Está en la página 1de 2

10 Estupendos Consejos para Fotografiar Siluetas o

Contornos
Normalmente, en situaciones de contraluz, es recomendable utilizar el
flash de relleno para iluminar el objeto que forma el punto de interés de
la fotografía. Pero hay ocasiones en las que nos puede interesar
mantener esa oscuridad en el objeto para recoger su silueta o
contorno. Te damos algunos consejos al respecto.

El uso de las siluetas son


una muy buena manera
de potenciar las
emociones que
deseamos transmitir en la
fotografía, tales como misterio, emoción o drama, mediante una
combinación de simplicidad e información de la situación que
transmitimos. Únicamente transmitimos una pequeña parte de la
información, permitiendo al espectador imaginar lo que falta.

Técnicamente, la manera de conseguir este tipo de fotos


consiste en situar al sujeto del que únicamente queremos
mostrar su silueta frente a una fuente de luz, forzando a nuestra cámara a medir la exposición en la parte más
clara del encuadre (la luz de fondo) y no en el sujeto de la imagen.

De este modo conseguiremos que el fondo quede correctamente expuesto, dejando el sujeto subexpouesto,
ocultando más información si cabe que la que mostraríamos en otro caso.

Consejos para obtener buenas siluetas


Algunos factores clave a tener en cuenta a la hora de hacer la
fotografía son los siguientes:

1. Elige bien el sujeto. Cualquier elemento es susceptible


de ser recogido a contraluz, pero hay elementos cuyo
contorno es más fácilmente reconocible que otros. Trata de
buscar sujetos cuya silueta permita el reconocimiento
inmediato, evitando aquellos en los que otros factores como
pudiera ser el color sean determinantes para este
recopnocimiento.
2. Apaga el flash. En algunas cámaras el flash veine
configurado en un modo automático que hace que salte
cuando detecta una situación con poca luz. Si utilizamos el flash, éste iluminará el sujeto en primer plano y
no nos permitirá conseguir el efecto deseado.
3. Mide correctamente la luz. Asegurate de que el sujeto
está situado entre tu cámara y la fuente de luz. Realiza la
medición sobre la fuente de luz y no sobre el sujeto. Una
fuente de luz que da resultados espectaculares es el
amanecer y el atardecer, pero en principio, cualquier fuente
de luz sirve para conseguir el efecto deseado.
4. Encuadra la imagen. El resultado final va a depender
mucho del correcto encuadre que hagas de la imagen.
5. No mezcles siluetas. Si vas a incluir en tu fotografía
más de una silueta, asegurate de que los sujetos estén
separados, de modo que el espectador pueda interpretar cada silueta por separado. De lo contrario, es
probable que se mezclen las dos siluetas y cueste entender que hay detras de la sombra.
6. Retrata a las personas de perfil. Esta
recomendación tiene aplicación para siluetas de rostros en
primeros planos, en los que elementos como la nariz, la
boca o las cejas nos darán más información a la hora de
reconocer a la persona que si tomamos la foto de frente o
de espaldas.
7. Si disparas en modo automático. Muchas cámaras
realizan una medición promediada de la luz, que puede
acabar en una subexposición del fondo y una
sobreexposición del sujeto. Mide la luz en la parte más
luminosa, y encuadra después.
8. Si disparas en modo manual. Si tu cámara permite
configurar la manera de medir la luz, prueba con mediciones al "Centro" o al "Punto". Este tipo de ajustes
permiten un ajuste más fino de las condiciones de luminosidad.
9. Utiliza una profundidad de campo lo mayor posible. De este modo conseguirás que tanto el
fondo como el sujeto salgan enfocados en la medida que tu cámara lo permita.

Ahora te toca a tí
¿Quieres mostrarnos los resultados de tus propias pruebas? Hemos creado un hilo en el foro para que
publiques tus fotografías utilizando esta técnica.