionamiento de la misma en cantidad, no necesariamente en calidad. A
esto se suma la limitada disponibilidad de recursos económicos para conservación de fuentes primarias
de agua y de criterio de manejo a nivel de cuenca hidrográfica como unidad de análisis.
En términos generales los problemas relacionados con el agua se traducen en calidad y cantidad del
recurso y su forma de distribución. Acerca de los usos, según Instituto Geográfico Militar (2013)
afirma: que el 70 % es destinado a la agricultura, 20 % a la industria y el 10 % al consumo doméstico.
Las instituciones públicas tienen el deber de fomentar que las personas participen en forma activa,
consciente, informada y organizada en la toma de decisiones y la ejecución de acciones tendientes a
proteger el agua y mejorar su administración. Se ha demostrado que la crisis actual en la gestión de los
recursos hídricos es ocasionada por deficiencias en la gobernabilidad del recurso y afecta principalmente
al entorno natural y a los más pobres (Barrantes y Alfaro, 2016). Numerosos estudios se han realizados
y son regularmente publicados en vista de la búsqueda por conservar y proteger las áreas comprendidas
por una cuenca hidrográfica, por lo que se pretende identificar las cuencas hidrográficas de los cantones
de las provincias ecuatorianas Pichincha y Sucumbíos mediante la recopilación de datos, obtenidos
de los planes de desarrollo y ordenamiento territorial de los cantones de las dos provincias y de esta
manera presentar estrategias de conservación.

MATERIALES Y MÉTODOS
Este documento se basa en la revisión bibliográfica de los planes de desarrollo y ordenamiento territorial
de los cantones pertenecientes a la provincia de la región oriental de Ecuador: Sucumbíos y a la provincia
de la región Sierra: Pichincha; además de la utilización de documentación secundaria para generar
mapas por medio de sistemas de información geográfica (SIG).

R E V I S T A I N D E X A D A enero-junio 85
BOSQUES LATITUD CERO 2020 Vol.10 (1)
Vol. 10(1), enero-junio 2020 REVISTA INDEXADA
ISSN: 2528-7818
ISSN: 1390 - 3683 BOSQUES LATITUD CERO

Para la presentación de estrategias de conservación de las cuencas hidrográficas se utilizó la metodología


de pago por servicios ambientales (PSA) desarrollado por el banco Mundial, consiste en adoptar soluciones
innovadoras al problema de la pérdida de servicios ambientales, y sus consecuencias en términos de
perdida de medios de vida, amenazas a la salud, e incremento de la vulnerabilidad. Los proveedores
de servicios ambientales se verán compensados por los mismos, mientras que los beneficiarios de los
servicios han de pagar por ellos (Pagiola y Platais, 2002).

RESULTADOS
Los resultados que se han obtenido del análisis de las cuencas, subcuencas y microcuencas hidrográficas
indicadas en los planes de ordenamiento y desarrollo territorial de los cantones: Mejía, Rumiñahui, Distrito
Metropolitano de Quito, Cayambe, San Miguel de los Bancos, Pedro Moncayo, Pedro Vicente Maldonado
y Puerto Quito de la provincia de Pichincha y los cantones: Cuyabeno, Shushufindi, Gonzalo Pizarro,
Lago Agrio, Putumayo, Cascales, Sucumbíos de la provincia de Sucumbíos se encuentran en la Tabla 1.

Tabla 1. Distribución de cuencas, subcuencas y microcuencas hidrográficas en las provincias Pichincha


y Sucumbíos.
PROVINCIA CANTÓN CUENCA SUBCUENCA MICROCUENCA
Río Los Girones
Río del Pueblo
Pedro Moncayo Río Esmeraldas Río Guayllabamba Río Tomaton
Río Chimburla
Río Cubinche
Río San Pedro
Río Salto
Río Guayllabamba Río Pedregal
Río Jambelí
Río Pita
Mejía Río Esmeraldas Río Santa Ana
Río Naranjal
Río Atenas
Río Blanco
Río Yamboya
Río Chisinche
Pichincha Río Corazón
Río Santa Clara
Rumiñahui Río Esmeraldas Río Guayllabamba
Río San Nicolás
Río Pachijal
Río Guayllabamba Río Chalguyacu
Chico
San Miguel de los Río Macas
Río Esmeraldas
Bancos Río Espejo
Río Blanco Río Mindo
Río Nuevo Mundo
Río Nambillo
Río Guayllabamba Río Pitzara
Pedro Vicente Río Cristal
Río Esmeraldas Río San Dimas
Maldonado
Río Blanco Río Caoni

86
León, M., Villacís, C. (2020). Análisis de correlación de las variables identificadas en las cuencas hidrográficas de Pichincha
y Sucumbíos, Ecuador. Bosques Latitud Cero, 10(1), 83-91.

PROVINCIA CANTÓN CUENCA SUBCUENCA MICROCUENCA


Río Tonglo
Río Perlavi
Río Cambugan
Río Chirapi
Río Anope
Río Gualcuyacu
Río Pataqui
Río Mashpi
Río Cubi
Río Saguanel
Río Charguayacu
Río Guayllabamba
Río San José
Río Tanchi
Quito Río Esmeraldas Río Blanco
Río Pichan
Río Alambi
Río Santa Rosa
Río Virginia
Río Guambi
Río Grande
Río Machangará
Río Capelo
Pichincha Río Blanco Río Verde
Río Cristal
Río Cinto
Río Ontongoró
Río Saloya
Puerto Quito Río Esmeraldas Río Blanco Río Sabalo
Río Inga
Río Silanche
Río Abundancia
Río Salazar
Río Esmeraldas Río Guayllabamba Río La Chimba
Río Upayacu
Río Blanco
Río Sayaro
Río Monjas
Río Cangahua
Cayambe Río Puructog
Río Collago
Río Guachala
Río Napo Río Coca Río clavadero
Río Quiebra canillas
Río Azuela
Río San Miguel Drenajes menores
Putumayo Río Putumayo
Río Guepi Río Guepi

Río Chingual
Sucumbíos Río Cofanes
Sucumbíos Río Napo Río Aguarico Río San Antonio
Río Condue
Río El Dorado

R E V I S T A I N D E X A D A enero-junio 87
BOSQUES LATITUD CERO 2020 Vol.10 (1)
Vol. 10(1), enero-junio 2020 REVISTA INDEXADA
ISSN: 2528-7818
ISSN: 1390 - 3683 BOSQUES LATITUD CERO

PROVINCIA CANTÓN CUENCA SUBCUENCA MICROCUENCA


Río Putumayo Río Coca Río Malo
Río Dashino
Río Clavadero
Río Duvino
Gonzalo Pizarro Río Due Grande
Río Puchuchoa
Río Napo Río Aguarico
Río Agua Clara
Río El Dorado
Río Boca Grande
Río Betano
Río Opuno
Río Taruca
Río Putumayo Río San Miguel
Río Conejo
Sucumbíos Río Zancudo
Lago Agrio Río Chanangue
Río Napo Río Aguarico Río Aucayacu
Rio Dureno
Rio Teteye
Río Pisuri
Cuyabeno Río Putumayo Río Guepi Río Guepi
Río Peje
Río Putumayo Río San Miguel Río Sarayacu
Cascales Río Boca Chico
Río Napo Río Aguarico Río Puchuchoa
Río Aguarico Río Juanillas
Shushufindi Río Napo
Río Jivino Río Jivino

Los cantones de Pichincha: Mejía, Rumiñahui, Distrito Metropolitano de Quito, Cayambe, San Miguel
de los Bancos, Pedro Moncayo, Pedro Vicente Maldonado y Puerto Quito comparten la cuenca del Río
Esmeraldas a excepción de Cayambe que se encuentra en la cuenca del Río Esmeraldas y la cuenca del
río Napo, como se indica en la Imagen1.
Los cantones de Sucumbíos: Putumayo y Cuyabeno pertenecen a la cuenca del río Putumayo. Sucumbíos
y Shushufindi pertenecen a la cuenca del río Napo, mientras que Gonzalo Pizarro, Lago Agrio y Cascales,
comparten en el mismo cantón dos cuencas: la del río Putumayo y la del río Napo, que se encuentra
representad en la Figura 1.
Por tratarse de dos provincias que se encuentran juntas, la cuenca del río Napo pasa por ambas.

88
León, M., Villacís, C. (2020). Análisis de correlación de las variables identificadas en las cuencas hidrográficas de Pichincha
y Sucumbíos, Ecuador. Bosques Latitud Cero, 10(1), 83-91.

Figura 1. Cuencas hidrográficas de las provincias Pichincha y Sucumbíos

En la figura 2 se puede observar las subcuencas que se encuentran en cada cantón, las mismas que están
detalladas en la Tabla 1.

Figura 2. Subcuencas hidrográficas de las provincias Pichincha y Sucumbíos


R E V I S T A I N D E X A D A enero-junio 89
BOSQUES LATITUD CERO 2020 Vol.10 (1)
Vol. 10(1), enero-junio 2020 REVISTA INDEXADA
ISSN: 2528-7818
ISSN: 1390 - 3683 BOSQUES LATITUD CERO

Existe varios de factores que afectan a las cuencas hidrográficas y las deterioran, entre ellas se encuentra:
el calentamiento global, la sequía, la contaminación, las actividades y mal manejo en la zona alta de
las cuencas; mientras que la creciente necesidad de las poblaciones de contar con el suministro del
líquido vital de forma ininterrumpida, ha sido el punto de partida para reflexionar que el agua es un
recurso que se puede agotar y que su calidad cada vez se encuentra más afectada. Esto ha llevado al
gobierno central a crear campañas de rehabilitación y conservación de las cuencas hidrográficas con
los comuneros que viven cerca de las mismas.
La metodología que impulsa el Pago de Servicios Ambientales es una alternativa para frenar el deterioro
de las cuencas, mediante el cobro de tasas adicionales en la tarifa de abastecimiento de agua potable.
Las que son pagadas por los beneficiarios, las personas que viven en la localidad como lo establece la
Codificación de la Ley Orgánica de Régimen Municipal, donde los recursos serían invertidos en las
zonas altas de las cuencas, con el debido mantenimiento y recuperación de la cobertura forestal o del
páramo según sea el caso, de esta manera asegurar el suministro futuro de agua para consumos humano
a las provincias de Pichincha y Sucumbíos.

DISCUSION
La información disponible en los planes de desarrollo y ordenamiento territorial de los cantones
pertenecientes a las provincias de Sucumbíos y Pichincha no se encuentran debidamente estructurada,
es necesario y urgente la intervención de la Secretaría de Información para controlar e indicar los
parámetros mínimos que deben cumplir para que sean fuentes confiables de investigación. En el
tema de cuencas hidrográficas se ha encontrado todos los datos necesarios para su recopilación por
cantón ya que se realizó una comparación con los geodatos obtenidos de la Secretaría de información,
comprobando su credibilidad en este aspecto.
Según Camacho (2008) la información disponible, para la mayoría de las experiencias sobre PSA en
Ecuador, no permiten cuantificar el impacto de los proyectos en términos del cambio o mejora en la
provisión del servicio ambiental a corto plazo, tampoco permite cuantificar el estado de conservación
de los ecosistemas bajo manejo, ya que la mayoría de proyectos no disponen de una línea base, ni de
sistemas de seguimiento y monitoreo.
Por lo tanto, se debe trabajar con la metodología PSA desde el levantamiento de información hasta la
obtención de resultados para dar una respuesta efectiva frente a los cambios de uso de suelos en las zonas
altas de las cuencas y no alterar la provisión de agua y servicios hidrológicos naturales brindando un
servicio de calidad y creando proyectos auto sostenibles en el tiempo con una participación institucional,
de la población que pagan por el servicio y los actores de las cuencas que reciben el pago por preservarlas.

CONCLUSIONES
• El análisis de cuencas hidrográficas en las provincias de Pichincha y Sucumbios permitió determinar
la cantidad de recursos hídricos con los que se cuenta y reflexionar sobre la forma en que se maneja
el agua en la actualidad.
• Los ecosistemas naturales proveen valiosos servicios ambientales que, debido a una deficiente
administración o a la carencia de incentivos económicos para preservarlos, con frecuencia acaban
perdiéndose.
• El Pago de Servicio Ambiental se convertirá en una alternativa válida para conservar las cuencas
hidrográficas en Sucumbios y Pichincha, ya que será sostenible, el Banco Mundial está trabajando en

90
León, M., Villacís, C. (2020). Análisis de correlación de las variables identificadas en las cuencas hidrográficas de Pichincha
y Sucumbíos, Ecuador. Bosques Latitud Cero, 10(1), 83-91.

colaboración con varios países para desarrollar sistemas que promuevan el mantenimiento de
servicios ambientales hasta que puedan sustentarse solos; además imparte cursos de capacitación
en PSA dirigido al personal técnico de ministerios, agencias de conservación y organizaciones no
gubernamentales involucrado en la implementación de programas. Sin embargo, las experiencias
en Ecuador todavía son reducidas y es necesario profundizar más en la práctica para poder llegar
a conclusiones definitivas.
• Los proveedores, usuarios y el servicio deben estar bien identificados. Es común que el servicio
por el cual se establece el sistema de pago no esté bien definido; esto crea serias deficiencias en el
sistema, dado que constituye un desincentivo para el pago de los usuarios.

BIBLIOGRAFIA
Acosta, D., Camarena, A., Chang, A., Díaz, A., Fuller, E., González, C., & De León, A. T. (2016).
Uso de software para el procesamiento de imágenes digitales para la definición de cuencas
hidrográficas. Revista de Iniciación Científica, 2(1), 12-18.
Andrade, A. y Navarrete, F. (2004)] Andrade, A. y Navarrete, F. (2004). Lineamientos para la aplicación
del enfoque ecosistémico a la gestión integral del recurso hídrico. Programa de las Naciones
Unidas para el Medio Ambiente, Oficina Regional para América Latina y el Caribe, Red de
Formación Ambiental. D.F. México.
Barrantes, É. V., y Alfaro, A. M. (2016). COSTA RICA DEMANDA UNA GESTIÓN INTEGRAL
DEL RECURSO HÍDRICO: ESCENARIO LATINOAMERICANO Y LA REALIDAD PAÍS.
InterSedes, 17(35).
Camacho, D. (2008). Esquemas de pagos por servicios ambientales para la conservación de cuencas
hidrográficas en el Ecuador. Investigación Agraria: Sistemas y Recursos Forestales, 17: 54-66.
Campaña, J. (2014). Problemas Ambientales. Presentación de power point, Quito.
CECCON, E. (2003). Los bosques ribereños y la restauración y conservación de las cuencas
hidrográficas. Ciencias, (072).
Faustino, J., y Jiménez Otárola, F. (2000). Manejo de cuencas hidrográficas.
Gourbesville, P. (2008)] Gourbesville, P. (2008). Challenges for integrated water resources management.
Physics and Chemistry of the Earth, Parts A/B/C.33(5): 284-289.
Instituto Geográfico Militar. (2013). Atlas de la República del Ecuador (segunda edición ed.). Quito,
Ecuador: Secretaría Nacional de Planificación - SENPLADES.
León, Ruiz, Guarda, Montalvan, (2018). Analysis of the water Quality of the Monjas River: Monitoring
and control System. WorldCIST 2018: 363-374.
León, Ruiz, Haz, Montalvan, (2018). Water Treatment Monitoring System at San Jose de Chaltura,
Imbabura - Ecuador. ICCSA 2018: 610-624.
Pagiola, S., y Platais, G. (2002). Pagos por servicios ambientales. Environment Strategy Notes, 3.
Silva, P., Priscila, W. (2015). La problemática ambiental y el deterioro de los recursos naturales en el
Ecuador. Una perspectiva desde la geografía (Bachelor’s thesis, PUCE).
Terneus-Jácome, E., y Yánez, P. (2018). Principios fundamentales en torno a la calidad del agua, el
uso de bioindicadores acuáticos y la restauración ecológica fluvial en Ecuador. LA GRANJA.
Revista de Ciencias de la Vida, 27(1): 36-50.
R E V I S T A I N D E X A D A enero-junio 91
BOSQUES LATITUD CERO 2020 Vol.10 (1)
Bosques Latitud Cero vol. 10(1) Páginas: 92-105

Análisis multitemporal del cultivo de caña en las parroquias


de Vilcabamba, San Pedro de Vilcabamba y Malacatos, cantón
Loja, provincia Loja.
Multitemporal analysis of sugarcane crop in the parishes of
Vilcabamba, San Pedro de Vilcabamba and Malacatos, Loja canton,
Loja province.
Romero-Córdova Martha1* 1
Carrera de Ingeniería en Manejo y Conservación del Medio Ambiente. Universidad Nacional de
Jumbo-Alvarado Bryan1 Loja (UNL), Ciudadela Guillermo Falconi. Loja, Ecuador.

Flores-Aguilar Diego1 2
Centro de Investigaciones Territoriales. Universidad Nacional de Loja (UNL), Ciudadela
Guillermo Falconi. Loja, Ecuador.
Ramírez-Narváez, Manuel1 *Autor para correspondencia: : mdromeroc@unl.edu.ec
Juela-Sivisaca Oscar2

RECIBIDO: 09/11/2019 APROBADO: 20/05/2020

RESUMEN
Se analizó la superficie ocupada por el cultivo de caña, en el periodo de evaluación de 1986 al 2016,
se implementó diferentes técnicas de teledetección y procesos cartográficos, en base a imágenes
satélitales Landsat 5 (TM), 7 (ETM+) y 8 (OLI y TIRS). Se recopiló información cartográfica primaria
y secundaria, donde se analizó las imágenes satélitales Landsat del Servicio Geológico de Estados
Unidos (USGS) e información topográfica del Centro de Investigación Territorial de la Universidad
Nacional de Loja (CIT), siendo procesada con los softwares libres GRASS 7.4 y QGIS 3.2. Así mismo,
se realizó correcciones y realces, mejorando la calidad de las imágenes, que a su vez se utilizaron para
la clasificación supervisada, además, se utilizó el método de asignación de máxima secuencialidad a
posteriori, cuyos resultados fueron validados mediante matrices de confusión y el cálculo del índice kappa.
Los resultados obtenidos para el cultivo de caña, muestran que en el año de 1986 ocupó una superficie
de (0,66 %), que en el año 1996 disminuyó a (0,54 %), decreciendo en el 2007 a (0,40 %) y aumentando
para el 2016 a (0,50 %). Este suceso de disminución, se debe a la falta de apoyo a los cañicultores, tanto
en capacitaciones y créditos, así como las condiciones precarias para la comercialización y creación
de precios justos para su producción, otro factor que influyó para la pérdida de la cobertura de cultivo
de caña es el incremento constante de infraestructura para: fincas, quintas productivas y vacacionales.
Palabras claves: Análisis multitemporal, imágenes satélitales, cambio de uso del suelo, clasificación
supervisada.

Publicado por Editorial Universidad Nacional de Loja bajo licencia Creative Commons 4.0
R E V I S T A I N D E X A D A enero- junio 92
BOSQUES LATITUD CERO 2020 Vol.10(1)
Romero-Córdova M., et al. (2020). Análisis multitemporal del cultivo de caña en las parroquias de Vilcabamba, San Pedro de
Vilcabamba y Malacatos, cantón Loja, provincia Loja. Bosques Latitud Cero, 10(1), 92-105

ABSTRATC
In the evaluation period from 1986 to 2016, different remote sensing techniques and cartographic
processes were applied based on Landsat 5 (TM), 7 (ETM+) and 8 (OLI and TIRS) satellite images.
Primary and secondary cartographic information was collected, where the Landsat satellite images of
the United States Geological Survey (USGS) and topographic information of the Territorial Research
Center of the National University of Loja (CIT) were analyzed, being processed with the free software
GRASS 7.4 and QGIS 3.2. Furthermore, corrections and enhancements were made, improving the
quality of the images, which in turn were used for the supervised classification, in addition, the method
of assigning maximum sequencing to posteriori was used, whose results were validated by confusion
matrices and kappa index calculation. The results obtained for the cultivation of cane show that in 1986
it occupied an area of (0.66 %), which in 1996 decreased to (0.54 %), decreasing in 2007 to (0.40 %)
and increasing in 2016 to (0.50 %). This decline is due to the lack of support for sugar cane growers,
both in terms of training and credits, as well as the precarious conditions for marketing and the creation
of fair prices for their production, Another factor influencing the loss of cane cultivation coverage is
the constant increase in infrastructure for: farms, productive and holiday estates.
Keywords: Multitemporal analysis, satellite images, land use change, supervised classification.

INTRODUCCIÓN
Los cambios de cobertura y uso del suelo son procesos dinámicos, reconocidos a nivel global como uno
de los principales causantes del deterioro ambiental, estos procesos de cambios son cada vez mayores,
generando modificaciones y pérdidas en la cobertura del suelo (Ortiz, 2009).Las modificaciones
históricas que producen ganancia o reducción constante de las coberturas del suelo, en áreas naturales
o de origen antrópico son el resultado de factores biofísicos, económicos y sociales (Gregorio y Ayuga,
2011). Estos cambios de usos y coberturas pueden ser evaluados mediante la teledetección, misma que
permite realizar un monitoreo mediante el uso de imágenes satélitales, facilitando el monitoreo de los
cambios ocurridos en las coberturas naturales, urbanas y agrícolas a corto o largo plazo en el área de
interés (Schowengerdt, 2007).
En América Latina y el Caribe los ecosistemas terrestres sufren modificaciones por la intensificación y
degradación del suelo, aumentando áreas agrícolas que afectan directamente a la superficie de coberturas
con alta vulnerabilidad a procesos de erosión y baja productividad (Santillán, 2016). En Ecuador una
de las principales problemáticas para la degradación y transformación de los suelos son las prácticas
agrícolas no sustentables (Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura, 2015).
Para la FAO (2015), el Ecuador destina gran parte de su superficie para la producción agrícola y
alimentaria, siendo estas las principales responsables del cambio de uso del suelo en el país, destacando
la producción de caña de azúcar para las cuales se han destinado grandes superficies a nivel nacional,
obteniendo el 5,68 % de producción entre los periodos de 2016 y 2017. La producción de caña de
azúcar está ubicada principalmente en la Región Costa, con una superficie total de 82,83 % para la
provincia del Guayas. Así mismo, en la Región Sierra, las provincias de Cañar con un 8,74 % y Loja
con 5,09 % de la superficie total (Encuesta de Superficie y Producción Agropecuaria Continua, 2017).
En el año de 1990 la producción de caña en Loja aumento en un 32 % de la producción nacional hasta
el 2017, generando problemas ambientales como la tala de bosques, el incremento descontrolado de
monocultivos y de zonas urbanas (Centro de Investigación de la Caña de Azúcar del Ecuador, 2017).

R E V I S T A I N D E X A D A enero-junio 93
BOSQUES LATITUD CERO 2020 Vol.10 (1)
Vol. 10(1), enero-junio 2020 REVISTA INDEXADA
ISSN: 2528-7818
ISSN: 1390 - 3683 BOSQUES LATITUD CERO

De acuerdo al Censo de Población y Vivienda realizado en el año 2011, las parroquias de Vilcabamba,
San Pedro de Vilcabamba y Malacatos, dedican un 41,50 % a las actividades agropecuarias, teniendo
como principal actividad productiva la caña de azúcar (Instituto Nacional de Estadística y Censos, 2011),
la cual se ve limitada debido a que la tierra se ha parcelado, siendo destinadas a fincas vacacionales y
productivas, lo cual conlleva a ocasionar cambios en las superficies del suelo (Ortiz, 2016). Razón por
la cual surgió la siguiente pregunta de investigación ¿Cuál es el cambio de uso del suelo en la superficie
ocupada por el cultivo de caña de azúcar, entre los años de 1986 y 2016 en las parroquias Vilcabamba,
San Pedro de Vilcabamba y Malacatos, cantón Loja, provincia Loja?
Para la variación espacio temporal del cultivo de caña entre los años de 1986 y 2016 en las parroquias
de Vilcabamba, San Pedro de Vilcabamba y Malacatos, cantón Loja, provincia Loja, se utilizó Sistemas
de Información Geográfica “SIG” y técnicas de teledetección que permitió identificar los cambios entre
las fechas de referencia, también, se generó mapas de cambios de uso del suelo para cada periodo de
estudio, y de esta manera se cuantificó los cambios existentes en las diferentes coberturas del suelo.

MATERIALES Y METODOS
Área de estudio
El proyecto de investigación se llevó a cabo en las parroquias rurales de Loja, ubicadas aproximadamente
a 40 km al Sur-Occidente, en la Cordillera de los Andes y la Cordillera de Sabanilla. Sus límites son:
al Norte con las parroquias urbanas del cantón Loja y el Tambo (Catón Catamayo); al Sur con las
parroquias Quinara y Yangana; al Este con la provincia de Zamora Chinchipe y al Oeste con el cantón
Quilanga y Gonzanamá (PDOT, 2014).
Las parroquias en estudio ocupan una extensión de 434,19 km2, en un rango altitudinal de 11500 -
1600 m s.n.m, ubicadas entre las coordenadas geográficas UTM Zona 17S de 4°15’39’’ Latitud Sur y
79° 13’ 21’’ de Longitud Oeste (PDOT, 2014).

Figura 1. Ubicación de las parroquias Vilcabamba, San Pedro de Vilcabamba y Malacatos, cantón Loja, provincia Loja.

94
Romero-Córdova M., et al. (2020). Análisis multitemporal del cultivo de caña en las parroquias de Vilcabamba, San Pedro de
Vilcabamba y Malacatos, cantón Loja, provincia Loja. Bosques Latitud Cero, 10(1), 92-105

Las parroquias rurales en estudio cuentan políticamente con 44 barrios rurales y 17 barrios urbanos.
Además, presentan características ambientales, presentando una topografía accidentada y de difícil
acceso con alturas que varían desde los 700 hasta 1700 m s.n.m., se constituye prácticamente en una
cuenca, donde todos los drenajes naturales (quebradas y lagunas) escurren desde la parte alta hacia el río
Solanda, que es una afluente del río Catamayo. El territorio se encuentra subdividido en micro-macro
cuencas o drenajes menores los cuales drenan sus aguas en las quebradas que atraviesan el territorio
de las parroquias. El tipo de clima es relativamente un clima Ecuatorial Alto Montano, Ecuatorial
Mesotérmico Seco y Ecuatorial Mesotérmico semi-Húmedo, y posee una temperatura que se mantiene
entre 18 y 22ºC, llegando a temperaturas mínimas de 5°C (PDOT, 2015b).
Recolección de información
Primero se realizó la recopilación de información, mediante la toma de puntos GPS y el reconocimiento
en campo de las coberturas y usos, con el propósito de identificar las firmas espectrales de los usos
actuales del suelo.
Así mismo, se recopiló la información cartográfica “imágenes satélitales” disponible gratuitamente,
de la página web de “science for changing world”, http: //glovis.usgs.gov/, (USGS), también se utilizó
información secundaria del Centro de Investigaciones Territoriales (CIT) de la Universidad Nacional de
Loja, el Sistema Nacional de Información (SNI) y el Instituto Geográfico Militar (IGM). Es importante
mencionar que, debido a la presencia de nubes y sombras de nubes en los periodos del 2006 y 2018,
fue necesario utilizar imágenes de los periodos del 2007 y 2016, con la finalidad de poder excluir la
mayor cantidad de zonas sin información y obtener así una mejor visualización de la cobertura vegetal
del área de estudio para su posterior clasificación.
Para el análisis y procesamiento de la información cartográfica primaria y secundaria, se seleccionó
el software libre GRASS 7.4 y QGIS 3.2, mismos que nos permitieron obtener resultados de buena
calidad por cada imágen procesada.
Preparación de imágenes: correcciones y realces
A las imágenes satelitales de los años de estudio primero se les realizaron correcciones de tipo geométrica,
atmosférica y radiometría, además se les aplicaron realces y filtros, con el fin de mejorar la interpretación
visual de las imágenes.
Clasificación digital de las imágenes satélitales
Con las imágenes corregidas, se realizó una clasificación supervisada, con la ayuda del programa GRASS
7.4 y QGIS 3.2, tomando como apoyo las firmas espectrales de las diferentes coberturas y uso actual
que se levantaron en la salida de campo. Una vez definido las firmas espectrales para cada cobertura
vegetal se procedió a establecer las siguientes categorías: cultivo de caña (CC), otros cultivos (OC),
vegetación arbustiva (VA), suelo descubierto (SD), bosque (B), otros usos (Ou), cuerpos de agua (CA),
nubes (N) y Sombra de nubes (Nb).
Estas coberturas de uso del suelo del área de estudio se establecieron tomando como referencia el
protocolo metodológico para elaborar mapas de cobertura y uso de suelo de tierra de Ecuador Continental
del MAE 2015.
Una vez preparada las imágenes se procedió a realizar la clasificación supervisada de las imágenes
mediante algoritmos de clasificación con la ayuda del programa GRASS 7.4 y la terminal del sistema
operativo Linux-Ubuntu. Para esta etapa se utilizaron dos algoritmos de clasificación: (i.group), (i.gensigset)
y (i.smap).
R E V I S T A I N D E X A D A enero-junio 95
BOSQUES LATITUD CERO 2020 Vol.10 (1)
Vol. 10(1), enero-junio 2020 REVISTA INDEXADA
ISSN: 2528-7818
ISSN: 1390 - 3683 BOSQUES LATITUD CERO

Detección de cambios
Para la detección de cambios de coberturas y uso de suelo, se identificaron y calcularon áreas de cada
imágen procesada (ver tabla 1).
Validación de resultados
Para la validación de los resultados de la clasificación, se ejecutó un análisis de exactitud, donde se
realizó una matriz de confusión y se determinó el coeficiente Kappa. Para este proceso se tomaron 70
puntos aleatorios, que se generaron con la herramienta de creación de vectores QGIS 3.2, tomando en
consideración para la imágen del año 2016 los puntos tomados en campo.

RESULTADOS
Después de haber realizado el procesamiento de toda la información cartográfica primaria y secundaria,
se procedió a identificar los cambios que se han dado en las coberturas estudiadas, entre los años 1986
al 2016. Es necesario mencionar que se generó una categoría de nubes debido a que, en las imágenes
de los periodos de 1986, 1996 y 2007 había la presencia de este fenómeno. Es necesario tener en cuenta
que el porcentaje máximo de nubosidad que debe contener una imágen es del 20 %para que no afecte
los resultados de las clasificaciones (ver tabla 1).
Cambios de uso del suelo del año 1986
Para el año de 1986 (ver figura 2) la cobertura de cultivo de caña fue de (0,66%), seguido de vegetación
arbustiva con (49,19 %), bosque con (25,68 %), otros usos con una superficie de (1,24 %) y por último
el (4,83 %) correspondiente a nubes, esta cobertura aparece debido a que en algunas imágenes Landsat
se llega a obtener un porcentaje alto de nubosidad.
Cambios de uso del suelo del año 1996
Con respecto al año de 1996, se observa en la figura 3 y tabla 1 que el cultivo de caña ocupa un (0,54
%) de la superficie total del área de estudio. Las coberturas con mayores extensiones son: vegetación
arbustiva con (53,95 %) y bosque con (26,30 %). Así mismo, se encuentran en menores proporciones la
cobertura de otros cultivos con (3,46 %), seguido de otros usos con el (1,70 %), y por último se obtuvo
el (1,72 %) de nubes.
Cambios de uso del suelo del año 2007
En el año 2007 (ver figura 4 y tabla 1) el cultivo de caña ocupó el (0,40 %). Las coberturas con mayores
extensiones son vegetación arbustiva con un (46,00 %), seguida de bosque con el (25,68 %). Así
mismo, en menores porcentajes se encuentran las coberturas de otros usos con (1,24 %) y el (1,48 %)
correspondiente a sombra de nubes y cuerpos de agua de la superficie total del área de estudio.
Cambios de uso del suelo del año 2016
La figura 5 muestran que en el año 2016 el cultivo de caña cuenta con el (0,50 %), la cobertura con mayor
extensión es la de vegetación arbustiva con (43,40 %), seguida de bosque que cubre un (25,80 %), con
valores menores se obtuvieron las coberturas de otros usos con el (1,20 %) y cuerpos de agua con un
(0,10 %) de la superficie total de las parroquias de estudio.

96
Romero-Córdova M., et al. (2020). Análisis multitemporal del cultivo de caña en las parroquias de Vilcabamba, San Pedro de
Vilcabamba y Malacatos, cantón Loja, provincia Loja. Bosques Latitud Cero, 10(1), 92-105

Tabla 1. Datos de hectáreas y porcentajes de las diferentes coberturas del suelo, de cada año de estudio.
1986 1996 2007 2016
Cobertura
ha % ha % ha % ha %
Cultivo de caña 285,33 0,66 234,23 0,54 178,52 0,40 226,51 0,50
Otros cultivos 7 59,77 1,75 1 497,33 3,46 1 307,12 3,00 1 658,03 3,80
Suelo descubierto 6 570,41 15,17 4 645,74 10,72 6 477,96 15,00 10 918,87 25,20
Vegetación arbustiva 21 307,54 49,19 23 370,92 53,95 19 921,27 46,00 18 809,92 43,40
Bosque 11 125,55 25,68 11 394,76 26,30 11 429,51 26,40 11 173,80 25,80
Otros usos/ urbano 537,21 1,24 736,27 1,70 304,93 0,70 501,03 1,20
Nubes 2 092,01 4,83 743,51 1,72 2 440,63 5,60 - -
Sombra de nubes y
641,02 1,48 696,08 1,61 1 258,90 2,90 29,68 0,10
cuerpos de agua
TOTAL 43 318,84 100,00 43 318,84 100,00 43 318,84 100,00 43 317,84 100,00

Figura 2. Mapa de Coberturas y Uso de suelo de las parroquias de estudio-Periodo 1986.

R E V I S T A I N D E X A D A enero-junio 97
BOSQUES LATITUD CERO 2020 Vol.10 (1)
Vol. 10(1), enero-junio 2020 REVISTA INDEXADA
ISSN: 2528-7818
ISSN: 1390 - 3683 BOSQUES LATITUD CERO

Figura 3. Mapa de Coberturas y Uso de suelo de las parroquias de estudio-Periodo 1996.

Figura 4. Mapa de Coberturas y Uso de suelo de las parroquias de estudio-Periodo 2007.

98
Romero-Córdova M., et al. (2020). Análisis multitemporal del cultivo de caña en las parroquias de Vilcabamba, San Pedro de
Vilcabamba y Malacatos, cantón Loja, provincia Loja. Bosques Latitud Cero, 10(1), 92-105

Figura 5. Mapa de Coberturas y Uso de suelo de las parroquias de estudio-Periodo 2016.

Validación de resultados
Para la validación de resultados se realizó la matriz de confusión para cada periodo de tiempo (Tabla
2), donde se pudo calcular la exactitud global, considerándose muy satisfactoria, debido a que los
resultados son la comparación de puntos tomados aleatoriamente con la clasificación supervisada
de una imágen satélital. Además, se aplicó otra técnica de exactitud “Índice Kappa” con la totalidad
de la información obtenida del cruce vectorial de las dos capas comparadas, considerado que todos
los valores obtenidos en los diferentes periodos tienen una fuerza de concordancia casi perfectas, por
encontrarse entre los rangos de 0,81 a 100.

Tabla 2. Porcentajes de la verificación de la fuerza de concordancia con los 4 periodos de estudio.

Periodo Exactitud global Índice Kappa Fuerza de concordancia


1986 90,00 86,95 Casi perfecta
1996 85,92 83,25 Casi perfecta
2007 85,71 83,18 Casi perfecta
2016 91,43 89,72 Casi perfecta

R E V I S T A I N D E X A D A enero-junio 99
BOSQUES LATITUD CERO 2020 Vol.10 (1)
Vol. 10(1), enero-junio 2020 REVISTA INDEXADA
ISSN: 2528-7818
ISSN: 1390 - 3683 BOSQUES LATITUD CERO

DISCUSION
Existen diferentes estudios en todo el mundo relacionadas con el cambio de uso del suelo, y el análisis
multitemporal como los que realizaron: Killeen et al.(2005); Killeen et al., (2005), Pérez y Sendra
(2007), Velázquez et al., (2002), Zuzell et al.(2007), Silva y Rubio (2013), Veliz (2015), Palacios
(2015) y Pinos y Arévalo (2017) . Estos estudios permiten conocer las tendencias de procesos de
deforestación, degradación, desertificación y pérdida de la biodiversidad de una región determinada,
así mismo el crecimiento de asentamientos humanos, de infraestructura y servicios que impacta la
calidad del ambiente (Velázquez et al., 2002), alterando la funcionalidad de los ecosistemas, siendo el
cambio de uso del suelo uno de los principales agentes de transformación y alteración en la vegetación
(Pinos y Arévalo, 2017).
Cambios de uso del suelo
La respuesta al cambio de uso del suelo en el área de estudio se puede observar en la tabla 1, donde se
detallan los cambios de las categorías de uso del suelo, la superficie y el porcentaje que se presentó
para los periodos de 1986, 1996, 2007 y 2016. Este cambio se refiere a las hectáreas que incrementaron
o disminuyeron en cada categoría (Trucíos, 2013). En los 30 años comprendidos en el estudio, las
categorías de cultivo de caña y vegetación arbustiva han disminuido su superficie, pero bosque se ha
mantenido de manera lineal, la cobertura de suelo descubierto y otros cultivos indican un incremento
en su superficie. Lo que respecta a nubes, sombradas nubes y cuerpos de agua no se analizó, debido
a que en estas categorías no existe la posibilidad de identificar el tipo de cobertura y uso. Así mismo,
para la categoría sombras de nubes y cuerpos de agua, la respuesta espectral es similar.
Caña de azúcar
Loja es una provincia con abundante producción agrícola, representada por el 7,64 %de la superficie
a nivel nacional, siendo la caña de azúcar el cultivo de mayor producción con 5,09 %(INEC, 2011). El
Gobierno Provincial de Loja (2012), menciona que la mayor cobertura de caña de azúcar se encuentra en
el valle de Catamayo y además se encuentra en pequeños valles ubicados en la parroquia, el Ingenio del
cantón Espíndola y en las parroquias de Quinara, Malacatos y Vilcabamba del Cantón Loja, ocupando
una superficie 0,37 %. Según los datos obtenidos en este estudio, la cobertura de caña para el año 1986
fue de 0,66 % del área de estudio, para el 1996 la superficie ocupada para este uso decreció a 0,54 %;
superficie que en el 2007 disminuyo a 0,40 %. Para Ortiz (2016), este suceso de disminución se debe
a la falta de apoyo por parte del Estado para el cañicultor, tanto a lo que se refiere a capacitaciones y
créditos, así como las condiciones precarias para la comercialización y creación de precios justos para
su producción.
En el periodo del 2007-2016 el análisis da como resultado el incremento de la superficie de caña, en
un porcentaje de 0,50 del área total, así como menciona Quezada (2017), en los años de 2006 -2007 se
realizó un convenio entre MALCA, MAGAP y GAD de Catamayo, para fortalecer e incrementar la
producción de caña en este cantón, causando un efecto positivo en los cañicultores de las parroquias
analizadas, que se incentivaron a incrementar la superficie para este uso de suelo.
La extensión de monocultivos ha dejado gran parte del suelo estéril, puesto que algunos suelos con
características pobres en nutrientes requieren que se incremente la aplicación de agroquímicos, en
especial de herbicidas y fertilizantes nitrogenados, para lograr niveles altos de producción, provocando

100
Romero-Córdova M., et al. (2020). Análisis multitemporal del cultivo de caña en las parroquias de Vilcabamba, San Pedro de
Vilcabamba y Malacatos, cantón Loja, provincia Loja. Bosques Latitud Cero, 10(1), 92-105

drásticos efectos ambientales secundarios, afectando a su estructura, compactándolos y degradándolos


(Altieri, 2009). Esto se contrasta con este estudio, en donde podemos observar que la superficie ocupada
para el cultivo de caña en el periodo de estudio tiende a disminuir en un 20,61 %, en relación con el
año de 1986, que es el año de inicio de estudio, lo cual se relaciona con el informe del Banco Central
del Ecuador (2017), a través de su programa de Coyuntura, que pone a consideración de usuarios, los
resultados obtenidos del Sector Agropecuario en el cultivo de caña de azúcar, determinando que esta
coyuntura experimenta una caída, debido a los bajos rendimientos de producción alcanzados.
Impactos ambientales
Para Zuaznábar (2010), uno de los impactos ambientales más relevantes ocasionados por el cultivo de
la caña de azúcar es el humo generado por la quema, provocando contaminación debido a que emiten al
aire monóxido de carbono, hidrocarburos, óxido de azufre y aumenta las emisiones de gases de efecto
invernadero, siendo este el principal causante del cambio climático, ocasionando daños a la salud de
los seres vivos. Además, afecta al soporte de la actividad agrícola, matando a insectos, lombrices y
microorganismos que hacen posible la vida del suelo, produciendo pérdida de nutrientes y esterilización
del suelo (Herrero, 2014).

Además, Cevallos (2016), menciona que la pérdida de la cobertura de cultivo de caña, está relacionada
con el incremento constante de la superficie para infraestructuras, fincas productivas y vacacionales
existentes desde 1976. Esto a su vez se relaciona con estudios elaborados en la red experimental del
Instituto Nacional de Investigaciones de la Caña de Azúcar (INICA), que indican que el monocultivo
de la caña de azúcar contribuye a la degradación paulatina del suelo, con una disminución progresiva
en el contenido de materia orgánica debido fundamentalmente a métodos inadecuados de manejo
(Morales et al., 2011). 
Es importante mencionar que entre los principales impactos ambientales por la producción de la caña de
azúcar se encuentran los efectos ocasionados por el cambio de uso del suelo, así como la contaminación
de ríos y aguas subterráneas debido al uso de plaguicidas. La compactación del suelo y la erosión debido
al uso intensivo de maquinaria agrícola, las emisiones de contaminantes atmosféricos por la práctica de
quema de caña de azúcar antes de la cosecha, ocasionando empobrecimiento de la diversidad biológica
(vegetal y animal) debido a la eliminación de todos los seres vivos (Aguilar et al, 2015)

Otros cultivos

Para la cobertura de otros cultivos Cevallos (2016), menciona que en el periodo 2004 - 2010 hubo un
aumento progresivo de 108 ha de cultivos en huertas, caracterizadas por estar compuestas por fincas
productivas de cultivos de ciclo corto como: maíz, frejol, arveja, papa, haba, entre otros, y cultivos
permanentes como: caña, café, plátanos y frutos. Por otro lado, el PDOT de Loja (2014a), afirma que
otro componente que influye en el crecimiento de esta cobertura, son las prácticas de una agricultura más
amigable con el ambiente (orgánica y agroecológica) que está ganando espacio en estas parroquias por
la demanda de productos alimenticios, los turistas y residentes extranjeros. Estos acontecimientos se
relacionan con datos obtenidos en este estudio, ocupando 759,77 ha para el año de 1986 y aumentando
a 1 658,03 ha con respecto al 2016.

R E V I S T A I N D E X A D A enero-junio 101
BOSQUES LATITUD CERO 2020 Vol.10 (1)
Vol. 10(1), enero-junio 2020 REVISTA INDEXADA
ISSN: 2528-7818
ISSN: 1390 - 3683 BOSQUES LATITUD CERO

Deforestación
En la provincia de Loja existe una tasa anual de deforestación de 18,15 ha/año, en su cobertura boscosa
(MAE, 2015)que permita la toma de decisiones de las autoridades ambientales y garantice el manejo
sostenible de los recursos naturales estratégicos. Generar insumos de primera mano y de calidad que
permitan el uso sostenible y sustentable de los recursos naturales estratégicos contemplados dentro
del Plan Nacional del Buen Vivir. Este es un documento generado por la Unidad de Procesamiento de
Información y Geomática -Sistema Nacional de Monitoreo de Patrimonio Natural (SNMPN. En las
parroquias de estudio la mayor proporción de territorio (70 %) corresponden a zonas de conservación
y protección de bosque nativos, paramos u otra vegetación nativa (Mendoza, 2017). Indicando en la
presente investigación que la cobertura boscosa en el 2016 ocupa 11 173,80 ha correspondientes al
25,80 % de superficie total del área de estudio. Esto se debe a que la mayor parte del área del bosque
se encuentran en áreas protegidas: El Parque Nacional Podocarpus, ocupa una superficie de 14 022,33
ha que representa el 7,41 %del área cantonal. El Parque Colambo Yacuri, con una superficie de 15
314,83 representa el 8,09 %de la superficie cantonal, incluyendo a Quinara y Yangana (PDOT, 2015b).
Además, se encuentra localizado en la parroquia de Vilcabamba el Bosque protector Rumihuilco,
con una superficie total de 39,20 ha equivalente al 0,02 %en su zona de amortiguamiento (PDOT,
2015b)feasibility, and reliability of transvaginal hydrolaparoscopic ovarian drilling using the bipolar
VersaPoint system to treat clomiphene-resistant, anovulatory women with polycystic ovary syndrome.\\
nDESIGN: Prospective clinical study (Canadian Task Force classification II-2. El programa socio
bosque es otro factor para la conservación y protección de bosques, consistiendo en la entrega de
incentivos económicos por parte del MAE a propietarios/as individuales y a comunidades campesinas
e indígenas (PDOT, 2015c). Para la FAO, (2019) estas áreas de protección y conservación, disminuyen
los impactos negativos ocasionados por las actividades antrópicas.
Vegetación arbustiva
El estudio realizado por Cevallos (2016), menciona que la disminución de la cobertura de vegetación
arbustiva fue uno de los hechos demostrados en esta área, presentando mayores cambios en los años
2004-2010; esto tiene concordancia con los datos obtenidos en este estudio, donde se puede evidenciar
que entre los años del 2007-2016 se presentó mayor pérdida de esta cobertura en un 43,40 % de su
superficie total. Además, Espinosa (2016), cita que el rápido crecimiento del turismo es una fuerza
principal de la pérdida de biodiversidad en las parroquias, por contar con un clima agradable e ideal para
ser visitado durante todo el año, llamando la atención de los turistas. Esto ha ocasionado un aumento
paulatino de la fragmentación en la zona, disminuyendo la vegetación arbustiva y vegetal herbácea
desde 1986 - 2016 a un 43,40 % de superficie total del área de estudio.
Suelo descubierto
Todos los sucesos antes mencionados, se ven reflejados en el incremento de la cobertura de suelo
descubierto, siendo la cobertura de suelo eliminada por intervención humana o por efectos naturales
(Veliz, 2015). Así mismo, el PDOT de Vilcabamba (2015b), menciona que la degradación de los suelos
se evidencia en el aumento de áreas agropecuarias (3,41%) y de las zonas antrópicas (0,25 %) desde
el año 1990 al 2008, disminuyendo la cobertura de vegetación arbustiva y herbácea en (0,25 %), esto
se asemeja a los datos obtenidos en esta investigación, que en los años de 1986 - 2016, la cobertura de
suelo descubierto aumento su superficie a 25,20 % del área total de estudio.
Para la detección de cambios de la cobertura de otros usos se consideró los factores, tanto económicos
como ambientales, la infraestructura (urbana y rural), zonas de minería, vías y superficies de uso
antrópico. Por lo tanto, estos factores se ven reflejadas en los resultados obtenidos, indicando variaciones
existentes desde 1986 - 2016 con 501,03 ha correspondiente al 1,20 % de su superficie total. Además,

102
Romero-Córdova M., et al. (2020). Análisis multitemporal del cultivo de caña en las parroquias de Vilcabamba, San Pedro de
Vilcabamba y Malacatos, cantón Loja, provincia Loja. Bosques Latitud Cero, 10(1), 92-105

Ruiz et al.(2014), menciona que otros factores para el cambio de uso de suelos están relacionados con,
las migraciones campesinas, así como también La Organización de Naciones Unidas señala como causa
de cambio de uso de suelo al bajo desarrollo económico, la falta de políticas e instituciones basadas en
la comunidad y la falta de impulso a la ciencia (FAO, 2015).
Otros usos
En este sentido, es importante mencionar que uno de los factores más importantes que influyó para
el cambio de la cobertura de otros usos es la explotación minera, existiendo en el área de estudio 48
concesiones mineras, la mayoría con permiso ambiental, pero en algunos casos los permisos ambientales
están en trámite (Agencia de Regulacion y Control Minero Rendición de Cuentas Institucional, 2015).
Así mismo, el Municipio de Loja (2014), pone a consideración La Ordenanza Municipal citada en
el Capítulo III de Jurisdicción y Competencia, art. 8 indicando que está prohibido la explotación de
materiales áridos y pétreos en el perímetro urbano de la ciudad y parroquias rurales, junto a los senderos
ecológicos y turísticos. Esto se demuestra con los resultados de la investigación, donde la superficie
de esta categoría ha disminuido en un 0,70 % en los periodos de 1996 - 2007, aumentando en los años
2007 - 2016 en 1,20 % de su superficie total del área de estudio.
Fiabilidad global y valor kappa de los resultados
Finalmente, a partir del cálculo de la fiabilidad global y del índice kappa se pudo validar los resultados
obteniendos para los cuatro periodos de estudio, donde se determinó la fuerza de concordancia de las
clasificaciones, permitiendo evaluar si las clasificaciones han discriminado las categorías de interés con
exactitud. Chuvieco (2008) permiten determinar que los pixeles han sido clasificados correctamente
a la clase que corresponden y discriminados de las clases a las que no corresponden.

CONCLUSIONES
• Los mapas generados para los diferentes periodos obtuvieron altos porcentajes de concordancia
con valores de 0,81 a 100 %, esto según el índice kappa, demostrando que la metodología empleada
en esta investigación nos permitió obtener imágenes categorizadas de las coberturas y cuantificar
los cambios existentes, observando su dinámica en diferentes niveles de detalle.
• Al realizar el cambio de uso de suelo para la cobertura de cultivo de caña de azúcar, en el periodo
comprendido de 30 años (1986 - 2016), se puede evidenciar el decrecimiento en su superficie en
un 0,16 %.
• El uso de suelo en el área de estudio analizada a partir de la cobertura, nos indica que otros cultivos
para el año del 2016 ha aumentado, alcanzando una superficie total de 3,80 %, con respecto al
año de 1986 que su superficie fue de 1,75 %, siendo una de las coberturas con mayores cambios
significativos.
• Para los años de 1986 a 2016, la cobertura con mayores variaciones, en cuanto a superficie total
se refiere, fue la de otros usos con el 1,20 %, indicando que los cambios de uso del suelo no solo se
dan por factores ambientales (naturales y antrópicos) o infraestructura (urbana y rural), sino que
también, por el bajo desarrollo económico, zonas de minería, vías y la falta de impulso a la ciencia.

AGRADECIMIENTOS
Al Centro de Investigaciones Territoriales (CIT) de la Universidad Nacional de Loja por el apoyo
técnico brindado en la presente investigación.

R E V I S T A I N D E X A D A enero-junio 103
BOSQUES LATITUD CERO 2020 Vol.10 (1)
Vol. 10(1), enero-junio 2020 REVISTA INDEXADA
ISSN: 2528-7818
ISSN: 1390 - 3683 BOSQUES LATITUD CERO

CONTRIBUCION DE AUTORES
Romero Córdova Martha, realizó la fase de campo, procesamiento de imágenes satelitales, sintetizó y
elaboro el manuscrito original del artículo. Jumbo Alvarado Bryan, contribuyó en la redacción de las
discusiones. Flores Aguilar Diego y Ramírez Narváez Manuel revisaron el documento e hicieron aportes.
Juela Sivisaca Oscar, aportó en la validación de resultados en campo y revisión final del documento.

BIBLIOGRAFIA
ARCOM. (2015). Rendición de cuentas institucional del periodo 2015. Agencia de Regulación y
Control Minero. Ecuador. 35. Recuperado de http://www.controlminero.gob.ec/
BCE. (2017).Reporte de Conyuntura Sector Agropecuario. Banco Central del Ecuador . Guayaquil,
Ecuador. 38. Recuperado de https://contenido.bce.fin.ec/documentos/PublicacionesNotas/
Catalogo/Encuestas/Coyuntura/Integradas/etc201604.pdf
Cevallos, X. (2016). Análisis multitemporal del cambio de uso del suelo en la Parroquia Vilcabamba.
Universidad Técnica Particular de Loja. Área biológica. Loja, Ecuador. Recuperado de http://
dspace.utpl.edu.ec
Chuvieco, E. (2008). Teledetección ambiental. La observacion de la tierra desde el espacio (3rd ed.).
Barcelona, España. Ariel Ciencias.
CINCAE. (2017). Informe anual 2017. Centro de Investigación de la Caña de Azúcaren Ecuador. El
Triunfo, Ecuador. 74. http://cincae.org/wp-content/uploads/2013/04/Informe-Anual-2017.pdf
ESPAC. (2017). Encuesta de Superficie y Producción Agropecuaria Continua. Agro Sur. Dirección
de Estadísticas Agropeciarias y Ambientales. Ecuador. 2(2), 88–88. https://doi.org/10.4206/
agrosur.1974.v2n2-09
FAO. (2015). Estado Mundial del Recurso Suelo, resumen técnico. Organización de las Naciones
Unidas para la Alimentación y la Agricultura. Recuperado de http://www.fao.org/3/a-i5126s.pdf
FAO. (2019). Biodiversidad para una Agricultura Sostenible. Organización de las Naciones Unidas para
la Alimentación y Agricultura. 32. Recuperado de http://www.fao.org/3/CA2227ES/ca2227es.pdf
GPL. (2012). Plan de Desarrollo y Ordenamiento Territorial de la Provincia de Loja. Gobierno Provincial
de Loja. Gobierno Provincial de Loja. Loja, Ecuador. 606.
Gregorio, J., y Ayuga, R. (2011). Análisis multitemporal mediante teledetección espacial y SIG del
cambio de cobertura del suelo en el municipio de Danlí. El Paraíso. Danlí, Honduras. 25–271.
INEC. (2011). Reporte Estadístico del Sector Agropecuario. Instituto Nacional de Estadistica y Censo.
Ecuador. https://doi.org/10.1007/s00426-018-0995-6
Mendoza, Z. (2017). Biodiversidad de la provincia de Loja , Ecuador. Biodiversity of the province of
Loja , Ecuador. Arnaldoa. 24(2), 523–542.
Ministerio del Ambiente del Ecuador. (2015). Datos de bosques, ecosistemas, especies, carbono y
deforestación del Ecuador continental. Estadísticas de Patrimonio Natural. Ecuador. 20.
Municipio de Loja. (2014). Ordenanza Municipal para Regular, Autorizar y Controlar la Explotación
y Transporte de Materiales Áridos y Pétreos en el Cantón Loja el concejo municipal de Loja,
Ecuador. Recuperado de https://www.loja.gob.ec/files/documentos/201502/ord_regula_mat_
petreos_y_aridos_reg_oficial.pdf

104
Romero-Córdova M., et al. (2020). Análisis multitemporal del cultivo de caña en las parroquias de Vilcabamba, San Pedro de
Vilcabamba y Malacatos, cantón Loja, provincia Loja. Bosques Latitud Cero, 10(1), 92-105

Ortiz, A. (2016). La Rentabilidad de la Producción de la Caña de Azúcar en la Parroquia Malacatos,


Cantón y Provincia de Loja y su Incidencia en los Niveles de Pobreza. Universidad Nacional de
Loja área jurídica social y administrativa. Ecuador. Recuperado de https://dspace.unl.edu.
ec/jspui/bitstream/123456789/10970/1/Angel%20Ortiz%20%28biblioteca%29.pdf
Ortiz, D. (2009). Analisis multitemporal de cambios de uso del suelo y coberturas, en la microcuenca
las minas, corregimiento de la laguna, municipio de pasto, departamento de Nariño. Nariño,
Clombia. Vol. 26 . https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=5104161
PDOT. (2014a). Plan de desarrollo y Ordenamiento Territorial de Loja 2014-2022. Ecuador. 547.
Recuperado de https://www.loja.gob.ec/
PDOT. (2015b). Plan de Desarrollo y Ordenamiento Territorial parroquia Vilcabamba, cantón Loja,
provincia Loja. Ecuador. Recuperado de http://app.sni.gob.ec/ 37.pdf
PDOT. (2015c). Plan de Desarroollo y Ordenamiento Territorial Parroquia Malacatos Cantón Loja
Provincia Loja. Ecuador. 352. Recuperado de http://app.sni.gob.ec.pdf
Quezada R. (2017). Estudio de la cadena de valor de la caña de azúcar. Caso Ingenio Monterrey, cantón
Catamayo. Loja, Ecuador. Recuperado de http://dspace.utpl.edu.ec
Ruiz, V., Savé, R., y Herrera, A. (2014). Análisis multitemporal del cambio de uso del suelo, en el
Paisaje Terrestre Protegido Miraflor Moropotente Nicaragua, 1993 – 2011. Nicaragua. Revista
Científica de FAREM-Estelí, (11), 57–68. https://doi.org/10.5377/farem.v0i11.1605
Santillán, E. (2016). Análisis multitemporal de usos y coberturas de la tierra en el período 2005-2016 en
el valle de Sico-Paulaya, Honduras. 21. https://bdigital.zamorano.edu/bitstream/11036/5747/1/
IAD-2016-T040.pdf
Schowengerdt, R. A. (2007). Remote sensing: Models and methods for image processing: Second
edition (pp. 1–522). Recuperado de. https://doi.org/10.1016/C2009-0-21902-7
Veliz, F. (2015). Análisis Multi.temporal del cambio de uso del suelo en el cantón Zapotillo provincia
de Loja. Ecuador (Vol. 21).

R E V I S T A I N D E X A D A enero-junio 105
BOSQUES LATITUD CERO 2020 Vol.10 (1)
Bosques Latitud Cero vol. 10(1) Páginas: 106 -119

Estado actual del uso de marcadores moleculares en el diagnóstico


y control genético de enfermedades del tomate de árbol

Current status of the use of molecular markers in the diagnosis and


genetic control of diseases of tree tomato

1
Facultad de Ciencias Agropecuarias, Universidad de Cuenca, Cuenca, Ecuador
Castro-Quezada Patricio1*,
*Autor para correspondencia: patricio.castro@ucuenca.edu.ec
Palacios-Valdivieso Alfonso1
Díaz-Granda Lourdes1

Recibido: 13/02/2020 Aprobado: 22/05/2020

RESUMEN
El tomate de árbol es un cultivo de origen andino que se siembra principalmente en América del Sur
y que cada vez tiene mayor demanda a nivel mundial. Sin embargo, es un cultivo muy susceptible
a plagas y enfermedades. Actualmente existen programas de mejoramiento para obtener cultivares
resistentes que incluyen especies silvestres para la introgresión de rasgos de interés como resistencia
a enfermedades y mejora de la calidad de la fruta en plantaciones comerciales. No obstante, a pesar de
que algunos segregantes de las cruzas realizadas han mostrado resistencia en condiciones de campo,
la información disponible en cuanto a marcadores moleculares útiles en las interacciones de este
cultivo con sus principales patógenos es escasa. En el Ecuador, los principales patógenos que atacan
al tomate de árbol son Colletotrichum sp., Meloidogyne sp. y especies de virus clasificadas en seis
géneros: Potyvirus, Cucumovirus, Tospovirus, Tobamovirus, Potexvirus y Polerovirus. La presencia
de estos patógenos ha sido detectada con el uso de diferentes técnicas moleculares. El presente reporte
presenta el estado actual en el uso de marcadores moléculas, tanto en el diagnóstico de enfermedades,
como en la detección de información relacionada a la resistencia.
Palabras clave: Tomate de árbol, marcadores moleculares, enfermedades del tomate de árbol

Publicado por Editorial Universidad Nacional de Loja bajo licencia Creative Commons 4.0
R E V I S T A I N D E X A D A enero- junio 106
BOSQUES LATITUD CERO 2020 Vol.10(1)
Castro-Quezada, P., Palacios-Valdivieso, A.,Díaz-Granda, L.(2020). Estado actual del uso de marcadores moleculares en el
diagnóstico y control genético de enfermedades del tomate de árbol. Bosques Latitud Cero,10(1),106-119.

ABSTRACT

Tree tomato is a crop of Andean origin. This is cultivated mainly in South America and it is increasingly
in demand worldwide. However, it is a crop very susceptible to pests and diseases. There are currently
improvement programs to obtain resistant cultivars that include wild species for introgression of features
of interest such as disease resistance and improvement of fruit quality in commercial plantations.
However, although some segregators of the crosses made have shown resistance in field conditions,
the information available regarding molecular markers useful in the interactions of this crop with its
main pathogens is scarce. In Ecuador, the main pathogens that attack tree tomatoes are Colletotrichum
sp., Meloidogyne sp. and virus species classified in six genera: Potyvirus, Cucumovirus, Tospovirus,
Tobamovirus, Potexvirus and Polerovirus. The presence of these pathogens has been detected with
the use of different molecular techniques. This report presents the current status in the use of molecule
markers, both in the diagnosis of diseases, and in the detection of resistance-related information.

INTRODUCCIÓN

El tomate de árbol, también conocido en Colombia como “tamarillo” es un cultivo de origen andino.
Los frutos de esta especie son comestibles, de sabor ligeramente ácido y ricos en vitaminas (provitamina
A, vitamina C y B6) y minerales (hierro y potasio). Se siembra en gran parte de América del Sur entre
1000 y 3000 m s.n.m y la mayor parte de la producción comercial ocurre en Colombia, Perú y Ecuador.
Además, es un cultivo que cada vez tiene mayor demanda a nivel mundial (Carrillo et al., 2015). En
Ecuador es común en huertos familiares y es cultivado principalmente por pequeños y medianos
productores (Bolagay et al., 2015). Para el año 2012 la superficie plantada del cultivo fue de 5,964 ha
de las cuales se registraron 2,084 ha cosechadas con una producción total de 14,695 TM. El rendimiento
fue de 7,05 TM/ha. Para el mismo año se reportaron exportaciones de 43,15 TM a España, Estados
Unidos, Holanda, Canadá y Suiza, entre los principales destinos (Bucheli et al., 2014). Sin embargo,
este cultivo presenta principalmente dos tipos de problemas: el primero es que es muy susceptible al
ataque de plagas y enfermedades; y, segundo, la expansión de las zonas de producción está limitada por
factores como la baja calidad de la fruta (heterogeneidad). En la mayoría de los casos, las plantas son
seleccionadas directamente por los productores, con materiales que tienen una base genética estrecha
y problemas fitosanitarios (Ramírez et al., 2019).
Enfermedades del tomate de árbol
Uno de los más grandes problemas para su producción es la alta susceptibilidad a enfermedades
provocadas por virus, bacterias, nematodos, hongos (Prohens y Nuez, 2001; Ramírez et al., 2017).
Históricamente, la antracnosis en la fruta y los nematodos del nudo de la raíz se han considerado las
enfermedades más importantes en el tomate de árbol. Sin embargo, en los últimos años, la prevalencia
y la gravedad de otros problemas fitopatológicos ha aumentado notablemente, como las enfermedades
virales causadas por los virus (Ramírez et al., 2017).
Antracnosis del fruto
La antracnosis del fruto u “ojo de pollo” es la enfermedad más importante del cultivo del tomate de
árbol, debido a su amplia distribución y a la magnitud de las pérdidas que ocasiona en las zonas donde
se cultiva esta especie El hongo ataca principalmente a los frutos, pero también afecta hojas y ramas. En

R E V I S T A I N D E X A D A enero-junio 107
BOSQUES LATITUD CERO 2020 Vol.10 (1)
Vol. 10(1), enero-junio 2020 REVISTA INDEXADA
ISSN: 2528-7818
ISSN: 1390 - 3683 BOSQUES LATITUD CERO

el follaje las lesiones se localizan especialmente en las hojas más viejas y se presentan como manchas
necróticas concéntricas de color negro a lo largo de las nervaduras, siendo más conspicuas en el envés;
mientras, que en los frutos las lesiones aparecen ligeramente hundidas, presentan color negro y son
bien definidas (Falconí et al., 2013).
Para el cultivo de tomate de árbol se ha estimado que los costos de control de la antracnosis corresponden
a un 45 % de los costos totales de producción. A pesar del esfuerzo realizado por los productores, las
pérdidas alcanzan hasta un 50 % o más a causa de la severidad de los daños (Saldarriaga y Castaño,
2008). En la provincia de Pichincha, los productores de tomate de árbol mencionan que la prevención
de enfermedades requiere aplicaciones constantes de fungicidas sistémicos (cada 5 días durante el
invierno y cada 10 días durante el verano), para reducir las pérdidas de campo que pueden alcanzar el
100 % (Caicedo et al., 2017).

Figura 1. Síntomas observados frutos de cultivos de tomate de árbol (S. betaceum) en laboratorio y en campo. Se observan
las manchas circulares negras y deprimidas con bordes definidos para (Colletotrichum sp.).

Tradicionalmente se ha considerado a las especies C. acutatum y C. gloeosporioides como responsables


de la antracnosis en base a características morfológicas (Cannon et al., 2012). No obstante, estudios
realizados en Ecuador y Colombia, en los cuales se han complementado las características morfológicas
con estudios moleculares han permitido identificar como el agente causal Colletotrichum tamarilloi,
perteneciente al complejo C. acutatum. Para esto se han realizado análisis filogenéticos moleculares
multilocus basados en PCR, con cebadores específicos para las secuencias combinadas de Actina
(ACT), β-tubulina (TUB2) y Gliceraldehído 3-fosfato deshidrogenasa (GAPDH) (Pardo et al., 2016;
Caicedo et al., 2017; Castro et al., 2019).

108
Castro-Quezada, P., Palacios-Valdivieso, A.,Díaz-Granda, L.(2020). Estado actual del uso de marcadores moleculares en el
diagnóstico y control genético de enfermedades del tomate de árbol. Bosques Latitud Cero,10(1),106-119.

Para el tomate de árbol se ha demostrado que Colletotrichum spp. es un patógeno generalista. En ensayos
de laboratorio con cepas aisladas de tomate de árbol y mango se ha demostrado que no son específicos
del huésped ni muestran preferencia. No obstante, aunque son capaces de infectar ambas especies, el
análisis de varios parámetros de la enfermedad ha demostrado que las estrategias patogénicas para
cada especie podrían ser diferente. Además, estas diferencias se pueden encontrar incluso a nivel de
cepa dentro de algunas especies (Pardo et al., 2016; Cabrera et al., 2018).
Las especies de Colletotrichum emplean una amplia diversidad de estrategias para colonizar y obtener
nutrientes de sus huéspedes. Pueden comportarse como organismos biótroficos, nectrótrofos, hemibiotróficos
o incluso endófitos (Rodriguez y Redman, 2008; Vargas et al., 2012; Prusky et al., 2013). Por ejemplo,
para los miembros del complejo de especies C. acutatum, los estilos de vida dependen de muchos
factores, incluidos el huésped, el tejido infectado y el medio ambiente. Tras la penetración de las frutas
maduras, estas especies de este complejo tienen una fase biotrófica corta que está representada por
hifas primarias multilobuladas, seguidas de una etapa necrotrófica extendida, que conduce a síntomas
de la enfermedad (Baroncelli et al., 2017).
Con el uso de diferentes marcadores moleculares y diversas herramientas biotecnológicas las secuencias
del genoma de especies de Colletotrichum se han publicado en los últimos años (Baroncelli et al.,
2016; Gan et al., 2016). Los estudios genómicos comparativos se han centrado en los genes asociados
con la patogenicidad (Gan et al., 2013), la especialización del huésped (Baroncelli et al., 2016; Gan et
al., 2016), transición en el estilo de vida entre biotrofia y necrotrofia y más recientemente entre estilos
de vida endofíticos y parasitarios (Baroncelli et al., 2017). Por ejemplo, los análisis comparativos
de secretomas han revelado que la mayoría de las proteínas secretadas predichas tienen actividad
enzimática, muchas de las cuales podrían ser efectoras y jugar un rol en la patogenicidad del hongo
(Gan et al., 2013; Baroncelli et al., 2016).
El rango de huéspedes de Colletotrichum spp. parece estar asociado con la pérdida o ganancia de
genes en familias como las que codifican proteasas y Carbohydrate-Active enZYmes (CAZymes)
(Baroncelli et al., 2016). En particular, las familias de genes que codifican proteasas y CAZymes están
altamente expandidas en Colletotrichum (Gan et al., 2013; Baroncelli et al., 2016), lo que sugiere
una mayor importancia de estas familias de genes en Colletotrichum spp. para procesos de infección
Los experimentos de perfiles transcripcionales también han revelado que los genes que regulan las
CAZymes, junto con otras clases de proteínas secretadas, aumentan su nivel de transcripción durante
el proceso de infección, lo que lo que ayuda a explicar su rol en la patogenicidad (Kleemann et al.,
2012; O’Connell et al., 2012). Los complejos de especies de C. acutatum y C. gloeosporioides tienen
repertorios sorprendentemente similares de CAZymes y proteasas secretadas (Baroncelli et al., 2016).
A nivel de campo, en la actualidad la antracnosis se controla especialmente con productos químicos. Es
común la aplicación de fungicidas protectores como mancozeb, clorotalonil y captan, y con fungicidas
sistémicos a base de bencimidazol como benlate y carbendazim (Caicedo et al, 2017). Sin embargo,
existen reportes que señalan que además de la alta contaminación ambiental el uso constante y prolongado
de este último ha inducido resistencia en Colletotrichum, lo que limita la efectividad de estos productos
en condiciones de campo (Kongtragoul et al., 2011). Blank et al.(1987) indican que el uso excesivo de
fungicidas sistémicos puede generar contaminación que permanece en las frutas de tomate de árbol
destinadas al consumo humano, limitando seriamente la exportación, debido a las estrictas regulaciones de
los países importadores de esta fruta. Además, Chung et al.(2006) señalan que las aplicaciones continuas
de estos productos pueden generar mutaciones y nuevos y más virulentos aislados de Colletotrichum.
Por ejemplo, se ha observado transiciones en el gen de la β-tubulina (TUB2), lo que sugiere que las
aplicaciones constantes de fungicidas pueden generar mutantes patógenos altamente resistentes.

R E V I S T A I N D E X A D A enero-junio 109
BOSQUES LATITUD CERO 2020 Vol.10 (1)
Vol. 10(1), enero-junio 2020 REVISTA INDEXADA
ISSN: 2528-7818
ISSN: 1390 - 3683 BOSQUES LATITUD CERO

Virosis
Esta enfermedad puede ser causada por un complejo de virus que producen síntomas variados como:
mosaicos, manchas necróticas, manchas marrones, rizado de hojas, moteado, manchas rojizas irregulares
de intensidad variable, retraso en el crecimiento, ampollas, endurecimiento de la pulpa en las frutas
maduras, engrosamiento de las venas y deformación de las hojas (Ramírez et al., 2017). Los virus son
los responsables de una reducción del 50 al 80 %de la producción en frutas inmaduras que presentan
roturas de color que van del amarillo al rojo pálido. En las frutas maduras, la pulpa se endurece y la
piel presenta manchas moradas (Gil et al., 2009; Mejía et al., 2009).

Figura 2. Malformaciones y clorosis en hojas de tomate de árbol provocadas por virus.


Se ha reportado que diferentes especies de virus causan síntomas en el tomate de árbol. Algunos síntomas
son producidos por infecciones mixtas y estrechamente relacionadas (Ramírez et al., 2017). Estos
diagnósticos se han realizado mediante técnicas serológicas; y, se han complementado con técnicas
moleculares como la RT-PCR (con cebadores específicos) y secuenciación de ADNc (Schneider et
al., 2004).
Existen reportes que señalan que las infecciones virales en tomate de árbol pueden incluir miembros
de géneros Alfamovirus (Virus del mosaico de la alfalfa, AMV), Cucumovirus (Virus del mosaico
del pepino, CMV), Nepovirus (Virus del anillo de tomate, ToRSV) , Polerovirus (Virus de la hoja de
la papa, PLRV), Potexvirus (Virus del mosaico de la papa aucuba, PAMV; Virus Y de la papa, PVY;
Virus del mosaico de Tamarillo, TaMV; Virus A de la papa, PVA), Tobamovirus (Virus del mosaico del
tomate, ToMV) y Tospovirus (Virus del marchitamiento de tomate, TSWV) (Jaramillo et al., 2011).
En Colombia se ha señalado al Virus del enrollamiento de la papa (PLRV) como el más frecuente (Ayala
et al., 2010). Sin embargo, también se ha informado la presencia del Virus del mosaico del pepino
(CMV) y el Virus del mosaico de la alfalfa (AMV), pero en menor cantidad (Jaramillo et al., 2011).
También se ha identificado la presencia de Potyvirus, (ToMV, ToRSV y TSWV) en las provincias de
Antioquia, Boyacá, Cundinamarca, Nariño y Putumayo. Los resultados de secuenciación del PLRV
de tomate de árbol revelaron altos niveles de identidad el virus Y de la papa (PVY), lo que sugiere la
posibilidad de infección cruzada (Duque et al., 2017).

110
Castro-Quezada, P., Palacios-Valdivieso, A.,Díaz-Granda, L.(2020). Estado actual del uso de marcadores moleculares en el
diagnóstico y control genético de enfermedades del tomate de árbol. Bosques Latitud Cero,10(1),106-119.

Otro virus importante es el Virus de la malformación de la hoja en tomate de árbol (TaLMV), cuyos
síntomas incluyen mosaicos rugosos, deformación foliar severa, defoliación y reducción de la longevidad
de la planta. Forma parte del complejo de virosis y uno de los virus más dañinos que infectan las plantas
(Ayala et al., 2010; Gallo-García et al., 2011; Jaramillo et al., 2011). El TaLMV se identificó mediante
RT-PCR y secuenciación de ADNc de la región NIb-CP, con cebadores degenerados. Los autores han
propuesto que sea reconocida como una nueva especie del género Potyvirus (Ayala et al., 2010). La
primera secuencia completa del genoma de TaLMV se obtuvo en 2014 en un estudio de secuenciación
profunda de una planta de S. betaceum infectada y se confirmó la naturaleza distintiva de este virus
(Gutiérrez et al., 2014; Gutiérrez et al., 2015). Las comparaciones del genoma de TaLMV revelaron
afinidad filogenética con el Virus de la datura colombiana (CDV), un virus originalmente identificado
en las plantas de Brugmansia recolectadas en la provincia amazónica de Putumayo (Colombia) y, más
distantemente, con el virus del grabado del tabaco (TEV), el virus de la papa A (PVA) y el tabaco virus
de moteado venoso (TVMV) (Ayala et al., 2010; Gutiérrez et al., 2014; Duque et al., 2017).
En el Ecuador, estudios realizados RT-PCR y microscopía electrónica permitieron identificar virus
de los géneros Potyvirus (PVY), Polerovirus (PLRV) y Tobamovirus (ToMV). La sintomatología
relacionada a la presencia de PVY y PLRV fue manchas de apariencia aceitosa, deformación de la
hoja, amarillamiento y clorosis; mientras que el ampollamiento de las hojas estuvo relacionado con
la existencia de los tres virus. Los resultados indicaron la presencia de los tres virus en Tumbaco
(Pichincha) y dos (PLRV y PVY) en Pelileo (Tungurahua) (Sivaprasad et al., 2015; Sivaprasad et al.,
2016, Insuasti et al., 2016; Espinoza et al., 2017).
También se ha informado la presencia de TMV mediante el uso de la prueba ELISA, pero no hay
secuencias disponibles de aislados de virus que infecten S. betaceum. ToMV ha sido frecuentemente
informado como una de las especies del complejo viral que causa síntomas de enfermedad en el tomate
de árbol. Otros virus encontrados son PVV y PTV, dos potyviruses que alguna vez se consideraron
cepas de PVY (Spetz et al., 2003). En la provincia de Azuay se determinó la presencia del virus del
marchitamiento moteado de tomate (TSWV, género Tospovirus, familia Bunyaviridae) mediante un
ELISA sándwich de triple anticuerpo utilizando anticuerpos específicos, lo que se confirmó mediante
un ensayo de RT-PCR, comparación de secuencias y análisis filogenético (Yeturu et al., 2016). Otros
virus identificados fueron ToRSVy AMV fueron los virus identificados con mayor frecuencia asociados
con síntomas de enfermedad viral en estos valles. ToRSV mostró una ligera deformación de la hoja y
las infecciones por PLRV también fueron sintomáticas (Vizuete et al., 1990).
Nematodos
En tomate de árbol los fitonematodos del género Meloidogyne son los de mayor frecuencia y distribución.
Estos causan daño mecánico permitiendo la llegada de otros patógenos y cuya sintomatología en la
parte aérea de la planta se observan como marchitez generalizada (Lozada et al., 2002). El deterioro
de la planta es progresivo, se observan hojas cloróticas, defoliación y marchitez, reducción del tamaño
de frutos y del periodo de producción, finalmente las plántulas mueren. Lo anterior se relaciona con la
reducción en la absorción de nutrientes por el deterioro del sistema radical inducido por las agallas que
provoca Meloidogyne spp. (Mosquera-Espinoza, 2016). El control de nematodos se hace generalmente
con productos químicos, pero estos no son deseables para su uso en la agricultura debido a sus altos
costos y efectos peligrosos sobre la salud humana y el medio ambiente, pues reducen la biodiversidad
del ecosistema (Castro et al., 2011).

R E V I S T A I N D E X A D A enero-junio 111
BOSQUES LATITUD CERO 2020 Vol.10 (1)
Vol. 10(1), enero-junio 2020 REVISTA INDEXADA
ISSN: 2528-7818
ISSN: 1390 - 3683 BOSQUES LATITUD CERO

Figura 3. Raíces de tomate de árbol que presentan deformaciones y agallas (A) debido a la presencia
de Meloidogyne sp.
En Ecuador, las pérdidas causadas por nematodos en S. betaceum pueden ser de hasta el 90%, lo que
resulta en una reducción del 50 %en el ciclo de vida de este cultivo (Ramírez et al., 2015). Meloidogyne
sp. es el género principal detectado en las solanáceas afectadas por nematodos. Es un endoparásito
sedentario de la raíz, que induce el desarrollo de agallas que causan retrasos severos en el crecimiento.
Las pérdidas de rendimiento se deben a la acumulación de inóculo de patógenos como resultado del
uso continuo de un campo para el mismo cultivo (Djian-Caporalino et al, 2011). En Colombia se ha
reportado la presencia de las especies M. incognita, M. arenaria, M. exigua y M. hapla, siendo más
frecuente M. incognita (García et al., 2004). También se han reportado los géneros Helicotylenchus y
Pratylenchus (Lozada et al., 2002). En Ecuador se ha reportado Meloidogyne spp. como el género más
frecuente, seguido de Pratylenchus spp. También se ha reportado la presencia del género Hoplolaimus
spp. en el 52 %de muestras colectadas (Vásquez y Soria, 2017). Estos reportes han sido realizados en
base a análisis morfológicos y morfométricos. Estas características permiten separar las poblaciones
en grupos de especies como primer paso hacia su identificación (Múnera et al., 2010).
También se han realizado estudios a nivel molecular para caracterizar poblaciones de Meloidogyne de
tomate de árbol en Colombia y Ecuador con cebadores específicos de la especie, análisis de proteínas,
análisis moleculares de secuencias y análisis filogenéticos (Múnera et al., 2010; Navarrete et al., 2018).
La identificación basada en el análisis de proteínas se basó en una sola hembra joven de Meloidogyne
y para el análisis de la secuencia de ADN y PCR específico de la especie se utilizó un solo juvenil. Se
identificaron seis especies conocidas: M. incognita, M. javanica, M. arenaria, M. hapla, M. konaensis
y M. paranaensis (Múnera et al., 2010).
Para el control de nematodos en tomate de árbol, se ha extendido el uso de plantas injertadas como
uno de los componentes considerados dentro del manejo integrado de plagas y enfermedades. Así, el

112
Castro-Quezada, P., Palacios-Valdivieso, A.,Díaz-Granda, L.(2020). Estado actual del uso de marcadores moleculares en el
diagnóstico y control genético de enfermedades del tomate de árbol. Bosques Latitud Cero,10(1),106-119.

portainjertos protege a la planta de los patógenos del suelo incluidos los nematodos, y ayuda a mejorar el
rendimiento a través de la asimilación eficiente de nutrientes. Además, se ha demostrado que prolonga
la vida comercial de los clones, permite cambios en los cultivares de vástagos en plantas ya establecidas
y acelera la reproducción madurez de la planta (Arizala et al., 2011, Vargas et al., 2018).
Algunos estudios han mostrado que diferentes especies solanáceas tienen diferentes respuestas de
resistencia/tolerancia al nematodo agallador (González et al., 2010; Navarrete et al., 2018). Nicotiana
glauca y Solanum auriculatum se han utilizado como portainjertos de tomate de árbol en la región
andina ecuatoriana porque presentan resistencia/tolerancia a M. incognita. La familia Solánacea abarca
especies silvestres que han sido reportadas como resistentes al ataque de agentes patógenos del suelo.
En la Amazonía ecuatoriana existe diversidad en especímenes de esta familia de plantas que han
presentado un bajo número total de nodulaciones (Vargas et al., 2018).
Uso de marcadores moleculares en mejoramiento genético de tomate de árbol
El uso de marcadores moleculares se ha incrementado en el mejoramiento genético de cultivos. Los
marcadores moleculares permiten acelerar la identificación de rasgos prometedores que ayudan a
resolver los problemas relacionados a la resistencia a diferentes plagas y enfermedades (Azofeifa-
Delgado, 2006).
Para el tomate de árbol se han hecho estudios de caracterización molecular utilizando accesiones de
S. betaceum, y accesiones silvestres relacionadas con esta especie (Peñafiel et al., 2007; Enciso et
al., 2010; Acosta-Quezada et al., 2011). Se han evaluado marcadores basados en PCR desarrollados
a partir de genes ortólogos conservados de copia única (COS) para determinar polimorfismos en
características agronómicas y en reconstrucciones filogenéticas a bajo nivel taxonómico (Li et al.,
2008, Enciso-Rodríguez et al., 2010). También se han utilizado marcadores moleculares AFLP y SSR
para caracterizar la diversidad molecular de accesiones de S. betaceum recolectadas principalmente en
Ecuador, con la finalidad de conocer su diversidad genética y establecer una base para la conservación
del frutal. Los resultados mostraron que la diversidad genética es alta dentro de los grupos de cultivares
y baja diversidad entre los grupos (Peñafiel et al., 2007, Acosta-Quezada et al., 2011).
En cuanto al uso de marcadores moleculares en interacciones entre S. betaceum con sus principales
patógenos la información reportada es escasa. Se han reportado polimorfismos con marcadores COSII
para los rasgos de interés como el tamaño del fruto y la resistencia a los patógenos contra la antracnosis
(Pratt et al., 2008). Enciso-Rodríguez et al.(2010) realizaron la caracterización genética de 33 accesiones
de tomate de árbol con marcadores COSII basados en PCR de otras Solanáceas. También se han utilizado
marcadores RAPD (Random Amplification of Polymorphic DNA) (Villares et al., 2018).
Actualmente se vienen desarrollando programas de hibridación interespecífica para obtener cultivares
resistentes con ayuda de marcadores moleculares. Sin embargo, en el caso de la resistencia a plagas y
enfermedades los procedimientos de mejoramiento con marcadores moleculares no son fáciles de ejecutar
debido a la escasa caracterización disponible a nivel molecular con respecto a las interacciones de esta
especie con sus patógenos. Estos programas incluyen varias especies silvestres para la transferencia
de rasgos de interés como resistencia a enfermedades y características que mejoran el rendimiento
de los árboles cultivados, a partir de cruces con especies silvestres como S. acuminata Rusby y con S.
uniloba Rusby (Prohens y Nuez, 2001).

R E V I S T A I N D E X A D A enero-junio 113
BOSQUES LATITUD CERO 2020 Vol.10 (1)
Vol. 10(1), enero-junio 2020 REVISTA INDEXADA
ISSN: 2528-7818
ISSN: 1390 - 3683 BOSQUES LATITUD CERO

En Colombia, estudios realizados sobre la resistencia de tomate de árbol a la antracnosis han señalado
que no existen variedades resistentes (Saldarriaga et al., 2008). Alternativamente, se ha buscado fuentes
de resistencia natural a la enfermedad en otras especies relacionadas como S. uniloba (Lobo et al.,
2011). El material en segregación de la cruza S. betaceum x S. uniloba presentó resistencia efectiva
en campo contra la antracnosis del fruto. Sin embargo, este híbrido tuvo un rendimiento de fruta más
bajo en comparación con otras accesiones (Lobo et al., 2011).
En Ecuador, los segregantes de la cruza entre S. unilobum y S. betaceum presentaron resistencia a la
antracnosis en campo, pero frutos de baja calidad. Además, en el Instituto Nacional de Investigaciones
Agropecuarias (INIAP) se ha realizado la retrocruza entre [(S. betaceum unilobum x) x S. betaceum] x S.
betaceum para recuperar características de calidad del fruto. Las progenies generadas de la retrocruza se
seleccionaron, con base a resistencia, comportamiento agronómico y calidad del fruto y se obtuvieron
genotipos con mejores características de la fruta y distintos niveles de resistentes a la antracnosis. De
estos grupos de segregantes con características deseables se podría seleccionar individuos para ser
utilizados como futuros padres; o, preseleccionados como materiales promisorios para la generación
de nuevas variedades (Viera et al., 2016). También se han realizado trabajos sobre caracterización
agronómica y molecular con marcadores RAPD de cuatro genotipos de Solanum betaceum Cav.
tolerante a Colletotrichum acutatum en Patate. Se encontró cuatro grupos genéticos diferentes y entre
ellos una planta (código 138L2S1) con características deseables para tamaño del fruto, precocidad,
producción y tolerancia a plagas y enfermedades (Villares et al., 2018).
Perspectivas
El uso de marcadores moleculares ha permitido identificar con mayor precisión los agentes causales
de las enfermedades en el cultivo de tomate de árbol, lo cual resulta invaluable para establecer un
mejor plan de manejo en el control de enfermedades. En cuanto a su uso en el estudio del cultivo, los
resultados han presentado una reducida diversidad genética en las plantaciones de S. betaceum en el
Ecuador y constituyen un primer paso para determinar futuras acciones en el mejoramiento de este
cultivo. En un futuro, la caracterización molecular de cultivares o inclusive individuos que podrían
ser considerados como promisorios; mediante diferentes tipos de marcadores moleculares, podrían
servir para seleccionar parentales potenciales para iniciar proyectos de mejoramiento, e inclusive
hibridación para la introgresión de genes de interés en el cultivo.

AGRADECIMIENTOS
Los autores expresan su agradecimiento a la Dirección de Investigaciones de la Universidad de Cuenca
(DIUC) por el financiamiento para realizar este trabajo.

BIBLIOGRAFIA
Acosta-Quezada, P., Martínez-Laborde, J., y Prohens, J. (2011). Variation among tree tomato (Solanum
betaceum Cav.) accessions from different cultivar groups: implications for conservation of genetic
resources and breeding. Genetic Resources and Crop Evolution, 58(6), 943–960.
Arizala, M., Monsalvo, A. and Betancourth, C. (2011). Evaluación de Solanáceas silvestres como
patrones de lulo (Solanum quitoense Lam) y su reacción a Fusarium sp. Revista de Ciencias
Agrícolas, 28,147-160.

114
Castro-Quezada, P., Palacios-Valdivieso, A.,Díaz-Granda, L.(2020). Estado actual del uso de marcadores moleculares en el
diagnóstico y control genético de enfermedades del tomate de árbol. Bosques Latitud Cero,10(1),106-119.

Azofeifa-Delgado, A. (2006). Uso de marcadores moleculares en plantas; aplicaciones en frutales del


trópico. Agronomía Mesoamericana, 17(2), 221-242.
Ayala, M., González, P., Gutiérrez, P., Cotes, J. and Marín, M. (2010). Caracterización serológica y
molecular de potyvirus asociados a la virosis del tomate de árbol en Antioquia (Colombia). Acta
Biol Colomb., 15, 143–162.
Baroncelli, R., Amby, D. B., Zapparata, A., Sarrocco, S., Vannacci, G., Le Floch, G., et al.(2016). Gene
family expansions and contractions are associated with host range in plant pathogens of the genus
Colletotrichum. BMC Genomics, 17, 555. doi: 10.1186/s12864-016-2917-6.
Baroncelli, R., Talhinhas, P., Pensec, F., Sukno, S.A., Le Floch, G and Thon, M.R. (2017). The Colletotrichum
acutatum Species Complex as a Model System to Study Evolution and Host Specialization in
Plant Pathogens. Frontiers in Microbiology, 8, 1-7.
Blank, R. H., Dance, H. M., Hampton, R. E., Olson, M. H. and Holland, P. T. (1987). Tamarillo
(Cyphomandra betacea): effect of field-applied fungicides and post-harvest fungicide dips on
storage rots of fruit. New Zealand Journal of Experimental Agriculture, 15, 191–198.
Bolagay, I., Rueda-Ortiz, D., Soria-Idrovo, N., Tulcan, M., Manjunatha, B., Kundapur, R., Mulla, S and
Naga Raju, M. (2015). Agronomic and molecular characterization of four genotypes of Solanum
betaceum. Cav tolerant to Colletotrichum acutatum from the region of Patate in Ecuador. Journal
of Chemical and Pharmaceutical Research, 7(7), 933-939.
Bucheli, V., González, A., A, guilar, D., Ayala, M., Buitrón, J., Buitrón, M. and Yugcha, C. (2014).
Zonificación agroecológica económica del cultivo de tomate de árbol (Solanum betaceum) en
el Ecuador a escala 1:250.000. Quito.
Cabrera, L., Rojas, P., Rojas, S., Pardo-De la Hoza, C.J., Mideros, M.F., Danies, G., Lopez-Kleinec,
L., Jiménez, P. and Restrepo, S. (2018). Most Colletotrichum species associated with tree
tomato (Solanum betaceum) and mango (Mangifera indica) crops are not host specific. Plant
Pathology, 67(5), 1022-1030. DOI: 10.1111/ppa.12829.
Caicedo, J. D., Lalangui, K.P., Pozo, A.N., Cevallos, P.A., Arahana, A.S., Méndez, K.S. (2017).
Multilocus molecular identification and phylogenetic analysis of Colletotrichum tamarilloi as
the causal agent of Tamarillo (Solanum betaceum) anthracnose in the Ecuadorian highlands.
European Journal of Plant Pathology, 148(4), 983-996.
Cannon, P.F., Damm, U., Johnstony, P.R., y Weir, B.S. (2012). Colletotrichum current status and future
directions. Studies in Mycology, 73, 181–213.
Carrillo, E., Aller, A., Cruz, S. and Álvarez, J. (2015). Andean berries from Ecuador: A review on Botany,
Agronomy, Chemistry and Health Potential. Journal of Berry Research, 49–69. doi:10.3233/
JBR-140093.
Castro, L., Flores, L. and Uribe, L. (2011). Efecto de vermicompost y quitina sobre el control de
Meloidogyne incognita en tomate a nivel de invernadero. Agronomía Costarricense, 35, 21-32.
Castro-Quezada, P., Bravo-Zúñiga C., Cabrera-Cabrera, A., Quillay-Curay, N., Ramón-Montoya, M.,
Belesaca-Morocho, I. and Díaz-Granda, L. (2019). Caracterización morfológica y molecular
del agente causal de la antracnosis en tomate de árbol en Azuay y Loja. Bosques Latitud Cero,
9(1), 1 – 15.

R E V I S T A I N D E X A D A enero-junio 115
BOSQUES LATITUD CERO 2020 Vol.10 (1)
Vol. 10(1), enero-junio 2020 REVISTA INDEXADA
ISSN: 2528-7818
ISSN: 1390 - 3683 BOSQUES LATITUD CERO

Chung, W. H., Ishii, H., Nishimura, K., Fukaya, M., Yano, K. and Kajitani, Y. (2006). Fungicide
sensitivity and phylogenetic relationship of anthracnose fungi isolated from various fruit crops
in Japan. Plant Diseases, 90, 506–512.
Djian-Caporalino, C., Molinari, S., Palloix, A., Ciancio, A., Fazari, A., Marteu, N., Ris, N. and Castagnone-
Sereno, P. (2011). The reproductive potential of the root-knot nematode Meloidogyne incognita
is affected by selection for virulence against major resistance genes from tomato and pepper.
Eur J Plant Pathol 131, 431. https://doi.org/10.1007/s10658-011-9820-4
Duque-Villegas, M., Marín-Montoya, M. and Gutiérrez, P.A. (2017). Genome comparison and primer
design for detection of Tamarillo leaf malformation virus (TaLMV). Archives of Phytopathology
and Plant Protection, doi.org/10.1080/03235408.2017.1370934.
Enciso-Rodríguez, F., Martínez, R., Lobo, M. and Barrero, L.S. (2010). Genetic variation in the
Solanaceae fruit bearing species lulo and tree tomato revealed by Conserved Ortholog (COSII)
markers. Genet Molec Biol, 33, 271-278.
Espinoza, D., Viera, W., Debut, A., Vásquez, W. and Ayala, L. (2017). Diagnosis de virus en tomate de
árbol (Solanum betaceum Cav.) mediante RT-PCR y microscopía electrónica de transmisión en
Pichincha y Tungurahua Provincias de Ecuador. Agronomía Colombiana 35(1), 35-43.
Falconí, C. E., Visser, R. G. F. and van Heusden, A. W. (2013). Phenotypic, Molecular, and Pathological
Characterization of Colletotrichum acutatum Associated with Andean Lupine and Tamarillo in
the Ecuadorian Andes. Plant Disease, 97(6), 819–827.
Gallo-García, Y., Marín-Montoya, M. and Gutiérrez, P.A. (2011). Obtention of specific antibodies
for detection of Tamarillo leaf malformation virus (TaLMV) in tamarillo. Acta Biol Colomb,
16,135–148.
Gan, P., Ikeda, K., Irieda, H., Narusaka, M., O’Connell, R. J., Narusaka, Y., et al.(2013). Comparative
genomic and transcriptomic analyses reveal the hemibiotrophic stage shift of Colletotrichum
fungi. New Phytologist, 197, 1236–1249. doi: 10.1111/nph.12085.
Gan, P., Narusaka, M., Kumakura, N., Tsushima, A., Takano, Y., Narusaka, Y., et al.(2016). Genus-wide
comparative genome analyses of Colletotrichum species reveal specific gene family losses and
gains during adaptation to specific infection lifestyles. Genome Biol. Evol. 8, 1467–1481. doi:
10.1093/gbe/evw089.
García, F., Obando, J., and Betancourt, C. (2004). Reconocimiento de especies de Meloidogyne en
tomate de árbol (Solanum betacea) y lulo (Solanum quitoense) en la zona norte del departamento
de Nariño. Rev. Cien. Agric. 11, 1-12.
Gil, J.F., Ayala, M.L., Marín, M. and González, P. (2009). Serological identification of potyviruses in
tamarillo crops (Solanum betaceum cav.) in Antioquia. Rev Politécnica. 5,112–120.
González, F. M., Gómez, L., Rodríguez, M. G., Piñón, M., Casanova, A., Gómez, O. and Rodríguez Y.
(2010). Respuesta de genotipos de Solanáceas frente a Meloidogyne incognita (Kofoid and White)
Chitwood Raza 2 y M. areanaria (Neal) Chitwood. Revista de Protección Vegetal 25, 51-57.
Gutiérrez, P.A., Alzate, J.F. and Marín-Montoya, M. (2014). Genome sequence of a virus isolate from
tamarillo (Solanum betaceum) in Colombia: evidence for a new potyvirus. Arch Virol., 160,
557–560.

116
Castro-Quezada, P., Palacios-Valdivieso, A.,Díaz-Granda, L.(2020). Estado actual del uso de marcadores moleculares en el
diagnóstico y control genético de enfermedades del tomate de árbol. Bosques Latitud Cero,10(1),106-119.

Gutiérrez, P.A., Alzate, J.F. and Marín-Montoya, M. (2015). Genome sequence of a virus isolate from
tamarillo (Solanum betaceum) in Colombia: evidence for a new potyvirus. Arch Virol 160, 557–560.
Insuasti, M. L., Ochoa, J. B., Martin, R. R., Alvarez, R. A. and Quito-Avila, D. F. (2016). First Report
of Potato virus V and Peru tomato mosaic virus on Tamarillo (Solanum betaceum) Orchards of
Ecuador. Plant Diseases, https://doi.org/10.1094/PDIS-09-15-1063-PDN.

Jaramillo, M., Gutiérrez, P.A., Lagos, L.E., Cotes, J.M. & Marín, M. (2011). Detection of a complex of
viruses in tamarillo (Solanum betaceum) orchards in the Andean region of Colombia. Tropical
Plant Pathology, 36, 3, 150-159.

Kleemann, J., Rincon-Rivera, L. J., Takahara, H., Neumann, U., Ver Loren van Themaat, E., van der
Does, H. C., et al.(2012). Sequential delivery of host-induced virulence effectors by appressoria
and intracellular hyphae of the phytopathogen Colletotrichum higginsianum. PLOS Pathog.
8,e1002643. doi: 10.1371/journal.ppat.1002643.

Kongtragoul, P., Nalumpang, S., Miyamoto, Y., Izumi, Y., & Akimitsu, K. (2011). Mutation at codon
198 of Tub2 gene for Carbendazim resistance in Colletotrichum gloeosporioides causing mango
anthracnose in Thailand. Journal of Plant Protection Research, 57, 377–383.

Li, M., Wunder, J., Bissoli, G., Scarponi, E., Gazzani, S., Barbaro, E., Saedler, H., Varotto, C. (2008).
Development of COS genes as universally amplifiable markers for phylogenetic reconstructions
of closely related plant species. Cladistics 24, 727–745. https://doi.org/10.1111/j.1096-
0031.2008.00207.x.

Lobo A., M., Medina C., C. I., y Cardona G., M. (2011). Resistencia de campo a la antracnosis de los
frutos (Colletotrichum gloeosporioides) en tomate de árbol (Solanum betaceum Cav. Sendt.).
Revista Facultad Nacional de Agronomía Medellín, 53(2), 1129-1142.

Lozada, S., Varón de Agudelo, F. and Gómez, E. (2002). Nematodos asociados al tomate de árbol
(Solanum betacea) en el Valle del Cauca. Fitop. Col. 26(2),93 – 98.

Mejía, D.M., Rodas, E.I., Patiño, L.F., González, E.P. (2009). Effect of Acibenzolar-S-methyl on the
evolution of the virus disease of tamarillo. Agron Colomb. 27, 87–93.

Mosquera-Espinosa, A.T. (2016). Fitonematodos asociados a Cyphomandra betacea (Cav.) Sendtn.,


Solanum quitoense Lam. y Daucus carota L. en el Departamento de Boyacá, Colombia. Acta
Agron. 65 (1), 87-97.

Múnera, G. E., Bert, W., Karssen, G., Couvreur, M., Waeyenberge, L., Vierstraete, A. R., and Decreamer,
W. (2010). Morphological and molecular characterisation of Meloidogyne populations associated
with Andean fruits and Musa plants. Abstract from Onta Meeting, Quito, Ecuador
Navarrete, X., Ron, L., Viteri, P., and Viera, W. (2018). Parasitism of the root knot nematode Meloidogyne
incognita (Kofoid and White) Chitwood in five wild Solanaceae species. Revista Facultad
Nacional de Agronomía, 81,8367-8373. doi:10.15446/rfna.v71n1.67122.
O’Connell, R. J., Thon, M. R., Hacquard, S., Amyotte, S. G., Kleemann, J., Torres, M. F., et al.(2012).
Lifestyle transitions in plant pathogenic Colletotrichum fungi deciphered by genome and
transcriptome analyses. Nat. Genet. 44, 1060–1065. doi: 10.1038/ng.2372.

R E V I S T A I N D E X A D A enero-junio 117
BOSQUES LATITUD CERO 2020 Vol.10 (1)
Vol. 10(1), enero-junio 2020 REVISTA INDEXADA
ISSN: 2528-7818
ISSN: 1390 - 3683 BOSQUES LATITUD CERO

Pardo-De la Hoza C. J., Calderon C., Rincon A.M., Cardenas M., Daniesa G., Lopez-Kleine L, Restrepo
S. y Jimenez P. (2016). Species from the Colletotrichum acutatum, Colletotrichum boninense
and Colletotrichum gloeosporioides species complexes associated with tree tomato and mango
crops in Colombia. Plant Pathology, 65, 227–237.

Peñafiel, N., Arahana, V. and Torres, M. (2007). Evaluación de la diversidad genética del tomate de
árbol (Solanum betaceum) en los cultivos de tres provincias del Ecuador por medio de marcadores
microsatelites. Colegio de Ciencias Biológicas y Ambientales, USFQ.
Pratt, R.C., Francis, D.M., Meneses, L.S.B. (2008). Genomics of tropical solanaceous species: established
and emerging crops. In: Moore, P.H., Ming, R. (Eds.), Genomics of Tropical Crop Plants. Springer,
New York, pp. 453–467. https://doi.org/10.1007/978-0-387-71219-2_19.
Prohens, J. and Nuez, F. (2001). The tamarillo (Cyphomandra betacea). Small Fruits Review, 43-68.
doi: 10.1300/ J301v01n02_06.
Prusky, D., Alkan, N., Mengiste, T., and Fluhr, R. (2013). Quiescent and necrotrophic lifestyle choice
during postharvest disease development. Annu. Rev. Phytopathol., 51, 155–176. doi: 10.1146/
annurev-phyto-082712-102349.
Ramírez, F., Grijalva, R., Navarrete, X. and Guerrero, R. (2015). Nematodos fitoparásitos asociados
con tomate de árbol (Solanum betaceum Cav.) en las provincias de Imbabura. Pichincha y
Tungurahua, Ecuador. Revista Científica Ecuatoriana 2, 48-53.
Ramírez-Gil, J.G., Gil-Aguirre, A. and Morales-Osorio, J.G. (2017). Etiología de enfermedades del
cultivo de tomate de árbol (Solanum betaceum CAV.). Rev. Protección Veg., 32(1), 33-51.
Ramírez, F., Kallaracka, J. (2019). Tree tomato (Solanum betaceum Cav.) reproductive physiology:
A review. Scientia Horticulturae, 248: 206–215.
Rodriguez, R., and Redman, R. (2008). More than 400 million years of evolution and some plants still
can’t make it on their own: plant stress tolerance via fungal symbiosis. J. Exp. Bot. 59, 1109–1111.
doi: 10.1093/jxb/erm342.
Saldarriaga-Cardona, A., Castaño-Zapata, J. and Arango Isaza, R. (2008). Caracterización del agente
causante de la antracnosis en tomate de árbol, manzano y mora. Rev. Acad. Colomb. Cienc,
32(123), 145-156.
Schneider, W., Sherman, D., Stone, A., Damsteegt, V. and Frederick, R. (2004). Specific detection and
quantification of Plum pox virus by real-time fluorescent reverse transcription-PCR. Journal of
Virological Methods, 120, 97-105.
Sivaprasad, Y., Viera, W., Patricia, G., and Orbe, K. (2015). First report of potato virus Y in tree tomato
in Ecuador. Journal of Plant Pathology, 97, S67-S77.

Sivaprasad, Y., Viera, W., Buitron, J., Orbe, K. and Ayala, L. (2016). First report of Potato leaf roll virus
in tree tomato in Ecuador. Journal of Plant Pathology, 98 (1), 171-185.
Spetz, C., Taboada, A.M., Darwich, S., Ramsell, J., Salazar, L.F. and Valkonen, J. P. T. (2003). Molecular
resolution of a complex of potyviruses infecting solanaceous crops at the centre of origin in Peru.
Journal of General Virology, 84, 2565–2578.

118
Castro-Quezada, P., Palacios-Valdivieso, A.,Díaz-Granda, L.(2020). Estado actual del uso de marcadores moleculares en el
diagnóstico y control genético de enfermedades del tomate de árbol. Bosques Latitud Cero,10(1),106-119.

Vargas, W. A., Martín, J. M., Rech, G. E., Rivera, L. P., Benito, E. P., Díaz-Mínguez, J. M., et al.(2012).
Plant defense mechanisms are activated during biotrophic and necrotrophic development of
Colletotricum graminicola in maize. Plant Physiol. 158, 1342–1358. doi: 10.1104/pp.111.190397.
Vargas, Y., J. Nicolalde, W. Alcívar, L. Moncayo, C. Caicedo, J. Pico, L. Ron, and W. Viera. (2018).
Response of wild Solanaceae to Meloidogyne incognita inoculation and its graft compatibility
with tree tomato (Solanum betaceum). Nematropica, 48, 126-135.
Vásquez, U. and Soria C. A. (2017). Nematodos parásitos asociados con tomate de árbol (Solanum
betaceum Cav.) en la sierra del Ecuador. Revista Ecuatoriana De Medicina Y Ciencias Biológicas,
38, 2. doi.org/10.26807/remcb.v38i2.549.
Viera-Arroyo, W., Sotomayor Correa, A.V., Tamba-Sandoval, M.V., Vásquez-Castillo, W.A., Martínez,
A.M.,Viteri-Díaz, P.F. y Ron, L. (2016). Estimación de parámetros de calidad del fruto para
segregantes interespecíficos de tomate de árbol (Solanum betaceum Cav.) en respuesta de resistencia
a la Antracnosis (Colletotrichum acutatum J.H. Simmonds). Acta Agronomica, 65(3), 304-311.
Villares-Jibaja, M.X., Sánchez-Morales, J.A., Viera-Arroyo, W.F., Soria-Idrovo, N.A., Sotomayor-
Correa, A.V., Yanez-Silva, D.F. and Martínez-Mora, E.O. (2018). Caracterización morfológica
de frutos de tomate de árbol (Solanum betaceum cav.) de una población. Revista de Investigación
Talentos Volumen, 5(1), 9-19.
Vizuete, B., Insuasti, M.L., Ochoa, J. and Ellis, M. (1990). Biological and serological characterization
of tree tomato virus diseases in Ecuador. INIAP, Ohio State University.
Yeturu, S., Viera, W., Garrido, P. and Insuasti, M. (2016). First report of Tomato spotted wilt virus
infecting tree tomato (Solanum betaceum Cav.) in Ecuador. Journal of Plant Pathology, Vol.98
No.3 pp.691 ref.1.

R E V I S T A I N D E X A D A enero-junio 119
BOSQUES LATITUD CERO 2020 Vol.10 (1)
R E V I S T A I N D E X A D A

BOSQUES LATITUD CERO


Revista científica digital de publicación periódica semestral , editada
por docentes de la Facultad Agropecuaria y de Recursos Naturales
Renovables de la Universidad Nacional de Loja, cuyo objetivo es
contribuir al conocimiento científico y tecnológico, con enfoque
multidisciplinario en los campos de la Silvicultura, Recursos Naturales
Renovables, Producción Forestal, Biodiversidad, Productos Forestales
Maderables y No Maderables, Tecnologías de la Madera, Cuencas
Hidrográficas, Recursos Hídricos, Industrias Forestales, Agroforestería
y Silvopasturas, Desarrollo Socioeconómico Rural, Genética y
mejoramiento Forestal-Agrícola, Plagas y Enfermedades Agrícolas,
Ordenamiento Territorial, Restauración Ecológica y Cambio Climático,
entre otros, aportando al desarrollo y fortalecimiento de la investigación
en el país.

“Bosques Latitud Cero” publica trabajos originales, bajo la res-


ponsabilidad de sus autores de temas académicos y de investigación
científica. Es un espacio para la difusión y transferencia de resultados
de conocimiento e innovación, cuya cobertura temática va dirigida a Diseño, Diagramación y Portada:
profesionales y estudiantes que gustan de estas ciencias.

Diseño, Diagramación y Portada:


Ing. Vinicio Alvarado Jaramillo
Volumen Diez, Número 1.
Diseño de logotipo:
ISSN: 2528-7818
Ing. Vinicio Alvarado Jaramillo
ISSN 1390-3683 Fotografía:
Periodicidad: Semestral Ing. Nelson Jaramillo
Publicación: Digital Revisión de Abstract:

Dirección: Av. Pío JaramilloAlvarado y Reinaldo Espinosa, La Ing. Clemencia Herrera


Argelia Institución Editora:

PBX: (593) 07 - 2547252 Universidad Nacional de Loja


Código Postal:
Página Web: www.revistas.unl.edu.ec
110150
Esta obra está sujeta a la licencia Reconocimiento No Comercial/Sin Obra Derivada 4.0
Internacional de Creative Commons. Ciudad: Loja
Para ver una copia de esta licencia visite: Parroquia: San Sebastián
http://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/4.0/
Teléfono: (+593) 07 - 2547275
e-mail: bosqueslatitudcero@unl.edu.ec

Indizada/Resumida en Latindex-Directorio HERBARIO REINALDO ESPINOSA


LA ARGELIA LOJA - ECUADOR
Folio: 16056

También podría gustarte